You are on page 1of 2

Dios actúa a favor nuestro

PASAJE CLAVE: Isaías 64.1-4 | LECTURAS DE APOYO: Salmo 25.3; 27.14; 37.7, 34 | Proverbios 10.22 Filipenses 4.6-7

INTRODUCCIÓN:

Esperar no es agradable.
La mayoría de nosotros sentimos aversión a cualquier cosa que nos cause demoras: no nos gustan las salas de espera, nos molesta esperar nuestro turno en una “cola” pues queremos obtener lo que deseamos en ese mismo instante. Esto se debe a que casi siempre estamos muy ocupados y vivimos con mucha prisa. No obstante, si hemos de crecer como creyentes, una de las lecciones más valiosas de la vida cristiana es aprender a esperar en Dios. Cuando nos sometemos a los planes que Él ha elegido, nos sorprendemos al ver las cosas maravillosas que hace pues vemos que actúa a favor de quienes esperan en Él, como declara Isaías 64.4. Es decir, es el Dios omnipotente que demuestra su preocupación por los suyos en el momento más oportuno para mostrar su disposición a su favor y sorprender así a sus enemigos (Is 64.2).

nuestras peticiones con oración, ruego y acción de gracias, para que luego nos dé su paz que “sobrepasa todo entendimiento” (Fil 4.6-7) mientras Él permanece ocupado a nuestro favor.

¿Qué significa “esperar en el Señor”?

Uno de los principios fundamentales en la Biblia es que debemos aprender a esperar el tiempo y la dirección de Dios. Por una parte, implica tener paciencia, es decir, estar dispuestos a esperar, lo que nos lleva a hacer una pausa para recibir más instrucción en lugar de precipitarnos para ejecutar nuestras soluciones. También demanda que estemos dispuestos a aceptar con calma lo que Él esté haciendo en nuestra vida y confiar en que intervendrá para llevar a cabo su voluntad. Algunos tendrán que desistir de lo que parece ser una necesidad inmediata y resistir la tentación de fijar el momento más conveniente para obtenerla. Por otra parte, esperar en Él no quiere decir tener una actitud fatalista; más bien es la firme expectativa de que Dios cumplirá lo que ha prometido.

DESARROLLO DEL SERMÓN:

¿Qué lugar ocupa Dios en nuestra espera?
El Padre celestial interviene personalmente en cada detalle de nuestra vida. Su labor consiste en indicarnos su voluntad, mostrarnos claramente la dirección adecuada, dirigirnos a tomar decisiones sabias alentándonos a cada paso y protegiéndonos contra situaciones de las que quizá ni siquiera nos percatamos. Además, nos enseña y exhorta a no afanarnos por nada sino que nos insta a traerle

Él está arreglando las circunstancias. Los israelitas marcharon alrededor de Jericó por siete días antes de atacarla. La ansiedad y el temor se apoderaron del enemigo, preparando el camino para la victoria. David fue escogido como rey de Israel años antes de ascender al trono y esperó hasta que se cumplió el tiempo de Dios para hacerlo; pero se rehusó a matar a Saúl, pues lo respetó porque decía que era “el ungido de Jehová”.
I
PRINCIPIOS DE VIDA NOTAS DEL SERMÓN | SLP100131

Razones para esperar en Dios.

Tercero. Estos constan de cuatro cualidades específicas. Dios se demorará en bendecirnos. nuestras vidas pueden causar un gran impacto en cuanto a su fidelidad entre muchos de los que nos rodean. pues su intervención no se concreta a satisfacer nuestros deseos. No. Él no promete que nos dará todo lo que deseamos. Esto dice mucho de nuestro carácter y en última instancia comprobaremos la verdad de lo que nos dice en Proverbios 10. LLAME GRATIS: 888-730-4211 SERVICIO AL CLIENTE: 8:00 a. ¿Por qué conformarnos con algo inferior? No obstante. Si decidimos esperar hasta que Dios supla nuestra necesidad. Nos prepara para dar buen testimonio. Los orgullosos desobedecen a Dios con frecuencia. la codicia o el orgullo debemos ser motivados por el amor.org. Dios actúa a favor nuestro S100131D visite www. Por eso a veces Él nos promete que suplirá lo necesario y luego nos pide que esperemos. ¿Por qué? La Palabra de Dios dice que Él actúa a favor de los que confían en Él. ¿Podemos hacerlo cuando las cosas se complican? Segundo. humilda d. Requisitos indispensables. Hay tres maneras en que esa valentía desempeña un papel importante: la necesitamos para resistir la tentación de hacer las cosas a nuestro capricho. Pese a que nuestros planes parezcan maravillosos en I Consecuencias de no esperar en Dios. caeremos en un lugar peligroso. quizá no aprenderíamos a confiar en Él. EST | Lun. I Nos perderemos de lo mejor que Dios tiene para nosotros. I CONCLUSIÓN: Con frecuencia los creyentes se impacientan mientras esperan que Dios actúe. tarde o temprano nos decepcionaremos si lo desobedecemos. Dan por cierta la mentira que a Él no le importan sus luchas o que no los sacará adelante.m. El Padre ve todas las cosas y sabe lo que es mejor para cada uno de sus hijos. el servicio y la obediencia. Quienes se precipitan tropiezan con dificultades inesperadas. Primero.-Vie. quizá crean que sus planes son mejores que los de Él. pa ciencia . I I Él purifica nuestras intenciones. Si manipulamos las circunstancias en lugar de depender de Dios. Experimentaremos desilusión. Debemos hacer a un lado nuestros planes y permitirle actuar. PRINCIPIOS DE VIDA NOTAS DEL SERMÓN | SLP100131 . En lugar de actuar impulsados por el placer.–8:00 p. pero si usted y yo confiramos en recibir su apoyo. Para adquirir una copia de este mensaje en CD o DVD. Se demanda determinación para esperar que Dios actúe aunque aparentemente todo esté en suspenso. Cuarto.22 al recibir lo que Dios nos conceda conforme a su voluntad. Es fácil confiar en Dios cuando todo marcha bien. quiere que captemos la enseñanza que nos imparte. Nuestra disposición de esperar revelará el valor que damos a lo que esperamos.encontacto. va lentía . Si nuestras motivaciones no son correctas. fuera de su plan perfecto para nosotros. comparación con lo que esperamos de parte de Dios. lo recibiremos. eso es precisamente lo que recibiremos si no esperamos en Él. Si Él contestara toda oración inmediatamente. o que se preocupen por lo que piensen los demás. I Nos alejaremos de la voluntad de Dios. Usted y yo corremos el riesgo de precipitarnos y actuar basándonos en la sabiduría humana. Mi oración es que nosotros aprendamos a mantenernos a la expectativa de la respuesta de Dios y que lo hagamos con gozo.I Dios mismo nos enseña a confiar en Él. no fallará.m. hacer caso omiso de la presión de otras personas y resistir el temor al fracaso. fe. I Nos protege del peligro imprevisto.

Related Interests