VERD hábitat zodíaco VERD

turismo VERD

ojo VERD actualidadVERDE río VERD los VERDs

VERD cerca

chatVERD

A LTA M O N TA Ñ A

53

número

año 9

Publicación mensual / mayo 2013

ISSN 1390-5392

COMUNICACIÓN EN TODO SENTIDO

MULTIMEDIOS

Agradecemos a quienes colaboraron en el concurso

3ra edición
URBANO

PERIÓDICO DIGITAL

Conoce los ensayos ganadores en nuestro portal y redes sociales
/m106.ec @multimedios106

# 53
Editorial Rosalía Arteaga
Pág. 4 Pág. 5

alta montaña
contenido

Microcuentos Robot

Altas Montañas
Pág. 6 y 7

Historia
Pág. 8

Hacia la Alta Montaña

Mi delirio sobre el Chimborazo

Ojo Verd
Ojo Verd
Pág. 9

Entrevista
AXEL RAMIREZ
Pág. 10 y 11

Ciudad
Vivir en la altura. Vivir con altura.
Pág. 12 y 13

Turismo
Hacia El Chimborazo
Pág. 14 y 15

Recuerdos
Pág. 17

Subir y subir

Alta Montaña
La Minería de altura: Un reto humano
Pág. 18 y 19

Chuterías
Pág. 20

En la cima de la montaña

Humana es la inteligencia …
Pág. 21

Turismo
Pág. 22 y 23

La piel de la montaña

Concurso
Una cita con la excelencia
Pág. 24

Zodiaco
Zodiaco
Pág. 26

Presidente Ejecutiva Rosalía Arteaga Serrano Directora Claudia Arteaga Serrano Editor Andrés León Calderón Consejo Editorial Xavier Bustamante, Francisco Delgado, Joseph Garzozi, Alvaro Dahik, Yolanda Kakabadse, María Antonieta Sevilla, Manolo Morales, Hugo Mogollón (Finding Species). Dirección de Arte Henry Méndez Mora henruco@ladieciocho.ec Diagramación y Diseño LADIECIOCHO comunicaciones Telf.: 2800 829 . 099 8375 080

Portada Corbis Fotografía © BOB GIBBONS/SCIENCE PHOTO LIBRARY/Latin Stock Ecuador © DR MORLEY READ/SCIENCE PHOTO LIBRARY/Latin Stock Ecuador © Laura Iñigo/Latinstock México/Latin Stock Ecuador © Tui De Roy/Minden Pictures/Latin Stock Ecuador © Murray Cooper/Minden Pictures/Latin Stock Ecuador © Pete Oxford/Minden Pictures/Latin Stock Ecuador © www.lamarsalao.com © www.flickr.com © www.elsoldematurin.info © www.fotopaises.com © deexpedicion.com © www.listas.20minutos.es © www.mntviews.blogspot.com © www.walkingwithllamas.blogspot.com © www.fotografiaecuador.com © www.tradicionoralchimborazo.blogspot.com © www.skyscrapercity.com © www.actualidadambiental.pe © www.mch.cl © www.contitech-tbs.ru

Impresión Imprenta de la Universidad Técnica Particular de Loja Dirección FIDAL Carlos Montúfar 319 E13-352 y Monitor Teléfonos 2448007 - 2446936 e – mail: asproduc@uio.satnet.net Quito - Ecuador Edición mensual correspondiente a Mayo de 2013

Publicación mensual / 2012

VERD es un producto de AS Producciones y Fundación FIDAL.

Las altas montañas

e d i t o r i a l

turas, lo son también las tierras bajas, las que reciben el limo benefactor que los ríos arrastran; los que, de diversas maneras son influenciados por los declives y aún los de los deltas de los ríos que encierran en su seno parte de los secretos de las montañas en las que nacieron, como ocurre en un claro ejemplo con la región Amazónica. Hablar de altas montañas, nos refiere a la producción del agua, pero también a la vida específica de la gente, a temas como salud, como culturas, como existencia de yacimientos mineros, como de vegetación y fauna endémicas, como deportes de altura y tantos otros que se consideran relevantes y que son por lo tanto dignos de ser tomados en cuenta. La Fundación FIDAL, conjuntamente con instituciones como la UTPL, convocan al VII Seminario Internacional de La realidad de todas las ciudades andinas, es vivir rodeadas de montañas, es sentir horizontes en los que la presencia de los macizos montañosos son parte consustancial de nuestras vidas. Claro que esta no es solo parte de la vida de los Andes y en los Andes, lo es también de quienes viven en las montañas de los diferentes continentes, por lo que cabe pensar en los Himalayas, los Alpes, las Rocosas, los Apeninos, los Atlas, los MacDonnell..... y otros. Pero no solo son tocados por las montañas quienes viven o se nutren de las alRosalía Arteaga Serrano rosaliaa@uio.telconet.net

Periodismo Científico, para tratar justamente estas temáticas, por lo que la redacción de VERD quiere dar su saludo a quienes nos visitan y también ofrecer sus páginas para que las conclusiones de tan importante evento sean reproducidas y comunicadas. La experiencia de los expertos aportará a encontrar particularidades y soluciones valiosas que irán en beneficio de los pueblos de las Alturas.

4

VERD

microcuentos

No es cuestión de edad. El valor literario tiene otras dimensiones que le imprimen calidad; especialmente aquellas que tienen que ver con la imaginación, la capacidad de expresiva y el dominio de la palabra. Este es el caso de Gabriel Ortega, un joven, casi un niño, de apenas 12 años, alumno de Octavo de Básica, de la Unidad Educativa Técnico Salesiano, de Cuenca. A partir de esta edición, Edu@news publicará sus Microcuentos. Pocas palabras, pocas líneas, que dicen mucho, que hacen pensar, que entretienen, que nos permiten encontrarnos con una auténtica promesa de la literatura ecuatoriana.

Robot
Logré crear un robot con sentimientos, no tengo prueba de ello, por desgracia se suicidó, creyó que el congelador no lo amaba, le aplicó la ley del hielo. Gabriel Ortega

Fundación Botín promueve a universitarios

Este fue el cuarto año consecutivo en que Ecuador tuvo la oportunidad de participar del programa español “Becas Fundación Botín para el fortalecimiento de la Función Pública en Latinoamérica”. Muy pronto se conocerán los afortunados ecuatorianos que tienen la oportunidad de viajar y vivir 2 meses y medio de experiencias inolvidables en España y Estados Unidos para capacitarse en el campo de la Función Pública completamente gratis. Este programa es un incentivo para que jóvenes de 19 a 22 de años ya que tras participar en él, pasan a formar parte de la Red Internacional de Servidores públicos creada en el 2011. Se trata de una plataforma pensada para compartir los conocimientos y experiencias adquiridas por los becarios y que busca fortalecer su compromiso social, aptitudes y talento, además de permitirles seguir en contacto y dar continuidad a la preparación recibida. El Director de Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera opina que la Fundación Botín promueven este programa ya que tienen el convencimiento de que “la existencia de un sector público sólido es una condición indispensable para que las sociedades disfruten de un desarrollo social, económico y cultural sostenido en el tiempo”. Además agregó que la fundación gestiona nuevas formas de convertir el talento en riqueza ya que sólo una persona con talento es capaz de generar riqueza. Profesores y estudiantes de las primeras promociones, calificaron la formación y experiencia como muy positiva y acogieron el programa de manera excelente. Jóvenes de distintas universidades del Ecuador podrán postularse para el próximo año y tener la posibilidad de vivir experiencias realmente gratificantes, como la que cuenta Digno José Montalván, alumno de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo: “Este programa marcó mi vida como profesional, líder y servidor público. Aprendí de la experiencia de destacadas personalidades académicas y políticas de Estados Unidos, Latinoamérica y España”.

5

VERD

altas montañas

Hacia la Alta Montaña
Va l e r i a B a s a n t e
Comunicadora

Cierro los ojos y solo siento el viento glacial. Escucho el sonido tenue del agua corriendo allá, en un río escondido, el eco de los latidos de mi corazón agitado por el esfuerzo del ascenso, los músculos satisfechos por el ejercicio, los pulmones llenos de aire limpio. Aquí es mi cima, la cima del mundo, donde no soy yo, sino la montaña es en mí. Me pregunto: ¿cómo expreso este profundo sentir?

¿Cómo extraigo la esencia del lugar en donde estoy, que implica uno y tantos aspectos a la vez? ¿Cómo le comunico a la gente la grandeza de estar en las Altas Montañas? Desde hace 14 años la Fundación para la Integración y el Desarrollo de América Latina, FIDAL, abre puertas a la ciencia, la educación, la investigación y el desarrollo. Es que cuando se despierta a la inquieta dormida, a la curiosidad del ser humano, es imposible no hacerlo los siguientes años.

nos anuncia la realización del Séptimo Seminario de Periodismo Científico, cuya temática será: “Altas Montañas”. El 16 y 17 de mayo caminaremos en las nubes; recorreremos juntos los senderos ascendentes y respiraremos el mismo aire helado en este encuentro entre científicos, periodistas, comunicadores, catedráticos, estudiantes y otros asistentes. Éste es el espacio que nos brinda FIDAL para compartir nuestro interés por develar los antiguos secretos de la dama misteriosa, que es la naturaleza. En las altas montañas de nuestro continente se vive un universo aparte, donde los glaciares son la casa

el llegarár al o y a En m o de viaja L en tiemp s de la UTP e de t u camp ara ser par rán a p h , c ja u Lo esc s precie u q lo los to de ntisca, la el can e v la al y, picios, a, el pajon bre cum as. nevad ente, la ntañ lm o a n fi as M lt A s de la

Junto con la Universidad Técnica Particular de Loja, la Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, -FAO-, y la Alianza para las Montañas,

6

VERD

altas montañas

de llamas, mineros y fuentes de agua. Campesinos que han habitado estas zonas por generaciones enteras se abrazan con la vegetación valiente que desafía el temporal y los orgullosos reyes de las alturas: los cóndores, que despliegan sus alas en señal de amistad y veneración a las blancas cumbres de los cerros. Todos ellos reinan en la paz, irónicamente inquietante, de un coloso que puede bostezar con furia de un momento a otro. Estos matices y muchos más se podrán estudiar en este libro abierto de conocimiento, que será expuesto ante nuestros ojos por conferencistas de talla mundial. Una fiesta de ciencia, en donde los médicos nos hablarán sobre la adaptación del cuerpo para sobrevivir a la falta de oxígeno, mientras los arquitectos nos enseñarán a construir chozas y refugios adecuados para esta geografía. Los biólogos nos contagiarán su sentido de búsqueda incesante y encontraremos con ellos nuevas especies vegetales y animales, para luego hacer deporte de montaña con los profesionales y luego empaparnos de la problemática actual que viven estos gigantes generadores de agua, de biodiversidad, recursos naturales, minerales, turísticos y más. En mayo llegará el tiempo de viajar al campus de la UTPL en Loja, no para asistir a un seminario, sino para ser parte de los que escucharán el canto de los precipicios, la ventisca, la nevada, el pajonal y, finalmente, la cumbre de las Altas Montañas.

7

VERD

historia

M

Yo venía envuelto con un manto del Iris, desde donde paga su tributo el caudaloso Orinoco al dios de las aguas. Había visitado las encantadas fuentes amazónicas, y quise subir al atalaya del universo. Busqué las huellas de la Condamine y Humboldt; seguílas audaz, nada me detuvo; llegue a la región glacial; el éter sofocaba mi aliento. Ninguna planta humana había hollado la corona diamantina que puso las manos de la eternidad sobre las sienes excelsas del dominador de los Andes. Yo me dije: este manto del Iris que me ha servido de estandarte ha recorrido en mis manos regiones infernales, surcado los ríos y los mares y subido sobre los hombros de los Andes; la tierra se ha allanado a los pies de Colombia, y el tiempo no ha podido detener la marca de la libertad. Belona ha sido humillada por el resplandor del Iris, ¿y no podré yo trepar sobre los cabellos canosos del gigante de la tierra? Sí podré! y arrebatado por la violencia de un espíritu desconocido para mí que me parecía divino, dejé atrás las huellas de Humboldt empañado los cristales eternos que circuyen el Chimborazo. Llego como impulsado por el genio que me animaba, y desfallezco al tocar con mi cabeza la copa del firmamento; tenía a mis pies los umbrales del abismo. Un delirio febril embargaba mi mente; me siento como encendido por un fuego extraño y superior, era el Dios de Colombia que me poseía. De repente se me presenta el tiempo. Bajo el semblante venerable de un viejo cargado con los despojos de las edades; ceñudo, inclinado, calvo, rizada la tez, una hoz en la mano ...

o z a r o b m i Ch

l e e r b o s o i r i l i de

"Yo soy el padre de los siglos; soy el arcano de la fama y del secreto; mi madre fue la eternidad; los límites de mi imperio los señala el infinito; no hay sepulcro para mí, porque soy más poderoso que la muerte; miro lo pasado; miro lo futuro, y por mi mano pasa lo presente. ¿Por qué te envaneces niño o viejo, hombre o héroe? ¿Crees que es algo vuestro universo? ¿Que levantaros sobre un átomo de la creación es elevaros? ¿Pensáis que los instantes que llamáis siglos pueden servir de medida a mis arcanos? ¿Imagináis que habéis visto la santa verdad? ¿Suponéis locamente que vuestras acciones tienen algún precio a mis ojos? Todo es menos que un punto a la presencia de lo Infinito que es mi hermano". Sobrecogido de un terror sagrado, "¿cómo ¡oh Tiempo! – respondí -, no ha de desvanecerse el mísero mortal que ha subido tan alto? He pasado a todos los hombres en fortuna porque me he elevado sobre la cabeza de todos. Yo domino la tierra con mis plantas; llego al Eterno con mis manos; siento las presiones infernales bullir bajo mis pasos; estoy mirando junto a mí rutilantes astros, los soles infinitos; mido sin asombro el espacio que encierra la materia; y en tu rostro leo la historia de lo pasado y los pensamientos del destino". "Observa, me digo: aprende, conserva en tu mente lo que has visto, dibuja a los ojos de los semejantes el cuadro del universo físico, del universo moral; no escondas los secretos que el cielo te ha revelado; di la verdad a los hombres". La fantasma desapareció. Absorto, yerto, por decirlo así, quedé exánime largo tiempo, tendido sobre aquel inmenso diamante que me servía de lecho. En fin, la tremenda voz de Colombia me grita; resucito, me incorporo, abro con mis propias manos mis pesados párpados: vuelvo a ser hombre y escribo mi delirio. Simón Bolívar

8

El Chimoborazo: Paisaje, inmensidad, inspiración, historia, símbolo de la nacionalidad

VERD

entrevista

Dialogando con:

AXEL RAMIREZ
R e d a c c i ó n Ve r d
na en las montañas está integrada por grupos aislados o por pueblos organizados y establecidos? Los pueblos de montaña, al igual que aquellos que habitan en los valles, desiertos, etcétera, constituyen comunidades organizadas, en el sentido que desarrollan adaptaciones socioculturales para interactuar con su medio ambiente. Sin duda deben existir especificidades en cada localización, por eso le pedimos que nos instruya sobre ¿Qué diferencias existen entre los pueblos de montaña y los que se localizan en valles o en el litoral? Cada población humana y su medio ambiente constituyen un sistema en interacción, en el que influyen tanto la cantidad como la calidad de los recursos naturales, lo que marca la diferencia entre grupos humanos. Centrándonos algo más en lo que somos, queremos saber, en referencia a nuestro continente ¿Dónde podemos encontrar esos pueblos de montaña?

“El simbolismo a veces se torna en una suerte de supra mundo” El territorio continental ecuatoriano, pequeño en extensión, es de una enorme diversidad. Una de las causas de esa diversidad es la presencia de la cadena montañosa de los Andes, que lo cruza de norte a sur en dos enormes ramales, dando origen a formas de vida de costa o litoral, de sierra y altura, de selva amazónica y en cada una de ellas las poblaciones tienen sus propias características, su propia forma de ser. Aprovechando la realización del VII Seminario de Periodismo Científico, con su tema central referido a las altas montañas y tomando en cuenta que el ser humano es el protagonista principal de la historia y la realidad, inquirimos a uno de los expertos más calificados que nos visitan, el antropólogo Axel Ramírez, de la Universidad Nacional Autónoma de México, sobre lo que es la vida del hombre de montaña y su cultura. Comenzamos preguntándole: ¿La vida huma-

10

VERD

entrevista

Son demasiados para mencionarlos brevemente, aunque podrían ubicarse en la cadena costera del Pacífico, en las montañas de América Central, en los Andes y en el Arco Insular de la Región Oriental del Caribe. Ahora bien, es importante conocer ¿Cuáles son, desde sus orígenes, las principales características de esos pueblos de montaña? La principal característica consistiría, desde nuestro punto de vista, en que dicha población se encuentra comprometida principalmente con el pastoreo y la agricultura extensa. La respuesta es lógica pero nos lleva a concretar en algo más y esto es. ¿Se puede hablar de una "cultura" de la montaña o de los pueblos de montaña?

patrones culturales también similares, aunque con ciertos ethos distintivos, que configuran un área cultural determinada. Para terminar y al ser positiva la respuesta, preguntamos: ¿cuáles serían las principales características de esa cultura? La cultura de montaña se desarrolla en respuesta a variaciones que a veces son impredecibles, aunque una característica clave de la “cultura de montaña” sería el simbolismo que se configura al encontrarse en una zona elevada, que a veces se torna en una suerte de supra mundo o en lugares de inspiración y meditación, para las poblaciones nativas. La población mestiza de montaña se maneja en base o otro Weltansha ung. La riqueza de ideas que nos ha compartido

Algunas ocasiones, determinado número de sociedades, llevan a cabo adaptaciones similares a una zona ecológica en particular, y por medio de la difusión llegan a desarrollar

Axel Ramírez nos deja con ganas de saber más. Su presencia en el VII Seminario, en Loja, será la oportunidad para enriquecernos con sus conocimientos.

11

VERD

ciudad
R e d a c c i ó n Ve r d
Me crié en el Centro Histórico de Quito, en el tradicional barrio de “El Tejar”. Creo que soy de esa generación intermedia que vio cómo la ciudad conventual encerrada entre la Recoleta y El Ejido, limitada en sus otros extremos por el Pichincha y el Machángara, se desparramó generosamente hacia el Norte, hacia el Sur y hacia los valles, con la misma velocidad con que vendíamos petróleo y el sucre, moneda fuerte, estaba en su apogeo. Recuerdo cómo se construían los Túneles de San Juan, San Roque y San Diego, y que no había mejor aventura que entrar en bicicleta a fastidiar a los trabajadores que excavaban las entrañas de la montaña, en un acto de visión de futuro de un alcalde con nociones claras de planificación. Los curas de “El Cebollar” en donde algunos de mis vecinos estudiaban, solían organizar trepadas a Cruz Loma para los niños habitantes del entorno. Mi primera subida fue a los ocho años. El cucayo era raspadura, una naranja, una lata de atún y pan de agua. El truco para avanzar era inclinar la cabeza hacia adelante, poner las manos atrás, y dar pasos cortos pero cadenciosos. Unas horas después podías descansar en las vertientes que alimentan La Chorrera. Al llegar a la cima, un hito semiderruido era un buen lugar para descansar y comprobar que te habías olvidado el abrelatas. Desde la altura, con esa quemazón del sol de páramo en las mejillas, la ciudad permitía apreciarse en silencio. Era estar en uno de los sitios que Inti escoge para sus cuadros, era, con tu presencia, fijar propiedad sobre la montaña y todo lo que desde ella se divisa al tiempo de asumirse parte del paisaje. Supongo que así afinqué mi sentido de pertenencia a Quito. El “boom” petrolero inyectó gran cantidad de recursos a la ciudad, la cual creció a un ritmo vertiginoso, pero la administración pública no pudo reaccionar

Vivir en la altura.

12

VERD

ciudad

. Vivir con altura.
Concejal Metropolitano Distrito Metropolitano de Quito

F a b r i c i o

V i l l a m a r

J .

con la misma velocidad. Es así como en la actualidad se calcula que el sesenta por ciento de las construcciones son informales. Esta calificación no es patrimonio exclusivo de clase o de alguna zona en particular. Es más bien el resultado de la falta de control, la maraña legal y administrativa que dificulta los trámites para vender soluciones y, obviamente, esta tendencia a evitar la formalidad que de cuando en cuando hacemos gala los locales. La proliferación de asentamientos humanos de hecho, generalmente en la periferia y mayoritariamente en viviendas unifamiliares, ha dificultado las posibilidades de planificar la dotación de servicios a los habitantes, pues resulta más costoso extender líneas de conducción de servicios públicos cada vez más lejos, de ahí la necesidad de cambiar el criterio de desarrollo urbanístico extensivo en el territorio hacia un modelo de crecimiento en altura. Y así volvemos al tema inicial.

Vivir en la altura, no es lo mismo que vivir con altura o convivir con altura. Lo de vivir en la altura es un asunto geográfico, fortuito en tanto nadie escoge donde va a nacer, aunque para los quiteños es sobre todo una cuestión de buena suerte. Lo de vivir con altura o convivir con altura es otra historia. Implica aceptar que sea la autoridad la que defina cómo vivimos, o debatir el acuerdo social según el cual entre todos los habitantes decidimos que modelo de ciudad queremos. Implica decidir si preferimos la administración que persigue comportamientos y sanciona, o si creemos en la autoregulación de nuestras conductas por el convencimiento de que todos merecemos respeto. Vivir en una ciudad de altura es un asunto del destino. Vivir con altura en una ciudad es cuestión de decisión cívica.

13

VERD

turismo

l puro, e s e e ir a "El e, sparent n a r t lo cie pan es no ta b u n s la la idad de il ib is v la nieve" mole de

EL CHIMBORAZO
R o s a l í a A r t e a g a S e r r a n o
Uno de los más bellos paseos que podamos imaginar, dentro de la pródiga y maravillosa geografía ecuatoriana, es aproximarnos hacia la base del Chimborazo, por la carretera que nos lleva desde la capital, Quito, hacia una de las provincias menos conocidas del Ecuador, pero poseedora de una riqueza en cuanto a paisajes verdaderamente sorprendente, nos referimos a la provincia de Bolívar, cuya capital es la ciudad de Guaranda. Pues bien, si tenemos la suerte de contar con una mañana o tarde despejadas, salimos desde Quito, por la ruta que nos conduce hacia el Sur, por la panamericana, que nos llevará hacia Tambillo, desde donde también se divisa el majestuoso Cotopaxi, para ir avanzando hacia Machachi, y luego por la bien pavimentada y mantenida carretera hacia el Sur, más bien diríamos hacia el centro del país, pasando por Lasso y Latacunga; son cerca de 240 kilómetros entre una y otra ciudad, con el privilegio de contemplar a muy corta distancia la montaña más alta del Ecuador, y del mundo si contamos con su ubicación geográfica en la zona equinoccial. La carretera que bordea al Chimborazo llega a los 4.107 metros de altura, desde la que se puede apreciar en toda su dimensión y esplendor al coloso de los Andes. Razón tuvo Bolívar para escribir, luego de su ascenso, ese delirio sobre el Chimborazo; seguramente para el llanero, la dimensión, la majestuosidad de la montaña, contribuyó a sus sueños de grandeza, de libertad, de amplios horizontes. Los territorios que atraviesa esta parte de la carretera, son más bien áridos, lo que hace

HACIA

14

VERD

turismo

aún más impactante, ya en el descenso, ver como la tierra va transformándose en verdes vergeles, en tierras que se cultivan y que le dan un entorno amable a la ciudad capital de la provincia de Bolívar. Si se quiere tener una dimensión exacta del Chimborazo, visto desde su base, el recorrido por esta carretera es infallable. La carretera asfaltada hasta Ambato, está en perfectas condiciones, la otra, la que significa un desvío desde la Panamericana para llegar a Guaranda, está todavía en proceso de reparación, con algunos tramos en los que la

circulación tiene sus dificultades, pero nada que impida la referida contemplación. El aire es puro, el cielo transparente, las nubes no tapan la visibilidad de la mole de nieve, que en tiempos invernales no deja advertir los estragos que el cambio climático está causando en buena parte de los nevados del planeta. Si tiene suerte, puede divisar unas llamas pastando a los costados de la montaña, para extraer unas briznas verdes que sobresalen en el paisaje. El hechizo no se rompe sino hasta que continuamos nuestro viaje que nos lle-

vará a Guaranda, donde nos aguardan los jóvenes graduados de la Universidad de Bolívar. Las memorias quedan, el resplandor de la nieve, el azul del cielo, la brillantez del reflejo que nos invade.

15

VERD

recuerdos

"Amo la montaña, pese al frío y el mal de altura; a lo difícil que resulta conquistarla, al sentirla cada vez más lejana e imposible."

Desde muy joven, prácticamente un cierta fascinación tenía para mí el frio de los vientos, la altura, el páramo y la nie-

niño, intenté subir a las montañas. Una

Y R I B U S
Otras, las menos, lográbamos el objetivo. Así pisamos la cercana Cruz Loma desde la cual se aprecia Quito y su crecimiento, el querido Ruco Pichincha, su vecino el Guagua, el Atacazo, el Corazón, el Sincholahua, el Imbabura, el Quilotóa con su laguna dormida …. Desde sus cumbres veíamos no solo el paisaje que rodea nuestro mundo, creíamos ver el mundo mismo. Nuestra juventud nos hacía pensar en que esos triunfos eran la puerta a la totalidad, al infinito. Apenas si comenzábamos a comprender que desde allí nos veíamos obligados a buscar otras cumbres, más trascendentes que las materiales. Cuando han pasado los años y he vuelto a algunas montañas que ahora cuentan con los llamados “refugios” gracias a la iniciativa de un extraordinario andinista y maestro, el Jesuita José Rivas; o a aquellas otras a las que se puede llegar hasta los páramos y arenales en vehículos y hasta por carreteras pavimentadas; o incluso a Cruz Loma, ahora se arriba en teleférico; se reproduce como por encanto el mismo sentimiento de hace tantos años,

ve. ¿Por qué? … no lo sé. No encuentro conceptos ni palabras para explicarlos. Lo que puedo decir es que más que una razón ha sido un sentimiento. Muchas veces, en esas aventuras, los muchachos del Ascencionismo del Colegio San Gabriel de Quito, quedábamos como frustrados: la lluvia, las motas impertinentes de nieve a las que conocíamos como “papacara”, el intenso frío para el cual resultaban impotentes los ponchos o chompas que llevábamos, el cansancio o el soroche (mal de altura) nos obligaban a regresar sin la soñada conquista de las cumbres. El Chimborazo, el Cotopaxi, los Illinizas, el misterioso Rumiñahui, el Cayambe, el Antizana, el Tungurahua, el inspirador Altar, nos resultaron esquivos, en ese entonces, para nuestra inexperiencia. En la práctica la mayoría de ellos serían conquistados después por otros jóvenes y otros expertos debidamente preparados.

16

VERD

recuerdos

R I B U S Y
s d r é A n n L e ó
mezcla de ilusión y novedad; de esperanza y temor, de trascendencia. Si, sobretodo la montaña infunde siempre un ansia de trascendencia, de ser mejor, de brillar. Es como una necesidad imperiosa, vital, de subir y subir. Por todo esto cabe preguntarse ¿Qué significa la montaña? … Es necesario buscar el porqué de la fascinación, del respeto hasta lo mítico, del atractivo que ha ejercido en todas las épocas y en todas las culturas.

r ó n l d e a C

de selvas y ciudades. No es imposible pensar que la explicación buscada, está en los hombres y mujeres que en ella encuentran su sustento, su hábitat, y su cultura. Podría estar, he dicho bien, ya que a lo mejor podría estar en otros misterios aún no resueltos o comprendidos por el ser humano que sumiso ante ellos los ha endiosado y rendido culto. Por cierto es más seguro pensar que podría estar en las dos vertientes: en la material, científica y en el misterio; en la riqueza física y en poder espiritual; en el esfuerzo y el triunfo. Hoy como ayer debo hacer una con-

La explicación podría estar en el concepto mismo de altura, o en la enorme riqueza que guarda en su interior: La vida fluyendo en el páramo entre pajonales y maravillosas chuquirahuas; o en los minerales ocultos que a veces hasta afectan la orientación de las tradicionales brújulas e imanes y son causa de búsqueda incesante por empresas de todo tamaño; tal vez en las aguas que nacen en sus blancos glaciares e inician sus recorridos para fecundar el mundo y permitir la existencia

fesión: amo la montaña, pese al frío y el mal de altura; a lo difícil que resulta conquistarla, al sentirla cada vez más lejana e imposible. Lo más seguro es que deba conformarme con ver desde lejos su espectáculo, su imponencia, su presencia que orienta al infinito. Eso, sin duda ya es un enorme privilegio que permite que la imaginación, los ideales, el pensamiento y el compromiso, sigan por un camino de altura que nos invita a subir y subir.

17

VERD

alta montaña
Un reto humano
O s v a l d o

La Minería de altura:
F i e r r o

La minería de altura implica enfrentar condiciones atmosféricas y geográficas adversas, con la exigencia de hacer un trabajo seguro y excelente. Son los desafíos del día a día de los mineros que laboran en las montañas altas de nuestro Continente. Ya, sobre los 2.000 msnm, se producen algunos problemas en la salud de los trabajadores, ocasionados principalmente por la menor concentración de oxígeno en el aire y la baja de la temperatura ambiental. La disminución de la presión atmosférica y del oxígeno son los dos principales factores que alteran el funcionamiento orgánico de las personas a medida que avanzan hacia zonas de mayor altura. Estar en la mina, sobre los 4000 msnm es un condicionante que configura un ambiente especial de trabajo en todos los sentidos Cuando una persona carece de familiaridad con la altura, y empieza a subir la montaña, a veces le "coge el soroche" y se descompensa. A los trabajadores "aclimatarse" a estas alturas, generalmente les lleva tiempo para superar varios síntomas característicos, de ahí la necesidad de que una empresa minera que tenga

una mina en altura, implemente medidas de seguridad extremas y de fiel cumplimiento y cuente con un sistema de salud de primera, tanto en la mina como en el campamento, complementado por sistemas médicos de auxilio inmediato, comunicaciones eficaces y transporte ágil y oportuno, y centros médicos muy bien equipados a distancias estratégicas. Los trabajadores en minas de altura pueden experimentar diversos síntomas como: “Cefalea, fatiga o laxitud, falta de aire al realizar ejercicio, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, disminución del volumen urinario, dificultad para dormir y respiraciones irregulares durante el sueño, los cuales aparecen después de las 4-8 horas de haber llegado a la altura, pudiendo aparecer incluso hasta las 96 horas. La posibilidad de desarrollar MAM depende de la susceptibilidad individual, la velocidad de ascenso, la altitud alcanzada y el tiempo de permanencia en ella”, consigna el CIMA. Por razones de altura, más aún cuando una mina está sobre los 4000 msnm, se lo considera como un trabajo pesado que demanda especial atención para los trabajadores en la

18

VERD

alta montaña

jornada laboral así como dotarles de todas las comodidades en los campamentos, para de alguna manera suplir el agotamiento físico al que está sometido, además de la ausencia familiar ya que debe pasar dos o tres semanas en ellos, de acuerdo al calendario de trabajo. Un trabajador de mina de altura está sometido a una serie de factores que conjugados entre sí, generan situaciones subgéneros y que demandan cuidados extremos. “Crecientemente las exigencias son mayores porque el tipo que trabaja en altura tiene que ser casi un súper hombre, primero porque debe tener una capacidad física aceptable, pero debe tener también una condición síquica adecua-

da, porque está sometido a un desarraigo familiar y social. Adicionalmente, la empresa le impone condiciones técnicas, y nosotros le exigimos temas de seguridad y auto cuidado” (Andrade) . A ello debemos sumar que trabaja en condiciones especiales, en medio de maquinaria pesada de grandes volúmenes, equipada con alta tecnología. Altura, eficiencia, seguridad, rendimiento, tecnología, entre otras, son las variables que deben administrarse adecuadamente para que la minería en altura rinda lo esperado por las empresas.

19

VERD

chuterías
¡Chuta panas! Verán, les voy a contar un secreto, pero eso sí, me van a acolitar y no contar a nadie lo que les voy a escribir. Sucede que el pasado fin de semana fracasé por completo. Yo que me creía el “man de la men”, el Iron man, el “quitarán de ahí”; pues, la verdad no he sido. He sido igualito a todos. Sucede que el man ese que sabemos, me mandó llamar; y yo que no tenía VERDs, no me hice de rogar. En su oficina me pidió que escribiera sobre “Altas Montañas”, y yo enseguida armé un paseo al Cotopaxi. Es que nosotros los investigadores de verdad, no los copiones, tenemos la obligación de acudir a las fuentes en búsqueda de la verdad; no nos contentamos con el Wikipedia, peor con el “Rincón del Vago” como hacen algunitos. Pedí prestados unas piquetas, unos grapones, botas de altas montañas, mochilas, cantimplora, compré panela y aspirinas, alquilé una ropa especial para el frío, gorras, guantes, etc. El sábado de mañanita me embarqué en el bus y a la montaña se ha dicho. Verán, primero descubrí que desde la carretera hasta la montaña ha habido que caminar un tucazo de kilómetros; luego al llegar a la nieve me empezó a calar un frío, que pa´que les cuento.

A M I C A L N E DE LA A Ñ A T N O M
E l

Reportero

t a s C h u "E strella"

Lo peor fue cuando comencé a subir por la nieve. ¡Chuta, panas. Tenaz mismo ha sido. No hay como caminar, hay que aprender a guardar el equilibrio, sino ¡zas! al suelo, a cada paso. Y los golpes en “esa” parte… Bueno, no les alargo el cuento, allí mismo me dio soroche… De verdad, ¿no me creen? Sí, verán me dio soroche. Empecé a tiritar del frío, me faltó el aire para respirar, sentí vómito, quería morirme. Tuve que regresar a pisar tierra firme…No llegué ni a 50 metros más arriba de los límites de la nieve. Fracasé como andinista y me entró una vergüenza… Chuta, no me di cuenta que había que prepararse física y mentalmente para ascender a una montaña; que había que organizar una expedición y no intentar hacerlo solito; que se necesita tiempo, paciencia, un buen estado físico y mental, una preparación adecuada; en fin, un montón de cosas… pero yo, necio como soy, creí que era de ir en la mañana, coronar la montaña al medio día y regresar en la tarde a pegarse unas bielas con los panas y contarles lo bien “macho” que soy. Fracasé y medio enojado y medio dolido tuve que meterme en la compu, en Wikipedia, a investigar lo que había allí sobre “Altas montañas” para escribir el artículo que me pidió el man, porque, además de fracasar en el andinismo, no podía darme el lujo de no entregar el artículo, porque me quedaba otro mes, sin los VERD. Verán que yo también tengo derecho a comer. Así es que no le irán con el cuento al man ese. Dirán que yo llegué a la cumbre de la montaña y que todo lo que escribí es fruto de mi inteligencia, de mi dedicación, de mi investigación, que no he copiado nada, que ni la introducción, ni la parte teórica han salido del “rincón del vago”. Verán, acolítenme.

20

Humana

es la inteligencia …
santidad, la trascendencia! Humana es la inteligencia que hace del hombre un permanente buscador de la verdad, ansioso de claridad, un alma hambrienta de profundidad. Humana es la voluntad, el coraje, el afán de luchar, el saber sobreponerse a la desgracia, la capacidad para esperar contra toda esperanza. Humana es la conciencia que nos impide engañarnos a nosotros mismos, la voz que desde dentro nos despierta para seguir escalando, la exigencia que nos impide dormirnos. Humano es el afán de ser mejores, el saber que aún estamos a medio camino, el señalarnos como meta la perfección aunque sepamos que nunca llegaremos a la meta total. Difícilmente llegaremos a ser verdaderamente seres humanos si empezamos por autodisculpar nuestros errores bajo la capa de que “son humanos”. (La apuesta de ser hombre, págs. 21-23) Si buscamos las raíces de la creatividad, nos damos cuenta, que parte de ella se da en la voluntad, deseo o curiosidad de encontrar el porqué de las cosas. Por eso, la incidencia de la filosofía constituye la base de toda formación, en virtud que va a permitir comprender y valorar toda la intencionalidad y alcance de las demás ciencias en la formación de la persona, tal es así, que siendo la filosofía reflexión que significa volver a pensar cuantas veces sea necesario sobre lo pensado, hasta encontrar la verdad; de manera que permita buscar el porqué de las cosas y pueda darle sentido a la vida y a su propia existencia, lo que hace evidenciar que la reflexión es únicamente suya. Finalmente, “no basta con entender el sentido de cada acto, hay que entender el sentido último de la vida”. Por encima de todo, el ser humano siempre ha buscado un sentido para su vida, es decir, una orientación, una finalidad, un significado, un valor. Msc. Roberto Carlos Cuenca Jiménez. Docente Investigador de la UTPL rccuenca@utpl.edu.ec

La grandeza de un hombre se mide por: la grandeza de sus sueños, la grandeza de la persona amada, la grandeza del valor que redime, la felicidad que comparte, la grandeza de un hombre se mide por: la grandeza de la verdad que profesa, la grandeza del servicio que rinde, la grandeza del destino que forja. La vida que vive (ROY WHITBY) ¿Qué significan para nuestras vidas los términos lógica, epistemología y ética? ¿Qué beneficios e incidencias tienen para nuestras vidas los principios, el conocimiento y la reflexión de nuestros actos? Esto es suficiente para evidenciar la importancia de la valoración de lo que constituye la esencia de cada persona y el aporte de las ciencias particulares; por ejemplo, la psicología como ciencia experimental establece la conducta del hombre mediante observación y experimentación, pero quien al final hace la valoración de esa conducta es la filosofía, a través de un proceso reflexivo, crítico y valorativo, para concluir si realmente la psicología explica lo que es el hombre como un ser integral. Contextualizando lo dicho: “el hombre tiene muchos medios para progresar en el conocimiento de la verdad”, de modo que puede hacer más humana la propia existencia. Entre estos destaca la filosofía, que contribuye a formular la pregunta sobre el sentido de la vida y a trazar la respuesta, ésta se configura como una de las tareas más nobles de la humanidad. El interrogarse sobre el porqué de las cosas es inherente a su razón, aunque las respuestas que se han dado se enmarcan en un horizonte que pone en evidencia la complementariedad de las diferentes culturas en las que vive el hombre. (Enciclíca “La fe y la razón”, Juan Pablo II, numeral 3). M.J. Descalzo, (2004) en su libro “Razones para vivir”, decía: ¿Pero qué es lo verdaderamente humano? ¡Si lo humano es la razón, la voluntad, la conciencia, el esfuerzo, la

VERD

turismo

La piel
de la

montana
M a r í a A n t o n i e t a S e v i l l a
Cuando el sol se ha acomodado en el cielo, los andinistas que buscan aventuras, se concentran en las faldas de la montaña y toman un sendero rodeado de pequeños árboles y arbustos. Más adelante una buena extensión de pajonales extiende su dorado manto para dejar cruzar a los viajeros en su ascenso. Es necesario hidratarse para aguantar el esfuerzo y abrigarse hasta los dientes porque el frio arrecia. Se observa hacia lo alto el objetivo; pero la cima está nublada. Más arriba comienza la parte dura, un montón de rocas difíciles de conquistar; entonces se llega a la cresta del Atacazo. Una bocanada de aire fresco da la bienvenida a los excursionistas. La caminata ha sido emocionante. Con sus 4.570 msnm el Atacazo no llega a la altura de las nieves eternas. Está constituido por el antiguo Atacazo, el volcán Ninahuilca que es más joven y varios domos volcánicos denominados genéricamente La Viudita. El Atacazo es un estrato volcán que se asienta en la cordillera occidental de los Andes. Debido a la erosión glaciar quedó reducido a una pirámide peñascosa. Con el paso del tiempo las aguas torrenciales transformaron a la caldera en un cañón abierto hacia el oeste. Un estratovolcán es un tipo de volcán cónico compuesto por múltiples capas de lava endurecida, piroclastos y cenizas volcánicas. El cerro la Viudita posee una característica sobresaliente de tipo histórico-cultural. En la etapa colonial fue de significativa importancia por su ubicación, ya que en sus faldas se ubicaron los ejércitos españoles que debían evitar que las fuerzas libertadoras entren a Quito. Para ir al Atacazo desde Quito, se toma la Panamericana sur hasta el sector de Guamaní; se gira hacia la derecha en dirección a la montaña y por un camino de tierra se sigue hacia la base de la misma. También se puede acceder por un desvío empedrado por el sector de la Estación Experimental Santa Catalina, atravesando por el sitio La Victoria. Existen muchos expedicionarios que visitan el Atacazo para poner a prueba su resistencia física y escapar de las tensiones de la vida cotidiana. Para quienes intentan conquistar las cimas de granito y nieve de otros volcanes, el Atacazo es una gran oportunidad para aclimatarse y ponerse en forma. La hazaña comienza por un sendero ubicado en la arista que lleva hacia el sureste del monte; siguiendo por varias formaciones rocosas hasta la cumbre. En el trayecto a la montaña se puede observar plantas nativas como: romerillo, pumamaqui, bromelias y orquídeas, así como también mortiños, moras y taxos silvestres. Si la idea es ir de paseo en dos ruedas, el inicio de la subida es más fuerte por la inclinación del terreno y por las condiciones del mismo.

22

VERD

turismo

Existen muchas piedras sueltas y arena que los pedalistas deben evadir. Después el camino se vuelve más fácil, desaparecen las piedras y es posible pedalear con más seguridad por la piel desgranada de la montaña. Al llegar a una recta, el camino se deteriora nuevamente y se ciclea en pendientes difíciles de esquivar. Tanto andinistas como ciclistas descubrirán imponentes elevaciones que parece que quisieran adueñarse del cielo: el Cayambe, Antisana, Rumiñahui, Sincholagua, Cotopaxi, en la cordillera oriental de los Andes, y el Guagua Pichincha, Ruco Pichincha, Pasochoa, Corazón, Ilinizas en la cordillera occidental de Los Andes. Paisajes deslumbrantes se graban en la memoria de los viajeros, sus corazones se derriten de emoción, sus ojos se conmueven con sus encantos… El área del volcán Atacazo no está protegida de ninguna manera; se encuentra bastante alterada y está sometida a fuertes presiones humanas por su cercanía a lugares densamente poblados, incluyendo a las ciudades de Quito, Machachi, Amaguaña y Aloag. Existen constantes intentos de invasión de las tierras que rodean a la montaña, desde hace varias décadas las quemas en los páramos han sido frecuentes y las partes bajas están convertidas en tierras agrícolas y pastizales para ganado. Las montañas brindan mucho más que paisajes de increíble belleza, ofrecen recursos a la mitad de la población mundial. Tienen importancia no solo para los habitantes que son los principales guardianes de estos irremplazables recursos, sino

para millones de personas que viven en tierras bajas. Su mayor valor consiste en ser fuente de pequeños y grandes ríos. Entre todas las cordilleras del mundo, las situadas en los trópicos tienen la biodiversidad más grande. De estas, las laderas orientales de los Andes son las más abundantes. Poseen un gran conjunto de ecosistemas: bosques lluviosos tropicales, bosques subandinos, páramos montañosos, bosques nublados, tundras y nieves. Cada una de ellos tiene su propia flora y fauna. Pero no todo es bueno para las cordilleras; aunque por siglos su ubicación apartada las resguardó de la sobreexplotación, hoy se encuentran en peligro. Muchas de estas regiones silvestres están desapareciendo con rapidez a consecuencia de la deforestación, agricultura, apertura de carreteras, construcción de infraestructuras, entre otras. La montaña es tu amiga; puedes protegerla de muchas maneras: no abandones ni entierres basura, no enciendas fuego, cuida las fuentes y manantiales, resguarda los lugares de acampada, cruza la tierra de labranza por los senderos, camina por las sendas de las montañas no por los atajos. Si estás buscando un día de bienestar y tranquilidad o emocionantes peripecias al aire libre, es posible conocer el volcán Atacazo y sus alrededores. No es complicado; tan solo necesitas armarte de entusiasmo y energía, reunirte con tus panas y con mochila al hombro… partir a la aventura se ha dicho.

23

VERD

concurso

UNA CITA CON LA EXCELENCIA
F a u s t o J a r a m i l l o
Fundación Fidal

La noche de premiación del quinto concurso de Excelencia Educativa, convocado por FIDAL y la revista Edu@news, la conductora del acto preguntó a uno de los jurados internacionales, que provenía de Europa, si la excelencia era comprendida de la misma manera en América que en el viejo continente. La respuesta fue contundente: no había ninguna diferencia. La excelencia, no mide límites, es igual en toda geografía, y en todo tiempo. La excelencia es una aspiración humana que mueve a todo ser humano a encontrar nuevos caminos, abrir nuevas sendas, perfeccionar lo aprendido; con ella es posible responder mejor, más pronto y con mejores resultados a los problemas que se nos presentan. Seguramente la excelencia nunca será alcanzada por ningún ser humano en el transcurso de su vida, pero eso no es pretexto para no intentar alcanzarla. La excelencia es una meta personal, pero también es el faro que atrae a una sociedad. Ya son cinco las ediciones de este concurso al que acuden anualmente cientos de maestros, dispuestos a mostrar su trabajo, sus innovaciones, sus ideas, sus logros. Dos grupos de personas que se constituyen en jurados: el primero es de carácter nacional y a ellos está encomendada la tarea de cotejar los proyectos presentados con las bases del concurso y definir al grupo de trabajos que más se acerca a la excelencia. El segundo es el Jurado internacional, que acude al país en forma voluntaria, motivado quizás en crecer en su profesión y en su visión profesional, ante los trabajos presentados. Este jurado se encierra durante una semana de intenso trabajo, a leer el grupo de proyectos determinados

por el primer jurado y revisar aquellos que no lograron pasar la primera criba. FIDAL y Edu@news, comprenden su deber de rodear al concurso de todas las seguridades para que nadie ni nada conspiren contra la justicia que debe primar, porque esa es la garantía de confianza y transparencia en la justicia del veredicto; por eso no forman parte de los jurados ni participan de las deliberaciones de ellos. La noche de la premiación, es de gloria y honor al maestro ecuatoriano que siente que la sociedad a la que diariamente sirve desde el aula, esa noche se pone de pié para aplaudirle, para agradecerle, para decirle que lo reconoce como el puntal más importante del desarrollo. Cómo no reconocerles, si es a ellos a quienes confiamos el tesoro más importante que poseemos: nuestros hijos. El concurso no premia en forma ordinal, reconoce a los trabajos que han logrado la excelencia: puede ser uno o pueden ser diez. Lo único importante es que sean de excelencia. Los maestros ganadores, a más de sus becas, viajes o pasantías, llevan a su casa la estatuilla Nôus, símbolo de Excelencia Educativa, aquella que aspiramos alcanzar y hacia donde caminamos en cada convocatoria del concurso. Este año arribamos a la sexta edición y dada la acogida amplia que ha obtenido y su trascendencia, ahora se proyecta al plano internacional. Es así que se ha convocado al I Concurso Internacional de Excelencia educativa, lo que significa que el esfuerzo de los maestros y su aporte serán mucho mayores, de más responsabilidad y, en consecuencia de más excelencia.

24

VERD

sodíaco
ACUARIO
Enero 20 - Febrero 19

María del Mar

En el mes de las flores cantemos de alegría, celebremos esas maravillas de la naturaleza que nos impregnan de las mejores fragancias y nos cautiva con los más bellos colores.

PISCIS

Febrero 20 - Marzo 20
Los peces subsisten solo en el agua, no contamines su hábitat. Ellos al igual que tú, necesitas que esté libre de toda impureza. ¿Has pensado en un planeta totalmente limpio? ¡Todo es posible con la colaboración de todos!

ARIES

Marzo 21 - Abril 19
El aire es indispensable, ya que nos da la pureza necesaria para una respiración sana. Cuida que tus pulmones estén libres de partículas dañinas para así gozar de una óptima calidad de vida. Evita el aire contaminado en todo momento.

Todos los días nos recuerdan el peligro de no tener agua potable. Cuida tan preciado líquido ahorrando cada vez que hagas uso de ella en el baño diario. Piensa en los que carecen de tan preciado y necesario elemento maravilloso de la Naturaleza

TAURO

Abril 20 - Mayo 20
La fuerza del toro debe darte ánimo de luchar por mantenerte sano, agradecido con la naturaleza por todo lo hermoso que nos proporciona. Ella te pide que la cuides con esmero y dedicación. El planeta será siempre un eterno agradecido

GÉMINIS

Mayo 21 - Junio 21
Por partida doble todo pareciera que fuese más completo, pero para que surta efecto es muy importante dar lo mejor para obtener óptimos resultados. Con un pequeño esfuerzo, pero con constancia, se pueden conseguir grandes logros. No lo olvides!

CÁNCER

Junio 22 Julio 22
¡Qué poco damos y cuánto recibimos a cambio! Si te unes a la causa del ahorro, la vida sana, la participación, el compañerismo, el amor a la tierra bondadosa, ese conjunto te dará lo que necesitas para tener una vida plena de gratas sorpresas.

LEO

Julio 23 - Agosto 22
Tienes que mantener los pasos firmes que te has propuesto, si quieres lograr objetivos claros y precisos de hacer de cada esfuerzo un peldaño para llegar lejos, ayudando a construir el país que soñamos y un mundo libre de desechos tóxicos

VIRGO

Agosto 23 - Septiembre 21
La limpieza es fácil de mantener siempre y cuando cumplamos las reglas: el orden, la perseverancia, el ejemplo, la colaboración, el amor al prójimo, a la familia y la vida. Admirar la naturaleza sin destruirla ayudando a preservar nuestros enigmáticos arboles y nuestras flores conocidas en el mundo entero.

LIBRA

Septiembre 22 - Octubre 22
La balanza nos ayuda a mantener el equilibrio requerido en todas las actuaciones de nuestra vida. La responsabilidad de mostrar al mundo lo bello de un país dotado de grandes prodigios, está en tus manos y en tu mente. ¡Recuérdalo siempre!

ESCORPIÓN

Octubre 23 - Noviembre 21
A veces pasas mucho tiempo haciendo planes que no realizas. Ahora es el momento para ejecutar todo lo que conlleve a la mejora del ambiente, sin retardo, sin culpar a nadie, ya que somos dueños de nuestros actos, de ellos dependen la recompensa o el castigo. ¿Cual escoges?

SAGITARIO

Noviembre 22 - Diciembre 21
Apuntar a ser certeros en la vida es la mejor manera de demostrar lo mucho que valemos. Tu eres valioso, el entorno te pide ayudes a quien tanto te necesita: el planeta, que está sediento de personas como tu para seguir dándote lo indispensable para el buen vivir.

CAPRICORNIO

Diciembre 22 - Enero 19
No te sientas indefenso, no creas que tu aporte no es necesario, todo lo contrario: eres la persona que la madre tierra pide a gritos para que la protejas con tu trabajo enriquecedor. Da todo ese potencial que llevas por dentro y que tienes que demostrar. ¡Adelante!

26