You are on page 1of 90

Nuevo testamento

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús:
Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo

2012

Michael Williams

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

37

MATEO Cumplimiento de la “Tora” Ley

Este libro, fue nombrado por un colector de impuestos que se convirtió en apóstol, es un comienzo muy adecuado al Nuevo testamento porque se trata de todo lo concerniente a la nueva vida en Cristo— una vida sorprendentemente, descrita ya en el viejo testamento como la Ley. Mateo escribió predominantemente para lectores judíos, para mostrarles como la ley que ellos tanto apreciaban hallaba su cumplimiento finalmente en Jesús. Pero Jesús interpretó la ley en una manera que estos lectores no esperaban. Ellos habían hecho de la ley una prisión, interpretándola como un medio de conseguir un fin incierto en lugar de verla como una provisión graciosa por el creador, para guiar a sus criaturas a entrar en una posible experiencia humana en comunión con él y con los demás. Por sus palabras y su vida, Jesús haría de esta meta positiva de la ley algo bien sencillo para ellos y también la haría más sencilla de completar. El pagaría por todas sus violaciones del propósito relacional de la ley y al mismo tiempo cumpliría su propósito relacional al darse a sí mismo como un sacrificio. Tema del libro Jesús es el nuevo Moisés quien reinterpreta la “Tora” Ley A semejanza de Moisés, Jesús vino como un libertador para su pueblo de sus ataduras a la ley a un lugar de vida abundante. Ese lugar se encuentra en comunión con él. Y cuando la ley es correctamente entendida, esta señala a la misma cosa. Algunos judíos, por lo menos, habían perdido el punto. Se habían enfocado de una manera tan cerrada en la ley que no podía ver la expansiva vida a la cual apuntaba. Ellos eran como alguien que se para demasiado cerca de una pintura impresionista. Cerca de este estilo de pintura todos los pequeños puntos, pinceladas y trazos de puntura parecen ser una mezcla aleatoria de colores no relacionados. Pero en la medida en que te vas alejando, una coherencia mayor y un propósito de todos esos detalles entran en enfoque. Jesús guio a sus oidores a este nuevo punto de fuga, explicándoles el significado más profundo de la ley: “Oísteis que fue dicho a los antiguos… Pero yo os digo que” (5:21-22, 27-28, 33-34, 38-39, 43-44). La ley siempre fue intencionada para guiar a los seres humanos a entrar a una relación más profunda con su creador y, consecuentemente, los unos con los otros. El pecado había evitado que esto sucediera. Jesús vino a librarnos de la condenación y el poder del pecado, de manera que lo que alguna vez era algo imposible de lograr ahora se convertía en algo

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

2

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams posible, por causa de su poder divino, de su autoridad, y presencia continua con su pueblo, por medio de su espíritu morando en medio de ellos de una manera permanente. Pasaje para memorizar: Mateo 28:18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. En el primer verso de su evangelio y frecuentemente a través de todo el libro, Mateo describe a Jesús como al Mesías, o el Cristo. Como lo hace bien claro el pasaje de memorizar, este título significa que Jesús es la autoridad divinamente instituida y es el agente señalado de la obra redentora de Dios. Esta obra redentora involucra la restauración, el mejoramiento, y perpetuación de la relación con Dios, dadora y sustentadora de vida. Una relación saludable con Dios la cual es referentemente inseparable a una relación saludable con todos aquellos que están hechos a imagen de Dios. Por su puesto, que como Jesús mismo dijo “De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. (22:36-40). Estos maravillosos objetivos de la ley no sólo son en un sentido eliminados por la obra redentora por Jesús, sino que finalmente es lo que la hace posible de cumplir! Deberíamos notar que en los últimos versos de su evangelio, Mateo registra a Jesús enseñándoles a sus discípulos a “que guarden todas las cosas que os he mandado”. Es en medio del contexto de vivir una vida regida por los parámetros de la instrucción divina, es que encontramos nuestro más profundo contentamiento. Y las últimas palabras de su evangelio, nos recuerdan que nuestra habilidad de hacerlo viene de la promesa: “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” El lente de Jesús Al presentar su perspectiva particular de las buenas noticias, Mateo se enfoca en el doble papel de Jesús como Mesías (Divinamente señalado, Un tipo de libertador como Moisés) y como un maestro (Un dador de la ley al estilo de Moisés). Estas dos ideas están combinadas en el verso 23:10 “porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.” Al citar el antiguo testamento más que cualquier otro autor del Nuevo Testamento, al indicar repetidamente lo que estaba escrito en el Antiguo testamento, encontrando su realización en la vida y ministerio de Jesús, y al estructurar su evangelio en unos 5 discursos claves (como un paralelo con los cinco libros de Moisés), Mateo hace bien clara su perspectiva singular: Jesús cumple todas las profecías del Antiguo Testamento. El cumple todas sus demandas, y cumple su intención. El no vino a reemplazar la revelación del Antiguo Testamento con algo diferente, sino que Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 3

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams hizo que sucediera la intención y el propósito del Antiguo testamento para que se cumpliera finalmente. “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir” Mateo 5:17 Jesús cumplió la Tora o la ley, de Moisés. El cumplió su intención, la cual era muy diferente de lo que los maestros de la ley interpretaron y enseñaron. La Tora, como Jesús la describió, no estaba intencionada para ser una barrera para impedir la vida, sino una barrera para mantener la muerte fuera. No estaba intencionada para ser un enemigo de la vida, sino para dar una descripción de lo que era la vida. Jesús reinterpreta la ley de Moisés, al levantar las capas de pintura que aplicaron los líderes religiosos, que impedía que se revelara su belleza y carácter original encubierta. Después de restaurada a su gloria original, la ley emerge como una descripción de la experiencia de vida humana más profunda posible con nuestro Creador y con aquellos que son portadores de su imagen. Porque Jesús revela perfectamente esta clase de vida, y porque el es el único que la hace posible para nosotros, el es el cumplimiento y el enfoque de todo el Nuevo Testamento. Esta es una buena noticia, digna de explorar y experimentar!. Implicaciones contemporáneas En medio de un mundo lleno de relaciones estropeadas, promesas incumplidas, sueños rotos, ¿A quién no le gustaría experimentar algo completo y saludable? Afortunadamente, nosotros no tenemos que confiar en nuestros esfuerzos propios superficiales para obtener esto. Cuando hacemos de Jesús nuestro representante, al depositar nuestra fe en él solamente para la salvación, el castigo que él llevó por causa de nuestra relación infiel con Dios, se nos aplica a nuestro favor. Nuestra relación con Dios es asegurada por la fidelidad relacional de Cristo con Dios. Esa relación permanece tan segura e inquebrantable, como completa y saludable, por su obediencia perfecta. “porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.” (Romanos 10:4) Nuestro deseo de realzar y cultivar nuestra segura relación con Dios, que el Salvador ha logrado para nosotros por su adherencia a la prescripción dadoras de vida de la ley, nos motivaran a desear parecernos cada vez más a él. Una vida que se vive en la manera en que nuestro Señor ha demostrado y cumplido, a saber, que nuestra relación con Dios se profundice y esté acompañada por una relación creciente con aquellos que portan su imagen. El espíritu que mora en aquel que ya cumplió todo esto, nos da la habilidad de darnos cuenta de este intento.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

4

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Preguntas de enganche ¿Eres una buena persona? ¿Qué es lo bueno? ¿Describes “lo bueno” en términos de acciones o de la persona? ¿Puede alguien hacer suficiente bien las cosas como para compensar por lo malo? ¿Cómo es que lo bueno es suficientemente bueno? ¿Cuál es el estándar? ¿Es posible para ti llenar tus estándares o los de Dios? ¿Cuál es el objetivo de los estándares? ¿Cómo ese objetivo se cumple en Cristo? ¿Hay algún uso para la ley de Dios en la vida cristiana de hoy? ¿Por qué encomendaría Jesús a sus discípulos a “obedecer todo lo que yo te he mandado hacer? Con frecuencia tenemos una perspectiva negativa de la ley. La vemos como restrictiva y de algún modo limitativo de vida. Pero Jesús re interpretó la ley para mostrarnos que ella hacía énfasis hacia la misma vida vibrante que el ofrecía. La ley nos muestra cómo disfrutar la vida saludable que Dios desea para nosotros y para evadir las enfermedades fatales que resultan del pecado. La muerte de Jesús ha provisto el suero antídoto contra la mordida del pecado, pero todavía hay mas por vivir que simplemente evitar la muerte. A través del poder del espíritu de Cristo, nosotros podemos seguir la dirección de Dios hacia la vida extrema y extraordinaria, que existe en relación con él.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

5

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

38

MARCOS El Siervo sufriente

Marcos fue un acompañante del apóstol Pedro, quien registró las reflexiones y comentarios concernientes a la vida y ministerio de Jesús. Las cosas no habían terminado bien para Pedro. La tradición sostiene que el fue crucificado en Roma. Y para los cristianos en Roma a los cuales Marcos estaba escribiendo, las cosas no les estaban resultado bien tampoco. Estaban padeciendo severas persecuciones. Parecía haber demasiado malas noticias y no mucho evangelio, ni buenas noticias tampoco. Marcos recuerda a los creyentes de sus días y los de hoy que de la misma manera en que Jesús sufrió, así mismo, los que los siguen no deberían sorprenderse de enfrentar sufrimiento. Pero la vida de sufrimiento que Jesús logró por nosotros es una tal, que bajo ninguna circunstancia, por más dolorosa que sea, puede alguna vez extinguirse. Tema del libro Jesús es el hijo del hombre sufriente Los cristianos en Roma estaban viviendo en una de las ciudades más progresivas, de alto nivel, cosmopolitas, en el mundo. Era muy fácil para ellos ser arrastrados hacia el sistema de valores de sus conciudadanos, por lo cual, las cosas como vacaciones en la playa, servicios públicos, y cenas exclusivas que definían la riqueza de la vida. Pero todas esas cosas podían cambiar con el viento, y el viento había cambiado para los cristianos romanos. El emperador Nerón los había elegido convenientemente como para ser chivo expiatorio para cubrir el descontento público causado por su propio liderazgo incompetente. Quemaba los cristianos vivos y los abusaba de todas maneras a fin de desviar la atención sobre su persona. Fue un tiempo confuso y desalentador para los creyentes. Pero Marcos los estimulaba a recordar que su verdadera vida se encontraba en comunión con Dios a través del sacrificio de su Hijo, y que en convertirse cada vez más a semejanza del hijo de Dios significaba estar listo y dispuesto a servir a otros de la manera que él lo hizo, aún cuando pudiera costarlo todo. Pasaje para memorizar: Marcos 10:45
Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en Traducción 2012 6 rescate por muchos. cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Jesús enseñó que al dar nuestras vidas nos encontraremos con la vida (8:35). Para los cristianos cuyas vidas estaban en peligro, se trataba de una verdad profunda. Nadie podía tomar de ellos lo que ya estaban dispuestos a dar. El error de Nerón fue pensar que al quitarles a los cristianos creyentes las cosas que todas las demás personas valoran más, incluso la vida misma, podía detener un movimiento que no tenía ninguna conexión necesaria a tales cosas. Jesús había alcanzado la vida eterna para los creyentes y la comunión con Dios que ningún tirano con esquemas viciosos, que ninguna opresión horrible, ni tampoco la cultura y ni el sufrimiento angustioso de los cristianos, podía alguna vez tocar. De hecho una buena noticia para los creyentes cuya fe en Jesús los estaba llevando a experimentar las mismas cosas. De hecho, es a través del sufrimiento del Rey de reyes, que finalmente se gana la victoria sobre las cosas que se produzca el sufrimiento. El Sufrimiento de Jesús, irónicamente, es "el principio de la buena nueva" (1:1) El inicio de las buenas nuevas de liberación para nosotros. El lente de Jesús Marcos describe a Jesús por medio de dos títulos, el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre. El primer título enfatiza la autoridad divina de Jesús. Él es el Mesías divinamente autorizado y designado. (1:1), quien demuestra su poder divino al expulsar a los espíritus malignos (1:128, por ejemplo), sanando a los enfermos (1:29-34, por ejemplo), calmando una tormenta (4:35-41), resucitando a los muertos a la vida (5:21-43), en la alimentación de miles de personas con restos de comida (6:30-44; 8:1-9), caminando sobre el agua (6 :45-52), y al resucitar el mismo de entre los muertos (16:1-8). El segundo título, el Hijo del Hombre, enfatiza el deseo de Jesús de experimentar la humanidad por amor a nosotros. Lo hace no sólo por convertirse en un ser humano, sino al convertirse en un siervo de los demás seres humanos. Y él no sólo se convierte en un siervo, sino en un siervo sufriente (8:31; 9:31; 10:33-34), que dio su vida para que podamos tener una relación duradera con Dios (14:2124). Puede parecer extraño que el Rey de reyes se convirtiera en un siervo sufriente de todos. Pero como el apóstol Pablo explica más adelante al rey Agripa, Este acto redentor y restaurador de Dios, lleno de gracia, sólo era lo que el Antiguo Testamento había señalado siempre que: “Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, perseveró hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder: Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.” Hechos 26:2223

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

7

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams El Hijo de Dios se hizo carne en Jesucristo, se hizo el Hijo del Hombre, para sufrir por amor a nosotros. El apóstol Pedro pasó mucho trabajo dándole vueltas en su cabeza sobre esta idea. De hecho, cuando Jesús enseñó que él no asumiría inmediatamente su lugar legítimo de autoridad, sino que "sufriría muchas cosas" Pedro no podía soportarlo. Él tenía que poner a Jesús en otra dirección. Pero Jesús tuvo que corregir a Pedro. Le explicó que no sólo era necesario que en el plan redentor de Dios, en el que Jesús sufriera en nuestro nombre, sino que también, era necesario que cualquier persona que quería ser su discípulo, debería sufrir también (8:31-34). Implicaciones contemporáneas Si nuestro Señor sufrió en el curso de su obra redentora, entonces es al menos concebible que aquellos que están llamados a participar en esa labor deben experimentar lo mismo. Jesús deja claro que los que le siguen que, como él, sean "el servidor de todos", incluso si ese servicio se produce a costa de nuestras vidas (8:35; 10:44). Más tarde, cuando la realidad del sufrimiento en el servicio de Dios y otros comenzó a golpear la joven iglesia, el apóstol Pablo les recordó que todo eso viene con el territorio. “Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él.” Filipenses 1:29 Debemos anticipar y estar dispuesto a sufrir como consecuencia de nuestra fe en Jesucristo y nuestro servicio a él. Sólo cuando nuestra fe o la comunicación de las buenas nuevas nos empieza a costar algo es que podemos ver qué tan fuerte o real es. Por desgracia, la fe en Jesús y hablar de la necesidad y el camino a la salvación son cada vez menos tolerados en muchas culturas. A medida que aumenta la resistencia y aumenta la oposición, nuestra disposición a sacrificarnos y sufrir por la verdad se mostrará y nuestro parecido familiar a Jesús, quién está trabajando a través de nosotros por su Espíritu, continuará realizando su obra redentora. Preguntas de enganche Haz pasado por tiempos difíciles que te han hecho cuestionar tu fe? ¿Es justo que Dios permita que sus hijos experimenten problemas? ¿Es correcto que Dios permita que su propio Hijo experimentara problemas? ¿Puede el sufrimiento incluso llegar a ser bueno? ¿Cómo el sufrimiento encaja en tu comprensión de la salvación y el servicio? ¿El resultado del sufrimiento es la salvación? ¿El resultado de la salvación es el sufrimiento? En nuestra conveniencia-orientada a los valores de ocio, En medio de una cultura en busca de comodidad, la idea de que el sufrimiento es un medio de santificación, nunca podría ser presentada como "bueno" y es difícil de aceptar. Pero Jesús nos muestra que incluso uno con su autoridad divina tuvo que sufrir para lograr un tremendo bien, nuestra salvación! A Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 8

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams nadie le gusta sufrir. Ciertamente, ninguna persona en su sano juicio lo buscaría. Incluso Jesús oró, para que en lo posible, el cáliz de su sufrimiento fuera quitado (14:35-36). Pero cuando nuestra salvación o la salvación de los demás, está en el otro lado del sufrimiento, nosotros, siguiendo el camino del Señor y sobre la base de su fuerza, no deberíamos dudar en sumergirnos en él. Por otro lado, Jesús nos asegura, que hay vida, honor y bienvenida divina aún en medio del sufrimiento. (8:35; 9:35, 37; 10:29-31, 43-44).

39

LUCAS Salvación costosa

Lucas es el único autor gentil de los libros del Nuevo testamento. El establece que el propósito de su narrativa era establecer un recuento ordenado (para una persona llamada Teófilo) de las cosas que había sido enseñado por “aquellos que fueron los primeros testigos y siervos del mundo” (1:2). Por causa de que Lucas es un doctor (Colosenses 4:14), su perspectiva singular sobre la vida y ministerio de Jesús involucra un diagnostico del problema del pecado. La prescripción para el tratamiento por el pecado (incluyendo el tremendo costo físico que requería el tratamiento), y el pronóstico para aquellos quienes habían sido salvos de la malignidad del pecado. Lucas presenta a Jesús como el gran médico quien trae el único remedio salvífico para aquellos que están perdidos por la plaga del pecado. Tema del libro El hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas nos permite sentarnos en la oficina de su evangelio y anuncia las malas noticias para nosotros. El pecado nos ha infectado, y es una enfermedad terminal. Desafortunadamente, es a menudo mal diagnosticado, o fallan enteramente para detectarlo, ya sea por sus víctimas y/o por los profesionales que deberían estar cualificados para hacerlo. Los fariseos y los maestros de la ley, los expertos con credenciales especializados en el pecado y en su tratamiento, estaban fallando aún en reconocer que ellos estaban también contaminados por él. Y si el pecado era una enfermedad pandemia entre los judíos, quienes tenían la revelación divina para guiarlos, cuanto más indefensos estaban los gentiles en contra de su contaminación? La única cura para esta enfermedad rampante es un ser humano que sea inmune a este. Este tendría que ser un ser humano perfecto, un ser humano divino. Lucas describe en detalles acerca de la venida de este salvador (1:26-38; 2:1-21). Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 9

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Pasaje para memorizar: Lucas 19:10 “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.”

En Jesús, “Dios vino a ayudar a su pueblo” (7:16). La primera cosa necesaria para el empezar el proceso de administrar un tratamiento curativo para los afligidos, que reconozcan que están enfermos y en necesidad de sanidad (5:31-32) así que Jesús enseñaba infatigablemente de la necesidad de hacer un auto examen espiritual honesto. (por ejemplo, 5:36-39; 6:20-26, 41-50; 7:40-47; 8:4-15). Aún así, para este médico humano divino, poder efectuar la cura para aquellos que de otra manera perderían ante el debilitante y finalmente letal poder del pecado, el tendría que sufrir y morir. (9:22, 44; 17:25; 18:31-33). El pecado ha invadido a toda la raza humana. Combatir efectivamente esta infección sistémica requeriría nada menos que la vida de un representante sin pecado, para toda la raza humana, sin pecado. El lente de Jesús Jesús saca a la luz al pecado de cualquier lugar que se esconda en nosotros y de cualquier rincón de la sociedad. El se asoció con colectores de impuestos, y pecadores (5:30); 15:2), con Judíos y no judíos (2:32), con líderes religiosos (14:14-23), y con aquellos que eran rechazados por los líderes religiosos (8:43-48). Para demostrar su poder y autoridad sobre el efecto final del pecado, el liberta a su pueblo de sus efectos inmediatos. Jesús expulsa a los espíritus malignos (4:33-35), sana “varias clases de enfermedades” (4:40; 5:15), y levanta a los muertos (7:11-14; 8:40-42, 49-55). De hecho, Jesús explícitamente une estas dos facetas de la sanidad cuando lo hace con un hombre paralítico (5:17-25). La motivación para esta búsqueda y salvación es simplemente, pero de manera incomprensible, el amor de Dios por nosotros. En una serie de parábolas involucra la recuperación de cosas perdidas o personas (15:1-7, 8-10, 11-32), Jesús revela que Dios se regocija cuando una persona es extraída de las garras mortales del pecado y restaurada a una vida con él. Al igual que el objetivo de las drogas para tratar el cáncer, Jesús apunta a su vida en contra del cáncer del pecado. El nos busca para salvación y busca el pecado para su erradicación, aunque le costaría su propio cuerpo y sangre. “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.” Lucas 22: 19-20. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 10

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Implicaciones contemporáneas Lucas el médico, había diagnosticado el problema y prescrito la cura divina. Pero, al igual que cualquier buen doctor, el nos deja con un diagnóstico. Aquellos que han sido buscado y sanados por medio del sacrificio del propio hijo de Dios empezarán a transformarse a semejanza de ese hijo. Por causa de que ese espíritu mora en nosotros el está re secuenciando nuestro código espiritual genético. Seguiremos en el camino de Jesús que el ha limpiado, aún hasta el punto de la muerte (9:23-24), mientras vamos y proclamamos arrepentimiento y el perdón de los pecados a todas las naciones (24:46-47). Lucas era uno del los compañeros de viajes del apóstol Pablo y había visto de primera mano, cuantas cosas serían necesarias para que la aplicación de la cura por el pecado pudieran necesitar los cuidadores espirituales. Pero la motivación de Pablo a través de sus muchas experiencias y observaciones penosas era una muy terrible, en relación al gozo divino que Jesús describió. “Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.” 2 Timoteo 2:10” Con la fortaleza que Dios provee, deberíamos estar listos para enfrentar las dificultades de llevar el evangelio a los perdidos. Dios nos ha apartado de una muerte segura de manera que, al igual que los 70 discípulos que Jesús envió fuera, podamos usar la nueva vida que disfrutamos para facilitar que todos conozcan que la sanidad de Dios había venido. Y al igual que los 70, nos regocijamos con Dios cuando los perdidos fueran restaurados (10:1-20). Preguntas de enganche ¿Cuánto pagarías por tu salvación? ¿Te refieres al sacrificio de Jesús por ti como una ayuda, o algo necesario para la vida? ¿Te costó tu fe algo? ¿Cómo responderías si fuera así? ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por la salvación de alguien más? Jesús estaba dispuesto a dar su vida para salvarnos; ¿Estaríamos dispuestos a hacer eso por alguien más? Algunas veces nos encontramos a nosotros mismos, en las mismas situaciones que los fariseos. Estamos apercibidos del pecado, pero no nos damos cuenta de su toxicidad extrema. No nos damos cuenta de la seriedad de nuestro problema, subestimamos la magnitud del tratamiento que es necesario. Nuestros vecinos, amigos, nuestros familiares, y quizás aún, nosotros mismos estamos sufriendo por tener una vida que nos ahoga, una enfermedad terminal futura, cuyos síntomas incluyen cegar a sus víctimas en su propia presencia (4:8). Lucas expone claramente tanto la enfermedad como la cura. Jesús había venido a buscar y a salvar aquellos que estaban perdidos. Imitemos a nuestro Señor Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 11

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams esparciendo las buenas noticias de la nueva vida en Cristo a aquellos quienes están todavía languideciendo bajo los efectos devastadores y residuales del pecado, aún cuando pudiera costarnos tanto como le costó a nuestro Señor el lograrlo.

40

JUAN Unión con Dios

Juan, el hermano de Jacobo, hijo de Zebedeo, escribió su evangelio desde una perspectiva diferente a Mateo, Marcos, y Lucas. Su evangelio es mucho más relacional. Juan fue quizás uno de los dos primeros discípulos que siguieron a Jesús (1:35-37) y el único presente en su crucifixión (19:25-27). Juan se beneficiaría de años de enseñanza personal de Jesús y entre los doce apóstoles, tuvo una relación con Jesús que estaba más cerca que la mayoría. Incluso se describe a sí mismo como "el discípulo a quien Jesús amaba" (13:23; 19:26; 20:2; 21:07 20). Así que Juan estaba en una posición única para conocer cómo era todo en la vida en relación con Jesús y quiere que todo el mundo sepa también, acerca de la unión dadora de vida, y alimentadora de vida con Dios

Tema del libro Jesús, el verbo, es Dios En su relato de la vida y ministerio de Jesús, Juan se cuida de informar las cosas que usted necesita saber "para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre "(20:31). Hay un orden necesario en este doble propósito. Antes de que podamos creer que Jesús puede asegurar para nosotros la vida eterna, tenemos que creer que él es el único que podía hacer una cosa así. Es decir, tenemos que creer que él es Dios. Así que Juan empieza describiendo y dando evidencias de la divinidad de Jesús (01:01-12:50). Una vez que se ha establecido esta profunda verdad incuestionable, Juan pasa a explicar cómo la muerte de Jesús, la resurrección, y la promesa del Espíritu puede lograr que la vida en comunión con él sea posible (13:01-20:31). Pero la verdad esencial sobre esto Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 12

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams es que la posibilidad de la luz en medio de las tinieblas del pecado depende en que Jesús es el que creó la luz en primer lugar. Para la salvación Juan describe en su evangelio que para ser esto cierto, Jesús debe ser Dios. Pasaje para memorizar: Juan 1:1
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

"En el principio" Dios creó la luz y la vida por el poder de su palabra. Habló, y vinieron a la existencia. Juan usa algunas de las mismas palabras facultativamente en el Génesis para describir la creación de Dios de la luz y la vida para describir la venida de Jesucristo como un medio para dar luz en la oscuridad (1:4-9; 11:10, 12:35, 46) y vida en medio de la muerte (3:16; 11:25). Debido a que Jesús "es Dios mismo, y está en la más estrecha relación con el Padre:" Él es el que está especialmente cualificado para dar a conocer al Padre (1:18). Nuestra unión con el Padre sólo es posible, entonces, a través de nuestra unión con su hijo. En las palabras de Jesús: “Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais” (14:7). El lente de Jesús Juan pasa la mayor parte de la primera mitad de su evangelio describiendo los milagros de Jesús, que son pruebas adicionales de su divinidad, o "signos a través del cual manifestó su gloria" (2:11). Jesús convirtió el agua en vino (2:1-11), sanó a un hijo de un funcionario real (4:46-54), sanó a un enfermo en el estanque llamado Betesda (5:1-15), alimentó a cinco mil personas con cinco pequeños panes y dos peces pequeños (6:4-12), caminó sobre el agua (6:16-21), sanó a un hombre ciego de nacimiento (9:1-12), y levantó a Lázaro de su tumba (11:1-44) . En la segunda mitad de su evangelio, Juan describe los pasos terribles que Jesús tomaría para que pudiéramos experimentar por nosotros mismos esa unión con el Padre, una unión que sería sellada y fortalecida constantemente por el Espíritu (16:13). “El padre y yo somos uno” (Juan 10:30) Jesús y el padre son uno. Jesús es Dios, pero Jesús es también humano. Por cuanto el es un ser humano sin pecado, el no tenía que pagar el castigo por sus propios pecados y por lo tanto el es capaz de pagar por los nuestros. Jesús, el Dios-hombre, vino a ofrecerse así mimo en rescate por nuestros pecados de manera tal que podamos tener la misma comunión con Dios que el disfruta y que de otra manera no sería posible para nosotros alcanzarla. Jesús entró en una unión con nosotros para que podamos entrar en una unión con Dios. Después de haber pagado la tremenda deuda de nuestros pecados, el envió a su santo Espíritu para que morara dentro de aquellos que creyeran en él para guiarnos a una experiencia de vida más profunda en unión con Dios. Es esta unión la que genera la garantía y la que perpetúa la vida. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 13

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Implicaciones contemporáneas Juan escribió su evangelio de manera tal que podamos creer en Jesús y para que creyendo, podamos tener vida en su nombre (20:31). Nuestra unión con Dios, la unión deseada para la cual Jesús sufrió y murió, requiere de nosotros que respondamos en fe. Jesús es el pan de vida (6:32-58) que debemos comer; él es el agua de vida (4:10-13) que debemos beber. Jesús mismo oró por aquellos de nosotros que escucharíamos las buenas nuevas, para que respondiéramos en fe de tal modo que experimentemos la unión con el padre, quien es la fuente de toda vida. “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.” Tenemos unión con el padre a través de Jesucristo, y esa unión es una fuerza poderosa generadora de vida que necesariamente fluirá desde nosotros hacia los demás. En las palabras de Jesús: “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” Juan (7:38). En otra imagen, Jesús describe la vida que emana desde él a través de nosotros a los demás como una corriente alimentadora, dadora de vida que fluye desde la vid hacia las ramas. Tales ramas llevan mucho fruto (15:1-8). Preguntas de enganche ¿Qué tan cerca te sientes de Dios? ¿Qué mejoraría tu relación con Dios? ¿Qué te impide hacerlo? ¿Qué tan aproximado las personas te asocian con Dios? ¿Cuál es el atributo o la actividad en tu vida que hace que tu unión con Dios sea más visible a otros? ¿Cómo es que te unión con Dios afecte tu conducta? ¿Está tu unión con Dios reflejada en tu unión con otros creyentes? ¿Está tu unión con Dios produciendo algún fruto? Estamos en medio de un triángulo amoroso. Pero este es uno bueno. Este define la vida, el poder, el significado, el propósito y la verdad. Este es tan seguro y eterno como la divina trinidad. Jesús está en unión con el Padre; Jesús está en unión con los creyentes a través de su espíritu; los creyentes están en unión con el Padre a través de Jesús. Esta es la unión que Juan el apóstol disfrutó y por el cual escribió su evangelio para que os urgiera a disfrutarla también. Esta es una unión con el padre que es sellada para nosotros para siempre por la morada del Espíritu de nuestro Señor. Este espíritu nos impulsa a una cada vez más Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 14

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams experiencia profunda de la completa vida humana la que nuestro creador desea para nosotros (10:10). El espíritu también nos da un toque con el codo más aún a compartir fuertemente estas buenas noticias con otros de manera que ellos puedan conocer, de la misma manera, esta unión con su creador.

41

HECHOS
Testigos

En esta secuela de su evangelio, Lucas escribe nuevamente a Teófilo (y a todos aquellos de nosotros que leeríamos detrás de sus espaldas) de cómo Dios ha estado obrando, y continua ejercitando, su intención de traer a la vida a aquellos que están espiritualmente muertos. El período de tiempo que Lucas cubre en este segundo volumen abarca el tiempo desde la ascensión de Jesús al cielo después de su resurrección, todo el trayecto hasta el encarcelamiento de el apóstol Pablo en Roma, acerca de unos 30 años. Este tiempo temprano en la historia de la iglesia era tan volátil como el nitrógeno. Los creyentes fueron maltratados, arrestados, encarcelados, encadenados, azotados, interrogados, golpeados, lapidados incluso hasta la muerte. Aún así, lo que pareció humanamente imposible de enfrentar de todas esas dolorosas complicaciones fue posible que sucediera porque ellos no dependían finalmente en su fortaleza humana o en su habilidad. La incipiente iglesia primitiva creció, y todavía sigue creciendo, porque Dios está obrando a través de su espíritu. Lucas recuenta fielmente estos “hechos” de Dios que dan lugar a través de su pueblo fiel en el poder de su espíritu. Tema del libro Dios expande y le da poder a su iglesia a través de su espíritu. El espíritu Santo vino en Pentecostés (Hechos 2), y Pedro inmediatamente explicó el significado de este evento aquellos que lo presenciaron. El Espíritu Santo es la evidencia y garantizador de la vida que viene por la fe en Jesucristo. El espíritu testifica la vida en Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 15

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Cristo, y aquellos en quien el espíritu mora testifica la vida en Cristo. Y el testimonio de los creyentes en Jerusalén, resultó en la expansión diaria de la iglesia allí. Pero Dios nunca intencionó la iglesia para estar restringida hasta Jerusalén. Y él nunca intencionó que fuera restringida para los judíos tampoco. Sería necesaria una gran persecución, de los creyentes en Jerusalén (cap.10) para que el evangelio se esparciera de su caparazón geográfico y étnico y se esparciera hasta los confines de la tierra. Pasaje para memorizar: Hechos 1:8 Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. La declaración de Jesús, justo antes de su ascensión provee efectivamente el perfil para el libro de los hechos. La obra inicial del apoderamiento del Espíritu Santo quien vino en Pentecostés, estaba enfocada en Jerusalén (Capítulos 1-7) y fue usada como punta de lanza por el apóstol Pedro. Después de que estalló “una gran persecución” en contra de la iglesia en Jerusalén, los creyentes se desplegaron por toda Judea y Samaria (8:1), esparciendo las buenas nuevas de vida en Cristo. Los testigos del evangelio se esparcieron aún más abiertamente después de Pedro, respondiendo a una visión, proclamando las buenas nuevas a los Gentiles y observando como el espíritu santo se derramaba sobre ellos también. Conociendo que el evangelio revienta las costuras de sus confines étnicos, los creyentes en Jerusalén alabaron a Dios porque “Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida! (11:18). Fue a través del infatigable ministerio de Pablo, el principal perseguidor de la iglesia, quien se había convertido en su primer promotor, que el evangelio empezó su esparcimiento incesante hasta los confines de la tierra. En sus viajes misioneros a través de un amplio alcance (capítulos 13-21), Pablo plantó iglesias, defendió la fe, estimuló a los creyentes. A pesar de que al final del libro Pablo es sujeto a arresto domiciliario en Roma, el testimonio del evangelio no fue similarmente encarcelado. De hecho, las últimas dos palabras del libro describen el progreso indetenible del empoderamiento de testificar del espíritu santo: “sin impedimento” (28:31). El lente de Jesús En los primeros versos de Hechos, Lucas se refiere a sus escritos anteriores en los cuales el escribió acerca de que “Jesús empezó a hacer y a enseñar”. Por implicación, entonces, el presente trabajo es un recuento de lo que Jesús continuó haciendo y enseñando. Jesús continúa obrando a través de su Espíritu, quien mora en cada creyente. Jesús declaró que su comida era hacer la voluntad de su padre y terminar su obra (Juan 4:34). La voluntad del padre es que el evangelio sea proclamado a través de todo el mundo (Mateo 24:14, 28:19-20; Marcos 13:10; Lucas 24:46). A través del empoderamiento de su espíritu, los cristianos proclamando el evangelio, Jesús está terminado su obra. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 16

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

“Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.” Marcos 1:17 El espíritu del Cristo resucitado empodera a los testigos acerca de él. Jesús es un testigo viviente del padre. Cuando el Espíritu de Jesús mora en nosotros, nos convertimos en testigos vivientes del padre. Y ¿Cuál es el mensaje del padre que el comunica a través de nosotros por el poder del espíritu de Cristo? Simplemente este: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. (16:31). Aquellos que siguen a Jesús le contarán a las gentes de la vida que se encuentra en él. De hecho, nuestra participación en la obra de la redención de nuestro Señor es una evidencia de la presencia del Espíritu en nuestras vidas.

Implicaciones contemporáneas Las implicaciones para nosotros hoy es inescapable. “Recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes y me serán mis testigos” (Hechos 1:8). Tenemos poder por el espíritu que tenemos dentro para ser testigos del evangelio. Es una gran cosa! El hecho de que la presencia del espíritu necesariamente nos guie a nuestra participación de esparcir el evangelio. Dios está bien consciente de que nuestro testimonio acerca de la salvación lograda y accesada a través de la fe en su Hijo, sería tan resistida como lo fue con Jesús. Pero Dios nos ha dado su santo espíritu de manera que de una manera poderosa, amorosa, y diligentemente continuemos testificando. “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios” 2 Timoteo 1:7-8 Debemos dejar que el espíritu del Cristo resucitado nos apodere para testificar el evangelio. Ese testificar ciertamente requerirá poder divino para confrontar la oposición que estará siempre presente y se opone a la verdad. En su recuento del evangelio, Lucas describió la oposición a Jesús. En este, su recuento continuado de los hechos de Dios a través de su espíritu, Lucas describe la oposición a aquellos en los cuales el espíritu de Jesús mora. Pero el trasfondo de ambos recuentos es que Dios finalmente tiene la victoria, a través de su hijo, y a través de aquellos a quien el apodera del espíritu para testificar acerca de su hijo. Preguntas de enganche ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a alguien las buenas noticias de salvación en Cristo? Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 17

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams ¿Qué te impide de hacerlo con más frecuencia? ¿Cómo escuchaste del evangelio? ¿Depende de ti la efectividad de testificar acerca de Cristo? ¿Cómo reconoces y extraes la fortaleza del espíritu que mora en ti para que testifiques de la vida en Cristo? En tus circunstancias presente, ¿Cuál es la única manera en que podrías presentar claramente el evangelio a otros? El libro de Hechos contiene las segundas palabras registradas de Jesús, y aquellas palabras son un mandamiento para su pueblo, de transmitir la verdad acerca de él a todo el mundo. El mismo provee el poder de hacer eso al enviar su espíritu a morar en cada creyente. El resto del Nuevo testamento es un estimulo para que los creyentes mantengan ese testificar de la verdad al enfrentar todo tipo de amenazas internas y externas de la iglesia. Tomemos nuestro lugar justo y esperado en medio de aquellos antiguos y seamos testigos mientras nos apoderamos de la fortaleza del espíritu y seamos testigos de la vida en Cristo. 42

ROMANOS
De muerte a vida

En Hechos, Lucas se centró en la responsabilidad de los creyentes para dar testimonio de la salvación disponible en Cristo por la fe en él. En su carta a la joven iglesia en Roma, el apóstol Pablo describe el contenido de ese testificar. Al principio de su vida, Pablo había hecho todo lo posible para aplastar la iglesia (Hechos 8:3; 9:1-2). Pero después de su conversión radical, él hizo todo lo posible para fomentar y animar a los creyentes en Roma personalmente, había oído cosas buenas sobre ellos (Romanos 1:8) y quería asegurarse de que su comprensión de la fe estaba bien fundada. En esta carta a ellos, por lo tanto, Pablo toca cada doctrina necesaria, pero una doctrina vestida en el amor verdadero y la atención de quien desea que sus lectores conozcan y experimenten en la mayor medida de lo posible la nueva vida que se les ha dado en Cristo. Tema del libro Por medio de Cristo, Dios trae a sus elegidos de la muerte a la vida.

No puede haber una apreciación para la salvación a menos que haya un reconocimiento de la necesidad de la salvación. Nadie va a agarrar el anillo de vida a menos que sean conscientes de que están ahogando. Así que Pablo comienza con una evaluación resueltamente honesta Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 18

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams de la situación humana: "Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Romanos 3:12. Habiendo efectivamente sacado la alfombra barata de la autoestima de debajo de todos, Pablo entonces la reemplaza con una base más segura para la vida: la justicia de Dios dada por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen (3:21-22). Pablo pasa a describir lo que se parece esta nueva vida. Se trata de nosotros mismos todos los días ofreciendo a Dios como quienes han vuelto de la muerte a la vida (6:13). Se trata de ser guiados por el Espíritu de Dios (8:1-17) se trata de experimentar cada vez más el don divino de la vida abundante, que se expresa en el servicio a Dios y a los demás (12:1-15:13). Pasaje para memorizar: Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Pablo explica que la vida eterna se nos ha dado no es una vida que se centra en las cosas terrenales que pasan lejos. Los que tienen tanto en común como el helado y las sardinas. Nuestra vida en Cristo está en sintonía con las realidades eternas, en sintonía con Dios y guiados por el Espíritu. Pablo ofrece a los creyentes en Roma el ejemplo de su propia vida. Sus palabras y acciones son dirigidas por el Espíritu en el servicio a Dios ya los demás: “Tengo, pues, de qué gloriarme en Cristo Jesús en lo que a Dios se refiere. Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios” (15:17-19) cuando los creyentes viven tal tipo de vida—cultivar su relación con Dios, servir a los demás, incluso cuando el servicio tenga un costo personal enorme, y dirigir su conducta para expresar las verdades que promueven—están vistiéndose con el Señor Jesucristo (13:14), quien hizo todas estas cosas a la perfección y nos da su Espíritu para que podamos hacerlo también.

El lente de Jesús Pablo describe nuestra antigua vida como esclavizados al pecado, igual que zombis, difícilmente nos dábamos cuenta que estábamos ya muertos mientras se sacudía alrededor de nosotros un desastre tras otro. Nuestra real, vida cristiana, comienza y termina con Jesús. Él es el único en el que nuestras nuevas vidas tienen su origen, y él es el único a quien nuestras nuevas vidas tienen su objetivo, Paul sostiene la vida de Jesús como una explicación y modelo para los creyentes hoy en día. Jesús murió a los efectos del pecado, su pena y todos sus nocivos de los productos. Él se levantó de entre los muertos a una nueva vida que no cesan de glorificar a Dios. Pasó por todo este suplicio tortuoso todo por amor a nosotros, a causa de su gran amor por nosotros. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 19

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; más en cuanto vive, para Dios vive. (Romanos 6:10)

Es el Espíritu de Cristo que mora en el creyente y el que hace en cada uno todas estas cosas realidad, para nosotros también (8:9-11). En las palabras de Pablo, cuando ponemos nuestra fe en Cristo, nuestro viejo ser a semejanza de un zombi es crucificado con Cristo en la cruz (6:6). Entonces, cuando Jesús resucita de entre los muertos, somos arrebatados del reino de la muerte para vivir una nueva vida (6:4), una vida, como era de esperar, que se ve cada vez más como la de Jesús.

Implicaciones contemporáneas El castigo por el pecado ha sido pagado. Cuando Jesús fue crucificado en la cruz, nuestro viejo yo fue crucificado con él. Ahora vivimos una nueva vida, diferente, energizados por el Espíritu de Cristo resucitado. Lo que es una realidad espiritual para nosotros va a tomar un poco de esfuerzo en convertirse en una realidad práctica. Como una serpiente que sigue retorciéndose y mordiendo incluso después de muertos, el pecado sigue tratando de inyectar su veneno en nuestras nuevas vidas. Todos los días debemos recordar que la serpiente realmente está muerta. Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. (Romanos 6:11) Al igual que hemos muerto al pecado, a través de la muerte de Cristo, por la resurrección de Cristo, vivir para la gloria de Dios: Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. (Romanos 14:8). El apóstol Pablo da a los creyentes en Roma y a nosotros una demostración de lo que significa "vivir para el Señor". Significa proclamar la buena nueva de la vida en Cristo a través de palabras y comportamientos, el amor y el servicio a los demás, el trabajo duro, la oración (15:17-19), y el sufrimiento inclusive (8:17-18). En pocas palabras, significa llegar a ser como Cristo. Preguntas de enganche Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 20

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

¿Qué hábitos nocivos estás teniendo dificultades para erradicar? ¿Por qué podría ser tan difícil? ¿Qué se te está atravesando de pie en su camino que te impide tener una vida más plena? ¿Cómo describirías una vida más plena? Se nos ha concedido todo lo que necesitamos para batallar en nuestra lucha diaria y poder asirnos de esta nueva vida, pero puede llegar a ser difícil. Es difícil mantener la orientación correcta hacia Dios, y ante los demás, cuando gran parte del mundo que nos rodea — y, seamos honestos, mucho de nosotros aún permitimos alquilar un espacio dentro de nosotros — todavía están alineados con nuestro antiguas maneras, viviendo vidas insignificantes y vidas que se encaminan a un callejón sin salida (7:14-25). Por otra parte, ir contra la corriente del mundo puede, y lo hace a menudo, dar lugar a dificultades para los creyentes (8:17-18). Pero Pablo nos recuerda que tenemos dentro de nosotros nada más y nada menos que el Espíritu del Dios Todopoderoso, el que nos guía en el camino correcto y nos aparta lejos de la muerte, del miedo, nos conduce del vacío a la paz, a la confianza, a la vida abundante y a la completa victoria final que es nuestra, por la fe en Cristo (8:31-39). 43

1 CORINTIOS
Madurando

Había pasado muchos años ya, desde que el apóstol Pablo había llevado a muchos Corintios a los pies del Señor, durante su segundo viaje misionero, y la joven iglesia estaba experimentando los dolores del crecimiento. Los creyentes estaban viviendo en una de las ciudades más prominentes en Grecia. Rodeados por templos dedicados a deidades paganas cuyos seguidores estaban involucrados en prácticas sexuales, como parte de su adoración, y esa confusión moral estaba influenciando la iglesia. La ciudad de Corintio era también un bullicioso centro comercial. Y los defectos morales que a menudo caracterizan a aquellos que luchan con el progreso económico personal, también se filtraron en la iglesia. Pablo escribe a sus hijos espirituales para ayudarles a reconocer estos males, hacerles frente a estos peligros y a guiarlos hacia un crecimiento saludable y a la experiencia de la vida que Dios les había dado en Cristo y les había equipado para ella por su espíritu.

Tema del libro Dios orienta a la iglesia de Corinto, una iglesia espiritualmente dotada pero inmadura. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 21

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Uno nunca caminaría lentamente en un charco de problemas, Pablo salta directamente a la parte más profunda. En los primeros capítulos de su carta, expone la fealdad de la división de los Corintios. (1:11-12), su tolerancia inaceptable a la inmoralidad sexual (5:1-2), y su disposición poco fraternal de llevar sus desacuerdos ante los incrédulos para soluciones legales (6:1). La respuesta de Pablo a estos problemas enfatizan las mismas cosas que sus instrucciones posteriores acerca del matrimonio (7:1-40), consumir alimentos que había sido sacrificados a los ídolos (8:1-13), y el decoro en el culto (Caps. 11 - 14). Explica que los problemas surgen en la iglesia cuando nosotros, al igual que los inconversos, buscamos exaltarnos a nosotros mismos en lugar de a Dios y a nuestros hermanos y hermanas en Cristo. El principio que debe regir todas nuestras conductas e interacciones es un amor semejante al de Cristo, y Pablo dedica todo un capítulo para describirlo (Cap. 13). Cuando los creyentes permiten que las motivaciones de los incrédulos se deslicen por debajo de la puerta en este tipo de prácticas, el amor que se entrega y su carácter distintivo como hijos de Dios desaparece.

Pasaje para memorizar: 1 Corintios 3:3 Los creyentes Corinto eran inmaduros. Al igual que loscelos, bebés contiendas cuyos mundos, giran todo “Porque aún de sois carnales; pues habiendo entre vosotros y disensiones, en torno sí mismos y que patean y gritan cada vez que sus deseos no se cumplen, de la ¿noasois carnales, y andáis como hombres? misma manera los corintios se centraron en ellos mismos. El resultado fue la división en vez de unidad en Cristo (3:21-23). Algunos estaban entregando sus cuerpos a la satisfacción sexual en lugar de dárselos al Señor para su uso (6:20). Los creyentes estaban centrándose en sí mismos en lugar de buscar el bien de los demás (10:24). Habían vuelto, incluso el uso de sus dones espirituales, en una oportunidad para llamar la atención sobre sí mismos, en lugar de la edificación del cuerpo de Cristo (14:12). El gusano en el centro de todos los problemas en la iglesia de Corinto era un enfoque en ellos mismos en lugar de la edificación del cuerpo de Cristo (14:12). Pablo vuelve su atención fuera de sí mismos y hacia Cristo. Les recuerda la resurrección de Cristo, para instarles incluso ahora, para empezar a asumir las características de esa nueva vida resurrecta, para que puedan comenzar a parecerse cada vez más a él (15:42). El lente de Jesús Jesús dijo: (Juan 14:31) “Mas para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago. Levantaos, vamos de aquí.” Jesús demostró la clase de amor que se centra completamente en el Padre y en aquellos que vino a salvar. Si usamos nuestras habilidades y dones espirituales para el servicio de Dios y del Cuerpo de Cristo, vamos a llegar a ser como Cristo, porque él dio todo para nosotros. Dejó su gloria divina para convertirse en humano. Renunció a las comodidades humanas para servir a su pueblo. Él dio su vida para dar vida a su pueblo. Y le dio a su pueblo su Espíritu para que Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 22

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams podamos continuar con esta entrega desinteresada y así llegar a ser como él en el proceso. Los cristianos maduran al crecer en la semejanza que da Cristo. “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:11-13). Jesús nos muestra que la madurez cristiana está centrada en otros no, en nosotros mismos. Cuando estamos unidos a Cristo por la fe y su Espíritu mora en nosotros, empezamos un proceso de crecimiento que a la larga nos transforma a la imagen de Cristo. El egocentrismo inhibe el crecimiento. Utilizar todos los recursos que Dios nos da para participar en su obra redentora, la estimula.

Implicaciones contemporáneas Cuando el objeto de todos nuestros esfuerzos somos nosotros mismos, no es probable que haya enfrentamientos porque cada uno es único. Hay intereses personales, tantos como personas hay. Pero cuando centramos nuestros esfuerzos en Cristo y su Cuerpo, la iglesia, todos los enredos y gruñidos de nuestra desunión se peinan hacia un objetivo coherente y unificado: Hacer todo para la gloria de Dios, para que muchos sean salvos (10:31 -33). El Espíritu que mora en nosotros de Cristo, nos da la posibilidad de conseguir este objetivo. Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia. (1 Corintios 14:12) Tratar de usar nuestros dones y habilidades dados por Dios para edificarnos a nosotros mismos es como tratar de usar una podadora para pelar una uva. Vamos a hacer un pésimo trabajo y probablemente nos quedaremos con cicatrices, porque estamos tratando de usar una herramienta en algo para lo cual nunca fue diseñada. En vez de esto, permitámonos crecer en madurez espiritual usando nuestros dones divinamente administrados para el propósito intencionado: edificar el cuerpo de Cristo. Hacer de las necesidades de otros nuestra preocupación, muestra que somos miembros de la familia de Cristo porque esto es lo que él hizo por nosotros.

Preguntas de enganche Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 23

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

¿Eres un cristiano maduro? ¿Te enfocas más en satisfacerte a ti mismo o en satisfacer las necesidades de otros? ¿Qué es más importante, la presencia de los dones espirituales o el uso hacia cuáles esos dones fueron colocados? ¿Cómo mides la madurez? ¿Cómo Dios la mide? ¿Habría incluso nueva vida en Cristo si Jesús enfocara su vida en las mismas cosas en la que tú te enfocas? Pablo practicaba lo que predicaba. El imitaba a su Señor dándose a él mismo para el beneficio del cuerpo de Cristo, y urgía a sus hijos espirituales a seguir sus pisadas. Cuando estamos ocupados atendiendo a las necesidades de otros, habrá menos insistencia en reclamar nuestros propios derechos y habrá menos fricción como un resultado. Pablo termina su carta proveyendo a los creyentes en corintios una oportunidad de empezar a practicar lo que el tan tajantemente les urgía. El los estimulaba a dar para las necesidades de sus hermanos en Jerusalén (16.1-3). Como una expresión de nuestra apreciación por los otros, ya sea con dinero, con tiempo y esfuerzo, con el uso de nuestros dones espirituales, o con poner sus intereses antes que los nuestros. La última línea de su carta pone en palabras lo que la vida de Pablo había demostrado: “Mi amor a todos en Cristo Jesús” (16:24). Esta es la meta establecida sucintamente para cada cristiano maduro. 44

2 CORINTIOS Darse a uno mismo

Más de un año había pasado desde que Pablo le escribió a los Corintios. Mientras tanto Pablo había visitado brevemente la iglesia y les había escrito una carta severa de advertencia a ellos (2:4; 7:8). Ahora les escribe nuevamente, después de escuchar que ellos habían tomado sus palabras seriamente. Pero había heridas y había todavía algunos en la iglesia que estaban causando problemas. Estaban enmascarados como maestros, e incluso como apóstoles, y tratando de guiar a los creyentes fuera de la verdad (11:12-15). Una vez más Pablo recuerda a sus hijos espirituales por palabras y ejemplo de lo que la vida en Cristo se trata. Se trata de gastarnos a nosotros mismos en el servicio a otros, de la misma manera como el Señor lo hizo. La fortaleza para hacer esto no se encuentra en ninguno de nosotros sino que es provista por Dios mismo. Tema del libro Dios dirige Pablo a explicar y reivindicar su autoridad apostólica, instando a la generosidad de la iglesia de Corinto Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 24

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Pablo sostiene sus dos principales objetivos de explicar su apostolado y alentar la generosidad de dar hasta la celebración como el concepto que los une a ellos. Él anima a los creyentes de Corinto a ser generosos en dar perdón y consuelo aún a los alborotadores, muchos de los cuales se habían arrepentido posteriormente (2:5-8). A los corintios se les anima a ser generosos en dar materialmente a sus hermanos y hermanas necesitados (8:1-15). Y lo más importante, Pablo los exhorta a entregarse generosamente al servicio de Dios para la propagación del evangelio (5:15; 6:1). Pablo también sostiene el hecho de darse a sí mismo como la autenticación de su autoridad apostólica y como un modelo que se podría imitar. A diferencia de los falsos maestros que se habían infiltrado en sus filas y se elogiaban a sí mismos (10:12), Pablo deja muy claro que el entregarse a sí mismo a favor de los corintios sea el testimonio y evidencia de su verdadero carácter cristiano y de su autoridad apostólica. Su ministerio había sido sin costo alguno para los corintios (11:7-8), pero ya le había costado a Pablo, mucho físicamente, materialmente y emocionalmente (11:23-29). Pasaje para memorizar: 2 corintios 2:17
Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.

En lugar de aprovechar de su ministerio hacia ellos, Pablo insiste en que con mucho gusto le daría todo lo que tenía para los creyentes en Corinto a causa de su amor sincero por ellos (12:15). La fuente de este amor no es algo como un altruista espurio salvaje pelo, sino más bien un reflejo de su propia transformación a la semejanza de Cristo. Su ofrenda es un reflejo de un atributo divino que anima a los creyentes a imitar (1 Corintios 11:1). Dios dio a su propio Hijo por su amor sincero por nosotros (Juan 3:16). Este regalo "gracia incomparable" e “indescriptible don” Dios nos lo ha dado en Cristo Jesús el cual es la motivación y el recurso para la entrega que debe caracterizar la vida de todo creyente que la recibe (2 Corintios 9:14-15).

El lente de Jesús Estamos siendo transformados en la semejanza de Cristo por la obra del Espíritu de Cristo, que mora en nosotros (3:18). Cuando miramos de cerca a éste en cuya imagen estamos siendo transformados, vemos el darse en todas partes. Él voluntariamente dio su vida por nosotros (Juan 10:14-18). De hecho, la razón por la que vino fue para dar su vida por amor a nosotros (Romanos 5:8). ¡Y qué tremendo fue darse así mismo! Cristo renunció a sus prerrogativas divinas y se entregó a sus creaciones humanas rebeldes. Él se entregó para servirnos con su vida, soportó el sufrimiento, para pagar por nuestros pecados con su muerte, para garantizar nuestra vida por su resurrección, y para prepararnos para ser semejante a él en Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 25

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams esta vida, mediante el envío de su Espíritu. No hay nada más que pudiera haber dado. Como dice la vieja canción, él "se despojó de todo, menos del amor". “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos”. (2 corintios 8:9) Jesús se entregó por completo por el bienestar de su pueblo. Los que pretenden ser unidos con él por la fe sin duda debe dar cada vez más evidencia de la misma tendencia hacia el don de sí en beneficio de los demás. Y, tal vez inesperadamente, nos encontramos con que el máximo retorno de nuestro dar no viene de nuestra acumulación de capital, sino en invertir en las vidas de los demás. Implicaciones contemporáneas Como padres, a veces damos a nuestros hijos dinero para poner en el plato de la ofrenda, para que puedan experimentar la alegría de dar, a pesar de que no tienen nada propio para dar. Pablo explica a los creyentes de Corinto que se nos han dado tesoro por nuestro Padre celestial para que nosotros también podemos conocer la alegría de dar a nosotros mismos, a pesar de todo lo que le damos ha sido proporcionada por Dios (9:10-11). A través del don de su Hijo, Dios nos ha dado "incalculables riquezas" (Efesios 3:8) para que podamos devolverle a él mediante el uso de estas riquezas para servir a otros. “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra”2 Corintios 9:7-8) Dios proveerá para nuestras necesidades en la medida en que nosotros nos entregamos a los demás en nuestro servicio a Dios y a su reino. Por supuesto, este tipo de dar no es fácil. Tenemos que luchar contra los intentos de reprogramación cultural que trata de hacernos creer que sólo lo opuesto, que es dejar de mirar hacia afuera y enfocarnos en nosotros mismos debe ser nuestra primera prioridad. Pero Dios les recuerda a los creyentes corintios y a nosotros, a través del apóstol Pablo, que somos bastante poco confiables, bastante débiles, y un recurso muy pobre para este tipo de inversiones de capital. Nuestra fortaleza inquebrantable y el recurso para dar, viene de Dios mismo (1:21; 3:5-6; 4:7), y sus reservas son incalculables.

Preguntas de enganche

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

26

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams ¿Realmente es mejor dar que recibir? ¿Qué prefieres hacer? ¿Qué pasaría si el dar implica renunciar a la comodidad, la seguridad, o incluso tu vida? ¿Por qué iba alguien a dar de esa manera? ¿Es posible que puedas dar más de lo que ya has recibido? ¿Qué has recibido de Dios? Probablemente todos hemos tenido la experiencia. En Navidad, alguien nos sorprende con un regalo y no tenemos nada que darles a cambio. Embarazoso! en algún lugar profundo dentro de nosotros nos damos cuenta de que las expresiones de afecto de este tipo deben ser recíproca. Y no lo vamos a solucionar con buscar entre las cosas viejas para devolver el favor. El regalo debe ser más o menos equivalente. Nuestra situación es similar con Dios. Su hijo, Jesucristo, dio su vida por nosotros para que pudiéramos tener vida. Sólo sería apropiado poder dar nuestras vidas a él como una expresión de gratitud recíproca. Por supuesto, no podemos coincidir con el don de la vida eterna en la comunión con Dios que se nos ha dado. Pero podemos intentarlo. Y Dios también nos da la fuerza, los recursos y las oportunidades para hacerlo. Cuando damos de nosotros mismos como este se dio por nosotros, nos volvemos más como nuestro Señor y haciendo así nos daremos cuenta de la estrecha relación con Dios que él desea para nosotros. Y cada vez que demos, él nos da aún más.

45

GALATAS
Gracia versus Legalismo

La locura a veces se describe como hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes. El apóstol Pablo había descubierto con alegría que la salvación viene por la fe en Jesucristo a los que creen y no en vano tratando de hacer lo imposible, cumplir con la ley de Moisés, en todos sus detalles. Pablo había pasado gran parte de su vida tratando de hacer exactamente eso hasta su maravillosa conversión en el camino a Damasco (Hechos 9, Gálatas 1:14). Escrupulosamente la obediencia a la ley no hubiera sido posible para cualquier persona en el pasado (Gálatas 3:10), y tampoco sería posible para cualquier persona en el presente o en el futuro. Imaginen su sorpresa cuando se enteró de que las iglesias que había visitado, y tal vez incluso ayudó a fundar, se entregaron a la tentación de obtener algún tipo de justificación al tratar de obedecer la ley (4:11). Pablo llama a los creyentes de Galacia: "Detengan la locura!" Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 27

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Tema del libro

Dios llama a rechazar las demandas de los judaizantes legalistas y abrazar el evangelio de la gracia ¡Pablo está indignado! Ciertas personas (“Los judaizantes”) estaban tratando de conseguir que los creyentes en la provincia romana de Galacia aceptaran la idea de que la ley mosaíca era aún algo obligatorio para ellos y que por lo tanto tenían que observar ciertas costumbres judías, especialmente la circuncisión, como un componente necesario para su salvación . Estas personas estaban tratando de introducir una cuña entre Pablo y las iglesias de Galacia con el fin de que abandonaran el evangelio de la gracia por la fe que Pablo predicó y en su lugar adoptar el evangelio del esfuerzo humano (4:17). Pablo no quiere saber nada de esto! Él llama a esta noción "No evangelio" (1:7). Si la obediencia a la ley es una forma viable de ganarse la salvación, no habría habido necesidad de que Cristo venga y morir por nosotros (2:21). Pablo insiste en que la justicia que se acredita a nosotros (y que sólo puede ser ganado) por Jesucristo y se obtiene "por la fe" y no mediante la observación de la ley. Pasaje para memorizar: Gálatas 2:16
Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

La Justificación no es el resultado de una mezcolanza improvisada de Cristo más el apego a la ley. Esas dos cosas van de la mano como globos y puercoespines! Si el cumplimiento de la ley podría contribuir de alguna manera a la justificación, entonces ¿por qué Cristo es necesario? Y si Cristo es suficiente para la justificación, entonces ¿por qué es la adhesión a la ley necesaria? Es todo o nada con Jesucristo. Las congregaciones de Galacia habían permitido que su enfoque sea enviado fuera de Cristo y de vuelta a sí mismos y a sus propios esfuerzos miserables. Pablo sostiene el lente de Jesús para reorientar su comprensión. El lente de Jesús Cualquier entendimiento correcto del evangelio comienza y termina con Jesús Cristo. Por la fe, el pagó por nuestras violaciones de la ley y su perfecta obediencia a ella, se nos aplica a nosotros. Al igual que los esclavos de deuda mantenidos en la esclavitud, por nuestra incapacidad para pagar nuestra deuda incalculable, somos redimidos en libertad mediante el pago de incalculable por el propio Hijo de Dios. La libertad de comprar a este precio enorme viene a nosotros por la fe, y la recibimos por medio del Espíritu de ese mismo Hijo, que nos Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 28

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams recuerda lo que somos y nos conduce a una experiencia de la verdadera vida en comunión con él.
“Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.” Gálatas 3:13-14

Cristo nos redimió de la maldición de la ley a fin de que por la fe podamos participar en la bendición de Abraham. Las palabras claves aquí son "por la fe", no ", por nuestro propio esfuerzo", no "por la fe y nuestros propios esfuerzos". Pablo no dejará que los creyentes de Galacia se olvidan de que deben su redención y su nueva vida a la misericordia de Dios y no a su propio ingenio o laboriosidad. Él no nos lo dejará olvidar tampoco. Implicaciones contemporáneas Pablo no afirma que no hay lugar para el trabajo duro en la vida cristiana. Basta con mirar cuan duro ahora trabajaba! No, él insiste en que este se debe presentar en el lugar correcto en nuestro entendimiento. Nuestro trabajo duro nunca va a ser suficiente para ganar nuestra salvación. Así que la presentación del duro trabajo, antes de recibir la salvación, como si de alguna manera nuestra obra pudiera ganarla, es un gran error. Nuestra deuda es demasiado grande y nuestros esfuerzos demasiado débiles como para considerar esa posibilidad. Sólo nuestro Señor podía hacerlo. Por medio de Cristo nos ha liberado de esa tarea imposible.
“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud”. (Gálatas 5:1)

Por lo tanto, no hay que presentar el trabajo duro antes de la salvación, sino después de ella. Nuestros esfuerzos ya no son intentos desesperados de hacer lo imposible, sino que "la fe que actúa por la caridad» (5:6), cosa que es de alguna manera usada por Dios para avanzar su reino y traer gloria a sí mismo. Manifestamos nuestra alegría y gratitud a Dios por la salvación que estaba más allá de nuestra capacidad mediante el uso de nuestros dones y talentos para "servir a los demás con humildad en el amor" (5:13). Vamos a vivir y servir en el gozo de nuestra libertad en Cristo y no como esclavos de la ley. Preguntas de enganche ¿Piensas de ti mismo más como un ser humano o de un ser humano que hace cosas? ¿Cuál es la motivación para todas tus ocupaciones? ¿Por qué haces lo que haces? La fidelidad a Dios en el nuevo pacto no se mide por la obediencia a la ley, ¿Cómo se mide?

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

29

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams No está claro por qué los judaizantes estaban tan empeñados en pensar en la justificación en relación con el cumplimiento de algunas disposiciones de la ley, o por qué los creyentes estaban dispuestos a escucharlos. Tal vez una especie de memoria muscular les llevó a seguir los viejos patrones de conducta sin pensamiento consciente (3:3). Tal vez fue como la renuencia del niño a quitar las ruedas de entrenamiento cuando el objetivo de las ruedas de entrenamiento ya se ha logrado. Tal vez fue el miedo a lo que los demás que estaban haciendo esas cosas podría decir si no lo hacían (6:12). Tal vez realmente creía que la adhesión a la ley era necesaria para la salvación. En cualquier caso, en la medida en que miramos a nuestros propios esfuerzos para merecer la salvación, es el grado en el que estamos infravalorando los esfuerzos de Cristo en nuestro favor. También es el grado en el que nos estamos negando la libertad que sólo se encuentra en Cristo y la elección, en lugar de ponernos bajo el peso de la obligación que nos aplastan como un bicho. Vamos a prestar atención a la advertencia de Pablo y elegir la nueva buena nueva del evangelio de la gracia mediante la fe en Jesucristo!

46

EFESIOS
Shalom

El pecado trae miseria. Causa relaciones rotas, sueños rotos, promesas rotas y vidas rotas (2:1-3). Pablo escribe a la comunidad de creyentes en la importante y próspera ciudad de Éfeso, una congregación que él había ayudado a establecer y que vivió entre ellos por más de dos años en su tercer viaje misionero (Hechos 19), Pablo les escribe para recordarles acerca del único remedio para ese quebrantamiento, el Shalom que se encuentra en Jesucristo. Shalom es una palabra hebrea que se traduce generalmente como "paz", pero su significado es mucho más rico. Incluye las ideas de integridad, de la salud, de la normalidad y de la Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 30

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams plenitud (3:18-19). En otras palabras, Shalom es lo contrario del pecado. Shalom describe la vida como debe ser: Una vida vibrante que nunca se apagará, plena y sin restricciones. Qué irónico que Pablo escribe acerca de una cosa, mientras estaba encarcelado en Roma! (3:1, 4:1) Sin embargo, eso es parte de la fuerza de su punto. A pesar de sus circunstancias, el pecado no puede causar quebranto en él, debido a que Pablo conoce y disfruta del Shalom que viene de Jesucristo. Tema del libro Dios establece la iglesia como las primicias de su Shalom A través de Jesucristo, el quebrantamiento del pecado se deshace. Es la voluntad de Dios "para lograr la unidad de todas las cosas en el cielo y en la tierra bajo Cristo" (1:10). Por la fe en él, cree que la experiencia de una restauración de la relación rota entre ellos y Dios. Estamos hechos miembros de su familia y nuestros pecados son perdonados (1:5-7). Por la fe en Él, los creyentes también experimentan una restauración sus relaciones rotas con otros en la iglesia, el cuerpo de Cristo. Estamos hechos en una "nueva humanidad", que se caracteriza por el mismo tipo de amor, la bondad y la compasión por los demás que Dios nos mostró en Cristo (2:15-16; 4:32-05:01). Los efectos del pecado han sido reemplazados por Shalom. Así, en la iglesia, hay un solo cuerpo y un solo espíritu, un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos (4:4-6). Esta unidad, este Shalom, es el fruto del espíritu que caracteriza a la iglesia (4:3) y, cuando es visible, atraerá como un faro aquellos que todavía están muy lejos en un mar sin caminos del quebrantamiento. Pasaje para memorizar: Efesios 2:17
“Y reparación vino y anunció las buenasprovocada nuevas de paz vosotros estabais y acon los que La de la ruptura por ael pecadoque no puede serlejos, tratada la misma estaban cerca” facilidad con que se pega una taza de café rota en algún taller de garaje. No, el pecado ha entrado en cada corpúsculo de sus víctimas humanas para que el quebrantamiento se teje en el tejido de nuestras vidas y es también el efecto de nuestras vidas. Somos incapaces de entregar a nosotros mismos de su veneno letal. Cualquier reparación de la ruptura provocada por el pecado requiere un acto trascendental y divino de recreación total provocada por otra cosa que un inmenso amor y misericordia de Dios (2:8-9). Y requiere la muerte de un ser humano perfecto, un ser humano divino. Hijo de Dios, para lograrlo. Nosotros, los que estaban lejos de cualquier posibilidad de Shalom con Dios o con los otros sólo pueden realizar tanto a través de la fe en la que nos acerca a costa de su propia sangre (2:13).

El lente de Jesús La muerte de Jesús en la cruz pagó la deuda por nuestro pecado y también ha clavado una estaca en el corazón de su capacidad de producir quebrantamiento. Jesús rompió al gran Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 31

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams quebrantador. Jesús rompió el apoyo donde se apoyaba el pecado de modo que apenas puede ejercer alguna que otra influencia divisiva y resbaladiza, en nosotros cuando decidimos ir a visitarlo de vez en cuando al hospital. Nuestra fortaleza sobre el pecado viene de la fuerza de la persona a quien nuestra fe nos une. Nuestro Shalom, nuestra unidad, nuestra integridad, nuestra restauración, y nuestra reconciliación es descrita en términos de nuestro ser como el cuerpo de Cristo (1:22; 3-6), y en términos de nuestro ser, el templo de quien él es la piedra angular (2:19-22). Pablo empieza (1:2) y termina (6:23) su carta a los creyentes en Éfeso con una expresión de su deseo por ellos de que conozcan el verdadero Shalom, o la paz. Mucho del resto de su carta la pasa explicándoles de donde proviene esa paz.
“Porque él es nuestra paz” (Efesios 2:14)

Cristo es nuestra paz. Sólo él es capaz de reparar algo mayor que el tamaño de la brecha del Gran Cañón que hay entre nosotros y Dios y entre nosotros y los demás seres humanos. Cuando nos acercamos a él con fe, esa paz debe ser más evidente en nuestras vidas, tanto como para nosotros mismos y para los demás. Implicaciones contemporáneas Nosotros, como aquellos que han sido restaurados, los que han experimentado el Shalom, tenemos la responsabilidad de demostrar el Shalom a un mundo roto lleno de gente quebrantada. La unidad de la iglesia bajo Cristo, nuestra cabeza apunta hacia el día en que Dios, bajo la dirección de Cristo, eliminarán todos los efectos divisivos del pecado en el mundo (1:10). La segunda parte de la carta de Pablo a los creyentes de Éfeso (Caps. 4-6) está llena de estímulos para vivir de una manera que hace que el Shalom de Dios en Jesucristo sea algo obvio para aquellos que todavía sufren quebranto por causa del pecado.
“Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” (Efesios 4:2-3)

Este Espíritu de este heroico hacedor de Shalom, ha sido enviado para morar en cada creyente. Así mismo, en la fuerza de este Espíritu, imitemos a Cristo, trabajando en pos de la paz. Vamos a ampliar el Shalom que disfrutamos a los demás con la palabra y el ejemplo. Hemos sido recreados en Cristo para este propósito (2:10). Esto no va a ser fácil. El pecado es virulento, adictivo e insidioso. Pero Dios nos equipa con sus propias armas para que podamos participar en la batalla. Ya no estamos indefensos contra "la flecha de fuego del maligno" (6:16). Tenemos la fuerza "en el Señor y en el poder de su fuerza" (6:10) para defender nuestra postura y hacer avanzar el evangelio de la paz (6:13, 15). Preguntas de enganche

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

32

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams ¿Conoces la paz en tu vida? ¿Por qué debería haber algún quebranto después de todo? ¿Otros ven la paz en tu vida? ¿Cómo podrán ser capaces de verla? ¿Qué has hecho para promover el evangelio de la paz? ¿Dónde buscas la paz? ¿Cuál es la diferencia entre lo que los incrédulos llaman "paz" y lo que tú llamas "paz"? ¿Podrías explicar la diferencia a un incrédulo? ¿Puedes? A veces parece que tan rápido como Dios pone las piezas del rompecabezas de nuestras vidas quebrantadas juntos, el pecado sigue adelante detrás de nosotros separándolas de nuevo. Pero a pesar de que nuestras circunstancias pueden llegar a ser tan desagradables como las de Pablo cuando escribió esta carta, nada nos puede separar del amor de Cristo (Romanos 8:38-39). Nuestro gran enemigo sigue tratando de ocultar el mensaje de la iglesia del Shalom interpersonal al pintar con Espray sobre ella la fealdad de rencillas personales, ofensas, inconsideraciones y el orgullo. Seamos conscientes de que la buena noticia de que el quebrantamiento del pecado encuentra la curación en Jesucristo se ve amenazada por cada una de estas batallas que perder, y vamos a tomar las armas de la invencible. Dios y manejarlas con la fuerza y confianza que ofrece para que podamos perder menos.

47

FILIPENSES
Gozo

Pablo tenía mucho de que alegrarse. El estaba experimentando el encarcelamiento en Roma (1:7, 13, 14, 17) cuando escribió esta carta a la congregación en Filipo — una congregación Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 33

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams que él había ayudado a formarse durante su segundo viaje misionero (Hechos 16:11-40). Y si el encarcelamiento no fuera suficiente como para alegrarse, también se ocupaba de los que predicaban a Cristo por envidia, rivalidad, ambición egoísta (1:17). Y para que su gozo fuera completo, Pablo había oído que su amada congregación estaba sufriendo persecución (1:2730), junto con los efectos nocivos y las tonterías de los que querían diluir el evangelio mediante la adición de requerimientos al evangelio y a obedecer las disposiciones de la ley mosaica (3:2) o los que se iban al extremo opuesto por la promoción de un estilo de vida de auto-satisfacción (3:18-19). Pero, sorprendentemente, en medio de todas estas cosas, Pablo de hecho, encuentra mucho de que alegrarse. Y exhorta a los creyentes de Filipo a seguir su ejemplo y a que se regocijen con él (2:18). Tema del libro Dios le da el poder de la resurrección y de la alegría en medio de la persecución y de la herejía.

Pablo se alegra porque el lugar donde se encuentra su alegría no se ve afectada por la oposición religiosa o secular. De hecho, estas circunstancias difíciles pueden soplar grava suelta de la superficie y exponer los fundamentos de las fuentes que están por debajo de la alegría. Si, Pablo está encarcelado, pero se alegra de que su encarcelamiento ha contribuido al avance del evangelio (1:12-14). Sí, algunos estaban predicando a Cristo por motivos totalmente equivocados, pero Pablo se alegra de que por cualquier motivo, al menos Cristo está siendo predicado (1:18)! Y aunque algunos se oponían al avance del evangelio, Pablo podía regocijarse de que él conocía de muchos que se habían unido a él, al servicio cristiano. Pablo se regocija en el trabajo desinteresado de Timoteo (2:19-23), La vida-riesgosa de los esfuerzos de Epafrodito (2:25-30), la atención a él que a los creyentes de Filipo había mostrado, y su asociación con él en el evangelio (1:3-6, 4:1, 10). Pero incluso estas cosas, como la alegría que induce a que sean así, para Pablo no son más que réplicas después de un terremoto, y quiere que cada creyente encuentre ese mismo gozo en Jesús Cristo (3:1; 4-4).

Pasaje para memorizar: Filipenses 3:10
A fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte. Si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

Pablo quería conocer el tipo de alegría y fuerza que sostenía a Jesús en sus sufrimientos. Quería saber lo que podría impulsar a un ser humano, más allá de los límites de la resistencia normal en nombre de otros. Quería saber qué motivaría a alguien a morir para que otros Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 34

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams pudieran vivir. En sus palabras, Pablo quería lo que dice el texto: "si logro asir aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí" (3:12). Pablo deseaba "conocer a Cristo", no en un modo puramente intelectual o emocional puramente, sino de una manera que le permitiera llegar al conocimiento en su propia vida, algunos de los aspectos de la vida de Cristo. Cualquiera que conozca a Cristo de esta manera será capaz de ser "contenido en todo y por todo" (4:11-13), porque la fuente de esa alegría y la alegría siempre está por delante y no detrás (3:13-14). Pablo quiere que los creyentes de Filipos lo siguieran en su persecución de este tipo de gozo (3:17; 4:9), como lo habían demostrado ya que estaban haciendo por su fiel servicio cristiano (2:12), la energía que impulsa tal servicio ante la posibilidad real de sufrimiento y de la muerte sólo se puede encontrar en el único que puede vencer el sufrimiento con gozo y la muerte con la vida. El lente de Jesús Había algo que llevó hacia delante a Jesús en su ministerio terrenal. Era lo suficientemente potente como para sostenerlo durante los años de oposición y el sufrimiento y para mantenerlo en movimiento sin tregua hacia un final horrible. Nosotros tenemos la primera mención de ello en el anuncio del ángel en su nacimiento: "P ero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: " (Lucas 2:10). La palabra "Gozo" aparece de nuevo cuando Jesús escuchó un informe de que el evangelio encontraba suelo fértil en algunos corazones (Lucas 10:21) Jesús explicó más tarde que lo que él dijo a sus discípulos fue con el propósito de que tengan su alegría en ellos (Juan 15: 11). Y justo antes de que fuera entregado para que fuera crucificado, Jesús oró al Padre para que sus discípulos tuvieran la plena medida de su alegría dentro de ellos (Juan 17:13). Era la alegría que impulsó a Jesús hacia adelante, pero no una alegría sin sentido. Más bien, fue una alegría doble que fue definida por la relación con el padre. Jesús tenía alegría en la relación con el Padre de que su sufrimiento traería a los demás, y alegría en su relación con el Padre, hacia el cual su sufrimiento lo llevaba.

En la cara de la crucifixión, Jesús fue sostenido por la alegría de su relación con el padre y lo que su sufrimiento traería para él y para sus seguidores. Esa es la alegría que Pablo quiere lograr, la alegría en su propia relación más profunda con el Padre por medio de Jesucristo, y la alegría en la relación con el Padre por medio de Jesucristo, y lo que su trabajo estaba produciendo para otros. Ese tipo de alegría tiene una capacidad de resistencia que puede resistir condiciones tremendamente cambiantes, puesto que en absoluto, no dependen de esas condiciones. Pablo quiere conocer esa alegría más plenamente, y quiere que todo creyente la conozca también. Implicaciones contemporáneas Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

35

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Pablo descubrió que el gozo en la vida cristiana tiene que ver con la relación con Dios. Los creyentes buscan alimentar esa relación por ellos mismos, a través de Jesucristo, y ellos buscan ser usados por Dios para llevar a cabo esa relación por otros, a través de Jesucristo. Pero una expresión activa de ese gozo, requiere infusiones continuas de la fortaleza divina para que podamos perseverar a través de los desafíos físicos, emocionales y espirituales que de seguro vendrán. Por lo que el objeto y la fuente de nuestra alegría es el mismo. Dios fortalece nuestra relación con él, de manera que podamos buscar una relación más fuerte con él.
“Todo lo puedo (estar contento en cualquier situación) en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:13) Podemos estar seguros de que Dios nos dará la fortaleza, y aún el gozo en medio de los desafíos que vendrán. Y en una manera curiosa, los desafíos mismos solo sirven para hacer que nuestra relación con Dios se fortalezca, porque nos obligan a alejarnos de las imitaciones baratas de plástico a la única fuente verdadera del gozo que nunca puede fallarnos. Podemos dejar de lado la ansiedad y el miedo que surgen de las preocupaciones e inquietudes acerca de las cosas que pasan y en vez de eso experimentar la paz de Dios, la paz que viene de una relación segura y vivificante con Dios a través de Jesucristo, la paz que nos mantiene a salvo dentro de la fortaleza de la verdadera alegría que él nos da (4:6-7).

Preguntas de enganche ¿Cuáles son las personas, cosas o circunstancias que te traen gozo? ¿Por qué lo hacen? ¿Pueden cambiar esas personas, cosas o circunstancias? ¿Cuándo las relaciones o circunstancias cambian, hacia qué o quién te diriges a fin de encontrar un profundo contentamiento, o incluso la alegría o gozo, que Pablo describe?

A veces se confunde el gozo con la felicidad. si nuestra experiencia actual no se traduce en felicidad, podemos llegar a sentirnos como si el bote nos hubiera dejado, en nuestra vida cristiana. Pero el gozo no es la misma cosa que la felicidad. El gozo es mucho más profundo. La felicidad viene y va, pero el gozo que se encuentra en relación con dios a través de Cristo perdura para siempre. Este es el gozo que Pablo todavía podía disfrutar aún cuando él estaba experimentando increíbles dificultades. Este es el gozo que Jesús podía todavía disfrutar aún cuando la cruz se alzaba a todo lo largo delante de él. Este es el gozo que Pablo deseaba para los creyentes de Filipo y para nosotros. Y este es el gozo que nos guía a proclamar las buenas nuevas de Jesucristo, aún al afrontar los inmensos obstáculos, para que otros puedan experimentar este gozo también. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 36

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

48

COLOSENSES
Cristo exaltado

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

37

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams En su carta a la iglesia en Filipo, Pablo animó a los creyentes a buscar el gozo que viene de una relación más profunda y compartida con Dios a través de Jesucristo. Los creyentes en Colosas, no obstante, se les habían dicho por boca de otros, que ellos encontrarían ese gozo en otra parte. Su padre espiritual, Epafras (1:7), estaba alarmado por lo que se les estaba imponiendo en su congregación, por lo que había llegado a la celda de la prisión donde estaba Pablo en Roma con el fin de buscar su ayuda, para tratar con el problema. En respuesta, Pablo escribe a los creyentes de Colosas, para recordarles la verdad del evangelio (1:5), para estimularlos a permanecer firmes en el evangelio de la verdad (1:5), y tranquilizarles que la sabiduría humana y la tradición que se les había ofrecido por los falsos maestros de lenguas seductoras, no se podía comparar con lo que ellos ya habían logrado para ellos en Jesucristo. Tema del libro Dios ha exaltado a su Cristo por encima de toda sabiduría humana y tradiciones.

Aunque Pablo nunca había visitado Colosas (2:1), el compartía la preocupación de Epafras, por la salud espiritual de estos creyentes. Ellos podrían haber estado listos para afrontar un ataque directo y frontal por los enemigos de la verdad, pero ¿Estaban ellos preparados para la infiltración furtiva de sus agentes, quienes llevaban puestos el disfraz de quienes profesaban estar buscando la verdad? Estos enemigos encubiertos vinieron con un arsenal personal que incluía argumentos que sonaban muy bien (2:4), filosofías basadas en supuestos misterios espirituales o entendimiento humano (2:8, 18), y una insistencia en una serie de regulaciones que “tienen apariencia de sabiduría” (2:21-23). El último objetivo de estos simuladores era la decepción (2:4), conducirlos al cautiverio mental (2:8) de manera tal que los creyentes fueran espiritualmente inefectivos porque ellos se sentirían temerosos de hacer algo más que sólo vivir bajo las limitaciones de la decepción (2:18). Pablo desenmascara a estos enemigos; el destapa su cubierta. Y el estimula a los creyentes en Colosas a enfocarse una vez más en Jesucristo, la fuente, el origen y la fuerza de su fe.

Pasaje para memorizar: Colosenses 1:18
Y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

38

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams En el remolino de opciones lanzadas a los creyentes de Colosas por loa maestros tanto falsos como verdaderos, Pablo los dirige a poner sus mentes y corazones en las cosas de arriba, donde está Cristo. Cristo es preeminente, supremo, exaltado sobre todas las cosas. Todas las cosas, encuentran en él su significado y propósito en él. El es antes que todas las cosas, y en él todas las cosas se sostienen juntas (1:17). No hay nada antes que él ni después de él. Enfocarse en tal fuente de verdad capacitará a los creyentes a encontrar su camino a través de la niebla de tonterías religiosas que estaban revolviendo su congregación. Si las enseñanzas presentadas a los Colosenses no estaban basadas en Cristo y no los guiaba a una más profunda relación con Cristo, entonces esa enseñanza era inútil y perjudicial. Cristo provee el lente a través del cual la verdad y las imitaciones baratas vienen a enfocarse. El lente de Jesús Cuando enfocamos nuestra atención en Cristo, vemos que todas las cosas espirituales “extras” que estaban siendo ofrecidas por los falsos maestros en Colosas ya habían hallado su cumplimiento en Cristo. Deseas contemplar los misterios espirituales profundos? ¿Qué tal contemplar el misterio de Cristo (1:26, 27; 2:2; 4:3) revelado a nosotros en el evangelio! ¿Deseas alcanzar sabiduría espiritual avanzada? ¿Qué tal si lo logras abrazando más profundamente a Cristo “en quién están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento? (2:3)! ¿Crees que una adherencia estricta a ciertas leyes fortalecerá tu vida espiritual? ¿Qué tal confiar en el único a quién todas esas leyes señalan (2:16-17)! ¿Estás interesado en explorar poderosos seres celestiales? ¿Qué tal explorar el único quien está sentado a la mano derecha del padre (3:1), victorioso sobre toda potestad y autoridades (2:910,15)!
“A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.” (Hechos 5:31)

El padre mismo exaltó a su hijo. El hecho de que la exaltación del hijo, es lo que forma las instrucciones fundamentales de Pablo a los creyentes en Colosas en la segunda mitad de su carta. Las verdades espirituales tienen implicaciones prácticas, y no puede haber ninguna verdad espiritual más fundamental que la vida tiene su origen en, es decir, en su cumplimiento en Jesucristo (1:16)

Implicaciones contemporáneas

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

39

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams En el capítulo 3 y 4, Pablo describe las implicaciones de la centralidad en Cristo de la vida de un creyente. Estas cosas no tienen nada que ver con algún tipo de transformaciones espirituales de nuestras viejas vidas por re tapizado de muebles en mal estado y la aplicación de pintura nueva en las paredes para cubrir el daño del agua. Envuelve morir a nuestras viejas vidas y el crecimiento de nuestras vidas nuevas en Cristo (3:1-17). Este crecimiento pasa no buscando algún nueva dirección espiritual, sino cultivando nuestra relación con nuestro Señor exaltado (2:19). A través de nuestra relación con Jesucristo por medio de la fe, tenemos acceso a la fuente y a los efectos transformadores del poder divino. No hay nada que falte en nuestra relación con Cristo que tuviéramos que ir a otro parte para encontrarla. De hecho, es justamente lo contrario. En Cristo tenemos todo. “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.” (Colosenses 2:9-10). Esta plenitud se manifiesta a sí misma in maneras prácticas. Pablo explica a los creyentes en Colosas, y a nosotros también, que cuando reconocemos y nos sometemos a la deidad de Cristo y empezamos a crecer en nuestra relación con él, nuestras vidas lo mostrarán. Estas conductas y actitudes no se ganan nuestra relación con nuestro Señor, sino que en su lugar son como un resultado de eso. Ella incluyen como era de esperar, las características de cualquier relación saludable: una conducta que traiga honor a la otra persona, un deseo de conocer cada vez más y mejor a la otra persona, encontrar fortaleza en la otra persona, y expresar gratitud por la otra persona (1:9-12; 2:6-7). Preguntas de enganche ¿Cuál es la cosa más importante en tu vida? ¿A dónde buscas para tu realización? ¿Qué dirían las otras personas, que es la cosa más importante en tu vida? ¿Sí alguien te estuviera observando durante el día, qué dirían ellos es lo más importante para ti? ¿En qué maneras concretas has servido a la exaltación de Cristo hoy? ¿Es tu relación con él, lo que tu llamarías como algo saludable? Es fácil empezar a asimilar las creencias de aquellos que nos rodean, aquellos que están buscando su realización en otras cosas. Estamos alertas a los peligros de elevar el dinero, carrera, posesiones, belleza, fama y gratificación personal instantánea, de una manera u otra a un lugar que sólo está reservado para Cristo. Pero, es posible que no estemos alerta a los peligros de aquellos quienes parecen estar ofertándonos lo mismo que nosotros estamos buscando—una experiencia espiritual mucho más profunda. La sabiduría, profundo discernimiento espiritual, humildad, y auto degradación, todas estas parecen ser avenidas legítimos a un plano espiritual mucho más elevado- y de por sí lo son. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 40

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Agradecidamente, todas estas cosas son encontradas perfectamente cumplidas en Jesucristo. Nosotros las experimentamos por nosotros mismos mientras buscamos nuestra relación con él. Otros caminos pudieran ofrecer mucho, pero ellos son como dar vueltas equivocadas en un laberinto— nos puede pasar un buen rato antes de que caigamos en cuenta de que nos estamos encaminando hacia un camino equivocado. Lo que Jesucristo nos promete es algo mucho más en nuestra relación con él. No nos tomará mucho tiempo con él, antes de darnos cuenta de que definitivamente estamos encaminándonos hacia la dirección correcta.

49

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

1 y 2 TESALONISENSES
2012

41

Productividad

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Después de ayudar a fundar la iglesia en Tesalónica, en su segundo viaje misionero (Hechos 17:1-4), Pablo escribe dos cartas a ellos, con sólo con unos pocos meses de separación entre una y otra, para estimularlos e instruirlos en una fe fructífera aún en frente de la oposición. Los creyentes estaban confrontando la oposición desde fuera de su comunidad — la misma oposición que llevó a Pablo a una salida precipitada (hechos 17:5-10). Los creyentes también estaban luchando con cuestiones teológicas que se levantaban de entre ellos mismos, cuestionamientos concernientes al estado de los creyentes que habían muerto y el tiempo y las circunstancias que rodeaban el regreso del Señor. Pablo escribió para guiar a estos creyentes en ciernes a un más profundo entendimiento de cómo ellos podían vivir una vida cristiana productiva mientras esperaban el día cuando el Señor regresara y su fe fuera recompensada. Tema del libro Dios empodera una vida productiva y piadosa, al tiempo que los creyentes esperan por el regreso del Señor Pablo agradece que su ministerio a los creyentes en Tesalónica está dando sus frutos (1Tesalonica 2:13). Continuando con cultivar la metáfora, el describe la fe de los creyentes tesalonicenses en términos de horticultura. Al igual que una planta, su fe está “creciendo más y más” (2 Tesalonicenses 1:3). Pablo los estimula a continuar produciendo el fruto de una fe saludable y creciente (1 tesalonicenses 1:3; 2 Tesalonicenses 3:13). Y al igual que un agricultor alimenta y atiende su precioso cultivo, los creyentes deben estimularse unos a otros en su fe, de manera que ellos puedan continuar siendo fructíferos (1 tesalonicenses 4:18; 5:11, 14; 2 Tesalonicenses 2:16,17). Por su puesto, todas esos etapas de su crecimiento en la fe—desde el surgimiento del primer brote, hasta la producción inicial de los frutos, hasta su madurez como cristianos fructiferitos— Los cuales son en última instancia las evidencias de la actividad de Dios en sus vidas. Esto quiere decir que su fructividad es la evidencia de lo que Dios ha hecho en ellos, de lo que Dios está haciendo a través de ellos, y de lo que Dios hará por ellos. Pasaje para memorizar: 2 Tesalonicenses 2:13
Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

42

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Las primicias son las evidencias tempranas de la productividad de un suelo fértil. Ellas indican la gran cosecha que vendrá. De manera tal que si hay “primeros frutos”, entonces es muy probable que habrá más adelante muchos frutos también. Pablo estimula a los creyentes Tesalonicenses a participar en la obra de Dios al buscar mejorar la productividad de sus propias vidas y la productividad del mensaje del evangelio. Por su puesto, como todo buen agricultor sabe, hay una gran cantidad de amenazas potenciales que hay que superar para llegar obtener una cosecha saludable. Al igual que un clima violento, aquellos que se oponen al evangelio pueden reunir sus fuerzas y desatar su rabia en contra de la iglesia (1 Tesalonicenses 2:14-16; 2 tesalonicenses 1:4). De un mucho menor orden de magnitud, pero con un potencial devastador, están aquellos dentro de la iglesia quienes, al igual que los insectos, mordisquean la efectividad del testificar del evangelio por medio de sus palabras o conducta (1 Tesalonicenses 4:3-7; 5:1415; 2 Tesalonicenses 3:5-15). Al igual que una plaga o un hongo que succiona la vida de una cosecha saludable, las quejas constantes, las dudas y los temores referentes a tales preguntas teológicas como la del estado de los creyentes que han muerto (1 Tesalonicenses 4:13-18) y el tiempo y las circunstancias que rodeaban la segunda venida del Señor (1 Tesalonicenses 5:1-11; 2 Tesalonicenses 2:1-12) pueden succionar la vida y la productividad de una congregación saludable. Pablo les recuerda a los tesalonicenses que en el medio de todos estos peligros, el único que la iglesia espera sigue siendo el mismo, y el único, quien puede asegurar su sustentabilidad y productividad hasta su regreso. Debemos dejar de buscar el preguntarnos cuando y empezar a buscar el quién. El lente de Jesús Pablo re dirige la perspectiva de los creyentes en Tesalónica de vuelta a aquel que es su vida y quien los capacita a canalizar esa vida hacia los demás. Su segura esperanza está en Jesucristo quién es el que produce el fruto de la perseverancia, que los capacitará para permanecer firmes ante los desafíos que enfrentan. (1 Tesalonicenses 3:12-13; 2 Tesalonicenses 2:16; 3:3-5). Cuando nuestra conexión a esta fuente de vida está dañada por los tiempos difíciles de la oposición, por el torpe trabajo de los descuidados paisajistas espirituales, entonces cualquier posibilidad de la vida productiva para nosotros mismos se pierde, y no produciremos tampoco nada de valor nutritivo para las personas hambrientas que nos rodean. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. (Juan 15:4) Jesucristo es la fuente de nuestra fructividad. Nuestra vida proviene a través de la fe en él. Pero esto no es como la existencia enfermiza y débil que experimentamos ante nuestra relación con él. En vez de esto, esta nueva vida es generativa. Resultara en una vida exquisita, sabrosa y nutritiva fruta que contiene las semillas para una aún mejor nueva vida. Y tanto como nuestras ramas permanezcan unidas a la vid, tanto como nosotros Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 43

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams “permanezcamos firmes y asidos” a la verdad (2 Tesalonicenses 2:15), el fruto continuará llegando. Implicaciones contemporáneas Una persona puede decir de qué clase de árbol proviene cierto fruto al observar sus características. Así mismo, si tenemos vida por medio de la fe en Cristo, el fruto de nuestras vidas tendrá algunas de sus características. Cuando por la fe nos hallamos en la misma divina presencia y poder que nos da vida, seremos capaces de corregir los errores, fortalecer al débil, y ser pacientes con las ofensas repetitivas de los demás, seremos inexorablemente cuidadosos, consistentemente gozosos, siempre dependiendo en oración, y agradecidos (1 Tesalonicenses 5:14-18). Este fruto luce extremadamente muy parecido a nuestro Señor y esto sólo será posible en nuestras vidas cuando tengamos una sana relación con él.
“Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder.” (2 tesalonicenses 1:11)

Oremos para que Dios cause que nuestros esfuerzos en su nombre traigan muchos frutos para el reino. Los frutos que son separados de la vid no permanecen siendo jugosos, atractivos y nutritivos por mucho tiempo. Los frutos artificiales no requieren de una vid para nada y permanecen igual indefinidamente, pero no tienen vida y tampoco la dan. Necesitamos ayudarnos los unos a los otros para mantenernos enfocados en la fuente de nuestras vidas y en la fortaleza ya que nosotros como individuos y también como el pueblo de Dios, juntos continuamos llevando una vida generadora de vida, una vida sustentadora de vida y una vida propagadora de frutos. Preguntas de enganche ¿Eres un cristiano productivo, lleno de frutos? ¿Qué te capacita a ser fructífero o que te impide ser fructífero? ¿Cuál es la fuente final de tu productividad? ¿Cómo mides la fructividad? Cómo Pablo describe la fructividad a los creyentes de Tesalónica? ¿Qué pudieras hacer para convertirte en alguien más fructífero? ¿Qué conexiones tiene la salud de tu relación con Dios en tu productividad como cristiano? La fructividad requiere mucha atención, la atención a nuestras propias conexiones a la fuente de vida, y el cuidado atento al crecimiento espiritual de nuestros hermanos y hermanas. De manera que Pablo urge a los Tesalonicenses a amar, estimular y a edificarse unos a otros (1 Tesalonicenses 4:9, 18; 5:11, 14), a evitar los peligros de una vida extenuante, que agotan la vida (1 Tesalonicenses 4:3-4; 2 Tesalonicenses 3:6), y a nunca volvernos inservibles para hacer el bien (1 Tesalonicenses 5:15; 2 Tesalonicenses 3:13). La habilidad de hacer estas Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 44

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams cosas, para ejercitar esta atención, proviene de aquel quien nos da vida en primer lugar. El inicia, sostiene, y propaga la vida en y a través de su persona. El viene otra vez a remover todo lo que sea antagónico a esa vida. 50

1 TIMOTEO
La verdad Vs. El error

Mucho pasó en la vida de Pablo desde que escribió a los creyentes en Éfeso. Estaba encarcelado en roma por un tiempo, y después de ser liberado se había embarcado en un viaje para visitar los lugares donde previamente había ministrado. Pablo dejó a Timoteo, su compañero de viajes en ese viaje y su “verdadero hijo en la fe” (1:2), para atender los asuntos en Éfeso, mientras él se iba a Macedonia (1:3). Esto fue necesario porque muchas cosas habían pasado en la iglesia de Éfeso en los varios años anteriores, y mucho de ello no era nada bueno. La iglesia había sido infiltrada por vándalos espirituales quienes estaban desfigurando la obra de arte del evangelio de verdad. Pablo estimula e instruye a Timoteo para la obra de restauración que debía llevarse a cabo para recuperar la hermosura de la verdad que brillaría con gran esplendor y muy claramente, una vez más, en esta congregación, y por el error que había oscurecido la verdad momentáneamente y que debía limpiarse y del cual debían ser protegidos. Tema del libro Dios estimula a la (Efesios) iglesia en promover la verdad y a oponerse al error. Las hermosas pinceladas de las buenas noticias de la salvación en Jesucristo han sido pintados como con pintura en espray sobre las falsas doctrinas (1:3), mitos, genealogías interminables, especulaciones controversiales (1:4), y palabreo sin significado (1:6). Esta desfiguración podría causar en algunos el perder la verdad en los postreros tiempos y hasta la apostasía. (4:1). La restauración del mensaje del evangelio a su hermosura original era críticamente necesaria y esperada desde hacía mucho tiempo. Pablo pasó mucho tiempo describiendo como esta obra debería ser. Involucraba buscar la rectitud, la santidad, la fe, el amor, la paciencia y la mansedumbre (6:11). Envolvía aferrarse a la fe (1:18) con diligencia y auto disciplina (4:7,15), involucraba pelear la buena batalla de la fe, echar mano de la vida eterna (6:12, 19). Poner nuestra esperanza en la obra del Dios vivo, quien ricamente nos provee de todo lo que necesitamos para que las disfrutemos” (6:17) evitando las profanas
pláticas de vándalos espirituales sobre cosas vanas, siempre en mente y perseverar en la verdad (6:20). siendo vigilantes para mantener

Pasaje para memorizar: 1 Timoteo 4:16 Traducción cortesía: Rodríguez/IBNP 2012 45 Ten cuidado de ti mismo y de la Deisy doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Pablo le recuerda a Timoteo y a los efesios que la verdad y el error pueden manifestarse por la conducta de los creyentes (vida) de la misma forma como por las palabras que hablan (doctrina). De esa manera, Pablo provee instrucciones de cómo un cristiano debe conducirse en la iglesia. “Casa de Dios” (3:14-15). De hecho, muchos de los libros describen la conducta apropiada cristiana: para hombres y mujeres (2:8-9); para los administradores y diáconos (3:1-13); para las viudas, ancianos y los esclavos (5:1-20); para los ricos (6:17-19); y para Timoteo mismo (4:12-16). Esta conducta estaba ligada inseparablemente a la verdad del evangelio y ambas demuestran y corroboran su mensaje. Aquellos quienes aprecien la obra que dios está haciendo en y a través de su pueblo, pueden determinar su “procedencia” divina por el grado en que nuestras vidas se conforman a su verdad revelada. Pablo estimula a Timoteo a asegurarse de que su propia conducta y la conducta de su rebaño revelen la mano del maestro.

El lente de Jesús La verdad encuentra su fuente en Dios. La verdad puede verse. La verdad puede vivirse ante las demás personas. La verdad de dios encuentra su expresión perfecta en Jesucristo, quien “vino del padre, lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). La vida de Jesús comunicaba en todos sus detalles, la misma verdad que sus palabras predicaban. De manera tal que cuando Juan el Bautista envió a sus discípulos a preguntar a Jesús si él era o no el Mesías, Jesús respondió, “ve y dile a Juan lo que han visto y escuchado (Mateo 11:4) Jesús mostro y habló la verdad. Su “procedencia” divina era simple de ver para todos”. Cuando alguien observaba su vida, ellos podían ver a Dios, el que lo había enviado (Juan 12:45). El representaba perfectamente a Dios (Hebreos 1:3). (en términos de una puesta en escena) No hubo ningún diálogo o conducta desentonado o desabrido, ningún error en perspectiva o en iluminación, ninguna falla en la técnica de ejecución. (en términos de obra de arte) Jesús es una imagen perfecta del padre, y el nos envió a salir como sus obras impresas firmadas y de edición limitada. “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo” (Juan 17:17-18) Tal como Jesús reveló la verdad acerca del padre, el capacita y equipa a sus seguidores para hacer lo mismo. El nos muestra como se ve la verdad en la vida diaria, y por su Espíritu nos hace aprendices que crecemos en nuestra habilidad de imitar su expresión de la verdad en todo su esplendor. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 46

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Implicaciones contemporáneas Aquellos quienes colorean sus vidas de verdad con tintes o sombras de sus propias paletas, en lugar de la de Dios, no terminan con un cuadro de vida, sino con uno caracterizado por “envanecimiento, ignorancia, delirios acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las
cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia “1 Timoteo 6:4-5). Dios capacita a su pueblo para promover la verdad y oponerse al error porque representar una vida descrita por sus palabras guiarán al contentamiento que él desea para nosotros (6:6). Conoceremos de ese contentamiento cuando traigamos cada aspecto de nuestras vidas con la verdad que Dios nos ha revelado. Y cuando eso suceda, nuestras vidas individuales y corporativas se volverán como un bastidor sobre el cual la verdad de Dios encuentra una clara ilustración. “Esto manda y enseña. Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. (1 Timoteo 4:11-12)

Por supuesto, a fin de comunicar la verdad en todos sus ricos tonos y sutiles tintes, debemos primeramente conocernos a nosotros mismos. Tenemos que leerlo, estudiarlo, reflejarlo, y creativamente buscar encontrar expresión en nuestras vidas. Es muy fácil contradecir lo que decimos que creemos por la forma en que vivimos. Luego, nos volvemos como aquellos en la iglesia de Éfeso quienes estaban causando tantos problemas. En vez de esto, unámonos para entender, defender, celebrar, y promover la verdad de Dios, lo cual nos guía a una vida más plena para nosotros mismos y para aquellos quienes se sienten atraídos a la obra del artista que representamos. Preguntas de enganche ¿Cómo distingues la verdad del error? ¿Cuál de ellos comunicas con mayor claridad con tus palabras y conducta? ¿Cuál de ellos tu congregación comunica más claramente con sus palabras y conducta? ¿Estás dispuesto y listo a pararte firme por la verdad? ¿Cómo manejas la obra de restauración en tu propia vida o la de los de tu congregación? Los museos gastan fortunas en mantener sus tesoros seguros de ladrones y vándalos. Se nos ha confiado con un tesoro mucho más valioso que las piezas de los museos. Se nos ha confiado con las buenas noticias de la salvación a través de la fe en Jesucristo. Hay muchos quienes les gustaría obscurecer la obra magnífica del maestro al pintar sobre ella grafitis blasfemos de sus propias pandillas. Otros trataran de promover sus propias obras de principiantes como si fueran verdad divina. Tenemos que asirnos de nuestra seguridad para Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 47

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams asegurarnos que estos criminales espirituales no pueden tener éxito. Tenemos la palabra de Dios, La predicación y la enseñanza de aquellos que la leen y la viven, y el fruto espiritual de nuestros hermanos y hermanas en la fe para ayudarnos a evitar ser victimizados como los creyentes en Éfeso. Que Dios nos ayude a ser como aquellos que pintan un hermoso cuadro de Jesús en nuestras vidas.

51

2 TIMOTEO
Lealtad

En su primera carta a Timoteo, Pablo estimuló a su hijo en la fe a oponerse al error y promover la verdad por sus palabras y su conducta. Pero el enemigo de la verdad había intensificado su juego. Ahora no es sólo el mensaje del evangelio lo que estaba bajo ataque, sino que también el mensajeros del evangelio! El emperador Nerón lanzó una persecución de los cristianos a gran escala, y Pablo estaba capturado en su red. Pablo estaba ahora encadenado como un animal, en una celda fría de una prisión, en Roma. Sin embargo y muy a pesar de este lugar desolado donde la mayoría que entraban abandonaban toda esperanza, pablo en esperanza confiada, escribe para urgir a Timoteo y a la amplia comunidad cristiana a permanecer leales al mensaje, la obra, y enfocarse en el evangelio. Tema del libro Dios apela a Timoteo y a las iglesias, a permanecer leales al mensaje del evangelio al enfrentarse a la persecución y el error. Pablo estaba en cadenas, pero nunca había estado más libre. Las puertas de las prisiones estaban cerradas tras sus espaldas, pero el cielo estaba abierto delante de él. En cautiverio y físicamente débil, él le describe a Timoteo donde se encontraban su verdadera libertad y fortaleza. No se encontraba en la comodidad física, en su reputación pública, o aún en su fidelidad— él sabía que estas cosas son transitorias en el mejor de los casos. La libertad y la fortaleza de Pablo provenían nada más y nada menos que del poder de Dios hecho una realidad por medio de la fe en Jesucristo. Pablo describe a Timoteo de como estos recursos ilimitados lo han sostenido en medio de sus sufrimientos a fin de estimular a Timoteo y a la iglesia a sacar ventaja de esto e inspirarse también al enfrentar luchas similares. El espíritu de Dios le había dado a Pablo el poder en lugar de la debilidad o cobardía, amor en lugar de resentimiento, y la auto disciplina, dominico propio, en lugar de la auto conmiseración (1:7). Increíblemente, Pablo advierte a Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 48

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Timoteo de no buscar una línea de trabajo fácil y segura; en su lugar, el lo invita a unírsele en su sufrimiento por el evangelio (1:8; 2:3). La redención maravillosa y las promesas reveladas por las verdades de Dios deberían ser protegidas de los falsos maestros y proclamadas a cualquier costo por el poder del espíritu santo que moraba en él. (1:14).

Pasaje para memorizar: 2 Timoteo 2:15
Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

Al igual que la nitroglicerina, el evangelio necesita usarse de una manera correcta. Pablo describe que este cuidado envuelve imperativos que ocurren en su carta tan rítmicamente como el goteo del agua en su húmeda celda de la prisión: “Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús. (1:13). “Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros. (1:14); “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús” (2:1); “Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, resucitado de los muertos conforme a mi evangelio”; “Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido”; “que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.” (4:2). Esta lealtad al arduo trabajo del evangelio, no obstante, estaba (y siempre lo estará) bajo ataque furioso. Cualquiera que alguna vez haya pegado algo sabe que la fortaleza de la unión se hará evidente solamente cuando alguien intente separar ambas piezas. Hay muchas fuertes y persistentes fuerzas tratando de arrancar a la iglesia de su unión con la verdad. Los falsos maestros estaban tirando desde adentro (2:16-18; 3:1-9), y la persecución patrocinada por el gobierno estaba tirando desde afuera. Pero el foco de la verdad del evangelio, Jesucristo hizo de tal caso una separación imposible. El lente de Jesús El lazo entre los creyentes y el Padre que Jesús estableció no podía romperse (Romanos 8:3539). Su obediencia a los requerimientos de la relación de pacto era perfecta. Y su pago por nuestras transgresiones de esos requerimientos fue completo. Consecuentemente, por nuestra fe en Jesucristo, nuestra relación con el padre es una relación segura como la relación del padre con el hijo. De manera tal, que aún si somos infieles, “Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo.¡” (2 Timoteo 2:13). Como nuestro representante por medio de la fe, Jesús concretó para siempre nuestra relación con el padre. La increíble seguridad y fuerza de que esta verdad nos da son buenas noticias en el extremo. Debería salvaguardarnos de cualquier cosa que pudiera diluir su potencia. Esto es una bomba que debería ser lanzada en cada territorio del enemigo. No importando lo que nos lance en sus ataques el enemigo de la verdad contra nosotros, ya sean persecuciones Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 49

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams romanas, infiltraciones de falsos maestros, o dudas inyectadas clandestinamente, acerca de nuestra propia dignidad, debemos permanecer firmes en la verdad de que nuestra liberación ya ha sido lograda por la lealtad de Jesús hacia el padre. “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me
envió.” (Juan 6:38)

Ante la faz de la persecución y el error, Jesús permaneció inquebrantablemente fiel a la voluntad del padre. De modo que no hay nada más que necesite hacerse, o que podamos hacer, para asegurar nuestra relación con el Padre. A medida que el espíritu de Jesús, quien perfectamente hizo la voluntad del padre, nos transforma a semejanza de Cristo, nuestras vidas empezarán a conformarse a la voluntad del padre de la misma manera, aún cuando nosotros, al igual que Cristo, encontremos oposición consistente al hacerla. Implicaciones contemporáneas Pablo escribe para recordar a su amado Timoteo de las preciosas y poderosas verdades que Dios había revelado en Jesucristo. A la luz de la muerte y las dificultades que nos rodean a todos y que estaban mirando fijamente al rostro de pablo, tenemos vida e inmortalidad en el evangelio (1:10). Este es el mensaje que Dios nos ha confiado a nosotros y el mensaje con el cual Pablo animaba a Timoteo a permanecer leal. Tenemos el espíritu del único ser humano quien alguna vez expresó lealtad perfecta y que ahora mora dentro de nosotros para darnos la fortaleza de sobre llevar esta tarea.
“Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.” (2 Timoteo 1:13-14)

Por la ayuda del espíritu Santo morando en nosotros, expresemos nuestra lealtad a Cristo y al mensaje del evangelio, aprendiendo y haciendo la voluntad del padre. Resistamos la falsedad (2:25), nutramos nuestra fe (2:22), y aprendamos las escrituras (3:14-17). Y Permitamos hacer obvio a todos con nuestras palabras y conducta que nuestra lealtad ahora y para siempre reside con Dios, e invitémonos a entrar en esa comunión leal también. Preguntas de enganche ¿Por cuáles verdades estás dispuesto a morir? ¿Por qué estarías dispuesto a hacer tal cosa? ¿Te conduces más por el deseo a perseverar tu propia reputación, estado, o influencia o por el deseo de avanzar la reputación, el estado, o la influencia del evangelio? ¿Por cuáles verdades estás dispuesto a vivir? Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 50

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams ¿Qué tal si vivir por la verdad significaría hacer el ridículo para otros, la marginalización por la sociedad, la cárcel, o algo peor? ¿Cómo puede una persona vivir tal vida?

Uno raramente escucha hablar acerca de la lealtad hoy día excepto en referencia a la ya pasada época victoriana, las películas acerca de la mafia, o los programas que ofrecen descuentos por los comerciantes a los clientes regulares. Pero Pablo muestra a Timoteo que toda la vida cristiana se trata de lealtad. La lealtad de Jesús a la voluntad del Padre hizo que la vida eterna fuera posible para aquellos que estaban unidos con él por medio de la fe. Como aquellos que depositamos nuestra fe en él, permaneceremos leales a su mensaje de buenas nuevas, justo al frente de todos aquellos que tratan de distorsionarla o comprometerla, y hoy, como siempre, habremos unos pocos. Y como aquellos que sólo conocen el camino a la vida eterna, nosotros lealmente perseveraremos en comunicar estas verdades a otros, aún cuando nos podría costar la comodidad, el respeto, o incluso nuestras vidas. Dios nos ha dado su propio espíritu para darnos el poder de hacer estas cosas. De manera tal, finalmente, nuestra lealtad a Dios es sólo posible por causa de la lealtad de Cristo a nosotros. Su lealtad nuca fallará. Por el poder y la gracia de nuestro propio esfuerzo disciplinado, permitamos que nuestra lealtad se enfoque, en el mensaje y en la obra del evangelio hasta que esta falle cada vez menos.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

51

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

52

TITO
Verdad transformadora

Pablo conocía a Tito muy bien, habían trabajado juntos muy de cerca en el tercer viaje misionero de pablo (2 Corintios 7:6), 13, 14; 8:6, 16, 17, 23). Después de que Pablo fuera libertado de su primer encarcelamiento en Roma, se había ido de vuelta a su obra evangelistica, y se llevó a Tito junto con él a la isla de Creta. Pablo se adelantó, pero dejó a Tito detrás para que este “pusiera las cosas en orden “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé” (Tito 1:5). Esto fue mucho más difícil de lo que suena. Creta no era conocida precisamente por su cultura sofistificada. Todo lo contrario. Pablo describe al pueblo en las palabras de uno de sus propios poetas. “Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos. (Tito 1:12). ¡No eran exactamente joyas relucientes de rectitud moral! ¿Cómo era posible que el pobre Tito pudiera organizar una congregación con un pueblo como este? ¿Cómo tales personas alguna vez llegarían a manifestar la nueva vida en Cristo, para que todos la vieran? Pablo sabía que Tito necesitaría alguna guía, y el escribe su carta para darle esa guía. Tema del libro Dios provee instrucciones al líder de una joven iglesia referente a defender, hablar y vivir la verdad. Como siempre, no le tomó mucho tiempo a Pablo ir directo al grano. El describe para Tito las cualificaciones que deberían poseer los ancianos que él había comisionado. Quizás, sorpresivamente, la longitud de la lista de atributos era casi totalmente conductual (1:6-8). Solo al final de la lista Pablo menciona la habilidad de estimular a los creyentes y confrontar el error “exhortar con sana enseñanza” (1:9). Evidentemente, mantenerse firme en sostener esta sana enseñanza se manifiesta primariamente al corroborar la conducta. Tú eres lo que Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 52

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams comes. Cuando comes la verdad de Dios, empieza a mostrarse en tu cara. Por consiguiente, aquellos cuyas dietas están llenas de conversaciones inútiles, en el lenguaje de Pablo “habladores de vanidades y engañadores” (1:10) mostrarán por medio de sus acciones poco saludables que se han estado alimentando por mucho tiempo de cucharadas grasientas de falsedad. Pablo describe a tales personas como que “Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.” (1:16) El encarga a Tito a poner una mesa con un menú mucho más saludable.

Pasaje para memorizar: Tito 2:1
Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.

Lo que es apropiado para una sana doctrina es la conducta que corresponda a dicha doctrina. La doctrina que permanece prisionera, sin libertad condicional, en los libros de teología pronto se atrofia y muere. Es sólo cuando esa doctrina es indefectiblemente ejercitada regularmente en las situaciones de la vida diaria que su verdad es experimentada y manifestada. Pablo describe para Tito cómo debería lucir la sana doctrina en la conducta de los ancianos (2:2), ancianas (2,2-3), jóvenes (2:4), jovencitos (2:6), e incluso en los esclavos (2:9-10), La doctrina de “porque la gracia de Dios… manifestada para salvación a todos los hombres, enseñándoles que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente (2:11-12). Cuando las personas responden al evangelio, proclamado verbalmente y apoyado con la conducta, con arrepentimiento y fe, el espíritu que viene a morar dentro de nosotros, empieza una obra maravillosa de transformación en nosotros, desde adentro hacia afuera. En vez de estar caracterizados como “mentirosos, malas bestias, glotones”, nos convertimos en comunicadores de la verdad, hacedores del bien, y en aquellos que enérgicamente atendemos el hambre física y espiritual de otros. Jesús nos mostró a que se parece exactamente esta clase de vida conforme a la verdad. El lente de Jesús Jesús muestra para nosotros como luce lo que es una vida entregada por completo al Padre. El proviene del padre “lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). Su propósito y significado en la vida era hacer la voluntad del Padre (Juan 4:34; 6:38). El vivió para agradar al Padre (Juan 5:30) y experimentó comunión ininterrumpida con él (15:10). Su vida no era nada más y nada menos que personificar la verdad. De hecho, su vida era tan perfectamente en conformidad a la palabra de verdad que Jesús es incluso llamado “El verbo” la palabra. (Juan 1:1). Aquellos que observaron la vida de Jesús sabían que lo que lo motivaba era por y directamente hacia algo diferente y mucho mejor que lo que ellos tenían. Jesús entregó su Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 53

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams vida para que otros la pudieran disfrutara. Esto está disponible simplemente por creer que él es y que él logró exactamente lo que él dijo que vino a hacer. Cuando alguien (ya sea una persona proveniente de una cultura sofisticada o un glotón cretense) responde a las buenas nuevas de salvación en Jesucristo, he allí una nueva vida y he allí un regalo del Espíritu Santo para guiarnos a una más plena realización de esa nueva vida. “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”. (Juan 6:63) Las palabras de Jesús son verdaderas palabras de vida. Y su propio espíritu, el “espíritu de verdad” (Juan 14:17; 15:26; 16:13), acompaña sus palabras y las hace poderosamente transformadoras en la vida de cada uno de los creyentes. El espíritu testifica a los creyentes acerca de la vida en Cristo, y testifica a los otros acerca de lo que es la vida a través de la vida transformada de los creyentes (Juan 15:26). En otras palabras, la vida que transforma la verdad produce una vida observablemente infalible y también produce una vida reproductiva. Implicaciones contemporáneas Porque las palabras del evangelio irradian vida, el enemigo de la vida dirigirá sus dardos de fuego justo en su centro. Si puede lograr que nos relajemos cuando nos asimos de la verdad, el no puede sólo hacer que nuestras propias vidas espirituales se vuelvan anémicas, sino que él puede significativamente reducir la flama del poder de nuestra vida regenerada y generadora de vida en otros para aquellos que están todavía caminando a tientas en búsqueda de la luz en medio de las tinieblas de muerte. Nos relajamos de nuestro agarre a la verdad simplemente fallando en vivir la verdad que mora en nosotros. Pablo describe esto como vivir la verdad como hacedores “de toda buena obra” (3:1, 8, 14). Los dirigentes de las iglesias enseñan mejor la sana doctrina cuando modelan un ejemplo de cómo vivirla (2:7). “Retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.” (Tito 1:9). Ambos, tanto los maestros como los estudiantes deben sostener firmemente la verdad de manera tal que puedan ser equipados para defenderla y promover el precioso mensaje de vida. Imagine cuan claramente la iglesia en Creta pudo haberse parado firme y sobresalido al vivir las palabras que ellos hablaban ante aquellos que estaban luchando en busca de significado, del propósito, la dirección, y el significado de la vida. Imagínese cuan claramente la iglesia en nuestra cultura podría sobresalir si hiciéramos exactamente lo mismo. Preguntas de enganche ¿Dónde uno encuentra la verdad? ¿Has hecho alguna investigación en busca de la verdad últimamente? Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 54

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams ¿Cómo se comunica efectivamente la verdad en medio de un mundo donde la falsedad parece presentarse de una manera mucho más atractiva? ¿Qué hacen de la mentira que se vea atractiva? ¿Qué puede hacer la verdad poco atractiva? ¿Cómo uno defiende la verdad hoy, cuando hacerlo es visto como ser una persona de mente estrecha? ¿Cuál está más restringido, aquellos a quienes el evangelio les debería atraer o aquellos para los que el evangelio es atractivo?

Era muy difícil para los cristianos en Creta liberarse de su conducta condicionada cultural. Es difícil para nosotros liberarnos también. Agradecidamente, no necesitamos descansar en nuestras propias fuerza para hacerlo. Tenemos nada más y nada menos que al espíritu del todo poderoso Dios en nosotros. El espíritu de la fuente de toda vida, quien nos guiará a profundizar en la experiencia de esa rica y vibrante vida. Esta es la vida que nos da significado y energía, que salpica desde nosotros al igual que la electricidad, que da una expresión visual a las palabras de verdad que hablamos. Esta es la vida que comunica la verdad transformadora acerca de Jesucristo, la palabra viviente, al personificar la palabra de verdad.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

55

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

53

FILEMÓN
Hermandad

Las cosas no siempre son lo que parecen. Pablo estaba bajo arresto domiciliario en Roma, pero su espíritu estaba libre. Onésimo, el esclavo fugitivo de Filemón, había venido a conocer la libertad que provenía del poder y la culpa del pecado por la fe en Cristo. Personas tan diversas como un antiguo rabí judío, un gentil propietario de esclavo, y un esclavo fugitivo podrían todos ser hermanos en Cristo. Esto es lo que esta breve carta nos comunica por medio de una situación específica que se presenta entre hermanos en Cristo que ubican la nueva realidad de la hermandad de creyentes en contra de una institución cultural particular en la que no se ponían de acuerdo con esto. Onésimo se había escapado de la casa de Filemón y había terminado en el servicio de otro Amo, quién Filemón también servía. Onésimo, quien, en conformidad a la realidad social de sus días, era considerado como un inútil, se había convertido, de acuerdo a la realidad social de su nueva humanidad encabezada por Jesucristo, en uno cuyo nombre en griego significaba: “útil” (v.11). Desde su arresto domiciliario en Roma, Pablo escribe con gran tacto y afecto a Filemón, quien estaba en Colosas, estimulándolo a que “considerara” recibiera a Onésimo quien ya no era más un esclavo, sino un hermano en Cristo. Tema del libro Dios le muestra a Filemón como su esclavo Onésimo, se había convertido en un hermano cristiano. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 56

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

En su corta carta, Pablo de una manera magistral usa giros ingeniosos de frases para comunicar la realidad de la hermandad en Cristo. Sutilmente re balanza las escalas de las relaciones interpersonales al referirse tanto a Filemón como a Onésimo como a “hermanos” (v. 7, 20, 16). El delicadamente recuerda a Filemón que Onésimo es considerado como su igual en la familia de Dios al sugerirle que Onésimo “podría tomar su lugar” en ayudarlo (v.13) Pablo incluso se coloca así mismo al mismo nivel como Onésimo al pedirle a Filemón que “Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo” (v. 17). Pablo está consciente de que sería difícil para Filemón sentir gran estima por Onésimo y tratarlo como algo más que a un esclavo. Sería todavía más difícil no tratarlo como la cultura esperaba que se tratara a los esclavos que huían de sus amos. Por lo que Pablo apela al corazón de Filemón, especialmente porque él había demostrado su corazón a los demás. Pablo agradece a Filemón por refrescar el corazón del pueblo del Señor (v.7) luego pide que Filemón refresque su corazón (v. 20), y termina su travesía verbal explicando que tal refrigerio del corazón se haría realidad para Pablo a través del buen trato de Filemón a Onésimo, a quien Pablo lo recomienda como a él mismo (v. 12). Pasaje para memorizar: Filemón 16
No ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor.

Nada presentaría un desafío mayor a la noción de la hermandad de creyentes en Cristo que la institución social de esclavitud. Si un cristiano propietario de esclavo podía relacionarse con un esclavo cristiano—y no sólo cualquier clase de esclavo, sino la peor clase de esclavo que existía que era, un esclavo fugitivo— como un hermano cristiano, entonces tenía que haber ciertísimamente algo poderosamente diferente acerca de esta nueva comunidad de creyentes. En la carta de pablo a Tito, vemos cuán difícil pudo llegar a ser para los creyentes evitar las influencias culturales dañinas. Pero en esta carta, somos confrontados con un fenómeno cultural específico afectando a personas específicas. Era increíble que Onésimo estuviera dispuesto a regresar a su amo, Filemón. La amenaza de muerte era real. Pero su disposición humilde a hacer las cosas correctas con su amo que ahora se había convertido en su hermano a la luz de tal peligro personal, evidencia una increíble transformación hacia la semejanza de Cristo. Pablo espera por similar evidencia de una transformación increíble de parte de Filemón. Lo que hace posible estas transformaciones increíbles de parte de un propietario y un esclavo convertidos en hermanos es algo aún más increíble: Dios mismo se hizo un ser humano en Jesucristo a fin de convertirse en nuestro hermano.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

57

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams El lente de Jesús No podría haber mayor disparidad en estado que el que existe entre Dios y el ser humano. Aún así, por el gran amor de Dios por nosotros, el cruza la gran separación que nos divide y se convierte en uno de nosotros. Y más aún, el va más lejos, el se humilló a lo sumo y se hizo un siervo, al igual que Onésimo, De hecho, la palabra usada en Filipenses 2:7 describe que clase de ser humano Jesús se convirtió, la palabra que se usa en este verso es la misma palabra usada para describir a Onésimo en Filemón 16: Siervo/esclavo. El que hizo posible nuestra nueva relación de hermandad con todos los hermanos creyentes es el mismo quien había hecho esto en sí mismo humillándose. Pablo está apelando a Filemón a que recibiera a Onésimo como a un hermano, así como Pablo había recibido a Filemón (v. 8-9). Y justo como Jesús nos recibió a nosotros. Cuando tenemos nuestra visión corregida por los lentes de Jesús, empezamos a vernos unos a otros en una nueva manera enteramente diferente, de la misma manera en como Jesús lo hace. “Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos” (Hebreos 2:11). El mismo hijo de Dios nos llama hermanos y hermanas. Y si el creador todo poderoso de los cielos y la tierra está dispuesto a convertirse en nuestro hermano, en Jesucristo, entonces ciertamente deberíamos estar dispuestos a recibirnos los unos a los otros como hermanos y hermanas también—aún cuando haciendo esto, vaya en contra de todo lo que nuestra cultura ha insistido en imponernos. Implicaciones contemporáneas Cuando nos convertimos en hermanos en Cristo, nos transformamos de ser competidores en la vida, jugando rudamente por sacarnos ventaja los unos sobre los otros, a ser compañeros en el servicio a nuestro Dios. De hecho, Pablo usa la palabra compañero (v.17) o “colaborador” (v.6) en su apelación a Filemón. En lugar de desesperadamente aferrarnos en búsqueda de nuestra gloria personal, empezamos a desplegar las características del carácter de Cristo, quién se despojó de su propia gloria por nuestro bien. Voluntariamente participaremos en las vidas de los unos a los otros, para amarnos unos a otros y preocuparnos por el honor de nuestro Señor.
“Oro para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.” (v.6)

Nuestra participación en la fe puede guiarnos al amor los unos a los otros como hermanos. Mientras profundizamos en nuestro conocimiento de todo el bien que está en nosotros, empezaremos a ver que la familia en la cual hemos sido adoptados como hermanos de Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 58

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams nuestro Señor, nos hace ser sus herederos de una herencia real (Efesios 1:18; Colosenses 1:12). Cualquier cosa que los convencionalismos culturales o las distinciones sociales en las que hemos sido entrenados en buscar como símbolos de estatus, pueden considerarse como vergonzosamente penosos en comparación a lo que Dios nos ofrece. Preguntas de enganche ¿Recibes a todos los creyentes como tus hermanos? ¿Qué tal si son diferentes a ti? ¿Estás dispuesto a involucrarte cuidadosamente en las vidas de aquellas personas que la sociedad describe como por debajo de ti? ¿Tu congregación les da la bienvenida a tales personas? ¿Qué sucedería si Dios nos recibe de la misma manera en que recibimos a otros? ¿Qué está dispuesto a arriesgar para juntarte con los hermanos? ¿Cristo estaba dispuesto a enfrentar la injuria, la humillación, el ridículo, el maltrato y la tortura; estamos dispuestos a padecer lo mismo? ¿Estamos dispuestos a arriesgar algo? Todos nosotros tenemos equipaje. Onésimo tenía que cuadrar las cosas con Filemón. Filemón tenía que luchar con la contradicción de que era su esclavo cristiano, Onésimo. Usualmente sin darnos cuenta, la sociedad nos entrena a lo concerniente de nosotros mismos y otros como posicionados en un valor cultural continuo. La nueva realidad de nuestra hermandad en Cristo es que todos somos de inestimable valor para Dios, de tal manera lo hizo que fue capaz de dar a su hijo a morir por nosotros. Pablo deseaba que Filemón viera a Onésimo desde esta nueva perspectiva. Dios desea que todos sus hijos se traten los unos a los otros de la misma manera que él lo hace. El desea que nosotros empecemos a ayudarnos con nuestras cargas al tiempo que nos introducimos a nuestra nueva familia.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

59

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

54

HEBREOS
Mediador

En la carta a Tito, vemos que puede ser bien difícil para los nuevos cristianos alejarse de las influencias dañinas de su cultura. En la carta a Filemón, vemos que tan difícil puede más aún, ser para un cristiano separarse de un fenómeno particular. En la carta a los hebreos, la barra se eleva aún más lejos. ¿Qué tal si la influencia cultural sobre los nuevos creyentes no es tan fácilmente reconocible ni siquiera como dañina? No sabemos quien escribió la carta a los Hebreos, pero si sabemos de que se trata. Esta dirigida a los judíos convertidos al cristianismo quienes estaban sintiendo la atracción magnética de sus viejas tradiciones religiosas. Hay un consuelo en lo familiar, especialmente cuando las cosas se ponen difíciles. Estos judíos cristianos necesitaban ser afirmados de que su fe en Jesús estaba apropiadamente depositada en el lugar correcto. Ellos necesitaban que se les mostrase que Jesús había traído a cumplimiento cada aspecto del Judaísmo al cual él estaba señalando. Ellos necesitaban ser estimulados a seguir adelante en su fe. Tema del libro Cristo es la revelación final y el mediador de una relación con un Dios lleno de gracia y su 2012 60 pueblo. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

El autor presenta a estos vacilantes judíos cristianos con una pantalla gigante de alta definición, un documental de largo metraje del epicentro de su nueva relación con Dios— Jesucristo. El empieza con señalar que el plan redentor de la revelación de Dios está más que claro en Jesucristo que en el viejo testamento, simplemente porque todo el viejo testamento estaba señalándolo a él (1:1-3). Y a pesar de que Moisés y Josué, factores prominentes en guiar al pueblo de Dios a la tierra prometida, el descanso al cual nosotros entramos a través de la fe en Cristo es mucho más superior porque es un descanso incondicional, comprehensivo, y duradero (3:1-4:13). Y incluso aquellos judíos cristianos pudieron ser tentados a mirar atrás a su antiguo sistema de sacrificios los cuales eran reconfortantes, rítmicos, e incesantemente regulares, el autor de Hebreo describe la inutilidad de estos cuando el final sacrificio, Jesucristo, aseguró la nueva relación entre Dios y su pueblo de una vez para siempre (4:14-10:18), y a pesar de que los ángeles son seres celestiales significativos, y durante su vida terrenal Jesús permitió a sí mismo ser opacado por ellos, su gloria presente eclipsaba aún más la de ellos precisamente por causa de su auto sacrificio (1:4-2:18).

Pasaje para memorizar: Hebreos 2:9
Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

Volver atrás a los símbolos de la vieja relación después de que la nueva relación se ha establecido, es como tratar de pescar con la imagen de un catalogo de caña y carrete después de que los elementos reales se han comprado. El autor de la carta a los Hebreos describe la diferencia entre el viejo y el nuevo pacto en términos similares. La vieja relación involucra “copias de las cosas celestiales” mientras que la nueva relación involucra “las cosas celestiales mismas” (9:23). Las viejas tradiciones y requerimientos probaban ser atractivos para los judíos cristianos de que eran meramente “una sombra de las buenas cosas” que habrían de venir y “no las realidades mismas” (10:1). Estaban hipnotizados por una relación “obsoleta y envejecida” (8:13), de manera tal que se le estaba volviendo dificultoso para ellos ver “el camino nuevo y vivo” (10:20) que se estaba extendiendo delante de ellos. Todo se veía borroso porque habían extraviado sus lentes. Ellos necesitaban traer todo nuevamente en enfoque por los lentes correctivos de Jesucristo (12:2). El lente de Jesús

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

61

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams El autor de Hebreos recuerda a los creyentes judíos que el único en quien ellos debían poner su fe es mucho mejor que en lo que ellos habían confiado antes. De hecho, el usa la palabra “mejor” para describir la esperanza que está garantizada para nosotros por Jesucristo (7:19, 222), las promesas que Cristo llena para nosotros (8:6), el sacrificio purificante final que Cristo había hecho con su propio cuerpo (9:23), y la ciudad que Cristo nos ha preparado (11:16). Lo que hace esta nueva relación mejor, es el hecho de que es eternal. Jesús es el sumo sacerdote por siempre (6:20; 7:3, 17, 21, 24), aquel cuyo sacrificio “es de una sola vez y para siempre” (7:27; 9:12, 26; 10:10). Por su perfecto sacrificio, él ha asegurado para aquellos quienes confían en él una salvación eterna (5:9), una eterna redención (9:12), una herencia eterna (9:15) y una eterna relación con Dios (13:20). Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. (Hebreos 9:15). Jesús es el único quién media por nosotros la gracia de nuestra nueva relación con Dios. El es el que por las sombras del pasado, la ley, los sacrificios, y el sistema sacerdotal. Pero cuando la luz vino, las sombras desaparecieron. Y la relación que él nos asegura con el Padre es perfecta, eterna y dadora de vida, tal cual él es. A través de la esperanza en Jesús, (de depositar nuestra fe solo en él para la vida eterna) El es nuestra “segura y firme ancla del alma” (6:19). Implicaciones contemporáneas Jesús es por consiguiente, una mejor motivación para la fe y la perseverancia. Podemos asirnos firmemente a nuestra confianza y esperanza en Cristo (3:6; 6:18; 10:23). Podemos aferrarnos a nuestra convicción de que él es nuestra redención (3:14). Podemos “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.” Y podemos dar gracias a Dios de que en lugar de un sistema religioso que era provisional y preparatorio, estamos recibiendo un reino inconmovible “que no puede ser sacudido” (12:28). Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (Hebreos 12:1-2). No debemos luchar con el Judaísmo, pero podemos estar luchando contra el encanto de la comodidad prometida de aquellas cosas a las que solíamos recurrir en busca de seguridad. Es fácil recaer en nuestros viejos hábitos y patrones. La carta a los Hebreos es una llamada a mantenernos firmes, a mantenernos enfocados, a mantenernos mirando hacia delante en lugar de mirar atrás (3:1; 12:2). Dios mismo nos equipará con la habilidad de hacerlo (13:20-21). Preguntas de enganche Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 62

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

¿Por qué Jesús necesita ser nuestro mediador? ¿Y No que todas las religiones conducen a Dios? ¿Si es así, fue la muerte de Cristo necesaria? ¿Si la muerte de Cristo fue innecesaria, Su resurrección tiene algún significado? ¿Qué es lo nuevo acerca del nuevo pacto? ¿Cómo es que esta nueva cualidad nos da una más fuerte confianza? ¿Cuáles son algunas de las maneras prácticas que nos alejarán de distraernos o desestimularnos y mantener nuestro enfoque en Cristo, en vez de eso?

Como motor a lo largo de nuestro camino de fe, somos propensos a ser víctimas de los mismos problemas que enfrentan los cristianos judíos en la carta a los Hebreos. Podemos aumentar la fatiga por el esfuerzo y quedarnos dormidos ante el volante o estacionarnos en un área de descanso en el camino. Podemos ser distraídos peligrosamente por toda calase de cosas fascinantes a lo largo del camino. Si no prestamos debida atención, podemos incluso terminar yendo en la dirección contraria! El autor de esta carta es nuestro buen amigo, que está sentado en el asiento delantero del lado del conductor, quien nos estimula a prestar cuidadosa atención (2:1) a mantener un rumbo constante (10:23), y a no salirnos del camino (3:12; 12:25) o a cansarnos (12:3). El nos recuerda una y otra vez acerca de lo que está al final de nuestro viaje y quien construyó el camino por el cual estamos transitando. El nos suple con la cafeína de fe regeneradora y de la real apreciación para nuestra relación con Dios a través de nuestro mediador, Jesucristo, de manera tal que permanezcamos bien despiertos hasta que lleguemos al glorioso destino que Dios ha preparado para nosotros.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

63

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

55

SANTIAGO
La Fe que obra

Santiago, el medio hermano de Jesús y líder en la iglesia de Jerusalén, escribe a los Judíos cristianos quienes habían sido “dispersados por las naciones” (1:1) para estimularlos a dar buena cuentas de su fe por la forma en que viven. El problema que él está tratando parece estar al otro lado del extremo del espectro de aquellos que se sentían tentados a buscar en sus buenas obras algo que los hacía capaces de ganarse la salvación. En lugar de esto, les escribe a aquellos que están siendo tentados a buscar su salvación por medio de la fe en Jesucristo como un boleto para no hacer ninguna obra en absoluto! Él deja ver bien claro, que tal actitud es tan compatible como un puerco espín en un zoológico de mascota. Y si el espíritu de aquel que vivió para agradar al padre (Juan 8:29) está morando en nosotros, es inevitable que tendremos que empezar a vivir agradando al Padre y por hacer aquellas cosas que le traen honor. Tema del libro Traducción Rodríguez/IBNP 2012 Dios nos capacita para cortesía: una vida Deisy de buenas obras que fluye de una fe genuina. 64

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Santiago no pierde tiempo para llegar al punto. Después de un verso de salutación, pasa el resto de su carta describiendo como luce una fe que obra. Nuestra fe se muestra en la medida en que le hacemos frente a las batallas (1:2-18; 5:7-11). Esto traiciona su presencia en la manera en que nos humildemente recibe la instrucción (1:19-20). Santiago insiste que nuestra fe esta evidenciado apenas tanto por la manera que disponemos de las palabras (1:26; 3:1-12; 5:12) como de la manera que disponemos la ayuda a los necesitados (1:27). Una vida de fe que no muestra favoritismo (2:1-13) y en la humildad que no exige nada para sí mismo (3:13-17). En fe, como nos relacionamos con el Señor en la oración (5:13-18) y buscamos el bienestar espiritual para nuestros hermanos (5:19-20). En resumen, Santiago demanda a los creyentes enviar a su fe debilucha de sofás al gimnasio para algún ejercicio. Pasaje para memorizar: Santiago 2:18
Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

En medio de todas las descripciones de las maneras específicas en que la verdadera fe es manifiesta, Santiago pliega un par de pasajes que conducen al punto de origen (1:22-25; 2:14-26): No hay tal cosa como una fe en Jesucristo que no se manifieste en una vida que se parezca a la suya. Al insistir en una fe que obra, Santiago no está haciendo más que lo que Jesús hizo, quien encargó a sus seguidores a que “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos.” Mateo 5:16, (énfasis añadido)

El lente de Jesús Jesús comunicó las buenas nuevas a través de su palabra y sus acciones. Sus hechos divinos eran otro canal a través del cual el comunicaba la verdad de su mensaje redentor. Por ejemplo, hubo una vez que Jesús anunció a un paralítico que sus pecados estaban perdonados, la multitud se molestó que Jesús dijera algo que era prerrogativa de Dios solamente. Para corrobora su mensaje de buenas nuevas, para que todos conociera que el hijo del hombre tenía autoridad sobre el cielo para perdonar los pecados” Jesús añadió a la sanidad espiritual, una sanidad física también (Mateo 9:1-8). Cuando Juan el bautista envió a sus discípulos a preguntarle “¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?
Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis (Mateo 11:2-6, énfasis añadido). Que Jesús era lo que él dijo que era, podría ser visto por sus hechos.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

65

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams
“Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí” (Juan 10:25)

Jesús demostraba la verdad de sus palabras por sus obras. Sus palabras anunciaban una graciosa, y divino deshacer de los efectos físicos del pecado. Aquellos que deseen ser sus discípulos deben de igual manera demostrar la verdad de sus palabras por sus obras. Implicaciones contemporáneas El aspecto conductual de nuestro testimonio cristiano no es una especie de bienvenida ni tampoco una opción de fábrica innecesaria. Es esencial y complementaria a nuestro testimonio verbal, dando una visible expresión a nuestra fe. Una de los más grandes obstáculos a la fe para los creyentes es la hipocresía que a a menudo encontramos entre los creyentes. Cuando las personas buscan un cristiano individual o una congragación y no ven ninguna evidencia de la gracia de Dios en operación en medio de ellos, entonces para ellos no hay ninguna buena obra evidente. Todo lo que ellos ven es más de lo que ya conocen y experimentan cada día.
“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” (Santiago 1:22)

Debemos demostrar la verdad de nuestro testimonio acerca de Cristo por medio de una vida que la corrobora. Si nuestras vidas no corresponden a lo que decimos, no es solo a las demás personas que tratamos de engañar, sino a nosotros mismos también. Es imposible para aquellos donde mora el espíritu de un Dios compasivo, proveedor y auto sacrificado, no dar evidencias de compasión, provisión y auto sacrificio. Santiago hace un llamado a los creyentes a expulsar su fe fuera del sofá y ponerla a trabajar Preguntas de enganche ¿Cómo luce tu fe? ¿Tiene un aspecto visible? ¿Cómo luce tu fe en tus circunstancias particulares? ¿Cómo alguien puede ver lo que tú eres un seguidor de Jesucristo? ¿Qué vas a hacer respecto a tu fe? Muchos de nosotros hemos sido correctamente entrenados por nuestra fe y tradiciones a no mirar a nuestras buenas obras para la salvación. Desafortunadamente, muchos de nosotros parecemos no haber terminado la oración. Pusimos un punto después de “buenas obras” y seguimos de largo por nuestro propio camino. No obstante, cualquiera puede decir las palabras correctas. Sólo aquellos que realmente creen esas palabras harán las cosas correctas.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

66

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams El apóstol Pablo estimula a los creyentes a conducirse a ellos mismos “de una manera digna del evangelio de Cristo” (Filipenses 1:27). El describe para Tito a aquellos que en la iglesia hablan palabras bonitas, pero sus vidas poco comprometidas están echando abajo sus palabras. “Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y
rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.” (Tito 1:16) La fe no debe ser compartimentalizada, en un armario de escoba en nuestras mentes, que sólo está habitada por palabras políticamente correctas; sino que debe dar energía a toda la casa. Y Dios no nos deja a nuestros propios recursos en nuestros esfuerzos para vivir nuestra fe. El nos da la sabiduría para saber cómo poner nuestra fe en operación en cualquier situación (Santiago 1:2; 3-17) a fin de que podamos empezar a manifestar alguna semejanza en nuestra conducta a aquel quien nos ha dado fe en primer lugar (1:17-18).

56

1 PEDRO
Permanecer firme

Una cosa es expresar nuestra fu a través de las buenas obras, como Santiago nos estimulaba a hacerlo, cuando nuestras vidas están navegando de forma muy estable. Es otra cosa totalmente diferente permanecer firme cuando enormes olas de pruebas se estrellan en contra de nuestra fe y amenazan con abrumarnos. Si hay alguien quien sabía de primera mano las dificultades de permanecer firmes en situaciones amenazantes, este era el apóstol Pedro. Cuando la presión empezó a empujarlo, en tres ocasiones, el llegó a negar tres veces que conocía al Señor (Marcos 14:66-72). Ahora, cuando el es mayor, y mucho más maduro en su fe, el escribe para estimular a los creyentes que están experimentando la persecución por las autoridades romanas. El los aconseja a permanecer firmes en medio de sus pruebas al encontrar sus fortalezas en el mismo lugar que el encontró la suya cuando él había sido embestido y encarcelado por su fe (Hechos 5:40; 12:1-5) en la gracia y la fuerza de Dios que vino a través de la fe en Jesucristo. Tema del libro Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

67

Dios equipa a los creyentes que luchan para mantenerse firmes en la gracia al tiempo que viven vidas santas.

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

El estimulo de Pedro a mantenerse firme en la gracia de Dios no es solo una dulce trivialidad en la que él lanza a creyentes a luchar lanzándole un salvavidas hecho de algodón de azúcar. El da a sus palabras sustancia divina y fuerza. Los creyentes pueden permanecer firmes en la tempestad, y nuestra esperanza puede tener vida ciertamente como Cristo resucitó de muerte a vida (1:3-5). Cuando las olas se estrellan contra nosotros, podemos sostenernos seguramente a nuestro Señor, “La piedra viva” (2:4-10). Nosotros seguimos el camino trazado por nosotros por Cristo, obedeciendo sus ordenes al tiempo que nos sometemos a él y unos a otros (2:11-3:7). Somos peregrinos aquí (1:17; 2:11). Y mientras navegamos a través de estas aguas extranjeras, podemos esperar golpear ciertas rocas de dificultades y sufrimientos que encontraremos junto al camino (1:6-7; 4:12-19) Pero nuestro destino finalmente nos guiará a un destino glorioso, una herencia guardada en el cielo para nosotros (1:4). Pasaje para memorizar: 1 Pedro 5:10
Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

Pedro le explica a los creyentes que pueden permanecer firmes en las seguras promesas de Dios que son nuestras a través de la fe en Jesucristo, nuestra esperanza viva (1:3-4, 21, 23; 5:12). Tomamos nuestra posición contra Satanás, al estar sobrios y velando (5:8). El nos golpea a través de luchas y persecuciones que orquesta en contra de los creyentes. Pero los cristianos tienen una defensa doble. La primera línea de defensa es la comunidad de los creyentes. Nosotros nos estimulamos, nos apoyamos, y nos ayudamos unos con otros para volver a cargar fuerzas. (1:22; 3:8; 4:8-10) al permanecer lado a lado en la batalla. Pero nuestra final e inexpugnable defensa en contra de los ataques del enemigo reside en el poder y la promesa de Dios. Nada puede robarnos nuestra herencia en Jesucristo, porque estamos salvaguardados por Dios mismo (1:5). Por la fuerza de Dios (4:10), somos capaces no solo de resistir a los ataques del enemigo, sino también a lanzar nuestras propias contraofensivas incesantes, descargando continuas andanadas de las buenas acciones que irrumpen como destellos de estrellas, detrás de las líneas enemigas, inundando su oscuridad con la luz de Cristo. Cuando los creyentes se encargan de los enemigos en esta manera, como Pedro nos estimula a que lo hagamos, mostramos que somos las tropas leales de nuestro comandante en jefe, Jesucristo. El lente de Jesús

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

68

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Nadie sufrió más injustamente que Jesús. El enemigo todo lo posible para hacerlo fracasar en su misión, pero el sólo logró el cumplimiento de ello. Mientras Satanás lanzaba sus ataques tras ataques, Jesús respondió haciendo el bien—trayendo vida y sanando a aquellos quienes creían en él. El fue desprovisto de toda justicia y dejado al igual que un cordero llevado al matadero (hechos 8:32-33). A pesar de que el enemigo pensó que había ganado, solo había contribuido a traer a través del sufrimiento de Cristo la salvación que dios había planeado desde hacia tiempo. La maldad fue derrotada por la cruda bondad y la gracia incesante. Jesús nos mostró como se lucha la batalla (2:21). De la misma manera que lo hizo con nuestro Señor, el enemigo nos ataca con tentaciones y pruebas. Pero nuestro Señor resucitado está justo ahí con nosotros para ayudarnos a permanecer firmes en la fe.
“Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.” (Hebreos 2:18).

Jesús compartió nuestra humanidad para liberarnos del poder del pecado, para que por su fuerza podamos permanecer firmes enfrente de las luchas y las tentaciones. ¿Estamos enfrentando los asaltos internos de las tentaciones? El las ha experimentado de la misma manera. El conoce nuestras debilidades y ha prometido estar con nosotros siempre para ayudarnos (Mateo 28:20). Y nuestro señor “Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal.” (2 Tesalonicenses 3:3).

Implicaciones contemporáneas Tenemos el ejemplo de nuestro Señor, quien se sostuvo firme al enfrentar las tentaciones y las pruebas. Y tenemos la promesa de nuestro Señor de que el nos dará la fortaleza para hacer lo mismo. Todo lo que nos queda por delante es para nosotros, confiar en el y seguir fielmente su ejemplo (2:21). No es fácil hacer cosas buenas cuando no la sentimos, cuando estamos luchando con nuestras propias cosas, o cuando estamos siendo maltratados. Pero esto es exactamente lo que Jesús hizo, y es exactamente lo que Dios, a través de su siervo Pedro, nos insta a que hagamos. No es fácil para nosotros, pero sí lo es para Dios. Podemos comprometer nuestras vidas a dios y confiar que el de alguna manera hará que nuestros endebles esfuerzos sean significativos.
“De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.” (1 Pedro 4:19).

Por supuesto, continuar haciendo el bien, implica que hemos estado haciendo justamente eso desde el principio. Como creyentes, estamos siempre de guardia. Nuestro único propósito es comunicar por nuestras palabras y nuestra conducta, la nueva vida que Dios ha hecho posible en Jesucristo. Para nuestras vidas, comunicar el amor de Dios y la compasión verdadera, Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 69

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams necesitamos conducirnos en maneras que expresen ese amor y esa compasión. Aún cuando no lo sintamos. Aún cuando nos pueda personalmente costarnos. La habilidad de vivir tal tipo de vida viene de aquel quien nos dio esa vida en primer lugar. Debemos permanecer firmes en la gracia que Dios nos da a fin de llevar una vida santa. (1:15; 5:12). Preguntas de enganche ¿Está tu vida cristiana en terreno inestable? ¿Cuál es el fundamento de tu vida? ¿Qué detiene tus pies de resbalar? ¿A dónde acudes por ayuda? ¿Dónde estás dando ayuda? ¿Has sufrido alguna vez por hacer el bien? ¿Piensas en las buenas obras como algo opcional o esencial? ¿Te has empujado a hacer buenas obras cuando no lo sientes? Permanecer firme en la gracia y la fuerza de Dios que viene a nosotros por medio de la fe en Jesucristo no es una actividad pasiva. No se lleva a cabo por apretar la mandíbula y por tener una barbilla prominente, de una mentalidad de fortaleza. Tampoco viene por retirarnos en un refugio cómodo de consignas y estribillos. Esto se logra al caminar hacia delante, al velar y ser perspicaz (4:7; 5:8) en fe y esperanza en Dios (1:21), armados con la misma actitud de Cristo (4:1, y con mucho cariño y apoyo mutuo. Esto se logra al vivir una vida tan buena ante los demás para que ellos terminen alabando a Dios (2:12). Esto se logra haciendo estas cosas aún cuando parezca como si nadie, excepto Dios mismo las apreciara.

57

2 PEDRO
Aferrarse a la verdad

¡Agentes del enemigo se habían infiltrado en la iglesia! Estaban hábilmente utilizando la desinformación para despertar la resolución y la efectividad de los creyentes—los encargados de salvaguardar la verdad y difundirla a través de las líneas del enemigo. Por sus palabras y su comportamiento, estos estafadores espirituales estaban negando algunas de las verdades básicas de la fe y estaban teniendo alguna medida de éxito al dirigir a creyentes descarriados. Ellos se mofaban, poniendo en duda, o con la pura y simple negación de la fuente de la verdad, de la vida engendrada por la verdad, y de la esperanza segura que esas verdades prometen. El apóstol Pedro, cerca del final de su vida (1:14), escribe nuevamente a los creyentes que están bajo ataque de esos topos en sus filas enemigas con el fin de alentarlos a aferrarse a la verdad—Las “preciosas y grandísimas promesas” (1:4) — para que Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 70

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams
puedan seguir aterrizados y siendo efectivos en su misión divina, mientras confían y miran hacia delante al regreso de Cristo.

Tema del libro Dios anima a los creyentes en la seguridad y la gracia de la verdad divina, al esperar con paciencia la venida del Señor. Pedro tiene su trabajo hecho para él. Estos agentes enemigos eran muy, pero muy bueno en sus trabajos. Ellos introducían herejías destructivas (2:1) e historias fabricadas (2:3), mientras distorsionaban la verdad actual de las escrituras (3:16). Con gestos despectivos y sonrisas condescendientes, se burlaban de la autoridad humana y divina, negando incluso la autoridad de Cristo. (2:1, 10), conduciendo en cambio a sus incautos a seguir sus propios deseos destructivos. (3:3). Con palabras suaves, seducían (2:14) apelaban, seducían y prometían (2:18) a los desprotegidos a creer sus mentiras. Para aquellos que dudaban, los guiaban con el ejemplo. Ellos hacían cualquier cosa ellos eligiesen, no siendo guiados por ninguna brújula moral (2:2, 13, 18-19). Pedro escribe para volar “desenmascarar” la cubierta de estos enemigos infiltrados. El hace esto al sostener en alto ante los creyentes la verdad divina—el único estándar por medio del cual cada error humano está completamente expuesto. El se los “recuerda” (1:12; 3:1), se los “refresca” (1:15) y se lo “vuelve a recordar” (3:2). Porque sólo con la verdad divina estando siempre delante de ellos, las mentiras del enemigo serán reveladas por lo que son realmente.

Pasaje para memorizar: 2 Pedro 3:17-18
Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

Ese conocimiento de nuestro Señor, escribe Pedro, proviene de testimonios (1:16) y del “completamente confiable” testimonio de las escrituras, la verdad divina que origina y es dirigida por la voluntad de Dios mismo (1:19-21). Pedro estimula a los creyentes a “hacer cada esfuerzo” para usar esta verdad divina para ganar confianza en su propia salvación (1:10); a “hacer cada esfuerzo” como un catalizador para un crecimiento espiritual adicional (1:5); y para “hacer cada esfuerzo” para usar la verdad divina como una meta para sus propias vidas mientras esperan la venida de Cristo (3:14). En otras palabras, la Palabra de Dios debe informar el origen, el comportamiento, y el objetivo de nuestras vidas cristianas. A Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 71

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams lo que esto debería parecerse en términos prácticos, y que nunca podrá verse de forma más clara, que en la vida de la persona que vivió en total conformidad a dicha palabra de Dios, al que incluso se le llama “El verbo” la Palabra. (Juan 1:1).

El lente de Jesús La palabra era una manifestación de la verdad divina en carne y sangre. El era la verdad que estaba en perfecta integración de proposición y acción. De hechos y proezas. Cuando el Diablo lo tentó en el desierto con algunos de sus más efectivas artimañas, Jesús, le negó la entrada en cada punto, mediante la exposición de su pasaporte falso, a la luz de la penetrante verdad divina. (Mateo 4:1-11). Al señalar las peroratas de mentiras de la lengua de plata del maligno, Jesús, mantuvo presente las verdades escriturales de la vida verdadera, la seguridad y el contentamiento que no se encuentra en ninguna cosa que el tentador podría proveer, sino que en vez de esto, se aferró en lo que Dios sólo puede proveer. El enemigo no tenía maneras de cómo defenderse en contra de tal tipo de vida enraizada y guiada por la Palabra de Dios.
“Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” (Mateo 4:4).

Jesús mismo resistió las tentaciones del maligno por medio de la Palabra de Dios, y de la misma manera pueden hacerlo sus seguidores. Aquellos que se aferran a esa verdad son guardados seguros y también empiezan a conocer más plenamente la misma vida que está energizada y que emana de Jesús, la palabra de Dios.

Implicaciones contemporáneas A menudo prestamos la misma atención a la verdad divina que la que le prestamos a nuestra salud. Solo empezamos a considerarla seriamente cuando las cosas marchan mal. Y desafortunadamente, para ambos casos, tanto como para lo físico como para lo espiritual, a menudo las cosas han estado marchando mal por un buen tiempo antes de que le prestemos nuestra atención. Necesitamos desarrollar un estilo de vida saludable que pueda prevenir muchos de los problemas que vienen con la práctica de la negligencia. Una dieta regular de la palabra de Dios y la atención a su metabolización en una vida piadosa son medidas preventivas muy buenas en contra de la susceptibilidad a los virus del error y de los efectos matadores de vida en nuestra salud espiritual y testimonio. La palabra de Dios, fortifica con su poder divino, nos provee con todo lo que necesitamos para crecer en nuestra vida cristiana.

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

72

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia” (2 Pedro 1:3-4). Hagamos cada esfuerzo posible para conocer la verdad de manera que podamos estar protegidos del error y así poder crecer en la gracia que tal conocimiento nos brinda. No sólo podemos parar los avances del enemigo con la espada del espíritu, la palabra de Dios. (Efesios 6:17), sino que la misma palabra de Dios alimenta nuestras almas con confianza, energía y resistencia para que podamos hacer pequeños avances por nosotros mismos. Quizás sea el tiempo de prestarle algún tiempo regularmente. Preguntas de enganche

¿Puedes explicar las verdades básicas de tu fe a alguien más? ¿Puedes explicártelas a ti misma? ¿Tu vida la muestra? ¿Puede defender aquellas verdades básicas en contra de los ataques? ¿Estás incluso consciente de que la verdad está bajo ataque? ¿Cuestionas esas verdades básicas? ¿Qué cosas podrías considerar como algo más cierto que las escrituras? ¿Por qué?

La verdad es lo que da vida; la mentira es debilitante. Las mentiras drenan lentamente la salud y la vitalidad. Por supuesto, las mentiras más peligrosas son aquellas que no son tan obvias pero gradualmente nos incapacitan al igual que el monóxido de carbón que se escurre indetectable mente hasta que nos dormimos y caemos inconscientes. Es sólo cuando la verdad se precipita dentro, abriendo las ventanas y las puertas, y nos arrastra hasta un lugar seguro, que empezamos a volver en sí y a sentir que nuestras fuerzas regresan. Si sólo permaneciéramos en la verdad desde el principio, no terminaríamos nunca en tal situación amenazadora. De hecho, lo contrario sería el caso. Estaríamos continuamente velando, armados y listos para cualquier cosa, con la confianza y la energía “estamina” espiritual necesaria que sostuvo a nuestro Señor y a sus seguidores en las situaciones más amenazantes. La verdad es viva, activa, eterna y poderosa (absoluta, objetiva, universal, inmutable, conocible). (Mateo 24:35); Hebreos 1:3; 4:12), y este precioso regalo nos ha sido concedido a nosotros. Pedro nos apela a sostenernos firmemente a ella con todas las fuerzas que Dios provee. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 73

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

58

1 JUAN
A semejanza de Cristo

El apóstol Juan está entrado en años, pero todavía tiene trabajo que hacer. En una paternal, y profundamente cuidadosa carta, el les da a sus “hijos queridos” en la fe, el beneficio de sus décadas de reflexión en las verdades fundamentales concernientes a la vida en Cristo. Su carta está impulsada por las palabrerías de algunos en las iglesias que pensaban que ellos sabían más que los apóstoles, o aún que Jesús mismo. Estas almas mal aconsejadas mantenían que Jesús no era realmente humano y Divino. La respuesta de Juan a este Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 74

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams atentado de introducir una daga al corazón del evangelio es apasionada y profunda. El afirma que el amor inexorable y redentor de Jesús requería que fuera a la vez humano y divino, y que este amor de Dios, que se muestra en Jesucristo, debe mostrarse en todos aquellos en quienes habita su Espíritu. Tema del libro Dios llama a aquellos que creen en la divinidad del Cristo encarnado a ser como él.

Si Jesús fuera sólo divino, no habría tenido nada en común con los seres humanos y no podría ser nuestro representante ante el padre. Si Jesús fuera solamente humano, habría tenido que soportar el castigo por el pecado que todos los seres humanos hemos heredado de Adán. Pero debido a que fue concebido por el Espíritu Santo (Mateo 1:20), es misteriosamente-- tanto humano como divino. Él verdaderamente nos represente ante el Padre y paga el precio por el pecado del hombre, para el cual él no tiene ninguna culpa. Juan está preocupado de que los creyentes permanezcan firmes en esta verdad del evangelio. También le preocupa que las implicaciones de esta verdad evangélica se hagan plenamente efectivas. Cuando experimentamos la salvación que viene por la fe en Jesucristo, el Dioshombre, el Espíritu Santo mora en nosotros y comienza su obra en nosotros, asegurándonos nuestra comunión con el Padre y el Hijo (1 Juan 3:24, 4:13 ) y nos transforma a la imagen de aquel cuyo ADN espiritual ahora compartimos. Pasaje para memorizar: 1 Juan 2:29
Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.

Algunas personas que no estaban haciendo lo correcto circulaban entre los creyentes. Se estaban levantando como maestros de la verdad, pero en realidad estaban presentando a los creyentes con las mentiras que ponían en tela de juicio la verdad misma que trae vida, la verdad que había oído "desde el principio" (1:1; 2:7, 24; 3: 11). Juan pone a los creyentes al tanto de la marca de agua divina que certifica la autenticidad de cualquier mensaje que supuestamente proviene de Dios. Tal mensaje, si es genuino, reconoce que Jesucristo ha venido en carne (4:1-2). Al mirarlo a través de la luz, el amor por el Padre y el amor por sus hijos serán visibles (5:1). Esta es la marca de agua de autenticación que nos permite discernir la verdad del error. La enseñanza que pretende llevarnos a una vida de comunión tan íntima con Dios, debe centrar nuestra atención en el ser humano divino, Jesucristo, quien nos mostró perfectamente lo que se parece el amor por el Padre y el amor a sus hijos. El lente de Jesús Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 75

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Debido a que Jesús cumplió la ley de Dios (Romanos 10:4), no es de extrañar que Juan describe una vida como la de Jesús como uno que se caracteriza por el resumen de la ley: "Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.” (Lucas 10:27). Debido a que Jesús cumplió la ley de Dios (Romanos 10:4), no es de extrañar que

Juan describe una vida como la de Jesús como uno que se caracteriza por el resumen de la ley: John sostiene la presencia de estos dos amores como el definitiva prueba genética espiritual para aquellos que reclaman la paternidad divina. Los que realmente son hijos de Dios por la fe en Jesucristo exhibirá el amor por los demás creyentes y el amor de Dios que se manifiesta en la obediencia a sus mandamientos. El hecho de que somos hermanos y hermanas de Jesús debería ser obvio por nuestro parecido con él. “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”. (Romanos 8:29) Jesús es el hombre perfecto para quien todos los creyentes están conformados por Dios. Jesús es el centro de transformación de cada creyente en el poder del Espíritu. Dios es amor (1 Juan 4:16), y se ha demostrado el amor al enviar a su propio Hijo en propiciación por nuestros pecados (4:10). Así que Jesús es la expresión física, humana del amor de Dios. Aquellos que tienen el Espíritu de Cristo dentro de ellos empezarán a expresar ese amor a Dios y a otros creyentes también.

Implicaciones contemporáneas Para Juan, las profundas verdades de la fe siempre deben su exégesis a la conducta cristiana. La vida de Cristo debe exhibir características de la vida de Cristo. Jesús es la prueba A del amor de Dios por sus hijos. El amor de un cristiano por los demás creyentes, entonces, debería ser objeto expuesto B. Jesús dio su vida en obediencia al Padre. Aquellos que toman en su nombre debe aparecer por lo menos un poco de esa obediencia amorosa también.
“Pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. (1 Juan 2:5-6).

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

76

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

El que dice que tiene la vida en la vida de Cristo, en Cristo deben empezar a comportarse como él. En lugar de egoísmo, no debe haber desprendimiento. En lugar de la codicia, no debe haber generosidad. En lugar de orgullo, debe haber humildad. En lugar de pecado, debe haber el amor de Dios y a los hermanos en la fe. En lugar de buscar un nombre para nosotros mismos, debemos tratar de representar bien el nombre de Cristo, en la fuerza del Espíritu Santo. Preguntas de enganche ¿Por que necesitaba Jesús ser un ser humano? ¿Por qué necesitaba Jesús ser divino? ¿Después de quién estás intentando modelar tu vida? En la cara de las conversaciones peligrosas de los que estaban haciendo declaraciones salvajes y problemática acerca de Jesucristo, Juan dirige la atención de sus hijos espirituales de regreso a las verdades fundamentales del Evangelio. Cristo ha vencido el pecado y la muerte mediante el ejercicio de su amor. Su humanidad hace su sufrimiento, nuestro sufrimiento. Su divinidad hace su victoria, nuestra victoria. Su Espíritu hace su vida la nuestra. El error de los que no tienen vida en Cristo será obvio porque no habrá evidencia de una vida que se transforma a la suya por el poder del Espíritu. Los que tenéis vida en Cristo pueden ser identificados por su parecido cada vez mayor a él. Juan nos anima a estar seguros de que nuestra fe en Jesucristo significa la vida eterna para nosotros. Y Juan nos desafía a encontrar en el espejo de nuestra vida cotidiana más claros reflejos de Jesús y hacer caso omiso de las enseñanzas de aquellos que, como los vampiros, no tienen reflejo del todo y tratan de chupar la vida de quienes la tienen.

59

2 JUAN
Oponerse al error

En esta segunda campaña de Juan de envío de cartas, sigue alentando a los creyentes a transmitir la verdad, sobre todo frente de aquellos que están tratando de conseguir que se alejen de ella para que compren productos sustitutos sin valor. Juan sigue aquí las grandes y Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 77

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams complejas ideas de su primera carta con una aplicación específica. Los maestros de la verdad, así como los profesores del error, viajaban de lugar en lugar, contando con la hospitalidad de los habitantes locales para su alimentación y alojamiento. Proporcionar este tipo de hospitalidad a estos maestros era una forma de que la gente participe en su obra y ayudaran a promover sus ideas. Juan advierte fuertemente en contra de proporcionar dicha hospitalidad a aquellos que promueven las enseñanzas contrarias al Evangelio de Jesucristo. Tema del libro Dios advierte en contra de mostrar hospitalidad a aquellos que promueven el error. Un rápido vistazo a esta breve carta hace que el énfasis de Juan sea obvio. Antes de que se acabe de leer cuatro versos, Juan ha escrito la palabra "verdad" cinco veces. Él usa su palabra casi como sinónimo de Jesucristo, que es la verdad (Juan 14:6). Los creyentes saben la verdad (2 Juan 1), y no porque ya conocen a Cristo, sino porque son habitados por La verdad (v. 1), ya que son habitados por el Espíritu de Cristo, la gracia, la misericordia y la paz son comunicadas a ellos por la verdad (v.3) Porque éstos se encuentran en Cristo; andan en la verdad (v. 4), porque son seguidores de Cristo. Por lo tanto, aquellos que se oponen a la verdad se oponen a Cristo, o, para usar la palabra de Juan, son anticristos (v. 7). Los que son de Cristo no deberían dar cuartel en sus mentes o en sus vidas a algo opuesto a la verdad y a la mentira, al igual que los patógenos no debe dar asistencia a personas contrarias a la verdad de Jesucristo, porque su error se opone igualmente a la vida.

Pasaje para memorizar: 2 Juan 1:10
Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!

Otra frase que se repite en la carta de Juan es "(esta) enseñanza". Juan anima a los creyentes a "continuar en la enseñanza de Cristo" (v. 9) y no ayudar a los que no traen "esta enseñanza" (v.10). Ya es suficientemente malo ser engañado en creer mentiras, otra cosa muy distinta es estar promoviendo esas mentiras para que otros sean engañados también. Juan llama a una cuarentena espiritual de los portadores de la enfermedad, a fin de que el virus mortal del error pueda ser contenido. Esto puede sonar duro para nosotros, pero cualquier profesional de la salud sabe que hay dos lados para ponerse a tono: haciendo las cosas que promueven el bienestar y alejarse de las cosas que promueven la enfermedad. Continuando en la enseñanza de Jesucristo y apartándose de engañadores, “que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne" (V.7), promoviendo una vida espiritual saludable, porque Jesús es nuestra vida. Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 78

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams El lente de Jesús Había Incluso quienes rechazaron la verdad cuando caminaban entre ella, prefiriendo en cambio la fiebre del azúcar de la mentira. Jesús usó palabras fuertes para describir a estas personas. Los llamó “hipócritas”, “guías de ciegos” “sepulcros blanqueados”, “serpientes”, y cosas peores (véase, por ejemplo, Mateo 23:13-36). Estos eran supuestos maestros de la verdad, de hecho, cerraban las puertas del reino de los cielos en los rostros de las personas (Mateo 23:13). El apóstol Juan exhorta a los creyentes, que en su lugar, cerraran las puertas en la cara del engañador. Jesús describe el efecto letal del veneno vendido por estos charlatanes espirituales y lo compara con la levadura (Mateo 16:6), la cual, si se le da un lugar en la masa, pronto se extenderá a lo largo de su influencia. El remedio, por supuesto, para esto es prohibir tenerla en la cocina en primer lugar. “Jesús les dijo, “Mirad que nadie os engañe” (Marcos 13:5) Siendo la verdad misma, Jesús advirtió a sus seguidores sobre los que promovían el error. No podemos ser hospitalarios con la verdad y el error, al mismo tiempo. No hay lugar para las sombras de la mentira cuando la luz de la verdad está brillando en nuestras vidas. Implicaciones contemporáneas Si insistimos en dar hospitalidad a las sombras de falsedad, vamos a oscurecer la luz de Cristo. En la medida en que hagamos eso, sin embargo, ese es el grado en que la rica vida de comunión con Cristo se atenúa. Por supuesto, no podríamos permitir que esto suceda de una vez. Ni siquiera lo consideraríamos en absoluto si esto se ha iniciado de forma muy pequeña. Tal vez sólo un programa de televisión cuestionable de vez en cuando. Quizás sólo la visita a un sitio de Internet que nos hace sentir una punzada de culpabilidad. Pero en lugar de una pulgada, nos deslizamos poco a poco en más de un kilómetro. Juan advierte a los creyentes contra el agrietamiento de la puerta, esto no debe pasar ni siquiera con ni un solo centímetro.
“Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.” 2 Juan 8)

Por medio de nuestras palabras y de nuestras vidas debemos promover la verdad y oponernos al error. Esto tomará diligencia, vigilancia y pro actividad. Al igual que los ladrones de identidad, los engañadores están buscando cualquier oportunidad para tomar el control de nuestras vidas y privarnos del fruto de todo lo que hemos trabajado. Es hora de que nosotros mejoremos nuestro sistema de seguridad. Es hora de que nos aseguremos de que estamos “andando en la verdad” (v.4) y “continua (ando) en la enseñanza de Cristo” (v. 9). Esa enseñanza es un servidor de seguridad inexpugnable para cualquier hacker espiritual. Preguntas de enganche Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

79

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

¿Lo que pasa con tus palabras o comportamiento promueve la verdad por sí misma y a los demás? ¿Cómo se puede contribuir al avance del evangelio de la vida? ¿Lo que pasa con tus palabras o comportamiento promueve el error por sí mismo y a los demás? ¿Cómo ha venido contribuyendo, tal vez inconscientemente, hacia socavar la buena nueva de la vida en Jesús Cristo? ¿Necesitas actualizar tu sistema de seguridad? Juan quiere mantener las cucarachas fuera de nuestras casas. Debemos examinar todo lo que traemos dentro para asegurarnos de que no hay polizones no deseados deslizándose. Cuando no se tiene cuidado y el error se desliza dentro de la verdad, esto constituyen un caldo de cultivo para que el error crezca y se multiplique. También tenemos que tener cuidado de no prestar ayuda y asistencia a los enemigos de la verdad sin pensar en la participación en las conductas y / o entretener a las perspectivas que promuevan su causa. Cuando conocemos la verdad y la vivimos estaremos protegidos de sufrir o incluso de manera inconsciente la promoción de cualquier error, y en su lugar recibiremos la bendición de Juan: “Sea con vosotros gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y en amor.” (v. 3) Estemos seguros de que la luz de la verdad de Dios en Cristo Jesús enviará fuera de nosotros a las cucarachas del engaño.

60

3 JUAN
Hospitalidad sabia

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

80

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Juan continúa su tema de la hospitalidad de 2 Juan, pero esta vez aplica el principio a individuos específicos. Él menciona nombres. La carta está dirigida formalmente a Gayo (v.1), un creyente que había tomado a pecho el consejo en la segunda carta de Juan. El estaba "andando en la verdad" (vv. 3-4) y estaba proporcionando hospitalidad y apoyo a misioneros cristianos que pasaban por su ciudad (vv. 5-8). Diótrefes, en cambio, le negaba la hospitalidad a la gente equivocada! En lugar de dar la espalda a los falsos maestros y ayudar a los promotores de la verdad, Diótrefes estaba alejando aquellos que la promovían y era él mismo el que estaba "sin sentido haciendo propaganda maliciosa" (v.10). El cuerpo de Cristo había sufrido algunos golpes directos y Juan necesitaba abordar el problema. Tema del libro Dios inspira a Juan a alabar a Gayo por la hospitalidad hacia los mensajeros de Juan y a condenar a Diótrefes por su falta de hospitalidad hacia ellos.

Juan proporciona dos ejemplos concretos que le dan un enfrentamiento a las dos posibles respuestas a su advertencia a ejercer la hospitalidad sabio. El primer ejemplo positivo, es Gayo, que conoce la verdad y por lo tanto reconoce la verdad en los hermanos y hermanas que vienen a él (vv. 3-5). En consecuencia, se abre la puerta de la hospitalidad a ellos y así participa con ellos en el avance de la verdad (vv. 6-8). El segundo ejemplo negativo, es Diótrefes, un líder en la iglesia que había anteriormente en el error de dejar de orgullo espiritual (v. 9). En consecuencia, cuando la verdad aparece, no lo hace o no lo reconocerá. Él lo deja parado en la puerta, e incluso avanza su error al exigir que los demás siguieran su liderazgo (v.10). Juan anima a los creyentes a imitar en lugar aquellos que se unen en la promoción de la verdad. Pasaje para memorizar:
Nosotros, pues, debemos acoger a tales personas, para que cooperemos con la verdad.

Juan quiere que los creyente imiten a "esta gente", gente como Gayo, no como Diótrefes. Por supuesto, sólo se puede hacer la distinción entre lo que es bueno y lo que es malo si uno tiene un estándar infaliblemente y exacto de la verdad. Como Juan lo describió en sus cartas anteriores, esta norma de la verdad es la que Dios ha provisto en la salvación en su Hijo, Jesucristo, y la comunión que con el Padre y el Hijo se traducirá en una vida que comienza a parecerse a nuestro Salvador. Así es la vida, aunque puede incluir un gran sufrimiento ahora, es sin embargo rica, vibrante, y encaminada a cierta gloria, de la talla de la que sólo podemos imaginar (Romanos 8:18, 1 Corintios 2:9). Por eso Juan no tiene “alegría más grande” que Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 81

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams oír que sus hijos espirituales están “andando en la verdad” (v. 4). Habiendo rechazado la verdad, Diótrefes sólo le queda la guía defectuosa de su orgullo impulsada por su enjuiciamiento. El no quiere tener nada que ver con nadie que pudiera ocupar el centro de atención que no fuera de él. Pero son los creyentes que él deja parados de pie en la puerta, (a los cuales no les ofrece hospitalidad) cuyas vidas se parecen Cristo, porque Jesús experimentó lo mismo.

El lente de Jesús Jesús vino del Padre, “lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). Pero cuando él vino a los suyos, “y los suyos no le recibieron” (Juan 1:11). Jesús fue incluso a aquellos que eran líderes espirituales, como Diótrefes, con la maravillosa noticia de la redención de la condenación y del poder del pecado y de la vida nueva en él. Pero la mayoría no reconoció que la verdad misma era que estaba hablando con ellos. Ellos se unieron en oposición a él y lo sacaron de en medio de ellos. El obstáculo para su fe era su orgullo, su negativa a humillarse, el admitir su error y someterse a la verdad de Dios. Jesús les recordó que “los que se exaltan serían humillados y los que se humillan serian enaltecidos". (Mateo 23:12) Las puertas de sus corazones estaban cerradas. Pero aquellos que abrazaba la verdad, y siguen buscándola, esta siempre le dará una cálida bienvenida.
He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. (Apocalipsis 3:20)

Nuestra respuesta a Jesús es nada meneos que nuestra respuesta a la verdad. De la misma manera que nos abrimos a la verdad en el inicio de nuestras vidas cristianas, así mismo Juan nos urge a continuar abriéndonos al tiempo que vivimos en comunión con Cristo.

Implicaciones contemporáneas Cuando respondemos a la invitación de Jesús al abrazar la verdad, somos adoptados en la familia de Dios. Somos parte de una nueva comunidad, El cuerpo de Cristo. Cada uno de nosotros necesitamos de los demás partes del cuerpo para que este funcione correctamente. Nosotros nos estimulamos y nos apoyamos unos a otros, mientras trabajamos lado a lado en Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 82

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams el avance de las fantásticas noticias de la nueva vida en Cristo. No hay espacio para el individualismo o el orgullo (1 corintios 12:15-26). En su lugar, debemos imitar a Jesús mismo, quien se dio a sí mismo por nosotros al humillarse a sí mismo hasta el punto de la muerte en la cruz.
“Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios.” (3 Juan 11)

En nuestras vidas, debemos ser hospitalarios para lo bueno y no serlo para lo malo. Diotrefes, había olvidado de que lo único que el debería gloriarse era que él tenía comunión con el Señor (1 Corintios 1:31). El se había olvidado de que él era parte del cuerpo en el cual cada miembro pertenecen los unos a los otros (Romanos 12:5). El se había olvidado de que el no debería poner ninguna barrera, piedra de molino u obstáculo en el camino de de un hermano o hermana (Romanos 14:13), pero en lugar de esto, el debería estar haciendo lo que él pudiera para edificar a los hermanos y hermanas (Romanos 15:1-3). El había desviado sus ojos de Cristo. Gayo, se había mantenido enfocado. Vamos a seguir adelante con Gayo. Preguntas de enganche ¿Cómo eliges tus amigos? ¿Qué es lo que cada creyente tiene en común con todos los demás creyentes? ¿Pueden los incrédulos ver eso en común? ¿Considera usted estar de acuerdo con la verdad? ¿Todavía le da la bienvenida a la verdad? ¿Qué causa no asociarse con otras personas? ¿Considera usted a algún hermano o hermana en Cristo como un enemigo? Antes de que fuéramos cristianos, nos definimos por nuestras posesiones, nuestras carreras, nuestras autoridades--cualquier cosa que nos podría hacer un nombre para nosotros mismos. Esa era nuestra única esperanza para la auto realización. Ahora que estamos en comunión con el Padre y el Hijo, nuestro significado viene de aquel cuyo nombre es sobre todo nombre (Filipenses 2:9). Es fácil, si no tenemos cuidado, volver a caer en los viejos patrones, incluso ya dentro de la iglesia. Pero Juan nos recuerda que debemos seguir avanzando en el camino de la verdad--para manteniéndonos tocando las puertas. Y también nos recuerda que debemos hacer lo que podamos para ayudar a nuestros hermanos y hermanas a lo largo de esa manera mientras "trabajamos juntos por la verdad" (3 Juan 8). 61

JUDAS
Seguros en amor
Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 83

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

Parece que cada pocos meses o más o menos así, se nos advierte acerca de un nuevo virus informático que debemos evitar. El virus se hace pasar por un sitio web legítimo o un archivo adjunto de correo electrónico, pero al acceder a ella, nuestros archivos están en peligro y nuestra caída computadoras. Judas, el medio hermano de Jesús (Mateo 13:35), escribe para advertir a los creyentes de un virus similar. Se hace pasar como verdad bíblica legítima, pero si se acepta, nuestra fe se verá comprometida y nuestro testimonio eficaz de Cristo se estrellará. Esta carta es una alerta acerca de este nuevo peligro, así como una guía para la protección de virus exitoso. Tema del libro Dios alerta a su pueblo en contra de aquellos quienes los estimulan a ellos a ver su gracia como una licencia para pecar. El virus del que Judas advierte en contra, penetra el acceso a los discos duros de los creyentes al apelar a la verdad genuina de que Dios es un Dios lleno de gracia y perdona el pecado. E l efecto destructivo de este virus se realiza en el modo tortuoso e inmoral se aplica esta verdad. Fue reclamado por aquellos que tratan de infligir daño espiritual a los creyentes incautos que, dado que Dios en su gracia perdona el pecado, somos libres para pecar con impunidad tanto como sea y como sea que quieras (v. 4). Por supuesto, la omisión fatal en esta lógica es la falta de alguna mención de Jesucristo. Aquellos quienes recibían el perdón gratuito de Dios, del pecado, hacen esto por su fe en el sacrificio expiatorio de Jesucristo—una demostración asombrosa del amor de Dios (Romanos 5:8). Estas verdades reales son entonces guiadas por el espíritu de Cristo que mora dentro de nosotros para convertirnos a semejanza de él (vs. 19). Los verdaderos creyentes buscan, por el poder del espíritu, reciprocar el amor de Dios por ellos, por medio de su servicio amoroso a él. El estilo de vida promovido por aquellos que han introducido su fe dañada por este virus sólo resalta la ausencia del espíritu Santo en sus vidas. Pasaje para memorizar: Judas 19 “Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu”.

La protección antivirus que Judas exhorta a los creyentes a activar en contra de estos alborotadores se ve en los versos primero y último que soporte esta carta. En el primer verso, Judas describe como los "Me encantó en Dios Padre y guardados para Jesucristo". En los dos últimos versos, Judas da gloria a Dios, por Jesucristo nuestro Señor, que es capaz de mantener a los creyentes sean víctimas de la fe virus. Las palabras clave en estos versículos son "guardados / guardado", "Dios", y Cristo Jesús. "Con estas palabras Judas recuerda a los Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 84

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams creyentes cuya fe está bajo ataque de que están a salvo por el amor de Dios mismo a través de su fe en Jesucristo se recuerda a los cristianos. Una vez más para mantener sus vidas centradas en Jesucristo, la fuente, protector, y el objeto de su fe. El lente de Jesús El cuidado y la seguridad de que Jesús ofrece para aquellos que ponen su fe en él que él describe con la imagen de un pastor que da su vida por sus ovejas, para protegerlos de los ladrones y salteadores que vienen con la intención "para hurtar y matar y destruir "(Juan 10:8, 10-11). Estas imágenes se encuentra en marcado contraste con la clase de pastores Judas describe, por los cuales había sido muerte y la oscuridad reservado, y que están tratando de llevar a los creyentes al mismo lugar mortal (Judas 12-13). Los que están en el rebaño de Jesús están en reposo seguro en su cuidado protector, pastoral. Ellos reconocen su voz y siguen su liderazgo directamente, a la vida eterna. “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.” (Juan 10:27-28) Jesús es el buen pastor, quien guarda a su rebaño de aquellos quienes tratan de saquearlo. Podría llegar a ser un poco desconcertante darse cuenta de que hay personas que están tratando de arrebatar algo de la mano de Dios. Pero la mano de Dios es una mano todopoderosa. Nos mantienen seguros en el amor de Dios por el poder de Dios mismo. Implicaciones contemporáneas En medio de todo el parloteo de radio y estática están los que "No obstante, de la misma
manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores.(v. 8), los que "calumnian lo que no entienden" (v.10), los que se

quejan, critican, se jactan, y más aún (v. 16), puede ser difícil para nosotros, sintonizar la voz de Dios. Sin embargo, tenemos su voz a nuestra disposición en la palabra escrita, y podemos evitar muchos problemas si prestamos más atención a ella (2 Pedro 1:19). Y respondemos a esa voz con nuestras propias palabras y su comportamiento. Como hemos llegado a conocer mejor a Dios, dialogando con él de esta manera, nuestras defensas contra posibles virus se construirán. Esto es lo que Judas anima a los creyentes a hacer para mantenerse en el amor de Dios. “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna”. (Judas 20-21). Nos mantenemos en el amor de Dios cuando nos lanzamos a la parte más profunda de la participación plena, una vida vibrante y energizarte que desea para nosotros y ha proporcionado a través de Jesucristo. Cuando aceptamos que la vida por la fe en nuestro Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 85

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams Señor y por nuestra imitación del poder del Espíritu de él, vamos a llegar a conocer más plenamente el amor anhelante e inexorable que llevó a Dios a dar a su Hijo para nuestra salvación y para asegurar nuestra relación con él para siempre.

Preguntas de enganche ¿Qué hace usted cuando su fe se ve amenazada? ¿Haga su fe en última instancia, dependerá de usted o en Dios? ¿Cómo se accede a la seguridad del amor de Dios en medio de circunstancias amenazadoras de fe? ¿Cómo saber cuando su fe está siendo amenazada? ¿Cómo saber si su fe ha sido comprometida por un virus teológico? ¿Cómo se puede medir la fuerza de su relación con Dios? A veces nos olvidamos de que Jesús nos guía en el camino de la vida en la seguridad de su cuidado y protección (Juan 14:6). Como creyentes, podemos estar agradecidos de que no se nos deja para encontrar nuestro camino a través de las calles y caminos confusos de la vida por nuestro propio entendimiento. A lo largo del camino habrá muchos ladrones y salteadores que afirman tener las direcciones que necesitamos. Pero su único consejo nos llevará a callejones sin salida, donde los ladrones están esperando. Judas nos recuerda que tenemos un buen pastor que nos guía, y reconocemos su voz. Es la misma voz que respondió al comienzo de nuestra vida cristiana. Debemos continuar confiando en él y escuchando su voz, él guiará nuestros pasos y nos mantendrá seguros en su amor. Si de vez en cuando nos encontramos un poco perdido en el camino, está bien pedirle instrucciones. Encontraremos que ha estado guiando y protegiendo nuestro progreso durante todo el tiempo.

62

APOCALIPSIS
Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

La Victoria final
2012 86

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

A Una vez más el pueblo de Dios están bajo ataque. Con una fe cansada por la regularidad, interrumpido sólo ocasionalmente por períodos de paz, a lo largo de su historia, las fuerzas de la oposición se ha estrellado contra las paredes de la iglesia. Uno podría comenzar a preguntarse cuánto tiempo las paredes pueden soportar una paliza. Parece ser mucho más fácil para los creyentes si simplemente se hace un mayor esfuerzo para integrarse en la cultura comprometiendo así s fe. El apóstol Juan termina el Nuevo Testamento, con su Quinta composición inspirada-- un estímulo a los creyentes a agarrarse fuerte a su fe durante la tormenta de la persecución intensificándose en su contra. Juan ha experimentado la persecución y escribe esta carta a ellos desde su exilio en la isla de Patmos (1:9), una colonia romana penal frente a la costa de Asia Menor. Se recuerda a los creyentes que, aunque el mal puede parecer que ganar el día, Dios todavía está en control, y la victoria final sobre el pecado y sus consecuencias cancerosas, pertenecen a Jesucristo, el Cordero de Dios, y a todos aquellos que ponen su fe en él. Tema del libro Dios capacita a su pueblo a permanecer firmes en contra de Satanás y sus fuerzas malignas hasta que Dios traiga la victoria segura y final.

El libro de Apocalipsis describe el resultado triunfante final para todos los que ponen su fe en Jesucristo, así como también el resultado desastroso para todos los que se oponen a Dios y a su pueblo. Tal vez para proteger a los creyentes en el caso de este escrito llegó a la atención de sus opresores, Juan describe estos resultados en un lenguaje altamente simbólico. Es este simbolismo a menudo enigmático que ha sido la causa de tanto desacuerdo entre los intérpretes y los teólogos. ¿Qué es exactamente, que significan todos estos símbolos? ¿Cuándo serán estas cosas pasaran, y en qué orden?

A pesar de que estos detalles son el objeto de acalorados debates entre cristianos y probablemente seguirá siendo así mientras haya al menos dos cristianos juntos, no puede haber ninguna duda acerca del mensaje de doble filo de la obra: (1) Dios destruirá completamente todo lo opuesto a Él y a su pueblo (17.1-18:24), y (2) Dios traerá triunfo completo en Jesucristo y los que confían en él (19:1-21). Este final será finalmente consumado cuando Jesús venga de nuevo, esta vez en el poder y la gloria divina Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 87

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams inconfundible. Estas verdades ofrecen una gran consolación y estímulo para los cristianos en cualquier momento en la historia, pero sobre todo en tiempos de persecución.

Pasaje para memorizar: Apocalipsis 21:6-7
Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. Rev 21:7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

La Biblia comienza con la eliminación de la humanidad desde el Edén, como consecuencia de la plaga del pecado en la buena creación de Dios, y termina con la repatriación de la humanidad en un nuevo Edén, como consecuencia de la erradicación del pecado de buena voluntad de Dios creación. Porque habrá entonces ningún pecado relación que obstaculizan, los creyentes de todas las naciones vivirán en la más estrecha comunión con el Señor (21:2, 22:4). Y debido a los efectos corrosivos del pecado será eliminado de la misma creación (Romanos 8:19-21), no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor (Apocalipsis 21:4). Todas las cosas serán renovadas en un cielo nuevo y una tierra nueva borrado limpio de toda mancha brillante, sanó de toda cicatriz, y deshacerse de todas las sombras a la luz de la gloria de Dios (21:1, 23). Que salía del trono de Dios y del Cordero, en el centro de esta nueva creación será un río limpio de agua de vida (22:1-2). Con esta imagen, Juan señala a la atención de los creyentes de nuevo a la persona que ofrece esta vida, incluso ahora. Es la misma imagen utilizada por Jesús para referirse a sí mismo cuando discute la vida eterna con una mujer samaritana en el pozo de Jacob (Juan 4:4-26). El lente de Jesús

En la visión de Juan, es el Cordero que realiza la salvación. Él es el que da el agua de la vida a los que están sedientos para ello (21:6; 22:17). Él es el único que con su sangre se ha "comprado para Dios personas de toda tribu, lengua, pueblo y nación" (5:9). El Nuevo Testamento no deja ninguna duda de que este Cordero es Jesucristo (Juan 1:36, 1 Corintios 5:7, 1 Pedro 1:19), que aporta cerca del "reino o los cielos" (Mateo 3:2; 10:7).

Aunque Jesús estaba aparentemente vencido por el mal, Dios todavía estaba en control, el cumplimiento de sus propósitos redentores por el ejercicio de su poder divino. En una demostración inequívoca de que el poder divino, Jesús se levantó victorioso sobre el pecado y la muerte y ahora reina para siempre (11:15). Los que, por el poder del Espíritu Santo, y lo siguen fielmente en el sufrimiento continuará a seguirlo en la victoria sobre el pecado y la Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP 2012 88

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams muerte, y reinarán con él para siempre (510; 22:5) cuando establece su gobierno en toda su gran plenitud sobre toda la tierra (11:15).
Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. (1 Corintios 15:25)

Los creyentes perseguidos a lo largo de los siglos han hecho la misma pregunta: "¿Hasta cuándo, Soberano Señor" (6:10)? Todo lo que se nos dice es que él vendrá para hacer cumplir su gobierno cuando el evangelio del reino haya sido predicado en todo el mundo (Mateo 24:14), y que será más pronto que tarde (1:1; 2:16; 3:11; 6:11; 11:6, 7, 10, 12, 20). Todos aquellos que confían en Cristo, no te decepcionará (Romanos 5:5), sino que participemos de su victoria (21:7). Implicaciones contemporáneas Existe un si pero todavía no caracterizado a la victoria del cordero. El está ahora sentado a la mano derecha del Padre “sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero” Efesios 1:21. Y aquellos que depositan su fe en el son más que vencedores por medio de él (Romanos 8:37). Aún así no nos sentimos con frecuencia como si fuéramos vencedores. Nuestra victoria está desde ya asegurada para siempre a través de nuestro Señor resucitado, pero esto no está completamente realizado. Todavía vivimos con los efectos arruinantes del pecado. Pero así como tan seguro es que el cordero que fue inmolado es digno de reinar, de la misma manera todos nosotros que tenemos nuestra fe en él también reinaremos con él. “y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.” (Apocalipsis 5:9-10) Consecuentemente, a pesar de que de hecho todavía lloramos la consecuencia del pecado en nuestras propias vidas y en las vidas de los otros, nosotros no somos como aquellos que no tienen esperanza (1 Tesalonicenses 4:13). Jesucristo es nuestra esperanza (Colosenses 1:27); 1 Timoteo 1:1), y él es la esperanza viva (1 Pedro 1:3). Y “Si esperamos por aquello que todavía no tenemos, esperamos por ello pacientemente (Romanos 8:25). Mientras tanto, las palabras de Juan a las siete iglesias deberían guiar nuestras vidas (2:1-3:22). Debemos perseverar y no desmayar, ser fiel aún hasta la muerte, y mantener el fuego de nuestra fe bien alimentado. Preguntas de enganche Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

89

Cómo leer la Biblia a través de los lentes de Jesús: Una guía para leer las escrituras enfocada en la persona de Cristo Por Michael Williams

¿Qué es lo que te da la fortaleza cuando el mal parece abrumador? ¿Qué podría Dios decirles en una carta dirigida a tu congregación? ¿Estás sediento por el regreso de nuestro Señor? ¿Estás bastante contento con la manera en que las cosas están ahora? A nosotros no nos gustan las tardanzas. Es muy difícil tener que esperar por algo mejor cuando encontramos que no hay nada que esté del todo mal. Es extremadamente difícil esperar por algo cuando muchas de las cosas están mal. Sabemos que Dios tiene todo bajo su control desde el principio de la historia, y confiamos de que él seguirá estando en control hasta el final de los tiempos. Después de todo, el es el Alpha y la Omega, el principio y el fin (1:8; 21:6; 22:13). Donde nos va mal es con el medio. Dios está en control del medio también, aún cuando todo sugiera lo contrario. El es el Todo poderoso Dios, “quien es, y quien era, y quien ha de venir” (1:8). Jesús reina ahora, y el ya ha empezado la transformación del pecado y la muerta a la salud y la vida que caracterizará a los cielos nuevos y a la tierra nueva bajo su gobierno. La transformación ya empezó en cada creyente. Toda la creación restante es lo que sigue!. Fin del NT. Nov. 2012

Traducción cortesía: Deisy Rodríguez/IBNP

2012

90