You are on page 1of 5

Torres García María Elena

¿Quién pensaría en la actualidad en un desarrollo estabilizador en México?...Muchas personas podrían pensar que en el país nunca ha habido, ni habrá un desarrollo que estabilice a la nación. Esta idea es errónea, en el futuro es incierto lo que pueda suceder, aunque es claro que un desarrollo para el país se torna difícil, pero en cuanto al pasado, si hubo una época en la que México logró un importante desarrollo, lo que conocemos como El Milagro Mexicano. Este tiempo se caracterizó por un gobierno estable, por un estado que gastaba lo prescindible, por un país lo que tenía le un comportamiento tener esa conservador, atrás. Pero estos no fueron los únicos motivos, si bien fue importante que internamente el país estuviera en condiciones que le permitieran tener un crecimiento, también hubo factores externos que favorecieron el desarrollo y la estabilización en México, como la segunda guerra mundial y la guerra civil española. El desarrollo estabilizador se comprende entre 1950 y 1970, en estas dos décadas México se logra consolidar como un país estable, un país sólido y seguro en cuanto a cuestiones económicas sociales y políticas. Un tiempo que ha recibido varios nombres, como El Milagro Mexicano, Proteccionismo, Sustitución de Importaciones y quizá otros más refiriéndose a esta época de crecimiento y firmeza. Este modelo buscaba tener estabilidad para el desarrollo económico continuo. Éste desarrollo que se logro, se venía buscando desde muchos años que permitió

estabilidad que se venía buscando desde años

Torres García María Elena

atrás, después de que se diera la crisis económica mundial, México buscó ese crecimiento, basándose principalmente en el sector agrícola. Fue una época sobresaliente en la historia económica de México. El producto interno creció, el análisis de esos logros puede ser materia de interés para el estudio de la política económica de esa época. Es de gran importancia para el presente y el futuro, en especial para los individuos de acción y para los responsables de conducir las políticas públicas. De él, se desprende un listado de estrategias para avanzar en objetivos que todos compartimos hoy, como elevar los salarios, aumentar los ingresos de la población, crear mayor empleo y lograr que la producción avance con mayor rapidez que la explosión demográfica. La finalidad última del desarrollo estabilizador fue estimular la inversión productiva y el empleo. Después de la gran depresión económica de 1929, cuyos efectos duraron hasta 1933, México inició una etapa de crecimiento económico, en donde se priorizaba la inversión en el sector agrícola, porque la exportación de productos primarios tenía mercados seguros y producía divisas (moneda extranjera o títulos de crédito amparados por la misma) a un nivel aceptable. Al iniciarse el sexenio de Ávila Camacho, el estado toma la decisión de dar el giro e iniciar ya un cambio significativo en la política económica y comienza, por lo tanto, a promover, con diferentes medidas, el desarrollo industrial del país. Ciertamente las primeras formulaciones gubernamentales en ese sentido se hicieron durante el periodo presidencial de Lázaro Cárdenas (1936-1940), pero fue Ávila Camacho quien pudo establecer un impulso a la industrialización. A partir del gobierno de Miguel Alemán (1946-1952) el impulso industrializador fue aún mayor y se depositaba en la industria la esperanza de la creación masiva de riqueza, que conseguiría avances sin precedentes en el

Torres García María Elena

desarrollo

nacional.

Estas

ilusiones

servirían

después para dar sustento a la mayor intervención del estado como regidor de la economía. El desarrollo estabilizador (1950-1970), fue un periodo en el que el PIB creció el 4% aproximadamente y la inflación alrededor del 3%. La economía mostraba tasas de crecimiento y tipo de cambio estable, el déficit era controlado gracias a los ingresos por la venta de petróleo, esta situación hizo que la economía mexicana fuera dependiente a la exportación del petróleo. El desarrollo estabilizador marco de forma significativa la historia política y económica de México. Partiendo de los aspectos divulgados en este trabajo, cabe destacar que fue determinante para la internacionalización y creación de productos mexicanos. También fue determinante para el desarrollo del país, ayudando a establecer nuevas políticas de comercialización en cuanto a relaciones externas e internas, con lo que se dio un mejoramiento del país. Este desarrollo permitió que hubiera una mayor inversión extranjera, permitiendo desarrollar empresas nacionales, las políticas reguladoras fueron indispensables en la industrialización y modernización del país. Pasamos del campo a la ciudad, se urbanizo parte de la ciudad, pero al mismo tiempo se incremento la inversión el sector agrícola, los cultivos y los productos que se extraían de esta actividad, llevaron a México alrededor del mundo dejando una imagen ante el, que no se había podido establecer tiempo atrás. Esta imagen perduro y se pudieron obtener aspectos positivos para el país. Si el incremento

Torres García María Elena

del PIB (producto interno Bruto) era cuestionado, ahora conocemos los motivos de haber sido en ese tiempo el más alto en América Latina. La política y economía del país no se pudo haber visto mejor que en esos años, la economía tuvo alcances que no se imaginaban años atrás, las nuevas políticas establecidas eran, sin duda alguna, de modernización, de cambio, de esa industrialización el la que se encontraba el país. La nacionalización, la mexicanidad promovida era muestra de que el país pasaba por buen momento, era ejemplo de lo que estaba sucediendo, plasmaba los beneficios y aspectos positivos que estaba viviendo la sociedad nacional, también daba una nueva concepción del país. En el sexenio de Luis Echeverría disminuyo el crecimiento económico, el gasto del gobierno era mayor al de sus ingresos. Ante esto se respondió con la intervención del estado en la economía, ya que se creía que si se controlaba la información se tendría un país prospero después guerrillas fuga de de la matanza al que de los estudiantes del 68 y el brote de obligaron capitales gobierno llevo al aumentar el gasto publico provocando agotamiento de la reserva, acto que llevo a una devaluación, el aumento en el precio de petróleo y la recesión mundial también contribuyeron a la crisis. El error, fue que México se quedo estancado en este modelo, no fue más allá, se quedo pasmado con los beneficios obtenidos, creyendo que ese modelo funcionaria por muchos años, pero esta de más mencionar que esto no es así. El desarrollo estabilizador mexicano es un periodo en le que el país logra tener seguridad en si mismo, pero esta seguridad será la que después los lleve al desequilibrio, ya que no buscaron mejorar, sino que se quedaron con la idea de que ese era el modelo ideal para el país, y ya no

Torres García María Elena

avanzaron en el desarrollo mundial, lo que los llevo a estancarse y desestabilizar a la nación. Todo el periodo marcho satisfactoriamente, lentamente se veían los beneficios, los bienes que trajo consigo el desarrollo estabilizador, lo que los hizo caer en exceso de confianza, y no vieron mas allá de este modelo, fue cuando todo se vino abajo nuevamente, fue cuando se empezó ahora con una disputa por el modelo que seguiría, y que fuera aplicable a la nueva imagen y características en las que se encontraba el mundo.