You are on page 1of 2

Bolivia bajó la edad de jubilación, mientras que los países europeos la aumentan

País Edad de jubilación actual
Desde 2010, la edad para la jubilación bajó de 65 a 58 años y, para las mujeres, hasta 55 años. 65 a 67 años En 2010 elevó la edad de jubilación de 60 a 62 años Subió la edad de jubilación de 65 años a 66 años en 2013 Aumentó la edad de jubilación de 57 a 58 años en 2008 y a 61 años en 2013 En 2009 subió la edad de acceso a una renta para las mujeres de 64 a 65 años Este año incrementará la edad de jubilación hasta los 63 años para los hombres y de 59 a 63 años para las mujeres. Los nacidos después de 1960 pueden acceder a una jubilación después de cumplir los 67 años. En 2013, eleva la edad de jubilación de 60 a 61 años.
ELABORACIÓN: MEFP

Bolivia
España

Francia

Portugal

Italia

Bélgica

República Checa

Estados Unidos

Corea del Sur

La buena administración de los recursos económicos en los últimos años posibilitó que nuestro país sea uno de los pocos en contar con sostenibilidad capaz de reducir el límite de edad para la jubilación; mientras se recomienda lo contrario ante la crisis mundial
Tomado de Cambio Bolivia disminuyó la edad de jubilación de 65 a 58 años para la población masculina, y a 55 años para la femenina; mientras que la tendencia en países europeos apunta a aumentarla, como una medida alternativa para contrarrestar la crisis económica que atraviesa esa región.

La medida fue puesta en marcha en nuestro país a partir de diciembre de 2010, luego de una propuesta de la Central Obrera Boliviana recogida por el Gobierno boliviano en la nueva Ley de Pensiones 065. Sistema de Pensiones de Bolivia es modelo para otros   “El sistema de pensiones de Bolivia ha demostrado ser muy efectivo en relación con el de otros países. Es así que constantemente nos están pidiendo asesorías para que les expliquemos cómo la Ley de Pensiones ha logrado tener sostenibilidad”, remarcó el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén. 

10 de mayo de 2013 - Nº28

www.economiayfinanzas.gob.bo

1/2

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, recordó la emisión de un informe sobre estabilidad financiera global del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el que alertó que “el riesgo ligado a la longevidad (vejez) es un tema que exige más atención”, y recomendó que “una reforma esencial es permitir que la edad de jubilación aumente a la par de la longevidad esperada”. “Cuando vino el FMI a elogiar el éxito y crecimiento de Bolivia el año 2009, cuando todos los países estaban en crisis, este organismo nos pidió pisar el freno en el crecimiento. El Ministro de Economía le dijo: ‘Nosotros no vamos a pisar el freno, sino el acelerador, porque tenemos que resolver el problema de la pobreza en nuestro país’”, rememoró la autoridad.  Esta tendencia del FMI no es nueva, pero en aquella ocasión volvió a cobrar fuerza porque “si el promedio de vida aumentara para 2050 tres años sobre el actual, los costos de envejecimiento aumentarían 50 por ciento”, señala el informe que analiza los riesgos financieros ligados al aumento de la esperanza de vida en el mundo.  La edad de jubilación no es la única variable que define la sostenibilidad del sistema. Las reformas europeas recomiendan elevar los montos de contribución sobre salarios. Sin embargo, el crecimiento del desempleo hace que estos ajustes deban ser aún mayores para evitar que los sistemas de pensiones sean susceptibles de déficits a corto y largo plazo.  En 2010, el Gobierno de Francia elevó la edad de jubilación de 60 a 62 años, mientras que otros países de la Unión Europea (UE) mantenían latente una tendencia a retrasar la edad de jubilación, tal como ya lo había recomendado el FMI. A este país se sumaron España (que elevó la edad legal de jubilación de 65 a 67 años), Gran Bretaña (que en 2020 lo hará hasta los 65 años y, entre 2024 y 2046, a 68 años), Alemania (de 65 a 67 años, entre 2024 y 2029), Italia (de 57 a 58 años en 2008 y a 61

años este año), Austria (de 60 a 65 años entre 2024 y 2033), Bélgica (lo hizo en 2009 para las mujeres, de 64 a 65 años), Dinamarca (de 65 a 67 años, entre 2024 y 2027), la República Checa (hasta 63 años para hombres, y de 59 a 63 años para mujeres, este año), entre otros. Esta ola de reformas dio paso a las denominadas “europrotestas”, manifestaciones masivas que también reclamaban contra la aplicación de otras medidas económicas destinadas a contener los efectos de la crisis financiera internacional, disminuyendo las asignaciones sociales.  Beneficios de la Ley de Pensiones en el país El Gobierno boliviano impulsó en 2010, junto con la Central Obrera Boliviana (COB), la aprobación en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) de la nueva Ley de Pensiones 065. Entre los beneficios de la nueva ley se incluye la creación de un Fondo Solidario (FS) con el que se compensan los aportes de los trabajadores que ganaban poco; la posibilidad de jubilación con 10 años de contribución al Sistema Integral de Pensiones (SIP) abre el camino para la inscripción de los trabajadores independientes y rebaja un año por cada hijo nacido vivo la edad de retiro de las mujeres, quienes, en caso de tener tres hijos, podrían recibir una renta desde los 55 años de edad.  Con responsabilidad en las decisiones fiscales y de sostenibilidad del sistema de pensiones se pueden mejorar las condiciones de ingresos de la sociedad, en particular de los sectores menos favorecidos.  La Ley de Pensiones cumple además con el mandato escrito en la nueva Constitución Política del Estado, que establece en su artículo 45 que “el Estado garantiza el derecho a la jubilación con carácter universal, solidario y equitativo”.  La Ley 065 fue elaborada por técnicos bolivianos sin injerencia extranjera, y no se enmarca en el principio de lucro.

10 de mayo de 2013 - Nº28

www.economiayfinanzas.gob.bo

2/2