You are on page 1of 6

Cómo se genera la energía eólica

La radiación solar, absorbida irregularmente por la atmósfera, da lugar a masas de aire con diferentes temperaturas y, por tanto, diferentes densidades y presiones. El aire, al desplazarse desde las altas hacia las bajas presiones, da lugar al viento. La energía del viento que es posible captar con una máquina eólica es directamente proporcional a la densidad del aire, a la superficie de barrido y al cubo de la velocidad del viento. Existen perturbaciones como resultado de otras fuerzas y, además, a escala local, la orografía ejerce un efecto muy importante sobre las características del viento. Las energías renovables son inagotables, limpias y se pueden utilizar de forma autogestionada, ya que se pueden aprovechar en el mismo lugar en que se producen. Además, tienen la ventaja adicional de complementarse entre sí.

Funcionamiento de un parque eólico

Los aerogeneradores o turbinas eólicas producen electricidad utilizando la fuerza natural del viento para mover un generador eléctrico. Casi todos los aerogeneradores que producen electricidad constan de un rotor con palas o aspas que giran alrededor de un eje horizontal. Éste está unido a un conjunto de transmisión mecánica o multiplicadora y, finalmente, a un generador eléctrico, ubicados ambos en la barquilla suspendida en lo alto de la torre. Los principales componentes de un aerogenerador son:

rotores,

3 palas en el rotor (casi todos ellos),

palas fabricadas en fibra de vidrio con refuerzo de poliéster o epoxi,

funcionamiento con velocidades de rotor constantes o variables,

control de potencia automático según velocidad de viento, con parada a muy altas velocidades

(seguridad mecánica): a través del ángulo de la pala (pitch) o de su propia aerodinámica (stall), utilización mayoritaria de multiplicadoras y, en algunos casos, de transmisión directa eje-

generador, orientación automática siguiendo la dirección variable del viento (sensores para monitorización),

torres tubulares fabricadas en acero y generalmente pintadas de gris claro.

El diámetro de la turbina el parámetro crucial: a mayor longitud de pala, mayor área barrida y mayor energía producida. La energía producida por un aerogenerador varía en función del potencial propio del emplazamiento (función cúbica de la velocidad de viento), de la disponibilidad de la propia máquina (capacidad de operar en presencia de viento: típicamente por encima del 98%) y de la disposición de las máquinas en el parque (efecto estela: negativo de unas sobre otras). Además de los parques eólicos onshore, se construyen parques eólicos en el mar (offshore), a varios kilómetros de la costa, con el objeto de minimizar su impacto medioambiental (impacto visual) y, sobre todo, de aprovechar las mejores condiciones de viento al desaparecer el efecto negativo del relieve. En estas instalaciones se instalan máquinas de mucha mayor potencia, que las de onshore.

Por qué tiene 3 palas? ¿Podrían tener 1…,5?

El motivo de que el número de palas sea 3 es el resultado del compromiso existente entre criterios:

La energía máxima extraíble del viento es independiente del número de palas y se define por la

Ley de Betz. Según esta ley, la máxima extracción de energía cinética del viento se sitúa en 16/27 de la energía cinética (59%). A partir de ese máximo, incrementar el número de palas de 1 a 100 no aumentaría el rendimiento del aerogenerador. Un menor número de palas reduce los costes de fabricación e instalación.

Dada las dimensiones mayores de las palas y las cargas y tensiones asociadas, un mayor

número de palas permite obtener sistemas más equilibrados y estables. Así, los sistemas tri-pala se han demostrado como lo solución más estable/equilibrada desde el punto de vista dinámico –mucho más que los monopalas o los bipalas- y económicamente más eficaz que los sistemas con mayor número de palas.

¿Qué son las zanjas?

Para transportar la energía generada hasta la subestación es necesario elevar la tensión a 20/30 kV, para lo cual los aerogeneradores cuentan con un centro de transformación 0,69/20/30 kV. A partir de la salida en 20/30 kV, se diseñan las líneas de distribución de M.T. que discurren en subterráneo, generalmente hasta la subestación eléctrica. Para minimizar la afección de las zanjas, en la medida de lo posible se diseñan en paralelo a los caminos, de manera que se minimice la afección y sea más sencillo el acceso a la zona, para realizar el tendido de media tensión y fibra óptica y para la restauración posterior. Los pasos la ejecución de la zanja de manera compatible, desde el punto de vista ambiental, son los siguientes:

Desbroce de vegetación.

Retirada de capa de suelo vegetal.

Acopio de tierra vegetal y resto de desbroce.

Excavación y acopio de excavación.

Cama de arena.

Tendido de cableado.

Tapado de zanja con material de excavación.

Cubierta con tierra vegetal la zona afectada.

Hidrosiembra.

¿Generan más viento en la zona donde se instalan?

No. El efecto de los aerogeneradores sería más bien el contrario –extraen energía o “frenan” el viento- pero el efecto es despreciable ya que la energía se recompone cientos de metros de tras del mismo. Pensemos que hablamos de extracción de energía de una capa de decenas de metros dentro de un flujo de kilómetros: somos irrisorios comparados con la "tubería".

TURBINAS DE VIENTO MODERNAS

Las modernas turbinas de viento se mueven por dos procedimientos: el arrastre, en el que el viento empuja las aspas, y la elevación, en el que las aspas se mueven de un modo parecido a las alas de un

avión a través de una corriente de aire. Las turbinas que funcionan por elevación giran a más velocidad y son, por su diseño, más eficaces. Las turbinas de viento pueden clasificarse en turbinas de eje horizontal, en las que los ejes principales están paralelos al suelo y turbinas de eje vertical, con los ejes perpendiculares al suelo. Las turbinas de ejes horizontales utilizadas para generar electricidad tienen de una a tres aspas, mientras que las empleadas para bombeo pueden tener muchas más. Entre las máquinas de eje vertical más usuales destacan las Savonius, cuyo nombre proviene de sus diseñadores, y que se emplean sobre todo para bombeo; y las Darrieus, una máquina de alta velocidad que se asemeja a una batidora de huevos. Generadores eléctricos Los científicos calculan que hasta un 10% de la electricidad mundial se podría obtener de generadores de energía eólica a mediados del siglo XXI. Los generadores de turbina de viento tienen varios componentes. El rotor convierte la fuerza del viento en energía rotatoria del eje, una caja de engranajes aumenta la velocidad y un generador transforma la energía del eje en energía eléctrica. En algunas máquinas de eje horizontal la velocidad de las aspas puede ajustarse y regularse durante su funcionamiento normal, así como cerrarse en caso de viento excesivo. Otras emplean un freno aerodinámico que con vientos fuertes reduce automáticamente la energía producida. Las máquinas modernas comienzan a funcionar cuando el viento alcanza una velocidad de unos 19 km/h, logran su máximo rendimiento con vientos entre 40 y 48 km/h y dejan de funcionar cuando los vientos alcanzan los 100 km/h. Los lugares ideales para la instalación de los generadores de turbinas son aquellos en los que el promedio anual de la velocidad del viento es de cuando menos 21 km/h. La energía eólica, que no contamina el medio ambiente con gases ni agrava el efecto invernadero, es una valiosa alternativa frente a los combustibles no renovables como el petróleo. Los generadores de turbinas de viento para producción de energía a gran escala y de rendimiento satisfactorio tienen un tamaño mediano (de 15 a 30 metros de diámetro, con una potencia entre 100 y 400 kW). Algunas veces se instalan en filas y se conocen entonces como granjas de viento. En California se encuentran algunas de las mayores granjas de viento del mundo y sus turbinas pueden generar unos 1.120 MW de potencia (una central nuclear puede generar unos 1.100 MW). El precio de la energía eléctrica producida por ese medio resulta competitivo con otras muchas formas de generación de energía. En la actualidad Dinamarca obtiene más del 2% de su electricidad de las turbinas de viento, también empleadas para aumentar el suministro de electricidad a comunidades insulares y en lugares remotos. En Gran Bretaña, uno de los países más ventosos del mundo, los proyectos de turbinas de viento, especialmente en Gales y en el noroeste de Inglaterra, generan una pequeña parte de la electricidad procedente de fuentes de energía renovable. En España se inauguró en el año 1986 un parque eólico de gran potencia en Tenerife, Canarias. Más tarde se hicieron otras instalaciones en La Muela (Zaragoza), el Ampurdán (Gerona), Estaca de Bares (La Coruña) y Tarifa (Cádiz), ésta dedicada fundamentalmente a la investigación. La energía eólica supone un 6% de la producción de energía primaria en los países de la Unión Europea.

El número de aerogeneradores que componen un parque es muy variable, y depende fundamentalmente de la superficie disponible y de las características del viento en el emplazamiento. Antes de montar un parque eólico se estudia el viento en el emplazamiento elegido durante un tiempo que suele ser superior a

un año. Para ello se instalan veletas y anemómetros. Con los datos recogidos se traza una rosa de los vientos que indica las direcciones predominantes del viento y su velocidad. Para poder aprovechar la energía eólica es importante conocer las variaciones diurnas y nocturnas y estacionales de los vientos, la variación de la velocidad del viento con la altura sobre el suelo, la entidad de las ráfagas en espacios de tiempo breves, y valores máximos ocurridos en series históricas de datos con una duración mínima de 20 años. Es también importante conocer la velocidad máxima del viento. Para poder utilizar la energía del viento, es necesario que este alcance una velocidad mínima que depende del aerogenerador que se vaya a utilizar pero que suele empezar entre los 3 m/s (10 km/h) y los 4 m/s (14,4 km/h), velocidad llamada "cut-in speed", y que no supere los 25 m/s (90 km/h), velocidad llamada "cut-out speed". Sin embargo, el principal inconveniente es su intermitencia.

Producción por países Capacidad total de energía eólica instalada (fin de año y últimas estimaciones) 11 Capacidad (MW)

Posición País

2009 12

2008 13

2006 14 2005

2004

1

EE.UU.

32.919

25.170

11.603 9.149

6.725

2

Alemania

25.030

23.903

20.622 18.428 16.628

3

China

20.000

12.210

2.405

1.260

764

4

(13%) 18.263 15 16.754

11.730 10.028 8.504

5

India

10.742

9.654

6.270 4.430 3.000

6

Francia 4.655

3.404

1.567 757 386

7

Italia

4.547

3.736

2.123 1.717 1.265

8

Reino Unido

4.015

3.241

1.963

1.353

888

9

Dinamarca

(20%) 3.384

3.180

3.136

3.128

3.124

10

Portugal

(15%) 3.374

2.862

1.716

1.022

522

11

Canadá 3.301

 

12

Países Bajos 2.220

13

Japón

1.980

14

Australia 1.494

 

15

Grecia

1.062

16

Suecia

1.021

17

Irlanda 1.002

 

18

Austria

995

19

Turquía 635

 

20

Brasil

634

Total mundial 140.951

120.791 73.904 58.982 47.671

un año. Para ello se instalan <a href=veletas y anemómetros . Con los datos recogidos se traza una rosa de los vientos que indica las direcciones predominantes del viento y su velocidad. Para poder aprovechar la energía eólica es importante conocer las variaciones diurnas y nocturnas y estacionales de los vientos, la variación de la velocidad del viento con la altura sobre el suelo, la entidad de las ráfagas en espacios de tiempo breves, y valores máximos ocurridos en series históricas de datos con una duración mínima de 20 años. Es también importante conocer la velocidad máxima del viento. Para poder utilizar la energía del viento, es necesario que este alcance una velocidad mínima que depende del aerogenerador que se vaya a utilizar pero que suele empezar entre los 3 m/s (10 km/h) y los 4 m/s (14,4 km/h), velocidad llamada " cut-in speed ", y que no supere los 25 m/s (90 km/h), velocidad llamada " cut-out speed ". Sin embargo, el principal inconveniente es su intermitencia. Producción por países Capacidad total de energía eólica instalada (fin de año y últimas estimaciones ) Capacidad (MW) Posición País 200 9 200 8 200 6 2005 2004 1 EE.UU. 32.919 25.170 11.603 9.149 6.725 2 Alemania 25.030 23.903 20.622 18.428 16.628 3 China 20.000 12.210 2.405 1.260 764 4 España (13%) 18.26 3 16.754 11.730 10.028 8.504 5 India 10.742 9.654 6.270 4.430 3.000 6 Francia 4.655 3.404 1.567 757 386 7 Italia 4.547 3.736 2.123 1.717 1.265 8 Reino Unido 4.015 3.241 1.963 1.353 888 9 Dinamarca (20%) 3.384 3.180 3.136 3.128 3.124 10 Portugal (15%) 3.374 2.862 1.716 1.022 522 11 Canadá 3.301 12 Países Bajos 2.220 13 Japón 1.980 14 Australia 1.494 15 Grecia 1.062 16 Suecia 1.021 17 Irlanda 1.002 18 Austria 995 19 Turquía 635 20 Brasil 634 Total mundial 140.951 120.791 73.904 58.982 47.671 Capacidad eólica mundial total instalada 2001-2010 [MW]. Fuente: WWEA e.V. Existe una gran cantidad de aerogeneradores operando, con una capacidad total de 159.213 MW, de los que Europa cuenta con el 47,9% (2009). EE.UU. y China, juntos, representaron 38,4% de la capacidad eólica global. Los cinco países (EE.UU., China, Alemania, España e India) representaron 72,9% de la " id="pdf-obj-2-301" src="pdf-obj-2-301.jpg">

Capacidad eólica mundial total instalada 2001-2010 [MW]. Fuente: WWEA e.V. Existe una gran cantidad de aerogeneradores operando, con una capacidad total de 159.213 MW, de los que Europa cuenta con el 47,9% (2009). EE.UU. y China, juntos, representaron 38,4% de la capacidad eólica global. Los cinco países (EE.UU., China, Alemania, España e India) representaron 72,9% de la

capacidad eólica mundial en 2009, ligeramente mayor que 72,4% de 2008. La Asociación Mundial de Energía Eólica (World Wind Energy Association) anticipa que una capacidad de 200.000 MW será superada en el 2010. 16

Energía eólica en Latinoamérica El desarrollo de la energía eólica en Latinoamérica está en sus comienzos, llegando la capacidad conjunta instalada en estos países a los 769 MW (datos de septiembre de 2009). 28 A fecha de 2009, el desglose de potencia instalada por países y su porcentaje sobre el total de cada país es el siguiente: 29

Brasil : 415 MW (0,4%)

México : 85 MW (0,17%) 30

Costa Rica : 70 MW (2,8%)

Nicaragua 40 MW (5%)

Argentina : 29 MW (0,1%)

Uruguay : 20 MW (0,8%)

Chile : 20 MW (0,2%)

Colombia : 20 MW (0,1%)

Cuba : 7,2 MW (0,05%)

Ecuador : 2,4 MW (0,05%)

Perú : 0 MW (0%)

Venezuela : 0 MW (0%)

Ventajas de la energía eólica

Es un tipo de energía renovable ya que tiene su origen en procesos atmosféricos debidos a la

energía que llega a la Tierra procedente del Sol. Es una energía limpia ya que no produce emisiones atmosféricas ni residuos contaminantes.

No requiere una combustión que produzca dióxido de carbono (CO 2 ), por lo que no contribuye al

incremento del efecto invernadero ni al cambio climático. Puede instalarse en espacios no aptos para otros fines, por ejemplo en zonas desérticas,

próximas a la costa, en laderas áridas y muy empinadas para ser cultivables. Puede convivir con otros usos del suelo, por ejemplo prados para uso ganadero o cultivos bajos

como trigo, maíz, patatas, remolacha, etc. Crea un elevado número de puestos de trabajo en las plantas de ensamblaje y las zonas de

instalación. Su instalación es rápida, entre 4 meses y 9 meses

Su inclusión en un sistema ínter ligado permite, cuando las condiciones del viento son

adecuadas, ahorrar combustible en las centrales térmicas y/o agua en los embalses de las centrales hidroeléctricas. Su utilización combinada con otros tipos de energía, habitualmente la solar, permite la

autoalimentación de viviendas, terminando así con la necesidad de conectarse a redes de suministro, pudiendo lograrse autonomías superiores a las 82 horas, sin alimentación desde ninguno de los 2 sistemas. Posibilidad de construir parques eólicos en el mar, donde el viento es más fuerte, más constante y el impacto social es menor, aunque aumentan los costes de instalación y mantenimiento. Los parques offshore son una realidad en los países del norte de Europa, donde la generación eólica empieza a ser un factor bastante importante.

Inconvenientes de la energía eólica

Aspectos técnicos

Debido a la falta de seguridad en la existencia de viento, la energía eólica no puede ser utilizada como única fuente de energía eléctrica. Por lo tanto, para salvar los "valles" en la producción de energía eólica es indispensable un respaldo de las energías convencionales (centrales de carbón o de ciclo combinado, por ejemplo, y más recientemente de carbón limpio). Sin embargo, cuando respaldan la eólica, las centrales de carbón no pueden funcionar a su rendimiento óptimo, que se sitúa cerca del 90% de su potencia. Tienen que quedarse muy por debajo de este porcentaje, para poder subir sustancialmente su producción en el momento en que afloje el viento. Por tanto, en el modo "respaldo", las centrales térmicas consumen más combustible por kW/h producido. También, al subir y bajar su producción cada vez que cambia la velocidad del viento, se desgasta más la maquinaría. Además, la variabilidad en la producción de energía eólica tiene 2 importantes consecuencias:

Para evacuar la electricidad producida por cada parque eólico (que suelen estar situados

además en parajes naturales apartados) es necesario construir unas líneas de alta tensión que sean capaces de conducir el máximo de electricidad que sea capaz de producir la instalación. Sin embargo, la media de tensión a conducir será mucho más baja. Esto significa poner cables 4 veces más gruesos, y a menudo torres más altas, para acomodar correctamente los picos de viento. Es necesario suplir las bajadas de tensión eólicas "instantáneamente" (aumentando la producción de las centrales térmicas), pues sino se hace así se producirían, y de hecho se producen apagones generalizados por bajada de tensión. Este problema podría solucionarse mediante dispositivos de almacenamiento de energía eléctrica. Pero la energía eléctrica producida no es almacenable: es instantáneamente consumida o perdida.

Además, otros problemas son:

Técnicamente, uno de los mayores inconvenientes de los aerogeneradores es el llamado hueco

de tensión. Ante uno de estos fenómenos, las protecciones de los aerogeneradores con motores de jaula de ardilla se desconectan de la red para evitar ser dañados y, por tanto, provocan nuevas perturbaciones en la red, en este caso, de falta de suministro. Este problema se soluciona bien mediante la modificación de la aparamenta eléctrica de los arogeneradores, lo que resulta bastante costoso, bien mediante la utilización de motores síncronos aunque es bastante más fácil asegurarse de que la red a la que se va a conectar sea fuerte y estable. Uno de los grandes inconvenientes de este tipo de generación, es la dificultad intrínseca de

prever la generación con antelación. Dado que los sistemas eléctricos son operados calculando la generación con un día de antelación en vista del consumo previsto, la aleatoriedad del viento plantea serios problemas. Los últimos avances en previsión del viento han mejorado muchísimo la situación, pero sigue siendo un problema. Igualmente, grupos de generación eólica no pueden utilizarse como nudo oscilante de un sistema. Además de la evidente necesidad de una velocidad mínima en el viento para poder mover las aspas, existe también una limitación superior: una máquina puede estar generando al máximo de su potencia, pero si el viento aumenta lo justo para sobrepasar las especificaciones del aerogenerador, es obligatorio desconectar ese circuito de la red o cambiar la inclinación de las aspas para que dejen de girar, puesto que con viento de altas velocidades la estructura puede resultar dañada por los esfuerzos que aparecen en el eje. La consecuencia inmediata es un descenso evidente de la producción eléctrica, a pesar de haber viento en abundancia, y otro factor más de incertidumbre a la hora de contar con esta energía en la red eléctrica de consumo.

Aunque estos problemas parecen únicos a la energía eólica, son comunes a todas las energías de origen natural:

Un panel solar sólo producirá potencia mientras haya suficiente luz solar.

Una central hidráulica de represa sólo podrá producir mientras las condiciones hídricas y las

precipitaciones permitan la liberación de agua. Una central maremotriz sólo podrá producir mientras la actividad acuática lo permita

Aspectos medioambientales

Generalmente se combina con centrales térmicas, lo que lleva a que existan quienes critican que

realmente no se ahorren demasiadas emisiones de dióxido de carbono. No obstante, hay que tener en cuenta que ninguna forma de producción de energía tiene el potencial de cubrir toda la demanda y la producción energética basada en renovables es menos contaminante, por lo que su aportación a la red eléctrica es netamente positiva. Al comienzo de su instalación, los lugares seleccionados para ello coincidieron con las rutas de

las aves migratorias, o zonas donde las aves aprovechan vientos de ladera, lo que hace que entren en conflicto los aerogeneradores con aves y murciélagos. Afortunadamente los niveles de mortandad son muy bajos en comparación con otras causas como por ejemplo los atropellos (ver gráfico). Aunque algunos expertos independientes aseguran que la mortandad es alta. Actualmente los estudios de impacto ambiental necesarios para el reconocimiento del plan del parque eólico tienen en consideración la situación ornitológica de la zona. Además, dado que los aerogeneradores actuales son de baja velocidad de rotación, el problema de choque con las aves se está reduciendo. El impacto paisajístico es una nota importante debido a la disposición de los elementos horizontales que lo componen y la aparición de un elemento vertical como es el aerogenerador. Producen el llamado efecto discoteca: este efecto aparece cuando el sol está por detrás de los molinos y las sombras de las aspas se proyectan con regularidad sobre los jardines y las ventanas, parpadeando de tal modo que la gente denominó este fenómeno: “efecto discoteca”. Esto, unido al ruido, puede llevar a la gente hasta un alto nivel de estrés, con efectos de consideración para la salud. No obstante, la mejora del diseño de los aerogeneradores ha permitido ir reduciendo el ruido que producen.

La apertura de pistas y la presencia de operarios en los parques eólicos hace que la presencia humana sea constante en lugares hasta entonces poco transitados. Ello afecta también a la fauna.

http://es.wikipedia.org/wiki/Energ%C3%ADa_e%C3%B3lica