You are on page 1of 12

La cuestión del mal en el pensamiento de Juan Luis Segundo S.J.

Charla del teólogo uruguayo Elbio Medina.
En Surcos, centro laical de diálogo fe - vida
Agosto 1992

Actualmente estudio en Madrid, en la Universidad de Comillas. Soy uruguayo a pesar de mi acento un poco español; pero es que llevo ya casi 7 años allá. Hice toda la teología en Madrid, terminé los 5 años de licenciatura y estoy naciendo la tesis para el doctorado allí en Madrid. Como ahora es verano por allá, vine un poco a visitar a la familia y amigos. Te agradezco Agustín1 la presentación y agradezco la presencia a todos ustedes. Hace unos años descubrí que existía una persona que tenía cosas muy interesantes que decir, que se llamaba Juan Luis Segundo. Pero no me quedé ahí, fui descubriendo otras cosas. Además de lo que fue escribiendo y de descubrirle a él, también fui descubriendo que J. L. Segundo, también en sus ideas, era una gran familia. Parte de esa gran familia son muchísimos de ustedes. Por algo dedica sus libros a esa gente que, esté donde esté, lejanos o cercanos, en el espacio o en el tiempo, " han hecho conmigo esos libros" como pone él en sus dedicatorias. Entonces para mí es bien lindo poder compartir con ustedes este rato de reflexión juntos, sobre un tema particular que no sé si es significativo a todos: "LA CUESTIÓN DEL MAL". Creo que nadie se escapa del mal, del sufrimiento, del dolor en esta vida. De una u otra forma nos involucra e incluye a todos. Y para mí Juan Luis, personalmente, a lo largo de estos años, desde aquel momento en que trabajamos lo de Fe e Ideología, le debo - bien o mal - la estructuración de mi manera de pensar, de vivir. Es lindo poder contar lo que he borroneado sobre su pensamiento. Lo he deshecho un poco, pero tratando de incorporarlo a mi manera de vivir. Creo que es un privilegio para nosotros tenerle cerca. Gente tan lejana a nosotros como el catedrático de Historia de las Ideas, en Harvard, dice que no sólo dentro de la Iglesia, sino dentro de las ideas, el humanismo solidario en América Latina ha ido desde Bartolomé de las Casas a J. L. Segundo. Creo entonces que de verdad es privilegio para nosotros el tenerle cerca, el poderle aprovechar y disfrutar. Si les parece empezaré a comentar un poco todo esto de la "Cuestión del mal en el pensamiento de Juan Luis", con un poco de temor y temblor. Porque Juan Luis es difícil; es un hombre que como ustedes saben trabaja mucho a Pablo. ¡Ya San Pedro en su 2ª Carta decía que Pablo era muy difícil y complicado! Pero de todas maneras me atrevo a hacer esto con alegría y con agradecimiento a SURCOS también, que me ha invitado. Porque me han puesto en un aprieto encantador: poder hablar de alguien que es significativo para nosotros es bien lindo y merece la pena. También con este acento ecuménico que decía Agustín. Yo creo que Juan Luis es un hombre de todos. No es un hombre de un grupo nada más. Ha dado y sigue dando su vida para todos.

1

Agustín Canessa fue quien hizo la presentación del disertante.
1

trata de sacar algunas consecuencias sobre otros aspectos de la teología que puedan ser interesantes y que estén vinculados. En segundo lugar trataré de hacer una aproximación por flashes. Pero sin renunciar a que la teología incorpore a su pensamiento elementos antropológicos. en tercer lugar. para nada es cultual. lo toca y lo aborda todo. para ver si podemos acercarnos al problema. por lo menos desde esos tres aspectos. Me parece. es que no tenga que dedicarse a un punto en concreto. cómo vivir de manera más humana y razonable lo del "mal". centran nuestra atención. lo primero de todo. otro allí. de las ciencias sociales. Como introducción y para situar el tema. de la psicología. los diversos ensayos de definir el mal han fracasado siempre. Dice que “el mal no es un concepto unívoco. A ver si estos flashes nos ayudan a centrarnos. Lo primero a decir es que obviamente. Y desde ahí tratar de averiguar qué es el mal para Juan Luis. y le entra a las cosas de mil formas diferentes. El pensamiento de Juan Luis es complexible2. por lo menos acercarnos. para poder plantearlo adecuadamente. -el que no le permitan dar clase-. De hecho. Y finalmente. remite a realidades muy distintas. Lo primero es la dificultad en definir el tema. y es que todas ellas producen lo mismo: dolor. Creo que es un problema complejo y que merece la pena abordarlo. no desde Juan Luis. "a esto no hay forma de entrarle". En primer lugar trataré de plantear la cuestión del mal desde lo que hay en juego. que a veces nos apabulla. de forma que nos dinamice. sino de otros autores. podemos aproximarnos desde lo que produce. De alguna manera el mal es indefinible porque es inabarcable. Y bueno. Me parece que hay que buscar maneras de comprender y de vivir la existencia inevitable del mal. Como cuando uno va por la calle y ve un flash aquí.. Ustedes saben de sobra que el pensamiento de Juan Luis. desde la teología. qué sentido tiene o le podemos dar. y de alguna manera comprender desde el pensamiento de Juan Luis lo del mal." Desde este planteamiento creo que el mal despierta problemáticas en varios niveles: en el nivel existencial. sacar algunas consecuencias generales. evolutivos. como lógicamente. y también otras instancias del pensamiento. Aunque no es un término unívoco es inabarcable. A todos nos cuesta vivirlo. ¡Porque justamente hay maneras de pensar que paralizan a la gente! Tanta gente que ante el mal dice: "no se puede hacer nada". y podamos de alguna manera hacer algo con nuestra vida para que eso cambie. me animaré a hacer como un prólogo. como prácticamente todos los problemas. ¿Qué método trataré de seguir en este ratito que compartiré con ustedes lo que he trabajado? Después intentaré dialogar y sobre todo escucharlos. qué origen y desde dónde viene tanto mal. otro más allí.Mi intención ha sido tratar de aclarar de alguna manera.. Luis de la Peña es un teólogo español. Si no digerirlo totalmente. de los más serios que hay en España. Y sin embargo hay algo que legitima el uso del mismo vocablo para designar entidades palmariamente diversas. Al final. Todos descartamos a la jeringa cuando se 2 No existe esta palabra en castellano 2 . tanto existencialmente como teológicamente. el abordaje del tema de Juan Luis es teológico. Juan Luis aborda el problema del mal. creo que es la pregunta importante para nosotros y que debe quitar todas las ganas de quedarse quieto. tanto de su origen como de su estructura. Porque además de tanto mal que existe en nuestra vida y en el mundo. De las cosas que él celebra.

Y otros teólogos también significativos. en la realización de su vida. o puede.si me permiten se los voy a leer . Las respuestas contemporáneas se dividen en dos grandes grupos. Tan lindo que es dar vida nueva. en el relato del Génesis. nos pone incómodos. o por lo menos el enfoque que ellos dan es fácil de expresarlo. Luis de la Peña. o puede y quiere quitarlo". . el hombre y la mujer. sino también el existencial y el lógico.aproxima. Dios por algo lo habrá puesto ahí. esto es el planteamiento del problema desde los tres aspectos que a mí me parece imprescindible tocar. que por supuesto tiene consecuencias existenciales para todos nosotros. dice Hans Kung: ¿Cuándo una teoría sobre el mal le quitó el hambre a alguien? 3 . Con la elección de Adán se introduce el pecado y se introducen consecuencias. Existencialmente el mal nos cuestiona y nos pone nerviosos. teólogos de categoría. Las consecuencias no están eliminadas. pero no lo quiere quitar. siempre irá acompañada del dolor. salvar del pecado. Y además dicen: intentar explicarlo es una bobada. y esto es lo más seguro. Son las cuatro alternativas. Ya se lo ha planteado la teología clásica y no logra resolverlo normalmente. sobreabundó la gracia". O sea. no nos ama. y ahí se estructura toda la teología de la redención. con mucha lógica: "O Dios quiere quitar el mal del mundo pero no puede. Incluso el relato del Génesis está escrito para explicar las consecuencias: a partir de ese momento. Por lo menos en la definitividad escatológica: "Dónde abundó el pecado. el problema teológico es: ¿el pecado introduce también consecuencias? La redención de Cristo lo que hace es perdonar el pecado. El hombre. ¿de dónde viene tanto mal? y ¿por qué no lo eliminan de una vez?.¿Por qué? – No tenemos ni idea. que también es serio.¿Qué respuestas hay en la teología contemporánea a la cuestión del mal? . dice Epicuro.con mucha agudeza. Entonces. Schillebeck. Las respuestas. casi veinticuatro siglos. Dentro del misterio de la fe habrá que asumir que el mal tiene alguna razón de ser. también va acompañado de sacrificio. no es el Dios bueno y además es impotente. por un lado unos apelan al misterio. la agricultura será costosa. Hay un segundo problema que es el problema teológico. El problema teológico es que Adán. tratando de eludirla. Y las mujeres parirán con dolor. Epicuro decía . desde el aspecto existencial. desde lo teológico y desde lo lógico y filosófico. . Las mujeres siguen pariendo con dolor: quizá en los momentos más lindos de su vida siguen acompañadas del dolor. que teológicamente hay algo que no está resuelto. o no puede ni quiere quitarlo. si no quiere ni puede. introduce en la creación pecado y consecuencias. El problema teológico. hace veinte y tantos siglos. en el trabajo. La cuestión es que si quiere pero no puede. es decir desde siempre.Intentan de alguna manera incorporar los tres planteamientos.. Grupos en que están representados teólogos como Hans Kung. el hombre para conseguir su alimento tendrá que agachar su cabeza y cavar. no sólo teológico. Es decir. doblará la espalda. en el conseguir lo esencial y lo mejor para su vida. Porque. ¿Por qué Dios deja las consecuencias? ¿Qué pasa ahí? Quizá podamos enganchar aquí con el problema lógico y filosófico. como ya lo planteaba Epicuro hace tanto tiempo. nuestro Dios es impotente. si puede y no quiere no es un Dios bueno.. Entonces. Y en el otro grupo: Torres de Queiruga. Pero si quiere y puede quitar el mal del mundo. quitar el pecado. es que las consecuencias no las borra la redención. muy querido por Juan Luis. dice San Pablo en el capítulo 5.

pero ayudó a que alguien enfocara su vida de alguna manera diferente a la que está viviendo. de la conversión que hace falta en la fe cristiana y que el dolor y el mal nos piden: Dios no es el todopoderoso que nos salva desde el poder. la finitud hace que no pueda haber perfección. Por lo tanto. -¿Por qué?. no puede evitar el mal pero se solidariza. Y también tiene un problema con el pensamiento de Juan Luis. Entonces Dios no nos salva desde el poder. aunque era Hijo de Dios no bajó de la Cruz. Es la condición estructural que hace que exista el mal en el mundo. Y el sentido lo encontramos en el planteamiento del misterio. para el sentido de las cosas. Así uno de ellos dice: que para la mayor parte de la humanidad. perfecto. Este es el segundo aspecto que venimos desarrollando. Lo hizo. sino el amor que nos salva desde la solidaridad. es como querer hacer un círculo cuadrado. Mejor: Jesucristo no bajó de la Cruz porque era Hijo de Dios. Las cosas han de tener un por qué. Y la explicación es que tenemos que asumir que el mal es estructural en el mundo. ahora sí es misterio. y nuestra razón puede de alguna manera acceder a ella. ¿Por qué lo hizo entonces? Porque el plantear un mundo finito. pero que su 4 . que después trataremos de verlo. Por lo tanto un mundo sin mal es un absurdo. no puede crear el absurdo. evitando el mal. abusando de la confianza de ustedes. Es un misterio al cual accedemos desde una confianza que nos va salvar. Pero es un intento honesto y serio de solucionar la cuestión del mal. sino en un Dios que se compadece de nuestro mismo dolor. dice él. Ellos se aprecian mucho y se citan: "Dogma que libera" cita a Queiruga. A este grupo de autores hay que intentar darle alguna razón hasta donde podamos. por la finitud del mundo. Y sólo nos quedamos en la praxis sin intentar hacer el esfuerzo de pensar las cosas. pero abre inexorablemente su posibilidad. Sabiendo que se fue a la Cruz y asumió el mal igual que nosotros Dios nos salva con su dolor. Desde ahí soluciona él lo de Epicuro: Dios no es todopoderoso sino que es todo amor. Creo que tiene un problema con el Credo cristiano: "Creo en Dios Padre Todopoderoso". En cambio. Porque lo teórico bien enfocado alimenta la praxis. ¿quién sabe por qué? Hay que hacer el esfuerzo de dar una explicación. ¿Por la finitud? . lo que hay que tratar es buscarle sentido. Quizá una teoría sobre el mal nunca le dio de comer directamente a nadie. por lo menos. Jesucristo. Dios es un Dios que nos salva con su poder. Es importante. en tercer lugar.Si el mundo es finito. dice Queiruga. incluso para lo práxico espiritual. Torres Queiruga dice para explicar el mal: En el primer punto: no puede existir un mundo perfecto. Quizá estamos cayendo en una pereza grande. hay que sacar ese falso juicio previo. Por el contrario. es imposible que exista un mundo perfecto. porque de lo contrario la praxis en muy pobre. Y con eso alcanza. Pero llega el momento entonces que hay que decir: ¡"ahora sí" entramos en el misterio! Pero después de haber hecho el esfuerzo de explicar con nuestra razón lo que nuestra razón es capaz de aceptar. se plantea en el segundo paso. sino que es todo amor. porque es posible darla. Queiruga ha hecho reseñas estupendas de sus libros. para otros. y desde ahí hay que asumirlo. Es la condición de cada mal particular. Creemos en una actitud salvadora. Sólo por presentar brevemente uno de los esfuerzos elegí a Torres Queiruga. la finitud no es el mal. es una creencia falsa.Sencillamente. que reciban alimento también de lo teórico. Pero lo hizo desde la fe. Dios no puede hacerlo. no es todopoderoso. porque Torres Queiruga es tal vez uno de los teólogos más cercanos a Juan Luis y a su pensamiento. Saber que es inexorable. dicen que hay que dar una explicación. para que otros pudieran comer. los cristianos no creemos en un Dios que nos salva con su poder.

tenerlos siempre en cuenta: la jerarquización de los valores por los cuales apostamos nuestra existencia y las ideologías que nos servirán para dialogar con la realidad. pero Dios está en el mundo y se aproxima al mundo luchando contra ese mal. Como dos elementos. como un dualismo no excluyente. de ahí el segundo punto: ¿cómo justifica Juan Luis su existencia? ¿Por qué existe el mal? ¿De dónde proviene? ¿Por qué diablos en este mundo tiene que haber mal? ¿A qué llama Juan Luis "mal"? Creo que un punto de partida para comprender esto es. que implica el vivir desde esa apuesta. A ver si ahora soy capaz de ayudar a que juntos vayamos aproximándonos a cómo Juan Luis lo intenta solucionar. para que desde nuestra libertad digamos a qué queremos apostar con nuestra existencia. porque en el misterio sabemos que Dios accede luchando contra el mal desde la praxis de Jesús. de 5 . de fe e ideología. sino que son seres de Proyecto. Entonces. que podrían ser las mediaciones. cómo justifica la existencia del mal. Tenemos que aprender a usar esos mecanismos que la realidad tiene. de jugarse la vida por algo.  Estos dos elementos son indispensables. ni mucho menos. Y lo segundo. no religiosa. que necesitamos aprender y poner la realidad para que se avenga a lo que nosotros queremos. Porque no alcanza con que nosotros hagamos "pup" y la realidad se avenga a nuestros valores. esforzarnos por dialogar con la realidad y hacer que ella traiga de alguna manera los valores que queremos llevar a ella. cada grupo. aquellos valores desde los cuales queremos ordenar nuestra existencia. Esa fe antropológica. Y la ideología. objetivas. no los tiraron en el mundo y ¡va!. a lo que queremos ser y hacer. en alguna forma. pueda decir la fe como aquello por lo cual queremos apostar nuestra vida. de creer en algo. De ahí todo ese planteamiento metodológico de Juan Luis. de la cuestión. luchando también contra el mal. Cuál es el camino que queremos vivir y a qué valores jugamos. desde esa fe que dice Juan Luis. Por lo tanto el mal es inexorable. diría Jon Sobrino.no están en el mundo. sino antropológico. Obviamente. es una "Teología del Proyecto". lo primero es ser seres de Proyecto. como dos categorías absolutamente complementarias de cada existencia humanas  La fe: el querer apostar nuestra vida. No sólo "capaces” de crear un sentido. para que seamos creadores. que son autónomas de nuestros valores.existencia entonces. que a partir de ahora cada persona. La realidad tiene tendencias propias. hace que nosotros tengamos una praxis de lucha contra el mal. Dios nos ha metido en esta tierra como personas capaces de crear un sentido. para que seamos personas libres. Entonces. El punto de partida de Juan Luis es que el ser humano . lo primero que tiene Juan Luis es sentido común: él también afirma que la existencia del mal es inexorable. que la teología de Juan Luis. la vida de cada uno de nosotros. es ver a qué llama Juan Luis "mal".el hombre y la mujer . a diferencia de la mayoría de las otras teologías. Dios no podría hacer otro mundo. Saber esto a nosotros nos mueve al seguimiento de Jesús. ni metafísico. dice Queiruga: “es importante dar una explicación hasta dónde podamos". Incluso desde nuestros valores podemos decir que es en cierto sentido antagónica. Porque la realidad es neutral respecto a los valores. por lo cual queremos darlo todo. ¿Qué palabra intenta dar él? Lo trataré desde dos puntos principales: uno. nos ha puesto en esta tierra para que creemos sentido. Esto intentó ser un breve planteamiento del problema.

desde el análisis y el diálogo (eros. Es la apuesta máxima de una vida humana. en otro nivel. Así va siendo razonable teológicamente que el amor de alguna manera es el culmen de la libertad. en el universo. Una apuesta teológica como argumento teológico central. o se acepta o se cierra uno al amor. dar el todo por algo ¿qué valor implica más confianza.15-21) ¿Cómo analiza este texto Juan Luis? 6 . es el mal el que se me presenta. es apostar la vida por algo.confiar en un valor. capacidad de hacer con su vida lo que él quiere. analógicamente se repite en la naturaleza entera. Si me permiten les aburro otro poquito con otro texto. 7. más don de sí que el mismo amor? Por definición. de cuestiones simples. Descubro pues esta ley: en queriendo hacer el bien. el amor es don de sí. ¡es costoso! Entonces. Teniendo en cuenta pues. Lo dice en Teología Abierta (tomo 1): "Todo amor es una lotería. desde elementos evolutivos. En realidad ya no soy yo quien obra sino que es el pecado que habita en mí." (Rom. Para ese riesgo no existen garantías en el mundo. ¿Que no hago el bien? Lo tengo a mi alcance mas no realizado. Una ecología dónde cada vez más cada especie necesita de las otras. de la naturaleza. —Juan Luis habla del "mal" analizando el capítulo 7 de Romanos. se va haciendo una ecología cada vez más rica y más compleja. de un valor desde el cual organizar y estructurar el resto de los valores y apostar la propia vida. día. Y esto lo dice teológicamente. desde ahí creo que podemos hablar del "mal" en el pensamiento y en la concepción de Juan Luis. De alguna manera esta experiencia humana del amor. dar saltos analógicos. para que se vea que son palabras de Juan Luis. ¡es costoso! Enfrentar las leyes de la realidad. dónde habla del hombre dividido. dice Juan Luis. desde elementos sicológicos. es el mayor acto de fe. el mayor acto de la libertad". de que el amor es el culmen de la libertad y que la libertad es lo más lindo que tenemos. porque hay una unidad fundamental en el universo. como experiencia de Proyecto y no como seres echados en el mundo y puestos a prueba. sino que hago lo que aborrezco. y una lotería dónde se arriesga lo mejor. dice Juan Luis. lo más íntimo de uno mismo. Esta es de alguna manera la concepción de la evolución de la ecología con que se funciona hoy en Desde ahí Juan Luis dice: creemos que es posible usar la analogía. si podemos usar una analogía entre lo humano y lo evolutivo del universo entero. que de poquitas especies. por lo que él apuesta. ¿Se acuerdan que Juan Luis pelea contra la concepción de la evolución Darwinista? Esto de que la concepción camina como una pirámide dónde van quedando sólo los mejores y cada vez van quedando menos. Voy a leerlo para que nos ayude un poco a todos y no ir tan rápido. creo que conviene decir que para Juan Luis esa apuesta a la libertad alcanza su culminación en el amor. Si la libertad es confianza y es apuesta. e incluso poder vivir de las manos de otros. Dice: " Mi proceder realmente no lo comprendo. la ley de los miembros que dice San Pablo en el capítulo 7 de Romanos. Y también lo dice desde la evolución. Esto implica un costo. No hago lo que quiero.agape) en el pensamiento de Freud. A partir de aquí es que Juan Luis se anima a decir que desde este análisis antropológico del amor. para que no suene que invento demasiado. el amor es el culmen de la libertad. Pero antes. pero también lo va haciendo razonable desde la evolución. unicelulares se va gestando una diversidad cada vez mayor en el universo y en el mundo. y si hago lo que no quiero estoy de acuerdo con la ley en que es buena. para que otros tengan responsabilidad. más entrega de uno mismo. Pero por eso justamente. Juan Luis recuerda que la evolución es en cambio como una pirámide invertida. capacidad creadora. todo acto de amor es un acto de confianza. es salir de mí para que otros sean centros. puesto que no hago el bien que quiero sino que hago el mal que no quiero. que es ir generando centros nuevos. a partir de aquí. Entonces podemos decir también que el culmen de la evolución es el amor.

Realizar el amor. El mal es también para Juan Luis. apenas puedo llevar algo de mi Proyecto. sino el que puede hacer lo que quiere. el que puede entregar su vida para llevar a cabo su fe. El mal es distancia entre lo que quiero. en renunciar a nuestros propios Proyectos. es sencillamente dejar que la realidad siga funcionando con sus mecanismos de siempre. donde la omisión pasa a ser el centro de la existencia. y lo que puede realizar. El mal es renuncia porque. Pues el mal es la distancia . a los hijos. en ese esfuerzo. ¿qué es el mal? El mal es por lo menos tres cosas. a despersonalizar. es renunciar a servir. que es mucho menos que lo que quiere. su fe antropológica. Ya me hubiera gustado a mí llevarme a España a todos mis amigos. Yo no puedo llevar a la realidad todo lo que quiero. entre lo que el hombre interior quiere. la distancia. Entonces hay una tendencia a la facilidad. a la comunidad. lo que sea. a dejarme llevar por los mecanismos fáciles de la realidad. queremos a la familia. 7 . El primero es la resistencia de la realidad. donde nos convertimos en cosa. a la pareja. por los mecanismos de facilidad. Juan Luis pone en relación la omisión y el amor: cómo el amor debe ser el culmen de la libertad. desde la responsabilidad humana. Ser libres justamente.Dice: los seres humanos no deseamos el mal nunca.basándose en este capítulo 7 de San Pablo. aquello por lo que apuesta su existencia. y cree que merece la pena vivir. en esa búsqueda. lo que no puede es realizarlo. porque la realidad se nos resiste. En cambio el hombre libre no es el que elige entre hacer el bien o hacer el mal. ¡no lo es! En cambio. no puedo. A veces uno se deja llevar por esto. el esclavo es el que hace lo que le dicen que tiene que hacer. convirtiéndose uno en una cosa. queremos ser libres. Lo primero que dice Juan Luis es: el mal no es un polo de elección para el ser humano. porque yo no me puedo llevar a toda la gente que quiero. a toda la gente significativa. los seres humanos queremos el bien. del capítulo 7 . convirtiéndose uno sencillamente en lo que uno tiene más de cosa y menos de persona. Esto es una primera aproximación: el mal es resistencia. aquellos por los cuales uno vive y ama. como decía antes. eso sí que no podemos definitivamente -dice Juan Luis.es además que el mal es renuncia de la libertad. Como el universo tiene sus propias leyes. realizar nuestra fe. Quizá para Juan Luis. distinto de lo que la realidad es. es costoso intentar llevar los valores a la realidad. ser libre es costoso. ser libres es poder realizar nuestro Proyecto. a los amigos. el ser humano siempre desea el bien. la realidad no me lo permite. con sus mecanismos independientes de mis Proyectos. porque no llevamos a la realidad nuestro Proyecto. Pero nunca podemos "agarrar" eso que amamos. se avenga a lo que yo quiero hacer. dice San Pablo. Y es que la realidad me pasa un precio. Entonces ¿qué es el mal? Si el mal no es un polo de elección de la libertad. de tratar que la realidad se avenga a mis valores. En la realidad queremos a la gente. lo que nosotros buscamos. llevarlo a cabo. Despersonalizarme por tanto. o podemos abordarlo desde tres elementos. a toda mi familia. El esclavo no hace lo que él quiere. con las mediaciones que soy capaz de utilizar para dialogar con la realidad. Un tercer elemento para aproximarnos al tema del mal . realizar nuestro Proyecto. no es poder elegir entre el bien o el mal. En la realidad nunca podemos dejar definitivamente nuestra huella.entre la fe que estructura nuestra existencia y lo que yo puedo realizar con mis ideologías. esto sea la forma principal del mal.en el pensamiento de Segundo . pasa algo. no ser esclavos. donde el amor se convierte en muy poquita cosa. Lo personal es intentar llevar el Proyecto a la realidad. Entonces.en este análisis que hace Juan Luis de Pablo.

Dios lo comparte con nosotros. Y desde ahí también hay que afirmar. 6 renglones en los que decía el porqué del "mal". se le escapó una pequeña sistematización. algo absoluto depende. que como la libertad nunca logra realizarse por completo en la realidad. que el Dios cristiano proporciona elementos decisivos en orden a comprender su significación: 1º . para que podamos llevar a la realidad el Proyecto. a no jorobar a nadie. existió y existirá siempre. haciendo un camino juntos con cada una de estas tres frases que dice Juan Luis. Pero esto es sólo posible si uno intenta que la realidad cambie. 3º . podemos decir que hay tres flashes que nos hacen concentrar su pensamiento sobre el "mal" en estas cosas:    El mal como "distancia" (distancia entre el Proyecto y lo que se consiga hacer) El mal como "resistencia de la realidad" El mal como "renuncia de la libertad". porque el amor más eficaz no es el que evita los daños ocasionales. sólo tenido en cuenta como una cosa más. La diferencia con Torres Queiruga es muy importante: aunque coincidan en la inexorabilidad. dice Juan Luis. aun para Dios. Aunque coincidan en que el "mal" es inevitable. de la evolución.como decía Torres Queiruga .de tal responsabilidad así confiada a los hombres. ¿qué entiende Juan Luis por el "mal"? Vamos a dar otro paso más: ¿por qué está siempre presente el mal en el universo? ¿Por qué hace Dios un mundo así? A Juan Luis se le escapó. Con lo cual la obligación creadora del amor queda terriblemente mutilada. es el que empuña la evolución y la conduce a estructuras y formas de vida más humana.el "mal" es el precio de una libertad humana puesta seriamente al frente del universo. Esta es la más triste. Si uno se limita a reducir el mandamiento del amor. Tengamos en cuenta que las personas en el planteamiento de Segundo somos el centro. ir abordando cada uno de los tres elementos.. La invitación es. donde lo humano no está tenido en cuenta. se transforme. Desde este contexto. Torres Queiruga lo hace desde un planteamiento budista digamos.es que el "mal" es inexorable en la realidad.todo el dolor de esta gestación. la realidad no cambia. si uno se hace cargo de la realidad. a quedarse quieto. 2º . 8 .. dirá Juan Luis. sí. entonces.Juan Luis en "Teología Abierta". Nos crea un mundo con "mal". porque él nunca sistematizó demasiado esto del "mal". De este análisis paulino que hace Juan Luis. eso sí. sólo desde el ser. el planteamiento es totalmente distinto: Juan Luis lo hace desde un dualismo donde el ser está al servicio de lo personal. Torres Queiruga lo hace desde un planteamiento del ser. tomo II. En uno de los tomos de "Teología Abierta". Hay que asumir que el "mal" existe. También lo somos para Dios. Y ahí dice 3 cosas: "No pretendemos con esto solucionar el problema del "mal". a no hacer daño. pero entendemos. dice que la omisión hace que resumamos el mandamiento del amor en la prohibición de no hacer daño al prójimo. basándose en Pablo: lo que hay que afirmar . hace por lo menos 25 años. paso a paso. para que podamos ser personas.

implica abrirme al mal que afecta al otro. es decir: no sólo eso. Pero resulta que hay meses que tienen 5 domingos. salir de mi mismo. Si yo dejo en sus manos la decisión de quién va a gastar el peso ese domingo. ella es siempre la misma. El mal que a uno afecta. porque a él le gusta ir a las ¡fiestas de Rock! Como quiero que mi hijo tenga también una palabra en nuestra economía. se va haciendo adolescente. Necesariamente la escasez de energía. me pongo en sus manos. 2 al fútbol y 2 el señor a su fiesta. De pronto mi hijo crece. en la economía de todos . para que exista una libertad responsable. para que seamos capaces de ser creadores . activar parte del circuito. afecta también a quien ama. sólo tiene sentido si alguien necesita de mí. Pero desde que sólo había elementos unicelulares hasta hoy. si existe una necesidad. Entonces ese es el primer elemento que justifica que. porque no hay energía para todos. porque él puede decir que ese quinto domingo se va siempre a su fiesta y no se va al fútbol. Y por último. no soy yo quien decide cómo hacemos y como gastamos ese peso. la limitación de energía implica la introducción del otro. ¿Por qué no lo vemos entre todos? ¿O por qué no es él quién decide? Pero claro. en el circuito de las decisiones. O sea. es la distribución del dinero que tengo. Tendría que decir yo: un domingo voy al Estadio. asumir las relaciones. más confianza. de vivirlo. si yo amo. la energía del universo es siempre la misma. Incluso más. El amor sólo es posible. salir de uno mismo para intentar hacer que el que no es centro o lo es pobremente pueda ser centro. de las posibilidades. No sólo lo introduzco en el circuito sino que lo introduzco más ricamente. Y es también más riesgo. sin ninguna necesidad ni dificultad. se comprende que el mal es el precio de una libertad humana puesta seriamente al frente del universo. Quien quiere vivir de algún proyecto del amor necesita dejar que el mal se introduzca en la vida. obviamente en un mundo en evolución. Que él vaya a la fiesta de Rock implica que yo me quede en casa un domingo. Creo que desde aquí se comprende esta primera afirmación de Juan Luis. enriquecer el circuito implica desactivar también parte de las posibilidades. si un grupo ama. si una nación quiere convertir a otra nación en posibilidad también de ser centro. implica desactivar la otra parte. Luego. La pregunta es ¿por qué el "mal" es precio de una libertad? ¿No puede existir una libertad sin necesidad de "mal"? En principio diría que sí.lo introduzco en mi circuito. mi confianza. ¿Que no podemos ser libres sin el mal? ¿cuál es el problema? Parece que aquí Juan Luis recurre a lo que decía antes sobre el amor. el otro me quedo en casa y que él vaya a bailar el Rock. A mi hijo le surge la necesidad de gastar dinero también.Lo primero es: el mal es el precio de una libertad humana puesta seriamente al frente del universo. El amor es justamente don de sí mismo. y no voy a tener más dinero. hay distintas organizaciones de esa energía. Activar una parte del circuito implica desactivar otra parte. como otra cara de la moneda: la moneda del amor es la 9 . Si a mí me rechazan mi oferta. dice Juan Luis. eso implica transferir parte de su energía. si una comunidad. un paso más en el amor. Y no sólo lo necesita sino que lo debe querer. donde la energía es escasa por lo tanto fija . 2 en alquiler y 1 lo gasto yo para ir al fútbol todos los domingos.no hay aumento de energía. enriquezco el circuito. sin mal. O sea. El hacer centro a otro significa empobrecerse también. hace que lo que afecta al otro me afecta también a mí. mayor. se haga necesaria la existencia del “mal”. sería un mundo donde no habría sufrimiento.porque empieza a ser centro . se introduce el mal en mí. o si yo necesito de alguien. pero donde todos seríamos indiferentes unos a otros. porque si el otro me necesita y esa es la primera razón. Si yo tengo $ 10 para gastar por mes en mi casa: si 7 lo gastamos en comida. capaces de llevar adelante un Proyecto. Si viviéramos en un mundo sin dolor. habíamos decidido que de los 4 domingos. Por lo tanto en un mundo así. Y además. de incorporarla. ponerme en las manos del otro.

verdaderamente creador. que el otro sea centro. ¡El dolor ajeno mueve la capacidad de amar! Sólo si alguien necesita de mí o si yo tengo necesidad de alguien. o no.libertad. para que haya un ser en la creación capaz de ser centro de sentido. es necesario que exista un mundo donde haya amor. dando la vida por algo que merezca la pena. O sea que nunca somos capaces de hacer el mal totalmente. que elija lo que quiera.es que. leído por Juan Luis. O sea. la dificultad. Es necesario para el sentir. el amor se pone en movimiento. algo que nos merezca la pena a nosotros. Eso de "donde abundó el pecado sobreabundó la gracia". un interlocutor que no sólo esté a prueba. La pregunta es si merece la pena un mundo así. San Pablo. con más centros. ha salido de sí mismo. No puedo llevar definitivamente el bien que deseo a la realidad. todo eso.por el cual merece la pena asumir un mundo dónde el ser creador exige que haya mal . sólo si asumimos nuestra libertad. Y además. sino que con su libertad haga de su vida lo que quiera. La respuesta que se puede encontrar en el pensamiento de Juan Luis es que ese absoluto . haciendo que el árbol de la evolución sea cada vez más rico y complejo. para que seamos libres. ir imponiendo la evolución. el nuevo cielo y la nueva tierra. me parece. Por tanto es algo absolutamente del cual depende que se ejerza. Pero: ¿merece la pena tanto sufrimiento? A uno le dan ganas de corregir a Pablo. es necesario crear un mundo como éste.implica introducir que en el circuito haya momentos de oscuridades que se apague parte del circuito. ¿Por qué? ¿Qué es eso absoluto que depende aun para Dios? Ya vimos. Si Dios quiere crear un interlocutor válido. Donde abunda la libertad parece que sobreabunda el dolor. con eso que Juan Luis habla de la concupiscencia. Dios mismo fracasaría en su intento. siendo centros de valor. de que somos malos y malos-buenos. habrá una definitividad escatológica. entonces no lo creo. de tener proyectos personales . a lo sumo tironeados como entre dos polos. afirma claramente que el bien lo puede desear. Juan Luis dice: sí. ese absoluto es justamente lo definitivo. si no tiene salida histórica. ir haciendo centro al otro. que el mal es el motor del universo. capaz de dialogar consigo mismo y con Dios. nunca somos capaces de hacer el bien totalmente. sólo si ejercemos nuestra condición de creadores. capaz de tener un proyecto propio. primero. Dios al amarnos se ha puesto también en nuestras manos. sólo si nosotros decidimos vivir como personas y no como cosas. en palabras de Juan Luis: ¿el nuevo cielo de Dios y la nueva tierra de los hombres. Entonces. el mal. No es justamente el que se realice en la historia definitivamente mi Proyecto. Podría haber hecho que las cosas fueran distintas. y ahora depende de nosotros. ¿Qué es ese absoluto? ¿Será de verdad valioso? ¿De verdad merecerá la pena que el mal sea el motor del universo? Y entonces. Su nuevo cielo está en nuestras manos de alguna manera. capaz de ser creador. Podemos decir. con más gente y posibilidades de decisiones. Entonces el mal no sólo es necesario como condición negativa para el amor. Entonces el mal se convierte en imprescindible para la existencia de la libertad. pero llevarlo a la realidad no. Olvidémonos de que puedo llevar a la realidad el bien que deseo. sino que lo hace posible. aun para Dios. pero desde el momento que decidió que 10 . ¿Merece la pena tanto mal? ¿Por qué Dios teniendo como condición necesaria para crear un ser libre que sea interlocutor. Incluso fracasaría Dios si nosotros no empuñáramos desde el amor la evolución del universo. Con lo cual le quitamos fuerza a este argumento de que algo absoluto depende. la otra cara es el mal y el dolor. que no es la realización histórica de nuestro Proyecto. vio que tenía que crear un mundo con mal? ¡Y lo creó igual! ¿Por qué no dijo: no. mi libertad. esto es una barbaridad? ¿Por qué creó esto? En definitiva nos estamos preguntando por el segundo punto que afirma Juan Luis: de tal responsabilidad así confiada podemos decir que algo absoluto depende. alcanzará su realización? – Sí. En definitiva.

será la única causa del Reino definitivo. que decían que daba lo mismo unas opciones históricas que otras. no se juega una analogía cualquiera del Reino.Juan Luis les dice que ¡la historia es la causa o siembra del Reino! Y hablando de cuestiones de esta situación tan jorobada de no saber para dónde ir muchas veces. el tercer punto. hacemos la figura que queremos hacer. Nosotros construiremos y será Dios quién ponga eso al fuego. o mercado equilibrado. recordando el Cap. Su felicidad o su infelicidad están en lo que nosotros decidimos hacer. está causado a partir de lo que se ve. por el esfuerzo de decir que hay una sola salida para el mundo. sino que algo absoluto dependerá siempre de todos y de cada uno de nosotros para la definitividad del Reino. Porque algo absoluto depende de esa libertad. que parece que se nos desaparece. Discutiendo con tanta gente. vale la pena" entonces se hace necesario que Dios camine a nuestro lado. no es un juego. con tantos teólogos. y si no. Lo que se espera no es lo que se ve. Lo que hagamos aquí. entre la historia y la trans-historia. Algo muy diferente a anticipaciones. Y mientras tanto todo el dolor de la gestación Dios lo comparte con el hombre. en elementos políticos y todo eso. A esa obra que en la historia se nos cae de entre los dedos. ¡claro! Solo desde ahí podemos decir aquello que decían los que apelaban al misterio: como Jesús ha sufrido en la Cruz sabemos que él es solidario con nuestro dolor. y no antes. que Él también apostó su existencia al diálogo con cada uno de los seres humanos y con todos. Y no necesitamos saber nada más. e incorporemos en el mundo definitivo los frutos de nuestra libertad y digamos: "sí. la historia no definitiva. 11 . que merece la pena jugarse por un mundo que necesita del mal para que podamos ser creadores. para quien cree de verdad que merece la pena empuñar con su libertad su intento de ser centro. Como el alfarero. y que si nosotros sufrimos Dios también se exponga al dolor.teológicamente . teniendo en cuenta los países pobres. sino que podemos tener sólo simples esbozos. merece la pena recordar lo que escribía Juan Luis hace ya quince o veinte años. El universo entero espera gimiendo que se manifieste la libertad de los hijos de Dios. de ser persona. Así lo dice San Pablo y así lo recuerda Juan Luis. a esbozos o analogías del Reino. pero no es lo que se ve.sólo desde ahí se hace necesario. . que daba lo mismo optar por una forma u otra . Ahora sí podemos decir que desde ahí se hace necesario el tercer punto. Una vez que entendimos por qué Dios necesitó hacer un mundo en evolución para que nosotros seamos protagonistas de ese mundo. 8 de Romanos. no son las marionetas. Ante opciones tales como libre oferta y demanda internacional. de no dejarse llevar por lo deshumanizador. ¡Eso es lo absoluto! de lo que dependen nuestras libertades. por lo que despersonaliza . Dios está en nuestras manos. cuya realización y revelación espera gimiendo el universo entero. Lo que está en juego pues. y sólo desde ahí. su ser todopoderoso.para quien apuesta su vida al amor. . Dios le dará consistencia definitiva.fueran así. Nosotros ponemos la materia y Dios le dará la consistencia. Aquí es donde cobra sentido la cruz de Jesús. o ante alternativas como capitalismo o socialismo. Su poder digamos. Solo una vez que hemos visto que merece la pena un mundo así y que tiene explicación el mal en el mundo. al mal en definitiva.que sí. Creo que desde aquí podemos decir . morirá en su inutilidad más absoluta. Decía que un acontecimiento liberador tiene un carácter de auténtica causalidad con respecto al Reino definitivo de Dios. En esta elección se juega el mismo Reino escatológico. que desde allí nos salva y se solidariza con nosotros. es el diálogo entre lo que se ve y lo que se espera.porque total al Reino aquí no lo construimos ni lo causamos. es hacer que el fuego dé consistencia a nuestra obra de amor. nosotros ponemos el barro. imprescindible. al sufrimiento.

Hubiera sufrido sin que mereciera la pena. Respondiendo de alguna manera aquello que decía Hans Kung. es un análisis teórico.es que nuestra filiación. Lo lindo es ser herederos no de cosas ya hechas. absolutamente inútil. por lo que hacemos. que la soledad de tanta gente sea menos soledad. Dios nos ha regalado como heredad algo para hacer: un tallercito para que construyamos. donde se juega lo importante. Montevideo. como última cosa insistir en eso que. tanto como nosotros Dios sufre el destino del universo y de cada libertad humana. Es lo único que nos hace seres verdaderamente capaces de que nuestra vida sea algo absoluto. Sencillamente. De lo contrario no se juega nada importante. lo que merece la pena. 28 de agosto de 1992 12 . no de un televisor que encendemos y ya nos lo da todo. el ser hijos de Dios. esto no soluciona los problemas del hambre.Si fuera antes. sería sencillamente una cruz. La solidaridad que merece la pena es la solidaridad que nos constituye en protagonistas de la historia. un sufrimiento. donde todos estamos en manos de todos. Pero quizá nos ayude a todos a vivir de manera que el hambre sea menos hambre. Y no herederos de un mundo ya hecho. aunque sea del mismo Dios. por renunciar a ser verdaderamente transformadores de la realidad. capaces de luchar para que en este mundo no haya males inútiles. Lo lindo de la concepción cristiana recogida por Juan Luis .. Luchar para que de alguna manera sirvan cada vez más al proyecto del bien. que no se generen males por despersonalizar. sino que lo lindo. sería una solidaridad inútil. por lo que nos movemos.. esto no soluciona. es que somos herederos. y tantas cosas.y tantas veces olvidada . no haya males que no merecen la pena. Creo que desde aquí no hay solución. Me parece que no merece la pena aburrirlos mucho más. ¡Muchas gracias! Me parece que ya podemos empezar el diálogo. Incluso Dios está en nuestras manos. es que somos herederos de un mundo por hacer. y aunque fuera solidario con nuestro sufrimiento.