El maestro Gichin Funakoshi ideó Veinte Reglas de Oro en beneficio de sus discípulos y con la intención de que el karate se perpetuara

con toda su pureza. El que se inicia en la práctica del karate debe desarrollar al unísono su espíritu y su fuerza; contra la tendencia en nuestros días en que únicamente se pretende la evolución física, fue por lo que el maestro dictó estas Reglas de Oro insistiendo constantemente en su importancia vital. El maestro se limitó a comentarlas, toda vez que estas Reglas de Oro se explican por sí mismas a pesar de que su procedencia se remonta a muchos siglos. Seguramente que desconocidas para muchos, deberían ser inscritas en cada Dojo y sobre todo seguidas por profesores y alumnos.
1º El karate empieza y termina con "Rei":

"Rei" indica al mismo tiempo una idea de cortesía, de respeto al prójimo, de una actitud correcta de bienestar, etc... "Rei" es el dique contra la violencia; sin el "Rei" el karateka que empieza a perder, no tarda en convertirse en una bestia feroz. Es tan fuerte el espíritu del "Rei" que un karateka desprovisto de él esparce a su alrededor un hálito de cólera y de violencia perjudicial al espíritu del karate, anulando los valores del karateka a la par que sus valores humanos. El "Rei" es una manifestación de respeto hacia el prójimo. El grado de comprensión que se tiene del karate en su propia actitud que se refleja en el "Rei". Pero esto no es fácil, el "Rei" exterior es a menudo un barniz que

la fuerza interior no emerge sin un máximo de condición en lo que hacemos.. la violencia natural. conócete a ti mismo: El sentido de esta Regla de Oro indica que es necesario conocerse a sí mismo desde el punto de vista de las propias reacciones como son el orgullo. en este momento hay que combatir con todas las fuerzas hasta alcanzar la victoria. tratando únicamente de evaluar al adversario sin ser consciente de las propias reacciones no puede conducir sino al fracaso en el combate. si el combate no se acompaña de un sentimiento de respeto hacia el adversario. 3º Debe practicarse el karate con un sentimiento de justicia: Sólo cuando se está en la verdad y se tiene razón es indispensable desplegar la máxima energía. En otras palabras. . En ese momento. El karateka debe mentalizarse de este espíritu y no dejarse llevar por la cólera intentando probar su fuerza con un contrincante. Cuando ha llegado a este extremo es cuando debe utilizarse el karate. Decimos que el karate empieza y termina con el "Rei". la resistencia a sufrir al máximo antes de reaccionar. degenera en violencia. el grado de paciencia. de ahí que la primera actitud debe ser la del Budo. es así como el sentimiento de justicia y el karate se armonizan y encuentran su correcta aplicación.Esto explica la dificultad de algunos principiantes en comprender el espíritu del Budo. 4º Antes de conocer a los demás. lo que no puede aceptarse como karate. 2º No utilizar el Karate sin motivo: Uno de los grandes méritos de las Artes Marciales es inculcar la paciencia. la segunda. la del hombre indisciplinado. la timidez. El espíritu del Bushido consiste en armarse de paciencia hasta límites extremos. es lo que permite obrar en consecuencia. es vital estar armado del "derecho" para que el coraje salga espontáneamente.. es más difícil dominarse siendo un buen karateka. etc. Este principio va ligado a un problema de conciencia. por ello el "Rei" exterior debe ir acompañado de un sincero respeto interior.desaparece de pronto en un combate. lo que se piensa y lo que se siente es lo que realmente aparece. Un viejo adagio del Ken-Jutsu dice: "La Katana sale de su vaina únicamente en caso de necesidad". Sabiendo evaluar las propias reacciones.

que al empujar la puerta intuyó una amenaza que le impulsó a llevar sus manos a la cabeza para protegerse y evitar así el golpe. comprobando el placer que experimentamos mientras practicamos karate. 6º No dejéis vagabundear vuestro espíritu: Esta máxima equivale a la japonesa "Pensad en lo que estáis haciendo". Más que un simple deporte. deseando valorar el grado de comprensión que habían adquirido en este arte. Lo ideal en el karate es entrenarse bien sea en combate. el karate a través de su práctica es una manera de ver la vida.. El maestro sonrió y se dijo para sí:"esto es desarrollar la intuición partiendo de una técnica perfecta". Un día. éste entró. lo que aprovecha el espíritu para escaparse. pero al empujar la puesta notó un peso extraño y al avanzar recibió en sus brazos. que ya había extendido. Luego. llamó al mayor. &iquest. forzando nuestro espíritu a vivir lo que estamos haciendo. Desgraciadamente tenemos la costumbre de realizar el entreno de forma mecánica. permitiendo que nuestro espíritu "flote" por las nubes o bien absorbidos en los problemas diarios. Hay que vigilar y estar atento disciplinando a nuestro espíritu. la vida en la cual conviene penetrar y continuar avanzando a lo largo de toda la vida con el fin de conseguir la . luego colocó en su sitio el pequeño orejero. de sentirla y apreciarla.5º De la técnica nace la intuición: Un maestro tenía tres hijos a los que enseñó el arte de la Katana. El maestro llamó luego a su segundo hijo.. en kata. el maestro colocó un pequeño orejero de madera en equilibrio encima de la puerta. evitando que la repetición de movimientos idénticos provoque un automatismo psíquico. 7º El fracaso nace de la negligencia: La negligencia ha sido siempre el peor de los errores. 9º La práctica del karate es de por vida: El aprendizaje del karate en sí mismo se realiza en algunos años. Lo ideal es que el karateka haga de su vida un inmenso Dojo. 8º El karate sólo se practica en el Dojo: El objetivo del karate es forjar el espíritu sano en u cuerpo victorioso. es este sentido positivo el que nos dará a conocer profundamente esta regla de oro. etc. el orejero de madera que volvió a colocar en su lugar. no obstante el Karate-Do es el camino. en el que cada "golpe" tiene una razón que permite realizarse y progresar. cuántos samuráis no perdieron la vida por haber cometido una simple negligencia?. La verdadera intuición del peligro nace de la maestría progresiva que se adquiere en la práctica del karate.

ardientemente. En otras palabras querer ganar al precio que sea no es. es necesario conservar este espíritu y revestirse de él. No obstante es indispensable tener en el fondo del corazón. ciertamente. "Aquel que jamás ha perdido no sabe lo que es ganar" dice otra máxima. El ardor cuando desaparece y se convierte en indiferente. 10º Tratar los problemas con espíritu del karate: Cuando se combate es necesario combatir con todas las fuerzas hasta la muerte. por lo tanto. de lo contrario se enfría. 12º No alimentéis la idea de vencer. conocer los katas. hace del más fuerte un hombre débil. ya que una práctica asidua es indispensable. la mejor manera de vencer. ya que ella muestra la actitud a adoptar durante el combate cuando se es budoka. éste es el espíritu del karate en que no hay límites prefijados en el aspecto único del combate. es necesaria la perseverancia. Acordarse de ello supone evitar "la trampa del agua fría". no debe olvidarse que el karate es un deporte de defensa personal. No es suficiente. sin esta convicción se es fácil . Para adquirir esta fuerza vital. o expresado de esta forma: "el espíritu de la victoria a cualquier precio" es la mejor manera de conseguir numerosos enemigos. por cuanto esta tendencia se capta muy fácilmente. y que el Karate-Do es un camino en que la práctica sirve para consolidar en todos los planos de la vida. la convicción de no doblegarse jamás ante el enemigo. de capital importancia avivar esta pasión por el karate de una manera constante. sino declina. pero tampoco la de ser vencido: Esta regla de oro describe la idea del Budo. no sólo desde el punto de vista del combate físico sino también moral. Tanto si un karateka está dotado de grandes cualidades como si no.alegría de vivir. es por lo tanto. pararse en este momento en que debe decidirse la continuidad sin relajación. No debe limitarse el karate a un aspecto de combate si falla la alegría de practicarlo. Pero no debe disminuir por el mero hecho de enfrentarse al menor de los problemas cotidianos que puedan presentarse. igual que en la vida cuando se es simplemente un hombre. es un gran error. contra todas las dificultades de la vida. Al contrario. El ardor por la práctica del karate debe mantenerse de una manera constante. 11º El karate es como el agua hirviendo: El agua hirviendo permanece así por que se la tiene sometida a elevada temperatura. y realizar tres o cuatro años de práctica pensando que ya se es suficiente fuerte.

Es ésta una verdad que todo budoka constata muchas veces cuando se entrena. en el combate conviene adoptar la misma estrategia. es imprescindible estar dotado de un espíritu claro y de acero para utilizar las armas naturales. hay que dar la sensación que los miembros son verdaderas Katanas y que el golpe descargado ha sido tremendamente eficaz. de esta forma puede llegar a todas partes. adaptándose a la configuración del terreno. de un lado de fortificar los miembros para que golpeen rápidamente y con eficacia. batiendo y frustrando al adversario en su propio terreno. para poder atacarle en el preciso momento que se descuide. reside en el arte de dirigirlo: Esta regla de oro.presa del temor y del orgullo. sed como el agua: inaprensibles. 14º El secreto del combate. ya que el agua discurre. como Katanas defensivas. 13º Adaptar la actitud en función de vuestro contrincante: Frente a un enemigo más fuerte. sistema de vencerle es conducir el combate de la manera que nos sea más favorable. La victoria depende de la capacidad de penetrar. más permaneciendo calmado en sí mismo y el espíritu constante para no ser vencido a ningún precio. más aún. esta regla de oro significa que es necesario saber adoptar una estrategia de acuerdo con las características del enemigo que nos ha tocado en suerte. resulta aún más importante en el caso de que el adversario sea el más fuerte. sino esquivad con flexibilidad. es decir. el único. seguir al contrario. y de otro lado. La expresión "emplear la estrategia del agua": el agua no escoge dirección alguna. . es por ello indispensable desarrollar la máxima capacidad que permita desenvolverse y moverse en función de las características del adversario que nos hace cara. Bajo los efectos de la cólera es fácil caer en la tentación de querer vencer a cualquier precio. Esta regla. el agua sigue el curso natural del suelo. es igualmente un recuerdo preciso: la Katana. lo mismo que las armas naturales no deben ser utilizadas nada más que para defenderse. 15º Que las manos y pies golpeen como un sable: Esta regla nos recuerda la necesidad. en el combate utilizarlos como verdaderos cuchillos. No huyáis jamás. es un poco consecuencia de la anterior.

17º Kamae. no obstante. toda la pureza que existe en el kata. y el compendio. la imprudencia. y busca la forma de combatir lo mismo los enemigos exteriores. fruto de una experiencia varias veces milenaria. y se han ido transmitiendo de maestros a discípulos en el decurso de los siglos. y que el kamkae. enemigos. 18º Lo Katas deben ser realizados correctamente en el combate real. permanece en aquel que la ha conseguido sobre sí mismo y solamente esta victoria será la que llevará al más allá. no existe ningún Kamae especial. el combate real es el karate. de ahí que sea bueno estudiarlas todas así como conocer sus variantes y dominarlas. no está en el cuerpo. no son enemigos físicos. el sentido real de ello. sino en el espíritu. deben ser combatidos con el mismo ardor. de ahí que los movimientos sean libres. no es preciso de ningún Kamae especial. es la postura base y la más eficaz. sus movimientos se adaptan a las circunstancias: Los katas. es el Kamae. No significa que vayáis a ser atacados por diez mil enemigos. este no es más que un medio de vencer a otro adversario de mayor envergadura: uno mismo. como posición tiene menos importancia que la tensión atenta en nuestro espíritu. por ello no debe limitarse el karate al combate físico. es el Bushido. eso sí. . han sido ideados hace mucho tiempo. los diversos Kamae. simbolizan la tradición del karate. su práctica asidua y fiel es necesaria para dominarlas y adquirir así el sentido del combate en el combate. El Bushido es una escuela de formación humana. que los interiores. verdadera victoria. pero sí en cambio que son adversarios más terribles aún. como se desprende literalmente de este dicho. Después se puede adoptar una guardia espontánea: Kamae. el combate contra sí mismo es el Karate-Do. Desde el punto de vista del karate. conservando. o posición de guardia. no obstante. es imposible defenderse y atacar con un orden preciso. El entrenamiento es el deporte. es la regla para el principiante. la indisciplina y de las palabras y pensamientos incontrolados que arruinan la vida. Ambos enemigos. en otras palabras. diez mil enemigos os esperan: Se trata de un viejo proverbio del Bushido. existe en cada Budo. se trata de la negligencia. el Kamae en el espíritu es la expresión que explica que es necesario tener cuidado de todo lo que nos rodea. el todo de este arte marcial. a simple vista parece que exista posposición a los dos enunciados: Kamae es la base y la otra. en el momento de franquear el dintel de la puerta de vuestra casa. sino que diez mil significa "muchos".16º Al franquear el umbral de vuestra casa.

y por lo que respecta a sí mismo. y del cual es necesario considerar su envergadura. No es ciertamente necesario apresurarse. su fuerza física y la técnica en el combate. 20º Profundidad en vuestro pensamiento: En efecto. manifiestan que han procesado veinte años para alcanzar la vía. los grandes maestros Miyamoto Musashi o Yamaoña fundador de la escuela Muto. lo mismo en la ejecución de un kata que en combate real. es necesario combatir en función de estos tres factores. en la medida que se ama el Budo. . como un camino que debe recorrerse en esta vida. Esta regla se aplica tanto a ti mismo con el adversario que nos ha tocado en suerte.19º Estos criterios se aplican. sin tener en cuenta los años que hagan falta para ello cinco o seis años son insuficientes para comprender el espíritu del Budo en toda su profundidad. es necesario profundizar al máximo. ya que los beneficios físicos y mentales de la práctica del karate aparecen progresivamente al cabo de los años. Oss.