ROSINA VALCARCEL

Cuando un libro adquiere vida

Contradanza
Obra Poética De Rosina Valcárcel
Comentario de Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara
La Diáspora, New York, June 11, 2013

Contradanza podemos definirla como la pieza artística de la Obra Poética de Rosina Valcalcer. Un libro que adquiere vida. El arte poético de contradanza y reencuentro con las ideas que se agotaron con el tiempo, y que a través de los ojos trasmite la sensibilidad y emociones de la escritora, esa historia de vida que se ha perdido en el pasado. La obra poética de Rosina tiene el embrujo que el lector se introduce en ellas y a través de los ojos de la narrativa poética se encuentran. “Papá, ¿adónde vas? / –A buscar mis viejos ojos. / Y se va papá. / Vuelve en la noche. / Vuelve al día siguiente. / Y se vuelve a ir / tras sus viejos ojos…” Contradanza, es una forma de dar la contra a la danza inconclusa de las ideas, de las formas, de las imágenes convenidas. Contradanza es la poesía de la memoria, poesía de las formas, poesía de la existencia, poesía de los recuerdos, poesía de la memoria colectiva, poesía de los espacios uno que se contrapone al otro, como pisos imaginarios. La poesía para la vida. En Contradanza cohabita la escritora, la poeta, protagonistas,

narradores, artistas plásticos, científicos y luchadores sociales, médicos, psicólogos en mundo desacrilisando a la política, desmitificando líderes, cuestionando las formas y descodificando la historia. D I VI N A M E LO D Í A / R O S by Rosina Valcárcel Carnero (Notes) on Wednesday, June 19, 2013 at 12:45pm Divina melodía

¿Recuerdas, amigo mío, la ebria torre de marfil y las ahumadas paredes de San Marcos? Qué resplandor, qué palidez miserable. La tarde abre su puerta

mientras tocas saxofón sin calcular una palabra. Hoy no es temprano. Se nos va la vida como aquel marinero que se marcha del puerto. Se nos va la vida como una dulce melodía. Sólo amarte mientras se mueven el mar y tus sueños. (a Sandro)

Y ME ENREDAS / R O S by Rosina Valcárcel Carnero (Notes) on Tuesday, June 18, 2013 at 12:29pm Y me enredas

Fresca alma del otoño, frío ojo melancólico Llegas hasta aquí Abres mi puerta al bullicio Y me enredas con tu ingenioso parloteo La calle entusiasta escribe tu nombre vivaz Un poco de luz se resbala hacia tucuerpo ¿Señal del último amor de juventud? Pregunta difícil, verdad amor

Martes, 18 junio 2013.

PATER / R O SI N A V A LC ÁR CE L C A R N E R O by Rosina Valcárcel Carnero (Notes) on Sunday, June 16, 2013 at 4:19pm

En las noches algo desafinadas En las noches de invierno La Luna convaleciente sueña Y se aparece el humo de las fábricas Veo el perfil de mi padre volanteando las calles de Lima Cuando habla del paraíso y la Revolución sobre la tierra

Entre pueblitos remotos que parecen piedras echadas al azar Ahí viene el compañero, ahí viene, se oye el silbo de La Marsella Contra la explotación, muerto de sed, allí se presenta enrabiado Contra la adversidad, delirante llega el eco de La Internacional Bajo el frío del Cusco Bajo su poncho de Arequipa Bajo su canto de Pucallpa.

15 junio, víspera 3 de la tarde, Domingo 16 junio 2013 "Día del Padre" En: Naturaleza viva, Lima, Hipocampo, 2011.

R O SI N A V AL C ÁR C E L : P O ESÍ A M U L TI SÉM I C A , P OLI F ÓN I C A . P OR W I N S T ON O R R I L LO by Rosina Valcárcel Carnero (Notes) on Friday, June 21, 2013 at 1:42pm LA MEMORIA DEL AIRE. Rosina Valcárcel: Poesía multisémica, polifónica Por Winston Orrillo. Aunque parezca un lugar común, se trata de un libro bello por donde se le mire: para empezar con la pulquérrima edición (Fondo Editorial Cultura Peruana, que dirige el poeta Jorge Espinoza Sánchez), el diagramado, las ilustraciones (debidas al magno artista plástico Carlos Alberto Ostolaza); hasta que llegamos a los textos de Contradanza, esenciales, polisémicos y, por si fuera poco, polifónicos, pues se encuentran inundados por la música: ellos mismos son música, pero claro, especialmente la de hogaño: el rock, y, en especial, el subterráneo, lo cual no obsta para que la poeta nos manifieste su adicción por el autor de la Tocata y Fuga. Rosina nos entrega una ofrenda lírica poliédrica. con textos que tratan del desgarrado y desvalido hogar, y con apologías de la vida doméstica: el culto a los hijos, a la nieta, a la pareja (y/o parejas); en fin, una –no podía ser de otro modo- incursión (¿”Un par de vueltas por la realidad”?) en el mundo que signa lo más hermoso del combate y de los

combatientes de hogaño: los hombres que nos permiten mirar de frente cuando nos referimos a nuestros congéneres, malgrado la existencia y/o subsistencia de especímenes como los genocidas y los corruptos que medran a nuestro alrededor y son culpables del envilecimiento y el despeñadero en el que parece desenvolverse el mundo de los días que corren. Pero nuestra Rosina, nuestra poeta, eleva su voz y canta y encanta al hablarnos y rendir su justísimo homenaje a prohombres como Fidel, el Che, Víctor Jara, Juan Pablo Chang, entre varios otros. Pero Rosina es, asimismo, una gran poeta del amor, de ese bicho que nos atenaza y desguaza y conforma y deforma: algunos de sus más intensos poemas están dedicados al ejercicio del amor, al culto a la pasión, al develamiento de un mundo sin el cual la humanidad no tendría los matices que felizmente tiene. Y aquí el menú es variado: usted puede escoger los ángulos más diversos: el poema surrealista stricto sensu o el retrato –sana, viva competencia- entre sus progenitores: Gustavo y Violeta que, de este modo, entran al parnaso peruano por derecho propio, con impronta propia (aunque Gustavo, el padre, hace tiempo que tenía, allí, su escaño de privilegio). Alta, lúcida y lucida madurez de la poeta que, una vez más, nos entrega la limpia hondura de sus imágenes: he aquí algunos botones: “Hilé nuestro atado de libros y cenizas mientras la soledad menos vivaz que la agonía obraba un silencio húmedo como el amor”…”Me antojé abandonar mi cuerpo/ Como el diluvio deja su navío entre corales y algas”…”Las huellas de sus sexos quemando cigarrillos negros/ En la arisca ciudad de Lima”…”Una parte de mi vientre cuida tus sueños”… "Cuando tus ojos aturdidos se volvieron/ hacia mis labios/una iguana poseyó mis senos.” Creo que es suficiente para provocar la lectura de este texto poético singular. ¿Debo añadir que Rosina Valcárcel es doctora en Antropología, periodista y militante conspicua e integérrima, en la causa de la defensa de la vida, que es defensa del arte, de la poesía y de la sobrevivencia de la criatura humana?. Junio, 2013.

SABIDURÍA / R OS by Rosina Valcárcel Carnero (Notes) on Tuesday, June 25, 2013 at 12:27pm Sabiduría A Chely O Vgo

¿Mar abajo hay salud? La vida es una nube Un parque, un hemisferio, una waca, una universidad La palabra exacta, la clase puntual Veinte años y cien cursos Grados, los títulos ¿sirvieron? La calandria herida vuelve y sella La sabiduría llega en otoño En el vago espejo antiguo En la soledad lila En el canto del oboe No emerge de los libros A veces del silbo y el fuego de los trenes De la sombra del amor escrito De la tarde agobiada y cruel De la almendra breve Del río infinito Pero, tú estás enferma Y sólo te brindo color y armonía Leve frenesí fugaz