You are on page 1of 7

BOLETÍN DE NOTICIAS URBACT

Julio 2013 #34

Imagen: Sustainable food in urban communities

Imagen: Sustainable food in urban communities

Imagen: Emilio P. Doiztúa

BOLETÍN DE NOTICIAS #34
INFORME ESPECIAL – MEJOR ALIMENTACIÓN PARA UNA VIDA MEJOR: ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE EN COMUNIDADES URBANAS — OPCIONES FRENTE A LA CRISIS: REIMAGINANDO EL FUTURO EN LAS CIUDADES EN RECESIÓN — EXPRESA TUS NECESIDADES Y EXPECTATIVAS ACERCA DEL FUTURO PROGRAMA URBACT

Informe especial – Mejor alimentación para una vida mejor: Alimentación Sostenible en Comunidades Urbanas

La alimentación saludable y sostenible es un asunto candente en Europa, y un nuevo proyecto URBACT está abordando este vasto tema. Cuando recientemente salió a la luz la presencia de carne de caballo en una amplia gama de productos procesados de carne en Europa, los consumidores se molestaron y aumentó su desconfianza. Este último escándalo de la alimentación ha dado una nueva relevancia al proyecto de URBACT Sustainable Food in Urban Communities. Ahora que el proyecto entra en su fase de implementación, aprovechamos para conocer mejor sus objetivos, y los desafíos a los que sus ciudades socias se enfrentan.
Para Stephanie Mantell, coordinadora del proyecto desde la ciudad líder, Bruselas, el asunto de la carne de caballo viene a corroborar la importancia del tema: “Los consumidores están preocupados y se sienten mal informados”, afirma. “Buscan productos y productores de alimentos en los que

Imagen: Sustainable food in urban communities

3

puedan confiar. Este creciente interés y conciencia sobre el origen de los alimentos que comemos es una oportunidad para facilitar el paso a prácticas de alimentación más sostenibles, e impulsar cadenas de suministro más cortas y transparentes”. Esos son los objetivos que comparten las 10 ciudades asociadas a este ambicioso proyecto de URBACT de dos años de duración. Durante su desarrollo se examinará el impacto ambiental de la comida en todos los eslabones de la cadena alimentaria, se reducirán los niveles de despilfarro y se abordará la manera en que los habitantes de las ciudades se han desconectado de los alimentos que consumen, animándolos a elegir una dieta basada en productos más saludables y cultivados localmente y, si es posible, a participar en su elaboración.

introduciendo el concepto de “parques comestibles” que no sólo tienen parterres municipales sino también cultivos de los que los ciudadanos pueden servirse.

Reapropiación de los espacios públicos para la alimentación
"Está claro que en Bruselas no vamos a tratar de ser autosuficientes", dice Stephanie Mantell. "Pero no se trata sólo de la cantidad de alimentos producidos; también es una cuestión de conciencia. Estamos explorando las diferentes posibilidades de la agricultura urbana: no sólo la producción, sino también la reapropiación simbólica de espacios públicos que de otro modo no serían utilizados de una manera positiva". Algunas de las ciudades tienen tradiciones alimentarias potentes que el proyecto pretende reafirmar y fortalecer. Por ejemplo, Messina, que vive el movimiento Slow Food de forma muy activa, quiere ayudar a combatir el problema del desempleo mediante la formación de los jóvenes en las especialidades culinarias sicilianas, promoviendo la creación de nuevas empresas a través de una Universidad de Ciencias Gastronómicas que está en proyecto. Ourense acoge festivales gastronómicos gallegos y pone en valor sus mercados callejeros, pero tiene antiguas tierras agrícolas en pueblos de los alrededores que permanecen abandonadas, y la ciudad quiere revitalizarlas. Lyon también es una capital gastronómica con 65 mercados callejeros, y su reto es extender esa cultura a los ciudadanos más desfavorecidos. Amersfoort, que fue nombrada "Capital Holandesa del Sabor" el año pasado, es muy activa en sus tradiciones gastronómicas y las autoridades de la ciudad están dando su apoyo a iniciativas emergentes que intentan cambiar el uso del suelo para el Imagen: Urbact cultivo.

Un tercio de nuestra comida se echa a perder
Hay mucho en juego, como demuestran las cifras proporcionadas por la Organización de Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas: la alimentación representa un 30% de la demanda global de energía y es responsable de más del 20% de los gases de efecto invernadero. A nivel mundial, aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos para el consumo humano se desperdician o se pierden durante el proceso. El proyecto se organiza alrededor de tres aspectos principales: • La producción, que incluye facilitar el cultivo en solares urbanos, granjas y jardines. • La distribución, examinando la cadena de suministro, reduciendo las distancias y la huella ecológica. • El disfrute, enseñando a la gente a preparar y consumir alimentos de forma saludable, así como a reconocer y valorar los productos locales de alta calidad. Las ciudades participantes presentan una amplia gama de situaciones y desafíos. Aparte de socio líder, Bruselas, también están Bristol (Reino Unido), Atenas (Grecia), Messina (Italia), Lyon (Francia), Gotemburgo (Suecia), Oslo (Noruega), Ourense (España), Vaslui (Rumanía) y Amersfoort (Países Bajos). Algunas de esas ciudades son capitales densamente pobladas y por lo tanto tienen menos posibilidades de convertir sus espacios urbanos al cultivo. Aún así, en Atenas se están planificando “calles verdes”, y en Oslo se están promoviendo las cubiertas verdes como espacio adicional de cultivo que además proporcionaría mejor aislamiento, reduciendo la huella ecológica. En Bruselas se está

Una generación que ya no sabe cocinar
En Bristol, en cambio, como en la mayor parte del Reino Unido, muchos ciudadanos han perdido el contacto con la cultura de la comida hasta el punto de que hay toda una generación que apenas sabe cocinary confía en los platos preparados de los supermecados o en la comida rápida. Esto tiene preocupantes implicaciones para la salud pública, como el aumento de la obesidad. Los coordinadores del proyecto han identificado "desiertos alimentarios" en la ciudad, zonas donde no hay productos frescos disponibles, y quieren mejorar el acceso de todos los ciudadanos a la alimentación sostenible, con un amplio abanico de iniciativas.Vaslui, que puede describirse como una ciudad “resiliente” en cuanto a la alimentación, constituye un ejemplo

4

excelente para los demás socios, ya que ha mantenido la tradición de sus ciudadanos de cuidar sus propias huertas y preservar sus alimentos. Sólo un gran supermercado se ha abierto en la ciudad hasta la fecha. "El proyecto URBACT ayuda a nuestros socios rumanos a apreciar más lo que ya tienen," dice Stephanie, "y tratar en lo posible de preservarlo. También sirve de inspiración a los demás socios". Los socios escandinavos Oslo y Gotemburgo pueden tener una temporada de cultivo más corta, pero son los campeones en cuanto a alimentos ecológicos. En su provisión de comidas escolares, Gotenburg aspira a tener un 50% de ingredientes ecológicos y un 100% de carne ecológica. Cuando a finales de mayo los socios asistieron a una reunión transnacional en Gotemburgo, estuvieron visitando los comedores escolares. "Se las arreglaron para conseguir todo eso a un costo de sólo 1 euro por alumno y comida", dice Stephanie. "Nos inspira ver que si se toman estas decisiones a nivel político, se puede tener éxito en la reducción de costes, incluso para la alimentación ecológica".

Finalmente, en Marzo de 2015 Atenas acogerá el encuentro final, que tratará sobre los tres aspectos de forma integrada.

Leer más:
• Sustainable Food in Urban Communities Página web de URBACT • Innovative Ways to Produce Food: Inspirations for The Dutch City of Amersfoort - Blog de URBACT • Food in Urban Communities blog - Página del proyecto

Opciones frente a la crisis: Reimaginando el futuro en las ciudades en recesión

Llegar a las familias más pobres
Una prioridad particular de este proyecto en todas las ciudades son los hogares de bajos ingresos, donde las familias tienen menos posibilidades y es probable que las dietas sean más pobres. "En Bruselas, una cuarta parte de la población vive por debajo del umbral de la pobreza", dice Stephanie, "así que esto es realmente una prioridad que vamos a trabajar aquí, para llegar a ellos e incluirlos" Existe un cierto solapamiento entre este proyecto y el de URBACT Markets, sobre los mercados urbanos, y ya ha habido contacto con Barcelona, su socio líder. Stephanie dice: "Estamos tratando de utilizar este proyecto URBACT para obtener una mejor visión de conjunto de todo lo que está sucediendo y conseguir una integración más estratégica de todo ello".

Próximos pasos
Los talleres transnacionales se dividen en los tres temas antes comentados: la producción, la distribución y el disfrute o consumo. El próximo taller será sobre producción, en Oslo del 10 al 12 de septiembre. En febrero de 2014 Bruselas acogerá un encuentro intermedio para revisar los resultados de esos talleres. La segunda serie de talleres el próximo año será: uno sobre producción en Messina en abril, otro sobre distribución en Lyon en junio, y el último sobre el consumo y disfrute de la alimentación en Vaslui en septiembre.

¿Cómo regenerar las ciudades que están en recesión o decrecimiento urbano? Este es el desafío clave abordado por el documento "From crisis to choice: re-imagining the future in shrinking cities", parte de una serie de seis nuevos informes temáticos URBACT agrupados bajo el título "Ciudades del mañana: acción hoy". Escrito por el Dr. Hans Schlappa y el profesor William J.V. Neill, este informe aboga por un “nuevo realismo” respecto a la regeneración urbana en las zonas afectadas por el declive socioeconómico, así como por un cambio de paradigma en la manera de enfocar la regeneración de las ciudades en recesión.

Contexto
La recesión o “decrecimiento” urbano está situándose como una de las prioridades en la agenta política de Europa. Las ciudades en recesión se enfrentan habitualmente a problemas como la disminución de los ingresos, el aumento del desempleo, la migración de la población económicamente activa hacia el exterior, y la presencia creciente de edificios y tierras sobrantes junto con una infraestructura física sobredimensionada para la población a la que sirven. Basándose en una amplia gama de estudios de caso y en los debates más avanzados hasta la fecha, el grupo de trabajo de URBACT "Ciudades en recesión: retos y oportunidades", lanzado a principios de 2012, se ha centrado en el desarrollo de estrategias alternativas y sostenibles para las ciudades en proceso de decrecimiento. Este grupo de trabajo ha recopilado experiencias de diferentes proyectos URBACT, así como de muchas otras partes interesadas en toda Europa. El resultado final de esa reflexión colectiva ha sido la elaboración de un informe temático. "Examinamos, en general, el desarrollo de perspectivas realistas para las decisiones estratégicas que han de tomar las ciudades en recesión, e identificamos acciones, requerimientos de los procesos y buenas prácticas para reimaginar un futuro sostenible", explican los autores de este informe.

contrastan entre sí: uno para proporcionar una advertencia y el otro para ilustrar buenas prácticas. Detroit se presenta como un ejemplo de cómo no afrontar la recesión, y pone de relieve los peligros potenciales que incluso ciudades grandes y potentes podrían sufrir. Este escenario de fracaso se incluye porque ilustra con dramática eficacia las consecuencias de poner demasiado énfasis en el desarrollo económico y en una integración regional poco efectiva del desarrollo y la regeneración urbana. A continuación, Detroit se contrasta con un ejemplo del proyecto URBACT OP-ACT que desarrolló ideas sobre cómo hacer frente a la recesión de una manera holística e integrada. Los autores explican que "como la mayoría de ciudades en decrecimiento en Europa son pequeñas o medianas, hemos escogido a propósito Altena para ilustrar el éxito del proceso de trabajo, la manera en que, con muy pocos recursos, han superado los obstáculos creados por la recesión y avanzado hacia otras opciones de desarrollo sostenible".

5

Reimaginar un futuro desde la situación actual
Ilustrado con otros casos de estudio, el informe examina los aspectos genéricos de desarrollo de perspectivas realistas para el desarrollo de las ciudades en recesión. Esto incluye requerimientos generales y listas de chequeo que sirvan como guías para reimaginar el futuro de estas ciudades. Éstas, insiste el informe, tienen que desarrollar una nueva perspectiva de futuro con un propósito claro y distintivo. Los autores advierten sobre el peligro de hacer un 'refrito' de los conceptos de desarrollo que generaban prosperidad y crecimiento en el pasado, y muestran cómo las ciudades pueden crear nuevas perspectivas que se construyan desde el compromiso de los ciudadanos y no sólo desde consideraciones económicas.
Clic para ver vídeo

Desarollo de nuevas opciones estratégicas en el contexto de la recesión
El artículo comienza con una descripción del modo y la medida en que los problemas del decrecimiento urbano se hallan presentes en la práctica contemporánea de la regeneración urbana. El doctor Hans Schlappa y el profesor William J.V. Neill explican que "como punto de partida hacemos una llamada a un"nuevo realismo" y exponemos la necesidad de un cambio de paradigma con respecto a nuestros enfoques hacia la regeneración de las ciudades afectadas por el declive socio económico. A continuación, presentamos un modelo de desarrollo estratégico que, aplicado a la población local, podría abrir nuevas opciones realistas para los que toman las decisiones a nivel de ciudad”. Los autores sostienen que las ciudades deben aprender a concebir el desarrollo urbano sostenible como un proceso cíclico y continuo de cambio, en lugar de seguir viendo el desarrollo socioeconómico como una progresión lineal y predecible a partir de la situación actual hacia un futuro mejor.

El entorno físico y la adaptación de los servicios
El informe pasa a continuación a discutir los problemas relacionados con el entorno físico. En particular, la manera en que favorecer los usos provisionales de los terrenos y edificios puede cambiar significativamente la situación socio-económica y la calidad de vida en una ciudad en recesión. En el penúltimo capítulo, los autores abordan la adaptación de los servicios. "Aquí nos centramos en los problemas derivados de una población que envejece, porque las ciudades en recesión tienden a tener un alto porcentaje de personas mayores. También nos ocupamos de cuestiones más genera-

Los casos de Detroit y Altena
Se han elaborado dos casos de estudio que

6

les como la reforma de la administración, la economía social, la innovación social y la coproducción de servicios de bienestar. Tratamos de mostrar asimismo que pensar en una ciudad adaptada para los niños y los mayores es también abogar por un entorno urbano de alta calidad en el que los residentes puedan disfrutar de una vida saludable, segura, social y económicamente gratificante". Los autores concluyen que "a pesar de los profundos desafíos a los que se enfrenta la gente que vive y trabaja en esta ciudades, este trabajo muestra que el decrecimiento urbano y el cambio demográfico son las fuerzas motrices de la modernización y la innovación. Las ciudades en recesión son ciudades en transición. Los que dirigen y habitan estas ciudades deben desafiar los viejos enfoques y construir una nueva y positiva positiva del futuro de la ciudad, que puede ser más pequeña que en el pasado, pero también podría ser mejor en muchos aspectos ".

Se creó un Grupo de Trabajo de Programación Conjunta, presidido por la autoridad de gestión francesa, con los Estados Miembros que expresaron su interés y la propia Comisión. La primera reunión tuvo lugar en noviembre de 2012 y se han previsto 5 sesiones adicionales antes de finales de 2013 para discutir los principales temas de la próxima programación y el diseño del futuro programa operativo. A finales del año pasado, las principales necesidades de las ciudades fueron recogidas por los Estados miembros y asociados, a través de un cuestionario elaborado por la Secretaría de URBACT. Esta recogida de datos fue la principal fuente de información para identificar las necesidades y expectativas de las ciudades y las autoridades nacionales. Se profundizará en esta consulta a través de intercambios con redes de ciudades y asociaciones o entidades que trabajan en el campo del desarrollo urbano sostenible. Te invitamos a enviar tus comentarios o preguntas. Una página web disponible aquí permite que las partes interesadas hagan sus aportes y reciban respuestas a través de un formulario de contacto. Lo que nos gustaría que nos contaras: ¿Cuáles son los retos urbanísticos más importantes de ciudades como la tuya? ¿Cómo pueden las redes de intercambio transnacional apoyar a las ciudades para hacer frente a estos desafíos? ¿Qué tipo de capacidades y habilidades deberían ser fortalecidas a nivel local para traducir las lecciones de las redes URBACT en acciones concretas (por ejemplo, en términos de gestión de la ciudad, de instrumentos de política, áreas de política relacionadas con los temas urbanos, etc)? ¿Cómo podría el programa de atender a estas necesidades con actividades de formación? ¿Cuáles son los principales obstáculos para que las ciudades participen en el programa URBACT?

Leer más:
• From crisis to choice: re-imagining the future in shrinking cities - Artículo completo en PDF • Series of URBACT thematic reports "Cities of Tomorrow: Action Today" - Página web de URBACT

Expresa tus necesidades y expectativas acerca del futuro Programa URBACT
Durante el período de programación 20142020, URBACT seguirá apoyando a las ciudades de Europa en la línea del desarrollo urbano integrado y sostenible. En previsión del próximo programa, es fundamental hoy en día reflexionar sobre cómo URBACT puede apoyar a las ciudades para hacer frente a los diversos retos a los que se enfrentan y desarrollar políticas urbanas eficaces. Te invitamos a expresar tu punto de vista sobre tus necesidades y expectativas relacionadas con el futuro programa URBACT. ¡Participa ahora!
El proyecto de reglamento para la Cooperación Territorial Europea que regirá el futuro del Programa URBACT establece que "FEDER apoya la cooperación interregional para fortalecer la eficacia de la política de cohesión en la promoción del intercambio de experiencias, en relación con la identificación, la transferencia y la difusión de buenas prácticas en el desarrollo urbano sostenible, incluidos los vínculos urbano-rural".

Leer más y participar:
• Future URBACT Programme and Contact form - Página web de URBACT

URBACT es un programa europeo de intercambio y

URBACT II

aprendizaje para promover el desarrollo urbano sostenible. Permite a las ciudades trabajar de manera conjunta en el desarrollo de soluciones para los grandes retos urbanos, reafirmando el papel fundamental que desempeñan haciendo frente a los cada vez más complejos desafíos sociales. El programa URBACT ayuda a desarrollar soluciones prácticas, nuevas y sostenibles, integrando las dimensiones económica, social y medioambiental. Permite a las ciudades compartir las buenas prácticas y las experiencias adquiridas con todos los profesionales implicados en la política urbana en toda Europa.