You are on page 1of 1

Fecha: viernes, 24 abril, 2009 2:41

Hoy, 24 de Abril del 2009, nueva vez, el clamor del Pueblo y la paradoja de la historia, nos convocan ante
los Padres de la Patria a proclamar que: Exactamente 44 años después, el pueblo dominicano convocado
por la voz portentosa del joven líder JOSÉ FRANCISCO PEÑA GÓMEZ, y, heroicamente dirigido por
Francisco Alberto Caamaño, los coroneles Rafael Fernández Domínguez, y Rafael Lora Fernández, Juan
Miguel Román, Yolanda Guzmán, entre otros miles de hombres y mujeres jóvenes y enamorados del
honor, se levantaron en armas para reclamar la vuelta a la constitucionalidad y restablecer la constitución
inspirada por el presidente Juan Bosch y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), por medio de la
asamblea constituyente del 1963.

El proyecto constitucional impuesto por el Presidente Leonel Fernández y el Partido de la Liberación


Dominicana representa la continuación del modelo de gobierno y Estado presidencialista, autoritario y
excluyente, forjadores de pobres materiales y de espíritu, puesto en vigencia a partir de la alianza de
fuerzas reaccionarias y conservadoras apoyada en la intervención militar de los Estados Unidos en el
1965, para evitar el triunfo de las ansías democráticas y populares del pueblo dominicano.

El Foro Renovador del Partido Revolucionario Dominicano proclama ante el altar de la patria, su voluntad
inquebrantable de defender los legítimos derechos conquistados por el pueblo dominicano, por medio de
la movilización cívica nacional y no detenerse hasta restaurar los fundamentos de la constitución del 1963
y adecuarlos a la realidad del presente, como es el deseo de a gran mayoría del pueblo dominicano.

El ejemplo más fiel de este reclamo pendiente e insatisfecho, es que el 68 por ciento de los dominicanos y
dominicanas, según la propia consulta realizada por el gobierno de turno, exigió la realización de una
reforma constitucional por medio de la asamblea constituyente.

En el presente vivimos en medio del retroceso político y ético, los derechos a vivir dignamente se están
perdiendo, la seguridad ciudadana desaparece, los recursos públicos se dilapidan, la corrupción
administrativa se ha vuelto el pan nuestro de cada día y el narcotráfico esta desbordado. ¡Basta de tanta
ignominia! Cuatro décadas después los fundamentos sociales, institucionalistas y democráticos de la
constitución del 1963, siguen esperando por su vigencia y reivindicación.

Retomemos el camino de la lucha patriótica, de los trinitarios, de los restauradores, de la raza inmortal y
de los constitucionalistas.

Que vivan los sueños y anhelos libertarios de justicia económica y social de José Francisco Peña Gómez,
líder inmortal de los auténticos y verdaderos perredeístas.

¡El PRD el partido del pueblo y la libertad!

Dado en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, el 24 abril del 2009, a las 10:30 a.m.