You are on page 1of 12

“NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES DE LOS SECTORES SOCIALES LGBTI DE BOGOTÁ Y EL MATONEO ESCOLAR” Por: Sandy Triviño Moreno1 TALLER

SOBRE IMAGINARIOS Y DISCRIMINACIÓN

HERRAMIENTA METODOLOGICA Perfil de la tallerista o el tallerista: Es una persona con habilidades para trabajar con temas relacionados a la diversidad humana, la discriminación y los derechos humanos. Deberá manejar un lenguaje claro y que refuerce positivamente los conceptos que se manejaran en este taller, es decir que en ningún momento se usaran apodos o eufemismos para hacer descripciones o referirse a identidades, colectivos y prácticas. Además, es deseable que sea una persona asertiva con facilidad para hablar en público, dominio de grupo y una actitud dispuesta al diálogo, la conciliación y la enseñanza. Público: Este taller está dirigido a adolescentes entre los 12 y los 18 años. Se estima que para cumplir satisfactoriamente los objetivos de esta actividad, el grupo de trabajo no deberá exceder las 40 personas. Objetivo general: Realizar un taller que promueva el acercamiento positivo a la diversidad humana y pueda brindar un mejor entendimiento de la forma como opera la discriminación, el cual sea útil para la prevención y el manejo del acoso escolar en las instituciones educativas. Objetivos:
 Identificar las percepciones y los imaginarios que tienen las y los jóvenes ante personas

que son sexualmente diversas, poseen una construcción de género o identidad no normativa, pertenecen a una minoría étnica o una clase social no favorecida, o tienen algún tipo de discapacidad.  Dar a conocer historias y proyectos de vida que difieren de los roles asignados socialmente en torno a la orientación sexual, el género, la identidad, la etnia, la clase social y la situación de discapacidad.  Promover un diálogo que permita enseñar y orientar hacia la valoración positiva y el respeto de la diferencia, la diversidad y las identidades.
1

Antropóloga de la Universidad Nacional de Colombia.

 Clarificar distintos conceptos relacionados con la discriminación, la diversidad, la

diferencia y las identidades.
 Sensibilizar a las y los jóvenes sobre temas relacionados con la diversidad humana, los

prejuicios, la discriminación y los derechos humanos. Justificación: Los prejuicios, los miedos y las discriminaciones hacia personas que representan algún tipo de diversidad, constituyen una realidad que hace parte de la convivencia de las y los jóvenes en las instituciones educativas, las familias, el barrio, entre otros entornos sociales. Como integrantes de una sociedad, ellas y ellos han aprendido y naturalizado aquello que es deseado y esperado en cada uno de nosotros y nosotras, de tal manera que suelen relacionar de forma arbitraria ciertas características de una persona (color de piel, forma de hablar, vestimenta, uso de silla de ruedas, etc.) con la prevalencia de algunas costumbres y por ende hacer un trato diferenciado que desconoce los derechos humanos de las y los otros. En la medida en que se dé una orientación y enseñanza que promueva el acercamiento positivo a la diferencia y un mejor entendimiento de la forma cómo opera la discriminación, las y los jóvenes pueden caer en cuenta de su actitud prejuiciosa y ser más empáticos con aquellas personas que han sido blanco de un trato discriminatorio. Son importantes las actividades que dejen como lección que las personas son más que un estereotipo y además que generen en las y los jóvenes un interés por interactuar de forma respetuosa y conocer personas que tienen otras creencias religiosas, distintos estilos de vida, diferentes gustos y en general otras maneras de ver y vivir en el mundo.

Actividad: “Construyendo el perfil” Materiales:  Seis fotografías de personas que representen una de estas características: Ser sexualmente diversas, poseer una construcción de género o identidad no normativa, pertenecer a una minoría étnica o a una clase social no favorecida, o tener algún tipo de discapacidad.  Seis pliegos de cartulina azul donde estarán dibujados los formatos de perfil similar a Facebook. Este debe incluir el espacio para poner la fotografía y la opción de diligenciar el nombre del personaje, su lugar de nacimiento, su formación educativa y empleo, su situación sentimental, sus gustos e intereses y actividades recientes. Duración: 60 minutos

Procedimiento: 1. Organizar a las y los jóvenes en seis grupos. 2. Proporcionar a cada grupo una fotografía al azar. 3. Crear por grupos a partir de la fotografía asignada un perfil similar al de la red social Facebook, de tal manera que se le ponga un nombre al personaje y se indique su lugar de nacimiento, su formación educativa y empleo, su situación sentimental, sus gustos e intereses y actividades recientes (va a asistir a tal evento, se unió a determinado fan club, ha obtenido tantos puntos en un juego, etc.)

Imagen 1. Perfil de Facebook.

4. Exponer cada personaje y su perfil. Las y los jóvenes de cada grupo deberán explicar por qué le dieron esa serie de características a su fotografía. 5. Escribir en una hoja lo que cada uno o una entiende por discriminación, diversidad, diferencia e identidades. Aconsejar recurrir a ejemplos cotidianos o experiencias propias.

5. Develar el verdadero perfil del personaje de la fotografía. Se sugiere que el o la tallerista se base en casos reales para generar una mayor credibilidad, además estas historias y proyectos de vida deben diferir de los roles existentes en torno a la orientación sexual, el género, la diversidad juvenil, la etnia, la clase social y la situación de discapacidad. 6. Preguntar a las y los jóvenes: ¿Cómo te sientes luego de conocer el verdadero perfil del personaje? ¿Te llevaste alguna sorpresa, por qué? ¿A qué crees que se deban las diferencias entre tu historia y la vida real del personaje? ¿Alguna vez te has sentido discriminado o discriminada por tu forma de vestir o de hablar, por tu género, tu color de piel, por tu clase social o por otra razón? 7. Generar la reflexión que así como se hicieron una serie de suposiciones frente a una fotografía, de esta misma forma opera la discriminación en nuestra sociedad y esto afecta los derechos humanos de todas las personas, pues de la misma manera como la gente discrimina también puede ser objeto de discriminación. Valerse de la explicación de términos como diferencia, diversidad, identidad y prejuicio. 8. Explicar y enfatizar en los objetivos del taller, señalando que las personas son más que un estereotipo y que las diferencias entre ellas no deben ser motivo de discriminación, sino por el contrario el ser diferentes enriquece la convivencia humana. 9. Evaluar el taller. HERRAMIENTA CONCEPTUAL Para la realización efectiva de las anteriores actividades, el o la tallerista deberá apropiarse de los distintos temas relacionados con la diversidad humana y la discriminación. A continuación, este glosario aclara las dudas teóricas que puedan surgir en el tallerista durante su proceso de formación y las inquietudes que se suelen generar entre los y las adolescentes, una vez se abordan estos temas. El objetivo de esta herramienta es que el o la tallerista logre enseñar a las y los jóvenes todos los conceptos de este glosario de una forma sencilla y didáctica, de tal manera que ellos y ellas se puedan ir familiarizando con estos términos y adquieran bases para hablar de la diversidad humana con palabras claras y sin tabúes.

GLOSARIO

Clase social: Según el Instituto de Estudios Políticos de México (INEP) se denomina clase social al conjunto de personas que tienen características comunes, especialmente, el mismo status socioeconómico. Es el resultado de la estructura de las desigualdades en las condiciones de vida, niveles de escolaridad, recursos económicos, entre otras características que se registran entre la población de un país o de una sociedad en general. Karl Marx convirtió la clase social en el concepto clave de su teoría socio - política, señalando que es consecuencia de la desigual relación de los individuos con los medios y el proceso de producción. Otros autores consideran que además del nivel socioeconómico, las personas pertenecientes a cierta clase social también comparten el prestigio, las actividades ocupacionales, el poder social, los patrones culturales, los valores, las actitudes, las normas y las costumbres, así como cierto grado de conciencia de clase que los hace identificarse como perteneciente a ella. A diferencia de la casta, las condiciones de pertenencia a cierta clase social no son inamovibles ni están determinadas por el nacimiento, por lo que en determinado momento se puede ascender o descender en la clase social sin que exista algún impedimento formal, esto significa que se caracterizan por su movilidad social. El concepto de clase es sólo de hecho no de derecho, es decir, que ante las leyes no hay diferencias, no hay un reconocimiento formal de las desigualdades dentro del sistema de normas de la sociedad (Tomado de http://diccionario.inep.org/C/CLASE-SOCIAL.html). En Colombia existe una estratificación socio-económica basada en las características de la vivienda y el entorno urbano o rural, la cual va del estrato 1 al estrato 6, del más bajo al más alto. Discapacidad: La Convención de la ONU (2006) define la discapacidad como un concepto que evoluciona y es el resultado de la interacción entre las personas con limitaciones funcionales (físicas, intelectuales o mentales) y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás. A partir del 11 de Junio de 2011 entró en vigor en Colombia la “Convención de la Organización de las Naciones Unidas” sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Imagen 2. Zaric, S. (2011)Personas con discapacidad. Recuperado de http://www.slideshare.net/sofiazaric/escuela-para-padres-discapacidad-inclusin

Imagen 3. Zaric, S. (2011)Personas con discapacidad. Recuperado de http://www.slideshare.net/sofiazaric/escuela-para-padres-discapacidad-inclusin

Discriminación: De acuerdo al Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la discriminación es toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en determinados aspectos como la raza, el color, el género, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier otra condición social, y que tengan por objeto anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de las libertades fundamentales de todas y todos. Las conductas discriminatorias suelen generar daños morales, físicos, psicológicos, materiales y diversas limitaciones en muchos ámbitos a las personas discriminadas. En algunos casos los prejuicios y estereotipos generan en algunas personas que su pertenencia a cierto grupo humano sea motivo de sentimientos de autorechazo y la creencia de merecer un trato discriminatorio por parte de las y los demás. Además la discriminación tiene un efecto negativo en la sociedad, en cuanto promueve la intolerancia, genera divisiones en la convivencia y menoscaba la concepción de la diversidad como riqueza de la especie humana. Si bien todas las personas pueden ser objeto de discriminación, hay quienes son más vulnerables a sufrir el rechazo y la exclusión puesto que no cumplen un modelo hegemónico de ser humano: Ser varón, heterosexual, blanco, joven, de clase alta, occidental y sin ningún tipo de discapacidad.

Es decir que en muchos casos la discriminación obedece a patrones socioculturales tradicionalmente aprendidos y reproducidos; por ejemplo las y los jóvenes suelen aprender en las interacciones cotidianas en su familia y en su entorno social, ciertos criterios de selección que dividen a las personas entre quienes son o no socialmente adecuados, entonces todo aquello que es diferente u opuesto a ese ideal, se suele juzgar, rechazar, señalar, ridiculizar, desconocer o incluso eliminar. La discriminación puede ser de hecho, como las prácticas sociales cotidianas en que se trata de forma distinta a las mujeres, o de derecho, tal es el caso de la ley colombiana que le niega a las personas homosexuales el acceso al matrimonio civil. También existe la discriminación directa o explicita y la discriminación indirecta, la discriminación por acción u omisión y la discriminación sistemática. Cabe señalar que para dar fin a una situación de discriminación hacia un sector de la población, generalmente, se recurre a acciones afirmativas (discriminación inversa o positiva) que consisten en la adopción de medidas concretas y temporales orientadas a lograr la igualdad ante la ley, la igualdad material y la igualdad de oportunidades. Un ejemplo es la ley de cuotas (ley 581 del 2000) la cual establece que el 30 por ciento de los altos cargos públicos en Colombia deben ser ejercidos por mujeres.

“El derecho a la no discriminación en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos” por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México2 La prohibición de la discriminación es un aspecto fundamental de los derechos humanos, presente en todos los tratados internacionales generales de la materia, tanto en el ámbito universal de protección de los derechos humanos (Sistema de Naciones Unidas) como en los ámbitos regionales (africano, americano y europeo). Las convenciones generales del sistema de Naciones Unidas que contienen cláusulas de no discriminación respecto de los derechos consagrados en sus textos son la Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 2o.); el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 2.1), y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 2.2). Estos instrumentos reconocen los derechos de todas las personas “sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión polít ica o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social”. En el marco del Sistema Universal se han adoptado algunas convenciones con el fin de proteger a grupos específicos contra la discriminación:
2

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (2012) La discriminación y el derecho a la no discriminación. México, D.F.: Comisión Nacional de los Derechos Humanos

     

Convención para Prevenir y Sancionar el Crimen de Genocidio (1948). Convenio Número 111 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Relativo a la Discriminación en Materia de Empleo y Ocupación (1960). Convención de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) Relativa a la Lucha contra la Discriminación en la Esfera de la Enseñanza (1962). Convención Internacional para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial (1966). Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo de Apartheid (1973). Convención Internacional para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979).

En el marco del Sistema Interamericano de Protección a los Derechos Humanos contienen cláusulas de no discriminación la Declaración Americana sobre Derechos y Deberes del Hombre (artículo 2o.), la Convención Americana sobre Derechos Humanos (artículos 1.1 y 24) y el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 3o. del Protocolo de San Salvador).

En este sistema también se han adoptado algunos tratados dirigidos a proteger a determinadas personas de la discriminación:  Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará, de 1990).  Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad (1999). Cabe señalar que los motivos prohibidos de discriminación no son exhaustivos y, por tanto, al incluirse en las cláusulas de no discriminación los términos “cualquier otra índole” y “cualquier otra condición social” se prevé la posibilidad de prohibir otras cau sas de discriminación no señaladas expresamente en los instrumentos Los tratados son ejemplos representativos de épocas determinadas, por lo que pueden no incluir una causa de discriminación surgida posteriormente; por ello, deben ser interpretados a la luz del presente, teniendo en cuenta las características actuales de los sistemas de protección, así como la evolución y desarrollo de los derechos humanos. Diversidad humana y diferencia: Aunque todas las personas pertenecemos a la misma especie llamada Homo Sapiens, cada ser humano es distinto. Cada persona posee unas características especiales (clase social, género, etnia, religión, orientación sexual, etc.), un carácter, una forma de ser, una habilidades y unos gustos e intereses determinados, además pertenece a un contexto particular (familia, barrio, escuela, etc.) sobre el que tiene un poder de agencia, pero a la vez influye en sus condiciones de vida.

La diversidad humana debe ser considerada como un hecho y no un problema a resolver, es decir que en vez de pretender homogenizar o castigar lo distinto y lo diverso, es preciso reconocer y respetar las diferencias de las y los demás. Igualmente, desarrollar la empatía como capacidad de ponerse en el lugar del otro o la otra, es el inicio para promover actitudes inclusivas en las instituciones educativas. Una sociedad que reconoce que “Somos diferentes pero iguales en derechos” es más pacífica, equitativa y digna para todas las personas. Estereotipo: Es una imagen o una idea, comúnmente aceptada, sobre un conjunto de personas. Con base en un estereotipo se atribuyen de forma arbitraria ciertas características a un grupo humano; por ejemplo se considera, sin excepción, a todas las personas afrodescendientes como naturalmente aptas para trabajos pesados, con poco coeficiente intelectual o especialmente hábiles para el baile y las relaciones sexuales, sin embargo, no se entra a considerar sus particularidades como sujetos o el carácter prejuicioso, exagerado y poco fidedigno de dicha valoración. Etnia: Así como cada persona es diferente a las demás porque tiene una familia, una historia, un modo de pensar y de vivir, es decir una identidad personal, cada pueblo tiene su propia identidad. La etnia se refiere a una comunidad humana que comparte una afinidad cultural al estar sus miembros ligados por una historia, una lengua, un sistema de creencias y unas pautas de comportamiento enmarcadas en una estructura política, social y, en muchos casos, territorial. Usualmente la noción de etnia es confundida con el concepto de raza, pero mientras la primera se relaciona con características culturales, la segunda señala las características morfológicas de un grupo humano. Cabe destacar que tras los procesos de mestizaje, hablar de la existencia de "razas" en el siglo XXI resulta inadecuado para referirse a cada uno de los distintos grupos humanos y a la diversidad humana en general. En Colombia desde la década del setenta inició una discusión en torno a los temas étnicos y raciales. En ella han participado los pueblos indígenas y afrodescendientes, además de organizaciones no gubernamentales, académicos y líderes políticos, quienes a través de la Constituyente y la Constitución Política de 1991 hallaron una importante herramienta para el reconocimiento de la nación colombiana como pluriétnica y multicultural. Esta declaración ha entrado a cuestionar el proyecto político de nación mestiza y homogénea, adelantado por la élite criolla del país (Tomado de Etnias, razas y multiculturalidad http://www.mintic.gov.co/index.php/mintic-comunidades-etnias-razas-multiculturalidad). Identidad: La identidad refleja la historia de vida individual y la influencia dada desde la familia, las amistades y el contexto en el que se interactúa; de la misma manera se construye el sentido de identidad colectiva propia de grupos poblacionales específicos y de regiones. La interacción entre las identidades individuales y colectivas pone de manifiesto las diversidades, tanto desde lo físico como desde las formas de pensar y sentir.

Existe una identidad jurídica (cédula) hasta identidades genéticas, culturales o particulares que se descubren y se hacen evidentes en la interacción social y el reconocimiento propio y de los demás (Tomado de Ciudad Diversa http://www.medellincultura.gov.co/culturaciudadana/Multimedias/diversidad_sexual/ind ex.html) Identidad de género: Se refiere al estado psicológico que le permite a la persona autoidentificarse con lo masculino, lo femenino u otro género diferente y afirmarse a sí mismo diciendo “soy hombre”, “soy mujer”, “soy andrógino”, “soy hombre en la cotidianidad y mujer en una presentación artística, como ocurre con algunos hombres transformistas (Cantor 2007:24). Imaginario: Conjunto de imágenes mentales, frases y percepciones que circulan en la sociedad respecto a algo. Según García estos se organizan como un red intrincada de conversaciones que se refuerzan entre si y que, en consecuencia, no pueden definirse como ciertas o falsas, sino que se trata más bien de una coordinación colectiva de acciones e interacciones que se derivan de conversaciones (García 2007: 25). Orientación sexual: Según la Asociación de Psicología Americana, se refiere a la atracción emociona, erótica y afectiva hacia personas del mismo sexo, del sexo opuesto o de los dos sexos. Es el resultado de la interacción de factores sociales, culturales, cognitivos y emocionales, la incidencia de cada uno varía en cada persona (Cantor 2007: 22). No es necesario tener experiencia sexual para identificarse con cualquiera de las tres orientaciones sexuales reconocibles: heterosexual, homosexual y bisexual. Prejuicio: Consiste en juzgar a una persona sin conocerla, es decir, emitir una opinión o juicio, generalmente negativo, sobre una persona tomando como base cualquier característica o impresión superficial. En nuestra sociedad los prejuicios son maneras de relacionarse con la diferencia pues todo lo que es distinto u opuesto a lo que se ha enseñado tradicionalmente como esperado o adecuado en un ser humano (la heterosexualidad, la religión católica, la ausencia de discapacidad, entre otros), se califica como malo, erróneo, ilegitimo, antinatural e incluso una amenaza para la convivencia. BIBLIOGRAFÍA Cantor, E. (2007). Los rostros de la homofobia en Bogotá: des-cifrando la situación de derechos humanos de homosexuales, lesbianas y transgeneristas. Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional. Clase social (2013, 16 de abril). Diccionario Electoral INEP. Fecha de consulta: 22: 30, 16 de abril, 2013 desde http://diccionario.inep.org/C/CLASE-SOCIAL.html

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (2012) La discriminación y el derecho a la no discriminación. México, D.F.: Comisión Nacional de los Derechos Humanos Etnia, razas y multiculturalidad (2013, 18 de abril). Ministerio TIC para todos. Fecha de consulta: 20:00, abril 18, 2013 desde http://www.mintic.gov.co/index.php/minticcomunidades-etnias-razas-multiculturalidad García, C. (2007). Diversidad sexual en la escuela: dinámicas pedagógicas para enfrentar la homofobia. Bogotá: Colombia diversa. Identidad (2013, 18 de abril). Ciudad diversa. Fecha de consulta: 21:00, abril 18 de abril, 2013 desde http://www.medellincultura.gov.co/culturaciudadana/Multimedias/diversidad_sexual/ind ex.html Naciones Unidas (2006). Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. New York. Orientación sexual (2013, 12 de abril). Asociación de Psicologia Americana. Fecha de consulta: 19:40, abril 12, 2013 desde http://www.apa.org/topics/sexuality/orientacion.aspx