You are on page 1of 10

1

Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

- Capítulo V -

- LA REUNIÓN DE LA JUNTA DIRECTIVA Debajo del colorido logo del canal de televisión “DPZT 101+ TELEVISIÓN”, se abre una de las hojas de la gran puerta de la Sala de Conferencias. Manuel Rodríguez, uno de sus principales directivos, entra a la amplia sala con la misma actitud con la que llegó a la recepción, pero en este momento, más bien parece como si acabara de entrar al cuarto de baño. Con la carpeta y el maletín en una mano y aflojándose la ropa con la otra, avanza ignorando a todos los presentes. Este cacique veterano de andar presuntuoso se va recorriendo la casi totalidad del largo de la sala hasta su lugar en el otro extremo. Sigue de largo a la vista de todos, mientras va sacándose el saco azul oscuro de buen corte y llega a ocupar el asiento de cabecera. En torno a la enorme mesa de trabajo se percibe una atmósfera expectante en los presentes. Puede oírse un murmullo de diálogos aislados, bastante parejo, con algunas esporádicas notas aisladas de nerviosismo. Hay una cierta inquietud en el ambiente. Productores ejecutivos, un editor en jefe, creativos y asistentes de producción han llegado hace ya cerca de media hora. Algunos de ellos se ven muy estresados y otros no tanto, pero en mayor o menor grado todos lo están. El directivo Rodríguez ya se ha acomodado, y decide ponerle fin al murmullo, dándole inicio a la reunión. Rodríguez (En una exhalación.)- BIEN!... Lo dice sin mirar a nadie en particular, en un tono que suena a “SILENCIO”. Los presentes, hombres y mujeres de lo más diverso, tienen en común con este hombre - y entre sí - un aire de cierta pretensión intelectual y una profunda preocupación que evidentemente comparten con Rodríguez, al parecer, el principal directivo de la emisora. Los puntos suspensivos han tenido el efecto equivalente entre los asistentes, de manera que Rodríguez ya tiene toda su atención como para continuar. Rodríguez.- Mientras esperamos a Molina, sugiero que comencemos a evaluar... la gravedad de la situación. (Hace ruido de papeleo ex-profeso) Tengo en mi poder... un registro de mediciones de rating del último trimestre del año pasado... y... (Exhala pesadamente. Luego, en tono algo más que reprensivo) no sé qué palabras utilizar... para calificar ¡ESTO!... Tira los papeles que hablan de “¡ESTO!” sobre la mesa de tal forma, que llegan a verse algunas cuidadas cabelleras moverse por el viento. Con aire amenazador levanta la mirada y la va dirigiendo a todos, uno a uno, como si pasara revista. Denegando con la cabeza en actitud reprobadora, se dispone a retomar la palabra. Rodríguez.- Señores: Nos encontramos por debajo de todo mínimo concepto de average jamás visto. Hemos entrado en un camino en bajada, en espiral descendente (Hace un gesto finito juntando el índice y el pulgar). Y si esto sigue así, vamos a tener que salir del infierno como salió Dante!... ¡POR ABAJO!... (Golpea la mesa con la palma de la mano, intenta contenerse un poco y sigue, en tono de “olla a presión”) ¿Alguno de ustedes... tiene la más remota idea... de cómo llegamos a este “récord” de falencia... ¡histórico!... desde la señal de ajuste en blanco y negro???!... Porque de acuerdo a las cifras..., no nos están viendo ni en los geriátricos!... Yo... (Con expresión de resignación, propia de un actor novato), la verdad..., no sé qué pensar de esta situación... Señores, los números cantan. Y, conforme a lo que cantan..., creo que a 2
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

esta altura, si apagamos todos los equipos, ganamos plata. Y así, ¡porrr lo meeenosss!... VAMOS A PODER PAGAR LA FACTURA DE LA LUZ!!!...
Productora 1.- Mire, Rodríguez, antes que nada, permítame aclararle que “esto” (Hace el gesto de comillas con los dedos) nos concierne a todos. A todos. Eso, en primer lugar. Aquí nadie ignora nada de lo que usted acaba de mencionar. Y, en segundo lugar, no sólo se está haciendo producción nacional, sino que además estamos manejando nuevas propuestas para la ficción uruguaya. Rodríguez (Hojeando los muchos papeles.)- Y aquí tengo las mediciones de audiencia de los otros canales... No son envidiables, precisamente, no? Pero, al menos... no van a tener que mandar tanta gente al seguro de paro!... (Le suena el celular, y lo caza enseguida) Sí...? Ah, sí. Ya llegó?... Cinco minutos...? Sé. Séee... Seis minutos..., diez minutos igual, tanto da. Bueno, macanudo, mientras llegue..., que llegue nomás. (Cierra el celular y se lo guarda) Decía... que los canales de la competencia no están tirando manteca al techo, pero al menos le van a poder seguir pagando al portero de la noche. (Rápidamente divide en dos un mazo de hojas) Véanlo por ustedes mismos. El directivo le entrega cuatro copias del registro al hombre sentado a su derecha, un productor ejecutivo de aspecto joven a pesar de su cabello entrecano, y a un muchacho de unos veintidós años, sentado a su izquierda. Este último toma la palabra, con mucha cautela. Creativo 1 (Entregándole los papeles a una muchacha de lentes.)- Señor, si me permite..., yo quisiera decir que si bien es posible que el consumo haya bajado..., bueno, desde luego, yo no voy a poner en duda las cifras que marcan los medidores, pero de acuerdo a las encuestas, en todas las casas residenciales hay de uno a tres, promedialmente dos televisores por domicilio, todos prendidos en una media de diez horas-día. Y si bien éstas son cifras estadísticas, yo pienso que es un factor a tener en cuenta. Asistente 1 (Pasando los papeles a la chica rubia de pelo corto a su lado.)¿”Factor”? ¿Factor cuál? ¿Factor “aparatos prendidos”? (Denegando con la cabeza, lo mira por sobre los lentes) Nadie sabe esto tan bien como vos..., por el hecho de que estén prendidos todos los televisores del país, eso no significa que nos estén viendo. Creativo 2 (Joven de unos treinta años, sentado frente a las chicas, entregándole una hoja al señor canoso a su lado.)- Exacto. Podría pasar que no nos estuvieran viendo a nosotros, ni a ningún otro canal de la competencia. Creativo 1.- Podría pasar?... Productor 2 (Ignorando esto último, dirigiéndose a Rodríguez.)- Puede ser... Determinado tipo de público consume cada vez más series de media hora de duración, en canales de cable. Editor (A la izquierda de la chica rubia de pelo corto.)- Sí..., las mismas que reemitimos nosotros en verano... ¡Por favor!... Productora 1 (Con la mirada perdida.)- No..., no puede ser..., yo no me lo creo. ¿Cómo no nos van a estar viendo?... No, eso es imposible. Editor (Sin dejar de mirarla de frente.)- Sí..., no, la verdad... es muy extraño. Nadie se pierde los programas de televisión sobre otros programas de televisión, que a su vez tratan de... otro programa... ¡Si nosotros los tenemos todos!... Productora 1 (Con una mano en la frente.)- No, no... Yo no puedo creer... Pero si mi programa tiene ¡quince años en el aire!... Tenemos llamadas en vivo... ¡Juegos! con importantes premios... 3
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Productor 2 (En tono burlón.)- “Importantes premios”... ¿Vos te referís... a esas camisetas con el logo de tu programa, o a los lentes de sol “marca-perro”? Guau!... Productora 1 (Voltea a la izquierda para encararlo.)- Y..., y... ¿la participación de la gente? ¿Las llamadas al aire? Los e-mails..., los mensajes de texto...? Todo eso, no cuenta? Productor 2.- Toda tu familia, tus vecinos, tus amigas...? Y..., como contar, cuenta. (Buscando la complicidad en el Editor) “Todo suma”, no? Productora 1 (Sacudiendo las ondas de cabello azabache.)- ¡¿Me estás tratando de delirante?! Productor 2.- No, delirante no. Sólo te digo que te acomodes mejor los lentes de contacto. La gente se esta aburriendo, Regina... Productora 1 (Dolida.)- ¿Y vos? ¿Qué tenés? ¿Qué tenés para ofrecer, a ver?... Productor 2 (Se le ríe en la cara, luego mira a todos.)- Que “qué tengo”, pregunta... (La encara de nuevo) Tengo... las más rápidas y mejores malas noticias que cualquier informativo pueda ofrecer: todo tipo de desastres naturales y artificiales, inundaciones, terremotos, incendios, explosiones... ¿qué más tengo? Tengo dos... (Levanta dos dedos delante de los ojos de ella) ¡dos bloques! de crónica roja, con rapiñas, asaltos, atentados al pudor, violaciones, homicidios, y crímenes de todos los tipos... Desde ya..., la peste de moda, y toda amenaza de plagas. Y, por supuesto, los más espectaculares accidentes de tránsito, captados en el mismo momento en que ocurren. Eso tengo. ¿Querés más? Rodríguez.- Bueno, pues, no - está - funcionando! No sé qué pasa acá, pero hagan lo que hagan, no está dando resultados enteramente satisfactorios. Aquí lo que hacen falta son soluciones. ¿Alguien da más? Se oyen ofertas... El silencio vuelve a imperar por unos segundos. Si de algo sirve el carácter intolerante de Rodríguez, es para funcionar como un despertador. Ahora están todos con los pies en la tierra. El señor canoso sentado a la punta de la derecha de Rodríguez, parece haber estado por fuera de la anterior discusión. Su aspecto sobrio y reconcentrado lo saca fuera del contexto del ámbito de la producción ejecutiva, haciéndolo parecer más bien un guionista o un escritor. Productor 3 (A la Productora 1.)- Tú mencionaste algo acerca de ficción uruguaya. Creo que si eso presentara algún punto de interés enfocado a ciertos temas de actualidad, valdría la pena considerarlo. ¿Tenés alguna propuesta concreta al respecto? Productora 1 (Reaccionando lentamente.)- Bueno..., precisamente, estamos considerando un argumento para hacer una tira... Productor 2.- Teleteatro uruguayo?... No me j...(odas)... Creativo 2.- Eso ya se hizo... Productora 1 (Reclamando.)- ¡Pero, ché, me van a dejar terminar de hablar?!... La madura y aún hermosa mujer mira a Rodríguez casi con desesperación, y éste le hace una mínima seña de que continúe. El infinitesimal gesto es visto por todos. Productora 1 (Al Productor 3.)- Justamente, estaba tratando de explicar que el argumento estaría centrado en la temática de la discriminación de género, lo cual es un tema de suma actualidad... (El murmullo entre todos los demás crece, el final es casi gritado) ¡Y yo considero que es un aporte bien importante para sanear a nuestra sociedad!... 4
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Asistente 1.- Discriminación de género? Creativo 1.- ¿En qué ámbito? Productora 1.- En el ámbito laboral, empresarial, para ser más exacta..., en el marco de una empresa de cosméticos. Asistente 2.- Pero, Regina..., vas a hacer “Betty la fea” en versión uruguaya. Productora 1.- Bueno..., no tiene por qué ser fea... Además, ¿qué tendría de malo abordar el tema a la uruguaya? Sería un cambio, algo diferente y renovador, no sé, pero a mí me parece que eso sería lo que nos podría salvar. Creativo 2.- Cuando se hizo ficción, hace unos años atrás, al principio estaban todos como locos, pero no tuvo muy larga vida, que digamos... Asistente 1.- Sí, es una lástima. Las ideas eran bastante buenas, pero la idiosincrasia local, evidentemente no acompaña ese tipo de emprendimientos. Asistente 2.- Y aunque acompañara..., igual en este momento no cubriríamos los gastos de producción. De todas las soluciones posibles, ésa es la menos redituable. Editor.- Si vamos a ser realistas, seamos realistas a fondo. Yo no digo que nos vayamos a tirar con un “Betty la fea” uruguayo... Pero si vamos a mirar las cosas como son, las telenovelas que ganan récords de audiencia no requieren tanto de buenas ideas, ni de grandes despliegues de producción. No. La ecuación es más simple: es cincuenta por ciento de actores galanes que estén en auge, y otro cincuenta por ciento de tocarle la fibra solidaria a la gente. Y ahí lo tenés. Productora 1.- Y bueno, entonces, ¿por qué no lo hacemos? Creativo 1.- Lo que pasa es que tendríamos que pensar en atraer a todos los públicos, hacerlo bien popular. Y a ese nivel, la temática costumbrista nuestra suele ser malentendida y rechazada por la audiencia. Es cierto que a algunos les atrae, pero más bien para verlo en el cine, preferiblemente en algún festival internacional. Productor 2.- Y sí..., no somos muy “fashion”... Editor.- Para eso están los enlatados tropicales, con niveles de diálogo paupérrimos, eso sí..., con mucha pasión y colorinches. De las actuaciones, mejor ni hablar, porque la verdad es que no importan para nada. Creativo 2.- Nuestros actores son cien veces mejores..., pero están más para el teatro. Asistente 2.- Y sin embargo, ahí tenés... La gente sigue yendo al teatro. Creativo 1.- Y siguen yendo al cine, a ver estrenos. Eso es lo que no me cuadra bien. Editor.- Bueno, por eso es que hemos estado pasando películas a dos meses de haber sido estrenadas... Películas galardonadas. Asistente 2.- No necesariamente son mejores por ser galardonadas. Algunas son buenas, otras no valen ni la mitad de la cuarta parte de lo que prometen. La cuestión es que la gente siempre se prende con eso, y es ahí adonde tenemos que apuntar. Asistente 1.- ¿Más todavía? Más animación en 3D? Más películas basadas en video-juegos famosos...? Creativo 2.- Tá, pero están buenas... Ponéle, que valgan por los efectos digitales, pero reconozcámosle el mérito, no hay duda de que son atractivas. Están bien hechas. 5
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Rodríguez (Incómodo.)- En fin... A mí no me parece que sea necesario convertir esto en un club de cinéfilos. Se supone que somos los que pensamos “en macro”. Habría que buscar una fórmula barata para reubicar el morbo, ahí donde sea necesario. Productor 2.- Y en eso estamos. Asistente 2.- Bueno, precisamente yo me refería más bien a material nuevo, aunque sea de clase zeta, pero NUEVO. Algunos thrillers, no sé, suspenso, lo que sea hecho para televisión, pero que esté recién hecho. Creativo 1 (Desanimado.)- Sí, la mayoría son remakes de películas de los años ’50 con datos apocalípticos de ahora, más algunos elementos relativamente interactivos... Asistente 2 (A Rodríguez.)- Ah, señor... Ignacio tiene a tres personas más contratadas para ver televisión diez horas por día. ¿Qué hago? ¿Le digo que dé marcha atrás? Rodríguez.- No, Gianella..., quiero decir..., vamos a esperar un poquito, a ver si llegamos al fondo de la cuestión. (Revisa en sus informes) Necesitamos encontrar ese tal resorte que hace que alguien se ponga a ver una película un sábado a las cinco de la tarde, con treinta y cinco grados de calor. Editor.- Y bueeeno..., un poco de inseguridad, otro tanto de fobia y una dosis de color. Y listo. Igualmente, ya estamos pasando películas del tipo de vampiros, de psíquicos, de entidades metidas dentro de celulares y toda la cosa sobrenatural, con ángeles caídos y ¡muuuchos monstruos!... ¿Qué nos faltaría? Productor 3.- Hum..., no sé, algo más real? Creativo 2.- Más realities? No, por favor! Se abre la puerta. La secretaria, a quien se dirigiera Rodríguez previamente en la antesala, aparece. Esta mujer de unos treinta y ocho años, de baja estatura y tez oscura, entra con gran naturalidad. En una bandeja trae una jarra de café, un par de botellas de agua mineral y unos cuantos vasos descartables. Rodríguez la mira, y se queda como hipnotizado, más que nada por el contraluz de la ventana que tiene frente a sus ojos. Rodríguez (Distraído.)- Y... ¿qué pasó con las amas de casa? ¿Se murieron todas? Editor.- Culebrones, tenemos..., sí, unos cuantos. Estamos pasando cuatro por día: tres corridos a la tarde, y uno a las once de la noche. Asistente 2.- Siempre tratamos de darle mucha matraca desde los otros programas, porque vale la pena. Fijáte lo barato que sale la lata..., habría que comprar más por docenas. Creativo 2.- No sé si valdrá la pena, pero... lo decís tan lindo, que hasta rima y todo... La secretaria va sirviendo el café a todos, uno por uno, yendo en sentido inverso a las agujas del reloj. Al llegar al lugar de Rodríguez le sirve el café, y al igual que a los demás, le deja un sobre de azúcar y otro de edulcorante. Mientras ella hace esto, él la mira fijo, y le dirige la palabra. Rodríguez.- ¿Le puedo hacer una pregunta? Secretaria.- Sí, señor, claro. Rodríguez.- Usted ¿ve televisión, de noche? Secretaria.- No, señor. Casi no veo televisión. 6
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Rodríguez.- ¿Cómo, “casi”? ¿Ve o no ve televisión?

no.

Secretaria.- Mi esposo mira programas de deportes y algún informativo, pero yo

Rodríguez (Anonadado.)- ¿Y no ve ningún teleteatro? Secretaria.- No, señor. No me gustan los teleteatros. Rodríguez (Murmurando indignado.)- ... no le gustan los... (Mira a los lados y se encrespa un poco) ¿Y, se puede saber POR QUÉ no le gustan los teleteatros? Secretaria (Sonríe y lo mira como apenada.)- No me gustan... Hay mucha gritería sin sentido..., me resultan cansadores. Rodríguez (Se queda mirándola con las cejas enarcadas)- Y entonces..., si no ve televisión... ¿qué hace usted de noche? Secretaria (Esta vez se ríe, apretando los labios, manteniéndose calmada.)- Me pongo música clásica y leo un libro. (Hace una pausa) Permiso. La secretaria sigue la ronda del café tranquilamente, mientras que un silencio se ha apoderado del lugar. La mujer sigue sirviendo café a los Productores 1 y 2, y al Creativo 2. Cuando ya ha servido al Productor 3, baja la bandeja y se encamina hacia la puerta. En el momento en que ya está a punto de retirarse, el directivo la detiene. Rodríguez.- Espere!... Ya sujetando el pomo de la puerta, ella voltea, apenas un octavo de giro. Secretaria.- Sí...? Rodríguez.- Esos programas de deportes... que ve su esposo... ¿cuáles son? Quiero decir, de fútbol, me imagino, pero... ¿en qué canal? Secretaria.- Ah, no... A mi esposo le gusta el automovilismo. No podría decirle en qué canal, porque además le gusta el polo, y el badminton. Rodríguez (Aturdido.)- Ah… Está bien... Bueno, gracias. Vaya nomás. La secretaria se retira definitivamente. Todos esperan a que la puerta vuelva a estar completamente cerrada. Luego giran sus cabezas como sincronizados hacia Rodríguez. Rodríguez (Musitando.)- ... bad... minton..., polo..., libros...? Eh..., ... (Le está por dar algo) ¡¡¡ESTAMOS EN EL HORRR-NO!!! Productor 3 (Manteniendo un tono conciliador.)- Bueno, tal vez sea cuestión de indagar más acerca de los intereses actuales de las personas, ver qué cosas les atraen más, ampliar el espectro de temas para abarcar a todos los públicos... Productor 2.- ¿Con qué? ¿¿¿Con badminton??? Así, nos vamos al bombo, seguro! Productora 1 (Muy perturbada.)- Nooo..., no, esto es increíble! Fijáte que dijo “automovilismo, polo y badminton”. ¿Qué tendrán que ver las máquinas y los caballos, con una plumita volando por los aires? Ay, no, no... Y más aburrido que eso, no... No se puede creer... Rodríguez (Aflojándose el nudo de la corbata.)- No, y además... ADE- MÁS... ¡hay que ver!... Estos indiecitos..., cuánto ganan? ¿Tres chirolas por mes? ¿Cuatro?... Yo no sé..., apenas les da para pagarse las facturas, pero... ¡”la señora lee”! y “escucha música cláaasica”... Y el tal señor? “Automovilismo”..., “polo”! y, aaah! ¡BAD- MINTON!... Séee... Y van a trabajar, ¿en qué? En el transporte colectivo...? o a pie?! No me jodas..., eso son berretines!... 7
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Asistente 1.- Ay, bueno... ¿Por qué no le podrían gustar esos deportes? Son entretenidos, vistosos, lindos de ver..., se requiere de mucha destreza y gran concentración para ese juego, y... Productor 2.- Pero, dejáme de hinchar las pelotas!... ¿Vos te creés todo lo que te dicen? Nooo, yo no le creo una sola palabra de lo que dijo. Creativo 2.- Pará, no exageres... ¿Por qué iba a mentir? Si... la loca trabaja acá..., no le conviene... Productor 3 (Como pensando en voz alta.)- Hay algo que se nos está escapando. No sé qué puede ser, pero es algo que lo tenemos justo delante de los ojos. Es eso o... hay un árbol que nos está tapando el bosque. Creativo 1.- Es que, ya no estamos compitiendo contra la televisión por cable. Estamos lidiando con otra cosa... Asistente 1.- ¿Qué? ¿Internet?... Creativo 1.- No, internet...? Nos hace un favor. No, menos obvio que eso. Otra cosa... más..., más grande. No es nada evidente, es algo que está ahí, pero que no... entendemos. Productora 1.- Ay! ¿Qué nos pasó? ¡¿¿¿Qué nos pasó, Dios mío???! Productor 2 (Burlándose.)- “¿En qué fallamos?” Editor.- No sé si fallamos, o qué..., pero lo hemos hecho todo. Asistente 1.- Pero, cómo? Nooo!... Algo tiene que estar pasando, algo que... Productora 1.- Pero, ¡por favor! ¡Hemos copiado todos los formatos habidos y por haber!... Creativo 1.- Sí, es cierto... Si miramos bien, no hay detalle que no hayamos adoptado ya..., ni táctica que se nos haya escapado. Creativo 2.- Ché, y... algo más como para niños? Asistente 2.- Tá, pará... Los niños no son tarados... Además, están muy metidos en sus computadoras. Productor 2.- No sé..., a cuáles niños te referís? ¿A los menores de edad, o a todos los demás? Todo lo que hacemos es para niños. Productor 3.- Y cada vez hay menos..., niños, digo... Rodríguez.- Tengo que interpretar, entonces, que de entre todos ustedes juntos, no hacemos un solo cerebro que funcione como la gente? Y, qué vamos a hacer? Esto es un canal de televisión. ¿Qué hacemos, lo rifamos? ¿Volvemos a la radio? O nos jubilamos, y convertimos el canal en un club de bochas? ¡¿Ehhh?! Creativo 1.- Es que... ya no se nos ocurre nada... Nos rompimos la cabeza, señor. Productor 2.- Ché, ¿no estaremos exagerando? Capaz que... es algo pasajero... Productora 1.- Pero, y no te dijo Rodríguez que estamos tocando fondo? (Señalándole el papel) Mirálo, lo tenés ahí... Asistente 1.- No sé qué pensar, realmente. Creativo 2.- Yo tampoco.

8
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Asistente 2.- Yo, todo lo que sé es que no hay nada que justifique esa falencia. A los televidentes hay que darles lo mismo que les gusta a los niños: lo prohibido y lo que los asusta. No entiendo por qué pasa esto, la verdad... Editor.- Y sí... A fin de cuentas, no hay nada nuevo bajo el sol. De lo que está inventado, ya no queda nada por inventar... Productora 1.- ... ni copiar de otros. Productor 2 (Que no se quiere sugestionar.)- No lo entiendo..., hemos puesto toda la carne en el asador... Asistente 1.- Creo que todos nos hemos puesto las pilas..., no sé, pero, al menos..., yo estoy consciente de haber barajado todas las posibilidades. Creativo 1 (Desbordado.)- ¿¡Todas!? Pero no pue..., no puede ser... Y..., sí. Nos estamos rompiendo la cabeza. Se hace un silencio. Todos están pensando en algo adecuado para decir. Rodríguez los mira a todos, con los ojos desorbitados, no puede creer que no le digan más nada. Rodríguez.- Así nomás?!... ¿Se acabaron las ideas, y no queda más nada que aportar? Creativo 1.- Es que, de momento..., eem..., nada... Productora 1.- ¿Qué le pasa a la gente, Dios mío?...

9
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Se abre la puerta, y esta vez entra un extraño personaje a la sala. Un hombre de edad mediana, que por su aspecto no combina para nada con ninguno de los integrantes de la Junta Directiva, cierra la puerta tras de sí. Es una presencia estrafalaria, de cabello rubio oscuro, del tipo ex - pelirrojo, vistiendo una camisa multicolor y bermudas de color mostaza, y calzando sandalias playeras, sin preocuparle en lo más mínimo dejar ver sus piernas peludas. De algún modo, este rezagado llega justo en el momento en que cualquiera se iría de allí con todo gusto, ya que a esta altura, nadie querría entrar a la sala en medio de una atmósfera tan irrespirable. El insólito personaje se mueve distendido, sin sacarse los lentes de sol, con una actitud desfachatada y ágil, dirigiéndose hacia el único asiento libre, en la otra cabecera de la gran mesa. Sin la menor intención de quitarse los lentes oscuros, descarga su peso en el asiento, y se expresa con la pachorra más grande del mundo. Molina.- Y, sí..., je, je!... Más vale tarde que nunca. No? º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º

10
Se Busca Verdugo: La Tragicomedia De Arquímedes - Jacqueline Petingi Labastie

Related Interests