G U I A

D E

E S T I L O

La siguiente premisa sirve como regla general para nuestro trabajo periodístico:

“Cuanto mejor sea la calidad del trabajo del Redactor, mayor será la calidad del trabajo del Editor y la excelencia de nuestro Servicio Informativo.”

a Agencia Periodística del MERCOSUR (APM), de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP) comenzó su actividad el 4 de noviembre del 2003, concebida como unidad académica, de producción y de capacitación profesional, especializada en América Latina y procesos de integración regional. La puesta en marcha y el desarrollo de APM es consecuente con la historia de esta Facultad, la primera de América Latina especializada en estudios periodísticos a nivel universitario, pues la misma comenzó sus actividades durante la pasada década del ’30. APM se propuso crear un instrumento que favorezca la estrategia de integración en el marco de las comunicaciones y de las prácticas educativas, formar y entrenar estudiantes y graduados, extender sus propuestas académicas y de capacitación a los más amplio sectores de la sociedad civil, generar fuentes de trabajo y consolidar un proyecto periodístico apropiado para la producción y difusión informativa de la realidad latinoamericana, del MERCOSUR y de los proyectos de integración regional, desde una perspectiva editorial en defensa de la democracia, antihegemónica, y en constante articulación con las organizaciones sociales y populares. La plantilla de redactores y editores de APM está integrada por docentes, graduados y estudiantes de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Cuenta, asimismo, con colaboradores de otros centros académicos y con la cooperación de destacados profesionales. APM cuenta con una Mesa de Edición y Dirección Periodística que funciona en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. La misma está a cargo de un Director Periodístico, e integrada por un grupo de Editores especializados en cada una de las áreas de su Agenda de temas. La Mesa de Edición y Dirección determina los lineamientos editoriales de la Agencia y es la responsable del servicio informativo de la misma. La agencia cuenta con una Red de Corresponsales, conformada a partir de la cooperación recíproca con otros centros académicos, medios, profesionales y organizaciones de la sociedad civil. En esa red también ocupa un lugar destacado el equipo de Colaboradores Especiales y Columnistas, integrado por periodistas, académicos, dirigentes sociales y políticos y destacados especialistas latinoamericanos.

L

INTENCIONALIDAD EDITORIAL Definimos la intencionalidad editorial de APM como antihegemónica en el sentido de antiimperialista, democrática y con acento en el desarrollo de los procesos sociales, económicos, políticos y culturales que apunten a la lucha contra la desigualdad distributiva, a la construcción de una identidad cultural latinoamericana, a la independencia económica y a la soberanía política. En este marco, la Agencia selecciona y orienta contenidos conforme al trazado de su Intencionalidad Editorial.

1

Esto implica resaltar aquellos aspectos que fortalezcan los objetivos editoriales de nuestra Agencia, reconociendo el concepto de parcialidad intrínseco en el acto periodístico, más allá de su ocultamiento sistémico por parte del discurso de los medios inscriptos en el bloque de poder hegemónico. El reconocimiento de la propia parcialidad -un acto de honestidad intelectual infrecuente en la prensa hegemónica- es condición esencial para el cumplimiento de los estándares de calidad profesional, basados en el concepto de objetividad, en el sentido de que no hay acto periodístico sin remisión a fuentes comprobables y contrastables.

CARACTERISTICAS DEL MEDIO APM es una agencia informativa de origen universitario y comprometida con la educación pública, masiva y gratuita. Cuenta con recursos económicos limitados, su trabajo se apoya en el esfuerzo generoso de sus integrantes y colaboradores, y se define como antihegemónica. Tiene la particularidad de ser un medio especializado en una temática de gran vigencia y vitalidad económica, política, social y cultural. Su servicio informativo se adapta a las características propias de la prensa digital, con soporte en la red Internet. Siempre se la da prioridad a las producciones propias, tanto a las elaboradas en la Mesa de Edición y Dirección (Editores y Redactores) como a las aportadas por corresponsales, enviados especiales, columnistas y colaboradores. En todos los casos se privilegian las fuentes de origen latinoamericano. Los editores pueden -y es conveniente que lo hagan- producir y presentar piezas periodísticas de relevancia (análisis, entrevistas, etc.), sobre todo si manejan en forma adecuada los criterios de Oportunidad y la rutina organizativa de “parrilla”. Esas producciones pueden editarse y distribuirse en cualquiera de los servicios, de martes a viernes. Para la selección de temas y el tratamiento de la información deberá ser tenida en cuenta nuestra Intencionalidad Editorial y nuestro criterio de Oportunidad. Del mismo modo, tengamos en cuenta que nuestra Intencionalidad Editorial y nuestro Criterio de Oportunidad deben quedar expresados en la volanta, en el título, en la bajada y en el encabezado o primer párrafo. La definición puntual de la agenda quedará a cargo de los respectivos Editores, quienes contarán con la asistencia permanente de la Dirección y podrán hacer consultas con los redactores, corresponsales, enviados especiales, columnistas y colaboradores, acerca de los contendidos de sus posibles producciones diarias.

LA NOTICIAY LA INFORMACION EN APM La Agencia Periodística del MERCOSUR define lo que es noticia según los siguientes criterios: • Actualidad de los hechos

2

• Novedad de los hechos • Representatividad de los sujetos involucrados • Trascendencia de los acontecimientos La evaluación de un hecho como potencialmente noticioso o informativo implica además una estrecha relación entre los criterios mencionados, la Intencionalidad Editorial y las temáticas en los que se especializa APM. En este punto debemos resaltar que en el centro de nuestra metodología de trabajo se ubica el principio de reconversión dialéctica “noticia-información-noticia”, el que posibilita un trabajo adecuado en materia de Actualidad, Enfoque, Oportunidad e Intencionalidad Editorial.

PARÁMETROS PARA LA PRODUCCIÓN PERIODÍSTICO INFORMATIVA Oportunidad Nuestra Agenda -los temas de nuestra atención- suele ser de vigencia continua, permanente. Por lo tanto es necesario partir del criterio de qué es oportuno para su publicación. Sin descuidar la consideración del “imprevisto”, debemos afinar nuestra percepción para determinar cuáles de los varios temas que pertenecen a nuestra Agenda deben ser incluidos en el Servicio que estamos editando y cuáles pueden esperar. Es muy difícil determinar teóricamente que contenidos pueden acordarse dentro de este criterio más allá de aquello que rompa con la armonía de lo previsible- puesto que se trata, como en casi todo lo que tiene que ver con la practica concreta de nuestro oficio, de la experiencia que se va acumulando y de la irrenunciable obligación que tenemos de reflexionar sobre esa experiencia. Veracidad y Credibilidad La veracidad, la credibilidad y la confiabilidad de nuestro Servicio es una obligación. Para ello contamos con un recurso sin cuya aplicación no hay trabajo periodístico: la remisión a fuentes de información. Sin embargo, nuestra confiabilidad dependerá también de la admisión de nuestra parcialidad –esto es un desafío estratégico y, si se quiere, epistemológico-. Debe quedar en claro nuestra Intencionalidad Editorial y debemos romper la trampa del discurso periodístico del bloque hegemónico, que oculta su parcialidad tras una falsa objetividad. Del Redactor y del Editor. Estilo Una vez establecido qué noticias y qué información incluiremos en nuestro Servicio, y prestando cuidado a nuestra Intencionalidad Editorial, el Redactor está obligado al cuidado del Estilo y el Editor a su control y corrección, como así también a la supervisión permanente de la Intencionalidad Editorial. El cuidado del estilo incluye respeto a las normas gramaticales establecidas para la escritura en Español, coherencia semántica y solvencia de lenguaje, atendiendo a las particularidades que hacen a nuestro medio de comunicación.

3

GÉNEROS Crónica/Análisis Es un texto que examina y reflexiona sobre el hecho informativo. El análisis debe dar contexto a la información e interpretar el sentido de la misma. Si bien se construye a partir de un punto de vista o un determinado enfoque, es un texto informativo. La interpretación y el análisis y deben sustentarse en la información. Siempre hay que comenzar con los aspectos más noticiosos e informativos, y en un sentido más amplio, se debe iniciar el trabajo con un enfoque “novedoso” sobre esa información, “original”, que la pieza se distinga de otras que tratan el mismo tema. Entrevista La entrevista es un texto cuya finalidad es dar a conocer los testimonios, opiniones o ideas de un determinado personaje. El diálogo entre el periodista y el entrevistado se reproduce en forma de preguntas y respuestas. Requiere de títulos y bajadas directas, tanto desde el punto de vista de la Intencionalidad Editorial como en cuanto a la claridad sobre la identidad del personaje entrevistado, aunque sea un muy somero dato. El texto principal nunca debe comenzar con referencias generales sino con la información, la noticia o la idea más clara más contundente que pueda transmitir el entrevistado, siempre de acuerdo a nuestra Intencionalidad Editorial y de forma tal que el encabezado haga las veces de resumen general de lo que el lector va encontrar en el texto. Se debe prestar especial atención al efecto de oportunidad y a la fuerza del encabezado. La idea, la noticia o la información elegida o elegidas para el encabezado puede volver a aparecer en el texto. Desde un primer momento, la entrevista se debe dar cuenta de sus condiciones de producción: lugar, fecha y forma en que se realizó la entrevista: personalmente, por teléfono o mediante correo electrónico. Para dar cuenta de los antecedentes del entrevistado, se debe elegir aquello más importante, definitorio o relevante del mismo, para no distraer la atención del lector. Esos antecedentes deben constar después del encabezado, en lo posible a partir del tercer párrafo. Los mismos no pueden ocupar más de tres párrafos. Estas normas no son taxativas sino que deben comprenderse como criterios orientadores. El objetivo de la entrevista es dar a conocer las opiniones del personaje entrevistado. En el caso de que la entrevista se refiera a la trayectoria del personaje, no se debe dar por supuesto el conocimiento de esa trayectoria por parte del lector. El entrevistador, en la producción del texto, agregará información que ayude al lector a la comprensión del tema en cuestión. Cuando se desglose un fragmento de la entrevista éste deberá tener una unidad temática que permita su lectura independientemente del resto del texto. Llevará asimismo una introducción que contextualice el fragmento del diálogo. Cuando el entrevistado tiene un ámbito de acción o de reflexión general, se deben privilegiar

4

aquellos puntos que hacen a nuestra Intencionalidad Editorial, a nuestro criterio de Oportunidad y al enfoque de nuestra Agenda. La entrevista debe contener diálogos extensos y a fondo. Cuando los dichos de un entrevistado se utilizan en el contexto de una nota informativa, en una crónica o en una nota de análisis, entonces deben ir entre comillas. Cuando deban ser condensados es imprescindible respetar el sentido original de los mismos. Crónica informativa Denominamos crónica al texto informativo sobre un acontecimiento puntual. Es un texto que reconstruye un acontecimiento de la actualidad, sin ser una mera descripción de los hechos. Su regla principal es el ordenamiento de la información según su relevancia. Esto quiere tener en cuenta que su estructura interna puede no el orden cronológico de los hechos. La cabeza de la crónica contiene lo principal de la información, pero no es un resumen del texto. Debe ser directa, concisa y contundente, y debe introducir sólo un argumento, cuanto mucho dos. El cuerpo de la crónica desarrolla la información presentada en la cabeza y debe responder a seis preguntas: qué, quién, cómo, dónde, cuándo y por qué. Aporta, además, los antecedentes y los datos necesarios para contextualizar y sostener la información. Cada párrafo del cuerpo de la crónica debe agregar o desarrollar una información. El cuerpo debe articularse como una unidad, con principio, desarrollo y fin, y mantener la atención del lector hasta el final. Artículo de Opinión El género de opinión requiere la producción de un artículo periodístico que combine la argumentación valorativa, sostenida con información, y fuentes sustentables. Este género implica la interpretación y el análisis, labor que se construye desde un punto de vista determinado pero sin caer en la adjetivación, aunque reconociendo la parcialidad del acto periodístico.

UTILIZACIÓN DE LAS FUENTES Clasificación de las fuentes Trabajamos con diferentes tipos de fuentes (testimoniales y documentales; directas e indirectas).Testimonios personales de protagonistas representativos. En este caso será necesario dar cuenta de la posición política, ideológica o representación institucional de la fuente. Documentos de prensa institucionales, transcripciones de conferencias de prensa, publicaciones en diarios impresos, revistas, noticieros y programas de televisión. Otros medios de comunicación: gráficos, audiovisuales y electrónicos. Es la medida de lo posible, se debe trabajar con más de una fuente por especie. Tratamiento de las fuentes Se deben evitar los juicios de valor sobre las fuentes, aunque es necesario identificar sus referencias

5

políticas, ideológicas o de interés. No deben utilizarse expresiones como “confiables” o “fidedignas”, etc. Si no tuvieran estas características no deberían ser utilizadas como fuentes.

LA EDICIÓN DE LOS TEXTOS Titulado Los elementos del titulado utilizado por APM son volanta, título y bajada. Esos tres elementos deben conformar una unidad informativa. En conjunto deben enunciar, ubicar y desarrollar los datos esenciales del texto periodístico. Debemos pensar cada elemento como complemento indispensable de los otros dos. No deben repetir información. Volanta Ubica y anticipa, dando el contexto temático de lo que enuncia el título. Además puede agregar información. Admite una continuidad de lectura con el título, pero ello no quiere decir que necesariamente deba tenerla. Es indispensable que sea precisa y clara. Es conveniente utilizar frases cortas y evitar el uso de subordinadas. La volanta no debe comenzar con conjunciones, preposiciones y/o gerundios; también deber ser evitados los artículos. Título Debe enunciar claramente el punto central de la nota periodística. La claridad determina la calidad. Los títulos pueden ser tanto denotativos como connotativos. Es imprescindible que identifique el espacio geográfico donde tuvo lugar el hecho al que se refiere la información. Bajada Desarrolla lo esencial de la información y por lo tanto requiere una relación de continuidad de lectura con el título. Consiste en enunciados breves, no necesariamente relacionados entre sí. Las frases deben estar separadas por un punto, refiriéndose a las informaciones principales del artículo periodístico. Epígrafes La función del epígrafe no es describir lo que es evidente en la fotografía. Consta de un enunciado que refiere a la fotografía y agrega información. No debe repetir lo que figura en el título, la volanta o la bajada. Debe ser claro y preciso.

LO QUE SE FIRMAY LO QUE NO SE FIRMA. ¿CÓMO? Los artículos noticiosos e informativos elaborados por redacción y/o edición desde la Mesa de la Agencia, no incluyen firma y se editan de la siguiente forma: Por la Redacción de APM

6

Las crónicas, los artículos de análisis y de opinión y las entrevistas, deben editarse con la firma de su autor. Cuando estas piezas son producidas por redactores, corresponsales, colaboradores y columnistas, etc., en lugares distintos a la sede de la Agencia, las mismas deben indicar su lugar de origen. Por ejemplo: Por Dolores Marengo Desde Brasilia Las crónicas, los artículos de análisis, de opinión y las entrevistas producidas en la Mesa, es decir en la propia ciudad de La Plata, deben editarse con la firma del autor más la expresión “Redacción de APM”, pero sin ningún tipo de indicación geográfica. Por ejemplo: Por Pablo Ramos Desde la Redacción de APM Las piezas cuyas indicaciones geográficas de origen se refieran a ciudades capitales no deben contener aclaración de país. Por ejemplo: Por Gabriel Morales Desde Buenos Aires En cambio, aquellas piezas cuyas indicaciones geográficas se refieran a lugares que no sean ciudades capitales, deben incluir la designación del país. Por ejemplo: Por Pamela Damia Desde Río de Janeiro, Brasil Las notas elaboradas por redactores, corresponsales, colaboradores o columnistas que se trasladaron a determinado sitio geográfico, distinto al de su lugar de asiento, para la cobertura de un hecho o de evento puntual, o para la producción periodística en general, deben firmarse de la siguiente forma: Por Emiliano Guido Enviado Especial a Porto Alegre, Brasil

NORMAS GRAMATICALESY SINTÁCTICAS Tratamiento y protocolo Cargos oficiales y organismos Cuando se menciona a un funcionario, se debe incluir siempre en la primera mención el cargo que desempeña. Esto vale aún para personas muy conocidas, como el presidente de Estados Unidos. Cuando se hace referencia a legisladores, diputados o dirigentes políticos se debe consignar siempre a qué partido político pertenecen.

7

Llevan mayúsculas todos los nombres propios de personas y lugares, así como los nombres de entidades y organismos gubernamentales, pero no las referencias a cargos en instituciones o reparticiones de gobierno. Ejemplo: el comandante de Ejército, el ministro de Economía. “Presidente” se escribe en minúscula cuando va acompañado del nombre del funcionario. Y en mayúsculas cuando se lo acompaña del nombre del país. Ejemplo: El Presidente de Chile; o, el presidente Néstor Kirchner. Los gentilicios se escriben en minúsculas: uruguayo, colombiano, argentino, brasileño. Los cargos públicos irán en minúsculas, salvo que el cargo sea de máximo nivel y su mención reemplace el nombre de la persona que lo desempeña: El presidente estadounidense, George Bush, explicó las pautas presupuestarias para el próximo año. “Seguirán las restricciones en el gasto público”, indicó el Presidente. El ministro destacó el desarrollo industrial logrado durante su gestión. También se usarán mayúsculas en los accidentes geográficos que tengan nombre propio, y en la denominación de los cuerpos celestes: La cordillera de los Andes; el río Amazonas. Se usarán mayúsculas para designar las festividades: Día de la Independencia; 3 de Febrero, Navidad. Nombres, lugares, países Los países deben denotarse sin artículo precedente. Debe escribirse “Estados Unidos”, “Argentina”. No debe escribirse “los Estados Unidos” ni “la Argentina”. Deben consignarse los nombres completos en la primera mención y luego sólo los apellidos. No se deben incluir iniciales en los nombres, por ejemplo: Roberto C. López. En estos casos es mejor consignar el nombre completo u omitir la inicial. Se debe respetar la grafía de los nombres extranjeros, tanto de personas como de ciudades o países, excepto en los casos en que el uso extendido haya generalizado una determinada forma. Por ejemplo: no es William Clinton sino Bill Clinton; no es Méjico sino México; no es Puerto Alegre sino Porto Alegre. Pero, en cambio: no es New Delhi, sino Nueva Delhi; no es New York, sino Nueva York, no es Sao Paulo, sino San Pablo. Cuando en el texto se mencionen lugares a priori no conocidos por el lector, es conveniente incluir una referencia geográfica de ubicación, para una mayor comprensión de la información. Por ejemplo: “La ciudad de Pará, en el sur de Brasil, en la frontera con...” Abreviaturas, siglas y acrónimos Abreviatura es la presentación de una palabra mediante una o algunas de sus letras. Sigla es el conjunto de iniciales de las palabras que forman el nombre de un organismo o entidad. Acrónimo es una palabra formada por una o varias sílabas y/o iniciales de palabras que forman el nombre de un

8

organismo o entidad. Los acrónimos se escriben, generalmente, con la primera letra en mayúscula y el resto en minúscula. Ejemplo: Mercosur. Las abreviaturas con mayúsculas (FMI). Los países se escriben en forma completa. Es Estados Unidos, no EE.UU., salvo en titulares. Los nombres propios que suelen expresarse con abreviaturas (FMI) o con acrónimos (Mercosur), la primera vez que se citan deben escribirse en forma completa seguida de la abreviatura. Por ejemplo: la primera vez que se menciona en la nota, debe escribirse “Mercado Común del Sur (Mercosur)”. No es conveniente usar siglas en los titulares, salvo las que sean de amplio conocimiento para los lectores y no sólo para aquellos que se interesan habitualmente en determinados temas. Por ejemplo: ONU, OEA, EEUU, etc. Es necesario evitar la repetición de una sigla en la secuencia título, volanta y bajada. No se pone punto detrás de los signos de cierre de interrogación ni de admiración, ya que llevan su propio punto, ni –obviamente– después de los puntos suspensivos. Los guiones que encierran expresiones parentéticas siempre deben abrirse y cerrarse. Si hubiere una cita dentro de otra, la cita interior irá entre comillas simples (‘…’). Este tipo de comillas no debe usarse en otros casos. Cualquier observación que intercale el redactor, debe ir fuera las comillas o, si esto no fuera conveniente, encerrada entre corchetes. No se deben emplear guiones o paréntesis para esto. También se utilizarán puntos suspensivos entre corchetes para indicar que se ha suprimido una porción del texto citado. Números, porcentajes y símbolos Los años se escriben en números y sin punto. Por ejemplo: 2005 Las cifras se escriben en números y con punto cuando corresponda. Por ejemplo: 1.650 Las fechas se escriben en números y letras. Por Ejemplo: 25 de septiembre de 2004 Los meses del año se escriben en minúscula, lo mismo que los días de la semana. Las horas se escriben con números y sin consignar la palabra “horas” ni su abreviatura “hs”. Se separan con punto (sistema sexagesimal). Por Ejemplo: 20.30 Nunca debe iniciarse una frase con un número. Los siglos pueden escribirse tanto en números romanos como en arábigos. Por Ejemplo: el siglo XX; el siglo 20. Deben utilizarse las palabras “por ciento” en lugar del símbolo %. Por Ejemplo: 40 por ciento.

9

Deben utilizarse las palabras “dólares” o “pesos” en lugar de los símbolos U$S o $. Monedas y medidas En todos los casos debe consignarse la conversión a dólares estadounidenses. La equivalencia se escribe entre paréntesis inmediatamente después de la cifra correspondiente. Citas y expresiones en otra lengua y regionalismos No se deben utilizar palabras en otra lengua, salvo casos excepcionales. Si la cita de una palabra en otra lengua fuera realizada por un entrevistado y existan equivalentes en español, debe procederse a la traducción. Por ejemplo: por “management” debe escribirse gerenciamiento; no debe escribirse “publicaciones on line”, sino “publicaciones electrónicas”. Teniendo en cuenta la diversidad de sus potenciales receptores en América Latina y el mundo, APM opta por la no utilización de palabras que aún dentro del español estén limitadas al uso lingüístico en un país o una región particular, siendo desconocidas o con significados diferentes para otros países o regiones dentro de un mismo país. En este sentido, no debe utilizarse la palabra “yanki” para hacer referencia a ciudadanos de nacionalidad estadounidense. La lengua española ha incorporado una serie de latinismos de uso común y extendido, por lo que pueden utilizarse sin entrecomillado. Por Ejemplo alias (apodo); déficit (diferencia negativa); status quo (en el actual estado); ultimátum (último plazo); in fraganti (en el momento del delito o de la transgresión); sine qua non (condición sin la cual no); sui generis (muy particular, no frecuentemente).

10