You are on page 1of 1

• •

color deseado, volviendo a ser calentada hasta la fusión. Entre otras cosas, este procedimiento es aplicado a artefactos de baño. Cementos: el recubrimiento del hierro con cemento, tiene la ventaja de no necesitar una limpieza previa, puesto que el cemento Pórtland posee la propiedad de absorber las pequeñas capas de óxido. Niquelado: lo destacable de esta técnica, es el acabado final que gana la pieza.

METALES NO FERROSOS: Son los metales que no contienen hierro. En general poseen la particular ventaja de que; ante el contacto con los agentes atmosféricos; el mismo óxido producido en su superficie actúa como barrera protectora anticorrosiva, es decir que crea una película protectora, que modifica su color, pero a su vez impide que se siga oxidando y todo esto, sin modificar su estructura interna (sin debilitarlo) al contrario de lo que pasa con el hierro. Cobre: El cobre es un metal que no permite su templado, con el recocido solamente se ablanda. Puede forjarse batirse o estirarse a temperatura ambiente y funde a los 1100º C. Es de coloración rojiza brillante y tiene como característica principal, la de ser un gran conductor eléctrico y del calor. De ahí que su principal aplicación es en conductores eléctricos. También son muy aplicados en tubos para cañerías (hechos por estiramiento). También es aplicado en revestimientos de cubiertas y en decoración, para lo cual se disponen comercialmente en planchas de 0,75 a 1,00 m x 1,50 a 2,00 m y un espesor de 1 a 1,5 mm. Expuestos al aire se cubren de una capa de óxido de color verdoso llamado cardenillo, la que actúa como envolvente protectora impidiendo la oxidación del interior del mineral. Zinc: El zinc es un metal de color gris azulado, brillante, de fractura cristalina y escamosa. Funde alrededor de los 400 ºC., su punto de ebullición es a los 900º C., pudiendo forjarse a los 150º C. A los 500º C es dúctil y maleable. Por ser quebradizo en frío, no puede ser doblado en ángulo vivo. El agua pura no lo ataca, pero si las aguas de lluvia, el anhídrido carbónico, los ácidos, así como también el yeso y el cemento. Su oxidación también es beneficiosa, produciéndose una película de oxicarbonato de color blanquecino. Es muy dilatable, por lo que para su aplicación deben tomarse los recaudos necesarios, a fin de permitir una libre dilatación. Cuando puro, este mineral no es atacable por los ácidos, pero aleado sí, por lo que ante estas circunstancias, se lo amalgama con mercurio. Se aplica en la construcción en forma de chapas lisas y onduladas, para revestimiento de cubiertas, canaletas, caños de desagüe, limahoyas, cornisas, depósitos, etc., también como perfiles, alambres y tubos, adaptándose perfectamente a cada forma por constituir un material maleable y flexible. A las chapas de zinc, no debe confundírselas con las chapas zincadas de hierro galvanizado, pues en este caso el componente básico de la pieza es el zinc, mientras que en las otras el componente principal es el acero, el cual esta recubierto con un baño de zinc. Aclarado esto paso a decir que las chapas de zinc, son menos frecuentes que las otras y se disponen comercialmente en largos de 1,65 a 3,00 m y espesores de 0,6 a 1,08 mm y (al contrario de lo que pasa con las de hierro galvanizado) su numeración aumenta con su espesor. Puesto que el material es atacable por los morteros, no esta permitido su embutido en la pared. Estaño: Su color es gris brillante, parecido al plomo pero mas blanco, mas duro, maleable y dúctil y menos pesado. En la construcción se lo emplea exclusivamente aleado con el cobre (formando el bronce) y como recubrimiento del hierro. Plomo: El plomo es un mineral blanco azulado; expuesto al aire toma rápidamente color gris. Es blando pesado y se raya fácilmente. Se puede cortar con cuchillo y tizna el papel. Con el ácido nítrico se disuelve; su punto de fusión es bajo (327º C). En la construcción se lo utiliza en forma de chapas o planchas laminadas, con un espesor de 0,5 a 12 mm. Las mas usadas son las de 1,5 mm de espesor por 80 cm de ancho. También usadas como placas de apoyo para vigas y columnas de hierro y como babetas y solapas en cubiertas de hierro galvanizado. El uso mas corriente; hasta no hace mucho tiempo; fue en forma de caños para agua corriente, gas, desagües y ventilaciones cloacales; hoy reemplazado por materiales plásticos que agilizan la instalación. Fundido se emplea para rellenar las hoquedades de las fundiciones del hierro, para cerrar el cierre de los manguitos, cordón o boquilla de unión entre caños. Por ser causante de enfermedades, se restringe su uso como caño conductor de agua potable. Es un mineral atacable por el cemento Pórtland, por lo que en caso de estar embutido, se lo protegerá con envolturas de fieltro de papel asfaltado, para impedir su contacto con el mortero. Aluminio: Es de color blanco azulado, brillante, estructura fibrosa, mas duro que el estaño pero menos que el cobre y el zinc. Es inalterable al aire, expuesto a la humedad forma la ya conocida capa protectora de óxido que además de inmunizarlo de la acción atmosférica y el agua, tiene la particular propiedad de reaccionar con la anilina y absorberla, lo que permite la coloración del metal (la cual es tan duradera como el óxido mismo) ampliando su campo de aplicación, al de la decoración. Es muy dúctil y maleable. Funde a los 660º C. En frío no es atacable por los ácidos. En la construcción se lo emplea cuando el factor peso juega un rol importante; se lo obtiene en forma de chapas de 0,02 a 5 mm de espesor, alambres de 1 a 5 mm de diámetro y ángulos de lados iguales o desiguales. El aluminio en combinación con otro material (aleaciones) también es empleado para alivianar puentes así como toda estructura que presente un peso relativamente alto, sustituyendo las vigas de acero.