I. E.S.P.P.

“ Marcos Durán Martel” HUÁNUCO
“Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria”

“Institución formadora de excelentes maestros”
a

¿Te gusta la música?.. pues todo tu cerebro está dedicado a ella…
Publicado por Alzheimer en 3 jun 2013 en Musicoterapia

Hoy os traemos una fascinante entrevista, tanto por las preguntas como por las respuestas. Una entrevista de Marta Palomo para la Agencia SINC a Robert Zatorre, catedrático de Neurología y Neurocirugía de la Universidad McGill y cofundador del laboratorio de investigación Brain, Music and Sound (BRAMS) de Canadá “Todo el cerebro está dedicado a la música” El argentino Robert Zatorre es cofundador del laboratorio de investigación Brain, Music and Sound (BRAMS) en Canadá y uno de los mayores expertos mundiales sobre cómo el cerebro procesa la música y produce emociones. De joven quería ser organista pero se dio cuenta que sería mejor científico. La canción del verano no le llama mucho la atención. ¿Por qué hacemos música? No tenemos la respuesta. Pero junto con el lenguaje, es una seña de identidad de todo ser humano. ¿Y es exclusiva de los seres humanos? Totalmente. Hay algunos especialistas que hablan de música para referirse al canto de los pájaros, pero yo creo que no es lo mismo. La canción de las aves tiene como función la defensa del territorio y, que yo sepa, nadie se pone música en su casa con el objetivo de ahuyentar al vecino. Además, desde un punto de vista neurológico, el cerebro de los pájaros y el de los mamíferos no tiene nada que ver. Ni siquiera el cerebro de animales más cercanos a nosotros, como el chimpancé, tiene ninguna función musical. ¿Qué funciones tiene? Muchas y muy valiosas. Para empezar es universal. No existe ni ha existido cultura humana que no tenga música. Pensemos en bodas, fiestas, entierros… Es impensable que exista un rito social o un momento importante en la

vida sin música. Su función principal es la de cohesión social ya que a través de ella el grupo se siente unido en un acto o en un estado de ánimo, como pasa con los himnos nacionales y de fútbol. Otra función no menos importante es la del vínculo emotivo que crea entre la madre y el hijo. La música modula el estado de ánimo de un bebé ya que este responde muy temprano a ritmos y armonías. ¿Así como el lenguaje tiene áreas especializadas en el cerebro, la música también? No me gusta hablar de zonas especializadas porque creo que todo el cerebro está dedicado a la música. Pero sí hay algunas. Por ejemplo, con técnicas de neuroimagen hemos observado neuronas en la corteza auditiva que responden a la altura tonal. Los pacientes con lesiones en esta región tienen ‘amusia’, se dan cuenta del volumen y la duración de una nota, pero no del tono. No reconocen las canciones y no saben por qué a la gente le gusta tanto la música. ¿Alguna región ‘musical’ más? En paralelo con la zona de Broca, relacionada con el lenguaje, existe una región frontal que es muy importante para unir los sonidos en el tiempo. Para entender una canción es necesario un circuito que establezca relaciones entre las distintas notas. El cerebro trabaja con la música igual que con el lenguaje. Los sonidos individuales no representan nada, pero sí la relación entre ellos: las notas forman acordes, que forman melodías, que forman temas… En lenguaje tenemos estructuras comunes en todos los idiomas. ¿Pasa lo mismo en la música? Existe la sintaxis musical. En lenguaje hablamos de probabilidades en el sentido de que uno puede predecir de antemano cuál va a ser la siguiente palabra de una serie. Por ejemplo, si yo digo “Tengo mucha sed y me gustaría una copa de…”, existen varias opciones para completar la frase, pero la palabra “perro” no está entre