You are on page 1of 2

Garantizar la aplicación de la Directiva

Esta Directiva es decisiva para el medio ambiente y para nuestro propio bienestar, pero requiere grandes inversiones. Para los nuevos Estados miembros, la estimación de costes es del orden de 35 000 millones de euros. La Comisión Europea supervisa los esfuerzos de los Estados miembros para su aplicación. En caso de negligencia de algún Estado miembro, puede emprender actuaciones judiciales contra él. El Estado miembro incumplidor puede ser sancionado. Este procedimiento se denomina «procedimiento de infracción», que puede iniciarse como resultado de la denuncia de un ciudadano o de una organización no gubernamental (ONG). También la Comisión, por propia iniciativa, puede proceder contra un país que no cumpla su obligación. Para no llegar a esta desagradable situación, la Comisión trabaja en estrecha colaboración con las autoridades de los Estados miembros para ayudarles en la aplicación de las medidas necesarias y facilitarles esa labor. Los informes y datos de carácter público se ponen a disposición del conjunto de los ciudadanos, circunstancia que por sí misma puede servir de impulso para el cambio y de estímulo para el progreso. La Directiva impone a los Estados miembros la obligación de informar sobre el estado de sus aguas residuales y sobre las medidas adoptadas. Los últimos informes publicados pueden consultarse en: http://ec.europa.eu/environment/water/water- urbanwaste/ implementation/implementationreports_en.htm Información adicional: http://ec.europa.eu/environment/water/ water-urbanwaste/index_en.html

©Comstock/ Thinkstock Images

• KH-32-10-470-ES-C

Proteger al medio ambiente de los vertidos de aguas residuales
Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas
Compromiso de la Unión Europea para proteger el medio ambiente contra los vertidos de aguas residuales.

En la Unión Europea viven más de 500 millones de personas. Las aguas residuales generadas por esta numerosa población y por la industria representan una fuente importante de contaminación que puede afectar a la calidad del agua potable y de las aguas de baño. También puede contribuir a la pérdida de biodiversidad y dificultar la consecución del objetivo establecido por la Directiva marco del agua de conseguir que antes de 2015 nuestras aguas presenten un buen estado ecológico. Aunque la Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas suele considerarse costosa, constituye una respuesta apropiada a estos problemas y aporta grandes beneficios para nuestra salud y nuestro entorno. Al igual que otras normas de la Unión Europea relativas al agua, esta Directiva establece unos objetivos claros y obligatorios. Al mismo tiempo, es totalmente flexible en cuanto a los medios para alcanzarlos. Así, contempla diversas soluciones alternativas e incentiva la innovación, tanto en la recogida de las aguas residuales como en su tratamiento.
• • © European Union, 2010 • Reproduction is authorised provided the source is acknowledged. • Printed in Belgium • • Printed on recycled paper that has been awarded the EU Ecolabel for graphic paper (http://www.ecolabel.eu/)

• ©Hemera

K a r l F a l k e n b e r g Director General de Medio Ambiente Comisión Europea

• Los Estados miembros deben velar por que se instalen sistemas colectores y de tratamiento de agua en todas las aglomeraciones urbanas con más de 2 000 habitantes. Los tratamientos más avanzados incluyen etapas adicionales. con las inevitables consecuencias negativas para la fauna. Sus principales características son las siguientes: • les États membres doivent instaurer la collecte et le traitement des eaux résiduaires dans tous les villages et villes de 2 000 habitants ou plus. La UE se esfuerza por proteger nuestros recursos hídricos La Unión Europea ha adoptado un amplio corpus legislativo dirigido a la prevención de estos problemas y a la protección de la calidad de nuestras aguas. En el tratamiento biológico secundario. Normas y principios básicos para el tratamiento de las aguas residuales Las aguas residuales son las aguas «usadas» procedentes de las viviendas y las generadas por las actividades industriales. arena. como la eliminación de nutrientes o la desinfección. La Comisión se muestra satisfecha del alto nivel de transposición de la Directiva y de los cada vez mejores resultados obtenidos. pueden acabar en zonas consideradas sensibles desde el punto de vista del medio ambiente o de la salud. sedimentación o flotación. • • • ©John Foxx/ Stockbyte • . como la proliferación de algas causada por el uso excesivo de fertilizantes en la agricultura. por lo que todos ellos están obligados actualmente a cumplir la normativa. fósforo). El tratamiento inadecuado de las aguas residuales puede deteriorar en grado sumo la calidad del agua. de un pretratamiento encaminado a eliminar las piedras. puesto que la aplicación de la Directiva supone un desafío importante desde el punto de vista financiero. Las principales fuentes de contaminación. Las técnicas de desinfección pueden consistir en radiaciones ultravioleta o en tratamiento con ozono. es capaz de reducir las cantidades de materia orgánica en más del 90 % y la presencia de bacterias fecales hasta en un 99 %. y contribuye además a la identidad de las regiones en las que vivimos. La Directiva 91/271/CEE sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas tiene como objetivo establecer los niveles de calidad apropiados y definir los principios y métodos básicos en este ámbito. han sido objeto de directivas específicas de la UE que tratan de controlar estas fuentes de contaminación. el agua recorre otros depósitos en los que determinados microorganismos transforman la contaminación residual en lodos de depuradora. Además. • Se establecen principios para el diseño. A continuación tiene lugar el tratamiento primario. construcción y mantenimiento de los sistemas colectores e instalaciones de tratamiento. la flora y nuestra propia salud. La Directiva marco del agua establece unos elevados niveles de calidad para las aguas de los ríos y lagos. acaban contaminando los mares y los ríos. • Las instalaciones de tratamiento de aguas residuales deben cumplir unos requisitos mínimos de funcionamiento y unos niveles adecuados de calidad medioambiental para el agua tratada. que incluye la retirada de los materiales sólidos en suspensión haciendo circular las aguas residuales (añadiendo a veces determinados productos químicos) por depósitos de sedimentación o flotación. con el fin de que puedan completar la construcción de las infraestructuras e instalaciones necesarias. en su aplicación. que ya han expirado en el caso de los 15 Estados miembros «antiguos». Nutrientes como los nitratos o los fosfatos pueden eliminarse mediante procesos biológicos (por ejemplo. ¿Cómo se tratan las aguas residuales? • Las aguas residuales son objeto. aceites y grasas mediante procesos mecánicos de filtrado. • ©Hemera Las aguas residuales pueden afectar de manera importante a la calidad de nuestros recursos hídricos Cumplimiento de la normativa de la UE En la Directiva se establecieron unas fechas límite para realizar los distintos objetivos medioambientales. que amenaza a ecosistemas enteros. Los 12 nuevos Estados miembros incorporados a la UE a partir de 2004 disponen de un régimen transitorio que permite ampliar los plazos máximos hasta 2018. Una instalación de tratamiento correctamente diseñada y manejada.El agua es esencial para nuestra sociedad y para nuestra salud. en torno al 85 %. la plena aplicación sigue representando un desafío para los 12 Estados miembros«nuevos». por regla general. Las aguas residuales. como las aguas residuales urbanas y los nitratos procedentes de la agricultura. que incorpore el tratamiento secundario. al igual que para las aguas subterráneas y costeras. En estos casos se requiere un tratamiento más riguroso y cumplir unos requisitos más estrictos. Cuando no son tratadas y depuradas. los Fondos de Cohesión de la UE ofrecen una ayuda importante para la cofinanciación de dichas infraestructuras. La limpieza de las aguas fluviales. En el informe que publicó en 2009 señaló que el 95 % de las aguas residuales de la EU-15 se recogían mediante sistemas colectores y que el grado de cumplimiento de las normas relativas a su tratamiento era también muy alto. en primer lugar. Como se ha indicado antes. o afectar a aglomeraciones urbanas más grandes (más de 10 000 habitantes). incluso después de tratadas. Los efectos negativos pueden ir desde un aumento localizado de la mortalidad piscícola hasta problemas de más amplio alcance. aplicación de nitrógeno) o añadiendo sustancias químicas (por ejemplo. pero se están realizando progresos para lograr unos resultados similares. lacustres y costeras tiene una gran importancia para las empresas y para las actividades recreativas.