You are on page 1of 4

ANSIEDAD Y ESTRÉS: LOS “CONVIDADOS DE PIEDRA“DE LA POSMODERNIDAD Dra. Amanda Céspedes C.

La conjunción de señales de peligro, su detección y la respuesta neurobiológica configuran el fenómeno denominado ANSIEDAD O STRESS es conveniente distinguir el EUSTRÉS DEL DISTRÉS; el primero es el resultante de la conjunción entre experiencias que desafían, estimulan; una vivencia energizante sin llegar a niveles de amenaza y la liberación de noradrenalina suficiente para activar ligeramente la corteza y el tono autonómico simpaático. Es el stress necesario para sentirse vivo, activo, motivado, dinámico. El distress, en cambio, es el resultante de experiencias que amenazan seriamente al individuo, incluso a niveles de amenaza vital, las que activan intensamente el sistema noradrenérigco, alertando máximamente la corteza y el sistema autonómico. Este distress puede ser agudísimo, implacable (un accidente), agudo pero predecible y controlable (el fracaso en un examen) o crónico (disfunción familiar). En los tres tipos de distress, el impacto sobre la salud del individuo es formidable, involucrando todos los niveles; psíquico, corporal, inmunológico, hormonal.

Las señales de peligro, que llamaremos genéricamente “agresores” provienen en su mayoría del entorno y se dividen en señales especie-específicas y señales individuo-específicas. Los niños muestran claramente cuáles son las señales especie-específicas: la oscuridad, el desamparo, la amenaza a la integridad vital, los cambios climáticos intensos y extremos: el ulular del viento, el retumbar de los truenos. Las experiencias tempranas labran en los circuitos límbicos huellas indelebles, convirtiéndose en señales imaginarias individuo específicas a veces

los menores de dos años. las edades más vulnerables a estos agresores son las extremas: los niños y los ancianos. En la medida que los factores generadores de stress sean de intensidad moderada y duración limitada. El detector de señales se encuentra en las profundidades del sistema límbico. suelen responder de manera intensa a señales discretas o incluso neutras y sus mecanismos de estabilización son lentos e ineficientes. los más desamparados son. un 75 a 80% de la población posee un tono basal de detección y respuesta a las situaciones amenazantes estable y más bien bajo. ambos se caracterizan por estar inermes ante la agresión. transformándola en vivencia de amenaza. denominados ALOSTASIS. la cual otorga el tinte emocional a la experiencia. sin armas defenderse. El 20 a 25% restante muestra un tono alto e inestable. El rugido del motor de un avión que vuela a baja altura es señal de muerte para un niño refugiado de guerra. movilizando niveles discretos de respuesta neuroquímica y con mecanismos de estabilización rápidos y eficientes. Genéticamente. los brazos abiertos de un adulto que se aproxima a un niño abusado físicamente durante sus primeros años es una señal inequívoca de agresión. así. sin duda alguna. Son personas que responden a señales evidentes y contundentes de riesgo. en quienes las reacciones neuroquímicas del stress labran circuitos emocionales a menudo indelebles que marcarán su vida futura determinando su equilibrio emocional y por ende su inteligencia emocional Se estima que el siglo XX finalizó con ocho millones de niños enfermos por acción del . entre ellos. y es activado por el cortisol. intensa y a menudo implacable de los agresores externos.imposibles de borrar. El mundo actual se caracteriza por la naturaleza compleja. específicamente la amígdala.

La respuesta adaptativa es diferente según si la acción estresante es súbita y breve o si es mantenida en el tiempo (insidiosa). ya que. Se activa una vía occipitotálamo-amigdalina que es la responsable de la aparición de respuestas automáticas de defensa. En términos generales. La activación de la médula suprarrenal produce liberación de adrenalina. . al no mediar el procesamiento cognitivo cortical. las cuales pueden ser adaptativas en ciertas situaciones pero desadaptativas en otras. la cual va a producir activación del sistema visceral. Selye (1945) demostró que bajo una situación de stress se desarrolla un sindrome de adaptación general cuyos mediadores son hormonales (hormonas adrenocorticales). se produce una sensibilización a la acción del cortisol suprarrenal sobre la corteza y subcorteza. en el locus coeruleus se produce liberación de noradrenalina. son los “poco inteligentes emocionales“ que constituyen el contingente de inadaptados escolares en todo el mundo occidental.A menor edad. que inicialmente son adaptativas pero lentamente se van tornando destructoras. la cual va a producir una respuesta de ansiedad generalizada (respuesta de arousal). Se entra así a una situación de hipersensibilidad adrenérgica crónica. la reacción adaptativa biológica provoca efectos más devastadores y permanentes sobre el cerebro. Un fenómeno fundamental es la aparición de respuestas de sensibilización y sobrerreactividad.estrés y unos 25 millones de niños agredidos subclínicamente por dicho enemigo pero sin llegar a desarrollar psicopatología. con activación permanente del eje hipotálamo-hipofisiario.

El sistema queda crónicamente hiperreactivo e hipersensibilizado. . persistencia. atenuando la liberación de noradrenalina. . El aumento de la liberación de dopamina se ha relacionado con el fenómeno de la resiliencia. sin decodificar adecuadamente el estímulo. la cual va a inhibir la actividad del locus coeruleus. enfrentamiento y empleo eficaz de estrategias cognitivas).se libera serotonina para neutralizar la liberación de noradrenalina Cuando la situación estresante se cronifica. lucha. Por otra parte. En el núcleo del rafe se produce un aumento de la liberación de serotonina. impulsivo. se produce gasto total de la disponibilidad de neurotransmisores y sobreviene el estado depresivo por agotamiento.se pone en marcha una activa liberación de dopamina y endorfinas para enfrentar cognitiva y emocionalmente la situación . se produce un aumento en la liberación de dopamina para poder hacer frente en forma exitosa a la situación estresante (energía psíquica.liberación de adrenalina y noradrenalina provoca el estado de hiperalerta y los fenómenos viscerales (psicosomáticos) .se responde de un modo reflejo.