Cohen, Hermann. Mesianismo y razón: escritos judíos. Buenos Aires, Lilmod,2010.

La idea de Mesías*

Kntre las emociones humanas hay una en particular a la que ni siquiera los más estrictos moralistas modernos le niegan todo su derecho y Valor la esperanza. Aun así, esta valoración de la esperanza no es en modo alguno común a todas las épocas o a todos los pueblos. En cambio, la esperanza parece ser esa emoción en la que se hace reconocible algo más que una diferencia psicológica: la distinción entre una fe politeísta y una fe monoteísta. Para los griegos más antiguos la esperanza no significaba más que vana especulación. Recién tras las guerras contra los persas dejó de ser sólo lo opuesto al miedo, dejó de pertenecer exclusivamente a la caja de Pandora. Desde entonces, el término aparece aquí y allá en el sentido de fe en Dios. Pero incluso durante la alad de oro griega, la esperanza indica simplemente un sentido de alivio personal que afecta sólo a la imaginación del individuo pobre o desdichado. En ninguna instancia del paganismo el concepto de espemnza sugiere una orientación de la conciencia hacia una elevación de Inda la existencia humana. Esta expansión hacia el dominio impersonal, ético, esta espiritualización de una emoción básicamente materialisia y personalista, es el efecto y ciertamente una de las marcas más M)guras de la idea de la unidad de Dios o, lo que significa lo mismo, de I >ios como espíritu. En el lenguaje del Antiguo Testamento, la esperanza se oculta tras la fe. Las últimas palabras del patriarca moribundo: I spero la llegada de tu tiempo" [Génesis 49:18], hacen a la salvación M sustancia de la esperanza, y a la vez convierten a la esperanza en la IMiruntía de la salvación. En tanto "esperanza y futuro", la esperanza es • ri)ic Mcssiasidee" (1892), en Hermann Cohens Jüdische Schríften, Berlín, C. A. *I i w i M H V hkc \ Snlin. 1924. T. I. pp. 105 124.| Traducc ión: Pablo Preve.

ni exclusivamente por el propio pueblo. esto es. los amigos. la esperanza es el producto y la expresión de la fe en la divina providencia. por eso la fe de Israel es la esperanza. esta purificación conceptual que los idealistas pueblos griegos nunca consiguieron a pesar de todo su arte y amor por la patria? Es cierto que la esperanza no se corresponde con el ánimo en el drama griego. mientras que su comedia es el contrario mismo de la esperanza. una comunidad que es más que el yo. en su salvación presente. sino más bien por toda la humanidad en tanto hijos de Dios. Todas las ideas. La esperanza en el bienestar propio lleva a la vanidad. es decir la ironía.62 Mesianismo y Razón. aunque posiblemente lleva al desarrollo del coraje y la abnegación. toda esperanza parece ser en vano y llevar a una sensación de frustración y rechazo. Este apogeo de la profecía de Israel. ¿Cómo lograron los israelíes esta espiritualización. condiciones de una época y hasta contingencias personales. La esperanza en el bienestar y la permanencia del pueblo y el Estado propios. El nacimiento de la idea de Fausto en el joven Goethe es gradual . Su tragedia se basa en el temor y la compasión. más que la misma patria: esa comunidad es la humanidad. por el individuo. que la familia. la esperanza en el futuro de la humanidad. Y la divina providencia no significa una preocupación. y es el ánimo subyacente a la fe religiosa del salmista: "Mi alma espera al Señor. se originan dentro de las limitaciones nacionales. sólo encontramos una explicación negativa para su falta de esperanza. si se me permite decirlo. incluso aquellas más profundas y generales. con calculada solemnidad). Aquí queremos examinar su desarrollo histórico dentro de las fuentes religiosas judías. Pero más allá de estos provechosos datos acerca de los grandes logros artísticos de los griegos. La esperanza se transforma en fe cuando el hombre asocia el futuro con la emergencia de una comunidad cuya existencia no puede asimilarse al presente y la realidad. o en su salvación eterna (esta última. también puede caer fácilmente en el orgullo. Para formularlo positivamente. es el contenido de la idea de Mesías. Y cuando la patria padece una larga miseria. La fe en la humanidad es la fe de Israel. Pero la esperanza del hombre es transformada en fe cuando ya no piensa sólo en sí mismo. y las que llegan a conquistar el mundo. en primer lugar y por sobre todo. así como su significado en la historia de la cultura y las costumbres. Escritos judíos la más alta recompensa que puede ofrecer el profeta. ante todo más que los correligionarios de la propia fe. más que los centinelas a la mañana" [Salmos 130:5-6].

Sin embargo. En la reminiscencia poética los buenos reyes. que sufrió numerosas transformaciones y superaciones a partir de i'HC primer sentido. En una evaluación histórica de una idea no se pueih'ii ocultar las inconsistencias o extravíos que se dan en las diferentes • hipas de su desarrollo. Por un lado. entre cuyas funciones se encontraba la de ungir al rey. no se puede disimular la fiiMlidad a la que apuntan los diferentes indicios que se manifiestan. Llamamos histórica a esta idea en el sentido de que se convierte en el principio guía de la historia. y debido a esto la distinción deja de tener su sentido eminentemente político. y de ninguna manera exclusivamente de la historia nacional. se convierte en portador de una idea histórica. Así el Mesías. en cambio. Porque si bien el supuesto político de que el Me- . esta idea tan universal lo m muí a Job. la época del I xilio y el retomo. Mesías significa originalmente "el ungido". en la historia también ha habido malos reyes. él también es llamado Mesías. pasa a ser comprendida en un nuevo sentido religioso. es decir como modelo y prini ipio guía para la historia universal. Sin i ' N é H finalidad perdería su valor corno idea. nailit* en el mundo habría sido capaz de completarla. Prometeo y Hamlet. Del mismo modo. un sentimiento de devoción patriótica permanece despierto junto con el recuerdo de la época dorada de la nación. el hijo de David y funcionario oficial. y deja de ser entendida en el marco de las tradiciones nacionales. al cambiar de sacerdote y rey a profeta y pueblo. No obstante. por lo que el título pasa también a este último. pero por otra paite la idea es tan perdí < 1 1 1 1 1 que si Goethe hubiera escrito sólo una tercera parte de la obra. y por último la elaboración talmúdica de la religión ludía desde la época de los macabeos. Con este nuevo sentido pasa a la totalidad del pueblo. El nombre "Mesías" sugiere un significado original de carácter polílico. Se pueden distinguir tres etapas en la elaboración histórica de la i»li u de Mesías: la época anterior a la decadencia del reino. Debido a que el traspaso es realizado por el profeta. Ezequías y por encima de todos David (quien. un pueblo de sacerdotes. al ser poeta. En principio este es el título y la condición oficial del sacerdote. en luí comienzos de la idea universal de Mesías se reconocen rasgos y ilHiK iaciones que no se corresponden en absoluto con el carácter proviikmcial de la idea.La id*a dt Mesías 63 i r it|Mienlemente involuntario. también fue considerado un profeta) permanecen asociados con la idea mucho después de que dejara de ser considerada un concepto político. Del mismo modo.

sino mas bien como el garante de una fe en que los postulados divinos pueden realizarse en la tierra.64 Mesianismo y Razón. cuyo surgimiento fue BpIlHiulo por el Exilio: el Mesías pasó de ser un héroe y liberador na- . el Mesías se vuelve un concepto de calendario. en lugar de la persona del Mesías. y luego. pero este concepto personal se disuelve gradualmente. quienes se burlan de sus enseñanzas. transformándose en símbolo de una época. En efecto. vendrá como castigo y juicio divino por un modo de vida en el que incurrieron el pueblo elegido y sus líderes políticos. sino como lina obra apostólica. El pueblo deberá atravesar un período de duelo y arrepent i miento nacional antes de que el Mesías lo restablezca. según proclama el profeta. Y será restablecido con un propósito: la renovada glorificación del nombre de Dios. el profeta pasa gradualmente a ver el estado judío. y la ciudad de Jerusalem como el reino de Dios en la tierra. La idea resultante no fue una consecuencia • p i 0 inevitable del pensamiento monoteísta. Esto le da a la idea de Mesías su eminente significación histórica. generalmente considerado como función propiamente mesiánica. no es en última instancia más que un medio secundario para obteM M In meta última: el reconocimiento unánime de la unidad de Dios I B ptirte de la humanidad. Estas exhortaciones proféticas parecerían sediciosas. aunque esperado con fervor y solicitado con confianlii. deja de estar sujeto a las ambigüedades del culto al héroe. se trata de "los días del Mesías". El Mesías. el reino de David. Y esta destrucción. una vez que su imagen cambia de sacerdote y rey convencional a un individuo libre con derechos y responsabilidades. la primera condición del Mesías no es el apogeo del Estado sino su hundimiento. Es cierto que continúa siendo persona. ya no es considerado como un emisario político. Sólo después de que el pueblo haya perdido su Estado estará listo para recibir el consuelo. Ya en su origen político el Mesías contiene la disposición en pos de una disolución humanitaria y propiamente religiosa de un elemento político-nacional. El restablecimiento del pueblo no debe ser entonces considerado como un objetivo puramente político o nacional. Por decirlo en forma algo brusca. El ungido es así idealizado en un período histórico de la humanidad. Escritos judíos sías sería el liberador de Israel continúa afectando las emociones patrióticas del pueblo. También resulta bastante claro que el levantamiento político. pero son el primer logro indispensable del Mesías. designado para establecer este reino de Dios. Así el Mesías.

Si bien aquí no se profetiza aún la unificación de la humanidad. y como el rocío de la madrugada. cuando el que ara seguirá de cerca al segador. y no vuestros vestidos.. "¡ Ay de los i|iic anhelan el día del Señor!". y convertios al Señor vuestro Dios [. para que las gentes se enseñoreen de ella. entonces "buscarán al Señor su Dios. te desponaré conmigo en justicia. No obstante. exclama Amos. que se desvanece. al menos en el mundo vegetal. oh Señor.] Mirad que los ojos de Yahvé el Señor están contra el reino pecador. Joel. sin embargo. el pueblo elegido es favorecido por Dios. benignidad y misericordia. y a David su rey" (3:5). "Hijos de Israel. Porque misericordia quiero.. ¿no me sois voniros como hijos de etíopes? [.. Pero cuando estos pecadores finalmente se conviertan. a tu pueblo.. y no sacrificio. y conocimiento de Dios más que holocaustos" (6:6).] Y todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvado" (3:1). aparece ya el símil de la paz en la naturaleza. "Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne [. en expresa oposición al mensaje tranquilizador de los sacerdotes nacionales: "Y lacerad vuestro corazón.] Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días [. "Mirad que llegan días. y le haré dormir segura. Oseas retoma este símil y lo lleva más lejos: "En aquel tiempo haré para ti pacto con las bestias del campo. mus no destruiré del todo la casa de Jacob.. no aclara qué ocurriría si . dice el Señor. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?" (2:13). "La piedad vuestra es como nube de la mañana.. y yo lo asolaré de la faz de la tierra. y el que pisa uvas al sembrador" (9:13).] y digan los sacerdotes. y no pongas en oprobio tu heredad. con las aves del cielo y con las nerpientes de la tierra. ministros del Señor: perdona. y quitaré de la tierra arco y espada y guerra. "¿Para qué queréis este •llii del Señor? Será día de tinieblas. juicio. Y te desposaré conmigo en fidelidad.] En aquel día yo levantaré la choza caída de David" (9:7). refiriéndose a este pacto.a disolución del Mesías personal en una época histórica se inicia yii con los Profetas más antiguos. y no de luz" (5:18).. También Joel profetiza la destrucción. I ...La id*a dt Mesías 65 »luiuil a un símbolo de la época de una humanidad unida en el recono• límenlo del Dios único.. Más adelante. Este pasaje es aclarado por el hecho ti* que el día del juicio es designado como "día del Señor". Y te desposaré conmigo para siempre. y conocerás al eterno" (2:20). Oseas reprende a los pecadores. [.

] ¿Se agradará el Señor de millares de carneros. y subamos al monte del Señor [.] Y él juzgará entre muchos pueblos. y qué pide el Señor de ti: solamente hacer justicia. Entre los enigmáticos nombres que le da al niño Mesías.. Por lo tanto es el Mesías quien juzga ahora y ya no Dios mismo.. casi al modo de una alegoría. y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos: y martillarán sus espadas para azadones.] juzgará con justicia a los pobres.. Es Miqueas quien se plantea esta importante pregunta. quien toma de este último la imagen del monte de la casa del Señor. hombre" en este catecismo humano no es en absoluto casual.).. conserva en Isaías su significado de voluntad de Dios. y la . y amar misericordia.] correrán a él los pueblos. El arbitrio de Dios. que el monte de la casa del Señor será constituido por cabecera de montes [. [. Vendrán muchos pueblos. No obstante.. La tendencia continúa con Isaías. y herirá la tierra con la vara de su boca.. y argüirá con equidad por los mansos de la tierra. él te ha declarado lo que es bueno. y humillarte ante tu Dios" [Miqueas 6:8]. y con el espíritu de sus labios matará al impío. sin embargo.66 Mesianismo y Razón. y dirán: Venid. Isaías introduce en estas reminiscencias nacionales unas alusiones muy generales.] y nos enseñará en sus caminos. y no habrá quien los amedrente" (4:ls.. Escritos judíos quienes invocan el nombre del Señor fueran extranjeros.] Morará el lobo con el cordero. al que acudirán los pueblos y se someterán al juicio de Dios. surgido poco después de Miqueas. y adoraré al Dios Altísimo? [. El trato de "Oh. como lo muestran los versos que Isaías toma de Miqueas: "Y reposará sobre él el Espíritu del Señor [. ni se ensayará más para la guerra. y le da la siguiente respuesta: "Y acontecerá en los postreros tiempos.. Así también se explica su tercer nombre: "Padre de la Eternidad". hombre. y sus lanzas para hoces: no alzará espada nación contra nación. ya que esa es la edad del mundo hacia la que nos conduce. Y cada uno se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera.. Oh. Isaías también se refiere al vástago de la raíz de Isaí y su paz eterna y los relaciona con el trono de David y su reino. para luego fundir sus espadas y convertirlas en azadones. o de diez mil arroyos de aceite? (6:6). Esta orientación hacia la totalidad de los pueblos se basa en un postulado introducido por Miqueas en la siguiente pregunta: "¿Con qué me presentaré ante el Señor. uno de ellos es "Consejero" y otro "Príncipe de la paz"... Pero la divina providencia debe ser llevada a cabo por el Mesías en tanto "Consejero". ya que la orientación humanitaria del Mesías se acentúa en Miqueas y allí se vuelve típica y decisiva. [..

ni se hará otra.] os daré pastores según mi corazón [. De este modo el vástago de David es definido como "vástago justo". Aquel día la raíz de Isaí se erguirá como emblema de los pueblos.] Y el niño de pei hü jugará sobre la cueva del áspid.. hijos rebeldes. "Convertios. quien elevó a Jerusalem a este universalismo. poique el Señor de los ejércitos los bendecirá diciendo: Bendito el pueblo mío Egipto. el gran patriola.. Pero con qué derecho podría ser llamada Jerusalem a sustituir el "Arca del Pacto" si no se convirtiera en símbolo del reino de Dios. En aquel tiempo llamarán a Jerusalem: Trono del Señor. ni vendrá al pensamiento.. La metáfora que rnte moralista introduce en medio de un sermón es la siguiente: "En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios.] y no se dirá más: Arca del pacto del Señor. lili aquel tiempo Israel será tercero con Egipto y con Asiria para bendición en medio de la tierra. Sofonías encuentra una expresión para nombrar esta promesa de la unión de los pueblos. dice el Señor. o asimismo "el vástago de la justicia". el poeta de las elegías. y reinará como Rey. Fue Jeremías. y el asirio obra de mis manos. en que levantaré a David vástago justo. y su habitación norá gloriosa" (11:2s). Una generación antes del exilio.La id til de Mesías 67 puniera con el cabrito se acostará. Pero el más intenso profeta del Mesías es Jeremías. el becerro y el león y la bestia dontdMica andarán juntos. y quien acuñó una expresión que muchos años después de su muerte conquistaría el mundo: "Mirad que vienen . dice el Señor. y un niño los pastoreará.. para que todos invoquen el nombre del Señor" (3:9). introduce una viva referencia al trono nacional de David.. porque yo soy vuestro esposo [. y todas los pueblos vendrán a ella en el nombre del Señor en Jerusalem" (3:14). e Israel mi heredad" (19:24). [. será buscada por las gentes. • omo las aguas cubren el mar. Sin embargo. en lugar de la poética expresión i olectiva "todos los pueblos" aparece claramente la referencia política ii I gipto y Asiria: el enemigo histórico y el impulsor del primer exilio. Y más adelante.. ni la echarán de menos. Como es de esperarse en él. y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. "Mirad que vienen días. ni se acordarán de ella. y hará juicio y justicia en la tierra" (23:5). porque la tierra será llena del conocimiento del Señor. el cual será dichoso. el patriota y mártir político. Jeremías no adhiere incondicionalmente a los fundamentos del culto nacional. Los pueblos tienen en adelante una única lengua para la veneración del Dios único. No harán mal ni dañarán en todo mi manto monte.

. diciendo: Conoce al Señor. ideas a las que los Profetas no se cerraron. Jeremías profetiza el restablecimiento de Egipto. Fue entonces que se relajaron los últimos límites del mesianismo local y. y había mostrado también la energía de su sentimiento humano. Escritos judíos días. Y no enseñará más ninguno a su prójimo. Ezequiel mismo no sólo recogió la creencia en la resurrección. Un poderoso conquistador hizo notar a los judíos el hecho de que su patriotismo religioso se mantenía con mayor firmeza en épocas de adversidad que en su propia patria. sobre todo Moab haré clamor" (48:31).] Yo conozco. ni ninguno a su hermano. El politeísmo puro de los magos desarrolló a partir del destino de los hombres. El futuro •I» I reino de Dios ya no está sujeto principalmente al restablecimien- . Esto explica la gran transformación que se lleva a cabo en el uipítulo 42 de Isaías. dice el Señor. dice el Señor. El propio David es mencionado una sola vez por Ezequiel. que en su gran diferencia suscitó a la vez simpatía y respeto. como vástago de David. dice el Señor: Daré mi ley en su mente. y la escribiré en su corazón. el mito de la condición de elegido del pueblo de Dios mostró claramente su carácter de arma de doble filo para la conciencia nacional.. porque todos me conocerán. Moab..] Por tanto. Una medida segura para determinar esto es su lenguaje poético. sino que además la reelaboró en el marco del monoteísmo. su cólera [. Jeremías no consideraba que los pueblos enemigos hubieran sido llamados al verdadero servicio de Dios una única vez para luego ser excluidos de él. que permite reconocer un vivo sentimiento humano hacia ellos: "Hemos oído la soberbia de Moab..68 Mesianismo y Razón. Los exiliados conocieron el aspecto ético de la nueva cultura. Durante el exilio. Además. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto [. El pensamiento mesiánico se había precisado en su dimensión política hasta tal punto ya antes del exilio. y ellos me serán por pueblo. y yo seré a ellos por Dios. También Isaías "lamenta con lloro de Jazer" (16:9). [. apareció Ciro. desde el más pequeño de ellos hasta el más grande. y que la exégesis bíblica ha atribuido a otros auIIIWH! el lugar del Mesías es ahora ocupado por el profeta. Amón y Elam.). dice el Señor" (31:31 s. yo aullaré sobre Moab. y ninguna por los Profetas del •ftilio. y así como Isaías respecto de Egipto.] Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días. el propio contacto con gente de otras culturas debió ampliar el horizonte humano. en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá...

El objeto del anhelo religioso-patriótico se ha depurado ahora en el concepto estrictamente religioso de siervo de Dios en lugar del rey ungido. una teofanía mesiánica. y la calumnia más grave que la idolatría. el nuevo título de la nueva concepción del verdadero culto de Dios no podía limitarse al pueblo propio. Pero este "siervo justo hará justicia a muchos con su sabiduría" [Isaías: 53:11 ]. Más bien en él se puede ver una oposición con los poderes naturales. los verdaderos elegidos son los siervos de Dios. Por lo tanto. despreciado. De este modo surge la idea principal del monoteísmo: lo que va en contra de la idea de un Dios Único. el contraste puede manifestarse tanto más claramente. El Mesías previo era el ungido. el heredero de la dinastía o el jerarca. es pensar que la providencia favorece intereses propios. sino más bien a la conversión de los paganos. sin embargo. 110 es concebido como el resultado de una intervención sobrenatural. que por lo demás ya estaba preparada. ¿por qué debería entonces identificarse con el pueblo legítimo y elegido? Incluso en este pueblo. Así surge la conmovedora imagen del siervo de Dios como mísero. I I profeta surge del pueblo. . Esto trae una consecuencia inevitable. especialmente en el Deuteronomio.La id*a dt Mesías 69 lo político de Israel. es decir con los reyes y sacerdotes. Pero como el profeta surge del pueblo. También entre los paganos ha habido muchos que demostraron su capacidad religiosa. Cuando el profeta sustituye al Mesías se lleva a cabo una transformación providencial en la caracterización de la figura mesiánica. enfermo. es su orador y quien imparte las leyes. Si no se aplican a toda la humanidad. de ahí en adelante el pueblo también es llamado con énfasis "siervo de Dios". un hombre de penas y dolores. intereses como la querida patria o la creencia en la tradición o la historia de la tribu. De este modo el siervo de Dios toma el lugar del ungido de Dios. Pero el nuevo Mesías no debería ser necesariamente una figura de poder. como por ejemplo Ciro. llevado como un cordero al matadero. Su sepulcro se encuentra entre los de los sacrilegos. Y al haber desaparecido el aura de prestigio en torno al trono de David. El siervo de Dios era el opuesto al príncipe legítimo. aun en sus rasgos más exaltados el profeta no aparece como lo contrario del pueblo. por lo tanto. Esto. silenciado como una oveja frente a los esquiladores. sin figura ni belleza. todo el culto al héroe debería ser abandonado. sino como la consecuencia natural del mensaje y la enseñanza de los Profetas.

Y más adelante se expresa además con claridad política.. "El Espíritu de Dios el Señor está sobre mí.. yo le sostendré. ni más vendrá al pensamiento" ((>5:17). El nuevo profeta. se presenta a las naciones de la tierra en un pasaje con una fuerte ironía. y las costas esperarán su ley [. "Oídme. "Mirad mi siervo. El profeta se llama a sí mismo "ungido" para anunciar una nueva época. [. para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra" (49:ls.. Así. Y a los hijos de los extranjeros que sigan al Señor para servirle.. y para que restaures el remanente de Israel. y que amen el nombre del Señor [.70 Mesianismo y Razón. El segundo Isaías era consciente de presentar en su sermón las consecuencias agresivas del principio fundamental del monoteísmo.] yo los llevaré a mi santo monte.] he puesto sobre él mi Espíritu.... él traerá justicia a las naciones [. por luz de las naciones.] No se cansará ni desmayará. y los recrearé en mi casa de oración [. Y con esto el profeta se siente expresamente como Mesías. y escuchad. pueblos lejanos.). Pero ¿quién es el siervo elegido? En primer lugar el profeta mismo. Mirad que se cumplieron las cosas primeras. [. el siervo de Dios. porque en ti me gloriaré.. oh Israel... lo cual se puede reconocer claramente en su estilo. y [.. y yo anuncio cosas nuevas. porque me ungió el Señor. "Y el extranjero que sigue al Señor no hable diciendo: Me apartará totalmente el Señor de su pueblo (.).) yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros. yo os las haré notorias.. dice el Señor. también te di por luz de las naciones..] te guardaré y te pondré por pacto al pueblo..] Cantad al Señor un nuevo cántico" (42: ls.. ] Ahora pues. hasta que establezca en la tierra justicia. Escritos judíos tanto los mandamientos como el sacrificio religioso son formas de vanidad..] nombre perpetuo les daré. costas. que nunca perecerá.. antes que salgan a luz.. Este es el nuevo //amado del siervo de Dios: llama a todas los pueblos al nuevo culto de Dios.. para hacer volver a él a Jacob y para congregarle a Israel [. [.. el que me formó desde el vientre para ser su siervo. [.] porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos" (56:3s. me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos....] Y el Señor puso mi boca como espada aguda. a vendar a los quebrantados de corazón" (61:1)..).. repite textualmente la metáfora con III que el primer . "Mirad que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra. 1 Pero yo dije: Por demás he trabajado en vano [..] y me dijo: Mi siervo eres. y de lo primero no habrá memoria. pero a través suyo también el pueblo.]: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob. mi elegido [.

es diferente. y esto es lo que significa el concepto de Mesías. El hombre se hace moral cuando sus acciones dejan de servir a un interés propio y en cambio siguen una cierta finalidad. Pero la idea de Mesías le ofrece al hombre el consuelo. Entretanto las condiciones del nuevo paraíso cambiaron. La idea de Mesías es la esperanza en el futuro de la humanidad. Por esta fe en el futuro se distinguen los creyentes.La id*a dt Mesías 71 Isaías. sino que en todo caso es un medio para conseguir esa finalidad. Pero ¿debería ser siempre así? ¿No debería haber un tiempo venidero. este cambio es necesario. Una cáscara de nuez que contiene una idea moral contiene la totalidad del reino de los cielos. Más bien. La realidad de este tiempo venidero tiene un contenido propio. Tampoco tenemos por qué ver el futuro como repetición del pasado o como hundido en un ocaso mitológico. sino todos los pueblos en forma unánime un día coexistirán en armonía igual que la naturaleza. El hecho de que las cosas sean hoy como eran ayer no significa necesariamente que deban ser así mañana. Esto parecería ser una contradicción. y la realización de los mandamientos divinos. Vemos que el presente se caracteriza por un continuo cambio y hasta donde sabemos. en paz y bienestar. al que podríamos o deberíamos asignarle la eternidad? Esto es lo que significa la expresión "una época. De hecho. un futuro que merezca permanecer invariable? ¿No es posible un tiempo del espíritu moral. La idea de Mesías se transformó entonces en la idea de la historia universal. Lo que esta imagen expresa es un intento de adaptar el concepto de tiempo al concepto de moralidad. el concepto del nuevo tiempo. la historia consiste en el desarrollo de seres morales. El reino de David no representa una finalidad moral. Un vástago de esa casa real puede ser en el mejor de los casos un personaje legendario de significación histórica. el futuro es un postulado de fe religiosa y es por cierto su flor más maravillosa. . antes del fin de los días". El conocimiento de Dios resulta en virtud. la confianza y la garantía de que no sólo el pueblo elegido. también el concepto de paraíso. y este contenido es el siguiente: no es necesario que los hombres estén siempre entregados a la lucha por la existencia. Pero ni lo uno ni lo otro pueden garantizar por sí mismos la realidad de un futuro mesiánico. A diferencia de la historia natural. entre otros. celebró la paz de la naturaleza: "El lobo y el cordero serán apacentados juntos" [Isaías 65:25]. pero se trata en realidad de una imagen. de duración y permanencia.

Así se crea un vínculo entre la "vida eterna" a la que despiertan los piadosos y el reino de los cielos del Mesías. y por otro lado la relacionaron con sus esperanzas mesiánicas. es la finalidad de la historia mundial. La otra pregunta que surge es acerca de la relación entre la vida eterna tras la muerte y la paz eterna sobre la tierra. El fin de los días. En Daniel. El nuevo gran interrogante que surge acerca de este vínculo es si se podrá mantener. Así lo aseguraron los Profetas. el futuro de la humanidad. El fin (ajarit) adquiere el mismo significado que esperanza y recompensa. un problema que plantea el límite entre religión y pura moralidad. que en pane alcanza también a sus opresores (los asirios y los babilonios). no es una fantasía por fuera de la religión. entonces aquel día significa literalmente "el fin de los días". Una contribución a su desarrollo fue la idea de resurrección. A su vez. como es de esperarse. También este hijo del hombre es el Mesías. Para ellos ese día significa en primer lugar el día del castigo y de la caída. es el resultado de la vida de los pueblos: esa es la época del Mesías. y convierte a Elias en precursor del Mesías. Sólo los justos participarán de la vida eterna. pero lo consideran aún muy cercano. Es la idea de la historia o la idea del orden moral del mundo. Ezequiel y Malaquías. Escritos judíos Antes del exilio los Profetas también predican sobre "aquel día".72 Mesianismo y Razón. En el Eclesiástico a Elias lo ven los dichosos que "se durmieron en el amor" [Eclesiástico (Sirácida) 48:11 ]. Para esta idealización del Mesías personal en una época mesiánica fueron necesarias. el cual es traído por el "hijo del hombre". quienes postularon esta creencia. otras intervenciones. en la paz eterna no debería haber más injustos en sentido histórico. Este último relaciona la idea con el mito de Elias. En cierto sentido una idea es la corrección de la otra. Los israelíes recogieron este elemento de la mitología general en Persia: la elaboraron. Este deseo piadoso no se origina en la moral humana. como idea de la inmortalidad del alma. El fin no se encuentra ni cerca ni lejos. Luego del castigo. generalizado a partir del siervo de Dios. Pero para que la idea de Mesías se trans- . una idea tan central y su crecimiento son inseparables de las más profundas intuiciones del sentimiento humano. Sus huellas se reconocen en los escritos de Isaías. al cabo. por un lado. la esperanza en que "quienes duermen en el polvo de la tierra despierten" está unida finalmente y sobre todo al reino de los Cielos. Tanto en los primeros escritos de nuestro canon como en los textos de las épocas más tardías se encuentra esta combinación.

Pero los autores del Talmud no se mantuvieron cerrados a toda la cultura mundial. Junto a la reconciliación alejandrina con el helenismo aparece una obra menos brillante. lo cual sugiere una |>erspectiva limitada. En cambio. bajo la influencia griega. Aquí se encuentran las líneas que serán luego reelaboradas en la cristología. y desde la época de la guerra contra los macabeos la comprensión de la cultura griega se hace más rigurosa. que desarrolló las fuerzas del antiguo pacto. tanto más debieron sentirse motivados los creyentes a descubrir un sentido más profundo en cada palabra y cada matiz de los libros sagrados. pero lo hizo con deliberada parcialidad. Este platónico monoteísta es un hito negativo en la historia de la idea de Mesías. es construir la idea que ni siquiera Platón había explicitado: la idea de hombre. según la cual el Mesías. contienen la verdad. Filón adhiere sólo en un sentido muy general a la esperanza en la futura unión de los hombres. siguiendo la traducción griega. en el propio terreno palestino del judaismo. Fue la época de la mezcla de dioses. Dado que los alejandrinos realizaron con tal éxito exégesis de los poetas paganos. Los contactos con la cultura helénica se remontan a la época de Alejandro Magno. adhiere al monoteísmo de los Profetas. por todo ello. que caracte- . de la idea mesiánica. lleva el significado del Mesías principalmente en la dirección de la idea platónica. La culminación de este helenismo alejandrino-judaico la constituye Filón. unidas. Lo primero que debe hacer Filón. Según Filón es una parte de la razón general o del logos del que surge el "segundo Dios" o el "Hijo de Dios". La idea de hombre es solamente una entre las incontables ideas que. un contemporáneo algunos años mayor que Jesús. I a época talmúdica del judaismo mesiánico se ocupó de la difícil tarea de determinar la diferencia entre el "mundo venidero" y el "tiempo venidero". Esto se debe a que.la idea de Mesías 73 luí niara en idea de la paz mundial era necesario que se estableciera la diferencia entre la resurrección de los muertos y los tiempos venideros. Este amplio pfríodo produjo sobre todo una literatura religiosa. en lugar de continuar la orientación profética. histórica. Así se esperaba proteger y aumentar lo propio frente a todas las riquezas ajenas. A pesar de ello. El desarrollo talmúdico abarca cerca de un milenio. Sigamos ahora la continuación de la idea de Mesías en su significado puramente histórico. se convertirá una vez más en persona.

fuera de Ti" (Sanedrín 99a). Pero si incluso en esta época de dura opresión interna y externa. se introduce una llagada profética. Los divulgadores judíos en Alejandría no pudieron salvar el puro. ningún ojo lo ha visto fuera de Ti. "Rabí Jiyá ben Abba dijo. Este expresa cierto escepticismo. porque ya se han deleitado en él en los días de Ezequiel. "Rabi Hillel dijo: no habrá Mesías para Israel. entonces la idea dominante de Mesías revela su inagotable e inquebrantable fertilidad en épocas de sequía. mientras que Zacarías profetizó en los días del segundo" (Sanedrín 99a). El arrepentimiento. serviría como pasatiempo. En cuanto al mundo futuro. en forma de una objeción (que aún hoy conserva su contundencia) invocando el aburrimiento que reinaría en el Estado del futuro. entonces. ¿Dónde . Rabi Josef respondió: que Dios lo perdone por haber dicho eso. ningún ojo lo ha visto. se logró una expresión que no fue tímida. furtiva. Por cierto. más adelante. Ezequiel vivió en la época del primer templo. En este punto se encuentra la que quizá sea la más simple y determinante justificación del período talmúdico. ferviente y llena de entusiasmo en la fe. en nombre de Rabi Iojanán: todos los Profetas. sólo han profetizado para aquellos que se arrepienten. Oh Señor. sin excepción. Pero así como el prejuicio de la sobriedad sin esperanza se ve marginado por esa moralidad seria. Oh Dios. no puede sorprender que también el egoísmo político se retraiga. Dice en el mismo contexto: "Todos los Profetas sin excepción. De esos se dice en cambio. y así. Pues hombres justos del todo no existen. lo que lo circunda se engrosó en demasía y Pablo se enfrentó a ello como si fuera la ley. sin otra exigencia de fe. sólo han profetizado para la época niesiánica.74 Mesianismo y Razón. que obrarás para aquel que te espera". Este autor marca claramente la diferencia entre el "mundo venidero" y el "tiempo venidero". Escritos judíos rizó al declive del paganismo. con toda la penosa tensión sobre los intereses religiosos propios de la fe en el futuro de la humanidad y ciertamente bajo la única condición del reconocimiento del Dios único. "Rabi Josué Ben Levi preguntó a Elias: ¿Cuándo vendrá el Mesías? Y contestó: Ve y pregúntaselo tú mismo. En esa época se llevó a cabo una rigurosa distinción entre lo esencial y lo superfluo. estricto monoteísmo judío. el núcleo doctrinal y lo que lo circunda. sino osada. Los pocos pasajes que nos limitaremos a mencionar pueden ser presentados a través de uno en particular. Las múltiples conversaciones que forman el Talmud continúan desarrollando el tema.

¿Y cómo he de reconocerlo? lista sentado entre los pobres y leprosos [. El conocimiento de Dios marca entonces la diferencia entre el ayer y el hoy. más que con sus fundamentos. el cual se encuentra estrechamente relacionado con la historia cultural. La paz sea contigo. ya que ninguna otra forma de reconciliación entre Dios y los hombres está permitida. El reconocimiento de los peca- . Por eso dice el Midrash: "Dos formas de fe os ha dejado Dios. La propensión del hombre al pecado es un momento en el concepto moral de hombre. Y en realidad es la virtud. ya que tiene que ver con las consecuencias de la ética. La primera de esas ideas tiene que ver con la enorme dificultad de la conducta moral. oh hijo de Levi. Entonces Levi volvió a Elias. para así erradicar la vanidad que acecha al Yo. La moralidad se puede definir en función de dos ideas principales. quien le preguntó: ¿Qué te ha dicho? Me ha mentido. Levi preguntó: ¿Cuándo vendrá el Señor? "Hoy". el sagrado.la idea de Mesías 75 cMá sentado? En las puertas de la ciudad. Y luego: "Toda ley que aprendes en este mundo carece de validez alguna en el tiempo venidero" (ibid.. fue la respuesta. El Talmud nos introduce así al aspecto ético de la idea mesiánica. y ciertamente se encuentra presente en el judaismo.. pero hoy no ha venido. Sólo una instancia de la ley queda excluida de la abrogación y por lo tanto se mantiene: el día de la reconciliación. diciendo que vendría hoy. maestro y Rabi. se refiere al día en que escuchéis su llamado" (Sanedrín 98a). Esta perspectiva extraordinaria se revela en numerosos pasajes: "Los mandamientos. la pura moralidad. es decir las leyes ceremoniales. lo que en tales pasajes del Talmud es pensado como sustancia de la religiosidad mesiánica. 11:8).] Entonces fue y lo saludó: La paz sea contigo. Debido a esa dificultad el hombre debe tenerse a sí mismo en baja estima y denigrar su amor propio y hasta las raíces de sus valores humanos. Esta aplicación de la idea mesiánica es el derecho a la existencia de la comunidad judía. También dice el Midrash: "En el tiempo venidero permitirá Dios todo lo que hoy está prohibido" (Midrash Koheles Rabbah 2:1). desde el Monte Sinaí: una para Israel y la otra para el Mesías". Esta degradación de sí mismo por parte del hombre se da en la confesión de los pecados. respondió Levi. Entonces dijo Elias: ha dicho "hoy" en el sentido de los Salmos. las cuales contienen el concepto de mundo moral como una tarea de la conciencia moral. serán eliminados en los tiempos venideros" (Nida 61b).

el pecado es una instancia necesaria y consiste tan sólo en una preparación. sino que además es un rasgo esencial de nuestras plegarias. Por su parte. "Bendito seas Israel. Los alemanes estamos familiarizados con esta idea al menos desde Schiller." 1 Esta perspectiva no le hace justicia ni al arte ni a la fe en el Mesías. Es importante que se lo entienda con rigor. 2]. se dice en la Mishná. y de reemplazar la finalidad política con una concepción menos sustancial: que el arte nos sirve para satisfacer nuestro insaciable afán de ver la paz y felicidad humanas. Fausto II. Dios nos exhorta a una santidad formada a partir de su propia imagen. El arte verdadero presenta héroes humanos entregados a luchas humanas y civiles. soy santo" [Levítico 19. Otra obra que liga la idea de Mesías con la más alta expresión artística fue concebida por uno de los mayores artistas alemanes: Mozart. en su Flauta mágica. Sin embargo. Podría pensarse que se trata de reducir la idea a una mera representación estética. "Sed santos. ¿Quién es el que os limpia y frente a quién os limpiáis? Vuestro Señor en los cielos". dan una representación acertada acerca de la fe humana. (Goethe. ya que de otro modo el ideal es reemplazado por un optimismo y un oportunismo autocomplacientes. La exigencia de la moralidad no puede aparecer como irrealizable ni superior a las fuerzas humanas. la redención es posible sin necesidad de mediación. Este es el segundo momento: el bien es posible. vuestro Dios. También la idea mesiánica está ligada estrechamente a la poesía en numerosos pasajes de sus dos manifestaciones principales: tanto en los sermones contra el pecado como en la creencia en la resurrección y la plenitud de la humanidad. consigue capturar el sentimiento de la idea mesiánica.\ . la analogía con el arte introduce en esta idea una peligrosa ambigüedad. Por lo tanto. Los dos Isaías son poetas de un espíritu doble propio del Dante: presentan el infierno de su época y celebran el paraíso venidero. Podría decirse que el arte verdadero en general. y la poesía en particular. "Lo inaccesible se hace aquí acontecimiento. El ob- 1. \. No obstante. Escritos judíos dos no sólo permite al israelí liberarse del mundo terrenal. Este segundo momento define en forma afirmativa la finalidad moral. en el contexto de la finalidad moral.76 Mesianismo y Razón. porque yo. el pecado original no puede ser un elemento fundamental de la fe.

La id*a dt Mesías 77 jeto de su lucha son ciertas leyes no escritas. se refieren sobre todo al Mesías. Para terminar dejemos el escenario mundial y volvamos a los destinos de nuestra congregación. A estas incredulidades les responde el Talmud en numerosos pasajes "Ay de quienes calculan el fin del mundo. En muchas ocasiones la experiencia del dolor ha estrechado y distorsionado comprensiblemente la perspectiva y el pensamiento al respecto. Cuando los franceses se encontraban en Berlín. al modo del Talmud. quienes en su juventud han intuido el sentimiento de re- . Pero esa no es la representación dominante entre los creyentes de la religión. Tal es la religión necesaria para la educación popular. Se trata del fundamento de nuestra literatura religioso-filosófica. Fichte se dirigió a la nación alemana en un discurso y manifestó que no debería haber una educación popular. lo cual hace a estos héroes precursores del Mesías. La idea moderna de sociedad es una forma de la idea mesiánica. para combatir el aburrimiento. benditos sean los que lo esperan". Los devotos mundanos consideran más piadosa la ¡dea del más allá que el futuro histórico de la humanidad. Pero ni siquiera en las épocas más oscuras el carácter universal de la idea se ha oscurecido del todo. Por lo tanto creemos que la idea mesiánica es la culminación. así como la piedra de toque de la religiosidad. y que la convicción religiosa significa religiosidad mesiánica. Así lo percibe una gran mayoría de fieles. El hecho de que la idea de Mesías haya producido este importante contenido de la moralidad indica la relación de determinación histórica que existe entre religión y moralidad. Jigdal. Esta idea marca el ánimo que distingue a las celebraciones del Año Nuevo y el Día de la Reconciliación como los principales días de exaltación de Dios y de recogimiento. Lo que en última instancia está en juego en la cuestión social es el derecho del hombre a acceder a la auténtica cultura moral y espiritual de la humanidad. ya que la primera en el culto religioso diario. Luchan por las leyes no escritas de la sociedad y contra las leyes escritas del Estado. la fe más profunda y el sentido más vital de la religión. así como las aguas cubren el mar" [Isaías 11:9]. "La tierra se llenará del conocimiento de Dios. así como también el destino de nuestras plegarias. Alenu. En ella también la idea de Mesías ha mantenido su fuerza política. sino una educación nacional alemana. ¿Se podrá alguna vez eliminar el abismo de la vanidad de los pecadores? Tal es la pregunta que se hacen aún hoy los estadistas. así como la última.

sino aquella donde. Sería ciertamente difícil encontrar un ejemplo más marcado de injusticia e ingratitud histórica que el doble prejuicio contra el judaismo. El error de este movimiento puede resumirse así: que abandona nuestra misión religiosa en la historia universal a cambio de una oportunidad o una miseria política. renovará el mundo" [Masejet Kalah Rabati 5:10]. finalmente. y los judíos se consideran elegidos por esperar al Mesías. El amor por la patria es un sentimiento natural. Además podemos permitirnos decir. Todo sentimiento verdadero. contenida en el "padrenuestro". con el que el hombre aspira a lo alto. La fe en el Mesías es una fe auténtica. otra vez según el Talmud. según el cual la soberbia del pueblo elegido es una invención judía. pero no un territorio limitado. lo cual puede reconocerse a través de una señal distintiva. Este mundo renovado es nuestra Jerusalem. El llamado de Israel es en cambio la diáspora religiosa bajo la creencia de una Jerusalem para toda la humanidad. Este anhelo nos ha mantenido activos. Es cierto que anhelamos Jerusalem y nos indigna y apena que la Jerusalem que el mundo anhela no sea en primer lugar y por sobre todo la que se encuentra en los cielos. se pone a prueba en su condición terrena: los sentimientos artificiales son reprimidos.78 Mesianismo y Razón. La . De ese modo el Mesías se convierte en el liberador de Israel también en el sentido político. Tal plegaria se encuentra en el Talmud en la siguiente forma: "la plegaria en la que no se nombra el reino. al que otra vez nos quiere restringir un movimiento moderno. Escritos judíos verencia de estas fechas. se ha intentado y se intenta frustrar esta pretensión de igualdad con una pérfida insinuación: que nuestro pueblo siente el anhelo por Jerusalem. tal vez única. nos ha renovado y nos ha hecho capaces de afrontar numerosas obligaciones hacia la cultura de nuestra patria. A pesar de esta estrecha comunidad. mientras que los sentimientos naturales son despertados y estimulados. y su lengua materna es su derecho de residencia. La idea de Mesías les inspiró a los judíos en Europa el amor por la patria. que gracias a esta idea nuestros compatriotas cristianos se nos unen para recitar la plegaria al Mesías: "Santificado sea tu nombre. venga a nosotros tu reino" [Lucas 11:2]. Los ilotas aman su patria. y cuya genuina justicia debería ser enseñada en todas las escuelas (si el tan mencionado amor al prójimo fuera un contenido verdadero de la enseñanza religiosa confesional). "el Señor. bendito sea. no es una plegaria" [b Berajot 40b].

en sentido religioso. que ha sido creado por los Profetas. Por otra parte. Esta creación. y con la que ellos. pocos puebles se han mantenido libres de soberbia. quienes sufrieron la cárcel y el destierro a causa de esa creación.La id*a dt Mesías 79 condición de elegido. es la idea de Mesías. con la que combatieron el egoísmo nacional. fue así como descubrieron al Dios de Israel. una mitología que parecer afectar a toda política. y sólo ellos. los fundadores de nuestra religión. . Existe un único remedio contra esa soberbia. no significa otra cosa que un llamado histórico. descubrieron la idea de humanidad. No obstante.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful