You are on page 1of 271

Contenido Prólogo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Dr. L. Rafael Moreno G. Palabras preliminares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 José Ángel Ceniceros A los lectores mexicanos . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . 23 Gina Lombroso Dedicatoria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 I. Familia. Infancia (1835-1849). . . . . . . . . 27 II. Paolo Marzolo (1849-1852). . . . . . . . . . . 41 III. Albores de juventud (1852-1854) Los primeros años de universidad. Su primer amor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 IV. En la carrera (1855-1858) Por qué se dio Lombroso a la ciencia. En Viena. El estudio acerca del cretinismo. El doctorado. . . . . . . . . 57

7

vida de lombroso

V. Lombroso, soldado (1859-1866) En la guerra. Oficial y profesor. De la Psiquiatría al delito y al genio. . . 63 VI. El regreso a la vida civil (1866-1869) Primeras desilusiones. La guerra de 1866. Descubrimientos clínicos. Causa y cura de la pelagra. Muerte de Marzolo. . . . . 75

VII. Etapa decisiva en la vida de Lombroso (1870-1871) El matrimonio. Conclusión del concurso. Descubrimiento de la relación que existe entre el atavismo y el delito. Nombramiento en Pesaro. . . . . . . . . . . 87 VIII. Primeras luchas por la pelagra (1871-1874) En Pesaro. Manicomios criminales. Violentos ataques por la cuestión de la pelagra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101 IX. La gran tragedia (1875-1876) Decisión de la Comisión del Instituto Lombardo. La cátedra en Turín . . . . . . 117 X. En Turín (1876-1878) Primera edición de El hombre delincuente. . . . . . . . . . . . . . . 137

8

contenido

XI. La instalación del laboratorio (1878-1880) Genio y locura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145

XII. La Nueva Escuela de Antropología Criminal y de Derecho Penal (1878-1882) La difusión de El hombre delincuente. Los primeros partidarios en Italia, Europa y América. . . . . . . . . . . . . . . . . 155 XIII. Época de oro (1882-1889) Batallas y triunfos. . . . . . . . . . . . . . . . . . 167 XIV. Nuevas grandes batallas (1889) El nuevo Código. El Congreso de París. . . 175 XV. Crisis externa y relámpagos de luz (1889-1891) Crisis económica. Cátedra de Psiquiatría . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185 XVI. Nuevos estudios. Nuevos consuelos (1891-1893) La mujer delincuente. El espiritismo. El Congreso de Bruselas. . . . . . . . . . . . 191 XVII. Días tranquilos (1893-1898) Congreso de Ginebra. Nuevos estudios sobre delito y el genio. Viaje a Moscú. . . 199

9

vida de lombroso

XVIII. Acontecimientos públicos y privados (1898-1904) Traslación del museo. Reacción política. Entrada de Lombroso en el socialismo. . . 209 XIX. Últimas desilusiones. Últimas alegrías (1904-1906) Desilusiones políticas. Fiestas y triunfos. . . 223 XX. Últimas amarguras. Últimos estudios (1906-1909) Hostilidad contra la pelagra. El espiritismo. La muerte . . . . . . . . . . . 233 Bibliografía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249

10

gina lombroso de ferrero

Vida de Lombroso

INSTITUTO NACIONAL DE CIENCIAS PENALES

Traducción: José Silva Universidad de Padua .

Junta de Gobierno del inacipe Gerardo Laveaga Director General del Instituto Nacional de Ciencias Penales Álvaro Vizcaíno Zamora Secretario General Académico Rafael Ruiz Mena Secretario General de Profesionalización y Extensión Citlali Marroquín Directora de Publicaciones .DIRECTORIO Eduardo Medina Mora Icaza Procurador General de la República y Presidente de la H. Junta de Gobierno del inacipe Juan Miguel Alcántara Soria Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la pgr y Secretario Técnico de la H.

© 1940  Ediciones Botas. D. de cualquier capítulo o información de esta obra. Tlalpan 14000 México. F. R. Biblioteca Criminalia.mx Se prohíbe la reproducción parcial o total. www.mx publicaciones@inacipe. vol. © 2009  Para esta edición: Instituto Nacional de Ciencias Penales ISBN 978-970-768-093-7 Diseño de portada: Victor Hugo Garrido Soto Impreso en México • Printed in Mexico . México. sin previa y expresa autorización del Instituto Nacional de Ciencias Penales.gob. i D. titular de todos los derechos D. 2009 Edición y distribución a cargo del Instituto Nacional de Ciencias Penales Magisterio Nacional 113.inacipe. sin importar el medio.Primera edición. R.gob.

posteriormente prestigioso catedrático y director del manicomio de Pesaro. escueta pero certeramente. quien figura junto con el médico vienés Franz Josef Gall.PRÓLOGO Me han presentado a un joven sabio desconocido (1869). para otros. La primera biografía de este personaje. Con estas palabras Emilio Laveleye describe. punto de partida de la antropología criminal: una nueva y prometedora ciencia. merced a la aparición de su libro El hombre delincuente (1876). que es una especie de tocado. un monomaniaco. Me ha hablado de ciertos signos anatómicos por los cuales puede reconocerse a los criminales. lo que sería muy cómodo para los jueces de instrucción. alcanzó celebridad mundial por sus estudios acerca de la genialidad. el odon11 . quien sólo siete años después de aquel encuentro suscitaría grandes controversias. doctorado en Medicina por la Universidad de Pavía (1859). el prefecto de la policía de París. llamado Dr. la personalidad de César Lombroso. para algunos. y mera charlatanería o el sueño utópico de un ingenuo. Lombroso. Lo cierto es que el psiquiatra italiano. Alphonse Bertillon. la locura y la delincuencia. en el marco de una teoría de sustento anatómico tan fascinante como discutible.

resumen de un trabajo mucho más extenso: César Lombroso. la mirada analítica. en un principio. casi todo era anatomía.vida de lombroso tólogo norteamericano Paul Revere y el científico inglés sir Francis Galton. Historia de la vida y de la obra (Turín. Para él. El metro y la balanza eran sus herramientas de trabajo. las orejas. Tenía curiosidad por la naturaleza. en traducción al castellano de José Silva para la colección “Biblioteca Criminalia” de la editorial Botas (1940). Gina Lombroso de Ferrero. el cráneo. 12 . Su cerebro estaba dispuesto para la observación. reedita el texto ya clásico según la versión de editorial Botas. argot. la paciencia de piedra y amor inquebrantable a la verdad. entre otros ilustres pioneros de la criminología y la criminalística. nacido en la ciudad de Verona el 6 de noviembre de 1835 y fallecido el 19 de octubre de 1909 en Turín. Su obra es la de un naturalista. tanto en virtud de su valor histórico como de la indiscutible relevancia de su protagonista. 1915). sean obras nacionales o extranjeras. tatuajes. temperatura. el Instituto Nacional de Ciencias Penales (inacipe). Pesaba y medía todo: la estatura. el famoso criminólogo italiano César Lombroso. Estudiaba y examinaba meticulosamente todo: ojos. Transcurridos 68 años desde que apareciera la primera edición mexicana. y publicada en 1921 con el título Vita di Lombroso. los brazos. fue escrita por su propia hija. siempre interesado en la divulgación de bibliografía selecta acerca de los temas científicos y humanísticos de su competencia. centrado en la observación directa de los hechos.

Gina. viejo bandido calabrés. con base epiléptica. César Lombroso publicó El hombre delincuente. que había cometido un crimen con una rapidez insólita. indica que la locura moral. quien dedicó lo 13 . crueldad y multiplicidad de lesiones fuera de lo común y sin complicidad alguna. atribuye también a la epilepsia la causa de la criminalidad. en la teoría tríptica de la criminalidad. perturbación que recae sobre los sentimientos y deja intactas las facultades intelectuales. constaba de tres volúmenes. explicable principalmente por atavismo. una vez terminado el estudio de Salvador Misdea. Tal descubrimiento le sirvió de base para señalar que el criminal era un salvaje resucitado por un fenómeno de atavismo. Las fórmulas lombrosianas antes expuestas fueron englobadas por Paul Von Nacke. Como resultado de todas estas observaciones y experiencias. al hacer la disección del cráneo encontró una anomalía insólita en el hombre actual. teniendo sobre la plancha el cadáver de Vilella. Finalmente. la que se resume en las siguientes conclusiones: el criminal propiamente dicho es nato. es otra de las causas de la delincuencia. en un principio. mas no así en las razas antiguas y en algunas especies animales: la foseta media de la cresta occipital. Años después. equiparable con el demente moral. su hija.PRÓLOGO En cierta ocasión. su obra cumbre que. y forma un tipo biológico y anatómico especial. distinguido criminalista alemán.

La teoría lombrosiana conoció el esplendor y el ocaso conforme se fueron realizando nuevos descubrimientos científicos. H. se esmeran 14 . la importancia de los factores congénitos en el crimen. Al morir éste. F. Bronner. la teoría lombrosiana se hallaba en la última fase de su desprestigio. sin ser ortodoxos de la doctrina. H. La primera edición apareció en 1876. la cuarta en 1888. conservando la parte fundamental de la doctrina lombrosiana. tenemos que A. Así. es decir. Spaulding. Goddard. Ahora bien. en buena parte. en otras áreas del conocimiento y mediante procedimientos diferentes del método causal-explicativo. Edith L. no sólo en perjuicio de su expositor sino de toda la antropología criminal. Sin embargo. a reinvindicarse. la segunda en 1878.vida de lombroso mejor de sus afanes y una buena parte de su vida a la exposición de la obra de su padre. La existencia de un delincuente nato no ha podido demostrarse empíricamente. la quinta entre 1896 y 1897. no hay hombres que constituyan unas especies generis humani como Lombroso creyó. Así fue como el psiquiatra italiano abordó la naturaleza del crimen desde la perspectiva de la antropología. la redujo a uno solo. Asimismo. Mauricio Parmelee y William Healy destacan. cuando fue analizada fuera de su propia esfera. en 1909. a partir de 1912 comenzó. “sobre la que —según afirma Mariano Ruiz Funes— la acción del tiempo había proyectado ya la autoridad de lo imperecedero”. comenzó a cuestionarse con gran severidad hasta caer en el total descrédito. la tercera en 1885.

antes de ello.PRÓLOGO en su defensa Vervaeck. ante todo. el crimen no puede definirse ni comprenderse exclusivamente como un hecho biológico. puesto que lo que se hereda es la predisposición. sino que. 15 . como no podía ser menos en una cuestión tan compleja. no la enfermedad o criminalidad. sino en que no se limitó a proponer teorías en torno al crimen desde su “mesa de gabinete”. histórico y cultural. con este u otro nom­ bre. César Lombroso. En la actualidad. cuyo mérito perdurable no reside en sus opiniones acerca del delincuente. de un suceso jurídico. ya que se trata. el gran criminólogo belga. realizó personalmente investigaciones empíricas respecto a una cantidad de delincuentes y convictos. Hoy la antropología criminal. y el médico inglés de prisiones Charles Goring. Respecto a las causas o factores de la delincuencia han corrido y siguen corriendo ríos de tinta. En otras palabras. como afirma García Andrade. de los que dedujo sus afirmaciones. tiene su propia versión. También se manifiestan partidarios de las teorías del famoso “medico de Turín” Von Rohden. se ha inscrito en el cuadro de las ciencias imperecederamente y junto a ella está el nombre de su fundador. Mezger y Evelio Tavío. porque cada estudioso del tema. sosteniendo que existen características mentales y morales de la persona normal que tienden al delito. El hombre. no se puede afirmar que la existencia de una tara hereditaria determine fatalmente la génesis del delito. no es sólo “herencia” sino “historia”. por mencionar algunos penalistas destacados.

fuente de inspiración para las generaciones futuras. Abril de 2009 16 . pero esto no es motivo suficiente para negarle la paternidad de una ciencia. Es verdad que el corpus que le dio está hoy superado y sólo perviven los chispazos del genio. Dr. así como nadie arrebata a Hipócrates su calidad de padre de la medicina. L.vida de lombroso Haber creado una ciencia nueva es el gran mérito de Lombroso. inédita hasta él. no obstante que haya cambiado cuanto de ella dejó. pero sus errores son siempre fecundos. El genio suele equivocarse. desde la raíz hasta la frondosa copa. Rafael Moreno G.

templada 17 . honorable señora de Ferrero desde hace 39 años. de acuerdo con Ediciones Botas. con la finalidad de divulgar trabajos relacionados directa o indirectamente con los estudios penales y criminológicos.PALABRAS PRELIMINARES La revista Criminalia —que me honro en dirigir—. doctora en Medicina y en Letras. presenció muy de cerca la tenaz y fecunda obra de investigación de Lombro­ so. desde niña. ha determinado publicar algunos libros cada año. escrita por su hija la señora Gina Lombroso. como compañera y colaboradora de su padre. llega a la plenitud de su vida con laureles legítimamente conquistados en las ciencias y en las letras. de México. Nacida Gina en Pavía el 5 de octubre de 1872. Hemos creído conveniente iniciar esas publicaciones con la traducción al español de Vita di Lombroso. con un mérito singular que el aguafuerte de la crítica científica actual no puede disputarle: haber abierto una nueva ruta al pensamiento jurídico penal. Esta admirable mujer. cuya vida de pensamiento y acción merece el ca­ li­ fi­ cativo de ejemplar. del silogismo apriorístico a la amplitud fecunda de una Ciencia Social. con la tendencia por él iniciada de elevar al Derecho Penal.

Nadie en la familia daba importancia a los estudios y la niña mucho menos.vida de lombroso el alma en la lucha y en el dolor. que no amaba el estudio. Fue hija de César Lombroso y Nina Debenedetti. Gina. sin embargo. Terminada la escuela primaria. A los seis años fue enviada a la escuela primaria. cuando ya se habían inscrito otras jóvenes en la Facultad de Medicina. a quien adoraba. que insistió mucho con sus padres para que la mandaran a estudiar latín a un Liceo. Pero una vez terminados los estudios en el Liceo. y se dedicó al estudio de las Letras. Una institutriz encontró a la niña tan inteligente. Fue educada por sus padres con la mayor libertad de acción y de pensamiento. fue enviada a la escuela profesional femenina. aunque tuviera gran facilidad para aprender. 18 . Un año después. Una compañera de escuela de su hermano tuvo el encargo de preparar a la niña para el grado de Liceo inferior. inclusive el de ver malogrado a su hijo Leo cuando en él cosechaba ya frutos opimos del espíritu. ambos judíos de raza pura. a la edad de 15 años. Reproduzco a continuación los datos más destacados de su biografía. donde no había entonces ninguna joven. Terminados éstos. no se atrevió a inscribirse en la Facultad de Medicina. llegó a querer mucho a su escuela. entró al Liceo superior con el propósito de estudiar Medicina para poder ayudar a su padre. se inscribió ella también y continuó sus estudios con gran entusiasmo. porque en ella encontraba una norma de conducta.

comenzó a reflexionar respecto a los peligros del maquinismo y a estudiar las leyes de In­ gla­ terra. Se casó en 1901 con Guillermo Ferrero y tuvo dos hijos. “Las leyes de protección a la mujer y de los niños”. a corregir los libros en prensa y a juntar cartas y manuscritos. Nina. un niño. una investigación acerca de “Las causas populares”. donde nació el maquinismo.PALABRAS PRELIMINARES Para obtener su título de Medicina. etcétera. Antes había publicado varios es­ tudios de eco­ nomía política: “Investigaciones en un ba­ rrio de Turín”. Leo. y una hija. publicó su te­ sis acerca de “Las ventajas de la degeneración”. nacida en 1910. murió en 1909 y Gina se dedicó a reunir los escritos paternos. lo resumió en un volumen. a los cuales se consagró. nacido en 1903. recogiendo los estudios de Lombroso acerca de enajenación mental. arregló 19 . En 1896. “El hombre enajenado”. Su verdadera pasión eran la Economía Política y la Filosofía. Reconstruyó. preocupada por la crisis económica tan grave que sufrió Italia. la historia de China y de América. “Las leyes sobre huelgas”. para comparar en el país en el cual el maquinismo fue rechazado con aquel donde llegó a su apogeo. en la cual sostenía que no hay en la naturaleza lo que se lla­ ma degeneración o evolución. Su padre. según los deseos del editor. sino sólo una adapta­ ción que los hombres a su capricho definen de maneras diferentes. Como el libro El hombre criminal estaba agotado. César Lombroso. “El analfabetismo en Italia”.

la madre se dedicó a recoger los estudios de su hijo. donde fija los caracteres esenciales que distinguen a los hombres de las mujeres. Su hijo Leo murió en un accidente. iniciados en 1896. 20 . por lo que se dio cuenta de que la mujer no se apreciaba debidamente a sí misma y hacía responsable a la educación de las diferencias profesionales entre los dos sexos.vida de lombroso la reedición de La mujer criminal. durante la guerra. Este libro tuvo gran resonancia en el mundo y fue traducido en 16 idiomas. Después escribió: La mujer frente a la vida. Retorno a la prosperidad. con el título de El precio del maquinismo. publicado en 1929. La vida de César Lombroso. La tragedia del progreso. En 1933. Se ocupó. Cuando comenzó la crisis económica. en obras de beneficencia y estuvo en contacto con las mujeres de su tiempo. una inmensa tragedia cayó sobre su vida. al español y al francés. recogió todos los documentos relativos a la vida de su padre y diferentes estudios científicos. que resumió después para una biblioteca popular. La mujer en la sociedad actual y Vidas de mujeres. Gina Lombroso encontró en ella la confirmación de sus estudios contra el maquinismo. Entonces escribió su libro Alma de mujer. en un pequeño volumen. estudio de su vida y de sus obras. en un gran volumen titulado César Lombroso. Este libro dio lugar a muchas controversias y fue continuado en 1933 por otro. Desde entonces. que fue inmediatamente traducido al inglés. reunió entonces estos estudios en un libro.

por sus elevadas y bien orientadas enseñanzas feministas. aparecieron en 1936. en particular. Gracias en nombre de los juristas mexicanos. con un prefacio escrito ex profeso para los lectores mexicanos. quien ha sabido conquistar gran simpatía en México. para editar esta versión en español de la vida de César Lombroso. que por sí sola hace de la autora de la biografía de Lombroso. José Ángel Ceniceros México. que cautiva por su hondo sentido de persuasión. me refiero a su serena devoción para los suyos y por la sociedad. sobre todo en los centros universitarios. una figura respetable. Es prueba de ello este libro acerca de su padre.PALABRAS PRELIMINARES Sus primeras notas. por el noble y desinteresado esfuerzo que significa esta traducción. *  *  * No quiero dejar de destacar en especial. una cualidad de la señora de Ferrero. que tiene gran actractivo por su calidad humana y sus amplias sugestiones para la historia del pensamiento científico. Gracias también al doctor José Silva. Estamos seguros de la cordial acogida que los lectores de habla hispana darán a este libro. abril de 1940 21 . La eclosión de una vida. por la autorización dada por la señora Lombroso de Ferrero. y.

compuesto aprovechando todos los documentos. las cartas autógrafas.A LOS LECTORES MEXICANOS Esta obra es el resumen de un libro acerca de Lombroso. relaciones de Con­ gresos. De estos documentos. investigaciones. antes de publicar la edición italiana de este volu23 . polémicas. libros. ya sean privados. informes en Congresos. Me he dedicado a estudiar sus luchas para hacer triunfar sus ideas en los dominios de la psiquiatría. que constituye el episodio más trágico y más hermoso de su vida. y sobre todo en su estudio acerca de la pelagra. prólogos. dedicatorias. artículos. como nombramientos. diplomas. todos los cuales he podido reunir y estudiar. estudiados en el cuadro y en el tiempo a los cuales pertenecen. Como su vida refleja las vibraciones de los tiempos en que vivió. me he detenido en los lugares y en los tiempos en que vivió y entre los hombres y los sucesos que obraron en él y en los cuales él tuvo influencia. Para no ser traicionada por mis sentimientos o por recuerdos infantiles o documentos demasiado parciales. he tratado de destacar la figura humana de mi padre. cartas de amigos y resúmenes de sus cuadernos. como el diario. del crimen y de la psicología del genio. ya sean públicos. como su vida estuvo llena al mismo tiempo de estudios y de acción.

y que es su hija.vida de lombroso men. Discípula fiel de aquel que puso la verdad por encima de los deberes humanos y divinos. que me perdone. he tratado de ser imparcial. sometí cada página a la revisión de aquellos que conocieron mejor que yo los tiempos y las circunstancias de que he hablado y que hasta donde fue posible tomaron parte en los mismos sucesos. Pero si el lector encuentra de vez en cuando un relámpago de ternura o de admiración. lloró y pensó desde su más tierna juventud. de dejar que los hechos hablen de acuerdo con los documentos reunidos al final del volumen. Gina Lombroso Doctora en Letras y en Medicina 24 . con el protagonista de esta historia. pensando que quien escribió estas páginas tra­ bajó.

a su hijo Leo. Leo la había continuado también. A tu hermana Nina Raditza. sino la tarea que el abuelo se había propuesto en beneficio de los hombres. a los altruistas toca la mejor parte de la vida. sus hijos. No os dejéis cegar por los tiempos terribles en que vivimos. Como Leo dice en sus Desesperaciones. No creáis en el triunfo de la fuerza sobre el amor y de la astucia sobre la rectitud. A ti. continuad sirviendo a la humanidad y el sol triunfará de las tempestades acumuladas sobre vuestra vida. como triunfó de las que amenazaron a vuestro abuelo. a su Bosilka y a tus primos Enrico Carrara. que estabas entonces próximo a entrar en la vida. hallaste la muerte. Y no sólo el recuerdo. Haced lo mismo vosotros que tenéis en vuestras venas la misma sangre. En aquellas tierras mexicanas que encantaron tus últimos meses. Nora Rossi y César Lombroso.DEDICATORIA Este libro estaba destinado a ti. quise confiar la suerte de esta biografía en la edición italiana. confío el recuerdo de tu abuelo y el tuyo. Nosotros. hijo mío. 25 . que ya lleva flores a tu tumba. Pero tú ya no existes. hemos procurado cumplir con esa tarea hasta lo último. Leo. que continúan velando sobre tu memoria y sobre la de Él. Aun en los tiempos más sombríos.

los dos judíos de purísima estirpe. una de aquellas pequeñas judías tímidas y ardientes como las que describe Walter Scott en su Ivanhoe —en las cuales toda la idealidad. No nació por casualidad en Verona. INFANCIA (1835-1849) De la clase alta en la cual nació. de Aarón Lombroso y Céfora Levi. para la riqueza y los honores. el desprecio para la opinión pública. consiguió Lombroso la seguridad de sí mismo. César Lombroso nació en Verona el 6 de noviembre de 1835. FAMILIA. había declarado a sus padres que se casaría sólo en un país donde sus hijos pudieran aprovechar la instrucción pública. Cuando su futura madre. y ejercer profesiones liberales. el ardor. ni inclinar la cabeza frente a nadie. que se encuentran sobre todo en los hijos de una estirpe que desde mucho tiempo no han debido jugar de astucia con los hombres pequeños. la inteligencia de su raza han quedado intactas entre los cerrados muros de la casa bien defendida contra las fealdades exteriores—.I. estuvo en edad de casar. lo que estaba prohibido a los judíos del Piamonte donde ella había nacido y 27 .

generoso. que podía considerarse en 1830 no sólo co­ mo la región más rica y culta de Italia. las escuelas eran laicas y los judíos se admitían para gozar de la ley común.vida de lombroso donde los judíos eran oprimidos con todo género de vejaciones. pues Austria había respetado muchas de las reformas excelentes llevadas por la Revolución francesa. era inferior a la joven Céfora. y sobre todo lo había educado con principios muy distintos su padrastro Del Grego. y la familia Lombroso poseía un patrimonio 28 . a quien habían instruido en los más severos estudios clásicos y educado según una mezcla de rígida moral judía y de ideas liberales a la Rousseau. Aarón Lombroso —el novio escogido— era un jo­ ven culto. Pero en las tradiciones judías la situación social de la familia tiene casi la misma importancia que las cualidades personales del candidato. bueno. débil y muy apegado a las tradiciones conservadoras. indeciso. y varios parientes que militaban en las filas mazzimianas. liberales. Los padres —ricos industriales y propietarios de Chieri. Por tanto le buscaron un esposo en el LombardoVeneto. los abuelos. que habían tomado parte en el gobierno de Napoleón. pero muy tímido. sino también como la más libre. muy religioso. con el cual su mamá había casado una segunda vez. entre otros David Levi —autor de Giordano Bruno— no obstaculizaron el deseo de su Céfora. Por su inteligencia y por su carácter. amable. entre otras cosas. de sentimientos y de tradición—.

el último descendiente de una antigua familia de judíos españoles. la unión fue dichosa por el amor ferviente y la armonía perfecta. *  *  * Aun cuando los dos jóvenes no se hubiesen conocido. adoradora de la forma más que del fondo. INFANCIA (1835-1849) conspicuo y era de ilustre ascendencia Aarón Lombroso. es verdad. bisabuelo de Aarón Lombroso. acompañada por el recuerdo de los ami­ gos y hombres de letras. que duraron inalterables hasta el último día. presidente del Consejo del Gran Duque de Toscana. aristócrata en el sentido tradicional de la palabra.FAMILIA. Esta señora. una nube en la persona de la suegra Pasqualina Lattes del Grego Lombroso. pues los dos jóvenes nunca se habían visto. para los cuales la casa materna era hospitalaria. más bien que de persona a persona. y el 6 de septiembre de 1832 se celebró el casamiento: casamiento de familia a familia. emigrados a Túnez en tiempos de la persecución. ambiciosa. que después pasó a Liorna y a Florencia. educada en la alta sociedad de Venecia antes de la Revolución francesa. estaba en contraste perfecto 29 . nacida en 1764. atacada por el convencionalismo y la etiqueta. donde uno de ellos. llena de prejuicios. Hubo. La novia. a Verona. se marchó a pequeñas jornadas (pues no había ferrocarriles) con sus padres. emigró a Venecia para publicar un comentario de la Biblia. altanera.

las calzadas. los hunos. sobre las aguas.vida de lombroso con su nuera pequeña y tímida. las basílicas. por todas partes los puentes. ahora protegido. No sólo una generación. sino un siglo entero y una revolución dividían a las dos mujeres. de los Montes Euganeos. las costumbres— huellas de cada uno de aquellos pueblos que los sucesores no pensaron demoler. que despreciaba el lujo y la etiqueta y que por su idealismo había pasado de un golpe de una pobre aldea piamontesa a la suntuosa y elegante Verona. Hasta que vivió Del Grego y las riquezas fueron suficientes. ardiente de patriotismo. llena de historia. los octones. los tea­ tros. a los pies del panorama maravilloso del monte Baldo. Ninguna ciudad podría mejor adormecer y calmar los dolores de un alma artista y culta. en las co­ linas. Fundada por los pueblos euganeos cerca de sus mon­ tes. Verona tiene en todo —en la arquitectura. con la cual cayó antes bajo la dominación de los franceses y después de los austriacos. los godos. los scalígeros. que esté sin hermosura y sin recuerdos. A lo largo del Adige. los emperadores de Occidente. los templos. las industrias. de San Leonardo. los circos. ahora enterrado. No hay un pedazo de aquella tierra. los planos. los pozos. los francos. recuerdan a uno u otro de sus dominadores. ocupadas sucesivamente por los romanos. a lo largo del Adigetto. los monumentos. las plazas. La riqueza disminuye los disgustos y la esposa estaba encantada de su nueva residencia. la cultura. los lon­ gobardos. 30 . los choques fueron soportables. hasta que se sometió espontáneamente a Venecia.

siempre lleno de parientes y amigos. y después Chiarina. donde el chico quedó algunos años. en 1834. Sansón Hércules. unida en el interior con otras casas donde vivía. El afecto y el gozo de aquellos años que recordó siempre como los más be31 . según la costumbre patriarcal de aquella época. INFANCIA (1835-1849) La joven esposa. La casa de los abuelos era un verdadero puerto de mar. que estaban en Chieri. tenía quintas y reunía en recepciones y fiestas a la mejor sociedad de Verona. rodeaban al pequeño huésped que muy pronto fue su benjamín. La familia Lombroso del Grego. Chieri. circundada por fértiles escaleras de colinas sobre las cuales se erigen palacios y castillos medievales. otro hijo. en los primeros años pudo gozar todo el encanto de la risueña ciudad y de sus habitantes. cultos e inteligentes como son casi siempre los de países agitados. Rómulo. llamado César. sucesivamente: en 1833. Todos los parientes. vivía en un gran palacio. Estaba en la calle principal. la parentela. imprevistamente. naturalmente. Abierta sobre una larga llanura. es una pequeña ciudad del Piamonte en una posición maravillosa. Pero en 1844. con el fondo lejano de los Alpes. Del Grego murió. en 1837. regresaron a Verona dejando a los abuelos maternos el pequeño César que era su preferido. Pasquetta.FAMILIA. en el ápice de la riqueza y el lujo. en 1835. Ezequías Marco. sobre la cual sopla una brisa de monte seca y ligera. y se abría por atrás sobre la campiña. En aquel gran palacio nacieron. Los Lombroso.

El abuelo Del Grego había dejado una herencia difícil de liquidar. La familia tuvo que cambiar su existencia y se fue a vivir en una modesta casa de su propiedad. reducirse a un barrio vulgar donde vivían personas de pocos recursos que hasta entonces ella había despreciado? ¿Y sobre quién verter el dolor y la aspereza de su alma sino en la nuera que acusaba de haber degradado a la familia? En realidad. 32 . complicó siempre más las cosas. Los parientes maternos se fueron de Chieri y pasaron seis meses en Verona para arreglar los asuntos. inepto. fueron para él un capital inagotable en su porvenir. sin tener que pasar por las tenazas de la etiqueta. ¿Có­ mo podía doña Pasqualina Lattes Lombroso del Grego. estudiando y discutiendo los Libros Sagrados. a su actividad. la nuera había sido precisamente el ancla de salvación de la familia Lombroso: a su sentido común. que. Pero. por el contrario. incendios. inundaciones que absorbieron mucho dinero. pero la nuera debió. Mientras el niño estaba tranquilo y feliz en Chieri.vida de lombroso llos de su vida. la abuela estaba casi desesperada. y no acostumbrado a negocios. renunciar a la servidumbre. que hasta entonces había adorado sólo el lujo y la etiqueta. con sus padres. El padre. hubo desgracias exteriores: robos. obtenido un puesto en la Sinagoga Sefardita. El nuevo ambiente mucho más modesto había encantado al padre Lombroso. a la vida lujosa. la familia debía el hecho de poder continuar una existencia seria y decente. su familia sufría desgracias muy graves. era feliz viviendo quietamente.

Cuando sanó. Pero no fue lo mismo en las escuelas “de gramática”.FAMILIA. Una larga molestia física. que tenía su edad. 33 . tolerar sus reproches más atroces como una verdadera víctima expiatoria. Lombroso recordó siempre como una de las grandes joyas en su vida. Y muy estrecha con cierto R. entre calles estrechas. que había obtenido y las aclamaciones de cuando. Molestó al chico no encontrar su antiguo palacio. producida por la tenia. No hizo amistad entonces sino con tres compañeros. fue enviado a la escuela primaria. vino a entristecerlo aún más. un pre­ mio —el libro Asno de oro. de Apuleyo—. Aun cuando existen las calificaciones que comprueban que César Lombroso estuvo entre los primeros de las clases. se dirigió hacia el palacio imperial para recibir una corona: primera y última corona de lauros que le dio su inteligencia. El retorno del pequeño César a ese ambiente no fue muy feliz. él mismo recordaba aquellos años como una pesadilla.. chico. que corresponden a nuestros liceos o escuelas preparatorias. INFANCIA (1835-1849) hasta la muerte de la suegra. con el jardín y el pozo que eran para él los confines encantadores entre los cuales se había desarrollado su infancia: no le gustó verse ahogado en el corazón de la ciudad. no le gustó abando­ nar la casa de los abuelos. don­ de se hizo mucho honor. Yo creo que esto se debía al hecho de que no había podido encontrar en la escuela un centro de las queridas amistades que tanto le habían consolado en Chieri.

inteligente. Un día el libro desapareció.” Su primer cenáculo fue. efectivamente. extremadamente sensible. Solía pasear con él a lo largo del Adige. en una página de su diario. me dio agitación y desilusión tan grandes que me sentí mal por muchos meses. pues.vida de lombroso joven rico. Fue éste —escribió Lombroso en 1853. impulsivo. a propósito de otro robo del mismo amigo— el dolor más grande de mi vida. los dos amigos habían encontrado un escondrijo en un hueco de una roca. dedíquese al bello sexo. lo buscaron inútilmente y después abandonaron las investi­ gaciones.. Lombroso descubrió en una librería de viejo su libro y se dio cuenta de que R. pero verme traicionado por aquel amigo al cual yo no podía continuar queriendo (el corazón de Lombroso era independiente de su razón). sólo las mujeres lo comprenderán. El libro valía pocas liras. Pero algunos meses más tarde. lo había robado y vendido. la pérdida lo que me agitó. en el cual Lombroso concentró toda su sed de afecto. su hermana y las amigas 34 . alegre. Este episodio describe muy bien al muchacho de entonces. llevando un Lucrecio que leían en alta voz. uno de aquellos jovencitos a los cuales se podría decir como del protagonista de la Cartuja de Parma: “Usted tiene demasiado fuego para las almas prosaicas. Para no traer consigo el libro. delicado. apasionado. su amigo. no era. de mujeres: formado por su madre.

FAMILIA. italianos. y que están escritas con un estilo vigoroso. Debemos recordar —escribe al terminar sus “Ensayos sobre el estudio de la República romana”— que al estudio de la historia romana debemos dirigir las investigaciones especiales. INFANCIA (1835-1849) de la madre. ¡Tan poco le basta a un alma llena de fervor! Animado por este humilde grupo. una precisión de frases que después no se encuentra sino en sus conferencias de inauguración de cátedras. entre otras cosas. que pueden compararse con las obras mayores escritas en edad madura. cuanto el conocer que ahí debemos encontrar el origen de nuestras leyes. nuestra dominación: que su historia es continuada por nosotros y que para nosotros. el estudio del hombre —en su incremento y desarrollo en el mundo— nos inducirá frecuentemente a tristes confesiones: 35 . publicadas en 1852. dos monografías: “Ensayo sobre el estudio de la historia de la República romana” y “Ensayos sobre la agricultura de Roma antigua”. el jovencito (tenía 15 años) escribió. Algunos se sorprenden de que con tantos otros sublimes modelos sea tan grande todavía en Europa la veneración para las obras de los clásicos. hasta el pedante lo siente sin entenderlo: no es tanto la magnificencia del estilo o la amplitud de los conocimientos lo que nos encanta. ¡Oh!. es esa una historia nacional. nuestras ciencias. Evidentemente. Y hay más. Nunca se vio en el mundo más luminosa y constante síntesis política ni estudio que pueda ofrecer tantos materiales al mismo tiempo a la filosofía de la historia.

si se comparan sus ventajas inmensas y su absoluta necesidad. hacer reflejar en el espacio la facultad y la esencia del espíritu humano. las longitudes y las latitudes morales de las naciones. Barrer estos prejuicios. y. ¡Cuántas ideas mezquinas y cuántos prejuicios! Con la diferen­ cia de que tenemos mucho material. Sólo a la historia. podemos decir. las obras y las facultades de esas entidades de las cuales nosotros mismos somos un eslabón. por decir así. enseñar. como decía Pagano. meditación más agradable y profunda que la relativa a los orígenes. se debe el maravilloso progreso de nuestra edad. También entre las más bellas o más grandiosas obras de la naturaleza buscamos ansiosamente los vestigios mezquinos de la vida humana. y no hay. Hay más aún: los grados de la civilización social están limitados por la acumulación de los tesoros de tradiciones. y tal vez qué mal. nos enseña también la manera de emplearla. al enseñarnos con Bacon “que el arma de la sociedad moderna es la inteligencia”. pero cuán poco. hay que pensar en el fermen36 . con síntesis de hechos reales y positivos. se estudia. no estamos muy lejos de historiadores simples y casi desconocidos. Pero ningún otro nos interesa más de cerca. libres de complacencias vulgares.vida de lombroso nos hará desear amargamente la serena amplitud de los estudios naturales. de manera que el niño de nuestros días puede aprender lo que en muchos siglos aprendieron naciones enteras. Es éste el fin de un estudio severo de la historia y particularmente de la romana: ésta. Para entender cómo un joven de 15 años podía es­ cribir cosas tan serias. sobre todo.

Milán dio la alarma. Con el año de 1848 una época nueva pareció nacer para Italia: Toscana. INFANCIA (1835-1849) to vivo de aquella época típica y sublime de nuestra vida nacional italiana. Peschiera. que por lo regular en aquella edad son distraídos. Sicilia y Piamonte. se encontraba organizada sobre bases liberales. Del primato morale e civile degli italiani. Nápoles se habían agitado pidiendo Libertad. Bérgamo. se levantó y con sus solas fuerzas en cinco memorables jornadas expulsó al mariscal austriaco. Brescia.FAMILIA. Fernando de Borbón promete la Cons­ titución: el 4 de marzo Carlos Alberto de Savoya la concede al Piamonte. pero Italia se había conmovido: en 1845. Constitución. El 25 de enero de 1848. casi todas las ciudades italianas pertenecientes al Imperio austriaco se levantaron y encerraron a los dominadores en la ciudad de Verona. la elección del Papa MastaiFerreti había excitado a los italianos hacia la libertad y la independencia. Treviso. El 12 de febrero se constituyó en Roma el primer ministerio laico: en marzo de 1848 toda Italia. en 1846. En 1844 había tenido lugar el triste epílogo del complot de los hermanos Bandiera. Habían estallado en muchas partes insurrecciones: en la Romaña. con excepción del reino Lombardo-Veneto. Fraternidad. a ocuparse o preocuparse de las grandes cuestiones públicas. Calabria no se había rebelado. Pero también el Lombardo-Veneto se estremecía. que de 1844 a 1850 culminó en todo su esplendor. 37 . obligando a los jóvenes. hizo gran ruido. y tal vez independientemente. el libro de Gioberti. Sicilia. en Calabria. Contemporánea.

cultas y ricas. el idealismo y el formalismo. el hecho nuevo de que los pueblos italianos por primera vez después de tantos siglos habían mezclado sus armas y su sangre unidos para expulsar al extranjero. músicos. desde lo alto de su solio. reacciones. desastres. llenas de sol. cantaron la era nueva. Pero ¿qué hacer? Las llamas de 1848 habían envuelto el alma simple del joven de 13 años y la sombría reacción nunca más podrá apagar su exaltación. Fue una llamarada a la cual siguió un periodo de desconsuelo. los lugares. sus aspiraciones en el afecto para sus hijos. *  *  * Son estos los estudios. el ambiente en que Lombroso nació y pasó su primera juventud. que concentraba su inteligencia. bendijo a la Italia renacida: escritores. casi debería decir su infancia: dos ciudades de provincia llenas de recuerdos históricos. culto y estudioso. Un ambiente familiar.vida de lombroso Pío IX. quedaban juntas en contacto y en contraste. con una suave brisa montañesa. circundadas por montes y colinas: dos familias que desde varias generaciones pertenecían a las clases elevadas. poetas. donde las tradiciones judías estaban armoniosamente fundidas con las revolucionarias por una madre de inteligencia superior y de feminidad idealista. en las cuales las dos formas persistentes de la aristocracia. 38 . su corazón. de monumentos artísticos.

De la alta categoría social en que nació. lleno de sol y de bellezas naturales y artísticas. exhibición exterior. para todo lo que es etiqueta.FAMILIA. convención. en países monótonos y antiestéticos. esto es. Del amor intenso que lo rodeó en su primera infancia. obtuvo el desprecio. la fe férvida en el amor y el idealismo humano. del estoico idealismo de su madre que había sacrificado su felicidad para ensanchar el campo de reflexión y cultura de sus futuros hijos. lujo. sobre todo. servidumbre. Del conflicto entre su mamá y su abuela. Había visto lo que es el heroísmo desinteresado. y la intolerancia para vivir. entre el antiguo régimen y la Revolución francesa. INFANCIA (1835-1849) La belleza estética del ambiente en que se formó. el desprecio de la opinión pública. tuvo la seguridad de sí mismo. casi diría el odio. de la riqueza y los honores que se encuentran. para todo lo que hay de trivial en la palabra “aristocrático”. conflicto al cual asistió día tras día. El momento revolucionario en que vivió le produjo el inmenso amor para la libertad. 39 . formalismo. sabía que la vida podía consentirlo: nunca se cansó de buscarlo y perseguirlo. tomó la fe segura en lo bello y en lo bueno que los años y los acontecimientos nunca después llegaron a destruir. aunque fuera temporalmente. produjo en Lombroso la pasión para todo lo que es bello. para toda forma de libertad. en los hijos de una raza que desde hace tiempo no están obligados a luchar por astucia con los hombres pequeños y a inclinar la cabeza frente a nadie.

PAOLO MARZOLO (1849-1852) Si es difícil conocer su propia naturaleza. se durmió un día niño y despertó hombre.” Esta nota y otra parecida que se encuentran en su diario establecen indiscutiblemente en 1850 el momento en que el joven se hizo hombre. de pasión. Como en los cuentos de hadas. el rápido tránsito del gozo excesivo a la melancolía 41 . el autor era todavía un adolescente. Aun cuando los ensayos de que hemos hablado nos ofrezcan un espíritu singularmente maduro. En las Memorias de un médico psicólogo publicadas en 1863 se lee: “De mi existencia psicológica me di cuenta sólo en 1850. la necesidad de expansión.II. o mejor. El tránsito fue rápido. Tenía entonces 15 años. más difícil es que sea comprendida y bien dirigida por otros. de gozo. que es propia de la adolescencia. Si en la adolescencia ya poseía las cualidades de un escritor y la fuerza de penetración de un hombre maduro. conservó siempre la ingenuidad y el candor de un niño. despertó tan niño y tan hombre como fue hasta el último día.

nació en Padua de una familia noble y liberal. que si hubiera. nadie probablemente entre los hombres nuevos lo conoce: no tuvo honras y cargos en su vida. 42 .vida de lombroso excesiva. Médico. poco antes de que comenzara la terrible contrarrevolución que debía conmover otra vez al mundo entero. quien ejerció en el joven una influencia tan grande. donde enseñó en sus últimos años. como en China. filósofo. filólogo eminente. sus escritos. ¿Quién fue Paolo Marzolo? Pocos entre los contemporáneos de Lombroso todavía lo recuerdan. la timidez y la audacia de los jóvenes inexpertos. naturalista. su existencia. todo lo revela: fue el encuentro con Paolo Marzolo. en 1812. no tuvo monumentos después de su muerte. Te sequor… inque tuis nunc Fixa pedum pona pressis vestigia signis Naturam rerum haud divina mente cohortum Diffugiunt animi terrores. la costumbre de glorificar a los antepasados. ¿Cuál fue el beso que despertó pronto el alma durmiente del niño. Una piedra muy sencilla recuerda su agitada existencia en el cementerio de Pisa. tendría el derecho de ser recordado cerca de su madre. que lo reveló a sí mismo? ¿Cuál fue el soplo que dio vida a la llama que debía arder en él toda su vida? El Diario no lo dice. historiador. escribió en 1850 sobre una fotografía del maestro. pero su pasión.

mientras estudiaba los antiguos poetas. 43 . poesía. prefirió un mezquino pueblo en el campo. con la ayuda exclusiva del gran libro de la naturaleza. En Trevigliano.PAOLO MARZOLO (1849-1852) Entró a los 14 años en la Universidad de Padua. y mientras conspiraba por las libertades de su país. solo. el sol y la primavera. pobre. donde podía encontrarse frente a los hombres que ahí viven lejos de todas las mentiras convencionales. Nacido en la riqueza. apenas trazada esta gran obra. comenzados los estudios naturales y de Medicina. La naturaleza y la educación materna lo habían hecho un estoico y las adversidades de la vida no podían llegar a transformarlo. mientras cantaba en poesía la vida. estaba saboreando los primeros dulces frutos de la fama. comenzó a escribir la obra concebida en la Universidad de Padua: traer del estudio de los idiomas las leyes universales idiomáticas y las de la historia. ideal. dejando a la familia en las más graves condiciones. Marzolo no tenía ni los defectos ni las virtudes necesarias para adaptarse a la nueva situación a que lo había llevado la fortuna. lanzado por la fatalidad a una situación precaria. estaba encontrando los elementos complementarios de su concepción. Pero desgraciadamente. con el alma llena de amor. cuando. cuando el joven. imprevistamente murió su padre. A la rica clientela de Padua que un amigo de la familia le ofreció. concibió una idea de enorme importancia: reconstruir la historia del hombre a través del análisis de la palabra.

vida de lombroso Pero en aquel pueblo. pues le eran necesarios los caracteres de todos los idiomas conocidos y de muchos casi desconocidos. Debía dividirse en ocho tomos. analizar y demostrar las relaciones de la palabra con el sentimiento y el pensamiento. Se proponía en el primer tomo explicar el origen de los idiomas. “Esta obra —escribe Marzolo— se divide en dos partes: ‘La historia natural de los idiomas’ y ‘La historia revelada por razones etimológicas’”. Cuando se publicó el primer tomo —escribe Ceccarel—. pero él no estaba contento y rechazaba los elogios. fijar las derivaciones que dimanan de la historia natural de los idiomas. Por tanto. Marzolo no podía publicar ni la Introducción a los monumentos históricos revelada por el análisis de la palabra. En “La historia natural de los idiomas”. en el segundo. en el octavo. algunos periódicos hablaron de él y lo elogiaron. en el cuarto. en el séptimo. en 1848 pensó ir a Treviso para hacerla imprimir en Propaganda Fide. hacer la historia natural de la gramática. el progreso del desarrollo de ellos. por la organización de las palabras. en el quinto y sexto. dar un ensayo de elementos comparativos eufónicos especiales de varias lenguas. Un día leyó un artículo que demostraba comprensión de sus ideas y 44 . se desarrollan y mueren por una transformación espontánea y continua. en el tercero. porque los críticos no lo habían entendido. Marzolo quería comprobar que los idiomas nacen. tratar la historia de la escritura y la cronología de las palabras.

coincidían por el contrario perfectamente en la naturaleza de su ingenio. separado del mundo. Marzolo pensaba que debía ser un hombre experto en la ciencia. el filósofo de 40 años en el apogeo de sus fuerzas físicas. Por naturaleza. que no había pasado por ninguna influencia. que vivía en una pequeña ciudad veneciana. de genio enorme. tanto más audaces porque saben que de los poderosos nunca obtendrán piedad. si no coincidían afortunadamente el tiempo y las circunstancias en que habían vivido. César Lombroso. tanto más individualistas porque ninguna escuela puede haberlos 45 . era Marzolo uno de los genios que sólo ofrece Italia. maestro y discípulo eran muy distintos. El autor lo visitó poco después en Treviso: era un jovencito de 15 años.PAOLO MARZOLO (1849-1852) deseó conocer al autor. por raza y por educación. Si se piensa que el joven todavía no estaba en la Universidad. todavía no abierto a la vida. Pero si las fisonomías y los temperamentos no coincidían. Quien había adivinado primero en Italia el genio de Marzolo se le presentó con el afecto de un hijo y la veneración de un discípulo. un pensador aislado que vivía en la oscuridad por condiciones accidentales o por la tristeza de los tiempos. De cultura inmensa. tanto más generosos y desinteresados cuanto no esperan nada de la sociedad. por sentimiento. morales e intelectuales. se entiende cómo maestro y discípulo se ligaron ardientemente y qué enorme influencia debe haber ejercido en el discípulo.

Idéntica era la índole del jovencito. de observar rápidamente. tanto más perfectos por ser inexorablemente seleccionados en la lucha extenuante que deben sostener. historiador. en la poesía y en la historia. Como Marzolo. hasta entonces sumergido en la lectura de los antiguos. abrió al joven. están reunidas y vigorosamente equilibradas en un mismo individuo. ¿Qué habría sido su vida si se hubiera encontrado con los sabios analíticos de su época —y de todas— y cómo habría evitado el joven el peligro. tanto a las voces de los niños como al pensamiento de los filósofos. a dar importancia a todo. si no hubiese encontrado a Marzolo? La influencia que el maestro ejerció en el discípulo fue triple. el gran libro de la naturaleza. Era un genio según el modelo ideal de Foscolo en el cual las facultades de sentir fuertemente.vida de lombroso forjado o dirigido. sino con la espontaneidad con que obra la naturaleza misma. como Marzolo. Primero. tenía aptitudes latentes de filósofo. que ningún movimiento es 46 . tenía necesidad de emplear su aguda mirada en buscar no sólo una. a la transformación de una larva y a las muecas de un loco. y obran de manera simultánea no ya por esfuerzo o regla. y en lugar de disminuir se acentuó siempre más con los años. naturalista. sino todas las verdades que existen en la naturaleza. al vuelo de un ave y al sueño de un enamorado. le enseñó a observar todo. de imaginar nuevamente y aplicar exactamente. poeta. le mostró que no existe ninguna ley física ni moral sin analogías y expresiones en todo el mundo de la naturaleza.

le mostró que se pueden hacer grandes obras. la propia naturaleza y abandonándose con confianza en los brazos de la verdad.PAOLO MARZOLO (1849-1852) aislado y accidental. que todo está en todo. en fin. sereno. que sin embargo nunca lo conocimos. capaz de ver en él y fuera de él. De estas influencias benéficas. hijos suyos. en lugar de combatir. de abrirle los ojos ante las flores y las espinas que hubiera podido encontrar en su camino. En segundo lugar. y fue lo más importante. Lombroso fue consciente. En tercer lugar. y que en el mundo físico y psicológico todo acto está provocado por una causa. El afecto y la admiración que tuvo luego para el maestro no disminuyó con los años y los transmitió a sus discípulos y a nosotros. siguiendo. fue su guía seguro. toda forma se reúne a lo demás que existe en la naturaleza. 47 .

Su primer amor Existen intelectos sublimes que tienen ne­ ce­ sidad del contacto ajeno para ser fecundos. la amistad. tímido. Pero era aquel el año de 1850: dos años después de la Revolución que había conmovido el Lombardo49 . encorvado sobre los papeles: despertó a un joven que tenía todas las debilidades y los entusiasmos. cuando estaba lleno de ardor y ávido de beber todas las sensaciones que pueden ofrecer el sol. sin preocupaciones económicas ni ambiciones personales: ¡cómo le pareció luminosa en su primer despertar. modesto. Pequeño. el amor. impulsivo. la ciencia y la juventud! El soplo de Marzolo no despertó a un genio abstracto. fuerte. pero sanguíneo. Albores DE JUVENTUD (1852-1854) Los primeros años de universidad. el estudio. las pasiones y los desconsuelos que deberían tener los jóvenes: despertó un alma que anhelaba darse toda al ideal escogido y darse con el júbilo y la generosidad permitidas por sus fuerzas exuberantes. El jovencito tenía 15 años cuando conoció a Marzolo. precozmente grave.III. la vida! ¡Cuán espléndido el camino que se le abría adelante. apasionado.

acabado el periodo del terror. 1852.vida de lombroso Veneto. sin embargo. y el mu­ cha­ cho debe quedar en Verona donde la reacción dominante hace la vida imposible a todo espíritu amplio. los viajes obs­ ta­ cu­ lizados y frecuentemente prohibidos. y comenzó un libro sobre los orígenes de la raza humana: Hombre blanco y hombre de color. con una biblioteca magnífica donde estaban reunidas las obras fundamentales de la cultura de aquella época. sobre todo. una “Sociedad literaria” que daba incremento a los estudios. 1851. Las universidades están cerradas. nunca despreció los otros atractivos que ofrece la ciudad. la Sociedad Filarmónica —el club elegante de la ciudad— que reunía a la juventud alegre de Verona en fiestas. los años más terribles de la reacción. Pasaron así 1850. Escogió ésta no ciertamente por una particular simpatía para aquella ciencia. Su 50 . comedias en las cuales el joven Lombroso tomaba parte de buena gana. El teatro tenía entonces importancia casi política. y todavía existe. en el que llegaba casi a las mismas conclusiones a las cuales más tarde llegó Darwin. bailes. Austria abrió otra vez las universidades y el joven corrió a Pavía para inscribirse en la Facultad de Medicina. Afortunadamente había en Verona. la historia y la historia natural en las cuales había continuado ocupándose durante los años de espera forzosa. Esta sociedad fue un refugio precioso para el joven que. con conferencias bien preparadas y. En 1852. Gustaba entonces mucho más de las letras.

sobre todo para aumentar su cultura psicológica con el estudio de los enfermos mentales y para alejar al discípulo de la influencia de las escuelas filosóficas que él temía como destructoras del talento. un verdadero genio que ponía en su asignatura. escritores. en sus cartas y en su Diario. Pero estudiar letras. la misma pasión y altura de miras que Marzolo había puesto en la Lingüística. 51 . tuvo la posibilidad de encontrarse con jóvenes. leyes. tenía una necesidad orgánica de afecto y expansión. Otra consideración debe haber influido para que escogiera la Medicina: el hecho de que estaba entonces en aquella Facultad. profesores. 1853). la Anatomía. Bartolomé Panizza. Lo importante para él después de aquellos años de estudios aislados y agitados era tener contacto con personas inteligentes a las cuales comunicar la cantidad de ideas que se agolpaban en su cerebro. anota la fecha del primer encuentro y pone también algún adjetivo entusiasta. artistas.ALBORES DE JUVENTUD (1852-1854) mamá deseaba que estudiara leyes para dedicarse a la carrera diplomática. Indiferente a la gloria y a los honores. quiere estudiar a todos los que conoce. Apenas el joven en busca de nuevos afectos. Ya dije que lo que más sufrió en Verona fue la ausencia de amigos. Poetas. Medicina. Pero Marzolo insistió en la Medicina. se dio a una verdadera orgía de amistades. con todos simpatiza y de todos ellos. era poco para un autodidacta como Lombroso que “quería aprender todo y saber todo” (Diario. entre las “Observaciones psicológicas del mundo y del yo”. estudiantes.

Estoy ahora en Milán —escribía a un amigo en 1853— en una situación feliz. y el presente era tan bello! Aun cuando después resultaran infieles. el mundo no quiere saber nada de los hombres que están fuera de la mediocridad. todos los compañeros que encontró. de ir a donde me gusta. No pasa día sin que yo pueda atraer con mis estudios a alguna de aquellas mentes vírgenes que tan raro es descubrir en los jóvenes. Dieron ellos a su intelecto y a su corazón lo que él esperaba. semilla de más vivas energías en aquel comienzo de vida uni­ versitaria. Gozo además de tal abundancia de materiales para mis estudios. que sólo tengo la dificultad de escoger. ¡Pero de real en la vida no hay sino el presente. aun cuando quieran sólo poder amar más que los otros. Sin molestias. y fueron para él causa de júbilo inmenso. Dos de las amistades de aquella época deben tener importancia particular en su vida: la de Alfredo 52 . fueron para él en aquel momento verdaderos amigos. Gozo la compañía de jóvenes de corazón e intelecto tan bello que difícilmente habría podido encontrar en Venecia. todos los jóvenes a los cuales confió más o menos prudentemente su ingenio y su afecto. sin centinelas. de aquellas que más bien se sueñan que se desean. libre de detenerme donde quiero. la posibilidad de expansión libre.vida de lombroso Muy pocas de aquellas amistades tuvieron cierta duración. dueño total de mí mismo. Desgraciadamente.

unos cuantos años mayor. y la de Paolo Mantegazza.ALBORES DE JUVENTUD (1852-1854) de Maury. La ciudad era más artística y atractiva que Pavía. Al entrar en el mundo en la plenitud de su fuerza. Lombroso también la abandonó y se fue a la Universidad de Padua. el primer amor. Basta haber estado una vez frente a una rara belleza femenina. La diferencia que hay entre apariencia y realidad”. o haber oído una armonía de las más suaves o 53 . pero el clima era igual. sociólogo. tan cerca de Pavía. el joven no podía permanecer indiferente al amor. los amigos y todo lo que es bello. En Padua. psicólogo y hombre culto de gran renombre que más tarde en circunstancias trágicas pudo protegerlo. pleno de fe y ardor para la vida. “Hay una gran diferencia entre el afecto inspirado de pronto por la contemplación de una bonita cara de rubia y la teoría de un viejo filósofo. A las melancolías exteriores de Padua se añadió otra causa que extinguió el entusiasmo del joven inexperto: la primera experiencia de la vida. como por chiste se firmaba entonces para distinguirse de Paolo Marzolo. Lombroso le tributaba un afecto tan efusivo que cuando en 1854 abandonó Mantegazza Pavía. escribía en su diario hacia 1855. que podía presentar un movimiento constante de hombres y cosas de las cuales el joven tenía necesidad. Paolo II. Lombroso no se encontró muy bien. los profesores eran de menor valor y faltaba Milán.

una suave cara de oriental con grandes ojos negros. Pero Lombroso. pero se convence de que esto es una ilusión. aun cuando no se exprese. 54 . amable. “Frecuentemente quiero hacer una cosa y hago lo contrario: queriendo atraer. el temperamento dulce. sino una morena oriental. no son sino una pintura respecto a la verdad. una lejana parienta suya. Pero no era una cara bonita de rubia lo que lo había alejado de las teorías de los filósofos. es muy tímido: no sólo no abre su alma a la jovencita. Cuando el joven escribió esto ya debía estar enamorado de una de esas bellezas femeninas. 1855). trato de huir. el cuello blanco. tanta que tienen miedo de externar sus verdaderos sentimientos. de Leopardi sobre el dolor. sino que no se atreve a hacerle la corte. No creo que si el joven estudiante hubiera declarado su amor hubiera encontrado serias oposiciones. La chica vivía en Padua con sus abuelos que él conocía. Pero algunas veces. de 17 años. Se comprende entonces que el mejor canto de Goethe sobre el amor. espera ser entendido igualmente. que mostró tal audacia en desafiar al mundo. alegre. era judía.vida de lombroso haber sufrido los dolores del tétanos […] para descubrir cuán limitada y escasa es la expresión de la palabra. frecuentemente queriendo ocultar una cosa llego a expresarla más claramente” […] (Diario. Eloísa Della Zara. Hay algunos que pasan por personas indelicadas por la excesiva delicadeza.

como la música para el músico. como en el delirio se leen las figuras en las tinieblas. desesperado. “Sólo los cobardes creen que el suicidio es cobarde. de manera que el individuo no puede vivir sino de aquello. El pobre enamorado que todavía no se había atrevido a declararse. como otros no pueden comer si les falta un cierto alimento.ALBORES DE JUVENTUD (1852-1854) “En la pasión se interpreta y se cree interpretar el silencio. pensó en el suicidio.” “Me ocurrió en amor una derrota que me enciende llamas de desesperación en el alma. Después de la última. escrita el 55 .” Pero la timidez no es favorable a los enamorados. “El suicidio es una cobardía”. dicen aquellos que no se sienten bastante cobardes para matarse.” De este periodo nos quedan varias cartas escritas y no enviadas a Eloísa. pero sin obtener el placer agudo que da un gran dolor. Hay algunos casos —escribe en su Diario— en los cuales el placer y el amor de una mujer. La jovencita no prestó ninguna atención al tímido estudiante tan reservado y el mismo año se comprometió muy tranquilamente con un joven con el cual se casó unos meses más tarde. pueden tomar un carácter particular para el sistema nervioso. de una determinada mujer.” “Jóvenes que quisieran hablar con una mujer no comienzan a hablar sino hasta que ésta ha salido de la pieza. Y entonces la locura y el suicidio se justifican.

vida de lombroso día de la boda y. porque tenía un temperamento tan raro que podía olvidar inmediatamente los dolores y prolongar los placeres indefinidamente. y pocos meses después Lombroso habla de ella con afectuosa tranquilidad en su Diario. para huir del recuer­ do. no enviada. 56 . Lombroso. Eloísa no fue olvidada. partió de Padua decidido a inscribirse en la Universidad de Viena. en lugar de fuente de tormento se hizo una imagen consoladora. en el marco del pasado. Su herida se curó rápidamente: la tristeza no era orgánica en él. pero su recuerdo. naturalmente.

demuestra que el desarrollo de la inteligencia es contrario a la prolificidad. “Sobre la locura de Cardano”. son muy inferiores en el estilo y la fuerza de la argumentación a los “Ensayos sobre la historia de la República romana”. con interesantes observaciones de las abejas y las hormigas. Antes de salir para Viena. El estudio acerca del cretinismo. Había acabado también una monografía que se publicó un año después. el tímido enamorado había publicado un estudio acerca de “Un curioso fenómeno propio de los himenópteros”. EN LA CARRERA (1855-1858) Por qué se dio Lombroso a la ciencia. pero todavía no difundidos el microscopio y los análisis químicos. las escuelas de Medicina se 57 . abandonado el empirismo medieval. En Viena. El doctorado Frente a la idea de poder salvar vidas humanas.IV. y esto se comprende. como una neblina al sol desaparecen las aspiraciones literarias y artísticas. de que ya he hablado. sin embargo. Los cursos médicos de Pavía y Padua lo habían alejado de los estudios literarios. pero no habían tenido la fuerza de ligarlo a ellos. Estos estudios. en el cual.

de una inferioridad efectiva. y en sus escritos de aquella época. Decidió. sobre los cuales hacían con seriedad diagnósticos. donde los profesores daban clases verdaderas. Tuvo la visión de que los locos que había visto sin esperanza en los oscuros corredores de los hospitales de Pavía y Padua podrían ser curados. pero hasta entonces no había tenido idea de lo que se podía hacer.vida de lombroso reducían en las universidades menores. El quería “hacer el bien”. La Universidad de Viena. si se los estudiara y curara como en Viena. a torneos oratorios que no podían penetrar y absorber a un joven como Lombroso. dar su vida para llegar a esto. en el cual cierta confusión de ideas y de ideales se revela en su Diario bajo la forma de melancolía y de continuas quejas contra su propia decadencia. estudiando. dejaban ver y actuar en los enfermos. Por primera vez tuvo la revelación de que. Era una misión a la cual él tendía sin saberlo cuando en su Diario se desesperaba “por no ser bueno”. “hacer el bien por el gusto de hacerlo”. pues. como lo eran las de Pavía y Padua. debía ejercer una influencia decisiva en la vida de Lombroso. “por sentirse bajar”. como escribía en las cartas que no envió a Eloísa. curas. Esta idea lo exalta. se podía dar remedio a muchas enfermedades. Por primera vez tuvo la visión de que la Medicina es una ciencia con valor intrínseco. prognosis. “por deber rehusarlo todo”. aun las mentales. introduciendo a sus discípulos en las clínicas y los hospitales. 58 .

Una nueva exaltación lo invade. su diario. Él curaría las enfermedades mentales. en todos los lugares donde hay un principio de la llaga que él quiere curar y en todos los pueblos donde le señalan un núcleo de cretinos. en el momento en que entrevió su rumbo. Se atreve a estudiar lo más grande: con todas sus fuerzas. “cuando creía que todos los goces del mundo estaban encerrados en una moneda que recordaba los tiempos de los primeros pueblos de Roma”.EN LA CARRERA (1855-1858) El ardor misionero de su raza. la razón de su existencia: desde aquel día ya no conocerá la incertidumbre: las llagas a las cuales dar su tiempo no faltarán. Ya estaba soñando dar alivio a todos los locos. a todos los que sufren en su país. ha encontrado su fin. cálido y trepidante. Sus notas. dormido en él hasta aquel día. que es el centro de la enfermedad con la cual él quiere acabar: se presenta a través de los campos. se llenan de observaciones. 59 . de esquemas de enfermos. Se sintió como un hijo de los antiguos profetas para los cuales era indiferente estudiar o combatir para servir a la patria. la que atrae sobre aquellas regiones “el desprecio del extranjero”: el cretinismo. la misma que lo había hecho escribir cuando tenía 16 años. el estudio sobre Roma antigua. que hasta entonces había desperdiciado en tantas direcciones. se despertó. Abandona Viena para establecerse otra vez en Pavía. se pone a estudiar la llaga más horrible y más frecuente en la Lombardía y la Venecia.

cuando se comienza a interrogar a aquellos seres y a través del mezquino rayo de inteligencia que todavía luce en aquellos semblantes poco humanos se revelan las formas más innobles del egoísmo y de la maldad? No son estos espectáculos que por el dolor den a uno el sentimiento de la compasión y tampoco de la indiferencia: nace en el alma un sentimiento al mismo tiempo pesado. 60 . pues. y este sentimiento acompaña a uno en sus investigaciones científicas. por aquellas caras pálidas y torvas de los habitantes. de manera que los hechos más claros vienen a contradecirse y escapan a la síntesis. 1859—. entre las chozas de la ciudad y de los pueblos lejanos —escribía Lombroso en el prefacio a El cretinismo en Lombardía. El alma y los ojos sufren por aquella atmósfera oscura. observa más tristemente aún aquella nueva especie de hombres brutos que balbucen. por aquellas calles sucias. se tiran al suelo entre sus apáticos parientes que presentan la afinidad de la sangre y de la enfermedad en los repugnantes caracteres de sus caras y de la voz. por aquella horrible miseria que emana de todo. preocupado y confuso en el cual tienen mucha parte las causas mismas que engendran el cretinismo. sufre de un ansia particular.vida de lombroso *  *  * El problema no es ni sencillo ni fácil. El observador que se ocupa del fenómeno del cretinismo no tanto en la tranquilidad de un hospital. sino donde se produce. ¿Qué pasa.

Las medidas descubiertas por Lombroso. descubrimientos que se publicarán más tarde en los primeros meses de 1859. pues al recorrer uno a uno todos los valles infestados por la terrible enfermedad. Las conclusiones a las cuales llegó el joven estudiante introdujeron una verdadera revolución en el campo de la Psiquiatría y de la Higiene. al examinar el aire. el inmediato —el bocio—. Lombroso acabó en 61 .EN LA CARRERA (1855-1858) transforman y oscurecen no sólo la esencia y las causas. sino la forma misma de la enfermedad. de manera que frecuentemente la fatiga del observador resulta ser no sólo ingrata. la profilaxis —buenos acueductos—. él encontrará el origen lejano del cretinismo —el agua mala—. histológicas y químicas. la cura —el yo­ do—. *  *  * La fatiga no será inútil. Mientras comenzaba los estudios acerca del cretinismo. el agua. adoptadas cinco años más tarde. mostraron su utilidad transformando en poblaciones activas e inteligentes las pobres tribus embrutecidas por el agua mala. sino también inútil. el suelo y los enfermos. Aun cuando no tenga otra ayuda más que sus ojos y su ingenio. estudiante en 1859. que duraron cuatro años. estas conclusiones no pudieron ser rebatidas por aquellas a las cuales llegaron más tarde sus enemigos y los que discutieron su obra apoyados en las ciencias físicas.

62 . la Psiquiatría y la Lingüística sirvieron en forma muy curiosa para resolver el problema en parte teórico y en parte humanitario de la influencia de la civilización sobre la locura. ha aumentado muchísimo: mientras estudia a los cretinos y escribe la monografía de que he hablado. en los años siguientes. y de la locura sobre la civilización”. aun cuando tuviera mil ocupaciones. En esta época acaba sus estudios y el día 13 de marzo de 1858 consigue el doctorado con pleno honor. Su actividad. algún remordimiento le viene por haberse desterrado del paraíso terrenal de la literatura para vivir en un mundo lúgubre de vivos y de muertos. Pero el ardor de sus nuevos estudios es tan absorbente que no deja ni lugar a los remordimientos. Pero el tránsito no podía ocurrir bruscamente. director del Hospital de Santa Eufemia en Pavía. había obtenido del buen doctor Zanini. el establecimiento de una pequeña sección de enfermos mentales. primer núcleo del inmenso manicomio de Voghera que iba a crearse con base en su proyecto algunos años después cerca de Pavía. Algunas veces. efectivamente. en el cual la Historia. Este estudio en el cual la locura comenzó a ser estudiada hasta su esencia concreta constituyó el último puente de tránsito entre la ciencia teórica y la medicina práctica en las cuales él se había sumergido. la Psicología.vida de lombroso la Universidad de Pavía un curso monográfico en el cual se ocupaba desde hace tiempo: “Influencias de la civilización sobre la locura.

sin embargo. y con estas dos brújulas el hombre siempre puede encontrar su rumbo aun cuando sea oscuro y desconocido.V. En el Piamonte la pasión liberal aumentaba cada día. Lombroso. De la Psiquiatría al delito y al genio Tenía la costumbre de observar. Después de doctorarse. Oficial y profesor. varios viajes a Lombardía para acabar y completar sus estudios acerca del cretinismo. apoyando a Cavour que había llegado al gobierno y trabajaba febrilmente para obtener la alianza de Francia para ayudar al pequeño Piamonte a eliminar a Austria de Italia. En los primeros días de mayo de 1859. se hicieron insistentes. SOLDADO (1859-1866) En la guerra. Lombroso regresó a Verona efectuando. razonar. las voces de guerra entre el Piamonte. LOMBROSO. Su país estaba entonces sacudido por terribles borrascas. tomó consigo sólo sus libros más preciosos y marchó a Milán donde 63 . y Austria. sin hablar con sus padres. aliado de Francia. El Piamonte llamaba para aumentar sus ejércitos a los voluntarios italianos.

Condecorado con dos medallas por valor militar. y con estas dos brújulas el hombre siempre puede encontrar su rumbo aun cuando sea oscuro y desconocido. sus superiores insistieron para que se quedara y él cedió. otro examen de doctorado en Génova. método antiséptico burdo que. Lombroso no se desalentó: estaba acostumbrado a observar. La campaña de 1859 duró pocos meses. no dudó que la causa estaba en las vendas deshilachadas y las suprimió para sus enfermos. y después de pasar. bajo la tienda. En guerra. en los hospitales. sin embargo. no había llagas de las cuales investigar el origen. en los cuarteles. La guerra no podía decirse ya terminada. medicinar y amputar. entró regularmente en campaña.vida de lombroso presentó solicitud para ser admitido en el ejército italiano. sustituyéndolas con algodón impregnado de alcohol. quería retirarse. tuvo gran éxito en su hospital. Los microbios todavía no se conocían y él no los descubrió. sino miembros heridos que curar. pero cuando vio que después de las amputaciones y de las curas venían infecciones más peligrosas que las heridas mismas. La nueva vida era muy distinta de la que él había abandonado. enfermos de tifoidea o de cólera. a razonar. infecciones que se debían vencer con las escasas medicinas de un hospital de campo. Verona y Venecia quedaban en poder de los austria64 . el 19 de julio de 1859. y tampoco locos acerca de los cuales escribir la historia del hombre.

Roma. pensar por cualquier periodo de tiempo. leer. la meditación y el estudio. triunfaba. de caricaturas. era. de anécdotas humorísticas. estaban compensadas para él con la actividad que debía desarrollar en los hospitales. pero no orgulloso y ambicioso. pues. una facilidad increíble de dormir. con el Papa. el partido de Cavour que quería continuar la guerra. De este periodo nos queda hasta los estatutos de una sociedad por broma. muy sociable. Las molestias de la disciplina. aun el más pequeño. Los cuadernos de notas de 1859-1862. no debía disgustar a Lombroso la alegría y la ligereza de los militares. En Turín. estudiar. que escribió en Calambria… contra las pulgas y los perros. de burlas. 65 . permaneciera todavía en él mientras los acontecimientos estaban por desarrollarse. Lombroso no era inadaptado a la vida militar. pues. pues en él la seriedad de los estudios nunca apagó la juvenil alegría.LOMBROSO. que contienen su Diario. la paz de Villafranca pareció a los italianos más bien que una paz un armisticio durante el cual debían prepararse para otras batallas. están llenos de observaciones graciosas y alegres. tenía también gran fuerza de resistencia contra la fatiga y las epidemias. Concienzudo hasta el escrúpulo. Además. razonable que un joven que había entrado voluntariamente en el ejército. parecía ser inminente la reanudación de las operaciones. Aun cuando permanecía en la más completa libertad para la acción. SOLDADO (1859-1866) cos. por el placer de vivir en medio de jóvenes entusiastas y apasionados que tenían con él en común un ideal a lo menos: la patria.

hay los sueños suyos y de un compañero. el clima. Desde el primer día en que entró en él. Además.vida de lombroso Además. Aun cuando este título sea tan modesto. en lo que balbuce un niño se pueden descubrir las leyes que rigen la historia de la humanidad. le había enseñado a leer en el gran libro de la Naturaleza. los documentos para el discípulo de Marzolo. el país. Marzolo le había hecho ver cómo en los mezquinos dialectos de los campesinos en un pueblo. comenzó a observar las diferencias que imprimen las razas. No podrán faltar. y se establece la base fisiológica de las enfermedades mentales en relación con el concepto —que 66 . en los hombres pertenecientes a las diversas regiones de Italia. abierto siempre a todos en todo tiempo y en todo lugar. No son estos los únicos documentos que él recogió durante la guerra y su permanencia en los cuarteles. estos fragmentos son de las obras más importantes que debían salir de la pluma de Lombroso. las sensaciones distintas de los heridos de los dos campos que reunió y puso en relación con sus estudios anteriores en su monografía “Fragmentos médico-psicológicos”. pues. de las más originales y geniales. su distinta inmunidad respecto de las enfermedades epidémicas y endémicas y sus distintas medidas antropológicas. el hecho de permanecer en el ejército no significaba el abandono de sus queridos estudios: significaba sólo algún cambio. en el ejército. En ese estudio se manifiesta la necesidad de llegar al método experimental para el análisis de las locuras.

sin embargo. las alucinaciones— de que no existe psicopatía que no tenga analogía y relaciones con las alteraciones transitorias de la mente sana. SOLDADO (1859-1866) se comprueba ampliamente con comparaciones entre el sueño y los sueños. sobre todo después de algunos años de paz. ni fenómeno fisiológico que no pueda. Esta obra. en la cual sostiene que la cura de espera es mejor que la cura de intervención operatoria en los hospitales en tiempo de guerra. comenzó a encontrarse casi ahogado en el pequeño círculo de su batallón y aspiró a difundir en un mundo más amplio de estudiosos las nuevas teorías que había meditado. pues en París. las visiones. es decir que no hay fenómeno patológico que no sea momentáneamente psicológico. y la operación mejor bajo la tienda que en los hospitales improvisados fue tan apreciada por sus superiores que el 8 de septiembre de 1861 lo promovieron médico de batallón de primera clase y le dieron su premio acompañándolo con simpáticas palabras de felicitación y augurio.LOMBROSO. sus superiores ayudaban de todas maneras a Lombroso. Estos “Fragmentos…” fueron escritos casi de manera contemporánea a una monografía de otra naturaleza: “Sobre las heridas por arma de fuego”. al ser exagerado. Sus compa67 . Trousseau y Pidous escribieron en un tratado de anatomía adoptado por las universidades: “entre un hecho fisiológico y un hecho patológico hay la misma separación que entre un mineral y un vegetal”. la hipnosis. convertirse en patológico. Como se ve. Conclusión muy audaz en su época.

pero quería. A finales de 1860 escribió a Massarani. pero aconsejando esperar época imprecisa. dar lecciones públicas. y tan satisfecho por 68 . entonces rector de la Universidad. tan ávido siempre de ver nuevas tierras y nuevas gentes. Panizza. im­ pa­ ciente por ensayar sus alas. Lombroso fue designado por sus superiores para participar en la lucha contra los bandoleros en Calabria. en lugar de escribir a Massarani contestó a vuelta de correo ofreciéndole para el próximo año sustentar no sólo una serie de conferencias. cuando menos. pidiéndole dar allá algunas conferencias. sin efectos legales. la proposición produjo inmenso júbilo en el joven que.vida de lombroso ñeros de estudios que no habían tomado parte en las guerras. Aun cuando se tratara de un curso gratuito y semiprivado. que presidía la Sociedad de Ciencias y Letras de Milán. pero él. donde no existía una cátedra de esta asignatura. habían hecho en las universidades italianas rápidas carreras. Él no se atrevía a aspirar a esto. No era esta una designación ideal para un joven que estaba preparando un curso de Psiquiatría. escribió en 1861 a Panizza para que apoyara su solicitud y convenciera a Massarani de fijar una fecha precisa. con razón. sino un verdadero curso de Psiquiatría en la Universidad de Pavía. Este presidente contestó con mucho retraso. entrevió en aquella invitación el primer paso de la nueva carrera a la cual aspiraba dedicar su vida. Pero precisamente cuando ya estaba madurando sus futuras clases en la Universidad. aceptando en principio. Lombroso.

queriendo mejorar la salud de los campesinos y los obreros. Lombroso regresa a su regimiento. pero encontró la manera de “alegrar la vista y el olfato. sobre todo. de cuyas impresiones se llenan los cuadernos de notas. cansados por la fealdad de los pueblos. aquí también caminaba a pie a través de los pueblos. escoge y propaga y difunde remedios y curaciones para los males que ve. además de hacer en Calabria muy interesantes estudios lingüísticos. y ahí prepara sus clases futuras y completa sus estudios psiquiátricos. históricos. SOLDADO (1859-1866) la proposición de Pavía. Su ardor misionero se despierta aún más fuerte viendo tanta fealdad. en la Naturaleza”. no sintió perturbar su gozo. Como ya lo había hecho con el cretinismo. profundizando la parte terapéutica que entonces se resolvía para los enfermos mentales en “una 69 . que estaba entonces en Génova. Hasta entonces había creído que Lombardía y Venecia representaban lo último en materia de higiene y de medicina. Además. estudios que después continúa sin interrupción. *  *  * En los primeros meses de 1863. pero en Calabria vio algo peor. Las pequeñas ciudades de aquella región eran entonces muy primitivas. antropológicos y. pudo encontrar también en Calabria una mina inagotable de estudios. médicos. publica una serie de estudios clínicos.LOMBROSO.

Incrédulo para la primera. declarando que no se podía permitir un curso de clínica sin enfermos. la Facultad de Medicina se opuso. Preparado ya también por lo que concierne a la terapéutica. escrupuloso hasta el punto de que parecía desconfiado e irritable. indiferente a la popularidad. donde Panizza estaba insistiendo para que comenzara su curso. en el cual había comenzado a practicar cuando era estudiante. a base de “cura moral o remedios de caballo”. el 3 de mayo de 1863. Pero cuando llegó a Pavía y estaba para alcanzar la meta desde hacía tanto tiempo soñada y comenzar sus primeras clases. atento. Gracias a la generosidad de este hombre. pero grande es mi emoción al verme nuevamente. después de tantos acontecimientos. Os pido perdón. desconfiado para los segundos. de Génova. hombre de profunda cultura y muy conocedor de esta materia. Lombroso se dirigió entonces al Hospital de Santa Eufemia. como él la llamaba. casi confuso —comenzó—. en la cual se hizo iniciar por el doctor Gaiter. médico culto. pidió y obtuvo ser trasladado a Pavía. que era el jefe. señores. Lombroso pudo sustentar en la Universidad de Pavía su conferencia inaugural. entre 70 . la homeopatía. El doctor Zanini.vida de lombroso estrategia psiquiátrica”. pero de tenaz voluntad. si hablo balbuceante. desafió la ira de los profesores dándole enfermos reunidos en una pequeña sección y permitiéndole presentarlos a los estudiantes. se puso a estudiar con intensidad una teoría médica muy combatida.

SOLDADO (1859-1866) vosotros. la necesidad de examinar al enfermo mental de manera precisa y exacta para tener una norma en la curación y también para distinguirlo del criminal. joven desconocido. y el psiquiatra tenía sobre todo la misión de ilustrar al juez respecto de la responsabilidad del delincuente. es decir. y vosotros. si la suerte me lo permite. pues. venerados maestros. entre estas queridas salas que recuerdan los escasos bellos años de la vida en los cuales se vive estudiando. acerca de su salud mental. “sano de mente”. pues con el triunfo de las doctrinas penales clásicas.LOMBROSO. En el mismo año. fijó las bases de esta distinción en la “Medicina Legal de los Enajenados Mentales”. problema éste que ya preocupaba entonces. En este libro por primera vez en el mundo comenzó un examen sistematizado del loco y del delincuente. dilectos jóvenes amigos. quiero consagrar toda mi vida. Pero me conforta y me incita el amor grande para esta ciencia médica a la cual. trazaba Lombroso el programa de su vida científica: esto es. esto es. quiero atraer vuestra atención que está preocupada por tantos y difíciles estudios. que siento mucho no poder publicar íntegra. que puede considerarse como el primer núcleo de El hombre delincuente. el juez estaba obligado a condenar al acusado sólo cuando era responsable. En esta lección inaugural. sustituyendo las palabras vagas con las cuales se estudiaba antes y describía a los locos 71 . Y demasiado tarde me doy cuenta de mi juvenil atrevimiento.

esto es. distrajeron a Lombroso del gran problema de la redención médica de Italia. casi como una exaltación: fue este “Genio y locura”. Pero ni las clases ni la curación de los locos ni los estudios acerca del genio y el demente. el primer núcleo de El hombre de genio.vida de lombroso con el “método experimental” que se propone examinar a estos enfermos “como objetos de la historia natural”: la piel. etcétera. Contemporáneamente. y el joven profesor. inauguró el 1o. de enero de 1864 las clases de “Clínica de los Enfermos Mentales”. el esqueleto. obtuvo que su curso fuera legalmente reconocido por el gobierno. visceral. el sistema muscular. pidió un año de licencia. Para completar estas investigaciones que había interrumpido a finales de 1863 para regresar a su regimiento en Génova. feliz por esto. Fue éste un segundo paso en la carrera universitaria. la sensibilidad. a los cuales se deben añadir también algunas conferencias en el hospital militar. a la cual añadió en aquel año la “Antropología”. que había sucedido a Panizza como rector. el filósofo Carlo Cantoni. los sentidos. En 1863 había publicado numerosas notas y memorias sobre Higiene y promovió entre los médicos italianos una investigación para conocer las condiciones higiénicas particulares de todas las regiones: en 1865 reunió los resultados en sus “Estudios para la geografía médica 72 . que lo había inducido a los estudios médicos. el examen anatómico. los dientes. con un discurso inaugural que escribió en ocho días de intenso trabajo. el pelo.

No pudo quejarse del ejército. Pero después de un año escolar. obra de unas 100 páginas en las cuales examinó separadamente las enfermedades del trabajo. SOLDADO (1859-1866) de Italia”. Acabó así el primer periodo. por tener allá la alegre compañía de los camaradas. particulares de las distintas profesiones y la manera de preverlas y combatirlas. Tenía entonces 30 años: había hecho la guerra de 1859 contra Austria y en la de 1863 contra los bandoleros. pero comprendió que no podría ocuparse al mismo tiempo del servicio militar y de la cátedra. pues después de la licencia lo habían dejado siempre en el hospital de Pavía. 73 . En 1865 publicó también los Ensayos de higiene tecnológica. por tanto. pero él quería demasiado todo lo que hacía para abandonar el ejército sin profundo dolor. Lombroso fue lla­ mado otra vez a su batallón en Génova. que debían constituir la base de las estadísticas nosológicas centrales que más tarde se hicieron. el 22 de noviembre de 1865 presentó su dimisión de oficial. y. Es evidente que su misión lo llamaba a la Universidad. había recibido dos medallas por valor militar y un premio por una memoria acerca de las heridas. Este hecho lo puso en una condición de duda que llegaba casi a la desesperación. El ejército lo atraía más que el mundo universitario donde veía por todas partes ideas enemigas. Pero la decisión final no podía tardar: aun cuando con dolor. decidió abandonar una de las dos. que fue el más feliz de su vida.LOMBROSO. que eran fieles y afectuosos.

un puesto estable en la enseñanza. Pero si este periodo de vida fue perdido para su carrera universitaria. indispensable para crear una buena legislación sanitaria. hubiera podido procurarle: había podido recoger un enorme capital de medidas antropométricas para fundamento de la nueva ciencia de la cual estaba poniendo las bases. organizando el hospital de Santa Eufemia. Durante la vida militar había tenido bajo la mano un “material” de hombres anormales como ninguna cátedra. con la Medicina legal para enajenados mentales. había puesto las bases para una geografía médica de Italia. eran ya profesores ordinarios. con toda la actividad que había puesto en el dominio práctico. cuando había obtenido “la triste corona del odiado soberano”. iniciando la cura de las heridas con el alcohol. también en el dominio teórico. Con todo esto. mucho menos que él. se encontraba. y en el dominio teórico con los estudios iniciados. no lo fue para su experiencia científica. 74 . él tendría que esperar todavía por unos 10 años. con los “Estudios clínicos sobre las enfermedades mentales” iniciaba una nueva ciencia psiquiátrica y antropológica sobre bases experimentales. por lo que concernía a la carrera universitaria en la cual había deseado quedarse. ningún instituto de perfeccionamiento en el extranjero o en la misma Italia. más o menos al mismo punto en el cual se encontraba ocho años antes. Y mientras sus contemporáneos que habían trabajado.vida de lombroso estudió y resolvió el problema del cretinismo. Con sus “Fragmentos médico-psicológicos”.

pues los había prestado a un pariente que estaba entonces en condiciones más tristes que las suyas. redactor sin sueldo de infinitas revistas médicas. Descubrimientos clínicos. Causa y cura de la pelagra. La guerra de 1866. profesor gratuito de Antropología y de Clínica de las Enfermedades Mentales en la Universidad. pero nunca en los contemporáneos. EL REGRESO A LA VIDA CIVIL (1866-1869) Primeras desilusiones. aun cuando Lombroso hablara de ella como de 75 . Médico primario gratuito en la sección de “enfermedades mentales”. en el hospital de Pavía. a quien se le había muerto el más querido y poderoso de sus protectores: Panizza. que realmente duró sólo siete meses.VI. A esta época. algunas veces en la que le sigue o en el extranjero. Muerte de Marzolo Una generación puede encontrar apoyo en la generación que la ha precedido. no tenía a su disposición ni los escasos ahorros hechos durante la carrera militar. favorecido por una amplia pero gratuita clientela popular. La nueva vida civil se abrió con tristes auspicios para el joven profesor adjunto.

por el contrario. Francia y Holan76 . de las traducciones pesadas con las cuales se ganaba el pan cotidiano. Inglaterra. se refieren los recuerdos de las semanas vividas con castañas puestas en leche. ni una sola estimación en Italia. del ratón que venía a su pobre cuarto todas las noches a hacerle compañía y a comer lo poco que quedaba. pues de mi único trabajo original que se ha publicado tuve traducciones y análisis inteligentes en Alemania. había hecho el vacío a su alrededor. pues esto significa a lo menos que ha sido leído por alguien. Desgraciadamente yo lo sé. ningún admirador y. Pero la miseria no podía aplastar a un joven ardiente. En Italia —escribía dos años más tarde— la suerte más grande que se puede augurar a un pobre autor de estudios no literarios es la de ser bien criticado. Este libro. no le había procurado ningún amigo. de la cual hemos hablado. no le había merecido ni un solo elogio. Había publicado el año anterior la Medicina legal de los enajenados mentales. en el cual había puesto todas sus esperanzas. pero fue duro para su alma expansiva que necesitaba de afectos el vacío de amistades que se hizo a su regreso. en la que había concentrado todas las fuerzas de su inteligencia para resolver cuando menos dos aspectos del problema de la responsabilidad hacia el cual en aquel momento estaban dirigidos los esfuerzos de todos los juristas y psiquiatras de Europa.vida de lombroso un periodo enorme. activo y pleno de vida como era Lombroso.

Éste comenzó una campaña contra Lombroso con los méto­ dos conocidos de las acusaciones falsas. después de 50 años. Pero hubo una nota y muy larga: escrita por Rosmini. de las modificaciones de cifras y de palabras. el ridículo y las insinuaciones. tantas cartas piadosamente conservadas de compañeros afectuosos y entusiastas que se hicieron demasiado reservados después de aquella primera publicación. en particular cuando uno posee la naturaleza tan intensa y ardiente como Lombroso.EL REGRESO A LA VIDA CIVIL (1866-1869) da. *  *  * Pero la vida nunca es totalmente de espinas. hasta los más queridos: sus coetáneos. pero ni una sola nota que pueda ser encontrada en Italia. algunas veces en la que la sigue o en el extranjero. médico del manicomio público de Milán. Muy pronto se unieron a este señor los colegas y aun los mejores amigos de Lombroso. pero nunca en los contemporáneos. hasta el punto de que sostuvo que Lombroso aumentaba el peso de sus enfermos con una dieta especial y no con los tratamientos que describía. leyendo ahora. una conclusión amarga surge espontáneamente: que una generación puede encontrar apoyo en la que la ha precedido. Si se piensa en lo que ocurrió a Lombroso en aquel año. de las reticencias. Él encontró gran consuelo en aquel 77 .

Podía regresar a Pavía para acabar sus estudios. donde el nuevo director del hospital de Santa Eufemia lo nombró oficialmente médico en jefe de la 78 . y él quedó con sus compañeros en la difícil empresa. haciendo un estrago espantoso. a lo menos. A finales de julio. terminada la guerra y dominada la epidemia. Cavour había muerto: en el ejército prevalecieron las discordias. A los numerosos temas que había comenzado a tratar en aquellos últimos años había añadido otro nuevo: “La acción de los astros y de los meteoros sobre la mente humana”. que el Instituto Lombardo había puesto a concurso. había ganado. Lombroso pudo regresar a Verona. en noviembre de 1866. Trabajó en el hospital de Treviso. Lombroso regresó al ejército y tomó parte en aquella guerra. y entonces Venecia fue anexada a Italia. A los médicos militares se había confiado el encargo de organizar las tareas para dominarla. pero entonces se había difundido en todo el país el cólera. con la cual Italia había ligado su suerte.vida de lombroso triste año de aislamiento. vino la derrota para el ejército de tierra y para la marina. Finalmente. Pero Prusia. ganando una mención especial por el interés y la eficacia con que cumplió con su deber. aun cuando hubo inútiles heroísmos parciales. Lombroso abandonó para siempre el uniforme militar y regresó a Pavía. donde no había estado después de unos 10 años. Pero ésta duró poco y fue un desastre. en sus trabajos: ellos. Pero sus estudios fueron otra vez interrumpidos: al principio de 1866 comenzaron a correr voces de una guerra con Austria. nunca lo traicionaron.

de una monografía “Causas de mortalidad en el ejército italiano”. de otra respecto a “La mortalidad de los judíos en Verona”. que había completado durante la guerra. hizo dos descubrimientos médicos de mucha importancia. Su trabajo acerca de los astros. pero significaba para él el final de toda preocupación económica. pues. entonces rector. que fueron publicados también en El hombre enajenado. El primero.EL REGRESO A LA VIDA CIVIL (1866-1869) Sección de las Enfermedades Nerviosas. del manicomio de Voghera. que él había creado. no era mucho. sólo ganaba 2 000 liras anuales. a la cual añadió un prefacio que es una verdadera monografía acerca de la situación contemporánea de las ciencias biológicas. la renuncia al trabajo de las traducciones. la posibilidad de sumergirse en su querida ciencia. y se da a una verdadera orgía de trabajo. En total. *  *  * Este segundo regreso a la vida civil fue para Lombroso mucho menos brillante que el primero. le había prometido y conseguido una cátedra extraordinaria de enfermedades mentales con 1 200 liras anuales de sueldo. de la publicación de Rarísimos casos clínicos. Se ocupa de la revista trimestral psiquiátrica que continúa para “Los Anales Universales de Medicina”. de la traducción de la Circulación de la vida de Moleschott. obtuvo del Instituto Lombardo un premio: el filósofo Cantoni. de una extraña enfermedad 79 . del proyecto que después fue aceptado. Es feliz. además.

observó la analogía que esta enfermedad presenta con la viruela y llegó a la conclusión de que se habría podido encontrar un remedio sólo en algo parecido a la vacuna. el segundo. en aquellos años. consiguiendo mejorar los síntomas mentales. uno sucesivo y otro casi contemporáneo a una típica difteria. pero no los otros que llevaron al enfermo a la muerte. sino una infección general en la cual los fenómenos de la garganta tienen un carácter local. publicando una serie de peritajes y “Diagnósticos médico-legales ejecutados con el método experimental”. y como pudo hacer la autopsia. que fue un año importantísimo para Lombroso. acerca de la difteria. Por eso intentó curar un segundo caso de manía diftérica con una inyección de viruela. que si por una parte le permitieron realizar ampliamente su primer sueño de reden80 . *  *  * Inmediatamente después de esta actividad múltiple e intensa. Abrió también en Pavía un Curso libre de Antropología para exponer su método a los estudiosos. concluyó que la difteria no era una enfermedad local limitada a la garganta. pues comenzó las investigaciones acerca de la pelagra. Y. Como había examinado dos casos de manía.vida de lombroso nunca antes descrita en la literatura médica. a la cual dio el nombre de macrosomia. sobre todo. Lombroso dirigió sus esfuerzos al examen sistemático de los delincuentes y los locos. comenzó 1868. Más aún.

y. estudiada desde hace unos 100 años por centenares de hombres de ciencia. son distintas: algunas veces viene en forma aguda como una tifoidea. el tiempo. además. Es la pelagra una enfermedad de las más difíciles de estudiar. Así se explica que la causa y el remedio de esta enfermedad. otras en forma crónica. Pero si el problema era difícil de resolver. con dolores de estómago. era ur­ gen­ tísima la necesidad de encontrar una solución.EL REGRESO A LA VIDA CIVIL (1866-1869) ción médica de Italia. sino también en función de la raza. y que cuando se descubrió. con una descamación en las manos y en los pies. el ambiente. tendencias al suicidio. melancolías. por otra parte debían ser causa de las contrariedades más intensas. centenas de estudiosos habían podido y todavía pueden continuar estudiándola. manías. estas distintas manifestaciones varían no sólo de un individuo a otro. la intensidad. el lugar. las manifestaciones. Para complicar aún más el diagnóstico. y 6 000 cada año en provincia. tardara tanto en ser descubierto. otras veces ataca la mente produciendo odios. Según Lussana. 8 000 en la provincia de Bér81 . pues tiene varios aspectos: la duración. pues esta enfermedad había tomado en Italia proporciones terribles. los pelagrosos hospitalizados en 1850 eran 2 000 en la ciudad de Milán. de manera interrumpida: todos los enfermos mejoran en el invierno y se empeoran en la primavera. hay la dificultad del hecho de que la causa en la enfermedad se manifiesta con efecto lejano. a refutar y a proponer otras teorías. otras veces también ataca los órganos de la generación. débil.

otros a la escasez del ázoe en el maíz de que se alimentaban las poblaciones donde había la enfermedad y. hasta el Senado de la República de Venecia. Además había encontrado entre los hongos del maíz el sporisorium maidi. al cual había atribuido la causa de la enfermedad. alimentándolos con maíz averiado y produciendo una enfermedad parecida a la pelagra. experimentos con pollos. Un doctor. Esta última hipótesis no era nueva. comenzando por examinar el sporisorium y los otros hongos que se desarrollan en el maíz averiado. otros a la escasez de la sal en la alimentación. había hecho. y estas cantidades aumentaron aun de 1850 hasta 1860. Si la causa de la pelagra era poco conocida.vida de lombroso gamo. y 11 000 en la de Brescia. que en 1776 había promulgado leyes prohibiendo la venta y el consumo del “maíz turco” averiado. abundaban. por último. por el contrario. Lombroso se ocupó en el asunto desde donde habían llegado aquel doctor y el senador Roussel. Algunos la atribuían sencillamente a la miseria (era esta la teoría más difundida). al maíz averiado y a los hongos. Por este hecho los estudiosos que estaban en contra de estas teorías podían fácilmente refutar sus deducciones. haciendo cultivos de ellos y experimentos en alcohol. además. efectuando 82 . Pero este médico y otros se habían limitado a comprobar que la pelagra derivaba del maíz averiado sin buscar cómo y por qué. Había tenido entre sus predecesores. Ludovico Ballardini. las hipótesis acerca de su origen.

Los hombres presentaron los síntomas especiales de la pelagra. los hongos “no son la causa de la pelagra. buscándolos entre las antitoxinas. y esto por ser conocido que las toxinas producidas por los hongos resienten la influencia del ambiente donde se desarrollan. sino a las toxinas que se forman en el pe­ ris­ per­ ma del maíz averiado por estos hongos. sino de seguir la traza que ellos mismos indicaban. Tuvo la sospecha. hombres y mujeres. Volvió a estudiar este punto hasta que un día tuvo que ocuparse de un caso de tifoidea pelagrosa con uremia aguda. de un país a otro. Después de cientos y cientos de tentativas se convenció de que el 83 . Entonces. hasta que las aparentes contradicciones se expliquen y armonicen entre sí. pensó Lombroso. pues. se puso a estudiar ante todo los remedios. de que la causa era una toxina y no un microbio.EL REGRESO A LA VIDA CIVIL (1866-1869) en abril de 1868 experimentos separados y después reunidos con los animales y con los hombres. Fiel al método de no forzar los hechos. pues explicaba la variedad de las formas que tomaba la enfermedad. variando de un año a otro. con infusión de maíz averiado. Seguro. Con una gran sorpresa vio que el efecto era nulo. no se debía a este o aquel hongo del maíz. que ofrecía todos los síntomas de un envenenamiento. sino lo es el maíz averiado por estos hongos”. repitió los experimentos en 28 individuos. La teo­ ría tóxica presentaba ventajas enormes contra la teo­ ría maídica. y con febriles investigaciones se convenció después de que la pelagra no era causada por una infección sino por una intoxicación.

Todavía tengo sus cartas que fueron las que dieron a Lombroso la más viva satisfacción en la vida. Tres de los ocho enfermos se curaron con cinco miligramos de ácido arsenioso cada uno. Pero como quiso separar la mejoría conseguida por la cura en lo que concernía al remedio y en lo que concernía a la dieta abundante. cuántas suciedades de menos. Mientras escribo. que está siguiendo tu cura desde hace sólo cuatro días. y me asegura mejorar visiblemente. 84 . hizo experimentar su sistema en el campo por algunos médicos rurales en varias regiones: los efectos fueron maravillosos. Ayer he visitado otros dos que hacen elogios de tu remedio y que estaban enfermos desde hace unos cuatro años. y este hecho me ha entusiasmado. ¡Qué inmensa utilidad para la humanidad si estas tentativas pudieran confirmarse! ¡Qué cúmulo de miserias apartadas del camino de la vida. en la cual desgraciadamente ya hay bastante cantidad de otros males! ¡Cuántos brazos ganados para el trabajo.vida de lombroso mejor remedio era el ácido arsenioso para los adultos y el cloruro de sodio para los niños. a la cual se podía atribuir toda ventaja. está frente a mí un viejo enfermo desde hace muchos años. qué vida nueva para la Lombardía cuando vea alejarse esta horrible amenaza! Los resultados se presentan en mi mente tan enormes que no me atrevo a creerlos. Intentó esta cura antes en su sección médica y en enfermos de otros hospitales de Milán en 31 casos que detalladamente describió en sus “Estudios clínicos experimentales” (1869).

Marzolo. estaba para recoger los primeros frutos de sus fatigas. *  *  * Pero precisamente mientras Lombroso. hecho después de 1860. Lombroso se dedicó íntegramente a encontrar la manera de difundirlos para impedir que la enfermedad prosperara. a impedir cuando menos que se averiase y a curarse cuando enfermaran. Puso en movimiento a todos sus amigos: botánicos. que le había revelado los primeros elementos de la ciencia y lo ha85 . al fin. dermatólogos. sumergido en el estudio de la pelagra. encontrado el remedio. Armado con todos estos estudios se presentó. psiquiatras. en un concurso del Instituto Lombardo para “Un descubrimiento relativo a la cura de la pelagra. dio conferencias a los campesinos. ocupado en las investigaciones psiquiátricas. en 1869.EL REGRESO A LA VIDA CIVIL (1866-1869) Encontrada la causa. agricultores. experimentar sus remedios. En 1869 se ocupó casi exclusivamente en la pelagra. examinar el pan cocido y si el maíz previamente seco podía neutralizar el terrible veneno. publicó diálogos populares acerca de la pelagra para enseñar a los campesinos a abstenerse del consumo del maíz enfermo. su maestro. para controlar sus descubrimientos. absolutamente comprobado y de importante ventaja para la sociedad y el progreso”. Escribió a los ministros para que prohibieran la venta del maíz averiado. químicos.

86 .vida de lombroso bía determinado a dedicarse a los estudios médicos. el primero de los antropólogos italianos. quiero a lo menos colocar sobre la solitaria tumba de aquel gigante entre los pensadores italianos. Y precisamente entonces Lombroso está para comenzar sus más grandes batallas. Ahora está solo en el maremágnum de la vida. otro periodo de la vida de Lombroso viene a cerrarse. Lombroso comenzó por tercera vez sus “Estudios acerca de las razas humanas”. mi Marzolo. que había concebido a los 16 años cuando estaba con Marzolo. con amor. En medio de tanta incertidumbre. murió. su trayecto ascendente. En esta ocasión. el único amigo verdadero que tenía y que seguía con interés. un triste caso me abate —escribe en el prefacio de esta obra—. No pudiendo erigirle con mis pobres fuerzas un regio monumento. con un gran equipaje de amor y uno muy pequeño de experiencia de los hombres. murió sin haber podido cumplir y difundir su gran obra a la cual estaba más ligado que a la vida misma. después de una larga serie de terribles acontecimientos. Con la muerte de Marzolo. con ansia. Con él perdió la única guía que lo podía aconsejar en sus estudios. y se decidió a completarlos y publicarlos. algunas pobres ramas de una planta que él hizo crecer robusta y fue el solo placer y la gloria de su vida.

estimaba que la bondad 87 . cuando llegaba el momento del matrimonio. Respecto a este punto no era fácilmente contentable: quería. claro. Nombramiento en Pesaro Mientras estemos unidos. Descubrimiento de la relación que existe entre el atavismo y el delito.VII. conspiraremos a favor de los hombres. Lombroso contrajo la única liga que debía sostener y constituir en toda su vida: el matrimonio. los cuales. César Lombroso tenía ya 34 años y sus padres le habían hecho muchas proposiciones. Conclusión del concurso. nos lo agradecerán a golpes. ¿qué recompensa hay más grande que el placer de hacer el bien? El año siguiente a aquel en que Marzolo había muerto. pero. ante todo. los padres buscaban para los hijos la esposa que juzgaban más conveniente. Era costumbre entonces en las familias judías que. Pero el hijo siempre se había negado a aceptar. ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) El matrimonio. una buena mujer.

que tuviera práctica en las cosas materiales de la vida (en las cuales él no conocía nada) como un hombre. un descanso y nunca una preocupación. de ojos azules y suaves. fuera suave y dócil como un niño. ni nerviosa (quería ver siempre a personas calmadas y satisfechas).vida de lombroso es la virtud primaria y más necesaria en la mujer. que no estuviera ávida de distracciones (pues él no tenía la posibilidad de proporcionárselas) y que. tiene unos ojos 88 . muy experta en todos los trabajos femeninos. llena de intuición. ni irritable. en el Piamonte. que. pues no podía tolerar a las personas estúpidas o linfáticas o pasivas. capaz de ser para el pobre sabio que estaba para iniciar una lucha espantosa. Nacida de una familia de banqueros acaudalados establecidos en Alejandría. Tenía necesidad de una mujer que lo quisiera con la devoción de una amante. sin embargo de aspiraciones literarias y hasta inconsciente de su valor. que no fuera impaciente. de inteligencia. una ayuda. hasta sensitiva y ávida del bien y de afectos. por el contrario. sensible. de sentido común. desde hacía muchos años. judía de nacimiento y algo también por convicción (esto pasará). amable en sus maneras y sobre todo en el alma. Encontró a esta perla que necesitaba: una jovencita delgada. es de Alejandría. pero quería también que fuera inteligente y enérgica. en suma. tuviera una salud de hierro: una mujer. en fin. que lo ayudara con la inteligencia de un colaborador. práctica en las pequeñas cosas de la vida. Ella tiene 22 años. con enormes trenzas negras.

¡Pero qué compensación más grande hay en el mundo. Así escribía Lombroso a un amigo después de haberla visto por primera vez. que el placer de hacer el bien! […] Si el niño está mejor. no darle más remedios. Las tradiciones eran todavía en 1869 tan cerradas en las familias judías que no se juzgaba lícito para un joven de 34 años prometerse directamente.ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) que responden a su alma. Estoy 89 . La decisión fue tan rápida que sus padres mismos que la habían esperado y deseado. pide la mano de la jovencita. Lombroso ha comprendido que la suerte lo ha ayudado ofreciéndole lo que el mundo podía crear más indicado para él: toma la ocasión al vuelo y luego. la incitaba al bien que él hacía y que querría hacer. todo esto digno más que de mí. Tus consejos son magníficos —le escribía—. de un alma poética como yo no lo soy y nunca lo llegaré a ser. sin otras formalidades. Le mandaba cartas para que ella las contestara. tú serás mi colaboradora: nos uniremos. nos lo agradecerán a golpes. le pedía consejos. los cuales. conspiraremos en bien de los hombres. la encargaba de vigilar enfermos que residían en Alejandría. y también se entusiasmaron con la futura nuera. Con ese instinto que le guía en todas las cosas. manuscritos para que los copiara. Pero los padres pronto se aplacaron. claro. a la cual el hijo luego comenzó a asociar en sus trabajos. se enfadaron.

El joven sabía todo esto y por tanto duda antes de ligar a su destino a la ingenua joven que él ve tan sensible y suave. cuando menos un poco. pero ser la esposa de un gran hombre es peor aún. teme que ella se haya ilusionado acerca de sus cualidades y de la vida que la espera.vida de lombroso más satisfecho de que él se haya curado. y no para ganar. Mientras va conociendo siempre mejor a su esposa. respecto a la madre y los hijos de los grandes hombres. si no estuviera amargado por el miedo y el disgusto de la ingratitud. Es esta mi religión y dentro de poco espero será también la tuya. está condenada a sufrir con él (lo que algunas veces es peor que sufrir solos). Sin ninguna luz de la gloria que se refleja. Por esto le preocupan los peligros de la condición en la cual ella está por entrar. no debía existir pa­ ra Lombroso ni durante su noviazgo. En los seis 90 . Pero el placer puro. lo inquietan escrúpulos y dudas. que si hubiera curado a un príncipe. en las decisiones diarias de la vida. completo. Hacer el bien por el placer del bien. todas las injusticias a las cuales está expuesto el gran hombre sin el consuelo de sentirse apoyada. como las otras mujeres. es la más sagrada de las religiones y también el más dulce de los placeres. probablemente es la peor situación social que puede esperar a una mujer. Y tiene razón: ser un gran hombre es cosa triste en un país como Italia. condenada por la grandeza del marido a perder toda personalidad propia para no impedir sus movimientos. en las cuales un gran hombre no puede ocuparse.

no porque aprecie yo la riqueza. Cuando el novio se convenció de que la joven no tenía tristeza por la vida que la esperaba. comenzó a preocuparse por las dificultades financieras. sino incitados.ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) meses que pasan entre el noviazgo y el casamiento. Pero su esposa tenía uno de aquellos raros caracteres femeninos tan esencialmente maternales que por los sacrificios se sienten no ya deprimidos. las cartas de Lombroso revelan continuamente este pensamiento. pues para quien trabaja intelectualmente es muy poca cosa. conservó intacto el altruismo ardiente. con los pocos miles de liras de que dispone su novio llega a poner muy 91 . y aun cuando su vida debía ser muy dolorosa. Un librero me encargó una traducción y he aceptado luego. la casi inconsciente ofrenda de sí misma. pero. la esposa respondió con los hechos. también cuando la tempestad y el dolor se abatieron sobre ella y su familia. Ella es muy activa e ingeniosa. ¿esto podrá bastar? ¿Será posible con los mezquinos sueldos y la pequeña dote de la esposa hacer vivir a una familia y poner casa? Tú eres una de aquellas almas elegidas para las cuales los sacrificios siempre son pocos hacia quien aman. sino porque el amor muere en la miseria. pensando en la miseria de los primeros meses —escribía en febrero de 1870—. A esta objeción. pero yo soy de aquellos que no permiten sacrificio ni por parte de quienes quieren. teme que su esposa será muy infeliz. Siempre he tenido horror a la pobreza.

continúa el estudio de los criminales acerca de los cuales dicta varias monografías. en la cual todo era bondad. Efectivamente. entusiasmo. Superados los escrúpulos financieros y los de origen moral. y un instrumento (citófago) para alimentarlos forzadamente—. para que su novio no haga mala figura frente a sus cuñados. cerca del departamento de Julio Bizzozero y de doña Gina del Maino. cortó y preparó cortinas y tapices. De todo se ocupó ella. Los primeros meses de casados fueron felices. de pájaros. a comprar las joyas tradicionales. La nueva familia había encontrado en la casa Del Maino un apartamento con un inmenso jardín lleno de árboles. que luego fue promovida a secretaria general y particular de Lombroso (que tenía una letra ho­ rrible). con el rito judío y el civil. la boda se celebró en Alejandría el 10 de abril de 1870. 1872. con la actividad que sólo el júbilo puede dar. El joven padre trabaja también con mucho ardor: continúa el estudio. La esposa. pues compró personalmente algunos muebles. de agua. entre un plato de cocina y un manuscrito que copiar. encuentra la manera de preparar una canastilla para el vástago que ya había anunciado. el 14 de marzo de 1871 nació la primera hija que en recuerdo del maestro se llamaba Paola Marzola. y se ocupa particularmente en la pelagra.vida de lombroso bien los muebles en la casa. 92 . alegría. de flores. el análisis y la cura de los enfermos mentales —para los cuales había inventado también una tina especial premiada en la Exposición de Viena.

pero queriendo proseguir la obra de éste. que una casa editora había aceptado publicar en Bolonia. en opinión de la Comisión. de hecho llega a demolerla[…] Ustedes habrán podido apreciar la amplitud de las investigaciones de Lombroso. queda derecho y armado sólo un campeón: el profesor Lombroso. Los concursantes eran varios. con dermatólogos de varios países que había encargado de experimentar las infusiones de maíz averiado en la cura de la psoriasis y de las enfermedades de la piel. podía disputar a Lombroso el premio. Llegó entonces julio de 1870: fecha esperada ansiosamente. El 2 de julio de 1870 la Comisión presentó su relación. pues debía llevar el resultado del concurso. entre otros el doctor Ballardini. Tributado el debido honor —está escrito en la relación del concurso— al ilustre veterano (Ballardini). Lombroso había participado en éste con sus “Estudios clínicos experimentales sobre la naturaleza. Se declaró éste desde el principio continuador de Ballardini. y está acabando sus “Estudios clínicos sobre la pelagra”. en parte impresos y en parte manuscritos. pues sus trabajos fueron declarados “Considerablemente superiores a los de todos los otros concursantes”. el génesis. cuyo valor abrió un surco por donde pasaron los otros. la causa y la terapia de la pelagra”. pero nadie.ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) Está en comunicación constante con muchísimos médicos rurales que experimentan sus remedios respecto a los pelagrosos. el decano de los pelagrólogos maidistas. que comprenden todo el 93 .

vida de lombroso campo pelagrológico. Por este juicio podría creerse que la Comisión deseara otorgar el premio a Lombroso. preparado a pesar. al microscopio. Pero no: la Comisión se pregunta: 94 . capaz de pedir a la química. a medir. desde la etiología hasta la sintomatología. se explican y se completan entre sí. la cura. y casi en todas partes lo han visto tratar nuevos hechos. preparado en una palabra y educado en las duras y severas exigencias de la ciencia médica. observaciones todavía no numerosas. la patología. al arte del dibujo sus reproducciones. a numerar todo lo que en los fenómenos biológicos es susceptible de exacta determinación. la anatomía patológica. acumular pacientes observaciones. a la agronomía. aun cuando incompletos. los secretos del átomo y de la célula. pero no puede desconocer cómo los estudios de Lombroso. haciéndonos considerar el problema desde un punto de vista más elevado y comprensivo hasta ahora no logrado. acostumbrado a los instrumentos diagnósticos. evidentemente. a la mecánica. la profilaxis. a la economía social sus consejos. coordinan un gran número de hechos. Sirviéndose de todos los medios modernos de análisis y de experimentación. encontrar en algunas partes hechos no suficientemente comprobados. concilian opiniones distintas. Ustedes lo han seguido en el difícil camino. a la estadística la luz de su ayuda. desarrollar nuevos conceptos […] La Comisión pudo. reúnen en un haz muchos conocimientos distintos.

un amplio resumen de la Memoria. aun cuando contenga un descubrimiento de notable beneficio para la sociedad y el progreso. sin embargo. hecho después de 1860. sería duro e injusto que trabajos como los de Lombroso no obtengan de nosotros una distinción y un estímulo.ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) ¿Responde Lombroso a las condiciones del programa? ¿Puede nuestra Comisión coronar sus fatigas otorgándole el premio? La contestación no puede ser dudosa. absolutamente comprobado y de notable beneficio para la sociedad y el progreso. nuestra Comisión cree que se pueden conciliar todas las disposiciones y todas las exigencias: 28 de julio de 1870. Sin embargo. invitando a premiar una memoria que. si se recuerda que para dar el premio se necesita un descubrimiento relativo a la cura de la pelagra. que por tantos títulos merece y que sirva al autor para completar una obra tan bien iniciada. Nuestra Comisión puede hacer votos para que alguien en el porvenir satisfaga estas condiciones. Asignando por lo tanto a Lombroso una cantidad de mil liras y publicando en las actas de la Fundación que administramos. que presentaba un descubrimiento que ella misma declaraba “de notable 95 . a la demostración absoluta. El criterio adoptado por esta Comisión para negar el premio a un concursante que ella misma declaraba “muy superior a los otros”. no llega. pero no puede permitirse prescindir de ellas.

96 . se opuso también a este premio de estímulo que mientras elevaba a Lombroso de los otros concursantes. no debía ser una cosa tan criminosa y fatal para la humanidad que dudase el Instituto Lombardo mantener lejano este acontecimiento. además. y otros se habían opuesto rígidamente. habría servido para dar crédito a sus doctrinas pelagrológicas. había dado cierto prestigio a los estudios de Lombroso. Este premio. El mundo científico los examinó con cierta benevolencia. le daba los medios para continuar más eficazmente sus experimentos y conseguir en otra ocasión el premio tan deseado. aun cuando incompleto. pero no le dio tampoco mucha amargura. El profesor Giacomo Sangalli. resolviendo el problema de la pelagra. El resultado no dio mucho gusto a Lombroso. Se ve entonces que la Comisión llegó a estas conclusiones por un espíritu de conciliación. Y aquí observamos que el hecho de obtener el premio deseado.vida de lombroso beneficio para la sociedad y el progreso”. en Alemania. para hacer adoptar más fácilmente las medidas preventivas que él reclamaba. Gasquet en Francia. en las Actas del Instituto Lombardo. había fundado una familia y estaba para ser padre: un premio de 20 000 liras habría podido ser precioso en aquellas circunstancias y. Hirsch y Fraenkel. pues el ponente y algunos comisarios habían demostrado la necesidad de coronar con el premio los estudios lombrosianos. se entiende sólo hasta que se leen atentamente las relaciones del año siguiente.

*  *  * En 1871 Lombroso se ocupó menos de la pelagra que de otros problemas abandonados en años anteriores.ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) hicieron de ella largos y elogiosos resúmenes: casi todos los médicos italianos rurales se pusieron a experimentar el ácido arsenioso en sus enfermos y ayudaron con entusiasmo a Lombroso en su lucha contra los sostenedores de las doctrinas no maidistas. y personalmente con sus ojos y con la ayuda de sus estudiantes. Continuaba tranquilamente sus investigaciones de la pelagra y armado con nuevas confirmaciones a su doctrina. que tenía ya 70 años y se había escapado de los gendarmes corriendo ágilmente por los montes. así como las presentan los locos —y aun más graves y evidentes—. desaparecen los límites entre la locura y el delito que él quería fijar. tomó parte en un segundo concurso de la Academia de Turín. sobre todo del examen de los delincuentes. cuando una mañana. Lombroso encontró en la base del cráneo una foseta occipital 97 . Los criminales presentan muchas anomalías. para la memoria publicada entre 1868 y 1870. abriendo el cráneo de un famoso bandolero. pero él no sabe cómo coordinarlas. de interés evidente para la Medicina y la Higiene. Vilella. Lombroso reunió estos datos y otros con los cuales contestó en 1871 a sus contradictores. Mientras estudia a los criminales en masa en las estadísticas.

vida de lombroso media. y normalmente en las aves. precisamente en el lugar de la cresta occipital. los salvajes. en aquel cráneo. me apareció bruscamente. que debía reproducir en nuestros tiempos los caracteres del hombre primitivo hasta los carnívoros. Esta era la razón de los pómulos salientes. como se ve en los embriones en el tercero y cuarto mes. como en una amplia llanura bajo un horizonte infinito. También los que no han hecho estudios médicos saben que nuestro cerebro está dividido en dos hemisferios y que en el cráneo. hay una cresta mucho más pronunciada en la base: cresta occipital media. que se irge donde en las aves se presenta una fosa destinada a contener un tercer lóbulo medio. anomalía rarísima que Lombroso nunca más debía encontrar en aquella proporción. tan lisa y exenta de vasos inflamatorios que parecía haber sido como receptáculo a un tercer lóbulo medio. de las mandíbulas voluminosas. Entre los locos y los delincuentes no hay diferencia de calidad sino sólo de intensidad: todos eran atávicos (fue Lombroso quien inventó esta 98 . Ahora bien. se presentaba una fosa. de todas las analogías que había encontrado entre los delincuentes. aclarado el problema de la naturaleza del delincuente. los enajenados y los hombres prehistóricos: todos representaban estadios sobrepasados de la evolución. Viendo aquella fosa —escribe Lombroso—. de la fosa temporal. casi para separarlos.

Se trataba de un individuo. donde con tranquilidad en los días siguientes gozaba en morderlos y husmearlos. 99 . No tenía remordimiento por estos hechos y decía que si estuviera libre. llevaba unos pedazos de carne a una choza. el delincuente era el más atávico. lo había hecho llegar más allá del límite a donde pensaba llegar. Comprendió. además. sin embargo. “no habría podido resistir a la tentación de husmear y estrangular a otras mujeres”. pues había comenzado sus investigaciones para completar el código vigente dando a los jueces y a los peritos un medio de distinguir a los responsables de los irresponsables. Versen. Él confesó a Lombroso que lo hacía por encontrar en este acto un placer inefable: que las estrangulaba con las manos y después chupaba la sangre y mordía las carnes y. que había estrangulado sucesivamente y despedazado en uno o dos años a muchas mujeres. El tumulto que la revelación despertó en él.ETAPA DECISIVA EN LA VIDA DE LOMBROSO (1870-1871) palabra en aquellas circunstancias). está comprobado por la relación que escribió para el Instituto Lombardo. “La anomalía de que voy a hablar puede decirse única en la historia natural y patológica del hombre”… Poco después tuvo que hacer un peritaje a un delincuente que completó aun de manera maravillosa la primera revelación. Lombroso no podía encontrar una prueba mejor del origen atávico del delito. pero respecto de los locos. que el atavismo del delito con la fuerza irresistible que deriva de él. el más anómalo.

En este momento. el Consejo Provincial de Pesaro propuso a Lombroso tomar la dirección de aquel manicomio. abandonar la cátedra que había sido el sueño de toda su vida y decidió trasladarse a Pesaro a título provisional para reorganizar el manicomio y regresar el año siguiente a Pavía. pero no quería. julio de 1871. y para tomar consigo todos los ayudantes que deseara. Mientras trabajaba por controlar y completar su descubrimiento. pensaba en cómo la sociedad podría defenderse de esos irresponsables. No se atrevió a rehusar esta fortuna que le permitía trabajar tranquilamente con amplio material a su disposición. pero que él juzgaba más peligrosos que los criminales responsables. 100 . por otra parte.vida de lombroso y había terminado por encontrarse en un conflicto terrible. según el antiguo código. Esta oferta fue hecha con deferencia y con generosidad a las cuales no estaba acostumbrado: se le daba libertad absoluta para todos los cambios que él considerara útiles en el manicomio. debían ser puestos en libertad. que.

de diciembre de 1871.VIII. está en el hecho de que el primero no sabe qué cosa es la desgraciada habilidad que el otro invoca. los locos escribían al dictado. hacían gráficas. y en éste toda la ciencia corresponde sólo a la habilidad. tomaban medidas. cuentas. listos los materiales y los hombres que lo podían ayudar. El 1o. sus asistentes. Manicomios criminales. Los mozos iban y venían con cráneos y documentos de los criminales de la cárcel al manicomio. examinaban. El manicomio y el cercano presidio penal fueron muy pronto transformados en un maravilloso laboratorio de psiquiatría y antropología criminal. controlaban mientras el doc101 . PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874) En Pesaro. estadísticas. Violentos ataques por la cuestión de la pelagra La diferencia del que investiga por amor a la verdad y el que lo hace por otras razones. Allí encontró. caso único en su vida científica. Lombroso partió hacia Pesaro. los doctores Riva y Frigerio.

cómo defender a la sociedad “de estos delincuentes o considerados como tales. Creyó. ya no de manera temporal en proporción del delito cometido. En el manicomio de Pesaro. el párrafo del Código Penal italiano que concernía a los menores y a los locos. El remedio le pareció tan sencillo. pues. estar segregados de la sociedad. sino tratados como los locos.vida de lombroso tor Tamburini. haber logrado su fin por haber comenzado los estudios de los delitos con la intención de dar a la justicia penal medios para mejorar. Si los delincuentes son una especie de locos. Así se estudiaron experimentalmente a 400 delincuentes. propuso un verdadero proyecto de ley en el cual se limitaba —para que la proposición pudiera ser adoptada prácticamente sin modificar excesivamente el Código— a pedir que se aplicara a algunas categorías de criminales. Dirigió en noviembre de 1872 al Instituto Lombardo su Memoria sobre los manicomios criminales. Lombroso resolvió también la cuestión que tanto le había preocupado el año anterior. que se ilusionó con verlo luego aplicado. sino indeterminadamente en razón de su temibilidad. no deben ser castigados. y la necesidad tan urgente. y fue éste el primer núcleo de la antropología criminal. Hizo esta propuesta lleno de confianza y después de estudiarla en todas sus partes para su aplicación 102 . en manicomios criminales. director del manicomio de Ancona. efectuaba los exámenes a los locos. esto es. para los cuales la prisión es una injusticia y la libertad un peligro”.

que en una carta entusiasta le dejó entrever la esperanza no sólo de que se realizara el manicomio criminal. no descuidó a los locos por los delincuentes. Excitó su actividad para que dieran libre desarrollo a sus tendencias artísticas y poéticas. sino de que él mismo podría ser el director. ofreciéndoles teatros. ¿Desde cuándo un ministro ponía en ejecución el proyecto de un profesor sin amistades. que además estaba en pugna con el mundo académico y científico. al ministro de Justicia. fuera de las luchas políticas. pero ésta atrajo la atención de Martino Beltrami Scalia. que pedía nada más que una reforma en el Derecho y en las penas? Pero aquella vez la solicitud ingenua tuvo un resultado inesperado. buscando la manera de crear para los hospitalizados un ambiente alegre. El ministro no se ocupó de su monografía. pintura. con funciones.PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874) inmediata. director general de Prisiones. Ordenó aquel asilo con el sistema inglés de las puertas abiertas. libros. donde debía reorganizar aquel manicomio. música. con exposiciones en donde presentar sus 103 . pidiendo que se ejecutara. Su solicitud era ingenua. *  *  * Regresemos ahora a Pesaro. con todas las atracciones que pudieran conciliarse y hacer dulce su vida. Escrupuloso como era.

Esta objeción era seria y ya la habían hecho más o menos abiertamente los otros dignos adversarios. Lombroso. Lussana había cerrado su primer ataque declarando que podría creer en el origen maídico de la pelagra sólo si del maíz averiado se hubiera podido extraer el veneno que contenía. y a él otra vez Lombroso. profesor de Fisiología en la Universidad de Padua. Replicó éste. publicó un librito en el cual intentaba demostrar que la pelagra podía provenir de cualquier causa. volvió a comenzar sus estudios acerca de “Genio y locura” y los reunió en un librito que con este título publicó en Milán. sino el necesario para reunir los datos estadísticos y los casos clínicos que pudieran ocurrir. contra el cual. estaba dirigido el ataque. y. aunque no se le hubiera nombrado. Acerca de la cuestión de la pelagra no creo que tuviera intención de gastar más tiempo. menos del maíz averiado. con un periódico del manicomio. Continuó las investigaciones psiquiátricas respecto de las cuales publicó varias interesantes monografías. y a éstos una tribuna donde publicar sus mejores trabajos literarios y artísticos. contestó vivamente con una larga monografía irónica. en la cual comprobaba los errores groseros en que había caído Lussana. que por primera vez creó para dar a los parientes noticias acerca de los enfermos. Pero a principios de 1872 el doctor Filippo Lussana. sobre todo.vida de lombroso trabajos. Lombroso quiso hacer esta ex104 .

las gentes amigas. Por esta razón. el aire y el clima maravillosos. aun contra las instancias de las personalidades locales. y bebida o inyectada a los perros. servidores. y se fue a Pavía. Lombroso se dispuso a regresar a Pavía. lo que evidentemente no habían deseado. pero faltaban en ella los estudiantes. a los pollos y a las ratas producía convulsiones y otros fenómenos propios de la pelagra. que fue un oasis único en su vida. el contacto continuo con las nuevas generaciones del cual tenía necesidad para hacer fermentar su pensamiento. Lombroso y Dupré extrajeron entonces del maíz averiado un aceite y algunas soluciones acuosas. donde su esposa lo 105 . médicos. el material de estudios abundantes. amenazaban transformarse en actos gloriosos para su víctima. un paraíso terrenal donde todos querían que se quedara. profesor en la escuela local de agricultura. en los primeros días de noviembre de 1872 abandonó Pesaro. Lombroso habría perdido. El cargo de director del manicomio era espléndido. Las pruebas a las cuales los enemigos sometían a su adversario. ayudantes…. Era precisamente la sustancia que Lussana le había pedido. la ad­ ministración no había faltado a ninguna promesa: le había dado una casa principesca. eficazmente ayudado por el ilustre químico Francisco Dupré. una de las cuales particularmente producía las reacciones generales de los alcaloides.PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874) tracción. Después del año de prueba. si hubiera permanecido allí.

Pero los dolores debían ser muy numerosos y atroces aquel año para él. produce tal exaltación que frente a ella se hacen pálidos todos los desengaños. Lombroso. para Lombroso profesor. y se había formado una densa red de rivalidades que las polémicas con Lussana habían contribuido a hacer más ásperas.vida de lombroso había precedido en espera de otra criatura que debía aumentar la pequeña familia. ¿Esperaban sus colegas que el joven director al cual en Pesaro se habían hecho tan interesantes proposiciones. *  *  * El regreso a Pavía fue triste. 106 . no se dio cuenta de esta situación. Al principio. ocupado de tantos problemas y feliz por la acogida hecha a sus pro­ yec­ tos respecto a los manicomios criminales y sus ex­ pe­ rimentos sobre la pelagra. encontró una acogida glacial en su segunda patria. tan festejado y cortejado en aquella bonita ciudad. sin embargo. El hecho de concebir. de crear. nunca más regresara al modesto puesto de Pavía? ¿O eran simplemente envidiosos de la fama que tenía por los nuevos descubrimientos? ¿Estaban irritados por las polémicas contra Lussana? Lo cierto es que en Pavía se había roto aquella especie de cadena de simpatía. había continuado. que encendida por Lombroso cuando estudiante. El ex director del Manicomio de Pesaro. aun cuando menos fuerte.

sino que el informe que acompañó al juicio negativo tenía un tono muy diferente del emitido por el Instituto Lombardo. como dije. Había enviado también una serie de preparaciones químicas y microscópicas del veneno y los hongos del maíz y una colección de maíz alterado en distintas formas. que ya estaban en su segunda edición. 107 . Lombroso estaba seguro del premio. con una serie de memorias de los médicos rurales que referían los efectos de su medicamento en los pelagrosos en sus pueblos. de noviembre de 1872. que más hubiera contribuido al progreso y al beneficio de la ciencia médica. En el concurso no había ningún otro concursante de importancia. curados con el aceite del maíz averiado. ¡y los enemigos no faltaban en la Comisión! No sólo la Comisión le negó el premio. como primer saludo del mundo académico. Pero en una asamblea el mérito tiene poco valor y 10 amigos tienen menor fuerza que un solo enemigo. tanto más cuanto que entre los jueces había algunos grandes admiradores y amigos suyos. causa y cura de la pelagra”. se publicó el informe del Congreso de Turín que debía.PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874) El 1o. Lombroso se había presentado en el concurso con sus “Estudios clínicos y experimentales sobre la naturaleza. dar un premio al descubrimiento médico hecho entre 1868-1870. con sus nuevos descubrimientos sobre los venenos del maíz que había enviado desde Pesaro. y otra serie de historias clínicas de enfermos de psoriasis.

que constituía la base del concurso y a la cual el concursante había dado amplio desarrollo. Para quien lo lea atentamente. y escribió: “Merecen ser tenidas en cuenta las curas arsenicales”. En 1870. Los nuevos jueces no manifestaban ni una palabra de aliento para Lombroso y reservaron sus elogios y dan el premio a un concursante desconocido. conforme la apariencia de imparcialidad.vida de lombroso El ponente del Instituto Lombardo en 1870 casi reprochó a Lombroso el hecho de apoyar sus nuevos descubrimientos sobre sus precursores. a sus sostenedores ya bastante numerosos y entusiastas. consiguió un premio de estímulo y no se había dado premio a otros concursantes. y para asegurar a los sabios académicos que Lombroso no podía ir muy lejos. mientras que estaban abundantemente comprobadas. etcétera. Era 108 . como si éstas fueran citadas como hipótesis. aunque dé la impresión de elogiarlos: para hacer callar. ni se ocupó de la terapia de la enfermedad. que de hecho había derrumbado. por una memoria relacionada con “La estrechez de la uretra”. El ponente del Instituto Lombardo estaba entusiasmado por el remedio que había encontrado Lombroso: el nuevo ponente que tenía bajo sus ojos una cantidad mucho más grande de experimentos. en el primer Concurso. El ponente del nuevo concurso reprochó a Lombroso haber “olvidado” a sus predecesores. el informe está hecho maravillosamente para hacer quedar mal los descubrimientos de Lombroso. de resultados prácticos. de cartas de médicos.

PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874)

ésta una advertencia al ardiente joven para que abandonara el escabroso tema y estudiara algo más inofensivo y que ofendiera menos los intereses ajenos…, por ejemplo, “La estrechez de la uretra”. Pero Lombroso no era hombre que se amilanara por aquella advertencia. Pocos días después del informe, expuso brevemente en el Instituto Lombardo los resultados de los experimentos de los venenos del maíz averiado ejecutados en Pesaro con el químico Dupré. Los resultados eran “que del maíz averiado se podían extraer tres distintas sustancias: aceite rojo del maíz averiado, una sustancia tóxica del maíz averiado, y una sustancia glutinosa”. Esta última en los experimentos se había mostrado inocua. El aceite rojo producía en los pollos, pero sobre todo en los perros, las ranas y las ratas, después de breve tiempo, fenómenos parecidos a los de la pelagra: descamación, diarrea, vértigos y convulsiones; en los hombres sanos, somnolencia, diarrea, fenóme­ nos morbosos parecidos a los que en los enfermos crónicos produce la inanición completa. La sustancia tóxica preparada en tintura, inyectada en los pollos y, sobre todo, en los perros, había dado pocos minutos después fenómenos de diarrea, contracciones, somnolencia y abatimiento extremo. Por lo contrario, esta misma tintura suministrada por Lombroso y por otros médicos a 20 enfermos de psoriasis crónica, produjo una notable mejoría y en muchos casos la curación definitiva, aun cuando al principio de ella se hubiera determinado una ligera agravación.
109

vida de lombroso

Para comprobar sus experimentos, Lombroso, después de la lectura, presentó al Ilustre Consejo dos po­ llos que desde hacía varios meses estaban tratados con aceite de maíz averiado y mostraban algunos síntomas de la pelagra: movimiento constante lateral de la cabeza, encorvamiento, caída de las plumas, eccemas en la cresta, etcétera. Pero apenas había exhibido a los animales, se levantó uno de los más importantes miembros del Instituto, Porta, profesor de cirugía en la Universidad de Pavía. Era éste un viejo lombardo, rudo, insolente e imponente, que imponía su opinión entre los profesores serios de Pavía, y gozaba de gran renombre, aun cuando fuera mínima la cifra de sus pacientes que sobrevivían a sus sabias operaciones. Con su acostumbrada altivez y firmeza, declaró al Consejo que estas comunicaciones eran charlatanerías, que de los experimentos de Lombroso todos reían desde hacía muchos meses en Pavía, y que los gallos que había presentado estaban amaestrados. Le hizo eco el profesor Sangalli (el mismo que dos años antes se había opuesto al premio de estímulo de mil liras), afirmando “que había personas dispuestas a someterse a un experimento para comprobar que el aceite del maíz averiado de que hablaba Lombroso era inocuo y que sus demostraciones eran charlatanerías”. Escribía Lombroso:
Cómo me quedé con estas palabras que para mí representaban una sentencia de muerte científica, no podría decirlo, sino que recuerdo que nunca entendí mejor el
110

PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874)

verso de Dante: Io non piangea, si dentro impietrai, pues sentí un frío horrible que me invadió el pecho y fue casi un acto automático en el cual el cerebro tomaba poca parte, como dije que no habría salido de allá si no nombraban una comisión para volver a hacer mis experimentos y escribir un informe […].

La comisión fue designada: presidente y ponente, el doctor Biffi; miembros, Todeschini, Valvassori, Zucchi. Entre tanto, el 9 de enero de 1873 el doctor Luigi Stroppa comenzó a tomar el aceite de maíz averiado para sostener lo dicho por Sangalli. Este señor, que efectivamente era inmune a aquel veneno —y Sangalli debía saberlo—, continuó tomando por un mes, y más aún, el veneno dado por Lombroso, sin que —por lo que él dijo— resintiera ningún efecto objetivo y ningún malestar subjetivo. Científicamente, el experimento no tenía mucho va­ lor, pues el sujeto estaba libre de oponerse con contravenenos, como el café y el arsénico, y con la dieta abundante a los efectos del tóxico, pues este aceite extraído de manera muy grosera tenía un valor benéfico desigual y además por existir —y Lombroso ya lo había dicho— sujetos refractarios a éste, así como hay otros refractarios al alcohol, al arsénico y hasta a los hongos venenosos. Pero para Sangalli y los adversarios de Lombroso la prueba se podía declarar eficaz y en este sentido se hizo un informe al Instituto Lombardo en 1873.
111

vida de lombroso

Inútilmente Lombroso repitió sus experimentos en los pollos, sometiendo una serie de animales a la acción del maíz averiado frente a médicos y naturalistas indiscutibles. Inútilmente el 17 de julio de 1873 Lombroso presentó al Consejo casos de individuos sanos que, sometidos al aceite, habían presentado notables molestias, y enfermos de psoriasis que por el contrario se habían curado. Los hombres de hielo frente a la verdad se hacen de fuego frente a la mentira, y el experimento de Sangalli debía ser reprochado a Lombroso durante toda su vida. Pero existen hombres para los cuales los fracasos producen una especie de reacción por la cual callan y se aplacan como niños después de una corrección merecida, y hay otros que por los fracasos y las correcciones injustas se rebelan y adquieren un vigor de lucha que ellos mismos probablemente no creían poseer. Así era Lombroso.
Cuando la habilidad de los adversarios me cerró todos los caminos, me dediqué a multiplicar en todas las formas, para uso externo e interno, estos remedios. Ni uno solo de los buenos dermatólogos de Italia se salvó de mi insistencia, y pocos del extranjero. Había varios que serían del delirio del descubridor; había otros que creyeron que el aceite era un veneno atroz y no querían suministrarlo sino por miligramos; otros, en fin, sorprendidos de no encontrar graves fenómenos con las primeras dosis, daban cantidades que podían matar a sus enfermos; pero yo acogía todo y principalmente intentaba curar yo mismo a los enfermos. Llegué hasta el punto de detener en la calle a
112

PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874)

personas cubiertas de eccema para que se hicieran curar por mí y obtuve resultados espléndidos. Me acuerdo, entre otros, de un individuo del campo, que me había sido enviado por el doctor Pagano, que desde hacía muchos años estaba enfermo de psoriasis, y mejoró rápidamente con la tintura y no podía vivir sin tener una provisión de ella.

Pero esto no le bastaba. Siguió sus experimentos químicos; escribió artículos, dio clases, conferencias; los domingos, con una canasta en la cual había un gallo pelagroso, con una colección de maíz averiado, paseaba por el campo para hablar a los campesinos y demostrar cómo estaba enfermo el gallo por haber engullido el aceite extraído de esos granos, cómo debía rehusar esas semillas para la alimentación y, en fin, cómo curarse si la enfermedad ya se había declarado. Fundó una revista pelagrológica mensual en los Anales Universales de Medicina de Milán; en 1874 impartió un curso gratuito en la Escuela de Agricultura de Milán acerca de la curación y la causa de la pelagra y acompañó al campo a los estudiantes para indicarles los síntomas de la enfermedad y lo eficaz del remedio; para reunir a favor o en contra de su doctrina hechos, objeciones, pruebas, contestaciones, que reunió en un nuevo libro sobre la pelabra publicado en 1872. Estas campañas, estos artículos, las conferencias, que naturalmente provocaban opiniones en contra de los grandes agricultores de aquellas regiones, irritaron a las altas clases sociales, que antes aparecían benévolas hacia este teórico estudioso. La rica clientela que
113

con todas las ansias. que después 114 . ninguna infamia. Continuó las investigaciones de la “Geografía médica de Italia”. continuar en su trabajo. en 1873 y 1874 continuó publicando no sólo de este problema. mientras se grita en contra de él. lo abandonó. La diferencia entre el que estudia por amor de la verdad y aquel que estudia por finalidades extrañas a la ciencia —escribía al doctor Gemma. El efecto de los estudios basta para consolar. pero en la reacción consume su dolor y lo olvida. sino también de todos los otros en los cuales se había interesado hasta entonces. completa el plan del manicomio de Voghera. las fatigas que la cuestión de la pelagra le procura. reacciona vigorosamente. Pero todo fue inútil: ninguna calumnia. no es bilioso. impetuoso. toda la ciencia se resuelve sólo en esto.vida de lombroso había comenzado a afluir. Por esto. ningún perjuicio pudo sacudir a Lombroso: estaba conducido por la pasión y a ésta no le importan ni las tentaciones ni las amenazas. Pero si Lombroso es apasionado. en la cual pensó basar una geografía de las razas italianas que debía publicar después. que atribuía a la habilidad de Lombroso el hecho de haber reconocido a la pelagra su origen maídico para complacer al doctor Ballardini— reside sobre todo en esto: el primero ni sabe en qué consiste aquella habilidad que el segundo invoca. los dolores. en el segundo. casi violento. para exaltar al maltratado maestro y permitirle.

Después de la acogida de dos años antes no podía haber vacilación para escoger: Lombroso contestó aceptando y poniendo como condición que se preparara un laboratorio donde reunir sus colecciones antropológicas. fue puesta a concurso. y la cátedra que debía ser conferida inmediatamente. fue encargado en 1874 de la cátedra de Medicina Legal e introdujo una revolución en la enseñanza de esta ciencia. Lombroso no vivía muy tranquilo. sin condiciones. o encargado provisional perpetuo en Pavía. le llegó un telegrama de Roma que decía: “Estoy encargado de preguntarle si usted aceptaría ir a Turín como profesor ordinario de Medicina Legal. por último.PRIMERAS LUCHAS POR LA PELAGRA (1871-1874) fue adoptado.” La cátedra de Medicina Legal no era el sueño de la Psiquiatría en Italia: aspiraba a la cátedra de Enfermedades mentales. sin embargo. pero el ministro y la Facultad tuvieron miedo. En 1874. y. siguió las investigaciones de la foseta occipital media por las cuales tuvo polémicas violentas. pero los términos del telegrama no dejaban lugar a dudas: o Medicina Legal en Turín. Esta condición era muy modesta. *  *  * Con toda esta actividad. también vacante en Turín. Telegrafíeme luego sí o no. Después escriba para mi tranquilidad. 115 . acompañando a sus estudiantes a las cárceles para estudiar directamente con él a los delincuentes.

y también en hombres. además de la acción terapéutica del extracto del maíz averiado. con las cuales tenía que combatir la turba de los catedráticos oficiales. dispuestos a servirse de todas las armas. La Comisión no había tenido limitaciones ni de tiempo ni de lugar. La cátedra en Turín Él estaba solo y tenía las armas de la gente honrada. había sido libre de experimentar en tantos y cualesquiera animales que hubiera querido. además. poco ofensivas.IX. Lombroso le había pedido estudiar la acción del maíz averiado en 117 . LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) Decisión de la Comisión del Instituto Lombardo. cuyos efec­ tos había atribuido el profesor Porta sólo a charlatanerías de Lombroso. El 15 de abril de 1875 se publicaron las conclusiones de la Comisión del Instituto Lombardo. que había amaestrado a los animales que él afirmaba que estaban intoxicados. que debía examinar y dar cuenta de los resultados y los experimentos de Lombroso acerca de la acción tóxica del maíz averiado y del aceite rojo.

vida de lombroso hombres enfermos de psoriasis y en animales carnívoros. análogos experimentos se hicieron en otros manicomios. La Comisión había tenido a su disposición no sólo el manicomio de Milán. Para que su trabajo fuera más fácil. los perros. en dos de ellos la Comisión no había podido continuar la curación por “faltar tal remedio en las farmacias”. en este periodo no encontró la posibilidad de efectuar ni un solo experimento en carnívoros. y se contentó con observar a enfermos y pollos. ratas y ranas que Lombroso había declarado ser más sensibles al veneno. y cuantos enfermos quisiera para controlar la eficacia terapéutica del veneno de maíz contra algunas enfermedades de la piel. y a pesar de esta larga espera. Los enfermos fueron muy pocos: sólo cuatro. que él consideraba más receptivos del veneno maídico. suspendiendo la curación cuando el remedio dio la primera agravación. cuando Lombroso expresamente había dicho que se necesitaban varios meses antes de ver los efectos del aceite en estos enfermos que son 118 . hospitales y hasta en clínicas veterinarias y sus resultados fueron enviados al presidente. en donde el presidente de la Comisión era director y debía forzosamente ir todos los días: tenía a su disposición un médico asistente para registrar los resultados de los experimentos. con todas las facilidades de que dispuso. y a los otros dos se les había suministrado sólo pocos días. Esta Comisión se ocupó durante dos años y medio.

con aceite de maíz que se dio en pequeñas dosis por menos tiempo. se presentó con el mezquino número de tres gallinas. De esta serie la Comisión concluyó: 1) Los pollos comen de mala gana la harina y el maíz demasiado alterado. En la autopsia presentaron vísceras sanas. Pero alimentados durante largo tiempo con aquellos granos y aquella harina. si no es que imposible. y con grandes dosis de maíz averiado que se dio por pocos días. y en general en el sistema nervioso. donde el presidente era médico en jefe. tres pichones y dos gallos (comprendiendo a los animales testigos). la cresta. Con estos 18 animales había hecho la Comisión tres series de experimentos. después de dos años.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) siempre crónicos. una después de 13 días y la otra después de seis meses del experimento. y que con los remedios ordinarios son de larga y difícil curación. no presentan ninguna molestia en la motilidad. dos de las cuales se encontraron muertas en el gallinero. Cuatro gallinas alimentadas con maíz averiado. las plumas. la Comisión. Primera serie. 119 . ni ninguna alteración en la piel. La Comisión concentró sus experimentos en los pollos. en los cuales hizo tres clases de experiencias: con maíz averiado que se dio por largo tiempo. Para estas tres series de experimentos destinados a decidir el asunto de la pelagra frente al mundo y para los cuales se había puesto a disposición de la Comisión una gran jaula en el manicomio de Milán.

no presentaron en vida ningún síntoma especial de la pelagra y su muerte pareció deberse a alteraciones extrañas a la ingestión del maíz averiado. con manchas hiperémicas y adiposidad hepática. Una segunda gallina que murió dos meses después.5 grados. después de casi 12 meses. temperatura. después de haber sufrido conjuntivitis purulenta y tenido temperatura de 42 a 43 grados.vida de lombroso 2) Los poquísimos pollos que murieron durante los experimentos. Una tercera que sobrevivió. catarro del tenue. 43 a 43. esperando que el aceite tomara los signos exteriores que Lombroso había descrito como propios del aceite de maíz averiado. y dos gallinas testigos a las cuales se suministró la misma dosis de aceite de olivo sano. 120 . La segunda serie de experimentos fue hecha con cuatro gallinas y un gallo a los cuales se suministró durante mucho tiempo de uno a ocho gramos de aceite de maíz averiado diariamente. Pero como la Comisión no tuvo confianza en el aceite proporcionado por Lombroso. hizo los experimentos con aceite de maíz sano al cual añadió maíz averiado. flacidez de los músculos del pecho. Los resultados fueron: un gallo que se encontró muerto en el gallinero sin ninguna traza de estrangulación exterior. y no supo extraerlo ella misma. La cuarta gallina presentó en la autopsia notable cantidad de adiposidad en el tejido conjuntivo subcutáneo abdominal. presentó a la autopsia. y una gallina que fue víctima de los gatos en el tercer mes de prueba.

temperatura de 43 a 43. El pichón. al cual durante 11 días se le dieron tres. Tres gallinas. cuatro y 12 gramos de extracto acuoso de maíz averiado y sólo tuvo un poco de aturdimiento. en dosis diarias de más de ocho gramos. nada en la autopsia. la temperatura no se tomó. En el gallo. temperatura de 42. 42 a 43. En la segunda gallina. tomados durante 15 días. nada en la autopsia. 10. tuvo un poco de diarrea. En el pichón. temperatura. sanos los otros órganos.2 grados. En esta segunda serie de experimentos la Comisión concluyó que el aceite del maíz averiado puede ser ingerido por los pollos sin perjuicio. La temperatura no se tomó. tuvo abundante diarrea y estuvo atontado.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) tumefacción en las placas de Pleyer. temperatura de 43 grados. temperatura de 43 a 43. Nada en la autopsia. que tomó tres. 20 gramos de aceite de olivo puro. fugaz diarrea. por largo tiempo. diarrea que desapareció poco después de la ingestión. Resultado: en la primera gallina. 121 . un gallo y dos pichones que fueron sometidos a fuertes dosis de aceite de maíz averiado: 15 a 20 gramos. Tercera serie. cuatro y nueve gramos de aceite de olivo.9 a 43 grados. La gallina testigo que tomó cinco. No se tomaron la temperatura ni el peso. leve y fugaz diarrea.9 grados. se hizo una cuarta serie de experimentos en un pichón de un mes. Como el profesor Lombroso insistió entonces para que se hicieran otra vez las pruebas no ya con el aceite sino con el extracto acuoso de maíz averiado. poca y fugaz diarrea. nada en la autopsia. nada en la autopsia.5 grados.

por ser difícil. sobre todo en los carnívoros. Es evidente su poco celo. y 3) el extracto acuoso del maíz averiado es la bebida ideal. Es evidente esta mala voluntad por haber experi122 . y que esperaba una solución de estudios más serios y complejos que no fueran los experimentos sobre los pollos”. También es evidente la poca seriedad de esta Comisión. o que se dé en dosis importantes por poco tiempo. además. se contentó con experimentar con 13 gallinas. emprendida la curación. Es evidente la mala voluntad y la poca seriedad de esta Comisión. pues. del informe fueron: 1) el maíz averiado es un alimento excelente. tres pichones y dos gallos. que llamada a juzgar un problema de tan grave importancia e invitada a experimentar simultáneamente en varias especies de animales. pues debía experimentar el efecto del aceite de maíz averiado en los enfermos de la piel. así como lo es el aceite del maíz averiado.vida de lombroso Por estas dos últimas series de experimentos la Comisión concluyó que el extracto acuoso es inocuo. y en tres años sólo encontró en todo Milán cuatro casos y. fue interrumpida en dos casos por faltar en las farmacias la tintura que se debía experimentar. no los sustituyó. las conclusiones generales. declarando que “no quería entrar en el asunto de la pelagra. 2) el aceite del maíz averiado tiene en los pollos el mismo efecto que el aceite de olivo. pues después de morir seis de los 10 animales del experimento. ya sea que se dé en dosis pequeñas por mucho tiempo.

Pero. su poca seriedad. quisieron abundar en la imparcialidad y después de exponer los hechos que estaban todos a su favor. tan buenos como los otros. Todos estos hechos fueron puestos de relieve por Lombroso en una candente contestación que terminaba así: Los honorables miembros de esta Comisión. en la Ciencia los hechos permanecen y las interpretaciones se van. evidentemente temiendo ceder al excesivo afecto personal que los unía al descubridor de los fenómenos tóxicos del maíz averiado [el presidente de la Comisión era compañero y amigo de Lombroso]. charlatanerías. los experimentos de Lombroso. Por fortuna. que él mismo había pedido como jueces. era inapelable. pues experimentó el extracto acuoso en un solo sujeto y se atrevió a presentar sus conclusiones. dar a ellos un matiz distinto y una impresión diferente. los granos averiados. ¿qué valor podían tener las afirmaciones del descubridor frente a las negativas de la Comisión que debía decidir? Esta decisión de unos colegas. Los fisiólogos y los químicos catedráticos se dedica123 . El aceite del maíz averiado. en consecuencia. Evidente. y por no haber tenido en cuenta en los experimentos ni las muertes ni la temperatura aumentada ni la disminución de peso.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) mentado el aceite extraído por Lombroso por vía oral en lugar de hacerlo por inyecciones (como lo había pedido Lombroso). por último. era inocuo.

La lucha era desigual. con investigaciones y experimentos ejecutados en otros hospitales. escribió hasta una teoría acerca de “la mortalidad de las gallinas” y ofreció una cuidadosa estadística de ella en tiempo normal. 124 . el duelo comenzó. que en sus experimentos encontró también un importante porcentaje de las gallinas “muertas en el gallinero”. Pero. un pobre profesor extraordinario en Pavía. ¡apoyados nada menos que por una Comisión nombrada por una academia honrada y estimable como el Instituto Lombardo! Sin embargo. que la muerte no es síntoma de enfermedad. siempre poco ofensivas. El profesor Lussana.vida de lombroso ron a confirmar la conclusión de la Comisión y algunos iniciaron contra el pobre Lombroso una lucha tre­ men­ da. y contra él estaba la jauría de los catedráticos oficiales. que habían aprendido de la Comisión del Instituto Lombardo. Lombroso contestó con el artículo ya citado y con otros experimentos que volvió a hacer él mismo. Con todo esto. repitieron sus experimentos los adversarios. pues las gallinas —cuando le parecía cómodo al experimentador— podían “encontrarse muertas” en el gallinero. Lombroso. el doctor Lussana inició una segunda serie de experimentos en los pollos por inyección. con rapidez aún mayor. convencido de buena fe de que la acción nociva de la sustancia tóxica del aceite rojo del maíz era una ilusión de Lombroso. estaba solo y tenía las armas de la gente honrada.

y los hizo tragar 35 centigramos de éter sulfúrico. vacila. como había hecho Lombroso presentándolo al Instituto Lombardo. ¿Cómo explicar este hecho? La estadística sobre la mortalidad de las gallinas no llega a justificar tal mortandad. precisamente para que no se pudiera oponer la acción del éter con el cual se extraía el aceite. Si Lombroso era capaz de amaestrar a las gallinas para fingir las convulsiones. uno 125 . cae y poco después muere. se debía comprobar si el éter es un veneno. ¿no podía ser también capaz de dejar caer algunas gotas de éter sobre su aceite para hacerlas morir? La inducción era lógica. Lussana.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) El primer pollo que no conocía probablemente las conclusiones de la Comisión del Instituto. Lo mismo pasa con el segundo pollo. apenas le fue puesta la primera inyección. uno de 45 y otro de 53 gramos. pues. sin perder el tiempo en hacer una segunda serie de experimentos con aceite averiado. El aceite rojo enviado por el señor Dupré tenía un olor pronunciado al éter que se emplea de costumbre para extraer de la grasa las sustancias oleosas. Deberá estudiarse si ligeras cantidades de éter empleado de la misma manera sobre los mismos animales no producen fenómenos análogos. tomó dos pollitos. y mueren en las mismas condiciones el tercero y el cuarto. poniendo en él oxígeno. Los pollos se aturdieron un poco y después se repusieron como antes. Pero Lussana no pierde el ánimo. Tomó otros dos más chicos.

la introducción de mala fe de un veneno extraño era evidente. 126 . Pero otras dos gallinas de 700 gramos. Lussana aceptó. que tres de seis es un porcentaje mínimo. uno seis horas después y el otro al día siguiente. pues. compró aceite de maíz averiado. que ninguna sustancia del maíz es venenosa por sí misma.vida de lombroso de 32 gramos y otro de 50 y les inyectó bajo la piel 25 centigramos de éter sulfúrico. le puso oxígeno y lo dio a seis pollos. exigió que éste repitiera los experimentos con aceite de maíz extraído de su propio laboratorio o comprado en cualquier parte. además. Inútil decirlo. Pero… si eran inocuas las sustancias extraídas por Lussana y si las de Lombroso eran mortales. Esta vez los pollos murieron. ¿qué representan cuando se trata del éter? Ya lo había dicho la Comisión del Instituto Lombardo. Tres muertes de seis. ya exasperado por la decisión de la Comisión contra la cual había protestado con energía que pareció excesiva a Lussana. los tres pollitos murieron absolutamente sanos sin que nada de notable se encontrara en la autopsia. se creyó con el derecho de concluir que el aceite rojo extraído del maíz averiado era inocuo y. el primero de los animales murió y había adelgazado. Cuatro días después. La identidad para Lussana no podía ser más evidente. y otra de 800 gramos a la cual se había puesto una inyección de tres gramos de aceite. Lussana. Lombroso. estaban vivas. Dos días después murió el segundo pollo y un tercero un día más tarde. experimentadas con uno y tres gramos de aceite por vía oral.

gracias a estos supuestos errores míos. contra los cuales podía defenderme con paridad de armas. Pero no fue éste el único mal. los cuales. sin embargo. Vivía. habían sido extraídos en pequeñas cantidades y no daban un producto 127 . las muecas de la buena gente que llegó a presentarme en farsas carnavalescas como un gran sacamuelas que vendía el agua de la pelagra para los pollos. felices de pisotear a un caído y de señalarlo a las multitudes como un malvado charlatán […]. Asistí a lo que hacían a mi pobre efigie y compré los versos que igualmente se hicieron. encontré la fogosidad de los miles de ignorantes. La guerra contra Lombroso se facilitaba por el hecho de que los aceites sobre los cuales se habían hecho los experimentos hasta entonces. por no aspirar a ningún grado académico. provocaba en lugar de las esperadas conversiones. que de los fracasos me consolaba mostrando a todos mis pobres pollos. y los conservo pre­ cio­ samente en mi armario pelagrológico como un documento del agradecimiento humano. continuaban balanceando sus cuellos y marchando hacia atrás. me designó en pleno Consejo Superior de la Instrucción Pública como un mentecato que no podía ser elegido en una cátedra. en una noble y patriótica ciudad donde no se podían.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) Después del ímpetu de los sabios serios y respetables —escribía Lombroso en sus “Memorias de un pelagrólogo” —. Un sabio distinguido. yo. entender y tolerar los entusiasmos científicos. por mi desgracia. Brioschi.

espontáneamente contestó al pobre pelagrólogo poniendo a su disposición su laboratorio. simplificando y regularizando la operación. que había publicado tantos informes acera de la higiene en Italia. es128 . al cual Lombroso se había dirigido para que le prestara algunos instrumentos para extraer los aceites con mayor seguridad. en los primeros días de agosto de 1875. además. sus obras. Entró en juego entonces un generoso protector al cual Lombroso tributó eterna gratitud: el químico farmacéutico Carlo Erba. Un miembro de la Comisión. ofrecida a Lombroso el año anterior: cátedra que había llegado a ser el ancla de salvación. lo cual ponía algunas veces en peligro el éxito de los experimentos. redactado y publicado separadamente los documentos de El Hombre delincuente. sin títulos docentes o científicos. tenía contra sí sólo a otro concursante que era un mediocre médico práctico de Turín. el doctor Livi. *  *  * Mientras Erba extraía las sustancias venenosas del maíz. de modo que se consiguieran resultados fijos y constantes. Este señor.vida de lombroso constante. la cumbre de los sueños del pobre pelagrólogo. el resultado no podía ser dudoso. de Milán. su experiencia y su talento. Para este sabio que había resuelto los problemas del cretinismo y la pelagra. se abrió el concurso para la cátedra de Medicina Legal e Higiene en la Universidad de Turín. se ofreció hasta a hacer él mismo la extracción.

en lucha ya en Milán y Pavía. pero. se encontró a la mayoría de los consejeros que sostuvieron en el Consejo Superior de la Instrucción Pública. ¿qué pueden servir estos 10 puntos cuando se ha visto que ni la muerte sirve como síntoma de enfermedad? Así como se había encontrado alguien que comprobara que la muerte en las gallinas era un fenómeno natural. no era digno de ser nombrado. como lo exigía el concurso”. Lombroso obtuvo 10 puntos más que el otro. Un amigo le escribió: “Contesta al Ministro que estás dispuesto a ir a Turín si se te da también el encargo de la clínica de las enfermedades mentales.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) cribió a Lombroso que se presentara sin temor. con los académicos y con los ciudadanos. o al menos pide que te nombren ordinario de Medicina Legal en Pavía. que si Lombroso había sido el primero en el concurso. se irrita. protesta porque lo habían puesto en situación de aceptar una cátedra que no era libre. El 25 de septiembre de 1875.” 129 . En efecto. El pobre. dándole aún más molestias con sus colegas de Pavía. Lombroso recibió del Ministerio una carta en la cual se le preguntaba si aceptaba ser nombrado profesor extraordinario de Medicina Legal en Turín. pues debía ser el primero sin disputa. que aun cuando hubiera ganado el puesto. con los colegas. no podía sin embargo ser elegido. con el encargo de la Psiquiatría. “pues no poseía títulos suficientes para ser profesor ordinario. de exponerlo en un concurso donde debía figurar como vencido. esto es.

le escribió en el mismo sentido. sin enfermos. Después de obtener que la Facultad diera su aprobación para que la enseñanza en Pavía fuera ordinaria. En Turín conseguir la cátedra de enfermedades mentales es casi imposible. si tienes a tu favor a la Facultad. Esta solución no era ideal para Lombroso. el hospital que había surgido por él. pero no cambiar el juicio de la Comisión”. prefiero quedarme en Pavía. prometiendo hablar para que una personalidad interviniera. era absurdo. sin laboratorio. le escribía Moleschott. esto será fácil. Francamente. “Rehúse su nombramiento extraordinario”. le escribe otra vez el senador amigo suyo. Por otra parte. sin clínica. dejar la cátedra que había fundado con tanta fatiga.vida de lombroso Otro senador amigo suyo. pero no se le oculta que las dificultades para conseguirla son muy graves. es130 . “Es inútil escribir al Ministro: éste podrá dar el dinero. Lombroso siguió este consejo. “Escriba al Ministro e insista para que transforme la cátedra en ordinaria”. conseguir la cátedra sin enfermos… el Manicomio nunca te permitirá entrar allá. para ir de profesor extraordinario de Medicina Legal a Turín.” Pide que te confíen a título provisional la cátedra de Psiquiatría en Pavía —le escribe un amigo—. si voy a ser extraordinario de Medicina Legal en Turín. Contesta Lombroso: “Entonces en este caso es inútil que yo me vaya a Turín. le sugería un comisario del concurso.

ni siquiera el laboratorio. que él podía aceptar y que cuando estuviera en Turín. 2) una sus­ tancia nueva. a la cual Lombroso dio el nombre de “pelagroseína”. sus colegas de Pavía y de Milán están preparando venganzas aún peores. 131 . Lombroso entonces rehusó ir a Turín. y 4) un extracto acuoso resultante del tratamiento de los residuos con agua. 3) una sustancia resinoide. nunca antes identificada. pues en las preparaciones hechas en los meses cálidos. que presentaba el olor de la ergotina. o bien el laboratorio en Turín. Había continuado con Erba sus investigaciones sobre el maíz averiado. La sustancia alcaloidea era de una virulencia mucho más grande de lo que Lombroso había pensado.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) cribió al Ministro para que le dieran o el cargo de profesor ordinario en Pavía. eran imposibles. El cargo de enfermedades mentales en Turín o el nombramiento de profesor ordinario en Pavía. El Ministro contestó que no podía asegurarle nada en Turín. se buscaría lo que se pudiera hacer. y declaró firmemente que se quedaría en Pavía como profesor extraordinario. *  *  * Mientras las intrigas y las maniobras impiden a Lombroso conseguir la cátedra que había ganado en un concurso regular. sustancia glutinosa del maíz. alcaloidea. En agosto habían extraído: 1) una sustancia oleosa amarga soluble en alcohol.

vida de lombroso desarrollaba una acción absolutamente análoga a la de la estricnina. que en su informe había escrito: “Que para hacer evidente la acción maléfica del maíz averiado necesitaba aislarse del maíz un principio ac­ tivo tóxico. pero hicieron a Erba la misma acusación que se había hecho a Lombroso. Era ésta precisamente la sustancia que exigía la Comisión del Instituto. para que los químicos de la Universidad lo analizaran. y ellos encontraron. los colegas. o sea. Lombroso hizo llegar de Erba dos litros del extracto debidamente sellados.” Pero una ola de malévola incredulidad acompañaba cualquier descubrimiento de Lombroso en el campo pelagrológico. que proporcionado directamente a los ani­ males manifestase su acción rápida y evidente. Propuso entonces Lombroso a sus adversarios que ellos mismos hicieran averiar el maíz y examinar así el alcaloide. efectivamente. añadiendo estricnina al aceite. encontraron más cómo afirmar que él había fabricado la sustancia de la cual daba entonces noticia. un cuerpo alcaloideo que presentaba las reacciones somáticas y fisiológicas de la estricnina. el haber introducido estricnina en la preparación. 132 . Como Lussana había sospechado que el éter sulfúrico y no el aceite del maíz había hecho morir a los pollos y había querido comprobarlo con sus experimentos. cuando Lombroso comunicó su nuevo descubrimiento. en lugar de declararse vencidos.

el cual. pa­ ra in­ vestigar si esta sustancia se podía extraer sólo del maíz o también de los otros.” Pero no calló Lombroso. quedaba condenado al desprecio científico más miserable y se veía amenazado hasta en la cátedra. Todo esto pasaba pocos días después de que el Consejo Superior de la Instrucción Pública había anulado el nombramiento de ordinario en la Universidad de Turín. 133 . Se puede imaginar en qué estado quedaría el pobre Lombroso. Hubo hasta quien propusiera que el Consejo Superior le quitara la cátedra extraordinaria de Psiquiatría que había fundado en Pavía y que cultivaba con tanto amor. La gloria de haber salvado definitivamente su honor y su puesto se debió a un sabio extranjero: Berthelot. sino para otros cereales. “Ocurrió entonces —escribe Lombroso— que aquel que había comenzado estas investigaciones exclusivamente para hacerme caer. por el silencio obstinado del químico Brugnatelli. calló y rehusó dar un informe público. En estos cereales no encontraron ningún alcaloide. no sólo para el maíz. en cambio lo extrajeron del maíz averiado y presentaba las reacciones somáticas de la estricnina y hasta sus efectos tetánicos.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) Los químicos Brugnatelli y Zenoni se ofrecieron a ha­ cer el experimento. trigo y centeno sanos y averiados. cuando vio que estaban en mi favor. y rehusado nombrarlo en Pavía. que las mandó a la Revista Clínica de Boloña (1875) y las hizo publicar en una revista alemana otra vez.

El 4 de marzo de 1876. Independientemente de Berthelot. de la Escuela Superior Veterinaria de Mi­ lán.vida de lombroso Ya he dicho que cuando tenía 18 años. Los análisis repetidos no han dado ni estricnina. fisiólogo y psicólogo francés. ni codeína. Maury escribió: Acabo de recibir una carta del señor Berthelot que me manifiesta que no se ha encontrado en el maíz averiado ni estricnina ni ningún alcaloide vegetal conocido. aun cuando debe admitirse que no se puede garantizar que se trate verdaderamente de un alcaloide”. había hecho nuevamente los experimentos de Brugnatelli. y el 10 de febrero de 1875 los comunicaba al Instituto Lombardo. 134 . ni nicotina. declarando precisamente que “del maíz averiado se puede extraer una sustan­ cia que se manifiesta como alcaloide fijado con los reactivos generales. Verdadero amigo. Lombroso había tenido gran amistad con Alfredo de Maury. le pidió algunas muestras del aceite y de granos averiados y prometió hablar de esto al famoso químico Berthelot. éste había estado en Pavía y había encontrado a su admirador disgustado por el comportamiento de Brugnatelli. y así lo hizo. ni nada análogo a lo que se produce con la descomposición de vegetales que tienen acción deletérea. La descomposición de este cereal produce una sustancia sui generis de la cual la química orgánica en su estado actual no puede decir nada. ni morfina. el profesor Pietro Pellogio. En los primeros días de octubre de 1875. el célebre historiador.

o en los meses cálidos (mayor). sola. los había criado. pero que se diferenciaba de ella por caracteres especiales. El profesor de Estrasburgo comprobó también que los venenos extraídos del maíz averiado tienen una fuerza tóxica diferente si se extraen en los meses fríos (menor). En 1875. La familia. Brugnatelli repitió sus experimentos y obtuvo el alcaloide “pelagrosina” y declaró públicamente que no se podía extraer de ningún otro cereal en putrefacción. la gran tragedia que tanto había perturbado a Lombroso. Auspitz en Viena y Huseman en Estrasburgo. que había aumentado con un tercer hijo —Aarón Arnaldo— nacido en 1874. que había pretendido exhibir la prueba de que el alcaloide de Lombroso no era sino oleína amoniacal. había conmovido el alma tierna de la es135 . Ya era hora. sino la misma vida del pobre pelagrólogo. el público médico académico guardó silencio. se extraía un alcaloide que presentaba los caracteres de la estricnina. Frente a estas autoridades médicas indiscutibles. la Academia dei Lincei niega el premio a un profesor Selmi. En 1877. repitieron los experimentos y declararon que del maíz averiado. Este asunto de la pelagra comenzaba a cortar no sólo la carrera.LA GRAN TRAGEDIA (1875-1876) Poco después. y sólo de él. Había amamantado a los recién nacidos. de la cual no había sufrido ninguna molestia ni moral ni material ni económica. un reposo. hasta entonces había sido para él un descanso. educado. La mujer bastaba para las necesidades de todos. cuidado.

¿Qué había ocurrido con el pobre psiquiatra que había pasado los años más bellos de su vida dedicado al asunto de la pelagra. de abril de 1876. fue presa de una infección que la tuvo entre la vida y la muerte durante cuatro meses. pocos recursos y el mundo entero en con­ tra de él? Pero las preocupaciones habían terminado. Todos comprendieron que se habían excedido y se callaron. 136 . Las palabras de Berthelot. Huseman. y cuando nació el pequeño Leo. si hubiera quedado solo con cuatro niños. Auspitz y Pellogio fueron de mágico efecto. El cielo estaba a punto de aclararse. el 1o.vida de lombroso posa encinta.

que se publicó en Milán el 15 de abril de 1876. senso­ rial. la comparación con los locos y los 137 . mientras él la ama. EN TURÍN (1876-1878) Primera edición de El hombre delincuente Muy distinto es el camino del que busca su bienestar. etcétera. de sus costumbres. y acaba su Tratado antropológico experimental del hombre delincuente. esquelético. Mientras sus colegas de Pavía y de Milán se dan prisa para probar que Lombroso es un escamoteador. y que lo odia. de sus pasiones. ganado en un concurso regular. mientras sus futuros colegas de Turín intrigan para que se le declare indigno del puesto de profesor ordinario de Medicina Legal. del de aquel que quiere ser útil a una sociedad que le es hostil. Este tratado resumía en 200 páginas todas las inves­ tigaciones hechas por Lombroso sobre tal asunto. somático.X. anatómico. de un gran nú­ mero de criminales. un poco deprimido por la tremenda lucha contra la pelagra. Lombroso reanuda sus estudios antropológicos preferidos. el estudio de su alma. Comprendía el examen sistemático.

Este libro. Todos los psiquiatras. un enorme. médicos.vida de lombroso anormales y la conclusión de que los criminales son una especie de locos que reproducen los caracteres propios de nuestros abuelos hasta llegar a los animales: que son. pena de muerte. individuos atávicos. Sigue después un largo y minucioso análisis de las medidas jurídicas y sociales tomadas para prevenir la formación de estos delincuentes (colegios. colonias perpetuas para reincidentes. De todas partes. delincuentes. poetas. obtuvo. no podía dejar de reflejarse en las esferas oficiales universitarias. locos. Todo este entusiasmo del cual era objeto Lombroso. para huérfanos. Hubo altos funcionarios que prometieron su apoyo para crear manicomios criminales. todos los directores de cárce­ les enviaron su aprobación incondicional. por lo contrario. etcétera). publicado sin mayor ilusión que la pobre Medicina legal de las enajenaciones mentales. etcétera). literatos. el fruto de su experiencia. Un amigo suyo aprovechó este incidente para obtener que el concurso para la cátedra de Medicina Legal en Turín fuera abierto nuevamente e insistió para que Lombroso se presentara otra vez. que siempre fue desconocida del público. víctimas. 138 . hombres del pueblo. reformatorios para menores. pues. no era la obra un título suficiente para obtenerlo. y para defender a la sociedad (manicomios criminales. envían a Lombroso con su aplauso. Pero si El hombre delincuente comprobaba que el autor podía aspirar a ser profesor ordinario. juristas. inesperado y espontáneo éxito.

para examinar en ellos el efecto de las balas. mientras corre para vigilar las recién creadas comisiones pelagrológicas. le escribió el senador Maggiorana. Pero el amigo insiste.EN TURÍN (1876-1878) “Mis colegas rehusarán otra vez tu nombramiento. tenía muchas cosas urgentes que atender. Demasiados acontecimientos habían ocurrido des­ de 1874 cuando había recibido la proposición de ir a 139 . tiene que perder meses enteros para medir la temperatura de los cadáveres. disecciona. si no escribes algo acerca de ‘Medicina legal del cadáver’”. mide. Sus “nuevas investigaciones acerca de la tanatología forense” fueron de plena satisfacción de la Comisión y del Consejo Superior. mientras responde a sus nuevos discípulos que espontáneamente se agrupan alrededor de él para trabajar en El hombre delincuente. Trabaja. seccionar y anatomizar tejidos. hace trabajos de mi­ cros­­ co­ pio y fuera de algunas monografías sobre “La medicina legal del cadáver”. no le proporcionó gran entusiasmo. Lombroso dudaba. que en septiembre de aquel año lo nombraron en la cátedra de Turín. para crear títulos que lo hagan digno de ser nombrado profesor ordinario. De manera que el autor de El hombre delincuente. su ardor para Turín ya se había apagado: si Turín no lo quiere. están en juego su honor y el del competidor. Esta vez no hubo ningún incidente. Pero este nombramiento tan ansiosamente esperado dos años antes. mientras continúa experimentando los alcaloides del maíz averiado. se quedará en Pavía. se presenta en 1876 al concurso.

el concurso de Turín. el inesperado éxito. presidente de la terrible comisión que había juzgado inocuo el maíz averiado. por fin. El doctor Biffi. el nombramiento y la anulación del nombramiento y. en todas partes. Lombroso dudó entre aceptar el nombramiento que debía alejarlo para siempre de aquella ciudad de Pavía. el juicio de Berthelot confirmado por Huseman sobre el discutido alcaloide. se creaban hornos para secar el maíz. la indignación de los sabios italianos. de aquellos enfermos que habían sido la base primera de sus estudios. de la cual septiembre de 1876 viene a ser el fin. en la cual había vivido de estudiante lleno de ilusiones y de alegría. de aquella cátedra a la cual en 1865 había soñado “dedicar toda la vida”. el silencio obstinado de Brugnatelli. El Instituto Lombardo le había adjudicado aquel año un premio por una memoria acerca de “La transfusión de la sangre”.vida de lombroso ocupar aquella cátedra. la publicación de El hombre delincuente. de sus triunfos. de aquellos estudiantes que tanto lo habían confortado. operación que Lombroso afirmaba ser siempre peligrosa y casi siempre ineficaz. el descubrimiento del alcaloide del maíz averiado. trataba a Lombroso con de140 . El juicio de la Comisión del Instituto Lombardo. de sus luchas. Ya en este centro había mejorado la atmósfera para él. de aquel hospital. las acusaciones y la polémica con Lussana. en Lombardía y en Venecia. En todas partes se hacían investigaciones y se nombraban comisiones para combatir el uso del maíz averiado. En noviembre de 1874 se marca el principio de la gran tragedia.

negándole el cur­ 141 . y el 10 de noviembre de 1876 inició sus clases en Turín. Las gentes de allá. del camino del que quiere ser útil a una sociedad que le es hostil y que lo odia.EN TURÍN (1876-1878) ferencia. opusieron una resistencia hostil al recién llegado. acabó por aceptar. de la que había recibido en Pavía al regresar de Pesaro. guiado por la misma fatalidad que lo había inducido a abandonar la literatura por la medicina. La Facultad de Medicina. por otra parte. que siempre lo incitaba hacia decisiones que parecían absurdas y que no lo eran. desconfiadas por costumbre hacia cualquier elemento de fuera. pero te­ mo que atrás de la puerta de Turín están ocultos males peores que en Pavía. y a la cual él ama. por ser muy diferente el camino de quien busca su propio bienestar. no era hombre inquieto que deseara cambios: ponía demasiado cariño en las cosas que lo circundaban para desear cambiarlas.” Tenía razón. “Puede ser que no sea. hizo ver lue­ go al colega toda su aversión. Sin embargo. que lo había inducido a cambiar el oasis de Pesaro por el infierno de Pavía. el profesor Livi. le había escrito el director del manicomio de Reggio. aun más. que era uno de los ju­ ra­ dos para el concurso. que había hecho esfuerzos inauditos para que no se le nombrara. Él. si es posible. *  *  * Cave canem. El joven profesor recibió en Turín una acogida glacial.

y al gran jardín de doña Gina. Lombroso había tomado un apartamento. Así. sin la posibilidad de ver ni locos ni criminales. se desesperaba todo el día. ¡Qué terrible año! El papá. el fundador de la Antropología Criminal. estaba toda llena de esqueletos y de cajas de material destinadas al museo que todavía no se habían podido colocar en el laboratorio que no estaba listo. nuestra llegada a Turín. a una prisión. Efectivamente. se encontró sin laboratorio. cuan­ do llegó a Turín para difundir desde allá sus nuevas doctrinas en el mundo. exigiendo sólo que estuviera lleno de sol y cerca de la Universidad. la población hostil. sin clínica. siempre expansivo en el dolor como en la alegría. sin poder entrar en las cárceles y en el manicomio. pero no ofrecía otras ventajas: era muy pequeño y aun más lo parecía a nosotros que estábamos acostumbrados a las casas grandes de provincia. vivíamos a 10 pasos de la Universidad y estábamos en pleno sol. que nos dio la impresión de la expulsión del paraíso terrenal. Además. la Facultad enemiga. de la llegada a un lugar de destierro.vida de lombroso so li­ bre de Psiquiatría. 142 . Todavía recuerdo. esto es. Esto era demasiado. obligado a enseñar una materia que no quería a estudiantes que algunos colegas ya le habían dicho que eran fríos y desconfiados. aun cuando entonces era una niña. sin enfermos. aun para un carácter alegre y jocundo como el del ardiente antropólogo. La administración del mani­ comio le prohibió visitar a sus enfermos aun cuan­ do fue­ ra gratuitamente.

que para nosotros eran los únicos hombres razonables. pobre papá. pues ellos sólo habían sido fieles a papá y se acordaban de él en medio de la multitud de los hombres normales. 143 . había comprendido que mi misión era reír. de los genios y de los locos. en una negra desesperación. la edad y la experiencia. Por esto. Si no podíamos entender con la cabeza. tan indiferentes y hostiles. ya otro hermanito anunciaba absorber las últimas energías de la mamá. Con la intuición que da el amor. Para nada intimidados por nuestra ignorancia. Éramos muy insignificantes amigos. se sentían mal. el pequeño Leo crecía delicado como una flor de invernadero. aunque el papá pareciera más desesperado. reducido a exponer sus ideas a niños de pocos años. Fue entonces cuando pasé a ser la consentida. reír también cuando el corazón lloraba. encerrados en cuatro paredes. sus luchas. podíamos hacerlo con el corazón. sus esperanzas. Arnaldo lloraba.EN TURÍN (1876-1878) los hermanitos. concentrando y confundiendo en él el afecto filial y el materno. llenar la casa de gritos de júbilo. y cuántas veces el corazón ha podido sustituir a la cultura. imposibilitado de proseguir sus investigaciones. mientras El hombre delincuente se difundía por el mundo con rapidez inesperada. quien lo había escrito gemía en Turín. hacerlo hablar de sus estudios. discutíamos audaces de la pelagra. cuan­ do comencé a querer al papá con todo el afecto de que era capaz. de los delincuentes. pero siempre éramos algo.

se desahogaba con todos y después… ya sea de día o de noche. como si 12 horas de sueño hubieran sido 12 años. como a otros el vino. y en el trabajo y en el sueño olvidaba toda preocupación. cuando había escrito una bella página. se alejaba en el espacio y en el tiempo. que podía trabajar y dormir aun en medio de la más profunda angustia. se indignaba. Afortunadamente. estaba dotado de una imaginación fertilísima. Cuando recibía un nuevo golpe. lo era en el dolor como en la alegría. reía. De carácter expansivo. El trabajo lo excitaba. Lombroso tenía un carácter tan feliz. gritaba. lo embriagaba. era feliz. una injusticia. el dolor más negro se borraba en la exaltación de la creación. LA INSTALACIÓN DEL LABORATORIO (1878-1880) Genio y locura El trabajo lo excitaba. una desilusión. corría. se expansionaba con todos. que le 145 . se desesperaba. lo embriagaba. como a otros el vino. se iba a acostar y cuando despertaba su dolor había perdido toda aspereza. el dolor más sombrío se borraba en la exaltación de la creación. protestaba.XI.

Privado de sus enfermos. acabando los estudios sobre el genio comenzados en 1865. pero gustó mucho al público. la paz. Aun cuando contenga grandes cosas. y en un año la edición se agotó. En junio de 1877 murió el director del manicomio de Reggio. quienes dieron en mofarse del autor. del hospital. en las cuales el tema había sido tratado en forma algo ruda y analítica. y en 1877 salió la tercera gran edición de Genio y locura. colaboradora de la obra y único consuelo en la tristeza de la vida”. los estudios fáciles y en un momento precisamente en que él carecía de todo. que tenía la indicación de “Tercera edición”. y la administración de aquella institución ofreció la sucesión a Lombroso. se dedicó aquel año a la única cosa que le habían dejado: los libros. fue efectivamente la primera que el público leyó. y casi podría decirse del laboratorio. Livi. la demostración de las íntimas relaciones entre el genio y la locura. El público no había leído las breves monografías impresas por Lombroso en 1864 y en 1873. por lo que este volumen. de sus delincuentes.vida de lombroso permitía cambiar fácilmente el género de trabajo. Además. es muy difícil que un libro pequeño haga impresión en el público. estaban aquí mucho más completas. más cuidadas y bien presentadas que en las otras ediciones. Esto ocurrió con esta obra. Otra vez se le ofrecía el bienestar. ya acostumbrado a los gruesos volúmenes. 146 . Pero no gustó el libro a los filósofos y a los historiadores. dedicada “A su Nina.

además. y algunos otros instrumentos científicos. un fuerte núcleo de cultivadores de las ciencias experimentales. que tenía dos ventanas. que por ser semigratuito había solicitado redondear su mezquino sueldo continuando su oficio de encuadernador y litógrafo. sin embargo. en muy malas condiciones. había encontrado la manera de poner entre los útiles del mozo. La vida acomodada. La parte más grande la dedicó al mozo.LA INSTALACIÓN DEL LABORATORIO (1878-1880) Pero esta vez también rehusó. No desesperó aclimatarse también en Turín. En 1877 se añadió a ellos Concato. En el segundo cuarto. el más grande. la ciudad. El profesor. “de poder exponer las ideas que más le preocupaban a una reunión siempre renovada de gente joven”. La segunda 147 . la biblioteca pelagrológica y un estante. algómetro. frente al placer de poder enseñar. la facilidad de los estudios era poco para él. por esto creó con Bizzozero y con Moleschott. en el cual colocó dinamómetros. con una inmensa ventana sobre la calle Po. parecía hacerse menos hostil a Lombroso. reunió todas las colecciones de su museo y puso una gran mesa rectangular que servía para todo: cama para los enfermos. reloj de Weiss. en virtud de la extraordinaria deferencia del prefecto. Lombroso hizo una división. manómetro. Consiguió dos cuartos en un antiguo convento de San Francisco para organizar su laboratorio de Medicina Legal y Psiquiatría Experimental. mesa para los experimentos y escritorio para el profesor. y tenía viva confianza en poder conseguir su finalidad. El pequeño núcleo ya estaba ensanchándose. En el primero.

con una gran barba negra. y Lombroso. de respuestas breves y ásperas. litógrafo y encuadernador. pero lleno de cordialidad y de afecto. de mediana estatura. gruñón. si puede hablarse de un tercero. Estos tres cuartos. en el corredor Lombroso había instalado una pequeña jaula para los perros y los animales operados. delgado. estaban llenos de sol y cerca de los ocupados por Bizzozero.vida de lombroso parte del cuarto. además de mozo. 148 . arrogante. una celda de casi dos metros cuadrados. los ojos profundos. cuando pudo instalarse fue feliz como si estuviera en un palacio real. que se instalaba cruzando la puerta. Tenía como único mueble una llave de agua potable y una pileta. que no estaba viciado por la suerte. dejando al experimentador prisionero hasta el fin de los experimentos. que había participado en las guerras patrias: de mediana edad. Ya dije que Lombroso le había cedido casi la mitad de su pequeño laboratorio para que continuara ganando por su propia cuenta. estaba reservada a los experimentos. cuando se podía quitar la mesa. moreno. muy cerca de la Universidad y de la Biblioteca. a quien luego comenzó a defender con la misma fidelidad y audacia con que en la guerra habría defendido a su capitán. Y este palacio tenía también su mayordomo: Giovanni Cabria. Cuando se hacían experimentos se transportaba a aquel lugar una mesita hecha expresamente. Era un veterano de los “bersaglieri”. silencioso. Para completar los muebles. Fue él un precioso amigo para su nuevo amo.

ir a buscarlos. finalmente. que también en Turín lo consideraba un “término medio” entre el genio y el mago. bueno. en el cual informaba que Lombroso iba a dar consultas gratis. de ceño fruncido. que no estaba comprendido en sus funciones 149 . para “su” dueño. construía los instrumentos que el laboratorio no podía comprar. pues. Trabajaba de día y de noche para suplir la mezquina dotación de “su” laboratorio. Él mismo fabricaba los estantes para las colecciones. así fue siempre: listo. pudo ponerse a trabajar tranquilamente. revelaba las intrigas que los profesores y sus adeptos habían combinado contra su patrón. fiel. por lo contrario estaba bien arraigado en el pueblo. fue necesario. Para los enajenados la cosa no fue difícil. y Cabria se ofreció también para este servicio. Pero éstos no se presentaron ni espontáneamente ni con oferta de dinero. pensó Lombroso en abrir las puertas del laboratorio también a los delincuentes. alimentaba a los perros. Todavía le faltaba el material vivo. Bastó que Cabria pusiera en la puerta de “su” laboratorio un pequeño rótulo que él había escrito. Como era entonces. afectuoso. para que no hiciera mala figura frente a los otros. silencioso. gruñón hasta la muerte. Lombroso. Visto el éxito de esta prueba. para que en pocos meses hubiera ya enfermos que se agolpaban. Si el renombre de Lombroso era discutido en las esferas oficiales.LA INSTALACIÓN DEL LABORATORIO (1878-1880) Pero él se aprovechó de esto sólo en cuanto podía ser útil para “su” laboratorio. Jefe de un laboratorio tan bello y de un ayudante tan precioso.

Las lecciones se daban en la calle Po 18. concurrían 150 . matoides. en las tabernas que sabía ser peor frecuentadas. casos curiosos de anormalidades ocurridas en la práctica privada o encontradas en las ferias: monstruos. en una amplia sala y había siempre cantidades enormes de público que se agolpaba para poder entrar. Así. Mientras el delincuente hablaba. por primera vez. y con una firmeza especial sacaba al cliente. A los delincuentes. en 1878 Lombroso comenzó su curso libre de Psiquiatría y de Antropología Criminal. “santos”. ayunadores. enanos. En unos cuantos meses se hizo un verdadero perro de caza para los criminales.vida de lombroso de ayudante con 60 liras mensuales. hipnotizados. como los estudiantes. los examinaba y los estudiaba como ellos. con la ayuda fiel del pobre Cabria. Las lecciones eran de una nueva especie. Lombroso añadía con frecuencia. Lombroso los veía. o hacía notar a los estudiantes sus anomalías físico-psíquicas que relacionaba con otras psiquiátricas ya notadas. gigantes. siempre prácticas e improvisadas. contrataba el precio por dejarse visitar y lo llevaba. inventores. para ilustrar su curso. hombres peludos. El ayudante preparaba para aquella hora tres o cuatro delincuentes. Se paseaba por los portales. etcétera. salvajes. etcétera. transmisores del pensamiento. lo persuadía de la necesidad de dejarse conducir a ver al profesor Lombroso. Lombroso contaba casos análogos oídos de otros delincuentes.

Lombroso se divertía muchísimo y el público también. Apenas tuvo un laboratorio completó las investigaciones acerca de la acción tóxica del maíz averiado y publicó los resultados aquel mismo año en un volumen de 300 páginas. Ocurrió varias veces que el delincuente supuesto. aparecieron los autores de delitos ignorados. Erba. era reconocido honesto por el examen físico y psíquico y después rehabilitado. El extracto de aceite de maíz averiado como remedio contra la psoriasis y otras enfermedades de la piel comenzó a ponerse de moda y a entrar en la práctica. y. le repugnaba. No faltaban además los incidentes emocionantes.LA INSTALACIÓN DEL LABORATORIO (1878-1880) no sólo estudiantes de todas las facultades. Éste dudó y acabó por rehusar: no despreciaba el dinero. que había pasado varios años en la cárcel. 151 . le propuso una compensación de 20 000 liras para obtener el permiso de hacer una pomada para las enfermedades de la piel con ese extracto y poniéndole el nombre de Lombroso. sino también extraños y profesionistas. no hizo olvidar a Lombroso la pelagra. de manera que algunas veces las lecciones duraban dos y tres horas sin que los alumnos ni el maestro lo notaran. de Milán. pero la idea de recibir una compensación por un descubrimiento que le había costado tantas lágrimas. *  *  * El éxito de El hombre delincuente y el de sus clases. por lo contrario.

se dedicó a examinar a todos los cargadores que encontró en Turín. es decir. y. por una parte. sino también del psicológico. pasando examen de clínica con el profesor Concato. que fuera un cojín adiposo formado donde se apoyan las cargas y que este fenómeno podía contribuir poderosamente a la debatida cuestión de la herencia de los caracteres adquiridos. Reunidas las contestaciones. por otra parte. Inmediatamente.vida de lombroso Aparte de la pelagra y de la delincuencia. la importancia que la cultura tiene acerca de los descubrimientos del genio. En 1879. analizar y sintetizar. de profesión cargador de barriles. escribió a un profesor de Génova para que examinara a los alijadores del puerto. pues aumenta las ocasiones de observar. y con su asistente comunicó los resultados a la Academia de Turín y más tarde a la de Bruselas (1885). se puso en relación con todos los veterinarios para que examinaran todos los asnos que pudieran. Lombroso observó con gran sorpresa que un enfermo. cómo la mente de Lombroso estaba abierta y preparada para observar también las cosas más alejadas de sus estudios. precisamente donde apoyaba su carga. una especie de cojín adiposo. tenía sobre sus hombros. concluyendo: 152 . estudió el cojín adiposo de los camellos y de los dromedarios y de los hotentotes. pues reveló. hizo otro descubrimiento interesante no sólo desde el punto de vista natural. Este hecho le sugirió la idea de que la joroba de los camellos y de los dromedarios tenía el mismo origen. con su asistente.

ha conservado íntegro “el placer de hacer el bien. Si la tristeza algunas veces le marca la frente. El pequeño tumor profesional del hombre explica un carácter de los animales y éstos. la ilusión de poder dar su contribución al mejoramiento de su país”. nos revelan el secreto de unas anomalías de una de nuestras razas.LA INSTALACIÓN DEL LABORATORIO (1878-1880) Aquí se ve cómo en la vida todo se relaciona. dándonos casi un monumento arqueológico que pertenece a una época humana que fue probablemente anterior de centenas de siglos a la invención de la escritura. si algunas veces el disgusto por la ingratitud humana lo invade. Así se cierra la parte más dramática y bella de la vida de Lombroso. no había recibido por sus esfuerzos sino dolores y desilusiones innumerables. pero no estaba vencido ni domado. la gloria apenas lo había rozado. si el pelo y la barba comienzan a encanecer. Tenía entonces 42 años. 153 . a su vez.

la jurisprudencia y las disciplinas penitenciarias. En Francia. En los primeros meses de 1878.XII. De 1878 a 1882 la vida se desarrolla fácil y llana. Los primeros partidarios en Italia. mucho más completa que la primera. Lombroso publicó en Turín la segunda edición de su tratado con el título de El hombre delincuente en relación con la antropología. de conformidad con los principios de la “moderna Antropología Criminal”. LA NUEVA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA CRIMINAL Y DE DERECHO PENAL (1878-1882) La difusión de El hombre delincuente. Europa y América El éxito es un juego de acción y reacción. y su celebridad vino a acreditar sus estudios anteriores. Waldeck Rousseau y Poincaré propusieron una ley especial contra los 155 . Esta edición. el senador Roussel propuso al Senado una ley para modificar las instituciones penales para los jóvenes descarriados. El hombre delincuente difundió el nombre de Lombroso. los diputados Reinach. obtuvo un éxito aún más grande que aquélla en todo el mundo.

Brasil. que se publicó poco después y es la conclusión de El hombre delincuente— por qué razón sin ser yo un hombre político. Hun­ gría. aun cuando fuera un libro científico fundado sobre hechos experimentales expuestos científicamente. era esencialmente un libro de propaganda. A quien me preguntara —escribió en el prefacio de la obra Incremento del delito en Italia y medios para prevenirlo. escrito por un misionero animado de la fe más viva en su descubrimiento y que ponía en sus pasajes la vivacidad y el ardor que lo habían impulsado al descubrimiento con la intención de resolver un problema que él consideraba básico. Este enorme éxito que sorprendió al autor. el Ministerio ofreció en concursos premios importantes para estudios de antropología. En Italia. me he atrevido a emprender una 156 . además. Bélgica. en 1880 y 1882 fueron aprobadas sucesivamente por la Cámara la fundación de manicomios criminales y la de reformatorios para incorregibles. Taine declaró que todas las ciencias deberían tratarse con el método lombrosiano. Lacassagne fundó en Lyon una escuela. reformas. se ini­ cia­ ron estudios. y. En Rusia. Argentina.vida de lombroso reincidentes. se fundaron revistas. Alemania. con base en la nueva doctrina. se explicó con el hecho de que El hombre delincuente. Holanda. los manicomios y en el Derecho Penal. Austria. se abrieron concursos para la aplicación de las teorías lombrosianas en las cárceles. un jurista.

todos querían conocerlo. juristas. contestaría sólo que miro a mi alrededor. sin que nadie piense en oponerse. emocionados por la idea de presentarse al venerable cerebro 157 . descubridores. psiquiatras. El hombre delincuente difundió en todas partes el nombre del autor. Pero el lector debe recordar que si la empresa tenía el aspecto de estar inspirada en una audacia enorme. todos querían verlo. Frente a la ola de crímenes que suben siempre y amenazan sumergirnos y al mismo tiempo infamarnos. Entre 1878 y 1880 es casi una fa­ lange de gentes los que se precipitan hacia él.LA NUEVA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA CRIMINAL… obra de esta naturaleza. no podía callar […]. ministros. tímidos jovencitos piden su consejo. médicos. seminaristas que. aunque no como estadista. fue iniciada y acabada con la confianza de quien prefiere su perjuicio personal al de la patria. El éxito es un juego de acción y reacción. delincuentes que quieren rehabilitarse. abandonaban la Iglesia y buscaban un empleo. Brasil. me pareció que un hombre honrado. extranjeros y admiradores de las más lejanas partes del mundo —Rusia. periodistas y escritores que ofrecen sus servicios. quieren su opinión. Argentina. impresionados por las nuevas ideas. India y hasta de Japón— vienen a ver al nuevo Beccaria. hombres de Estado. que haya estudiado por muchos años el delito como psiquiatra. Debían quedar muy sorprendidos estos admiradores que llegaban vestidos atildadamente. Se hizo célebre. inventores. al autor de El hombre delincuente. matoides. Alemania.

además. Con el aumento de la fama se multiplicaron naturalmente también los discípulos. pobre profesor extra­ ordi­ nario. y el gran librero de nogal. el artículo. expresar su admiración mientras el admirado continuaba dictando el capítulo. y esto muchas veces en medio de un alboroto de niños. que debía tener una gran importancia para la Antropología Criminal: Enrico Ferri. No se habían cambiado ni los muebles ni el género de vida desde que Lombroso. por tanto. Sólo se había añadido un acuario. tampoco quería interrumpir su trabajo por nadie. en el cual el asistente ponía siempre renacuajos y pececillos. pues papá quería siempre que nosotros estuviéramos alrededor de él cuando escribía y. y un sillón que servía a veces a Lombroso y a veces a los visitantes. las cartas en que se estaba ocupando. y para nosotros los niños. Uno se presentó espontáneamente a Lombroso en 1879. o a la casa de la calle de Vanchiglia. fiel compañero de nuestra infancia. se había instalado con su esposa en el pe­ queño apartamento de Pavía. como Lombroso no quería hacer esperar a nadie. La desilusión de los admiradores debía aumentar aún más por el hecho de que. 158 . el admirador debía decir su discurso. cuando llegaban a los dos cuartos de la calle Po.vida de lombroso jefe de la “Nueva Escuela”. donde vivíamos entonces. En el estudio se veía todavía el antiguo escritorio y la antigua silla que había pertenecido a Volta. nos seguía cuando nos poníamos a escribir o a trabajar en otro lugar.

digno con otros. Ferri llegó a ser el hermano. que eran los más difíciles. sin darse cuenta. se presentó espontáneamente otro discípulo que debía igualmente tener gran importancia en la nueva escuela: Rafael Garofalo. pero sabía contestar a todos ellos con cartas diplomáticas que dejaban admirado a Lombroso. pasó a ser el jefe de una nueva escuela de Dere159 . Sabía tratar a la gente. ser suave con algunos. Su colaboración fue preciosa.LA NUEVA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA CRIMINAL… Apenas establecidos en Turín. era más experto en la vida y en los hombres que su ingenuo maestro. sobre todo en el terreno jurídico. el amigo. pues. Garofalo era magistrado y puso a disposición de las nuevas doctrinas su profunda cultura jurídica y su amplio conocimiento del Derecho en acción. *  *  * Así. sabía reír y hacer chistes. En aquel mismo año. poco después que Ferri. siempre violento. imitar los gestos y los discursos de los personajes importantes. el hijo y hasta un poco el padre de Lombroso. impetuoso. hiriente con otros. Seguramente Lombroso no había encontrado nunca en su vida un joven en el cual apoyarse tan completamente como Ferri y comenzó luego a admirarlo y a quererlo con toda la impulsividad de su alma. apasionado e ingenuo. porque la Antropología Criminal estaba en los primeros pasos. el pobre pelagrólogo que con enormes esfuerzos había obtenido la cátedra en Turín. Aun cuando era mucho más joven.

los choques que colegas. hacerlos trabajar. discípulos. a la cual debían llegar discípulos de todas las partes del mundo. económico. para conciliar las inevitables controversias que surgen entre los discípulos. una gran confianza en sí mismo y en sus obras. una gran generosidad. como de cualquier movimiento social. No sólo se necesita para esto un genio intuitivo que sepa rápidamente ver la buena dirección de los nuevos estudios (que necesariamente proceden por tanteos) y una fantasía infatigable para utilizar a sus discípulos en las investigaciones para las cuales son aptos. no es cosa fácil. amarlos y animarlos. tan raras de encontrar juntas. los chistes. y una cierta indiferencia hacia la opinión de ellos para que no lleguen a dominarlo. capaz de vencer el escepticismo de todos y una extraordinaria modestia para poner a todos más arriba que a sí mismo. Observar a los jóvenes. moral. las poseía Lombroso en grado sumo. un ardor inmenso y una actividad infatigable que permita estar en todas partes. entusiasmar y ayudar a todos. El hecho de ser el jefe de una escuela. sino que también necesita una gran cantidad de cualidades contradictorias que difícilmente se encuentran en una misma persona: un gran amor por los hombres para buscarlos. Estas cualidades contradictorias. y casi diría una insensibilidad moral para inmunizarse contra los ataques. amigos. acostumbran dirigir contra sus jefes y cierto tacto para no ofenderlos. excitar su inteligencia. ponerlos a la vista del mundo también 160 .vida de lombroso cho Penal y Antropología Criminal.

defenderlo con toda la fuerza y la autoridad de que disponía. a los encarcelados. empujaba al individuo paciente hacia investigaciones minuciosas y precisas. ni con el ascetismo del apóstol que quiere el sacrificio. no con la solemnidad del estoico que juzgaba la vida desde arriba. cuáles eran sus fuerzas y cómo podía darles más realce. Ponía en esta obra de rebusca e incitación una habilidad maravillosa. era para él. para el cual él mismo buscaba un periódico donde publicarlo. después de haber obtenido para ellos el material (cárceles o museos) que explotar. aun a los 40 años. Después de haber sugerido a los discípulos el camino para nuevos estudios. para reunir documentos y revelar su psicología y su jerga.LA NUEVA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA CRIMINAL… cuando los veía indiferentes y apáticos. al intuitivo hacia el estudio de la fisiognómica y del tatuaje. Todo esto lo hacía. para fabricar y simplificar instrumentos. al mecánico. de quien sigue su propia 161 . sino con el placer de quien satisface una necesidad. incitaba al artista hacia las investigaciones literarias y artísticas. utilizaba a los enfermos de la clínica para hacer copias y estadísticas. después de corregir el estilo de sus informes. No conocía a un individuo si no hacía 10 minutos y ya había pensado en qué podía tener éxito. y si lo necesitaba. después de prestarles los libros. ayudado por una facilidad para entusiasmarse con sus obras y con sus palabras que acababa por encender aun a los más fríos. uno de sus placeres más vivos. olvidaba toda su participación frente al entusiasmo para el trabajo cumplido.

con la misma fuerza con que habría luchado teniendo fe en la victoria. No era éste el fruto de demasiado generosas ilusiones: amaba a los hombres. tan pesimista en la previsión. A pesar de su pesimismo. con una visión extrañamente aguda. Y esto lo consideraba no tanto como una necesidad dura e inevitable. como si. supo ser optimista en la acción. sino como una cosa natural. pero no los estimaba.” Y nosotros le contestábamos: “¿Cómo es posible hacerse amigos. será un enemigo. Preveía casi siempre. por tanto es inútil pretenderla de los hombres”. que otro deseaba crearle molestias. “El agradecimiento no existe en la naturaleza. que después se hicieron indiferentes o enemigos! ¡Por cuántas empresas fallidas luchó. “¡Bah! —decía—. sin cuidarse de otra cosa. pero este trabajo lo puede hacer bien: no hay razón para que no lo haga. él. acostumbraba decir. en un perfecto e ingenuo optimismo. si se da igual trato a los amigos y a los enemigos? ¿Para qué sirven la razón y la previsión si no se actúa según ellas?” 162 . lo sé. observando sólo el ingenio.vida de lombroso naturaleza. las creyera entusiastas y fieles: luchaba por las causas que creía perdidas. que un individuo estaba por traicionarlo. trabajó y sufrió! Nosotros frecuentemente protestábamos porque era poco cauto al escoger a sus protegidos. Por esto. pero esta visión pesimista no tenía alguna influencia en sus acciones. que lo afectaba sólo indirectamente. actuaba y se comportaba con las personas que consideraba infieles y hostiles. ¡Cuántos jóvenes descubrió así y puso a la vista del mundo.

ingenuo o perspicaz que se sea. ni dinero. discípulos. abrir un convento donde reunir a sus discípulos. es cosa difícil. cosas todas estas que él estimaba más que los honores públicos y el reconocimiento oficial.LA NUEVA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA CRIMINAL… Y él contestaba: “Dejadme hacerlo así. conviene actuar. debía a lo menos tener un periódico suyo. pudo actuar y trabajar. qué hombres permanecerán amigos. Saber desde el principio cuál de las causas por las que se combate triunfará.” Releyendo las cartas que cuando era joven le enviaban queridos amigos de la infancia. pudo dejar un Museo. porque así me gusta. por pesimista u optimista. y queriendo hacer triunfar las propias doctrinas con medios honestos. partidarios. como si todos los hombres fueran honrados y amigos. aun cuando no lo sean. ni honores. como los antiguos fundadores de órdenes sagradas. ni estímulo. y tampoco concederles puestos y beneficios. como Lombroso no podía. que después se volvieron crueles enemigos. aunque se tema la derrota. Era este su sueño casi desde que había entrado en la Universidad de Pavía como estudiante. tantas cartas hostiles y soberbias de personas que después fueron sus protegidos. es verdad que fue combatido y discutido hasta el último día. como si siempre se fuera a ganar. pero es verdad que de este modo y sólo de este modo pudo fundar una Escuela. era este su sueño desde que siendo 163 . Fundada una Escuela. Es verdad que con esta táctica él no había recibido nada de Italia. he comprendido que también en esto tenía él razón.

sentía el deber de escribir a Garofalo. El Archivo fue quizá el gusto más grande en la vida de Lombroso. para que admiraran la belleza de alguna frase. decente. para 164 . Pero ahora el sueño debía tornarse en realidad: la necesidad de tener una revista era imperiosa. Antropologia Criminale e Scienze Penali. decidió pues publicarla a sus expensas y el 1o. El pequeño barco de esperanzas del fundador de la Escuela Positiva de Derecho Penal. de consultar a Ferri. donde discutía largamente con el fiel corrector. Pero. Estaba muy contento de las funciones de director y administrador de su periódico. un amable tipo de piamontés. salió a la mar para llevar su palabra a las tierras del nuevo y del antiguo mundo. conseguirlos era un placer inmenso. que tomaba viva parte en el Archivo. apenas se publicaba un libro que pudiera interesar a los lectores de su revista. apenas se cometía un delito. Si tenía 10 minutos libres corría a la imprenta. para el Archivo siempre tenía necesidad de la opinión de todos. Gribaudi. per servire allo studio dell’uomo alienato e delinquente. recibía artículos. Escribía para el Archivo. ¿quién no era consejero en el Archivo? Lombroso. deferente. a Cougnet para que se ocuparan de ello.vida de lombroso jefe de una Escuela tenía bajo la mano a cierto número de jóvenes que guiar. Cada nuevo suscriptor que mandaba su cuota marcaba para él “el día más bello de su vida”. para el cual era no sólo el corrector sino el secretario y consejero. Apenas llegaba un artículo. de enero de 1880 fundó el Archivio di Psichiatria. preciso. que en las grandes decisiones no seguía la opinión de los demás. cuidadoso.

en 1882. desde psiquiatría experimental. para que se informaran de ese delincuente o de aquel loco. por difteria. para que dieran las gracias o interrogaran a otros más. Había 165 . así acabó precisamente cuando comenzaba a conocer y a saborear los frutos de la celebridad de su hijo. Se rompió así el último eslabón que lo unía a la generación pasada. es feliz. Y el Archivo registra día tras día todo el amplio campo científico de que se ocupa su fundador. aquella mujer que. para que fuera libre su hijo. Un año después. Leo. *  *  * Pero precisamente cuando la ciencia comenzaba a darle alguna satisfacción. para que examinaran otra vez algunos libros. otra grave pena lo golpearía: la muerte. ¡Pobre pequeño querido! Había nacido en el momento más terrible de la vida del papá y su nacimiento había amenazado la vida de su mamá. del pequeño hijo suyo. Lombroso tuvo el dolor de perder en ocho días a su padre y a su madre. hasta el delito y el genio.LA NUEVA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA CRIMINAL… que contestaran a otras personas. Cuando Lombroso está en la imprenta. Todo lo que se imprime allá quiere verlo y todo lo que ve le parece bello por estar impreso donde se hace su Archivo. no había dudado en abandonar en voluntario exilio su tierra. para que pudiera tener una instrucción adecuada.

papá sufría por las ofensas recibidas. así es como aquel Dios desconocido. cuando en los años anteriores. hasta el punto de enfermar casi cuando los otros sufrían. que nos hicieran envidiar tu suerte. ¡Cuántas veces. para pedirle que concentrara sus iras sobre nosotros en lugar del papá. la angustia que nos dejó tu muerte. desgraciadamente muy pronto había escuchado nuestras voces! ¡Pobre pequeño Leo! Otros dolores y otras penas debían llegar hasta nuestro papá después de tu partida.vida de lombroso creci­ do muy delicado y todos nosotros habíamos con­ cen­ tra­ do en él el amor que su vida precaria hacía más intenso. nos poníamos en un rincón oscuro para discutir cómo se podía llegar hasta aquel Dios del cual nadie nos había hablado. pero ninguna nos dejó el vacío. 166 . Era tímido. la pérdida. tomaba parte muy viva en los dolores de los de­ más. precoz en la inteligencia y en el afecto: aun cuando no tuviera todavía seis años. dulce.

nuevo género de locos.XIII. En 1882 Lombroso dio a la luz la cuarta edición. de doble tamaño. en contraposición con los genios. locos en la vida normal y genios en la ideación. individuos sanos en la vida normal. raros enfermos que se oscilan entre la genialidad y la criminalidad. pues le había añadido un largo estudio sobre los matoides. asiste alternativamente al triunfo de unas y al desprecio de las otras frente a la gran rueda. Así ocurre que quien dio al mundo tantas ideas. y se agotó en pocos meses. El descubrimiento se lo inspiró Passanante. un cocinero grafó167 . pero absurdos en la ideación. ofreciendo al beso de la suerte sucesivamente una de sus caras. ofreciendo al beso de la suerte sucesivamente una de sus caras. Ya dije que la tercera edición de Genio y locura había obtenido un gran éxito inesperado. Gira el mundo sobre su eje. ÉPOCA DE ORO (1882-1889) Batallas y triunfos Gira el mundo sobre su eje. que Lombroso había caracterizado y bautizado por primera vez con este nombre.

en la cual comparaba a Cola di Rienzi con Coccapieller.vida de lombroso mano. a escribir y polemizar en un periódico hebdomadario Il Fanfulla della Domenica. Mientras la Diosa Fortuna se aleja de Genio y locura. que en 1880 había logrado en Roma los honores públicos y que comprobaba mejor aún el fanatismo que el pueblo siente hacia los locos y la facilidad con que hasta las personas eminentes confunden a los locos y a los delincuentes con los verdaderos genios. y que fue después su tribuna literaria. que por hallarse desocupado. Dos tribunos. pues frecuentemente se les considera genios. en lugar de los genios verdaderos. además de estúpido. casi a la fuerza. La idea disgustó al público y la publicación de este libro suscitó una gran cantidad de artículos. Escribió para este periódico en aquel año muchos artículos que reunió en 1885 en un volumen Locos y anómalos. Pero el autor no perdió la serenidad y justamente más excitado por la lucha volvió a afirmar la importancia que tienen los matoides en la política y en la sociedad y publicó pocos meses después una pequeña obra. Sostuvo Lombroso en su nueva edición del libro —que por primera vez tomó el nombre de El hombre de genio—. gritos y chistes de todo género. Esta obra indujo a Lombroso. un matoide. que estos matoides tienen gran importancia en la historia. sin motivo alguno había intentado matar al rey de Italia. Lombroso tiene la gran satisfacción de verla acer168 .

convencía a los campesinos para que se reunieran en cooperativas para fundar “hornos públicos” donde secar la harina de maíz. se habían convertido a sus ideas. En 1882 la municipalidad de la ciudad de Oderzo invitaba a Lombroso a indicar medidas contra la pelagra. En 1880. un sacerdote lombardo. Vicenza establecía premios para los inventores de secadores. en 1884 Lombroso fue nombrado médico de las cárceles de Turín. gutta cavat lapidem: las dos regiones de Lombardía y Venecia donde la pelagra hacía víctimas desde mucho tiempo atrás. declaró que la pelagra provenía exclusivamente del maíz averiado y manifestaba la necesidad de que el gobierno preparara una ley contra el maíz averiado. por unanimidad de votos. Fue esto para él otra alegría. Golpeando sin cesar. En julio de 1883. En 1883 varios municipios prohibieron a los molinos moler maíz averiado. Udine reunía un congreso para dictar medidas contra la pelagra. el Consejo de Salubridad.ÉPOCA DE ORO (1882-1889) carse por primera vez a su obra acerca de la pelagra. Para completar esta serie de acontecimientos favorables. En 1882 se había creado cerca de Milán un pelagrosario para curar a los jóvenes enfer­ mos y al mismo tiempo transformarlos en propagandis­ tas contra la enfermedad. por iniciativa del ministro Berti. y en ese mismo año Berti la hacía compilar. parecida a aquella de la fundación de su Archivo: comenzaron “los más bellos días de su vida”: se 169 . aun cuando el pobre autor se hubiera sacrificado. Anelli. la cual. hasta entonces había dado muy escasos frutos.

y puede comprenderse esto si se pien­ sa que el primer criminólogo del mundo estaba obliga­ do a estudiar desde hacía siete años a sus sujetos. Ferri y Garofalo. Con la misma ale­ gría con que un adolescente va al teatro. Lombroso se iba cada mañana a “sus cárceles” y aun cuando estuvie­ ra enfermo o cansado. sus cárceles tenían la facultad de darle la vida. y a otros buscándolos por las calles. algunos de lejos por medio de los procesos criminales. la fuerza de continuar trabajando y actuando.vida de lombroso regularizó su existencia. donde la exposición de Antropología Cri­ minal que estaba unida al Congreso. o en días de terrible melancolía. Este Congreso nació bien: tenía un secretario ideal. *  *  * Igual satisfacción. El secretario encontró para el Congreso una sede maravillosa. cuadriunvirato perfecto para una ciencia como la Antropología Criminal que tiene tantas relaciones con el Estado. el impulso. pudo establecerse dignamente. ayudado por Lombroso. que por primera vez debía reunir el año siguiente a sus discípulos dispersos en el nuevo y en el antiguo mundo. el joven diplomático barón Major des Planches. debía darle el Congreso de Antropología Criminal. aun cuando se tratara de cosa muy distinta. la justicia y la medicina. Después se dedicó a obtener comu170 .

introduciendo cada uno en el dominio de estas ciencias la visión completa de la realidad. El triunfo más grande del Congreso —escribió Holtzendorff en una relación— fue la alianza efectiva que se comprobó entre la ciencia médica antropológica y la jurídica. jefes de policía. toscos o vistosos y bien hechos —así describe Ferri esta exposición—. Alfonso Bertillón expuso al público su método dactiloscópico de identificación de los delincuentes. que fue ampliamente comprobada por la Exposición. groseros. sino entre los estudiantes. 171 . no tanto entre los profesores —los cuales por envidia profesional están frecuentemente contra las ideas nuevas—. psiquiatras. jeroglíficos. El Congreso fue magnífico por la cantidad y calidad de sus miembros y por los temas que se discutieron. que debía después adoptarse en el mundo entero. pues los mejores representantes de las dos participaron en las discusiones que fueron al mismo tiempo biológicas y jurídicas. directores de cárceles y manicomios. médicos. magistrados. estadísticas antropológicas.ÉPOCA DE ORO (1882-1889) nicaciones y miembros. por primera vez. Bordados delicados hechos por las mujeres de los ban­ doleros o envenenadores. observándola desde un punto de vista distinto. también muy brillante. Muy impresionante fue también la alianza de la teoría con la práctica. cofres construidos por las manos todavía débiles de los ladronzuelos. En este Congreso. caracteres de locos que locamente representan sus conceptos desequilibrados. trajes muy variados. Cráneos.

que el ímpetu de la pasión generosa indujo a chocar contra las tablas de las leyes penales: estatuitas y dibujos de prisioneros y locos. de mártires políticos. El efecto absolutamente inesperado del primer Congreso fue confirmado por el hecho de que muchos congresistas que llegaban de todos los paí172 . también por elocuente contraste. el enemigo se somete o huye. después de la acción. Retratos. retratos de delincuentes y emperadores romanos que sobreviven a las multitudes por la infamia de sus delitos. aunque estén confiadas a la palabra o a la pluma. sobre los papeles o sobre los coches. Lo mismo se puede repetir para todas las controversias. que daban nueva vida a las arcaicas formas del arte primitivo y que proveían el día de la liberación con el suicidio. todo el caleidoscopio doloroso y brutal de nuestra vida civil hemos entrevisto por el agujero abierto por la Exposición Antropológica Criminal. adivinando a través de ella las profundidades innumerables e inesperadas del mundo criminal. como ahora se hace.vida de lombroso dando algunas veces apariencias y sustancia de verdad sabia a la desordenada fosforescencia de los cerebros enfermos. preparaciones anatómicas y monstruosas del Ecce Homo. El éxito del Congreso y de la Exposición fue muy grande. tatuajes que conservan en la nota viva de hoy las más remotas costumbres de nuestros prehistóricos abuelos. cuando éstos ponían los emblemas de su nobleza guerrera sobre su piel en lugar de ponerla. Alguien afirmó que el resultado de una batalla se ve cuando.

ÉPOCA DE ORO (1882-1889) ses todavía indecisos. exposiciones de las nuevas teorías acerca del hombre delincuente en todo el mundo. 173 . y que los sostenedores aumentaban enormemente. que los viejos discípulos aumentaron su orgullo por haber visto por primera vez apoyada una doctrina tan estimada. se transformaron en entusiastas prosélitos. comparaciones. Después del Congreso hubo un espontáneo pulular de investigaciones o aplicaciones.

se fundó la Unión Internacional de Derecho Penal para estudiar y difundir las nuevas ideas en el campo jurídico.XIV. por iniciativa de Von Hamel. NUEVAS GRANDES BATALLAS (1889) El nuevo Código. en 1888 se creó en Buenos Aires la Sociedad de Estudios Psiquiátricos y Antropológicos sobre el Hombre Delincuente. El Congreso de París ¿Combatía como un león para defender cas­ tillos de arena que una ola de mar englutía calladamente? De 1878 a 1884 fue un periodo feliz y se pudiera creer que el siguiente periodo traería nuevos triunfos a la Antropología Criminal. 175 . También en 1888 la Societé MédicoPsychologique de París puso a concurso el tema “De la existencia y determinación de los caracteres anatómicos y psicológicos de los delincuentes”. En 1887 se fundó el reformatorio de Elmira. en aquel mismo año la Universidad de Heidelberg abrió un concurso internacional “para la mejor memoria que estudie las aplicaciones de la Nueva Escuela penal italiana a los códigos”. Adolphe Prins y Liszt. El 17 de mayo de 1888.

Lombroso ansiosamente el proyecto de Zanardelli. por iniciativa de Zanardelli. Alvarez Taladriz y César Silio iniciaron en Madrid la publicación de la Revista de Antropología Criminal. los únicos entre nuestros hombres políticos que han reconocido públicamente la autoridad de una tendencia que se propone elevar el Derecho Penal del silogístico apriorismo jurídico a la amplitud fecunda de una ciencia social. de El hombre delincuente. por lo que Lombroso le había dedicado recientemente un libro con estas palabras: “Para Zanardelli y De Renzi. pues. estaba preparando su nuevo Código Penal. a lo menos aquellas que el ministro había aprobado. Había nombrado a Ferri. completamente rehecha. En aquel mismo año.” Esperaba. y se publicó la cuarta edición. que se había mostrado siempre favorable a la Antropología Criminal. y no pensaba encontrar absolutamente reproducido ahí el libro de Garofalo acerca de Criminología. Pero también estos éxitos debían anunciar nuevas amargas desilusiones. y había defendido abiertamente las ideas de la Nueva Escuela. Pero cuan176 . pero sí algunas de sus ideas. para formar parte de la Comisión de Estadística Judicial. en dos tomos. Italia. que sólo tenía 23 años. en aquellos años.vida de lombroso En los congresos jurídicos de Lemberg (1888) y Lisboa (1889) se discutió la reforma de los códigos para ponerlos de acuerdo con las nuevas ideas de la Antropología Criminal y defender a la sociedad de los delincuentes.

¡qué desilusión! No solamente Lombroso no encontró ninguna de las reformas que más había pedido. para frenar el delito: la pena en vida para los reincidentes y el manicomio criminal para los locos. dada su naturaleza. Para aquel proyecto de Código Penal. aún más cortante porque venía en un momento de auge. que habría de producir graves perjuicios al país. Entonces Lombroso no se desanimó: reunió todas sus fuerzas y en ocho días de intenso trabajo. para los cuales Italia había fundado manicomios criminales desde 1878. Apuntes al nuevo Código Penal. destinado a ofrecer un arma a los posibles opositores que el Código pudiera encontrar en el Parlamento. porque venía de alguien a quien creía su amigo. o sobre los delincuentes locos. ni siquiera las relativas a los reincidentes que ya se habían aplicado en Francia. 2) Porque ofrecía excesiva suavidad. tenía enorme importancia. Nada.NUEVAS GRANDES BATALLAS (1889) do recibió el proyecto. Argentina. aún más amargo. España. antes de que el proyecto se distribuyera a los diputados. la Nueva Escuela ni había nacido. En ese libro combatió el proyecto esencialmente en tres puntos: 1) Porque este proyecto (publicado demasiado pron­ to después de la renovación nacional) no tenía en cuenta el regionalismo que en un país poco unificado como era Italia. 3) Por no haber tenido en cuenta los dos únicos medios que existían. escribió y publicó en enero de 1888 un libro contra el proyecto: Demasiado pronto. 177 . con las instituciones penales de entonces. porque no lo esperaba. El golpe fue aún más terrible. nada.

se pierda toda sensación de la pena. pero no se contentó con sus predicciones. antes de aprobar ese Código que podría producir mucho mal al país. dentro y fuera de la Cámara legisladora. Se va a Roma y suplica a los diputados que discutan bien todos los aspectos del problema. sobre todo. hay mucha diferencia. cuando ésta sea demasiado lejana o poco sensible. por nuestro temperamento meridional que quiere por freno un mal sensible. cuya mira se oponga a las medidas del mal y que. Predijo Lombroso irremediablemente —y esto por desgracia ocurrió— un aumento importante de delitos en todas las regiones de Italia una confusión terrible en los manicomios. por el cual el delito disminuye con el disminuir de las penas. El desahogo no fue inútil: iníciase entonces una violenta tempestad entre los cultivadores de materias jurídicas y penales. a favor y en contra del Nuevo Código.vida de lombroso No niego que los castigos demasiado feroces de antaño depravaban a las gentes honradas. e irritaban siempre más a las almas malvadas —escribía Lombroso en el prefacio—. obligados a recibir también a los criminales. pero si de esto pasamos al extremo opuesto. Pocos meses después. ni. 178 . La paradoja no está justificada por los ejemplos que se tienen a la vista. Lombroso reunió los escritos favorables en una nueva edición de su libro que tuvo el título más sencillo de Apuntes sobre el Nuevo Código Penal. por tanto.

en Europa y en el mundo. con un vicio de origen que debía permanecer hasta el fin. la presidencia tocó de oficio al doctor Brouardel. rechazaron la Exposición y reunieron a los miembros del Comité y los participantes en los trabajos casi exclusivamente entre los profesores y los antropólogos. Por buena suerte inesperada. médicos y hombres de Estado. y debía presentar una exposición parecida a la del primer Congreso.NUEVAS GRANDES BATALLAS (1889) Naturalmente —a pesar de toda esta lucha— el proyecto del nuevo Código fue aprobado íntegramente y fue esto para la Nueva Escuela una derrota que marcó el fin de “la época de oro de la Antropología Criminal” y el comienzo de la gran batalla que se debía realizar entre las nuevas y las viejas teorías en Italia. Este Congreso nació. profesor de Medicina Legal y decano de la Facultad de Medicina. que con 179 . y casi inmerecida po­ dría decirse. Al final del primer Congreso se había establecido que el segundo igualmente debía estar organizado por un comité mixto de juristas. pues. todos contrarios por espíritu de cuerpo a las nuevas ideas. pues fue accidental. *  *  * Ya se acercaba el segundo Congreso de Antropología Criminal que se debía efectuar en París en agosto de 1889. Pero los organizadores de este segundo Congreso no tuvieron en consideración esta proposición.

El duelo de los dos había excitado la audacia de las dos partes. no fue inconcluyente. su savoir faire. que no supieron aprovechar. y fue presidente muy hábil en este borrascoso Congreso.vida de lombroso todos sus grados académicos era hombre de inteligencia. protegiendo eficazmente a los italianos en contra de los ataques de los adversarios y logrando mantener la batalla sobre el terreno científico. Lombroso. su oposición. Abrió el Congreso el profesor Manouvrier con un largo discurso en el cual negó la existencia del “tipo”. y por poco no se resolvió en una gran victoria para los italianos. de mirada amplia. su amplia cultura. El Congreso fue un duelo áspero entre los dos. su habilidad diplomática. posiblemente excesiva. los adversarios no habían podido ganar ningún adepto a su tesis ni presentar en su apoyo hechos con180 . el segundo Congreso. con la materialidad de los hechos. a la disposición de Lombroso. como después se vio. que no se esperaba el ataque. pues Manouvrier hasta el último día continuó impasible sosteniendo la no existencia del “tipo”. de fe. contestó con vivacidad. Pero su habilidad no bastó contra el número y la tenacidad de los enemigos y la falta de habilidad táctica de Lombroso y de sus amigos. tan tempestuoso. Efectivamente. favorecido por la ausencia de la Exposición que habría podido resolver. había aclarado también a los profanos muchos puntos oscuros. había ganado a Lombroso muchos adeptos. por causa de las discusiones entre esos dos hombres. Así. Él puso toda su inteligencia.

Era necesario que alguno de los lombrosianos se quedara en París para trabajar el ambiente y para aclarar y comprobar las ventajas. pues. mientras Lombroso había logrado el apoyo de muchos franceses y extranjeros. había podido hacer nombrar una comisión mixta encargada de hacer una investigación en 100 criminales y 100 normales. y de regreso a su país escribió para su Archivo un informe acerca del Congreso muy brioso. que los otros negaban. casi igual pensaban de ellos mismos los adversarios. Los adversarios. como dije. Pero. para resolver la cuestión del tipo. ilusión terrible y difundida. Lombroso haber ganado. que vivían en París y por esto permanecieron ahí. Pero si él creía haber salido victorioso. Creyó. Convencidos de que la verdad se abre camino por sí sola. Y habría valido la pena. demostrando la existencia de signos degenerativos especiales. que la Nueva Escuela 181 .NUEVAS GRANDES BATALLAS (1889) cluyentes. regresaron todos tranquilamente a Italia. en los enfermos y en los cráneos presentados por los mismos adversarios. que ya habían ganado. los fundadores de la Nueva Escuela no eran hábiles estrategas. afirmando que la reunión había dado la confirmación a la joven Antropología Criminal. la victoria debía quedar al que mejor supiera hacer valer sus ventajas. pues la Antropología Criminal estaba en uno de aquellos momentos críticos de desarrollo en los cuales las derrotas dejan una impresión duradera. aprovecharon —y no puede decirse que no tenían razón— para decir a los periodistas que informaron sobre el Congreso. Efectivamente.

aplicaba las nuevas ideas. Benedict se puso contra Lombroso. no bellas. como quien pide un aplauso. Estaba en la edad en que uno mide su pasado y se interroga desconfiado por el porvenir. Lacassagne y Lizst fundaron escuelas propias. Pero su juventud entonces cubría de ilusiones iridiscentes las amarguras más terribles. una grave derrota para la Antropología Criminal. pero sí disgustado de la vida. si el Nuevo Código era la forma en que un partidario que él creía fiel. que además se trataba de una escuela sin bases. que quería liberar a todos los delincuentes y poner en prisión a todos lo hombres que tenían la nariz desviada. Si estas críticas venían a coronar el éxito siempre mayor. inteligente y amigo. No era la primera borrasca de la cual fue víctima en su vida: en 1872 había pasado por pruebas más crueles. sino el amor. Ahora ya no. juzgado. ¿qué otra cosa más podía esperar todavía de la 182 . y determinó. como siempre. Lombroso resintió mucho esta actitud del público y de sus discípulos. y ahora se veía observado. Colajanni atacó furiosamente a Lombroso en un escrito: “Iras y despropósitos del profesor Lombroso”. en 1875. El segundo Congreso fue. que la Nueva Escuela había logrado en el mundo. pues. No se declaraba vencido. un cambio en la opinión pública. también. casi unánime. quiso hacer cosas buenas. No había buscado los honores. se veía por tercera vez traicionado por muchos de aquellos a quienes había creído discípulos entusiastas.vida de lombroso “había sido muerta”. útiles. medido.

como los santos y los matoides. pero en la imposibilidad de descansar. pasar por mártires. me comparo con un hombre que con los ojos pesados. estos hijos consentidos y mal acogidos de mi pensamiento. la Antropología Criminal. a menos que no deseen. y comprendo cuánto es inútil la obra de los que hablan en épocas y en países que no los entienden.NUEVAS GRANDES BATALLAS (1889) vida? ¿Combatía como león para defender castillos de arena que una ola de mar englutía silenciosamente? Escribía él en el prefacio a una nueva edición de Locos y anómalos publicado aquel año: Cuando voy revisando estos estudios y polémicas. la sucesión de las luchas continuas y desesperadas para defenderme de la opinión pública. mide los vidrios rotos y los restos infames de una orgía humosa. la Psiquiatría Experimental. desviada y engañada. y recuerdo las fatigas y los dolores crueles que me han dejado sus huellas y los frutos mezquinos que he recogido. donde el cansancio y el tedio ahogaron toda forma de placer. 183 . mis conclusiones sobre la pelagra.

co­ 185 . La derrota se limitaba a Francia. Como profesor ordinario. Lombroso no quedó reducido a la miseria como alguno de sus biógrafos llegó a decir. Cátedra de Psiquiatría Él temía ya anticipadamente la venganza que el mundo habría tomado sobre nosotros —sus hijos inermes—. además. tenía un sueldo fijo que le permitía vivir con cierta comodidad. si hubiéramos quedado solos y pobres en medio de tantos odios. y esto le impidió gozar la rápida aunque tempestuosa difusión de sus doctrinas en Europa y el inmenso resplandor que de todas partes del mundo venía hasta él. ahora pensaba haber perdido mucho más de lo que efectivamente era. Esta vez el abatimiento era desproporcionado a la causa. Pero como Lombroso antes había creído ganar. se añadió en 1889 una crisis económica temporal que sumergió a Italia por cerca de un decenio y consumió todos los ahorros.XV. A pesar de la crisis. Para aumentar el desconsuelo. CRISIS EXTERNA Y RELÁMPAGOS DE LUZ (1889-1891) Crisis económica.

vida de lombroso mo alienista. afligió mucho a Lombroso. mientras buscaba entre sus papeles. dictaba algunas veces a dos personas al mismo tiempo y sobre temas distintos. sus hijos inermes. que ya lo había atormentado en la adolescencia. tenía una amplia clientela internacional que le fue fiel. y continuaba al mismo tiempo. La consecuencia directa de este desastre fue que buscó la manera de ganar escribiendo. le resucitó la idea. este desastre económico. 186 . si nos hubiéramos quedado solos y pobres en medio de tantos odios. Ya dije que Lom­ broso tenía una maravillosa facilidad para trabajar: siempre se ocupaba en unos 10 o 12 estudios y series de investigaciones distintas. sin olvidar nunca el punto preciso donde se había quedado del uno al otro. mientras se hacía la barba. Sin embargo. de que estaba cerca de la muerte. y este hecho le daba miedo con anticipación de la venganza que el mundo habría tomado contra nosotros. hijos suyos desamparados. confiándose a nuestra memoria. mientras comía. que vino precisamente cuando se producía la tercera crisis científica. frecuentemente también cuando paseábamos. y se desesperaba y hacía que nos desesperáramos. y esto mientras hablaba. además de dos o tres libros que preparaba. o mientras contestaba cartas. le dio la sensación de la miseria más negra. Podría decir que dictaba siempre cuando uno de nosotros estaba cerca. De esta facilidad para escribir no se había aprovechado hasta entonces sino para sus libros o la ciencia. y esto le hacía tener la visión de las cosas más terribles.

alemanas. Escribir artículos se hizo muy pronto para Lombroso una verdadera diversión. pero como ahora la crisis era grave. Ante todo. Esta parte es posiblemente el libro más bello de Lombroso. siempre se los hizo pagar poco. se decidió a ganar con éstos. que le había ofrecido el doctor Camillo Ferrua. desde hacía poco tiempo establecido en Uruguay. mientras Lombroso había escrito la primera. En la parte que corresponde a Lombroso. que redactó la segunda parte.CRISIS EXTERNA Y RELÁMPAGOS DE LUZ (1889-1891) sin recibir ninguna ganancia ni de aquéllos ni de ésta. rusas. varios acontecimientos externos volvieron abrir a la alegría el corazón de Lombroso. aceptando la colaboración para La Nación de Buenos Aires y para Italia de Montevideo. la intuición y 187 . la publicación de El delito político. y contra las protestas de los amigos. en el cual más armoniosamente se reúnen sus cualidades artísticas y científicas. pues aun cuando lo hiciera para ganar algo. en 1890. Además de estos artículos. húngaras. por las cuales pasa toda civilización en su desarrollo. Comenzó en el extranjero. un raro magnífico amigo. nunca quiso pedir compensaciones mayores. después colaboró en periódicos y revistas francesas. como había hecho Fos­ colo. se estudia a fondo el problema del delito político que se manifiesta en las insurrecciones y las revoluciones históricas. pues prefería dictar 10 artículos a 50 liras y no uno solo a 500. escrito en colaboración con Laschi. inglesas y más tarde estadounidenses.

los socialistas y los anarquistas organizados después de 1890. pues la atención para los problemas políticos. una sucesión de “los más bellos días de su vida”.vida de lombroso la deducción. esto es. Cuando comenzaba un trabajo se consagraba a él con un ímpetu y una intensidad enormes y casi antes de haberlo escrito ya tenía impaciencia por verlo impreso. se había apagado o disminuido en 1890. El escaso éxito de este libro no apenó mucho a Lom­ broso. La publicación de alguna obra suya. pronto. antropológica. Tenía una letra horrible y corregía tanto sus escritos y sus pruebas que él mismo acababa por no entenderlos. Pero el libro no tuvo ningún éxito en Italia: se había publicado demasiado pronto y a la vez demasiado tarde: tarde. 188 . *  *  * Otro acontecimiento vino muy pronto a confortar a Lombroso: la cátedra de Psiquiatría. etnográfica. la amplia cultura histórica. marcaba una etapa alegre. cualquiera que fuese su suerte. no tanto para oír el juicio del público cuanto para ver sus ideas presentadas en aquella forma. porque ese problema todavía no lo consideraban los nuevos revolucionarios. tan viva en Europa entre 1848 y 1870. psicológica y literaria. y apreciaba su nuevo alumbramiento con el estremecimiento de júbilo con que una madre palpa a su propia criatura. y no se molestaba por la indiferencia del lector.

pero esto no tiene impor189 . como la bautizó Lombroso. etcétera. donde mal se acomodaban 20 estudiantes (fue sustituida después. ocupado por un sofá inservible y un escritorio minúsculo. e insistió para que su puesto se diera a Lombroso. La escuela era una especie de bodega. desde la dirección de su modesto laboratorio.CRISIS EXTERNA Y RELÁMPAGOS DE LUZ (1889-1891) Aun cuando hubiera perdido toda esperanza de ser profesor de esta disciplina. que después entraban otra vez en los pabellones del manicomio. Esta clínica era. para servir al estudio del hombre enajenado”. nunca la había abandonado. Ocurrió que el profesor de Psiquiatría de Turín. la histeria. pues consistía en una sala donde tenía el derecho de reunir a horas fijas a cierto número de enfermos para examinarlos. en parte con erogación de Lombroso. “volante”. sin aire. que había titulado “Archivo de Psiquiatría. desde 1876 Lombroso había seguido día a día los descubrimientos y los experimentos que los sostenedores del experimentalismo habían hecho en Italia y en el extranjero. por la actual escuela): el laboratorio era un cuarto de unos 20 metros cuadrados. Morselli. la epilepsia. había aportado una contribución no insignificante a la determinación de nuevas y antiguas enfermedades mentales con sus estudios acerca del hipnotismo. efectivamente. al cual había añadido el título de “Clínica Experimental de las Enfermedades Mentales”. el matoidismo y con los otros estudios clínicos experimentales. baja. Desde la tribuna de su periódico. fue llamado en 1890 a la Universidad de Génova. con la clínica relativa anexa al manicomio.

Fuera de estos experimentos. cuando el alma y la mente están llenas de entusiasmo. que los perros alimentados con maíz sano eran mucho más receptivos a la pelagra. Este tratado. un cuarto y una oscura bodega. que fueron los únicos que me confortaron con las palabras y los hechos en las luchas y las investigaciones sobre la cura y la etiología de la pelagra”. también una “clínica volante”. En esta serie de experimentos. que los alimentados con otras sustancias. aprovechó esta cir­ cuns­ tancia para continuar sus investigaciones acerca del cretinismo. que eliminaron definitivamente de Italia esta horrible enfermedad. publicó aquel mismo año su definitivo Tratado sobre la pelagra. que tan maravillo­ samente comprobaban y confirmaban los antiguos. explicándose así la tenacidad de las doctrinas extratóxicas. para acabar la parte clínica de sus estudios sobre la pelagra. pueden servir como instrumentos para grandes cosas. 190 . fue la base de las leyes contra el uso del maíz averiado. dedicada “Al maestro doctor Teophile Roussel. Lombroso comprobó. que él quería más que a todos sus libros. que publicó aquel mismo año bajo el título Microcefalia y cretinismo. a Carlo Erba y al amigo y compañero de armas Alpa­ go Novello. Apenas obtenida la clínica.vida de lombroso tancia.

Pero el caso de Ferrero fue distinto de los otros. y 191 . Ya dije que Lombroso quería mucho a los jóvenes. y que a todos los que se acercaban a él los hacía sus discípulos. NUEVOS ESTUDIOS. no había publicado nada. NUEVOS CONSUELOS (1891-1893) La mujer delincuente. El joven tenía entonces 18 años. cuando un ideal las hace aflorar del fondo del alma donde yace casi avergonzada. El espiritismo. Casualmente iba en una excursión escolar desde Pisa a Turín. El Congreso de Bruselas El Congreso de Bruselas demostró una vez más cuánta generosidad existe en el fondo del corazón de los hombres. fue un verdadero descubrimiento.XVI. y no fue menor el júbilo que le proporcionó el descubrimiento de Guillermo Ferrero. El periodo de 1890-1892 fue también portador de felices acontecimientos. tomó parte en un banquete ofrecido a Lombroso por los estudiantes. nunca había escrito a Lombroso y nunca se había acercado a él. que con razón le dio la alegría que proporcionan los descubrimientos.

La primera parte de la obra —la más importante— fue muy fatigosa. Pero cuando se pusieron las bases de la mujer normal. Este brindis gustó tanto a Lombroso que se entusiasmó por el joven.vida de lombroso al final de la comida improvisó un brindis. lo demás vino fácilmente. y no estuvo tranquilo sino hasta que pudo encontrarlo otra vez. Otro acontecimiento en 1891 tuvo mucha importancia en los estudios posteriores de Lombroso. Después daba a sus compañeros de trabajo unas tareas muy bonitas en teoría. pero creía que todos debían y podían intuir lo que él deseaba. fue su primer contacto con los espiritistas. pero difíciles en la práctica: dejarse llevar por los hechos y formar la síntesis. pero tanto hizo hasta dar con él. Nunca se había ocupado en esto y había declarado en público que lo consideraba como charlatanería. al cual predijo luego la gloria más fúlgida. La cosa no era fácil: Ferrero no vivía en Turín y Lombroso no sabía ni su nombre. y la redacción del libro fue una alegría para los dos. El segundo encuentro no quitó al protector ninguna ilusión. Colaborar con Lombroso no era cosa fácil: no se atrevía a decir lo que quería. le propuso escribir junto con él La mujer delincuente. y poco después. cuando el conde Chiaia le propuso presentarle a la médium 192 . aun cuando Ferrero fuera tan joven y no tuviera ninguna práctica en estudios antropológicos. Pero en febrero de 1891 estaba en Nápoles. nunca formular la tesis y buscar su demostración.

además. repiques. examinó más minuciosamente a la médium. para los cuales Lombroso fue completamente indiferente. una serie de caras en bajorrelieve sobre una mezcla de cal. Impresionado por estos resultados. lluvia de harina. y en la oscuridad otros fenómenos. parecido a aquel que había marcado la publicación de Dos tribunos. La sesión se hizo en plena luz. Lombroso aceptó. NUEVOS CONSUELOS (1891-1893) Eusapia Paladino en el hotel donde él estaba con dos colegas psiquiatras. Lombroso presenció en casa del conde otras varias sesiones privadas. se produjeron fenómenos aún más impresionantes: aparición de rosas frescas.NUEVOS ESTUDIOS. y. En una segunda sesión que se hizo en las mismas condiciones. poseídos por el conde). de los cuales ahora había comprobado la existencia”. 193 . toques. Después de esto. artículos y libelos. Lombroso declaró públicamente “estar muy apenado por haber combatido con tanta tenacidad la posibilidad de los hechos llamados espiritistas. para que los tres la examinaran directamente. Por todas partes se dijo que Lombroso se había hecho “compadre” de la Eusapia: se hicieron canciones. Ocurrió entonces en Italia un alboroto inmenso. La médium fue desnudada y vestida otra vez con trajes preparados por los médicos: en plena luz se produjeron fenómenos de levitación de la mesa. los documentos que esta mujer dejaba cuando estaba en trance (esto es. etcétera.

y por las razones expuestas indujo también a muchos de sus discípulos para que se abstuvieran. que había aceptado la presidencia del Congreso de Bruselas para hacer triunfar a Lombroso. por culpa de Lombroso. con el pretexto de que no era posible una distinción neta entre la gente honrada y los delincuentes. Inútilmente el profesor Semal. a los belgas y a los franceses. ha­ bía rehusado reunir en sesión a la Comisión que se ha­ bía establecido en el Congreso de París para examinar a 100 criminales y a 100 normales. 194 . Y así ocurrió que el Tercer Congreso. rehusó tomar parte en el Congreso de Bruselas que imaginó debía ser una simple repetición del anterior. Lombroso no se movió. vino a Turín para explicarle que estaba equivocado.vida de lombroso *  *  * Habían pasado ya tres años y se debía efectuar en Bruselas el Tercer Congreso de Antropología Criminal. confundiendo en su ira a los amigos y a los enemigos. exasperado porque Manouvrier. y presentar un informe en el próximo Congreso. si los organizadores no hubieran puesto interés. hubiera podido acabar peor que el segundo Congreso. disgustado por la retardada publicación del informe sobre el Congreso de París. pero Lombroso. que se hizo hasta 1891. que se había organizado en Bruselas por los belgas para conseguir una revancha sobre el Congreso de París y hacer brillar la Nueva Escuela.

Lacassagne. Colaianni. Todos los médicos psiquiatras belgas lombrosianos intervinieron en masa. Francia. Italia. inútilmente Colaianni. pero encontraron fuertes trincheras. la clásica. la “tercera”. llegaron de Alemania. pues los organizadores del Congreso —Semal. Manouvrier y sus amigos presentaron sus escuelas: la “segunda”. se dieron a trabajar aún más para reunir a todos los adeptos. la “fisiopatológica”. Dar­ ville. Los belgas dijeron: “¿De qué segunda y tercera escuela nos hablan? No hay sino dos escuelas: la que considera el delito. NUEVOS CONSUELOS (1891-1893) Esta vez los hechos no correspondieron a lo que se esperaba. como sabían que él iba a estar ausente. “¿De qué muerte ha195 . la “positiva jurídica”. con singular sentido de italianidad. Heger. el ministro de Justicia no faltó a una sola sesión. la “positiva de sociología criminal”. intentó aprovechar la ausencia de Lombroso para echarle piedras y tomar su lugar. se habían precipitado en gran número de todas partes del mundo. para enfrentarse con los adversarios de Lombroso. y la que considera al delincuente. intervino el rey en persona. inútilmente el doctor Gauckler y Liszt se obstinaron en enunciar en sus discursos el prejuicio de que la Nueva Escuela había muerto desde 1889. los adversarios de la Antropología Criminal. la “sociológica”. los cuales. Prins—. la lombrosiana”. y eran necesarios. en gran número.NUEVOS ESTUDIOS. aun contra la dura negativa de Lombroso. imaginando obtener una victoria sin lucha. El Congreso fue solemne. en lugar de descuidarse. la “metafísica”. Pero inútilmente Liszt. Cuando el Congreso se abrió.

Arnaldo no tenía. el primero. este de Bruselas tiene el honor de haber consagrado la unión definitiva. como el pequeño Leo.vida de lombroso blan ustedes?” —contestaron a los adversarios—. que una vez más mostraron que la generosidad de los hombres existe también hacia los ausentes. donde yace casi avergonzada. el Congreso de Bruselas fue un gran triunfo para Lombroso y la Escuela Italiana. después del Congreso de Roma. Nacido en Pavía en 1874. saboreaba la juventud con toda la voluntad y la exuberancia de un joven que nunca había sufrido ni 196 . ¿cómo y por qué estaríamos aquí reunidos?” Con razón. antes de que comenzaran las luchas formidables por la pelagra. como en aquellas jornadas memorables de Bruselas. *  *  * Durante este periodo fatigoso de trabajo y preocupaciones. la aspiración a un mundo mejor.” En resumen. “si la Antropología Criminal hubiera muerto. el destino golpeaba a Lombroso en su vida íntima robándole otro hijo. en su débil cuerpo. el presidente del Congreso concluyó: “Los Congresos anteriores han consagrado los esponsales entre la ciencia médica y la penal. nunca la Antropología Criminal fue tan refulgente. el miedo por la vida. de nombre Arnaldo. lleno de vida y de amor para la vida en sus 20 años. fuerte. cuando algún ideal la hace aflorar desde el fondo. musculoso. Grande. en su alma incierta.

la obra terrible de la tifoidea sobre él aumentó el dolor por su larga agonía. el más adaptado para la existencia. NUEVOS CONSUELOS (1891-1893) física ni moralmente. Parecía. pues la aceptaba y la quería como era. el más fuerte de nosotros: el más grande. 197 . y probablemente era. durante la cual pudo medir todo lo que significaba ver escaparse de un golpe una larga vida de alegría. por esta razón.NUEVOS ESTUDIOS.

XVII. DÍAS TRANQUILOS (1893-1898) Congreso de Ginebra. Nuevos estudios sobre delito y el genio. Viaje a Moscú
Nadie que no sea italiano podrá entender el amor desesperado que nos une a esta tierra, tan suave nodriza en la infancia, tan amarga madrastra en los años viriles.

La importancia del Congreso de Bruselas se vio, sobre todo, en 1896, en el Congreso siguiente que se efectuó en Ginebra. Este Congreso, por la cantidad y la calidad de los participantes, fue el más importante después del de Roma. Ginebra no se había escogido como sede del cuarto Congreso, así como se había hecho con Bruselas, para que hubiera allá lombrosianos entusiastas que quisieran dar una victoria definitiva a su maestro; por lo contrario, había sido escogida por Manouvrier y sus amigos, para conseguir el desquite que le había faltado en Bruselas. La organización del Congreso se confió al doctor Ladame, amigo de Manouvrier. Pero si no compartía las ideas de Lombroso, era hombre de segura lealtad, que ponía su propio honor en cumplir con su deber,
199

vida de lombroso

aun contra sus convicciones personales. Él, pues, invitó a sus amigos para que intervinieran, pero igualmente invitó a los lombrosianos, muy numerosos en Suiza, aun cuando poco ruidosos. Nadie de entre ellos faltó al llamado, comenzando por Lachenal, presidente de la República, hasta Gustavo Cornevon y Alberto Dunant, consejero el uno y juez el otro en el Tribunal Federal; Binet, Claparede, Forel, Pittard, etcétera, profesores en Ginebra, Lausana y Zurich. El mismo día de la inauguración los campeones de las dos partes comenzaron la lucha. Pero los adversa­ rios de Lombroso tuvieron que saber luego cómo, aun cuando hubieran declarado reiteradamente que la teoría del “tipo” había muerto, ésta existía por lo contrario y había ganado terreno desde 1889. Esto había sucedido porque, aun cuando los lombrosianos fueron estrategas poco hábiles, en aquellos seis años habían tenido un aliado: el tiempo, que apaga los fuegos pequeños y aviva los grandes. Después de haber comprobado la existencia del tipo criminal, después de haber puesto a las masas en duda de que los criminales fueran hombres más parecidos a los locos que a los sanos, la idea había marchado por sí misma, casi fuera de las luchas científicas; había penetrado, por la acción de su aliado invisible, en todas las categorías sociales, las cuales, a su vez, por muy diferentes rumbos, habían aportado a ella su contribución. Y no sólo el tiempo había trabajado para Lombro­ so, sino también los hombres. La famosa encuesta acerca
200

DÍAS TRANQUILOS (1893-1898)

de los 100 criminales y los 100 normales, que Lombroso había pedido inútilmente en París en 1889, se había iniciado y terminado después del Congreso de Bruselas, por parte de un sabio que Lombroso no conocía, que pertenecía a otra rama de estudios y forzosamente era neutral: el fisiólogo holandés Paul Winkler, pro­ fesor de la Universidad de Amsterdam. La investigación se publicó en 1895 y fue una luminosa confir­ mación de la teoría de Lombroso. Hizo tanta impresión en el Congreso, que los representan­ tes de Inglaterra y Bélgica, Griffiths y Lejeune, se com­ prometieron formalmente a efectuar otra investigación análoga en sus respectivos países, bajo el control de sus gobiernos, y esto lo hicieron después en grande escala. El 27 de agosto acabó el Congreso, que fue el más importante para la nueva ciencia, después del de Roma. Para completar el espléndido éxito de la reunión, se añadió una ceremonia conmovedora, un banquete de despedida ofrecido a Lombroso por los emigrados italianos, agradecidos por haber hecho resplandecer el nombre de Italia en Suiza. ¡Pobre Italia! Nadie que no sea italiano puede en­ ten­ der el amor desesperado, amargo, contradictorio que nos une a esta tierra, que es tan suave nodri­ za en la infancia, tan espléndida amiga en la adolescencia, tan dura maestra en la juventud, tan hostil madras­ tra en los años viriles, dejando a través de la vida la vaga nostalgia de un paraíso perdido que nunca más llegaremos a volver a encontrar.
201

vida de lombroso

*  *  * Durante 1896, 1897 y parte de 1898, Lombroso trabajó intensamente. Le parecía que la vida se le escapaba y quería concentrar lo que pensaba que eran sus últimas fuerzas, para recoger todas las ideas y reunirlas después de haberlas lanzado al mundo. Nunca había estado delicado, nunca había estado enfermo seriamente, pero, por otra parte, nunca había estado muy bien. Siempre fue de digestión difícil, de manera que durante largos años se alimentaba de jaletinas y frutas cocidas, otras veces con pescado cocido y algunas veces con leche. Por lo contrario, a cual­ quier hora del día, en cualquier mínimo espa­ cio de tiempo podía dormir y compensaba con el sue­ ño los inconvenientes del estómago delicado. En 1894 se añadió a sus males acostumbrados un “pseudobasedow”, que le perturbaba el sueño y le alteraba el equilibrio. Al Congreso de Ginebra había llevado consigo los dos primeros tomos de El hombre delincuente en la edición definitiva, donde la epilepsia ocupaba el lugar que entonces creía que le tocaba (después pensó que debía tener más importancia). Debía todavía ahondar la causa y los remedios sociales del delito: la acción del ambiente y de la educación que antes había descuidado, por ser los más estudiados desde hacía siglos. Para profundizar este problema se puso a trabajar en 1896-1897 y los resultados que obtuvo
202

DÍAS TRANQUILOS (1893-1898)

los resumió y expuso en el tercer tomo de El hombre delincuente, al cual dio el título de Causa y remedios sociales del delito. Además, trabajó con mucha intensidad para acabar sus estudios sobre el genio, de los cuales, desgraciadamente, no pudo hacer una edición definitiva. En 1890, Max Nordau, afligido por la hostilidad monótona y tenaz de la cual era víctima su maestro, por los decretos de muerte continuos con los cuales Manouvrier y sus compañeros intentaban sepultar la doctrina lombrosiana, había reaccionado con su Degeneración, en la cual —como dice en la dedicatoria— intentaba hacer penetrar a las Letras y a las Artes en la corriente de luz que Lombroso había introducido en la psiquiatría, en el Derecho Penal y en la Política. El libro hizo mucha impresión entre los sabios. Se publicaron muchos trabajos en los cuales por primera vez se comenzaron a estudiar los genios que vivían, desde el punto de vista somático y psíquico, además de psicológico y literario. Muy importante, entre otras, fue la “Investigación Psicológica” del doctor Toulouse acerca de Zola. Mayor impresión aún hizo el libro en el público, particularmente en América. Todos los periódicos, todas las revistas americanas quisieron presentar a sus lectores a Max Nordau y a su maestro, y comenzó entonces a llover de Estados Unidos una cantidad de peticiones de artículos, así como después de Rusia, Inglaterra, Hungría, Alemania. Lombroso era feliz
203

que reunió sucesivamente en dos tomos. Ya he dicho cómo en Ginebra habían partici­ pa­ do muchos rusos. Durante todo el mes de julio de aquel año llegaron muchos telegramas de personalidades rusas que excitaban a Lombroso a mantener su promesa. a Moscú. pero a él le gustaban los viajes cuando estaban lejos en el tiempo. aun cuando tuviera ya el pasaporte. fue una ocasión magnífica para completar y volver a estudiar 100 problemas que su ágil espíritu de observación le sugería continuamente. decidió no 204 . también por su precaria condición de salud. de tantos diferentes asuntos. amigos y adversarios. de ma­ nera que. en 1897. todos. *  *  * La actividad literaria y científica en la cual Lombroso se había sumergido en aquellos años fue interrumpida brevemente en agosto de 1897 por un viaje a Moscú. sobre todo los estudios acerca del genio. nuevas batallas. donde se debía efectuar en agosto un Con­ greso General de Medicina. Genio y degeneración y Nuevos estudios.vida de lombroso por esta insistencia: la posibilidad de escribir en tantas distintas revistas. Lombroso había acep­ tado. que se pueden considerar como el segundo tomo de la obra El hombre de genio. habían insistido mucho para que Lombroso fuera. y los odiaba cuando se debían efectuar.

que deseaban hacer el viaje de una sola tirada. De improviso. quiso que se quedara a comer con él. cansado. debía sucederle forzosamente alguna desventura. entró en el primer hotel que encontró. En Budapest. no sólo puso su bolsillo y su casa a disposición de Lombroso. con su equipaje miserable. lo dejaron. a no tener nunca dinero en el bolsillo. Cuando viajaba. En un viaje tan largo y complicado. Estaba acostumbrado a no quedarse nunca solo. y Lombroso. no se ocupaba de los trenes ni de las maletas. con el cual había tenido alguna relación epistolar. ilustre médico alienista de Budapest. como vio a algunos ami­ gos que partían para Moscú. Y así se fue sin nada. los amigos. Solo. se dejó remolcar por ellos y se decidió a marchar. ¿qué podía hacer? Expuso su caso al dueño del hotel y por consejo de éste se hizo conducir a la casa del doc­ tor Sarbó. cuando lo volvió a llevar al hotel donde Lombroso tuvo el placer de saber que habían encontrado su cartera. 205 .DÍAS TRANQUILOS (1893-1898) partir. lo presentó a sus amigos y no lo abandonó sino hasta la llegada de la noche. sino que le hizo muchos halagos. Cuando despertó a la mañana siguiente vio que había perdido su cartera. y todo esto lo hacía nuestra mamá. ni de nada relativo a la vida práctica. Cuando supo la razón de la visita. le hizo conocer la ciudad. con el mezquino equipaje de una persona que por unas cuantas horas se va del campo a la ciudad. en la cual tenía el dinero y hasta el boleto del viaje. sin conocer una palabra de húngaro. en una ciudad desconocida. un día que había ido por unas cuantas horas del campo a Turín.

perdidos en el viaje. donde los criados miraron con desconfianza la maleta y la tímida y vacilante persona que pedía hospedaje. de periodistas que querían entrevistarlo.vida de lombroso Pero ya todo Budapest sabía que Lombroso era hués­ ped de la ciudad. fotografiarlo y hacerle contar los hechos de su vida. Llegó a Moscú siempre con su traje gris de verano con el cual había bajado del campo a Turín. el gran duque que presidía el Congreso. por efecto de una cartera que había perdido. Se refugió en un pequeño hotel. estudiantes que querían verlo. En los dos días que permaneció ahí. se precipitaron profesores. Lombroso tuvo el placer de comprobar cuán cálida era la admiración de que gozaba en la hermosa ciudad que se retrata en el Danubio. hubo en el pequeño hotel un vaivén continuo de personalidades que querían conocer al autor de El hombre delincuente. donde el zar había hecho reparar apartamentos para los personajes más ilustres del Congreso. y con su maleta maltratada. de admiradores que querían verlo. los judíos repitieron la triste ceremonia que ya los italianos desterrados habían hecho en Ginebra: se pusieron de rodillas ante ese judío que había llegado por los solos méritos de su ingenio. y así. Los estudiantes lo aclamaron. de enfermos que querían ser consultados. apenas se supo que había llegado. con un par de anteojos absolutamente oscuros que habían sus­ tituido a los suyos. quiso que Lombroso se hospedara en el Palacio Imperial del Kremlin. personalidades. pues odiaba los grandes. a imponerse y a ser aclamado en la fortaleza 206 . Pero también en Moscú.

Odiaba cordialmente el lujo. pero no encontraba ninguna razón para hacer ostentación de ello ni para reducir a sistema su manera de vivir. estaban en las antípodas. que quería hacerse humilde 207 . Modesto y humilde. artistas e idealistas. concordar con el gran novelista ruso. sus injusticias. nunca había querido imponer a los otros sus ideales de vida. sus molestias. El encuentro fue dramático: no se entendieron. Con todos sus dolores. no tenía palacios lujosos ni frecuentaba la alta sociedad: trataba como iguales al barrendero y al ministro que le pedían una opinión. trataba a todos igualmente.DÍAS TRANQUILOS (1893-1898) del enemigo. al prisionero y al director que le hablaban en las cárceles. moralmente. del cual era un gran admirador. Aun cuando pertenecieran casi a la misma generación y los dos fueran intuitivos. nadie más sinceramente que él. que ya tenía 62 años. lleno de amor. nunca había ostentado su grandeza. Ni una sola contradicción había en su vida. sin encontrar una sola sombra de traición hacia sus ideales. perdía la mitad de su tiempo en ponerse bien las botas. idealista. que manejando la pluma con tanto valor. Un hombre así no podía entender. Lombroso era siempre el ingenuo y apasionado estudiante que ya en Viena había deseado dedicarse a sanar las llagas de su país. sensitivos. la etiqueta. Lombroso y Tolstoi. o mejor. a los 62 años. la servidumbre. Durante aquel viaje quiso hacer una visita a Tolstoi. Lombroso pasó en Moscú seis días de fiesta. podía mirar hacia atrás en su pasado.

convencido de que Tolstoi. Por otra parte. 208 . de luchas sin igual. a la fuga hacia un convento en la inminencia de la muerte. prevenido contra Lombroso y sospechando que éste creía encontrarlo loco. y Lombroso quedó encantado más de la condesa que del conde. que ponía la silla a su caballo y tenía servidores a cada paso. Tolstoi. era una confirmación viva de ellas. cuya vida era un tejido de contradicciones amargas. en lugar de contradecir sus teorías sobre el genio. de contrastes dolorosos.vida de lombroso y tenía su sala llena de retratos. que debían hacerle llegar finalmente al acto más absurdo y puede ser el que más respondía a sus íntimos deseos. no lo dejó penetrar en su alma.

vestidos. ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904) Traslación del museo. una fe o un ideal. en las cárceles. era un coleccionista nato. Reacción política. mientras hablaba. pistolas. autógrafos. de sus colecciones criminológicas. monedas auténticas y 209 . en la ciudad.XVIII. pero que inconscientemente estaban en relación con alguno de sus estudios presentes o futuros. Mientras paseaba. Cráneos de criminales. de viaje. siempre estaba observando algo que los otros no veían. puñales. limas. en los tribunales. Entrada de Lombroso en el socialismo Lombroso había considerado siempre co­ mo el bien más necesario en la vida. o mejor. podía decir el valor. en el campo. banderas. dibujos de locos. Aun cuando fuera desordenado y poco celoso de lo que poseía. cuerpos de delito. insignias de locos y matoides. Regresando de Moscú. y quizá ni él mismo. y recogía así o compraba una cantidad de curiosidades de las cuales al momento nadie. Lombroso decidió permitir el traslado de su laboratorio. fotografías. de encarcelados.

vida de lombroso

falsas ocultas en bastones, crucifijos, sombrillas, ganzúas; llaves falsas, piedras preparadas por falsarios para fabricar papel moneda, látigos de masoquistas, cajas de doble fondo, naipes falsos, naipes dibujados por anormales con su sangres, colecciones de cartas de suicidas y homicidas, trabajos estéticos hechos con el pan o la piedra ordinaria en prisión, documentos de las celdas, cráneos de salvajes que los viajeros mandaban de países lejanos, cuerpos de delito que le mandaban los policías y las cárceles de Italia; él lo conservaba todo. Pero si los materiales habían aumentado, no había aumentado el lugar donde ponerlos. En los 20 años pasados en Turín se habían fabricado magníficos edificios para los institutos biológicos y también para la Medicina Legal. Pero Lombroso, innovador en tantas cosas, era misoneísta en otras: odiaba el cambio de ciudad, sufría mucho cuando cambiaba de casa y aun de laboratorio; amaba los dos cuartos de la calle Po, desnudos testigos de sus luchas; quería los grandes corredores claustrales del convento donde, desde hacía tanto tiempo, estaba acostumbrado a oír el sonido de sus pasos; quería el aire antiguo, clásico de la amplia iglesia que le servía de escuela; quería vivir cerca de la Biblioteca Nacional, de su librero, Bocca; además, le eran naturalmente antipáticos los nuevos edificios donde debía ir, porque con sus blancas escaleras de mármol y sus lucientes columnas le recordaban el lu­ jo de los odiosos “Palace Hotel”, de manera que en 1896 todavía vivía en los dos mezquinos cuartos conseguidos en 1878 con tanta fatiga.
210

ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904)

Pero, como dije, aun cuando Lombroso estuviera enamorado de sus antiguas celdas, no podía en absoluto permanecer ahí. En 1898, Mario Carrara, que después de haber sido seis años su asistente precioso, fue nombrado profesor en Cagliari, tomó la responsabilidad, antes de partir, de trasladar cuando menos las colecciones. Mientras esto ocurría, Lombroso se ocupaba en dos libros que tuvieron gran repercusión El antisemitismo y Los anarquistas. Antes de 1890 no había en Italia señales de anarquismo, de manera que Lombroso había debido estudiar para su Delito político a los delincuentes políticos rusos y americanos. Pero la doctrina anarquista se había difundido rápidamente durante la crisis económica de que hablé. El proceso de Caserio, el asesino de Carnot, que no era un auténtico monómano, sino más bien un fanático, hizo ver precisamente este hecho de que hablo, es decir, en las clases menos elevadas de Italia, un movimiento de violencia desordenada, nacido como reacción contra las condiciones en que vivían y que ellos atribuían, no sé si con razón, al gobierno. Lombroso examinó en ese libro la anarquía como movimiento político. Expresó las razones que lo habían provocado: expuso sus doctrinas (de las cuales algunas consideraba erróneas y otras ciertas), concluyó que las teorías anarquistas estaban basadas en algunos ideales altruistas, pero que apoyaban un concepto antihumano por excelencia: el de la violencia. Examinó después a los anarquistas; dijo cómo se reclutaban, sobre todo, entre los delincuentes y los locos, pues por
211

vida de lombroso

su enfermedad pensaban y sentían de manera distinta a las personas normales. Concluía:
Esto es lógico, pues si fueran hombres normales habrían experimentado demasiado disgusto en ejecutar actos co­ mo el regicidio, los incendios, que aun cuando ennoblecidos por el fin, son siempre crímenes y están en oposición con las ideas dominantes y el sentido moral.

Sus amigos le habían pronosticado venganzas por parte de los anarquistas. Pero no pasó nada. Los anarquistas de Milán lo invitaron a una especie de polémica, y Lombroso aceptó: fueron discusiones teóricas y nadie le dio molestias. En Turín no hubo nada: un individuo en la cárcel dijo a Lombroso que algunos anarquistas habían querido estropear su casa, pero que otros se ha­ bían opuesto y habían colocado algunos de ellos cerca de la casa para impedirlo. No sé si este hecho fue verdadero; pero debo de­ cir, en honor de los anarquistas y de los criminales, que en nuestra casa, cuya puerta estaba siempre abierta y a donde iban todos los días ladrones, asesinos, anarquistas a pedir subsidios, consejos o consultas, nunca se registraron un robo o un destrozo. *  *  * Mientras Lombroso trabajaba con ardor en sus estudios, la crisis económica que había comenzado en
212

ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904)

Italia desde 1889 se complicó con una crisis moral y política terrible. La crisis había provocado cierta difusión no sólo del Partido Anarquista, sino también del Partido Socialista Internacional. Aun cuando tuviera orígenes esencialmente cooperativistas y económicos, este movimiento tomó en Italia entonces una apariencia idealista mística, política y social, más bien que económica. Su finalidad pareció ser en aquel momento hermanar en liga de amor a todos aquellos que amaban a sus semejantes, prometiéndoles un común bienestar universal futuro, con la condición de ser audazmente justos en el presente y de oponerse a todas las injusticias. Las sesiones se efectuaban en Turín, en algunas cantinas de los suburbios, donde difícilmente podían caber unas 40 personas. Ahí se discutía de la guerra, de la paz, de las alianzas; se discutían los medios de ayudar a todos los perseguidos, aunque no estuvieran inscritos en el Partido, y de mejorar todas las instituciones, aun las burguesas. Naturalmente, el socialismo fue luego combatido por el gobierno, contra el cual se había declarado. Los adeptos fueron encarcelados, desterrados, expulsados; sus escritos y sus periódicos fueron confiscados. Lombroso, aun cuando no consintiera en el programa máximo de los socialistas y menos en la lucha de clases y en muchas partes del programa mínimo, fue favorable a este movimiento que en medio del cinismo universal parecía atraer a los jóvenes a su órbita, y quitarles el egoísmo estrecho y vulgar en que
213

vida de lombroso

se encontraban. Una fe, cualquiera que sea, un ideal cualquiera, había pensado Lombroso siempre que era el bien más necesario en la vida: así, pues, no podía dejar de ver con simpatía a este Partido, aun cuando su programa no se ajustara con sus opiniones personales. Entre tanto, la crisis económica aumentaba, y las conquistas africanas, con las cuales se había intentado desviar la opinión pública, acabaron en 1896 en Abba Garima. Fue esta una pequeña derrota, una de las derrotas inevitables en todas las guerras, pero hizo una enorme impresión en el público, que siempre había sido contrario a las conquistas en África. El presidente del Consejo, Crispi, era impopular, África también. La derrota de Adua, en lugar de provocar audaces propósitos de revancha contra los etíopes, excitó un ardiente sentimiento de odio contra los políticos, que habían querido invadir Abisinia pa­ ra anexar un territorio que nadie deseaba. En toda Italia hubo demostraciones contra Crispi; en Milán, el alcalde debió proponer en público hacer cesar la guerra; hubo revueltas en Roma, Milán, Turín, durante las cuales no faltaron los gritos de “Abajo el rey, viva la República”. Crispi, obligado a presentar su dimisión, pasó las riendas del Estado a Di Rudiní, hombre leal, sólido, liberal, que disminuyó la reacción pensando que era mejor dejar desahogarse la ira del pueblo y no añadir otros sufrimientos a los que ya lo atormentaban. La paz se firmó, pero en Italia quedó un sordo rencor
214

intensificada aquel año por una mala cosecha de trigo. Fue una desgracia que estos tumultos se efectuaran en 1898. No hay duda de que este hecho conmovió a la gente. que habían consumido vidas y dinero para llegar al desprecio de que los italianos fueron objeto después de Adua. así como la excitó la imprevista muerte de Cavallotti. el único que había sabido oponerse a Crispi y a su loca política. Pero todos estos acontecimientos excitaron aún más las sospechas de las clases directoras: ocurrió entonces que cuando en los primeros días de mayo se hizo en Milán una demostración contra la carestía de la vida. hechas poco después. Pero en 1898 se encontró Italia otra vez agitada. que la habían llevado a aquellas conquistas no deseadas. el más formidable y querido tribuno de Italia. y aun cuan215 .ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904) contra sus gobernantes. Las elecciones. que había hecho subir el pan a un precio altísimo. el pueblo había comenzado a gritar contra los acaparadores. llevaron en masa a la Cámara republicanos y socialistas. sino sólo económicas. precisamente cuando se estaban celebrando las grandes fiestas cincuentenarias conmemorativas de la Revolución italiana. No eran demostraciones políticas. los cuales eran también favorables a la República. así como se habían hecho muchas en el sur de Italia. en la Italia del Sur se quemaron muchas tiendas. se asaltaron oficinas fiscales y hubo también amenazas de revuelta a mano armada ahogadas en sangre. provocadas por la antigua crisis que se había hecho crónica. Hubo tumultos.

gritaron más que antes en contra de la Revolución. el ejército fue mandado contra supuestos grupos de estudiantes que de Pavía debían marchar a Milán o que debían llegar de Suiza. fue bombardeado un convento pacífico y asesinados centenares de ciudadanos dispersos y desarmados. que habían acogido con indulgencia simpática las teorías de Turati y de Pram­ polini. Turati. Después del pánico. las calles de Milán fueron barridas por la metralla. por parte del gobierno. que el sentimiento público de las mismas clases elevadas alimentó con furor indigno. Milán fue puesto en estado de sitio. Si no hubo una revolución. pues. una caza feroz contra los socialistas. sus directores encarcelados. los anarquistas y los republicanos habían distribuido armas a sus partidarios. se publicó que el clero ya había armado a sus frailes. los periódicos democráticos y liberales fueron suprimidos. En todas partes se vieron barricadas. el gobierno creyó que se trataba de una revolución. una contrarrevolución perfecta. Aquellas mismas personas que el año anterior habían aclamado el socialismo y la paz. que habían aplaudido las conferencias de Ferri. hubo. declaraban ahora haber sido siempre sus feroces adversarios y para comprobarlo denunciaban 216 . sin embargo. los jefes de los partidos Republicano y Socialista —De Andreis.vida de lombroso do esta manifestación milanesa tuvo una importancia infinitamente menor que las semejantes efectuadas en 1896. para no confesarlo. Zavattari— fueron encarcelados cuando estaban trabajando tranquilamente en sus casas. que los socialistas. Comenzó.

se esforzó en reanimar a los desterrados. amenazas con que se intentó amedrentarlo para que suprimiera el periódico. políticos e históricos al mismo tiempo.ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904) sin freno a sus antiguos amigos como sospechosos y fingían no conocer a los que pocos días antes habían acogido en su casa. Las escasas personalidades no encarceladas escaparon al extranjero o se callaron por miedo de peores consecuencias. en contra de la lluvia de decretos. Son particularmente importantes. contra las ofensas hechas a la libertad y a la Constitución. y la misma inmunidad parlamentaria ya no cubría a los diputados en las ciudades que estaban en estado de sitio. protestó contra los gobernantes. 217 . Fue entonces cuando Lombroso se inscribió oficialmente en el Partido Socialista y con esta calidad aceptó ser candidato en el Consejo Comunal de Turín y comenzó a ocuparse activamente en la política. En Avanti y en Nuova Antología: “¿Por qué vencen los Boeros?”. Indignado porque las clases directoras quisieran hacer pesar en los socialistas y los liberales las consecuencias de la política expansionista que éstos inútilmente habían combatido. Lombroso escribió en aquel año y en los siguientes artículos de actualidad. el cual. injurias. había asumido la dirección del periódico socialista Avanti y lo había sostenido. Todos los días encarcelaban gentes. con un gesto audaz. procesos. cuando fue puesto en prisión en Bissolati. en disminuir sus penas y en apoyar con todas sus fuerzas a Enrique Ferri.

sin otra razón si no es el desahogo del alma herida y la excitación a los oprimidos. hasta hace pocos años. la Antropología no había disminuido su avance. unas dispersas en los periódicos y las revistas. tiene una unidad de inspiración en el tiempo presente y en el alma de un sabio que se esfuerza en sentir sus vibraciones. con la emigración forzosa de ingenios que había provocado. cuando mi pelo emblanquece y las fuerzas disminuyen. están reunidas en este libro. casi iba a ser presa del dominio militar y despótico […] Estas notas. “El peligro amarillo”. o admonición a los imprudentes que ponen a Italia en inmensos peligros por su inmensa ignorancia. fueron reunidos en un libro que tiene el título de El momento actual. *  *  * Aun cuando Lombroso se había lanzado a combatir en la política. La reacción de 1898. Estos estudios con otros escritos políticos publicados posteriormente. ayudó inesperada218 . Escribía en el prefacio de este libro: Desgraciadamente tarde. que aparentemente inorgánico.vida de lombroso “La libertad de Venecia”. he sentido cómo hace mal el sabio cuando olvida el mundo que se agita y hierve a su alrededor: y de esto me dieron la sensación de la necesidad los tristes acontecimientos en los cuales Italia.

ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904)

mente a la difusión de la Nueva Escuela, más de lo que hubiera podido hacerlo un gobierno favorable. Enrico Ferri y Scipio Sighele sostuvieron sus cursos en Bruselas y París, en lugar de en Roma; además, la reacción echó fuera de Italia no sólo a muchos alumnos de Lombroso, sino a un gran número de jóvenes cultos. Estos pretendidos rebeldes, encontrándose en tierra extranjera y viendo que la Antropología Criminal era la única rama científica que su calidad de italianos podría hacer valer médicos, abogados, hombres de letras, se transformaron en antropólogos criminalistas. En América, en Australia, en las Antillas, en la India, hubo algunos de estos discípulos improvisados, de los cuales tuvimos noticia mucho tiempo después. Los italianos, versátiles por excelencia, poco sistemáticos por naturaleza, cambian de profesión gustosamente, hacen con entusiasmo las cosas nuevas que emprenden y, por tanto, estos neófitos forzados fueron, en general, propagandistas excelentes y muchos dieron contribuciones científicas y prácticas importantes a la ciencia que habían tenido que abrazar por necesidad. Pero la suerte no era favorable sólo a la Antropología Criminal, sino también para la pobre pelagra, por la cual Lombroso había hecho tantos sacrificios y sufrido tantos dolores. Ya dije que los antilombrosianos habían vuelto a comenzar a trabajar en los laboratorios y academias para combatir la obra de los lombrosianos; pero éstos eran tenaces. Habían constituido
219

vida de lombroso

comisiones pelagrológicas que hacían una propaganda práctica, eficaz y activa en el campo. Entre ella fue maravillosa la de Udine: sin ninguna ayuda del gobierno había abierto en pocos años cuatro pelagrosarios destinados a curar e instruir a los campesinos, y muchos “almacenes de cambio” para cambiar a los campesinos el maíz averiado por otro sano; varios establecimientos higiénicos para distribuir alimentación abundante a los pelagrosos de mayor edad, leche y otras medicinas a los niños; muchos hornos, secaderos gratuitos y dispensarios de medicinas; también había organizado cursos para los maestros de primaria, conferencias; publicó folletos acerca de la causa y los remedios de la pelagra; lanzó una Revista Pelagrológica Italiana, que todavía se publica y, por fin, se había constituido en Comité Permanente Ejecutivo para todo lo relativo a la lucha contra la pelagra. Debido a la acción enérgica del Comité Permanente Ejecutivo, la venta y el consumo del maíz averiado fueron evitados en todas las provincias y, por fin, el gobierno se decidió a hacer estudiar una ley para prohibir su venta y consumo. En el Congreso Pelagrológico de Bolonia de 1902, el Comité pudo probar que por su obra los pelagrosos italianos habían disminuido de 104 000 a 72 000. Finalmente, en 1902, se presentó a la Cámara la ley contra la introducción y el comercio de maíz averiado. Aun cuando esta ley fuera incompleta desde el pun­ to de vista lombrosiano —¿cómo podría una ley ser
220

ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS Y PRIVADOS (1898-1904)

completamente buena, cuando debe contentar a todo el mundo? —, fue sin embargo para Lombroso el más grande triunfo de su vida, la coronación de su suprema ambición. Ya podía morir, su vida no se había gastado inútilmente. Efectivamente, gracias a la aplicación de esta ley, en pocos años la pelagra disminuyó a su mínimo y en 1924 la Comisión Pelagrológica pudo disolverse, después de haber comprobado que por sus obras la pelagra había sido vencida completamente y ya había desaparecido.

221

XIX. ÚLTIMAS DESILUSIONES. ÚLTIMAS ALEGRÍAS (1904-1906) Desilusiones políticas. Fiestas y triunfos
Los grandes hombres que resisten al tiempo, tienen al menos la ventaja de poder echar un vistazo sobre la posteridad.

Mientras las teorías lombrosianas comenzaban a gozar nuevamente de un favor inesperado, las condiciones económicas de Italia habían mejorado mucho: las renovadas relaciones comerciales con Francia, la gran prosperidad de que gozaba entonces el mundo entero, el dinero que los emigrados italianos mandaban de América, la reiniciación de la exportación, habían dado otra vez al país el acomodo sin el cual la vida de una nación moderna sería muy penosa. Con los capitales se habían establecido nuevas industrias y mejorado la agricultura: los obreros y los campesinos habían más que duplicado sus salarios. Entre tanto, el poder había pasado en 1900 de las manos reaccionarias de Pelloux a las liberales de Saracco, y después de un breve periodo, a las habilísimas de Giolitti, estadista inteligente y astuto que se pro223

vida de lombroso

puso, y lo logró, adormecer a los socialistas hasta que se disolvieran. Desde que entró al poder cesaron las persecuciones y las confiscaciones contra los socialistas: las reuniones obreras fueron protegidas por la policía, los periódicos de nombre subversivo fueron leídos pública y benévolamente en las altas esferas: se puso de moda ser socialista. Naturalmente, tal socialismo no tenía del antiguo sino el nombre; se había reducido a una simple asociación cooperativista con finalidades económicas, y de los obreros se extendía hasta los empleados, los profesionistas y los mismos funcionarios del Estado. El nuevo socialismo no se ocupaba absolutamente de oposición al gobierno, ni al militarismo, ni de justicia ni de economía; por lo contrario, reproducía exactamente la misma parcialidad, los mismos derroches del dinero público, las mismas incongruencias que hasta hacía pocos años había combatido, y que ahora cubría con el manto de nombre socialista. Puede ser que ésta haya sido una evolución fatal, pero Lombroso no era fatalista y no podía contentarse con mirar, resignándose frente a lo ineluctable. Había aceptado entrar en las filas del socialismo aun cuando no creyera en la finalidad comunista, por el solo hecho de que era un partido de oposición a un gobierno que él creía indigno: había aceptado ser elegido por los socialistas para protestar contra los errores de los conservadores y no para consentir con su autoridad que el partido del pueblo los repitiera; no dejó de intentar conducir a los socialistas a lo que él creía los ideales comunes, llevando a la lucha el ardor
224

y Lombroso inútilmente tronó para que los socialistas se opusieran al “peligro tripolitano” y advirtió al público que estos armamentos debían fatalmente hacer llegar a una guerra por Tripolitania y que ésta debía ser difícil y costosa. “Patriotismo y vida moderna”. quieren desviar este gran acontecimiento ideal que tiende a la renovación progresiva de los humildes. ÚLTIMAS ALEGRÍAS (1904-1906) y la fe de un neófito. mientras por tradición debía alimentar el odio contra los opresores. de mayo de 1905). como Fra Elia. después de los primeros entusiasmos. En 1902 aumentaron los gastos militares de Italia. su indiferencia frente a las otras aspiraciones nacionales. En 1905 Lombroso comenzó a verlo y en un artículo “Neofranciscanos y neosocialistas” (Avanti. en todas partes surgen hombres que llamándose discípulos del maestro. que cándidamente imagina que los buenos argumentos pueden persuadir a las masas y a sus jefes. “¿Seremos nosotros los polizontes del mundo?”. reprochó ásperamente a Italia su agresividad. después de resumir la vida de San Francisco. algu225 . para obtener. más que el interés personal. Estas admoniciones no conmovieron mucho al pú­ bli­ co socialista. concluyó: ¿Quién de entre los compañeros no ve cómo —después de tantos siglos— se repiten los hechos y los juicios nuestros y de nuestro partido? […] Aquí también. que estaba ocupado sólo en hacer aumentar sus salarios. 1o.ÚLTIMAS DESILUSIONES. En 1903 siguió protestando contra los gastos militares y reclamando reformas económicas en “Barbarie china”.

más bien temporales que perennes. y fue esta su última desilusión. pero esporádicamente: ya no había en ellos la fiebre que caracterizaba a los primeros. de las cuales la historia encontrará ridículo hasta el hecho de ocuparse en ello. temo que también esto fue un sueño. animada y organizada por el Partido Socialista. Después de 1906 escribió. Todo esto —como pasó con el franciscanismo cuando cayó en manos de Elia— convertirá en mortal veneno para el pueblo lo que debía ser su bálsamo redentor. el campesino y el proletario. desgraciadamente. 226 . En “Frutos de un voto” escribía: Este efecto regenerador me pareció por mucho tiempo que tocaba a la parte más sana de Italia. ha tomado de ella todos los vicios y se ha hecho él mismo un instrumento de corrupción. Con todo y este fuerte reproche. de cuando en cuando. el caso de Fra Elia se hizo. algunos artículos.vida de lombroso nas escasas ventajas inmediatas más bien personales que de clase. general en los grupos socialistas de toda Italia. Entonces Lombroso comprendió. que también este ideal había caído. mientras el proletario se ha acercado al poder y a la riqueza de la burguesía. La amargura de esto ya se entreveía en los últimos artículos políticos que se publicaron en 1905. Desgraciadamente. pues observo que en la práctica de los hechos. ventajas que desgraciadamente muchas veces tienen por móviles la miope impaciencia o la ambición terrenal.

hasta para sus adversarios. Panizza. algo deprimido. los estudios acerca del delito y el genio. y para los extranjeros el único sabio que conocieron. también en años. Los grandes hombres que resisten al tiempo. se dejó llevar por Mario Carrara hasta allá. había prometido inaugurarla. que lo separaba de los re227 . Llegado a Roma de improviso. Lombroso fue acogido afectuosa y cordialmente. uno de los más geniales y activos discípulos suyos: éste había reservado una sección del Congreso a la Antropología Criminal y Lombroso. En abril tuvo lugar en Roma un Congreso Internacional de Psicología. ÚLTIMAS ALEGRÍAS (1904-1906) *  *  * Presentada su renuncia como consejero en el municipio de Turín. La distancia. el único faro de los tiempos pasados. con todas sus enfermedades. poco después de la inauguración. Bizzozero. como nunca lo había sido en Italia. Muertos Moleschott. Pero durante todo el año (1905) estuvo muy mal. volvió a comenzar. Estos estudios debían traerle un último gozo. Bertani y Verga. de manera que a todos los telegramas que lo invitaban a ir. en verdad. cuando ya se había perdido la esperanza de verlo. hubo que contestar negativamente.ÚLTIMAS DESILUSIONES. El organizador fue Enrico Morselli. pero al último momento. Lombroso era en Italia. muy complacido. tienen al menos la ventaja de poder echar un vistazo sobre la posteridad.

naturalistas. Él no quería estos “honores” que por broma llamaba “ceremonias fúnebres”. aun cuando gozara intensamente con los elogios que no esperaba. en las riberas de Génova. juristas de los cuales él no había invadido el dominio. y estas fiestas le dieron mucho placer. y más aún del amor espontáneo de quienes estaban cerca de él. de manera que no le atraían festejos de este género. literatos psiquiatras. Por otra parte. en el Congreso estaban reunidos no sólo antropólogos. Ya muchas veces se había proyectado. ni respirar. el de Antropología Criminal. De todas maneras. cualquiera que fuera la causa.vida de lombroso unidos. Había otro sentimiento también que se los hacía temer: como hombre de lucha. no podía ni comer. Lombroso fue muy festejado. la batalla formal había acabado. que no tenían nada que perder al declararse discípulos suyos. ni marchar. inspiraba no ya respeto —sentimiento que en Italia se concibe poco—. a donde habíamos ido por él. Además. Lombroso lo había evitado. Desde hacía unos dos meses. que debía tener lugar el año siguiente en Turín. sino afecto. era indiferente a los elogios forzados o al afecto obligado. donde con gran energía se ocupó en otro Congreso. que en aquella ocasión iban a hacer festejos. sino psicólogos. tanto que pudimos regresar luego a Turín. Lo perturbaba la idea de que le habían hablado. que repercutió en una notable mejoría de salud. pero cuando había podido. acostum228 . Después del Congreso de Ginebra. Regresó de Roma más joven. de manera que por este lado no tenía temores.

Suiza. se convino que en la apertura del Congreso de Antropología Criminal se efectuara una modesta ceremonia en la cual ofrecer a Lombroso el libro. 229 . ÚLTIMAS ALEGRÍAS (1904-1906) brado a verse siempre solo contra todos. Bulgaria. La ceremonia de la fiesta debía ser sólo local y limitada. Portugal. El Congreso se abrió el 6 de abril de 1906. y al escultor Bistolfi modelar una medalla y una placa. Frigerio. Hungría. Marro. Verona. Tamburini. tenía un vago terror. Holanda. Estaban allí casi todos sus antiguos alumnos. como él decía. Alejandría. y mejor que terror. Suecia. Habían llegado representantes de Francia. 100 voces se reunieron de improviso en aquella fresca mañana de abril. pues ni los estudiantes ni el municipio de Turín habían pensado enviar representantes. se constituyó un comité que había encargado a muchos discípulos suyos escribir acerca de su obra. Bélgica. Pesaro. y la Isla de Cuba. Por lo contrario.ÚLTIMAS DESILUSIONES. para hacerle muchos halagos y expresar sus recuerdos a Lombroso. los que habían examinado a los primeros locos y a los primeros delincuentes en Italia con él: Ferri. Chieri. en las cuales Lombroso había trabajado y vivido. y además. Aun contra nuestra desconfianza. Por tanto. la placa y la medalla. de ser por un día “príncipe fingido”. y además muchos discípulos extranjeros que ya eran maestros. Serbia. a combatir siempre. Grecia. Bianchi. España. Morselli. Japón. la idea de estos honores dejó a Lombroso y a todos nosotros muy desconfiados. Inglaterra. de las ciudades italianas de Pavía. México. angustia.

para recordarle su agradecimiento por haber estudiado la causa y el remedio de su enfermedad. de China. al idealista. mandaron sus adhesiones. le escribía una carta simpatiquísima. El rey saludaba con un telegrama afectuoso en Lombroso el honor de Italia.vida de lombroso A estas voces que vinieron a dar su saludo inesperado al autor de El hombre delincuente. Elena de Orleáns. Los obreros socialistas de Turín le ofrecieron un magífico busto de Calígula. otras infinitas se unieron más gratas por inesperadas. la duquesa de Aosta. comprado con miles de pequeñas suscripciones. al espiritista. expresaron su júbilo por los honores mundiales que se hacían a su compatriota. el ejército italiano. y los pelagrosos de los hospitales de Venecia le mandaron algunos sus firmas. de Alemania. al hombre. Constantinopla. de Moscú. Hungría y Estados Unidos. por medio de un general. al amigo. por medio de va­ rios rabinos quisieron ser recordados en el festejo. que en Lombroso honraban al pelagrólogo. cartas individuales y colectivas. 230 . Francia le envió el título de Comendador de la Legión de Honor. recordó al veterano de la ciencia que era también un veterano de la guerra. quisieron serle recordados en aquel día. Las sociedades de Antropología y Psiquiatría de Petersburgo. África. otros las cruces que habían dibujado con la mano temblorosa. Sociedades espiritistas de todos los países e institutos homeopáticos ingleses y estadounidenses. al soldado. al médico. Los italianos exiliados en lejanas tierras de América y de Australia. con telegramas. Rumania. Perú. así como los judíos sionistas y no sionistas.

documentos. regularizando la cátedra de Antropología Criminal que Lombroso había ocupado hasta entonces con carácter de profesor libre. ÚLTIMAS ALEGRÍAS (1904-1906) Amigos lejanos. la confusión de estos discursos. miniaturas. cuadros. y además. fotografías. en una fiesta nupcial. de los extranjeros que llegaban. Leonardo Bianchi le hacía el don más grande. de los telegramas. rápidos. y para consagrarla. a tantos supuestos enemigos. que Lombroso pudo seguir sin sufrimiento las sesiones del Congreso y a los congresistas en todas las fiestas y las comidas. feliz de ser el objeto de tantas fiestas espontáneas. amigos del espíritu que nadie había pensado avisar. estuvo en buenas condiciones durante algunos meses. así como el resto de la fiesta. distintos de los acostumbrados elogios burocráticos. en lugar de las solemnidades estereotipadas de las cuales tenía miedo. conmovedores. aparecieron imprevistamente en la franca mañana del 6 de abril de 1906 a recordar a Lombroso. fue tanta. a tantos amigos lejanos. el júbilo sincero de Lombroso. cráneos.ÚLTIMAS DESILUSIONES. ganadas y sufridas. Los discursos fueron espontáneos. como en una rápida mirada. Y muchos se presentaron con regalos. la alegría espontánea de tantas personas inesperadamente reunidas por un amor común y un entusiasmo único. reproducción de lugares o de personas queridas. trabajos de locos. las luchas combatidas. amigos de la infancia. 231 . nombrándolo “profesor ordinario”. La alegría de ver a tantas personas queridas. El movimiento. desaparecían y reaparecían. transformaron éstas que Lombroso había pronosticado anticipadamente “ceremonias fúnebres”. dibujos.

en el cual. G. que en un acceso de epilepsia había matado a su mujer.XX. el examen y la historia de Alberto Olivo. De El hombre delincuente. Bianchi. La muerte Murió como había deseado morir. al despertarse la había cortado en pedazos y echado al mar. En 1905 publicó un libro acerca de 233 . la cual se reduce efectivamente sólo a manifestaciones externas de un mismo egoísmo y de una misma ferocidad. adormeciéndose confiado en brazos de la naturaleza. con la intención precisa de mostrar la gran diferencia que parecía existir entre el delito antiguo y el nuevo. El espiritismo. En 1904 hizo. con su fiel A. En 1902 publicó Delitos viejos y delitos nuevos. extraño tipo de delincuente loco. había reunido una cantidad de delitos y delincuentes. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) Hostilidad contra la pelagra. como mueren las plantas en un bosque. de la pelagra. como lo dice en el prefacio. ÚLTIMAS AMARGURAS. del genio. las aves en el aire. Lombroso se ocupó poco en los últimos años.

que la mantiene siempre por debajo de las otras naciones. la enfermedad le hacía fatigoso el trabajo. en el manicomio de Reggio Emilia. Es esta la terrible polilla de Italia. Un diputado demostró que desde 1902 hasta 1905. por otros cultivos. y que además había desaparecido completamente en donde las comisiones pelagrológicas habían podido sustituir el cultivo del maíz. los italianos. la lucha contra la teoría maídica había comenzado más violenta que nunca. Pero estos estudios ya no le daban ningún placer. Pero aun cuando las previsiones se hubieran realizado totalmente. en el cual enseña a reunir y a presen­ tar los documentos que constituyen la historia de los delincuentes. fácil de averiarse. casi como si quisieran reaccionar contra los honores que ni ellos ni la Universidad de Turín habían tributado a Lombroso. pacientes al mal. de 1 550 a 100. descuidan el bien cuando lo 234 . que la prensa italiana y las sociedades científicas italianas habían reanudado con violencia después de 1906. Las amarguras más grandes le llegaron en aquellos últimos años precisamente por el asunto que más parecía definitivamente resuelto: la pelagra. de 16 000 a 7 000.vida de lombroso los “Peritajes”. La aplicación de la ley de 1902 había satisfecho las previsiones de Lombroso. lo alejaban los insultos y las polémicas y las declaraciones de muerte de la Nueva Escuela. en la provincia de Como. la enfermedad había disminuido en la provincia de Milán. y por otro. Por un lado. de 5 037 a casi 1 400.

por lo contrario. fumigatus. aspergilli. En Italia. más raro todavía. así en 1905 los italianos rehusaron admitir la disminución y la desaparición de la pelagra como síntoma de la eficacia de la ley contra el maíz averiado. eran venenosos en Italia. 235 . después cambiaron de lugar y se fueron a poblar las chozas y las chimeneas de los países pelagrosos. después de haber luchado. que ellos habían descubierto. sufrido. innocuos en Alemania. ifomiceti. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) han encontrado. y a sufrir otra vez. ocreceus. De manera que una cuidadosa limpieza en las casas y las chimeneas parecía prevenir la pelagra mucho mejor que la ley contra el maíz. de donde caían accidentalmente en la “polenta” (tarta de maíz). en las primeras investigaciones de esos señores se encontraban sólo en el maíz averiado. Todos estos hongos. Como la Comisión del Instituto Lombardo había rehusado en 1875 considerar a la muerte entre los síntomas de envenenamiento. ganado… se vuelve al punto de partida. cuando la verdad ha triunfado.ÚLTIMAS AMARGURAS. gigante. lo ha hecho definitivamente. antes de ver triunfar la verdad. Desde hacía algún tiempo dos médicos. sino en una cantidad de hongos. flavescens. pero en los otros países. esos hongos germánicos. Ceni y Bes­ ta. habían sostenido que el origen de la pelagra debía buscarse no ya en las toxinas del maíz averiado. Evidentemente en todos los países el descubridor debe trabajar. que cam­ biaban todas las semanas y se alteraban como mu­ chos ifomiceti y que. hay que volver a comenzar a luchar. morir. luchar.

del Instituto Lombardo. pues tenían la especialidad de morder sólo a los campesinos. aun cuan­ do con algunas reservas. pasaron de los microorganismos a los macroorganismos. también la teoría del genio y del delito. distinguido higienista del cual Lombroso tenía mucha consideración. sutiles gusanos que viven en el agua —pues el aire. absolutamente independiente creo yo. moscas auténticamente amaestradas. El doctor Alessandrini y otros fueron más allá. En 1908. las chimeneas. El profesor Celli. aun con sus más brillantes confirmaciones. ya se habían explotado—.vida de lombroso Estos variados y variables descubrimientos obtu­ vie­ ron la aprobación del público. proclamando que la pelagra no provenía del maíz. 236 . se precipitaron a investigar nuevos “micromiceti pellagrógenos”. las ca­ zuelas. sino a filaridi. y descubrieron que la pelagra se debía no tanto a los simulidi del doctor Sambon. y entonces todos los que en la ciencia no tienen otra finalidad sino conseguir honras académicas. la última amargura. Hubo de éstos una verdadera epidemia. por la razón de que en Carolina del Sur los estadounidenses afirmaban que no provenía del maíz… Por alguna circunstancia. el cual adjudicó a Ceni la mitad del premio que había negado a Lombroso. pasaba en aquel trienio por un periodo de estancamiento en el favor del público. defendió en el Parlamento todas estas nuevas variadas y variables teorías. Y así fue hasta 1912. y el favor. que las moscas engullían del agua e inoculaban al hombre.

decidió escribir un libro acerca de este asunto. lo sumergía en la más negra melancolía. Lombroso mismo vio a su madre. e inútiles habían sido to­ das sus penas y sus luchas. donde además de los fenómenos de luz y levitación. en la casa Celesia. lo comenzó regularmente en 1906 y lo continuó en los breves intervalos de 237 . Con gran voluntad se ocupó en los últimos años de estudios espiritistas. Cualquier artículo contrario que leía —y parecía que en aquellos años las gentes se divirtieran en Italia escribiéndolos en gran número—. el profesor Morselli vio a su madre. lo apartaba con disgusto de sus antiguos estudios. El hecho de creer esto fue para él un gran dolor. respecto de las cuales venía convenciéndose Lombroso que eran variantes de una misma enfermedad. habría querido tratarlos a fondo: la epilepsia y la psicopatía sexual. En 1901 asistió a algunas sesiones que Eusapia celebró en Génova. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) Pero Lombroso sentía o creía sentir —pues la en­ fer­ medad ya lo hacía inclinarse al pesimismo— que sus teorías iban a morir con él. que había muerto desde hacía muchos años. Sólo dos asuntos le interesaban todavía en Antropología. en septiembre y octubre de 1892. y si su antigua energía hubiera resistido. Había participado en las célebres sesiones dadas por Eusapia en Milán.ÚLTIMAS AMARGURAS. El poeta Guido Vassallo vio a su hijo. Excitado por estas observaciones. hubo apariciones. en las cuales se habían manifestado singulares fenómenos de levitación y de apariciones a través de los muros.

que sufrían o provocaban estos fenómenos. médiums. las manos. Este libro. pero cuya explicación todavía escapa completamente a las leyes físicas. 238 . un peso. premoniciones. para llegar paulatinamente a los más extraordinarios (visión a distancia.vida de lombroso descanso que le dejaba la enfermedad. En la segunda parte presentó el diario de todos los experimentos de Eusapia a los cuales había asistido. de sentir a distancia la proporción característica de una sustancia dada. del cual resultaron varias extrañas propiedades que poseía Eusapia. Examinó después a los individuos histéricos. hipnotizados. y las teorías que se sostenían acerca de ellos. se manifiestan fenómenos físicos seguros. por ejemplo. de descargar chispas de la cabeza. profecías). que fue acabado el último día de su vida. transmisión de sensaciones). aun los extraordinarios. ya indiscutibles. etcétera. acústica y táctil a distancia. en medio de los accesos de angina de pecho. un olor. ergografía. los cabellos. de sensibilidad visual. y el examen clínico somático de esta mujer: sensibilidad. la de hacer echar chispas a una máquina eléctrica puesta a distancia. sentidos. una temperatura. de influir los electroscopios descargándolos lentamente con sus dedos puestos a 20 centímetros de distancia del contacto. observando cómo en toda la serie de estos hechos. estaba dividido en dos partes. Así. sueños proféticos. La primera presenta al lector los hechos que quiere examinar pasando de los más cercanos a la realidad (transmisión del pensamiento.

físico y psíquico de otros médiums. tenía la antigua ansia febril de tener muchos estudios comenzados sobre la mesa. Declaró que una parte de los fenómenos puede explicarse con teorías experimentales positivas. sobre una placa fotográfica envuel­ ta en varios papeles negros. y la enumeración de los milagros que aquéllos hicieron en las condiciones en que actuaban. examinados por él y por otros sabios dignos de fe y. de sentir a distancia el pensamiento ajeno y. pero que otros no. En los raros intervalos de bienestar que algunas veces le dejaba su enfermedad. Lombroso hizo el examen inductivo. so239 . brujos. aplicadas durante algunos minutos. en la cual se imprimía la ima­ gen de su mano. hizo la historia de los médiums antiguos —magos. escribió en esos años muchos artículos acerca de varios asuntos. *  *  * Este libro lo ocupó desde 1906 hasta 1909. según las historias medievales nos lo cuentan. de influir con sus manos.ÚLTIMAS AMARGURAS. Se dedicó. y como no tenía la energía necesaria para comenzar nuevas obras. sin dejar aparte las espiritistas. Expuso todos los hechos que están a su favor y los que están en contra. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) etcétera. En otro capítulo. pero no totalmente. y que por tanto la teoría espiritista hasta ahora es la única que da una explicación posible. por fin. santos—. Examinó todas las teorías ideadas para explicar estos fenómenos. por fin.

orientales. musulmanes. así como los árboles habían sido la idea primera del arte griego. examinar las fotografías de los edificios indianos. encajes. Quiso visitar otras grutas. a estudiar particularmente dos asuntos muy lejanos uno de otro. Naturalmente no se quedó tranquilo con su idea. que lo atormentaba desde hacía ya algunos años. y de los estudios que había hecho hasta aquel día: “El genio de los atenienses” y “El ideal de la arquitectura gótica”. toda hecha de agujas. todos los emigrados italianos su re240 . leer libros de arte. La idea del segundo le vino en una breve permanencia en 1905 en la ciudad de Trieste. durante la cual había visitado las grutas de Postumia (entonces Aldersberg) iluminadas. Ya dije que desde 1878 a 1880. Lombroso tuvo la impresión de que la fantástica disposición de estas grutas fuera el origen primitivo de la extraña arquitectura indiana y morisca oriental. y que desde entonces todos los hombres cultos de las dos Américas habían puesto en su biblioteca los libros de Lombroso.vida de lombroso bre todo. no pudo concluirlo. Este trabajo acerca de la arquitectura fue el último que lo divirtió y en el cual saboreó la alegría de la creación. Su última alegría exterior le vino de América. El primer tema. creo que desde su adolescencia. y poco después en Estados Unidos. buscar en todas partes la demostración de su idea. arcos agudos. Brasil y Uru­ guay como una llamarada. las ideas de Lombroso se habían difundido en Argentina. de los cuales no había ejemplos en la naturaleza.

nosotros podíamos ver y decirle. del pueblo entusiasta que quería ver al menos a los descendientes de su héroe. que mandaban a Lombroso una lluvia de telegramas. folletos escritos en un idioma desconocido. Y por última vez terminamos el año juntos. Sobre nuestro paso hubo una aparición con­ tinua de discípulos. mostrar a América a los hijos predilectos de su sangre y de su pensamiento. y él ver y sentir a través de nosotros. fueron las alegrías más intensas y más íntimas tal vez que la celebridad pudo darle. Para Lombroso era una parte de sí mismo que con nosotros se iba más allá del océano: nuestros ojos eran los suyos. Guillermo Ferrero. que desde 1901 era su yerno. sus hijos. yo misma y el pequeño Leo— fuimos de viaje a América Latina y el año siguiente fuimos a Estados Unidos. feliz porque hubiéramos ido y regresado. ¡Cuántas cosas bellas y buenas pudo así apreciar! Nunca en Europa había asistido a una glorifica­ ción tan grande. nosotros —esto es. de admiradores. y gozarla y casi tocarla cuando él estaba vivo. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) trato. Él vino a Génova para encontrarnos. Estaban sobre la mesa las pruebas del último libro comenzado: El espiritismo. de fotografías. de documentos y elogios. de cartas. pudiéramos saborear esta celebridad que nunca él había sentido. En noviembre de 1907 regresamos de América del Sur. junto con los de Garibaldi y del rey. Pero Lombroso no conocía de esta fama sino las pobres sombras. que estos hijos gozaran el reflejo de su nombre.ÚLTIMAS AMARGURAS. En 1907. El hecho de que nosotros. Comenzó el año corrigién241 .

Él. no le convenía y regresó en septiembre a Turín. El clima. Cuando regresamos estaba mal.vida de lombroso dolo alegremente. cálido y lluvioso. La melancolía ya no lo abandonaba. deseaba ahora cambiar. cada día declinaba. y nos dirigimos a América del Norte. 242 . Se fue a Aosta. después a Turín. evitando el calor de nuestras costas. pero la alegría ya no tenía más que algunas horas de duración. Decidimos pasar el verano en Inglaterra para que pudiera gozar el aire del mar que le era muy saludable. pero no encontró reposo. Lombroso tenía ataques de angina de pecho también durante el día y sin causa. no sé cómo. Y era verdad: insensiblemente. Nosotros lo dejamos. incapaz de trabajar. tan opuesto a los viajes. El verano fue triste. En otoño mejoró. lo había precedido pocos días antes. de donde esperaba poder ir en octubre al Congreso Pelagrológico de Udine. preocupados. No podía gozar y no quería vivir. regresó a Turín. En junio se fue a Stresa: estuvo muy malo. sin embargo. que lo dejaban sin fuerzas. pero se sintió peor. La compañía de Nordau le dio inmenso consuelo. Pero no pudo. donde Max Nordau. después otra vez a Stresa. Leyó los informes que le enviaron por telégrafo. Todo el invierno se sintió un poco mal. con insomnio. moverse continuamente. que lo oprimía. Pero con este telegrama llegó a los congresistas el rumor. mientras que la tristeza duraba largos meses. en invierno empeoró. con su familia. y mandó también un telegrama en contestación. de que Lombroso estaba grave.

ÚLTIMAS AMARGURAS. Ansiosamente. pero era ésta una carta de adiós. abrazándole el cuello con mi cara cerca de la suya. Gina. “Te he esperado —me dijo—. mi hermano Hugo. su hijo. llegamos a las seis de la tarde. bebió una tacita de leche. nunca se sabe”. como cuando era pequeña. Estaba levantado y cuando me vio lloró. mi hermana y su marido. Durmió cinco minutos y despertó para estar mejor. le dijimos que podría hacerlo al día siguiente. Estábamos todos juntos: mamá. Cenó. ¿Ves? Nada ya me da gusto. Mario Carrara con Cchicchi. dijo. no encontraba la pluma. de rodillas cerca de él. el 18 fuimos a Turín. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) El 16 de octubre llegó al pequeño Leo una carta de felicitación de su abuelo para su cumpleaños. Había llegado el encuadernador y había traído algunos tomos suyos. 243 . revisó la edición de El hombre delincuente que había yo hecho para América. Modificó algunas palabras. Sonrió por la incredulidad que siempre creía advertir en nosotros cuando hablaba de este asunto. Guillermo Ferrero y Leo. si eres mi hija debes desear que muera. añadió. Después quiso acostarse. “No.” Se puso sobre el sofá y quiso que yo lo hiciera dormir así. hechos empastar unos tres meses antes. ni el placer tan deseado de verte. “Es un secreto que dentro de poco yo penetraré”. ahora muero contento. o mejor dicho. Quiso escribir la dedicatoria. conmigo. me dijo que aquel día había corregido el prefacio de El espiritismo. intentando modificar con mi respiración la suya siempre irregular. No llores.

contra muchas dudas burocráticas. Murió como en la brecha. A media noche nos avisaron que estaba muy mal. cuando se lo dio. su educador. como desde hacía ya muchas noches nunca la había tenido. pero mamá. aquel corazón. Lo encontramos como lo habíamos dejado. La respiración paulatinamente se hizo más lenta hasta que se apagó. Espantada. *  *  * Murió como había deseado morir. en el cual daba la última batalla. como mueren las plantas en el bosque y las aves en el aire. adormeciéndose confiado en los brazos de la naturaleza. la inspiradora de su vida. fue llevado. pudieran servir. vio que ya no podía pasar los alimentos. sin un espasmo. calmada como un río que en su desembocadura se pierde en el mar. su guía. a explorar otros secretos. regular. murió sencillamente.vida de lombroso Estábamos en su cuarto y nos quedamos con él hasta que se adormeció. el mismo día en que corregía la última palabra de su libro. Sin un movimiento. tranquila. Dormía con una respiración calmada. cuando un oscuro féretro lo quitó de la luz del día. 244 . su alma pasó al infinito. a su laboratorio: para que aquel cerebro. como él lo había deseado. Había pedido un poco de caldo. con todos sus seres queridos y sólo con ellos. feliz de sabernos cerca de él. aquellos miembros que con tanto amor habían investigado la Naturaleza. que había sido su creador. nos hizo llamar. Después.

del espacio y también del genio. No temía la muerte: había amado demasiado. de imaginación. más que cualquier otro. su obra: él no daba importancia a la diferencia de inteligencia. Desde hacía unos seis meses. de edad. su vida transcurrió en el periodo más bello para nuestra Italia. 245 . con el pueblo afligido. pero no sabía qué hacer con una vida llena de enfermedades. tenía fe en el amor y pensaba que el amor puede triunfar de todo: del tiempo. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) Era un espléndido día de octubre: hasta su última morada lo siguieron el canto de los pájaros y el perfume de las flores. Cuando Italia. sabía que era demasiado amado para creer que todo acabara cuando la naturaleza hubiera separado los elementos de su materia. se estaba reconstruyendo. había amado la vida con la intensidad de quien sabe y puede gozarla con todos sus sentidos. podía gozar. forzosamente tranquila. y el sol que él adoraba lo envolvía en sus rayos más ardientes en el pequeño cuarto donde fue dejado solo. Tenía entonces 75 años. más aún que su alma.ÚLTIMAS AMARGURAS. en la cual la enfermedad impedía la lucha. pues su alma férvida de amor tumultuoso. con todo su intelecto. él deseaba impaciente aquel día. después de unos 400 años de servidumbre. Feliz momento. del cual él. de sexo. estaba sacudiendo el yugo y alcanzaba por primera vez su libertad y unificación. después de las terribles convulsiones de la Revolución francesa que todo lo habían destruido. Nacido en 1835 y apagado antes de la Guerra Mundial. Tenía la segura certidumbre de que dejaba en nuestras carnes.

el idealismo político. el romanticismo. pero los tiempos en los cuales vivió. prestigio para nuestro pa­ ís. el idealismo económico que quiere dar al pueblo nuevas bases materiales. so­ cial. Como en un gran lago al cual llegan las corrientes de los montes. todas las pasiones. y después aún. y él habría sido poeta en otros tiempos. su mente rápida. que busca también en el más allá la solución de los problemas humanos. sino sólo la posibilidad que se diera a los hombres de vivir mejor y sufrir menos. no pedían disquisiciones poéticas. convenía a un periodo reconstructor. libertad. un conocimiento amplio y fácil de los hombres y una penetración de las cosas. prácticos por excelencia. con un puro amor de la poesía. y después. médico. que deseaba gloria. que después se difunden por mil pequeños arroyos en la planicie. proponiéndose sólo estudiar los hechos y descubrir con la guía de los hechos la ra­ zón de ellos. después. del arte. científico. de la filosofía histórica. todos los asuntos que agitaron al mundo en su siglo: antes. tal vez lo había preparado para ser poeta. el posi­ tivismo. una intuición tan profunda. sensitiva y comprensiva. 246 . desconfiado de los impulsos y de las teorías. que quiere renovar el viejo mundo jurídico. haciéndolo vibrar tan apasionadamente con el mundo circundante. en su larga vida se concentraron y difundieron todos los problemas.vida de lombroso de ardor. el idealismo espiritista. que fue una reacción. por último. dándole tan viva imaginación. La naturaleza. el tumultuoso patriotismo.

ÚLTIMAS AMARGURAS. sino sólo por los problemas cuya solución pudiera ayudar a los hombres a vivir mejor y sufrir menos. y por eso cerró sus ojos cansados sin haber abandonado nunca los brillantes ideales que habían iluminado la alborada prometedora de su juventud. pues así estuviera en lucha con el mundo entero. fue materializador y misionero de este ideal. Y por esta razón sus teorías quedaron. nunca lo estuvo consigo mismo. y de los cuales los hombres conservan el recuerdo. Y porque precisamente este gran ideal fue su guía. pues no se dejó tentar por los pequeños asuntos que sirven para recibir premios. conservó hasta lo último la posibilidad de gozar. la claridad necesarias para hacerlas accesibles a una humanidad a la cual estaba ligado por el más profundo de los vínculos: el amor. sino en todos los hechos visibles y comprobables por todos. ÚLTIMOS ESTUDIOS (1906-1909) Sensible como todos los poetas a las aspiraciones del momento. aun contra el desprecio de los grandes. Por esta razón sus descubrimientos quedaron. pues la ley que lo había guiado a descubrirlas lo inducía a no encerrarlas en fórmulas misteriosas. sino que lo excitaba a expresarlas con el ardor. como lo hacía la ciencia contemporánea. ganar cátedras. sus descubrimientos permanecieron. 247 . Y es porque siguió su ideal por lo que. la viveza. pues la ley que lo había inducido a ocuparse en ellos lo excitaba a buscar la demostración no tanto en la última teoría oficialmente aprobada.

núm. Verona. Venete. Ital. “Di un fenomeno fisiologico comune ad alcuni neurottieri ed inmenotteri”. Prov. 1855. Gazzetta Medica Italiana Lombarda. 249 . “Schizzi di un quadro storico dell’antica agricoltura in Italia”. Ital. 65.    . Giornale di Medicina Militare. Padua. 1856. “Influenza della civiltá sulla pazzia e della pazzia sulla civilitá”. Gazzetta Medica Italiana Lombarda. 1859. “Sulla pazzia di Cardano”. 31. Gazzetta Medica. “Frammenti medico-psicologici”. Milán. “Saggio sulla Storia della Repubblica romana”. Gazzetta Medica Italiana Lombarda. Collettore dell’Adige. Tip. 57. “Frammenti medico-psicologici”. extr. Venete. Milán. Gazzetta Med. p. de la p. 40.    . Collettore dell’Adige. Prov. Tesi di Laurea. Verona. 1853. Verona. Tip. 24.    .    . Milán. extr. p. 1 de octubre. Antonelli. “Memoria su un caso di ernia diaframmatica”. 1858. 29. “Storia di una ferita di ventricolo facilmente guarita”. 14. “Una proposta igienica”. Milán. Gazzetta Medica Italiana Lombarda. Gazzetta Med. Chiusi. 25.BIBLIOGRAFÍA 1852. Turín. p. núm. p. “Ricerche sul cretinismo in Lombardia”. de la p. Collettore dell’Adige. 1860. Milán.

16 de julio. “Alcuni casi di lesioni dei centri nervosi”.    . p. 250 . Giornale di Medicina Militare. “Dell’abuso dei cataplasmi emollienti”. octubre. Giornale d’Igiene e Medicina Preventiva. e dell’uso del pane di maiz in Lombardia”. “Articolo bibliografico con note e commenti sull’opera di Demme. “Cenni per una carta igienica d’Italia”.    .    . Premiata colla menzione onorevole al premio Riberi per i medici militari. Giornale di Medicina Militare. Turín.    . L’Igea.    . Rivista Contemporanea. Turín. “Memoria sulle ferite d’arma da fuoco”. “Sulle analogie tra retina e cervello”. Turín.    . Giornale di Medicina Militare. Premiata al Concorso Riberi. “Dell’igiene delle Calabrie”.    . Lettrera a P. Unione Tipogr.    . Mantegazza.    . “Il Redi igienista”. Giornale di Medicina Militare.    .    . “Memoria sulle amputazioni”. “Mezzi preventivi della scarlattina e della rosolia”. 21-23. L’Igea. núm. 136 y ss. p. “Sull’abuso dello spaccio dei purganti. p. 1863. 26. “Memoria sulle amputazioni”. 255 y ss. 337.. Giornale di Medicina Militare. Premiata al Concorso Riberi. L’Igea. p. 1862. p. diciembre. Giornale di Medicina Militare. 249. 63. L’Igea.vida de lombroso 1861. p. núms. Militar-Chirurgische Studien ind en Italienischen Lazareien von 1859”. 6 y ss. L’Igea. “Dell’igiene nelle Calabrie”. Tre mesi in Calabria. dei cataplasmi e delle mignatte. Turín.

ed.    . Milán.. “Sulle orine degli alienati”. al delitto esaminato in rapporto alla pazzia..    . abril. Morgagni. “Rivista Psichiatrica e Psicologica” (bibliografía publicada en los Annali Universitari di Medicina. “Mezzi preventivi contro la scarlattina.    . 484. Tip. al genio. “La medicine légale dis aliénations mentales étudiée par la méthode expérimentale.    . en gran formato.. “Prelezione al Corso di Clinica di malattie mentali”. fisiologia.    . Chiusi. Nápoles. p. 8a. Giornale di Medicina Militare. Pavía. en pequeño formato. “Dell’igiene nelle Provincie Napoletane”. 1864. Genio e follia. Gazzetta Medica Italiana Lombarda.    .    . Nápoles. Rapport a la Société 251 . p. 46 pp.    . igiene del matrimonio”. Morgagni. Prelezione al corso di clinica-psichiatrica.BIBLIOGRAFÍA 1863. Milán. Gazzetta Medica Lomb.    . marzo. Ai medici militari d’Italia”. “Sul tatuaggio degli Italiani”. L’Igea. Pavía. “Cenni di geografia medica italiana. rosolia”. Prelezione al corso di clinica-psichiatrica. “Memoria su un tumore del cervelleto (Letta alla conferenza scientifica dell’Ospedale militare di Pavia)”. “Sulle orine degli alienati”. L’Igea. “La pazzia in Ciua e nell’Egitto antico”. “Storia di un tumore al nodo del cervello o del cervelleto”. Giornale di Medicina Militare. Chiusi.    . “Sulla storia. Genio e follia.    . “La medicina e l’igiene nell’Egitto antico”. Nova Liguria Medica.    . Milán. 1865.    . julio y octubre). 1080. Milán. 63 pp.. L’Igea. in cui i primi accenni alla pellagra. Gazzetta Medica Italiana Lombarda.

vida de lombroso de Marseille”. La medicina legale nelle alienazioni mentali studiata col metodo esperimentale. Rivista Clinica di Bologna. p. “Studi clinici sulle malattie mentali”.    . “Mania per ossificazione delle suture precoce”. 5-7.    . “Sulla pazzia ed il genio”. Gazzetta Medica Italiana Provincie Venete. “Mania pellagrosa singolare”. “Studi per una geografia clinica d’Italia”. Padua. di Med. Ital.    . núms.    . 21 pp. per le malattie nervose. 59 pp. G. di Med. Accad.    . Giornale della Regia Accademia di Medicina. Arch. 1866.    . “Studi clinici sulle malattie mentali”. año ix. di Med. d.    .    . con dos tablas. G. G. s. 36..    . Accad.    . Prosperini. miocardite ed idrocefalo congenito”. “Demenza pellagrosa con pericardite. “La medicina e l’igiene nell’antico Egitto”. L’Igea. Padua. Génova. 13-14. “Ancora sulla medicina legale delle alienazione studiata col metodo sperimentale. Giuseppe Chiusi. núms. 252 . “Ricerche sul cretinismo endemico in alcuni punti della Liguria e sui rapporti eziologici del gozzo e del cretinismo”. Milán. “Saggi d’igiene tecnologica”. di Med. Milán. 1865.    . L’Igea. 60 pp. Milán. “Gangrena polmonare con orine di odore gangrenoso e contenenti leucina in un maniaco”. Accad. G. Bulletin des Travaux de la Société Imperiale de Medicine de Marseille. “Afasia in un epilettico”. Turín.    . Risposta”. Accad.

di Bologna. Milán. Gazzetta Medica Italiana.    .    . Clin. “Sulle cause principali di decesso nell’armata ital. Rivista Clinica. di Bologna. Clin. “Casi clinici psichiatrici”. Clin. 1867. Milán. “La paralisi progressiva degli alienati dipende da degenerazione adiposa delle cellule cerebrali?”. Clin. Archivio ital.    . per le malattie mentali e nervose. Archivio ital. Bolonia. “Mania con paralisi progressiva senza degenerazione adiposa delle cellule cerebrali”. Riv. di Bologna. di Bologna. Mania epilettica da stravaso apoplettico nel lobo mediano sinistro del cervello”. per le malattie mentali e nervose. Bolonia.    .    . Annali Universali di Medicina.    .    . 253 . Annali Universali di Med. “Del peso del corpo negli alienati”.    . Osteporosi. Milán. “Ematomi intraperiostei. Archivio ital. “Casi clinici di psichiatria”.    . “Si danno casi di pazzia erpetica?”. di Bologna. “Crisi di mania erpetica”.BIBLIOGRAFÍA 1866..    . Riv. Fava e Garagnani. seguito dalla sua autobiografia”. Clin. Riv.    . Clin. Riv. di Bologna. “Mania simulata da un monomaniaco. Milán. “Vari casi di mania”. Riv. Fava e Garagnani. “Diagnosi psichiatrico-legali eseguite col metodo sperimentale”. “Caso di monomania istintiva allegato da individuo giá altre volte colpito dalla legge”. per le malattie mentali e nervose. nel 1864”. Riv. “Alcuni casi di mania tisica”. Clin.. Milán. Riv.    .

Riv.    .    . Ann. Giornale Italiano delle malattie veneree. Clinica. l’erpetismo ed il vaiuolo nelle alineazioni mentali”.    .    . Milán. Clinica. año iv. Riv. Gazz. Riv. Giornale italiano delle malattie vereree e della pelle.    . “Sulla medicina legale delle alienazioni”.    . Milán..    . Med. Milán. pre­ miato dall’Istituto Lombardo. Rivista Clinica.    . 50. It. Clin.    . “Algometria elettrica nell’ uomo sano ed alienato”.. 110 pp.    . “Sull’orina nei pazzi”. Milán. “Mania epilettica da cisticerco nel cervello e nei reni”.vida de lombroso 1867. “Diagnosi psichiatrico-legali eseguite col metodo sperimentale”. Giornale Italiano delle malattie veneree. Giornale Italiano delle malattie veneree. “Le pigmentazioni. “Vaiuolo e difterite-Vaiuolo e mania-Vaiuolo e va­ ccino”. Bolonia. Milán. Bolonia. “Studi statistico-igienici sull’Italia”. “Azione degli astri e delle meteore sulla mente umana”. Fava e Garagnani. Milán. Accademia di Medicina.    . per le malattie nervose. “Sulla mortalitá degli ebrei di Verona nel decennio 1855-1864”. “Sul peso dei sani e dei pazzi”. “Caso singolare di ermafroditismo maschile trasversale in una maniaca”. Riv. Bernardoni. Turín. “Mania-Osteopososi generale-Adiposi dei muscoli-Cistite-Aortite-Meningite-Ascessi muscolari per causa sifilitica”. “Craniometria nei sani e nei pazzi”. Archiv. p. Milán. Clinica. it. Universali di Medicina.    . 254 . Padua.    . Archivio italiano per le ma­ lattie nervose.

Archivio italiano per le malattie nervose.. Rendiconti dell’ Istituto Lombardo. fasc.    . Bolonia. Bolonia. viii. Riv. Bolonia. i. p.    . “Mania epilettica con cisticerchi nel cervello e nel rene”. Clin.    . “Casi di mania cardiaca”. Stabilimento Re­ daelli. “Dinamometria nell’uomo sano e nell’alienato”.. Parte ii. amilaceo del cervello”. “Sulla relazione tra l’etá ed i punti lunari e gli accessi 255 . Riv. Risposta”.. Giornale italiano delle malattie veneree. 1868.    . serie ii. Ga­ zze­ tta Medica Lombarda. Studiate con me­ to­ do sperimentale”. “Caso singolare di macrosomia”. “Lipemania guarita coll’elettricitá”. Milán.    .    . Milán.. Ar­ chivio italiano per le malattie nervose. “Risposte ad alcuni commenti sulla pellagra maniaca”.    . “Sull’algometria elettrica. Gazzeta Medica Italiana. serie ii. “Caso di un tumore tubercolare del cervelleto. “Diagnosi psichiatrico-legali. Rivista Clinica. “Sulla difterite maniaca e sul veleno difterico”. Archivio italiano per le malattie nervose. viii.    .    . Milán. Milán. Rivista Clinica. Chiusi e Richiedei.    . “Studi clinici sulla pellagra”. fasc. vol. “Schiarimenti sulla pellagra maniaca”. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Bolonia. vol.    . “Caso di mania difterica”. Clin. Med. 28. Riv. Riv. “Pseudomelanosi ed inflammazione corticale del cervello e mania per causa morale”. Milán. Clin.    . en colaboración con Platner. Clin. di Roma.    .BIBLIOGRAFÍA 1867. Bolonia. i. Giorn. Milán.    . “Caso singolare di macrosomia”. Bolonia.

46. Giornale italiano delle malattie veneree e della pelle.vida de lombroso delle alienazioni mentali e dell’epilessia”. s. 256 .    . Italiano.    .    . Rivista Clinica. 1 de agosto. Bolonia. Rivista Clinica. “Sulla pellagra maniaca e sua cura”. Schiarimenti”. 46-49. Archivio italiano per le malattie mentali e nervose. Giornale delle malattie veneree.    .    . 1869. año xi. Nuovi schiarimenti”. “Azioni del magnete sui pazzi”. Milán.    . “Pellagra maniaca”. Gazzetta Medica Lombarda. Archivio italiano per le malattie mentali e nervose. Milán. Rivista Clinica. Bolonia. Archivio italiano per le malattie nervose. 1868. Bolonia. “Studi clinici psichiatrici. Archivio italiano per le malattie nervose.    . Bolonia. Arch. “Pellagra maniaca. Riv. Germania ed Inghilterra”. vol. Gazzetta Medica Italiana. (Gangrena pulmonare-Ma­ nia acuta-Demenza pellagrosa-Mania pellagro­ sa)”. “Sulla pellagra maniaca”. “Influenze delle meteore sulle tendenze criminali”. “Sulla pellagra maniaca. “Mania pellagrosa con arresto di sviluppo”. “Documenti per la storia della meteorologia applicata alla medicina e psichiatria”. “Di alcuni studi statistici ed anatomo-patologici dei psichiatri di Olanda.    .    . Milán. Bolonia.    . Milán. “Le urine dei pellagrosi sono dunque acide od alcaline?”. serie ii. d.    . “Afemia con idiozia”. fasc. Milán.    . núms. Rivista Clinica. Padua. Clin. “Sulle analogie fra retina e cervello”. “Progetto approvato pel Manicomio di Voghera”. p. vi. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. i.    . Pros­ perini..

Letture popolari. di Bologna. 1870. Rendiconti Istituto Lombardo.    . Psykikalische. “Storia di mania gastrica”. Milán.    . seguito de mania epilettica ed ematomi intermuscolari e sottoperiostei”. Lettere fisiologiche di Moleschott”. 257 . Leipzig. año vii.    . contadini. “L’igiene degli operai. “Sintomatologia della pellagra”. “Caso di cromidrosi”. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Bolonia.    . Istituto Lombardo. Weigand. “Caso di emoidrosi paralitica osservata nell’Ospedale di Verona”.BIBLIOGRAFÍA 1869. Fava e Garagnani. Bolonia. Brigola. Milán. d. s. Statistichen Studien. L’Igea. Vantaggi di questi”. Studi clinici sperimentali sulle cause e terapia della pellagra. vol. Archivio per le malattie nervose. Rivista Clinica. Rend. “Dialoghi sulla pellagra”.    . con prefacio original.    . v-376 pp.    . Clin. “Crepatura estesa del cranio e rammollimento cerebrale senza alienazione completa della psiche”. “Caso di maxidion paralitica”. Treves. “La circolazione della vita. ii. “Il bagno contentivo per le doccie e l’alimentazione forzata negli alienati. Klinische Beitraege zur Psychiatrie. trad.    . “Sulla pigmentazione e l’erpetismo nell’allucinazione mentale”. en colaboración con Messedaglia. Riv. O. Résumé d’études sur la pellagre-Relation au Congres international de médecine a Florence.    . Giornale italiano delle malattie veneree. “Apoplessia e rammollimento del cervello. Milán. Bolonia.    . Milán.    .    . Rivista Clinica.    . 283 pp. soldati”.

vida de lombroso 1870. serie ii. Lomb. Nuova Liguria Medica. Archivio italiano per le malattie nervose. Archivio italiano per le malattie nervose. año xiii. “L’acido arsenioso nelle alienazioni mentali della pellagra”. 70”. 177 pp. Rivista Discipline Carcerarie. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. iii. “Dialogo sulla cura della pellagra. Tip. “Lunghezza anormale dell’ avambraccio e altre anomalie di un maniaco microcefalo”. 21-22. d. 69. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Rend. Gazzetta Medica Italiana. Studi clinici sulla natura.    . “Riassunto analitico e sintetico degli studi sulla pellagra”. “Anatomia petalogica della pellagra”. Verga”. Pavía.    . d.    . dedicato ai contadini Opuscolo”. “Dialoghi sulla cura della pellagra”. causa e terapia della pellagra. Ist. Ist. 1871.    . “Sulle malattie cutanee del pazzo”. “Strumento per l’alimentazione forzata dei pazzi”.    .    . “Caso di schelotirbe pellagrosa complicato con cleptomania: lettera al prof. Milán.    . Lombardo. “Sulla pazzia criminale in Italia nel 68.    . 258 . Rivista psichiatrica. Rendiconti dell’ Istituto Lombardo.    . Rend.    . dell’Artista.    . “Nuovo strumento per l’alimentazione artificiale dei sitofobi”.    . s. núms. “Terapia della pellagra”. vol. Bernardoni. s.

Esistenza di una fossetta cerebellare mediana nel cranio di un delinquente. Milán. Milán. “Sull’eziologia della pellagra”. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Archivio italiano delle malattie nervose. “Caso di politrichia e sviluppo anormale del pelo in un cretinoso microcefalico”.    . fasc. Gazz. Morgagni. “Dei pazzi criminali in Italia”. “Sulla lunghezza anormale dell’avambraccio in un maniaco”. Milán. Rivista Clinica. Nápoles.    . núm. 18. Gazzetta Medica Italiana.    . “Tifo pellagroso. “Risposta ad alcune critiche sull’opera: Studi clinici sperimentali sulle cause e terapia della pellagra”.BIBLIOGRAFÍA 1871.    . Milán.    . Societá Cooperativa di Milano. Milán.    . 23 de marzo. Bolonia. “Diagnosi medico-legale di un uxoricida”. Mielite granulare”. vol.    . Medica Italiana. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Gazzetta Medica Italiana. Milán.    . “Osservazioni di psicología patologica”. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Roma. “Esperienze per lo studio e profilassi della pellagra”. “Osservazioni meteorologiche-psichiatriche dell’anno astronomico 1868 nella clinica psichiatrica di Pavia”. 259 . “Caso di un tricoma circoscritto in un monomaniaco”. Discipline Carcerarie. Riv.    . Giornale italiano delle melattie veneree e della pelle. 29.    . Uremia acuta.    . “Circonvoluzione cerebrale soprannumeraria di un omicida e satiriaco”. v. en colaboración con Scarenzio.    .

s. Milán.    . “Rivista psichiatrica (Bibliografie)”. “Sull’instituzione dei manicomi criminali in Italia”. “Efficacia dei solfati. “Sull’azione del frumento guasto”. fasc. di Discipline carcerarie. Rivista Europea.”. Giornale italiano delle matattie veneree.    . 260 . Milán.    . “Sulla pellagra in Spagna”. Ist. It.    . Tip.    . Esistenza di una circonvoluzione cerebrale sopranumeraria senza speciale alterazione psichica”. Lomb. Roma.    . “Sull’aposio del frumento guasto”. Virchow’s Arch. Nuova Liguria Medica. “Caso di frattura del rene in un maniaco epilettico”. Riv. “Eine mittlere Hinterhauptsgrube am Schaedel eines Verbrechers.    . Rendiconti dell’Istituto Lombardo. iposolfati alcalino-terrosi nelle febbri intermittenti. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. d. fascículo ii. Rendiconti del Regio Istituto Lombardo. 1 de julio. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. Relazione”. Rend. “Caso di mielite granulosa e nefrite interstiziale in pellagroso tifoso. Sacchetto. 14-15.    . iii.    . “Sulla trasfusione del sangue nei casi di vaiuolo complicato ad anemia e collasso”. 1872. Comunicazione preventiva. “Maiz e pellagra in Italia”.    . Berlín. 225 pp. Sociale.    .vida de lombroso 1871. Gazz. Florencia.. vol. “Sulla terapia morfinica sotto-cutanea nelle alienazioni”. L’uomo bianco e l’uomo di colore.    . Med. “Verzeni e Agnoletti”. Padua.

Milán.    . “Osservazioni di Psicologia patologica”. s. fasc. “Sulla frattura del rene in un maniaco epilettico”. “Antropologia”. Enciclopedia Medica Vallardi. iv. d.    . Enciclopedia Medica Vallardi. “Studi sulla distribuzione della tigna in Italia”.    . 47 pp. p. Pisa. d. “Antropometria di 400 delinquenti veneti”. Genio e follia. v.— Núcleo de El hombre delincuente. “Cranio”. “Della fosetta occipitale mediana in un criminale”. v. Fratelli Rechiedei. Lettera polemica al prof. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. “Diagnosi medico legali eseguite col metodo.    . Annali Univeral di medicina.    . vol. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. “Sulla statura degli italiani in rapporto all’antropologia e all’igiene”. antropologico sperimentale”. Rendiconti dell’Ist. d. capítulo en la Enciclopedia Medica Vallardi. 3a. Brigola. Tip. 63.    .BIBLIOGRAFÍA 1872.    . 3o. cooperativa. “Quattro casi di microcefalia”..    . Tip. “Cretinismo”. volumen 223. Istituto Lombardo.    . vol. “Uremia ed affezioni cutanee”. xii. xxi.    . “Sulla Teorica dell’imputabilitá e la negazione del libero arbitrio di Ferri”. serie ii.    . fasc. Milán. Giornale di dermatologia. vol. noviembre. Rendiconti dell’Istituto Lombardo.. Lussana.    . fasc. 27 maggio 1872”. 1873. fasc. vol. vi. “Sulle cause della pellagra. s. Rendiconti dell’ Istituto Lombardo. R. s. 261 . 6 de junio. p. vi. 1.    . Milán. Lomb. Bernardoni. Archivio Giuridico. “Studi statistici sulla pellagra in Italia”. fasc.. ed.    . xx. 72.

14. Affetti e pasión dei delinquenti. “Ricerche sul cretinismo endemico in alcuni punti della Liguria”. t. p.    .    . Florencia. “Cisticerchi nel cervello di un epilettico”. 57. Roma. segundo núcleo de El hombre delincuente. serie vi. “Sull’rapporti del cervelleto colla fossetta occipitale mediana”.    .    . en colaboración con Dupré. “Sulla eziologia della pellagra”. iii. Rivista di Medicina. “Rivista Psichiatrica”. “Verzeni ed Agnoletti studiati col metodo antopologico”. 262 . 1873. Italiana. p.    . Milán. Fava e Garagnani. 1874. Tip. vii. “Raccolta di casi attinenti alla medicina legale”.    . 63. Florencia. “Indagini chimiche. Gazzetta Med. “Studi clinici e antropometrici sulla microcefalia ed il cretinesimo”. serie ii. vi. marzo. “Sull’azione tossica del maiz guasto”. en colaboración con Bizzozzero. v. vol. Annali Universali di medicina. fisiologiche e terapeutiche del maiz guasto”. di Chirurgia e di Terapeutica. Archivio d’Antropologia. L’Agri­ coltura Italiana. Milán. Sociale. Annali Universali di medicina.    . Annali Universali di medicina.    . 22 pp.    . Bolonia. Rechiedei. Rivista Clinica. 1875. xvi-xxv. Rendiconti dell’ Istituto Lombardo.    . nota leída en el Instituto Lombardo. “Casuistica medico-legale”. “Cisti voluminose del cervelletto in un maniaco”. “I veleni del maiz guasto e loro applicazione”. 48. fasc. Rendiconti dell’Istituto Lombardo. p.vida de lombroso 1873. fasc.    . Liguria Medica.

   .    . 1878.    . Bolonia. “Behandlung der Eczemate und Chloasmat von verdorbenem”. Roma. “I veleni del maiz e della pellagra”. Mais-Medizinische-Centralblatt. Rendiconti dell’Is­ tituto Lombardo. Rivista di discipline carcerarie.    . “Sui veleni del cadavere e sulla pellarga”. Fava e Garagnani. “Sulla trasfusione del sangue comparato agli innesti animali”.    . I veleni del maiz e le loro applicazioni all’Igiene ed alla Terapia. año ii. Roma. 1a. 377 pp. premiada por el Instituto Lombardo. ii. Memoria de 120 pp. “Sulla statistica della pellagra in Italia”. Rivista sperimentale di freniatria e medicina legale. Arch. Baglione. Morgagni. fasc. iii. di Statistica. 8. noviembre y diciembre. Sulla medicina legale del cadavere. Hoepli. alla Medicina legale e alle discipline carcerarie. Gazz. Rivista di discipline carcerarie. Turín. vi. Uomo Delinquente. año i. “Il cervello dell’assassino Leopoldo Frend”.    . Milán. fascículos de octubre. Tip. studiato in rapporto all’antropologia. Roma-Turín. Medica Italiana.    .    .. 263 . fasc. Nápoles.BIBLIOGRAFÍA 1876. Roma. Milán.. “Dell’influenza dell’orografia sulla statura”. “Sulle condizioni economiche-igieniche dei contadini dell’Alta e Media Italia”.    . Padua. Eredi Botta. 23 de marzo.    . 200 pp. p. “Sull’abolizione dei riformatori dei minoren”. “Della fossetta occipitale mediana in rapporto collo sviluppo del vermis”. ed. 1877. en la Italia agricola. 50. 252 pp.

serie ii.    . serie ii. “Sul cranio di Volta”.    . Bocca. Relación. “Mnemosine.    . vol. Di Husemann. i. Giorn. vol. año viii. serie ii. Movimento Medico chirurgico. “Note di Antropometria sulla Lucchesia e Garafagnana”.vida de lombroso 1878. Dumolard.    . 7 julio. Rassegna settimanale. 264 . Tip. fasc. 20 de mayo. “Rapporto sull’opera ‘De la cause réelle de la pellagre’ ”. Annali di statistica. Milán. 7. vol. ed. “Sulla Trossarello-Sola”. 8. 2a. L’Uomo Delinquente in rapporto all’antropologia. 740 pp.    . Rivista di discipline carcerarie. Botta.    .    . fasc.. “Sulla statistica Della pellagra in Italia”.    . Estrasburgo.    .    .    . i. Rivista di discipline carcerarie. “Del maiz in rapporto alla salute”. Poesía”. “Su Giovanni Gavagliá omicida e suicida”. Turín. “Alcuni cenni sull’assassinio Alberti”. xi. Florencia. Pensiero e Meteore.    . “La pellagra nella provincia di Mantova”. di Torino. “Studio medico legale atropologico sui tumori professionali dei facchini”. Turín. all’giu­ risprudenza e alle disciplina carcerarie. Roma. Roma. “Macinato e pellagra”. Rassegna settimanale.    . en colaboración con Maffei. Turín. Bortolotti. “La cura del crimine”. en colaboración con el doctor Fiore.    . Rendiconti dell’Istituto Lombado. Annali di statistica. Florencia. fasc. iii-230 pp. “Su alcuni prodotti del maiz guasto”.    . Movimento Medico chirurgico. Accad. año vii. 8.

di med. 40 pp.    . p. Gior. 157 pp.    .    .    . Giornale dell’Accademia di Medicina di Torino. Giornale dell’Accademia di Medicina di Torino.    . “Studi su 106 cranii piemontesi”. Nápoles. di Torino. “Sullo stricnismo cronico”. Turín. “Studi sui segni professionali del facchini e sui lipomi delle Ottentotte. año i.. fasc. Giornale Internazionale delle scienze meiche. Turín. di Torino.    . “Il vino nel delitto. Accademia di Medicina di Torino. Conferencia. Acc. Bocca. di Torino. “Su alcune nuove forme di malattie mentali”. 1880. año i. Acc. “Cinque casi di divisione dell’osso malare”. Gior. Giorn. Giornale Internazionale delle scienze meiche. di Torino. genn. “Considerazioni sul processo Passanante”. Accad. camelli e zebú. Sull’incremento del delitto in Italia e sui mezzi per arrestarlo. “La pellagra nella provincia del Friul”.BIBLIOGRAFÍA 1878. Tamburini”.    . “Relazione sull’opera ‘Ueber einige Producte des gefaulten Mais’ ”. 46. “Prolusione al corso di medicina legale”. 60. 265 . año i. 9. “La pellagra in rapporto alla pretesa insufficienza alimentare”. Gior. Giornale internazionale di scienze metiche. Giornale dell’Accademia di Medicina di Torino. 1879.    . p. di med. en colaboración con Cougnet. nel suicidio e nella pazia”. “Su Passanante risposta alla Nota del prof. Acc. e sullo stricnismo cronico”. di med. en colaboración con Amadeo. 4. Nápoles.    . núm. Enrico Detken. Ermanno Loescher. en colaboración con Manuelli. Giornale della R.    .

“Sugli estratti del maiz guasto”. “L’amore nei pazzi”. i. Bolonia. Sentinella Bresciana. 2. Turín. Agnelli. Archivio di Psichiatria. Loescher. Annali Universali di medicina. Rivista Clinica. vol.    . Loescher.    . in una isterica”. en colaboración con Nocito.vida de lombroso 1880. p. fasc. 1. pp. 1. “Davide Lazzaretti”. Loescher.    . conferencia publicada en el volumen de conferencias acerca del amor. Turín.    .    . p. Milán. 32 pp. Archivio di Psich. Relación. Gaceta Medica Italiana Lombarda. 44 pp. vol. ii. “Degli ultimi studi sulla pellagra”. 13 y 45. Archivio di Psichiatria.    . 100. Archivio di Psichiatria in Torino. “Del lavoro dei carcerati nelle opere di bonifica.    . 1881. 17 de julio.    . Turín. conferencia publicada en el volumen de conferencias acerca del amor. “La pellagra nell’Umbria e Friuli”. Turín.    . La pellagra in Italia in rapporto allá pretesa insufficienza alimentare. Tip. “Sulla Trossarello-Sola”. “Scrittura ideografica di un monomaniaco”. ii. fasc. fasc. Turín.. Comunicazione al Congresso Internazionale d’Igiene”.    .    . Loescher. Archivio di Psich. “L’amore nei suicidi”. “Sui provvedimenti per la pellagra”. Dei preparti maidici nella cura di alcune malattie della pelle.. 266 . “Zulla trasposizione dei sensi. 7-11 septiembre. 81. en colaboración con Toselli. “La nuova proposta di legge sui Manicomii criminali”. Turín. 100 pp.    . vol. Archivio di Psich.

3. Nuova Antologia. 3.    .    . “Sul mancinismo nei sani. Rivista sperimentale. fasc.. di Psichiatria. di Psichiatria. ii.    . “Denti a sega negli idioti”. Arch. Arch. Arch. Gasparone. v. Turín. Arch. Studi critici”.    .    . p. pazzi e ciechi”. ed. Rivista sperimentale. di Psichiatria. di Psichiatria. Vallardi. Milán. iii. “Delinquienti d’occasione”. “Pazzia morale e delinquente nato”. ii. Turín.    . Arch. en colaboración con Cougnet. “Sulla pellagra nella provincia di Torino”. di Psichiatria. Arch.    . 267 . di Psichiatria. Celanza.    . di Psichiatria. Loescher. di Psichiatria. “Sull’incremento del delitto in Italia e sui mezzi per arretarlo”.    . Turín. 2. 2.BIBLIOGRAFÍA 1881. Giornale Accademia di Medicina. di Psichiatria. “Scialorrea nervosa guarita coll’Iaborandi”. 313. ii.    . p. “Sfigmografia dei delinquenti alienati”. di Psichiatria. vol. 360 pp. Genio e follia. 316.    . di Psichiatria.    . iii. Rivista Clinica.    . Claustrofobia e Claustrofilia”. 1882. 4a. “Imbecilitá morale in donna ladra e prostituta”. Arch. Tip. 37. 176. i. Arch. “Sul delitto e le meteore. “Processo Spada”. “La reazione vasale nei delinquienti e nei pazzi”. Arch. 1. “La pellagra e l’inchiesta agraria”. “Sull’azione del magnete e sulla trasposizione dei sensi nel l’isterismo”.    .    . di Psichiatria. “Di alcune nuove forme di malattie mentali. “La pellagra in Sissa”. Arch.    .    . Bocca. “Sulla pellagra”. Arch. ii. Arch.

Gazzetta degli Ospedaii. Arch.    . Arch. “La fisonomia di donne criminali”. Archivio di Psichiatria. 1883. 1884. “Fossa occipitale mediana nelle razze umane”. núm. Biblioteca del Capitán Fracassa.    .vida de lombroso 1882. “Pazzo morale e delinquiente nato”. di medicina di Torino. Giornale Acc. di medicina di Torino.    . Milán.    . di Psichiatria. Misdea. Bocca. Arch.    . “Pro schola mea”. 268 .    . di Psichiatria. en colaboración con Bianchi.    . Fr. “L’amore anomalo e precoce dei pazzi”. Arch. di Psichiatria. con 2 figs.    . Turín. Arch. di Psichiatria. I due tribuni. “Sull’analgesia ed anestesia dei criminali e dei pazzi morali”. Arch. “Profilassi della pellagra nella provincia di Torino”. di Psichiatria.. di Psichiatria. “Sui caratteri fisionomici di criminali e di 818 uomini viventi in libertá”.    . “L’orecchio nelle atrofie degli emisferi”. “Riflessi tendinei nei criminali”.    . di Psichiatria. 50. Arch.    . Arch. “Delitti di libidine e di amore”.    . Roma.    . Arch. en colaboración con Pateri. en colaboración con Marro. di Psi­ chiatria. 24 junio. en colaboración con Marro. “Processo Pelzer”. en colaboración con Massimino. “Capacitá cranica di 121 criminali”. Arch. Giornale Acc. di Psichiatria. “Omicidio e furto per amore pazzesco”. di Psichiatria.

París. en colaboración con Severi. Arch. Archivio di Psichiatria. “Ninfomania paradossa”. Arch.    . di Psicologia. en colaboración con Ottolenghi. Bolonia. vi. 1. di Psichiatria. di Psichiatria. di Psichiatria. Turín. F.    . 19. Roma. vol. “La prima esposizione internazionale di antropologia criminale”. vi. 2a. Der Verbrechecher in anthropologischer Ahrtzlicher und juristische Bezihung-Vormals Richter Hamburg. “I pazzi criminali”. di Psichiatria. Arch. di Psichiatria. Alcan. vol. “Polemica in difesa della Scuola Positiva di ForriLombroso-Garofalo-Foretti”. Arch. di Psichiatria. en colaboración con Morselli. “Epilespsia larvata”. L’homme criminal-Crimel-né fou moral épileptique. vol.    . 57 pp. “I processi Pel e Zerbini e la nuova scuola criminale”. Turín.    . “L’identitá dell’epilessia colla pazzia morale e delinquenza congenital”. p. peritaje en colaboración con Morselli. Arch. Arch. “Nuovi dati sull’identitá dell’epilessia e pazzia morale”. p. “Del tribadismo nei manicomii”. Stabilimento Tipografico Italiano. Arch.    . di Psichiatria. “Nevrosi vasomotoria in un truffatore”. 1888. vi. di Psich... Arch. lli Bocca.    . Arch. “Del tribadismo nei manicomi”. Pazzia morale”.    .BIBLIOGRAFÍA 1885. 1887. Turín.    . Turín. Laschi.    . en colaboración con R.    . “Lettere pilitiche e polemiche sulla pellagra in Italia”.    . vii. “Epilessia larvata. ed. di Psichiatria. fasc. 1886. N.    . Archivio di Psichiatria. Arch. 269 . “Del tipo criminale nei delinquienti politici”. I delitti di libidine. Zanichelli.    . vol. 29. Bocca.

300 pp. Torinese. di Psichiatria. Saggi. Arch. di Psichiatria.    . Cittá di Castello. Masi. Uomo delinquente.    . 1890.    . Turín. París.. d’impeto.    . “Genio e follia di Giordano Bruno”. d. 2a. Acc.    . con atlas de cxxix tablas. “Rapport au Congres pénitentiaire internacional de Saint Petersbourg”. di Medicina. en colaboración con Pitré. L’homme de génie. ii. Gior. 1. s. di medicina. “Influenza della civiltá e dell’occasione sul genio”. 580 pp. Arch. en colaboración con Laschi. Delinquente nato e pazzo morale. Arch. Pazzi ed anomali.    . Bocca.    . Turín. Giornale della R. S. “Il manicomio criminale e la forza irresistible”. vol.    . “Studi sull’ipnotismo e sulla credulitá”. Accad. 4a. “I gesti dei criminali”.    . “L’arte nei delinquenti”. Delinquente epilettico. Turín. di Psichiatria. Lapi.    . “Craní di Torinesi ignoti”. en colaboración con Ottolenghi. Palimsesti del carcere.    . Bocca. xxiv-491 pp. di Psichiatria.    . Arch. 1889. Bocca. ed.    .    . lv-660 pp. Arch. Unione Tip. en colaboración con Bererini. di Psichiatria. “Omicidio e suicidio”. 581 pp. Arch. pazzo. 270 . Ferri.    . “L’Italia e unitá non compiuta”. vol.vida de lombroso 1888. Il delitto politico e le rivoluzioni. Fratelli Bocca. Turín. i. criminaloide. di Psichiatria. L’homme criminel. Turín. núm. Arch. en colaboración con Ottolenghi. di Psichiatria. París. con 16 tablas. x-550 pp. ed. Troppo presto! Appunti al nuovo Codice Penale. Alcan.. Dari y Garofalo. xv-360 pp. Alcan. Turín. Uomo delinquente.

di Psichiatria. en colaboración con Laschi. Nouvelle Revue. xxi-392 pp.    . París. Arch. París. París. ii. di Psichiatria. en colaboración con Laschi. di Psichiatria.    . San Petersburgo. “La stéatopygie des Ottentotes”. en colaboración con R. Das Potitische Verbrecher. Arch.    . di Medicina di Torino. xiii-293 pp. “Inchiesta sulla trasmissione del pensiero”. Nouvelle Revue. “Petites et grandes causes des révolutions”.    . di Psichiatria.    .    . Arch.    . Arch. Arch. “Due geni nevrotici femminili”. 2a. Giorn. “Les passions dans les révoltes”. 190 pp. vol. “Forma nuova di follia del dubbio”. traduzione in russo di Mad.    . Fr. Nouvelle Revue. 8 y 9. di Psichiatria. Pinerolo. Félix Alcan.    . ii. v-180 pp.    . Le crime politique et les Révolutions. Medicina legale del cadavere. Walter Scott. París.    .    . Londres. Trattato profilattico clinico della pellagra. di Psichiatria. “La definizione del delitto politico”. criminali e alienate”. Tekukenova. Le crime politique et les Révolutions.    . Alcan. t.    . París. 1802. Bocca. Laschi.BIBLIOGRAFÍA 1890. Félix Alcan. “Infanticidio in pellagrosa”. 271 . 250 pp.    .. núms. The man of genius. dell’Acc. “Tatto e tipo degenerativo in donne normali. París. t. Chiantote e Mascarelli. i. xiii-293 pp. ed. Arch. Nouvelles recherches de Psychiatrie et d’Anthropologie criminelle. Turín. L’uomo di genio. en colaboración con Grimaldi y Aardu. 1891.    . “Esperimenti sull’azione venefica del maiz guasto nel cani e nei polli”.

Arch.    . “Un autografo di Seghetti”. di Psichiatria. Arch.    . di Psichiatria.    . 581 pp. di Psichiatria. di Psichiatria. Arch. Arch. Arch.    . “Processo Bonaglia”. Arch.    . “Educazione anticriminale”. “Esperienze in animali. 1892. “Feritore epilettico”. L’Antropologie criminelle et ses récents progrés. Alcan.    . Arch. 272 . di Psichiatria. “Criminelle d’occasion et criminelle-née”. “Pazzo e simulatore falsario”. “Un’applicazione practica dell’antropologia criminale”.    .    . “Assassinio epilettico”. di Psich. xiv. 1893. Berlín.    . Nouvelle Revue. di Psichiatria. di Psichiatria. Arch. en colaboración con Marro. Arch. Arch. Arch.    . “Della meningite cronica semplice nell’adulto.”. en colaboración con Albertolotti. “Palimsesti del carcere femminile”. di Psichiatria. “Die Sinne der Verbrecher”.    . “Cotone di silicato di ferro nella chirurgia e nella psichiatria”. Arch. The Vorth. “Il processo del Cav…. “La mente di Moleschott”. “L’uomo perfetto”. di Psichiatria.    . di Psichiatria.    .vida de lombroso 1891. “Educazione dei criminali”. “Les corrupteurs actuels”.    .    . di Psichiatria.. París. Arch. Arch. (Leptomeningite cronica emorragica)”. di Psichiatria. di Psichiatria. “The physionomie of Anarchists”. París.    . Arch. iniezione di colture di microorganismi del maiz e sangue dei pellagrosi”. di Psichiatria.    . Arch. di Psichiatria.

Wigand’s. Kurella. ed.    . Roux. Wigand’s Verlag. 6a. Roma. xi-640 pp. L’uomo di genio. Arch. Hamburgo. “Sui recenti processi bancarü di Roma e Parigi”. Wilhelm Friedrich. Bocca. Der Antisemitismus und die Juden. Verlangastalt und Drückerei. Ferrero. Le piú recenti scoperte ed applicazioni della Psichiatria ed Antropologia criminale. Gli anarchici. Bocca. vi-114 pp.    . “Stati inconsci e sublimi della mente umana”. vol. 273 . Fr. Giorn. en colaboración con G.    . p. di Psichiatria. conferencia. “Psychologie des Wirtes”. Turín. “Il delitto e il genio negli animali”. Entartung und Genie. “Le piaghe d’Italia”. Du Zukunft.    .    . 191. 150 pp. la prostituta e la donna normale. Berlín. Leipzig. Das Weib als Verbrecherin und Prostitute.    . trad.    . Nuova Rassegna. “Il genio e il talento nella donna”.BIBLIOGRAFÍA 1893. Ferrero. Bocca. Ferrero. Marro.    . en colaboración con A. Candellero. 95 pp. Leip­ zig. Fr. La donna delinquente. Neue Fortschritte in den Verbrecherstudien.    . en colaboración con G. Roma. vii-435 pp.    . L’antisemitismo e le scienze moderne. en colaboración con G.. Dell’ Accad. iv. di Medicina di Torino.    . Turín. Tip. Roux. Roma.    .    . 739 pp. La Piccola Antologia. Nuova Rassegna. Turín. iii. fasc. 1894. Turín. Leipzig. “Studi sperimentali sul cloralosio”.    .

La donna criminale e prostituta. F. vol. Phot Monatschrift.    . Leipzig. 1896. ed. 31 pp. 3a. ComptesRendus au IVe Congrés International de authon-Crém Genéve. Varsovia. “Lenau es Szecheuyi”. trad. i.vida de lombroso 1894. 274 . 1895. Cohn. en polaco. “Histoire des progres de l’Anthropologie et Sociologie criminelle pendant les années 1895-1896”. París. “The Criminal Anthropologie applied to Pedagogy”. 576 pp. ComptesRendus au IVe Congrés International de authon-Crém Genéve. La funzione sociale del delitto. Alcan. vi-240 pp.    . Londres. ii. Félix Alcan. L’uomo delinquente.    .    . “Le traitement du criminel d’occasion et du criminelné selon les sexes. The female offender”. Verlangastalt und Drückerei.    . Hamburgo.. al alemán de Kurella. trad. Turín. París. Fisher Unwing. i. L’homme criminel. Die Anarchisten. “La ruga del cretino e l’anomalia dei cuoio capelluto”. Les anarchistes. ii.    . Ferrero. xxxv-650 pp.    . 95. xx-258 pp. en colaboración con G. Fr. Ulrico Hoepli. Bocca. Bocca. Palermo. 5a. Budapest. vol. Ernest Flammerien.    . 580 pp. vol.    .. Grafologia. Int. Criminel né-Fou moral-Epileptique-Criminel d’occasion-Par passion. L’uomo delinquente. L’homme criminel. Chicago. The Monist.    . Magyar Szalon.    . París. les áges et les types”.    . Fr. vol. Remo Sandron. ed. Milán. Med.

serie iv. Nuova Antologia.    . “Atavismus und Entwicklung”.BIBLIOGRAFÍA 1896. “Emile Zola selon mes nouvelles théories sur le Génie”. Atti della Societá romana di Antr. agosto. Fr. “Il cervello del brigante Tiburzio”. con atlas. Remo Sandron. “Contributo all’Antropologia dei Dinka”. París. Roma. 1897. Treves. 16 diciembre. Pop.    . en colaboración con Giuriati. lxvi. Religion und Verbrechen. Nicoló Giannotta. Nueva York. Milán. 1898. Twenty Century Practice of Medicine. Genio e degenerazione (Nuovi studi e nuove battaglie). vol. en colaboración con el profesor Carrara. Berlín. Turín. d. La race dans l’étiologie du crime.. p. Nueva York. “Criminal Anthropology”. 372-433. 275 . und Byrons. Deutsche Revue. v-318 pp. iii. p. fasc. iv. Neue Entdeckungen Zum Wahnsinn. vol. conferencia en la Vita Italiana durante la Rivoluzione Francese. Semaine Médicale.    . Il caso Amerling.    . viii-166 pp.    .    . abril. Month. vol. Leopardis. Milán. Treves. 13 de enero. Zukunft.    .    . Stuttgart.    . Catania.    . ii.. In Calabria (1862-1867). L’uomo delinquente. Deutsch Revue. Bocca. xii. “La delinquenza e la rivoluzione francese”. 677 pp. Tassos. Sc. vol.    . “Eine Gesellschftvon Cretins”. Berlín. L’Humanité nouvelle. s. Palermo. “The origine of tattooing”. 24.    .

“Corrélations des organes”.    .    . Roma. “Perché fu grande Venezia”. “I precursori dell’Antropologia criminale”. “Sulle ferite in rapporto al Codice penal”. serie iv.    . Relación del I Congreso de Medicina Legal. Turín. Deutsche Revue.    . North-American Review. Chicago. “Regressive phenomenes in Evolution”.    . “Il militarismo e Dreyfus”.    . Kurella con prefacio. vol. Byron. Revue scientifique. xxi-166 pp. “Homicides aux Etats-Unis”. di Psichiatria. 78. Revue des Revues russe. Hoffman. “Anarchistic crimes and their causes”. 1 de diciembre. “Die Lehre von der Pellagra”.    . Place e l’omicidio nelle donne”. Buenos Aires. Turín. The World. Stuttgart.    . 1899.    . París.    .    . “Il fenomeno Crispi”. “La dismaternité chez la femme criminelle”. “Luccheni et l’anarchie”. 276 .    . de H.    . The Monist. Rossetti.    .    . di Psichiatria. Nación. Revue scientifique. “Le cause dell’anarchia”. “Mr. “Le origini di Venezia”. Revue des Revues. “Simulazione di pazzia”.    . Arch. “La pazzia di Poe. Buenos Aires. trad. Giard et Briére. “Les races et le milieu ambiant”.    . L’antisémitisme. Oscar Coblenz. Alfieri. Deutsch Revue. Nación. Nueva York. enero. Nueva York. Nueva York. Nuova Antologia. Indipendent. Berlín. San Petersburgo.    . “Die Epilepsie Napoleons”. Stuttgart. Nueva York. etc.”. Arch. xvi-221 pp.vida de lombroso 1898. The Forum. Germinal.

Nueva York. vol. Rivisti di scienze biologiche. “L’atavismo e la legge di convergenza degli organi nelle razze e nella specie”. agosto. con tabla. “Los hermanos Mangachi y la Antrop. Rivista di scienze biologiche. Berlín. Buenos Aires. Turín. 16 de febrero. Archivio di Psichiatria. Le crime. 527 pp.    .    . Londres. en colaboración con Alva. Rivista Biologica. criminal”. “Forma d’isterismo maschile con sintomi tabetici”. “Organi e gesti umani acquisiti”. causes et remedes. “An epidemie of Kisses in America”. París.    . Archivio di Psichiatria. Hamburgo. en colaboración con Roncoroni. i. “L’ereditá dei caratteri acquisiti”. Archivio di Psichiatria.    .    .    . Kurella. núm. Appleton Popular Science Monthly.    . Verlagastalt. Nuova Antologia.    . Relación leída en el Congreso Médico de Moscú.    .    . Luccheni e l’antropologia criminale. Kercher Palimpsesten. “Una semiguarigione di criminale-nato”. Criminología moderna. Bocca. “Anarchici-monarchici con doppia personalitá”. The Pall Mall Magazine. trad.    . 277 . Archivio di Psichiatria. Como. Fr. “Il delinquente e il pazzo nel teatro moderno”.    .BIBLIOGRAFÍA 1899. Como. Como.    . “Casi di ferimenti ed assassinii per eccessi epilettici ed alcoolistici”. “Un anarchico paradosso”...    . Schleicher et C. “Caracteres spéciaux de quelque dégénérescence”. “I regicidi”.    . 40. Die Woche.

Lezioni di medicina legale. Forum.    . en colaboración con Paola Lombroso.    . Nueva York. Turín. Nueva York. Nuova Antologia. Amer. Nación. “Bresci”. Archivio di Psichiatria.    .    . Buenos Aires. Revue de Psychologie. Archivio di Psichiatria. Nuova Antologia. “Les progrés de la Psychiatrie”. “Influence du milieu et convergence des organes”. Archivio di Psichiatria. ed. Nación. “L’omicidio agli Stati Uniti”. Fr. “La polizia in Italia”. “Il delitto col biciclo”. Relation du Congres de Moscou. “Il momento bello dell’Italia”. Bocca.    . “La folie et le génie chez Christophe Colomb”. The Indipendent. “Il pericolo giallo”. “La pubertá nel genio”. “Le origini ed I vantaggi della libertá”. “Danneggiamento per vendetta paranoica”.    . Relation du Congres de Moscou. Nueva York.    .    . Buenos Aires.    . Roma.    . North. “Le nozioni dell’Antropologia criminale nei pensatori antichi”. “L’origine del plauso”.    . París. Turín. “Les peines des femmes”. Archivio di Psichiatria.    .    . “Un falso fakiro”. “Casi di premonizione”..    . 573 pp. 2a. Archivio di Psich. Nuova Antologia.    . 1900.    . “Il sistema carcerario in Italia”.    . Archivio di Psichiatria. 278 . “Perche vincono i Boeri”.vida de lombroso 1899.    .    . Turín. “I dolori dell’intelligenza”. Nuova Antologia. L’Adriatico. Archivio di Psichiatria. Review.

Arch. “Le macchine psicologiche”. Nueva York. “Il delitto nel secolo xix”. “Les conquétes récentes de la Psychiatrie”. París. Alcan. Nuova Antologia. vol. Nuovi studi sul genio (da Colombo a Manzoni). 279 .. “Giuseppe Musolino”. xxi-266 pp. “La puberté chez les hommes de génie”.    . 1. Indipendent.    . Archivio.    . “Fenomeni medianici in una casa di Torino”. di Psic. “Sulla cortezza dell’alluce negli epilettici. iv-v. Nouvelles recherches d’antropologie criminelle.    .    . núm. Revue de Psy­ chiat.    . Nación. Rivista di scienze biologiche. Milán. vol. pp. Turín. “Anti italianismo degli Italiani”. “Nuove sorgenti estetiche”. “Der Selbstmord der Vebrecher insbesondere in Zellen”. p. “Ancora dei caratteri acquisiti”. Archivio di Psichiatria. ComptesRendus du Congres d’Anthropol. “Distrazione e sogni dei genii”.BIBLIOGRAFÍA 1900.. Nación. 1902. 4a. ed.    . 3. “Le traitement des criminels”. vol. Der Tag.    . 1901. Rivista d’Italia. Remo Sandron. “Il pericolo nero in Francia”. La Lettura.    . nei criminali ed idioti”. fs. Roma.    . Como. “Les anarchistes aux Etats-Unis”. “Perche i gnradi criminali non presentano il tipo”.    .    . núm.    .. 440. xxii. Archivio di Psichiatria. Nuova Antologia. Archivio di Psichiat. xxiii. 101. “Le pieghe laterali ed i solchi vestibolari della bocca”.    . Revue Scientifique.    . ii.    . 397.

vi-650 pp. vol. 1903. Origine e natura dei genii. Verlag.    .    .. Badaloni”. Arch. i-ii. p. “La psicologia dei miliardari”. di Psic. Archivio di Psichiatria. xxiv. iv-335 pp. “Midriasi volontaria ed epilessia in uomo geniale”. Arch. Archivio di Psichiatria. Turín. di Psic. i-ii. Berlín. vol. p. vol. “Sul vermis ipertrofico e sulla fossetta occipitale mediana nei normali.    . “Innocenza di gravissima imputazione dimostrata dall’­­ antropologia criminale”. xxiii. 280 . Remo Sandron. di Psic.. Archivio di Psichiatria. xxiii. El delito. Madrid. la prostituta e la donna normale. 592. fasc.    . fasc.    . Delitti vecchi e delitti nuovi. Archivio di Psichiatria. Palermo. Frat. Archivio di Psichiat. “Razze e criminalitá in Italia”. Turín. Turín.    . Neue Freie Presse. fasc. Vermüheler. 449. xxiii. vol.. vol. p. 121. Die Ursachen und Bekaempfung des Verbrechens. vol. Bocca. en colaboración con Audenino.    . xxiv. Librería de Victoriano Suárez. xxiii.    .    .vida de lombroso 1902.. en colaboración con Bone­ lli. Sus causas y remedios. xxiv. “La psicologia di un uxoricida tribade”. fasc. alienati e delinquenti”.    . vol. “La critica alla nuova scuola in Germania”. en colaboración con Guglielmo Ferrero. Arch. vol. i-ii.    . Fratelli Bocca. “La nuova legge sulla pellagra e la relaz. vi. “Enrico Ballor detto il martellatore”. La donna delinquente. Nuovi studi sul genio. ii.    .

   .    . vol.    ..BIBLIOGRAFÍA 1903. Turín. New-York-World. vol. Arch. en colaboración con A. 273 pp. Arch. Turín. París. “Il ciarlatanesimo medico”. Courrier Européen.    . xv. fasc. Berl.    . Casa Editrice Moderna.    . iv.    . di Psichiatria. Neue Freie Presse. “Influenza della libertá e della razza sul genio”. ed. “Gli anarchici in Spagna”. “Notre enquete sur la transmission de la pensée”. neuropatologia. 1905. “La libertá condizionale e la magistratura in Italia”. septiembre. Revue des Revues. 281 . “La degenerazione delle dinastie”. Tageblatt. Neue Freie Presse. “La psicologia criminale secondo Melchine e le riforme penitenziarie”.    . G. “Le degenerazioni delle dinastie”. Milán. Fr. La Scuola Positiva.    . La perizia psichiatrico-legale coi metodi per eseguirla e la casuistica legale.    . “Rapina di un tenente dipsomane”. Archivio di Psichiatria.    . 271 pp. Il caso Olivo. Milán.    . Neue Freie Presse. 5. Annale des sciences psichiques. 1904. Libreria Editrice Nazionale. iv. New-York-World. Neue Freie Presse. 640 pp. núm. 2a.    . Neue Freie Presse. “Ladra pazza morale”. i-ii. Il momento attuale in Italia. neuropatologia.    .    . “La psicologia dei miliardari”. vol. “Sale e pellagra”. Bocca. “Il perdono dei criminali”. “L’influence de l’Allemagne”. di Psichiatria. Milán. Bianchi. “La psicologia di Sully”. Il momento attuale.    .

“Le nuove glorie d’Italia”. Antologia. fasc. “L’epidemia psichica di Napoli”. “Dell’anarchia in Spagna”. Courier Européen. Neue Studien über Genie.    .    .    . 1906.    . “La psicologia dei testimoni”. “Come diventerá il delitto adottandosi la nuova scuola”. Congr. d. “Fossette occipitale moyenne”. agosto. “I geroglifici dei criminali”. di Psicol. “Il primo passo al disarmo”. París.    .    .    . y 2o. enero. Le Journal. Roma. Avanti.    . antropologia criminale.    .. “La causa della genialitá negli Ateniesi”.vida de lombroso 1905.    . 282 . Causes et remedes.    . di psichiatria. Roma. Archivio di psichiatria. “Mattoide falso monetario”. “La crise italienne”. “Il mio museo criminale”. “Psicologia dei testimoni”. París. Leipzig.    .    .. “La separazione della Chiesa dallo Stato”. Varietas. Roma. Revue des Revues.    . Das Leben. Crime. mayo. fasc. Lettura. Antologia. Berliner Tageblatt. “Cosa possiamo imparare dalle bestie”. N. “Lo spiritismo e le sue interpretazioni”.    .    . París.    . Archivio di Psichiatria. “Neo francescani e neo socialisti”. 2a. s. y 2o.    . Flammarion. “L’armée du crimes et le combat contre le crime”. Roma.    . N. fasc. La scuola positiva. Archivio di psichiatria. Turín. “Ossessione isterica di paternitá causa di omicidio”.    . 1o. “I deditti dell’automobile”.    . 1o. ed. Revue des Revues. Arch. Alcan. 4-5. “Transmission de la pensée”.    .    . París. La Dépéeche. Les Problémes du jour. “Maisons hantées”.

Süd.    .    . neurop”. “Du parallélisme entre l’homosexualité et la criminalité innée”. “Richet e la guerra”. Avanti. La femme criminelle. Milán. Accademia di Medicina di Torino.    . La Lettura. “La mortalitá e la moralitá in Italia”. Remo Sandron. “Una truffatrice simulatriec”. di psichiatria. fasc. Jentsch.    . Félix Alcan. Causes et remédes. Arch. antropogia criminale.    .    . fasc. Jentsch. 3o. Archivio di psichiatria.    . antropologia criminale. 2a. 283 . Marhold. “Cosa possiamo imparare dalle bestie”.. 22 de febrero. Halle. Neue Studien über Genialitaet (Schmidt’s Jahrbücher der gesammten Medizin).. Nord u. ed. 1-2.    . di psichiatria. Palermo. La Lettura. vol.. 2a. Süd. 110 pp. fasc.    . Alcan. 1-2. Berlín. “Ueber die neue Entdeckungen der gerichtlichen Psychiatrie”. “Ueber die neue Entdeckungen Kriminelle Anthropologie”. Arch. París. “Le stalattiti e l’arte indiana e moresca”. Milán. Neue Fortschritte der kriminelle Anthoropologie. “Come nacque e come crebbe l’antropologia criminale.    . 90 pp. trad.BIBLIOGRAFÍA 1906. Comunicazione fatta alla R. “Anomalie in crani preistorici”.    . Vita Internazionale. Le Crime. trad.    . 600 pp. 1907. relación del vi Congreso de Antropología Criminal. Genio e degenerazione. Nord u. Morselli. “Eusapia Paladino e lo spiritismo”. ed.    . dedicado al profesor E.    . Berlín. en colaboración con Ferrero. Ricerche e studi di psich.

284 . Schmidt’s Jahrbücher der gesammten Medizin.    .    . Scuola Positiva.    . Courrier européen. p. aum. “Proceso Taw”. “Patriottismo e vita moderna”.    .    . Mitt. “La psicologia dei testimoni nei processi penali”.    . New-York-World.    . 125. xxx. Halle. 2a. xxx. xxix. Avanti.    . xxix. Remo Sandron. trad. “Ueber die Entstehungsweise und Eigenart des Genies”.    . vol. Avanti. xxix. Archivio di Psichiatria.    . Archivio di Psichiatria. Divenire Sociale.    .    .vida de lombroso 1907. “La nascita dello Tzar. “La criminalité nord-américaine”. Genio e degenerazione. “La precocitá nel delitto”. “L’Italia armigera dell’Europa”. “Perché i criminal aumentino malgrado la mitezza delle pene”. “La felicitá nei pazzi”.    . La depéche. Marhold. “La psicologia dei terremotati”. Straffrecht.    . Archivio di Psichiatria. vol. en colaboración con Paola Lombroso. “Réponse a Le Double”. vol. Bd. ccxciv. New-York-World. Avanti. 1908. pace!”. vol. ed. Rivista di discipline carcerarie. “La demografia dell’Italia negli ultimi anni”.    . Jentsch. Archivio. “La felicitá nei pazzi e nei genii”. “Molino Bamford Rapid a mano nella profilassi della pellagra”. Archivio di Psichiatria.. “Criptomnesie”.    . Neuve Wien Zeitung. vol.    . 1909.    . Archivio di Psichiatria. “I delitti coll’automobile”. “Pensieri sul processo Steinheil”. l’amnistia in Russia”. “Pace. Palermo. Nuovi studi e nuove battagle. Neue Verbrecher Studien.

The spiritism. Turín.    . ed. rev. 1914. di Psichiatria. “Avventure di un pellagrologo”. xxx.. Bocca. con 57 figs. vol. xxx. Little Brown and Comp. Archivio di Psichiatria. “I delitti e la nevrosi di Grete Beyer”. Boston. The Crime-Causes and Remedies. vol.    ... La donna delinquente e la prostituta. Unione Tip. Turín. Archivio di Psichiatria. y aum. Little Brown and Comp.    . “Alcoolismo di Stato. Bocca. xxx. vol. Ricerche sui fenomeni ipnotici e spiritici. 285 . Archivio di Psichiatria. 1913.. 1912.BIBLIOGRAFÍA 1909. Turín. “Le cause delle criminalitá spagnuole”. Archivio di Psichiatria. vol. “Il vestito dell’uomo preistorico”. en colaboración con Antonini. xxx. por su hija. vol. 320 pp.    . Arch.    . L’uomo alienato raccoto dalla figlia Gina. Boston. y 2 tablas. xxx. 1911.    . Archivio di Psichiatria. “Nuove forme di delitti”.

se terminó de imprimir y encuadernar en abril de 2009 en los talleres de Impresora y Encuadernadora Pro­ greso. 09830 México. . F. S.Vida de Lombroso. A. El tiraje consta de 1 000 ejemplares. D. (iepsa). de C. edición al cuidado de la Di­ rección de Publicaciones del Instituto Nacional de Ciencias Penales. Cal­ zada de San Lorenzo 244. V.