EL INFIERNO.

Puede ser bastante tarde
Todo comenzó un día por la tarde cuando fui al cine a ver una película de terror, estando en las gradas, sentí un dolor fuerte en mi pecho como si algo me apretase con gran fuerza y furor, mi esposo me llevo de regreso a mi casa donde llegue y me cambie para acostarme y terminar el día, ya el dolor se había ido .... Me puse mis pijamas y me fui a dormir …..Entonces comencé a soñar:

Era un día como cualquier otro, yo me encontraba en un centro comercial, no se, si comprando o tal ves observando en los aparadores, cuando de repente tuve un accidente y fallecí, simplemente fallecí la verdad no recuerdo haber visto la causa de mi accidente. En ese lugar se encontraba otra persona que también falleció en el mismo tiempo y en el mismo lugar, jamás la había visto ni en mis sueños ni aquí en el mundo, era completamente desconocida para mí, pero falleció al igual que yo de repente sentí como una presencia que describiría como oscura, sin forma, sin rostro, algo maligno y muy intimidante se acercaba y se acercaba cada vez más, cuando llegó a mi yo sabía que venía por mi y que iba a llevarme consigo, yo tenía conciencia que había fallecido en aquel lugar, traté de preguntarle ¿Por qué a mí?, Porque me llevas a mi …… Pero no me respondió. Cuando volví a dirigir mi mirada hacia él, se estaba llevando a la otra persona y luego regresó por mí en cuestión de un instante, en un suspiro estaba de regreso, yo me cuestionaba ¿Qué hice mal?, y luego le dije sin que importaran mis palabras: “No quiero irme contigo” pero él no contestaba solo había un silencio y un viaje que duró solo un segundo, en cuestión de un parpadeo me traslado hacia otro lugar que jamás hubiera imaginado. Llegamos a un lugar que era completamente oscuro, sin límites de área, como una noche sin luna, ni luz y con una niebla espesa, profunda y muy oscura, tan negra que te perdías en ese abismo, yo me atrevo a describirlo como algo muy cercano al infierno; Ahí comencé a sufrir. Esta presencia maligna no se separaba ni un solo momento, era como si su misión en aquel lugar fuera hacerme daño. Fue entonces cuando comenzó mi martirio vi como abusaban de mí, me humillaban, me quemaban con lumbre que parecía arder como un fuego en brazas, era tanto el dolor, tan insoportable que gritaba y gritaba pero nadie me escuchaba, no había nadie en aquel lugar a quien yo le interesara, a quién le doliera mi sufrimiento, solo personas pero no eran personas físicas en su esencia solo eran como almas, o algo que no era un cuerpo de

y le respondí: yo si creo en ti. yo lo sabía también: Le pregunte a Dios: ¿Qué hice mal? ¿Por qué a mí? Porque me haces esto a mi…. pero aquellos leían mis pensamientos y me torturaba aún más por estarlo haciendo. me golpeaban sin que este dolor cesara ni por un instante. aún con todo y el sufrimiento yo seguía y seguía orando. eran muy fuerte el sufrimiento de los demás y solo se sabía y se sentía.. recé y recé. se acercaron a mí de nuevo y me llevaron hacia otro sitio donde fui humillada de la peor manera que se podría ver en la vida. así que puse imaginariamente en mis manos un rosario y seguí rezando. como humillé yo en la vida. pidiendo a Dios entre mis oraciones una oportunidad . como si recorriese mi vida entera en esos momentos y supieran cada cosa en la que ofendí a Dios algo jamás sentido en la vida. A lo que él me respondió “No creíste en mi”. sus palabras me dolían aún más.solo una oportunidad de salir de ahí. De pronto sentí su presencia. Entonces momentos después esas manchas obscuras. ese sentimiento me lo hacían pagar 5 veces más pero en dolor y con fuego. supe que estaba ahí conmigo. Yo comencé a llorar. porque por un instante solo por un instante ceso mi sufrimiento…. Dios se acerco a mí. pero aun así solo estaba yo con mi dolor y mi martirio aislada inexplicablemente. se daban cuenta que en mi mente rezaba implorándole a dios me sacara de ese lugar. todo lo malo que yo había hecho en el mundo. quemándome y así fui pagando con dolor y vergüenza cada uno de mis pecados. recé. y se encontraban allí en todos lados. de igual manera yo gritaba fuerte pero nadie escuchaba. un dolor indescriptible.carne. esto recorrió mi ser y sufrí por instantes cada pecado que yo había cometido por menor que fuera fui pagando con dolor cada uno. yo los escuchaba gritar pero sus gritos eran fuertes y sus lamentos describían dolor y sufrimiento . es decir. aún así lo seguía haciendo. malignas como diablos. porque todo eso lo estaba viviendo de la peor manera posible. me humillaron aquellas almas negras pero duplicado. en aquel lugar viví en dolor. era como si existiera un lugar en aquel abismo para cada uno de los que nos encontrábamos allí. es decir. pues ahora disfrútalo” me decía que disfrutara de todo el daño y sufrimiento que yo había causado. me torturaban cada vez mas era algo que no tenia fin.. no había un solo momento en que no estuviera retorciéndome del dolor. …… . Fue entonces que eleve mis pensamientos a DIOS y comencé a rezar el Rosario. el se miraba como un destello de luz enorme resplandeciente y mi mente y mi corazón me decían que era él. como engañe. después se dirigió hacia mi aquella presencia maligna diciéndome “ Esto es lo que hacías . pero fui castigada por haberlo hecho porque ellos seguían leyendo mis pensamientos por ello me quemaron las manos. no dejaba de hacerlo en mi mente.

por estar cargando la cruz. no tenia hermanos. por mi alma. por favor perdóname. algo hermoso. solo recuerdo haber pensado en mis padres. Sus palabras fueron pocas pero él estaba dolido conmigo. cuando me comenzaron a quemar los pies con fuego. como si hasta en aquel lugar tuviera un vinculo tan fuerte con ellos que solo ellos existían en mi memoria o en mi mente en ese momento. ni figura. no reconocí si era el mismo o algún otro. no existía el tiempo……. se los probaba y se los quitaba. yo sabía que no era Dios era algo o alguien sin tanto esplendor pero alguien de luz como un ángel se acercó. pensé solo en ellos . regrese a aquel lugar que para mí era el infierno. enfrente de ella estaban dos niños jugando. era la persona que había fallecido junto conmigo. lentamente. recuerdo que en aquel lugar no existía nadie en mis pensamientos nadie en mi memoria. seguí llorando diciéndole perdóname. fue entonces cuando el ángel por me hablo con una voz suave y dulce y el Ángel me dijo: MIRA. solo quería volver a verlos. lloraba y lloraba pero nadie me escuchaba. nosotros nos encontrábamos ahí ¡¡¡A un lado de ella!!! Pero no podía vernos. al parecer un centro comercial. y se alejó……. lo pedía y le suplicaba con todo lo que yo era en aquel momento. fue entonces que se alejo y no volví a verlo mas entonces después. unos y otros. OBSERVA ¿qué hacen? preguntó. como aquel lugar en el que había fallecido. entonces me vi cargando una cruz tan enorme que apenas podía con ella. solo seguía rezando. Yo caminaba detrás de la otra persona de quien no conocía su rostro y cargaba otra cruz en su espalda. volví por un instante al mundo guiada por el. pesaba demasiado. pero no me escuchaba era como si no quisiera oírme. sin hablarme aun me llevo con él . como que no le gustaban ningunos y escogía varios diseños . yo lo sentí y sus palabras me lo confirmaron. El me guió de la mano hacia el mundo.le pedí a el que por favor llamara a mis padres. y mi dolor volvió. pero su sola presencia hacía sentir que era algo divino. esposo ni nadie únicamente yo. sin rostro. no dejaba ni un segundo de rezar en mi mente.y me respondió con una voz clara y muy firme “NO LO SUFICIENTE”.. recuerdo estar rezando el padre nuestro. En eso sentí como una presencia de luz llegó. era un viaje que duraba un parpadeo. hijos. ni oírnos. el era como un Ángel. y ceso por ese instante mi sufrir. creí que era un enviado de Dios. ¿en qué desperdician su tiempo? ¡En vez de acercarse a mi padre. fue entonces que nos acercamos a una tienda. En vez de aumentar la fe en mi padre! . en ese lugar estaba una señora probándose zapatos. yo gritaba y gritaba de lo más profundo porque el dolor no era soportable. llegamos a un lugar. comencé a suplicarle por mí.

lo sentí. . pero ella no escuchaba. y por eso me había ido a casa y me pregunte si habré fallecido mientras dormía y Dios me dio esa oportunidad que le suplique!!! Solo sé que este sueño ha sido el peor y a la vez el mejor en toda mi vida. porque sabía que DIOS me había escuchado. sufriendo. porque eso lo viví. Consciente de que ella no escuchaba. así que perdí cualquier esperanza porque me di cuenta que no era nadie ni nada que podría hacer cesar mi sufrir. mas sentía su maldad y su presencia oscura. ni siquiera me miraba porque yo estaba muerta. gigantesco. enorme. con forma de algo que jamás he visto en la vida como un pulpo del tamaño de 2 elefantes juntos con brazos y piernas que se acercaban a mí. abrumadora. y le decía: Dios solo dame una oportunidad te lo imploro……… cuando de pronto: ¡Desperté! Desperté llorando. negra. regresé a aquel lugar oscuro y de tortura cuando vi a un Animal. poco antes de acostarme. era algo adefesio y sobre de él montados arriba mas almas negras obscuras. se lo pedí con todo mi ser. todo lo que había vivido y sufrido y recordé que antes. tome unas hojas y una pluma y comencé a escribir. si no quieres que te pase lo que me está pasando a mí. como demonios ellos se venía acercando mas y mas y tuve una esperanza de salvación pero mientras más se acercaba. y continué llorando.Entonces me acerque al oído de la señora. sentí un dolor en el pecho muy fuerte del lado del corazón. por describirlo de algún modo. le hable de Dios y le sugerí que dejara de hacer lo que estaba haciendo por su propio bien. Entonces en otro instante. Al momento que terminó mi llanto le pedí que trajera de inmediato una pluma y unas hojas porque necesitaba escribir lo que había vivido. en otro segundo ya estaba de regreso en el lugar de tormento. sabiendo que no podía escucharme pero le susurre: deja de hacer eso y busca a Dios. paralizada por unos instantes. con todo lo que yo era en ese momento. ahí estaba en mi cama de regreso al lado de mi esposo que me abrazo y me consoló porque no dejaba de llorar. cree en el. gritando pero de igual manera seguí orando pidiéndole a Dios me diera una oportunidad.