You are on page 1of 3

Alumno:   Materia:   Bibliografía:   Capítulo:   Fecha:  

Deborah  Stockder  Velasco   Paradigmas  Económicos   Raunig,  G.et.  al.  (eds),  Critique  of  Creativity,  MayFLyBooks,  Londres,  2011,  216  pp.   Raunig,  G.,  Cap.  14:  Crative  Industries  as  Mass  Deception,  p.191-­‐203.   7  de  junio  de  2013  

Resumen Gerald  Raunig  aborda  el  tema  de  la  autonomía  del  campo  cultural,  artístico  y  creativo,  con  una  comparación  entre  la  postura   de  Horkheimer  y  Adorno  en  su  texto  “Dialéctica  de  la  Iluminación”  escrita  en  los  1940’s  y  en  referencia  a  la  Industria  Cultural   -­‐principalmente  de  las  crecientes  industrias  cinematográfica  y  mediática,  especialmente  el  cine  Hollywoodense  y  estaciones   de  radio  privadas  en  los  Estados  Unidos-­‐,  y  las  posturas  de  autores  contemporáneos,  como  Paolo  Virno,  Delueze,  Guattari  e   Isabell  Lorey,  sobre  las  Industrias  Culturales  y  Creativas.     El   texto   está   centrado   en   la   comparación   de   cuatro   ejes   conceptuales   principales:   el   consumidor,   la   subjetivación,   las   formas   institucionales  y  el  sistema  de  producción  industrial  en  el  campo  cultural.     IV:  SISTEMAS  DE  PRODUCCIÓN  INDUSTRIAL  Y  EL  CAMPO  CULTURAL   HORKHEIMER  Y  ADORNO PAOLO  VIRNO   La  Industria  Cultural  surge  como  una  incorporación  tardía  del   La   Industria   Cultural   no   sólo   se   incorporó   a   los   modelos   de   campo  cultural  al  modelo  fordista  de  producción:  un  sistema   producción  fordista  sino  que,  llegado  el  momento,  se  ajustó   productivo   en   cadena   con   carácter   de   ‘línea   de   ensamblado’   a   los   esfuerzos   de   otras   áreas   por   vencer   al   Fordismo   y   al   que   está   regido   por   la   serialización   y   la   estandarización.   La   Taylorismo.   Su   adaptación   a   los   modelos   de   producción   creatividad   está   sometida   a   este   sistema   industrial   de   sugeridos   por   el   Post-­‐fordismo,   hicieron   que   la   Industria   producción.   Su   objetivo   es   la   manufactura   mecanizada   de   Cultural   y   sus   medios   productivos   y   de   acción   se   convirtieran   bienes  de  entretenimiento.   en   modelo   a   seguir.   Fue   la   anticipación   o   el   presagio   al   Las  nuevas  fábricas  de  creatividad,  entiéndase  editorial,  cine,   paradigma   de   la   producción   post-­‐fordista:   espacios   radio   y   televisión,   se   ajustaron   a   los   criterios   de   la   fábrica   informales  y  no  programados,  abiertos  a  lo  inesperado.   fordista.         La  mecanización  otorgó  al  trabajador  más  tiempo  libre  para  el     esparcimiento.   De   ahí   que   este   hecho   haya,   en   parte,     determinado   la   industrialización   de   la   producción   cultural,     transformándola  en  mercancía  de  entretenimiento.           La   Industria   Cultural,   con   sus   monopolios   de   la   cultura   Para  Virno,  las  manifestaciones  de  diferencia  (lo  informal,  lo   moderna,   funge   como   control   y   determinante   de   la   imitación.   inesperado,  lo  ‘no  planeado’)    en  la  Industria  Cultural,  no  son   En   esta   búsqueda   por   alcanzar   dichos   modelos   de   imitación,   remanentes  desechables,  sino  presagios  anticipatorios  de  en   parecería   que   las   personas   continuaran   trabajando   para   una   lo  que  habría  de  convertirse  la  Industria  Cultural.  Estos  actos   fábrica.   de   diferencia   (las   pulsiones   humanas   y   la   necesidad   de     diferenciación)  son  difíciles  de  regular,  por  lo  que  habrían  de   Cualquier   manifestación   de   diferencia   en   relación   a   los   convertirse  en  el  motor  de  esta  industria.     modelos   a   imitar   establecidos   por   la   Industria   Cultural   son     prontamente   reintegrados   a   la   totalidad   de   esta   industria,   o     bien,  desechados  como  remanentes.   III:  FORMAS  INSTITUCIONALES  DE  LA  INDUSTRIA  CULTURAL  Y  LA  INDUSTRIA  CREATIVA   HORKHEIMER  Y  ADORNO   DELEUZE  Y  GUATTARI   La   forma   institucional   de   la   Industria   Cultural   es   una   mega   La  Industria  Creativa  está  estructurada  a  manera  de   corporación,   ya   sea   de   música,   de   entretenimiento   o   de   ‘instituciones  proyectuales’,  es  decir,  micro  empresas  de   medios  de  comunicación.   emprendedores  culturales  auto  empleados  dentro  de  los     campos  de  nuevos  medios  de  comunicación,  moda,  gráficos,     diseño,  cultura  popular  que,  en  el  mejor  de  los  casos,  se     convierten  en  agrupaciones  de  estas  micro  empresas.         Estas  instituciones  han  probado  ser  temporales,  efímeras  y     basadas  en  proyectos.  

      Las  instituciones  proyectuales  de  las  Industrias  Creativas.     profesados   durante   este   periodo:   decidir   por   uno   mismo     cuándo.  sólo  se  da  en  una  persona  al  estar  bajo  el   través  de  las  Industrias  Culturales  y  Creativas.  las  prácticas  de  auto-­‐técnicas  de  gubernamentalidad   afecta  tanto  a  los  productores  como  a  los  consumidores  de   basadas   en   una   supuesta   libertad   ya   eran   empleadas   desde   cultura.   autodeterminación   y.   para   quién   y   en   qué   quiere   uno   trabajar.   a   manera   de   prisioneros.  Un  sistema  en  el  que  la  creatividad     se  presenta  como  medio  de  libertad  y  que  al  mismo  tiempo     otorga   las   herramientas   para   crear   la   ilusión   de   un     autogobierno.       Uno  se  vuelve  sujeto  sólo  si  es  parte  de  esta  colectividad   Una  persona  logra  convertirse  en  sujeto  social  a  través  de  su   cultural  y  rige  a  su  persona  a  través  de  los  estereotipos   aparente  individualidad  y  diferenciación.  Esta  subyugación  que  hace  ‘sujetos’  a  las  personas.   sistema  abstracto.  es  decir.  al  mismo  tiempo  que     fomenta  esta  actitud  creativa  en  las  personas  como     estrategia  para  seguir  produciendo  y  a  la  que  ellas     interpretan  como  libertad.  sus  actores  están  inmersos  activamente  la  línea  de   ‘esclavitud  maquínica’.Los   creativos   se   encuentran   confinados.       El  emprendedor  independiente  se  ha  convertido  en  corriente   predominante.   por   un   lado.  el  modelo  de  subjetivación  que  se  introduce     a  través  de  las  Industrias  Creativas  (con  fines  económicos)  se     logra  a  través  de  la  capacidad  del  sistema  de  gobernar.   colectivos  establecidos.   contrario  a  la  seguridad  que  otorga  la  institución  de  la   Industria  Cultural.     Estas  ‘instituciones  proyectuales’  parecen  tener  la  ventaja  de   estar  cimentadas  en  la  autodeterminación  y  el  rechazo  al   orden  rígido  de  los  regímenes  fordistas  pero.   haciendo  su  trabajo  inestable.     marco  de  la  subordinación  social  que  impone  la  Industria     Cultural.  ya  que  dicho  sometimiento  se  da    por  el  sistema   el  siglo  XVIII.         Las  ideas  e  ideologías  de  autonomía  y  libertad  del  individuo     se   han   convertido   en   formas   hegemónicas   neoliberales   de     medios  de  subjetivación.   Si  bien.   libertad.     II:  LA  SUBJETIVACIÓN     HORKHEIMER  Y  ADORNO ISABELL  LOREY   La  validación  de  un  individuo  dentro  de  una  sociedad  a  través   Los  movimientos  neoliberales  de  los  años  70’s  abrieron  paso   de  la  búsqueda  del  éxito  y  la  felicidad.     La  mayoría  de  las  personas  consideradas  como  ‘creativos’.   los   corporativos   mediáticos   principales.  no  es  hasta  posterior  a  los  1970’s  que  la  auto-­‐ totalizador  que  determina  cada  movimiento  y  estado  de   precarización   se   vio   implicada   a   través   de   los   principios   ánimo  en  las  personas.     La   posibilidad   de   convertirse   en   un   emprendedor   independiente   ha   sido   anulada   por   estos   mega   corporativos.   trabajan  de  manera  independiente  y/o  como   emprendedores  auto-­‐empleados.   los   autores   afirman   que   esto   es   sólo   una   estrategia   para.           Si   bien   las   instituciones   tienen   como   principio   proveer   a   sus   empleados   con   seguridad.  con  o  sin  contratos.  promueven  la  precarización  y  la   inseguridad.  frecuentemente  esporádico.  una  institución  llamada  Industria  Cultural.   elegir   totalidad  y  una  ideología  conformada  y  movilizada  por  un   conscientemente  las  condiciones  precarias  de  trabajo  y  vida.           En  la  actualidad.  disciplinar  y  regular  el  significado  del  ‘yo’  y  los     recursos  para  su  subjetivación.   y   en   donde   su   creatividad   es   reprimida  por  una  forma  de  trabajo  dependiente.  y   sin  una  garantía  de  seguridad  o  calidad  de  vida.   llevan   una   política   de   triangulación   y   subcontratación   de   compañías   que   se   presentan   con   la   bandera   de   empresa   emprendedora.   por   el   otro.       .   incrementar   la   producción   y.   Incluso   los   sucesores   de   la   Industria   Cultural   del   siglo   veinte.     controlar.   en   este   contexto.  Este  tipo  de  instituciones  se  convierten  en  lugares   de  subyugación  social.  por  el   contrario.   exonerar   a   sus   cabezas  de  este  control  y  sometimiento  social.  la   a   un   nuevo   modelo   de   subjetivación   que   es   impuesto   a   subjetivación.   orden   y   respeto.  como  la  llaman  los  autores.   a   una   estructura   institucional   que   somete   al   individuo   al   control   del   capital.   Los   actores   del   campo   cultural   y   creativo   son   convertidos   en   empleados.   La  subjetivación  se  alcanza  al  convertirse  en  esclavos  de  una   autonomía.

    consumidor   sea   a   la   vez   productor   ‘condicionado’   para     instituciones.   La   engaño  que  presenta  la  Industria  Cultural  como  receta  para   Industria   Cultural   está   estructurada   de   tal   manera   que   el   alcanzar  el  éxito  y  la  felicidad.  del     consumidor.  El  éxito  de  este  sistema  reside  precisamente  en     la  participación  activa.   como   en   estas   la  sociedad.  diferentes  y  creativos.   que   se   hace   evidente   a   través   del   concepto   de   auto-­‐precarización   de   Lorey.     promueve  un  consumidor  pasivo.   Su   participación   en   los   procesos   de   subyugación   social   y   espontaneidad  o  pensamiento  activo.       Las  instituciones  culturales  construyen  estereotipos  de   Los   estereotipos   que   persigue   el   consumidor   ya   no   están   acuerdo  a  los  estratos  económicos  generalizadores  dentro  de   diferenciados   tanto   en   estratos   sociales.  Es  parte  de  una  máquina  que  normaliza  y  regula     la  totalidad.  sometido  al  constante   esclavitud   maquínica   no   es   ni   voluntaria   ni   forzada.   originales.  Después  de  todo  el  análisis   que   realiza.       .     guían  su  vida  y  sus  acciones  para  alcanzar.  nulo  de  imaginación.  al  menos  las     actitudes.   conforme   a   la   implicación   de   los   actores   en   la   forma   de   esclavitud   maquínica   que   proponen   Deleuze   y   Guattari.  empleados  asalariados  y  pequeños  burgueses.     El  autor  concluye  revocando  el  título  del  texto:  “La  Industria  Creativa  como  engaño  de  las  Masas”.  y  hasta  cierto  punto  inconsciente.  de  los  ejemplos  más  exitosos  de  estos  modelos     propuestos.  Los  consumidores  que  son  principalmente  los   nuevas   manifestaciones   y   clasificaciones   de   individuos   agricultores.I:  EL  CONSUMIDOR HORKHEIMER  Y  ADORNO ISABELL  LOREY.   sería   más   apropiado  hablar  de  un  “Auto-­‐engaño  de  las  Masas  o  Masivo”.  DELEUZE  Y  GUATTARI   El  sistema  se  manifiesta  como  un  agente  externo  que   El  consumidor  es  juez  y  parte  en  este  sistema.   llega   a   la   conclusión   que.