You are on page 1of 4

Universidad Nacional del Comahue

Escuela Superior de Salud y Ambiente


Licenciatura en Enfermería
Cátedra de Microbiología y Parasitología

Capítulo 6

ANTIMICROBIANOS

Objetivos:

• Verificar el grado de sensibilidad o la resistencia de los microorganismos frente a


distintos agentes antimicrobianos.

• Reflexionar acerca de los riesgos que implica la posible dispersión de la resistencia a


los antimicrobianos en el ambiente.

Introducción:

Es un hecho ampliamente documentado que la aparición de resistencia a antibióticos se debe


primariamente a su uso excesivo y frecuentemente innecesario en humanos y animales. Los
factores de riesgo para la dispersión de la resistencia tanto en centros de salud como en la
comunidad en general incluyen sobrepoblación, falta de higiene y prácticas deficientes en el
control de las infecciones (Rao, 1998).
La resistencia a fármacos por parte de los microorganismos ha sido extensamente estudiada no
sólo desde el punto de vista clínico sino desde el punto de vista de la genética molecular. Se
sabe que la información relacionada con tal resistencia esta frecuentemente codificada en genes
que son portados en plásmidos. Los plásmidos son moléculas circulares de ADN
extracromosómico, que se pueden replicar en forma independiente del cromo soma bacteriano
y que son transmisibles entre bacterias, aún no emparentadas entre sí, por medio del mecanismo
de conjugación. Esto hace que la información portada en los plásmidos se disperse con bastante
facilidad entre cepas patógenas y aquellas que no lo son. De este modo es posible que bacterias
presentes en suelo yagua que habitualmente no presentan resistencia a fármacos puedan
adquirir esta capacidad y contribuir de este modo a la dispersión de la misma. Este hecho
representa un riesgo para la salud debido a que esta resistencia puede ser transferida a los seres
humanos u otros animales (Kelley & col, 1998).

Se conoce como antimicrobiano a toda sustancia química que impide el desarrollo de un


microorganismo o que provoca su muerte.
Los agentas antimicrobianos pueden ser.de tres tipos:
A. Desinfectantes: son aplicables a sistemas inanimados. Reducen el número de
gérmenes viables, pero no eliminan a los gérmenes esporulados.
B. Antisépticos: aplicables sobre piel y mucosas humanas y animales, reducen y
controlan la presencia de gérmenes potencialmente patógenos.
C. Antimicrobianos de uso clínico-terapéutico: drogas capaces de controlar la presencia de

1
microorganismos patógeno s que han invaqido los tejidos. Aunque en general se los conoce con
el nombre de antibiótico, dentro de este grupo se pueden considerar dos categorías:
a) Antibióticos: antimicrobianos de origen natural.
b) Quimioterápicos: antimicrobianos de origen sintético.

Los antimicrobianos, a diferencia de los desinfectantes y bactericidas, poseen toxicidad


selectiva; esto quiere decir que afectan poco o nada a las células del hospedador debido a las
diferencias que existen entre éstas y las células microbianas.
Los mecanismos de acción de los antimicrobianos son los siguientes:
- Sobre la biosíntesis de la pared celular
- Sobre la membrana plasmática
- Sobre la biosíntesis proteica de los procariotas
- Sobre la biosíntesis de los ácidos nucleicos.
- Inhibidores de las vías metabólicas

Se conoce como antimicrobianos de amplio espectro a aquellos capaces de actuar sobre una
amplia gama de bacterias Gram positivas y Gram negativas, así como también sobre
Chlamydia, Mycoplasma, Rickettsia, espiroquetas y actinomycetes (ej: tetraciclinas y
cloranfenicol).
En cambio, los antimicrobianos de espectro limitado actúan sólo sobre cocos Gram positivos y
Gram negativos, bacilos Gram positivos y espiroquetas (ej: penicilina). También existen los de
espectro reducido que actúan solamente contra un grupo específico de gérmenes, como lo hace
la nistatina sobre Candida.

TÉCNICA: ANTIBIÓTICOGRAMA

Los antibióticogramas o antibiogramas son pruebas de susceptibilidad in vitro que estudian la


sensibilidad de un microorganismo a la acción de los agentes antimicrobianos (ATM).

l. - Determinación de la sensibilidad a los antimicrobianos por el método de Dilución

Consiste en una prueba cuantitativa que permite conocer la CONCENTRACIÓN.


INHIBITORIA MÍNIMA (CIM) de un antimicrobiano necesaria para inhibir el desarrollo de un
microorganismo y se puede realizar tanto en medio líquido como en medio sólido.
La prueba en medio líquido consiste en preparar una serie de tubos con un caldo adecuado a los
que se les agrega concentraciones crecientes de un determinado ATM, posteriormente se los
siembra con una suspensión calibrada del microorganismo aislado a estudiar. Se incuba a 37
grados (en muestras clínicas) durante 16-24 horas, se controla la aparición de turbidez debida al
desarrollo y se encuentra la CIM en el primer tubo que no presenta desarrollo microbiano. A
partir de la CIM en medio líquido se puede determinar la CONCENTRACION LETAL
MÍNIMA (CLM) que es aquella que no sólo inhibe el desarrollo sino que tiene un efecto letal
sobre los microorganismos. Para ello se emplean los tubos que no presentaron crecimiento
visible y se los subcultiva en placas con medio sin ATM y se los incuba 24 horas. La menor
concentración de la droga que no origine crecimiento bacteriano en el sub cultivo se interpreta
como CLM.

2
La prueba para determinar la CIM se puede hacer en medio sólido mezclando las diluciones de
ATM con el medio de cultivo antes de que solidifique, ya sea en placas de petri o en tubos. La
ventaja principal consiste en que se pueden ensayar al mismo tiempo varias cepas diferentes y
los resultados son más reproducibles.

2-Determinación de la sensibilidad a los antimicrobianos por el método de difusión en disco


(Método de la O.M.S.)

Es una prueba de tipo cuantitativo por medio de la que se evalúa la capacidad de un fármaco
antimicrobiano para inhibir in vivo el desarrollo de una cepa bacteriana.
El método se basa en la aplicación de cantidades definidas de antibióticos en un reservorio (en
este caso en discos de papel) sobre la superficie del agar usado para cultivar el microorganismo
que se desea estudiar. Sobre el medio agarizado se forma por difusión un gradiente de
concentración del fármaco. La sensibilidad del microorganismo se pone en evidencia por el
tamaño de la zona de inhibición del crecimiento alrededor del disco. Se mide así el diámetro
del halo de inhibición, cuyo tamaño depende no sólo de la sensibilidad de la cepa al fármaco
sino de la carga del disco, el medio de cultivo, la temperatura, la velocidad de duplicación
bacteriana, tamaño y fase de crecimiento del inóculo. Variables éstas que deben se
estandarizadas para obtener un resultado reproducible.

2a. - Medio de cultivo


El medio de elección es el agar Mueller-Hinton debido a que presenta buena reproducibilidad
de los resultados, carece de inhibidores y es adecuado para la mayoría de las bacterias
patógenas.
Se prepara disolviendo 37 g del medio deshidratado en un litro de agua destilada. Se calienta
hasta hervor y se esteriliza en autoclave (15 minutos a 1,2 atm), luego se controla que el pH
esté entre 7.2 y 7.4. Posteriormente se disponen 60 a 70 mI en placas de Petri estériles. Estas
placas pueden mantenerse en heladera por una semana.

2b.- Preparación del inóculo


A partir del un cultivo puro se prepara una suspensión en caldo Mueller-Hinton y se incuba a
35 grados hasta alcanzar la turbidez adecuada (0.5 de la escala MC Farland).

2c.- Inoculación de las placas


Las placas con agar Mueller-Hinton se siembran mediante hisopo estéril. Se introduce el hisopo
dentro de la suspensión bacteriana y se lo presiona contra las paredes del tubo para eliminar el
exceso de líquido y se distribuye el inóculo uniformemente sobre la superficie del agar.

2d.- Discos de ATB empleados y su aplicación en las placas.


En estos ensayos se emplearán en el trabajo práctico los discos de antibióticos de la firma
comercial Britania.
A. - serie para estáfilococos
B.- serie bacilos Gram negativos BGNl
C.- serie bacilos Gram negativos BGN2
Una vez inoculadas las placas, se espera de 3 a 5 minutos y se colocan los discos sobre el agar

3
con pinza estéril aplicando una ligera presión.

2e. - Lectura e interpretación de los resultados:

Luego de incubarse las placas por 24 horas, a 35°C para las enterobacterias y a temperatura
ambiente para las cepas nativas, se examinan a ojo desnudo y se mide el diámetro de los halos
de inhibición, cuyos resultados se interpretan con las tablas correspondientes (que se incluyen
junto con las especificaciones de los discos empleados).
Según el tamaño de la zona de inhibición se clasifica a los microorganismos como (Rossi,
M.A., 1995):
1. sensible: cuando el microorganismo en cuestión responde a la fármacoterapia aplicada
en las dosis indicadas.
2. resistente: cuando es altamente probable que el microorganismo no responda a la
farmacoterapia cualquiera sea la dosis empleada.
3. sensibilidad intermedia: incluye cepas moderadamente sensibles a un antibiótico que
puede aplicarse en el tratamiento en dosis más altas por ser poco tóxico o por que se
concentra en el foco de infección. Consiste en una zona de transición entre cepas
sensibles y resistentes.

BIBLIOGRAFÍA

Madigan, M. T, Martinko, G. M., Parker, J., 1998. “Brock, Biología de los


Microorganismos”.8ª ed. Editorial Prentice Hall INC.

Basualdo J. A., Coto C. E., de Torres R. A.; 1996. Microbiología Biomédica. Editorial Atlantis.

Antimicrobianos. Microbiología Clínica. Asociación Argentina de Microbiología. Colegio de


Bioq. de la Pcia. de Entre Ríos. Fac. de Bioq. y Cs. Biol. del Litoral. Módu1o4