Consejo General de Estudiantes

Recinto de Río Piedras Universidad de Puerto Rico directiva@tuconsejo.org

Hon. María Teresa González López Presidenta Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo Senado de Puerto Rico Estimados miembros de la Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo: Reciban un cordial saludo, Comparecemos ante esta honorable Comisión con el propósito de expresar nuestro sentir en torno a los nominados a representar el interés público ante la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico. Antes de proceder, es nuestro interés recalcarles que el Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras se opuso a la aprobación del P. de la C. 927 tal y como fue presentado por el poder ejecutivo. También, es necesario recordar que 10 de los 11 Recintos del Sistema Universitario propusieron unas

enmiendas al proyecto que no fueron acogidas a pesar de la buena voluntad e interés de la Presidenta de la Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo, Hon. María Teresa González López, de acoger

varias de nuestras propuestas. Sin embargo, entendemos que el “agua pasada no mueve molino”. La Ley Núm. 13 de este año le da la facultad al Gobernador de Puerto Rico a

2

Comisión de Educación, Desarrollo y Formación del Individuo

designar a ocho (8) ciudadanos a la nueva Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico con el consejo y consentimiento del Senado de Puerto Rico. Por tal motivo, decidimos aceptar la invitación de esta honorable Comisión con el fin de expresar nuestro sentir en torno a las personas que formarán parte del nuevo cuerpo rector que administrará el primer centro docente del país. Entendemos que las personas que tomarán las riendas de la institución deben estar comprometidas en fortalecer nuestra Universidad y deben ser agentes de cambio con miras a establecer un mayor vínculo con la comunidad universitaria. Para esto, es importante que las personas que ocupen estos cargos estén dispuestas a democratizar a nuestra Universidad. Para rescatar la Universidad, es imperativo que se empiecen a tomar los pasos afirmativos hacia una reconciliación universitaria. Para lograr esto, estas ocho (8) personas deben estar dispuestas a tomar estos pasos e internalizar que la institución está sumida en una crisis que solo se puede superar si trabajan mano a mano con todos los sectores que componen la comunidad universitaria. Recordemos que uno de los señalamientos que le hizo la Middle States Commission on Higher Education a la pasada

Comisión de Educación, Desarrollo y Formación del Individuo

3

Administración Universitaria expuso el problema de gobernanza que había en la institución debido a la desconfianza que existía entre la comunidad universitaria y los supuestos representantes del interés público nombrados por el gobierno durante el pasado cuatrienio. Estos señalamientos resultaron en una larga y angustiosa probatoria por parte de la (MSCHE) que pusieron en riesgo millones de dólares en fondos federales. Cabe señalar que esos mismos emisarios que alardeaban de representar el interés público, fueron los mismos que troncharon las aspiraciones de unos 10,000 estudiantes que deseaban culminar sus estudios universitarios, compañeros que fueron discriminados y marginados socioeconómico. Fueron estas mismas personas las que, de un día para otro, se convirtieron en paladines de la autonomía universitaria cuando se vieron amenazados ante el cambio de gobierno. Estos mismos individuos son los responsables de haber puesto a la Universidad de Puerto Rico en el peor momento de su historia. Ante esto, varios compañeros, estudiantes, decidieron poner sus carreras en juego y defender nuestra universidad. Estos hermanos puertorriqueños decidieron luchar por una universidad pública y accesible. Sin embargo, estos personajes que se hacían llamar administradores decidieron por su estatus

4

Comisión de Educación, Desarrollo y Formación del Individuo

perseguirlos e intentaron tronchar el futuro de estos jóvenes universitarios. Hoy, estos defensores de la universidad pública no pueden ir a estudiar a la Universidad del Estado, sus carreras universitarias fueron tronchadas debido a la persecución selectiva motivada por el capricho de los mismos que no pudieron cumplir con los señalamientos realizados por la National Science Foundation y que autorizaron el desembolso de $150,000 de manera irregular y, a nuestro juicio, constitutiva de delito. Por lo tanto, es importante que las personas que vayan a ser confirmadas por el Senado de Puerto Rico para administrar la Universidad demuestren una verdadera apertura al diálogo, pero no solo al diálogo, sino al entendimiento y a la concertación con los universitarios y administrativa contraste con la de sus predecesores. Por otro lado, estas personas tienen la obligación de deshacer todas las medidas irresponsables que llevaron a la Universidad al borde del abismo. Por esto, el Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras espera que estas personas tomen acción de manera inmediata y se restituyan a los estudiantes que fueron sancionados por parte de la pasada Administración Universitaria, que fortalezcan el vínculo entre la Universidad y el país, que conviertan a la Universidad de Puerto Rico en una institución que su gestión

Comisión de Educación, Desarrollo y Formación del Individuo

5

de excelencia y en donde la educación de calidad sea accesible para aquellos más desventajados (como los 10,000 estudiantes que se vieron en la obligación de suspender sus estudios debido a la imposición de la cuota de estabilización fiscal). Estos nuevos regentes, deben estar claros que la exclusión de los componentes de la comunidad universitaria en los procesos de gobernanza es algo que no funciona, que es perjudicial para la Universidad y así quedó demostrado durante el régimen antidemocrático de los pasados

administradores. Las personas que vayan a asumir esta responsabilidad histórica, tienen que entender que la Universidad de Puerto Rico debe renovarse (en todos los sentidos), debe reformarse. Ante esto, es importante que los sucesores de los Síndicos tengan como meta reformular la universidad con propuestas que emanen de la comunidad universitaria. Los integrantes de la Junta de Gobierno deben estar comprometidos a recoger el insumo de los Senados Académicos y de la Junta Universitaria, así como fomentar un ambiente de convergencia entre todos los sectores que componen la Universidad de Puerto Rico y que son indispensables para su funcionamiento y desarrollo. Finalmente, ¿Qué nosotros debemos esperar de estos nombramientos?

¿Estarán conscientes ellos de qué es la Universidad? ¿Qué visión tienen ellos

6

Comisión de Educación, Desarrollo y Formación del Individuo

sobre la Universidad y su vínculo con el país? ¿Por qué fueron designados por el Gobernador de Puerto Rico para ser parte de la nueva Junta de Gobierno? ¿A quienes responden? ¿Representarán el interés público o replicarán las acciones de sus predecesores? ¿Cuáles son sus posturas en torno a los temas relacionados con la accesibilidad, la gobernanza participativa y el rol de los sectores que componen la comunidad universitaria? Son muchas preguntas, las respuestas son necesarias. La Universidad, nuestra alma máter, necesita gente que no sean solamente administradores, la Universidad de Puerto Rico necesita líderes que cuenten con el respeto de la comunidad y con la admiración del país. Quedamos ante ustedes,

Christian Arvelo Forteza Presidente Electo Consejo General de Estudiantes Recinto de Río Piedras Universidad de Puerto Rico

Comisión de Educación, Desarrollo y Formación del Individuo

7

Vo.Bo.

Álvaro Moreno Ávila Presidente Consejo General de Estudiantes Recinto de Río Piedras Universidad de Puerto Rico

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful