You are on page 1of 22

CUENTOS

Y USOS EN CLASES
EQUIPO CONFORMADO POR ADAI, LILIANA, JOSE LUIS, EDWIN Y VLADIMIR CUAUHTÉMOC

EDITORIAL *Misión Ser un apoyo educativo para maestros y alumnos de educación básica, para enriquecer sus contenidos con el uso de los cuentos en estrategias que enriquezcan las actividades de clase o una fuente informativa sobre la la estructura de los cuentos. *Visión Postularse como una alternativa enriquecedora de estrategias didácticas que despierten la imaginación, creatividad e interés en los alumnos, donde el docente recurra a la búsqueda de cuentos que se adapten al desarrollo de contenidos de una secuencia didáctica. Ser una fuente de información para maestros y alumnos que orienten el desarrollo de sus actividades escolares y extraescolares.

CONTENIDO TEMÁTICO CUENTOS.........................................3

EL ORIGEN DE LOS CUENTOS..........5

ESTRUCTURA Y TIPOS DE CUENTO..11

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR EL CUENTO.........................................16

CUENTOS
El cuento es la composición literaria más antigua de la humanidad, pero también se está convirtiendo en su modalidad de relato breve en una fórmula moderna de expresión dotada de inagotables posibilidades. Se trata de una composición de pequeña extensión en la que empieza, se desarrolla y finaliza lo que se desea decir, y se escribe pensando que va a contarse o va a leerse completamente, sin in-

terrupción, de forma diferente al resto de los géneros literarios, en los que el escritor considera que puedan ser leídos por partes, en veces sucesivas. Leyendo un cuento detenidamente, pueden observarse las distintas partes que lo forman: La introducción, el desarrollo y el desenlace. Cada una de estas fases se subdivide, a su vez, consiguiendo un efecto armónico unitario. De acuerdo con esta estructura, el principio debe explicar: -Quién es el protagonista. -Dónde sucede la acción. -Cuándo ocurre. -Qué es lo que sucede. -Por qué ocurre. El núcleo del relato puede contener: -Los obstáculos que dificultan el cumplimiento de un deseo. En el cuento "La boda de mi tío Perico" los personajes secundarios entorpecen que el invitado pueda asistir a la fiesta. -Los peligros que amenazan directa o indirectamente al protagonista. Un ejemplo es el cuento de "Los tres cerditos", donde el lobo representa las fuerzas del mal que se oponen a la felicidad de los héroes. -Las luchas físicas o psíquicas entre personajes contrarios, que se resuelven en la parte final del cuento mediante algún procedimiento inesperado. Sirve de ejemplo, entre otros muchos, la relación de Cenicienta con sus hermanastras, salvada por el príncipe mediante el símbolo del zapato.

-El suspenso producido por una frase que se repite o un enigma imposible de descifrar para el lector o el oyente. Puede ser el caso de la esfinge en la Grecia clásica o, en la más arraigada tradición oral, el cuento de Caperucita, que es capaz de encoger el corazón de los más pequeños en el insuperable diálogo de la protagonista con el lobo. El desenlace de la narración podrá ser: -Terminante: El problema planteado queda resuelto por completo. En el cuento de "La Cabra y los siete Cabritos" la muerte del lobo cayéndose al agua con la barriga llena de piedras aleja para siempre el peligro. -Moral. El comportamiento de los personajes transmite el valor ético que se desea mostrar. Entre los muchos cuentos moralistas pueden citarse "El pastor y el lobo", "El león y el ratón", etc. -Dual. Existen dos protagonistas de caracteres opuestos, que producen efectos contrarios dependiendo de sus actos. En el cuento de "Las dos doncellas" una de ellas arroja sapos por la boca por su mal comportamiento mientras que de la boca de la segunda salen joyas y piedras preciosas debido a su generosidad y buen corazón.

-Esperanzador. Al final del relato se sugieren posibles modificaciones de actuación que pueden resolver el problema en el futuro. Un cuento de este tipo puede ser "El ruiseñor y el emperador", donde la proximidad de la muerte de éste le ayuda a conocer el verdadero comportamiento de sus servidores y le permitirá corregir sus errores a partir de ese momento.
4

EL ORIGEN DE LOS CUENTOS (LA AVENTURA DE IMAGINAR)

El escuchar y el contar son necesidades primarias del ser humano. La necesidad de contar también resulta del deseo de hacerlo, del deseo de divertirse a sí mismo y divertir a los demás a través de la invención, la fantasía, el terror y las historias fascinantes. Es en este deseo humano en el cual la literatura tiene sus orígenes. Hans Magnus Enzensberger considera que el analfabeto primero, clásico, no sabía leer ni escribir, pero sabía contar. Era el depositario y transmisor de la tradición oral y, por lo tanto, el inventor de los mitos y leyendas. La tradición oral y los cuentos populares Las culturas de todos los tiempos tuvieron deseos de contar sus vidas y experiencias, así como los adultos tuvieron la necesidad de transmitir su sabiduría a los más jóvenes para conservar sus tradiciones y su idioma, y para enseñarles a respetar las normas ético-morales establecidas por su cultura ancestral, puesto que los valores del bien y del mal estaban encarnados por los personajes que emer-

5

gían de la propia fantasía popular. Es decir, en una época primitiva en que los hombres se transmitían sus observaciones, impresiones o recuerdos, por vía oral, de generación en generación, los personajes de los cuentos eran los portadores del pensamiento y el sentimiento colectivo. De ahí que varios de los cuentos populares de la antigüedad reflejan el asombro y temor que sentía el hombre frente a los fenómenos desconocidos de la naturaleza, creyendo que el relámpago, el trueno o la constelación del universo poseían una vida análoga a la de los animales del monte. Empero, a medida que el hombre va descubriendo las leyes físicas de la naturaleza y la sociedad, en la medida en que avanza la ciencia y el conocimiento de la verdad, se va dando cuenta de que el contenido de los cuentos de la tradición oral, más que narrar los acontecimientos reales de una época y un contexto determinados, son productos de la imaginación del hombre primitivo; más todavía, los cuentos que corresponden a la tradición oral, además de haber sufrido modificaciones con el transcurso del tiempo, no tienen forma definitiva ni única, sino fluctuante y variada: a la versión creado por el primer narrador, generalmente anónimo, se agregan los aciertos y torpezas de otros narradores que, a su vez, son también anónimos.

CON LOS EGIPCIOS
Las modificaciones tampoco han sido iguales en todos los tiempos y lugares, de manera que existen decenas y acaso centenas de versiones de un mismo cuento. "El cuento -en general- es una narración de lo sucedido o de lo que se supone sucedido", dice Juan Valera. Esta definición admite dos posibilidades aplicables a la forma y el contenido: cuento sería la narración de algo acontecido o imaginado. La narración expuesta oralmente o por escrito, en verso o en prosa. Cuento es lo que se narra, de ahí la relación entre contar y hablar (fabular, fablar, hablar). Es también necesario añadir que, "etimológicamente, la palabra cuento, procede del término latino computare, que significa contar, calcular; esto implica que originalmente se relacionaba con el cómputo de cifras, es decir que se refería, uno por uno o por grupos, a los objetos homogéneos para saber cuántas unidades había en el conjunto. Luego, por extensión paso a referir o contar el mayor o menor número de circunstancias, es decir lo que ha sucedido o lo que pudo haber sucedido, y, en este último caso, dio lugar a la fabulación imaginaria" (Cáceres, A., 1993, p. 4). Ningún género literario ha tenido tanto significado como los cuentos populares en la historia de la literatura universal. El cuento, a diferencia del episodio único de la fábula o la exaltación de seres extraordinarios del mito y la leyenda, tiene muchos más episodios y un margen más amplio que permiten explayar personajes y acciones diversas. Otra diferencia es que el resultado final de los cuentos no siempre es optimista o feliz como en la fábula, la leyenda y el mito, cuyos

EN LA LITERATURA ÁRABE

6

atributos son la valentía, la inteligencia y el heroísmo de sus personajes. En el mundo del cuento todo es posible, pues tanto el transmisor como el receptor saben que el cuento es una ficción que toma como base la realidad, pero que en ningún caso es una verdad a secas. No obstante, la sabiduría del pueblo no ha titubeado, desde que el mundo es mundo, en aceptar como verdad el argumento de la leyenda, el mito y la fábula hechos cuentos, ya que sus personajes y acciones recogen las narraciones contadas -y quizá cantadas- por el pueblo. Es tal sentido, el relato oral fue durante siglos el único vehículo de transmisión del cuento, no sólo para deleite de los mayores, sino también para la distracción de los niños, debido a que el cuento contiene elementos fantásticos, que cumplen la función de entretener a los oyentes y enseñarles a diferenciar lo que es bueno y lo que es malo. El origen del cuento se remonta a tiempos tan lejanos que resulta difícil indicar con precisión una fecha aproximada de cuándo alguien creó el primer cuento. Se sabe, sin embargo, que los más antiguos e importantes creadores de cuentos que hoy se conocen han sido los pueblos orientales. Desde allí se extendieron a todo el mundo, narrados de país en país y de boca en boca. Este origen oriental se puede aún hoy reconocer sin dificultad en muchos de los cuentos que nos han maravillado desde niños, y que todavía los leemos o narramos. Así, en muchos casos son orientales sus personajes,

sus nombres y su manera de vestir, sus bosques o sus casas y también su forma de comportarse, su mentalidad y, en muchos casos, la "moral" del cuento. Y, por último, es también típica del mundo oriental la manera de entender y de vivir la vida reflejada en los cuentos. Cuentos orientales Las colecciones más importantes y conocidas de cuentos orientales traídos a Europa y de Europa a América son: "Las mil y una noches" y "Calila y Dimna". Una y otra fue motivo de versiones, adaptaciones o imitaciones por parte de las literaturas europeas, desde las mediterráneas hasta las anglosajonas. Es más, "la palabra contar, con la significación de referir hechos, se la encuentra ya en el ‘Calila y Dimna’, cuya versión castellana data aproximadamente del año 1261. En realidad el ‘Calila y Dimna’ es una de las más extensas y originales colecciones de apólogos orientales; al parecer su recopilador Barzuyeh, médico de Cosroes I, rey de Persia, dio a conocer la existencia de estos apólogos entre los años 531 y 570. Cabe recordar que el apólogo es la forma más antigua con que se conoce el cuento; en tal sentido, el apólogo también es definido como una ficción narrada, más concretamente como un hecho real del que se puede sacar una enseñanza moral (Cáceres, A., 1993, p. 4). Ya en el siglo X, los primeros cuentos de origen árabe y persa llegaron a Europa en boca de mercaderes, piratas y escla-

7

vos. Más tarde, éstos mismos, diseminados en disímiles versiones, llegaron a otros continente tras la circunnavegación y el descubrimiento. La prueba está en que un mismo cuento puede encontrarse en distintos países; por ejemplo, "La Cenicienta", que probablemente honda sus raíces en los albores de la lucha de clases, conoce más de trescientas variantes, y deducir su verdadero origen, como la de muchos otros cuentos -entre ellos del germano "Rosa Silvestre" y el francés "La bella durmiente del bosque", que son variantes de un mismo tema-, sería un cometido casi imposible. Asimismo, muchos de los cuentos folklóricos, como los compilados por los hermanos Grimm y Charles Perrault, no tienen autores ni fechas, y aunque en un principio hubiesen sido invenciones de algunos cuentistas anónimos, en nada contribuiría a nuestro análisis, ya que estos cuentos, con el transcurso del tiempo, sufrieron una serie de modificaciones según las costumbres y creencias religiosas de cada época y cultura. Existen varias teorías acerca del origen de los cuentos, pero se sabe que muchos de ellos tienen su origen en el lejano Oriente. Los primeros cuentos árabes se hallan impresos en rollos de papiro desde hace más de 4.000 años. Aquí se menciona por primera vez a las hadas que, según cuenta la tradición, aparecían en el nacimiento de un niño para ofrecerle regalos y señalarle el camino de la dicha o la desgracia, como en el príncipe condenado a muerte, que data de 1500 años antes de J. C. No en vano Montegut se adelantó en decir que, las hadas tienen su origen en Persia, "en ese pueblo espiritual, sutil y voluptuoso, el más fino de Asía. Salieron de esos enjambres de espíritu elementales que hizo nacer la doctrina del dualismo y obedecieron a los encantamientos y

a las invocaciones de los magos. Ahí pasaron su larga y voluptuosa infancia jugando en la luz, en un aire seco y puro en todos los países con el polvo del Irán, en donde se detuvieron los viajeros y los extranjeros que las llevaron con ellas, sin saberlo, en el pliegue de sus ropas, en un pliegue de su turbante y las sacudieron en seguida, junto con el polvo llevado del Irán, en donde se detuvieron" (Montegut, E., 1882, p. 654). Los cuentos de procedencia oriental, como los cuentos de hadas que tienen su origen en las leyendas y el folklore de los primeros tiempos, tienen el soporte de la fantasía y comienzan de una forma tradicional: "Érase una vez, un rey en Egipto que no tenía ningún hijo... Hace mucho, muchísimos años, en un lejano país del Oriente, allá donde el sol asoma cada mañana con su cara de oro y fuego, hubo un rey muy poderoso y cruel...". Lo que sigue a continuación no es más que la fusión de la realidad y la fantasía, del mito y la leyenda; fuentes de las cuales bebieron poetas y cuentistas, como si hubiesen mamado de una misma madre, quizá por eso existe tanto parecido entre los libros de unos y de otros. Las mil y una noches El lejano Oriente fue también la cuna de "Las mil y una noches", célebre colección de cuentos que nos abre las puertas de un mundo lleno de encantos y alucinaciones, narraciones de aventuras fascinantes que proceden de siglos diferentes y cuya redacción definitiva es posterior al siglo XVI. "Las mil y una noches" es, pues, una creación colectiva de árabes, persas, judíos y egipcios, que escribieron en un estilo popular, lleno de expresiones que no pertenecen al árabe

8

clásico, y aún a veces haciendo uso de dialectos, como en el cuento de "Aladino y la lámpara maravillosa", que fue escrito en dialecto siríaco. Esta colección de cuentos que pinta poéticamente la vida de los hombres del Oriente, y, particularmente, la astucia de las mujeres del harén, es una joya literaria y una "caja de Pandora", que encierra las figuras más inverosímiles de la imaginación y la fantasía. De principio a fin, los cuentos están cargados de un enorme poder sugestivo, a pesar de que la historia se inicia con un rey, quien en venganza del daño que le causó su primera esposa, da muerte a las demás una vez celebrada la noche de bodas, hasta el día en que contrae matrimonio con la hija del visir de su reino, con la joven y hermosa Schahrazada, quien, para evitar su muerte, relata a su hermana Doniazada y a su esposo, el rey, los episodios de una historia que se prolonga durante mil y una noches -y no mil-, seguramente debido a las supersticiones que los árabes tienen con relación a los números enteros, misterio numérica que se conserva hasta nuestros días. Según las primeras versiones, la historia de "Las mil y una noches" comienza cuando "el Rey Schahzamán sorprende una noche a su mujer tendida en el lecho, abrazada con un esclavo, y, desenvainando el alfanje, los deja a ambos muertos sobre los tapices de la cama. Entonces sale a visitar a su hermano, el poderoso Rey Schahriar. Llega entristecido pero trata de mantener en secreto los acontecimientos. Por casualidad, un día se asoma a una ventana en el palacio y ve a la mujer de su hermano entregada a libertinajes aún más escandalosos que los de su propia mujer. Al verlo, su humor se levanta un poco, y va a compartir con el inocente Schahriar su desgracia común. Habiéndose cerciorado de los hechos, Schahriar parte con su huésped para pensar sobre lo que harían. Los dos hermanos marchan día y noche hasta que llegan a descansar debajo de un árbol, en medio de una solitaria pradera junto al mar. Luego ven brotar del mar una negra columna de humo. Asustados, los reyes suben a la cima del árbol y miran. La columna se convierte en un efrit -una especie de genio- quien abre una caja de la cual aparece enseguida una joven de espléndidas proporciones. El efrit cae dormido y la jovencita señala a los

dos reyes para que desciendan. Les enseña un collar compuesto de quinientos setenta anillos cuyos dueños la habían poseído a ella junto a los cuernos insensibles del efrit. Reclama también los anillos de los dos hermanos y explica que pese a las precauciones extraordinarias tomadas por su raptor, siempre ha sido capaz de burlarle, tan fuerte es la habilidad de una mujer, una vez que tiene ganas de hacer algo. Ese intervalo milagroso puede entenderse como una clase de vuelo de fantasía del Rey Schahriar, indicativo del crecer de un profundo y agrio recelo contra todas las mujeres. De este modo el rey experimenta una fuerte transformación, y su primer acto al volver a casa es mandar degollar a su esposa. Enseguida ordena a su visir que cada noche le lleve una joven virgen. Y cada noche, después de arrebatarle su virginidad, manda que la maten. Esto continúa durante tres años, hasta que se agota la provisión de vírgenes en el reino, salvo las dos hijas doncellas del visir mismo. La mayor se llama Schahrazada y la menor Doniazada. Schahrazada propone a su padre para casarse con el rey, con la esperanza de ser el rescate de muchas otras de entre las manos del rey. El visir lo acepta con mucho dolor, y la lleva al rey. Al llegar la hora fatídica, Schahrazada implora al rey que le permita despedirse de su querida hermana. Schahriar tiene piedad y mientras le arrebata su virginidad, sus sirvientes van en búsqueda de Doniazada. La joven, una vez llegada, pide de Schahrazada un cuento de despedida y el rey nuevamente accede. La astuta hija del visir empieza a contar una historia, pero la deja incompleta. Así coacciona al rey, quien, movido por la curiosidad, le permite vivir otro día para que la historia sea terminada. Y de esta manera Schahrazada procura narrar sus relatos intrincados y encantadores, noche tras noche, durante mil noches y una noche" (Heisig, J.W., 1976, p. 100-101). Como es de suponer, Scheherazada no sólo apacigua la crueldad del rey y salva a su pueblo de un baño de sangre, sino también teje con el ovillo de su imaginación una historia detrás de otra, con cíclopes de un solo ojo, aves gigantes y ballenas que ponen en peligro la vida de "Simbad, el marino", o en las cuales la simple pronunciación de palabras mágicas transforman a los humanos en bestias y a las bestias

9

en humanos, como en "La historia de los tres viejos". Se tratan de cuentos fantásticos en los que las alfombras, cajas, mujeres y caballos vuelan cual pájaros hasta desvanecerse en el aire, como en "El caballo volador", o cuyas fórmulas mágicas abren montañas y descubren riquezas en deslumbrantes cantidades, como en "Alí Baba y los cuarenta ladrones". En estos cuentos no es raro que un cofre abandonado en la cima de un monte conduzca a un sótano rodeado de piedras preciosas y, ésta a su vez, a unos jardines cuyos árboles dan frutos de oro macizo, como en "Aladino y la lámpara maravillosa". Los genios, nacidos del cuello de una botella para castigar a los malos y premiar a los buenos, aparecen y desaparecen en los remolinos de polvo y entre la copa de los árboles, como en "El mercader y el genio" o "El ladrón de Bagdad", donde un genio, mofletudo y de aspecto bondadoso, emerge de la boquilla de una lámpara, rodeado de un luminoso halo de luz, para hacer rico al pobre y pobre al codicioso. Con seguridad, muchos recuerdan todavía estas palabras: "¡Abrete Sesamo!" o las profecías del profeta Mohamed, quien lee el pensamiento de sus adversarios y descubre los secretos escondidos en el corazón humano. Estos cuentos fantásticos, que tuvieron una gran importancia en Europa y el mundo, que han inspirado a los escritores de todos los tiempos y han deleitado a grandes y chicos, fueron traducidos por primera vez a un idioma occidental por el francés Antoine Galand, en doce volúmenes (1704-1717), los cuales no sólo se ciñeron a un texto único, sino a varios manuscritos que son piezas de un mismo mosaico. "Por otra par-

te, se han ido descubriendo los textos árabes de cuentos que se hallaban en las ediciones orientales conocidas, como el de ‘Aladino y la lámpara maravillosa’. En suma, se ha ido haciendo un minucioso trabajo de recopilación y de crítica" (Véase "Historia Universal de la Literatura", 1978, p. 98-99). En la actualidad se conocen una infinidad de ediciones de "Las mil y una noches", con traducciones y adaptaciones destinadas a la infancia, sin que por esto se haya omitido o alterado lo más relevante de esta obra clásica: la fantasía.

10

ESTRUCTURA Y TIPOS DE CUENTOS

Te presentó: • • • • • • ¿Qué es un cuento? Tipos de cuentos Partes del cuento características del cuento Narraciones ¿Por qué son importantes los cuentos?

Cuento El cuento es una narración breve de carácter ficcional protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. No obstante, la frontera entre cuento largo y una novela corta no es fácil de trazar. El cuento es transmitido en origen por vía oral (escucha, lectura); con la modernización, se han creado nuevas formas, como los audiolibros, de manera que hoy en día
11

pueden conocerlos, como antaño, personas que no sepan leer o que ya no puedan por pérdida de visión.

Cuento popular y cuento literario Hay dos tipos de cuentos: • El cuento popular: Es una narración tradicionalbreve de hechos imaginarios que se presenta en múltiples versiones, que coinciden en la estructura pero difieren en los detalles. Tiene 3 subtipos: loscuentos de hadas, los cuentos de animales y los cuentos de costumbres. El mito y la leyenda son también narraciones tradicionales, pero suelen considerarse géneros autónomos (un factor clave para diferenciarlos del cuento popular es que no se presentan como ficciones). • El cuento literario: Es el cuento concebido y transmitido mediante la escritura. El autor suele ser conocido. El texto, fijado por escrito, se presenta generalmente en una sola versión, sin el juego de variantes característico del cuento popular. Se conserva un corpus importante de cuentos del Antiguo Egipto, que constituyen la primera muestra conocida del género. Partes del cuento El cuento se compone de tres partes. • Introducción o planteamiento: La parte inicial de la historia, donde se prese

ntan todos lospersonajes y sus propósitos. Pero fundamentalmente, donde se presenta la normalidad de la historia. Lo que se presenta en la introducción es lo que se quiebra o altera en el nudo. La introducción sienta las bases para que el nudo tenga sentido. • Desarrollo o nudo: Es la parte donde se presenta el conflicto o el problema de la historia, toma forma y suceden los hechos más importantes. El nudo surge a partir de un quiebre o alteración de lo planteado en la introducción. • Desenlace o final: Parte donde se suele dar el clímax, la solución a la historia y finaliza la narración. Incluso en los textos con final abierto, hay un desenlace. Puede terminar en un final feliz o no.       

12

Características del cuento

principio a fin. Si uno corta la lectura, es muy probable que se pierda el efecto narrativo. La estructura de la novela permite, en cambio, leerla por partes. • Prosa: el formato de los cuentos modernos (a partir de la aparición de la escritura) suele ser la prosa. • Brevedad: por y para cumplir con estas características, el cuento es breve. Cuento y Narracion Un cuento es una narración corta en la que intervienenpersonajes que realizan acciones en un lugar y un tiempo determinado. Dentro de la narración puede aparecer también un diálogo directo intercalado. Estas historias son contadas por un narrador que habla de cosas que le suceden a otras personas o a sí mismo. En este último caso, él será un personaje del cuento. Todo cuento debe tener un principio, un nudo y un fin.

El cuento presenta varias características que lo diferencian de otros géneros narrativos: • Ficción: aunque puede inspirarse en hechos reales, un cuento debe, para funcionar como tal, recortarse de la realidad. • Argumental: el cuento tiene una estructura de hechos entrelazados (acción – consecuencias) en un formato de: planteamiento – nudo – desenlace. • Única línea argumental: a diferencia de lo que sucede en la novela, en el cuento todos los hechos se encadenan en una sola sucesión de hechos. • Estructura centrípeta: todos los elementos que se mencionan en la narración del cuento están relacionados y funcionan como indicios del argumento. • Personaje principal: aunque puede haber otros personajes, la historia habla de uno en particular, a quien le ocurren los hechos. • Unidad de efecto: comparte esta característica con la poesía. Está escrito para ser leído de

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES LOS CUENTOS? Existe un mundo en el cual los niños se refugian para sobrevivir a las fealdades de la vida, es producto de su fantasía, de su vitalidad, pero es
13

también fruto de lo que queda de bueno en nosotros adultos, que tenemos un arduo deber: defender ese mundo encantado que para los niños es una fortaleza. Nos viene enseguida a la memoria la historia de “Peter Pan”, el muchacho que no quería crecer, porque aquel adulto que defiende el castillo de los cuentos de hadas a veces puede ser definido “infantil”. El mismo autor de la historia de Peter Pan, de hecho, curiosamente fue considerado una persona incapaz de crecer, justamente por su poética visionaria y desencantada y por su capacidad de saber jugar aun en la edad adulta. Todas tonterías! Quien lucha para defender la fantasía de los niños es un auténtico héroe, y no un niño encapsulado en su infancia. Bienvenidos sean los recuerdos de una infancia feliz, para quien ha sido tan afortunado, pero quien no lleva consigo las preciosas imágenes de una juventud serena, con mas razón aun debe asumir el compromiso de garantizar la felicidad a los niños que merecen ser niños. 



 También es verdad que para aprender a afrontar la vida y a superar los obstáculos cotidianos sin evadirlos, el niño, así como el adulto, necesita conocerse a sí mismo y al complejo mundo en el cual vive y en el cual se relaciona. Para esto es necesario impartir una educación que no sea violenta, pero que sea lo más incisiva posible, y esto también puede ser posible gracias a la moral de las fabulas, a la enseñanza de los cuentos mágicos donde el bien vence al mal porque así es como debería ser. Los niños maduran así sus ideas sobre el mundo, dando orden y coherencia a la dimensión interior y aprendiendo a escuchar lo que los rodea. Qué puede servir más que un cuento, que captura la atención, divierte, suscita interés y estimula la atención? Cualquier cuento que sea, transmite mensajes siempre actuales y conserva un significado profundo que pasa a través del corazón y de la mente de los niños... y de los adultos. 


 Esta es la preciosísima enseñanza de un gran autor del siglo pasado, Bruno Bettelheim, que muestra en los cuentos la clave de lectura del vivir bien, y así como leer historias fantasiosas hace bien a los niños, así tal vez también el alma tibia de los adultos pueda de algún modo despertarse gracias a aquellos personajes que, antes de la aparición de los videocasetes y de los DVDs, todos nosotros habíamos imaginado. Desde Hänsel y Gretel hasta Caperucita Roja, de Cenicienta a Blancanieve y a la Bella Durmiente del Bosque, de los tres chanchitos al patito feo, cada personaje ha dejado una huella en la vida de todos nosotros.



 Cada historia, por irreal y absurda que sea, trata sobre problemas humanos universales, ofreciendo ejemplos de solución ante las dificultades. El cuento es un sistema de mensajes que los niños captan más allá de todo razonamiento lógico. Los cuentos, respetando la visión mágica de las cosas, alejan las pesadillas inconscientes, aplacan las inquietudes, ayudan a superar las inseguridades y las crisis existenciales, enseñan a aceptar la responsabilidad y a afrontar la vida.
14

Es justo entonces subrayar la importancia fundamental del cuento, la capacidad también de recrearlo nuevamente y de inventarlo ex novo. El cuento desarrolla la creatividad, y crea una barrera en la cual el niño irá siempre a esconderse. Brujas Malvadas, Dragones, Monstruos y Madrastras y Orcos, Sirenas, Hadas y Duendes alados por siglos han acompañado la duermevela de los más chiquitos, y son todavía los personajes que custodian un patrimonio de recursos y promesas: los cuentos son un tesoro de valor inestimable, y representan un punto de referencia para la vida del niño y su relación con los adultos
 
 En las historias para llegar al final feliz hay que seguir un camino a veces difícil, es necesario derrotar al dragón, engañar al lobo, escuchar los consejos del mago y usar la inteligencia. Estas desventuras que el niño afronta junto al protagonista son una invitación a la acción, a desenvolverse con habilidad y activamente en las dificultades. La sana fantasía ayuda a interactuar con la realidad y a aprovechar en el mejor modo los recursos que se tienen a disposición. Por esto mas allá del patrimonio cultural que los cuentos y las fabulas representan, difundir el sentido de las historias de fantasía es un compromiso que debería ser sancionado en la “Carta de los derechos del niño”. La fabula debe partir como una flecha lanzada con inextinguible energía, y dar la vuelta al mundo, atravesar países y ciudades. Cada niño, de cualquier nacionalidad, ya sea que tenga ojos almendrados o la piel oscura como el chocolate, cualquiera sea su religión, tiene el derecho de escuchar un cuento antes de irse a dormir, tiene derecho a vivir en la belleza, tiene derecho a ser un niño.
 


Rossana Costantino
 Italia. TIPOS DE CUENTOS Hay cuentos y cuentistas para todos los gustos. Más todavía, los cuentos, al igual que sus autores, tienen diversas formas, tamaños y contenidos. Así hay cuentos largos como Julio Cortázar y cuentos cortos como Tito Monterroso; cuentos livianos como Julio Ramón Ribeyro y cuentos pesados como Lezama Lima; cuentos chuecos como Augusto Céspedes y cuentos borrachos como Edgar Allan Poe; cuentos humorísticos como Bryce Echenique y cuentos angustiados como Franz Kafka; cuentos eruditos como JL Borges y cuentos dandys como Óscar Wilde; cuentos pervertidos como Marqués de Sade [...] extraído de: Ciudad Seva

15

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR EL CUENTO

Fundamentos: "Había una vez...", "Colorín colorado...", "Érase una vez...", "Hace mucho tiempo atrás..." Frases mágicas, frases con recuerdos, frases con colores, moralejas y aprendizajes, frases con fantasías y emociones... La narración, re-narración o lectura de cuentos son vivencias muy importantes en la vida del niño desde edades muy tempranas. Promueven el desarrollo del lenguaje, estimulando la comunicación oral y escrita, además es un buen medio transmisor de cultura general, promotor de costumbres y pautas del comportamiento humano apuntando a fomentar los valores, asimismo, moviliza substanciales mecanismos vinculados con el desarrollo cognitivo, el lingüístico y la creatividad de los niños. El cuento promueve la capacidad de transmitir valores, estimula la comprensión de textos y enseña cosas nuevas.

16

En ésta nueva era, la llamada era digital, la Sociedad de la Información y la Comunicación nos invita permanentemente a realizar cambios en nuestros modos de vivir y de relacionarnos con los demás. El mundo se encuentra globalizado con las nuevas tecnologías, Internet ya al alcance de todos. En esta vida acelerada que afronta día a día todas las familias, conlleva al ir perdiendo algunas costumbres que vivimos los adultos de hoy en su infancia, la lectura de cuentos en el hogar. Es fundamental recuperar esos espacios de ensueños, reubicándonos, padres y docentes, en las nuevas costumbres de los niños y los adolescentes de hoy, para mantener esos momentos atesorados, activos. Desde otros contextos, utilizando nuevas alternativas, más familiares para las nuevas generaciones, estimulando siempre el encuentro con la lectura de cuentos, novelas, historias, con la literatura, etc. Las Tics es una e x c e l e n t e o p c i ó n , a d e m á s d e l l i b r o .
 Con una selección adecuada de páginas web, software, recursos, etc., podemos invitar al niño, a interactuar con por ejemplo: cuentos multimediales, videos, cuentos realizados en PowerPoint, etc....siempre con la compañía, con la presencia de un adulto guía, papás o docentes para enriquecer el momento con afecto. En el ámbito educativo, es importante planificar instancias placenteras, de cuentos, para que el alumno tenga ese tiempo y espacio privilegiado para desarrollar su imaginación, disfrutar del encuentro literario, permitiendo volcar su creatividad, expresarse, intercambiando sus ideas, interpretando, construyendo su saber... La preocupación de los docentes hoy es la poca (o falta) de atención por parte de los alumnos, atribuida en muchos casos, por esta necesidad imperiosa

por obtener resultados fácil y rápidamente, inmersos en un mundo acelerado, consumista. Es imperioso encontrar un punto de encuentro entre los niños y la lengua escrita (literatura infantil) y generar tiempos y espacios reales, de intercambio verbal, de juegos sonoros (rimas, trabalenguas, etc.), de lectura y escritura de textos, narración de cuentos, poniendo el acento en el rol del docente como mediador, como coordinador, que optará por la utilización de auxiliares, como por ejemplo, la computadora u otros.

Destinatarios: " !  Personal Directivo !  Maestros del Nivel Básico. !  Padres de familia !  Estudiantes

17

!   Utilizar la computadora para presentar y recrear recursos literarios multimediales. !   Una de las finalidades de la Educación es proporcionar a los niños y niñas una educación completa que abarque los conocimientos y, las competencias básicas que resultan necesarias en la sociedad actual. !   El ser humano es social por naturaleza y necesita la convivencia con los demás. Con objeto de que se lleve a cabo una adecuada socialización, en nuestra sociedad, ésta convivencia debe estar impregnada de valores sociales democráticos. ! Para que los niños/as adquieran estos valores que mejor manera que trabajarlos a través de los cuentos, con los cuales además de fomentar los valores estamos fomentando la lectura. !   Por ello, es de especial importancia trabajar los cuentos en el aula, para que los niños/as se vayan familiarizando con la práctica de la lectura. !   Para hacer los cuentos más atrayentes para nuestros alumnos/as, podemos realizar una serie de actividades que los motive a investigar y aprender de los cuentos.

Objetivos: Los invitamos a: !   Construir un análisis sobre la importancia de incorporar cuentos como instrumento motivador y enriquecedor de momentos de aprendizaje. !   Diseñar situaciones de aprendizaje utilizando al cuento como recurso literario y didáctico. !  Interiorizarse y reflexionar sobre temas fundamentales como comprensión de textos, lectora en la educación de los niños. !  Repensar el rol docente como mediador. !  Revalorizar el momento del cuento como una actividad placentera, de comprensión y enriquecedora del lenguaje y conocimientos en general. !   Identificar y reconocer puntos claves para definir un listado de cuentos. !   Diseñar Proyectos o actividades utilizando al cuento como medio para la integración de aprendizajes.

Contenidos: 1, 2, 3: ¡Había una vez...! ! Claves para tener en cuenta a la hora de narrar o leer cuentos: o Selección de cuentos
 o Ambientación del espacio y clima necesario
 o Crear cuentos

18

! El cuento como disparador de situaciones de aprendizaje: o Propuestas áulicas 
 ! La narración y re narración como recurso El cuento y la comprensión lectora. !   El cuento y la literatura infantil (algunos conceptos, reflexiones, aportes) !   Comprensión lectora: búsqueda de definición eficaz para enriquecer las propuestas de t r a b a j o c o n l o s c h i c o s .
 Actividad integradora final Actividades: ACTIVIDADES PREVIAS Las actividades que se hacen antes de leer el cuento pretenden introducir el vocabulario, situaciones, personajes, conceptos de todo tipo, etc. P r e g u n t a s - p r e v i a s .
 Se pueden realizar torbellinos de ideas con preguntas previas referentes altema del cuento o bien a sus personajes, valores, etc. Si, por ejemplo, vamos a trabajar el cuento de Los músicos de Bremen haremos preguntas, como: • ¿qué sabéis de animales como el gallo, el asno, el gat o , . . . ?
 • ¿Qué instrumentos musicales conocéis?, etc.

* L a e d a d d e l o s n i ñ o s / a s .
 * Es conveniente que los niños/as se sienten en coro para favorecer un ambiente agradable.
 * Potenciar la palabra con la expresión corporal y m í m i c a .
 * Jugar con la modulación de voz y la entonac i ó n .
 * Para atraer el interés de los niños/as es import a n t e j u g a r c o n l o s s i l e n c i o s .
 * Etc.

ACTIVIDADES A PARTIR DEL CUENTO. Se pueden realizar actividades globalizadas con todos los medios de expresión: corporal, musical, plástica, lingüística, matemática. Entre otras, las siguientes: 1. Actividades de expresión corporal. Un ejemplo de este tipo de actividades sería la dramatización del cuento. Los niños/as mediante el juego dramático asumen roles, representan personajes que aparecen en el cuento, etc. 2. Actividades de expresión plástica. Un ejemplo sería modelar en plastilina los personajes del cuento, colorear los diferentes personajes del cuento, etc.

LA LECTURA DEL CUENTO; El cuento puede ser contado por la maestra, algún miembro de la familia de los niños/as, un c u e n t a c u e n t o s , e t c .
 A la hora de seleccionar los cuentos debemos tener en cuenta:

19

3. Actividades de expresión musical. Con este cuento se pueden trabajar los sonidos que hacen los diferentes animales y jugar con el silencio.

dad a través de diversas técnicas como las de Rodari, por ejemplo, equivocar historias, juegos de imaginar, cuentos al revés, etc. 8. Actividades de investigación. Los niños/as pueden buscar información sobre el origen del cuento, sus autores, otros cuentos, etc. 9. Actividades donde participen las familias. En cuento a los cuentos, las familias pueden participar: contando cuentos, participando en talleres relacionados con los cuentos, con el cuento viajero,recopilando información, estimulando a sus hijos/as para que se interesen por la lectura, etc.

4. Actividades de uso y conocimiento de la leng u a .
 El cuento lo utilizaremos para desarrollar la comprensión y la expresión, el aprendizaje de nuevo vocabulario y la utilización del diálogo como med i o d e i n t e r c a m b i o c o m u n i c a t i v o .
 Así realizaremos actividades como: preguntas para comprobar la comprensión del cuento, aprender vocabulario, diálogos sobre el cuento, etc. 5. Actividades de expresión lógico- matemática. A través del cuento podemos trabajar conceptos lógicos- matemáticos como contar los animales que aparecen, decir quien aparece primero, quien después, etc... 6. Los valores que enseña el cuento. Con este cuento sobre todo estamos trabajando el valor de la amistad. El desinterés,la generosidad, la confianza,...son características de la verdadera amistad y no son compatibles con el egocentrismo, propio de la infancia y de la adolescencia. 7 . A c t i v i d a d e s d e c r e a t i v i d a d .
 A través del cuento se puede trabajar la creativi-

Evaluación:
La evaluación comienza al inicio del taller y seguirá desarrollándose a través de una serie de actividades a lo largo del curso para recoger información que permita valorar y orientar el proceso de enseñanza-aprendizaje y promover la autoevaluación constante del estudiante. P a r a s u a p r o b a c i ó n s e c o n s i d e r a r á s u :
 ! Participación activa en todo momento !  Responsabilidad frente a la tarea emprendida !   Adecuación de los contenidos de cada Capítulo con las actividades requeridas en tiempo y forma. Duración: 2 semanas, (9 sesiones).

20

ESCUELA NORMAL PRIMARIA OFICIAL “PROFR. JESÚS MERINO NIETO”
TRANSFORMANDO CONCIENCIAS FORJANDO AL HOMBRE

¡TE ESPERAMOS!
JUNIO 2013 FICHA Bibliografía
Cáceres Romero, Adolfo:  Las naranjas maquilladas... de Néstor Taboada Terán, Presencia Literaria, La Paz, 7 de marzo de 1993. Heisig, J.W.:  El cuento detrás del cuento, Ed. Guadalupe, Buenos Aires, 1976. Historia Universal de la Literatura, Ed. Sopena, Barcelona, 1978. Montegut, Emile:  Des fèes et de leur littérature en France, Ed. Revuede Deux Mondes, Francia, 1882. http://www.um.es/campusdigital/Cultural/cuentos%20clasicos.htm http://www.materialesdelengua.org/LITERATURA/TEXTOS_LITERA RIOS/CUENTOS/contar/clasificacion.htm

Integrantes del Equipo de Diseño y edición. Jose Luis Quiahua Adai del Rosario Gonzalez Liliana Martin Guevara Edwin Romero Escamilla Vladimir Cuauhtémoc Miranda Nieto ©Derechos Reservados

21