You are on page 1of 107

Los Doce Pasos

Un Kinder Espiritual
Perspectivas Cristianas Sobre los Doce Pasos
Dale y Juanita Ryan

1

CONTENIDO
Introducción Paso 1 Admitir Incapacidad e Ingobernabilidad Paso 2 Llegar a Creer Paso 3 Decidir Confiar en Dios Paso 4 Tomar Inventario Paso 5 Admitir nuestras faltas Paso 6 Preparar para un Cambio Paso 7 Pedir a Dios que Nos Cambie Paso 8 Estar Dispuestos a Reparar los Males Paso 9 Reparar los Males Paso 10 Continuar el Inventario Paso 11 Buscar a Dios Paso 12 Llevar el Mensaje Los Doce Pasos y Escrituras Correspondientes

2

Introducción
¡Bienvenido al kinder Espiritual!
Fue Hill W. , uno de los fundadores de Alcohólicos Anónimos, quien primero se refirió a los Doce Pasos como un “kinder espiritual”. El estaba enfatizando que los Doce Pasos se diseñaron para ayudarnos a aprender – y en poner en práctica – los hechos espirituales más básicos. Un kinder espiritual se trata de los fundamentos de la vida espiritual. Son primeras lecciones. Primeros pasos. Es regresar a lo básico, una introducción de primer nivel a disciplinas espirituales que desafortunadamente pueden ser fácilmente olvidadas cuando nos movemos hacia preocupaciones más “avanzadas”. Sabemos que es olvidar lo básico. Pasa muy fácilmente. Es demasiado fácil emocionarse acerca de alguna idea o moda nueva y después encontrar hemos perdido contacto con lo más básico. Pero la espiritualidad cristiana siempre ha puesto un valor muy alto en lo básico. Thomas Merton, en su libro Oración Contemplativa (Contemplative Prayer), resume bien esta realidad:

Uno no puede empezar a tratar las dificultades de la vida de la oración y la meditación a que esté perfectamente contento con ser principiante y realmente tener la experiencia de saber poco o nada, y tenga una necesidad desesperada de aprender los rudimentos básicos… No queremos ser principiantes. Pero estemos convencidos del hecho de que nunca seremos nada más que principiantes, ¡toda nuestra vida! Jesús enfatizo el mismo punto cuando habló acerca de la importancia de ser como niños: “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; por que de los tales es el reino de Dios” (Marcos 10:14). Jesús consistentemente honró y respetó las expresiones de confianza más sencillas y más básicas. Es en este espíritu que te invitamos a que te inscribas en el Kinder Espiritual. Como es para principiantes, no tienes por que preocuparte de ser suficientemente bueno, o suficientemente inteligente, o suficientemente listo para inscribirte. Ya sea que tienes tiempo con los Doce Pasos o que nunca los has visto antes – ya sea que has sido Cristiano por años o apenas estás empezando a buscar una espiritualidad significativa – creemos que le Kinder Espiritual te puede ser de ayuda. Los Doce Pasos se conocen mejor, por supuesto como una colección de disciplinas espirituales que han sido de ayuda a personas recuperándose de adicciones. Ya sea una dicción al alcoholismo, las drogas, el trabajo, la comida, el sexo, “componer “ a otras personas, o a cualquier otra cosa, los Doce Pasos ofrecen el
3

material para construir una manera de vida más sana, más libre, y mas llena de gracia. Si luchas con una o más de estas adicciones, los Doce Pasos ofrecen la esperanza de libertad de la trampa destructiva de la adicción. Sin embargo, no necesitas ser adicto para recibir beneficios de los Doce Pasos. La sabiduría espiritual sencilla de los Doce Pasos. Puede ser de ayuda aún si no luchas con una adicción obvia. Todos nos encontramos con temores, con defensas, y con comportamientos que son dañinas a nosotros mismos y a otros. Estas cosas muchas veces juegan un papel en nuestras vidas que son muy similares a las adicciones. Por ejemplo, hacemos las mismas cosas ves tras ves, esperando resultados diferentes. Muchas veces encontramos que hacemos cosas que realmente no queremos hacer – aún cosas que hemos prometido no hacer. El Apóstol Pablo, uno de líderes de la temprana comunidad Cristiana, habló acerca de está dinámica cuando dijo: “Porque lo hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago” (Romanos 7:15) Ya sea que tienes una adicción obvia o, como el Apóstol Pablo, luchas con la diferencia entre tus intenciones y tu conducta actual, los Doce Pasos ofrece el material para un despertar espiritual que cambiará tu vida. Mientras anticipas usar este libro y trabajar los Doce Pasos, puede ser de ayuda pensar en los Pasos en cuatro etapas. Etapa uno: Paz con Dios. Los primeros tres pasos tienen su enfoque en dar una base de paz en nuestra relación con Dios. Empezamos con el reconocimiento que algo esta muy mal en nuestras vidas. Las cosas no son como deberían ser. Necesitamos la ayuda de Dios. En esta etapa de la jornada admitimos nuestra necesidad de Dios, reconocemos el poder de Dios para ayudarnos, y tomamos la decisión de entregar nuestras vidas a su camino. Etapa dos: Paz con nosotros mismos, los próximos cuatro de los Doce pasos tienen su enfoque en dar una base para paz con nosotros mismos. Hacemos un inventario de nuestras vidas. Tomamos la responsabilidad de nuestra conducta. Ponemos fin a la culpa, la evasión, el minimizar, y otras estrategias de protección para nosotros mismos. Aprendemos y ponemos en práctica nuevos niveles de honestidad. Etapa tres: paz con los demás. En Paso Ocho, Nueve y Diez ponemos nuestra atención a hacer las cosas que harán posible que experimentemos más paz en nuestras relaciones con otra persona. Aquí aprendemos a practicar la disciplina espiritual de reparar los males que hemos cometido y encontramos en este proceso las bases para la relación tranquilas. Etapa cuatro: Mantener la Paz. Finalmente, en los dos últimos Pasos, nos enfocamos en acciones que nos permiten mantener la paz que hemos empezado a conocer como resultado de nuestro trabajo en las etapas anteriores. Aprendemos a
4

practicar la honestidad, la humanidad, el amor, y la confianza que hemos estado cultivando cada día, en todo lo que hacemos. Cada uno de los doce capítulos de este libro explora uno de los Pasos. Cada capítulo empieza con un estudio de las raíces cristianas del Paso. Después de esto sigue un estudio de un texto bíblico que se relaciona con el Paso. Y finalmente, se proveen guías para empezar a poner en acción cada Paso. Estamos convencidos que la Biblia puede ser un recurso significativo para estudiar y trabajar los Doce Pasos. Sabemos que si has experimentado cualquier forma de abuso espiritual o si han usado la Biblia en contra, te puede ser difícil imaginar que la Biblia puede ser lectura provechosa en el Kinder Espiritual. Sin embargo, los Doce Pasos tienen raíces muy profundas en las Escrituras. Te animamos a que te aproximes a estos con un corazón abierto. Es nuestra oración que encuentres en estos textos un Dios sorprendentemente lleno de gracia. Es importante enfatizar que no hay nada mágico en los Doce Pasos. No llevan a una transformación rápida que mejora todo. Los Doce Pasos ni siquiera son una cura para el alcoholismo – ni para ninguna otra cosa. El Libro Grande de Alcohólicos Anónimos (the Big Book of Alcoholics Anonymous) hace una declaración mucho más modesta para los Doce Pasos: “No estamos curados del alcoholismo. Lo que en realidad tenemos es una suspensión diaria del castigo contingente sobre el mantenimiento de nuestra condición espiritual”. Los Pasos son herramientas para mantener una condición espiritual sana. Colectivamente representa un camino – un estilo de vida – que puede hacer posible que recibamos de Dios la sanidad, la sabiduría, y la gracia que buscamos. También es importante saber que los Doce Pasos no son los Doce Conceptos. No son las Doce Ideas o los Doce Hechos. Son doce pasos que tomar, doce disciplinas que practicar, doce actividades que hacer. El enfoque esta en acción, no en ideas. Tú tomas los pasos. Si solamente crees las ideas. Tú tomas los pasos. Si solamente crees las ideas que se encuentran en los Doce Pasos en este libro, no puedes esperar los resultados deseados. Mientras trabajas en cada uno de los Doce Pasos en este libro, te animamos a enfocarte en la acción. Pregúntate, “¿Cómo puedo hacer esto hoy?” Hemos incluido una sección al final de cada capítulo para ayudarte a empezar a encontrar maneras de tomar ese Paso. Queremos animarte, si es posible, a utilizar este libro como miembro de un grupo. Es la orientación a la acción de los Doce Pasos que hace de tanto provecho la participación en un grupo. El Paso Uno empieza con la palabra “nosotros” por una razón. Podemos aprender acerca de los Pasos a solas. Pero la fortaleza y poder de quedar que se necesita para el cambio real es mucho mas fácil de obtener cuando tenemos el apoyo de un grupo. Te animamos a hacer lo posible para encontrar una comunidad de personas que pueden compartir la experiencia de un Kinder Espiritual contigo.
5

Nuestra oración es que encuentres en el Kinder Espiritual un cambio llenos de gracia en que viajar y que, en el camino crezcan relaciones profundas y satisfactorias –con Dios, contigo mismo, y con otros. Que llegues a conocerte como un(a) hijo(a) muy amado(a) de Dios. Que tus raíces se profundicen en la tierra rica del amor de Dios.

6

Paso 1
Admitir la Incapacidad y la Ingobernabilidad. Acerca del Primer Paso:
¿Quién quiere admitir la derrota total? Casi nadie, por supuesto. Cada instinto natural está opuesto a la idea de la incapacidad personal. Es verdaderamente horrible admitir que, con el vaso en la mano, hemos torcido nuestras mentes hacia la obsesión de tomar destructivamente que solo un acto de Providencia puede quitarlo de nosotros. Pero al entrar a A.A pronto tomamos otro punto de vista acerca de esta humillación absoluta. Percibimos que sólo a través de la derrota total somos capaces de tomar nuestros primeros pasos hacía la liberación y la fortaleza. Nuestras admisiones de incapacidad personal finalmente llegan a ser piedra firme sobre el se pueden construir vidas felices y con propósito. -Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones

Personas en los programas de Doce Pasos saben que hasta que no experimentes demasiado dolor, los Doce Pasos no te servirán. Pero para el afortunado que sufre, llega un momento cuando él o ella dice, “Tengo que mejorarme. Ya no aguanto vivir así.” Y es entonces cuando uno está listo para los milagros de los Doce Pasos. -J. Keith Millar, A Hunger for Haeling “Siempre haces lo que siempre hiciste, siempre obtendrás lo que siempre obtuviste.”

7

Paso 1
Admitir la incapacidad y la Ingobernabilidad

E

studiantes en la mayoría de los salones de clases empiezan con lecciones

fáciles y gradualmente llegan a las más difíciles. En los Doce Pasos empezamos con lo que para algunas personas es la lección más difícil de todas: no importa qué tan poderosos pensemos que somos, no tenemos el poder suficiente para hacer nosotros mismos lo que queremos y necesitamos hacer. En la superficie puede parecer una lección sencilla, No hay nada particularmente complicado sobre eso. La experiencia sugiere, sin embargo, que puede ser una lección muy difícil que aprender. Alcohólicos Anónimos enfatiza sencillamente este punto en el Paso Uno: Admitimos que éramos incapaces de afrontar solos el alcohol – que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables. No es fácil admitir la incapacidad. Todo nosotros queremos mantener la ilusión de poder a mantener nuestras vidas nosotros mismo. Sin embargo, con el tiempo tenemos que afrontar el hecho de que hay una falta entre nuestras intenciones y nuestra habilidad de llevarlas a cabo. Esta discrepancia se muestra en diferentes maneras en cada uno de nosotros. Podemos tener la intención de tomar, pero encontramos que no podemos hacerlo más que por periodos cortos de tiempo. Podemos querer dejar de buscar comida cada vez que nos sentimos tristes ansiosos, pero nos encontramos comiendo mucho más de lo que quisimos. Podemos querer ser más expresivos con nuestros sentimientos más íntimos, pero nos encontramos emocionalmente alejados. Podemos prometernos a nosotros mismos que pasaremos más tiempo con nuestros hijos, pero continuamos permitiendo que el trabajo tenga prioridad. Todas estas faltas entre nuestras intenciones y nuestras acciones son evidencia de incapacidad. Intentamos cubrir las faltas entre nuestras intenciones y nuestro comportamiento echándole más ganas al tratar de hacer las cosas de una manera diferente. Pero echarle más ganas al intento no siempre sirve. De hecho, algunas veces entre más intentamos, más ingobernable llega a ser nuestras vidas. Los Programas de Doce
8

Pasos empiezan con la admisión que no podemos hacer los cambios que necesitamos hacer usando solamente la voluntad. Ya sea que creemos que somos adictos o no, la mentira que somos lo suficiente inteligentes o adecuados o poderosos para gobernar nuestras vidas por nosotros mismos se verá eventualmente por lo que es – un intento de tomar el papel de Dios. Afrontar nuestra incapacidad requiere de valor. Pero la admisión de incapacidad hace posible un cambio espiritual dramático en nuestras vidas.

Paso Uno: Una Mirada más a Fondo
Nosotros
La primera palabra del Paso Uno implica que la curación para en comunidad – no en el aislamiento. Ésta no es una idea nueva. Mejores son dos que uno: porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante (Eclesiastés 4:9, 10) La necesidad de comunidad es un tema sobresaliente en la espiritualidad bíblica. Dios nos llama a la comunidad – a relaciones íntimas con otros. Todos nosotros somos parte de una familia – la familia de Dios. Es por eso que Jesús nos enseño a orar, “Padre Nuestro….”

Admitimos
El “Kinder” espiritual empieza con la admisión que nos encontramos en problemas. Cuando reconocemos esto, estamos listos para empezar nuestra jornada espiritual hacia la paz y la serenidad. Admitir la verdad no es algo que podamos hacer casualmente. Para la mayoría de nosotros representa un cambio grande d lo normal. Hemos aprendido a pretender, evadir y negar. Ahora tenemos que aprender a reconocer la verdad. La Biblia da un valor muy alto a decir la verdad: “Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo” (Efesios 4:25). La falsedad que “desechamos” en el Paso Uno es la creencia que no necesitamos ayuda – que podemos manejarlo, que estamos manejando nuestras vidas con éxito nosotros mismos. En el Paso Uno admitimos que esto no es verdad. Nos sorprende, cuando admitimos esta verdad, que nuevas y mejores maneras de vivir se nos hace posible.

Éramos incapaces
Ser incapaces no significa que somos incompetentes o destituidos – o que no tenemos ningún poder. Significa que no podemos contar con sólo nuestra voluntad para alcanzar integridad y paz. La voluntad en si no tiene suficiente poder. Vemos nuestra incapacidad cuando intentamos resolver un problema a través de voluntad (por determinación, compromiso, o trabajo más duro) pero encontramos que los
9

cambios que alcanzamos son solamente temporales. Podemos intentar controlar la bebida o el uso de drogas de alguien a quien queremos, pero intentar, intentar más, e intentar lo más que podríamos no nos dará el poder suficiente para alcanzar nuestro objetivo. O podemos prometer no aceptar responsabilidades adicionales, solo para encontrarnos tomando más y más obligaciones. Si has hecho promesas o has tomado decisiones para luego encontrar que tu determinación y compromiso no tuvieron el poder suficiente para alcanzar los resultados deseados, sabes lo que e experimentar la incapacidad. El Apóstol Pablo habó acerca de la incapacidad cuando dijo, “El querer hacer bien está en mi, pero no el hacerlo” (Romanos 7:18) Pablo se dio cuenta que la solución a su problema tendría que involucrar más que simplemente más voluntad. El punto central de la incapacidad es la voluntad por sí misma no es suficiente para permitirnos hacer cambios permanentes. Intentar más no le sirvió al Apóstol Pablo, y no nos servirá a nosotros tampoco.

Alcohol
La palabra “alcohol” en el Paso Uno puede ser reemplazado con otra sustancia, conducta, o condiciones. Narcóticas Anónimos, por ejemplo, reemplazar “alcohol” con “sustancias adictivas”. Algunos grupos codependientes lo reemplazan con “las adicciones de otras personas”. Algunos Cristianos usan la palabra “pecado” o “los efectos del pecado” el uso de otras palabras para reemplazar “alcohol” permiten que cualquier persona use los Doce Pasos. Los principios básicos de los Pasos son los mismos no importando qué sustancias o conducta puede ser el enfoque de nuestro proceso adictivo.

Nuestras Vidas Se Habían Vuelto Ingobernables
¿Qué significa que nuestras vidas son ingobernables? Significa que nuestros esfuerzos para gobernar nuestras vidas no tienen éxito. Las cosas no resultan de acuerdo a nuestro plan. Seguimos haciendo las cosas que pensamos van a resolver nuestros problemas, sólo para encontrar que nuestras soluciones a menudo son peores que nuestros problemas. Hay un dicho viejo en A. A. que resume a esto: “Nunca tuve un problema que fuera peor que la antigua solución que encontré para él”. Nuestras vidas llegan a ser ingobernables por que nuestras “soluciones” empeoran las cosas. Tal vez comemos por que no queremos sentirnos tan deprimidos, pero la realidad es que comer compulsivamente nos hace más deprimidos. Tal vez nos comportamos mal sexualmente por que no queremos sentirnos tan solos, sólo para encontrarnos más alejados que nunca. Podemos endeudarnos grandemente comprando ropa nueva para que sintamos menos vergüenza, sólo para sentir más vergüenza porque nuestros gastos están fuera de control. Soluciones como estas no nos satisfacen por periodos extendidos de tiempo. Los problemas siempre regresan de alguna forma o de otra. El profeta Isaías dio en el blanco cuando preguntó, “¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan y vuestro trabajo en lo que no sacia?” (Isaías 55:2) El Paso Uno nos invita a afrontar el hecho que nuestros esfuerzos para gobernar nuestras vidas no han
10

servido. No podemos encontrar soluciones mejores hasta que hayamos visto con claridad que nuestras soluciones presentes son parte del problema.

Estudio Bíblico para el Paso Uno
Preparación Personal
1. ¿Qué conductas problemáticas en tu vida motivaron a empezar este estudio de los Doce Pasos? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ______________________________________________ 2. ¿Qué dificultades crean estas conductas problemáticas para ti y para otros? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________

Texto Bíblico
Hay muchos textos bíblicos que ayudan a clarificar el Paso Uno. En el texto para este estudio, el Apóstol Pablo, uno de los lideres de la temprana comunidad Cristiana, habla acerca de su propia experiencia con la incapacidad. Porque sabemos que la ley es espiritual; más yo soy carnal, vendido al pecado. Por que lo que hago no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es
11

buena. De manera que ya no soy yo quien hace todo, sino el pecado que mora en mí. Y yo se que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien: por que el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer le bien, hallo esta ley: qué el mal está en mí. Por que según el hombre interior, me delito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se revela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este pecado de muerte? (Romanos 7:14-24)

Reflexión Bíblica
1. Pablo describe su incapacidad como una lucha. Él quiere “hacer el bien “, pero “no puede llevarlo acabo”. ¿Qué cosas buenas has querido hacer – hasta prometido hacer – pero encontraste que no las podías hacer con consistencia? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ______________________________________________ 2. Pablo dice que el hacer el bien no es una decisión sencilla. El continúa haciendo lo que no quiere hacer. Hay una discrepancia entre su voluntad y su comportamiento. Dice, “El mal que no quiero hacer, eso hago”: ¿Qué quisieras dejar de hacer a ti y a otros? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _________________________________________________ ________________________________________________________________

12

3. Queremos creer que podemos controlar nuestras vidas y gobernar nuestros asuntos sin ayuda. En vista de tus preguntas 1 y 2 ¿Qué consideras la verdad acerca de tU habilidad de controlar y gobernar tú solo? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _________________________________________________ 4. Reconocer que nuestras vidas son ingobernables puede parecer una derrota. Pero de hecho, esta admisión refleja una disposición a estar abierto a una vida nueva y más sana. ¿Qué sentimientos de derrota o fracaso experimentas cuando piensas en lo ingobernable que se ha vuelto tu vida? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _________________________________________________ 5. En este texto Pablo habla acerca de una batalla interna. Es la batalla entre la parte de nosotros que quiere cambiar y la parte que se opone al cambio. ¿Cómo has experimentado este conflicto interno? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _________________________________________________ 6. Pablo se describe como un prisionero de su propia conducta y pide que alguien lo rescate. Describe un momento en el cual te sentiste así. ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________
13

___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _________________________________________________ 7. En un momento de quietud, completa el siguiente ejercicio: Imagínate algunos de las conductas que hacen ingobernable tu vida. Experimenta el temor y la tristeza que causan estas conductas. Reconoce tu sentido de ser prisionero de tus propias acciones. Describe tu experiencia con este tiempo de reflexión. ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _________________________________________________

14

El Paso Uno en Acción
1. Admite en voz alta o por escrito que eres incapaz de hacer los cambios que quieres hacer por ti mismo y que tus esfuerzos para hacerlo están haciendo ingobernable tu vida. Pon atención a los sentimientos que experimentas como resultado de esta admisión. 2. En tus asuntos diarios sé concientes sobre los cuales te sientes incapaz. Mantén un registro de estas cosas. 3. En tus asuntos diarios pon atención a las conductas y eventos que causan que tu vida sea ingobernable. Mantén un registro de estas cosas. Pon en acción el Paso Uno diciéndote a ti mismo, “Yo soy incapaz sobre ___________, y actuar como si tuviera poder está haciendo mi vida ingobernable porque _______________, " Admitimos que éramos incapaces de afrontar solos el alcohol – que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

. Yo soy incapaz sobre las decisiones de mi esposo/a, y actuar como si estuviera poder está haciendo ingobernable mi vida porque mi esfuerzo para controlar decisiones de mi esposo/a, hace enojar a todos”. O Yo soy incapaz sobre mi manera de gastar, y actuar como si estuviera poder está haciendo ingobernable mi vida porque estoy acumulando más y más deudas”.

Oración del Paso Uno
Querido Dios, Parece que no puedo gobernar mi vida. Quiero cambiar. Pero parece que no puedo hacerlo. Las cosas que creo que ayudarán no ayudan. Intentar más no ha ayudado. Culpar a otros no ayudado. Comportarme mal no ha ayudado. Tratar de controlarme a mí mismo o a otros no ha ayudado. Me he cansado de esto. No puedo hacerlo No sé qué más decir. Amén.

15

Paso 2
Llegar a Creer
Acerca del Paso Dos:
Cuando llegue al Paso Dos me di cuenta que aunque era un Cristiano comprometido y realmente creía en Dios, mí problema era que algunos aspectos muy importantes estaba viviendo una existencia frenética, con mucha tensión como orador y escritor cristiano profesional. Sabía que algo no estaba bien: estaba enseñando acerca de la gracia y libertad, por una parte, y mi vida estaba ansiosa, tensa y sobre comprometida, por la otra. Pero estaba en negación y no podía ver qué tan extraña era la contradicción. Personas en este programa me han ayudado a darme cuenta que cualquier cosa que hago o pienso que es destructivo a mí o a mis relaciones con otras personas o con Dios es una forma de locura, especialmente cuando sigo haciéndolo mes tras mes. - J. Keith Millar, Sed de Sanidad (A Hunger for Healing) Son pocos en verdad los alcohólicos activos que tienen alguna idea de que tan irracionales son, o al ver su irracionalidad, pueden soportarlo enfrentarlo. Algunos están dispuestos a llenarse “tomadores problemáticos” pero no pueden aguantar la sugerencia que de hecho están mentalmente enfermos. Están afirmados en esta ceguera por un mundo que no entiende la diferencia entre tomar sensatamente y el alcoholismo. “Cordura” se define como “Solidez de mente”. No obstante ningún alcohólico, sobriamente analizado su comportamiento destructivo, ya sea la destrucción de los muebles del comedor o su propia fibra moral, puede pretender tener “Solidez de mente” para él mismo. - Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones. “Si Dios es tu copiloto, Cambia de lugar”

16

Paso 2
Llegar a Creer

E

n el Paso Uno empezamos a enfrentar la verdad acerca de las limitaciones

de nuestro propio poder. Reconocimos que nuestros esfuerzos a depender solamente de nosotros mismos causó que nuestras vidas fueran ingobernables. La próxima pregunta es obvia: si no somos lo suficientemente capaces para hacer lo que se necesita hacer, ¿qué esperanza hay? ¿Adónde podemos ir para obtener los recursos que necesitamos para vivir más cuerdas? El Paso Dos de los Doce Pasos sugiere que la solución a nuestros problemas está en un Poder superior a nosotros: Llegamos a creer que un Poder Superior a nosotros podría devolvernos el sano juicio. Algunas cosas son fáciles de creer. Es fácil para la mayoría de nosotros creer que Dios nos castigará. Es fácil que creamos que Dios está disgustado con nosotros o que le desagradamos a Dios. Lo que es difícil creer para la mayoría de nosotros es que Dios es más poderoso que nosotros y que Dios está listo y puede usar su poder para ayudarnos. Por una variedad de razones, mucho de nosotros tenemos creencias falsas acerca de Dios. Podemos temer que Dios no sea muy poderoso – que Dios sea débil o pasivo o desinteresado en nuestras vidas. O tal vez creamos que Dios es poderoso, pero tememos que Dios usará su poder para lastimarnos o castigarnos. Esta distorsión hace que no sea difícil aceptar el poder de Dios – o la disposición de Dios – a devolvernos el sano juicio. En el Paso Dos empezamos el proceso de aprender que el poder de Dios es para nosotros, no en contra de nosotros.

Paso Dos: Una Mirada mas a Fondo
Llegamos a creer
Creer significa poner la fe y confianza en algo o alguien. En el Paso Uno empezamos a enfrentar la verdad acerca de nuestras vidas, En el Paso Dos, llegamos a creer en algo o alguien superior a nosotros. Es importante recordar que Dios honra y responde a la más pequeña muestra de fe – aún si está revuelta con incertidumbre e incredulidad. No es necesario en el Paso Dos tener incertidumbre absoluta y confianza total. ¡Jesús dijo que la fe tan pequeña como
17

una semilla de mostaza puede mover montañas (Mateo 17:20)! Tal vez no0 tengamos mucha fe o confianza cuando entremos al Kinder espiritual. Pero Dios puede hacer mucho con lo que tenemos. Jesús enfatizó esta verdad cuando respondió con compasión a una persona que vino a él para ayuda diciendo, “Creo, ayuda mi incredulidad” (Marcos 9:24)

Un Poder Superior a Nosotros
El Paso Dos introduce una verdad espiritual fundamental: ¡Hay un Dios, y no soy yo! En el Paso Uno vimos los resultados de nuestros esfuerzos para gobernar nuestras vidas en nuestro propio poder. Ahora podemos empezar a mirar afuera de nosotros mismos para encontrar la ayuda que necesitamos. ¿Recuerda la historia de Jesús acerca del hijo pródigo? (véase Lucas 15:11-32). El hijo pródigo llegó a creer que él necesitaba poder superior al suyo, así que decidió regresar a su hogar, a su padre. Esperaba que su padre lo desconociera y lo tratara como esclavo. No conocía bien a su padre; por seguro no entendía el amor y la compasión de su padre. Pero el hijo sí tenía la fe suficiente como para empezar la jornada a casa. Una fe como la del hijo pródigo es todo lo que necesitamos en el Paso Dos. En esta etapa de la jornada no necesitamos una teología sofisticada o años de entrenamiento bíblico. Todo lo que necesitamos es la fe suficiente para empezar el camino hacia un poder superior a nosotros. Más tarde en la jornada, aprenderemos mucho más acerca del Poder que nos está ayudando a hacer este cambio.

Puede Devolvernos
Observa que le Paso Dos nos invita a creer que la restauración podría pasar. El Paso Dos no requiere que creamos que Dios nos restaure. Tal vez todavía no podemos imaginarnos eso. Sólo necesitamos creer que podría pasar – si un Poder superior a nosotros está disponible. Por eso es que el Paso Dos a veces se llama el Paso de “esperanza”. Introduce la posibilidad de restauración al sano juicio a través de un Poder superior a nosotros. La esperanza es un tema sobresaliente de la Biblia. Vez tras vez a través de la historia bíblica a la gente de Dios se ha encontrado en situaciones difíciles y ha necesitado volver y hablar acerca del poder de Dios para restaurar: Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastor me harán descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma (Salmos 23:1-3) En el Salmo 107, el salmista provee otra imagen dramática de Dios restaurando a su gente a la libertad: Luego que clamaron a Jehová en su angustia, los libró de sus aflicciones; los sacó de las tinieblas y de la sombra de su muerte, y rompió sus prisiones. Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los

18

hijos de los hombres. Porque quebrantó las puertas de bronce, y desmenuzo los cerrojos de hierro. (Salmo 107:13-16).

El Sano Juicio
En programas de los Doce Pasos, la locura a menudo se define como “hacer lo mismo vez tras vez, mientras esperas un resultado diferente. “Por ejemplo, algunos de nosotros usamos sustancias que alteran el humor (alcohol, drogas, nicotina, medicamentos de prescripción, etc.) o conductas controladas (manipulación, amenazas, eludir, etc.) como nuestra solución estándar a los problemas de la vida. Pero el resultado siempre es predecible: recibimos más del mismo caos. Locura en este contexto puede aplicarse a cualquier de nosotros – aún si no estamos batallando una adicción. Todos tendemos a repetir los mismos tipos de conductas derrotistas vez tras vez, esperando diferentes resultados. La esencia del Paso Dos es llegar a creer que hay un Poder que podría ayudarnos a encontrar una manera diferente, más sana de vivir. Las cosas pueden mejorar, podemos ser sanos, y nuestras vidas pueden llegar a ser más tranquilas y llenas.

Estudio Bíblico para el Paso Dos
Preparación Personal
1. ¿Cómo encaja tu vida con la definición de la locura de – “hacer lo mismo vez tras vez mientras esperas diferentes resultados”? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Describe cualquier experiencia que haya tenido de ser ayudado o restaurado por el poder de Dios: ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
El texto para este estudio es un salmo en el cual el autor expresa su necesidad de un Poder superior al suyo.

19

Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame, porque estoy afligido y menesteroso. Guarda mi alma, por que soy piadoso; oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía. Ten misericordia de mí, oh Jehová; porque a ti clamo todo el día. Alegra el alma de tu siervo, porque a ti, oh Señor, levanto mi alma. Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan. Escucha, oh Jehová, mi oración, y está atento a la voz de mis ruegos. En el día de mi angustia te llamaré, porque tú me respondes. Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, y glorificaré tu nombre para siempre. Por que tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma de las profundidades del Seol. Oh Dios, los soberbios se levantaron contra mí, y conspiración de de violentos ha buscado mi vida, y no te pusieron delante de sí. Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, lento en la ira, y grande en misericordia y verdad, mírame y ten misericordia de mí; da tu poder a tu siervo, y guarda al hijo de tu sierva. Haz conmigo señal para bien, y véanla los que aborrecen, y sean avergonzados; porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste. (Salmos 86:1-7, 12-17)

Reflexión Bíblica
1. El autor de este salmo está confiado en que Dios le ayudará. Haz una lista de las peticiones que hace de Dios en este texto. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. Las personas a menudo tenemos que Dios use su poder para castigarles. El salmista conoce sus faltas, mas está confiado que Dios está a favor de él, y no en contra de él. Haz una lista de las palabras y frases que usa el salmista para describir a Dios. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

20

________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. ¿Cómo se compara o contrasta esta lista con tu imagen de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

4. Las personas algunas veces creen que no se merecen la ayuda de Dios. La Biblia nos enseña que Dios está dispuesto a ayudar a cualquiera que lo invoca. ¿Qué hace que sea difícil que creas que puedes invocar a Dios para ayuda? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

5. El salmista escribió, “Porque tú Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan”. ¿De qué manera podría el confiar en esta verdad ayudarte a invocar a Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

21

________________________________________________________________ ________________________________________________________________

6. Piensa en una o dos situaciones en las cuales le pediste a Dios. ¿Qué le pediste? ¿Cuál fue el resultado? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. El salmista le pide ayuda específica a Dios. ¿Qué ayuda específica quieres pedirle a Dios que provea en este momento? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

22

El Paso Dos en Acción
Puedes poner el Paso Dos en acción prestando atención a la evidencia que está trabajando un Poder superior al tuyo. Haz una lista o nota mental de esta evidencia. Empieza con la evidencia más obvia y básica – las cosas que a menudo pasamos por alto o tomamos por dadas. Por ejemplo: “El sol salió esta mañana, y yo no estaba a cargo de eso.” Toma un tiempo cada día para reconocer otras señales de que hay un Poder superior al tuyo. Incluye cambios que veas que normalmente no puedes obtener, no importando qué tanto lo intentas. Por ejemplo:

Llegamos a
“Hoy pude soltar las riendas y dejar de tratar de controlar a mi esposo, y la dejé que solucionara el problema sin decirle qué hace y cómo hacerlo. El resultado fue una experiencia positiva para los dos.” “Hoy me sentí triste y solo, pero no ahogué mis sentimientos en la comida o el alcohol”.

creer que un Poder Superior a nosotros podría devolvernos el sano juicio.

Reconocemos estas evidencias de un Poder superior al tuyo recitando una oración o escribiendo en un diario. Una oración o escribiendo en un diario. Una oración sencilla como “Gracias, Dios” es suficiente. Una nota que dice “Hoy recibí la ayuda que necesitaba” es un recordatorio suave de que está trabajando un Poder superior al tuyo.

Oración del Paso Dos
Querido Dios, Pido una mente y un corazón abiertos Para que pueda llegar a creer Más llenamente, más profundamente en ti – En tu poder y en tu amor. Pido humildad Y una oportunidad De aumentar mí fe en ti. Amén.

23

Paso 3
Decidir Confiar en Dios
Acerca del Paso Tres:
Como todos los Pasos que siguen, El Paso Tres pide acción afirmativa, por que sólo es por acción que podemos cortar la voluntad propia que siempre ha impedido la entrada de Dios – o, si quieres, un Poder Superior – a nuestras vidas. La fe seguramente es necesaria, pero la fe sola de nada sirve. Podemos tener fe, mas manteniendo a Dios fuera de nuestras vidas. Así que nuestro problema ahora llega a ser ¿Cómo y por cuáles medios específicos podremos dejarlo entrar? El Paso Tres representa nuestro primer intento a hacer esto. De hecho intentado llegar a “una decisión de confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios según nuestro propio entendimiento de Él”. -Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones. Billly Gram. Cuenta una historia que ilustra bellamente cómo la fe necesariamente implica la confianza, que es necesariamente mientras movemos más allá de la creencia del Paso Dos al compromiso del Paso Tres. Para resumir la historia: Un hombre valiente empuja una carretilla por una cuerda suspendida muy alto encima de las Cataratas de Niagara. La gente mira asombrada mientras el acróbata ágil continúa empujando la carretilla encima de las cascadas rugientes y mortales. Luego el hombre pone una bolsa de tierra de 200 – libras en la carretilla y atrevidamente pasa encima a un hombre en el grupo y le pregunta, “¿Crees que puedo empujar a un hombre en la carretilla a través de las cascadas?” El hombre entusiasmado dice, “Sí, por supuesto”. El acróbata apunta directamente al hombre y le dice, “¡Súbete!” El Paso Tres se trata de subirse a la carretilla. -Martin M. Davis, El Evangelio y los Doce Pasos.

“Suelta las riendas y entrégaselas a Dios”

24

Paso 3
Decidir Confiar en Dios

L

os Doce Pasos empiezan con la admisión que no podemos gobernar la vida

solos. En el Paso Dos añadimos a esta fundación una creencia que Dios podría hacer por nosotros lo que no podemos hacer por nosotros mismos. Estos primeros dos Pasos nos han preparado para tomar una decisión importante. Los primeros tres Pasos a menudo se han resumido en tres declaraciones sencillas: “No puedo. Dios puede. Creo que dejaré que lo haga”. El Paso Tres anima a decir entregar nuestras vidas al cuidado de Dios: Decidimos confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios, según nuestro propio entendimiento de Él. La mayoría de nosotros sabemos intelectualmente que Dios puede cuidar mucho mejor de lo que podemos cuidarnos nosotros mismos. Pero podemos tener miedo a confiar en Dios para que el nos cuide. Tal vez hayamos confiado en otra persona que resultaron no ser dignos de nuestra confianza. Como resultado, tal vez no esperamos que un cuidador – aún Dios – sea amable o de ayuda. Aunque tal vez sabemos que Dios es lleno de gracia y amor, podemos experimentar temor cuando empezamos a tomar la decisión sugerida en el Paso Tres. Tomar una decisión es todo lo que se nos requiere en el Paso Tres. Es similar a planear unas vacaciones. Primero decidimos ir de vacaciones, luego empezamos a planear para las vacuotes, y después realmente tomamos las vacaciones. La decisión es una parte muy importante del proceso – pero no es todo el proceso. En el Paso Tres solo estamos tomando una decisión. No necesitamos confiar en Dios completamente y totalmente por el resto de nuestras vidas para hacer el Paso Tres. Empezamos tomando la decisión de confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios el día de hoy. Es una decisión que necesitamos tomar un día a la vez por el resto de nuestras vidas. Cada día que decidimos confiar nuestras vidas al cuidado de Dios, nuestra confianza en la sabiduría y el amor de Dios crecerá.

25

Paso Tres: Una Mirada más a Fondo.
Decidimos
Este Paso nos invita a tomar una decisión. La decisión que tomamos es en confiar nuestra vida y nuestra voluntad al cuidado de Dios. Esta decisión empezará un proceso de por vida de cambio que puede llevar a la paz y la serenada. No necesitamos entender el proceso entero para empezar. Es suficiente saber que no podemos hacerlo solos. El proceso actual de “entregarle todo” vendrá después. Está claro en las Escrituras que Dios conoce las decisiones que enfrentamos y que quiere que tomemos decisiones buenas: Os he puesto delante de la vida y la muerte, la bendición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amado a JEHOVÁ tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él. (Deuteronomio 30:19, 20)

Confiar
La palabra rendir se usa a menudo para describir el “entregar” del Paso Tres. Es una decisión de dejar nuestra propia voluntad y redimir nuestra voluntad a un Poder Superior. La palabra rendirse puede ser una palabra confusa, porque parece ser una señal de debilidad o fracaso – de “darse por vencido” o “perder”. Muchas personas que empiezan a trabajar e el Paso Tres temen que si entregan sus vidas a Dios, no les quedará vida – que perderán todo. Pero precisamente lo opuesto es la verdad. Lo que ha llevado a todas las pérdidas en nuestras vidas es nuestro rechazo a rendir el control a Dios. Lo que llevará a la serenidad y la paz es nuestra disposición a rendir nos a Dios. Jesús capturó el corazón del Paso Tres cuando dijo: “El que halla su vida, la perderá; y el qie pierde si vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10:39) Hemos trabajado muy duro para “encontrar” nuestras vidas – para controlar nuestras vidas y estar a cargo de todo lo que hacemos. Pero el resultado ha sido la pérdida. Jesús dice si “perdemos nuestras vidas” – si nos rendimos y le damos nuestras vidas a Dios – entonces encontramos nuestras vidas por la primera vez.

Nuestra Voluntad y Nuestra Vida
¿Qué es lo que decidimos confiar a Dios? Nuestra voluntad rota. Y nuestras vidas rotas. Eso es lo que decidimos darle a Dios en el Paso Tres – voluntades rotas y vidas rotas. Tal vez no parezca un regalo muy bueno. Pero eso es por que aun no entendemos todo lo que Dios puede hacer con cosas rotas. Ni aún entendemos qué tan diferente es la voluntad buena y benévola de Dios nuestra voluntad propia. En el Paso Tres decidimos entregar nuestras voluntades rotas y nuestras vidas rotas a Dios. Hacemos esto con la esperanza que Dios haga un mejor trabajo con nuestras vidas que hemos hecho nosotros. Habrá muchas

26

personas placenteras por delante en la jornada mientras empezamos a ver los resultados de esta decisión. El salmista expresó la esperanza que viene de rendirse a Dios: Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu bien espíritu me guíe a tierra de rectitud. (Salmos 143:10)

Al Cuidado de Dios
En el Paso Tres confiamos nuestras vidas al cuidado de Dios. ¿Cómo será que Dios cuida de nosotros? En esta etapa de la jornada algunos de nosotros tendremos imágenes terribles y temerosas de cómo será esto. Puede sentirse igual a entregarnos a un juez que castigará severamente – o aún a entregarnos a un verdugo. Pero no es así el ser cuidado por Dios. Dios es un cuidador bueno. Las cosas han empeorado más y más mientras hemos estado a cargo de nuestro propio bien. Con Dios a cargo de nuestro bienestar, las cosas mejorarán. Jesús a menudo enfatizó la bondad del cuidado amoroso de Dios. Por ejemplo, Jesús hablo acerca de cómo nos agotamos al tratar de llevar nuestras propias cargas. Estamos invitados, dice Jesús, a una vida muy diferente, en la cual le damos nuestras cargas a Dios: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28)

Según Nuestra Propio Entendimiento de Él
Algunas personas – los cristianos en particular – tal vez no vea la necesidad de esta parte del Paso Tres. Algunos han cambiado estas palabras a “a través de Jesucristo”. Es entendible que aquellos de nosotros que somos cristianos quisiéramos hacer ese cambio. Pero también es importante recordar qué tan útil es mantener la puerta del “Kinder” es espiritual abierta para todos. No necesitas tener un entendimiento completo de Dios – o de Jesús – para sacra provecho de este Paso. Todavía estamos en el “kinder” espiritual. No llegaremos muy lejos si tenemos que pasar un examen en teología antes de usar los Doce Pasos. La frase “según nuestro propio entendimiento de Él” no sugiere que ya sabemos todo lo que necesitamos saber acerca de Dios. Nuestro entendimiento de Dios cambiará mientras trabajamos los Doce Pasos. La frase “según nuestro propio entendimiento de Él” sólo significa que actuamos a base de lo que hemos aprendido en el Paso Dos – que el poder de Dios es más grande que el nuestro y que Dios es lo suficientemente poderoso para restaurarnos. Esto es toda la fe que necesitamos cuando trabajamos en el Paso Tres. Puedes parecer a algunos que esto es tan solo un poco de fe. Pero como enseñó Jesús, Dios puede hacer grandes cosas con un poco de fe. “De cierto os digo, que si tuviese fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá; y nada os será imposible”. (Mateo 17:20)

27

Estudio Bíblico para el Paso Tres
Preparación Personal
1. ¿Qué temores tienes acerca de confiar tu voluntad y tu vida al cuidado de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Qué problemas en tu vida te motivan a querer confiar tu vida al cuidado de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
El texto para este estudio es parte de un salmo en el cual el autor nos invita a confiar nuestras vidas a Dios. Después habla acerca del cuidado amoroso que podemos esperar recibir de Dios. Confía en JEHOVÁ, y has el bien, y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en JEHOVA, y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a JEHOVÁ tu camino, y confía en él; y él hará. Exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía. (Salmos 37:3-6)

Reflexión Bíblica
1. Este salmo nos invita a confiar nuestras vidas y nuestras voluntades al cuidado de Dios. El salmista usa palabras específicas para describir lo que tenemos que hacer cuando nos entregamos a Dios. La primera palabra que usa es “confiar”. Confiar es apoyarnos con confianza en alguien o algo. ¿Cómo describirías tu nivel presente de confianza en Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

28

________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. La segunda palabra que usa el salmista es “deleitarse”. Deleitarse es encontrar alegría o placer en alguien o algo. ¿Qué experiencias has tenido de encontrar alegría o placer en Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. La tercera palabra que usa el salmista es “encomendar”. Encomendar es dar o confiar algo a alguien para que lo guarde seguro. ¿De qué manera estás comenzando a encomendar tu vida a Dios y a su cuidado amoroso? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 4. Según el salmista, ¿Cuáles serán los beneficios de confiar nuestras vidas a Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. ¿Qué beneficios esperas recibir al confiar tu vida al cuidado de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

29

6. Imagínate a Dios como alguien en quien puedes apoyarte con confianza – como alguien en quien puedes encontrar alegría y placer. Piensa en él como alguien a quine puedes confiar tu vida para que la guardes segura. ¿Qué pensamientos tienes al pensar en Dios de esta manera? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. Escribe una oración corta expresando cualquier confianza que tengas en Dios, cualquier deleite que sientas hacia Dios, y cualquier deseo que tengas para encomendar tu vida a Dios hoy. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Paso Tres en Acción
1. Escribe una carta corta a Dios, diciéndole que has decidido confiar tu vida a su cuidado. Incluye cualquier incumbencia que tengas acerca de cómo va a funcionar esto y cualquier esperanza que tengas acerca de cuáles serán los resultados. 2. Cada día repite el Padre Nuestro, con un enfoque Especial en la frase “Venga tu reino, hágase tu voluntad”. 3. Como parte de tus actividades diarias, practica Decir “Te doy esto, Dios” cuando llegue una situación difícil o cuando no estés seguro de qué hacer. Mantente abierto a la dirección y provisión de Dios. Dale las gracias a Dios por cualquier señal de su presencia bondadosa.

Decidimos confiar Nuestra voluntad y nuestra vida a Cuidado de Dios, Según nuestro propio entendimiento de Él.

30

Oración del Paso Tres
Dios, estoy aprendiendo que hay muchas cosas que no puedo hacer. No puedo controlar la vida. No puedo hacer de las personas lo que yo quiero que sean. Pero hay una cosa que puedo hacer. Puedo tomar una decisión de confiar mi voluntad y mi vida a ti. Tomar esta decisión no significa que sepa cómo hacer que pase. Tomar está decisión no significa que te entienda a ti o a tu plan. Tomar esta decisión aún no significa que este completamente dispuesto. Pero sí significa que creo que tú puedes hacer un mejor trabajo de gobernar mi vida de lo que yo he hecho. Estoy listo para confiar mi voluntad y mi vida a ti, Dios. Haz de ella algo mejor de lo que yo he hecho. No puedo. T ú puedes. He decidido dejarte. Amén.

31

Paso 4
Tomar Inventario
Acerca del Paso Cuatro
Imagínate que estas transfiriendo la posesión de tu vida a Dios de la misma manera en que transfieres la posesión de un negocio. Una de las primeras cosas que harías en negociar la venta de un negocio sería tomar inventario para descubrir los bines dañados o caducos que ya no puedan ser vendidos. En Paso Cuatro lo llamamos un inventario “moral” porque hacemos una lista de características y conductas que han traspasado nuestros valores más altos, o morales. También hacemos inventario de nuestras características “buenas” y las conductas que los representan. En el inventario moral de nuestras vidas los defectos o conductas disfuncionales pueden haber salvado nuestras vidas de niños, pero ahora están caducas, son derrotistas, y nos causan muchos problemas cuando las utilizamos como adultos. - Keith Millar, Sed de Sanidad (AHunger for Healing) El Paso Cuatro es nuestro esfuerzo vigoroso y cuidadoso para descubrir cuáles han sido, y son, estas debilidades en nosotros. Queremos encontrar exactamente cómo, cuándo y dónde nuestros deseos naturales no han distorsionado. Queremos mirar directamente al descontento que esto ha causado para otros y nosotros mismos. Descubrir cuáles son nuestras deformidades emocionales, podemos movernos hacia su corrección. Sin un esfuerzo dispuesto y persistente para hacer esto, puedes haber poca sobriedad o contentamiento para nosotros. -Anónimo. Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones “Tener un resentimientos es como tomar veneno Y esperar que la otra persona se muera”

32

Paso 4
Tomar inventario

E

n los primeros tres Pasos establecimos las base para una relación cercana

con Dios. Dejamos de tratar de ser Dios nosotros mismos, reconocimos el poder de Dios, y tomamos una decisión de confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios. En los próximos Pasos, edificaremos sobre esta base mientras empezamos a desarrollar una nueva relación con nosotros mismos. Profundizaremos nuestra conciencia propia, viendo con honestidad y valor a nosotros mismos y nuestras conductas. En los Programas de Los Doce Pasos esta disciplina de conciencia propia se llama hacer el inventario: Sin temor, hicimos un sincero y minucioso inventario moral propio. El proceso de examinarnos en el Paso Cuatro será desafiante. Es como abrir la puerta a un guardarropa desordenado. Nuestra primera respuesta será el sentirnos abrumados o deprimidos por el desorden. Ordenar el desorden podemos tener reacciones emocionales muy fuertes hacia algunos de los descubrimientos que hacemos. Podemos sentirnos tristes, deprimidos, o enojados. Podemos sentir pena y vergüenza. Será importante recordar que lo que sea que encontremos en el proceso, nuestros problemas no nos hacen indignos o no amados por Dios. En el proceso del inventario descubrimos cosas que no sabíamos que estaba ahí. Algunos de nuestros descubrimientos serán tesoros que velen la pena mantener, y otros serán cosas que necesitan ser desechadas. El proceso del inventario nos llevará a una valoración más honesta y realista de quiénes somos. Esta conciencia propia más profunda abrirá la puerta a nuevas posibilidades, nuevas elecciones, y nueva libertad en nuestras vidas.

Paso Cuatro: Una Mirada más a Fondo
Hicimos un Sincero y Minucioso
“Minucioso” implica que estamos buscando algo que puede estar escondido o que puede ser difícil de identificar. Por eso, necesitamos ser diligentes y completos en nuestra búsqueda. Para muchos de nosotros, hacer un inventario será una nueva experiencia. Muchos de nosotros hemos trabajado duro por evitar este tipo de búsqueda personal disciplinada. Necesitamos reconocer

33

nuestra tendencia a evitar verdades dolorosas y culpar a otros por nuestros problemas. Un esfuerzo entusiasta para mirarnos honestamente a nosotros mismos será necesario si vamos a tener éxito con el Paso Cuatro. El Paso Cuatro no sugerimos que somos responsables de todo lo que paso o que somos el único origen de todos nuestros problemas. Tal vez hayamos sido de muchas maneras. Aunque éste es un factor importante que necesitamos reconocer, el propósito del Paso Cuatro es identificar las cosas de las cuales somos responsables. No podemos arreglar a alguien más o ser responsables de las decisiones pobres que otras personas toman. Lo que sí podemos hacer es mirar honestamente nuestra propia conducta. Trabajar el Paso Cuatro requiere que veamos honesta y compasivamente a nosotros mismos. Afortunadamente, Dios está preparando para ayudarnos a hacer esto. Un buen comienzo podría ser adoptar como muestra la oración del salmista: Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón, pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mi camino de perversidad, y guíame en el camino eterno. (Salmo 139:23,24)

Sin Temor
Decir que hacemos esta examinación propia “sin temor” no significa que no tenemos miedo. Eso es demasiado que esperar de cualquier persona. Es natural experimentar temor. Necesitaremos pedirle a Dios que nos dé el valor que hará posible que trabajemos en este Paso aún con nuestros temores. Cuando estamos dispuestos a proceder aún con nuestros temores, la recompensa será digan del esfuerzo. Puede ayudar el recordar que, aunque tendremos temor, no es la intención de Dios que el temor controle nuestras vidas. El temor a menudo está conectado a la expectación de un castigo, y las intenciones de Dios no son de castigarnos sino ayudarnos a ser libres de nuestros temores mientras crecemos en el amor: En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor; porque el temor lleva en sí castigo. (1 Juan 4:18)

Inventario Moral Propio
Un inventario moral no es una idea nueva. El Antigua Testamente supone que será parte de la vida de la gente de Dios: “Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a JEHOVÁ” (lamentaciones 3:40). La iglesia cristiana antigua practicaba esta disciplina espiritual en el contexto de adoración en comunidad. El Apóstol Pablo dijo: “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa” (1 Corintios 11:28). El inventario moral que hacemos honestamente para así prepararnos para hacer cambios positivos. Aunque habrá alguna incomodidad en este proceso, el resultado final será vidas marcadas de mayor libertad y gracia.

34

Estudio Bíblico para el Paso Cuatro
Preguntas para la Preparación Personal
1. Vacilar y postergar son reacciones comunes a la idea de hacer un inventario moral. ¿Qué tenedores o preocupaciones puede haber a la raíz de tu vacilación? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Qué ayuda o apoyo te ayudaría mientras tomas tu inventario? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
Aprender a decir a nosotros mismos a la verdad es un tema sobresaliente en la Biblia. Este texto, de una carta escrita a las primeras comunidades cristianas, habla acerca de una vida caracterizada por la verdad. Este es el mensaje que hemos oído d él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decidimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad.. Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra. El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. (1 Juan 1:5,6 y 2:8-10)

35

Preguntas para Reflexión Bíblica
1. Este texto empieza diciendo: “Dios es la luz, y no hay ningunas tinieblas en él”, ¿Qué imágenes te viene a la mente mientras lees estas palabras? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. Este texto nos dice que la luz de Dios es la luz del amor. ¿Cómo se compara o contrasta esto con tus imágenes de la luz de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. ¿Cómo podría ayudarte, mientras anticipas hacer tu inventario, darte cuanta de que la luz de Dios es la luz del amor – y que inventar a Dios a alumbrar su luz en tu vida es inventar el amor de Dios a tu vida? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

36

4. Como enseña este texto, hasta el grado en que amamos a otro, estamos viviendo en el amor de Dios – viviendo en la luz de Dios. Hasta el grado en que nuestras relaciones no son caracterizados por amor, seguimos en tinieblas. Piensa en dos o tres de tus relaciones más cercanas. ¿Qué señales hay que estás actuando en maneras amorosas en estas relaciones? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. ¿Qué señales hay de una falta de amor de tu parte en cada una de estas relaciones? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. El texto dice, “porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra”. El texto no dice que somos perfectos. Dice que un proceso de cambio y curación está pasando. Describe específicamente qué pasaría si pasaran las tinieblas y que alumbrara la luz en tus relaciones. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

37

7. En un momento de quietud, imagínate a Dios y su luz amorosa alumbrándote, envolviéndote, y llenándote. En amor, Dios nos ayuda a ver qué necesita ser cambiado, qué necesita ser sanado. Quédate con esta meditación en oración por varios minutos. Escribe cualquier pensamiento, sentimiento, e imágenes que te venga durante este tiempo. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

El Paso Cuatro en Acción
Si estas es la primera vez que tomas un inventario moral, probablemente no podrás completar un inventario comprensivo. Haz lo más que puedas en el tiempo que tienes disponible. Puedes volver a este proceso en cualquier momento. Hay muchas maneras de hacer un inventario moral. Aquí hay tres sugerencias que puedes ayudarte a dar estructura a tu proceso de inventario: 1. Pasa tiempo enfocándote en la imagen “Dios es luz”. Deja que la luz de la presencia amorosa y Sin temor, hicimos sanadora de Dios alumbre todas las partes de tu vida. L a luz de Dios es suave pero brillante. No hay un sincero y tinieblas cuando está presente la luz de Dios. Deja que la luz de Dios revele quién eres: tus fortalezas, minucioso tus debilidades, tus pecados, tus temores, tus dones. Mientras continúas con esta conciencia de la inventario moral luz de Dios brillando en ti, escribe libremente acerca de tu experiencia; no corrijas lo que escribes ni te propio. preocupes acerca de la estructura de tus oraciones o la gramática. Escribe cualquier pensamiento y sentimiento que te venga como resultado de la luz de Dios. Escribe durante diez a veinte minutos sin parar. 2. Prepara una hoja para cada segmento de seis años de tu vida. Clasificando cada hoja con el periodo de tiempo apropiado (nacimiento a edad seis, edades siete a doce, y así sucesivamente). En cada hoja escribe cualquier recuerdo que te venga (tal vez necesites más de una hoja para cada uno). Tal vez quieras tener cuatro secciones para cada período de tiempo: (1) recuerdos – y positivos y dolorosos, (2) cualquier acción de tu parte que fuera dañina para ti o alguien más, (3) tus acciones y experiencias positivas, y (4) maneras en que puedes ver

38

que Dios cuidó de ti. Sé tan específico como puedas con nombres, fechas, eventos y conductas. 3. Prepara una hoja para cada uno de los siguientes: padres, hermanos, esposo, hijos, amigos, compañeros de trabajo, Dios y ti mismo. En cada hoja escribe cualquier daño que hayas hecho en estas relaciones. También escribe cualquier contribución positiva y amorosa que hayas hecho. Estate seguro de incluir una hoja acerca del daño que te has hecho a ti mismo.

Oración del Paso Cuatro
Querido Dios, He mirado dentro del guardarropa de mi vida. Está hecho un desastre. No tengo idea de cómo puedo ser ordenado. Ayúdame a identificar las cosas que merecen ser preservadas. Dame el valor, la compasión, la gracia, y la fortaleza que necesito para esta tarea. Amén.

39

Paso 5
Admitir Nuestras Faltas
Acerca del Paso Cuatro
Lo que hay que hacer con el pecado es hacer lo que hizo Nicodemo: ve y busca a alguien con quien puedes hablar privadamente y francamente. Diles de estas cosas, y con ellos como testigos, entrega estos pecados y tu vieja manera de ser, a Dios. Dices que puedes hacer esto a solas con Dios; y te pregunto, ¿Haz tenido éxito haciendo esto? Dije que iba a hacer eso por años, pero nunca sucedió hasta que dejé a un testigo intervenir en mi decisión. -Samuel Shoemaker, Despertar Nacional. Todos los Doce Pasos de A. A. nos piden ir en contra de nuestros deseos naturales… todos desinflan nuestros egos. Cuando se trata de desinflar el ego, pocos pasos son más difíciles que el Cinco. Pero casi ningún otro paso es más necesario que este para la sobriedad y la paz a largo plazo. Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones. “Si compartes tu dolor lo cortas a la mitas, Si no lo doblas”.

40

Paso 5
Admitir Nuestras Faltas

En el Paso Cuatro hicimos nuestro inventario. Como resultado, tenemos una
vista más realista de nuestras vidas. Es hora de hacer algo por ella. ¿Entonces qué hacemos después de haber echado una mirada realista a nuestras vidas? Nuestras inclinaciones pueden ser intentar olvidar algunos de nuestros descubrimientos dolorosos. Pero eso es lo opuesto a lo que sugiere el Paso Cinco. En el Paso Cinco admitimos nuestras faltas: Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro Ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas. Admitimos nuestras faltas es una forma de confesión. En el Paso Cinco, confesión es un proceso de tres partes. Primeo, admitimos nuestras faltas a Dios. Después las admitimos a nosotros mismos. Por último, compartimos nuestras faltas con otro ser humano. Este proceso puede ser una experiencia poderosa, que puede cambiar nuestra vida. La disciplina espiritual de admitir nuestras faltas es un proceso que puede librarnos del dolor y remordimiento que sentimos por nuestra conducta pasada. Es un camino difícil, pero lleva a la manera de vivir llena de gracia que todos deseamos.

Paso Cinco: Una Mirada más a Fondo
Admitimos
Tanto la Biblia como tradición Cristiana enfatizan la importancia de la confesión – de admitir nuestras faltas. Desafortunadamente, hay muchas personas que tienen una mínima experiencia de la confesión. También hay muchas personas cuyas experiencias con la confesión han sido vergonzosas y dolorosas. El Paso Cinco provee una oportunidad para que practiquemos esta disciplina espiritual de una manera que es respetuosa y sanadora y no vergonzosa y dolorosa. Admitimos que hemos hecho algo mal no es fácil. Mucho de nosotros hemos ocultado la verdad y hemos temido admitir nuestras faltas a nosotros mismos o alguien más. Somos expertos en la culpa, la evasión, la decepción, y la negación. Será un reto romper estor patrones. Pero aprender a admitir nuestras faltas pueden llevarnos a una vida más rica y satisfactoria.

41

A Dios
Muchos de nosotros no queremos decirle la verdad a Dios. Podemos pretender que Dios no quiere saber acerca de nuestras faltas. Tal vez no queremos confesar neutros pecados a Dios porque no sabemos cómo podría Dios amar a alguien que se comporta como nosotros. Podemos pensar que el silencio es el mejor curso de acción. Pero no hay ninguna libertad real sin confesión. Silencio acerca de nuestras faltas sólo empeora el dolor. El salmista describe la depresión, el insomnio, y la tentación que puede venir cuando mantenemos en silencio nuestras faltas: Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; se volvió mi verdor en sequedades de verano. Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: “Confesaré mis transgresiones a JEHOVÁ” (Salmos 32:3-5) Cuando admitimos nuestras faltas a Dios, un peso enorme se levanta. Recuerda que no hay nada que puedas hacer o confesar que pudiere causar que Dios te deje de amar. La Biblia es clara y explícita acerca de esto; nada puede separarnos del amor de Dios. Si el temor y la vergüenza se interponen durante esta parte del Paso Cinco, puedes leer Romanos 8:38 varias veces para recordarte de esta verdad fundamental. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo preste, ni lo por venir, ni lo alto, ni l profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:38) Ahora intenta leer este verso en voz alta, como sigue: “Nada incluye (La primera cosa en tu inventario), puede separar a (tu nombre) del amor de Dios”. Haz esto para cada cosa en tu inventario.

A Nosotros Mismos
Nosotros somos las víctimas principales de nuestra falta de honestidad, y finalmente pagamos un precio alto por nuestro engaño propio. Tal vez tratemos de convencernos a nosotros mismos que podemos enterrar nuestras faltas de honestidad no tiene ventaja. La Biblia lo dice así: “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros” (1 Juan 1:8).

42

En el Paso Uno empezamos a ver la verdad. Admitimos nuestra incapacidad y la ingobernabilidad de nuestras vidas. En el Paso Cuatro hicimos un inventario y aceptamos la verdad acerca de nuestras conductas pasadas. En el Paso Cinco tomamos posesión completa de nuestro inventario del Paso Cuatro y aceptamos las realidades dolorosas que identificamos. Esto puede tomar algún tiempo. Es doloroso permitir que la verdad de nuestras faltas se sumerja al punto que podemos decir que las hemos “admitido”. Un elemento importante de esta parte del Paso Cinco es responder a nuestra propia admisión de falta. Muchos de nosotros hemos aprendido a responder a nuestros propios fracasos, defectos, y faltas con juicio y vergüenza. Ahora tenemos una oportunidad de mostrar misericordia a nosotros mismos. Podemos enfrentar nuestros fracasos con compasión – la misma compasión que Dios nos extendió en la primera parte del Paso Cinco. Esta es una razón por la cuál la confesión a Dios viene antes que la confesión a nosotros mismos; podemos aprender algo acerca de cómo responder a nosotros mismos experimentando la respuesta de Dios llena de gracia y compasión hacia nosotros.

A Otro Ser Humano
Es posible trabajar los primeros cuatro Pasos aislados de otras personas. No es buena idea, pero es posible. Sin embargo, el Paso Cinco requiere que hablemos con otra persona. Las Escrituras son claras acerca de esto: “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis senados” (Santiago 5:16). La idea de compartir nuestras faltas con otra persona puede ser amenazante, porque podemos anticipar que experimentaremos culpa, vergüenza, y rechazo. Compartir con otra persona concretiza nuestras faltas de una nueva manera. Cuando confesamos a otra persona previene que nuestro inventario se convierta en un secretito privado entre Dios y nosotros mismos. La experiencia ha mostrada que podemos mantener muchas de nuestra negación si nuestra confesión es solamente a Dios y a nosotros mismos. Hacer una confesión completa a alguien que comprende, que es compasivo, y que comparte experiencias similares a las nuestras nos ayuda a mantener honestos y sobre el buen camino.

La Naturaleza Exacta de Nuestras Faltas
Una manera en que nos protegemos del impacto completo del Paso Cinco es hablar en términos generales. Es por eso que el Paso Cinco admitimos la “naturaleza exacta” de nuestras faltas. Si decimos, “Tengo un problema con el manejo de mi tiempo”, esa es una declaración general. Es más útil decir “Falté a un partido de fútbol de mi hijo la semana pasada porque perdí cuenta del tiempo. Puse mas importancia en mi trabajo que en mi promesa de asistir a su partido”. Lo especifico es lo que nos conecta con la realidad emocional completa de lo que hemos hecho – con el dolor que nuestras acciones crearon para nosotros mismos y para otro. Reconocer lo especifico abre nuestros corazones a lo que

43

las Escrituras llaman “la tristeza según Dios”, que es una forma de pesadumbre que nos causa tomar en serio el impacto de nuestras acciones: Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. (2 Corintios 7:10)

Estudio Bíblico para el Paso Cinco
Preguntas para Preparación Personal
1. ¿Qué temores tienes mientras te prepara admitir tus faltas a Dios, a ti mismo, y a otra persona? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Qué beneficios esperas recibir de admitir tus faltas? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
El texto para este estudio es una oración que expresa algo de la lucha interior que acompaña el trabajo del Paso Cinco. Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;

44

Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y me pecado está siempre delante de mí. (Salmo 51:1-3)

Preguntas para Reflexión Bíblica
1. En este texto, el salmista llama a un Dios cuyo amor es misericordioso y cuya compasión es grande. ¿Cómo se comparar esta descripción de Dios con tus expectativas de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿De qué manera te sería más fácil admitir tus faltas a Dios si anticiparas que Dios te respondería con amor y compasión? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. El salmista dice, “Yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí”. Tenemos una conciencia elevada de nuestra falta como resultado de nuestro inventario del Paso Cuatro. ¿De qué manera es diferente tu conducta como resultado de esta conciencia elevada de tus faltas? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

45

________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 4. El salmista le pide misericordia a Dios. Mientras admitimos nuestras faltas a Dios, a nosotros mismos, y a otro ser humano, es importante que recibamos misericordia. La misericordia. La misericordia es un amor respetuoso, compadesiente, y perdonador. Piensa en una ocasión cuando has extendido misericordia hacia alguien o alguna ocasión en la que recibiste de alguien. Escribe acerca de lo que experimentaste. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5 Imagínate admitiendo tus faltas a Dios. Imagina a Dios respondiendo con misericordia hacia ti. Escribe tu respuesta a esta imagen. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. Imagínate admitiendo tus faltas a ti mismo. Imagínate respondiendo con misericordia. Escribe tu respuesta a esta imagen. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

46

________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. Imagínate admitiendo tus faltas a otra persona. Imagina a esa persona respondiendo con misericordia. Escribe tu respuesta a esta imagen. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

El Paso Cinco en Acción
El Paso Cinco tiene tres partes. Admitimos la naturaleza exacta de nuestras faltas primero a Dios, después a nosotros mismos, y finalmente a otra persona. Usa el inventario que hiciste en el Paso Cuatro para recordarte de las faltas que necesitas confesar.

1. Admitimos nuestras Faltas a Dios Selecciona una hora para hablar con Dios acerca de las faltas que has identificado. Puedes hacer esta parte del Paso Cinco de varias maneras. Ya sea que escribas, hables en voz alta, u ores en silencio, el resultado será el mismo. No te preocupes si las lágrimas son parte de este proceso; son una reacción natural al trabajo que hacemos en el Paso Cinco. Admitimos ante 2. Admitir nuestras faltas a nosotros mismos Selecciona una hora y un lugar específico para hacer esta parte del Paso Cinco. Lee tu inventario del Paso Cuatro a ti mismo. La mata es reconocer y tomar posesión personal completa de todo lo que incluye. Algunas personas encuentran que es de ayuda escribir una carta como respuesta a su confesión. Encuentra alguna manera práctica de tratarte con amabilidad y misericordia como parte de este proceso. Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de

nuestras faltas 3. Admitir nuestras faltas a otro ser humano Puedo tomar algún tiempo seleccionar a una persona que oiga tu confesión en el Paso Cinco. La persona que selecciona necesita entender la importancia y las metas limitadas de este Paso. Él o ella tienen que
47

poder observar la confidencialidad más estricta. Necesitas poder confiar en esa persona. Un amigo cercano, un padrino, un consejero, o un pastor son posibilidades. Es importante clarificar tus expectativas de la otra persona; sé claro acerca de lo que necesitas. Si quieres comentarios, díselo y habla acerca del tipo de comentario que quieres. Si sólo quieres ser escuchado, asegúrate de que l apersona sabe esto. Cuando hayas terminado, toma un tiempo para reconocer lo que has logrado.

Oración del Paso Cinco
Querido Dios, Quiero confesar la naturaleza exacta de mis faltas. Ayúdame a confiar en tu amor que nunca falta. Ayúdame a confiar en tu gran compasión. Quiero confesar la naturaleza exacta de mis faltas a mí mismo. Ayúdame a tomar responsabilidad completa de las decisiones que he tomado. Ayúdame a ser tan compasivo conmigo como has sido tú conmigo. Quiero confesar la naturaleza exacta de mis faltas a otra persona. Ayúdame a encontrar a alguien que pueda oír mi confesión con compasión. Ayúdame a encontrar a alguien que puede escuchar mi historia sin condenación. Amén.

48

Paso 6
Preparar para un Cambio
Acerca del Paso Seis:
(El Paso Seis) es la manera de A.A. de expresar la mejor actitud que uno puede tomar para hacer un comienzo en este trabajo de por vida. esto no significa que esperamos que todo nuestros defectos de carácter sea quitados de nosotros como fue quitada la urgencia de tomar. Algunos de ellos pueden ser quitados, pero con la mayoría de ellos tendremos que estar contentos con un mejoramiento paulatino. Las palabras claves “completamente listos” enfatizan el hecho que queremos apuntar a lo mejor que sabemos o que podemos aprender… Sólo el Paso Uno, donde hicimos la admisión dl cien por ciento que éramos encapaces sobre el alcohol, puede ser practicado con perfección absoluta. Los otros once pasos declaran ideales perfectos. Son metas hacia los cuales apuntamos, y los metros con que medimos nuestro progreso. Visto en esta luz, el Paso Seis aún es difícil, pero no imposible. La única cosa urgente es que hagamos un comienzo y sigamos intentando. -ANÓNIMO, Los Doce Pasos y Las Doce Tradiciones Cuando tratamos de limpiarnos con nuestro propio poder y “disciplina” nos mantuvimos agitados, confusos, en negación y agotados y sufrimos dolor emocional casi constante. Éramos como el hombre que se quitó la costra de su brazo cada mañana para ver si su herida había sanado. Pero fue durante el sexto paso que vi porque me había agotado tanto. Había estado intentando hacer la parte de Dios en el crecimiento espiritual y el proceso de sanidad. En el programa me había dicho que mi parte era “estar completamente listo”, estar listo para dejar a Dios ser el controlador y cambiador de vida de mí mismo y otros. Cuando hiciera eso, mi padrino dijo, vería cómo el poder de Dios se suelta para fluir por nuestras vidas para limpiarlos sólo cuando dejamos de intentar controlar el cómo y cuándo él va a usar ese poder. -Keith Millar, Sed de Sanidad (A Hunger for Healing) “Nuestros defectos de carácter son las barras de una jaula. El punto central no es estudiar las barras, sino de la jaula”.

49

Paso 6
Preparar para un Cambio

E

n el Paso Cuatro hicimos un inventario de nuestras vidas. En el Paso Cinco

admitimos la verdad acerca de nuestras vidas a Dios, a nosotros mismos, ya otra persona. Ahora ha llegado la hora de prepararnos para que Dios nos cambie: Estuvimos enteramente dispuestos a que Dios eliminase todo estos defectos de carácter. El cambio es difícil. Aún los cambio que queremos hacer son difíciles. Así que necesitamos prepararnos para el proceso de cambio. En el Paso Cuatro identificamos patrones de comportamiento que han sido dolorosos hacia nosotros y hacia otros. Estos patrones negativos son defectos de carácter que se desarrollan en nuestras vidas por un período largo de tiempo. Algunos ejemplos de defectos de carácter son culpar a otros, controlar a otros, aislarnos, y adormecer nuestros sentimientos de realidades que hayamos observado durante nuestro inventario que usamos la culpa para protegernos de realidades que no queremos enfrentar. O tal vez hayamos observado que nos alejamos de las personas más cercanas a nosotros cuando hay un conflicto. O tal vez hayamos visto como nos sedamos con químicos, comida, televisión, o trabajo para evitar sentir dolor emocional. Estos y otras conductas a menudo son mecanismos de defensa que nos ayudaron en un momento de nuestras vidas. Pero ya no nos benefician. Se han vuelto defectos de carácter – patrones de conducta que nos son dolorosos a nosotros y a otros. En el Paso Seis nos preparamos para dejar que Dios cambie estos muy establecidos patrones de conducta.

Paso Seis: Una Mirada más a Fondo
Estuvimos Enteramente Dispuestos
Después de todo el trabajo que hemos hecho en los primeros cinco Paso, tal vez pienses que estemos listos – si no ansioso – para que Dios quite nuestros defectos de carácter. Entonces, ¿Por qué se reserva un Paso entero para prepararnos para que esto pase? Desafortunadamente, los defectos de carácter que identificamos en nuestro inventario a menudo son patrones de conducta que creemos importantes para nuestra soberanía. Cuando éramos niños estos patrones de conducta pueden habernos protegido: nos dieron algún sentido de
50

control sobre nuestras vidas o nos ayudaron a mantenernos a distancia de circunstancias intolerables. Por ejemplo, el silencio y el aislamiento pueden habernos ayudado a sentirnos más seguros en un ambiente de casa atemorizante. Pero esa misma estrategia, que una vez parecía tan útil y necesaria, ahora es parte de nuestro problema. Parte de llegar a estar “completamente listos” para que Dios nos cambie es admitir que hemos estado acostumbrados a estas conductas y que dejarlos tal vez no sea fácil. El proceso de llegar a estar “enteramente dispuestos a que Dios elimine todos nuestras defectos de carácter” es similar al duelo. Estamos perdiendo algo que una vez nos pareció precioso. El duelo tomará tiempo y puede involucrar alguna tristeza. Pero el duelo es una parte necesaria de dejarlo. Mientras pasamos por el proceso del duelo, sin embargo, encontramos consuelo y paz. ¡Aprenderemos maneras de vivir más sanas, más productivas, y más alegres! Jesús lo dijo de esta manera: “Bienvenidos los que lloran, porque ellos recibirán consolación” (Mateo 5:4) Observamos que la meta en el Paso Seis no es la rapidez; no busques prepararnos tan rápido como sea posible. La meta es minuciosidad; busca estar enteramente listos. El Paso Seis nos permite el tiempo necesario para afligirnos por la pérdida de los defectos que debemos dejar. Es un tiempo para prepara que Dios haga cirugía espiritual y psicológica en nuestro carácter.

A Que Dios Eliminase
Nos preparamos, pero es Dios quien elimina nuestros defectos de carácter. Nosotros pedimos. Dios hace el trabajo. Como aprendimos en el Paso Uno, no tenemos el poder hacer lo que necesita hacerse. Nuestro enfoque necesita estar en prepararnos. Si pensamos que podemos hacer los cambios por nuestra incapacidad de cambiar. Cuando se trata de cambio, nuestro trabajo es “soltar las riendas y entregarse a Dios” o como dice Dios a través del salmista “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios” o como dice Dios a través del salmista “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios” (Salmo 46:10)

Todos Estos Defectos de Carácter
Que Dios elimine todos nuestros defectos puede parecer un trabajo enorme. Es un trabajo enorme. Pero los planes de Dios para nosotros involucran más que solamente un cambio superficial. Los cambios por los cuales nos estamos preparando son los fuindamentales. Los cambios de carácter llegan al fondo, a la base, a nuestro fundamento. Las intensiones de Dios son hacer un transplante de corazón “Y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne” (Ezequiel 11:19). Este proceso de cambio requerirá paciencia de nuestra parte. No podemos esperar que todo pase de la noche a la mañana. Cambios profundos y que duran en patrones establecidos durante muchos años tomarán tiempo. Dios entiende que no estaremos “enteramente listos” para que elimine “todos” nuestros defectos de carácter a la misma vez.

51

Estudio Bíblico par el Paso Seis
1. ¿Qué defectos de carácter identificados en el Paso Cuatro son los mas frustrantes para ti? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Qué problemas te crean estos defectos de carácter en tu vida? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
Defectos de carácter son los patrones de conducta que esperábamos que nos satisficiera pero en vez de eso no han dañado a nosotros y a otros. En este texto el profeta Isaías nos recuerda que Dios nos invita venir a él – que permitamos que nos sane, nos cambie, y nos dé una vida profundamente satisfactoria. “a todos los sedientos: Venid a las aguas: y los que no tienen dinero, venid, comprar y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed, y se deleitará vuestra alma con grosura… “deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar… “Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso. En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída” (Isaías 55:1,2,12,13)

52

Reflexión Bíblica
1. La primera parte de este texto describe un estilo de vida que no sacia. En el Paso Cuatro identificamos muchas conductas que esencialmente no sacia. Repasa tu trabajo del Paso Cuatro. ¿En qué has gastado tu tiempo, dinero y energía que te dejado insatisfecho? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. En este texto Dios nos invita a recibir, gratis, comida que nos saciará y deleitará nuestras almas. Escribe una oración corta respondiendo a esta invitación de Dios. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. En la segunda parte de este texto, Dios nos llama a dejar nuestras maneras inicuas y pensamientos malvados – nuestros defectos de carácter. Cuando repasamos nuestro inventario del paso Cuatro identificamos patrones de conducta que en el Paso Seis se llaman “defectos de carácter”. ¿Qué defectos de carácter has observado como resultado de trabajar los primeros cinco Pasos? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 4. ¿Cuál de estos defectos de carácter estás dispuesto a que Dios elimine? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

53

5. ¿Con qué defectos de carácter vacilas en que Dios los elimine? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. La última sección de texto es una promesa de una vida nueva. Es un retrato de la alegría que recibimos mientras dejamos que Dios nos sane y nos cambie. Mientras nos preparamos para que Dios elimine nuestros defectos de carácter, empezamos a ver más claramente cómo nuestras vidas pueden ser mejoradas como resultado del trabajo de Dios. ¿Qué cosas buenas anticipas que serán hechas posibles por tu disposición a dejar tus defectos de carácter? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

El Paso Seis en Acción
El Paso Seis se trata se trata de prepararnos para que Dios nos cambie. Como el Adviento preparar nuestros corazones en anticipación a la llegada de Cristo. A través de los años muchos cristianos han desarrollado rituales que les ayudan a preparar sus corazones para esta estación del año. Tal vez una expresión eterna también puede nutrir una disposición interna cuando trabajamos el Paso Seis. Considera al Paso Seis como un ejercicio para ti mismo. ¿Puedes pensar en algún símbolo externo que te ayudaría a recordar que los cambios que Dios traerá a tu vida son buenos? Aquí hay dos sugerencias posibles.

54

Una persona empieza su ritual del Paso Seis con una bolsa llena de alpiste. La bolsa de alpiste representa todas las cosas que la previnieron estar “enteramente dispuesta”. Dio un paseo cada día con la bolsa de alpiste y su lista de defectos de carácter. En cada paseo repaso su lista. Con cada lectura, creció en su disposición a regalar sus defectos a Dios. Ella simbolizó esa relegación por tirar el alpiste al aire. Después de varios paseos y lecturas y relegaciones, la bolsa estaba vacía y su corazón estaba listo.

Estuvimos enteramente dispuestos a que Dios eliminase todos estos defectos

de carácter. Otra idea es tomar varias hojas y escribir en cada una un defecto de carácter que tienes identificando. Pon todas las hojas de papel en una caja que dice “Lo que quiero que Dios elimine”. Escribe en otra caja “Lo que estoy listo para que sea eliminado”. Cuando estés listo para que Dios elimine un defecto particular, mueve ese papel a la segunda caja. Cada vez que muevas un papel a la caja “lista para eliminación” di una oración corta dándole las gracias a Dios por La disposición que has recibido. Estos son solamente ejemplos de los tipos de ejercicios que pueden ser útiles. ¿Te viene a la mente cualquier otro ejercicio o ritual? Escríbelo y ponlo en acción. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Oración del Paso Seis
Tranquiliza mi corazón, Dios. Ayúdame a abrir mi corazón a tu amor. Ayúdame a abrir mi corazón a tus dones buenos. Quiero desear verdaderamente los cambios que tienes preparados para mí. Prepárame. Amén

55

Paso 7
Pedir a Dios que Nos Cambie
Acerca del Paso Siete:
El énfasis entero en el Paso Siete está en la humildad. Realmente no está diciendo que ahora debemos de estar dispuestos a ser humildes al buscar la eliminación de nuestros defectos tal como lo hicimos cuando admitimos que éramos incapaces sobre el alcohol, y llegamos a creer que un Poder superior a nosotros podrían devolvernos el sano juicio. Si ese grado de humildad podría facilitarnos el encontrar la esperanza del mismo resultado respecto a cualquier otro problema que podríamos tener. -Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones. El camino más grande que trae la humildad del Paso Siete radica en nuestra relación con Dios. Él ya no es el “ayudante” que nos ayuda a poner en camino nuestra propia agenda para que podamos cumplir con lo que queremos. Él es el “dueño de nuestra propia agenda para que podamos cumplir con lo que queremos. Él es el “dueño de nuestro negocio2, y nosotros somos empleados en entrenamiento, aprendiendo del negocio y nuestra parte en él un día a la vez. -J.Keith Millar, A Hunger for Healing “La humildad no es pensar menos de ti mismo, sino pensar menos en ti mismo”

56

Paso 7
Pedir a Dios que Nos Cambie

L

os primeros tres Pasos nos permitieron hacer la paz en nuestras relación

con Dio. Hicimos esto admitiendo nuestra necesidad de ayuda, dándonos cuenta de la existencia de un Poder superior a nosotros, y tomando una decisión de entregarnos al cuidado de Dios. Esto es sólo un comienzo. Primero Dios, continuaremos creciendo en nuestro enfoque a la edificación de una elación más tranquila con nosotros mismos. Como parte de este proceso, hicimos un inventario, admitimos nuestras faltas, y nos preparamos para que Dios eliminara nuestras faltas. El Paso Siete nos lleva al término de esta segunda etapa de la jornada de los Doce Pasos. Ahora estaremos listos para pedirle a Dios que limpie nuestras culpas. El Paso Siete nos muestra cómo proceder cuando estamos enteramente dispuestos para que Dios nos cambie: Humildemente pedimos a Dios que limpiase nuestras culpas. En el Paso Siete pedimos a Dios que limpie nuestras culpas. Sin embargo, no podemos esperar que se nos eliminen inmediatamente. El Paso Siete no es mágico. No seremos inmediatamente transformados a nuevas personas. Tomará algún tiempo hacer las peticiones. Podremos hacer algunas peticiones pronto, pero otras requieren más preparación de nuestra parte.

Paso Siete: Una Mirada mas a Fondo
Humildemente
la humildad es ka base espiritual de Paso Siete. ¿Pero qué es humildad? El profeta Isaías provee una imagen provechosa de la humildad que buscamos en el Paso Siete. Dijo, “Nosotros (somos) barro, y tú el que nos formaste”. ( Isaías 64:8). El barro puede llegar a ser una olla útil sólo con la ayuda del alfarero. Este es el tema Bíblico de Dios como Creador. Somos creación de Dios. Dios es el alfarero. Nosotros somos el barro. Nos engañamos a nosotros mismos completamente si intentamos ser el alfarero. Practicar humilde nos engaña a aceptar el papel del barro y dejar de intentar ser el alfarero. ¡Somos barro que puede llegar a ser una obra magnifica si tenemos la humildad de dejar que Dios tome cargo de nuestras vidas!
57

La humildad es lo opuesto a la grandiosidad pero es importante especificar que la humildad no tiene nada que ver con la humillación. No tiene nada que ver con que somos malos o indignos. No hay vergüenza en la humildad. La humildad que buscamos en Paso Siete esta basada en una valoración honesta y exacta de quienes somos. Con humildad podemos dejar de intentar “vernos bien”. Podemos dejar de intentar controlar como otras personas nos perciben. Con humildad podemos pensar y sentir acerca de nosotros mismos mas correctamente – con menos grandiosidad y menos vergüenza. La humildad contribuye importantemente a nuestra serenidad, por que nos libera tanto de que nos acusa sentirnos ansiosos y cargados. Jesús viene a dar un resumen de esto cuando dice: “por que el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”.

Pedimos a Dios
La idea de pedir algo puede sentirse incomodo para nosotros. Hay muchas razones por esto. Como niños nuestras peticiones pueden haber caído en oídos “sordos”, - así que aprendimos a no pedir. Tal vez no veamos la razón de pedirle a Dios por que sabemos que ya sabe lo que queremos o necesitamos. Después de hacer nuestro inventario del Cuatro Paso, algunos de nosotros sentimos vergüenza frente al pensamiento de pedirle algo a Dios. Pero el pedir es una parte necesaria del proceso del cambio. Jesús habla acerca de los beneficios de pedir ayuda: ¿Qué hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dadivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más a vuestro Padre que esta en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? (Mateo 7:9-11)

Nos Limpiase Nuestras Culpas
Los Doce Pasos usan una variedad de palabras para describir los problemas que enfrentamos. Algunas de estas palabras son ingobernabilidad, locura, males, defecto de carácter y faltas. La palabra “faltas” en el Paso Siete es similar a una de las palabras traducidas como “pecado” en la Biblia. Significa “fallar al blanco”, como un arquero puede no acertar al blanco. Definitivamente hemos faltado al blanco, como nuestro trabajo en el Paso Cuatro lo hizo muy claro. Ahora en Paso Siete le pedimos a Dios que nos cambie para que podamos “atinarle al blanco” de nuevo. Lo que pedimos en el Paso Siete es la eliminación de nuestras culpas. No pedimos ayuda para adaptarlos o ayuda para gobernarlos. No pedimos ayuda para continuar vivir con ellos. Los queremos eliminados. Y es eso lo que pedimos. Hacemos pasado muchos años desarrollado los defectos de carácter que ahora pedimos que Dios elimine. Como resultado, algunas de nuestras peticiones para

58

la eliminación de defectos de carácter pueden ser concebidos pronto, pero otros pueden requerir paciencia y perseverancia. Cuando llegamos a estar desanimados o frustrados con el tiempo de Dios, podemos tener la tentación de tomar de nuevo el control del proceso. Pero si repasamos el trabajo que hemos hecho en Pasos anteriores, puede ayudarnos a mantener la esperanza. Ver nuestro progreso puede ayudarnos a recordar qué tan mejores estamos bajo el cuidado de Dios, aún si el cambio parece ser insoportablemente lento. La eliminación de nuestras faltas ahora está en las manos de Dios. Un artesano maestro de almas está trabajando. Podemos confiar en Dios para hacer un buen trabajo, porque le importa su trabajo – y le importamos nosotros: Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. (1 Pedro 5:6.7)

Estudio Bíblico del Paso Siete
Preguntas para Preparación Personal
1. Imagina que tu vida es un jardín y que tus faltas son la mala hierba. ¿Qué falta te ha causado el mayor problema? Describe una situación reciente en la cuál este patrón de conducta se ha manifestado como un problema. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. Cuales de las faltas que has identificado estás menos dispuestos a dejar? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
El texto para este estudio es una oración en la cual el salmista le pide a Dios que quite sus faltas.

59

Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame y seré más blanco que la nieve. Hazme oír gozo y alegría, y se recrearán los huesos que has abatido. Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu. Vuélvame el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertirán a ti. Líbrame de homicidio, oh Dios, Dios de mi salvación; cantará mi lengua tu justicia. Señor, abre mis labios, y publicará mi boca tu alabanza. Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; no quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (Salmo 51:7-17)

Preguntas para reflexión Bíblica
1. En el estudio Bíblico para el Paso Cinco vimos la primera parte de este salmo. El salmista expresó confesando sus males a Dios. Ahora el salmista le pide a Dios que quite sus faltas – que le ayude y que lo cambie. Haz una lista de peticiones específicas que hace el salmista. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Cuál de las peticiones del salmista quieres adoptar como tus propias peticiones a Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. Escribe un breve salmo propio pidiendo la ayuda de Dios. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

60

4. El salmista pide a Dios que restaure su alegría y que haga cambios grandes en su vida. Escribe una oración pequeña pidiendo que Dios restaure la alegría a tu vida. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. ¿Qué imágenes te vienen a la mente cuando te imaginas a Dios “restaurándote” la alegría? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. En la última parte de este texto el salmista nos dice que Dios valora “un espíritu quebrantado” y “un corazón contrito y humildad espiritual que necesitamos en el Paso Siete. Humildemente pedimos la ayuda de Dios porque sabemos que no podemos, por nuestro propio poder, eliminar nuestros defectos de carácter. ¿Cómo ha afectado tu vida una falta de humildad espiritual? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. ¿Qué aumento en humildad ves en tu vida como resultado de practicar los Doce Pasos? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

61

Paso Siete en Acción
1. Usa tu inventario del Paso Cuatro para hacer una lista de tus faltas. Para cada falta, identifica la conducta nueva que quiere recibir cuando Dios elimina la falta de tu vida. Por ejemplo: Mi falta: Intento manipular y controlar a otras personas. Mi nuevo comportamiento deseado: Con la ayuda de Dios podré dejar que mis compañeros de trabajo hagan las cosas a su manera. Mi falta: Me aíslo de otras personas. Mi nuevo comportamiento deseado: Con la ayuda de Dios tendré más confianza y podré relacionarme con otros de maneras apropiadas.

Humildemente pedimos a Dios que limpiase nuestras culpas.

2. Pide a Dios que elimine cada una de las faltas que identificarse. 3. Haz una lista de ejemplos que muestran cómo Dios ya está trabajando para liberarte de tus faltas. 4. Toma tiempo para darles las gracias a Dios en oración por el progreso que has tenido hasta este punto a la jornada.

Oración del Paso Siete
Querido Dios, Pido que elimines cada falta Que queda en el camino y estorba que aprenda a amor a otros como tú me has amado. Amén

62

Paso 8
Estar dispuestos a Reparar los Males
Acerca del Paso Ocho
Había sido bastante vergonzoso cuando en confianza había admitido estas cosas a Dios, a nosotros mismos, y a otro ser humano. Pero el prospecto de realmente visitar o aún escribir a las personas involucradas ahora nos abatía, especialmente cuando recordábamos en qué favor tan pobre quedábamos con la mayoría de ellos. Había caos, también, donde habíamos dañado a otros que aún estaban felizmente ignorantes de haber sido dañados. ¿Por qué, gritamos, no dejar las cosas pasar? ¿Por qué tenemos que pensar en estas personas? Estas eran algunas de las maneras en las cuales el temor conspiraba con el orgullo para impedir que hiciéramos una lista de todas las personas a las cuáles habíamos dañado. - Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones En el Paso Ocho y Nueve aprendemos que la manera de salir del dolor de la separación es a través de ese dolor, no alrededor de él. En vez de justificarnos a nosotros mismos, nos apropiamos de nuestra conducta dañina específica. En vez de enterrar lo que encontramos, vamos a la persona a la cuál hemos ofendido, confesamos la conducta, y separamos los males. Para aquellos de nosotros que siempre hemos odiado equivocarnos y que hemos estado terriblemente temerosos del rechazo, este es un prospecto atemorizante. Cuando había estado en el programa suficientemente tiempo parara estar en el Paso Ocho había oído a muchas personas hablar acerca de la serenidad y relaciones restauradas que vinieron de hacer los Pasos Ocho y Nueve, y estaba por lo menos listo para tomar el Paso Ocho. Esta desesperadamente atemorizado del Paso Nuevo pero mi padrino me recordó que solo tenia que hacer un paso a la vez; podía esperar hasta que estuviera listo - a un si tomara años. Así que empecé el Paso Ocho. - J. Keith Millar, Sed de Sanidad (A Hunger for Healing) “Somos responsables del esfuerzo, no del resultado”

63

Paso 8
Estar Dispuestos a Reparar los Males

L

os primeros siete Pasos nos ayudaron a establecer los principios de una

relación mas tranquila con Dios (Pasos Uno a Tres) y con nosotros mismos (Pasos Cuatro a Siete). En el Paso Ocho empezamos el proceso de establecer una relación más tranquila con nosotros. Muchas de las estrategias que hemos usado para gobernar nuestras relaciones nos han sido de ayuda. Cuando hemos tenido problemas con las cuáles teníamos conflictos. O hemos culpado a otros por todos los problemas. Estrategias como éstas no nos han llevado a relaciones tranquilas. Los Doce Pasos sugieren que repara los males es la cosa más importante que podamos hacer para traer paz a nuestras relaciones. Si queremos hacer las pases, necesitamos poner a un lado nuestras tendencias de pretender, negar, evitar, culpar, discutir, olvidar, o evadir. Donde sea posible, necesitamos reemplazar estas estrategias que no ayudan con la reparación de los males. En el Paso Ocho empezamos el proceso de reparar los males haciendo una lista de las personas a las cuales hemos dañado y disponiéndonos a repara los males que les hemos hecho: Hicimos una lista de todas las personas a quienes habíamos perjudicado y estuvimos dispuestos a reparar el mal que le ocasionamos. Hacer una lista de las personas a quienes hemos perjudicado puede causar que nos sintamos incómodos. Podemos experimentar sentimientos de temor, vergüenza y culpa cuando empezamos a pensar en reparar los males. Pero no hay ninguna necesidad de sentirnos como si se acercara el día del juicio. ¡Reparar los males, en algunos casos, nos llevará a relaciones restauradas! El número de personas que acepten nuestros esfuerzos de reparar el mal con brazos abiertos puede sorprendernos. Relaciones restauradas no siempre serán el resultado. En todas las situaciones, sin embargo abra recompensas significativas por estar dispuestos a repara los males. Reparar los males puede hacer posible que dejemos algunas de las cargas emocionales que hemos estado cargando. Ganaremos la confianza que viene de saber que hemos tomado la responsabilidad completa de nuestra propia conducta.

64

Paso Ocho: Una Mirada mas a Fondo
Hicimos una Lista
La primera parte del paso Ocho se basa en el trabajo que hicimos en el Paso Cuatro. En el Paso Cuatro hicimos un inventario moral de nuestras vidas. En el Paso Ocho visitamos de nuevo este inventario para hacer una lista de las personas que hemos perjudicado. Mientras empezamos a hacer la lista, nuestra tendencia puede ser racionalizar, minimizar o enviar algunas de nuestras acciones. Podemos pensar “Deja que las cosas pasen”, o “Eso fue hace mucho tiempo” o “No exageres”. Podemos pensar que las personas han olvidado lo que sucedió. A pesar de nuestra resistencia nuestras racionalizaciones necesitamos hacer la lista de todas formas. Es importante incluirnos a nosotros mismos en las listas de las personas a quienes hemos perjudicado. El daño que nos hemos hecho a nosotros mismos por nuestra conducta tiene un impacto sobre cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos hoy. Mientras obtenemos una vista mas clara del daño que nos hemos hecho nosotros mismos y llegamos a estar y llegamos a estar dispuestos a repara los males a nosotros mismos crecemos en compasión para nosotros mismos y en nuestra capacidad de respetar y valorarlos a nosotros mismos.

De Todas Las Personas a Quienes Habíamos Perjudico
Es normal en el Paso Ocho pensar acerca de las personas quienes nos han perjudicado a nosotros y lo que hicieron para perjudicarnos. El crecimiento espiritual que hace posible el Paso Ocho, sin embargo, vendrá solo si nos enfocamos en las conductas de las cuales somos responsables nosotros. Por nuestro propio beneficio espiritual debemos enfocar nuestra atención en como hemos perjudicado a otros no en como ellos nos han perjudicado. Los únicos pecados en los cuales necesitamos enfocarnos y reparar son los nuestros. No podemos cambiar lo que otros nos han hecho, pero podemos estar dispuestos a repara los males que nosotros hemos hecho a otros. Una lista de personas a quienes hemos perjudicado, no es lo mismo que una lista de personas a las cuales no les caemos bien o una lisita de personas a quienes nos gustaría agradar. La meta de la primera parte del Paso Ocho es hacer una lista de personas a quienes hemos perjudicado. El enfoque en el daño en este Paso es importante. Tiene la intención d protegernos de hacer una lista de personas que nos gustaría ver cambiar, “nuestro enfoque necesita estar en nuestras acciones que causaron daño a otros, no en cómo obtener caerle bien a otras personas o que se sientan bien acerca de nosotros.

Estuvimos Dispuestos a Reparar el Mal Que Les Habíamos Ocasionado
La segunda del Paso Ocho es similar al Paso seis, en que involucra un tiempo de preparación. En el Paso Ocho realmente no reparamos el mal; nos

65

enfocamos en la disposición de hacerlo. ¿Qué significa estar dispuestos a reparar el mal? Sabemos que algunas personas respondemos a nuestros reparos con gratitud y apoyo. En estos casos, la disposición de reponer el mal puede ser relativamente fácil. En otras situaciones, sin embargo, la disposición puede ser bastante difícil, por ejemplo, necesitamos estar dispuestos a reparar el mal a personas que nos han perjudicado. Cuando el daño hecho a nosotros parece mucho más grande que el daño hecho por nosotros; la disposición puede ser mucho más difícil de obtener. Llegar a estar dispuestos a reparar el mal será más fácil si trabajamos por perdonar cualquier daño hecho a nosotros. Ofrecer perdón a personas que nos han perjudicado es bueno. La Biblia pone un valor muy alto del perdón: “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdono a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32). Pero el perdón a menudo es una jornada larga y dura. No necesitamos estar la final de esa jornada antes de que lleguemos a estar dispuestos a reparar los males. Necesitamos recordar que el trabajo del Paso Ocho no es perdonar a otros el daño que nos han hecho; es llegar a estar dispuestos a reparar los males a otros que les hemos hecho nosotros a ellos. Esto es algo que podemos hacer aún si nuestro propio perdón todavía está en proceso. Además de trabajar en el perdón, podemos aumentar nuestra disposición al reparar los males preparándonos a recibir todos los tipos de respuestas que podemos recibir de otros. Algunas personas recibirán con agrado nuestras reparaciones. Otras personas, sin embargo, pueden rechazarnos cuando intentamos reparar los males. En tales casos, la disposición a reparar los males llegará mucho más fácilmente si nos preparamos juntando una comunidad de personas de apoyo alrededor de nosotros quienes nos pueden animar cuando experimentamos el rechazo. Amigos y compañeros de apoyo nos pueden animar a hacer lo que sea necesario para reparar el mal. Necesitamos reparar el mal aún si nuestro perdón todavía no ha procedido a ser completo y aún si esperamos recibir respuestas que nos sean difíciles. No es razonable esperar que todas nuestras reparaciones sean fáciles. Algunas veces necesitamos la disposición a repara el mal a personas que nos han maltratado profundamente y quienes probablemente no respondan de maneras sanas a nuestras reparaciones. La Biblia es, sin embargo, clara acerca de tales situaciones: “Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian” (Lucas 6:27, 28) En casos difíciles, llegar a estar dispuestos a reparar el mal puede requerir que “Hagamos bien a los que aborrecen” o “Bendecid a los que os maldicen”. Necesitamos, en tales circunstancias, recordarnos a nosotros mismos que no estamos reparando males para cambiar a alguien más. No estamos haciendo

66

esto por otra persona. Estamos haciendo esto por nosotros mismos. Estamos reparando el mal porque queremos continuar adelante en la vida, llegar a ser personas más sanas y encontrar más serenidad en la vida.

Estudio Bíblico del Paso Ocho
Preguntas para Preparación Personal
1. ¿Cómo describirías tu disposición presente a hacer una lista de personas a quienes has perjudicado? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿De qué temores estás conciente que pueden estorbarte en el camino a la disposición de reparar el mal? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. ¿Qué reacciones tienes al incluirte a tí mismo en tu lista de reparaciones? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
El texto para este estudio es de la enseñanza de Jesús sobre nuestras actitudes hacia otras personas: “No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. Dad, y se os dará; medida buena, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la la misma medida con que medís, os volverán a medir”.

67

Y les decía una parábola: ¿Acaso un ciego guía a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo? El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro. ¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en tuyo? Hipócrita, saca la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien sacar la paja que está en el ojo de tu hermano.

Preguntas para Reflexión Bíblica
1. En la primera parte de este texto Jesús nos enseña que cuando corramos nuestros corazones a otros en juicio, condenación, falta de perdón o tacañería estamos cerrando nuestros corazones a recibir amor. Cuando abrimos nuestros corazones a otros en amor y compasión, abrimos nuestros corazones a recibir amor y compasión. Describe un ejemplo de cómo esto ha funcionado en tu vida. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. Mientras piensas en estar dispuesto a reparar los males, puedes estar conciente de personas a quienes estás juzgando o condenando. Escribe una oración corta reconociendo tus sentimientos hacia una persona tal y pidiendo que Dios te dé ojos nuevos y un corazón nuevo para ver a esta persona con amor. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. Algunas veces tenemos “lugarcitos de ceguera” y no podemos ver a otros con ojos de compasión. Podemos estar ciegos al valor de algunas de las personas a quienes hemos perjudicado. A menudo este tipo de ceguera es causado por
68

culpa no resulta basada en el daño que hemos hecho. Mientras llegamos a estar dispuestos a reparar el mal, algo de esta ceguera será quitada. Mientras piensas acerca de estar dispuesto s reparar el mal a una de las personas a quienes has perjudicado, escribe unas pocas oraciones describiendo el valor de esa persona en los ojos de Dios: ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

4. Algunas veces nuestra “ceguera” es una ceguera a nuestro propio valor. Esta ceguera también puede interferir con nuestra disposición a reparar el mal. ¿Qué te ayudaría a ver más claramente tu propio valor? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. De la misma manera es que dañamos a otros juzgándolos y condenándolos, nos dañamos a nosotros mismos juzgándonos y condenándonos a nosotros mismo. ¿De qué manera te juzgas o condenas a ti mismo? ¿Qué te ayudaría a dar estos juicios personales a Dios para su cuidado? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. Jesús pregunta, “¿Por qué miras la paja que está en ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?” Jesús nos está dando una

69

advertencia contra hacer el inventario de otra persona. ¿Por qué es de tanta tentación enfocar nuestra atención en las “pajas” en los ojos de otras personas? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. ¿Qué partes de las enseñanzas de Jesús en este texto te son de especial ayuda mientras te preparas para quitar las “vigas” de tus ojos por estar dispuestos a preparar el mal? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

El Paso Ocho en Acción
1. Haz una lista. Usa tu inventario del Paso Cuatro para ayudarte a hacer una lista de las personas a quienes has Hicimos una lista de perjudicado. Junto a cada nombre, escribe categorías de todas las personas daños posibles como económico, emocional. Psicológico y a quienes espiritual. Dentro de cada categoría de daño posible habíamos escribe los eventos o comportamientos específicos que perjudicado, y crees que fueron dañinos. estuvimos 2. Estate dispuesto a reparar el mal. Repasa tu lista. dispuestos a Piensa en cada persona en tu lista. No esperes que estés reparar el mal que dispuesto a repara el mal a todos ellos a una vez. Repasa les ocasionamos. tus sentimientos hacia cada persona. Si estás enojado con la persona, tal vez no estés dispuesto todavía a reparar el mal. Habla con Dios acerca de tu enojo, temor y dolor. Pide a Dios que te muestre las barreras que se imponen en el camino de tu disposición a repara el mal a cada persona. Cuando estás dispuesta a reparar el mal a una persona en particular, haz una nota de eso en tu lista.
70

3. Obtén apoyo. Encontrar apoyo es una parte importante de llegar a estar dispuestos a reparar el mal. Pídele la ayuda de Dios y la ayuda de otros en este proceso. Debemos hacer lo que sea para edificar una comunidad de personas de apoyo quienes nos animarán en este proceso. Sin apoyo, será difícil sostener una disposición de reparar el mal.

Oración del Paso Ocho
Querido Dios, Te pido ayuda en hacer una lista de las personas a quienes he perjudicado. Quiero aceptar la responsabilidad de mis acciones. Concédeme la disposición a repara el mal. Amén

71

Paso 9
Repara los Males
Acerca del Paso Nueve
Puede haber algunos males que nunca podamos reparar enteramente. No nos preocupamos por ellos si honestamente podemos decirnos a nosotros mismos que los repararíamos si pudiéramos. No podemos ver algunas personas – les mandamos una carta honesta. Y puede haber una razón válida para la postergación en algunos casos. Pero no nos tardaremos si puede ser evitado. Debemos ser sensibles, discernido, considerados y humildes sin ser serviles o abatidos. Como personas de Dios nos paramos sobre nuestros pies; no nos arrastramos ante nadie. - Anónimo, El libro Grande de Alcohólicos Anónimos. Para nuestra recuperación y bienestar espiritual continua, nuestra reparación de males no debe de ninguna manera ser contingente sobre la respuesta de la otra persona (excepto cuando hacerlo le heriría a él o ella). Debemos pasar por alto las injusticias percibidas que hemos experimentado así como ver más allá del sinnúmero de racionalizaciones que creamos para evitar este paso. Debemos romper cada excusa que nos impide tomar este paso indispensable en el camino a la recuperación. ¡Lo que importa aquí no es lo que se nos debe, sino lo que nosotros debemos! Aunque no podemos controlar cómo otros reciban nuestro intento de reparación, este paso de restauración para nosotros es vida o muerte: debemos pagar nuestra libra aunque se nos deban un millón. - Martín M. Davis, EL Evangelio y Los Doce Pasos. “No puedes pensar hasta que vivas correctamente; tienes que vivir hasta que pienses correctamente”

72

Paso 9
Reparar los Males

E

l Paso Nueve sugiere que después que hayamos identificado a las

personas a quienes hemos perjudicado y hemos tomado tiempo para prepararnos adecuadamente a nosotros mismos, realmente reparemos los males que hemos hecho: Reparamos directamente el mal causando a estas personas cuando nos fue posible; excepto en los casos que les infligido más daño o perjudicado a un tercero. Nuestro trabajo en el Paso Ocho nos proveyó con una lisita de las personas a quienes habíamos perjudicado. En el Paso Nueve reparamos los males a las personas en esta lista. Debemos pensar cuidadosamente cómo hacer cada reparación. Repara los males involucran más que sólo una disculpa. Involucra un cambio de conducta. Pedir disculpas – diciendo que lo sentimos – es bueno, pero es sólo una parte de repara el mal. Cuando reparamos el mal hacemos todo lo que podemos para deshacer el daño que hemos hecho. Si hemos perjudicado a alguien económicamente, buscamos maneras de deshacer ese daño económico. Si hemos perjudicado a alguien espiritualmente, busquemos maneras de deshacer ese daño espiritual. Nuestras reparaciones serán tan diversas como los tipos de males que hemos hecho a otros. Para muchos de nosotros, repara el mal puede ser una acción nueva – y algunas veces incómoda. Sin embargo, la mayoría de las personas encuentran que el proceso es una experiencia profundamente gratificante.

Paso Nueve: Una Mirada Más a Fondo14
Reparamos Directamente el Mal
Reparaciones directas son aquellas que hacemos a personas a quines podemos contactar personalmente. Esto incluye miembros de la familia, amigos, acreedores, compañeros de trabajo y otros. El tipo de contacto que hacemos variará de situaciones. De ser posible, reunirse en persona es la mejor manera. Una carta o una llamada por teléfono es apropiada si una reunión no es posible. En algunos casos una reunión personal puede ser todo lo que se requiere para completar la reparación. En algunos casos una reunión personal puede ser el

73

comienzo de un proceso largo durante el cual buscamos deshacer el daño que hemos hecho. La importancia de repara el mal se declara claramente en la Escritura: “El hombre o la mujer que cometiere alguno de todos los pecados con que los hombres prevarican contra Jehová y delinquen, aquella persona confesará el pecado que cometió y compensará enteramente el daño y añadirá sobre la quinta parte y lo dará aquel contra quien pecó” (Números 5:6,7) Observa que en este texto la confesión del pecado es seguido por una restitución entera del daño hecho. La razón más fundamental del énfasis bíblico en repara el mal es que pasión por justicia es parte del carácter de Dios. Reparar el mal es una manera en que podemos llevar a cabo la justicia. La Biblia frecuentemente enfatiza que hacer le justicia es aún más importante que cualquier acto religioso que podemos hacer: “Hacer justicia y juicio es a Jehová más agradable que sacrifico” (Proverbios 21:3).

Cuando Nos Fue Posible
¿Y qué si las reparaciones directas no son posibles? Una persona a quine hemos perjudicado puede haber muerto, puede haberse mudado a otro lado, o por alguna otra razón no estar disponibles. Si este es el caso, no significa que no hagamos nada. Si causamos daño económico a alguien que después ha muerto, todavía podemos hacer restitución a su familia. O si eso no es posible, podemos donar el dinero a una organización que podría haber sido de ayuda al difunto. Lo importante es encontrar una manera de deshacer el daño que hemos hecho – o por lo menos hacer claro por nuestras acciones que desharíamos el daño si nos fuera posible hacerlo. El Paso Nueve reconoce que no siempre es posible repara el mal, pero por nuestro propio bien, necesitamos ser creativos y persistentes en nuestros esfuerzos de reparar el mal antes de que decimos que una reparación particular no es posible. Reparaciones indirectas y parciales son apropiados cuando reparaciones completas y directas no son posibles.

Excepto en los Caso en Que el Hacerlo Les Hubiese Infligido Más Daño o Perjudicado a un Tercero
Es posible que reparaciones causen daño adicional. En estas situaciones, debemos cuidadosamente considerar cómo repara el mal. Algunas veces el potencial para daño adicional será obvio. Haz de cuenta que tuviste un amorío sexual con alguien, pero el esposo de esa persona no sabe del asunto. Has hecho daño a ese esposo. Esa persona necesita estar en tu lista de reparación, pero reparar directamente el mal obviamente podría causar daño adicional a ambos, especialmente si el esposo no sabe del asunto. Nuestra necesidad de repara el mal no justifica el interferir en las relaciones en las relaciones de otras personas. Otro tipo de daño adicional del cual debemos de estar al tanto es daño potencial a nosotros mismos. Si la persona en nuestra lista es activamente

74

abusivo hacia nosotros y hemos tenido que mantener barreras fuertes para evita ser dañados, repara directamente el mal probablemente no es sabio. Si no estás seguro acerca de qué hacer es una relación que has sido abusiva, busca consejo sabio antes de proceder. Además de tipos obvios de daño adicional, hay maneras más sutiles en las cuales podemos causar daño reparando el mal. Haz de cuenta que vamos a una persona que hemos perjudicado y decidimos esto: “Pido perdón por mi parte del problema. He confesado mis pecados, se los he dado a Dios, y he recibido el perdón de Dios. Ahora para hacer progreso en mi recuperación necesito tu perdón y te estoy pidiendo que me perdones” ¿Puedes oír los elementos manipulativos y controladores en este esfuerzo de reparar el mal? Fácilmente podría comunicar “Yo he hecho mi parte. Ahora te toca a ti. Tienes que perdonarme o sufrir las consecuencias”. ¡Eso suena mas como una amenaza que una reparación! Este tipo de comportamiento controlador es otro ejemplo de la manera en que la reparación mal planeada y prematura puede resultar en daño adicional. No somos responsables de cómo respondan las personas a nuestras reparaciones, pero es nuestra responsabilidad poner atención al potencial del daño adicional que pueden causar reparaciones. Si nos preparamos mal – o si buscamos el mal antes que realmente “estemos dispuestos” – entonces resultará un daño adicional. En pocas palabras es esto: el Paso Nueve nos invita a desarrollar empatía – la capacidad de anticipar cómo será afectados otros por nuestras reparaciones. Esto es exactamente la calidad de carácter que nos falta en el tiempo en que hicimos el daño y que ahora buscamos deshacer. El principio involucra aquí es uno bíblico: “No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Filipenses 2:4)

Estudio Bíblico del Paso Nueve
Preguntas para Preparación Personal
1. ¿Qué tan preparado te sientes para repara el mal a las personas en tu lista? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

75

2. ¿Qué beneficios esperas que vengan del proceso de repara el mal? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Texto Bíblico
El texto para este estudio viene de la enseñanza de Jesús sobre el tema de nuestras relaciones y la importancia de repara el mal a personas a quines hemos perjudicado. “Por tanto, si tu ofrenda al altar, y allí te acuerda de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar y anda, reconcíliate primero con tu hermano y entonces ven y presenta tu ofrenda… Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo so digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que esta en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos”. (Mateo 5:23,24, 43-45)

Preguntas para Reflexión Bíblica
1. Jesús enseña que no podemos dañar a otras personas y después adorar a Dios como si no hubiese nada mal. Jesús insiste en que reparar el mal es cosa de urgencia para Dios. Es más urgente que cualquier acto formal de adoración. Activamente religiosas, tales como adoración, son menos importantes a Dios que vivir vidas honestas y amorosas. Escribe cualquier respuestas que tengas al valor que pone Jesús sobre repara el mal. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

2. Las palabras de Jesús hacen claro que Dios pone un valor alto al amor y a la honestidad en nuestras relaciones. La importancia de repara el mal aquellos que

76

hemos dañado es una manera de poner en acción este llamado a relaciones amorosas y honestas. Describe cualquier manera en que te han ayudado a mejorar tus relaciones el amor y la honestidad aumentados que estás desarrollando trabajando los Doce Pasos. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. ¿Cómo podría ayudarte el pensar en repara el malo como una expresión de amor por Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 4. ¿Cómo podría ayudar el pensar en repara el mal a alguien como una expresión de amor por la persona a quien estás reparando el mal? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. En el Paso Ocho estuvimos dispuestos a reparar el mal a todos las personas a quines habíamos perjudicado, aún personas quienes nos habían perjudicado a nosotros. Jesús enseña en este texto que mostramos el amor y la gentileza de Dios cuando oramos por y hacemos bien a nuestros enemigos – a aquellos que nos han perjudicado. ¿Hay alguien en tu lista q quien considerarías un enemigo, o hacia quien sientes enojo o resentimiento? Toma unos minutos para orar por esa persona y por ti mismo en relación a ellos. Escribe acerca de tu experiencia en este tiempo de oración.

77

________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. Piensa en un tiempo cuando alguien te reparó un mal que te había hecho. ¿Cuál fue el resultado, y cómo te sientes después que la persona te reparó el mal? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. En un momento de quietud, imagínate reparando el mal a alguien en tu lista. Imagina la presencia de Dios ahí contigo. Dándote fuerza y valor. ¿Qué imagen te viene a la mente? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Paso Nueve en Acción
Un ejercicio comprensivo del Paso Nueve toma mucho tiempo. Para ejercicio, escoge a una persona a quien quieres reparar el mal. Es mejor empezar con reparaciones que te serán relativamente fáciles. Asegúrate de que estás listo para reparar el mal a esta persona. Si no estas listo, necesitas regresar al Paso Ocho y trabajar en prepararte. Si estás dispuesto a repara el mal a esta persona, haz lo siguiente:

78

Planea Decide cómo, cuando y donde vas a repara el mal. Trata de mantener tus planes sencillos como sea posible. Enfócate en la meta – repara el mal. No están tratando de completamente restaurar la relación en una reunión. En muchos casos es mejor escribir de antemano exactamente lo que quieres decir a la persona a quienes has perjudicado. Incluyendo un reconocimiento y una explicación de cualquier restitución o cambio que tienes intención de hacer para ayudar a deshacer el daño que has hecho. Asegúrate de que cualquier cambio que prometes es uno que realmente puedes hacer.

Repara directamente el mal causado a estas personas cuando nos fue posible; excepto en los caos en que el hacerlo les hubiese infligido

Haz contacto con la persona a un tercero Haz contacto con la persona con quien quieres repara el mal. Dile a esa persona la verdad: has empezado a trabajar un programa de Doce Pasos y como parte de ese programa estás buscando reunirte con personas a quienes has perjudicado con el propósito de repara el mal. Pide una oportunidad de reunirte con esa persona. Reparar el mal Cuando te reúnes, lee la declaración que has preparado. Es importante mantener el enfoque en tu parte del programa. Si la otra persona quiere hablar acerca de su parte, es la decisión de esa persona. Pero necesitas mantenerte enfocado en tus propias acciones. Por ejemplo, podrías decir: “estoy aquí porque quiero repasar (el comportamiento que causo el daño). Sé que te perjudiqué. Me arrepiento por lo que hice. Estoy preparado para intentar deshacer el daño que he hecho, hasta donde sea posible. Específicamente, quisiera (di las acciones, si las hay, que tienes planeado). Gracias por escucharme. Si quisieras responder, me dará gusto escuchar; si no quieres responder está bien también. Permite comentarios La persona a la cuál estás reparando el mal puedes querer decirte su experiencia con los males que has hecho. La sanidad pasa mientras recibimos comentarios de alguien a quien hemos perjudicado sin utilizar comportamientos defensivos pasados. Escucha atentamente. Tal vez no sea fácil, pero escuchar puede ser la manera más importante en que podemos proveer restitución. Si podemos escuchar sin ser defensivos, estaremos ayudando al proceso de sanidad. Habla con alguien más Cuando hayas terminado una reunión para repara el mal, habla con un amigo confianza, consejero o pastor y comparte tu experiencia. Reconoce que requiso valor para repara el mal. Expresa cualquier dificultad que tuviste con la reunión, lleva a cabo cualquier promesa que has hecho para proveer restitución.

79

Oración del Paso Nueve
Querido Dios, Dame la actitud correcta acerca de repara el mal. Ayúdame a recordar que no estoy haciendo esto para cambiar a otras personas sino para hacer posible que yo cambie. Dame la esperanza que necesito. Ayúdame a recordar que tú me has mostrado tu gracia en muchas manera. Dame la humildad que necesito. Ayúdame a recordar que tu poder dentro de mí excede muchas veces el temor en frente de mí. Amén

80

Paso 10
Prosiguiendo el Inventario
Acerca del Paso Diez:
En los Paso anteriores al décimo, hemos estado tratando con el pasado – limpiando casa, por decirlo así. Hemos buscado en los rincones de la memoria los agravios que necesitan ser ajustados por medio de neutras nueva opinión de nuestro papel en la vida. Ahora, con Paso Diez, este procedimiento llega a ser un ritual diario, una limpieza que parte en un repaso de cada noche de las ocurrencias del día. -Anónimo, Un Día A LA Vez en Al-Anon Trabajar con los Paso es una lucha diaria. Estas dos maneras de vivir son iguales, un camino común que debe ser tomando un día a la vez. La naturaleza esencial de está lucha diaria se implica en el Paso Diez mientras continuamos implementando los principios espirituales desarrollados hasta ahora. Jesús nos dice tomemos nuestras cruz a diario y le sigamos (Lucas 9:23). Tomar tiempo fuera del camino verdadero de recuperación es invitar a la recaída y al retroceso a la adicción activa. - Matín M. Davis. El Evangelio y los Doce Pasos “Progreso, No Perfección”

81

Paso 10
Prosiguiendo el Inventario

L

os Doce Pasos no son una “cura” para nada. El Libro Grande de Alcohólicos

Anónimos hace una afirmación más modesta para los Doce Pasos: “Nos estamos curando del alcoholismo. Lo que realmente tenemos es una suspensión diaria contingente sobre el mantenimiento de nuestras condición espiritual”. Lo que es verdad para los alcohólicos es verdad para todos nosotros: sin esfuerzos continuos para mantener nuestra condición espiritual regresaremos a neutras vieja manera de vida. el Paso Diez empieza este parte del proceso de mantenimiento: Proseguimos con nuestro inventario moral, admitiendo espontáneamente nuestras faltas al momento de reconocerlas.
Usamos el Paso Diez para preservar nuestro progreso repasando nuestras acciones diariamente. Necesitamos ser pacientes con este proceso – y pacientes con nosotros mismos. En el Paso Diez desarrollamos una disciplina diaria de reflejar sobre los eventos de nuestro día y tomar nota de las cosas que necesitan acción correctiva. Cuando identificamos conductas que fueron inapropiadas, tomamos acción correctiva. Cuando identificamos conductas que fueron inapropiadas, tomamos acción correctiva lo más pronto posible. El Paso Diez, es esencia, es una versión abreviada de los Pasos Cuatro al Nueve, hechos a diaria. Cuando hecho con regularidad, el inventario continuado en el Paso puede ayudarnos a desarrollar un estilo de vida “un día ala vez” y proveernos con una suspensión diaria de nuestras viejas maneras de vivir.

Paso Diez: Una Mirada Mas a Fondo
Proseguimos
El Paso Diez nos anima a practicar las disciplinas espirituales de los Doce pasos diariamente. La mayoría de nosotros preferiría ser sanada permanentemente sin necesidad de “proseguir” a diariamente. A todos les parece que nuestra sanidad toma mas tiempo de los que preferiríamos. Pero los comportamientos que queremos cambiar han estado con nosotros por mucho tiempo, y el cambio generalmente no viene tan rápido. Puede ser doloroso y algunas veces admitir que los mismos asuntos viejos siguen surgiendo ves tras ves proseguir haciendo nuestro inventario personal

82

nos mantiene honestos – y humildes. Paciencia no sea tal ves nuestra virtud preferida, pero es esencial para el proceso de sanidad: El que tarda en airarse es grande de entendimiento mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad (proverbios14:29) Una alternativa a la paciencia es la pretensión. Pero si intentamos proseguir con el trabajo que hemos empezado, nos engañamos a nosotros mismo: Si decimos que no tenemos pecado nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no esta en nosotros. Si confesamos nuestros pecados el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si décimos que no hemos pecado, le hacemos a el mentiroso, y su palabra no esta en nosotros. (1Juan 1:8-10)

Hacer nuestro inventario personal
El propósito de un inventario diario es ayudarnos a desarrollar el programa disciplinario que incluya la examinación de conciencia, confesión, reparación de males. Estas disciplinas llegan a ser parte de la estructura básica de nuestras vidas. Hasta ahora hemos usado las disciplina de los Doce Pasos lo suficiente como para reconocer que fácilmente regresamos a patrones viejos de comportamiento. Olvidamos fácilmente. Es como ver a un espejo y luego volver atrás. Solo toma unos segundos olvidar lo que vimos. Porque si alguno es oidor de la palabra y no hacedor de ella, este es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. (Santiago 1:23,24) El Paso Diez ofrece una mirada diaria a nuestro espejo espiritual. Cuando encontramos cosas que necesitan ser cambiadas, tomamos notas de ellas y tomamos pronta acción. Hacer un inventario de nuestras actividades con regularidad nos ayuda a ver como nos estamos comportando. Si estamos obsesionándonos acerca de cosas de nuevo, comparándonos a otros, tratando de controlar cosas, o haciendo otro tipo de viejas acciones, nuestro inventario diaria nos avisa que estamos avisando a viejos patrones. La ventaja de seguir haciendo un inventario periódico es que podremos ver nuestros errores antes de tener una recaída mayor. En A.A. algunas veces escuchas este lema que se refiere a este tema: “ a recaída empieza mucho antes de que se tome la medida”. Un inventario seguido también puede ayudarnos a identificar áreas donde estamos desarrollando nuevas fuerzas conforme Dios responde a nuestra oración del Paso Siete para eliminar nuestras faltas. Nuestro inventario periódico debe de incluir un registro de estas señales que Dios nos esta cambiando.

83

Admitir Espontáneamente Nuestras Faltas al Momento de Reconocerlas
Habrá ocasiones en la cuales estaremos mal. Somos seres humanos falibles, y podemos esperar equivocarnos. Necesitamos saber que experimentaremos el fracaso y volveremos a nuestros patrones viejos de comportamiento. El Paso Diez sugiere que, cuando reconozcamos nuestras faltas, las admitamos pronto. Esta sencilla humildad espiritual que nos salvara de caer en el espiral de la recaída que nos lleva hacia abajo. Prontitud en admitir nuestras faltas es importante. Una de las cosas que identificaremos en los Pasos Ocho y Nueve es que reparaciones tardías llegan a ser mucho más complicadas y difíciles de hacer. Sabemos por experiencia que el sostener el enojo y el resentimiento es contraproducente y puede ser dañino a nuestro bienestar físico y mental. Entre mas pronto resolvamos asuntos, mas pronto encontraremos alivio. Jesús nos dice, “ponte de acuerdo con tu adversario pronto entre tanto que estas con el en el camino” (Mateo 5:25).

Estudio Bíblico para el Paso Diez
Preguntas de Preparación Personal
1. Cuando te das cuenta que tus acciones son dañinas a ti mismo o a otros, generalmente ¿Como respondes? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. Como te gustaría responder ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

84

Texto Bíblico
En el texto para este estudio, una selección corta de un himno viejo, el salmista pide la ayuda de Dios mientras continúa el proceso de aprender acerca de si mismo. Oh Jehová, tu me has examinado y conocido. Tu has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposos. Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no esta la palabra en mi lengua, y he aquí, oH Jehová, tu la sabes toda. De tras y delante me rodeaste, y sobre mi pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mi; alto es, no lo puedo comprender. ¿A dónde me iré de tu espíritu? ¿y a donde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, ahí estas tu; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tu estas. Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del mal, aun ahí me guara tu mano, y me asirá tu diestra… Examíname ho Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ves si hay camino de mi perversidad, y guíame en el camino eterno. (Salmo 139:1-10, 23,24) 1. En la primera parte de este texto, el salmista expresa gratitud a Dios por su presencia atenta y amorosa en su vida. Esta diciendo, “ Dios, tu me conoces íntimamente. Tu me pones atención, tu siempre estas con migo y me sostienes en tus manos”.¿Como podría una conciencia diaria de la presencia de Dios ayudarte a proseguir haciendo un inventario periódico y a prontamente admitir tus faltas? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Qué camino positivos en tu conducta han resultado de tu trabajo en los Paso Cuatro y Cinco? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

85

3. ¿Que cambio positivos en tus relaciones han resultado de tu trabajo en los Paso Ocho y Nueve? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 4. Por que Dios nos conoce mejor que nosotros nos conocemos a nosotros mismos, podemos pedir que Dios nos ayude con nuestro inventario continuo, así como le hemos pedido ayuda en los otros pasos. El salmista primero pide que Dios examine su corazón. En nuestros corazones estas nuestras mas profundas ansias, esperanzas y deseos. Toma unos momento para pedirle a Dios que examine tu corazón y te revele lo que esta ahí. Escribe lo que te revele Dios. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. El salmista entonces pide a Dios que conozca sus pensamientos ansiosos. Pide que Dios te revele tus pensamientos ansioso. Escribe lo que te revele Dios. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. El salmista entones pide a Dios que vea si hay cualquier perversidad en el. Pide que Dios te revele tu perversidad. Escribe lo que Dios te revele.
86

________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. Repasa tus respuestas a las preguntas Cuatros, Cinco, Seis. Has una lista de las faltas que necesitas admitir a Dios, a ti mismo, y a otros ser humano. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

El Paso Diez en Acción
El Paso Diez nos ayuda a estar concientes de nuestro comportamiento y nos avisa cuando patrones viejos han regresado. Cuando conductas viejas y dañinas aparecen, la acción correctiva y pronta es necesaria. Si solo estas empezado a trabajar el Paso Diez, sugerimos que intentes lo siguiente: 1. Fija un tiempo especifico cada día para trabajar el Paso Diez. Si eres una persona a quien le gustan las mañanas, planea trabajar el Paso Diez en la mañana. Es mejor si escoges una hora cuando tienes la energía y la habilidad de enfocarte. Generalmente es mejor también usar la misma cada día para tu inventario diario. Planea tomar entre 10 y 15 minutos cada día par tu inventario diario.

Proseguimos con nuestro inventario mora, admitiendo espontáneamente nuestras faltas al momento de reconocerlas.

2, Prepárate Empieza pidiéndole a Dios que tranquilice tu corazón y tu mente. Estate conciente de tu presencia amoroso y llena de gracia. Pide a Dios que te ayuda a abrir tu corazón y a tu mente a lo que el escoja revelarte.

87

3. Escribe Escribe acerca de tus pensamientos, temores, resentimientos y acciones durante las pasadas 24 horas. Es mejor tener u diario para este propósito. Incluye cualquier observación que hayas hecho acerca de cómo Dios esta eliminando tus defectos de carácter. 4. Expresa Gratitud Dale gracias Dios por ayudarte a seguir haciendo inventario personal y por guiarte a hacer cambios positivos en tu vida. Dale las gracias a Dios por tu nueva habilidad de admitir tus faltas y corregirlas prontamente. 5. Toma acción Admítete a ti mismo y a Dios cualquier falta que observes. También admítela a otra persona. Conforme aumente tu experiencia en el paso Diez desarrollaras una rutina que es lo mejor para ti. La manera en lo que haces no es tan importante como el hacerlo.

Oración del Paso Diez
Querido Dios Ayúdame a seguir lo que ha sido comenzado. A crecer en entendimiento, A ser inventarios diarios de la vida, A corredor los errores cuando los cometo, A tomar responsabilidad de mis acciones, A estar conciente d e mis pensamientos y acciones auto-derrotantes, A siempre recordar que necesito tu ayuda, A ser amoroso y tolerante de mi mismo y de otros, y a continuar en oración diaria. Amén.

88

Paso 11
Buscando a Dios

Acerca de Paso Once
Mientras pasamos por el día tomamos una pausa, cuando estamos agitados o dudosos, y pedimos el pensamiento o la acción correcta. Constantemente nos recordamos a nosotros mismos que ya no tenemos el control, humildemente diciéndonos muchas veces cada día “Hágase tu voluntad”. Entonces estamos en muchos menos peligros de ansiedad, temor, enojo, preocupación lástima personal o decisiones ridículas. Llegamos a ser mucho más eficientes. No nos cansamos tan fácilmente, porque no estamos gastando energía tan ridículamente como lo hicimos cuando estábamos intentando arreglar nuestra vida para sentirnos bien. - Anónimo El Libro Grande de Alcohólicos Anónimo.

Aquellos de nosotros que hemos venido a hacer uso de la oración no haríamos sin él así como no rechazaríamos aire, comida o la luz del sol. Y por la misma razón. Cuando rechazamos el aire, la luz, o la comida, el cuerpo sufre. Y cuando nos volvemos de la meditación y la oración, asimismo privamos a nuestras mentes, nuestras emociones, y nuestras intuiciones de apoyo vitalmente necesitando. Como el cuerpo puede fallar su propósito por falta de nutrición, así puede también el alma. - Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones “No puede dirigir al viento, pero sí puedes ajustar tus velas”

89

Paso 11
Buscando a Dios

L

os Paso Diez y Once a menudo se llaman los pasos de “mantenimiento”,

porque nos ayudan a sostener el progreso que hemos hecho en el Pasos Uno al Nueve. En el Paso Diez aprendimos el valor de continuar practicando auto – examinación honesta a través de inventario y confesión regular. En el Paso Once buscamos mejorar nuestro contacto con Dios y oramos por que su voluntad sea hacha en nuestras vidas: Mediante la oración, tratamos de mejorar nuestro contacto consciente con Dios, según nuestro propio entendimiento de Él y le pedimos tan sólo la capacidad para reconocer Su Voluntad y las fuerzas para cumplir. Mientras repasamos el trabajo que hemos hecho hasta aquí, podemos ver señales de que nuestras vidas espirituales ya han experimentado cambios significantes. Muchos de nosotros tuvimos una relación muy afligida con Dios cuando empezamos a usar los Doce Pasos. Tal vez no hayamos confiado en Dios o querido nada que ver con él. Nuestra transformación espiritual comenzó en los Pasos Dos y Tres, cuando llegamos a creer que un Poder superior a nosotros podía restaurarnos el sano juicio y después tomamos una decisión de entregar nuestras vidas al cuidado de Dios. En los Pasos Cuatro al Siete aprendimos que Dios está ahí para ayudarnos con nuestras faltas – no para abandonarnos o rechazarnos por ellas. A través de nuestra jornada de trabajo los Pasos hemos vuelto a Dios para ayuda y fuerza. Ahora, en el Paso Once, nos enfocamos directamente en Dios, mientras buscamos aumentar nuestro contacto consiente con él y orar por el conocimiento de su voluntad para nuestras vidas.

Paso Once: Una Mirada Más a Fondo
Mediante la Oración,… Tratamos
Hay muchos tipo de oración. La oración puede ser una conversación íntima con nuestro Creador – una conversación que empieza con la invitación de Dios para nosotros. Dios nos dice: “E invócame en el día de la angustia; te librare y tu me honrarás” (Salmo 50:15). La oración puede ser un medio para compartir nuestras vidas con Dios de una manera que nos hace de presencia amorosa de Dios con nosotros. En el Paso Once usamos un tipo de oración específica.
90

Pedimos tres cosas muy específicas. Oramos por mejoramiento en nuestro contacto consiente con Dios, por conocimiento de la oración controlar los detalles de nuestras vidas – o las vidas de otros. No buscamos a través de la oración tener las cosas de nuestro modo.

Y Meditación
La meditación es una disciplina que origina en tiempos Bíblicos. La meditación hace posible un tipo de conexión intencional y profundamente personal con Dios. La experiencia de la meditación no siempre será la misma. Por ejemplo, durante un periodo difícil en su vida, el salmista oró: “Me acordaba de Dios, y me conmovía; me quejaba y desmayaba mi espíritu” (Salmo 77:3). Pero la meditación puede ser también una experiencia alegre. El salmista también escribió: “Dulce será mi meditación en él; yo me regocijaré en Jehová” (Salmo 104:34). El tipo de meditación que encontramos en el Paso Once se enfoca en esperar y escuchar a Dios para aprender su voluntad para nosotros. El profeta Isaías habló acerca de este tipo d meditación de “espera” cuando oró, “También en el camino de tus juicios, oh Jehová, te hemos esperado; tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma” (Isaías 26:8). Este tipo de meditación es una manera de escuchar a lo que quiere de ir Dios. El salmista sugiere que “guardemos silencio ante Jehová, y esperar en él” (Salmo 37:7). En meditación esperamos pacientemente y escuchamos. Calmamos nuestros corazones y mentes para que podamos escuchar.

Mejorar Nuestro Contacto Consiente con Dios
Mejorando nuestro contacto consiente con Dios significa que busquemos profundizar nuestra experiencia de Dios y reconocer la presencia de Dios en nuestras vidas a base más regular. Mientras miramos todo el trabajo que hemos hecho en el Kinder espiritual, podemos ver señales de que nuestro contacto consiente con Dios ya está mejorando. Cuando empezamos nuestra jornada en “Kinder” espiritual, la mayoría de nosotros alcanzamos a Dios por desesperación. Ahora volvemos a Dios no tanto por desesperación sino por un deseo de conocerle mejor. Dios ya nos ha ayudado. Y es normal querer saber más acerca de este Paso Superior que ha sido de tanta ayuda. Mientras descubrimos cuánto nos ama Dios, nos acercaremos a él por alegría que experimentamos en su presencia. Cuando desarrollamos una rutina de buscar la voluntad de Dios para nosotros, nuestra habilidad de experimentar la presencia de Dios en nuestras vidas aumentará. Sabemos que Dios siempre está con nosotros, pero a menudo somos ciegos a su presencia. Entre mas tiempo podemos pasar en contacto consiente con Dios, más podremos “ver” de Dios – experimentar la presencia de Dios en los eventos ordinarios de nuestras vidas diarias. Mientras trabajamos en el Paso Once nos encontramos diciendo con el salmista, “Jehová liberta a los cautivos; Jehová abre los ojos a los ciegos” (Salmo146:7,8).

91

Según Nuestro Propio Entendimiento de Él
Esta frase es la misma que encontramos en Paso Tres. En el Paso Tres notamos que esta frase no tenía la intención de implicar que nuestro entendimiento de Dios era muy completo. Tenía la intención sólo de sugerir que deberíamos de proceder a base de lo que habíamos aprendido en el Paso Dos. Ahora podemos mirar atrás y ver más claramente la verdad de esto. Nuestro entendimiento de Dios entonces era muy diferente a lo que es hoy. Ahora hemos visto el poder de Dios para ayudarnos. Estamos creciendo espiritualmente. Nuestra relación con Dios está cambiando. Nuestro entendimiento – nuestra experiencia – de Dios no está estancado. ¡Éstas son noticias muy buenas! La frase “según nuestro propio entendimiento de Él” en el Paso Once es otro recordatorio de que los Doce Pasos son un Kinder espiritual. Estamos buscando mejorar nuestro contacto consiente con Dios porque sabemos que nuestro entendimiento de Dios todavía está incompleta. Aquí en el “Kinder” espiritual necesitamos ser recordados vez tras vez de que nuestro enfoque es edificar nuestro contacto consiente personal con Dios. Nuestra meta no sólo es aprender más acerca de Dios; nuestra meta es estar en contacto consciente con Dios. Le Pedimos Tan Sólo la Capacidad Para Reconocer Su Voluntad El Paso Once es muy específico acerca del tipo de oración que es apropiado para nosotros. Debemos de orar sólo por la capacidad para reconocer su voluntad y las fuerzas para cumplirla. Esto es muy diferente de la manera en que muchos de nosotros estamos acostumbrados a orar. Quizás hayamos orado: “¡Oh, Dios, que no me pillen!” o “Dios, por favor arregla a mi esposo para que pueda ser feliz” ¡Algunos de nosotros aún oramos para ser librados de nuestros problemas para que pudiéramos continuar comportándonos de la misma manera sin consecuencias! En estas y muchas otras maneras hemos usado la oración como una herramienta para manipular a Dios. Queríamos que Dios contestara nuestras oraciones d e acuerdo a nuestras voluntades y que aumentara nuestro poder para que pudiéramos llevar a cabo nuestras voluntades. Este tipo de oración es parte del problema. En el Paso Once aprendemos una manera completa diferente de orar. Oramos para conocer la voluntad de Dios, no para que Dios conozca nuestras voluntades. Los primeros Diez Pasos nos han enseñado que no tenemos la sabiduría suficiente para encontrar una agenda apropiada para que Dios y las fuerzas para llevarlo a cabo. En el Paso Once aprendemos a orar por el conocimiento de la voluntad de Dios y las fuerzas para llevarlo a cabo. Esto nos ayuda a recordar que Dios está a cargo, es nuestra responsabilidad alinearnos con su voluntad. La agenda de Dios es la que necesitamos buscar y seguir. El Apóstol Pablo lo dijo así: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

92

Y Las Fuerzas Para Cumplir
En el Paso Once pedimos la fuerza para hacer la voluntad de Dios. No estamos pidiendo una carga nueva para nuestras pilas, para que podamos seguir intentando más duro hacer las cosas de acuerdo a nuestra agenda. Ninguna carga de nuestras pilas nos dará el poder que necesitamos. Aprendimos en el Paso Uno que somos incapaces de hacer lo que necesita hacerse. En el Paso Dos aprendimos que Dios es más poderoso que nosotros. El poder para hacer la voluntad de Dios tiene que venir de Dios. Dios tiene una historia larga de demostrar su poder a través de la debilidad de su gente. La mayoría de nosotros seguramente preferiríamos que Dios usara nuestras fueras, nuestras habilidades – o que nos hiciera más fuerte, más talentosos, más hábiles. Pero es nuestra debilidad que usa Dios para demostrar su poder. Dios nos dice: “Bástate de mi gracia; por que mi poder se perfecciona en La debilidad” (2 Corintios 12:9). Pedimos mediante la oración las fuerzas para cumplir la voluntad de Dios. Pero Dios escoge darnos poder de maneras sorprendentes. En la vulnerabilidad de confesión vemos el poder de Dios trabajando, transformando nuestras vidas. El lema “suelta las rindas y entrégaselas a Dio” captura lo que es importante aquí. Dejando algo usualmente no nos deja sintiéndonos poderosos; usualmente nos deja sintiéndonos vulnerables. Pero es solamente en la vulnerabilidad de dejarlo que somos capaces de dejar que la voluntad poderosa y amorosa de Dios esté al centro de nuestras vidas.

Estudio Bíblico para el Paso Once
Preguntas para Preparación Personal
1. ¿Cuál es tu experiencia con la oración? ¿Ha sido una parte provechosa de tu jornada espiritual? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Cuál es tu experiencia presente con la meditación? ¿Cómo te ha alcanzado Dios de reflexión quietud? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________
93

Texto Bíblico
El texto para este estudio es parte del Salmo 143. El salmista expresa muchas de las cosas que comúnmente experimentamos como parte del Paso Once. Respóndeme pronto, oh Jehová, porque desmaya mi espíritu; No escondas de mí tu rostro No venga yo a ser semejante a los que encienden a la sepultura. Hazme oír por la mañana tu misericordia, Porque en ti he confiado; Hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma. Líbrame de mis enemigos, oh Jehová; en ti me refugio. Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi refugio. Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud. Por tu nombre, oh Jehová, me vivificarás; Por tu justicia sacarás mi alma de angustia. (Salmo 143:7-11)

Preguntas para Reflexión Bíblica
1. ¿Cuál de las declaraciones del salmista muestra su deseo de contacto consciente mejorado con Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Cuál de sus declaraciones describe el deseo del salmista de conocer la voluntad de Dios? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

94

3. Describe los cambios que has visto en tu relación con Dios desde que empezaste a trabajar los Doce Pasos. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 4. Describe un tiempo desde que empezaste a usar los Doce Pasos cuando Dios te reveló su voluntad y te dio fuerza para cumplirla ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 5. ¿Qué formas de oración y meditación te son más útiles en mejorar tu contacto consiente con Dios y en buscar conocer su voluntad para ti? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. Escribe una oración corta expresando a Dios tu deseo de mejorar tu contacto consciente con él. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

95

7. Escribe una oración corta expresando a Dios tu deseo de conocerle y de seguir su voluntad. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Paso Once en Acción
Hay muchas maneras de buscar mejoramientos en nuestro contacto consciente con Dios a través de la oración y la meditación. Aquí hay varias posibilidades que te pueden ayudar a poner al Paso Once en acción. 1. Mantener un diario de oración. Escribe una oración a Dios cada día. Incluye tu inventario diario. Pide que Dios continúe ayudándote a conocer áreas en tu vida que Mediante la oración necesitan ser corregidas. Pide ayuda para conocer y y la meditación, hacer la voluntad de Dios en tu vida. Después de escribir tratamos de mejorar cada oración, mantente quieto y escucha para la nuestro contacto respuesta de Dios. Toma unos minutos de silencio, y con Dios, según siéntela presencia amorosa de Dios. No te preocupes si nuestro propio la respuesta no llega inmediatamente. Algunas veces entendimiento tan Dios toma más tiempo de lo que queremos, pero la sólo la capacidad respuesta de Dios o no, continúa a estar abierto a las para reconocer Su palabras o la dirección de Dios durante el día. Cuando Voluntad y las sientas que Dios te está respondiendo, escribe lo que fuerza para sientes que Dios te está diciendo. cumplirla. 2. Desarrolla un método de recordarte a ti mismo que Dios está presente contigo durante el día. Puedes tomar un “descanso de oración” corta, o puedes decir una oración sencilla muchas veces durante el día – por ejemplo, “Gracias por estar conmigo, Señor,” o “Enséñame tus maneras amorosas, Dios”. “Dios, necesito de tu ayuda”. 3. Empieza o termina cada día por hacer un alista de gratitud, dándole las gracias a Dios por sus muchos favores que te da durante el día. 4. Lee un salmo como parte de tu rutina diaria de inventario, oración y meditación. Toma tiempo meditando sobre cualquier parte del salmo que se relata a tu situación personal.

96

Recuerda que no hay manera correcta de orar y meditar. Estas son herramientas para ayudarte en tu deseo de mejorar tu contacto con Dios y para comprender su voluntad para tu vida.

Oración del Paso Once
Querido Dios, Anhelo conocerte mejor. Quiero estar consciente de tu amor. Quiero sentir tu presencia conmigo. Anhelo conocer tu voluntad. Y busco las fuerzas para cumplirla. Amén.

97

Paso 12
Llevar el Mensaje
Acerca del Paso Doce
La experiencia práctica enseña que nada asegurará tanto la inmunidad de tomar como el trabajo intensivo con otros alcohólicos. Funciona cuando otras actividades fracasan. Esta es nuestra doceava sugerencia: Lleva este mensaje a otros alcohólicos. - Anónimo, El Libro Grande de Alcohólicos Anónimos. Cuando un hombre o una mujer tiene un despertar espiritual, el significado más importante de él es que ahora ha obtenido la habilidad de hacer, sentir y creer eso que no podía hacer antes en sus propias fuerzas y recursos. Ha sido concebido un don que viene siendo un nuevo estado de conciencia y ser. Ha sido puesto en un camino que le dice que realmente va a alguna parte, que la vida no es un callejón. Ha sido puesto en un camino que realmente va a alguna parte, que la vida no es un callejón sin la ida, que no es algo que tiene que ser aguantado o dominado. En un sentido muy real ha sido transformado, porque ha tomado una fuente de fuerza que, de una manera u otra, antes se había negado a sí mismo. Se encuentra en posesión de un grado de honestidad, tolerancia, falta de egoísmo, tranquilidad de mente y amor de lo cuál se había creído bastante incapaz. Lo que ha recibido es un regalo gratis, y sin embargo generalmente, por lo menos en alguna parte pequeña, se ha preparado a sí mismo para recibirlo. - Anónimo, Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones “Tienes que regalarlo para poder retenerlo”

98

Paso 12
Llevar el Mensaje

L

os primeros nueve Paso nos enseñaron algunas habilidades básicas

acerca de cómo tener una relación tranquila con Dios, con nosotros mismos, y con otras personas. En los Pasos Diez y Once aprendimos cómo mantener la paz en estas relaciones por la práctica diaria de nuestras habilidades nuevas. Ahora en el Paso Doce, reconocemos que hemos tenido un despertar espiritual como resultado de trabajar los Pasos: Habiendo experimentado un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a otras personas, y a practicar estos principios en todas nuestras acciones. Hemos aprendido mucho desde que empezamos a usar los Doce Pasos como nuestro Kinder espiritual. Hemos enfrentando muchas realidades dolorosas acerca de nosotros mismos. Hemos aprendido a aceptar ayuda y decir la verdad. Ahora somos capaces de tomar la responsabilidad de nuestras acciones y dejar de culpar a otros por nuestras deficiencias. Más importante, hemos descubierto un Poder superior a nosotros quien nos ama y quien nos restaura, nos cambia y nos guía mientras continuamos confiando nuestras vidas a su cuidado. El Paso Doce es el último paso – pero no esta terminado. Al contrario, continuaremos platicando estos nuevos principios por el resto de nuestras vidas. Mientras continuamos creciendo en nuestro contacto consciente con Dios, encontraremos más alegría, paz y serenidad a neuras viadas. Recuerda que los Doce Pasos son un Kinder espiritual – una manera de empezar nuestra jornada espiritual. Si el Kinder puede ser así d rico y gratificante, ¿Imagina lo que podría ser la escuela primaria? Dios no ha terminado con nosotros todavía. ¡La jornada sólo ha comenzado!

Paso Doce: Una Mirada Más a Fondo
Habiendo experimentado Un despertar Espiritual
El cambio primordial que hacen posible los Doce Pasos es un despertar espiritual. Muchos de nosotros hemos estado dormidos – espiritualmente

99

dormidos. Ahora nos estamos despertando. Estamos más alertos y podemos ver algunos cambios notables en nuestra actitud y conducta. No es importante definir precisamente cuando o cómo hemos tenido un despertar espiritual, o aún qué palabras podríamos usar para describirlo. Nuestro trabajo es simplemente reconocer, con gratitud y humildad, que hemos experimentado un despertar. Estábamos dormidos. Ahora nos estamos despertando. El Apóstol Pablo usó lenguaje muy similar para describir lo que se necesita: “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño…. La noche esta abrazada y se acerca el día” (Romanos 13:11,12). ¡Es bueno estar despertándonos!

Como Resultado de Estos Pasos
El despertar espiritual que estamos experimentando pasa como resultado de trabajar los Pasos. Un despertar espiritual no es lo mismo para todos. Pasa en tiempos diferentes y en maneras diferentes. Algunos de nosotros lo experimentamos temprano en los Paso cuando nos damos cuenta de qué tanto necesitamos la ayuda de Dios. Otros de nosotros quizás hayamos tenido un despertar en el Paso Cuatro cuando primero hicimos neutros inventario. A un otros de nosotros experimentamos un despertar espiritual cuando en el Paso Nueve sentimos la presencia y el poder d e Dios a través de cada reparación de mal que hacemos. Para otros no es hasta que nos enfocamos en el Paso Once en mejora nuestro contacto consciente con Dios que empezamos a vernos despertar espiritualmente. Despertar del sueño espiritual es un proceso largo para la mayoría d e nosotros. Pero es una parte gratificante y emocionante de la jornada.

Tratamos de Llevar Este Mensaje a Otras Personas
Llevar el mensaje de nuestro despertar espiritual a otros es esencial para nuestra salud a largo plazo. Sin compartir lo que hemos recibido, no podemos retener lo que hemos recibido. Hay mucha verdad en el viejo refrán “solo puedes retener lo que regalas”. Cuando compartimos el mensaje de nuestro desertar espiritual con otros, estamos testimonio a la realidad del poder de Dios que sana y a la manera en que han cambiado nuestras vidas. Jesús lo dijo así: “Así alumbra vuestra luz delante de los hombres para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mateo 5:16). Antes de llevar el mensaje a otros necesitamos estar como dos con nuestro propio progreso en trabajar los Pasos. Si no vemos cambos positivos en nuestro propio comportamiento y no estamos practicando los principios del os Pasos en nuestros asuntos diarios, nuestro mensaje no será efectivo. En A.A. dicen, “Tiene su caminar el camino antes de hablar el lenguaje”. Si no “Caminamos como hablamos”, lo que compartimos con otros no tendrá credibilidad. Decir la verdad con honestidad rigurosa es esencial cuando compartimos nuestra historia con otros. Nuestro mensaje necesita ser un testimonio sincero de nuestra propia experiencia, fortaleza y esperanza. Llevaremos el mensaje mas efectivamente si nos manteniendo muy ligados a nuestra propia historia: ¡No nos atrevemos a olvidar donde estábamos cuando empezamos esta jornada! Si olvidamos

100

nuestra propia historia, arriesgamos perder la compasión y la simpatía de aquellos que escuchan nuestra historia. Tenemos que recordar que una ves estábamos sufriendo, así como otros están sufriendo hoy.

Y a Practicar Estos Principios en Todas Nuestras Acciones
Los principios de los doce pasos pueden ser aplicados a cada área de nuestras vidas. Mientras practicamos estos principios en todas nuestras acciones, llegarán a ser una parte integral de nuestras vidas. La palabra importante aquí es “práctica” necesitamos hacer lo que se necesita hacer. El Apóstol Pablo enfatizo el crecimiento espiritual: “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced” (Filipenses 4:9) Santiago también enfatiza: “pero sed hacedores d el apalabra y no tan solo oidores, engañándoos a vosotros mismos” (Santiago 1:22)

Estudio Bíblico para el Paso Doce
Preguntas para Preparación Personal
1. ¿Quién te “llevó el mensaje” de amar y poder sanador de Dios? ¿Cómo fue expresado y cual fue tu reacción inicial al oír el mensaje? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. Identifica una situación en que llevaste el mensaje a ora persona ¿Cómo hiciste esto? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

Testo Bíblico
Es la intención de Dios que su gente “lleve el mensaje” a otros. En este texto, el Apóstol Pablo, uno de los líderes de temprana iglesia habla acerca de la invitación de Dios a nosotros a llevar a “llevar el mensaje”
101

De modo que si alguno esta en Cristo, nueva Criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios quien nos reconcilio consigo mismo por Cristo y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación; así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros, os rogamos en nombre de Cristo: reconciliaos a Dios. (2 Corintios 5:17-20)

Preguntas para Reflexión Bíblica
1. El texto dice que en Cristo somos una nueva criatura – “las cosas viejas pasaron: he aquí todas son hechas nuevas”. Da un ejemplo d e como Dios te esta haciendo una “Nueva Criatura”. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 2. ¿Qué cosas ”viejas” ha estado eliminando Dios de tu vida? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 3. ¿Qué significaría practicar lo que has aprendido de lo que has aprendido del los doce Pasos en todas tus acciones? Has una lista d ejemplos específicos de cómo ha estado ocurriendo o como podría ocurrir. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

102

4. Este testo nos llama a estar reconciliados con Dios y a llevar el mensaje de reconciliación a otros. Reconciliar es restaurar la armonía. Los Doce Paso nos traen una mejor armonía con Dios con nosotros mismos y con otros. Escribe un descripción breve de tu despertar espiritual – d tu armonía restaurada con Dios, con tigo mismos y con otros. ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ _______________________________________________________________ 5. ¿Cómo puedes compartir la experiencia de tu despertar espiritual con otros? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 6. ¿Qué barreras se interponen en tu camino, previniendo que hagas esto? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ 7. ¿Cómo te ayudara a continuar sanando y cambiando el compartir tu mensaje con otros? ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________ ________________________________________________________________

103

El Paso Doce en Acción
Las acciones para el Paso Doce involucran _”llevar el mensaje a otros” y “practicar los principios en todas nuestras acciones. 1. Desarrolla un plan específico para compartir lo que Dios a hecho para ti con una persona. 2. Identifica una situación en tu vida que actualmente te está preocupando y creando problemas. Aplica los principios de los Doce Pasos a esa área problemática. Empieza con una admisión de incapacidad sobre el problema y continua a través d evada uno de los Pasos. Cuando hayas terminado, repasa lo que hiciste y describe como usar los doce pasos te ayudo a resolver el problema.

Habiendo experimentado un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a otras personas y ha practicar estos principios en todas neutras acciones

Oración del Paso Doce
Querido Dios. Estaba dormido. Ahora me estoy desertando. ¡Que maravilloso despertar a ti! Tu presencia trae tanta alegría a mi vida Tu amor me da tanta estabilidad Tu paz me da tanta serenidad. Humildemente pido la habilidad de compartir con otros la historia de lo que tu has hecho. Pido la fuerza y la sabiduría interior Para practicar los principios de esta manera de vivir en todo lo que haga y diga Amén.

104

Unas Palabras De VENCEDORES
Por Judith C. de Gárret
Hace aproximadamente un año Dale Ryan me mandó un ejemplar de SPIRITUAL KINDER GARDEN (UN KINDER ESPIRITUAL). Pensé, “Que bonito. ¡Ojala lo tuviéramos en español¡ Sería de mucha bendición en los grupos de Vencedores.” Nunca pensé que lo tuviéramos tan rápido. Meses después recibí una carta de Dale diciéndome que Recuperación Cristiana Internacional había recibido la promesa de unos fondos para uso en ministerio de recuperación en el extranjero. Me preguntó si teníamos alguna necesidad. ¡Claro que sí! Entre la lista soñada estuvo la traducción y publicación de este libro. Me dijo que lo empezáramos a traducir y que estos fondos cubrirían los gastos de publicación. Ahora está listo. En el proceso de traducción lo he revisado varias veces, y cada vez me impacta más este libro tan chico, tan lleno de sabiduría. Es conciso. Es práctico. Me gusta su enfoque cristiano. Me encanta su invitación sin presión a todos, sean cristianos o no, a probar este programa que a tantos nos ha traído serenidad en medio de un mundo difícil. Les reto, Vencedores, a usar este libro como se sugiere, haciendo individualmente los ejercicios y luego reuniéndose para compartir sus descubrimientos. Tú, persona que has oído de los Doce Pasos y tienes curiosidad acerca del programa, ¿por qué no usas el libro como una introducción a ellos? Tú, Vencedor que has estado en un Grupo de Doce Pasos sin practicar los Pasos formalmente, ¿no es hora que tú tomes el siguiente Paso? Tú Vencedor que últimamente no has repasado formalmente los Pasos, te animo a usar este método para volver a tomar los Pasos. Tú que no crees en Dios, te ruego que te abras a la posibilidad que él exista y que te arriesgues a creer que te pueda ayudar por medio de estos Pasos, sin que tú aceptes ninguna doctrina en particular. Y finalmente, tú cristiano escéptico, ahora tienes la oportunidad de ver por ti mismo qué es lo que se practica en los grupos de Doce Pasos y de evaluar el programa de Vencedores como buena disciplina cristiana. Te invito a acompañarme en una aventura sin par, una aventura que te puede romper el corazón y volvértelo entero, mejor que nunca, descansando y confiando en el Dios de tu entendimiento. Mantén la mente abierta. Espera entrar en verdadero contacto con Dios. Deja que Dios te sorprenda. Acompáñame, compañero Vencedor, hermano cristiano, amigo desconocido. Dios puede usar este libro para revolucionarnos la vida, si lo tomamos en serio y si somos totalmente vulnerables y honestos en nuestras respuestas a estos ejercicios y en compartir con el grupo lo que Dios nos revela a través de ellos. Todos podemos ayudar y recibir ayuda en Un Kinder Espiritual.
105

LOS DOCE PASOS CON REFERENCIAS DE LAS ESCRITURAS
1. Admitimos que éramos incapaces de afrontar solos nuestras dependencias, adicciones y problemas, y que nuestra vida se había vuelto ingobernable. Mateo 9:36, Marcos 10:15, Romanos 7:15-20, Salmo 6:2-4, Salmo 31:9-10, Salmo 38:1-9, Salmo 44:15-16, Salmo 72:12-13 2. Llegamos a creer que un Poder Superior a nosotros podría devolvernos el sano juicio. Mateo 12:18-21, Marcos 5:1-15, Marcos 9:23-24, Marcos 10:51-52, Lucas 13:10-13, Juan 6:63, Juan 12:46, Hebreos 11:6, Salmo 18:1-3, Salmo 142, Daniel 4:34-37 3. Resolvimos confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios, según nuestro propio entendimiento de Él. Mateo 4:22, Mateo 11:27-30, Mateo 16:24-26, Marcos 12:30, Efesios 2:8-9, Santiago 4:7-10, Deuteronomio 30:15-20, Salmo 3:5-6, Salmo 23, Salmo 61:1-8, Salmo 91:1-4, Salmo 118:8, Proverbios 3:5-6, Jeremías 29:13 4. Sin temor, hicimos un sincero y minucioso inventario moral propio. Mateo 7:3-5, Mateo 23:23-28, Lucas 12:1-6, Romanos 13:11-14, 1 Corintios 4:19-20, 2 Corintios 7:10, Gálatas 6:3-5, Efesios 4:31-32, 1 Juan 1:8-9, Joel 2:13, Salmo 32:3-5, Proverbios 5:3-5, Proverbios 16:2-3, Nehemías 8:9-10, Nehemías 9:3. 5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas. Lucas 15:12-20, Hechos 19:18, 2 Corintios 10:3-5, Romanos 2:12-15, Hebreos 4:13-16, Santiago 5:16, 1 Juan 1:8-9, 2 Crónicas 7:14, Oseas 11:8-9 6. Estuvimos enteramente dispuestos a que Dios eliminase todos estos defectos de carácter. Juan 5:6, Romanos 6:11-12, Romanos 12:1-2, Gálatas 5:24, Efesios 4:17-23, Colosenses 3:5-8, 1 Pedro 1:13-16, 1 Juan 4:18, Apocalipsis 3:19-20, Salmo 51:16-17, Salmo 119:28-40, Salmo 139:23-24, Isaías 55:1-9 7. Humildemente pedimos a Dios que limpiase nuestras culpas. Mateo 7:9-11, Mateo 18:4, Lucas 11:5-13, Lucas 18:9-14, Juan 3:3-6, Hechos 3:19, Romanos 3:23-24, Hebreos 12:5-11, 1 Pedro 5:6-7, Juan 5:14-15, Salmo 32:6-8, Salmo 37:23-24, Salmo 103:12, Isaías 1:18-19, Isaías 57:18, Jeremías 18:6 8. Hicimos una lista de todas las personas a quienes habíamos perjudicado, y estuvimos enteramente dispuestos a reparar el mal que les ocasionamos.

106

Mateo 5:23-24, Mateo 7:3-5, Mateo 18:21-35, Lucas 6:37-38, Lucas 19:8, Juan 13:3435, 1 Corintios 13, Gálatas 6:7-8, 2 Timoteo 1:7, Santiago 4:11-12, Salmo 37:25, Oseas 10:12 9. Reparamos directamente el mal causado a estas personas cuando nos fue posible, excepto en los casos en que el hacerlo les hubiere infligido más daño, o perjudicado a un tercero. Mateo 5:9, Lucas 19:1-10, Romanos 15:2, Filipenses 1:9-11, Colosenses 4:5-6, Filemón 8:17, 1 Juan 4:10, Salmo 51:14-17, Proverbios 16:20-24, Ezequiel 33:14-16 10. Proseguimos con nuestro inventario moral, admitiendo espontáneamente nuestras faltas al momento de reconocerlas. Marcos 14:38, Romanos 12:3, Efesios 4:26-27, 1 Tesalonicenses 5:17-22, 1 Timoteo 4:7-8, Hebreos 2:1-3, Hebreos 12:15, Santiago 1:22-25, 1 Pedro 2:11, 1 Juan 1:8-10, Salmo 85:8-9, Salmo 103:8-18 11. Mediante la oración y la meditación, tratamos de mejorar nuestro contacto consciente con Dios, según nuestro propio entendimiento de Él, y le pedimos tan sólo la capacidad para reconocer Su voluntad y las fuerzas para cumplirla. Mateo 6:6, Mateo 26:39, Lucas 11:9-10, Juan 4:13-14, Romanos 8:26-28, Gálatas 2:20, Filipenses 4:6-9, Tito 3:1-7, 2 Samuel 22:1-3, Salmo 27:4-6, Salmo 65:1-4, Salmo 84:512, Salmo 105:1-9, Salmo 127:1-2, Isaías 40:31, Lamentaciones 3:25-26 12. Habiendo logrado un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a otras personas y a practicar estos principios en todas nuestras acciones. Mateo 5:18-20, Mateo 28:20, Marcos 5:18-19, Juan 15:12-13, Hechos 4:20, 1 Corintios 9:22-27, 1 Corintios 15:10, 2 Corintios 5:17, Gálatas 6:1-2, 1 Timoteo 1:12-16, 1 Timoteo 4:15-16, 1 Pedro 4:3-4, Salmo 92:1-4, Salmo 96:1-2

107

Related Interests