UNIDAD SIETE LA EVASIÓN TRIBUTARIA

1. 2. 3. 4. 5. LA INFRACCION TRIBUTARIA CLASES DE INFRACCIONES SANCIONES EXTINCIÓN DE LAS ACCIONES Y SANCIONES DERECHO TRIBUTARIO PENAL

7 – LA EVASIÓN TRIBUTARIA
1 - LA INFRACCION TRIBUTARIA
 CONCEPTO En la resolución que expide la autoridad administrativa pueden también imponerse sanciones a las infracciones tributarias previstas por la ley y en la medida que ésta determine, pues en este punto rige igualmente el principio de legalidad. (Art. 70 C. Tributario) Infracción tributaria es toda acción u omisión que implique violación de normas tributarias sustantivas o adjetivas, sancionada con penas establecidas con anterioridad a esa acción u omisión. (Art. 340 C. Tributario)

2 - CLASES DE INFRACCIONES
Las infracciones tributarias son de tres clases: (Art. 341 C. Tributario) - DELITOS Son la defraudación y los delitos aduaneros, en los términos tipificados y sancionados en el Código Tributario y en la Ley Orgánica de Aduanas. (Art. 379 C. Tributario) (Art. 82 Ley Orgánica de Aduanas) - CONTRAVENCIONES Son las acciones u omisiones de los contribuyentes, responsables o terceros o de los empleados o funcionarios públicos, que violen o no acaten las normas legales sobre administración o aplicación de tributos, u obstaculicen la verificación o fiscalización de los mismos, o impidan o retarden la tramitación de reclamos, acciones o recursos administrativos. (Art. 385 C. Tributario) - FALTAS REGLAMENTARIAS Son las violaciones de reglamentos o normas secundarias de obligatoriedad general, que no se encuentren comprendidas en la tipificación de delitos o contravenciones. (Art. 389 C. Tributario)

3 - CLASES DE SANCIONES
En materia tributaria existen las siguientes sanciones: (Art. 349 C. Tributario) - DECOMISO Consiste en que el dominio o propiedad de los bienes objeto del delito pasa al sujeto acreedor del tributo. (Art. 354 C. Tributario) Por ejemplo, en los delitos aduaneros, las mercaderías incautadas pasan a propiedad de la administración tributaria. (Art. 84, literal b Ley Orgánica de Aduanas) (Art. 87 Ley Orgánica de Aduanas) - MULTA

Es la cantidad de dinero, que el sujeto pasivo tiene que pagar a la administración tributaria, en proporción al valor de los tributos que trató de evadir o al de los bienes materia de la infracción. Las multas no pueden sustituirse con penas de prisión en ningún caso. Las multas deben ser pagadas sin perjuicio del deber de cumplir la respectiva obligación tributaria. La responsabilidad por una sanción pecuniaria se extiende a las costas procesales, es decir a la cantidad de dinero que el infractor debe pagar a la administración tributaria, por los gastos que haya sido necesario realizar en la tramitación del respectivo proceso. (Art. 355 C. Tributario) - PRISIÓN En materia tributaria se establece la pena de prisión para los delitos de defraudación, que es distinta e independiente de las sanciones administrativas aplicables tales como: el decomiso, la multa y clausura del establecimiento. Estas penas tienen un máximo de cinco años Las penas de prisión pueden ser sustituidas por el pago de multas, en los casos en que la ley lo permita, aunque ya se haya empezado a cumplir la pena de prisión. (Art. 356 C. Tributario) Cuando se ha impuesto una pena de prisión por primera vez, en la misma sentencia se la puede suspender; suspensión que tendrá efecto siempre y cuando durante el tiempo fijado para la prescripción de la pena, el infractor no vuelva a cometer otro delito. Hay que aclarar que esta condena condicional no suspende la ejecución de las penas de multa, el pago de las costas ni el decomiso. (Art. 357 C. Tributario) (Art. 358 C. Tributario) - CANCELACIÓN DE INSCRIPCIONES Y PATENTES Estas sanciones pueden ser impuestas a quienes han cometido infracciones graves, como en los casos de contrabando y defraudación, en actividades relacionadas con el comercio y la industria. Quien hubiere sido sancionado con pena de cancelación de inscripción o de patente podrá rehabilitarlas, transcurrido un año desde la ejecutoria de la sentencia que impuso la pena, si dentro de ese lapso no hubiere sido condenado por un nuevo delito tributario. (Art. 359 C. Tributario) - CLAUSURA DEL NEGOCIO O ESTABLECIMIENTO Consiste en la suspensión del funcionamiento del local como de las actividades que en él realiza el sujeto pasivo. Esta sanción, de acuerdo al Código Tributario, no puede exceder de tres meses, e inclusive puede ser suspendida, por la misma autoridad que la ordenó, cuando se compruebe que se ha subsanado la causa que la motivó. (Art. 360 C. Tributario) Adicionalmente, la Ley para la reforma de las Finanzas Públicas (R.O. 181-S, 30-IV-99), introduce la figura de la clausura con nuevas características y la define como un instrumento de carácter general para lograr el efectivo control de los contribuyentes y las recaudaciones. La clausura, conforme dicha Ley, es un acto administrativo de carácter reglado e impugnable, mediante el cual el Director del Servicio de Rentas Internas, por sí o mediante delegación, suspende el funcionamiento de los establecimientos de los sujetos pasivos. Son competentes para determinar los casos que fundamentan esta sanción, los funcionarios designados por el Servicio de Rentas Internas, quienes levantarán, bajo su responsabilidad, actas probatorias que darán fe pública de las infracciones detectadas. La orden de clausura debe ser fundada y basarse en hechos y pruebas objetivas. En caso de sanciones infundadas, el Servicio de Rentas Internas es responsable por los daños y perjuicios irrogados al contribuyente, sin perjuicio de la destitución y acciones penales contra el funcionario actuante. La clausura de un establecimiento, de acuerdo a la referida Ley, procede en los siguientes casos:

- Falta de declaración de los sujetos pasivos, en las fechas y plazos establecidos, aún cuando en la declaración no se cause impuestos; - No proporcionar la información requerida por la Administración Tributaria, en las condiciones que pueda proporcionar el contribuyente; - No entregar los comprobantes de venta o entregarlos sin que cumplan los requisitos legales o reglamentarios. Esta sanción se aplicará sin perjuicio de la acción penal a que hubiere lugar y no podrá ser sustituida con sanciones pecuniarias, Los tribunales distritales de lo Fiscal resolverán, en el plazo máximo de diez días, las impugnaciones a las resoluciones de clausura que imponga la Administración Tributaria. La resolución de los tribunales distritales de lo Fiscal se dictará sobre la base del expediente formado por la Administración y de las pruebas que presente el sujeto pasivo al impugnar la clausura. Para los casos de falta de declaración y de falta de información, la Administración Tributaria notificará al sujeto pasivo concediéndole el plazo de diez días para que cumpla las obligaciones tributarias en mora o justifique objetivamente su incumplimiento; de no hacerlo, la Administración Tributaria procederá a imponer la sanción de clausura por el plazo de siete días, previa la notificación con la imposición de la sanción de clausura, que será ejecutada en el plazo de un día contado desde la fecha de notificación. Esta clausura no se levantará mientras no se satisfagan las obligaciones en mora, sin perjuicio de otras sanciones que fueren aplicables. Si se comprobare de manera flagrante la no entrega de los comprobantes de venta o la entrega de éstos sin cumplir los requisitos legales o reglamentarios, no será necesaria la notificación y la clausura será automática. Para estos casos la clausura será de siete días. La clausura se efectuará mediante la aplicación de sellos y avisos en un lugar visible del establecimiento sancionado. Si los contribuyentes reincidieren en las faltas que ocasionaron la clausura, serán sancionados con una nueva clausura por un plazo de diez días, la que se mantendrá hasta que satisfagan las obligaciones en mora; Para la ejecución de la orden de clausura, la Administración Tributaria podrá requerir el auxilio de la Fuerza Pública, que será concedido de inmediato sin ningún trámite previo. (Disposición General Séptima Ley para la Reforma de las Finanzas Públicas) - INCAUTACIÓN Además de la clausura, la Ley para la Reforma de las Finanzas Públicas (Ley 99-24, R.O. 181-S, 30-IV-99), prevé la incautación como instrumento de carácter general para lograr el efectivo control de los contribuyentes y las recaudaciones. Ésta puede ser de dos tipos: - INCAUTACIÓN PROVISIONAL Es también un acto administrativo de carácter reglado e impugnable. Son competentes para determinar los casos que fundamentan esta sanción, los funcionarios nombrados para el efecto por el Servicio de Rentas Internas, quienes levantarán, bajo su responsabilidad, actas probatorias que darán fe pública de las infracciones detectadas. La orden de incautación provisional debe ser fundada y basarse en hechos y pruebas objetivas, si fuese infundada, el Servicio de Rentas Internas es responsable por los daños y perjuicios irrogados al contribuyente, sin perjuicio de la destitución y acciones penales contra el funcionario actuante. Procede en los siguientes casos: - Si el comprador no porta o exhibe el sustento de la adquisición de bienes, al momento de salir del local en que se los adquirió. En estos casos el comprador tendrá el derecho de devolver la mercadería inmediatamente al vendedor y recuperar el precio pagado;

- Si se mantiene en los establecimientos comerciales o empresariales, mercaderías de la actividad habitual de estos últimos, sin el correspondiente comprobante de venta o documento de importación; y, - Si se presta el servicio de transporte de mercadería sin portar la correspondiente guía que demuestre el origen lícito de la mercadería transportada, así como el almacenamiento de dicha mercadería por parte de terceros. El infractor podrá recuperar los bienes incautados provisionalmente si, dentro del plazo de treinta días en el caso de bienes no perecederos, y de dos días en el caso de bienes perecederos, acredita ante la autoridad administrativa competente su derecho de propiedad o posesión de los bienes incautados o, en su defecto, procede a pagar los tributos que debió satisfacer en la adquisición de dichos bienes. Los costos y gastos relacionados con el almacenamiento, mantenimiento, conservación y custodia de los bienes incautados provisionalmente, serán de cuenta del propietario, poseedor o legítimo tenedor de tales bienes y su pago será exigido previo al despacho de tales bienes. Como excepción se establece que las mercaderías que a la fecha de promulgación de la Ley para la Reforma de las Finanzas Públicas (Ley 99-24, R.O. 181-S, 30-IV-99), se encuentren en poder del contribuyente, no podrán ser objeto de incautación provisional por el plazo de ciento veinte días, contados desde el 30 de abril de 1999. En este tiempo el contribuyente deberá presentar al Servicio de Rentas Internas el detalle de las mercaderías, que servirá como justificación suficiente de su legítima tenencia. (Disposición General Séptima Ley para la Reforma de las Finanzas Públicas) - INCAUTACIÓN DEFINITIVA Procede cuando no se acredita la legítima tenencia de los bienes incautados provisionalmente. En estos casos el Servicio de Rentas Internas declarará en abandono y podrá rematar dichos bienes, destruirlos o donarlos, salvo que se interponga recurso de apelación ante el Tribunal Distrital de lo Fiscal, el mismo que está obligado a resolverlo en el término de treinta días, en mérito a los comprobantes de venta y más documentos autorizados que legitimen la tenencia de los bienes incautados. De haber impugnación, la incautación provisional de bienes se convertirá en incautación definitiva, si así lo resuelve el Tribunal Distrital de lo Fiscal, caso en el cual el Servicio de Rentas Internas podrá rematarlos, destruirlos o donarlos. (Disposición General Séptima Ley para la Reforma de las Finanzas Públicas) - SUSPENSIÓN O DESTITUCIÓN EN EL DESEMPEÑO DE CARGOS PÚBLICOS En el caso de suspensión, ésta no puede exceder de seis meses, tiempo durante el cual el funcionario sancionado no tiene derecho a recibir sus remuneraciones ni pago por concepto alguno. Esta pena se ejecutará desde el primer día del mes siguiente al de la fecha en que se ejecutorió la sentencia que la impuso. (Art. 361 C. Tributario) En cuanto a la destitución, ésta se aplica cuando el empleado o funcionario público ha sido sancionado por un delito en el que ha participado como autor, cómplice o encubridor, o cuando ha reincidido en la comisión de una contravención. Si la destitución es por delito, el empleado o funcionario queda inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 3 años, y en el caso de contravenciones, por un año. (Art. 362 C. Tributario)

4. EXTINCIÓN DE LAS ACCIONES Y SANCIONES
- POR MUERTE DEL INFRACTOR En materia tributaria la responsabilidad es tanto personal como real. La primera es aquella que trae como consecuencia el que el infractor reciba una sanción de privación de su libertad, lo cual, como habíamos visto antes, ocurre sólo en los casos en que se ha cometido delitos tributarios. La segunda, en cambio, trae como consecuencia que las sanciones tributarias no recaigan sobre la persona del infractor, sino solamente sobre sus bienes. (Art. 365 C. Tributario) Existen casos en los que una misma infracción del sujeto pasivo, le puede acarrear responsabilidad personal y también real; así por ejemplo en el contrabando: el infractor es privado de la libertad y los objetos materia del delito son decomisados, todo esto sin perjuicio de las demás sanciones pecuniarias que puede merecer, como son multas, etc.

La responsabilidad personal se extingue con la muerte del infractor (quien haya cometido un delito como autor, cómplice o encubridor); mientras que la responsabilidad real subsiste si los negocios, actividades o bienes fueron propios del infractor, transmitiéndose a sus herederos; y si no fueron propios, deberán responder aquellas personas por quienes o a cuyo nombre el infractor cometió el ilícito.

- POR PRESCRIPCIÓN La prescripción extingue la posibilidad de ejercer la acción a que tiene derecho la administración tributaria, por no haberla ejercido en el tiempo que señala la ley. La acción por infracciones tributarias, se haya o no iniciado el respectivo enjuiciamiento, prescribe en el plazo de cinco años en el caso de delitos, y en tres años cuando se trate de contravenciones o faltas reglamentarias. Este plazo comienza a contarse desde la fecha en que se produjo la tentativa o se consumó la infracción. (Art. 366 C. Tributario) En cuanto a la prescripción de las sanciones, cuando se trata de pena privativa de la libertad, ésta prescribe al transcurrir un tiempo igual al de la pena impuesta, plazo que comienza a correr desde que la respectiva sentencia se haya ejecutoriado. En cuanto a las penas pecuniarias, éstas prescriben en cinco años, contados desde que la sentencia se ha ejecutoriado, y se interrumpirá por la citación del auto de pago. (Art. 367 C. Tributario) - POR LOS MODOS EN QUE SE EXTINGUEN LAS OBLIGACIONES TRIBUTARIAS El Código Tributario agrega que tanto la acción como las sanciones se extinguen por los demás modos con que se extinguen las obligaciones tributarias, es decir, la solución o pago, la compensación, la confusión y la remisión. (Art. 364 C. Tributario)

5 - DERECHO TRIBUTARIO PENAL
A - PRINCIPIOS BÁSICOS DEL DERECHO TRIBUTARIO PENAL  PRESUNCIÓN DE CONOCIMIENTO DE LAS LEYES En esta materia, al igual que en toda la legislación ecuatoriana, rige el principio según el cual se presume de derecho que las leyes penales tributarias son conocidas por todos. Sin embargo la norma correspondiente del Código Tributario (Art. 338) contiene una salvedad adicional, cuya interpretación plantea graves dificultades. La norma dice así: "Se presume de Derecho que las Leyes Penales Tributarias son conocidas por todos. Por consiguiente, nadie puede invocar su ignorancia como causa de disculpa, salvo el caso de que la transgresión de la norma obedezca a error, culpa o dolo, o a instrucción expresa de funcionarios de la Administración Tributaria." Como se ve, en esta norma por una parte se presume que la ley es conocida por todos y que nadie puede exculparse alegando su ignorancia, pero por otra se admite la disculpa cuando se ha actuado con error, culpa, e inclusive dolo. El dolo (intención positiva de irrogar daño a otro) en sí conlleva conocimiento, de ahí la intención del sujeto que realiza el acto, lo que no sucede en el error o culpa, en los que se actúa en base a un conocimiento equivocado o a una negligencia. Tampoco cuando se ha obrado por la instrucción expresa de funcionarios de la administración tributaria, en la que el inferior, aunque tenga conocimiento, debe actuar de tal manera obedeciendo una orden de su superior. (Art. 338 C. Tributario)  PRINCIPIO DE TERRITORIALIDAD Toda infracción tributaria cometida dentro del territorio de la República, por ecuatorianos o extranjeros, debe ser juzgada y reprimida conforme a las leyes ecuatorianas.

Se entiende también cometida la infracción en el Ecuador, si la acción u omisión que la constituye, aun cuando sea realizada en el exterior, produce efectos en el país, por comportar de algún modo evasión tributaria parcial o total. (Art. 339 C. Tributario)  PRINCIPIO DE IRRETROACTIVIDAD Al igual que en el derecho penal común, las normas tributarias punitivas sólo rigen para el futuro. Sin embargo tendrán efecto retroactivo las más favorables, es decir las que suprimen infracciones o establecen sanciones más benignas o términos de prescripción más breves, y se aplicarán aun cuando hubiere sentencia condenatoria no ejecutada ni cumplida en su totalidad. (Art. 337 C. Tributario) (Art. 24 num. 2 CP)  OTROS Además de estos principios específicos en el ámbito tributario penal, también rigen los principios tributarios de legalidad, generalidad e igualdad, que han sido examinados anteriormente.  NORMAS SUPLETORIAS En materia penal tributaria, las normas y principios del Derecho penal común rigen supletoriamente, a falta de disposición tributaria expresa. (Art. 336 C. Tributario)

B - RESPONSABILIDAD PENAL TRIBUTARIA  CONCEPTO Se entiende como tal el grado de culpabilidad de las personas naturales, jurídicas o sociedades sin personalidad jurídica, por las infracciones tributarias que cometen, y que, en consecuencia, implican la aplicación de sanciones.  CLASES El Código Tributario establece dos clases de responsabilidad, la personal y la real. La primera significa que la sanción aplicable afecta directamente a la persona del infractor (por ejemplo se le sanciona privándole de la libertad); mientras que en la segunda la sanción afecta a los bienes del infractor (por ejemplo pierde la propiedad sobre determinados bienes o le toca pagar en dinero). (Art. 347 C. Tributario)  RESPONSABILIDAD PERSONAL: La tienen aquellas personas que cometieron la infracción, sea como autores, cómplices o encubridores.  RESPONSABILIDAD REAL: La tienen las personas naturales o jurídicas, negocios o empresas a nombre de quienes actuaron o a quienes sirvieron los autores, cómplices o encubridores de la infracción tributaria. En consecuencia, las entidades o empresas colectivas o económicas, tengan o no personalidad jurídica, los propietarios de empresas o negocios y los empleadores en general: - Responden solidariamente con sus representantes, directivos, gerentes, administradores o mandatarios, por las sanciones pecuniarias que correspondan a infracciones cometidas por éstos, en ejercicio de su cargo o a su nombre.

- Responden además por las sanciones pecuniarias que correspondan a infracciones tributarias de sus dependientes o empleados en ejercicio de su cargo o empleo o a su nombre.  CIRCUNSTANCIAS AGRAVANTES Son los actos, circunstancias o modos de cometer la infracción por parte de quien la ejecuta, que revelan una mayor peligrosidad. Por esta razón, si se comprueban estas circunstancias las penas son aumentadas. Son circunstancias agravantes: - Cometer la infracción por precio, recompensa o promesa; empleando la astucia, el disfraz, el ocultamiento o engaño o perpetrando el acto prevaliéndose el autor de su condición de autoridad; - Aprovecharse de un incendio, naufragio, sedición, tumulto, o conmoción popular u otra calamidad o desgracia pública o particular, para cometer la infracción; - Servirse de armas, en pandilla, o con auxilio de gente armada o de personas que aseguren la impunidad; - Tomar falsamente el título, las insignias o el nombre de la autoridad, o mediante orden falsa de ésta; - Buscar de propósito la noche o utilizar vías no abiertas al tránsito público o cualquier otra forma que impida el conocimiento o control de las autoridades tributarias respectivas; - Reincidir en la comisión de la infracción. Reincidencia existe cuando la misma persona o empresa hubiera sido sancionada por igual infracción a la pesquisada, dentro de los cinco años anteriores. Debe entenderse que la primera sanción haya sido establecida a través de una resolución ejecutoriada. (Art. 344 C. Tributario)  CIRCUNSTANCIAS ATENUANTES Son los actos o circunstancias de los cuales se deduce menor peligrosidad en el infractor, por lo cual determinan que las sanciones sean disminuidas. Son circunstancias atenuantes: - Haber desistido voluntariamente de consumar la infracción ya comenzada; - Haber procurado el infractor reparar el mal que causó o impedir consecuencias perjudiciales provenientes de la infracción, con espontaneidad y celo; - Haber delinquido por temor o violencia superables; - Presentarse voluntariamente a la administración tributaria respectiva, pudiendo haber eludido su acción con la fuga o el ocultamiento o en cualquier otra forma; - Ejemplar conducta del infractor, anterior y posterior al hecho que se le imputa; o conducta de amplia colaboración durante la determinación, fiscalización o investigación de su capacidad contributiva; - Rusticidad del infractor, de tal naturaleza, que revele claramente que cometió la infracción por ignorancia o error en cuanto al hecho que la constituye; - Confesión espontánea del infractor, cuando ésta es verdadera. (Art. 345 C. Tributario)  CIRCUNSTANCIAS EXIMENTES Son aquellas circunstancias relativas al infractor por las cuales, pese a que se cometió la infracción, la ley establece que éste quede exonerado de la pena.

Las circunstancias eximentes son las siguientes: - Incapacidad absoluta del agente, que en materia penal se conoce como inimputabilidad. Esta se da en el caso de los alienados mentales y de los menores de edad, y eventualmente de personas que pudieran estar en tal estado mental que les impida conocer y querer; - Fuerza mayor, temor o violencia insuperables ejercidos por otras personas. (Art. 346 C. Tributario)  SANCIONES Son las penas que se imponen a los infractores, según sea la gravedad y las circunstancias que rodeen al ilícito. Las sanciones pueden ser: - Decomiso; - Multa; - Prisión; - Cancelación de inscripciones en los registros públicos; - Cancelación de patentes y autorizaciones; - Clausura del establecimiento o negocio; y, - Suspensión o destitución del desempeño de cargos públicos. (Art. 349 C. Tributario) Al estudiar las facultades de la administración tributaria se analizaron la naturaleza y los alcances de cada una de estas sanciones.  EXTINCIÓN Las acciones y las sanciones por infracciones tributarias se extinguen por: - Muerte del infractor; - Prescripción; y, - Los demás modos por los cuales se extinguen las obligaciones tributarias. (Art. 364 C. Tributario) También al analizar las facultades de la administración tributarias se señalaron las circunstancias en que actúan estas causas de extinción.

LAS INFRACCIONES TRIBUTARIAS  CONCEPTO Es toda acción u omisión que implique violación de normas tributarias sustantivas o adjetivas, sancionadas con pena establecida con anterioridad a esa acción u omisión. Este concepto no hace sino recoger el principio de legalidad, según el cual no hay infracción sin ley previa que la tipifique y sancione. (Art. 24, num. 1 CP) (Art. 2, inc. 1 C. Penal)

 CLASES Las infracciones tributarias son: a) Los delitos (delitos aduaneros y defraudación); b) Las contravenciones; y, c) Las faltas reglamentarias.

a) DELITOS Son las infracciones de mayor gravedad. En materia tributaria los delitos son: la defraudación y los delitos aduaneros. (Art. 341 C. Tributario)  DELITOS ADUANEROS La Ley Orgánica de Aduanas, publicada mediante Decreto Ley 04, R.O. 396, 10-III-94, en su artículo 101 numeral 4, derogó los artículos del Código Tributario que se referían al contrabando, dicha Ley fue posteriormente sustituida por la nueva Ley Orgánica de Aduanas (R.O. 219, 26-XI-2003), que es la que actualmente trata sobre el tema de los delitos aduaneros.  DEFRAUDACIÓN Consiste en todo acto de simulación, ocultación, falsedad o engaño, que induce a un error en la determinación de la obligación tributaria, o por los que se deja de pagar en todo o en parte los tributos realmente debidos, en beneficio propio o de un tercero. (Art. 379 C. Tributario) La defraudación se agrava cuando interviene en ella, por razón de su cargo, un funcionario público. (Art. 380 C. Tributario)

 CASOS DE DEFRAUDACIÓN Constituyen casos especiales de defraudación: - La falsa declaración de mercaderías, cifras, datos, circunstancias o antecedentes que influyan en la determinación de la obligación tributaria; - La falsificación o alteración de permisos, guías de movilización, facturas, actas de cargo o descargo, marcas, etiquetas y cualquier otro documento destinado a garantizar la fabricación, consumo y control de bebidas alcohólicas; - La omisión dolosa de ingresos, la inclusión de costos, deducciones, rebajas o retenciones, inexistentes o superiores a los que procedan legalmente y, en general, la utilización en las declaraciones tributarias o en los informes que se suministren al Servicio de Rentas Internas, de datos falsos, incompletos o desfigurados, de los cuales se derive un menor impuesto causado. - En el caso de la declaración de retenciones en la fuente, constituye defraudación el hecho de no incluir en la declaración la totalidad de las retenciones que han debido realizarse, el efectuar las retenciones y no declararlas o el declararlas por un valor inferior; - La alteración dolosa en libros de contabilidad, en perjuicio del acreedor tributario, de anotaciones, asientos u operaciones relativas a la actividad económica, así como el registro contable de cuentas, nombres, cantidades o datos falsos; - Llevar doble contabilidad, con distintos asientos, para el mismo negocio o actividad económica; - La destrucción total o parcial, de los libros de contabilidad u otros exigidos por las normas tributarias, o de los documentos que los respalden, para evadir el pago o disminuir el valor de obligaciones tributarias;

- La falta de entrega, total o parcial, después de diez días de vencido el plazo para entregar al sujeto activo los tributos recaudados, por parte de los agentes de retención o percepción, de los impuestos retenidos o percibidos. (Art. 381 C. Tributario)

 SANCIONES MULTA: La defraudación ocasionada por falsificación o alteración de permisos, guías de movilización, facturas, actas de cargo o descargo, marcas, etiquetas y cualquier otro documento destinado a garantizar la fabricación, consumo y control de bebidas alcohólicas, se sancionará con multa de veinte unidades de valor constante a doscientas unidades de valor constante. La defraudación que se refiera a otros tributos, será sancionada con multa que, no siendo inferior al valor de los que se evadieron o pretendieron evadir, podrán ser de hasta el quíntuplo de esos tributos, según la gravedad y circunstancias de la infracción.

PRISIÓN: a) Independientemente de sanciones administrativas como decomiso, multa o clausura, cuando sea del caso, serán reprimidos con prisión de seis meses a tres años los contribuyentes que se encuentren incursos en los siguientes casos de defraudación: - La omisión dolosa de ingresos, la inclusión de costos, deducciones, rebajas o retenciones inexistentes o superiores a los que procedan legalmente y, en general, la utilización en las declaraciones tributarias o en los informes que se suministren al Servicio de Rentas Internas, de datos falsos, incompletos o desfigurados, de los cuales se derive un menor impuesto causado; - La alteración dolosa en libros de contabilidad, en perjuicio del acreedor tributario, de anotaciones, asientos u operaciones relativas a la actividad económica, así como el registro contable de cuentas, nombres, cantidades o datos falsos; - Llevar doble contabilidad, con distintos asientos, para el mismo negocio o actividad económica; - La destrucción total o parcial, de los libros de contabilidad u otros exigidos por las normas tributarias, o de los documentos que los respalden, para evadir el pago o disminuir el valor de obligaciones tributarias; En estos casos la responsabilidad recaerá en las personas que presenten la declaración por cuenta propia o en representación de terceros o de sociedades y en las personas que dolosamente hayan participado en la infracción. En el caso de personas jurídicas, sociedades o cualquier otra entidad que, aunque carente de personería jurídica, constituya una unidad económica o un patrimonio independiente de la de sus miembros, la responsabilidad por falta de declaración recae en su representante legal, si se establece que su conducta ha sido dolosa. En estos delitos, el auto cabeza de proceso se iniciará por excitativa fiscal que tendrá como antecedente la denuncia formulada por la máxima autoridad de la Administración Tributaria. Si en sentencia la denuncia es calificada como maliciosa o temeraria, la Administración Tributaria respectiva, responderá por los daños y perjuicios, sin perjuicio de la pena de prisión a que hubiera lugar. Es obligación de la administración tributaria formular la denuncia y luego actuar como parte en el juicio, cuando en sus actos firmes o resoluciones ejecutoriadas o en sentencias judiciales ejecutoriadas se establezca la presunción de la comisión de una defraudación tributaria. En los casos mencionados, la privación de la libertad procederá cuando se configure la tipificación de la defraudación definida en el Código Tributario; por lo tanto, ningún contribuyente podrá ser sancionado con la pena de prisión por el sólo hecho de no haber pagado los impuestos debidos; y, (Art. 383 C. Tributario)

b) La pena será de prisión de dos a cinco años para los casos de defraudación por apropiación de los impuestos recaudados por los agentes de retención o percepción. El delito se configurará cuando éstos no entreguen o no depositen en las cuentas del sujeto activo los tributos recaudados dentro de los diez días siguientes a las fechas y plazos establecidos para el efecto. La pena de prisión establecida en estos casos es distinta e independiente de las sanciones administrativas aplicables tales como: el decomiso, la multa y clausura del establecimiento, de conformidad con las disposiciones del Código Tributario y demás leyes tributarias. La responsabilidad por este delito recaerá en las personas que se desempeñen como agentes de retención o de percepción y en las personas que dolosamente hayan participado en la infracción. En el caso de personas jurídicas, sociedades o cualquier otra entidad que, aunque carente de personería jurídica, constituya una unidad económica o un patrimonio independiente de la de sus miembros, la responsabilidad recae en su representante legal, si se establece que su conducta ha sido dolosa. Si el agente de retención o agente de percepción es una institución del Estado, el funcionario encargado de la recaudación y entrega de los impuestos recaudados al sujeto activo además de la pena de prisión, será sancionado con la destitución y quedará inhabilitado, de por vida, para ocupar cargos públicos, si se apropiare de los impuestos recaudados. Es obligación de la Administración Tributaria formular la denuncia y luego actuar como parte en el juicio, cuando en sus actos firmes o resoluciones ejecutoriadas o en sentencias judiciales ejecutoriadas se establezca la presunción de la comisión de una defraudación tributaria. (Art. 383 C. Tributario)

 DOLO O CULPA Para que exista delito, sea en el ámbito aduanero o tratándose de delito de defraudación, es requisito indispensable la existencia de dolo o de culpa. (Art. 342 C. Tributario) El dolo consiste en la intención positiva de irrogar injuria a la persona o propiedad de otro, es decir, debe haber por parte del infractor la intención de causar daño, debe actuar con conocimiento y voluntad acerca del acto y sus consecuencias. (Art. 14 C. Penal) La culpa consiste en realizar un acto, cuyo resultado pudiendo ser previsto por el autor, sin embargo no es querido, y que se produce por negligencia (actos realizados en forma descuidada o desatenta), imprudencia (actos realizados sin medir los riesgos), impericia (cuando se actúa sin que medien determinados conocimientos o destrezas especiales) o inobservancia de la ley, reglamentos u órdenes, pero sin la intención de causar daño. (Art. 14 C. Penal)

 TENTATIVA EN LOS DELITOS Dentro del proceso que conlleva la realización de un delito, que puede ir desde la ideación hasta su consumación, existe la tentativa, es decir, la realización de actos idóneos, conducentes de modo inequívoco a la ejecución de un delito tributario, cuando éste no llega a consumarse por circunstancias ajenas a la voluntad del autor. En el caso de que a la tentativa le rodeen circunstancias agravantes, como por ejemplo, prevalerse el autor de su condición de autoridad o que el intento haya sido en la noche, la sanción será la que corresponda al delito como si en verdad éste hubiera llegado a consumarse. La simple tentativa, es decir sin circunstancias agravantes o atenuantes, es sancionada con la mitad de la pena que corresponda al delito consumado. (Art. 352 C. Tributario)

b) CONTRAVENCIONES Son las acciones u omisiones de los contribuyentes, responsables o terceros, o de los empleados o funcionarios públicos, que violan o no acatan las normas legales sobre administración o aplicación de tributos, u obstaculizan la verificación o fiscalización de los mismos, o impiden o retardan la tramitación de los reclamos, acciones o recursos administrativos. (Art. 385 C. Tributario)

 CASOS 1.- Incumplir el contribuyente o responsable, el tercero o el funcionario público los deberes formales que les imponen las leyes tributarias, aunque en la actualidad, como se analiza más adelante, el incumplimiento de algunos de estos deberes está tipificado como falta reglamentaria; (Art. 96 C. Tributario) (Art. 98 C. Tributario) (Art. 100 C. Tributario) 2.- No cumplir el funcionario o empleado de la administración tributaria los siguientes deberes sustanciales que les impone el Código Tributario: - El no recibir toda petición o reclamo, inclusive el de pago indebido, que presenten los contribuyentes, responsables o terceros que tengan interés en la aplicación de la Ley Tributaria y no tramitarlo de acuerdo a la Ley y a los Reglamentos; - No recibir, investigar y tramitar, por parte de los empleados y funcionarios de la administración tributaria, las denuncias que les sean presentadas sobre fraudes tributarios o infracciones de leyes impositivas de su jurisdicción; - No expedir, por parte de la administración tributaria, resolución motivada en el tiempo que corresponda, respecto de las peticiones, reclamos, recursos o consultas que presenten los sujetos pasivos de tributos o quienes se consideren afectados por un acto de la administración; - No acatar y hacer cumplir, por parte de la administración tributaria, los decretos, autos y sentencias expedidos por el Tribunal Distrital de lo Fiscal; (Art. 101 C. Tributario) 3.- Negarse el funcionario ejecutor, en el procedimiento coactivo, a recibir un escrito de excepciones o retardarse en remitir copias del proceso coactivo o de las excepciones al Tribunal Distrital de lo Fiscal, o que notificado no suspendiere el procedimiento de ejecución. (Art. 217 C. Tributario) 4.- Adquirir los bienes materia del remate o subasta por parte de las personas a quienes el Código Tributario prohíbe hacerlo; (Art. 207 C. Tributario)  ELEMENTOS CONSTITUTIVOS Para la configuración de las contravenciones es suficiente con que se produzca la transgresión de la norma. Esto quiere decir que independientemente de que el acto u omisión se cometa con dolo o con culpa, basta con que el autor no observe lo que manda la ley para que se produzca la contravención. (Art. 342 C. Tributario)  SANCIONES Las Contravenciones definidas en el Código Tributario y demás leyes tributarias serán sancionadas con multa de hasta doscientas unidades de valor constante (200 UVC´s). (Art. 46 Ley 51) En el caso de que sean funcionarios públicos los que, en razón de su cargo, cometan contravenciones, pueden ser sancionados con la suspensión del cargo hasta por dos meses, y en caso de reincidencia con la destitución, sin perjuicio de la multa señalada anteriormente. (Art. 388 C. Tributario) Vale la pena anotar, que la misma Ley para la reforma de las Finanzas Públicas que estableció las multas anteriormente anotadas, también reforma a la Ley 51 señalando que las contravenciones, tendrán una multa de hasta doscientas unidades de valor constante. (Art. 46 Ley 51) La máxima autoridad de la administración tributaria respectiva puede rebajar las penas pecuniarias impuestas por contravenciones (excepto cuando se trate de reincidencia o incumplimiento de un convenio de pago), hasta en un 80% en cualquier tiempo, siempre que se pagare la obligación tributaria adeudada y los intereses causados, o se aceptare un convenio de pago. (Art. 439 C. Tributario)

c) FALTAS REGLAMENTARIAS

Consisten en la inobservancia de normas reglamentarias, disposiciones o circulares administrativas de obligatoriedad general, que tienen por objeto agilitar y optimizar la recaudación de tributos, así como los trámites a nivel interno de las administraciones tributarias.  CASOS ESPECIALES -La presentación tardía o incompleta de las declaraciones de tributos; - La falta de presentación o presentación incompleta por parte de los sujetos pasivos o terceros, de los documentos que les haya requerido el sujeto activo de la relación tributaria, aunque sea sólo con fines estadísticos o de mera información; - El error o inexactitud de una declaración tributaria, siempre que no provenga de acción u omisión dolosa; (Art. 389 C. Tributario) La Ley para la reforma de las Finanzas Públicas (Ley 99-24, R.O. 181-S, 30-IV-99) incluye los siguientes casos adicionales de faltas reglamentarias: - No inscribirse o acreditar la inscripción; - No emitir comprobantes de venta con sujeción a las disposiciones aplicables o no exigirlos al momento de la compra; - No llevar libros y registros contables de conformidad con la ley; - No presentar declaraciones e información relativa a la determinación de las obligaciones tributarias; y, - No permitir el control de la Administración Tributaria y comparecer ante la misma. (Art. 341 C. Tributario)  ELEMENTOS CONSTITUTIVOS Para la configuración de las faltas reglamentarias, basta solamente la trasgresión de la norma.  SANCIONES La Ley 51 (R.O. 349, 31-XII-93, reformada por el Art. 49 de la Ley para la reforma de las Finanzas Públicas (Ley 99-24, R.O. 181-S, 30-IV-99), dispone que las faltas reglamentarias definidas en el Código Tributario y demás leyes tributarias serán sancionadas con multas de hasta cien unidades de valor constante. Las multas mencionadas como sanciones por faltas reglamentarias son incluidas en los títulos de crédito que se emiten por las obligaciones principales o se expide un título independiente por ellas. El pago de las multas no exime al infractor de cumplir con las obligaciones cuyo incumplimiento originó la sanción, siempre que la administración tributaria respectiva lo requiera. (Art. 391 C. Tributario) En caso de reincidencia las multas pueden ser duplicadas, hasta por 3 veces sucesivas, en progresión geométrica, aunque lleguen a superar el 50% del valor del tributo causado. (Art. 392 C. Tributario).

Título III DEL RECURSO DE CASACIÓN Art. 309.- Recurso de casación.- El recurso de casación en materia tributaria se tramitará con sujeción a lo dispuesto en la Ley de Casación. Capítulo I NORMAS GENERALES Art. 310.- Ámbito de aplicación.- Las disposiciones de este Código se aplicarán a todas las infracciones tributarias. Las normas y principios del derecho penal común, regirán supletoriamente y sólo a falta de disposición tributaria expresa. Art. 311.- Irretroactividad de la ley.- Las normas tributarias punitivas, sólo regirán para el futuro. Sin embargo, tendrán efecto retroactivo las que supriman infracciones o establezcan sanciones más benignas o términos de prescripción más breves, y se aplicarán aun cuando hubiere sentencia condenatoria no ejecutada ni cumplida en su totalidad, conforme a las reglas del derecho penal común. Art. 312.- Presunción de conocimiento.- Se presume de derecho que las leyes penales tributarias son conocidas de todos. Por consiguiente, nadie puede invocar su ignorancia como causa de disculpa, salvo el caso de que la transgresión de la norma obedezca a error, culpa o dolo, o a instrucción expresa de funcionarios de la administración tributaria. Art. 313.- Juzgamiento de infracciones.- (Reformado por el Art. 8 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Toda infracción tributaria cometida dentro del territorio de la República, por ecuatorianos o extranjeros, será juzgada y reprimida conforme a las leyes ecuatorianas. Se entenderá también cometida la infracción en el Ecuador, si la acción u omisión que la constituye, aun cuando realizada en el exterior, produzca efectos en el país. Capítulo II DE LAS INFRACCIONES TRIBUTARIAS Art. 314.- Concepto de infracción tributaria.- Constituye infracción tributaria, toda acción u omisión que implique violación de normas tributarias sustantivas o adjetivas sancionadas con pena establecida con anterioridad a esa acción u omisión. Art. 315.- Clases de infracciones.- (Sustituido por el Art. 9 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Para efectos de su juzgamiento y sanción, las infracciones tributarias se clasifican en delitos, contravenciones y faltas reglamentarias. Constituyen delitos los tipificados y sancionados como tales en este Código y en otras leyes tributarias. Constituyen contravenciones las violaciones de normas adjetivas o el incumplimiento de deberes formales, constantes en este Código o en otras disposiciones legales. Constituyen faltas reglamentarias las violaciones de reglamentos o normas secundarias de obligatoriedad general, que no se encuentren comprendidas en la tipificación de delitos o contravenciones. Art. 316.- Elementos constitutivos.- (Reformado por los Arts. 10 y 11 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).Para la configuración del delito se requiere la existencia de dolo. Para la de las contravenciones y faltas reglamentarias, basta la transgresión de la norma.

En los delitos, los actos u omisiones que los constituyen se presumen conscientes y voluntarios, pero será admisible la prueba en contrario. Art. 317.- Culpa o dolo de tercero.- Cuando la acción u omisión que la ley ha previsto como infracción tributaria es, en cuanto al hecho, resultante del engaño de otra persona, por el acto de la persona engañada, responderá quien lo instó a realizarlo. Art. 318.- Circunstancias agravantes.- (Sustituido por el Art. 12 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Son circunstancias agravantes, en lo que fuere aplicable, las establecidas en el Código Penal, además de las siguientes: 1a. Haberse cometido la infracción en contubernio con funcionarios de la Administración Tributaria o utilizando las bases de datos o informaciones que ésta posea; y, 2a. La reincidencia, que se entenderá existir, siempre que la misma persona o empresa hubiere sido sancionada por igual infracción a la pesquisada, dentro de los cinco años anteriores. Art. 319.- Circunstancias atenuantes.- (Sustituido por el Art. 13 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Son circunstancias atenuantes, en lo que fuere aplicable, las establecidas en el Código Penal, además de las siguientes: 1a. Haber reconocido la comisión de la infracción y reparado el perjuicio que causó; y, 2a. Presentarse voluntariamente a la administración tributaria respectiva, pudiendo haber eludido su acción con la fuga o el ocultamiento o en cualquier otra forma. Art. 320.- Circunstancias eximentes.- (Sustituido por el Art. 14 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Son circunstancias eximentes, en lo que fuere aplicable, las establecidas en el Código Penal, además de la siguiente: 1a. Que la trasgresión de la norma sea consecuencia de instrucción expresa de funcionarios competentes de la administración tributaria y que no proceda de una acción u omisión dolosa. Capítulo III DE LA RESPONSABILIDAD Art. 321.- Responsabilidad por infracciones.- La responsabilidad por infracciones tributarias es personal de quienes la cometieron, ya como autores, cómplices o encubridores. Es real, respecto a las personas naturales o jurídicas, negocios o empresas a nombre de quienes actuaron o a quienes sirvieron dichos agentes. Por consiguiente, las empresas o entidades colectivas o económicas, tengan o no personalidad jurídica, y los propietarios de empresas o negocios responderán solidariamente con sus representantes, directivos, gerentes, administradores o mandatarios, por las sanciones pecuniarias que correspondan a infracciones cometidas por éstos, en ejercicio de su cargo o a su nombre. Asimismo, son responsables las empresas, entidades o colectividades con o sin personalidad jurídica y los empleadores en general, por las sanciones pecuniarias que correspondan a infracciones tributarias de sus dependientes o empleados, en igual caso.

Art. 322.- Costas procesales.- La responsabilidad por las sanciones pecuniarias, se extiende, en todos los casos, también a las costas procesales.

Capítulo IV DE LAS SANCIONES Art. 323.- Penas aplicables.- (Sustituido por el Art. 15 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Son aplicables a las infracciones, según el caso, las penas siguientes: a) Multa; b) Clausura del establecimiento o negocio; c) Suspensión de actividades; d) Decomiso; e) Incautación definitiva; f) Suspensión o cancelación de inscripciones en los registros públicos; g) Suspensión o cancelación de patentes y autorizaciones; h) Suspensión o destitución del desempeño de cargos públicos; i) Prisión; y, j) Reclusión menor ordinaria. Estas penas se aplicarán sin perjuicio del cobro de los correspondientes tributos y de los intereses de mora que correspondan desde la fecha que se causaron. Estos tributos e intereses se cobrarán de conformidad con los procedimientos que establecen los libros anteriores. Art. 324.- Gradación de las penas.- (Reformado por el Art. 16 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Las penas relativas a delitos se gradarán tomando en consideración las circunstancias atenuantes o agravantes que existan y además, la cuantía del perjuicio causado por la infracción. Se aplicará el máximo de la sanción, cuando sólo hubieren circunstancias agravantes; el mínimo, cuando sólo hubieren circunstancias atenuantes; y las intermedias, según la concurrencia de circunstancias agravantes y atenuantes. Art. 325.- Concurrencia de infracciones.- (Sustituido por el Art. 17 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).Cuando un hecho configure más de una infracción se aplicará la sanción que corresponda a la infracción más grave.

Art. 326.- Tentativa.- Quien practique actos idóneos, conducentes de modo inequívoco a la realización de un delito tributario, responderá por tentativa, si la infracción no se consuma o el acontecimiento no se verifica; pero será sancionado como si el delito se hubiera consumado, si existieren circunstancias agravantes. La simple tentativa, se sancionará con la mitad de la pena que corresponda al delito consumado. Art. 327.- Cómplices y encubridores.- (Sustituido por el Art. 18 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Salvo lo previsto en este Código para funcionarios públicos, a los cómplices se les aplicará una sanción equivalente a los dos tercios de la que se imponga al autor; y, a los encubridores, una equivalente a la mitad, sin perjuicio de la gradación de la pena. Art. 328.- (Derogado por el Art. 19 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 329.- Cómputo de las sanciones pecuniarias.- (Sustituido por el Art. 20 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII2007).- Las sanciones pecuniarias, se impondrán en proporción al valor de los tributos, que, por la acción u omisión punible, se trató de evadir o al de los bienes materia de la infracción, en los casos de delito. Cuando los tributos se determinen por el valor de las mercaderías o bienes a los que se refiere la infracción, se tomará en cuenta su valor de mercado en el día de su comisión. Las sanciones pecuniarias por contravenciones y faltas reglamentarias se impondrán de acuerdo a las cuantías determinadas en este Código y demás leyes tributarias. Art. ... (1) .- Clausura del establecimiento.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).Salvo casos especiales previstos en la ley, la clausura de un establecimiento no podrá exceder de tres meses. Si la clausura afectare a terceros el contribuyente contraventor responderá de los daños y perjuicios que con la imposición de la sanción se cause. La clausura del establecimiento del infractor conlleva la suspensión de todas sus actividades en el establecimiento clausurado. Art. ... (2) .- Suspensión de actividades.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- En los casos en los que, por la naturaleza de las actividades económicas de los infractores, no pueda aplicarse la sanción de clausura, la administración tributaria dispondrá la suspensión de las actividades económicas del infractor. Para los efectos legales pertinentes, notificará en cada caso, a las autoridades correspondientes, a los colegios profesionales y a otras entidades relacionadas con el ejercicio de la actividad suspendida, para que impidan su ejercicio. Art. ... (3) .- Decomiso.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- El decomiso es la pérdida del dominio sobre los bienes materia del delito, en favor del acreedor tributario. Puede extenderse a los bienes y objetos utilizados para cometer la infracción, siempre que pertenezcan a su autor o cómplice o de acuerdo a la gravedad y circunstancias del caso. Cuando exista una diferencia apreciable entre el valor de los bienes u objetos materia del delito y el que corresponda a los medios u objetos que sirvieron para cometerlo, y no sea del caso decomisar dichos bienes, sea por la mentada desproporción de valores o porque no pertenezcan al infractor, se sustituirá el decomiso de dichos medios con una multa adicional de dos a cinco veces el valor de la mercadería o bienes materia del delito. Art. ... (4) .- Incautación Definitiva.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- La incautación definitiva es la pérdida del derecho de dominio, dispuesta por la autoridad administrativa o jurisdiccional. Art. ... (5) .- Suspensión o Cancelación de inscripciones, autorizaciones y patentes.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- La suspensión o cancelación de inscripciones, autorizaciones y patentes

requeridas para el ejercicio del comercio o de la industria, podrá aplicarse como pena por infracciones, según la gravedad e importancia de ellas, sin perjuicio de las otras sanciones que se impusieren. El sancionado con pena de suspensión o cancelación de inscripción, autorización o de patente podrá rehabilitarlas, si hubiere transcurrido un año desde la ejecutoria de la resolución administrativa o sentencia que impuso la pena, siempre que el sancionado dentro de ese lapso no hubiere sido condenado por nueva infracción tributaria. Art. ... (6) .- Suspensión en el desempeño de cargos públicos.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 2423S, 29-XII-2007).- La pena de suspensión en el desempeño de cargos públicos no podrá exceder de treinta días, de acuerdo a la gravedad de la infracción. Mientras dure la suspensión, el empleado sancionado no tendrá derecho a percibir remuneraciones ni pago por concepto alguno. Dicha pena se ejecutará desde el primer día del mes siguiente al de la fecha en que se ejecutorió la sentencia que la impuso. Art. ... (7) .- Destitución de cargos públicos.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).La destitución de cargos públicos, se impondrá al funcionario o empleado que fuere responsable como autor, cómplice o encubridor de un delito, o en el caso de reincidencia en las contravenciones. Art. ... (8) .- Efectos de la suspensión o destitución.- (Agregado por el Art. 21 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII2007).- Toda resolución o sentencia que imponga penas de suspensión o destitución en el desempeño de cargos públicos, será notificada a la máxima autoridad de la entidad en la que preste servicios el funcionario sancionado, al Secretario Nacional Técnico de Desarrollo de Recursos Humanos y de Remuneraciones del Sector Público, SENRES, y al Contralor General del Estado, quienes, si el empleado o funcionario sancionado continuare desempeñando el cargo, ordenarán a la autoridad nominadora que cumpla la resolución o la sentencia. Si la autoridad requerida no la cumpliere, el Contralor ordenará al Auditor Interno suspender de hecho el pago del sueldo del empleado o funcionario suspendido o destituido, bajo su responsabilidad; y, en todo caso, hará responsable personal y pecuniariamente a la autoridad nominadora, de los sueldos o remuneraciones pagadas ilegalmente. Art. 330.- Penas de prisión.- (Sustituido por el Art. 22 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Las penas de prisión no serán inferiores a un mes, ni mayores de cinco años, sin perjuicio de la gradación contemplada en este Código. La pena de prisión no podrá ser sustituida con penas pecuniarias. Art. ... (1) .- Penas de Reclusión Menor Ordinaria.- (Agregado por el Art. 23 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII2007).- Las penas de Reclusión Menor Ordinaria no serán inferiores a un año, ni mayores de seis años, sin perjuicio de la gradación contemplada en este Código. La pena de reclusión no podrá ser sustituida con penas pecuniarias. Art. 331.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 332.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 333.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 334.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 335.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 336.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007). Art. 337.- (Derogado por el Art. 24 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).

Capítulo V EXTINCIÓN DE LAS ACCIONES Y DE LAS PENAS Art. 338.- Modos de extinción.- (Reformado por el Art. 25 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Las acciones y sanciones por infracciones tributarias se extinguen: 1. Por muerte del infractor; y, 2. Por prescripción. Art. 339.- Muerte del infractor.- (Sustituido por el Art. 26 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- La acción contra el autor, el cómplice o el encubridor de infracción tributaria, se extingue con su muerte. Las sanciones impuestas a las personas naturales, en decisiones firmes y ejecutoriadas, no son transmisibles a sus herederos. Art. 340.- Prescripción de la acción.- (Sustituido por el Art. 27 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Las acciones por delitos tributarios prescribirán en el plazo de cinco años, en los casos reprimidos con prisión, y en diez años en los casos reprimidos con reclusión, contados desde cuando la infracción fue cometida en los casos en los que no se haya iniciado enjuiciamiento, o de haberse iniciado desde el inicio de la instrucción fiscal correspondiente. El plazo de prescripción de la acción se interrumpirá desde el día siguiente a la notificación de los actos determinativos de obligación tributaria, de los que se infiera el cometimiento de la infracción, hasta el día en que se ejecutoríen. Las acciones por las demás infracciones prescribirán en tres años, contados desde cuando la infracción fue cometida. En los casos de tentativa el plazo se contará desde la realización del último acto idóneo. Art. 341.- Prescripción de las penas.- (Sustituido por el Art. 28 de la Ley s/n, R.O. 242-3S, 29-XII-2007).- Las penas privativas de la libertad prescriben en un tiempo igual al de la condena, no pudiendo, en ningún caso, el tiempo de la prescripción ser menor a seis meses, salvo disposición expresa de Ley que establezca un plazo de prescripción mayor. La prescripción de la pena comenzará a correr desde la media noche del día en que la sentencia quedó ejecutoriada. Las penas pecuniarias, prescribirán en cinco años contados desde la fecha en la que se ejecutoríe la resolución o sentencia que la imponga y se interrumpirá por la citación del auto de pago, en la misma forma que las obligaciones tributarias.