You are on page 1of 2

Se trata de un texto histórico jurídico constituido de contenido político y de fuente primaria donde se tratan una serie de artículos de las

Constitución de 1931. El autor de esta constitución son las Cortes constituyentes elegidas en unas elecciones democráticas el 28 de junio de 1931 donde hubo una abrumadora mayoría a la conjunción republicano socialista. Las cortes se inauguraron el 14 de julio, las cuales tras designar presidente al socialista moderado Julián Besteiro, recibieron el proyecto de Constitución elaborado por una comisión parlamentaria, aprobándose definitivamente el 9 de diciembre que estableció una república de trabajadores de todas clases. Los destinatarios de esta constitución es todo el pueblo español. Las ideas principales de esta Constitución tratan del intento de organización de España como una República, con una constitución democrática dando unos derechos y deberes a los españoles con un carácter progresista, laico y de izquierdas. Se puede observar en los art. 1 y 8 como se define a España (como una República democrática de trabajadores de toda clase en régimen de libertad y justicia), lo que constituye la república (que constituye un Estado integral compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones)y la administración del territorio (Municipios reunidos en provincias y por las regiones que se constituyen en régimen de autonomía. En los art. 3 y 26 se habla de que España es un estado laico donde no se podrá mantener, favorecer, ni auxiliar económicamente a las iglesias, asociaciones o instituciones religiosas. Los art. 25, 36, 43, y 44 hablan de los derechos y deberes colectivos. Donde el art 25 da igualdad ante la ley a todos los ciudadanos sin distinción. El art. 36 recoge la mayoría de edad para ejercer el derecho a voto tanto femenino como masculino, un verdadero sufragio universal. El art. 43 da libertad frente al matrimonio de disolverse por mutuo desacuerdo o a petición de cualquiera de los dos siempre y cuando se alegen hechos de causa justa. Y por último en el art. 44 se habla de que la propiedad privada está subordinada a los intereses nacionales. Como ya se ha mencionado las Cortes constituyentes tras designar a Julián Besteiro presidente , recibieron el proyecto de Constitución aprobándose el 9 de diciembre de 1931. Una de las principales diferencias respecto al resto de las constituciones anteriores fue la aprobación de una amplia declaración de derechos y libertades, entre los que cabe destacar el derecho a un verdadero sufragio universal, la educación o la protección social de los más desfavorecidos. Y lo más importante es que establecía la garantía de los derechos y libertades, al crear el Tribunal de Garantías Constitucionales. La constitución de 1931 también reconocía como derecho la propiedad privada, aunque contemplaba la posibilidad de expropiación cuando lo exigiera el bien común. Defendía de este modo la división de poderes, pero también concretaba los controles que cada poder debía ejercer sobre los demás. El poder legislativo estaba compuesto por unas Cortes unicamerales, ante las que el Gobierno era responsable; el poder ejecutivo estaba encabezado por el presidente de la República, elegido por un mandato de seis años y con poderes muy mermados, pero entre los que figuraba la facultad de disolver la cámara por dos veces; el poder judicial establecía la independencia de los jueces, la gratuidad de la justicia para los económicamente necesitados y, lo que resultaba novedoso, la institución del jurado. La relación entre los poderes se resolvía con el

al formar gobierno. Alcalá-Zamora sería sustituido en la presidencia del Gobierno por Manuel Azaña. Debido a la aprobación del artículo 26 referido a la cuestión religiosa.predominio del legislativo. hecho que. al ser considerado como parte instrumental del poder ejecutivo. De esta forma lograron un importante apoyo de las masas. El texto constitucional no hacía ninguna consideración especial sobre el ejército. por otra parte. pero al no tratarse de una constitución de consenso se granjeó el rechazo de la derecha y del sector más radical del movimiento obrero. dimitieron de sus cargos. Alcalá-Zamora y Miguel Maura. que podía disolverlas si las consideraba peligrosas para la seguridad nacional. Un sector de la derecha se ponía así en guardia contra la República. Lo avanzado del texto atrajo el respaldo de grandes sectores de la población. El presidente de la República tenía las facultades de declarar la guerra y de atribuir los empleos civiles y militares. y los conservadores y católicos. laica y progresista. por primera vez se reconocía el derecho de las regiones a dotarse de estatutos de autonomía y se establecía el ámbito de gobierno tanto de las autonomías como del Estado central. no tuvo más remedio que apoyarse en los socialistas. Sirvió de excusa para que los conservadores lanzaran una campaña para la reforma de la Constitución. y Miguel Maura lo sería en el Ministerio de la Gobernación por Santiago Casares Quiroga. Como conclusión estamos ante una carta magna democrática. aumentaba la hostilidad de la derecha. Tuvo lugar así la primera ruptura en el bloque republicano. a la que habían apoyado. los diputados de la derecha abandonaron el Congreso. En cuanto a la organización territorial del Estado. Azaña. Por lo que respecta a las relaciones Iglesia-Estado. A través de la prensa y en los mítines. ambas instituciones se separaban y se suprimía la asignación oficial de carácter económico al clero. masónica y atea. se hizo ver a los pequeños propietarios rurales y a los empresarios que sus intereses estaban amenazados por una República que ellos definían como revolucionaria. Este sistema recibió el nombre de Estado Integral. se vetaba la enseñanza eclesiástica y se sometía a las órdenes religiosas al control del Estado. ministro de la Guerra. . Se establecía también el matrimonio civil y el divorcio. inspirada principalmente en la Constitución alemana de Weimar.