Articulación social-clasista y nuevos actores sociales en América Latina Autor: Alberto Pérez Lara Investigador Auxiliar Grupo

América Latina: Filosofía Social y Axiología (GALFISA) Instituto de Filosofía

1.- La articulación como problema del pensar filosófico.
La articulación es una palabra que en los últimos tiempos ha devenido como una necesidad frecuente en el lenguaje para explicar, tanto en el plano político como en el teórico el proceso de las relaciones complejas que se dan en la diversidad de la realidad tanto objetiva como subjetiva. El contenido de este concepto nos conduce necesariamente hacia una reflexión de esa realidad y desde los contextos reales en que se produce. La articulación sin ser una categoría filosófica en si misma nos induce a una concepción cosmovisiva porque su primera aproximación da la visión de movimiento pluriespacial (es un movimiento irregular, no lineal), de espiras que no necesariamente tienen que formar una espiral, porque pueden ser múltiples; pero sí establece un contacto, una relación de conectividad que produce una resultante. De esta manera, la articulación, concebida como parte de la comprensión de la realidad, puede ser analizada dentro del campo de la dialéctica y los saberes complejos. La articulación es una forma de manifestarse la concatenación universal de los diferentes objetos y fenómenos de la realidad, más bien, de las partes de estos que forman cuerpos específicos (a nivel de la conciencia o la materialidad del mundo) en las maneras en que establecen sus vínculos y relaciones para dar un resultado. En esta dirección la articulación tiene como especificidad el establecimiento de un tipo de unión entre las partes, marcada por la existencia de un espacio articulador diferenciado de los componentes; pero que pasa a formar parte del todo articulado. Ese punto de unión, de intersección no solo ofrece determinados grados de movilidad, sino también de fragilidad y vulnerabilidad, que lo hace sensible a sufrir fracturas y rupturas. Este eslabón mediador juega un papel muy esencial en el funcionamiento de la articulación y en ocasiones necesita ajustes y reforzamiento. Entre los componentes de este espacio articulador podemos encontrar los factores pasivos y los activos de la articulación, cuya determinación puede ser importante en el caso de los fenómenos sociales para estimular y fortalecer los procesos de articulación. Las capas que conforman la tierra no constituyen una simple superposición, están articuladas unas con otras. Cuando se produce un desequilibrio natural o provocado entre sus partes (espacio articulador) ocasionan fracturas (fallas) entre las mismas que resultan expresarse en grandes catástrofes. Las capas atmosféricas pueden ser otro ejemplo de articulación en que las fracturas que se producen resultan ser catastróficas. Si el espacio articulador es alterado, más allá de una medida posible, entonces se producen fracturas y rupturas que saltan la calidad anterior dando lugar a una nueva forma de articularse o simplemente desarticulándose, que en el peor de los casos puede producir daños irreparables. La articulación expresa un sentido positivo en si misma, por lo tanto en su

valoración axiológica contiene una significación de crecimiento y de equilibrio de las partes articuladas; por eso no tiene sentido hablar de una articulación negativa, en todo caso sería una relación, una alianza, un encuentro negativo; pero nunca una articulación. Especialmente en las relaciones sociales esto tiene una connotación muy importante, por lo que debe acompañar a cada proceso de articulación una ética articulatoria reguladora de la conducta de las partes a través de la opinión pública. La naturaleza (la materia cualificada en sus diversas manifestaciones o concreciones), así como la sociedad tienen la capacidad de rearticularse, ya sea reponiendo la articulación fracturada a otro nivel cualitativo o construyendo una nueva. En los cuerpos vivos la articulación tiene su peculiaridad, incluida la sociedad. En el mundo vegetal se expresa como especie de coyunturas que forma en las plantas la unión de una parte con otra distinta de la cual puede desgajarse; como la unión del aguijón de una rama con el tallo o el tronco, del pecíolo con la rama, etc. Los árboles no son el bosque porque ellos tienen que articularse en un sinnúmero de relaciones. En el mundo animal también se verifican los procesos de articulación desde las formas más simples de organización a las más complejas, en buena parte de esas relaciones articuladoras es que garantizan su reproducción y supervivencia. Los ecosistemas representan una articulación más compleja entre los diferentes componentes naturales, como expresión de un equilibro, una “armonía” que se propicia dentro de sus espacios articuladores. La articulación regularmente tiende a realizarse entre objetos, fenómenos y procesos de relativa homogeneidad, es decir que en la composición de sus partes aparecen o existen elementos comunes, lo que facilita el proceso natural y social de acercamiento y unión. Ello da lugar o propicia la formación de lo que hemos llamado espacios de articulación como elementos de intercambios sistemáticos de energías, información, comunicación entre las partes articuladas; son pistas, carreteras, puentes que se construyen desde ambas o múltiples direcciones; por ello es que en la cadena de funciones y acciones articuladoras se encuentran las partes en la intermediación de ese espacio-tiempo articulador y no en sus extremos. Cuando los procesos de articulación transitan entre objetos, fenómenos y procesos de relativa homogeneidad compositiva (compatibilidad de caracteres) avanzan con cierta rapidez y tienden a ser más estables y consolidados. Los espacios de articulación se convierten en atractores naturales y sociales de las partes. Lo expresado, no excluye la posibilidad de establecerse articulaciones entre componentes heterogéneos (con caracteres esenciales diversos); pero el proceso se hace más complejo y en algunos casos dramático, el papel de facilitador que realizan los espacios de articulación se hace mucho más difícil, tendiente en la mayoría de los casos a la modificación de una de las partes en una u otra dirección espacio-temporal, incluso a su desaparición. Entiéndase que cuando estamos hablando aquí de homogeneidad y heterogeneidad lo estamos haciendo en el plano de abstracciones generales, porque en los casos particulares y singulares tiene otra lectura menos restringida. Esto quiere decir que cuando estamos frente a dos componentes relativamente heterogéneos como el ser humano (H) y la naturaleza (N) encontramos que H se desprende de N en un largo proceso de evolución; pero que H se mantiene articulado a N a través de un espacio articulador (medio ambiente) sin el cual le es imposible existir. Ahora, cuando hablamos en la sociedad de grupos humanos relativamente heterogéneos como: clases, género, edades, etnias, etc. en verdad encontramos muchos elementos comunes, homogéneos más allá de la dimensión humana; expresados en necesidades, sentimientos, estados de ánimo, deseos, ideas, etc. Claro está que la

capacidad consciente del ser humano le permite facilitar la articulación sobre la base de lo común en las bases de lo homogéneo que brinda la dimensión humana. Otra cosa sería la actuación de la diversidad y la integridad en los procesos de articulación. Analizado desde una perspectiva generalizadora, la integridad de la diversidad puede facilitar la articulación estable de múltiples objetos, fenómenos y procesos de la realidad; es que la integridad es también resultado de procesos articulados entre si, de lo contrario como se construye la cultura de los pueblos y en su dimensión universal. Un ejemplo donde se puede notar la intervención de diversos factores (diversidad) articulados en función de la integridad, dentro de un cuerpo de componentes relativamente homogéneos es el que nos presenta el lenguaje como sonido articulado que no es más que la posición de los órganos de la voz para la pronunciación de una vocal o consonante. Cuando pronunciamos un sonido prodúcese en nuestro organismo una serie encadenada de movimientos, debidos fundamentalmente a tres grupos de órganos distintos: los órganos de la respiración, los de la fonación y los de la articulación. La articulación se produce cuando el aire espirado sale desde la laringe, por la faringe, a la boca. El espacio articulador lo constituyen la cavidad bucal, la cavidad faríngea y la cavidad nasal. Los movimientos de los labios, de la mandíbula inferior, de las mejillas, de la lengua y del velo del paladar modifican la forma y el espacio de la cavidad bucal, haciendo que el aire produzca a su paso efectos acústicos más o menos diferentes. La articulación aquí está dada por la especial posición adoptada conjuntamente por estos órganos en el momento de producir un sonido. En la cavidad bucal se encuentran los órganos pasivos de la articulación; como también los órganos activos, de los cuales el más importante es la lengua. 1 Puede afirmarse que la sociedad es expresión de un conjunto de articulaciones diversas donde se destacan dos líneas generales, por ser su composición biosocial. Por un lado, desde el punto de vista biológico el ser humano es expresión de los más diversos tipos de articulaciones. La estructura óseo-muscular es representativa de ello; toda la movilidad, flexibilidad y funcionamiento integral que manifiesta el cuerpo, incluida su capacidad de pensar, está relacionado con un sistema complejo de articulaciones; por otro lado las relaciones sociales que le son inherentes como esencialidad humana expresa otro complejo sistema de articulaciones. Como expresara Marx en sus Tesis sobre Feurbach que la esencia humana se expresa en el conjunto de sus relaciones sociales. Los seres humanos no solo se relacionan entre sí y respecto a la naturaleza, esa es una condición básica y fundamental, pero no suficiente; necesitan también relaciones de articulación que les permita crecer como grupos humanos, naciones y sociedad. La sociedad, en cuanto cuerpo social, está compuesta por un sistema de relaciones intersujetos e intersubjetivas lo que manifiesta la existencia también de un componente de articulación entre sujetos, como individuos y entes sujetos agrupados. Los procesos de articulación social entre sujetos son formaciones donde converge la trayectoria objetiva, natural del recorrido de los sujetos con la capacidad subjetiva, consciente de esos grados de entrecruzamiento, ligazón y pertenencia. La articulación en un sentido más amplio de su concepción no puede reducirse a la visión de que es algo que se extiende, que enlaza y une partes. En última instancia la articulación tiene un condicionamiento objetivo para todos los objetos y fenómenos de la realidad, esto es válido también para la sociedad; pero cuando se trata de sujetos, en los que media la actividad consciente de los seres humanos, entonces también hay que potenciar el papel de la subjetividad, predominantemente consciente

. mano de obra barata. concepciones. sino el reconocimiento real de que la intervención del ser humano en estos procesos puede acelerar o frenar su desarrollo.). pero no producirlo por su propia y única voluntad. expresión de las necesidades del curso de la historia. género. etc). étnicas. han producido “estados de nueva complejidad emergente” con una tendencia a la socialidad más amplia (impactada por el dominio de la globalización neoliberal). El modelo de explotación-exclusión capitalista de nuevo tipo se ha universalizado y junto a ello se está produciendo también un reordenamiento de las formas de lucha y resistencia social (a las luchas clasistas se han sumado con una nueva fuerza las luchas sociales: de barrio. determinada por intereses. no significa tan solo tomar una posición filosófica. responde a un condicionamiento objetivo de múltiples relaciones (nuevas tecnologías. sociales y de clase constituyen un eje fundamental. En el plano político esto tiene sus expresiones en las alianzas entre partidos. dado que la conjugación de esos elementos por sí mismo no da el resultado necesitado. instintos.) generando la multiplicación de formas organizativas y asociativas nuevas. sobre la base de un proyecto político. fuentes de materias primas. etc. La historia de los procesos de construcción socialista demostraron la necesidad de avanzar a formas de integración y por lo tanto de articulación. etc. La articulación entre sujetos (individuales y colectivos) en función de proyectos emancipatorios no capitalistas se manifiesta como un proceso complejo y dinámico que no sigue una trayectoria definida. económicas. Es el resultado de la conjugación de muchos factores y más que eso el logro de la articulación entre ellos. Y a la tendencia cosmopolita del capitalismo que ya Marx había advertido en el siglo XIX. responde a las características de los sistemas dinámicos abiertos que intercambian información y sentido con los demás sujetos y con el mundo exterior. más allá de la alianza obrero-campesina y del acercamiento o nivelación de las diferencias entre la ciudad y el campo. etc. ello forma parte inseparable del cuerpo social socialista para transformarse realmente en una nueva cualidad determinada. ante todo. o mejor dicho. teniendo en cuenta el papel de lo inconsciente (pasiones.(ideas. si esta no está ligada al curso natural de los acontecimientos. sin avanzar hacia formas de articulación política y social son muy vulnerables y frágiles. como redes de articulación que se van entretejiendo “espontáneamente” en la sociedad. programas y proyectos. ideas. crecimiento del mercado. En el plano económico la aparición de los momopolios. un condicionamiento determinantemente objetivo. estudiantiles. teorías. al reconocimiento de que los espacios articuladores están formados o en formación. Reafirmar que la articulación como proceso de mediaciones relacionales tiene. especialmente cuando responden a coyunturas. voluntad. En la actualidad los procesos de articulación social se hacen más complejos. Los procesos de articulación en la sociedad pueden verse en diferentes niveles y planos: las relaciones. por ello su espacio articulador tiende a fracturarse fácilmente. los megamonopolios y transnacionales no son el producto de la mera voluntad de los grandes capitalistas. Los procesos de alianzas entre clases sociales. grupos de poder y otras organizaciones que no siempre tienen en cuenta los procesos de articulación real y convierten en decisoria la voluntad.

en este caso se está haciendo referencia más bien a los límites que tiene esta movilidad según las posibilidades que brinda el espacio articulador. Tratar de construir modelos ideales de los procesos sociales sobre su base. Su movilidad podrá ser ondulatoria.Algunos tipos generales de articulaciones Toda clasificación constituye una abstracción analítica de la realidad. Por ejemplo la articulación que se produce entre los huesos del cráneo. su “inmovilidad” le asigna un papel muy importante. aunque se aprecian sus características principales. lineales que se producen entre objetos o fenómenos de la realidad. Este tipo de articulaciones juegan un papel importante en la naturaleza y la sociedad. necesarias para su existencia. La relación espacio- . Pretender hacer una clasificación de la diversidad de formas en que se manifiestan las redes de articulación en la sociedad. Los espacios articuladores vienen a jugar aquí un papel muy importante en la medida en que favorezcan la ampliación o restricción de la movilidad. formando prácticamente un cuerpo único. Más concretamente se puede señalar que de acuerdo al grado de movilidad de las partes. por lo que solo tiene un valor fundamentalmente gnoseológico por el conocimiento que nos aporta sobre el objeto estudiado y metodológico. conduce a graves errores de dirección social. y también. puesto que una de las condiciones que debe cumplir toda articulación es tener movilidad. Desde el punto de vista del pensar filosófico esa inmovilidad es relativa. objetos o fenómenos. de manera muy general teniendo en cuenta los espacios articuladores. aplicarlos esquemáticamente a las realidades concretas. vibratoria o de otro tipo que no permite un amplio desplazamiento de sus partes. la articulación puede dividirse en tres grandes grupos: Articulaciones inmóviles: son el tipo de relaciones y conectividades planas. En dependencia de cómo sean los componentes facilitadores de la articulación que actúan en los espacios articuladores se pueden determinar grados de interacción. un ente con muy poca flexibilidad. Sin embargo su conocimiento nos permite actuar con mayor libertad en los regímenes de prácticas transformadoras de la realidad. unidos por suturas (delgadísimas capas de tejido conjuntivo que unen entre sí los diversos huesos) permiten la articulación y con ello la conformación y protección del cerebro. Las articulaciones pueden ser agrupadas. Sin embargo me veo obligado a exponer algunas ideas en esta dirección para destacar aspectos contentivos en las prácticas de los actores sociales que son de interés en el proceso de formación del sujeto histórico de la emancipación social de nuestros días. En la sociedad las manifestaciones de articulaciones inmóviles. en tanto nos permite orientarnos sobre los fenómenos y objetos reales en cuestión. requerirían de otros estudios y por lo tanto de otras explicaciones más detalladas que no son objeto de este ensayo. y peor aún. dentro del tejido social de las relaciones intersujetos que no favorecen por sí mismas la movilidad de las partes integrantes. Ellas constituyen una nota de la diversidad del mundo. donde el espacio articulador da pocas o ninguna posibilidad para la movilidad de las partes. comunicación y penetrabilidad. entre partes integrantes de estos. se revelan de una manera más compleja. a veces decisivo para determinados objetos y fenómenos.

no hay una preponderancia. pero en otras condiciones es injustificable porque conduce a un efecto contrario. pero que a la vez estas articulaciones pueden desencajarse por accidente (luxación o dislocación). fibrocartilaginoso en las sínfisis. y las articulaciones intervertebrales. entre partidos y de estos con movimientos sociales o de masas en el contexto latinoamericano. También puede suceder que una organización política P al articularse con una organización social S restrinja tanto el espacio articulador que S quede sometido y subordinado a P. lo que significa que se ha perdido la articulación como tal. las caras articulares están revestidas por cartílagos que se adhieren. Las articulaciones semimóviles son las que se producen entre objetos y fenómenos de la realidad. Las articulaciones inmóviles tienen la capacidad. y las funciones naturales o sociales que deberá cumplir. al que hicimos referencia con anterioridad. porque la composición de sus espacios articuladores no solo están determinados por funciones fisiológicas. Por ejemplo. siguiendo la lógica en la estructura ósea del cuerpo humano. justificados por las condiciones en que la “inmovilidad” de las partes se corresponda con la necesidad del movimiento popular para producir los cambios históricos. se manifiesta en la intersección entre los huesos a través un ligamento interóseo. la composición de este determina la relación que se establece entre las partes. en que las partes están unidas por un espacio articulador que les permite ciertos movimientos no lineales de mayor recorrido y flexibilidad en el espacio-tiempo. de lo contrario tienden a desarticularse en un espacio-tiempo determinado. de mostrar fortaleza.temporal en que se producen estas articulaciones representan la dialéctica de su variabilidad. por el contrario se da una relativa independencia. pero tienen la ventaja de que pueden moverse en más de una dirección y responder con mayor agilidad e independencia a las condiciones en que establecen sus relaciones y para el fin con que se formaron esas articulaciones. Esto significa que para que se mantenga la articulación como tal entre P y S se convierte en una condición necesaria que los espacios articuladores faciliten un determinado grado de movilidad. sino también consciente-inconsciente de los seres humanos. Una observación a tomar en cuenta que se deriva de este tipo de articulación es el hecho de que en las sínfisis. cuando son auténticas. por lo que son menos proclives a fracturarse. Para la definición de esta tipología de articulaciones sigue siendo un elemento esencial le forma y el contenido de lo hemos dado en llamar espacio articulador. romperse o destruirse. ni subordinación. La semimovilidad de las articulaciones en la sociedad adquieren un grado mayor de movilidad y flexibilidad. . sin embargo son muy frágiles cuando se construyen forzadas o artificilmente. son estas las que permiten la movilidad antes señalada. tanto a los huesos como a los músculos para fijar la articulación y permitirle cumplir sus funciones. A diferencia de la articulación inmóvil estas articulaciones por poseer determinado grado de movilidad tienden a accidentarse con dislocaciones temporales y fracturas. Tengamos como ejemplo la organización partidista P y la organización social S que al articularse lo hacen como una relación de mutua interacción donde P se articula a S a la vez que S se articula a P. como la del pubis. De ello son ejemplo algunas de las formas fracasadas de alianzas que no llegan a convertirse en articulaciones. En el caso de las articulaciones que se producen entre el movimiento político y el movimiento social pueden darse momentos.

fenómenos y procesos para la que está destinado. Un mismo objeto. Al igual que en las articulaciones semimóviles. Para el surgimiento de la vida tuvieron que conjugarse determinados elementos físico-químicos que se articularon primero de una forma inmóvil. por ejemplo. . en que las superficies articuladas son planas o subplanas. La formación de articulaciones móviles entre las organizaciones Políticas (P) y las organizaciones sociales (S) requieren no solo de la existencia de un espacio articulador definible en cada momento histórico. a la vez que requiere de procesos y construcciones diversas como extensión o suplemento de sus espacios articuladores. al modo de un jinete en una montura. Entre ellas se distinguen: las enartrosis. una de las formas en que se materializa esta relación es en la articulación. segregada por las membranas sinoviales que forman bolsas. unidos por fuertes ligamentos. que forman bandas. cordones o cápsulas fibrosas implantadas directamente sobre los huesos. que están revestidos de cartílagos. en las que dos superficies curvas óseas se deslizan una sobre otra. en las que una prolongación elipsoidal o cóndilo es recibido en una cavidad de forma adecuada. las articulaciones en silla. nivel de organización o características de su espacio articulador. y la artrodia. Son articulaciones flexibles que visibilizan a profundidad y en la superficie de sus componentes la independencia de sus partes. que se caracterizan por tener una cabeza que se mueve dentro de una cavidad esférica. las articulaciones móviles son principalmente las de los huesos de las extremidades. Los tres tipos generales de articulación mencionados se encuentran en una estrecha relación. facilitado por los espacios articuladores. Las articulaciones móviles tienden a ser las formas más extendidas en la sociedad actual dada la dinámica de los procesos sociales y los necesarios cambios de un paradigma civilizatorio. solo que en determinadas etapas de la relación articuladora puede predominar por sus características una u otra. sin embargo las funciones para las que están destinadas solo pueden ser llevadas a cabo de manera articulada. es decir. que gozan de amplios movimientos en diversas direcciones. elipsoidal también. objetos o fenómenos. fenómeno o proceso puede transcurrir sucesivamente por diferentes tipos de articulación en su proceso de evolución o desarrollo. es superior. sino también de otros ligamentos que fortalezcan y consoliden la articulación establecida. la articulación ginglimoide. Su nivel de complejidad.Las articulaciones móviles representan un grado mayor de movilidad y flexibilidad de las partes. La dinámica de los cambios no es nada sin los sujetos y estos tienen que relacionarse entre sí. más bien habría que señalar que cualquier tipo de articulación es importante si responde a las necesidades de unión e interacción de las partes y si produce una efectividad decisiva en los objetos. en que las dos superficies articulares son cilíndricas. Tampoco puede afirmarse categóricamente que un tipo de articulación es superior a otra por su grado de complejidad. para conformarse como una real articulación. si bien tienen las ventajas de gozar de una movilidad pluridimensional y diversa son muy susceptibles de sufrir fracturas. los envuelve la sinovia. alcanzando un mayor grado de movilidad en tanto tenía que articular esta con los instrumentos de trabajo para extraer de la naturaleza lo necesario para vivir. En los estudios del cuerpo humano. La evolución humana presenta otro ejemplo de ello en tanto el dedo pulgar se independizó de la mano. llamada a veces contiloidea. las condilartrosis. luego semimóvil y más tarde móviles. dislocaciones y desarticulaciones.

Extrapolando hipótesis. repercusión y extensión social (movimientos pacifistas.). Organizaciones Revolucionarias Integradas. Daniel Camacho.. que permitiera el diagnóstico y ante todo el pronóstico más veraz del papel y el lugar propio de estos nuevos movimientos sociales dentro del mapa sociopolítico latinoamericano. En América Latina los primeros estudios sobre este asunto tenían la impronta del análisis sociológico eurooccidental. El devenir de los nuevos movimientos sociales en América Latina. etc. según la propuesta de clasificación. Directorio Revolucionario 13-3 y el Partido Socialista Popular) que en Cuba lucharon contra la dictadura de Fulgencio Batista favoreció el triunfo de la Revolución Cubana.Los nuevos actores sociales. En este sentido. condujo también a posiciones extremas y unilaterales que contradictoriamente se alejaban de esa misma realidad y restaban eficacia a los análisis. La búsqueda de caminos reflexivos más vinculados a la naturaleza del subcontinente americano. La relación entre estas organizaciones transitó por los tres tipos de articulación. está vinculado a un conjunto de factores. 2.La articulación que se logró conformar entre las principales fuerzas revolucionarias (Movimiento 26-7. considera que las diferencias entre los movimientos sociales que se dan en Europa y Estados Unidos y los que se producen en América Latina son tales que «se puede decir que estamos frente a categorías sociales diferentes que exigen. Inmediatamente después del triunfo revolucionario los niveles de integración-articulación entre estas fuerzas fueron pasando por diferentes etapas (ORI. feministas. urbanos. pero también requiere que no se produzcan absolutizaciones que tiendan a desligar la región de una realidad común: la del capitalismo globalizado. PURSC. 2 Esta postura teórica-metodológica que fija las diferencias existentes entre las dos realidades sometidas a reflexión es legítima. por tanto. ecologistas. premisas y conclusiones equivocadas se desorientaba la actividad transformadora de la realidad concreta. cumpliendo en cada momento con la efectividad con las exigencias de la necesidad social impuesta por las condiciones. imbricadas a una universalidad peculiar. con la agravante de desconocer o soslayar peculiaridades y diferencias sustantivas propias de los escenarios diferentes del desarrollo capitalista en que se conforman los nuevos movimientos sociales. Era por tanto una necesidad remontar y superar esta etapa. diseñada para renovar y potenciar la dominación del capital transnacional. estudiantiles. que confluyen con el despliegue histórico de la versión neoliberal del capitalismo para el continente. para reproducir teóricamente las concreciones de los regímenes de las prácticas de estos nuevos actores en el continente. Sin este punto de partida no es posible pensar en un . como respuesta a las transformaciones estructurales que iba sufriendo el capitalismo en los países centrales y su impacto negativo en estas sociedades. enfoques teóricos también diferentes». Desde un punto de vista esquemático. En las décadas de los años 60 y 70 habían surgido en Europa y Estados Unidos una serie de movimientos de gran importancia. que por la década de los años 80 alcanzan gran auge y promoción. Partido Unido de la Revolución Socialista Cubana) hasta la fundación del PCC Partido Comunista de Cuba. tanto endógenos como exógenos. la relación entre estas organizaciones transcurrió de la articulación móvil a la inmóvil que en sus condiciones concretas significó un fortalecimiento de la Revolución hasta nuestros días.

En medio de este escenario se da también una polarización de las fuerzas políticas. Lo dicho anteriormente no es suficiente para explicar el condicionamiento histórico de un fenómeno social tan complejo como son los nuevos movimientos sociales. El contexto latinoamericano de la segunda mitad de los años 70 se caracteriza por una serie de rasgos particulares: la depresión económica. La proliferación de los nuevos movimiento sociales devino así expresión de formas “nuevas” de insertarse desde la sociedad en la lucha por el saneamiento y el mejoramiento de las condiciones de existencia humana y. pero sí constituye una premisa para emprender el camino de su mejor conocimiento. se puede señalar también. entre otros aspectos. ruptura y continuidad. inmediata y necesaria del movimiento popular ante las nuevas condiciones económicas. hacinamiento. en una perspectiva más amplia. miseria. Los nuevos movimientos sociales nacen esencialmente de las condiciones objetivas materiales y su reflejo activo en la conciencia. desnutrición. Cualquiera sea el enfoque que se adopte y los recursos intelectuales con que se cuente para el análisis. desmejoramiento de las condiciones de vida y trabajo de amplios sectores. ideopolítico y cultural latinoamericano. los nuevos movimientos sociales son un resultado de esta época histórica. una realidad incuestionable del acontecer de nuestros días. lo más importante es que los nuevos movimientos sociales son un hecho. y la consecuente secuela de agudos problemas de desempleo.horizonte de transformaciones paradigmáticas que coloque sobre bases reales la nueva práctica liberadora.” 3 Todos estos factores produjeron un impacto negativo en el mundo socioeconómico. con la consecuente agudización de las luchas sociales. Como aseveración de lo expuesto. con el agotamiento y fracaso de los modelos desarrollistas. brotan de la esencia misma de la sociedad. con la consiguiente quiebra de las viejas políticas asistencialistas del limitado o inexistente Estado Benefactor ante la expansión económica e ideológica del neoliberalismo y los gobiernos dictatoriales. el hecho de la existencia de un terreno social históricamente favorecido por una tradición de movimientos sociales y populares en el continente. políticas y sociales creadas por la ofensiva del sistema de dominación capitalista de fin de siglo. para ofrecer un nuevo impulso a las fuerzas sociales que se enfrentan a las consecuencias devastadoras del capitalismo de nuestros días y luchan por defender las perspectivas de transformación social hacia un estadio civilizatorio más justo y humano. . Especialmente en el cono sur del continente Jaime Osorio coincide con el hecho de que “la emergencia de los movimientos sociales de variada naturaleza. analfabetismo. del proceso de reestructuración que se ha producido en el tejido social y de continuidad de la lucha de resistencia frente a la dominación del capitalismo. En otras palabras. de los cuales son herederos y continuadores los actuales. como una necesidad de existencia. Junto a ello. Ellos son generados por la propia evolución social. convergen en sus demandas en un eje central: el retiro de los militares a los cuarteles y el establecimiento de gobiernos civiles bajo la legitimación de consultas electorales. el crecimiento de las protestas en las acciones políticas y reivindicativas. como respuesta directa. de la acción de los partidos políticos y la lucha por la democracia frente a las dictaduras militares y los gobiernos autoritarios con toda su ola de represiones y violaciones de los más elementales derechos humanos. hacia la transformación social.

exigencias. los de la tercera edad. los religiosos (comunidades eclesiales de base). acontecimientos. etc. Su duración puede ser más o menos temporal. favoreció mucho la amplitud. pero la relación entre lo espontáneo y lo consciente en los nuevos movimientos sociales tiene otra connotación. Su organización o estructuración se corresponde en la mayoría de los casos con hechos coyunturales. considerar al ser humano. estudiantiles. El espectro de lo que expresa el contenido del concepto movimientos sociales puede comprender tanto el movimiento obrero y campesino. como los nuevos movimientos sociales que abarcan temáticas distintas del quehacer social: los de carácter identitario y de género (mujeres). Los nuevos movimientos sociales no están desprovistos totalmente de elaboraciones ideológicas y de pensamiento sistematizado. prioridades. expresándose éstas en movimientos barriales. las formas y los medios de acción también son diversos. pero no pasaban por el eje del poder. Los métodos. cultural (autonomismos indigenistas). esa es una experiencia histórica acumulada y superada por el movimiento popular. generacionales.). El cambio más importante que en esta dirección podemos apuntar es el hecho de que ellos tienen la capacidad de producir ideología revolucionaria desde dentro. el local de trabajo. feministas. solo que se han incorporado de manera diversificada nuevos problemas que necesitan reflexión y respuestas dentro de la teoría revolucionaria. no necesitan importarla desde fuera. y otros. La extensión de las organizaciones (o más bien su tamaño) varía: algunos abarcan la nación. como el que caracterizó al movimiento obrero en sus inicios. Algunos con una integración socio-clasista más diversa. por lo que su forma de relacionarse con otros movimientos y organizaciones adopta nuevas características que apuntan hacia formas de articulación de nuevo tipo. con menos nivel de heterogeneidad. al estilo clásico. en la articulación con otros movimientos y organizaciones. lo que evidenciaba la presencia real y efectiva de los movimientos sociales en la vida pública de los países latinoamericanos. pero este es un rasgo que los acompaña. problemáticas no resueltas o por resolver. en esto radica una parte importante de su gran originalidad y creatividad. para desde allí desarrollar las luchas por sus derechos.. sin que existiera en su espacio articulador una concepción ideológica o una plataforma política de poder determinada. Tomado el análisis desde otro ángulo se puede observar su heterogeneidad compositiva. Esto a la vez imprimió en su inicio cierto sello de espontaneidad en la formación y desarrollo de una conciencia social. básicamente apoyada en un nivel de la conciencia común o habitual de los hombres. etc. Ellos se distinguen por sus motivaciones afines. De lo señalado con anterioridad no se desprende la preminencia en los nuevos movimientos sociales de un espontaneismo ciego. Las motivaciones de integración u organización fueron muy amplias y diversas. convertirse en partido político u otro tipo de organización. otros son locales o regionales. a la persona. hasta modos de transformación y participación. de las que se puede hacer una larga clasificación. Estos y . etarios (movimientos juveniles. ecologistas. Tampoco puede negarse la existencia de cierta forma de espontaneismo en sus acciones como reacción inmediata a las nuevas formas explotadoras-excluyentes impuestas por el capitalismo.El partir de la realidad y actuar en ella. Por ejemplo. masividad. al trabajador en toda su diversidad. movilidad y novedad de los nuevos movimiento sociales. Su constitución Incluye desde formas orgánicas de acción social para influir en el sistema político o cultural. en los países donde la represión estatal forzó a las masas al “repliegue” en sus formas organizativas tradicionales. la escuela. ellas se reestructuraron desde sus bases: la vivienda.

las diferencias entre unos y otros conceptos no son tan sustanciales. Marcelo Solervicens. También manifiestan: d) una vocación expresa por la ampliación de la democracia. El incremento de los estudios sobre los nuevos movimientos sociales a lo largo de estos años y la necesidad de su empleo sistemático como concepto. En esta misma dirección. etc. que nos permiten fijar caracteres de su definición conceptual. para hacer frente a puntos críticos que el capitalismo de fin de siglo ha agudizado. al menos en principio. donde pueden estar representados los más diversos segmentos de la estructura social: clasista. Por eso. en función de una problemática fundamentalmente social. unidas por motivaciones de base identitaria. así como contra la agresión ecológica y toda forma de discriminación. esto les facilita una alta capacidad de convocatoria y participación de amplios sectores populares y f) se proyectan hacia la producción de cambios sociales desde lo micro a lo macro que favorezcan un mejoramiento de la vida humana. señala que este “considera que los movimientos sociales son relaciones de interacción informal entre una pluralidad de individuos comprometidos con un conflicto político o cultural sobre la base de identidades compartidas”. de aproximación al fenómeno tratado. retomando un concepto de Mario Diani. Basándonos en algunos de estos rasgos. donde la sociología y la historiografía se han adentrado con mayores resultados. horizontales. pudiera quedar esbozada de la siguiente forma: los nuevos movimientos sociales son expresión de interrelaciones socialmente heterogéneas e informales. independientemente de que algunos de ellos se hayan convertido en partido político. y de la polidimensionalidad del mismo. demográfica. religiosa o cultural. tanto en la esfera científica. una primera aproximación al concepto. aunque puede también ser política. sexual. contra la exclusión del mercado y de la política de vastos grupos humanos. participativas y de autogobierno. Regularmente. La mayoría de las definiciones se encuentran vinculadas a movimientos sociales concretos. a ocupar espacios de poder en el sistema político. en la acción por la preservación de la vida y por cambios en la sociedad que favorezcan el enriquecimiento de lo humano en general en toda su diversidad. e) inclinación general hacia la lucha anticapitalista. pueden distinguirse los siguientes: a) el establecimiento de relaciones informales (también pueden darse con cierta formalidad) entre individuos o grupos humanos. b) la ausencia de aspiración. No obstante toda la diversidad y variabilidad que podamos encontrar en los nuevos movimientos sociales. cultural. c) la composición social heterogénea. es decir en un plano de mayor abstracción teórica y elaboración científica.otros muchos aspectos que le son característicos como fenómeno social nuevo hacen que tanto en la comunidad científica como en los medios políticos existan diversidad de interpretaciones y definiciones. 4 Estas definiciones pueden catalogarse todavía como operativas. Entre otros. haciendo abstracción de un riguroso análisis lógico. especialmente hacia formas directas. género. étnico. es muy difícil encontrar definiciones como tal. Existen hoy diversas maneras para definir los nuevos movimientos sociales haciendo énfasis sobre algunas de las propiedades y relaciones esenciales de este fenómeno social. profesional. ellos poseen un conjunto de rasgos comunes generales. o incluido en listas electorales. en el amplio y preciso sentido de la palabra. con determinado grado de esencialidad. .

La denominación de nuevos actores sociales parece dar o enfatizar matices nuevos en la representación conceptual de este fenómeno social. o si se debe a cambios esenciales en su extensión. En la medida en que se ha enriquecido el desarrollo de estos componentes sociales. como reales actores y no simples espectadores de los cambios. irrumpiendo una serie de personajes en ámbitos tradicionalmente reservados para las élites”. dada la impronta de su espontaneidad organizativa y de acción. lo que se refleja en la aparición de nuevas formas de organización y movimientos que han surgido. La forma en que se manifiesta este fenómeno social. evidencia que el conjunto de los miembros que integran su extensión se ha ampliado y que su contenido no permanece inmutable. No queda dudas de que su paternidad genérica está vinculada al nombre de nuevos movimientos sociales que se empleó para caracterizar e incluir a las agrupaciones humanas organizadas al calor de temáticas y reivindicaciones nuevas o no tan nuevas. Hoy se utiliza con frecuencia el concepto de nuevos actores sociales. convirtiéndose en una determinación cualitativa más acabada. y en los 80 se hizo extensivo a la América Latina. incluida la actividad teórica. con una nueva visión de lo político como saldo positivo. Hay que precisar si esto se corresponde con un enriquecimiento y profundización del contenido intrínseco a la estructura lógica del concepto. en un sentido esencial el primer concepto marca una posición compositiva de sus miembros más participativa en el accionar transformativo de la realidad. que recrean sus propios liderazgos. en sustitución unas veces. así como la consolidación y estabilidad de los mismos en la vida política y social de la sociedad. puesto que de otra manera sólo pudiera entenderse como cambios semánticos y lingüísticos. Así. pues sólo incluye con un mayor grado de . reservando en este caso el concepto de nuevos actores sociales para advertir la evolución y el enriquecimiento de su contenido y extensión en el sentido más amplio. en alguna medida la denominación de nuevos movimientos sociales alude más a un sentido de substantivación material. dando paso a aspectos más conscientes de su acción. por lo que pudieran utilizarse indistintamente para exponer un mismo contenido. es conveniente llamar a cada cosa por su nombre. pero que pasaron a ser vitales para su existencia como grupos sociales y que se presentaron como respuesta a la época histórica. Víctor Hugo Torres considera que “la noción de nuevos actores populares alude a la presencia de distintos sujetos sociales que. complementa y enriquece el contenido del concepto nuevos movimientos sociales. así como su inclusión en otros planos de la actividad social. las diferencias entre estos dos conceptos no son esenciales. o como sinónimo en otro. que acompañó a los años 70 con la irrupción de los mismos en escenario social primermundista primero. Se relacionan con procesos de organización para la toma de decisiones sobre demandas al interior de la sociedad civil. Por otro lado. asumen roles protagónicos al desplazarse en la escena societal por efecto de la movilización de las bases de la sociedad. del concepto nuevos movimientos sociales. compartiendo intereses comunes. En cualquiera de los casos de que se trate. 5 Obsérvese que las diferencias de contenido de este concepto con relación al de nuevos actores sociales no es sustancial.como en el terreno político y social ha conducido al uso de diferentes nominaciones para referirse a la identificación de este fenómeno. mientras que la de nuevos actores sociales comprende la vinculación de su existencia material real con el necesario incremento de la subjetividad en distintos planos. lo que se manifiesta en sus niveles organizativos y de participación social.

. principalmente se refiere a los nuevos movimientos sociales cuya acción emancipatoria. sin embargo.esencialidad caracteres comunes que han ido matizando la consolidación en unos casos. por lo que en la orientación del sentido político emancipador. tanto en el lenguaje cotidiano. Se puede denotar que en los nuevos actores populares el aspecto político se hace todavía más evidente. Por otra parte. Pudiera pensarse que en este proceso de inclusiónexclusión. Así. A lo largo del trabajo de Víctor Hugo Torres no se ofrece una explicación acerca de la inclusión de lo popular como modificador del concepto. irradia valores de significación positiva para la sociedad en su conjunto. de los nuevos y viejos actores sociales y políticos que abogan por una . los actores “antisociales” quedan fuera de lo que denominamos como nuevos actores sociales. sino de un proceso cualitativo que tiene en cuenta la cantidad sólo como medida de la calidad. así como con elaboraciones ideológicas nuevas desde sus prácticas que se proponen enfrentar el sistema de dominación capitalista en sus manifestaciones nacionales y universales (Véase ejemplo de la CTA en Argentina). en que luego del derrumbe del socialismo en la Europa Oriental y la ex Unión Soviética una parte de estos movimientos se han transformado en partidos políticos. Se hace evidente entonces que no existe un grado de coincidencia entre el concepto de nuevos actores populares y el de nuevos actores sociales. que cercenan o tergiversan el contenido de las más legítimas aspiraciones populares en la sociedad. y la formación en otros. siendo en muchos casos contentiva de intereses específicos. puesto que el primero. Como una manera de enfrentar el proceso de atomización generado por el capitalismo de fin de siglo y en aras de fortalecer el bloque social de emancipación frente al neoliberalismo. pero no se trata de una cuenta matemática de suma y resta. por un lado. No todos los nuevos actores sociales que conocemos hasta hoy tienen un carácter popular. paramilitares. otros se han diseminado y una parte importante de sus miembros más activos han ido a formar parte de esos movimientos y otras organizaciones en el seno de la sociedad civil y está el caso. excluye un grupo de nuevos actores “antisociales” y por otro. tal es el caso de movimientos xenofobitos. hoy podemos decir que se ha venido conformando lo que conceptualmente se ha dado en llamar nuevos actores colectivos. de estos actores sociales. La muestra de ello está. incluye una parte importante de otros nuevos actores sociales que han ido surgiendo en medio de las luchas neoliberales en todas sus dimensiones. algunos incluso pudieran considerarse como lo contrario (antipopulares). cuando se alude al concepto de nuevos actores sociales. fundamentalistas o religiosos extremistas etc. es decir. muy representativo. podrían corresponderse con la denominación de nuevos actores populares. la idea es válida y merece ser más trabajada en los procesos de un mayor acercamiento al conocimiento del objeto tratado. el cual incluye un horizonte más amplio de actores. como en el más especializado. México que posee una experiencia particular de mucha significación y que ha impactado positivamente el movimiento popular latinoamericano. que si bien muchos de ellos no son tan nuevos. el resultado extensivo de ambos conceptos es el mismo. Los nuevos actores colectivos serían el producto de articulaciones complejas que sintetizan los intercambios y relaciones que se producen entre los diferentes espacios articuladores del sistema de prácticas transformadoras que se dan entre los diferentes actores sociales y muy especialmente entre nuevos y viejos movimientos sociales y políticos. aquí se incluirían los movimientos guerrilleros y político militares. del Movimiento Zapatista en Chiapas. con intereses sociales y políticos diversos. neofascistas.

sino la lógica de la formación de sus esencialidades en la sociedad global actual. expresan la necesidad de un determinado grado de articulación real entre actores populares. como resultado de articulaciones móviles entre éstos. Estos actores colectivos en formación. intereses y problemas distintos para lo cual adoptan características y dinámicas nuevas. sino también permite la elaboración de estrategias comunes.sociedad nueva sin explotación-exclusión y con justicia social y ecológica. con formas horizontales de participación. porque los viejos movimientos sociales no reflejaban la complejidad de las sociedades latinoamericanas (Ej. Concita en ocasiones cierta predisposición la asignación del término “nuevo” en comparación con los viejos movimientos sociales. o porque estos sustituyen aquellos anteriores que ya pierden su significación y su papel histórico. no obedece a la moda de los “neo”. dado que ello facilita no sólo una mayor comprensión de la época social recurrente. lo cual lo ubica en el horizonte del ideal socialista. El criterio tomado para esto ha sido el seguimiento de la propia evolución y enriquecimiento del contenido en su devenir real. por lo que exige un mayor nivel de precisión teórica como reflejo de la realidad que estamos viviendo. que expresa inquietudes. estos. por lo tanto es susceptible de modificaciones en correspondencia con las dinámicas que vayan conformándose en los regímenes de las prácticas de estos actores sociales. En los países desarrollados se corresponden con cambios estructurales de la sociedad. Se trata de una situación completamente diferente. así como de los grupos y clases sociales que formados en movimientos políticos o sociales se convierten en actores defensores del modelo de exclusión y explotación capitalista. o asumidas como prioridades de segundo o tercer orden en las anteriores organizaciones y que ahora emergen con mayor fuerza ante los cambios estructurales del capitalismo. También se expresa en la asimilación de contenidos y problemáticas inéditas que quedaban en “terreno de nadie”. ajena a las formas verticalistas y elitistas. sino más bien exponer puntos de partida en el acercamiento a su comprensión. El contenido de lo popular en este contexto está dirigido a marcar con una finalidad política la diferencia con las opciones sociales extremistas que antes han sido descritas. tanto en su composición como en su accionar. Ello solo representa una propuesta para realizar los procesos correspondientes de análisis y síntesis. o porque ello sea una expresión del agotamiento total de los viejos movimientos sociales. problemática indígena). La legitimidad de considerar estos movimientos sociales como nuevos. a su vez. no así en el caso latinoamericano dado por la segmentación económica y la . “En el caso latinoamericano-apunta Marcelo Solervicens-esta distinción es más difícil que en los países desarrollados. capaces de generar un nuevo modelo de acumulación política y de protagonismo en la reconstrucción del sujeto histórico emancipador. excluyente de lo que se apartara de ello y que no sea expresión de los intereses y necesidades de los más representativos sectores del pueblo. queda claro entonces que el hilo conductor es lo popular. están logrado colectivizar y socializar sus programas y acciones. para así denotar no sólo los grados de amplitud que ha ido adquiriendo. Lo anterior no pretende hacer una tipificación del fenómeno sociológico tratado (nuevos movimientos sociales). En cuanto a su evolución y configuración histórica también se manifiestan diferencias comparativas a nivel global. La concepción de nuevos actores populares complementa y forma parte del contenido de los nuevos actores colectivos.

Es imprescindible multiplicar los espacios de participación en el conjunto de los sectores afectados. como tal. El peligro de segmentación ya se ha estado manifestando en el espectro organizativo. que configuran un cuadro sociopolítico que se ha diversificado y enriquecido. La polarización (nota distintiva de la estructura social emergente). Hay que evitar la segmentación. así como la violencia estatal (incluyendo las dictaduras militares) que acompañaron estos procesos. democratización y reconstrucción de un consenso crítico mayoritario. crítica al modelo dominante. De ahí la pertinencia y relevancia de una reconstrucción de lo colectivo que multiplique los ámbitos de participación y decisión en torno a esas especificidades. para ello es crucial el desarrollo y consolidación de redes de articulación (que trasciendan los acontecimientos puntuales) de sujetos. sin renunciar a su especificidad. también tiene sus bases materiales. así como a otras fracciones de pobreza extrema. un fenómeno de solidaridades particulares (alrededor de demandas o tareas específicas). Todo esto expresa una marcada pluralidad que. 6 A ello pueden agregarse la dimensión e intensidad de los procesos excluyentes de la modernización. con perspectivas a nivel de las sociedades y los esfuerzos desplegados en el ámbito sindical. Cuando estos logran constituirse se da. Sin embargo. a la vez. es uno de los fundamentos para la confluencia en un polo popular de las diversas fracciones afectadas. resulta prioritario el estímulo de una solidaridad expresa y jerarquizada de los grupos integrados en los sindicatos con los movimientos sociales. llevadas a cabo en el terreno social. es importante estimular esa necesaria e irrenunciable articulación entre las tareas de transformación. el campo se amplía. Esto es una barrera real que es necesario superar porque contribuye a disminuir el potencial de impacto que pueden desarrollar en procesos más amplios de participación. entre lo específico y lo general de la sociedad. En la práctica ya se puede constatar una creciente preocupación y urgencia por articular tareas y demandas sociales con una visión global alternativa. En efecto. Esta búsqueda de articulación también descansa sobre bases objetivas. Ello tiene una consecuencia significativa: en términos de sujetos. para preservar el fortalecimiento del movimiento social popular en su conjunto. Por eso es necesario abandonar definitivamente las posturas esquemáticas y abrir la prioridad a ciertas franjas sociales que contienen a la clase obrera y a los que han quedado excluidos del trabajo. como una condición básica para la recomposición del tejido social. Las relaciones que tienen que darse entre ambos deben ser de continuidad y no de ruptura. intereses y demandas que. de generalización de las demandas sectoriales y los consensos parciales. Las diferencias entre viejos y nuevos movimientos sociales no excluyen sus elementos comunes. amplíen su potencialidad de incidencia en la sociedad global y en el imaginario colectivo. Se esboza potencialmente la posibilidad . al darse una aparente escisión entre lo social y lo político. no es una pura imaginación o deseo. puesto que desde el mismo seno de la sociedad han aparecido nuevas motivaciones para incorporar más personas a la lucha por las transformaciones.marginación social”. la fragmentación social condiciona el propio proceso de configuración de actores colectivos. En definitiva. De ahí la importancia de los vínculos y relaciones que puedan establecerse entre ellos para un fortalecimiento de las luchas de la sociedad civil en el reclamo de mayor intervención en todas las etapas de las decisiones del Estado.

Comencemos por el primero. la situación cambió y en algunas fábricas. que tendencialmente está obligado a rejuvenecerse en las nuevas condiciones de su existencia. Pero en los años 80. su inseguridad de poder mantener el empleo lo llevan a una situación tal que lo conducen a buscar una mayor identificación y solidaridad con el resto del movimiento social. refundición y en definitiva el logro de una articulación entre los nuevos y viejos movimientos sociales se expresa en dos de sus exponentes principales. dado que el proceso de exclusión de la producción es tan brutal. la cuestión del ambiente laboral surgió con mucho vigor y aglutinó fuerzas sindicales. en las de productos químicos. Es bien conocida la relación conflictiva existente entre producción y medio ambiente que se refleja en la contradicción entre trabajadores empleados y ciudadanos. Se muestra una lógica de acción colectiva compartida y en pleno proceso de recomposición. los paquetes neoliberales y otros. demoledor y descarnado que una gran parte de la población gravita en la marginación y el cuentapropismo. pero francamente estimulante en un proceso latente de hilos conductores. sobre todo. 7 En el caso de América Latina este proceso tiene sus propias características. del medio ambiente. el deseo de los trabajadores por mantener la actividad productiva se enfrentó al derecho de la población circundante a vivir en un medio ambiente no contaminado. es decir que la inestabilidad del obrero. lo que se pone de manifiesto al menos en dos razones fundamentales: a) porque los que pertenecen a su organización son seres humanos contemporáneos sometidos a todos los avatares de la reestructuración capitalista actual. A ello se unen conflictos crecientes en torno a la defensa de fuentes de trabajo y reivindicaciones salariales por grupos de jubilados y gremios estatales. En ciertas condiciones pudiera decirse que es más dramático que como se presentó en Europa. En algunos países latinoamericanos ya se observa una intensificación de las movilizaciones públicas asociadas con una proliferación de demandas diversificadas: en favor de la escuela estatal o pública. entre los intereses legítimos de ambos grupos sociales. a partir de la segunda mitad de la década de los 90. para la articulación de sus movimientos. con la extensión y consolidación del neoliberalismo. contra la corrupción. de la educación. Hay que recordar que no siempre fue así este proceso. no articulada aún. que lograron despertar un sentido moral común a nivel de países. científicas y profesionales. especialmente en Europa. se encamina a resolverse en un proyecto de articulación común de transformación de la sociedad. En los años 60 y 70. Esto ha creado espacios articuladores en las bases de un acercamiento entre el citadino y el obrero. Los viejos y nuevos movimientos sociales están sometidos a una dialéctica de sus relaciones que objetivamente tienden a una mayor integración a formar un cuerpo articulado mucho más poderoso. por lo que el “miedo” a perder el trabajo es un acontecer de cada día que pesa más que la protección del medio ambiente. para robustecer el papel estratégico de los nuevos actores sociales como agentes dinamizadores y constructores de organización e iniciativas en el espacio público societario. Este tipo de conflicto. Hoy se produce un condicionamiento favorable para un reencuentro. en pro de una justicia más eficiente o de castigo a culpables. que sienten sobre sí . especialmente el movimiento sindical. por la capacidad de influencia política y social que poseen a nivel de organización y movilización: el movimiento obrero y los movimientos urbanos-barriales.de un cambio de tendencia. en que sería propicio potenciar y fortalecer el trabajo emprendido.

desplegando la resistencia y construyendo una alternativa política capaz de aprovechar los desajustes del modelo. defensor sin claudicaciones de los intereses de los trabajadores y comprometido con un proyecto político alternativo de liberación. de democracias restringidas y de dominio en el plano de la cultura. Todos ellos representan mucho menos que el 40% de los trabajadores aptos. sino también por los cambios de correlación de fuerzas general de la sociedad en el seno del bloque de poder y en el propio movimiento obrero. Las transformaciones tienen que ver con el éxito del neoliberalismo al imponer su proyecto global de reconversión del capitalismo. y la elevación del mercado y de su supuesto poder de automatismo social para resolver los problemas de la gente a la categoría de verdad sagrada. por uno nuevo. también con el consecuente agotamiento de las formas tradicionales de organización social y política del movimiento popular. Las mutaciones más evidentes en el movimiento sindical no sólo están dados por el modelo de acumulación de plusvalía del capitalismo. como nuevos actores en el necesitado escenario de transformación. 9 Se impone entonces la necesidad de un cambio que abarque toda la sociedad.las transformaciones y se muestra en el modo de ser de la clase obrera. “De esta forma se refleja claramente que el movimiento sindical de organización tradicional se interesa por sólo una parte de los trabajadores. la menor. Esto manifiesta la presencia de una clase obrera distinta que mayoritariamente sobrevive a duras penas y trabaja cada vez peor. De la implantación de un nuevo “sentido común de las masas trabajadoras reaccionario y conservador a nivel continental”. por el individualismo. especialmente los urbanos. sino también la necesidad de reemplazar los viejos modelos de organización sindical caracterizados por su burocratismo. Las transformaciones en el modo de ser de la clase obrera apuntan con evidente claridad hacia zonas de convergencia o interacción con los movimientos sociales. verticalismo. las crisis de poder que se están manifestando en la ingobernabilidad de las sociedades latinoamericanas. cuando encuentren trabajo para ello. de la suplantación de valores de solidaridad y dignidad que acompañaran con anterioridad a los trabajadores. precarios y cuentapropistas. y lo que es peor. “La modificación de valores culturales que fueron dominantes en el imaginario colectivo del movimiento obrero. abarcativo de todos los trabajadores al margen de su situación legal o su desempleo transitorio. o dicho de un modo más doloroso. por las condiciones de su relación laboral podría agruparse en tres sectores: estables. A partir de estos y otros cambios se ha generado no sólo la posibilidad. con una pérdida de prestigio de la fábrica y el obrero como sostenes del progreso industrial y nacional. menos protegida y peor pagada. Existe una mayor heterogeneidad de la clase obrera que. subordinación al Estado. el egoísmo y la política de “sálvese quien pueda”. como desempleados realizando otras labores de subsistencia. En tal sentido la articulación entre ellos debe ir creando un verdadero proceso de acumulación de fuerzas. la ideología y la creación artística. Es necesario extraerle todo el provecho posible a la irrupción sistemática y muchas veces espontánea de grandes contingentes sociales. corporativismo y autonomismo. democrático de veras desde las bases. La mayoría de los componentes de la clase hoy están fuera de las estructuras sindicales” 8 . y b) por los cambios propios a los que está sometido este movimiento sindical. Es decir. .

Hoy puede ocurrir que un mismo patrón traslade la producción de una región a otra y aún de un país a otro. empleo. malvivientes. lugares donde transcurre el mayor tiempo de su vida y realizan las actividades fundamentales de existencia y reproducción social. callampas en Bolivia. democrático. dentro del amplio espectro de los nuevos movimientos sociales. hasta derrotarlo y desplazarlo del poder. democratización de la vida cotidiana. 65. Villas de miseria en Argentina.Por otra parte. a mediano o corto plazo. 76. popular. fabelas en Brasil. contra el modelo neoliberal en curso. . Los procesos de imposición estructural neoliberal. instalaciones médicas y escolares. En estos espacios marginados se gesta uno de los movimientos sociales más dinámicos: a nivel de barrio. la exclusión y marginación. lumpen.4% en 1980. Sus demandas no son sólo la tierra. comedores populares. Sus habitantes son catalogados comúnmente como desempleados. incluso de una rama.8% hacia el año 2000 y a este ritmo se proyectaría al 83% hacia el 2020. solidario y con justicia social) con capacidad de triunfo. pueblos jóvenes en Perú. etc. la vivienda o los servicios urbanos básicos. “la globalización y la transnacionalización del capitalismo hace poco efectiva y en muchos casos inútil la vieja táctica sindical de luchar. Ellos hoy representan en América Latina una de las expresiones organizadas y activas de la sociedad civil. puesto que el desplazamiento fundamental de los hombres se produce hoy del recinto laboral (cualquiera que sea) a la zona de residencia. 11 Además. El crecimiento de la población urbana en América Latina se manifestó aproximadamente en un 49. Que concilie pérdidas de un lugar con ganancias en otro y que soporte fácilmente la presión ejercida en un sólo punto de su estructura productiva. y por último como organizaciones nacionales.3% para 1960. de la ciudad. La tugurización es hoy la forma predominante de urbanización: vecindades y colonias populares en México. más posibilidades tendrán de triunfar”. que constituyen inmensos cinturones de pobreza y miseria y carecen de los más elementales servicios. que hoy cuentan con una gran densidad. los centros urbanos son puntos de coincidencia de distintos sectores y sede o plaza importante del activismo social y político. sin agenciarse el monopolio de la lucha (cosa que ya no es posible con los cambios de la correlación de fuerzas). conventillos en Colombia. A la globalización capitalista hay que responder con la globalización de las luchas. ha generado y activado el éxodo que ya se venía dando de la población rural hacia las grandes ciudades. Si bien el movimiento obrero mantiene un peso fundamental dentro de los viejos movimientos sociales y en su proyección societal se recompone en esta misma dirección. En sus programas y planes de acción plantean también el acceso a productos básicos para la alimentación. que cuanto menos corporativas sean y más pretendan expresar los derechos e intereses más generales de los trabajadores y el pueblo. aunque sí en un eje esencial para la conformación de un proyecto político (independiente. asociales. El modo de lucha de la clase obrera es resultante de su correlación con todos los demás actores sociales y hoy más que nunca necesitan de una articulación sistemática y estable con todas las fuerzas de impugnación al capitalismo. un lugar muy importante han ocupado los movimientos barriales. 10 A cada momento del desarrollo capitalista ha de corresponder un modo específico de enfrentamiento de la clase obrera a las clases dominantes. regiones. cooperativas de producción y consumo. etc. Esto ha traído como consecuencia que cerca de la mitad de la actual población urbana vive en asentamientos irregulares. urbanos-populares. golpear y negociar en los marcos de una empresa.

los liderazgos verticales y centralizados. estudiantiles. Esta población antes era considerada conceptualmente como subproletariado. los núcleos urbanos “además de constituirse en barrios organizados y activos. a pesar de significar una fuerza social creciente de gran envergadura. magisteriales. y de la fortaleza interna que van adquiriendo. El movimiento barrial. olvidándose que su accionar apenas constituyen actividades de subsistencia. 12 y muchas otras. De aquí el significado que tiene el fortalecimiento del movimiento barrial-urbano popular y su capacidad para ser centro articulador del conjunto de los movimientos sociales nuevos y viejos que confluyen en la ciudad. así como estancamientos coyunturales. Así como el movimiento obrero construyó los hilos conductores de las diferentes formas de lucha de los viejos movimientos sociales. urbano-popular deberá cumplir esta función para los nuevos movimientos sociales. etc. En poco tiempo. que ahora asumen un papel esencial en los procesos de impugnación capitalista. en última instancia. Pero a la vez adolecen de numerosas limitaciones y contradicciones internas tales como: débil estructura de algunas de sus organizaciones. al atribuirle supuestas virtudes empresariales. como escenario de luchas. así como de la generación y reproducción de la ideología oficial. ecologistas. feministas. después calificada como pobreza urbana y ahora reconocida como informal. derechos ciudadanos contra la represión. comunidades eclesiales de base”. el movimiento barrial. debilidad de su propuesta urbana alternativa. divisiones internas. la pasividad cuando se da cumplimiento a sus demandas parciales. que confluyen esencialmente en el trabajo y acción comunitarios. posteriormente definida como marginal. en comunidades “militantes”. por la democracia y participación ciudadana. los protagonistas reales son los mismos grupos humanos. que permite. sino también con los viejos. etc. Hoy se está demostrando esta capacidad de ampliación articuladora con la presencia en las ciudades. La capacidad de movilización y convocatoria de estos actores sociales son expresión de los nuevos intereses y problemas que surgen. aparentemente. con el poder. Por esa razón sufren también altas y bajas. inestabilidad y poca duración. la irrupción independiente de estos nuevos actores sociales en el escenario de lucha del continente les permitió acentuar sus demandas y dinámicas organizativas-movilizativas propias.bibliotecas populares. tomando distancia de los viejos . de los movimientos de campesinos e indígenas que si bien tienen una larga tradición en el continente (viejos movimientos sociales) también son expresión de la renovación y formación de los nuevos movimientos sociales en el área rural. por lo que no sólo juegan un importante papel en la vinculación o relación con el conjunto de los nuevos movimientos sociales. la ausencia de un proyecto político claro. la propia necesidad de la lucha los ha llevado a procesos de articulación. urbano-popular se integra desde hace algún tiempo una parte numerosa o casi la totalidad del denominado sector informal. estableciendo nexos. comprender la lógica económica de la población pobre de las ciudades. La ciudad es un lugar privilegiado de la acumulación de capital y de la concentración de poder político. Sin embargo. posiciones solidarias y alianzas con otros movimientos sociales de campesinos. obreros. Durante los últimos 20 o 25 años transcurridos. El accionar de los movimientos barrial urbano-popular apuntan hacia un asunto esencialmente importante que tiene que ver.

inercia.movimientos sociales en algunos casos. feministas. En el tejido social que se está conformando alrededor de estas necesarias articulaciones múltiples se verifica un entrecruzamiento entre los intereses y las posiciones clasistas y las que no lo son. previniéndolos de los errores y debilidades que aquellos tuvieron que superar. dentro de la diversidad de enfoques teóricos en los estudios sobre los nuevos movimientos sociales. misión histórica a realizar. Se produce una inversión en el proceso del conocimiento del nuevo fenómeno. en su lucha por las transformaciones sociales. intereses. A partir de esta nueva realidad emergente en el tejido social de las sociedades latinoamericanas surgieron diversas interrogantes (centradas en los extremos) que van desde la negación de las clases hasta la aplicación forzada y esquemática de la concepción marxista de las clases a los nuevos movimientos sociales. Lo que hoy constituye una condición necesaria de la formación del nuevo sujeto histórico de la emancipación en América Latina. la ideología que deben adoptar. etc. se va desde la teoría verdadera. al menos dos posiciones: Una que podemos denominar como extremoclasisista y la otra movimientista. burocratismo y dogmatismo que en el presente constituyen frenos y barreras para una más rápida articulación en el movimiento popular. estudiantiles. 3. El enfoque extremoclasisista utiliza la categoría de clase social como el eje fundamental y casi único de los análisis que se realizan sobre los movimientos sociales. derivando de ello. La forma en que se relacionan estos dos elementos. coincidiendo en las esencias del enfrentamiento a la dominación capitalista. El comportamiento de las relaciones clasistas dentro de los nuevos movimientos sociales es casi una obligación teórica que no se puede soslayar. Estos procesos posibles de articulación se extienden a otros movimientos de gran importancia como son los viejos y nuevos movimientos campesinos. por lo tanto se está creando un espacio articulador nuevo que amplia el enfoque de clase que teníamos hasta el momento. a su aplicación (casi mecánica) a las nuevas prácticas de una parte importante de . fundamentada y comprobada (el marxismo) en una realidad. políticas y económicas (en cuyo centro estaba el movimiento obrero y campesino) puede aportar positivamente al desarrollo de los nuevos movimientos sociales. etc. poniendo así de manifiesto procesos mediadores en los espacios articuladores de interacción necesaria entre ellos. incorporando nuevas sensibilidades que remontan esquemas. La larga experiencia de los viejos movimientos sociales con vocación popular. en la década de los 80 y hasta el presente se pueden distinguir. sus encuentros y desencuentros. contribuye a que estos se dinamicen. así como su posible articulación son decisivas a la hora de analizar los procesos de interrelación entre los diferentes actores sociales y la formación de un nuevo sujeto de la emancipación. Los nuevos movimientos sociales que se nutren también de los viejos..El enfoque clasista y los nuevos movimientos sociales. indígenas. En el plano político e ideológico tuvo su costo en fracturas. divisiones y hasta oposiciones dentro del movimiento político de izquierda y de este con el movimiento social y en el plano teórico se produjo cierto alejamiento del marxismo. En este contexto. pero en otros. sus posiciones de lucha.

Entonces no se trata simplemente de aplicar la teoría. en la medida que se unió a las movilizaciones en pro de la democracia y bregó por tomar su conducción. que la burguesía latinoamericana. y no pocas veces. de la cual se toman los principios teóricos y metodológicos fundamentales. se “integró” parcialmente a ellos. argumentando la presencia dinámica y abundante de los movimiento sociales . se puede llegar a conclusiones equivocadas. es clave a la hora de estudiar y comprender el proceso de la recomposición socioclasista que está teniendo lugar en América Latina. como célula de la sociedad. La propia realidad de los acontecimientos y el breve espacio por el que han transcurrido en su devenir los nuevos movimientos sociales están demostrando que la teoría de clases del marxismo no está ni enterrada. Además la naturaleza propia de los nuevos movimientos sociales está abierta a todos los sectores de la sociedad. estimuló la formación y el activismo a estos nuevos movimientos. aprovechar su fuerza y usurparle el resultado de sus conquistas. mientras que por otro. es decir. a pesar del abuso que pueda hacerse de él. sino que también se han colocado más abiertamente en el lado opuesto de éstos. por un lado.los nuevos agrupamientos sociales. A pesar de los errores que se puedan señalar este enfoque aporta importantes. decisivos elementos para el análisis y comprensión de los nuevos movimientos sociales. son inacabadas e incompletas para satisfacer las necesidades práctico-transformadoras de los nuevos actores sociales. incluso. cercanos tendencialmente a las posiciones y concepciones de la izquierda. Sus deducciones y conclusiones. trataba de manipularlos y de alejarlos de la lucha política. tratando de ponerle fin a su existencia cuando no pueden manipularlo dentro de su órbita demoliberal. Un ejemplo práctico que evidencia cómo lo clasista está presente forma en el espectro analítico de los nuevos movimientos sociales. que sus fundamentos teóricometodológicos ofrecen valiosos argumentos para encontrar las claves de ubicación y el papel llamado a desempeñar por los nuevos actores sociales en el proyecto de emancipación. porque la burguesía es heterogénea en su composición y oscilante en sus posiciones. pero al reproducir esquemas rígidos a una realidad y contexto histórico diferente. La composición heterogénea de los nuevos movimientos sociales y los inevitables condicionamientos históricos ha llevado a otros pensadores a un enfoque eminentemente movimientista. ni muerta. se puede verificar en el hecho de que una parte de la burguesía latinoamericana. Esta visión coloca al movimiento por sí mismo como categoría fundamental y básica. como es el que vemos hoy en el continente latinoamericano. alentó a los nuevos movimientos sociales. por supuesto. este sector de la burguesía no sólo le han ido retirando su aparente apoyo y “simpatía”. para asumir el liderazgo de los procesos de democratización. falsas. dentro o fuera de esa teoría. en detrimento o negación absoluta de la pertenencia de clase. El propósito era alejar a las masas de la lucha política en general. siendo fundamento de la verdad. Este enfoque de clase. Esta consideración. en sus demandas e intereses. los nuevos movimientos sociales continuaban avanzado en su identidad popular. En la medida que los intereses de poder político del sector dominante de la burguesía se fue cumpliendo y que por otro lado. tratando de conducir su orientación hacia un corporativismo. no puede reducirse a un análisis abstracto general y extemporáneo. sino de comprender esas nuevas prácticas a la luz de ella. estudiarlas y conocerlas para producir un nuevo conocimiento. sin la creatividad necesaria.

ni como realidad. 13 Los movimientistas. sino cómo se organiza este movimiento para conseguir respuesta a sus demandas. Pero hay que tener en cuenta que el interés de clase también ha estado sometido a la dinámica de los cambios y se entremezcla. se va a manifestar de una forma u otra la contradicción clasista. y otros pluriclasistas como el estudiantil. donde lo esencial no es el contexto histórico-estructural en que se desarrolla. . Los movimientos sociales no pueden dejar de analizarse en relación con la política. ha agotado sus posibilidades o perdido su vigencia para el estudio de este nuevo fenómeno social (cambiante y más inestable que la configuración de clases). etc. aunque éstas sean meramente reivindicativas y en algunos casos asistencialista. al sistema de los intereses sociales que activan y conforman los nuevos movimientos sociales. sino también a los partidos. El enfoque clasista. por sí mismo. No obstante. junto a otros. feminista. En realidad. en la medida que algunos de estos movimientos se han ido redefiniendo y radicalizándose se explicita más la necesidad de retomar y revalorar dentro de los diversos grupos sociales el papel de las clases. tienden a sepultar el valor que tiene el análisis clasista de los fenómenos sociales. considerarlos como experiencias puntuales. los defensores de esta posición reflejan parcialidad y unilateralidad en los análisis. La propia historia del continente en los últimos 10 a 15 años ha demostrado que los resultados más importantes que han obtenido los nuevos movimientos sociales han estado vinculados directa o indirectamente a la lucha política. manifestándose un discreto cambio respecto a sus iniciales posiciones intransigentes. incompletas. ni como teoría.como nuevo “motor de la historia”. animadas únicamente por reivindicaciones totalmente estrechas y específicas. ecológico. porque la historia ha demostrado que el movimiento no está en condiciones. al enfocar a los movimientos sociales desde la llamada teoría de movilización de recursos. Se llega incluso a considerar que éstos no sólo sustituirían a las clases. como los movimientos de obreros y de campesinos (más característico de los viejos movimiento sociales). pues en la profundización de sus luchas. Estas posturas revelan la necesidad de sopesar la integralidad o multilateralidad de enfoques en la investigación sobre estos nuevos actores. ni sustituir al partido. de sustituir o diluir las clases sociales en lo humano general o grupal concreto. la que está indisolublemente ligada a los intereses de clases de forma parcial o total. se aprecia la recuperación del referente de clase en la lógica de los análisis movimientistas más serios. 14 Sin embargo en los últimos años. los hay que son más evidentemente representativos de lo clasista. No obstante. hay que tener en cuenta que. Por otro lado. Este enfoque. Aunque no siempre se declare de forma abierta. al criticar correctamente las insuficiencias del reduccionismo de clase. hay que reconocer que este enfoque aporta contenido significativo que es necesario tener en cuenta para el estudio de los nuevos movimientos sociales. con los más diversos matices. unos y otros movimientos en su diversidad no son iguales. tanto por su composición como por los fines que persiguen. barrial. el lugar central y preponderante. no ocupando siempre dentro de la regularidad de las relaciones grupales del sistema. el estrechamiento de estas concepciones puede dejar espacios blandos o conducir a posiciones utilitaristas. fue predominante entre los estudios iniciales del tema correspondiente a los nuevos actores sociales. de los que se han extraído conclusiones generalizadoras falsas o al menos.

en una gran medida. Junto a la proliferación. como el obrero y el campesino. diluyendo en unos casos y haciendo desaparecer en otras el significado de esencialidad de la primera. Muy a pesar del esfuerzo de . en muchos casos. un fuerte sesgo alternativista. todo lo cual repercutió con agudeza en toda la izquierda latinoamericana. menos aún.etc. sexuales. lo que no significa que sean apolíticos. los nuevos enfoques le dieron preeminencia a los análisis que se olvidaban de esta noción. que condujo a finales de los 80 a la caída del socialismo en la URSS y Europa del Este y la consiguiente influencia negativa en su respaldo teórico. 15 Ello tiene que ver también con el carácter pluralista en lo político e ideológico de estos movimientos. si en un momento las clases sociales constituyeron el recurso teórico fundamental para explicar cualquier fenómeno social. en la década de los 80. los intereses de agrupamiento son más diversos y las formas organizativas. Al análisis de aquellos movimientos con vinculación más directa con las clases sociales que cuentan con una larga tradición. crecimiento y auge de los nuevos movimientos sociales se estaba gestando una crisis de los proyectos políticos clasistas. en dinámica formación. el poder político.Lo que sucede es que los nuevos movimientos sociales proyectan un modo de hacer política que aún no está construido teóricamente. con el tiempo tal papel comenzó a ser asignado a las “teorías” de los movimientos sociales. el marxismo.. bariales.. pues mientras que el pluralismo es una forma de enfrentar la dominación. “De ahí proviene la naturaleza (. adoptan otra dinámica. La médula racional teórica no se enraizó de forma natural a la cultura particular del sujeto social latino. tal como era predominante en los cuerpos teóricos de la sociología revolucionaria latinoamericana en los años sesenta. estos son los movimientos feministas. que luchen por el problema decisivo de la sociedad. se basan más en la espontaneidad de necesidades sociales inmediatas que se levantan. privándolos premeditadamente de un adecuado enfoque de lo clasista. donde la heterogeneidad social es mayor. Las diferencias ideológicas o políticas no pueden eliminar la posibilidad de la lucha conjunta en la solución de problemas comunes. Hacia la segunda mitad de los años setenta y en los ochenta se produjo un crecimiento de los estudios sobre los movimientos sociales en América Latina. indigenistas. y propició el desarrollo de una nueva sociología que rompe con los temas de atención centrado en las clases sociales.) fragmentaria y selectiva de los enfoques y reivindicaciones (…) así como un rechazo explícito a las ideologías totalizadoras”. Si en las visiones previas. Los debates políticos y académicos en torno a este asunto. el énfasis estuvo centrado en las clases. el apoliticismo es una forma de dominación que busca impedir que el movimiento luche por resolver los problemas que afectan a sus miembros y. se sumaron posteriormente otros. una de ellas es la aplicación dogmática de la teoría de las clases sociales del marxismo a la realidad latinoamericana. en el sentido de que. Esto fue un ingrediente más que favoreció en el campo teórico el cuestionamiento de los paradigmas que le daban vida a esos proyectos (particularmente el marxismo). particularmente en aquellas “hacedoras” de revoluciones. ecologistas. Esto puede tener varias lecturas críticas. muchas veces no dejaban traslucir la verdadera esencia de los movimientos sociales. 16 El auge de los estudios sobre los movimientos sociales ha tenido.

Los análisis de las estructuras en si y para si mismas aplastan a los sujetos sociales reales. La adecuada correlación entre estos dos aspectos de la teoría son muy importantes para el diseño de proyectos revolucionarios de transformación social. sólo es concebible si tiene como objetivo la búsqueda de profundización en el conocimiento de la realidad. mas que alternativo. entonces se violentan los límites de la medida y no se puede apreciar el salto. En esta dirección. el cambio queda a la sombra. atendiendo a las condiciones en que se desarrollan. para dar una fundamentación acertada de las diferentes formas en que se . demuestra la fragilidad con que fue incorporada la teoría de las clases al pensamiento latinoamericano. dado que un pensamiento fundamentado principalmente en estructuraras y modelos de clases sociales le era difícil advertir el contenido clasista en los nuevos movimientos. como anticlase. y por otro lado. por un lado. no pueden ser reducidas a una estructura que la propia realidad ha cambiado. Este alejamiento de los análisis clasistas expresa. En medio de estos condicionamientos gnoseológicos hay quienes. hay que estudiarla en su dinámica para encontrar el contenido de las relaciones clasistas en los regímenes de prácticas de los nuevos movimientos sociales. el cuestionamiento de los estudios que privilegiaban los aspectos estructurales. en el mejor de los casos se han apartado de la teoría de las clases sociales. en muchos casos estos nuevos movimientos empezaron a verse como sustitutivos de las clases. como noclase o peor aún. Las formas en que se manifiestan las relaciones clasistas son muy variadas y diversas. Los análisis sociales que se sustentan fundamentalmente o casi exclusivamente en las estructuras elevan a los sujetos a tal grado de abstracción que pierden la orientación en el vínculo directo con la realidad. Otra dimensión de la crítica puede encontrarse en la exageración e hiperbolización de las clases al no comprender lo cuantificable de la nueva calidad. Así. Los nuevos movimientos sociales aparecerán así por lo general en la superficie de la sociedad como sujetos alternativos a las clases. dejando de ser un referente en sus análisis teóricos y referentes prácticos. ya sea porque son concebidos como los nuevos portadores del cambio en los enfoques que todavía se preocupaban de este tema o porque desaparece en el horizonte político la posibilidad del cambio y la historia es asumida sin sujetos ni procesos que las revolucionen. pero inevitablemente en sus múltiples acciones y reacciones al pasar por las relaciones de poder (si son predominantemente explotadoras y excluyentes) afectan al resto de la sociedad. Los debates que colocan a los movimientos sociales frente a las clases sociales. No se le pueden aplicar esquemas rígidos a la sociedad.algunos marxistas. los cuales desde las perspectivas más dogmáticas y descontextualizadas dejaban a las clases (una sola clase) como única portadora natural de proyectos históricos. le faltó aporte y creación. puede decirse que no todas las relaciones clasistas tienen un contenido explotador. mientras que otros la han abandonado totalmente haciendo hipercríticas de disfuncionalidad a la misma. limitan su movilidad y su naturaleza propia y contradictoriamente producen un paulatino debilitamiento del enfoque clasista. como también sujetos portadores y sistematizadores al nivel de la conciencia cotidiana. de la cual eran portadoras estos actores. ese proceso de integración identitaria a la cultura política no se generalizó a los diferentes niveles del conocimiento social.

característico de la formación de los nuevos actores sociales. Tras los detonantes que llevaron a diversos actores a movilizarse está presente la revalorización de la individualidad. La resignificación de los intereses formados en la periferia de lo clasista incorpora nuevos elementos al estudio y teorización sobre los movimientos sociales y el propio contenido de lo clasista. de corto plazo que se está dando el nuevo proceso de construcción de identidades. medioambientales. Por eso cualquier análisis deseado debería encaminarse a superar la llamada “oposición necesaria”. no puede basarse en la negación del rescate y reivindicación de lo particular. etc. aspiraciones. en la acción y en la lucha de los diferentes componentes sociales. con la lucha de los movimientos sociales. Esto se proyecta en la movilización. . Es a partir de la asunción de diferencias más centradas en intereses vinculados al quehacer cotidiano. entre los que se genera una sistemática interrelación.manifiesta la lucha clasista. especialmente aquellas que tienen que ver con su vida cotidiana (necesidades. Hoy existen problemas diversos de agrupamiento y separación de movimientos y clases que en nada indican que son excluyentes. sociales y culturales. Se puede afirmar que en la multilateralidad de espacios en que se desencadena la acción social los individuos buscan primeramente reafirmar sus particularidades. unos más vinculados directamente al contenido clasista y otros al movimientismo. El fenómeno sin embargo. pero que confluyen en definitiva contra un enemigo común: el capitalismo y su clase dominante. Hay que preguntarse también acerca de la formación de intereses extraclasistas y el peso que tienen en el surgimiento de los nuevos actores sociales y cómo estos se relacionan e interactúan con los intereses clasistas. El rescate de la individualidad y de la diferencia como punto de partida para la identidad no niega la pertenencia a grupos y a otras entidades sociales mayores. pobreza. La concepción de la individualidad y de los derechos del individuo reveladores también de sus intereses y la forma en que se aproximan o se alejan de aquellos históricamente presentes en diversas clases sociales. opciones sexuales. Todo lo contrario. se revela la combinación del análisis de la lucha de clases.). sino mas bien la combinación e interpenetración que se produce entre sujetos diversos en el continente Latinoamericano bajo las reglas de la dominación del capitalismo neoliberal transnacional en condiciones de dependencia. o de la lucha contra la explotación. produciéndose un entrecruzamiento entre intereses de clase bien definidos. Lo colectivo en la nueva situación. Este aspecto es uno de los puntos claves en movimientos sociales en torno a género. etc. No se trata de ver oposición en el sentido antidialéctico. si se vinculan de una manera más a fondo con los problemas de marginación. intereses de clases parcialmente definidos y los intereses de grupos sociales heteroclasistas. o entre lucha de clases y lucha de los movimientos con la respectiva consideración de que una es superior a la otra y más real y moderna. rebasa los movimientos sociales para constituir un denominador común a muchos con dudas sociales que no alcanzan a integrarse a las nuevas formas de acción colectiva. convivencia. interclasista y extraclasista hoy día. u “oposición obligatoria” entre clases y movimientos sociales. sobre todo. El problema de la formación de intereses tanto individuales como colectivos constituyen un elemento principista para poder entender el fenómeno complejo que se da en el tejido social hoy día. exclusión. contra del sistema de dominación del capital neoliberal. derechos civiles.

culturales y políticos en los que emergen. aunque también de carácter político y de lo cual habían sido marginados en unos casos y excluidos en otros. etc. etc. sociales. presentándolo como algo inservible para el análisis de este nuevo fenómeno social. son algunos de los problemas más serios que enfrentan los estudios de los movimientos sociales. el generacionismo. el etnicismo. con el consiguiente desarrollo de ideologías y conciencias muy particulares que borran o alejan demasiado la presencia del contenido clasista por el cual encontrar un vínculo con el conjunto de las relaciones sociales en la que se manifiesta una contradicción social. si es genuinamente popular. el ecologismo. El feminismo extremo. Cada batalla. enfoques que pretenden diluir en unos casos y desacreditar en otros el interés clasista 17 . La producción ideológica de sus prácticas debe enriquecer el tronco común de la teoría revolucionaria. Las transformaciones que se han venido produciendo en estos ámbitos son fundamentales para avanzar en la comprensión de los procesos que hicieron posible la irrupción de los nuevos actores y sujetos en el escenario político y social de la región. respecto a los derechos humanos. sin crear las pistas de articulación urgentes y necesarias con el resto del movimiento popular emancipatorio pueden alargar o retardar el camino del cambio revolucionario. es una lucha por y para la una . Estimular enfoques que hacen un énfasis. es decir. etc. en movimientos y organizaciones con una importantísima presencia en la realidad latinoamericana produce un efecto negativo con la visión de que se van transformando de grupos en sí en grupos para sí. sino que se pierde la orientación hacia el objetivo principal del cambio. Sigue manifestándose de forma más sutil en los estudios sobre algunos nuevos movimientos sociales (pluriclasistas y también predominantemente popular) a partir de intereses particularistas de género. la fragilidad de los enfoques iniciales y la falta de ubicación de los nuevos actores analizados en los contextos económico. Su enclaustramiento en y por sus rivindicaciones particulares. El análisis de estos debe contemplar cuestiones como los cambios que se desarrollan en la realidad social y clasista latinoamericana de los últimos treinta años.Las movilizaciones que se sucedieron en América Latina en los ochenta y que agitaron a la sociedad con la presencia de múltiples movimientos sociales que confluyeron en la reivindicación de democratización. más de lo necesario en el particularismo y en el individualismo de los intereses de grupos. clases y sociedades. sustraído de los conflictos más generales de la social. el culturalismo. cultural. los derechos de género. de los pobladores. sea “clasista” o “movimientista”.. según esos enfoques. Por otra parte los nuevos actores sociales han sacado de la vida privada a la pública muchos asuntos que están enriqueciendo el pensamiento político revolucionario y por lo tanto las visiones sobre paradigmas emancipatorios de grupos. generacional. fueron expresión de estos saltos en la conformación de una nueva conciencia en los límites de lo clasista y lo movimientista de individuos que reclamaron para sí el derecho a participar y a decidir en cuestiones de interés fundamentalmente social. La pérdida de referentes teóricos. local. no sólo conducen a una fragmentación social. parece inexistente o invalidado para conformar el sistema vertebral de la sociedad latinoamericana de nuestros días.

de sexo. de su capital o de la propiedad territorial. todas las cuales. lo que expresa la existencia de dos componentes clasistas fundamentales cuya composición interna es bien variada. Las raíces o causas de esa pobreza hay que encontrarla en la injusticia que genera el sistema capitalista. que es algo del pasado (para algunos. la participación en la forma y distribución de la riqueza social de que disponen los diferentes grupos sociales en el continente está generando cada vez más un crecimiento de la pobreza que sitúa a amplios sectores de la sociedad latinoamericana en un “bloque social de pobres” que se opone al bloque social dominante que genera esta situación. sino que se presenta en un espectro más diverso. Es imposible que ante la variabilidad de formas. El sistema de dominación actual sigue siendo clasista y por lo tanto el sistema de explotación-exclusión que lo sustenta también. y del otro lado están los que explotan la fuerza de trabajo. al igual que las más disímiles formas de discriminación. de su salario o de la necesidad de un “salario” ausente que tienen que buscar por su cuenta (que es la gran mayoría). aunque vengan de la autenticidad de los movimientos sociales tienen que pasar por el enfrentamiento a la dominación burguesa. con justicia social y ecológica. de un lado. ahora incrementadas con la discriminatoria explotación transnacional. etnia. sólo que no se da en blanco negro. Los movimientos sociales expresan fenómenos nuevos y específicos que rebasan el marco . este último no varíe. ello es innegable. La forma de relación predominante entre la sociedad y la naturaleza está marcada por el patrón de dominación burguesa de ahí su carácter depredador en función de la ganancia. Hay que desmistificar la concepción de que la lucha de clases ya no existe. de raza. viven de la renta del suelo. qué clase está ejerciendo el verdadero poder. Por lo tanto cualquier propuesta de cambio de la sociedad y de los paradigmas emancipatorios. étnicas. de jóvenes. con excepción de las reservas indígenas el cuentapropismo y algunas formas del trabajo cooperativo producen relaciones de explotación.. la clase de los capitalistas está reproduciendo con su sistema de dominación múltiple una lucha de clases que adopta modalidades y formas nuevas. En este sentido. se ha complejizado. adopta disímiles formas. Por otra parte. En conclusión. La gran mayoría de las personas en Latinoamérica viven.sociedad sin explotación del capital. en un polo positivo y negativo. solo para reafirmar la presencia de lo clasista en las sociedades latinoamericanas de hoy más allá de su diversificación podría señalar que la división de la sociedad en clases tiene sus fundamentos esenciales en la base económica que está centrada en el conjunto de las relaciones materiales de vida entre las que se destacan las relaciones de producción y con ellas las relaciones de propiedad. El dominio de la totalidad del mercado neoliberal global nos anuncia el hecho de quienes. que más allá de la explotación está produciendo una exclusión casi total de estos sectores (clases) populares. aunque no puede afirmarse categóricamente que su contenido no se ha modificado. etc. que en definitiva son expresión de un contenido. incluso fue un error). la lucha de clases hoy esta presente. desposeídos. grupales y asociativas tampoco escapan a la hegemonía burguesa. marginación y exclusión. Las relaciones interculturales. excluidos. El contenido clasista de cualquier manifestación social en los marcos del dominio capitalista está presente.

Son actores y sujetos que tienen un referente de clase en el sentido de que están presentes en ellos los ingredientes de empobrecimiento. pero su mentalidad y modo de vida se extiende. el fortalecimiento de la clase burguesa que ha sufrido algunas modificaciones. Las nuevas tecnologías no sólo dieron nacimiento a nuevas relaciones de trabajo y sociales sino también a nuevas formas de conciencia de clase y de grupos. Las propias transformaciones del capitalismo neoliberal han producido en la superficie de la sociedad la aparente disolución de las clases en un espectro amplio de sujetos y actores que se identificarían y actuarían al margen y con independencia de colectivos estables a los procesos de producción. con una pérdida y mutación de identidades clasistas en los actores populares. En este sentido. el campesinado y otros sectores del mundo del trabajo evidencian un proceso de contenido. Esto es cierto. La clase neta de los capitalistas se enrarece. pero sólo forzando las cosas pueden ser reducidos a una determinación clasista. sin renunciar en nada a su condición de clase y por lo tanto a mantener y engrandecer sus privilegios. y como cultura dominante impone la forma en . explotación y exclusión.de esta estrecha explicación de las clases sociales. etc. medio ambiente. pequeños empresarios. la creciente diferenciación de las bases tradicionales de la izquierda latinoamericana (trabajadores asalariados. por un lado el debilitamiento de las clases sociales que componen el campo popular y por el otro. Los elementos que dan identidad a estos sujetos y los temas en torno a los cuales se organizan (género. Señalar esto no significa dar por sentado que la visión de la realidad desde la noción de clases sociales. particularmente en el caso de aquellos movimientos que no tienen un referente clasista tan directo como los de obreros. como tampoco el análisis de las clases puede negar la presencia de actores que se relacionan de manera indirecta con los intereses de clases. pero que en todas sus dimensiones sigue existiendo como tal. haya perdido sentido como se demuestra en los argumentos anteriores y no sea un punto de apoyo para comprender ciertos procesos fundamentales de la sociedad. partidos y sindicatos. así como de los excluidos de la gran producción y la política. alcance y características diferenciadas. Ellos son el producto de una “desestructuración de las clases populares que no tiene equivalente en las clases dominantes” 18 .) se articulan de manera compleja y diversificada con los criterios de clase. opresión. sectores medios profesionales y técnicos. auto-organización entre el “proletariado” científico-técnico y los trabajadores de cuello blanco. cuyas movilizaciones y demandas se relacionan de manera “incómoda” con los actores tradicionales de la política de la izquierda. dado que su actividad central no siempre está definida por el lugar que ocupan en los procesos productivos. La desestructuración de la fuerza de trabajo en una suma de actores o sujetos diferenciados y separados unos de otros. Los movimientos sociales no pueden asumirse como actores sociales alternativos a las clases. se expresa así mismo en la aparición de un arco amplio de los denominados nuevos “sujetos sociales”. etc. campesinos.) ha cambiado. es decir. la desestructuración de la clase trabajadora. etnicidad. otros trabajadores. que opera de manera desigual y en sentido divergente para las diferentes clases sociales antagónicos.

excepto el cada vez más reducido grupo de los capitalistas. que no significa desocupados. Esta situación tiene diferentes manifestaciones en el Primer Mundo y en nuestros países. y siguiendo esta lógica. se encuentra la dominación capitalista. dado que se produce un cuestionamiento del sistema de dominación capitalista transnacionalizado impuesto y abrigado por una oligarquía “nacional” . con la casi pérdida de las esperanzas de volver a ser un obrero. en la sociedad actual. No obstante se va conformando en el otro polo de la contradicción un bloque social popular que paulatinamente va agregando un nuevo contenido de lo clasista a las diferentes formas de lucha que hoy despliegan los movimientos sociales. No se trata entonces de su pérdida sino de su enriquecimiento.que deben relacionarse los sujetos sojuzgados. En un nuevo sentido. que la clase de aquellos que solo cuentan con la posibilidad de vender o emplear (ya sea por cuenta propia o al “capitalista”. donde el factor externo de la dominación imperial está incrementando la reacción de los pueblos y está definiendo un amplio sector de los trabajadores. podemos decir. dado en el extraordinario nivel de la concentración del capital y las riquezas en manos de los grandes megamonopolios y transnacionales que ha convertido a un grupo de empresarios pequeños y medianos en “rehenes” de sus formas de dominación y ha lanzado millones de trabajadores a la calle. con la esperanza de que el avance de la producción y el “desarrollo capitalista” le volviera a dar empleo. no como ejército industrial de reserva como lo fue en un momento determinado. que no es más que la dominación de clase. antes de estar desempleados. pero si emplear su capacidad laboral como fuente de riqueza social y sostenimiento personal y familiar. proletarizados postmodernos que no están totalmente interesados en vender su “fuerza de trabajo”. se hace soberana sobre el Estado. Esto los lleva a una posición más radical y activa que la que se despliega en los países primermundistas. lo que significa un crecimiento del proletariado postmoderno. las instituciones y los grupos de seres humanos. La otra cara de tal crisis es que el nivel de opresión y sometimiento al mercado total capitalista es tan alto que los trabajadores empleados prefieren ser explotados (soportando en “silencio”) el yugo del capital. La sociedad está llamada a organizar otra forma de relacionarse el ser humano con los medios de producción creados por él y eso no se puede hacer dentro de los marcos del sistema de dominación capitalista. Lo que está demostrando la situación actual es una crisis total de la forma explotadora de esa relación porque se ha liberado de todas las formas de regulación posibles. el mercado y la política. No podemos hoy definir la clase exclusiva o principalmente por su posición respecto a los medios de producción. metamorfoseada y transfigurada por múltiples mecanismos que la hacen más sofisticada y producen la ilusión de una movilidad social ascendente y posible basada en las oportunidades que brinda el mercado para el consumo. esto ha sufrido un desajuste muy severo en las condiciones del capitalismo de fin de siglo y el actual. es decir que las luchas informalmente clasista o aparentemente no clasista están subordinadas a un conjunto de relaciones en cuyo eje central. sino como excluidos totales de la producción. porque en definitiva es al sistema de dominación implantado por este) su capacidad de trabajar han aumentado.

Con muchas más dificultades para encontrar puntos de unidad nacional e internacional. y de aquellos que viven de su propio trabajo para poder definir un amplio bloque social alternativo que sea de todos aquellos que viven de su propio trabajo. la que se genera en los grupos. Por eso es que formar una conciencia de clase en sí y para sí es un poco más difícil porque puede producir exclusiones imperdonables en un momento de recomposición de las luchas emancipatorias como el que estamos viviendo. Seguramente una concepción mucho más heterogénea. que incluyen amplios sectores de autoempleados. se ve poco cambio en ese desequilibrio de fuerzas” 20 . Pero por el momento. pero sí una posición de clase. se encuentran en un proceso de refundación y por lo tanto de reformulación. como lo era en el momento en que la clase obrera industrial era fundamental. el sector más homogéneo de nuestra sociedad. de ilusión. “La clase trabajadora es mucho más amplia en el mundo que antes. En especial. sigue siendo la clase obrera”. el proletariado industrial fue minoría dentro de las clases trabajadoras urbanas. en los movimientos y otros actores sociales pasa necesariamente por un enfoque clasista al determinar ¿quién o quienes tienen impuesta la dominación? ¿quién o quienes se van a emancipar? Esto determina la formación de dos composiciones sociales que se enfrentan en el sistema contradictorio de las prácticas liberadoras-dominantes y no implican una determinación clasista en el sentido estricto de la palabra. Su conciencia nacional de inicios del pasado siglo ha sido absorbida por la dominación transnacional del capital. como hacia los lados y hacia arriba también. aun en este marco. Los límites de la clase. El movimiento obrero que encaró desde sus inicios la tarea de dar representación al conjunto amplio de las clases trabajadoras y la proletarización de la fuerza de trabajo (en sentido de salarización) en su lucha contra la explotación capitalista hoy encuentra dificultades para mantener ese papel a la vieja forma. los rasgos de sus determinaciones hoy son más flexibles. La fragmentación social también tiene mucho de manipulación. en el conjunto de la sociedad. Sin embargo todos los temas del fin de la clase obrera. Hay que reactualizar el concepto de clase trabajadora. El proletariado no alcanzó la mayoría numérica de la población en ninguna sociedad capitalista latinoamericana. Es cierto que el trabajo productivo disminuye proporcionalmente el tamaño de la clase obrera mundial industrial. sino también en el proyecto de emancipación que le deja pocas opciones en el sentido de restablecer el capitalismo o emprender el camino de la construcción de una sociedad nueva. ”Puede ser que en el futuro. de hecho son trampas ideológicas. no es que haya desaparecido. un enfoque de clase no solo en el acto de las luchas. de trampa ideológica. pueda modificar esta situación. 19 Se necesita hoy de una redefinición de la clase trabajadora. el socialismo. No sólo hacia abajo de la clase obrera. Incorporar la masa de asalariados. están incapacitados para producir una nueva conciencia nacional liberadora. La necesidad teórica y práctica de este asunto es esencial para el mejor conocimiento de los nuevos actores sociales y su potencial transformativo como parte del nuevo sujeto histórico. La conciencia emancipatoria individual. la emergencia de algún nuevo agente social que tome a todos los otros por sorpresa.descontextualizada de su realidad e incapaces de interpretar las necesidades de sus pueblos. De alguna manera la eficacia pasada del movimiento . mucho más diversificada. Sin embargo.

lo que significa crear al nivel de la subjetividad social la capacidad analítica de una sensibilidad para la actualización del enfoque de clase. Estos cambios estructurales no sólo han impactado en el proletariado y toda la clase trabajadora. algunos segmentos reducidos de los trabajadores han logrado mejorar su posición relativa de ingresos y de condiciones de vida. Por el otro. En la década de los ochenta cuatro de cada cinco nuevos puestos de trabajo pertenecían al sector informal.obrero (en cuanto a lucha de clases se refiere) para representar el amplio arco de las clases populares se apoyó en las tendencias del capitalismo fordista. la precariedad y la pérdida de lazos sociales y de identidades presentes en las antiguas formas de existencia de la explotación capitalista. En conjunto. de los cambios tecnológicos y de la reestructuración capitalista a nivel global. Esta diferenciación impacta en las formas tradicionales de acción. encontrar la forma de organización de los sectores informales de la economía. Ahora se han puesto más al desnudo. Los desempleados ya no son reserva de nada y el concepto de marginalidad cuestionado en la década de los sesenta adquiere ahora plena legitimidad. sino los límites del conocimiento que teníamos sobre ellas hasta el momento. la reducción global del empleo. expresados directamente por sus actores de los nuevos intereses populares que requieren de un complejo proceso de sintetización y que excede los viejos límites de la concepción clasista. una tendencia que se mantiene a mediados de la década actual. Debe tenerse en cuenta que las crisis de la década de los ochenta y el modo en que fue encarado por los gobiernos del hemisferio introdujeron modificaciones profundas en los mercados de trabajo. y sobre todo del empleo formal. profundizaron la desigualdad social y empobrecieron a sectores amplios de las clases trabajadoras y de los sectores medios. reduce las tasas de afiliación sindical. Por un lado. el crecimiento del empleo informal significa que números crecientes de trabajadores quedan fuera del alcance sindical. Otra dimensión del enfoque de clase y lucha de clases es la que se da desde un ángulo . Los cambios estructurales reducen adicionalmente al proletariado. a la integración de la fuerza de trabajo al servicio del capital. metamorfosea a una gran parte de lo que queda de él y pone al borde de la extinción al campesinado como clase. La intervención estatal acentuó sus efectos nocivos para algunos grupos y clases. 21 Queda así expresada la necesidad de entender las reivindicaciones de cada sector. descargando sobre ellos el peso del ajuste. estos cambios políticos contribuyeron a generar fuertes diferenciaciones en las clases populares. Estos elementos expresan el impacto en América Latina de los virajes de los estilos de acumulación. mientras la mayoría queda al margen de estos progresos. a lo que contribuyen asimismo los procesos de acumulación flexible. En un marco general de reducción del empleo formal y de deterioro de las condiciones de trabajo y de los salarios. dadas en aquel momento. en “igualdad” de condiciones un inventario ampliado del conjunto de las demandas y reivindicaciones de los componentes del campo popular hay una actualización. No se trata de que hayan desaparecido las clases sociales. sino que junto con ello ha producido todo un proceso de desintegración y atomización social que derivan a una multiplicación de la pobreza.

atraviesan a las clases y otros intereses sociales extraclasistas. Las medidas socioeconómicas extremas del neoliberalismo. político y teórico en función de poner a tono los enfoques ideológicos respecto a las clases y movimientos sociales en la lucha por una sociedad nueva. atomización en la base”. las relaciones de clientelismo y no las de solidaridad. Las estructuras “movimientistas” poco centralizadas y la convocatoria a la “acción directa” permite movilizar a aquellos que de otra forma permanecerían inactivos y pasivos. En resumen. En segundo lugar. del debate ético y cultural al capitalismo transnacional. préstamos. financiamientos. El descenso brusco de las condiciones de vida ha compensado en parte las debilidades estructurales y organizativas de los viejos sujetos. del antiimperialismo. ideológica y cultural que involucre a la gran diversidad de nuevos actores requiere de una reformulación de la misma a nivel de las exigencias actuales creadas por la reestructuración capitalista neoliberal y su impacto en el continente. Las iniciativas de intercambio. “Su política social consiste en aumentar los gastos estatales (subsidios. Las estrategias de dominación neoliberal constituyen una reanimación y reproducción de la dominación de la clase capitalista sobre el resto de la sociedad. buscan incrementar las exportaciones con el fin de financiar el pago de la deuda externa.cultural. Se entiende y parece completamente razonable que la necesaria ofensiva de los proyectos políticos que expresan los ideales de la liberación. Se han puesto en evidencia los elementos de deterioro. de atraso. particularmente del capitalismo actual. En primera instancia. de demora en la actualización de los enfoques por parte de la izquierda. La globalización. Su política cultural dirigida a los trabajadores consiste en privilegiar las perspectivas individuales y no las colectivas. su posición consiste en ganar el control del Estado y desplazar los recursos estatales hacia grupos locales económicamente poderosos y empresas transnacionales. no es sólo un fenómeno de internacionalización del poder del capitalismo. Hoy la lucha de clases se ejerce desde la hegemonía cultural. fragmentación en el centro. al tiempo que les disminuyen los pagos de impuestos. los problemas privados y no los sociales. las opciones anticapitalistas y prosocialistas en esta etapa requieren recomposición en las concepciones teóricas. lo que le proporciona a los movimientos sociales involucrados en acciones directas un amplio espectro de fuerzas concentradas y movilizables. dada las cantidades de personas afectadas por las mismas y la caída de los niveles de vida. socialización de las pérdidas financieras) que benefician a los ricos. destruir o controlar a los sindicatos. 22 . política. cohesión clasista en la cima. de debate ideológico. La necesidad de una nueva visión de la lucha de clases: económica. deprimir los salarios para permitir la acumulación de capital. erosionar la legislación laboral a fin de aumentar el poder de los capitalistas en el mercado de trabajo. De esta forma se genera una estructura social polarizada. son de especial interés para afrontar los retos del continente de cara al nuevo milenio. los espectáculos masivos y no los eventos culturales comunitarios. y por lo tanto es una agrupación que abarca todos los aspectos de la vida. es también un nuevo desafío a la concepción de la lucha de clases que requiere enfrentar mucho más en el terreno del debate teórico e ideológico.

o al menos enriquecerr el contenido de los ya existentes: tal es el caso de nuevos actores sociales que se refiere a identificaciones contingentes derivadas tanto de condiciones objetivas como de “lecturas” que de ella realiza el sujeto mismo que la integra. algunos de los cuales. 23 Mientras que los conceptos de obrero o campesino tienen una relación más sustantiva con la clase. pero que pretenden recoger contenidos diferenciadores. En esta nueva realidad global la sola estratificación clasista no satisface plenamente el espectro de los intereses sociales creados.” ha heterogeneizado su estructura interna y externa. junto a las contradicciones y lucha de clases como elemento fundamental. han surgido otras contradicciones y formas de lucha. que en muchos casos no son tan nuevos.. (formas. ) en dos grandes campos enemigos. han enriquecido “las armas que han de darle muerte” y “los hombres que empuñarán esas armas”. Estas luchas movimiento-clasistas conducen a la revolución y expresan en los intereses de sus componentes el contenido de la misma. De cierta forma el proyecto neoliberal se ve abandonado o asumido con indecisión por sectores claves de las clases medias y burocracias sindicales... sino también de sectores profesionales y de negocios que se ven fuertemente golpeados por las deudas dolarizadas y la devaluación de los ingresos. incluso por sectores de los militares y jerarquías eclesiásticas. que implica la existencia de intereses compartidos y de una direccionalidad relativamente clara de la acción colectiva. como categoría más amplia articuladora de sujetos clase-movimientistas interesados en la transformación revolucionaria de la sociedad. Así.En la esfera social. En el reflejo mental del proceso de formación de este nuevo fenómeno se están formulando nuevos conceptos. van perdiendo paulatinamente sentido en la dirección divisoria o excluyente. la interminable serie de ajustes puestos en práctica por el capitalismo con la promesa de que cada uno era el “último” antes de que comenzara el despliegue hacia una prosperidad primermundista ha minado su credibilidad entre las clases populares y los sectores medios. como profundización del ya existente acerca de los sujetos sociales y los sujetos clases. en aspectos puntuales de la vida. El capitalismo histórico luego de “haber simplificado las contradicciones de clases (. vías. incorporando otras realidades de los conocimientos que se reproducen en el nuevo sujeto histórico. los cambios operados en el capitalismo transnacional no sólo se manifiestan en la estructura y resultados productivos del capital sino que también han conformado nuevos actores de su emancipación. Las fronteras de clase y las agrupaciones sociales no clasistas del tipo de los nuevos actores sociales. y ha propiciado la aparición de grupos. Ahora se puede apreciar con mayor claridad la existencia de una movilidad social descendente en sectores claves para el modelo neoliberal: no se trata sólo de los pobres y empleados públicos. carácter…) la revolución socialista que se avecina tiene un carácter civilizatorio. en dos grandes clases. de lo contrario la humanidad se adentraría en la no civilización o tomando las palabras de Rosa Luxemburgo quedaríamos . capas y sectores sociales.. sobrepasan límites de los dos grandes componentes clasistas. Todo este proceso complejo que se está dando en la realidad social ha condicionado el rompimiento del dique epistemológico en la formación de un nuevo conocimiento. Por eso.

impuesto desde fines del siglo pasado: 1. Otro tanto se pudiera decir del Movimiento Mundial Antiglobalización. de sus metas por construir un mundo mejor. al menos en los movimientos sociales más avanzados está presente la necesidad de un cambio y la posibilidad de construir un mundo mejor. No se puede renunciar al enfoque clasista para . los estudiantes. puntuales y particularistas se han convertido en fuertes movimientos cargados de contenido político en sus luchas. léase toda la clase de los capitalistas (incluidos sus altos gerentes a sueldos) y la clase de los trabajadores postmodernos ampliada (que no se reduce a los asalariados formales).Como queda demostrado con anterioridad la concepción básica y esencial del marxismo sobre las clases y la lucha de clases tiene total presencia en los nuevos movimientos sociales. Aunque no es objetivo de este trabajo adentrarse en un estudio crítico de la teoría marxista sobre las clases y la lucha de clases me veo obligado a señalar algunos apuntes que dimanan de los análisis en el comportamiento de los nuevos movimientos sociales en su enfrentamiento al sistema de dominación neoliberal. colocándole nuevos contenidos. enfrenta la forma en que se presenta la dominación capitalista hoy. La lucha de clases no ha desaparecido. En su horizonte. pero sí de las relaciones de poder. Simplemente se han abierto otros espacios y formas de lucha (el barrio. matizando y reforzando la contradicción generada por las fuerzas productivas respecto al sistema de las relaciones de producción capitalista. explotación-exclusión y la cultura dominante del capitalismo actual. muchas de las cuales afectan los intereses clasistas de las burguesías nacionales y transnacionales. los excluidos laboralmente. los jóvenes. etc. Este nuevo contenido incorporado al movimiento popular pone de manifiesto la presencia de lo clasista. el enfoque clasista de los fenómenos sociales sigue siendo de sustantiva prioridad para el movimiento popular en la definición de sus regímenes de prácticas transformadoras. De movimientos “espontáneos”. con modalidades diferentes e intereses que no se desprenden directamente de las relaciones de producción. con capacidad para deponer presidentes y obligar gobiernos a negociar políticas sociales. Las luchas llevadas a cabo en nuestro continente contra el modelo neoliberal. Hoy se han logrado ciertos niveles de articulación entre la composición clasista y movimientista de los nuevos actores sociales. muy por el contrario se ha enriquecido con el despliegue de su diversidad.) que se expresa como movimiento. el medio ambiente. Esta nueva oleada de revoluciones alcanzará un mayor nivel de mundialización y el grado de participación de los nuevos actores sociales y el papel de la cultura será mayor.más allá de la barbarie con la desaparición de la especie humana. pero afecta el contenido de este que reproduce en cualquiera de sus variantes. sino tan solo los viejos marcos en que estaban concebidos. Los nuevos movimientos sociales han venido a dinamizar la lucha de clases entre “burgueses y proletarios”. las relaciones de explotación-exclusión del bloque capitalista-burgués-latifundista a costa del resto de la población. los Foros Sociales Mundiales y otras iniciativas que apuntan contra el sistema de dominación capitalista extendido en la sociedad global. pero que en esencia dan continuidad al contenido clasista.. la mujer. eso significa luchar contra el modelo capitalista burgués depredador. lo cual se manifiesta en las luchas movimiento-clasistas que están teniendo lugar en la sociedad global que han pasado en un relativo corto período de tiempo de las demandas meramente reivindicativas y asistencialistas a las de carácter social-político.

Esto tiene que ver con lo que algunos autores marxistas han llamado rasgos no fundamentales de la definición de clase. La dialéctica de reincorporar a la teoría crítica la riqueza de la diversidad de intereses de los nuevos actores sociales. raciales. explotados y excluidos por el sistema de dominación burgués-capitalista.Las relaciones económicas y concretamente las relaciones de producción no producen las clases. pero que hoy se presenta de una forma más acentuada. porque necesariamente tiene que pasar por las relaciones políticas e ideológicas. lo que ha permitido un desarrollo relativamente independiente con respecto a otros intereses generales. que no dimanan directamente de las relaciones de producción. más allá de los rasgos fundamentales descritos por él y vigentes hasta hoy aparecen y se consolidan un conjunto de otros rasgos que son decisivos para hacer un análisis de la sociedad actual. el fundamento material y objetivo de última instancia.Los intereses de género. por mucho que esta pueda representar los intereses emancipatorios generales de todos los oprimidos. Estos intereses particulares que hoy mueven a millones de personas en el mundo es difícil reducirlos a un interés de clase. 4.. .caer en las trampas de la dominación burguesa. Esta cultura se está comportando como contituyente y parte natural del ser humano que nace y se reproduce bajo las reglas impuestas por esas condiciones culturales (opera como el claustro natural postmaterno). el pan y otros muchos. 2. La síntesis que realiza Lenin en Una Gran Iniciativa al conceptuar las clases así lo atestigua.. imposible de relacionar han pasado a ser defendidos por sus actores directos. urbano-barriales. 3. etno-indígena. pero que tienen un nivel decisivo en la sobrevivencia humana impuesta por la vida cotidiana de amplios sectores sociales y que son determinantes en sus grados de movilización y organización están por ser definidos. Su constitución pasa por un proceso mucho más complejo como se advierte claramente a lo largo de la teoría marxista. El factor conciencia y la capacidad de los grandes grupos sociales (léase clases) para definir y delimitar sus intereses generales y particulares del proyecto de sociedad en el que desean vivir o construir está comenzando a ocupar un lugar fundamental en la definición de una posición de clase. ellas solo constituyen la base. Las culturas sojuzgadas marcan y definen en sus luchas la pertenencia a otro tipo de “clases”. como el de clase que los representaba o los contenía.El papel que desempeña la cultura del poder burgués-capitalista cosificada durante siglos en formas de dominación y modos de vida es algo que tiene mucho que ver con una redefinición de las clases y la lucha de clases hoy. por la tierra. poniendo la cultura de los dominados frente a la cultura dominante.. medioambientales. como tampoco puede reducirse el nuevo conocimiento que dimana de las prácticas de estos nuevos actores sociales y que de alguna manera están retando y no refutando postulados e interpretaciones teóricos con los que veníamos operando en esta dirección hasta hace algunos años. como tampoco pueden verse separados de la clase.

22. centrando la atención en las diferencias contextuales y temáticas de dichos movimientos. 150. pp. cit. 13. Seminario. 12 11 Juan Manuel Ramírez. Chile. en: Sistemas políticos. Integración Latinoamericana. El contenido de estas reflexiones se circunscribe al movimiento sindical argentino. Estudios de caso en América Latina. El autor llega a esta conclusión a partir de un conjunto de estudios comparativos de movimientos sociales surgidos en Europa Occidental y Estados Unidos. Quinto Encuentro. José Ernesto Schulman. poder y sociedad. febrero. p. Los desafíos de la izquierda hoy. T. es evidente que su papel y lugar ha cambiado dentro del mosaico de fuerzas sociales impugnadoras del orden neoliberal. Manual de Pronunciación Española. p. No obstante. Los desafíos de la izquierda. 10 A pesar de la antigüedad de los asentamientos urbanos y la existencia de movimientos barriales puntuales. Nro. 1991. 9 Ibidem. Revista Ecuador Debate.Editorial Nueva Sociedad. por un lado. Quito. 3 2 1 Jaime Osorio. Nuevos movimientos sociales e izquierda. Las dos caras del espejo. 9 8 7 Ibidem. p. p. comenta de forma más amplia las relaciones que se dieron en diferentes etapas entre los movimientos barriales y urbanos con algunas organizaciones obreras respecto a la lucha contra la contaminación ambiental. Nuevos actores sociales. Los desafíos de la izquierda hoy. Ediciones Revolucionarias. ¿La sociedad se organiza o se burocratiza?. 1994. Editorial Pluma y Pincel. no tenidas en cuenta en los primeros enfoques homogeneizadores de este fenómeno en la sociología latinoamericana en los ´80. 5 4 Victor Hugo Torres.. en: Ciencias Sociales. «Los movimientos urbano-populares y la integración en América Latina». 1992. Tres tesis sobre el movimiento obrero (ponencia). Triana Editores. La Habana 1966 pp. México 1995. p. Santiago de Chile. Navarro Tomás. . 152. la diferenciación extrema puede desligar a la región des fundamentos comunes. no es hasta el último cuarto del presente siglo que los movimientos barriales toman cuerpo como actores directos con determinada importancia en la transformación social. Rafael Huertas. Cfr. Tomo I. agosto 1993. pero por la amplitud del mismo es posible extenderlo a un conjunto de países de la región. 172 Marcelo Solervinces. planetarias que actúan como condicionantes de este fenómeno. 5-7. 152. 6 Marcelo Solervinces. en el trabajo citado. p. op. Caracas. 13-22 Daniel Camacho: «Los movimientos sociales en la sociología latinoamericana reciente».NOTAS Y REFERENCIAS Ver. y en América Latina por otro. 114. Aunque esto no le concede ningún protagonismo por encima del resto de los nuevos actores sociales. p.

138-139 De los 15. p. en Europa se retomaba desde una perspectiva referencial objetiva. y no comparativamente con su pasado. frente a la amplia fragmentación social existente. Carlos Vilas. en Folleto No. 23. Nov. El capitalismo después del comunismo.132 Ideas afines a estas sobre la correlación entre lo plural y lo apolítico. Daniel Camacho Los movimientos sociales en la sociología latinoamericana reciente. 1995. mientras en América Latina muchos investigadores abandonaban el concepto de clase.1. Estudios y Debates. Santiago de Chile. en Alternativas de izquierda al neoliberalismo. op. Madrid. 21 20 19 .6 millones corresponden al sector informal. El predominio o la preferencia por el enfoque movimientista cobró mayor auge en la literatura producida sobre los nuevos movimientos sociales. agosto de 1994. FIM. 13. a la luz de nuestros días. pp. Santa Rosa. La izquierda en América Latina: Presente y futuro. Los desafíos de la izquierda hoy. Ponencia presentada al seminario de la revista América Libre sobre Alternativas al Neoliberalismo en América Latina. p. pp. 13 de diciembre de 1995. Cfr. de alguna manera ha sufrido cambios que afectan esencialidades de su concepción. Desafíos para la izquierda. es decir. El referente clasista tendió a diluirse. a partir del derrumbe del socialismo en Europa del Este y la ex Unión Soviética y de la llamada crisis del marxismo. como reacción. El Financiero. Buenos Aires. el desmontaje de las organizaciones por la renuncia a lo político y las formas nuevas de hacer política inherentes a los nuevos actores sociales se pueden encontrar en Jaime Insunza: Los desafíos de la izquierda hoy. 149-153. Perry Anderson. Revista Actual Marx.26. 1820 agosto 1995.41 16 17 18 Emir Sader. México. lo que demuestra el mimetismo extemporáneo de cierta franja de las ciencias sociales en el continente.Universidad de Guadalajara. Ediciones Pluma y Pincel. al reduccionismo de clase que afectó a determinados estudios. 15 14 13 Rafael Huerta.cit. El interés clasista que se forma esencialmente de la posición que asumen los hombres y mujeres en el proceso productivo y respecto a la propiedad. 1. Fondo GALFISA. Paradójicamente. 1996. p. en parte. 1992. Buenos Aires. luchas sociales cotidianas y luchas políticas. Se tiende hacia la construcción de nuevas identidades alrededor de intereses comunes plurales que van más allá de simples alianzas coyunturales y que enriquecen el contenido de lo clasista. t. (Notas para la discusión). La Pampa. En este trabajo pueden encontrarse otros puntos de vista y valoraciones sobre los enfoques clasista y movimientista respecto a los nuevos movimientos sociales. p. s/p Esta homogeneidad solo puede concebirse en el sentido relativo del término. Material mimeografiado.7 millones de empleos creados en América Latina en los últimos cinco años.

Manifiesto de Partido Comunista. La Pampa. Buenos Aires.James Petras. en un tomo. Estudios y Debates. Santa Rosa.33 y 38. . s/p 23 22 Carlos Marx y Federico Engels. Obras Escogidas. Ponencia presentada al seminario de la revista América Libre sobre Alternativas al Neoliberalismo en América Latina. Nov. Editorial Progreso. 18-20 agosto 1995. Moscú. 1. pp. Material mimeografiado. en Folleto No. Alternativas al neoliberalismo en América Latina. 1995.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful