EL SISTEMA PENITENCIARIO COMO INSTITUCIÓN VIOLENTA El falso concepto de reinserción social

RESUMEN El sistema penitenciario ha sido instituido como el órgano encargado de tomar un sujeto que ha transgredido la norma, modificar esos elementos negativos y devolverlo a la sociedad. Es una postura que en teoría suena bastante posible e incluso agradable. Lamentablemente, la situación actual de este modelo demuestra totalmente lo contrario, es decir, muestra el sistema penitenciario en primer lugar como una institución violenta, encargada de infligir el sufrimiento merecido al activo del delito y en segundo lugar, como una institución incapaz de cumplir con el propósito que le fue encomendado, la reinserción social.

ALDO RAMSÉS MORALES MORALES

INTRODUCCIÓN Tras la integración de un análisis del sistema de justicia de nuestro país se han encontrado una serie de conflictos procedentes de su ineficacia y los vicios que le son inherentes. El presente documento pretende mostrar la violencia que genera esta institución formada para facilitar la convivencia social. Producto de toda una serie de incongruencias, que se alojan al interior de este sistema que realiza un intento de proveer justicia, es que se presenta este análisis, la postura del suplicio ha terminado, es necesario reorientar el sistema penitenciario y evitar la proliferación de conductas lesivas a miembros de la sociedad que, si bien es cierto transgredieron la norma es necesaria la retribución de la transgresión y no como lo plantea el actual modelo, realizar una

en la única finalidad de proveer de estabilidad y justicia a la sociedad en la cual nos desarrollamos. Para efectos de un adecuado el documento se ha fragmentado en el origen y fines del sistema penitenciario. se advierte además la posibilidad de determinar la manera en que estos pueden ser reducidos o cancelados. es el objetivo del sistema penal. b. el sujeto ha pagado con creces su transgresión. Por lo tanto el proceso de búsqueda y preservación del estado de justicia. el fracaso de la misma y. análisis de la reinserción social. Entonces encontramos que el propio sistema se interesa en procurar la estabilidad en las relaciones existentes entre los miembros de un grupo social y determinar los medios idóneos para acceder a esta estabilidad. Origen El primer esfuerzo por lograr acceder a la justicia fue producto de las consecuencias derivadas de los conflictos entre particulares. Si retomamos toda la experiencia derivada de un delito como retribución del mismo. En términos generales el modelo a seguir es la restricción de derechos para el responsable. los elementos mínimos necesarios para integrar una transición desde un modelo represivo a uno garantista. La pena supone una serie de elementos que definen su fin tales como: . La llamada justicia penal es el aparato del cual se sirve el sistema penal para lograr su objetivo: la preservación de los bienes indicados en los derechos fundamentales. I.serie de acciones que sobrevictimizan al activo del delito. Sin embargo. SISTEMA PENITENCIARIO a. Pena La pena es el mecanismo refractario del Estado ante una conducta (acción u omisión) que menoscaba los derechos de terceros.

dentro de la cual la entiende como “… una empresa de modificación de los individuos que la privación de la libertad permite hacer funcionar en el sistema legal”. ya que hasta el mes de febrero de 2011. . Al esbozar el análisis del sistema penitenciario hemos de hacer referencia a la concepción de Foucault (2009) con respecto a la prisión.  Solucionar el conflicto es una necesidad inherente e implícita. Hemos analizado los fines de la pena y es necesario analizar el fundamento del nacimiento de la prisión. el total de la población penitenciaria a nivel nacional era de 222. es decir. (267).  Sin embargo no se ha cumplido con este aspecto como tal pues la intimidación no ha surtido el efecto deseado. 2006 p. no la retribución del sufrimiento sino la modificación para que el individuo no continúe con este tipo de prácticas. se toma al sujeto y se procura modificar su conducta. (Rico.947 internos.13). ya que el sistema penal busca realizar mediaciones entre particulares a fin de regresar al estado de equidad a través del ejercicio de la justicia. las estadísticas dan cuenta de ello. Prisión En la historia del sistema penitenciario encontramos diferentes concepciones.  La reforma del penado constituye el modelo en el cual se basa la reinserción social. c. Sin embargo esta situación es difícil de alcanzar en virtud de los aspectos que son vulnerados a través del delito.  La expiación forma parte de los fines de la pena pues se busca la retribución moral al ofendido. Es interesante la descripción en virtud de que la modificación de un individuo orientada hacia un aspecto positivo es el fin principal. ese no es el objetivo del presente documento por lo cual el análisis será breve y superficial. La intimidación ocupa el primer lugar pues a través de ella se procura que “la amenaza de un castigo es un medio eficaz para intimidar a posibles infractores o para evitar que los que ya cometieron un delito vuelvan a hacerlo”. Sin embargo.

la cual es consecuencia a su vez de que la privación de la libertad es la pena por excelencia. no se busca el castigo sino proveer las herramientas necesarias para disuadir al individuo de realizar conductas delictivas e integrarse de manera útil en el conglomerado social. dominar. el fin ha evolucionado. Analizando de manera breve podemos concluir que la tendencia es hacia la mayor construcción de instituciones de este tipo. analizar las variables que produjeron la manifestación de una conducta inadecuada y establecer una serie de acciones que en lo sucesivo. de manera que. . modificarán la conducta del sujeto hasta lograr que al momento de su libertad. además de ser protocolario para lograr el perdón del alma. usada de manera indiscriminada y en exceso. En nuestro país. el supuesto de la reinserción social implica un estado de violencia por intentar modificar la estructura de personalidad de un sujeto en contra de su voluntad.Realizando un análisis retrospectivo encontramos que en principio la prisión es el espacio físico destinado para la extinción de las penas. Violencia en el sistema Se entiende a la violencia como el acto de interacción humana que pretende controlar. Atendiendo al concepto primigenio de pena: fue el espacio en el que se infligía sufrimiento al penado a fin de retribuir el daño causado. pueda incorporarse de manera adecuada en rol y función al núcleo del cual fue apartado. La reinserción social adopta la idea de tomar un individuo. actualmente contamos con 429 instituciones penitenciarias distribuidas en los tres niveles de gobierno. Concepto De acuerdo a la evolución del propio sistema. b. Bajo este concepto. Esta tendencia es resultado de la necesidad de espacios. II. agredir o lastimar a alguien más a través de la fuerza. REINSERCIÓN SOCIAL a.

será apartado del núcleo en el cual se desarrolla. los cuales podemos identificar en dos grandes grupos: dominantes y dominados. hemos de considerar los siguientes supuestos derivados del ingreso a una institución penitenciaria:  En primer lugar analicemos el etiquetamiento social. esto deriva en consecuencias tales como:  Se genera una dificultad para la elaboración de proyectos futuros esto es consecuencia de la incertidumbre de la pena. tanto en el aspecto familiar. su imagen será estigmatizada y etiquetada bajo un criterio “diagnóstico”. sabemos que dentro de ella interactúan cotos de poder. como laboral y de convivencia social. cuando el sujeto se encuentra bajo proceso. Pérdida del sentido de privacidad. Los dominantes son todos aquellos individuos legitimados por la ley para ejercer la violencia. situación que provoca reiterados conflictos con los dominantes. encontramos la necesidad de adaptarse a este medio diferente y agresivo. Es una necesidad mantener el poder y resguardarlo a toda costa pues es su encomienda la reinserción de los individuos y su cuidado. Ya hemos nombrado a la prisión como institución violenta. Los dominados son los individuos que se encuentran al interior del reclusorio y se encuentran sujetos a proceso o sentencia. es decir. todos aquellos elementos que modificarán de manera positiva al individuo.  Falta de atención al cuidado y aseo personal. desde el momento del ingreso será sometido a constantes revisiones y se encontrará bajo una observación general que procurará disuadirle de cualquier acto inadecuado. Ahora.   Segregación social. . el individuo deja de preocuparse por el cuidado personal al caer preso de la monotonía del sistema.La violencia se deriva de la dinámica y ejercicio del poder. son un grupo de poder porque luchan por conservar sus derechos y hacer valer su voz. no se sabe cuándo llegará la pena o el periodo que esta durará. el ingreso es el primer paso. una vez que un individuo ingresó al sistema todo cambiará. La violencia Institucional no se circunscribe únicamente a estos aspectos.

como lo es el inadecuado proceder de los cuerpos de . es decir. Tendencia a la depresión. un intento para hacer que el tiempo aumente la velocidad con que transcurre o en el último de los casos. se recurre a esta actividad como fuga de la realidad. 24). ya que en ocasiones es consecuencia de un estimulo violento externo ejercido ya sea por el conglomerado social o por el propio estado. la estabilidad social es el fin que justifica los medios (violencia institucional). En un ejercicio lógico. La existencia de una violencia al interior no implica que esta sólo se geste al interior de un centro penitenciario. rechazo de la familia. mantenerse consciente la menor cantidad de tiempo posible. las prisiones aparecen como herramientas principales de una profecía autocumplida” (Bauman. el sentimiento de inutilidad producto de la limitada remuneración de las actividades económicas.  Finalmente aumento en las farmacodependencias. comunicación contacto e interés. 2007 p. bajo las condiciones de violación del espacio defendible. lo cual suma a la imagen del crimen la propensión inherente del criminal a la reincidencia. ausencia de amistades. Hemos dejado de lado todos aquellos elementos que profieren agresión a los internos. de manera que: “La estrategia de “rechazar al rechazador” forma parte del estereotipo del rechazado.041 internos conforman la sobrepoblación en 196 centros penitenciarios. 2009 p. descubriremos que para el estado. en el cual señala que 40. Sin embargo.164) Prueba ineludible de ello son los índices de sobrepoblación reportados por el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS). perdida del contacto social. la violencia será una respuesta en común para cualquier persona en determinadas condiciones. Al cabo de todo. la idea de que el mundo al exterior continúa con su curso. interactuar racionalmente. Justificación de la violencia El estado de violencia al interior de la prisión se le atribuye al interno por su naturaleza violenta y su incapacidad para la convivencia (Carranza.  Conflictos en la relación de pareja en tres aspectos fundamentales. c.

en particular aquella que no se podía o deseaba alojar en la red del trato social habitual” (Bauman. Existe un conflicto con respecto a la percepción de los internos con respecto a la prisión. al menos no bajo el esquema actual. 139). 2009 p. La prisión ha adoptado un modelo de segregación. Vicios del sistema El modelo de reinserción social genera una serie de vicios en el sistema. ya que “la separación espacial que conduce al confinamiento forzado ha sido una reacción visceral. III. casi instintiva. b. 155 – 157). severidad y presteza. Está claro que no es posible la reinserción social.vigilancia y custodia o la falta de capacitación para los mismos en términos de negociación y persuasión. No es posible hablar de reinserción social si en principio el propio sistema te excluye del grupo social al que perteneces. 2009 p. ante todas las diferencias. Argumentos en contra La reinserción social no ha demostrado eficacia. Entonces surge una nueva interrogante. en lo que se refiere a la Institución y su actuar.de las operaciones punitivas es más importante que su eficacia […] El hecho de encarcelar a más gente durante más tiempo. no ha demostrado hasta ahora ser el medio más eficaz” (Bauman. por un lado se encuentra el exceso en la pena privativa de libertad y por otro lado la falta de espacios en las prisiones para lograr el objetivo de las mismas. ¿a qué tipo de grupo se pretende reinsertar al sujeto? La reinserción social es exclusión para los rechazados por la . Entre ellos destacan “la espectacularidad – la versatilidad. formando un nuevo paradigma. que termina por provocar el actual fracaso del propio sistema. FRACASO DE LA REINSERCIÓN SOCIAL a. Podemos realizar mil y un entrevistas con sujetos que han sido o se encuentran privados de su libertad y siempre obtendremos la misma respuesta que raya en la necesidad de ser percibidos como parte de la sociedad y no como excluidos.

sociedad. la exclusión de aquello que no produce o merma el crecimiento social.  Es una constante la generación del ánimo de venganza en contra de la sociedad. caso contrario. es decir. el incremento en la construcción de centros penitenciarios y además los nulos índices que demuestren la disminución de los delitos. cuenta de ello relatan las estadísticas que muestran el incremento de la población penitenciaria en el país. El hacinamiento es consecuencia de la sobrepoblación. Sin embargo esto no quiere decir que sea positivo. la sociedad y el estado optan por la segregación. El fracaso de este sistema reside en la sobrevictimización derivada del modelo de acción y los mínimos resultados que ha mostrado. encontramos a la mayoría. de manera que el interno que no pertenece a este se encuentra doblemente victimizado por cotos de poder. c. definitivamente no es la creación de más centros penitenciarios. Al interior de estos centros existe un mínimo de internos que prefieren la prisión. En referencia a los elementos negativos que demuestran la inefectividad de la reinserción social encontramos:   Sobrepoblación penitenciaria. Sobrepoblación . la respuesta no se encuentra a la mano. para los diferentes. es la mejor opción que resta tomar. entre otras cosas causa conflictos en la convivencia al interior por la sensación de violación del espacio personal.  El autogobierno es uno de los factores más nocivos al interior del centro pues involucra la mayor parte de los conflictos existentes al interior. aquellos que han gestado ánimos de rencor y venganza consecuencia de la violencia Institucional. Por otro lado. la presión derivada del hostigamiento por parte de los integrantes del autogobierno. esto se deriva del rechazo familiar y la seguridad de que sus necesidades mínimas básicas serán satisfechas. para aquellos que no comparten las mismas oportunidades que en principio debiésemos tener acceso todos. por un lado los cuerpos de seguridad y por otro. ya hemos dado cuenta de las cifras.

   La higiene personal es un requisito.  Finalmente la visita familiar encontramos una serie de conflictos. las condiciones de hacinamiento merman la higiene por la falta de espacios y en ocasiones carencia de agua. sin embargo. La sobrepoblación implica conflictos para los internos y riesgos para los funcionarios que laboran en la Institución. La alimentación es necesidad primordial exigible a la institución. al igual que la calidad y consecuentemente el sazón. lamentablemente podemos escuchar noticias que dan cuenta de la incapacidad de brindar esta seguridad a todos y en todo momento.Las áreas que en primer lugar sufren consecuencias derivadas de la sobrepoblación y conflictos al interior del centro son:  La salud es primera consecuencia en virtud de la atención y posibilidad de recibirla en tiempo y forma. lamentablemente las raciones se ven disminuidas. Tras haber analizado las necesidades primordiales encontramos las denominadas prescindibles. falta de espacios. Todas ellas obedecen a un mismo principio. además de la convivencia y posibilidad de falta de respeto. por lo tanto las condiciones de descanso no son propicias y peor aún. ELEMENTOS DE TRANSICIÓN . trabajo. el conflicto que supone el traslado hasta el centro y los gastos derivados de ello. todos aquellos que se encuentran en las proximidades son víctimas potenciales. en primer lugar los espacios para recibirla. no son dignas. a pesar de ser consideradas necesarias para la reinserción social: educación. La seguridad del interno es compromiso del centro. Ante cualquier manifestación de conflicto al interior del centro. IV. por ello pasan a segundo término y no siempre se satisfacen sus requerimientos.  El descanso es una necesidad básica y ante el conflicto de hacinamiento encontramos incapacidad de encontrar espacios para el descanso. de manera que en una estancia destinada para el descanso de cinco internos encontramos 9 e incluso podemos aumentar esa cantidad al doble. recreación y visita íntima. con el aumento de una población penitenciaria aumentan las posibilidades de contagio y en consecuencia las posibilidades de abastecer de medicamento a quienes lo requieren.

logrando así mayores índices de efectividad. Una política criminal adecuada debe formalizarse en estricto apego al respeto de los Derechos Humanos.a. pérdida de la libertad y pérdida de la dignidad. El sistema penitenciario trabaja con humanos. quienes exigen seguridad y por otra parte. hacia quienes tiene que avocar sus esfuerzos en la necesidad de concientizar sobre su inadecuado proceder. tendencia a la mínima intervención penal y negar el uso de la violencia como medio efectivo para evitar la actividad delictiva. segregación. por ello debemos atender nuestro rededor con respecto a aquellas Instituciones como la familia o la escuela que en su momento adoptan culturalmente a una persona o simplemente le rechazan. no se nace siendo delincuente. . por lo tanto los conceptos de tortura. Por lo tanto. las cuales influyen directamente en la estructura de la personalidad de cualquier sujeto. b. Transición desde la irracionalidad No existe un gen de la delincuencia. Política criminal de transición Para García Silva (2008) las actividades delictivas han aumentado y han modificado su modo de operar. pues no constituyen el ideal de reinserción social. no podemos atribuir los índices de inseguridad a la actividad delictiva. quienes exigen el respeto de sus Derechos Humanos. no sólo me refiero a la educación escolar sino además a aquella que se deriva del núcleo familiar y el ambiente social. 164). tal como lo indica Bauman (2009) “… el proceso de rechazo – exclusión aplicado por medio del sistema penitenciario es parte integrante de la producción del crimen…” (p. en virtud de que el actual sistema de justicia no satisface las demandas de la ciudadanía. producto a su vez de la globalización. de los perpetradores. La necesidad de fortalecer la educación social es un elemento imprescindible. Podemos encontrar mil referencia que confirman esta suposición. Bajo este esquema. Una política criminal adecuada no es aquella que involucra la represión. quedan descartados. es necesaria la transición ideológica que supone que el reo debe sufrir y pasarla mal.

En el contexto de administración de justicia. CONCLUSIONES El correcto uso de la ciencia jurídica en conjunción con el apego a los Derechos Humanos. Legitimar el autogobierno abriría las puertas hacia la representación social de los internos. Por lo tanto. es necesario involucrar a las instituciones que durante el desarrollo de la persona le dieron la espalda o simplemente no ofrecieron las propuestas necesarias para su adecuada interacción. La creación de nuevos reclusorios no es una alternativa idónea. Finalmente. pues refuerza el actual y decadente modelo. el cual en un momento fue ganado a través de la violencia y se mantiene gracias a ella. García Silva (2007) plantea que “… se debe procurar la transición del ius puniendi de un modelo de represión social a uno garantista. el modelo de Estado es quien delimita la acción penal. por lo tanto. en virtud de que las sanciones largas no ofrecen resultados verificables. Sin embargo. a través de un actuar intelectual y mínimamente lesivo. la violencia disminuiría porque la legitimación permitiría el ejercicio adecuado de esta autoridad ganada a través del respeto. La reinserción social no es garantía de seguridad. que sucedería si legitimásemos esa estructura del autogobierno. permitiendo la práctica del derecho de audiencia que tienen en todo momento. en algún momento tocamos el tema del autogobierno el cual es una figura que realmente intimida al interno. se propone una transición paulatina. La posibilidad de la transición hacia corrientes que implican la mínima o nula intervención penal parece aun remota. generará una oportunidad que invita a la modificación de conductas delictivas. es aceptado a través del respeto. entre otros aspectos.” Con ello ampliaríamos la transición desde un modelo de estado irracional hacia uno racional. sin embargo. que pugna por el mínimo uso de la fuerza y el máximo respeto de los Derechos humanos. Es una reflexión que en el momento oportuno hemos de ahondar . Siendo una necesidad generar una tendencia que opte por eliminar los periodos largos.

com García. “La reforma del Sistema de Justicia Penal en México”. Consecuencias humanas. . LISTA DE REFERENCIAS Bauman. (pp. G. (2ª ed. (2ª ed. Nacimiento de la prisión. (6ª ed. (2009). E. Las Sanciones Penales y la Política Criminológica Contemporánea. Consultado en http://itercriminisopcion5. Respuestas posibles. J. (2008). (2006). Z. México: Siglo XXI.). y corr. 11-47) Foucault.). Iter Criminis. cuarta época (67-88).wordpress. “La reforma de la Política Criminal en México”. Iter Criminis.com Rico. Consultado en http://itercriminisopcion5. México: Siglo XXI. México: Siglo XXI. La Globalización. (2ª ed. Número 06. “Sobrepoblación Penitenciaria en América y el Caribe” Justicia Penal y Sobrepoblación Penitenciaria. (2007). G. García. Número 14. México: Fondo de Cultura Económica. Carranza. (2009). tercera época (131-142). Rev.).wordpress. Vigilar y Castigar.). M. (2007).analizando las posibilidades de establecer esta posibilidad de elegir a los representantes desde el interior de un reclusorio y así hacerse escuchar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful