You are on page 1of 7

¿Gripe común o porcina?

AH1N1
El AH1N1 (antes llamado “gripe porcina”) es un nuevo virus de influenza que produce enfermedades en las personas. Este nuevo virus se detectó por primera vez en seres humanos en abril de 2009 en los Estados Unidos. Otros países, incluidos México y Canadá, han informado sobre casos de personas que se han contagiado con este nuevo virus. Este virus se contagia de persona a persona, probablemente de forma muy similar a la que se contagian los virus de la influenza estacional común. La gripe AH1N1 es una enfermedad respiratoria de los cerdos, producida por el virus de la influenza tipo A que regularmente ocasiona brotes de influenza en los cerdos. Los virus de la gripe AH1N1 causan altos niveles de enfermedad y bajas tasas de mortalidad en los cerdos. Estos virus pueden circular entre los cerdos durante todo el año, pero la mayoría de los brotes se producen a fines del otoño y durante el invierno, al igual que en los seres humanos. El virus de la gripe porcina clásica (un virus AH1N1 tipo A de influenza) se aisló por primera vez de un cerdo en 1930. Al principio, este virus se denominó “gripe porcina”, porque las pruebas de laboratorio demostraban que muchos de los genes de este nuevo virus eran muy similares a los virus de la influenza que tienen normalmente los cerdos de América del Norte. Sin embargo, otros estudios han demostrado que este nuevo virus es muy diferente del que circula normalmente en los cerdos de América del Norte. Tiene dos genes de los virus de la gripe que normalmente circulan en los cerdos de Europa y Asia, como también genes aviarios y genes humanos. Los científicos lo llaman virus “reordenado cuádruple”. (Tomado de: Moldex.com) Todos los tipos de gripe tienen síntomas parecidos, sin embargo, la diferencia de este virus con resfriado común es la intensidad en que estos se presentan los síntomas incluyen fiebre, dolores corporales, cansancio y tos. Los síntomas suelen durar de cinco a siete días en adultos, mientras que en niños, pueden extenderse más de 10 días. El período de incubación del virus AH1N1 es de uno a cuatro días, y las personas contagiadas pueden transmitirlo desde cuatro días antes del inicio de los síntomas, hasta siete días después de haber presentado las primeras manifestaciones de la enfermedad. Luego de que se presente una persona con los síntomas de la influenza en cualquier centro de salud, es llenada una ficha epidemiológica; de igual forma se toma una muestra de sangre y se envía a la Dirección Regional de Epidemiología, siguiendo los lineamientos del Ministerio de Salud”

Una persona corre riesgo de muerte al complicarse su estado de salud. siendo valoradas como en riesgo niños menos de seis meses. la nariz o la boca. aunque lo más recomendado es la hospitalización. H3N1. pero si una alerta para que la misma esté precavida y tome las medidas necesarias para evitar contraer el virus. debido a que su sistema inmune se encuentra más afectado Es necesario el reforzamiento de puntos clave en la ciudad. La vacuna puede colocársela cualquier persona a partir de los seis meses de edad. ya sea por descuido o aplicación incorrecta del tratamiento. no se tiene previsto un centro de salud específico para la atención de infectados. como la terminal de pasajeros. Una persona contagiada puede convivir con su núcleo familiar. y desechar éstos en una bolsa de plástico. esto en la mayoría de los casos se debe a insuficiencia respiratoria. . También se aconseja evitar tocarse los ojos. o clínicas privadas. aunque también hay otros subtipos como son H1N2. H3N2. Cuidar de la higiene personal lavándose frecuentemente las manos con agua y jabón. ya que miles de personas provenientes de todo el país ingresan diariamente vía terrestre La vacuna contra la Influenza Estacional puede servir como comodín ante la carencia de dosis de AH1N1 en la región. mujeres embarazadas y adultos mayores de 60 años. Orientación y prevención Orientar y prevenir es la mejor forma de evitar el contagio del virus por parte de la población: “La idea no es crear alarma en la población. cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con un pañuelo. son las principales acciones para prevenir la propagación del virus. Como atender a una persona contagiada. en el primero de los casos tanto el enfermo como aquellas personas que estén a su alrededor debe utilizar tapabocas. Las personas contagiadas pueden ser atendidas en hospitales.Según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su página web. ambulatorios. los virus de la gripe AH1N1 (o influenza AH1N1) más comunes son del subtipo H1N1.

 Pacientes inmunodeficientes o bajo tratamiento inmunosupresor. típicamente en la nariz. como aumento de secreción nasal. de estos pacientes. tos. personas en los extremos de vida como niños entre 6 meses a 4 años y adultos mayores a 65 años de edad. malestar general. garganta y pulmones de mamíferos o en el intestino de las aves.  Pacientes con enfermedades metabólicas e insuficiencia re-nal.5 Sintomatología En la mayoría de los casos.  Niños o adolescentes que están bajo terapia prolongada con ácido acetilsalicílico (aspirina).La vacunación contra el virus AH1N1 no garantiza la inmunización total en una persona. la infección por el subtipo AH1N1 se manifiesta de forma similar y con síntomas clásicos a cualquier otro caso de infección por gripe común (influenza de tipo A). aunque dichos casos son estadísticamente regulares (rondando el 45% aproximadamente del total de afectados). pérdida del apetito. dolor en las articulaciones. fiebre alta (mayor a 38º C). dolor en los músculos.  Pacientes con afecciones crónicas de los sistemas pulmonar y cardiovascular. desorientación y pérdida de la conciencia. en casos de mala evolución. Grupos de población más vulnerables. Siempre existirá un subgrupo de personas en que la infección por el subtipo AH1N1 se manifiesta más agresivamente (debido a un sistema inmunitario suprimido) y en el que se llega a contraer neumonía. cuya mortalidad alcanza a 1 de 1 aprox. Los virus de influenza se enlazan mediante hemaglutinina en residuos de azúcares de ácido siálico en las superficies de las células epiteliales. dolor de garganta. Entre los grupos poblacionales más vulnerables a la influenza tipo A subtipo AH1N1 se encuentran:  En general. La diferencia radica en que el subtipo AH1N1 es capaz de expresarse ocasionalmente de modo mortífero. diarrea y. vómitos. . aunque si es la forma más segura de prevenir.

 Niños en estado de riesgo como nacidos prematuros. especialmente aquellos con peso menor a 1. Embarazadas que estén cursando su 2do . .500 gramos.3er trimestre de gestación.

Imagen de microscopía electrónica del virus AH1N1. Estos virus tienen aproximadamente 80–120 nanómetros de diámetro. .