VISIÓN FINANCIERA José Grasso Vecchio

Un buen uso de la tarjeta de crédito

Veremos entre las recomendaciones de hoy, que usted puede llegar a financiarse hasta 50 días a cero intereses. Las tarjetas de débito y crédito bien usadas les pueden reportar grandes beneficios. Al abrir una cuenta de cheques o de ahorros, el banco te otorgará una tarjeta de débito o ATM, que te permitirá acceder al dinero disponible en la cuenta. Puedes utilizar la tarjeta para hacer compras o retiros en efectivo. Lo primero que debes hacer, es mantener un control del uso de la tarjeta y no exceder tus gastos del saldo de tu cuenta. Te recomiendo, guardar todos los comprobantes lo que te permitirá revisar que todas las operaciones fueron realizadas correctamente. Con el caso de las tarjetas de crédito, si bien es cierto que pueden darte mucha flexibilidad y comodidad al ir de compras, también es cierto que un mal uso de las tarjetas puede poner en riesgo tu estabilidad financiera. Por esto, es recomendable limitar el uso de las tarjetas de crédito a un presupuesto y en este caso, también debes guardar todos tus comprobantes y estar pendiente de pagar a tiempo. Las tarjetas de crédito pueden ser de gran ayuda para las personas, siempre y cuando las compras que se realicen se encuentren dentro de su presupuesto.

Sin embargo, el uso del dinero plástico también puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo para aquellos que consideran que su tarjeta de crédito es un dinero adicional o extra y no se mentalizan, de que es un crédito. Las ventajas de estos instrumentos son muy variadas y los beneficios que se pueden obtener son muchos, claro está, la idea no es pensar, que les permite gastar por encima de sus posibilidades. Siempre que su capacidad de pago lo permita, difiera sus compras a una cuota, que no le genera intereses, y le permite aprovechar beneficios de la tarjeta de crédito. La recomendación es muy sencilla, a quienes tengan una tarjeta de crédito es preferible hacer compras los primeros días después de la fecha de corte, para que puedan financiarse a una tasa de 0% de interés hasta por 50 días. En otras palabras, si tengo dinero en mi

cuenta o espero recibirlo en las siguientes semanas, cuando usted usa su tarjeta de crédito inmediatamente después del corte, alarga la fecha de cobro, de esta forma es que se produce un financiamiento a cero intereses que es al que me refiero que puede llegar incluso a 50 días. Si usted por ejemplo, tiene dos tarjetas de crédito con fechas de corte distintas, use una inmediatamente después del corte y después del otro corte, use la otra, la ventaja que va a obtener es muy clara. Pague más del mínimo. Hacer abonos adicionales a la cuota mínima permite reducir el saldo total de la deuda de una manera más rápida y sobre todo, pagando menos intereses. Si decide diferir a plazos su compra, es decir, opta por financiarse, pague siempre su cuota a tiempo para evitar el cobro de intereses de mora. Es muy fácil hacerse a la costumbre de usar las tarjetas de crédito para hacer estirar la quincena o hacer rendir sus ingresos. Usar la tarjeta de manera permanente para los gastos del mes, podría convertirse en el tiempo en un problema financiero, ya que podría ir aumentando el monto de las deudas a un punto en que ya sus ingresos no le van a poder permitir cumplir con sus obligaciones. Por supuesto, por vía de excepción, si incurrió en unos gastos extraordinarios un determinado mes y completa la quincena con la tarjeta no es un problema, pero hacer de esa práctica una costumbre si le puede significar un problema financiero.

Paga las cuentas a tiempo

Sean obligaciones bancarias o no, lleva un buen control de todas las fechas de pago, evitarás de esa forma intereses adicionales o moratorios y no corres el riesgo de quedarte sin algún servicio por falta de pago. twitter: @josegrasso jgrasso@soft-line.com www.finanzasdigital.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful