‘’El Príncipe’’ y el liderazgo dentro de las empresas Dado el contexto de la obra de Maquiavelo, muchos de los aportes en su obra de más

de 500 años de antigüedad se enfocan en la esfera gubernamental o de los estados de poder del gobierno de esa época (que incluso puede aplicarse a los gobiernos de ahora ) siendo precisamente ese el tema central que Maquiavelo trataba al desarrollar su pieza literaria. Sin embargo, algunas ideas contenidas en „‟El Príncipe‟‟ son contrastables con el desarrollo de la cultura organizacional y, principalmente, de la forma como el líder debería gestionar y guiar los recursos humanos de la organización con el fin de alcanzar los objetivos de la empresa. UN LÍDER NO DEBE NI SER AMADO NI SER TEMIDO Aquel jefe que no controla equitativamente el cumplimiento de las tareas asignadas, aquel que no “castiga” la desobediencia, aquel que no verifica el acatamiento de las normas de la organización, será amado por quienes hayan escapado airosamente de tales circunstancias, pero la bonanza no será de largo plazo. Porque las empresas tienen como objetivo generar ganancias con la utilización de la menor cantidad de recursos posibles y deshacerse de aquellos que entorpecen el camino. Las palabras de las que Maquiavelo se vale para darle una respuesta a la pregunta de si se debe ser amado o temido, pueden resultar hirientes y hasta ofensivas para algunos. Sin embargo no están faltas de verdad y es solo cuestión de buscar el sentido más profundo del concepto. “... La respuesta es que ambas cosas son deseables, en el caso de que haya que prescindir de una de las dos, es más seguro ser temido que ser amado. Porque, en general, se puede afirmar que los hombres son ingratos, inconstantes, falsos y fingidores, cobardes ante el peligro y ávidos de riqueza; y mientras les beneficias, son todos tuyos: te ofrecen su sangre, sus bienes, su vida y sus hijos, como antes dije, cuando la necesidad está lejos; pero cuando la necesidad se acerca te dan la espalda.... A los hombres les da menos miedo atacar a uno que se hace amar que a uno que se hace temer, porque el amor se basa en un vínculo de obligación que los hombres, por su maldad, rompen cada vez que se opone a su propio provecho, mientras que el temor se basa en un miedo al castigo que nunca te abandona...” Hay que tener en cuenta que si bien las personas con las que uno diariamente trabaja son importantes, y es necesario conocerlas para optimizar su desempeño, es realmente poco operativo buscar en ellas el consenso para toda decisión. Tan solo basta imaginarse si para cada decisión el presidente de una nación tuviera que convocar a elecciones. Por tanto no debe buscarse la aceptación de los demás, o el ser amado, como un concepto vacío y falto de contenido o como un fin en sí mismo.
 Tal vez la respuesta tampoco sea el ser temido, porque inhibe la creatividad, la participación con el aporte de ideas y la cooperación. Pero sí tener una visión clara de lo que se espera del grupo y la firmeza suficiente para enfrentar las situaciones en las que se requiera de una decisión que, aunque impopular sea la adecuada. El propósito y lo ideal es buscar el equilibrio entre ambos (entre ser temido o ser amado) según la circunstancia que se considere. NI SER AMADO porque
  Se cae en el amor obsecuente y vacío


‟‟ . anulando a quien pueda ser un posible cabecilla de motines y rebeliones. de lo cual tiene que abstenerse. Haciendo referencia a Maquiavelo encontramos que en su libro titula a su capítulo XIX ¿Cómo evitar el odio y el desprecio? Y clasifica a cada uno de ellos de la siguiente manera: “El odio nace sobre todo. debe procurar que su decisión sea irrevocable. en cuanto a los conflictos privados entre súbditos. pusilánime e indeciso. valor.
 Llegar al desprecio y al odio implica haber pasado la barrera del respeto y la tolerancia. superficial.   Impide poner distancia y aplicar sanciones cuando corresponden
 Indefectiblemente la relación laboral se dilata y es difícil poner orden Es mal interpretado y de él se esperan. e ingeniárselas para que en sus acciones se reconozcan grandeza. prudencia y fortaleza.. dando acogida a los hombres virtuosos. porque nadie está exento de tener entre sus filas a un tercio que estará siempre a favor. El desprecio nace cuando el príncipe se le considera inestable. algo que debe rehuir como si fuera un escollo en su camino. .” El buen líder deberá tener la suficiente inteligencia y habilidad para saber hasta dónde permitir que la cuerda se tense sin que su imagen se vea desvirtuada y demostrar con fundamentos que de las riendas él es el dueño. afeminado. Dos elementos de importancia a la hora de las relaciones laborales porque incitan a acciones más violentas y dañinas que las vistas anteriormente con el amor y el temor. y sería aconsejable el SER TEMIDO desde el punto de vista de la firmeza y el respeto a la autoridad para los momentos en los que el grupo debe alinearse detrás del objetivo y dejarse guiar por un líder que concentre las fuerzas de manera de tener al rebaño junto para que el enemigo no lo tome por sorpresa. situaciones en las que cualquier líder pierde el control del grupo y del cual es difícil volver atrás. Reconocer esfuerzos Maquiavelo en su capítulo ¿Qué debería hacer un príncipe para ser estimado? menciona lo siguiente: “Un príncipe también debe mostrar aprecio por las virtudes. como ya he dicho. DEBERES DE UN LÍDER SEGÚN MAQUIAVELO No mostrarse débil Siguiendo el camino de las emociones tenemos al desprecio y al odio. erróneamente. y honrando a los que destacan en una actividad. otro tercio que será indiferente y el último y más conflictivo el que buscará el desacuerdo en todo momento.. cuando el príncipe roba y usurpa los bienes y las mujeres de sus súbditos. y que goce de tanta estima que nadie piense siquiera en engañarle o embaucarle. favoritismos NI SER TEMIDO porque
     El terror no conduce a un buen fin
 Inhibe la colaboración
 En un marco de miedo no hay premios que incentiven ni castigos que corrijan No permite el trabajo en equipo sino el sálvese quien pueda Es bueno SER AMADO como resultado de generar un clima apropiado de trabajo donde se valore la cooperación.

además de mantener a los suyos bien organizados y entrenados. cómo son las entradas de los valles. Maquiavelo. Generalmente en primera instancia se pierde el horizonte. Por otro parte. y acostumbrar así su cuerpo a la fatiga.Situando estas palabras en el contexto de una organización. y en la paz debe ejercitarse aún más que en la guerra.. y conocer cuál es la naturaleza de los ríos y de los pantanos. dedicando a todo ello gran atención.. no se administran bien los recursos y lo que pudo ser solucionado sin mayores complicaciones.. Por tanto un líder no debe tomar estas acciones con el solo propósito de ser estimado. porque cuando uno menos lo espere ese cambio es inevitable y ya no da tiempo a elaborar un adecuado plan de acción. que al parecer no dejó nada al azar. y considerar las acciones de los hombres más ilustres. para qué cambiar”. en lo que respecta a ejercitar la mente. al trabajo bien hecho. Es obvio que resulta mucho más fácil desempeñarse en condiciones óptimas.. debe dedicarse con frecuencia a las cacerías.nunca debe alejar su pensamiento del ejercicio de la guerra.. cómo se extienden las llanuras. ESTAR SIEMPRE ALERTA Y SER FLEXIBLES ANTE EL CAMBIO Se ve a menudo que al presentarse épocas de crisis lo más agravante es la falta de conocimiento y la habilidad para manejarse durante estos tiempos. . En cuanto a la acción. termina siendo el peor momento de la empresa en toda su historia.. si no más bien reconocer que es tan necesario el ser estricto y exigente a la hora de considerar los resultados como el incentivar y motivar adecuadamente para que en el momento de pedir un esfuerzo más pueda encontrar una respuesta satisfactoria. la mejora continua. porque así como se hacen los análisis FODA de la organización también es importante hacer el propio.”
 Si bien debe ser una característica de los buenos líderes el ser proactivos y dinámicos. no hay que olvidar que lo que llamamos líderes son en definitiva seres humanos. . . cosa que puede hacer de dos maneras: con la acción y con la mente. el príncipe debe leer los ejemplos que da la historia.
 En cuanto a ser flexibles todo radica en que una vez que se percibe un cambio externo no hay que ser necios ni guiarse por la frase “si así todo está bien.. nunca falta el momento de debilidad en el que el factor sorpresa es determinante. y expresa al respecto: “.” En conclusión Maquiavelo nos manifiesta que es prioridad estar atento. Y si bien no es concebible un líder que no busque la excelencia..“si los hombres supieran cambiar su naturaleza de acuerdo con los tiempos y con las cosas. la mejor calidad y la eficiencia. no es otra cosa que el premio al esfuerzo. y saber cómo se elevan las montañas. y es menester conocer las propias debilidades y fortalezas. y en parte aprender cuáles son las características de cada lugar. pero las capacidades se demuestran en momentos donde no todo parece ser lo apropiado. la suerte no cambiaría.