¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN EL CATATUMBO?

Hoy en el Catatumbo los sectores campesinos luchan por un territorio propio y auto determinado, donde la prioridad sea el campesino y la solución de sus necesidades y problemáticas, en contraposición del plan del gobierno para desarrollar la locomotora minero energética. Esta contradicción que se venía gestando desde meses atrás, se agudizó el 11 de junio, cuando comienzó el paro campesino en Tibu y el 17 de junio en Ocaña con la participación de más de 10.000 campesinos, con el objetivo de exigirle al gobierno la creación de un “Plan de desarrollo sostenible para la construcción de una Zona de Reserva Campesina del Catatumbo”, la misma está compuesta por 7 municipios, varios corregimientos y más de 350 Juntas de Acción Comunal, dentro de sus reivindicaciones están:  Retomar la Mesa de Interlocución y Acuerdo, reconociendo el carácter civil, de organización defensora de ddhh y de los derechos de los campesinos y campesinas de la Asociación Campesina del Catatumbo –ASCAMCAT. Sustitución concertada de los actuales cultivos ilícitos, la compensación económica por los mismos y la no militarización de la zona. Inversión en salud, educación, vías, empleo, producción agrícola no ligada a los monocultivos de palma aceitera, y no en el plan de los proyectos minero - energéticos. Reconocimiento de este territorio como Zona de Reserva Campesina. Parar la violación de ddhh de manera sistemática de la fuerza pública en contra de la justa lucha social y popular del pueblo del Catatumbo. Detener los planes de explotación minero energético en la región.

 

Alcaldes, autoridades locales y hasta la iglesia participan del debate, configurando una intensa y sostenida movilización, en medio de esta lucha el pueblo, nuestra gente es reprimida por el Estado de una forma brutal, causando más de 48 heridos 6 de gravedad por armas de fuego, y dos muertos. La respuesta popular ha significado la creciente participación de más campesinos en Tibu, Ocaña, especialmente en el sector de Aguas Claras donde se encuentran los campamentos de resistencia campesina. El Modep apoya las justas luchas del pueblo Norte-Santandereano, esta lucha es más que justa y el deber de todos los sectores progresistas, democráticos y socialistas es denunciar, apoyar e impulsar esta lucha contra la locomotora minero energético y por autodeterminación.

M

P

MODEP S

APOYAR LAS JUSTAS LUCHAS DEL CAMPESINADO DEL CATATUMBO: OPONERNOS A LOS PLANES DEL IMPERIALISMO Y LA LOCOMOTORA MINERO-ENERGÉTICA DE SANTOS Durante décadas, Colombia ha estado inmersa en una guerra en la que diferentes sectores del pueblo han luchado de diferentes formas contra el Estado, por la defensa de sus derechos, y por conquistar transformaciones democráticas y nacionales para nuestro país. En el marco de este conflicto, el tema agrario ha sido central, dado que la posesión de la tierra y su uso indebido por los grandes terratenientes y multinacionales, es un problema fundamental tanto para los campesinos pobres y medios como para el desarrollo rural de toda la Nación. Lo que ocurre hoy en el Catatumbo refleja una contradicción: por un lado, la lucha del campesinado por la tierra, por la seguridad alimentaria, por el derecho al territorio y a la vida digna; y por el otro, la imposición del imperialismo y las clases dominantes para convertir el territorio nacional en una plataforma de inversión imperialista. La región del Catatumbo que históricamente ha tenido vocación agropecuaria y que como en otras regiones del país ha estado inmersa en la producción de coca por la falta de opciones rentables para la comercialización de sus productos por el olvido del Estado, hoy está geo-referenciada por el Ministerio de Minas y Energía como una zona rica en petróleo y carbón, territorio que debe ser objeto de explotación de estos recursos durante los siguientes años, a expensas del despojo de poblaciones enteras y de la destrucción del agro, como ya ha sucedido en otras regiones del país. El Plan Nacional de Desarrollo 2011-2014 señala que “se espera aumentar la exploración y producción de hidrocarburos", que en el caso del Catatumbo implica que “las 5 áreas que se encuentran en exploración se convertirán en áreas de extracción, las 3 que se constituyen como reservas se perforarán para adelantar exploraciones y las 5 que actualmente son productoras seguirán siendo explotadas, sin mencionar, las áreas por definir que se puedan constituir para cumplir los citados objetivos nacionales del cuatrienio para este sector”1. La reivindicación de los campesinos del Catatumbo por garantizar una Zona de Reserva Campesina es justa y debe ser apoyada. Denunciamos que la resistencia campesina ha tenido la más cruel respuesta del Estado, que con su ejército criminal está reprimiendo y asesinando a nuestras gentes. Nos oponemos rotundamente a esta arremetida y hacemos un llamamiento nacional para que denunciemos la crítica situación humanitaria por la que atraviesan los campesinos. Bajo las circunstancias actuales, enarbolamos una vez más la consigna: ¡¡ Es justo rebelarse, No a la violencia contra el pueblo y sus organizaciones!!. El Catatumbo resiste, como resiste los colombianos, debemos insistir en la consecución de un gobierno democrático popular, así como avanzar en la lucha por el Poder, la Democracia y el Socialismo.

MODEP S
1

http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/catacumbo5.html#3.1

M

P

MODEP S

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful