You are on page 1of 90

LA FAMILIA VERDADERA La Familia Verdadera, el ideal original de la Creación Sección 1.

La voluntad de Dios a través de Adán y Eva Muchos hablan de la voluntad de Dios. Aunque estas palabras podrían parecer simples sería muy difícil dar una respuesta si se preguntan directamente: “¿cuál es la Voluntad de Dios?” Por otro lado, muchos creyentes hasta ahora han orado de esta manera: “¡Padre Celestial, que se haga tu Voluntad!” En el presente estamos llevando una vida de fe para realizar la Voluntad. Pero es una contradicción orar por la ejecución de la Voluntad de Dios sin saber cual es y sin vivir una vida de fe para la Voluntad. (El Completo Testamento, I-298). ¿Cómo se entiende la voluntad de Dios en la Iglesia de la Unificación? En otras palabras, ¿Cuál es la Voluntad de Dios que conoce el reverendo Moon? La Voluntad de Dios entendida en la Iglesia de la Unificación es perfeccionar el ideal divino de la Creación, o el propósito por el cual Dios hizo el universo. Como Dios creó el universo con cierta meta, su voluntad es realizar tal meta de la Creación. ¿Quiénes fueron el centro de este propósito? No eran otros más que Adán y Eva. Por esta razón yo percibo que el propósito de la Creación es la realización del ideal de la Creación. En otras palabras, la construcción del ideal centrado en Adán y Eva. Entonces, ¿cómo se realiza dicho ideal? Se logra a través de crear una base de cuatro posiciones. La base de cuatro posiciones es la fundación de la familia centrada en Dios, realizada solo cuando Adán y Eva se unen tan íntegramente centrados en Dios, que no quieren salirse de la esfera de su amor, y se convierten en esposo y esposa ideales y dan a luz hijos ideales. Cuando se forma esta base de cuatro posiciones, Adán y Eva se hacen uno, en el amor conyugal, centrados en Dios, y no pueden liberarse de la esfera del Amor de Dios. (El Completo Testamento, I-298). ¿Cuál era el ideal de Dios que tenía que consumarse a través de los antepasados humanos? Ese ideal era el realizar una familia ideal a través de la unión de un hombre ideal y una mujer ideal. Entonces, ¿qué se necesita para la realización de una familia ideal? No es solo un hombre o solo una mujer, es la familia; porque después de todo, esta es una unidad compuesta de padres e hijos, por la unión de un esposo y una esposa, y en el centro de esa unión está el amor de Dios. Por ello podemos llegar a la conclusión que la voluntad de Dios es la unión de un hombre y una mujer, centrados en su amor divino, y dicha unión es perfeccionada como una familia centrada en su amor. (El Completo Testamento, I-298). ¿Cuál es el propósito que tiene Dios para la Creación? Él no creó a Adán y Eva solo para verlos y nada más. Dios no creó al hombre y la mujer para que envejecieran y al final murieran solos. Él los creó para que puedan crecer, disfrutar y establecer el Verdadero Reino de los Cielos en la Tierra para toda la humanidad, centrado en Dios, a través de su amor por ellos. Él los creó para que puedan construir un nido de amor centrado en Dios. En esta unión, Adán, el hombre, representa el Cielo, y Eva, la mujer, representa la Tierra. Por lo tanto, aunque ellos dos son personas diferentes, cuando se unen de corazón horizontalmente, el Cielo y Tierra son unificados. Cuando esas dos personas se unen centradas en el amor de Dios, el universo automáticamente es unificado. (21-43, 1.9.1968). Sección 2. Lo que Dios absolutamente requiere

¿Por qué Dios creó el universo? Dios quería sentir alegría a través del mundo creado. Aunque Dios es un ser absoluto, no puede sentir alegría si permanece solo. Por esta razón, solo se puede sentir alegría cuando existe una relación de amor con un objeto (contraparte, socio, pareja) recíproco. Dios no requiere de conocimiento, dinero o poder. Como Él es absoluto y omnipotente no necesita tales asuntos. No importa cuánto avance la ciencia, nunca podrá alcanzar o superar lo que Dios ya creó. El gran universo opera según cierto orden, de acuerdo con leyes naturales. Cuando consideramos el hecho de que Dios creó y aún ahora está operando el gran universo, que está más allá de la comprensión o la ciencia del ser humano, con seguridad podemos decir que Dios es también un científico absoluto. En toda la existencia no hay poder que pueda competir con el de Dios, porque Él es todopoderoso y absoluto. Además, Dios es eterno, incambiable y auto existente. Considerando todo esto, si Dios deseara algo, ¿qué sería? ¿Qué es lo que Dios desearía que no fuera dinero, conocimiento o poder? El asunto importante es, ¿qué es lo único que Dios requiere? Hay solo un elemento que Dios absolutamente requiere. Ese elemento es absolutamente requerido, no solo por Dios si no por el ser humano también; este no es otro más que el amor verdadero. ¿Sería posible para Dios recibir amor estando solo? Algunas personas podrían decir que Dios puede experimentar amor por sí mismo si eso es lo que desea; pero no es así. Lo que más requiere Dios es un objeto (contraparte, socio, pareja) recíproco con quien compartir su amor verdadero. Nadie sabía esto. (El Completo Testamento, I-302). Si Dios es absoluto, entonces una pregunta natural surge: ¿por qué un ser absoluto creó al ser humano? No era por dinero, conocimiento o poder. Él creó al ser humano porque es la única manera que Dios tiene de poder experimentar el amor. Desde este punto de vista, el hecho que Dios es padre y madre y los seres humanos los hijos e hijas, hace que se forme una línea axial. Si este eje fuese conectado, sería imposible separar al ser humano y a Dios de su relación de amor. ¿Ustedes creen que un ser humano que ha probado el amor original de Dios pensaría en separarse de este? Las abejas prueban la miel en primavera. Si halas la parte baja de la abeja cuando está succionando el néctar, esta porción podría ser arrancada, pero la abeja no se separaría del néctar. ¿Qué pasaría si ustedes saborearan el amor? Aunque se separaran de este por alguna razón, volverían y se aferrarían sin soltarte otra vez. Si la fundación para operar el universo estuviera conectada a ese eje de amor, una familia se formaría por la unidad de un hombre y una mujer perfeccionados como individuos, así existiría una familia centrada en el amor. También la familia extendida, el pueblo y el mundo formado sobre la base de este amor serían realizados. (137-57, 18.12.1985). Sección 3. El objeto recíproco eterno del Amor de Dios Dios creó este mundo, y si le preguntáramos; “¿por qué creó este mundo?,” Él respondería: “porque es bueno.” En otras palabras, Dios creó este mundo porque pensaba que era bueno, y esto quiere decir que sentiría alegría por este, además desear recibir más alegría por medio de este. ¿Cómo obtienen bondad o alegría de algo? Ustedes reciben alegría en la forma de amor. De aquí podemos concluir que Dios creó este mundo para sentir alegría a través de la realización del amor. Para experimentar el amor Dios creó el mundo. Dios creó el universo para sentir alegría del ser humano y de la Creación, para convertirlo en un solo cuerpo centrado en su amor y establecer un mundo armonioso de amor donde pudiera sentir gozo viendo a la humanidad

formar verdaderas relaciones conyugales centradas en su amor. Después establecer una familia, una familia extendida, un pueblo, una nación y un mundo de amor verdadero, sentiría alegría al unirse de corazón con todos los seres humanos. Ese era el ideal divino de la Creación. (El Completo Testamento, I-302). El único sueño de Dios era realizar su ideal del amor. Pero el problema está en que el ideal del amor no puede ser realizado por Dios solo. Tales deseos como el amor, la felicidad y la alegría no pueden ser realizadas centradas en un solo individuo. No pueden ser satisfechos sin un objeto recíproco acompañante. (El Completo Testamento, I-303). Aunque Dios es un ser absoluto, necesita que alguien sea su objeto (contraparte, socio, pareja) recíproco de amor; así Dios se convertiría en el Dios de felicidad, el Dios que ha encontrado el ideal de alegría. (145-267, 15.5.1986). ¿Por qué Dios necesita a los seres humanos? ¿Por qué necesita a los seres humanos para construir su ideal? Dios necesita a los seres humanos para perfeccionar su amor. ¿Qué es el amor de Dios? Podemos decir que el amor de Dios abarca a los seres humanos para compartirlo mutuamente por la eternidad; pero lo más importante es el deseo de Dios de querer a los seres humanos eternamente. De esta forma, los seres humanos son los objetos recíprocos compañeros eternos de amor para Dios. Desde el día que Dios creó a Adán y Eva, Dios deseo el amor de Adán y Eva como sus objetos recíprocos de amor, a quienes pudiera mirar una y otra vez, para mirarlos por siempre, para estar con ellos una y otra vez, para convivir con ellos todo el tiempo. Relacionarse con tales objetos recíprocos de su amor es el ideal divino de la Creación. (El Completo Testamento, I 302). Sección 4. El propósito de crear a Adán y a Eva Génesis 1:27 dice: “Dios creó al hombre a su imagen, hombre y mujer Él los creó.” Podemos deducir de esto que Dios tiene las dos cualidades de hombre y mujer. Como Dios no puede vivir solo y necesita un objeto recíproco compañero, no tuvo otra opción más que crear este mundo; y como resultado, un hombre y una mujer fueron creados. (El Completo Testamento, I - 307). Primero que nada, Dios creó a Adán y a Eva para tener forma física. Segundo, Dios creó a Adán y a Eva para perfeccionar el Amor. Cuando Adán y Eva perfeccionados se conviertan en los seres sustanciales del amor -a través de la cual se vuelven uno- Dios puede morar con ellos y convertirse en el Padre-Madre del amor perfecto de la humanidad. Entonces, Adán y Eva, los padres sustanciales con forma visible, pueden multiplicar la humanidad a través de sus hijos. Esa es la manera como el mundo ideal puede ser realizado. Cuando eso suceda, el mundo espiritual y el mundo físico serán conectados a través de la humanidad: Esto implica que Dios también creó a los seres humanos con el propósito de conectar el mundo de los espíritus y el mundo terrenal. Mientras Adán y Eva están en el plano terrenal, Dios reside con ellos centrado en el amor como el Padre-Madre verdadero y substancial de la humanidad, y luego cuando Adán y Eva pasen al mundo espiritual, Él podrá continuar la relación en la posición de Padres a través de ellos. No obstante, debe quedar claramente entendido que estos planes no fueron realizados debido a la caída de Adán y Eva. (El Completo Testamento, I - 308). Dios es invisible. Como Él es invisible, Dios creó a Adán y Eva para tener formas físicas. Cuando Adán y Eva, en los cuales Dios mora en sus mentes, se perfeccionan, se casan y tienen hijos, Dios se convierte en el padre interno y Adán en el padre externo. Cuando esto pase, Adán

asemejará a Dios completamente. Si Adán y Eva, semejantes a Dios, se hubiesen convertido en el padre y madre de la humanidad, la existencia de Dios pudo haber sido percibido directamente a través de la historia. (El Completo Testamento, I -307). Dios creó a un hombre y a una mujer para que se enamoren y se unan eternamente. Él no creó a Adán para sí mismo o a Eva para sí misma. El creó a Adán para Eva y a Eva para Adán. Dios también creó a Adán y a Eva para su propia experiencia de amor y alegría. No fue para aumentar su conocimiento, poder o dinero. El todopoderoso Dios no necesita conocimiento, dinero o poder; Él solo necesita amor. (El Completo Testamento, I - 307). Dios no creó a Adán y a Eva para ofrecerles conocimientos, poder o riquezas para vivir en abundancia. El propósito de crearlos fue establecerlos como los seres substanciales de amor. (El Completo Testamento, I - 307). Sección 5. El momento para el primer amor de Adán y Eva Dios mandó a Adán y a Eva no comer del fruto prohibido porque no era el momento oportuno de amarse. Como ellos todavía estaban en el período de crecimiento, Dios reveló el mandamiento de esperar hasta que maduraran. (El Completo Testamento, I - 310). Los seres humanos esperan con ansias durante el período de la adolescencia. Tenemos que saber cuál es la razón de esperar hasta el momento más. Es posible que un macho y una hembra se unan y amen en cualquier momento, entonces ¿por qué esperar? Por causa del amor. Como tenemos que atravesar la adolescencia para madurar, es imprescindible realizar ciertas condiciones de auto dominio antes de ese momento. (El Completo Testamento, I -310). ¿Cuál debió ser la actitud de Adán y Eva hacia la educación impartida por Dios? Como Dios es padre y madre para Adán y Eva, ellos deberían seguir y obedecerle dondequiera que Él fuera. Sin embargo, ellos no lo hicieron así, sino que por el contrario abandonaron sus posiciones originales, desobedecieron, mientras que debieron observado y acatado absolutamente sus palabras considerando que provenían de Dios, un Ser absoluto. (El Completo Testamento, I 310). Adán y Eva, como los señores de toda la Creación debieron haber esperado hasta el momento en que el Dios lo hubiese declarado. En otras palabras, debieron esperar hasta maduraran física y espiritualmente. Dios dijo a Adán y a Eva: “sean fructíferos y multiplicaos.” Lo que significa que solo después de que sus cuerpos espiritual y físico hayan crecido y madurado completamente, ellos podrían comenzar una vida de amor conyugal y tener hijos. Adán y Eva siempre andaban siempre juntos mientras sus cuerpos crecían. Allí tuvo que haber momentos cuando Eva se asustaba por algo y saltaba a los brazos de Adán o se escondía detrás de él. En tales circunstancias, Eva se sentiría aliviada y protegida en los brazos de Adán, mientras que al mismo tiempo surgían en ella deseos sexuales muy pronunciados por él. Adán no sentía aversión al recibir a Eva en sus brazos y también sentía deseos sexuales por ella, porque sus cuerpos eran muy diferentes. En esta situación, ¿quién comenzó la relación sexual, Adán o Eva? Fue Eva la que saltaba en los brazos de Adán cuando se asustaba. A partir de ese momento, su contacto sexual comenzó a aumentar gradualmente. Dios creó el universo con amor; por consiguiente, Adán y Eva debieron haber hecho del mundo creado una comunidad de amor basada en el amor de Dios, conectando este mundo creado con Dios. Como esta fue su

responsabilidad, Adán y Eva debieron haber pensado cómo podrían compartir el amor que Dios había permitido y con que clase de actitud. Este asunto del amor era muy serio, tan serio que hasta podría decidir si ellos vivirían o morirían. (El Completo Testamento, I - 310). ¿Dónde se inicia el amor? Este se inicia a partir del perfeccionamiento del individuo. Según el punto de vista del Principio Divino, ustedes solo pueden amar verdaderamente después de perfeccionarse. La relación de amor puede empezar solo cuando hayan pasado por el período de la adolescencia y hayan madurado lo suficiente para asumir la responsabilidad de comulgar con la armonía del universo. Sin embargo, en el caso de Adán y Eva esto no ocurrió. ¿Qué tipo de amor experimentaron? Su amor no estuvo en la posición de unificar todos los elementos del universo. Su amor no fue central (sujeto). Su amor debió ser director y natural. Sin embargo, el triste hecho permanece que el amor que compartieron no fue natural. (26-151, 25.10.1969). Sección 6. Todos los seres son perfeccionados solo a través del amor La perfección individual es la continua acción de dar y recibir eternamente entre la mente y el cuerpo, basada en el amor establecido por Dios en el comienzo, de modo que la mente y el cuerpo puedan unirse completamente, crecer y madurar. La perfección puede ser alcanzada solo cuando se inicia centrada en el amor, cuando madura en amor y cuando el amor da brotes y frutos. Cuando la base del amor maduro es establecida de esta manera, Dios puede venir y residir allí conectado a través de ese amor. Cuando el amor no está completamente maduro, la base para dar su fruto no puede ser establecida. Todo lo existente fue creado según las normas del amor, que aún continúan existiendo. Cuando observamos una planta, esta da fruto a través de la acción de dar y recibir, o la acción de un ciclo entre el estambre y el pistilo en la flor. Esto es verdad también para el reino animal y el mundo humano, todos mantienen su existencia a través del movimiento circular del amor. De esta forma, Todas las Cosas se perfeccionan solo después de pasar a través de la relación de amor. En otras palabras, todos los seres pueden ser perfectos solo a través del amor. En el caso de los seres humanos, solo cuando están en una posición que se ajusta con el corazón de amor de Dios pueden su mente y su cuerpo fusionarse y volverse uno, y solo cuando ingresan al reino del amor de Dios unificado en mente y cuerpo pueden considerarse seres humanos maduros. Así podrán comenzar su viaje de perfección pretendido desde el principio, en el momento de su creación, antes de la Caída. (El Completo Testamento, I -313). Cuando observamos la mente y el cuerpo, la mente está centrada en lo espiritual y el cuerpo en lo terrenal. Cuando tal mente y cuerpo se integran como el cosmos (mundo espiritual y físico), ¿qué ideología se formaría? Sería una especie de “Cosmos-ismo.” ¿Saben cómo sería una filosofía del cosmosismo? Sería una ideología que quiere entender el lugar donde lo celestial y lo terrenal se unen, donde el mundo visible y el mundo invisible se unen y forman uno solo. Si alguien desea dominar el universo, ustedes creen que sería posible para esa persona gobernarlo si su mente y cuerpo no están completamente unidos formando una sola entidad. Cuando la mente y el cuerpo se unen centrados en Dios, entonces Dios se hace el Dios interno y el ser humano se convierte en el Dios externo. (El Completo Testamento, I - 313). Adán tiene que ser uno con Dios y el vínculo entre ellos es el amor. Los seres humanos son los representantes horizontales del mundo existente y Dios es el representante vertical. El centro que conecta a los dos eternamente es el lazo llamado amor. Cuando un ser humano se une en cuerpo con Dios, su corazón y emociones son exaltados con alegría y felicidad infinita. Al final, Dios y los seres humanos se hacen uno a través del amor. Los seres humanos también se vuelven uno a través del amor, aquí comienza la realización del mundo ideal que alcanza el

propósito de Dios. (35-156, 13.10.1970). Cuando Adán y Eva llegan a los 16, 17 ó 18 años, ya en el período de la adolescencia reconocen claramente el sexo opuesto. Así como una persona queda extasiada por la fragancia de una flor abierta, igual sucede cuando Adán y Eva están maduros y comienzan a pensar en el sexo opuesto. Hasta Dios queda maravillado con esta fragancia del amor. Cuando el amor de Dios y la mente y el cuerpo de Adán y Eva se unen, se forma el núcleo del universo, y entonces pueden volver a ponerse los rieles que conducen todos los tipos de amor. Sin embargo, recorriendo dicho camino Adán y Eva se extraviaron. Si no lo hubiesen hecho, se hubieran unido completamente en la madurez. Si ellos se hubiesen unido íntegramente, Dios no hubiera podido marcharse, y Adán y Eva tampoco. Sus descendientes habrían sido vinculados de generación en generación y proyectado en una familia extendida, un pueblo, una nación y el mundo. Este mundo sería entonces uno de gracia, el Reino de los Cielos en la Tierra. (El Completo Testamento, I - 310). Sección 7. De qué pueden sentirse más orgullos los seres humanos Dios creó a un hombre y a una mujer. Él planificó que se casaran y vivieran de una manera celestial; pero para bendecirlos como esposo y esposa celestiales solo podía hacerlo después de que alcanzaran la perfección como solteros. El plan de Dios fue convertir a Adán y a Eva en el primer esposo y la primera esposa verdaderos en la historia. El plan de Dios era hacer de Adán y Eva el primer esposo y la primera esposa celestiales en la historia, y comenzar el establecimiento del Reino de los Cielos centrado en ellos. Si este propósito hubiera sido realizado las dos de las tres grandes bendiciones de Dios: “ser fructífero y multiplicarse” habrían sido alcanzadas en el momento. Dios les había dado el poder de multiplicar hijos de Dios. Entonces sus niños también se habrían hecho seres humanos perfeccionados y libres de pecado. (El Completo Testamento, I - 319). ¿Qué más les podría haber sucedido? Los pecados nunca hubieran sido pasados al género humano. Daría a luz niños especiales, Adán y Eva se habrían hecho el padre verdadero y la madre verdadera centrados en Dios, los Padres Verdaderos de la humanidad. Si Adán y Eva no hubiesen caído, sino que hubiesen alcanzado la perfección, ellos lo habrían logrado individualmente y también expandido su perfección al Cielo y la Tierra. Además, una nueva familia centrada en el amor de Dios hubiera comenzado. Si un clan familiar, una familia extendida, un pueblo, una nación y el mundo surgiesen a partir de esta familia, y se convirtiera en una gran familia que sirve y atiende a Dios, el centro de esta gran comunidad serían Dios y la familia de Adán. Y en este mundo, la vida diaria o el curso de vida de la familia de Adán centrada en Dios sería establecida como una tradición histórica. Su estilo de vida, costumbres, buenos modales y entorno serían la tradición cultural. Dicha tradición está implicada en el amor de Dios de comienzo a fin. Dios es la fuente de la vida y el origen de todos los ideales, por lo tanto nadie puede apartarse del abrazo de Dios aunque quisiera, y si por alguna razón se retirara, no tendría otra opción más que regresar. Aun en el mundo caído, vemos que cuando alguien que ha estado viviendo con sus padres tiene que dejarlos, al igual que tiene que alejarse de sus hermanos y hermanas, él quedará solo y los extrañará todo el tiempo. De la misma manera, cuando alguien es vinculado al amor de Dios, quien es el centro director de la vida y los ideales, él o ella no podrían abandonarlo. Si se aventuraran a separarse, él o ella se sentirían todo el tiempo tan solos e infelices que nunca serían capaces de experimentar alegría. Por lo tanto, él o ella no tienen otra opción en la vida que unirse de corazón a Dios, en su reino

de amor. En estas condiciones, de lo que los seres humanos pueden estar orgullosos es del hecho de que, ante todo, Dios es nuestro padre y madre. Segundo, que somos los hijos e hijas de Dios y podemos recibir su amor, y tercero, que somos los herederos del universo físico y espiritual creado por Él. Ustedes observan la gente de hoy que se jactan cuando se vuelven los yernos de una familia acomodada. Si es así, no se puede expresar con palabras qué tan orgullos serían ustedes si Dios fuera su padre y madre y pudieran recibir completamente su amor. (El Completo Testamento, I- 319). Si Adán y Eva hubiesen establecido la familia ideal que gira alrededor de Dios, la voluntad de Dios hubiera sido realizada, y la familia de Adán hubiera servido y atendido a Dios como padre y madre. Esta es la familia que existiría como punto de partida de un amor unido como los antepasados del género humano. Por lo tanto, esta familia se convertiría en la base en la cual Adán y Eva pueden unirse en amor para perfeccionar sus ideales. (El Completo Testamento, I -320). Sección 8. La familia de Adán que debió establecer la tradición como la familia verdadera Si nuestros antepasados humanos no hubiesen caído, ¿ustedes de quién serían hijos? Sin duda habrían nacido directamente como hijos e hijas de Dios. Si Adán y Eva no hubiesen caído, todos los seres humanos hubieran sido los hijos e hijas verdaderos de Dios. No serían ser personas abusadas, dominadas o difamadas por los enemigos como lo son ustedes hoy. El hijo de Dios tiene el poder absoluto, y él representa la autoridad absoluta y la fuerza de Dios dondequiera que vaya. Cuando una familia es formada centrada en este hijo, esta es la familia de Dios, a la cual toda la existencia en el universo físico y espiritual debería rendirse. Además, cuando una familia extendida centrada en esa familia se proyecta, toda Creación debe protegerla y ser absorbida por ella. Pero debido a la Caída, los seres humanos no solo perdieron sus posiciones como hijos e hijas de Dios, pero son atormentados por sus enemigos. Si los antepasados humanos no hubiesen desobedecido el mandamiento de Dios y se hubiesen unido eternamente con Él, nadie sería capaz de desviarlos del medio de la relación de amor basada en aquella unidad. Aun después de nacer y crecen como hijos e hijas, si alguien les preguntara: “¿quién es su padre?,” no hay ninguna teoría o doctrina que puede explicar o negar quién es su padre. Ellos no podrían contestar aun amenazándolos con un arma o un cuchillo. (El Completo Testamento, I 330). Si Adán y Eva no hubiesen caído la primera familia del Cielo hubiera sido formada en el Jardín del Edén y esa familia habría prosperado en la soberanía de Dios, lejos de la acusación de Satanás. (El Completo Testamento, I - 330). Si Adán y Eva no hubiesen caído ellos hubieran recibido el amor total de Dios. Si se hubiesen unido al amor de Dios como el hijo y la hija que reciben el amor completo de Dios, ellos habrían tenido niños centrados en el amor divino. Entonces, rodeados por el amor verdadero de Dios, habrían establecido tradiciones de esposo y esposa y la de hijos e hijas. Y si la tradición de la familia centrada en el amor de Dios hubiese sido establecida, la voluntad de Dios se hubiera instaurado. (El Completo Testamento, I - 331). Según la voluntad de Dios, Adán y Eva debieron perfeccionarse, recibir la Bendición, y establecer la nación de Dios comenzando de la familia formada por ellos. Su perfección debería haber sido alcanzada centrada en el amor verdadero. Si Adán y Eva hubiesen establecido la sociedad centrada en Dios, el mundo ideal habría comenzado y se habría extendido al Cielo y la

Tierra. Un mundo basado en la tradición de unidad alcanzada por la unión de Adán y Eva como esposo y esposa se habría sido establecido desde entonces. Sin embargo, Adán y Eva desobedecieron la voluntad de Dios y pecaron. (El Completo Testamento, I -332). Capítulo dos - El camino del amor en la familia Sección 1. Las leyes del amor de Dios centradas en la familia Desde el comienzo de la historia en la Tierra, ¿quién ha practicado el amor verdadero centrado en los padres, el amor verdadero centrado en el esposo y la esposa y un amor verdadero centrado en los hermanos y hermanas? El amor verdadero es absoluto. (20-40, 31.3.1968). El amor de Dios se manifiesta como amor de padres, amor conyugal y amor de hijos. Estos tres grandes amores hacen posible que los seres humanos existan eternamente. No importa qué tan afectuoso pueda ser el punto de vista de los seres humanos, estos grandes amores lo trascienden todo. Cuando estos amores son perfeccionados también lo es la felicidad, y cuando están carentes el infortunio se hace presente. Por esto uno puede ser feliz cuando estos tres grandes amores se unen. ¿Es feliz una persona que carece de madre? La miseria de esa persona es igual a un sentimiento de vacío. Además, ¿es feliz una persona sin padre? La persona carente de padre envidia a aquellos quienes lo tienen. La felicidad significa no tener nada que envidiar. Esto es lo mismo en el caso del amor. Si hay algo que ustedes envidian, no pueden decir que son felices. Ustedes no pueden ser felices sin un padre o sin una madre. No importa qué tan grandes sean sus ideales o cuánto alardeen de ellos, el hombre necesita una mujer. Él necesita una esposa. Cuando el esposo y la esposa viven felizmente juntos y el esposo muere repentinamente, ella derramará lágrimas. Una mujer no puede vivir sin un hombre. (20-38, 31.3.1968). Además, no importa qué tan felices puedan ser un esposo y una esposa juntos, ellos serán miserables si no tienen hijos. ¿Solo necesitan hijos varones? Ustedes necesitan hijos e hijas. Pero ¿qué sucede si los padres solo tienen un hijo y una hija? Para el hijo, él necesita una hermana mayor y un hermano mayor, y para la hija, ella necesita un hermano mayor y una hermana mayor. Además, ellos necesitan de un hermano menor y una hermana menor. En total necesitan un hermano mayor, una hermana mayor, un hermano menor y una hermana menor. Sin ellos serían miserables. Una familia en donde la hermana menor, el hermano menor, la hermana mayor y el hermano mayor estén todos unidos, serán protegidos por Dios. Esto es porque tal familia llega a ser el origen del clan familiar, el pueblo y la nación. Incluyéndome a mí, a mi padre, a mi madre, a mi hermano mayor y a mi hermana mayor, y luego a mi hermano menor y a mi hermana menor sumamos un total de siete. Por eso el número siete es el número de la perfección. Ustedes deberían saber que yo estoy hablando acerca de la perfección en referencia al amor. ¿Por qué el número siete es el número de la perfección? ¿Por qué la creación del Cielo y la Tierra enseñada por el cristianismo fue completada basada en el número siete? Es debido a la perfección del siete. Se dice que el número tres es el número del Cielo y el número cuatro es el número de la Tierra. El número tres consiste de mi padre, madre y yo. Entonces, ¿a quién se refiere el número cuatro? Se refiere a los hermanos y a las hermanas. (20-40, 31.3.1968). Ustedes deberían saber que el número siete es el número de la perfección. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se refieren a Adán y Eva centrados en Dios. El Padre se refiere a la conexión de arriba y abajo, es decir, la relación vertical, y los padres de amor representan el Cielo y la Tierra. En el caso de ustedes, su hermano mayor y su hermana mayor se refieren al Este y el Oeste, y

el hermano menor y la hermana menor se refieren al Norte y al Sur. Cuando estos se unen, formarán una relación tridimensional. Esta es la ley del amor. Por eso no hay leyes de la ciencia que no se adhieran a estos principios matemáticos. Estas son las leyes del amor de Dios en la que surgen los conceptos fundamentales del principio de la Creación. Una vez que tales leyes del amor estén sólidamente establecidas, la paz será realizada con firmeza. (20-40, 31.3.1968). Sección 2. La razón que tres generaciones tienen que coexistir en la familia Yo estoy proponiendo que el abuelo, la abuela, la suegra, el suegro, la cuñada y los nietos vivan todos juntos. Al vivir juntos centrados en Dios, las tres generaciones de formación, crecimiento y perfeccionamiento serán establecidas. Ustedes pueden amar a Dios solo cuando saben cómo amar a su abuelo, además de su padre y su madre. Amarán a Dios solo cuando puedan amar a su padre y a su madre y amar a su abuelo más que a su madre y a su padre. Entonces, ¿por qué es indispensable el esposo? ¿Por qué son indispensables los padres? ¿Por qué son indispensables los hijos y las hijas? Es porque solo cuando tienen todos los miembros de la familia es que pueden atender y servir a Dios. El Principio dice que necesitan tener padres y necesitan tener hijos e hijas. Ustedes necesitan a los padres, luego al esposo y a la esposa, y después el bebé. ¿Por qué es necesario todo esto? Es lógico que necesitemos padres, un cónyuge e hijos con el fin de formar una relación con Dios. Ustedes deberían saber claramente por qué necesitamos padres, esposos e hijos. Tienen que saber esto. En las relaciones, algunas veces, esta tiene que ir debajo de alguien, algunas veces en el centro, otras veces arriba de alguien y en ocasiones en el nivel horizontal de alguien; en otras palabras, yo tengo que formar relaciones en las cuatro direcciones. Incluso en el caso de un nieto, cuando él le relata su amor a su abuelo, su abuelo dirá, “¡oh, bien! ¡Muy bien!” Entonces, la Iglesia de la Unificación ha estado trabajando arduamente para hacer de tales familias el estándar, centrada en el amor original con el fin de establecer el mundo originario. Es asombroso que esto esté siendo finalmente enseñado a través del mundo religioso. (128-17, 29.5.1983). ¿Por qué llora la esposa cuando el esposo muere? ¿Por qué llora la gente porque no pueden tener hijos? Ellos no lloran porque están desilusionados, lo lamentan porque el principio fundamental del universo hace necesario que tengamos relaciones en todas las direcciones, Este, Oeste, Norte y Sur. En otras palabras, la fuerza de la existencia en el universo consiste de la fuerza para sostener el ideal de la reciprocidad. Por eso cada elemento está involucrado en un dar y recibir. Así como el polo Norte y el polo Sur mutuamente dan y reciben, las estrellas también dan y reciben entre sí. Sin una pareja nada puede existir. Los seres ideales unidos, es decir, seres que se forman unidades perfectas, están apoyados por el universo. Es un principio que la fortuna celestial abraza esta entidad, de modo que puede ser mantenida por la eternidad. Todo coopera en esta acción. Por esto ustedes necesitan hijos e hijas. Hoy, el Occidente abraza la idea que los hijos y las hijas no son necesarios, pero esperemos y veamos si ellos están en lo correcto. Se darán cuenta en el mundo espiritual. Donde yo estoy, hay alguien que está más arriba o debajo de mí. Yo necesito el número tres. Yo tengo que ir a través de tres etapas. Por esto todo esta compuesto de tres etapas. Yo necesito tener a los padres, al esposo y a la esposa, y a los hijos. No teniendo hijos, no estaría de acuerdo con el principio del Cielo. Cuando esto esté dividido en dos, existen tres etapas para el hombre y tres etapas para la mujer. Al combinar estos dos, un mundo ideal puede ser establecido con el número tres unificado. En otras palabras, el ideal es que exista el abuelo y la abuela, el padre y la madre, y luego yo. Las éticas de la familia en la Iglesia de la Unificación provienen de esta creencia. (70-76, 8.2.1974). Sección 3. Los padres son el origen del amor

Los huérfanos no tienen vínculos con sus padres. Todo el mundo quiere ser amado. La imagen ideal de ese amor es el amor de los padres. Podemos decir que alguien que no puede recibir tal amor de sus padres, aunque quiera amarlos no podrá. Esa persona se siente muy miserable. Incluso, si una persona es cien o mil veces más inepta que el huérfano, mientras pueda servir, atender y ser devoto a sus padres, él puede elevarse frente al huérfano. El podría decir con arrogancia, “¿tienes tú un padre y una madre? ¿No los tienes verdad? ¿Qué tiene de bueno tener una linda cara, si no tienes padres?” El también puede decir, “yo podría ser feo y lisiado, pero tengo madre y padre, ¿verdad?” (39-231, 15.1.1971). Vaya, ¿quiénes son los padres? ¿Por qué no puede el hijo más fuerte e inteligente en el mundo ignorar a sus padres como una carga agobiante o controlarlos con tan solo un dedo y hacer lo que él quiera? Ustedes deben saber esto. Dado que él es más fuerte y listo, podría decir, “¡oye, tú!” y compite con sus padres; pero él no puede hacer esto. ¿Dónde está el origen del amor? ¿De donde proviene el amor? ¿De ustedes? No. Viene de los padres. El origen del amor no proviene de ustedes sino de sus padres. No puede haber resultado sin causa. Dado que ustedes no son los dueños del amor no pueden hacer lo que les plazca. Cuando están ante sus padres deberían decir, “si, padres, tienen razón.” Cuando sus padres les dicen, “no importa qué tan grande sea la reputación y qué tan poderosos y fuertes sean, ustedes no pueden cometer actos que los desvíen de sus deberes con la madre y con el padre.” Ustedes responden, “si, si, si, mamá y papá. Así es.” ¿Por qué? Porque allí hay amor. Esto es debido a que los padres son los sujetos recíprocos, y los hijos son los objetos recíprocos acompañantes. El sujeto recíproco sirve al objeto recíproco y el objeto recíproco sigue al sujeto recíproco. Este es el principio del Cielo. Cuando esto es quebrantado, ese hogar se caerá en su totalidad y terminará sin valor. No importa qué tan ignorante y mal educado uno sea si conoce el principio del Cielo, ya que nacimos en concordancia con la naturaleza celestial. Por lo tanto, hasta un campeón de lucha tiene que inclinar su cabeza ante sus padres. (50-134, 6.11.1971). La humanidad continúa plagada por las guerras de fuerzas y las guerras de conocimientos. El tiempo cuando la “guerra” del amor sea iniciada no ha llegado. Por eso los líderes religiosos dicen que su tiempo vendrá cuando los Últimos Días se avecinen. Cuando lleguen los Últimos Días, el poder del puño y el poder del conocimiento pasarán, y solo el poder del amor permanecerá. La era final de supremacía global no es ninguna otra más que esta de los Últimos Días. ¿Puede un hermano mayor llegar al hogar y ser el jefe a la fuerza? No. No importa qué tan fuerte sea el hermano mayor, él no puede ser el jefe cuando llega a la casa. El puede ser un campeón en el cuadrilátero, pero no puede ser el jefe cuando viene al hogar. Ni siquiera cuando el hermano mayor tenga muchos Doctorados en física, ¿puede llegar al hogar mandando? No ¿Por qué no? Porque allí están los padres. (50-134, 6.11.1971). Sección 4. Razones por las que necesitamos hermanos y las hermanas ¿Por qué tenemos hermanos y hermanas? ¿Por qué necesitamos hermanos y hermanas? Esto es debido a que los hermanos pueden observar a sus hermanas menores y mayores y aprender cómo fue que su madre creció, y las hermanas pueden observar a sus traviesos hermanos mayores y menores y aprender cómo fue que su padre creció. Esto es llamado el amor de hermanos y hermanas. Así, ustedes deberían amar fraternalmente. También, deberían aprender del amor de sus hermanos y hermanas mientras aman a su padre y a su madre. Sin aprender no pueden amar. De tal manera, a través de observar a sus hermanos y hermanas pueden aprender como crecieron sus padres y llegar a amarlos como lo hacen sus padres. En esta manera amarán a su madre y a su padre aun después que se vayan al otro mundo.

Ustedes necesitan a su hermano y a su hermana para ser los dueños del amor sin avergonzarse. Entonces, ¿es mejor para los hermanos y las hermanas quererse entre sí más que a sus padres, o menos que a sus padres? Es mejor que ellos se quieran más entre sí. ¿Por qué? Porque observando y queriendo a sus hermanos, es como observar y amar a su madre y a su padre cuando ellos estaban creciendo. Cuando hacen esto, llega a completarse la condición de amar a sus padres desde su nacimiento hasta su muerte. Así, estos hermanos y hermanas son conectados entre sí a través de tal amor. Por esto yo pienso de esta manera. Entonces, en el caso de los padres, mientras más hijos tienen, más aprenden de sus cónyuges. Por ejemplo, en el caso de la madre, al ver crecer a sus hijos ella pensaría, “oh, probablemente así es como debió haber sido mi esposo cuando estaba creciendo.” De esta manera, amando a los hijos es lo mismo que amar al esposo de la manera que él fue antes de que ella lo conociera. También el esposo piensa, “¡ah, mi esposa deber haber sido como esta hija! Ella me está mostrando cómo fue su mamá cuando era joven,” y así aprendería de ella. Además, a través de amar a los hijos, él cumple la condición de amar cada aspecto de su esposa. La madre y el padre nunca dicen, “amemos solo a los niños y no a las niñas.” Ellos aman a los niños y a las niñas por igual, sin discriminación. Así, a través de tener hijos e hijas, un círculo hermoso de amor en la familia es formado. La madre y el padre tratarán por igual a sus hijos e hijas. Todos los padres son así. Aborrecer a sus hermanos o hermanas es un pecado más grande que aborrecer a sus madres. Esta es la primera regla en la educación de la familia. (184-60, 13.11.1988). Si abandona su hogar después de una pelea con sus hermanos o hermanas, lo menos que pueden hacer es una fiesta para contentarlos. Pidan que los perdonen y díganles que se deberían amar mutuamente como amamos a nuestros padres. Ya que hermanos y hermanas representan a la madre y al padre, si sus hermanos o hermanas son pobres, ayúdenles y sírvanles así como ustedes acostumbran a servirle a su madre; entonces allí no habrá nada más hermoso. El Reino de los Cielos comienza de allí. (184-65, 13.11.1988). Sección 5. El abuelo está en la posición de Dios en la familia Hoy, el sistema estadounidense no es un paraíso para los ancianos, sino para la gente joven. Ese sistema no es un paraíso para los niños, no es un paraíso para los abuelos y abuelas, sino que es un “paraíso” para los jóvenes, muchachos y muchachas, cada uno cavando su propio pozo en el infierno que los lleva a la ruina. Todo esto es porque el sistema no encaja en la forma original. (107-328, 8.6.1980). En las familias estadounidenses, los abuelos tienen que hacer una llamada telefónica al hijo antes de visitarlo. ¿Qué es lo que preferiría un ser humano? ¿Qué le gustaría? Cuando una hermosa nuera tiene un corazón lleno de amor hacia sus abuelos llenos de canas y trata de comprarles mejores regalos de los que consigue para su esposo, ¡qué tan hermoso y adorable sería esto! A pesar de que los abuelos están llenos de arrugas, ¡qué tan esplendido será el espectáculo en la cual la bella nuera les compra regalos con una alegría superior que cuando le compra a su amado esposo! Entonces, los abuelos le darán todo lo que han mantenido escondido, todo acerca del amor. ¿Quién es el abuelo más anciano del mundo? Es Dios. Así, ustedes aprenden del amor para este Abuelo de su propio abuelo. Aprendiendo tal tradición, yo puedo recibir el tesoro del amor en todos los almacenes secretos del Abuelo Dios. Cuán maravilloso sería esto. (107-328, 8.6.1980). El abuelo y la abuela, representando a Dios, son los más expertos del amor en el mundo. Ellos no duermen mucho porque son viejos. Ustedes deberían pensar, “¡oh, mi abuelo es Dios quien protege a mi familia sin dormir! ¡Ellos han llegado a ser tan viejos por habernos estado

protegiendo! Yo puedo ver su edad por sus arrugas en la cara.” Esto es un pensamiento hermoso. Si ustedes tienen a tales viejos abuelos y abuelas en su familia, su casa no se encenderá en fuego o será desvalijada. Si los abuelos no duermen, ¿qué es lo que hacen? Ellos oran, “oh, Dios, bendice a mis hijos e hijas y llénelos de bendiciones” mientras oran, ellos les guían, diciendo, “oye, haz esto y lo otro, es peligroso salir hoy. Por favor escúchame.” Ellos les guiarán diciendo, “¡no salgan hoy! ¡No peleen! Hijo, no vayan a ningún lado, hija y nuera, no vayan muy lejos hoy.” ¿Creen ustedes que los nietos necesitan tales abuelos o no? Cuando ellos tienen amor, la abuela y el abuelo bailarán, la madre y el padre bailarán, y los hermanos y las hermanas bailarán juntos. Aquellos que viven usando esto como modelo están protegidos por el universo. Si alguien intentara matar a los abuelos, el universo automáticamente lo detendría. (107-326, 8.6.1980). Cuando los padres quieren enviar a sus hijos a algún lado, ellos necesitan obtener la aprobación de sus abuelos. Los padres no pueden hacer lo que ellos quieran. Esto es debido a que el abuelo está en la posición de Dios. (107-326, 8.6.1980). Sección 6. La relación entre los abuelos y los nietos Cuando un nieto menor viene y dice en un tono mandón, “¿hey, dónde estaban abuelos?” ¿Cómo se sentirían? Si él dijera imperativamente esto tan pronto como llega y se sienta en la casa, “¿dónde estabas abuelo y tú abuela?” con este tono informal en frente de su madre y padre y sus hermanos y hermanas, ¿esto es apropiado o no? No es apropiado. El no está hablando en una manera formal. El dice, “¿dónde estabas tú abuelo?” Piensen en esto, el abuelo tiene ahora más de ochenta años de edad y este pequeño mocoso esta en una postura osada y firmemente diciendo frente a sus padres y hermanos, quienes son mayores que él, que dónde estaban sus abuelos en una manera inapropiada. Pero, no habría alguien que se sorprenda de esto y le regañe diciéndole, ¿dónde están tus modales? ¿Por qué creen que esto sucede? Normalmente, si alguien hace la misma actitud en otra situación, ustedes los regañarían diciendo, ¿cómo puedes tratar al abuelo de esa manera? Pero si el nieto esta firme y lo hace, ustedes estarían contentos. Ustedes dirían, “esta bien, esta bien, así que quieres ver al abuelo ¿verdad?” Cuando él pregunta en dónde está el abuelo, ¿está preguntando por una torta de arroz o algo de comer? ¿Qué es lo que él tiene en mente? ¡El extraña a su abuelo! Así que, ¿es bueno o malo extrañar a los abuelos? Esto es algo bueno. Todo el Cielo y la Tierra extraña a los abuelos. Él les extraña y, ¿cuál es la razón? Dado que él mira alrededor de sus hermanos y hermanas mayores, quiere sentarse en su regazo. Pero mientras mira la situación y estudia el humor de su hermano mayor, es claro que el hermano mayor lo echará en tan solo tres minutos después de haberse sentado en su regazo. También, cuando el mira al padre, quien está muy cansado, él sabe por experiencia propia que cuando su trasero toca el regazo de su padre, después de diez minutos su padre se irritará. El aprende a sentir estas circunstancias rápidamente. Pero cuando va a su abuelo, o a la gente mayor como su abuelo, el abuelo estará feliz aun cuando se siente en su regazo por una hora o dos. De todos los miembros de la familia, el abuelo lo abrazará más. No es una actitud mala ser abrazado y tocado por su abuelo diciendo, “tu nariz y tu oídos son así y así.” Ellos le dan palmaditas, les tocan y le acarician, pero a él no le importa. ¿Cuán grandioso sería esto? ¿Cuán espléndido sería? Esto es lo mismo con la cima de los árboles, es decir, la cumbre principal del árbol está unida con la raíz. Entonces, si la raíz central del árbol y el brote se gustan mutuamente, ¿qué pasará? Todas las raíces y las ramas unidas a ellos no podrán más que gustarse entre sí. Ustedes deberían pensar en esto. Cuando el brote principal y la raíz se gustan, llega a ser una conexión que puede abrazarlo todo. ¿Quién es la raíz principal en la familia? El nieto, el primer nieto. Así el abuelo siempre tiene sus ojos sobre su nieto mayor. Ustedes

deberían saber esto. (139-15, 26.1.1986). Sección 7. El verdadero significado del dicho, “Todo va bien si hay armonía verdadera en la familia Entre las enseñanzas orientales, hay un dicho que dice, “Todo va bien si hay armonía verdadera en la familia.” Este es bueno. Cuando nosotros hablamos acerca de una casa, esta por supuesto tiene a la gente como su centro. Esta tiene abuelos, padres e hijos, pero eso no es todo. La casa en sí es una miniatura de la Creación. Todas las Cosas están reunidas aquí. Cuando decimos, “mi casa,” nosotros normalmente pensamos en esta como el lugar en donde mi madre y mi padre están, y el lugar en donde mi esposa y mis hijos están. Pero mi casa no es solo esto. Es también donde están mis abuelos, el patio y en sí la casa. El ambiente circundante se armoniza bien con esta miniatura de la Creación, y es esencial para la felicidad. Si los abuelos están en un ambiente no armonizado, no se sentirán bien. La escena del abuelo y de la abuela riéndose juntos, no puede ser comparada con la ruidosa risa de una pareja joven. La profunda risa de un abuelo arrugado es muy dignificada. Puede que ustedes no sepan esto, pero todos estos elementos se juntan en armonía a través de las risas conjuntas del abuelo y la abuela. La risa del abuelo es profunda y vigorosa. Cuando él hace gestos, sus movimientos son lentos pero amplios, altos, profundos y largos. Todo debería estar conectado a través de los tres niveles de arriba, medio y abajo para alcanzar la armonía. Por esto la armonía no ocurre en una línea recta vinculando dos puntos en un plano horizontal. Lo que va a través de dos puntos es una línea, y solo dos puntos no pueden manifestar la belleza de la armonía. ¿Debería haber armonía allí cuando haya una línea recta? Esta tiene que curvarse hacia un lado y hacia otro. Así puede haber armonía solo cuando algo va a través de tres puntos. Entonces tenemos al abuelo, al padre en el medio y luego a los nietos abajo. Normalmente pensamos en la familia como compuesta de cuatro generaciones. Nosotros tenemos al abuelo y a la abuela, al padre y a la madre, a mi pareja, y luego mis hijos e hijas. Nosotros tenemos un dicho que habla sobre servir a los padres y a los abuelos. ¿Cuántos niveles hay allí? Podrían haber cinco generaciones en una familia, pero normalmente hay cuatro, mi abuelo, mi padre, mi pareja y luego mis hijos e hijas. Con esto en mente, el Principio de la Iglesia de la Unificación habla de los tres niveles de formación, crecimiento y perfeccionamiento. Esta enseñanza versa sobre vivir en armonía; “todo va bien si hay armonía verdadera en la familia.” ¿Por qué es así? ¿Será porque suena bonito o porque alguien quiere ser poético? No. Este no es el caso. La armonía en la familia significa que cuatro generaciones centradas en los abuelos, unen lo superior y lo inferior, el Este, el Oeste, el Norte y el Sur, frente y atrás, izquierda y derecha, y viven con sonrisas de alegría. (139-12, 26.1.1986). Capítulo TRES - La familia es el modelo central del Reino de los Cielos Sección 1. La familia es el modelo central de todos los seres Cuando ustedes están en el mundo del espacio, necesitan las posiciones de arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás. Solo así su posición como ser existente queda clara y determinada. Sus formas variarán de acuerdo con la correcta posición en la que se encuentren: arriba y abajo, derecha e izquierda, frente y atrás. Cuando hablamos sobre las relaciones de arriba y abajo, derecha e izquierda, y frente y atrás; y sobre los asuntos familiares, nacionales y los problemas mundiales, solamente hay una fórmula. Al mismo tiempo que tienen que existir las relaciones de arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás, centrados en el individuo, tienen que existir padres, hijos, hijas, esposo y esposa, hermanos y hermanas.

De la misma manera en la nación, centrado en el líder, todas las familias admiten las civilizaciones del Este y el Oeste y las civilizaciones del Norte y el Sur, y abrazan a todas las personas del mundo como sus hermanos y hermanas, estableciendo finalmente una familia ejemplar, como un modelo. Este modelo es el mismo para todos, y ustedes mismos son el centro del mismo. Es el principio que reza: si tú existes debe existir tú familia, la cual se expande a la nación, el mundo, el Cielo y la Tierra hasta llegar a Dios. Ustedes no solo tienen el deseo de ser el centro del universo, sino que pueden serlo. De la misma manera, la familia es el corazón, el centro del universo. Si piensan del cielo como en la posición de padres, entonces la tierra está en la posición de hijos. Cuando miran al Oriente y al Occidente, el Oriente simboliza al hombre y el Occidente simboliza a la mujer; por lo tanto, después del matrimonio la esposa sigue al esposo dondequiera que se encuentre. Esto es similar a que el poniente refleja la luz del sol, la cual resplandece desde el oriente. Es lo mismo con la relación de hermanos y hermanas. Cuando el hermano mayor está realizando una tarea, los hermanos y hermanas menores cooperarán. Así cada persona debe estar en una relación padre-hijo, una relación conyugal y una relación fraternal. En otras palabras, estas tres relaciones deben confluir en un punto. El punto central es uno. Los centros de arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás, no deben ser diferentes; si difieren estas correlaciones estarían fuera de balance, y por lo tanto, desarmonizadas. Estando todas estas relaciones en su justa ubicación, arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás, junto con el único punto central, se formaría el número siete. Al formarse así el número siete, significa que es una familia que está unida en amor verdadero centrado en Dios, y donde todos los elementos forman una completa esfera, trayendo armonía y unificación al conjunto. Con frecuencia hablamos del número “siete de la fortuna.” Por lo tanto, cuando escuchamos esto sobre el número siete, nos parece razonable y lo comprendemos. Mientras que el amor verdadero nunca cambie, este punto central continuará existiendo por siempre, sin cambio alguno, realizando el ideal de la familia verdadera. También podemos afirmar que todo está conectado desde el centro, por lo tanto, cada posición: primera, segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta y séptima, desde este núcleo central son iguales. Si el abuelo quiere algo y el nieto no se opone a ello, y los hijos e hijas también lo quieren, entonces, las tres generaciones querrán lo mismo. El abuelo y la abuela, el esposo y la esposa y los hijos y las hijas, todos siguen el centro. Partiendo de este amor, decimos que la relación padre-hijo es una, la relación conyugal es una y la relación entre hermanos es una. Todos son un solo cuerpo. ¿En qué están centradas estas relaciones? Están centradas en el amor verdadero de Dios, quien es el centro del amor. Centrados en el amor verdadero, los padres y los hijos son uno, el esposo y la esposa son uno, así como también los hermanos y las hermanas son uno. De esta manera, el valor de todos y cada uno, en sus relaciones mutuas, es el mismo valor. (299114, 7.2.1999). Sección 2. La familia es un texto instructivo del amor, por el cual nos podemos vincular con el amor universal ¿Qué es el universo? Todas las Cosas existentes en el mundo creado están en la posición de ser como un tipo de ayuda o para entrenar a los amados hijos e hijas de Dios para encontrar el ideal del amor; por lo tanto, todo existe en relaciones recíprocas. Los minerales funcionan a través de las relaciones recíprocas de sujeto y objeto recíprocos acompañantes. Igualmente los átomos, los protones y los electrones funcionan a través de relaciones recíprocas de sujeto y objeto complementarios. Sin esa relación recíproca no pueden existir y no podrían tener movimiento. Sin la acción de dar y recibir no pueden existir eternamente. Por lo tanto, el universo es un mundo creado de semejante manera, cuyo centro solamente puede ser alcanzado a través de los seres humanos. (137-59, 18.12.1985).

¿Qué es el universo? Es una expansión de la familia. Si ustedes observan a una familia que ha realizado completamente el ideal del amor, tiene las posiciones de arriba, medio y abajo (padres, cónyuges e hijos), izquierda y derecha, frente y atrás; este es el principio. Por lo tanto, cuando hablamos de arriba y abajo, nos referimos a los padres e hijos; cuando hablamos de izquierda y derecha, nos referimos al esposo y la esposa; y cuando hablamos de frente y atrás, estamos hablando de hermanos y hermanas. ¿A través de qué, todos estos elementos, posiciones y relaciones son uno, una sola entidad? No es a través de la fuerza, el conocimiento o el dinero; entonces, ¿por qué es una sola entidad? Es a través del amor. Esta es una verdad absoluta. De otra manera, el ámbito esférico no podría ser formado. Entonces, en una familia, ¿qué forman los elementos y posiciones de arriba, medio y abajo?, forman un texto instructivo de amor. Ellos son como un libro escolar del amor, a través del cual podemos llegar a estar en contacto con el amor universal. Vuelvan a la sociedad, a su entorno, y practiquen ese modo de vida. ¿Cómo debemos amar? Jesús dijo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” ¿Cómo debemos seguir esta enseñanza? Somos inconstantes e indecisos. Cuando salgan a las calles, a la sociedad, al mundo, y hablen con un abuelo, trátenlo como a su propio abuelo. Traten a la gente como a sus propias madres, sus propios padres o como a sus propios hijos. Ustedes deben vivir así en la sociedad, en el mundo. La gente en esa posición de arriba, en medio y abajo, frente y atrás, izquierda y derecha están ahí, como en un escaparate mundial, como ejemplo para que desarrollemos el amor al prójimo. Ustedes deben saber que el mundo es una exhibición de gente. Si ustedes pueden amar a toda la gente y a Todas la Cosas con semejante amor, Dios morará en medio de ese amor. (128-22, 29.5.1983). ¿Qué es el reino celestial? Es un lugar donde ustedes aman a la gente del mundo tal como aman a su propia familia. La gente que ama así, es la gente del reino celestial. Su abuelo y su abuela, su madre y su padre, su esposo y su esposa, sus hermanos y sus hermanas y sus hijos y sus hijas, ¿qué son estas cuatro generaciones? Ellas son el manual instructivo a través del cual pueden experimentar profundamente el amor verdadero del universo, como gente del Reino de Dios. La familia es la roca, es un tipo texto educativo que les enseña el amor. (129-96, 1.10.1983). Nosotros no podemos vivir sin aprender el amor del universo. Dios ha preparado todos los elementos de la Creación como un libro demostrativo o las Escrituras donde promete declarar públicamente: “Ama a tu abuelo y a tu abuela. Tus abuelos en la Tierra son enviados como representantes de los abuelos y las abuelas en el mundo espiritual. Si ustedes los aman, yo lo consideraré como si estuvieran amando a todos los abuelos y las abuelas.” Luego Dios continúa: “Ya que su madre y su padre están en la posición de representantes de incontables madres y padres del mundo entero, como un libro educativo y un modelo de amor, si ustedes los aman completamente, al máximo, yo lo tomaré como una condición de haber amado a todas las madres y padres. Más aún, si ustedes como hombres, representando a todos los hombres, aman a una mujer, quien representa a todas las mujeres, será una condición de haber a amado a todas las mujeres.” Luego, Él dice: “Consideraré vuestro amor por sus hijos e hijas como si amaran a todos los hijos e hijas del mundo.” Por lo tanto, la familia es el centro de entrenamiento para recibir tal educación y practicar y desarrollar ese amor verdadero. Es un proceso de entrenamiento para expandir el amor por el mundo, de acuerdo con las Escrituras. Nosotros podríamos preguntar a quienes están siendo entrenados si están dispuestos a avanzar ahora a la sociedad, al mundo y amar a las abuelas y abuelos del mundo, como si fueran sus propias abuelas y abuelos, y si dicen “si,” esto salvará al mundo. (130-273, 5.2.1984).

Sección 3. Un campo de entrenamiento de amor para entrar al reino del amor La voluntad de Dios es realizar el reino del amor. Si la voluntad de Dios es desarrollar y globalizar el ideal del amor, la familia es el campo experimental donde ustedes ganan créditos, donde aumentan sus calificaciones, desde la escuela primaria, la universidad y hasta su doctorado. La familia se expande hacia el mundo. Si observan cuidadosamente el mundo, hay un mundo donde viven abuelos y abuelas, donde viven personas adultas como los tíos y las tías, un mundo donde viven personas como sus hermanos y hermanas mayores, donde viven los jóvenes y donde viven los hijos. Así, estos lugares habitados por gente adulta, por gente de mediana edad, por gente joven y donde viven los hijos, son de hecho extensiones en grados más grandes y amplios de la familia. (147-281, 1.10.1986). La familia es la unidad más pequeña dentro del centro de entrenamiento, y es también un libro educativo para entrar al Reino de los Cielos. Tiene todos los niveles: el nivel de abuelos, de madres, de esposo y esposa y el nivel de hermanos. Cuando estos niveles se expanden a grupos más grandes de abuelos y abuelas, padres y madres, a sus propios esposo y esposa, y a sus hijos e hijas, todos juntos forman la humanidad. Solamente familias que pueden amar a la humanidad entera como a sus propios cónyuges, como a sus propios padres y la sirven como sirven a sus propios hijos e hijas, pueden heredar el Reino de Dios. Este es un hecho asombroso. El derecho para heredar todo poder y autoridad del Cielo y de la Tierra creados por Dios, radica aquí. (143-285, 20.3.1986). La familia es un libro de texto de amor, a través de la cual ustedes reciben, a la hora de la muerte, el derecho de ser registrados en el palacio de paz y el reino celestial. La familia es el campo de entrenamiento de amor y la expansión del mundo. El mundo está formado por mundos pequeños: el mundo de los abuelos, el mundo de las abuelas, existe el mundo que se asemeja a los padres y madres, hay un mundo de esposos y esposas e igualmente vemos el mundo de los hijos e hijas. Cuando estos mundos se expanden, tenemos lo que conocemos como el mundo entero. Así, si ustedes aman a la gente de todo el mundo, del mundo entero, como aman a su familia y como aman a Dios a través de la familia, esto será un camino recto hacia el Reino de los Cielos. Así, el primer mandamiento establece: “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente,” el segundo mandamiento: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Si ustedes aman a Dios y aman a la humanidad, todo habrá sido completado. Si no pueden hacerlo, su entrenamiento espiritual habrá sido en vano. No importa qué tan grande y formidable sea la disciplina religiosa y espiritual, si no saben cómo amar a Dios, a la humanidad y al universo entero, fracasarán en la prueba. En la familia, ustedes deben experimentar profundamente el amor a través de recorrer el curso oficial de este centro de entrenamiento, el cual es una encapsulación y síntesis del universo entero. Por lo tanto, deben expandirlo y amar al mundo. Ustedes han heredado esto de su familia, que es su campo de entrenamiento, donde fueron criados, nutridos, educados y donde crecieron al amparo de su madre y su padre. Por lo tanto, si ustedes aman a sus padres más que a su esposa; aman a sus hijos y sus hijas más que a su esposa; y aman a la humanidad más que a su esposa, y aman a Dios más que a su esposa, todo será completado, todo será consumado. Esto no significa que deben abandonar a su esposa. Si aman de esta manera, todos los que reciben ese amor de ustedes, vendrán a amar a su esposa también con ese amor verdadero; ¿hay alguna situación o lugar más glorioso y hermoso que este? Si quieren amar verdaderamente a su esposa, sigan este camino, practiquen este estilo de vida. (143-285, 20.3.1986). Sección 4. La familia es un modelo y un libro educativo para el Reino de Dios

¿Qué clase de fortuna recibe alguien en la posición de hijo? Debe recibir la fortuna de los abuelos y de los padres. ¿Por qué uno necesita de los abuelos? Porque ellos representan el pasado. Los abuelos representan la historia viviente del pasado. Los padres representan el presente, y los hijos simbolizan el futuro. Los hijos contienen el Este y el Oeste, y también el Norte y el Sur. También, ellos son el centro de la totalidad, del todo. El centro de los abuelos, el centro de los padres, el centro de los hijos, el centro de Dios, es el amor verdadero; todos están centrados en el amor verdadero. Así, amar y respetar a los abuelos significa aprender y heredar todo lo del pasado. Ustedes aprenden el presente de su padre, y amando a los hijos aprenden sobre el futuro. ¿Qué heredan ustedes a través de su abuelo y su abuela, y de su madre y padre? Heredan el amor verdadero. Aunque su abuelo y su abuela son ancianos, ellos están unidos en amor verdadero, y su padre y su madre están unidos; así, ustedes deben seguir el ejemplo y heredar el futuro. Nosotros, absolutamente no podemos heredar el futuro sin convertirnos en una familia verdadera. Cuando observamos a estas tres generaciones, es como observar el universo. El amor del universo reside en la familia verdadera, la cual representa el presente y el futuro. Cuando miramos al mundo animal, los animales macho y hembra se aman, y este es un libro de texto del cual aprendemos el amor del universo. Sin un abuelo y una abuela nos sentimos inestables. Solamente teniéndolos podemos movernos hacia adelante, hacia el reino celestial. Los abuelos, la madre y el padre, y los hijos, irán al Reino de los Cielos. Quienes han amado a sus abuelos verdaderos, verdaderos padres, verdaderos hijos, verdadera familia, verdadera nación y verdadero universo, irán al Reino de los Cielos. El modelo y libro educativo para lograrlo es la familia. (162-140, 5.4.1987). La familia es un tipo de material educativo que nos enseña cómo establecer el Reino de los Cielos. La familia viene del Cielo. Si aman a toda la gente del mundo que es de la edad de su abuelo como a su propio abuelo, irán al Reino de los Cielos. Si aman a la gente de la edad de sus padres como sus propios padres, podrán viajar libremente por todas las naciones. Estas personas no tendrán fronteras, incluso cuando vaya al mundo espiritual. Si piensan en la gente joven de todo el mundo como si fuera su propio hijo e hija, podrán viajar libremente dentro del Reino de los Cielos, aunque haya doce esplendorosas puertas y doce direcciones. Así, esa institución llamada familia es un libro educativo que nos muestra cómo establecer una conexión con el Reino de los Cielos. Cuando ustedes aplican esto a la nación serán patriotas, cuando lo aplican al mundo serán santos, y cuando lo practican en el Cielo y en la Tierra, serán hijos de Dios, o hijos divinos y sagrados. La gente tiene estos deseos. (137-77, 18.2.1985). Ustedes deben ser capaces de abrazar a los hijos y las hijas de todas las razas así como a sus nietos y nietas. De este modo, deben estar en la posición de transformarse en los dueños de la familia, quienes como padres verdaderos aman a la gente de todo el mundo con amor verdadero. Así, estando en la posición de representar a la familia que practica amor verdadero, y es conectada a los padres originales, centrada en el amor de Dios, ustedes pueden finalmente entrar al Reino de los Cielos. (176-209, 9.5.1988). Sección 5. La familia es el corazón que une el amor de tres generaciones La familia incluye y comprende la historia, el presente y el futuro. Así, ¿cuál es la meta final que Dios ha buscado por seis mil años? Es la familia. Esta es una entidad en la cual el amor está interconectado y unido. Todo lo que existe llega a estar bajo su dominio. No podemos dejar de lado la relación con esta fuente absoluta de amor. El crear este tipo de familia fue la misión original que Dios les dio a Adán y a Eva en el tiempo de la creación. Dios no quería que ellos

simplemente terminaran sus vidas, él como un hombre y ella como una mujer separados. Por el contrario, anheló y soñó tener -a través de ellos- una familia donde pudieran estar unidos. Este el punto inicial hacia el establecimiento de los hombres y las mujeres. Así, para ser capaces de entrar sin peligro al Reino de los Cielos, tienen que formar una familia, y dentro del ámbito de esa familia en este mundo, ubicarse y vivir en un lugar donde puedan sentir satisfacción en el amor de Dios. Solo así, pueden trascender este mundo. (30-85, 17.3.1970). Para formar la esfera familiar de amor, ustedes tienen que ser incondicionales. Los padres representan el pasado, el esposo y la esposa representan el presente y los hijos representan el futuro. Su amoroso esposo o esposa, su compañero o compañera de amor en la vida, es el equivalente a Dios amando al mundo. Es un lugar y situación donde los padres, un matrimonio y los hijos en unidad ofrecen su amor como un ejemplo representando el Cielo y la Tierra e instruyen a sus descendientes a seguirlos. El hogar original del corazón, el lugar donde el afecto celestial es sentido, será recordado en el Cielo y la Tierra. (30-78, 17.3.1970). ¿Qué ha estado buscando Dios hasta ahora? Él no ha estado buscando al sujeto recíproco, sino su objeto recíproco ideal (contraparte, socio, pareja), que se asemeje y posea los aspectos internos y externos del mundo que Él creó. ¿Cuál es el punto inicial que conduce a este resultado? La familia. No hay nada mejor que pueda representar al universo que la familia. Tener unidad y ser uno con los padres es para que el pasado y el presente se encuentren. Aquí, “yo” puedo amar al pasado amando a los padres, amar al presente amando a mi cónyuge y amar al futuro amando a mis hijos. Por lo tanto, puedo experimentar profundamente el amor de tres generaciones. El núcleo y el corazón donde están concentradas estas tres clases de amor, es en la familia. (30-80, 17.3.1970). Entonces, ¿dónde empieza la vida en el Reino de los Cielos? En la familia. No es en ningún otro lugar donde se desarrolla esa vida. El reino celestial es nada más y nada menos que una expansión tridimensional de la familia, y no algo que esté fuera de la esfera familiar. Por lo tanto, cuando ustedes abrazan a su esposo o esposa, deben pensar que este es un hombre representante del mundo uniéndose con una mujer, también representante del mundo. El lugar donde ustedes pueden hacer la condición de haber amado a la humanidad, no es otro que la familia. Deben vivir de esta manera. Amar a sus padres es conectar la historia y el presente, y pavimentar el camino para que Dios venga con ustedes. Por lo tanto, tienen que amar a sus padres. Al hacerlo, están conectando a los seres humanos históricos con ustedes mismos como habitantes del presente; es decir, se unen el pasado y el presente. Además, amar a sus hijos centrados en ustedes mismos es conectar el presente con el futuro. Y la filosofía que practica, canta y glorifica las bondades de tal amor, por miles y decenas de miles de años, es la manera de pensar de la Iglesia de la Unificación. (30-83, 82.3.1970). Sección 6. La familia es el campo de entrenamiento del corazón No podemos vivir separados del corazón. Incluso si ustedes son el presidente de un país o detentan autoridad mundial, no podrán vivir si no han tenido oportunidad de expresar su alegría genuina, de corazón; no podrán ser capaces de sentir la profunda satisfacción proveniente de los ciudadanos de su nación, de la gente bajo su mando, sus funcionarios o de la gente que los sigue. Ustedes deben sentirlo en su familia. Deben ser capaces de regresar a casa y sentir alegría a través de su cónyuge e hijos. De esta manera, estarán orgullosos de esta alegría frente a los demás. Esta es la primigenia y original alegría, no secundaria o accesoria; es lo mismo con Dios, incluso si Él fuera a restaurar el mundo entero no sentiría alegría sin una familia; por lo tanto, después de todo, necesitamos a nuestras familias. (25-85, 30.9.1969).

Las familias deben estar centradas en los padres y las instituciones educativas que representen a la sociedad, deben estar centradas en los maestros. Los padres crían a sus hijos dándoles leche, esto es, los asisten en su desarrollo físico, así como les ayudan emocionalmente. Entonces ¿qué es la escuela? La escuela los entrena para su futura vida en la sociedad. Si la familia es el campo de entrenamiento de las emociones y la escuela es el campo experimental de la sociedad. Pero no es la sociedad en donde termina el entrenamiento; ¿dónde termina?, termina en la nación. La nación tiene al presidente. ¿Por qué será que la gente quiere ver al presidente y quiere estar cerca de él? Cuando la gente ha experimentado todo desde la familia a la sociedad, quiere ir al siguiente nivel. El presidente es un fruto de la tercera etapa, después de los períodos de formación y crecimiento. Antes que la semilla se divida, echa raíces y a través de la acción de circulación de la sabia comienza el crecimiento. Después de la división viene la síntesis y se producen las flores y los frutos. Así, la escuela debe también ayudar al crecimiento de la gente necesitada por la nación, educando a los valiosos elementos de elite, para servir a la nación. ¿Qué se estudia en la escuela?, es un entrenamiento; por tanto, la escuela es un campo de entrenamiento y un sitio de experimentación. El entrenamiento no es la vida de verdad sino un período de preparación; no deben hacer una preparación equivocada. ¿Qué es la familia? Es el campo de entrenamiento para el corazón. Es un lugar donde ustedes se entrenan de corazón en el amor. Esto es para que vivan con afecto y cariño como hermanos y hermanas en la escuela y vivan con afecto y cariño como hermanos y hermanas en la nación. La educación de los padres se necesita en la escuela, en la sociedad y se requiere para la nación. Los padres deben legar todos los elementos de su corazón a sus hijos. Los padres deben crear un ambiente de corazón para sus hijos, enseñándoles que deben vivir de tal manera en familia, luego en la sociedad, y vivir de esa manera en la nación, así como sus padres lo han hecho. (180-130, 22.8.1988). Cuando observan a una familia, no es necesariamente una buena familia porque tiene una buena casa o vive bien. Por el contrario, no importa qué mal pueda vivir una familia o qué tan pobre pueda ser su casa, si les ofrece paz y son capaces de conectarse ahí, con todas las circunstancias de su vida, entonces, es una buena familia. Tiene un fundamento de corazón sobre el cual los padres e hijos viven por el bien de todos y cada uno de sus miembros. Este es el hogar original de nuestros recuerdos y la fuente de motivación de todos los que ahí viven. Por lo tanto, se convierte en la base que determina nuestra felicidad en la vida. (29-16, 15.2.1970). Sección 7. La ciudad natal original y eterna de los seres humanos es la familia La familia… la familia es una buena palabra, un buen lugar. ¿Por qué es algo bueno? Es un lugar bueno porque mi madre y mi padre están allí. Es un buen lugar porque mi hermana mayor y mi hermano mayor viven allí. Es un buen lugar porque mi hermano menor se encuentra allí, y es un buen lugar porque mis parientes están ahí. Por lo tanto, todos los seres humanos sienten nostalgia de su hogar natal, de la ciudad de su hogar natal. La gente siente más profundamente a su ciudad natal que a su nación. El lugar que añoran, incluso mientras están viviendo en la República de Corea, es su pueblo natal. ¿Qué lugar añoran, aun cuando les guste Corea, aun cuando quieren vivir en Corea, o incluso cuando están de hecho viviendo en Corea? Su ciudad natal. El hogar natal… ¿qué clase de lugar es su hogar natal? Es el lugar donde su corazón es elevado en las cuatro direcciones cardinales y en tres dimensiones. ¿Qué es el corazón?, es un lugar donde se entrelazan por amor. Hacia arriba tienen lazos con su padre y su madre; a la izquierda y la derecha los ata el lazo entre esposo y esposa; hacia abajo sus hijos e hijas y parientes los enlazan fuertemente con las tres dimensiones de amor. Este es el hogar natal original.

La gente no puede menos que añorar su hogar natal original, porque ve que es el mejor punto inicial de la felicidad centrada del amor. Entonces, ¿qué clase de lugar piensan que es el hogar natal original de Dios?, ¿cuál creen que es el territorio del hogar natal original de Dios, en la Tierra? Debemos pensar en estas cuestiones. Si Dios es un Dios de amor, Él seguramente debe haber preparado un punto de inicio para vivir en esta Tierra, y ¿dónde estaría ese punto de inicio? Para saberlo, debemos entender cómo preparó Dios ese punto de inicio. ¿Qué clase de lugar puede llegar a ser el punto de inicio del hogar natal original, donde la familia de Dios puede ser creada? No es otro más que un lugar donde vive un hijo que comprende que Dios es su padre verdadero. En otras palabras, es un lugar donde existe el hijo unigénito que tiene todo el amor de Dios. También es un lugar donde una hija unigénita vive. Es un lugar donde un hijo y una hija unigénitos se casan y forman una familia completa. (23-151, 18.5.1969). Entonces, ¿quién debe estar en el hogar natal original? Aquellos a quienes ustedes añoran deben estar ahí. Sus padres, hermanos y hermanas deben estar ahí. Igualmente aquellas personas a quienes ustedes anhelan encontrar están ahí. Cuando ustedes quieren vivir con ellos en ese lugar, ¿estarían contentos y satisfechos con solo verlos por unos momentos? ¿Estarían contentos por encontrarse con ellos y verlos por solo un breve momento? El encontrarlos y vivir con todas esas personas amadas no debe cansarlos, y mucho menos si viven juntos por la eternidad. Ustedes deben escudriñar y encontrar un lugar así. Este es el Reino de los Cielos buscado por las religiones de hoy. (23-80, 11.5.1969). Hoy, la razón por la que anhelamos la región de nuestro hogar natal original es que ahí están nuestros padres, hermanos y hermanas, nuestros parientes; ahí están las personas más cercanas a nuestro corazón, más que nadie en el mundo. Ellos siempre nos guían, nos dan la bienvenida como en el pasado cuando los visitábamos, simpatizan con nosotros, nos consuelan, nos reciben con alegría cuando tenemos dificultades. Sin esta bienvenida, aunque anhelen su hogar natal original y retornen ahí, el desesperado anhelo del corazón se desvanece, y regresarían con sentimientos de profundo lamento. Ustedes deben saber esto. En el hogar natal original debe haber gente que les de la bienvenida. (23-80, 11.5.1969). Sección 8. La familia es el estándar final para completar el “Cosmos-ismo” celestial Todo se divide de una a muchas partes, las cuales finalmente se funden en una entidad más grande. En otras palabras, una entidad se divide en muchas y luego se re-une de nuevo en una sola entidad. De aquí se divide de nuevo y se une a algo más grande. Dentro de esta entidad más grande, existe la familia. Todas estas familias tienen las mismas formas y estructuras. La familia es el lugar donde la relación de esposo y esposa se establece y donde se unen finalmente. La familia extendida es un lugar que une a las familias y el pueblo es un lugar que une a los clanes familiares. Los pueblos se combinan para formar una nación. Aquí las familias desempeñan un papel central. (26-189, 25.10.1969). Cuando esta familia se expande se convierte en el mundo horizontal. Por esto ninguna sociedad puede funcionar sin familias. Si las familias no pueden ser restauradas, el mundo tampoco lo será. Después, debemos realizar el “Cosmos-ismo” celestial a través de estas familias, incluyendo el universo compuesto del mundo terrenal (Tierra) y el mundo espiritual (Cielo). La Tierra y el Cielo son como el cuerpo y la mente para los seres humanos. Los deseos del cuerpo y la mente deben ser uno, deben estar unidos. Así como un sujeto recíproco necesita una contraparte o pareja complementaria, un hombre necesita de una mujer. La unión en amor de un hombre y una mujer conduce a la formación de una familia. El fundamento de Dios del amor, no será establecido sin que se realice en una familia. (26-189, 25.10.1969).

El “Cosmos-ismo” celestial es una filosofía sobre la unidad del cuerpo y la mente, forma una familia como el principal cuerpo de amor y conecta esa idea al mundo espiritual y al mundo físico. El caracter yu ( 宙 ) de chon yu (cosmos) representa una casa. Por eso decimos la ideología del "Cosmosismo" celestial. El cosmos combina el mundo espiritual y el mundo físico. ¿Qué relación tiene con nosotros? Necesitamos una familia. Si ustedes fracasan en unirse en su familia, no tendrán nada que ver con la ideología del cosmosismo celestial. La familia sirve como el estándar final para completar la ideología del cosmosismo celestial. Aquellos que no cantan canciones de paz y de gloria a la felicidad aquí, serán personas miserables tanto en la Tierra como en el mundo espiritual. (26-189, 25.10.1969). ¿A partir de dónde se realiza el Reino de los Cielos? A partir de nuestras familias. Entonces, ¿qué clase de filosofía tenemos? Tenemos una ideología de la familia. La chon yu yui (ideología del "Cosmosismo" celestial) que incluye el símbolo chon que significa cielo y yu que significa casa; así, todo quiere decir la casa celestial; solo así, el significado de chon yu queda claro. Por lo tanto, los sesenta y seis libros de la Biblia, son palabras que desean una familia ideal. Aún así, ¿qué es lo que todas las personas desean? Es tener un esposo o una esposa ideal. También, el más grande deseo para una mujer es encontrar un esposo ideal. No importa qué tan famosa y orgullosa sea una mujer con su título de doctorado, su deseo es encontrar un hombre ideal. Su deseo más grande es encontrar un hombre ideal a quien ella pueda amar y con quien pueda tener hijos e hijas adorables. Esta es la raíz de la felicidad. El ideal de la Iglesia de Unificación no está en ninguna otra parte. El inicio es la familia y la conclusión es la familia. (26-102, 18.10.1969). Entonces, ¿qué clase de ideología es el "Cosmos-ismo"? Es el “paternismo” verdadero, que se refiere a la calidad de padres verdaderos. Después de todo, estas dos filosofías son una sola ideología de padres. Esta es una ideología de nuestro hogar, una ideología de nuestra nación y una ideología de nuestro ser individual. Si los seres humanos no hubieran caído, ¿cuál ideología regiría el mundo? Sería la ideología de Adán. Esta ideología no es otra que el verdadero “paternismo.” Es una ideología de madre y padre. No puede haber una ideología que sea más grande que esta. De aquí que, la Iglesia de Unificación debe enlazar las cuestiones del corazón con el "Cosmos-ismo" celestial a través del “paternismo” verdadero, dentro de las fronteras de la familia ideal, la familia original. En la medida que perduren las familias que han sistematizado tal ideología, la Iglesia de Unificación no perecerá. (26-201, 25.10.1969). Capítulo CUATRO - El curso de nuestra vida centrada en el amor Sección 1. ¿Por qué nacen los seres humanos? Al preguntarnos qué surgió primero, la vida o el amor; podríamos decir que cualquiera de los dos. Pero, ¿cuál creen que realmente apareció primero? El amor vino primero. Al asociar esto con el núcleo del universo, es necesario que exista una fuente original de amor para que algo adquiera valor. (143-277, 20.3.1986). Cuando examinamos el origen de nuestras vidas, la pregunta que surge es ¿qué apareció primero, la vida o el amor? Hasta el momento no hemos sido capaces de verlo claramente. El amor viene primero, luego la vida. Debido a que lo que aparece en segundo lugar debe someterse a lo que surge primero, es natural que ofrezcamos nuestras vidas por el bien del amor. Así son las cosas. Esto nos da una respuesta al verdadero curso de nuestra vida. Ya que nuestra vida surge en medio del amor, la conclusión es que debemos transitar el camino del amor, vivir y

morir por él. El propósito de la vida humana es encontrar el amor que el gran universo –no el pequeño universo- le da la bienvenida. Luego, el propósito es nacer y morir en medio del gran amor universal, el cual es reconocido por Dios, la Creación, los Padres Verdaderos y el mundo angelical. Así es como lo veo. (La familia bendecida y el reino Ideal, 1062). Los seres humanos no nacen por decisión propia. Entonces, ¿nacen por voluntad de sus padres? No. Ellos nacen por el deseo de Dios. Nacen por medio del amor de sus padres, que representa el amor de Dios. Aquel que comienza una nueva vida a través del amor de los padres, el cual representa el amor de Dios es el “yo.” El amor tiene el poder de crearlo todo. Aquel que nace como el centro del universo entero y recibe todo el amor del universo es el “yo.” El más elevado propósito de la vida es nacer por medio del amor, ser criado con amor, vivir por amor y dejar como herencia el amor. Lo más valioso que se debe hacer en la familia es cumplir con las reglas del amor, el cual es el centro del universo. (La familia bendecida y el reino Ideal, 1062). Deben comprender por qué motivo nacen los seres humanos. No nacen para el beneficio del poder político. Nacen del amor y para el amor. Entonces, ¿qué es lo que hace al amor tan grandioso? El hecho de que el amor es la fuente original de la vida. Ustedes nacen en medio del amor de sus padres. No nacemos del deseo de nuestros padres por el dinero o el conocimiento. Debido a que se nace rodeado de amor, hay que cargar los frutos del amor. Por eso es que se necesitan los hijos. Un esposo y una esposa se hacen completos cuando se funden en uno solo ser y procrean a sus hijos como objetos recíprocos acompañantes. (La familia bendecida y el reino Ideal, 1062). Los seres humanos no pueden existir separados del amor. Por lo tanto, puede decirse que el “yo” vive sobre la base del amor. Todas las cosas tienen su origen de existencia en el amor de Dios. La existencia de todas las cosas empieza en la base del amor, entonces no puede negarse que todos los seres humanos, como centro del universo creado, también deben tener su origen en el amor. Debido a que los seres humanos nacen en amor y maduran a través de él, no pueden vivir separados del estándar original del amor. (La familia bendecida y el reino Ideal, 1062). Sección 2. La vida original centrada en el amor ¿Cuál creen es la causa de la existencia humana? La causa de la existencia humana es el amor. ¿Dónde creen que reside el propósito de la existencia humana? El propósito de la existencia humana yace en alcanzar el ideal del amor. Los seres humanos empiezan su existencia a través del amor, por eso su propósito es perfeccionar el amor formando una base común, expandiéndola y conectándola. En otras palabras, ya que el principio es el amor, el propósito debe cumplirse por medio de este también. Por lo anterior, un hombre y una mujer que permanecen en compañía deben fusionarse en un solo amor y conectar el frente y el reverso, la izquierda y la derecha, arriba y abajo. (La Familia Bendecida y el reino ideal, 1062). No importa cuán firme sea nuestra determinación de convertirnos en un ser absoluto y de establecer un propósito absoluto, esto será inútil a menos que seamos felices. Nuestra vida diaria debe ser feliz. Vivimos en función de un propósito. Cuando hemos alcanzado ese propósito, existirá algo nuevo que será mucho más grande que la existencia en misma. ¿Qué es esto? ¿Qué es lo más valioso para un hombre y una mujer? Es el amor. El amor es el elemento clave, necesario para

experimentar la felicidad. No importa cuán sublime sea el propósito de una persona, si falla en su intento de establecer el amor que abraza dicho propósito, su plan no se cumplirá y deberá perseguir uno nuevo. El propósito no puede estar por encima del amor. (29-130, 26.2.1970). ¿Para qué viven ustedes? Algunos dirán que viven para comer; otros para trabajar y otros viven sin propósito alguno. ¿Por qué viven los seres humanos? Si responden que viven por el bien del amor, ¡qué respuesta tan grandiosa! Los seres humanos nacen como fruto del amor, viven en amor y regresan al amor eterno en el seno de Dios. Esta es la vida original de la Creación. (La familia bendecida y el reino ideal, 1064). Uno nace por medio del amor y crece en el amor. Luego de abandonar el amor de los padres, uno encuentra y se conecta al amor de una pareja, el cual es otra dimensión del amor. Podemos llamar al amor de los padres amor en etapa de formación y al amor conyugal, amor en etapa de crecimiento o maduración. No importa cuánto amor existe en una pareja, este amor no puede ser completo hasta que tengan hijos. Por eso es que desean tener hijos. Esta es la etapa de culminación del amor. Por lo tanto, el proceso durante el que se experimentan las distintas etapas del amor: el de los Padres, el conyugal y el de los hijos es el núcleo fundamental de la vida humana y la ruta básica del amor ideal de Dios hacia la Creación. (48-11, 31.8.1971) La vida nace del amor. Uno nace del amor, crece en medio del amor de los padres, conoce a una esposa y le ama y muere en ese amor; eso es lo que se conoce como vida humana. Por lo tanto, en principio no debe existir tristeza ni dolor en la vida humana. (La Familia bendecida y el reino ideal, 1062). El punto focal del universo es aquel lugar en el que se integran todas las combinaciones verticales y horizontales del amor de modo que pueden unirse el amor de los padres, el conyugal y el de los hijos. Este es el punto en el que el universo entero y todas sus células se enfocan. Todos los seres del mundo espiritual se enfocan en esto. Además, protegerán este lugar para que nadie pueda invadirlo. Si este lugar se destruye será terrible. Por eso es necesario buscar una forma para mantener este lugar intacto y esa forma se conoce como la “base de cuatro posiciones” en la Iglesia de la Unificación. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Sección 3. El elemento eterno de la vida de los seres humanos es el amor No deben olvidar que durante un tiempo vivieron como embriones; no sólo recibieron alimentación de su madre, sino también amor. Igualmente, las personas que habitan la Tierra no sólo obtienen nutrición física de la Naturaleza, sino además del amor de Dios, quien es el elemento esencial de la vida. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Así como las plantas absorben la luz del Sol como un elemento de la vida, el amor es un elemento de vida para las personas. Nuestra esperanza es que el Reino de los Cielos en la Tierra y el Reino de los Cielos en el Cielo que construyamos puedan existir eternamente en amor y adoración. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Los seres humanos nacen por medio del amor y luego del nacimiento crecen rodeados del amor. Cuando los seres humanos alcanzan cierta etapa durante su crecimiento el amor de los padres no es suficiente, entonces comienzan a expandir su amor horizontalmente hacia los hermanos y hermanas y hacia la familia extendida. En otras palabras, mientras crecen hasta la madurez reciben todo los tipos de amor. Especialmente durante la pubertad, cuando sienten sed de amor por el sexo opuesto. El compromiso con este amor los conduce hacia una esfera de influencia en la

que experimentan la integración del amor y finalmente encuentran el centro del amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Los caminos que el hombre y la mujer transitan existen por el bien del amor. Mi camino es el camino del amor. Me desplazo a lo largo de él para obtener amor, para mantenerlo y crear un ambiente de amor. Es también por el bien del amor que las mujeres usan cosméticos y reciben masajes. Querer algo y trabajar por ello también son actos motivados por el amor. Superamos las dificultades y nos movilizamos con el fin de alcanzar ese preciado amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1064). Desde el momento en que nacemos recibimos el amor de nuestros padres. Y mientras estén vivos nos amarán durante cualquier etapa de la vida, ya sea la infancia, la adolescencia o la mediana edad. Cuando crecemos rodeados del amor de los padres, el amor horizontal de esposo y esposa está destinado a ocurrir en cada uno de nosotros. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). ¿Qué creen que es el matrimonio? Es una escuela, un lugar donde los hombres aprenden algo que no saben de las mujeres y ellas aprenden algo que desconocen de los hombres. Todas las calificaciones del curso de la vida conyugal deben ser altas con el fin de que tanto el esposo como la esposa estén satisfechos. Ustedes tienen hijos e hijas para aprender a amar al mundo. Sin ellos no podrán conectarse al futuro. Sus hijos e hijas son otorgados como un material educacional a través del cual ustedes pueden conectarse al mundo futuro. Cumplir con sus obligaciones filiales hacia sus ancestros, abuelo y abuela, es como recibir educación del mundo espiritual. Todas estas cosas están conectadas por el amor. El abuelo y la abuela, el esposo y la esposa, los hijos e hijas están todos conectados por el amor. Así como la sangre fluye de arriba abajo por las venas en el cuerpo humano, ustedes pueden recorrer todo el camino de arriba abajo en el mundo espiritual hasta sus ancestros de hace 10 millones de generaciones, y además contactar a sus descendientes lejanos. Deben saber que así es como el mundo espiritual y el universo está organizado. Todas las cosas serán gobernadas de este modo. Podemos decir que convertirse en un siervo y esclavo del amor es la felicidad más grandiosa. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Sección 4. ¿Qué es el amor de Dios? Traten de investigar sobre el amor de Dios. ¿Cómo podemos expresar el amor de Dios? Puede compararse con un cálido día de primavera en el que nubes blancas flotan suavemente en el Cielo; el calor emerge desde el suelo; los insectos vuelan, las hormigas se asoman a ver el mundo; los sauces brotan de la corriente; las ranas cantan nuevas canciones primaverales; las abejas salen de la colmena y las mariposas revolotean. Se sienten como intoxicados y somnolientos en ese ambiente, pero en realidad se sienten tan bien que desearían permanecer así para siempre. Cuando Dios encuentra Su objeto recíproco acompañante ideal El se siente como en un hermoso jardín lleno de flores en el que las abejas y las mariposas revolotean. Cuando piensan en esto, ¿se sienten bien o mal? Hay hombres torpes que no se dan cuenta de esto. Se siente bien. Cuando ustedes conocen a alguien que les agrada conocer, estrechan su mano firmemente. Cuando alguien exclama alegremente: “¡Tanto tiempo sin verte!” y toma su mano firmemente, ¿se sienten bien o mal? Si alguien dice que se siente mal, patéenlo y díganle “¿Hey eres tonto?” Cuando se alegran de ver a alguien, ¿le estrechan las manos fuertemente o no? ¿Les gusta cuando alguien les hace esto? “Nos gusta”. Quisieran que les gustara, pero quizá no les agrada realmente ¿verdad? Ustedes deben conocer algo verdaderamente para poder

quererlo. Si no lo conocen, ¿cómo van a quererlo? Cuando alguien estrecha sus manos fuertemente con regocijo, no serán capaces de liberarse de tal apretón. Damas presentes, piensen en esto. Cuando ustedes se casan y sus esposos las aman, ¿cómo se sienten? ¿Bien o mal? Sean sinceras. Si sus esposos las aman, no necesitan nada más. Ustedes viven fuertemente vinculadas a su esposo. Es bueno para un hombre estrechar fuertemente la mano de su mujer con manos que se asemejan a los cascos delanteros de una vaca. Además, cuando ustedes ven una película, quisieran ver una escena como esta. Cuando una mujer le dice a un hombre: “Tienes bonitas manos”, se sentirá ofendido. Así son las cosas. El amor es eterno. El amor no está dividido, está unido. Ustedes se convierten en un solo ser. Cuando un hombre y una mujer forman una pareja y se aman el uno al otro, están como pegados con goma. Por supuesto esto no ocurre literalmente, pero ellos alcanzarán un corazón que será mucho más elevado que esto. Eso es el amor de Dios. Si ustedes viven con ese amor, ¿permanecerán unidos o no? Piénsenlo. Todo está destinado a convertirse en un solo ser. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Cuando un hombre y una mujer se enamoran pueden suceder todo tipo de cosas, ¿verdad? Pero si encuentran la forma de conocer el amor de Dios y probarlo verdaderamente... descubrirán que el amor de Dios no puede compararse con nada en este mundo. Si hay alguien que haya saboreado este amor, no habrá dificultades ni tristezas que puedan vencerle. Semejante ámbito de influencia para la liberación debe existir ¿o no? La pregunta es cómo encontrarlo. (39-240, 15.1.1971) El amor de Dios puede dividirse en tres grandes formas de amor: el amor de los Padres, el amor conyugal y el amor de los hijos. El centro en el que convergen estas tres grandes formas es el amor de Dios. (173-278, 1975.11.23). Sección 5. La Bendición de Dios les permite heredar amor y gozo El tiempo durante el cual Dios habite un cuerpo físico será la madrugada de un glorioso nuevo amanecer. Luego de este momento El tendrá su cuerpo (esposo y esposa). El puede amar y después vendrá el momento en el que pueda amar a sus nietos. ¿Cómo creen que Dios le expresó a Adán su gozo luego de haberlo creado? Dios tuvo que enseñarle lo feliz que era Dios. Solo es posible aprender eso cuando los hijos tienen sus propios hijos e hijas. Cuando ustedes son pequeños, no saben cómo es el amor de los padres, pero cuando forman una familia y tienen bebés, llegan entender cómo es el amor de padres. Comprenderán cómo sus padres los aman mientras los crían. Por lo tanto, cuando sus hijos tengan un esposo o esposa será un día glorioso. (La familia bendecida y el reino ideal, 934). Deben conocer el amor de Dios. Deben conocer el amor de sus padres y saber cómo servirles, deben conocer el amor de su cónyuge y saber cómo servirle. Deben conocer el amor de sus hijos y saber cómo servirles. No deben simplemente dar órdenes a sus hijos, sino también servirles. Deben saber entenderlos además. Sólo así podrán entender el amor de Dios. Sin hijos, permanecerán en un estado incompleto. No podrán comprender el amor de Dios. No podrán entender cuánto ama Dios a los seres humanos, Sus hijos. Además, sin ser un esposo, no pueden conocer a la esposa y sin ser esposa no pueden conocer al esposo. Los hijos no saben lo que es el amor de los padres hasta que ellos se convierten en padres. Entonces sin hijos ni hijas no pueden ser padres verdaderos. (133-138, 10.7.1984). Los padres quieren que sus hijos contraigan nupcias porque desean traspasarles y enseñarles completamente el amor de padres. Al momento de morir, los padres dejan atrás su propio ser con sus descendientes. Por eso la descendencia es necesaria. El amor es algo que continúa

para siempre. Debido a que el amor es el deseo humano más elevado, todas las personas quieren heredarlo con los brazos abiertos. Al dejar este amor como herencia, pueden presentarse ante Dios con orgullo en el mundo espiritual. El lugar donde ese amor puede estar completo es la familia. Ir al Reino de los Cielos por medio de la familia significa que el ambiente propicio para la unificación se ha alcanzado. (La familia bendecida y el reino ideal, 934). Las personas deben obedecer este principio y esta regla. En la primavera ustedes esparcen semillas; en el verano las plantas se desarrollan completamente; en otoño dan sus frutos y en el invierno hay que poner las cosas en orden y transportar la esencia de esta nueva semilla de la vida hacia lo más profundo de sus corazones. Sólo así obtendrán semillas para plantar de nuevo cuando la primavera regrese. Esto significa que en el futuro deben convertirse en padres y tener hijos e hijas como ustedes mismos. Deben criar a sus hijos e hijas como a ustedes mismos. (26158, 25.10.1969).

¿Por qué se sienten afligidos cuando no tienen hijos e hijas? Es porque no pueden formar un círculo. Cuando vean a los pájaros alimentar a sus crías, entenderán el profundo amor de la mamá pájaro. Los occidentales quizá no lo sepan, pero en Oriente los niños son más gustados que los adultos. Ellos muestran el debido respeto hacia los adultos, pero manifiestan el amor más supremo por los niños. Ustedes pueden comprender el amor de sus padres cuando tienen sus propios hijos e hijas y los crían. (La familia bendecida y el reino ideal, 934). Todo el mundo debe casarse y tener y criar a sus propios hijos. Sólo así podrán conocer el amor de los Padres y el amor de los hijos. Pero parece que los occidentales no son así. Muchos evitan tener y criar hijos e hijas. Dudan sobre tener hijos porque creen que se atraviesan en su camino para casarse y divorciarse. Pero cuando una persona nacida en la tierra fracasa al establecer la “base de cuatro posiciones” no puede ir al Reino de los Cielos porque no conocen el corazón de Dios para amar a las personas. (La familia bendecida y el reino ideal, 934). Sección 6. Los seres humanos buscan el centro del amor Los seres humanos nacen por medio del amor, crecen rodeados del amor de los padres y maduran expandiendo el amor horizontalmente. El amor horizontal alcanza la conclusión de la primera etapa cuando uno conoce a una pareja del sexo opuesto y juntos alcanzan el momento en el que pueden representar el amor del Cielo y la Tierra, al procrear hijos como el fruto de ese amor. Desde el núcleo del corazón, los hijos nacen como el resultado de ese amor. El hijo o hija que nace mientras un hombre y una mujer comparten un amor fundamentado en el corazón, crea un camino hacia el centro del amor. Este centro los conduce directamente a Dios. Al tener hijos como el producto del amor, los seres humanos experimentan intensamente el amor con el que Dios creó Todas las Cosas y a todos los seres humanos. Además, al amar a sus hijos, sentirán el amor que recibieron de sus Padres y el corazón de padres. El amor que los padres vierten sobre sus hijos no es materialista, sino más bien interior, espiritual. El amor que los padres dan a sus hijos no cambia aunque cambien el Cielo, la Tierra o los períodos históricos. Al convertirse en Padres y amar a sus hijos comprenderán y experimentarán profundamente cómo Dios ha amado a los seres humanos. Al convertirse en padres y amar a sus hijos sentirán y tendrán una idea de cuánto los han amado sus padres. Por esa razón honramos a nuestros padres aún más y cumplimos con las obligaciones de piedad filial con amor. De otro modo, no estarán calificados para ser padres y el amor hacia sus hijos será hipócrita.

Los seres humanos deben sentir y darse cuenta de cuánto Dios los ha amado al convertirse en padres y amar a sus hijos. Además deberán amar a Dios de un modo más sincero. Deben amar a sus padres más que a sus hijos y amar a Dios más que a sus padres. Deben saber que este es el orden y la ley del amor. Los seres humanos nacen a través del amor y luego de su nacimiento crecen durante su infancia recibiendo amor. Pero luego de alcanzar cierta etapa durante su crecimiento, el amor de los Padres no es suficiente, entonces comienzan a expandir su amor horizontalmente hacia los hermanos y hermanas y hacia la familia extendida. En otras palabras, ellos crecen hasta la madurez mientras reciben todos los tipos de amor en el Cielo y la Tierra. Especialmente cuando llegan a la pubertad, pues experimentan sed de amor por el sexo opuesto. El compromiso con este amor los conduce hacia un ambiente propicio para un amor de mayor alcance, a través del cual finalmente encuentran el centro del amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Debido a que el Cielo y la Tierra tienen forma de esfera, ellos comparten el amor horizontal y se voltean para formar un círculo en el primer nivel. Especialmente cuando toman un compañero del sexo opuesto y comparten su amor, tienen hijos como fruto de ese amor y se convierten en Padres. Cuando se aman el uno al otro el amor vertical se realiza siguiendo al amor horizontal. Esto forma el mundo esférico y al mismo tiempo les permite encontrar el centro del amor. El centro del amor que emerge a través del movimiento producido por estas relaciones amorosas es también el núcleo de la existencia del mundo entero de la Creación. La razón por la que la Tierra existe es también para moverse continuamente alrededor de este centro de amor. El centro del amor es donde se reúne esa fuerza infinita que permite el movimiento continuo. El centro que aparece a través de la esfera del amor es también el lugar que Dios habita. Por lo tanto, toda la Creación existente en el mundo nace y existe a través del amor de Dios se mueve en busca del centro del amor de Dios. Dios es el horno del amor. (126-245, 24.4.1983). Sección 7. El curso de la vida humana comprende tres etapas Los seres humanos nacen luego de permanecer en el útero materno; viven en la tierra por un cierto tiempo y mueren. Antes del nacimiento permanecen nueve meses en el útero de la madre, el feto tiene una libertad limitada. Crece al recibir los nutrientes de su madre por medio del cordón umbilical. El abre y cierra sus manos, su boca y agita sus dos pies. Esto es todo lo que puede hacer. No obstante, para él el útero materno es un mundo de libertad, su único mundo. Después de diez meses el feto nace y se integra al mundo. Ese mundo es el mundo terrenal ordinario o la sociedad humana que hoy conocemos. (Familias bendecidas y el reino ideal de los cielos, 1062) ¿Por qué nacen los seres humanos? Nacen por la gracia del amor. Por esta razón tienen su origen en el amor verdadero de los padres y crecen en el útero de la madre que es el seno de la protección y el amor paterno y materno. Después de pasar por el período de inmadurez hasta llegar a la edad de unos veinte años en medio del amor de los Padres, que asimila con alegría todas las dificultades sin queja alguna, ellos deben conocer un compañero y atarse firmemente al amor celestial y vivir por el bienestar del otro. Al seguir este curso de vida, ellos tendrán hijos e hijas y los amarán. Solamente cuando experimenten profundamente cuán grande es el amor de Dios, podrá completarse el verdadero ámbito de influencia del amor de Dios en Su objeto recíproco acompañante del amor. (143-283, 30.2.1986). Los seres humanos nacidos en el mundo viven en el universo el cual puede compararse con su

vida en el útero materno. Para resumir, ellos viven cientos de años de vida en el seno de la Madre universal. Así como el feto desconoce el mundo humano fuera del útero materno, las personas que viven en el mundo terrenal ignoran la realidad del mundo espiritual que se desenvuelve después de la muerte. Los seres humanos sólo podrían intentar adivinar. Sólo tienen ideas imprecisas de que si bien ellos no sabían del mundo exterior mientras estuvieron en el útero materno, el mundo después de la muerte debe existir de igual modo. Entonces, a pesar de que tengan estas impresiones sobre la existencia del mundo después de la muerte, esto no importa porque la muerte realmente existe. Debido a que el mundo después de la muerte existe más allá de nuestros cinco sentidos físicos, deben superar lo incomprensible por medio de la fe religiosa. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062) Los seres humanos pasan por tres edades o etapas. El mundo animal también tiene la era del agua, la era terrestre y la era del aire. Todo debe pasar por esas tres etapas. Para que los seres humanos puedan convertirse en los señores de la Creación y tener la suficiente calificación para gobernar con amor Todas las Cosas, deben pasar también por la era del agua y llevar una vida completa ahí; aun más completa que la de cualquier otra criatura. Luego, deben pasar por la era terrestre y actuar como ser supremo entre todas las criaturas. Después deben pasar a la era del aire. Pero los seres humanos no tienen alas. ¿Cómo pueden volar sin alas? Deben ser capaces de volar aun más alto y más lejos que cualquier ave o insecto. Entonces, ¿qué deben hacer? Esto no puede ocurrir mientras habiten un cuerpo físico. No pueden ir muy lejos no importa cuánto salten. Pero debido a que los seres humanos son los señores de la Creación y Dios es un ser espiritual, si ellos aspiran a tener dominio y permanecer en posición recíproca con Dios, su etapa de operatividad espiritual debe ser igual a la de Dios. La luz viaja a una velocidad de 300 mil kilómetros por segundo. Pero los seres humanos no pueden moverse tan rápido. Eso sólo puede hacerlo el espíritu. (112-201, 12.4.1981) Vivimos en este mundo, pero este mundo no lo es todo y existe un mundo espiritual. Entonces, ¿cuál es el lugar al que debemos ir y vivir? Es el mundo espiritual. El mundo espiritual es el mundo eterno colmado del aire del amor. Por esta razón, la vida humana es un período durante el cual nos preparamos para ingresar al mundo eterno. (140-121, 9.2.1986). Sección 8. La vida terrenal es un campo de entrenamiento para estar en armonía con el mundo espiritual Yo tengo mucha experiencia en lo espiritual. El mundo espiritual es un lugar cubierto con elementos del amor. La Tierra está cubierta de aire, pero el mundo espiritual está envuelto con amor. En la Tierra, las personas inhalan aire y exhalan gas, pero en el mundo espiritual se vive inhalando amor. El mundo espiritual no es un lugar donde se intercambia amor humano secular. El amor que se comparte en el mundo espiritual es verdadero. (145-267, 15.5.1986). Cuando ustedes vayan al mundo espiritual verán que este funciona de la siguiente manera. Aquellos que tienen suficiente amor hacia sus Padres, hermanos y hermanas, esposo, esposa e hijos; aquellos que han experimentado un amor profundo en su vida familiar serán capaces de disfrutar de una gran libertad. Pueden desplazarse en cualquier dirección sin restricciones. De modo inverso, aquellos que no tienen experiencias de amor, que tienen una mente estrecha y en el mundo espiritual permanecen aislados, solos y no disfrutan de libertad en lo absoluto. El amor entre los padres e hijos es una relación vertical, el amor entre el esposo y la esposa es una relación horizontal y el amor entre los hermanos y hermanas es una relación horizontal con círculos y contornos. Estas tres relaciones son diferentes entres sí. Por lo tanto, solamente cuando ustedes experimentan amor profundo a través de estos tres métodos recíprocos de amor

en la Tierra, pueden darse vuelta verticalmente, horizontalmente o en círculos sin restricciones. Por ejemplo, aquellos que no han saboreado el amor de los Padres porque ellos murieron muy pronto son personas particularmente trágicas ya que les hace falta una importante experiencia de amor. De igual modo, quienes no han experimentado la relación conyugal y la vida familiar son personas de una gran pobreza espiritual y carecen de una parte importante de la vida. Asimismo, aquellos que no tienen hermanos ni hermanas ocuparán una posición muy pobre en el mundo espiritual, porque no podrán llevar una vida completa debido a sus deficiencias en todas las áreas afectivas. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). ¿Por qué deben contraer matrimonio? Deben casarse con el fin de experimentar profundamente el amor de los Padres, el amor conyugal y el amor de los hijos. Entonces, ¿por qué son necesarias todas estas experiencias? El mundo espiritual es un mundo colmado del aire de ese amor. Deben saber que necesitan tener una familia para entrenarse a sí mismos para vibrar al ritmo del mundo espiritual. Aquellos que pasan al otro mundo sin ser capaces de sentir esto, no podrán aguantar el ritmo ahí. Será como si no tuvieran nariz para inhalar ese aire lleno de amor. (La familia bendecida y el reino ideal-1062) Lo que es fundamental es el hecho que ustedes nacieron de Dios después de tomar prestado el útero materno. Ustedes encuentran a los Padres Verdaderos a través de los padres espirituales y de los padres físicos. Sus padres físicos son temporales. De este modo, el momento de la muerte es de júbilo, pues es hora de conocer a los Padres Verdaderos. El amor verdadero de los padres está allá. Es llamado el Reino de los Cielos en el Cielo. El elemento que lo compone es el amor, y está lleno con amor de padres. Ese amor no es para mí; es un amor que se ajusta a la ley unilateral del el principio de servicio voluntario y el sacrificio por el prójimo. Al obedecer este principio, deben amar al universo y a la humanidad. La vida terrenal es un campo de entrenamiento por el bien de ese amor. (105-108, 30.9.1979). ¿Cuán importante son sus vidas en la Tierra? Sólo se vive una vez. Es un instante breve, pero sólo ocurre una vez. Al compararla con la vida espiritual, la vida terrenal es tan solo un punto. En este momento, debemos ir más allá de la vida física y prepararnos para el mundo espiritual. (207-99, 1.11.1990). Capítulo CINCO - El amor original de un hombre y una mujer Sección 1. El amor original de un hombre y una mujer Cuando un hombre y una mujer están enamorados, la pregunta es si su amor está de acuerdo a la voluntad de Dios, y con el estándar que Dios ha requerido de los seres humanos. Cuando un hombre y una mujer están enamorados la pregunta es en si su amor esta de acuerdo con el modelo de amor en la mente de Dios. Nosotros llegamos a la conclusión, que si el primer hombre y la primera mujer, hubieran llegado a unirse en amor centrados en Dios, entonces, este se habría convertido en un modelo universal del amor. Dios también tiene que haber deseado tal amor para los seres humanos. El hombre y la mujer, de igual manera, han querido tal amor para ellos. Tal amor verdadero tiene que ser el centro del universo. Este llega a ser un estándar de medición. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 335) El amor de Dios y el amor de la humanidad son lo mismo en esencia. El amor es un esfuerzo de dos para llegar a ser uno. ¿Por qué un hombre y una mujer se desean mutuamente? Esto es debido a que el hombre puede poseer a Dios sólo a través de la mujer, y la mujer puede poseer a Dios sólo a través del hombre. En otras palabras, ellos se desean recíprocamente debido a

que Dios viene y habita en donde un hombre y una mujer son dos que han llegado a ser uno en amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 336) Considerando que la fuente de las características duales es Dios, nosotros deberíamos ser la gente que puede cantar alabanzas por el noble valor de Dios y al mismo cantar alabanzas por el valor dignificado del hombre y la mujer. Cuando una mujer amada por Dios vive en el corazón de un hombre, y el hombre amado por Dios vive en el corazón de una mujer, estos llegan a ser sus objetos recíprocos de amor, y cuando ellos se aman mutuamente, Dios estará deleitado de ver esto y Todas las Cosas también se regocijarán. Cuando el hombre y la mujer se abrazan en un cariño correspondiente, esto llega a ser un punto donde el universo llega a ser uno. El Cielo y la Tierra se gozarán al ver el valor de tal abrazo. Así es como la imagen original se desenvuelve en el ideal de Dios. Originalmente, un hombre debería encontrar a una mujer con quien él pueda ser feliz, y una mujer también debería encontrar un hombre con quien ella también pueda regocijarse. Más que esto, este debería ser un encuentro en el cual Dios pueda gozarse al igual que Todas las Cosas. Entonces, la existencia entera en este mundo será movilizada por esta pareja y querrá ser gobernada por ellos. Las aves cantarán para ellos, las mariposas revolotearán y bailarán con alegría. Dios se regocijará, la gente se alegrará y Todas las Cosas se llenarán de júbilo. Si los seres humanos hubieran comenzado la historia realizando tal posición, el mundo habría sido un mundo ideal y original. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 336). Sección 2. La razón por la que nacen el hombre y la mujer ¿Cual es el propósito original del nacimiento del hombre? No podemos negar que él nació por el bien de la mujer. De igual manera, la mujer no nace por su propio beneficio. Nosotros deberíamos saber que allí se levantará un problema si ella no puede creer que nació por el bien del hombre. Ya que Dios, el gran Señor, Dueño Soberano, del Cielo y de la Tierra, ha establecido esto como un principio de la Creación, nosotros no podemos entrar en el mundo de bondad, verdad, felicidad y paz o el mundo ideal y del amor, a menos que sigamos este principio. Una mujer nace con el fin de encontrar a un hombre, y el hombre nace con el fin de encontrar a una mujer, ¿no es así? Esta es la verdad más elevada. Por lo tanto, nosotros deberíamos encontrar el ámbito de la Bendición de acuerdo con tal principio. Desviarse del ámbito de la verdad más elevada, es la maldad más elevada. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 338) El hombre y la mujer son físicamente opuestos. Mientras que la mujer es unidireccional, los hombres son tri-direccionales y tetra-direccionales. También, las mujeres tienden a permanecer en casa, mientras el hombre va alrededor del mundo. Sus caracteres son completamente opuestos así. ¿A través de qué se convierten en uno estos hombres (sujetos recíprocos) y mujeres (objetos recíprocos)? Ellos son dos que llegan a ser uno a través del amor. ¿Para qué nace un hombre? Esto no es con el propósito de logros académicos, dinero, o poder político. Es para la felicidad de una mujer. Un hombre nació por el bien de una mujer. Los hombres tienen una contextura más grande, no es sólo para mantenerse a sí mismos, sino también para que pueda costear y mantener la subsistencia de sus hijos y de su esposa. Los órganos del hombre y la mujer son diferentes. ¿Para quien son sus órganos? Los órganos sexuales no llegaron a existir para su propio beneficio. El órgano del hombre fue creado por la felicidad de una mujer, así que le pertenece a ella. De igual manera, el órgano de la mujer es por supuesto del hombre. ¿Han pensado alguna vez en eso? (risas) Esto no es algo de que reírse. ¿Cuál es el símbolo del amor de un hombre y una mujer? ¿Dónde está el destino final del amor? Este es el órgano sexual, el cual hace de ellos un cuerpo.

Este se convierte en un canal a través del cual la mente y el cuerpo pueden completamente fusionarse a través del amor. Lo que el hombre tiene no es suyo y lo que la mujer tiene no es de ella. Los hombres tienen lo que le pertenece a la mujer y las mujeres tienen lo que le pertenece al hombre. Ellos no nacieron por su propio beneficio. Ellos deberían conocer claramente que nacieron por el bien de su pareja. ¿Por qué nacen el hombre y la mujer en la Tierra? Ellos nacen con el propósito de amarse mutuamente. Como Dios es el gran rey de la sabiduría, El les intercambió el derecho de propiedad de sus órganos de amor. Solamente porque el órgano esté adherido al hombre, no significa que él sea el dueño. Es igual en el caso de la mujer. Aquellos quienes han actuado descuidadamente sin consideración con este derecho de propiedad, serán juzgados. Si ustedes los hombres saben que serán castigados bajo la más temible ley, ¿se atreverían ustedes en pensar en otras mujeres en lugar de sus esposas? Por el contrarío, ¿pueden ustedes esposas, pensar en otros hombres en lugar de su esposo? (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 340) Sección 3. El hombre y la mujer se necesitan absolutamente el uno al otro El amor es algo que ustedes absolutamente necesitan, ¿no es así? Eso es correcto. El elemento que es absolutamente necesario para el amor es el ser humano, un hombre y una mujer. Un hombre necesita a una mujer y una mujer necesita a un hombre. ¿Qué tanto se necesitan? Ellos se necesitan el uno al otro más que Corea, más que el mundo y aun más que Dios. También, si allí no hubiese mujeres, toda la raza humana desaparecería en un lapso de 100 años. Por lo tanto, no importa qué tanto se jacte un hombre de unificar el mundo, todo se habría perdido en cien años si no hubiesen mujeres. Por lo tanto, la mujer es absolutamente necesaria. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 340) Cuando nosotros decimos “seres humanos,” queremos decir hombre y mujer. Cuando nosotros miramos al hombre, el tiene que estar con una mujer, y cuando miramos a la mujer, ella tiene que estar con un hombre. Un hombre no nace por su propio deseo, y la mujer tampoco nace por su propio deseo. Después de nacer, ellos se encuentran como hombre o mujer. Cuando ustedes nacieron como hombres, ¿nacieron con o sin el conocimiento que existen las mujeres? Si un hombre fuera a nacer y encontrase que allí hay sólo hombres, él se sentiría mal, ¿verdad? Además, si una mujer fuese a nacer y se encontrara que allí hay sólo mujeres, ella también se sentiría mal, ¿verdad? Así, cuando la mujer nace, ¿nace ella con o sin el conocimiento de que hay hombres? A pesar que nace sin saberlo, quien le dio a luz lo sabía. La razón por la que ella nace como mujer es que allí hay un hombre que la necesita. De igual manera, la razón por la que nací como hombre es por que aquí hay una mujer que me necesita. ¿No es eso correcto? Todos nosotros nacemos así, con el conocimiento de Dios. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 340). Lo que el hombre absolutamente necesita es una mujer. Los hombres absolutamente necesitan a Dios, pero antes que esto, él necesita una compañera llamada mujer. La razón por la que la historia humana ha sido miserable, es que los hombres fracasaron en reconocer correctamente la necesidad absoluta por una mujer. Ellos no sabían que las mujeres, también, absolutamente necesitan a los hombres. Experimentar el amor verdadero requiere tener un domino del ideal, y para esto, un hombre necesita una mujer y una mujer necesita un hombre. Ustedes deberían saber que un hombre absoluto y una mujer absoluta que buscan el amor verdadero se unen a través de los esfuerzos de nuestro corazón, y cuando un hombre absoluto y

una mujer absoluta se unen, Dios viene y habita entre ellos. Ya que a Dios no le gusta ver separadas a las parejas unidas en amor verdadero, el amor de un hombre y una mujer absolutos son eternos. Aun cuando Dios es omnisciente y omnipotente, la existencia absoluta de Dios no tiene ningún significado cuando El está solo. Similarmente, no importa cuan bien parecido o saludable pueda ser un hombre, esto no significa nada cuando él está sin una mujer. Un hombre que vive en fascinación con su bien parecido y salud, es una existencia horrible y buena para nada. El problema es que hay muchos hombres en el mundo quienes están viviendo sumergidos en el narcisismo de dicha manera, y esta también es una razón por la que la historia se ha movido en dirección a la tragedia. Ustedes deberían saber que esta ha sido la providencia de Dios para mejorar y cambiar el mundo inmerso en el egocentrismo. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 341) Sección 4. El amor viene de la pareja El amor no es realizado cuando ustedes están solos. ¿De dónde viene el amor? Este no viene de mí sino de mi pareja. Debido a que viene de mi cónyuge yo debo agachar mi cabeza y servirle. Aquí es donde el Principio celestial de vivir por el bien de los demás surge. Cuando algo noble viene a mí, yo tengo que rendirle honores y servirle si lo voy a recibir. Nosotros tenemos que tomar en cuenta esta filosofía de vivir por el bien de los demás. Nosotros tenemos amor, pero el amor no aparece cuando estamos solos. El amor no viene cuando un hombre está solo, sino solamente cuando una mujer cuando su pareja aparece en frente de él. Sólo cuando el cónyuge aparece, brota finalmente el amor. Cuando decimos que el amor de padres y el amor conyugal son buenos, entonces el amor genuino es algo que no es centrado en sí mismo. El amor no es algo que comienza a partir de mí sino a través de mi pareja. Ustedes deberían saber esto. El amor proviene de su pareja y desde su esposa, y desde sus hijos y desde sus hermanos y hermanas. El amor no se inicia de ustedes sino de su pareja. Por lo tanto, ¿quién es el dueño del amor? Su pareja es el dueño del amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 342) ¿De dónde viene el amor? Proviene de su pareja. Si su pareja es mal aspecto y desagradable, el amor se retrae, y si su pareja es bien parecida y adorable, el amor opera mucho más rápido. La manera en que el amor funciona, está determinada de acuerdo a los atributos de su compañero, tal como su hablar, su armonía, su olor, y su sabor. ¿Dónde está la base del amor? La base del amor no soy yo. El sustantivo “amor” es mencionado en términos recíprocos. Sin importar cuan apuesto sea un hombre, si el no tiene pareja, el se encuentra atascado, ya que él no puede experimentar el amor solo. “Yo no soy la base del amor.” “El amor viene de mi.” Estas son palabras que Satanás ha estado usando hasta ahora. La base del amor no soy yo. Ustedes piensan que la base del amor son ustedes, pero allí no habrá progreso en la historia futura a menos que tal mentalidad sea totalmente desmantelada y transformada. Hasta ahora, la esposa se ha tenido a sí misma como el centro, y el esposo se ha tenido a sí mismo como el centro, los dos pidiendo ser servidos, y es por eso que han terminado destruidos. Ya que la base del amor no yace en mí sino en mi pareja, si yo voy a poseer tal amor, tengo que sacrificarme por ese amor. El amor absolutamente demanda sacrificio. Además, el amor requiere de paciencia. Desde este punto de vista, hoy no existe lugar en el cosmos (universo físico y espiritual), sino en la Tierra donde podemos vencer a Satanás. Dios se esta aferrado fuertemente del amor ya que este puede ser encontrado sólo en concordancia con el principio del amor centrado en Dios. La palabra jabi (compasión) no está

expresada en un mundo sin amor. La palabra in (benevolencia) no emerge sola, tampoco. Las palabras jabi e in siempre son mencionadas en términos de reciprocidad. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 343) Sección 5. Cuando los hombres y las mujeres hacen la armonía del amor El hombre simboliza el Cielo y la mujer la Tierra. Los dos tienen que unirse y lograr la armonía. El hombre y la mujer son diferentes. La musculatura de los hombres es fuerte y robusta, mientras que la musculatura de las mujeres es suave y delicada. Los hombres tienen barba y las mujeres no. La voz también difiere. Cuando los hombres y las mujeres son comparados, sus facciones contrastantes encajan muy bien. Allí se despliega la armonía. Cuando miramos a la estructura física de los seres humanos, su lado izquierdo y derecho forman un par correlativo. Estas dos mitades están juntas y pegadas firmemente. Damas y caballeros, ¿a ustedes les gusta algo que sea solamente alto o algo que sea solo bajo? A ustedes les gustaría algo que forme armonía. Usando el horizonte como referencia, los peces viven por abajo y los mamíferos, aves y otros viven por arriba. La mujer menstrua una vez al mes. Esto es como las mareas que cambian con relación a la luna. Es como la respiración. Un hombre y una mujer forman armonía y crean una línea equilibrada. La razón por la que a la gente le gusta Disneylandia, la cual tiene todo tipo de atracciones que suben y bajan, es que el universo es así. ¿Qué creen que se sentirá más agradable, un hombre armonizando con otro hombre, o una hombre armonizando con otra mujer? Un hombre y una mujer armonizando mutuamente serán mejor. Esto es debido a que el universo es así. Nosotros deberíamos estar en sincronización con el universo, el cual crea armonía a través del equilibrio del yin y yang. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 344). Cuando sexos opuestos forman armonía, ellos inician un movimiento circular. Cuando sexos opuestos llegan a ser un solo cuerpo a través del amor, y produce frutos de amor, Dios desciende y ellos se elevan, encontrándose en el centro. Dios llega a ser el centro de esta esfera, y un movimiento esférico comienza. El centro de la esfera es el lugar donde la armonía del amor es realizada, un lugar donde la vida se mueve y emerge, y un punto de partida de la igualdad humana y la filosofía de la comunidad universal. Esto es debido a que el poder del amor esta allí. Por lo tanto, la fuerza que abraza a todas las interacciones del universo es el amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 345) Para los seres humanos, el amor es algo eterno; este es uno y no dos. Cuando un hombre y una mujer están unidos a través del amor, ellos viven juntos por cientos de años hasta que envejezcan en la Tierra y luego juntos eternamente después de la muerte. Ellos son dos cuerpos que llegan a ser uno, uniéndose y girando. Cuando los dos cuerpos se hacen uno, ellos se tornan como Dios lo hace y forman un fundamento de cuatro posiciones de amor, y nada excepto esto, es el mundo ideal del amor. El amor falso no puede invadir esto, y sólo el amor verdadero habita allí. Cuando un hombre y una mujer llegan a ser bendecidos por Dios y alcanzan la perfección, Dios viene libremente hacia ellos. Cuando ellos forman un fundamento de cuatro posiciones de amor, llegarán a amar la mente del otro a través de sus cuerpos, y cuando ellos amen la mente del otro, el cuerpo seguirá. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 346) Sección 6. Los seres humanos originales están intoxicados con el amor verdadero ¿Qué es lo más sagrado en este mundo? Lo más sagrado en este mundo es el amor verdadero.

El amor verdadero comienza con Dios. Si Dios existe, no hay otro camino más que este. Lo que Dios realmente desea es el camino del amor verdadero, y sin ir a través de este, no podemos ir ante Dios. Nosotros deberíamos conocer esto. Dios quiere ver, oír, comer, y tocar a través del amor. En el caso de los seres humanos, si ellos reciben un beso de amor de Dios, ellos sentirán alegría que les hace sentir como si fueran a explotar desde su interior. Allí es donde Dios desea estar; El no se regocija sólo por tener un diamante u otro tipo de joya. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 381) Cuando nosotros miramos a los seres humanos, el cuerpo humano tiene cinco sentidos. Todo ser humano siente y confirma el amor verdadero a través de la estimulación de los cinco sentidos. Si los ojos son dirigidos al amor verdadero, ellos serán coloreados e intoxicados con amor verdadero. ¡Qué hermoso brillan los colores de los ojos intoxicados con amor verdadero! Piensen en cuán encantadores serán los labios sonrientes de una persona inmersa en amor verdadero. Traten de imaginar cuan hermoso será el panorama de los cinco sentidos del ser humano moviéndose extasiados con el amor verdadero, y la armonía de los cinco sentidos moviéndose en dirección a Dios. Dios solo no puede experimentar el gozo de tal belleza. Uno llega a experimentar tal belleza cuando tiene una pareja, y esta también es la razón por la cual Dios creó a los seres humanos. Si existiera un hombre buen mozo y una mujer hermosa, quienes quieren tocarse esos ojos intoxicados con amor verdadero, besarse en tales labios, y jugar con la melodía de tal corazón, ¿como se sentiría Dios? Si hay una Eva de amor verdadero, El tendría el deseo de viajar por el mundo de su corazón. Dios tendría un deseo impulsivo de explorar cuán amplio y cuán profundo es el mundo del corazón de Eva, el ámbito de su corazón. Dios habría querido viajar en el mundo del corazón de Adán y Eva, el cual tiene algo más hermoso que el creado Cielo y Tierra. Es seguro que con una persona de amor verdadero, Dios querría viajar en su mundo del corazón más que por el universo, y El pensaría que eternamente no quiere dejar el mundo emotivo y de corazón de Adán y Eva de amor verdadero. Si después que Dios creó los seres humanos, El se hubiese postrado dentro del amor verdadero experimentado por los humanos, y hubiese llegado a ser como un niño extraviado en el amor, ¿cómo habría llegado a ser el mundo? Dado que Dios hubiera habitado en el corazón de ellos, el mundo creado a través de Dios y los seres humanos unificados, tiene que ser un mundo lleno de alegría y belleza. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 382) Si el amor verdadero hubiese sido perfeccionado, el Dios de la sensibilidad no se arrepentiría si fuera a enamorarse totalmente en tal amor verdadero. Dios es una persona tal, que será feliz sin barreras, sin importar lo que pase, si esto esta dentro el amor verdadero. Si la humanidad se hallara en el mundo del amor verdadero, viviría una vida feliz sin arrepentimiento en toda su vida. Además, allí no habrían historias de guerras en el mundo y el mundo sería libre de quejas e infortunios. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 383) Sección 7. El amor es realizado en un escenario completamente natural Esta es una historia de algo que paso cuando yo era pequeño. Un día, yo atrapé un par de aves y trate de hacer que ellas se besaran el pico. Para ver como se besaban, los puse en una jaula, los alimente y les observe. Yo lo hice con el deseo espontáneo e inocente de un niño para verlos amarse mutuamente y cantar de felicidad. Esto fue algo como un experimento curioso, para claramente entender el principio de la naturaleza. Yo continué haciendo este tipo de cosas, que ahora pienso fueron un poco traviesas. Fue solo después de un tiempo cuando me di cuenta que el amor es realizado en un ambiente

natural. Eso que es realizado naturalmente, en una atmósfera natural, en su más alta expresión, es amor sincero. Esto me llevó un largo período de experimentos para alcanzar un entendimiento correcto del amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 353). Si alguien ha perdido el valor del amor, ¿qué diferencia habría sólo por recibir educación universitaria? El solamente acumularía conocimientos, llegaría a ser individualista y vendría a adorar el materialismo. Así como la sopa de fríjol soya que preparan en Corea, sabe bien sólo cuando es servida en un plato grueso coreano, la formación del carácter de bondad universal puede alcanzar su propósito sólo cuando esté basado en el amor verdadero. La flor de la civilización del mundo debe abrir sobre la base que tenga armonía artística. Esto es como las costillas asadas, que deberían ser servidas en un plato, y la sopa de pasta de soya coreana que debe servirse en un plato grueso coreano, para producir sus apropiados sabores. Una vez que se acostumbren al raspante, intenso y relajante sabor de la sopa de soya coreana, no serán capaces de olvidarla donde quiera que vayan. De la misma manera, una vez que la gente se haya acostumbrado al raspante, intenso y relajante sabor del amor, ellos no cambiarán. Así como ustedes se cansan fácilmente de la comida instantánea, que por lo general es dulce, si ustedes pueden obtener el amor fácilmente en cualquier lugar como la comida rápida, no serían capaces de llamar a esto amor verdadero. Estos días hay gente en todos lados quienes les gustan comer comida instantánea, y esto es un problema. El amor no llega a ser más profundo debido a que ustedes se bañan en una tina de fragancias. Yo diría que el amor de una pareja viviendo en las afueras de la ciudad quienes se bañan con agua fría antes de irse a la cama, es más pura, más duradera y aun más profunda. Si una pareja se cepilla los dientes con el fin de besar, este no es amor natural; el olor de la pasta de dientes les impide paladear el sabor único que cada uno de ellos posee. Cuando yo miro a la gente que se cepilla los dientes antes de besar, yo no se si están tratando de saborear el amor o relamerse la pasta de dientes. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 354). Cuando se encuentran con alguien que les gusta y aman, ustedes quieren abrazarle y amarle y besarle, y este es un instinto natural entre sexos opuestos. Yo estoy encontrando a mi pareja con el fin de amar el entorno con los que estoy en contacto, el universo. Es un comportamiento natural del ser humano, encontrar y crear un compañero. Cuando con todos los seres humanos, un hombre se relaciona con una mujer y una mujer se relaciona con un hombre, en una relación ideal de pareja, no habrán actos o incidentes que violen el orden del amor. El orden verdadero del amor emerge sólo cuando un hombre y una mujer se encuentran en la base ideal de la relación de pareja. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 355). Capítulo SEIS - El desarrollo en la juventud y el matrimonio verdadero Sección 1. Significado del matrimonio Puede decirse que el matrimonio es una ceremonia que les permite abrir la puerta del palacio de la felicidad y entrar en él. Por lo tanto, es un evento maravilloso para la humanidad. El amor trasciende el tiempo y el espacio y es lo más grandioso para la humanidad. El matrimonio es una ceremonia que revela y confirma este amor grandioso. (La familia bendecida y el reino ideal, 356). ¿Por qué nos referimos a la ceremonia matrimonial diciendo “reciban la Bendición?” De acuerdo con el Principio Divino, si Adán y Eva no hubiesen caído y hubiesen alcanzado la perfección,

ellos habrían permanecido en la posición para recibir la Bendición. En otras palabras, si Dios se convierte en el Sujeto recíproco acompañante (contraparte, socio, pareja), Adán y Eva se convierten en sus objetos recíprocos acompañantes substanciales. Sabemos que la Bendición se realiza mientras perfeccionamos nuestro carácter individual y contraemos matrimonio sobre la base que puede conectarse a Dios como Sujeto recíproco del amor con el amor del objeto recíproco acompañante. Después de todo, la perfección se refiere al matrimonio y el matrimonio se refiere a la aparición del amor de Dios. Si no existiera el matrimonio, entonces lo que llamamos amor no se hubiera iniciado en el mundo humano. ¿Quién es el soberano verdadero de ese amor? Debemos saber que el líder y dueño no es un ser humano sino Dios. Cuando el amor de Dios aparece entre nosotros, se transforma en orgullo y gozo de Dios y lo sentimos como el amor de Dios. El amor no puede realizarse solo, sólo puede realizarse a través de una relación recíproca. Por lo tanto, un hombre no puede alcanzar el amor por sí solo. Lo mismo puede decirse de una mujer. Cuando Adán y Eva finalmente se unen por amor, pueden recibir el amor de Dios. Desde este punto de vista, podemos comprender por qué los seres humanos provenimos de Dios. (7640, 26.1.1975). Ya que todos los principios del Cielo y la Tierra se basan en la relación entre un sujeto y un objeto recíprocos acompañantes (contraparte, socios, pares), el matrimonio entre un hombre y una mujer es también un principio del Cielo y la Tierra. Si el hombre está al lado derecho, la mujer está al lado izquierdo, es por el bien de la relación horizontal en el universo y por el bien de la relación vertical con Dios, porque si el hombre está en la posición de sujeto recíproco acompañante, entonces la mujer estará en la posición de objeto recíproco acompañante. Por consiguiente, el matrimonio no es para el hombre solo ni para la mujer sola. Por eso, el hombre y la mujer tienen diferentes formas complementarias. Ellos nacen de tal modo que se ajustan a la Ley Celestial. (101-38, 28.10.1978). Lo que se conoce como matrimonio significa que ambos deben dar y recibir en una posición recíproca, desde la cual puedan consolarse el uno al otro en tiempos de soledad, alegrarse juntos en tiempos felices y apoyarse mutuamente en tiempos difíciles. Están tan unidos que pueden vivir sobre la base del amor de Dios y dirigirse hacia Dios. Así es la vida matrimonial. Fue con el propósito de llevar a cabo el amor de Dios horizontalmente, en el estándar del plano físico que Dios creó al hombre y a la mujer en la Tierra, y no en el Cielo. Dicho de otro modo, cuando el sujeto recíproco acompañante y el objeto recíproco acompañante forman una relación de dos que se vuelven uno horizontalmente, entonces Dios, el gran Sujeto recíproco acompañante, puede formar una relación vertical con el amor de los dos. Esto es sumamente importante. (La familia bendecida y el reino ideal, 355). Sección 2. ¿Por qué nos casamos? Un hombre nace con el fin de encontrar a una mujer y una mujer nace con el fin de encontrar a un hombre. Un hombre y una mujer nacen para volverse uno y entrar en contacto con el amor de Dios en un nivel más elevado. No pueden entrar en contacto con este amor por sí solos y, aunque intentaran hacerlo, sería de un modo parcial, de un solo lado. No pueden entrar en contacto con el amor tridimensional y esférico. Esta es la razón por la que un hombre y una mujer contraen nupcias; es como escalar a un nivel superior, una esfera de influencia tridimensional del amor. En el mundo original, cuanto más unidos estén un hombre y una mujer, mayor será el centro donde opera la fuerza que forma una esfera de amor. Mientras mayor sea la conexión horizontal, mayor será la conexión con la fuente de la fuerza del amor vertical. Aquí es cuando la mente y el

cuerpo se vuelven uno. (109-273, 2.11.1980). ¿Por qué nos casamos? Porque el matrimonio nos ayuda a llegar al Reino de los Cielos. Nos casamos porque no podemos ingresar al Reino de los Cielos sin contraer matrimonio. Entonces debemos casarnos para estar lo suficientemente calificados para ir al Reino de los Cielos. ¿Cuál es el requerimiento para entrar al Reino de los Cielos? Asemejarse a Dios. ¿Qué debemos hacer para asemejarnos a Dios? Tenemos que ser practicantes de la Palabra de Dios. Podemos ingresar si logramos hacer del amor de Dios, nuestro amor, y de la Palabra de Dios nuestra palabra. Por eso le digo al mundo en nombre de Dios: “¡hombre y mujeres, tienen que ir al Reino de los Cielos!” Lograremos entrar si podemos decir: “Para poder ir al Reino de los Cielos, amaré a la humanidad como a Dios y los llevaré conmigo.” Entonces, se puede concluir con certeza y seguridad que somos personas del lado celestial y candidatos para entrar al Reino de los Cielos. El día que lo logremos, habremos reunido las cualidades necesarias para el matrimonio. ¿Por qué nos casamos? Para poder ir al Reino de los Cielos y por el beneficio de la humanidad. Los hombres deben entender que la mujer ante ellos es hija de Dios y de la humanidad. Si pueden amarla como a la hija amada de la humanidad y de Dios, estarán en condiciones idóneas para ser su esposo; pero de otro modo no lo estarían. Las mujeres son lo opuesto. No piensen, “este es muy hombre.” Antes de decir que él es su hombre, imagínenlo como hijo de Dios y como el hombre que representa la masculinidad de la humanidad. Lograrán entrar al Reino si son mujeres que pueden amar a ese hombre más de lo que Dios y la humanidad lo aman. Entonces, al momento del matrimonio, deben pensar en el hombre como el pie derecho y en la mujer como el pie izquierdo, así darán cada paso a través de la familia para vivir por el bienestar de la Humanidad y por Dios. (88-316, 3.10.1976). El propósito del matrimonio es unir los corazones del hombre y la mujer para perfeccionar el amor entre un hombre y una mujer. De esta forma, el matrimonio es una declaración de la intención evidente de perfeccionarse. Si ustedes ya han alcanzado la perfección del amor y del corazón por medio de la vida matrimonial, podemos afirmar que han hecho realidad el ideal de la familia. Entonces, seguro irán al Reino de los Cielos si han cumplido con ello al momento de la muerte. (La familia bendecida y el reino ideal, 358). Sección 3. La visión verdadera del matrimonio En el origen de la humanidad, el ideal de la perfección consistía en la formación de una familia basada en el amor de Dios, a través de Adán y Eva, de cuerpo y alma completamente unidos, con total madurez vertical, una novia y un novio capaces de construir el ambiente propicio para ser objetos recíprocos acompañantes de Dios, estimular el Gozo de Dios y recibir Su Bendición matrimonial. Este ámbito propicio para la perfección se hubiera realizado de no haber sido por la Caída del Jardín del Edén Si Adán y Eva hubieran aparecido en ese ámbito de la perfección, ¿qué tipo de lugar hubiera sido? Hubiera sido un lugar de bendiciones. La más valiosa de todas las bendiciones de Dios es el amor. Lo siguiente sería heredar la autoridad de Dios sobre la Creación. Así como Dios creó a Adán y a Eva a través del amor, los hijos reciben la autoridad sobre la Creación. ¿Por qué aman a sus hijos? Porque horizontalmente y en el ámbito físico ustedes han recibido de Dios la grandiosa labor de la Creación, además desean sentir la misma felicidad que sintió Dios luego de crear a Adán y a Eva. Debido a que Dios tiene el dominio sobre Todas las Cosas en el Cielo y en la Tierra, El nos otorgó la capacidad de dominar con amor, para que pudiéramos gobernar Todas las Cosas a pesar de nuestra posición horizontal.

El mundo en el que podemos estar en una posición de mantener el orden y a la vez estar sujetos a esa autoridad es el ideal del Reino de los Cielos. Por lo tanto, al momento del matrimonio, heredamos el amor de Dios y recibimos la autoridad de la re-creación y el dominio de amor mientras permanecemos en el ámbito de la perfección. Entonces lo que se conoce como matrimonio se refiere a la aparición del amor y la dotación de la autoridad sobre la Creación y el dominio del amor. (76-45, 26.1.1975). Nuestra visión del matrimonio habla sobre el colchón del universo... ¿Conocen el almohadón del universo? ¿Cuál es la mejor seda para cubrir el colchón del universo? ¿Es un tejido o brocado de oro? Imagínense que extendieran un colchón de brocados del tamaño del universo y hacen el amor en él, en vez de pensar que pasarían sus días de recién casados en un simple colchón de brocados. Este es un momento para determinar las posesiones de sus vidas con respecto al amor. Ustedes pueden decir: “¡Ah!, la posesión del amor proviene de mi generación y la posesión del ser llamado mujer es determinada.” ¿Quién es la mujer? Ella es la mitad del universo y si ustedes la atrapan, el Universo colgará de sus colas. Reflexionen sobre esto. Por otra parte, ¿por qué debe casarse una mujer? Ella se casa con el fin de vincularse a un hombre de tal modo que las dos mitades (cada una de 180 grados del universo) puedan unirse y crear un ambiente operativo propicio comparable al valor del Universo. Para reflexionar sobre esto, la filosofía de la Iglesia de la Unificación es espléndida. (La familia bendecida y el reino ideal, 361). Deben tener la creencia que ustedes se casan por el bienestar de su pareja y no por el beneficio propio. Es un error pensar que conseguirán sólo personas bellas y talentosas para el matrimonio. Una vez que los seres humanos han entendido el principio de la existencia por y para el beneficio de los demás, deben aceptar la idea de que también se casarán por el bienestar de su pareja. La visión estándar del matrimonio establece que deben tener la convicción de que no importa cuán insípido sea su compañera, la amarán más que a una reina de belleza. (La familia bendecida y el reino ideal, 361). A menos que asuman la idea de que deben amar a su pareja como a Dios y como a la humanidad, y más que a nadie en el mundo, no podrán ser restituidos en el Reino de los Cielos. Si ustedes como hombres no saben cómo amar a una mujer, no podrán amar a Dios ni a la humanidad. (97-319, 1.4.1978). Ustedes contraen matrimonio por el bien de la humanidad, por el beneficio común de la humanidad. Es algo que representa al mundo. El hombre es un hombre que representa al mundo y la mujer es una mujer que representa el mundo. (75-278, 12.1.1975). Sección 4. ¿Qué tipo de época es la pre-adultez? Damas y caballeros, en la pre-adultez uno se siente como si fuera el príncipe del Cielo y la Tierra. Es un momento en el que pensamos poniendo todo de cabeza y nos centramos en nosotros mismos. Debido a que la pre-adultez es un período de rebeldía, la persona puede desviarse del camino si no es reconocido. Por eso es que el problema de la juventud actual se ha convertido en un asunto global. Durante la pre-adultez, aquello que no los tiene como centro no les interesa. Sin embargo, si algo tiene relación con ustedes, se sienten emocionados con ello, sin importar lo insignificante que sea. Cuando ustedes ven a las muchachas cercanas a los veinte años, ellas ríen sin motivo. Se ríen al ven caer una ciruela madura de un ciruelo sin hojas de otoño.

Existe una conexión misteriosa. Todo está relacionado con ellos que despierta las más elevadas emociones. De ahí que la pre-adultez es un punto de cambios en el que pueden entrar en contacto con todo. ¿Por qué es así? Porque se basa en la naturaleza de la Creación original de Dios que procura unir completamente a hombre y la mujer por medio del amor de Dios. (33-332, 23.8.1970). No importa cuán hermosa sea una dama, ella vive su pre-adultez sólo una vez. En ese momento ella es la mejor de todas las flores y es la época más preciosa de su vida. No obstante, hay mujeres que dicen, “voy a vivir sola”. Esas no son mujeres. Además, entre los hombres ¿existen algunos que a pesar de tener buen cuerpo dicen que vivirán solos en la cúspide de la juventud? En la pre-adultez, con toda certeza los jóvenes irán en busca de su pareja. Con esa actitud ¿a quién imitan? Esto sucede porque se asemejan a Dios. ¿Podría una persona ser así si Dios no fuera así? Dios es así. Es lo mismo para hombres y mujeres, en el corazón de su juventud, que es el momento más hermoso de sus vidas, ellos salen en busca de su pareja. (32-248, 19.7.1970). La época más florida del período de la juventud, cuando los botones están en pleno florecimiento es la madurez. Estos son los siete años entre los 18 y los 24 años de edad. Estos siete años son un período en el que la bella flor del amor abre y no hay dos momentos iguales en la vida de una persona. ¿Cuán valioso es este hermoso período que aparece una sola vez en sus vidas? Damas y caballeros, ¿ustedes conocen una peonía verdad? El capullo tiene una flor amarilla que se ve distinta a las otras ¿no es así? ¿Cuántas capas creen que tiene? Está bien envuelta con pétalos. ¿Pueden deshacerla? Está fuertemente envuelta para que no se dañe fácilmente. Lo mismo sucede con los hombres y las mujeres. ¿Cuándo florecerá su amor carmesí, el capullo de amor que es todavía es como una flor amarilla? Esa etapa ocurre cuando la belleza se revela así misma en armonía con el Cielo y la Tierra. Para los seres humanos, es la época en la que florecen en un nivel superior. Es el período en el que se convierten una obra espléndida de Dios y brillan como el clímax central. La época más bella y florida del crecimiento es la juventud. Sus apariencias en la juventud son como el más hermoso capullo de una flor. Si existe alguien que puede amar al máximo, será invitado a la morada de Dios. Un hombre y una mujer que practican este tipo de amor pueden recibir la Bendición de Dios y serán invitados a la morada de Dios. Si han comprendido esto, ustedes, como hombres y mujeres deben iniciar esa preparación. (26-151, 25.10.1969). Sección 5. ¿Cuál es la razón de los cambios físicos de la pubertad? Durante la infancia, ustedes tienen un sueño impreciso del futuro y sólo quieren crecer saludables, pero cuando llegan a la pubertad y se producen los cambios físicos, el interés en el sexo opuesto aumenta y sus ojos empiezan a brillar con curiosidad. Este es el tiempo en que usan ropa a la moda, muestran su estilo, se preocupan por su belleza y por arreglarse la cara. Cuando miran los labios de alguien, pueden darse cuenta si está en la pubertad o no. En el caso de las mujeres, tienen su primera menstruación y experimentan muchos cambios físicos. Su trasero crece, sus senos crecen, sus labios se vuelven rojizos y de vez en cuando pestañean misteriosamente. ¿Por qué y de dónde vienen estos cambios en las mujeres? Estos cambios suceden con el fin de caminar en círculos por el camino que venían en línea recta. Son cambios para iniciar un movimiento circular. No hay armonía en un camino derecho. Si se mueven dos veces hacia adelante y hacia atrás en un camino recto, todo se agota y nada queda. Si se desplazan de arriba hacia abajo en una línea recta sólo van a destruir el ambiente y no surgirá armonía en él. Por el bien de la armonía y la preservación del ambiente, necesitamos movernos en círculos.

Entonces, todo el mundo debe moverse en círculos. Pero no pueden moverse solos, deben girar alrededor de su pareja como el centro. Pueden darse vuelta sólo cuando se topan con su pareja. Si se topan con su compañero o compañera ocurre una reacción automática y un movimiento giratorio se inicia. Por lo tanto, los cambios físicos en las mujeres surgen con el fin de encontrar a un compañero y girar. Cuando ocurre una colisión, ésta genera la fuerza para moverse en círculos. Yo diría que una mujer usa cosméticos y se pone más bella no para ella misma, sino para agradar a otro. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). Cuando ustedes ven a una mujer muy bien arreglada, observarán que sus ojos atentos a un hombre brillan de manera especial. Dirían que es un resultado normal, pues ella se arregla y se pule con el fin de encontrar a un compañero. Ella se busca ansiosamente encontrar un buen hombre, un hombre ideal. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). Cuando un hombre joven y una mujer joven en la madurez como ustedes, se conocen y conversan, sus corazones saltan ¿verdad? ¿Saltan o no? Si, digo que saltan, ¿dicen ustedes que saltan? “Saltan.” ¿Lo ven? ¿Se entusiasman verdad? Al entusiasmarse, algunos cambios ocurren en el ritmo del latido de su corazón. Entonces, si la mente no está centrada en Dios y coloca en el lado opuesto, se vuelve malvada. ¿En quién está centradas sus mentes? En Dios. El amor es aquello que les permite subir al lugar donde el cuerpo y el alma se vuelven uno centrados en Dios. ¿Comprenden esto? Los seres humanos deben tener un ideal y una esperanza centrada en el amor porque deberán vivir toda su vida en esta posición. Además, aquello que puede brillar en el lugar final es el amor. (26-158, 25.10.1969). Sección 6. El primer amor en la juventud madura En la juventud, sus almas y cuerpos reciben un impulso de buscar amor... Ustedes van por cuenta propia sin escuchar a sus padres. Los ojos de su mente y los ojos de su cuerpo se mueven juntos. Además, si tienen una nariz enamorada, pueden llegar a disfrutar olores que antes no les gustaba. Si tienen una boca enamorada, pueden llegar a disfrutar un sabor que antes les disgustaba. Desearán escuchar historias de amor y permanecer despiertos toda la noche. Con respecto a su pareja, cuanto más le acarician, mayor es el deseo de acariciarles. Entonces, cuando ustedes llegan a la madurez de la juventud y se dejan envolver por los sentimientos del amor, sus ojos se vuelven extraños y tratan de ver todo a través de una luz favorable. Cuando sus cuerpos y almas se fusionan en uno solo ser, y se dispara el cañón del amor, el proyectil de amor se dirige al corazón de su pareja. Aquellos que desean tal amor de un hombre y tal amor de una mujer levanten sus manos. No hay nada que el amor no pueda digerir. Puede saborear todo lo que comen y digerirlo todo. Si alguien tiene amor sincero, aunque sea es un hombre feo, él se verá atractivo. El amor es algo maravilloso. Por eso no importa si ustedes son hombres o mujeres, brillantes y atractivos, o por el contrario están apagados y se sienten poco atractivos, jamás olvidarán el primer amor que experimentaron en la juventud madura. (La familia bendecida y el reino ideal, 373). Si una mujer, que ama a un hombre como un asunto de vida o muerte, es obligada por sus padres a casarse con otro, ¿creen ustedes que será feliz o desdichada por el resto de su vida? Ante sus ojos, el hombre que representa su primer amor se ve tan adorable como una flor, aunque tenga la nariz torcida y los ojos feos. Aun si el hombre escogido por los padres fuera digno de ser admirado por su buena apariencia, educación etc., y el hombre que ella solía amar, susurrando en el corazón del pasado, fuera

aburrido y feo, ella todavía preferirá a su primer amor. El primer amor lo ocupa todo. ¿Quién es el sujeto recíproco acompañante del amor? Es Dios. Debido a que el gran Sujeto recíproco acompañante del amor es Dios, no hay nadie que deban amar más que Dios. En el origen, se suponía que su primer amor debía ser Dios. Pero la Caída echó a perder eso. ¿A quién amó Eva? Al arcángel. Se suponía que ella amaría con gozo, pero amó con el ceño fruncido y en medio del llanto. (La familia bendecida y el reino ideal, 361). Damas y caballeros. Creen ustedes que al momento de la Caída Eva exclamó: ¡Grandioso, he comido la fruta, está deliciosa! ¿Cómo creen que se sintió Eva cuando fue seducida por el arcángel? Ella cedió a la seducción del arcángel con la conciencia atormentada y aborreciéndolo. Ella debió haber amado como una flor que disfruta la primavera, con todas sus células llenas de alegría, pero ella amó con el entrecejo fruncido, mientras sus células y su corazón se encogían. Si Eva no hubiera caído, ¿quién hubiera sido su primer amor? Ella hubiera experimentado su primer amor con Dios. El primer amor que se suponía Adán y Eva experimentarían con Dios contenía todas las formas del primer amor: el amor de los Padres como primer amor, el amor conyugal como primer amor y el amor de los hijos como primer amor. Todos estos tipos de amor tienen sus raíces firmes en Dios. No son tipos de amor que deben atravesar distintas etapas, como la restauración personal y la restauración familiar a lo largo de un prolongado intervalo histórico, como en su caso. Son tipos de amor que se entrelazan todos al mismo tiempo. Es un tipo de amor en el que el amor de padres, el amor conyugal y el amor de los hijos se vinculan al mismo tiempo. (La familia bendecida y el reino ideal, 373). Sección 7. El mejor momento para el matrimonio, ¿cuándo está el amor conectado? El omnisciente y omnipotente Dios creó para los seres humanos un momento en el que pueden florecer con brillo, y esa es la época de la juventud. Dios los creó de modo que puedan cultivar su felicidad con amor durante la juventud. Así, para el mundo humano existente que persigue el mismo ideal, Dios preparó la bendición llamada matrimonio como una puerta a través de la cual un hombre y una mujer pueden ser felices durante su glamorosa época de adultos jóvenes. Toda la existencia en este mundo no tendría ningún valor a menos que encuentre el ideal de la reciprocidad. De este modo, para los seres humanos, recibir la Bendición de matrimonio, casarse después de la madurez, es una providencia absolutamente natural. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). ¿Cuándo se conecta el amor? ¿Cuándo comienza la fuerza del amor a acercarlos? Los hombres y las mujeres experimentan un estado de pausa después de la pubertad y todos sus órganos van alcanzando un cien por ciento de perfección. Todo llega a un estado de saturación. El movimiento, sin lugar a dudas, traspasa el punto de saturación. Luego de ello, o se detiene o gira aun más. Se detiene después de llegar al estado de saturación. La etapa anterior a la saturación es la pubertad. La pubertad es una época en la que todos sus órganos están vibrantes en el proceso de crecimiento de su cuerpo. Como si se tratara de un globo que pasar de estar desinflado y sin aire a inflarse a punto de explotar. Un poco más de aire lo haría explotar. ¿Qué es esta explosión? Qué maravilloso sería si esta explosión fuera disparada por la perfección del amor. Asimismo, cuando la gente tiene cerca de 18 años, son como una liga elástica. Pueden adoptar la posición justo antes de la explosión y desde ahí pueden perfectamente desplazarse hacia la eternidad. (110-80, 9.11.1980). El momento en el que el espíritu y el cuerpo se unen completamente es el instante en el amor

original surge en nosotros. Aun en el caso de la gente del mundo caído, la madurez se refiere al momento en el que las células del cuerpo y el espíritu se unen y pueden permanecer en una línea balanceada. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). Las células del espíritu y el cuerpo en la madurez abren todas las puertas y dan la bienvenida a las cosas con alegría. Durante la madurez juvenil centrada en Dios, cuando observan el mundo humano, solamente sienten júbilo y felicidad. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). Si se lanzan apresuradamente a experimentar el amor porque creen les hace sentir felices y los sentimientos de intoxicación del amor son intrigantes, será un gran problema. La puerta del amor se abre sólo cuando llega el momento y deben esperar a que esa puerta se abra antes de traspasarla. Deben abrirla con orgullo luego de convertirse en dueños del amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). ¿Cuál creen que es la mejor edad para el matrimonio? Yo diría que el mejor momento para el matrimonio es cuando la mente y el cuerpo son más fuertes y vibrantes. Después de la juventud, la fuerza empieza a disminuir entonces será más difícil encontrar una pareja a pesar de tener un corazón puro de amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 366). Entonces, ¿dónde está el lugar de la gente perfecta, del hombre perfecto y de la mujer perfecta? Es un lugar donde pueden recibir el amor de Dios centrado en la voluntad pública del Cielo y recibir a Dios como el Sujeto recíproco acompañante, luego de unir completamente la mente y el cuerpo. Cuando llegan a tal nivel, adoptarán la posición de Adán y Eva perfeccionados. Cuando tales personas forman una familia y hacen un nuevo comienzo, éste es un inicio histórico. Este es el primer inicio histórico del curso de la vida. (26-160, 25.10.1969). Sección 8. El amor de la mente y el cuerpo unidos Damas y caballeros, ¿conocen el sistema de los tres puntos? El lugar en que los tres puntos pueden ser uno es donde Dios, Adán y Eva pueden unirse. El lugar donde Dios puede unirse con Adán y Eva es el lugar donde sus cuerpos y almas constituyen uno solo ser. (26-158, 25.10.1969). El hombre tiene una mente y un cuerpo que están en la relación de sujeto-objeto recíprocos acompañantes, y su mente y cuerpo generan la fuerza de la existencia al mantener las interacciones verticales y horizontales. Aunque alguien sea un humilde campesino, que trabaja en una finca en el campo, si la pasión del amor se desata y empieza arder su mente y su cuerpo, sus cinco sentidos corporales y espirituales se fundirán completamente y él disfrutará una alegría indescriptible. De esta forma, si tienen un lugar de morada donde Dios pueda habitar en ustedes, si el corazón de Dios se agitase una vez, sus corazones también se agitarían esa vez como el péndulo de un reloj, y de este modo se girarán junto con Dios. Cuando ustedes giran por primera vez, continuarán dando vueltas y vueltas. La fuerza de la inercia en la fuerza centrífuga será cada vez mayor, exigiéndoles más amor para su familia, la sociedad, la nación y el mundo. (La familia bendecida y el reino ideal, 376). Cuando sus mentes y cuerpos se funden en un solo ser y llega el momento para abrir la puerta del amor, sus mentes resonarán con el universo, y serán en ocasiones novelistas o poetas. Debido a que se puede expresar una cualidad que hace al amor bello y feliz, ustedes pueden escribir poemas o novelas sobre amor. Cuando los ojos humanos del amor se abren, su mente y

su cuerpo adquieren un deseo de establecer una relación de tres dimensiones en el Universo. Por esto es que ustedes sonríen al ver caer las hojas con el viento del otoño y al entender la manera como obra la naturaleza, y algunas veces ustedes se convierten en una flor deseosos de competir con su belleza con el resto de las flores de una colina en la primavera. (La familia bendecida y el reino ideal, 376). ¿Por qué al hombre y a la mujer les gusta el amor? El cuerpo humano consiste de cientos de trillones de células, y el momento cuando las células se mueven todas a la vez es cuando uno está enamorado. Deben saber que el momento en el que todas las células del cuerpo humano pueden moverse juntas es cuando un hombre y una mujer están enamorados. (La familia bendecida y el reino ideal, 376). Cuando la mente y el cuerpo son dos que se vuelven uno y derraman lágrimas de deseo, hasta los huesos lloran de alegría. Es el mismo caso de los animales. ¿Saben lo que le ocurre a una vaca cuando está en celo? Hasta se le olvida comer. En ese momento, todos sus nervios la hacen desear sólo una cosa. Asimismo, cuando ustedes se aman y se desean el uno al otro con sus mentes y sus cuerpos perfectamente unidos, no habrá una sola célula de sus cuerpos que no se mueva. Todas las células perderán el sentido de orientación y se enfocarán en un solo objetivo. Si conocen a una pareja de este modo, explotarán. El poder de la explosión se transforma en una fuerza increíble. ¿Qué estamos tratando de hacer después de amar así? Estamos tratando de asemejar a Dios. Tratamos de ir al lugar donde podamos participar en lo que a Dios le gusta. En otras palabras, estamos tratando de sentir lo que a Dios le agrada junto a El. (La familia bendecida y el reino ideal, 376). Capítulo SIETE - El amor del esposo verdadero y la esposa verdadera Sección 1. La relación original del esposo y la esposa Dios existe en las características duales de polos complementarios de “más” y “menos.” Cuando estas se manifiestan como “más,” es Adán, y cuando se manifiestan como “menos,” es Eva. (32238, 19.7.1970). Ellos son el único hijo y la única hija quienes han aparecido como los objetos recíprocos y acompañantes sustanciales del Dios invisible. Como objetos recíprocos sustanciales, el hombre representa el “más” de las características de Dios y la mujer representa el “menos” de las características de Dios. La filosofía de la Creación es separar en dos las características de la naturaleza interna de Dios, quien armoniza internamente estos dos aspectos y las re-une en una forma que asemeja la naturaleza interna original de Dios. Al nacer un hombre y una mujer cada uno asemeja una característica de Dios. Por lo tanto, la unión de un hombre como hijo de Dios y una mujer como hija de Dios es la unificación del “más” y el “menos” de las características duales de Dios. En otras palabras, ellos se vuelven seres armoniosos tal como Dios. Por esta razón, las dos personas es decir el esposo y la esposa, son la unión que representa la totalidad de Dios. El hombre se convierte en una encarnación del cuerpo del padre verdadero representando el “más” de las características de Dios, y la mujer se convierte en la encarnación del cuerpo de la madre verdadera representando el “menos” de las características de Dios. Cada uno es también un representante de Dios. Cuando el esposo y la esposa se unen a través del amor, esto es como abrazar el Cielo y la Tierra. Es como encontrar el equilibrio del universo. Como el esposo

ha aparecido en representación de todos los hombres, él es al mismo tiempo el representante del padre y del hermano mayor, y como la esposa representa a todas mujeres, ella es a la misma vez la representante de la madre y de la hermana mayor; así, ellos no puede menos que amarse y respetarse mutuamente. (9-83, 16.4.1980). El hombre es una imagen yang (carga “+”) de Dios, y la mujer es una imagen yin (carga “-”) de Dios. El esposo y la esposa juntos serían con un manto que envuelve al Cielo y la Tierra. Por lo tanto, el esposo y la esposa pueden sentir el corazón ideal del amor de Dios. (13-67, 17.10.1963). El hombre simboliza el Cielo y la mujer la Tierra. Los dos tienen que unirse octogonalmente, formando en armonía un ángulo de 90 grados. (La familia bendecida y el reino ideal, 868) Lo que llamamos esposo y esposa no es algo auto limitado. Sepan que ellos representan al Cielo y la Tierra. (La familia bendecida y el reino ideal, 970). La perfección del amor del hombre y la mujer significa la perfección del universo. Si este amor fuera a romperse, el orden del universo sería desecho y el mundo vertical completamente destruido. El cálido abrazo entre un hombre y una mujer a la vez sirve como una ocasión donde el universo se hace uno. Así es como la imagen original se realiza en el ideal de Dios. (La familia bendecida y el reino ideal, 868). A raíz del amor los seres humanos nacen como un hombre o una mujer. El amor produce sus frutos cuando ellos llegan a ser esposo y esposa y se vuelven uno. Como los hombres y las mujeres son las manifestaciones substanciales del amor de Dios a través de la características duales, como están separadas tienen que encontrar el amor de Dios a fin de unirse como completamente. Si ellos desean encontrar el amor de Dios, el hombre y la mujer tienen que integrarse en amor; de lo contrario, no pueden encontrarlo. Al encontrarlo llegamos al mismo nivel que Dios. l mismo nivel significa una posición en la que podemos estar junto a Dios. (144132, 12.4.1986). Cuando el esposo y la esposa se unen completamente en amor verdadero, pueden avanzar hasta la posición final: Dios. Mientras me elevo hasta la posición de Dios, Dios completamente se vuelve mío. Así es de impresionante el poder del amor. Dios les otorga la autoridad de participar y al mismo tiempo heredan el derecho total de poseer todo lo que Dios tiene. (64-84, 24.10.1972). El deseo de Adán fue dominar el Cielo y la Tierra. El valor del esposo y la esposa que Adán abrazó y amó representó el valor central del mundo. (64-84, 24.10.1972). Nosotros deberíamos conocer claramente cuán sagrado y valioso es el amor que emerge entre un hombre y una mujer originales, sin pecado. (145-267, 15.5.1986). Sección 2. La razón por la cual necesitamos el amor conyugal ¿Qué tipo de lugar creen ustedes que es el Reino de los Cielos? En pocas palabras podemos decir que es donde entran y habitan las personas perfeccionadas. Si este es un lugar al que entra la gente perfeccionada que posee amor verdadero, ¿qué tipo de personas serán estas? Los seres humanos son hombres o mujeres, pero cuando consideramos cómo la perfección del amor ideal de Dios puede ser alcanzada en la Tierra, llegamos a la conclusión que no puede ser

lograda excepto por hombres y mujeres. El amor de Dios no puede ser alcanzado sin que el hombre y la mujer perfeccionados posean el derecho de propiedad del amor. (145-266, 15.5.1986). Las familias verdaderas tienen que crear familias del Reino de los Cielos. La creación de una familia del Reino de los Cielos guiará sin lugar a dudas al establecimiento de dicho Reino. ¿Por qué? Si quieren ser estimulados con un sentimiento real del Reino de los Cielos del futuro, necesitan absolutamente a un cónyuge, mientras reciben ese estímulo en su familia por medio del cual pueden profundamente aprender el ideal del Reino de los Cielos del futuro, el cuál deben experimentar como pareja en su vida diaria. El esposo y la esposa se necesitan mutuamente a fin de aprender esto profundamente. Este estímulo les permitirá a los cónyuges vivir por la eternidad. El progreso no puede ser realizado sin estímulo. El amor conyugal provee un estímulo para edificar el Reino de los Cielos en el Cielo. En otras palabras, este amor impulsa la felicidad futura en el ámbito presente, estimulando y suministrando la fuerza motriz y los conduce a ese lugar. Ese amor encapsula el amor por la nación, el amor por el mundo y el amor de Dios. Por lo tanto, ese amor pasa libremente en cualquier lugar. Después de todo, en el Reino de los Cielos sólo se puede entrar como esposo y esposa, quienes se aman mutuamente. Es por esto que una pareja, que con tal filosofía se ama mutuamente aquí en la Tierra, siempre está viviendo en el Reino de los Cielos. Jesús dijo que el Reino de los Cielos esta entre ustedes, ¿no lo dijo él? Pero hoy la Iglesia de la Unificación dice, “el Reino de los Cielos está en su familia.” Si éste no es establecido en la familia, el propósito de la Iglesia de la Unificación no puede ser cumplido. Pero si puede ser realizado, ese propósito será cumplido. Desde este punto de vista, ustedes deberían encontrar y recorrer el sendero correcto centrado en el Principio (37-7, 22.12.1970). En el futuro, con el fin de crear el Reino de los Cielos, semejante a un esposo y una esposa que se aman mutuamente, un hombre casado debería poder apreciar a todas las mujeres del mundo con un corazón semejante con el quiere a su propia esposa. Piensen de esta manera: “yo he tomado a mi esposa como compañera representativa de todas las mujeres del mundo.” De igual manera para su esposo, las mujeres no deberían pensar en él sólo como su esposo, sino como un hombre que ha sido tomado como el representante entre todos los hombres del mundo. (La familia bendecida y el reino ideal, 869). Damas y caballeros, las mujeres mientras aman a un solo hombre deberían amarle no simplemente como a un individuo sino como al hombre que representa a todos los hombres del mundo. Ese hombre representa al padre, al hermano mayor y al esposo. ¿Qué viene después? Ellas deberían también ver a su esposo como una extensión de su padre, más aun como su abuelo y como sus hermanos mayores y menores. A través de tal conexión, tendrán más capacidad de amar a su padre, a su abuelo y a sus hermanos mayores y menores. Sólo una mujer así puede tener una pareja. Si les fuera a gustar sólo su esposo y desagradar su padre, hermanos, abuelo y todos los demás, esto violaría el juramento público de Dios. Entonces, ¿qué deben hacer? Deben poseer el corazón capaz amar a todos los hombres y a todas las mujeres del mundo, y tener la visión que en representación de todos ellos ustedes pueden abrazar y amar a un ser humano que sea como el un fruto de todas estas relaciones afectivas. Si alcanzan el nivel de corazón para amar a su cónyuge como a sus padres, como a sus hermanos y hermanas, trascendiendo todas las naciones y fronteras, podrán ser apreciados como hijos e hijas de Dios. Esta es la filosofía de la Iglesia de la Unificación. (83-219, 8.2.1976). Sección 3. Una relación conyugal ideal

Un esposo verdadero es aquel que dice, “como nací para ti, viviré y moriré ti.” Lo mismo se aplica con una esposa verdadera. Si ellos poseen una familia donde se corresponden mutuamente y viven cada uno por el bien y el beneficio de los demás, amando más allá de sus intereses propios, esta familia será una familia ideal, una familia de felicidad y una familia de paz. (77-106, 1.4.1975). No importa cuán capaz y talentoso sea un hombre, lo que motivó su nacimiento no yace en él; sin embargo, él nace por el bien de una mujer. ¿Puede un hombre procrear sin la mujer? No importa cuán lindo pueda ser el maquillaje que usa una mujer y tampoco si alardea de ser una actriz en los Estados Unidos, ella no nace para su propio beneficio. Un hombre debería tener hombros grandes y la mujer glúteos grandes de manera que puedan encajar bien. ¿Dónde se encuentran el esposo y la esposa ideales y felices del amor verdadero? Un esposo ideal y una esposa ideal aparecen cuando se sirven uno al otro en vez de servirse a sí mismos, y cuando tal corazón converge en la unidad. Si preguntamos, desde este punto de vista universal, dónde podemos encontrar gente ideal, feliz y buena. Es un hecho seguro que no podremos encontrarla donde se vive por su propio beneficio, sino más bien en un lugar donde viven por y para el bien de otros. El esposo debe ser capaz de dar su vida por su esposa y a la vez ella debe ser capaz de dar su vida por su esposo. Como dicha pareja se conectará al ámbito del amor de Dios y recibe Su protección directa, no habrá posibilidad de pecar. (La familia bendecida y el reino ideal, 880) Cuando un hombre ama a su esposa, él debería amarla más que cualquier hombre del mundo que la aprecie. Incluso, cuando una mujer ama a su esposo ella debería amarle más de lo que cualquier mujer lo estime. Esta es la ética del amor de un esposo y una esposa que han creado una familia verdadera. (La familia bendecida y el reino ideal, 964). Los padres verdaderos viven y mueren por el bien de sus hijos, esto es así porque el amor es establecido allí. De igual manera, unos cónyuges con amor verdadero, un esposo y una esposa felices sólo aparecen cuando viven uno por el bien del otro y llegan a unirse en amor; este es el matrimonio ideal. (La familia bendecida y el reino ideal, 880). Una novia y un novio no deberían unirse centrados en el dinero, el poder político o el honor sino a través del amor original de Dios. (La familia bendecida y el reino ideal, 880). En las relaciones conyugales actuales en el mundo, la esposa recibe vigor del esfuerzo de su esposo que trabaja por dinero para mantener el hogar. Ella recibe vigor cuando mira el dinero que él hizo y él recibe coraje al mirarla recibiendo vigor. Sin embargo, si ellos no ganan más dinero, se vuelven ansiosos y su relación matrimonial puede inclusive romperse. Un matrimonio verdadero debería formar unidad en amor con Dios en su centro y progresar constantemente centrados en ese amor. Mientras la esposa ame a su esposo y el esposo la ame a ella, deberían crear una familia que ame a Dios. (La familia bendecida y el reino ideal, 880). Al amarse, ellos deben hacerlo como esposo y esposa que representan a Dios. Si se aman desde una perspectiva humana, sus defectos serán expuestos y eventualmente incluso podrían consentir en el divorcio. (La familia bendecida y el reino ideal, 880). Yo he oído que en estos días, cuando las novias en la isla de Cheju reciben campos de cultivos en el momento de su matrimonio ellas los registran a su nombre, de modo que puedan reclamarlos como suyos en el caso eventual que se divorcien de sus esposos. Esta es una pareja muy

rara, ¿no es cierto? Cuando usan el dinero, ellos distinguen entre mí dinero y su dinero, e incluso cuando poseen dinero, reclaman facturas claras en su nombre y arrugan las facturas a nombre del esposo… Esto no es amor. Ellas deberían abrir su cartera y usar el dinero. Cuando el cónyuge les pregunta, “¿qué pasó con el dinero?” el otro responde, “lo usé” a lo que el otro responde, “caramba, lo haz usado bien; utiliza más si eso es bueno.” Así es como debería ser la relación. Si ustedes dicen entre dientes, “¡ay! lo usaste otra vez” entonces han fallado. Entonces, serán felices cuando puedan dar y recibir sin límites en cualquier momento que deseen, ya sea en un lugar profundo o en uno alto, de noche o de día. De lo contrario, sino no pueden dar aunque quieren dar e incapaces de recibir aunque quieran recibir, serán miserables. (La familia bendecida y el reino ideal, 880) Sección 4. Dios también queda intoxicado en el amor de una pareja verdadera Cada uno de nosotros, como individuos, tenemos una mente y un cuerpo que están en constante conflicto; sin embargo, debemos unir unirlos y hacerlos nuestro centro, para preparar una base común de reciprocidad en la que Dios pueda venir y morar. Cuando dicho hombre y dicha mujer reciben la Bendición y comparten amor perfecto, deleitándose en alegría a los ojos de Dios, es como una flor que ha desabotonado en la Tierra. Más aun, todas las formas de armonía que se despliegan mediante su amor son como una fragancia para Dios. Dios viene a ellos porque El quiere vivir en medio de tan bellas flores y fragancias. La base donde el amor de Dios puede venir no es otro más que el lugar del amor conyugal. Este será el lugar en el que todas las cosas y el universo pueden armonizar. Estas son las enseñas y el camino que muestra la Iglesia de la Unificación y el Principio de la Iglesia de la Unificación. (La familia bendecida y el reino ideal, 887) ¿Cual es la melodía que a Dios más le agrada? Es el sonido de una sonrisa de un matrimonio eterno donde el hombre y la mujer que se gustan y regocijan mutuamente. Cuando esta pareja puede entender y abrazar al mundo y vivir con el corazón que acoge el universo entero, su riza se hace natural. ¿No es la imagen de tal hombre y tal mujer como una flor para Dios? Esto no es un simple ideal o algo abstracto, yo simplemente estoy hablando del mundo original. (La familia bendecida y el reino ideal, 887). Mientras los casados están mirando una montaña, podrían preguntarse para quien fue creada esa montaña y al mismo tiempo se preguntarán, mientras piensan en el universo, para quién habrá sido creado el universo. Entonces, responden diciendo que este ha sido creado para mí y para ti. De esto se trata el matrimonio. Cumplir con el propósito del nacimiento del universo y valorar su meta central es el camino el camino de la unidad de un esposo y una esposa. Los cónyuges hablan entre sí centrados en el corazón, el carácter personal y el amor. Ellos transitan el mismo camino. Aun si una dama es una ruda campesina, ¿qué pasaría si se casara con un ministro de gobierno? Ellos van por el mismo camino. Aunque pueda ser que esa campesina sólo tenga un diploma de la primaria, todos tendrán que bajar su cabeza ante ella diciendo que es la esposa del ministro. De esa manera es como los cónyuges van juntos. ¿Hay un amor diferente para ustedes y otro para mí como esposo o esposa? Este es su amor y también mi amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 887). El amor verdadero es aquel con el que aman con todo su cuerpo, con todo su corazón y con todos sus vasos sanguíneos al mismo tiempo. ¿Quiénes son los que pueden amar de esta manera? El esposo y la esposa. Si no estuvieran ellos en el mundo ¿tendría la vida algún

atractivo? (26-151, 25.10.1969). Cuando analizan la conversación de una pareja enamorada, esto es más hermoso que cualquier poema o pintura en el mundo. Sobre todo, qué hermosas y espléndidas son las frases que se dicen: “sólo para los enamorados,” “sólo por nosotros” y “sólo tú y yo.” (La familia bendecida y el reino ideal, 887). Todas son buenas, pero ¿cuál creen que sea la mejor de todas? No hay mejor que la de tu pareja. Si yo llamo a mi pareja “hola,” ella responderá de manera oportuna “hola,” y si le llamo diciendo “ey,” ella respondería diciendo “¿qué sucede contigo?” Si el esposo llama a su amada esposa afectuosa y gentilmente diciendo “mi amor,” ella responderá afectuosa y gentilmente diciendo “hola cariño,” pero, si lo hace bruscamente, ella a respondería con el mismo tono: “¿qué te pasa?” Tal como el eco en una montaña, todo es recíproco. (37-11, 22.12.1970). Cuando ustedes miran la sonrisa de la gente intoxicada de amor, también es recíproca. Cuando un hombre se ríe sus ojos se hacen más grandes, y cuando la mujer se ríe, cierra sus ojos gentilmente. Si el esposo se ríe y sus ojos se hacen más y más grandes y la esposa se ríe y sus ojos se hacen más y más pequeños, podemos decir que son una pareja intoxicada de amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 887) Sección 5. En el amor conyugal mientras el esposo y la esposa más se miran, más desean continuar mirándose ¿Cuándo un hombre y una mujer sienten felicidad? Podemos decir que sienten felicidad cuando se hacen compañeros recíprocos y comparten amor verdadero. Si un hombre fuera a relacionarse con una mujer amenazándola con su puño o usando su la violencia, esta pareja nunca sería feliz. Cuando el hombre abraza y protege a la mujer con su fuerza, y la ama, ella sentirá felicidad verdadera. El amor entre un hombre y una mujer no funciona usando la fuerza externa o deseándolo en su mente. La mujer experimentará un sentimiento real de felicidad cuando el hombre confirma su corazón de amor con su fuerza interna, y cuando ella le responde con amor en cuerpo y alma; así ellos serán verdaderamente felices. (La familia bendecida y el reino ideal, 887) Una persona necesita siempre estimulación. La felicidad no viene sin estimulación, esta es absolutamente necesaria. Así como la comida diariamente sabe bien y fresca sólo cuando tienen hambre, el amor entre esposo y esposa debería siempre estar bueno y fresco. Mientras más se miran los cónyuges, más desean verse y estar juntos, todos los días. (23-57, 11.5.1969). El amor tiene valor sólo cuando dos personas se añoran mutuamente. Si piden amor y tienen una boca, ábranla, si tienen ojos, ábranlos; sólo así el que quiere darles amor estará satisfecho. Si se quedan estáticos el amor se escapará en la dirección opuesta a ustedes. Deben saber eso. ¡Cuán ofendidos estarían si su pareja no fuera seria y se comportara desanimadamente! ¿Ustedes desean estar juntos o separados de su amada pareja? Mientras más cerca se encuentren será mejor. ¿Por qué? Es porque las cosas funcionan en conjunto. (La familia bendecida y el reino ideal, 887). ¿Qué es lo que más les gusta? ¿La comida? Si ven comida cuando tienen hambre, se la comerán con alegría; pero eso es algo temporal. Si alguien les ofrece comida después de estar llenos, no les se deleitarán. Pero esto no es cierto cuando se trata de alguien a quien aman.

¿Hay quien diga de su amada: “ella no me gusta y la quiero olvidar”? Aun si la han visto una y otra vez, ustedes quieren seguir mirándola continuamente. ¿Es esto correcto? Ustedes quieren mirarla otra vez aun si ya la vieron, y quieren mirarla otra vez después de haberla visto de nuevo. De esta manera, primero se encuentran cara a cara, y luego se alternan hasta que se convierten como la rueda de una carroza. La unificación ocurre aquí. (37-11, 22.12.1970). Una esposa que conoce el amor, siente algunas veces el impulso de reposar su cabeza en el regazo de su esposo y disfrutar de una siesta en la tarde. Esto es porque ella está embriagada de felicidad y no puede tener una mente clara. Antes del matrimonio a ella el hombre le pareció como asustadizo y espeluznante, pero después de su boda ella le extraña y desea verlo muchas veces en el día. A tal grado cambia el corazón de una mujer. En ocasiones ella le llama y le pide que regrese a casa durante el almuerzo para una visita rápida. Esto se aplica igualmente a un hombre que ha llegado a conocer el amor. Cuando él tenga una oportunidad, querrá dormir en las piernas de su esposa y usarlas como almohada. Así él correrá a casa siempre que tenga tiempo, ya sea a la hora de almuerzo o de la merienda. También, si ella necesita hacer ciertas faenas hogareñas, él no vacilaría en hacer tareas que no acostumbraba antes del matrimonio, trabajos que incluso él diría, “eso son cosas de mujeres, ¿deberían hacerlas un hombre?” Yo diría que estos son los cambios que comúnmente ocurren en un hombre y en una mujer cuando se enamoran. (La familia bendecida y el reino ideal, 887). Cuando Dios creó a los seres humanos y les bendijo, Él los diseñó para que el esposo y la esposa sean felices. Un esposo y una esposa que han abierto y entrado por la puerta de Bendición se entregan a los susurros del amor; sólo se dicen cosas dulces que realzan al otro. Por ejemplo, “yo he esperado tanto para por fin encontrarte. Mi vida se revela como una flor a través de ti. Nací para amarte, y he estado esperando este gran día.” No hay nada en el mundo tan dulce como palabras susurradas de amor. Las palabras secretas que los cónyuges se susurran en la cama, son un refresco que disipa la fatiga y el aborrecimiento al trabajo. (La familia bendecida y el reino ideal, 887) Sección 6. Cómo se desarrolla el amor conyugal Cuando un hombre y una mujer se encuentran a través la mediación de Dios, ¿cómo expresan su amor? Cuando ustedes miran el proceso del desarrollo del amor, lo primero son los labios, lo segundo son los pechos y lo tercero es el órgano sexual. Son los labios lo que una mujer se cubre primero cuando encuentra a su hombre, como sintiendo vergüenza y los esconde antes de comenzar a amarle; por esto es que ella cubre sus labios con su mano. Por esto es que el amor comienza besándose. Mientras el amor va madurando gradualmente como un fruto, nacen los hijos. Para una mujer, su órgano sexual es el lugar sagrado del amor y la única llave que abre esa puerta es custodiada nada más que por su esposo. Si el esposo tiene dos o tres llaves, él es Satán. Incluso, si el lugar sagrado de la esposa es abierto por cualquier otra llave, cuando debería debe ser abierto sólo por la llave del esposo, ella también es Satán. Cuando la llave del amor custodiada por el esposo abre el lugar sagrado de su esposa y entra en ella, hijos e hijas nacen como los más preciosos y valiosos del mundo. El valor de los hijos y las hijas es tal que constituyen el extracto del amor que no puede ser cambiado por nada en el mundo. A través de los hijos y las hijas, la pareja llega a experimentar el mismo corazón con el que Dios creó a los primeros antepasados humanos, Adán y Eva. Por esto es que los padres se regocijan cuando miran a sus hijos, cantando, “ustedes son mi amor, los vea de esta manera o de esta otra.” No importa lo que haga su bebé nacido del amor, nunca le odiarán sino que simplemente lo

amarán; esto es debido a que él es parte de su cuerpo, hecho de su propia sangre, su propia carne y su propio amor. Ya sea que él se orine, haga caca o tenga la nariz mocosa, él es naturalmente tierno y adorable. Esto es por causa del amor disuelto en tales cosas. (La familia bendecida y el reino ideal, 894) En la relación conyugal si su amor está unido a través de una gran fuerza de atracción, ellos tienen que disfrutar y sentir el amor de su pareja sin importar lo que haga la pareja. Si por ejemplo, la esposa dice que le repugna el olor que transpira su esposo o si el esposo piensa o cree que el incomoda la manera como se mueve su esposa, esto es debido a que aun no han perfeccionado el amor. Es debido a un propósito o interés que esta pareja esta unida. (La familia bendecida y el reino ideal, 887). En su vida familiar después del matrimonio, para sentir alegría verdadera, ustedes deberían atraer a Dios hasta el centro y desarrollar una relación donde puedan amarse mirando a Dios regocijarse junto con ustedes. Un hombre y una mujer que contraen matrimonio y hacen el amor no es algo de lo que ustedes deberían avergonzarse. Esto es algo solemne, santo y hermoso. No obstante, como la humanidad violó el mandamiento de Dios, la historia del amor ha sido pecaminosa y ha estado fluyendo en una dirección vergonzosa. (La familia bendecida y el reino ideal, 887). ¿Quién podría haber visto a Adán y a Eva bailando desnudos en el Jardín del Edén? De este modo, cuando allí no hay nadie más alrededor, ustedes pueden hacer tales cosas. Cuando los esposos bailan desnudos en la habitación, ¿es esto algo para preocuparse? Pero si lo hacen en frente de otros, ellos merecen ser censurados por la sociedad. Pero si es hecho solo entre los cónyuge, ¿a quién le preocupara si bailan desnudos o hacen cualquier otra cosa? Entonces, las parejas bendecidas sigan adelante y bailen desnudos. ¿Qué importa si el esposo y la esposa lo hacen solos? (21.236, 24.11.1968). Deberían pensar que aunque hay muchos hombres y mujeres en el mundo, solo existen ustedes dos. Ustedes se consagran completamente a esa única mujer con el pensamiento de que ella esta consagrada a ustedes, este es el Principio. (La familia bendecida y el reino ideal, 887) La felicidad verdadera puede ser encontrada donde ustedes ríen, cantan y susurran con su pareja intoxicados de amor. Yo diría, que aquel que puede escuchar palabras susurradas de su amada pareja es una persona feliz. Esto es porque el amor susurrado en sus oídos puede brindarles un sentimiento de felicidad, como si estuvieran soñando. (La familia bendecida y el reino ideal, 366) Sección 7. ¿Por qué se entristecen cuando su amado o amada fallece? ¿Por qué llora una mujer cuando pierde a su marido? No es por una vaga razón que se entristece al enviudar. El amor abraza las cuatro direcciones cardinales, y al mismo tiempo cubre las relaciones de frente y atrás, izquierda y derecha. Como el amor es así, el esposo se posiciona al lado de su esposa en una relación de izquierda y derecha, y manifiesta un amor que abraza las cuatro direcciones cardinales. Cuando una esposa pierde a su esposo y sale de la posición equilibrada por el universo, siente el dolor de la pérdida además de la presión del poder universal. Pero con un compañero, ustedes mantienen una relación de amor horizontal donde dan y reciben armoniosamente, y establecen con ella una posición sostenida por el poder vertical del universo. (La familia bendecida y el reino ideal, 901). Quien tiene a su cónyuge se vuelve infinitamente feliz a través del poder sostenible del universo.

Por esto, cuando miran a su amada esposa, su mente se enfoca totalmente y no pueden voltear a ver ninguna cosa. Ustedes bailan y cantan, y dan vueltas con ella. ¿Porqué ustedes bailan, cantan y se regocijan? Para expandir el ámbito del apoyo del universo. (La familia bendecida y el reino ideal, 901). Mucha gente se opone al Reverendo Moon, pero por qué el Reverendo Moon insiste en los Estados Unidos, educa y entrena a los jóvenes norteamericanos, incluso trasnochándose y algunas veces bailando, cantado y divirtiéndose con ellos? Es para expandir la esfera común de apoyo conectada conmigo. Como la expansión de la esfera universal sostenible comienza conmigo, yo avanzo sin miedo en medio de oposición y prisión. No importa cuánto ustedes canten de alegría y digan esto y lo otro, ¿sería agradable vivir solo? Cuando uno de los cónyuges fallece, el otro se entristece y se lamenta. ¿Ustedes creen que uno puede preparar su propio camino? ¿Por qué decimos que uno vive en desgracia si uno no tiene a su contraparte del amor? Porque este fracaso no le permite experimentar el momento en que el Cielo y la Tierra se regocijan. El o ella se ha desviado del reglamento de la ley del Cielo y la Tierra. Claramente, solo a través de la ley es que gira la fortuna del Cielo y la Tierra, es un requisito para la felicidad y determina su motivación. El está triste porque se desvió lejos de la ley, y no hay espacio para tal dolor dentro de la ley del Cielo y la Tierra. ¿Qué significa que estén felices y contentos? Esto figura que allí hay un lugar donde son bienvenidos por el mundo. La pena indica un lugar donde no pertenecen. Así es como se diferencian la alegría y la pena. (19-334, 29.3.1968). Cuando uno de los cónyuges fallece el otro lo llora. Esto es porque cuando el cónyuge que permanece entra en una posición desequilibrada por la ley universal, el poder del universo lo empuja hacia fuera y aumenta su aflicción. ¿Qué los hace felices? Si nos ajustamos a la ley universal, el poder del universo nos abrazará. Mientras mayor sea el poder, más fuerte viene a abrazarnos, y mientras más fuerte nos abraza su centro genera más alegría. Entonces, ¿dónde se separan la pena y la alegría? Estas no se separan dentro de ustedes, se separan basadas en el principio de poder, es decir, la ley universal. Entonces, ¿cuál es la ley universal? Que un hombre y una mujer se unan totalmente desde el principio hasta el final. Este es el camino de la fortuna celestial. Ustedes no son creados para andar solos, sino juntos como hombre y mujer, es decir esposo y esposa, con un solo corazón por el mismo camino. Damas y caballeros, ¿han escuchado alguna vez cosas como estas? Por esta razón, aquellos que pelean, lloran y gritan y hacen gran conmoción serán rápidamente y naturalmente expulsados por las fuerzas del universo. Serán considerados un fracaso y no una victoria en el ámbito de la ley universal. Entonces, ¿a dónde irán? Al cesto de la basura. Sus mentes saben esto y por eso se afligen. (24-223, 17.8.1969) Sección 8. El amor conyugal debe ser consumado eternamente, hasta “la muerte” Si alguien le pregunta a una pareja de casados cuánto tiempo estarán enamorados, y uno de ellos responde que sólo durante la juventud, ¿cómo se sentiría la otra pareja, bien o mal? ¿Hasta cuándo quieren estar enamorados? Eternamente, pero primero que todo hasta la muerte, y luego querrán amar eternamente. La eternidad es algo que representa el todo en el futuro. Decir que amaremos hasta la muerte es decir que él o ella amarán con todo lo que tienen hasta la muerte. ¿No es eso cierto? “Eternamente” significa el todo y “hasta la muerte” significa tratar de amar el todo. Sólo entonces su pareja será feliz. Estas damas aquí, cuando se casen, tendrán la seguridad en sí mismas de preguntarle a sus esposos, “¿me amas?” Cuando el esposo responda que sí, entonces le preguntan, “¿me ama

completamente?” Con el fin de hacerla feliz el esposo tendría que decir que la ama como un todo. Esto también se aplica a los hombres. Ellos no pueden cambiar nada acerca de esto. Así son las cosas en la armonía de Dios. (37-23, 22.12.1970). Cuando la gente se casa, dice que se amará hasta la muerte. Al decir esto, uno podría simplemente decir, “yo te amaré solo hasta la muerte (Chuk-torok sarang-janda)” o alargar la primera palabra “Chukkkkkkkk…” por diez años, cien años y cien millones de años, y luego decir el resto: “torok-torok sarang-janda.” ¿Qué les gustaría más? ¿Les gustaría solo las simples palabras “chuk-torok sarang-janda”? Ustedes damas aquí reunidas, ¿cuál es su respuesta? Serían felices si su esposo les dice “chukkkkkkkk,” para decir, cien millones de años y entonces “torok sarang-janda,” o que simplemente digan, “Chuk-dorok sarang-janda.” Mientras más la alargan mejor. Si un esposo encuentra a su esposa y le dice, “chukkkkkk,” y otra vez, le dice diez años y después “chukkkkkkkkk” y dice “chuk-torok sarang-janda” después de pasar la edad de los cincuenta; si él simplemente puede hacer esto, ella le dirá que lo ama desmedidamente. Así es como esto es. Ella se encantará incluso si él es barrigón y se tambalea al caminar. (37-25, 22.12.1970) ¿Qué clase de individuos son una esposa verdadera y un esposo verdadero? Cuando la gente madura, ellos llegan a tener una familia. Aceptando a su cónyuge como la pareja eterna de amor, juntos deberían formar una familia en donde su primer amor se enriquece mientras pasan los días. Cuando ese amor en el nivel familiar se expande para formar una familia extendida, esos miembros de la parentela serán las encarnaciones eternas del amor, los cuales pueden propagar este amor internamente. Tales cónyuges serán una pareja verdadera, un esposo y una esposa verdaderos. También, tal esposo y tal esposa participarán en el amor de Dios. (La familia bendecida y el reino ideal, 880) A los ojos de la esposa el esposo tiene que lucir como el mejor y ser el número uno. También, a los ojos del esposo, su esposa tiene que resplandecer de igual manera. La mejor relación es la formada durante el primer amor, esta es la mejor sin importar lo que otros digan. Esta no puede ser comprada ni siquiera con miles de millones de Won (moneda coreana). Si ustedes pueden tener tal mundo por la eternidad, ¡qué tan esplendido es todo esto! Cada uno debería por lo menos alcanzar este nivel. La esposa debería seguir y servir bien a su esposo. Tales cosas no deberían solamente aparecer en la literatura o en una escena del cine; más bien, deberían vivir así en cada instante de su vida. Como la “mejor” historia y la “mejor” cultura han sido puestas de cabeza, he estado creado una nueva historia para crear tal mundo y vivir de tal manera. (23-56, 11.5.1969). ¿Qué clase de parejas tienen el esposo y la esposa ideal de las que hablamos en la Iglesia de la Unificación? Son parejas que en realidad pueden convertirse en la obra de arte más grande, parejas que pueden volver realidad la mejor pieza de literatura. Antes de que entremos en contacto con el nivel más sublime del arte en el mundo, el amor más elevado y dulce compartido por el esposo y la esposa tienen que ser la principal obra de arte en el mundo. Esta en sí misma tiene que ser la obra literaria suprema y la sustancia real de la literatura. (22-269, 4.5.1969) Capítulo Ocho - El amor de Padres Verdaderos Sección 1. El corazón de los padres quiere darlo todo Los padres que han tenido y criado hijos deben saber que quieren recibir bendiciones y sentir la

felicidad a través de sus hijos e hijas, a quienes aman tanto. También, en caso de tener un estándar a través del cual pueden recibir alegría y bendiciones querrán legarlo a sus descendientes para la eternidad. Aun la gente más pecadora, ardientemente desea con tal corazón esperanzado que sus hijos crezcan como gente buena, que puedan ser seguidos y respetados por todas las naciones, y alabados eternamente. El corazón de padres es uno de proteger a los hijos de daños y preocupaciones, además de añorarlos día y noche. Incluso el amor de padres pecadores es así. Un ejemplo de este amor de padres es el ferviente corazón de amor de una madre, ella es capaz de ignorar los olores de su bebé defecando y orinando aun cuando lo amamanta en su seno. ¿Qué tan fervoroso debió haber sido el corazón de Dios de querer amar a Adán y a Eva a través del corazón original de los dos? Hasta los padres pecadores tienen tal corazón hacia sus hijos. Deberían pensar acerca de esto. Cualquier padre tendría un corazón tal que mientras alberga y alimenta a su bebé, le canta canciones de arrullo en la cama y les susurran, deseando que sus vidas sean exitosas. Sin importar qué tan incompetente y deficiente sean los padres, sus corazones sufrirían un profundo dolor al punto de colapsar si sus hijos fueran a tener alguna discapacidad, y si este defecto fuera resuelto sentirán una alegría en proporción al dolor que experimentaron. Siendo este el corazón de padres pecadores, ¿cuánto más sería el corazón de Dios? (20-209, 9.6.1968) En lo que respecta a los padres, aunque un hijo haya cometido un crimen y vaya a prisión los padres en vez de decir, “encierren a ese mocoso” ellos le perdonarán con lágrimas y querrán amarle; este es el amor de padres. Por eso es que el amor de padres es precioso. Si él es condenado y su madre sabe que es el tiempo de su ejecución, ella se lamentará amargamente. Si hubiera manera de salvar a su hijo cambiando todas las leyes del mundo, ella estaría dispuesta a asumir cualquier riesgo y dar la vida. El amor de padres es precioso porque es un amor incambiable. El corazón de los padres es tal que aun golpeando y perdiendo sus cuerpos y sacrificándose a sí mismos ellos se arriesgarán a muerte por el bien de sus hijos. (91-174, 6.2.1977). ¿Padres de amor llevan la cuenta de las veces que amaron a sus hijos? “Nosotros les compramos un par de zapatos y ropas hace unos días con nuestra sangre y sudor, y eso nos costó tantos dólares y tantos centavos.” Cuando los padres aman a sus hijos, ellos quieren tratarles aun mejor que a príncipes y princesas en los palacios del mundo, y con tal corazón les dicen, “a pesar que hacemos lo mejor que podemos estamos avergonzados que solo tenemos esto.” El corazón de un padre o una madre es el de querer darle lo mejor a sus hijos, por eso es que nos gusta el amor de padres; ustedes deberían estar al tanto de esto. Los padres nunca sienten que es suficiente cuando dan, ellos aman y quieren dar más sintiendo como si hubiera algún amor que aun no han dado; y aun después de dar, se sienten insatisfechos de lo que han podido darle a sus hijos. Los padres forman parte de la esencia que conecta al amor verdadero debido a que ellos poseen semejante corazón. Esta es la motivación original del comienzo del amor. (60-82, 6.8.1972). El corazón de padres se observa cuando los padres quieren dar sus mejores posesiones a sus hijos. Esto es debido a que ellos se asemejan a Dios. Entonces, ¿qué tipo de Ser será Dios? Él es un Ser que quiere dar algo más precioso que Sí mismo a aquellos quienes realmente se convierten en Sus hijos. (56-147, 14.5.1972). Sección 2. El corazón de los padres desea que sus hijos los superen Si yo le preguntara a quienes son de mediana edad o mayores, “¿quisieron encontrar a alguien no tan bueno o mejor que ustedes cuando buscaban a su cónyuge en los años de su juventud?”

Todos darán la misma respuesta. Todos dirían que buscaron a alguien que fuese mejor y a nadie que no fuese tan bueno como ellos. Llegarán a la misma conclusión sin importar a quién le pregunten, sea en el Este o en el Oeste. Más aun, no hay padre o madre que desee que sus hijos sean inferiores a ellos cuando se relacionan con estos. Si una pareja bien parecida se casa y el rostro de su primer hijo queda corto en comparación con la cara de sus padres, los padres serán más felices a medida que la gente alabe la apariencia del niño. El amor de padres es tal que una mujer, sin considerar cuán bien parecida pueda ser, será feliz si alguien pasa y dice mientras mira a su bebé, “Caramba, ¡él es millones de veces mejor parecido que su madre!” Esto significa indirectamente que ella es millones de veces peor parecida. Sin embargo no habrá mujer que proteste escuchando esto. “¿Qué? ¿Él es millones de veces mas atractivo que yo?” Entonces, ¿esto significa que yo soy millones de veces peor parecida? En vez de esto, ella será incapaz de contenerse a sí misma de la alegría. Este es el corazón materno. ¿A quién creen que se asemeja este corazón? Las madres son seres resultantes y no causales. Cualquier familia que desee que el hijo logre menos que su padre perecerá, si ese padre fue el presidente de su país y su hijo quedara corto ante él y este patrón continuara por algunas generaciones esta familia perecerá gradualmente. Al final, ellos estarán buscando por el hoyo de la rata para arrastrarse a él. De esta manera, si el hijo le pregunta a su padre, “¿no debería yo ser menos de lo que tu eres?” ¿Qué le responderá el padre? “¡Tú mocoso!” o “Eso es correcto” el responderá que sí, eso es correcto. (41-283, 17.2.1971) Ningún padre escogería a alguien inferior a ellos cuando designan un sucesor para confiarle la responsabilidad de la familia. ¿Por qué es así? porque nunca habrán padres que piensen que sus hijos no debería ser mejor que ellos. Esto también se aplica a la nación, los gobernantes de esta deberían desear la venida de un sucesor que sea más grandioso que ellos. Ya sea en la familia o en la nación, los padres deberían desear la venida de sucesores que sean superiores a ellos en todos los aspectos. Este es un requisito que aborda la eternidad, trascendente de las vicisitudes de la historia. Tiene que existir quien herede esta tradición mientras el amor de padres sea perpetuado por siempre. Obviamente nuestros hijos son nuestros sucesores y deberíamos educarles para que lleguen a ser los herederos de tal tradición. Incluso, necesitamos un método para realzar esta tradición a valores mas elevados. Cada generación debería reconocer la importancia de la tradición existente, no solo heredándola, sino también desarrollándola en dirección al futuro. Tal tradición puede comenzar sólo en familias verdaderas, cuyos padres están constantemente ardiendo con las esperanzas de que sus hijos les superen. Los padres que posean tan ardiente deseo animarán y prestarán atención a sus hijos incesantemente. Tales padres, consagrarán su máximo esfuerzo para preparar el mejor ambiente posible para sus hijos, anhelando el día en que ellos les superen. Tales padres sacrificaran todo por el bien de la felicidad de sus hijos y algunas veces hasta les empujarán en la dirección que hará que ellos superen a sus padres, los padres estarán felices de esto. Por eso, las mujeres quienes tienen hijos inferiores a ellas no tendrán la dignidad para entrar en el Cielo. Ustedes deberían ser capaces de amar a sus hijos e hijas más de lo que sus propios madre y padre les amaron a ustedes. Más aun, el mundo del amor emergerá y el Reino de los Cielos será realizado el día en que sus hijos también piensen así. (97-310, 26.3.1978). Sección 3. El amor de padres es eternamente incambiable ¿Dónde comenzó la motivación original del amor de padres? El amor conyugal podría ser cambiable, entonces ¿por qué es incambiable el amor de padres para los hijos nacidos del amor conyugal? El amor de padres no tiene su origen en el amor conyugal. Un amor incambiable no se origina desde la relación conyugal horizontal, sino que indudablemente debe estar

relacionada al origen de algún flujo vertical. ¿Quién debería ser ese sujeto recíproco vertical? A tal sujeto, iniciador y director, le llamamos Dios. El esposo y esposa no pueden tener el amor vertical como les plazca. Ellos no pueden estar en la posición de amar o no amar cuando quieran mientras estén frente al amor vertical, no pueden quebrar esto aunque quieran. No puede de ninguna manera ser quebrantada por alguien en una relación horizontal. Por lo tanto, el amor que los padres tienen hacia sus hijos es eternamente incambiable. En la sociedad democrática de hoy, la cual está atrapada en la marea del individualismo, los hijos dicen que ellos han cambiado en el sentido de la diferencia de dimensiones existentes entre la nueva era y la antigua; sin embargo, el corazón de los padres no les hace decir, “tú haz eso que quieres, que yo haré esto.” El hecho de que ellos hablan a gritos acerca de la vieja y la nueva época, el amor de padres no cambiará así. Es igual con los animales. Al amar a sus crías, estos trascienden sus vidas. (48-155, 12.9.1971) ¿De dónde vino el amor de padres? Si un ser es algún ser resultante recíproco del Primero, este ha salido con alguna conexión de poder del Primero. Esto no es algo que nosotros podemos tocar como seres humanos. Como tales, ¿han visto alguna vez a alguien que diga, “Vamos a revolucionar el amor con el que los padres aman a sus hijos; seamos los abanderados de la revolución”? Supongamos que algunos padres vienen al frente clamando “aunque somos padres, no amaremos a nuestros hijos” con la idea de revolucionar el amor de padres y reinventar la historia humana. Sin embargo, un sentimiento de amor surgirá naturalmente en el momento en que el cordón umbilical del bebé sea cortado, cada forma de vida, sea de una especia avanzada o no, está creada de tal manera que tiene que amar a su descendencia. Lo que más se acerca a la eternidad inmutable es el amor de padres, el cual puede ser visto cuando los padres aman a sus hijos al punto de invertir y usar sus vidas como escalones. En la búsqueda del absolutismo, el amor de padres podría no ser absoluto en sí mismo, pero puede ser un escalón muy cercano al absolutismo para los seres humanos. Éste puede ser el único peldaño de apoyo. Entonces, mirando a la historia me pregunto si este no ha sido un punto de apoyo eterno. ¿De dónde vino tal amor de padres? Este no es aprendido de los consejos de nuestro padre biológico o por el regaño de nuestro cónyuge, tampoco viene de su propia decisión de amar. Esto sucede naturalmente. Este amor comienza a existir cuando las circunstancias pasan naturalmente, tal como son. (48-156, 12.9.1971) Si analizamos el amor esencial, vemos que este no es revolucionable. El amor con el que los padres aman a sus hijos es amor verdadero, por eso, el corazón con el que nuestros antepasados amaron a sus hijos en el tiempo de los primeros antepasados humanos, y el corazón con el que amamos a nuestros hijos millones de años después, es el mismo, y miles de años en el futuro el corazón con el que nuestros descendiente amarán a sus hijos será el mismo. El amor no tiene progreso ni fin, es absoluto. El amor verdadero es algo puro que no necesita revolución. Entonces, ¿qué tipo de amor es el amor de Dios? Si Él establece a ciertos seres en la posición de estándar absoluto, reconoce su existencia, y los ama, ese amor es un amor que no necesita revolución. (18-12, 14.5.1967) Sección 4. El amor de padres lo sacrifica todo El amor no puede ser realizado si uno está solo. Sin una inversión de nuestra vida, el amor no puede ser establecido. Un vínculo de la vida reside en el amor de la relación de padres e hijos. De esta manera, el amor seguramente continuará mientras haya un vínculo de vida y tengan esperanza en él. Afuera del vínculo de vida, ningún lazo de amor se puede hacer. Por lo tanto, el amor necesariamente requiere de una inversión del vínculo de vida. Más aun, dependiendo del

monto de la inversión de vida podrán sentir o no, si el amor es o no es lo más valioso de todo. (32-15, 14.6.1970). Por ejemplo, el amor de los padres por los hijos es un amor que sale de la médula del hueso y no es uno que simplemente experimentamos en la vida diaria. El corazón de amor de los padres no puede ser olvidado ni amputado, no importa qué tan fuerte uno trate de hacerlo. Por eso es que los padres aman a sus hijos mientras tengan vida y fuerza. Un corazón de amor surge naturalmente en los padres cuando sienten que tienen un lazo de vida con sus hijos: Ellos no les aman como producto de una intención deliberada de que lo harán sólo por ser sus hijos; va más allá de tal intención y más allá de tal conexión. Ellos no pueden más que amarles porque su energía vital está conectada a ellos. En nuestra vida familiar sentimos muy bien tales cosas. (3215, 14.6.1970) ¿Qué tipo de Ser es Dios? Él es un Ser con un deseo de dar y dar infinitamente. Nosotros lo buscamos a Él por ser como es. No necesitaríamos a este tipo de Dios si Él fuera como un mercader quien después de dar dice, “oye, esto costó tantos dólares y tantos centavos.” ¿Por qué toda la gente debería querer y seguir a Dios? ¿Por qué nos debería gustar Él? Es por que Él da y da todo a toda la gente y aun así se siente avergonzado, diciendo, “ahora sólo puedo darles este tanto, pero, esperen sólo un momento y les daré cosas que son cientos o miles de veces mejores.” Él no está vinculado con lo que ha dado hoy, es un Ser con un corazón benévolo para dar mientras promete dar cosas mejores en el futuro. Si nosotros estamos con tal Ser, seríamos felices aun si vivimos en pobreza; sentiríamos el choque del estímulo de la futura esperanza dentro del ámbito de la realidad si estuviéramos en la situación de no tener suficiente comida. Lo que esto da a entender es que podemos hacer una nueva resolución. Si el hijo abraza a la madre cuando esta está avergonzada mientras da, diciéndole, “madre,” ¿abrazará él solo el cuerpo de ella? ¡Cuan agradecida estará! Este no es un lugar donde ellos pueden derramar lágrimas de consolación mutua por el futuro. Este es un lugar de explosión en donde ellos pueden tomar la esperanza del mañana como una estimulación del presente y no como un lugar de desesperación, se unen para hacer una resolución conjunta, y animarse el uno al otro. Por lo tanto, el fenómeno que se levanta desde allí no es uno miserable. Sólo dentro de tal reino de amor puede ser formado el lugar en donde podemos llevar el estímulo en dirección del futuro y dentro del ámbito de la realidad cantar alabanzas por su valor. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que aquellos quienes viven dentro de ese reino del amor no tienen infortunios. (36291, 13.12.1970) Los padres quieren sacrificarlo todo por el bien de sus amados hijos; esto es ser como Dios. ¿Qué quiere decir esto? Así como Dios no se invierte a SÍ mismo por Su propio bien los padres quieren vivir por y para el bien de los demás en vez del suyo propio; ellos quieren estar en la posición de Dios, quien vive por y para el bien de los demás. No sería amor verdadero si Dios dijera que existirá por Su propio bienestar. El lugar en donde los padres dicen que sacrificarán su completo ser por sus hijos y estarán junto con ellos es donde se manifiestan el amor, la vida, y la esperanza. (69-62, 10.9.1973). Sección 5. El amor de los padres por sus hijos es absoluto En mi niñez, yo observé mucho los nidos de las aves. El ave madre se protegía picándome cada vez que trataba de subir al árbol para ver el nido. Ella estaba desesperada y determinada a morir, no solo una vez. Cuando la aparté, ella se alejaba volando y entonces regresaba. Viendo esto, no podemos negar la existencia del poder de los animales para trascender su propia vida y proteger a sus amadas crías. Lo mismo ocurre con los seres humanos. Ustedes deberían ser

capaces de invertir su vida por el bien del amor, tales personas son personas verdaderas. ¿Qué tipo de personas son las personas verdaderas de bondad? Ellos son los que abandonando sus propias vidas toman el amor como la raíz y tratan de proteger a sus amados. Allí es donde hay bondad sujetiva, y la lógica recíproca de la bondad puede ser establecida. Esto es eternamente incambiable. (186-18, 14.1.1989) Cuando estuve en la prisión de Danbury (Connecticut, EEUU), vi algo interesante. La gente rellenó una cuesta y trabajo bastante todos los días para convertirla en una cancha de tenis. Cuando vino la estación de lluvias el trabajo se detuvo algunas veces, y tuvimos que esperar hasta que regresara la estación de sequía. Después de algunas semanas, al final de la estación de lluvias, continuó el trabajo y vi a un ave marina con sus crías recién nacidas allí. Esta construyó un nido a solo tres metros del paso que los reclusos que caminaban para ejercitarse. Su color fue tal que no se podía distinguir en una rápida mirada. Estaba tan bien camuflado que los pasantes no se daban cuenta de este. Nadie supo acerca del nido aun cuando caminaban tan cerca, hasta que los huevos empollaron. Cuando el ave se agachaba, se asemejaba a una pequeña piedra negra vista desde un costado, pero cuando los huevos incubaron y las pequeñas aves fueron alimentadas, estas comenzaron a ponerse ruidosas y salieron. Algunos bribones le hicieron toda clase de cosas. Pero el ave marina fue muy hábil para proteger a sus crías. Cuando esta volaba de regreso con comida, nunca aterrizaba cerca de ellos, lo hacía en otro lugar y luego se arrastraba a donde estaban los pichones; y todos los días, lo hacía en una dirección diferente. Estaba cambiando de dirección para proteger a sus crías. Así fue como les crió. Mientras crecían, esta hacía un sonido amenazante y picaba a quienes se acercaban: El ave les estaba diciendo que ni siquiera miraran a sus crías. ¿Quién les enseñó a ser así? Este es el poder del universo. Como todas las aguas están a nivel con el amor de Dios como el eje, ellas podrían tener diferentes posiciones pero el estándar de amor y cuidado no cambia. (136-23, 20.12.1985). La abeja obrera, cuando prueba la miel yendo de flor en flor, entierra sus patas y absorbe de la flor dejando su cola afuera para proteger la retaguardia. Yo conozco bien a las abejas, si mientras esta saborea la miel la tratan de halar con unas pinzas, no se soltará aunque su cola sea arrancada. El amor verdadero es así. Ustedes pueden hasta arrojar su vida, esto no está basado en ganancias calculadas. El sendero del amor verdadero es ser capaz de andar por el camino de olvidar y hacer caso omiso a nuestra vida. Los padres caminan por este camino. Con relación a los padres que aman a sus hijos, por su bien, querrán ir a donde ellos estén aunque sea su lecho de muerte. El amor de padres busca andar por el camino de la muerte por y para el beneficio del amor, este amor es amor verdadero. Supongan que hay quien ha amasado una gran fortuna a través de mucho esfuerzo, sudor y sangre, y tiene grandes pertenencias de las cuales se jacta ante el mundo; pero su hijo ha sido atrapado en una situación de vida o muerte. Las cosas materiales no le importarían más con tal de salvar a su hijo, e incluso sacrificará su propia vida para salvarlo. (34-161, 6.9.1970). Sección 6. El amor de padres es infinito Desde el punto de vista de eso llamado amor, ¿dónde estará el límite del amor de los padres hacia sus hijos? Ellos no quieren amarles solo durante su infancia, sino para toda su vida, e incluso mas allá en la eternidad. Si se establece la relación de padres e hijos, en la cual a través de su amor pueden sentir más valor y cuán valiosos son sus esfuerzos, una infinita fuerza, un infinito estímulo y algo que es infinitamente nuevo se levantará desde adentro de la esfera de esa relación. (32-12, 14.6.1970). Los amores de madre y de padre son las formas más grandiosas del amor en el mundo humano.

Aun las personas que ocupan altas posiciones en la sociedad están completamente en sujeción al dedo de sus hijos. Debido a que el amor de padres es la matriz del amor, este es incondicional e ilimitado hacia sus hijos. Por lo tanto, huérfanos, quienes han crecido sin recibir el amor de papá y mamá, llegan a estar sedientos de esto más que de otra cosa. Los huérfanos siempre carecen y añoran algo en su corazón; aunque tengan una casa para dormir y comida que comer, ese algo es el amor de padres. Ustedes nacieron como hijos de padres amorosos y fueron educados mientras recibían amor de padres. Los padres siempre estarán destinados a amar a sus hijos sean estos jóvenes o ancianos. Aunque ellos tengan un hijo de 70 años de edad, se dirigirán a estos con el estándar que usaron para educarles en los días pasados; esto es corazón de padres. Mientras más viejos se hacen, más se acercan sus corazones, se incrementan sus sentimientos de responsabilidad hacia sus hijos y sus deseos de vivir por el bien de ellos se amplificarán. Nosotros podemos ver esto cuando miramos la relación de padres e hijos en la sociedad. (Familia bendecida y el reino ideal, 1020). Los padres pasan por experiencias difíciles por y para el bien de sus amados hijos, pero no sienten las dificultades. ¿Por qué? Porque les aman. ¿Lo anotan en un libro de contabilidad después de darles parte de su carne y sangre? ¿Verdad que no lo hacen? Más bien, ellos sienten pena de no poder darlo todo. Lo mismo se aplica a las madres aquí, ¿no es cierto? Ustedes se preocuparon cuando amamantaron a sus bebés y ellos no chupaban. ¿No es este el caso de un bebé que pone una manguera en ustedes y le saca su carne y su sangre? En cierto sentido, ¿no son ellos los más grandes de todos los ladrones? Aun así, la madre se preocupa mucho cuando el bebé no chupa. ¿Por qué gustan tanto de ellos? Porque esta es la ley del amor. (Familia bendecida y el reino ideal, 1021). Las madres sienten amor cuando están centradas en el amor, cuando miran a sus bebés acomodándose entre sus pecho llenos de leche. Incluso, al abrazarles, ellas sienten que toda la atmósfera se hace buena porque el Cielo y la Tierra entran en un estado de paz; su propia felicidad viene luego. Por eso es que, por muy problemáticos que puedan ser los bebés, la madre tiene espacio en su corazón para aceptarle e incluso alentar tal comportamiento, por eso es que los padres pueden amar a sus hijos ilimitadamente. En este sentido, el bebé es un enemigo que conecta una manguera en su madre y le chupa su carne y su sangre. Sin embargo no existe madre que vea esto de la manguera. Esto significa que hay muchas cosas nuevas que son descubiertas a través del bebé, por ejemplo, un nuevo estímulo de esperanza para la madre y un nuevo estímulo de esperanza para el esposo. En tales momentos, hay algo que funciona. Este estatus no es algo que cualquiera pueda cambiar arbitrariamente. (Familia bendecida y el reino ideal, 1017). Sección 7. El amor de padres es el estándar y la tradición de todas las formas de amor El amor de padres viene primero por sobre todas las formas de amor en la familia. Aquellos quienes han crecido motivados por ese amor dentro de gente bien nutrida, llegan a entender cómo es el amor. Como los hijos aman a su padre y a su madre, llegan a aprender gracias a sus padres cómo es el amor entre ellos. Para los hijos esto se convierte en una alegría sin igual. Experimentar amor de padres no es posible sin tenerlos. (62-16, 10.9.1972). ¿Cómo debería ser el amor entre los hijos? ¿Qué deberían usar como estándar al amar? Los hermanos y hermanas deberían quererse así como su padre y su madre se quieren. ¿De quién deberíamos aprender este amor? deberíamos aprenderlo de nuestros padres. (66-120, 1973.4.18).

Los hijos deberían ser capaces de decirle a sus padres, “Nuestros padres son las personas mas grandiosas del mundo. ¡Ellos son quienes están en el lugar de Dios!” La realización de una familia ideal puede ser vista cuando los hijos ven el corazón incambiable y el amor entre sus padres y manifiestan: “Aprendamos de este amor y aprendamos a estar unidos entre nosotros de igual manera.” Cuando los hijos crecen y alcanzan la pubertad, ellos van buscando una pareja con quien su mente y corazón puedan ser uno. Esto puede ser realizado a través del matrimonio. Respetarse mutuamente al máximo y esforzarse por establecer el estándar de amor y corazón es el camino del hombre y de la mujer. Así es como ustedes deberían tener su familia en la que la madre y el padre puedan unirse con el corazón y el amor de Dios, y los hijos se puedan parecer a sus padres para unirse al corazón y el amor de Dios. (La familia bendecida y el reino ideal, 913). Este es el orden y la tradición del amor para el que está en la posición del hermano mayor como representante de los padres, sacrificándose a sí mismo y amando a sus hermanos y hermanas menores, centrado en el amor de los padres. La posición del hermano mayor trae consigo la responsabilidad de sacrificarse más entre sus hermanos y hermanas. Es igual a la posición de los padres. La posición de los padres es donde uno sufre más que los hijos porque se sacrifica por su bien. Si por el bien de sus hijos los padres prefieren no salir del lugar donde intercambian lágrimas, los hijos querrán seguir a sus padres aun cuando estén derramando lágrimas. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 913). Cuando ellos se relacionan con Dios como el centro, los niños y niñas pueden expresar el amor el uno al otro de muchas maneras diferentes. El niño mayor debería amar al hermano menor de la misma manera en que los padres lo aman. En una familia unida por este tipo de amor, este florecerá dentro de esa familia, y se hará el amor dentro de una sociedad y el amor dentro de una nación. De este modo esto tarde o temprano se hace el amor del mundo entero. (28-151, 11.1.1970). ¿Cuál es la razón por la que ustedes reciben amor de sus padres? Esto es porque la motivación de su padre y su madre radica en el amor que se tienen mutuamente ellos y en el amor entre ellos que los originó a ustedes. ¿Entienden? Por lo tanto, cuando los hermanos y las hermanas se quieren mutuamente centrados en tal motivación, su amor no cambia. El medio ambiente apropiado se desplegará cuando, centrados en el amor, ustedes piensen en su vecino como su propio cuerpo en su vida diaria. Desde la perspectiva expansiva, la familia es el nivel de formación, la sociedad es el nivel de crecimiento y la nación es el nivel de perfeccionamiento. Ustedes deben pasar a través de este proceso. Todas las familias deben unirse, sólo así el amor se levantará entre ellos. Por lo tanto, la unidad será alcanzada en el nivel nacional. La sociedad esta subdividida en muchos sectores. Las compañías tienen sus presidentes, ¿no es así? ¿Cuántas cabezas tienen una provincia? Sólo una ¿no es cierto? Sólo una persona tiene es responsable de la provincia. De esta manera la unidad es mantenida y la forma de la provincia se hace cada vez más grande. El ser uno que se divide en muchas partes es el principio del fundamento de cuatro posiciones. (26-153, 25.10.1969). Capítulo Nueve - La educación verdadera para los hijos Sección 1. ¿Qué tipo de educación deben dar los padres a sus hijos? ¿Cuál es el tipo de educación que los padres deberían darle a sus hijos? No debería ser una educación de conocimientos sino más bien de amor, por medio del cual los hijos se unan con sus padres. Deberían enseñar a sus hijos que Dios quiere a su padre y a su madre, ella le quiere a

él, él la quiere a ella, ellos quieren a sus padres al mismo tiempo que se quieren entre sí y sus padres les quieren a ellos. De esta manera, en un principio, Adán y Eva tenían que recibir la educación del amor desde Dios centrados en su amor. Entonces, ¿dónde está su origen? Este no comienza con los seres humanos. Como Dios es el Padre-Madre, Adán y Eva deberían ser educados en el amor por Él. Entonces, ¿dónde es que Adán y Eva establecen su estándar del amor? Ellos tuvieron que haber crecido dentro de un amor paternal y maternal hasta que hayan sido capaces de reconocer todo el estándar del valor que Dios conoce, en otras palabras hasta que hayan llegado a la madurez. Sin embargo en la Biblia no existe ningún registro de que Adán y Eva hayan crecido recibiendo el amor de Dios. No se mencionan a ellos recibiendo el amor, sino mas bien su historia triste comienza con la narración de cómo fue que ellos pecaron. Esto lo deterioró todo. ¿Hubo algún estándar por el cual Adán y Eva tuvieron que ser educados por Dios en el amor? Sin esto, no podría existir tal cosa como el Ideal de Dios. La pregunta es cuál debería ser el estándar del valor de ese amor. Nosotros queremos ir al Cielo, pero no podemos recibir tal educación en ese lugar por lo tanto tenemos que recibirla aquí en la Tierra antes de ir hasta allá. Si tal educación no se nos fuera impartida en la Tierra esto se convertiría en un gran problema. ¿Qué educación es esta? (51-171, 21.11.1971). El Cielo es el mundo del corazón, no es un Cielo de doctrinas o denominaciones religiosas sino del corazón. ¿Cuál es la razón por la que Dios quiere encontrar a sus ciudadanos y seguidores en la Tierra? Para criar a sus hijos e hijas. ¿Qué tipo de hijos e hijas Él quiere formar? A quienes pueda expresar su corazón diciéndoles, “Así es como me siento.” (9-293, 12.6.1960). Entonces, ¿Cuál es la actitud que Adán y Eva tendrían que mantener si tienen que ser educados? Estando en una relación padres-hijos siempre deberían seguir a sus padres donde quiera que estos vayan y en cualquier momento. Cuando Él sube a la montaña ellos deberían subirla con Él y si desciende al valle, ellos deberían descender con Él, cuando Él entra en una cueva ellos también deberían entrar con Él. Siempre deberían estar con sus padres. Si Dios tiene que ser separado de sus hijos, ¿podría Él ser simplemente alejado de ellos? Como es un Ser absoluto querrá verlos absolutamente, y también como ser absoluto los amará. Ustedes no pueden decir: “Bueno, Dios, si quiere venir venga y sino no venga, o si quiere quedarse ahí quédese o sino no se quede.” Ustedes tienen que ser absolutos. (51-173, 21.11.1971). Si ustedes estuvieran en una posición de comunión con Dios adentro y afuera, serían eruditos aunque no hayan sido educados. Serían hasta más sabios que los investigadores científicos. ¿Cómo están estructurados el Cielo y la Tierra? ¿Cómo está estructurada la vida humana? Hasta las crías de insectos van en busca de su comida después que nacen, de la misma manera los señores de la creación no encuentran su alimento o conocen acerca de la vida y la muerte siendo instruidos, ellos están supuestos a saberlo a primera vista. Nosotros estábamos supuestos a ser personas tan encantadoras, pero no llegamos a serlo por causa de la Caída. A pesar de que estamos en una posición caída, nuestra naturaleza original sigue activa en las relaciones de sujeto y objeto recíprocos. Como la suciedad que se ha acumulado desde la Caída la ha estado cubriendo, las actividades de la mente original se harán más fuerte cuando esta suciedad sea eliminada. Cuando sea eliminada completamente estallará. Hasta el presente la gente ha estado persiguiendo un sendero donde esto puede suceder. (56-153, 14.5.1972). Sección 2. ¿Qué le deberían enseñar los padres a sus hijos? ¿Cuál es el contenido de la verdad? Por muy grandiosa que pueda ser la verdad no puede sustituir la posición de sus padres, cónyuge o hijos. ¿Cuál es la mayor de todas las verdades? Padres, cónyuges e hijos. No hay nada superior. Entonces, ¿cuál es el centro de la verdad? Es

el amor. Visto según el Principio Divino, ¿cuál es el centro de la verdad más elevada? La gente dice que Dios es el Ser original de la verdad, la bondad, el amor y la vida, ¿Qué significa esto? Todos significan lo mismo. La verdad no puede ser instaurada sin el amor ni la vida. Las personas que quieren llegar a ser los que pueden hablar acerca de la verdad certera tienen que poseer una fuerza de voluntad y deseo por la verdad en sus vidas. Aquí, el deseo se encuentra en una posición recíproca al estándar de su personalidad. ¿Cuál es el núcleo? ¿Qué tipo de Ser es Dios quien es el Ser original de la vida, el amor y la verdad? Él es el Padre y al mismo tiempo la Madre de la humanidad. Los Padres son el núcleo. (21-183, 20.11.1968). ¿Cuáles son las propiedades más valiosas que podemos legar a los descendientes? El amor de Dios y el amor de padre y madre verdaderos, que no pueden ser encontrados en el mundo secular, son la herencia más valiosa que podemos legar a nuestros hijos. Tenemos que educarles correctamente acerca de Dios y cómo es su Amor. Dado que nuestros hijos le conocen, nosotros tenemos que convertirnos en padres quienes puedan amar a sus hijos en la posición de Dios, para que ellos sientan el amor de Dios a través de nosotros. (93-335, 17.6.1977). ¿Qué es lo que la Iglesia de la Unificación quiere cumplir? Nosotros estamos diciendo, “demos nuestras vidas por el amor más elevado, por Dios, por la humanidad y por el mundo.” No existe una educación mas sublime que la que dice: “Tal iniciativa, dirección y propósito comenzaron por el amor. Hombres y mujeres, madres y padres, hijos e hijas e incluso la totalidad del universo comenzó por el amor.” Aquellos quienes viven de esta manera y van al mundo espiritual ciertamente no se avergonzarán estando en frente de Dios. (93-189, 29.5.1977). Los padres de las familias bendecidas les dicen a sus hijos que estudien. No es porque les pidan que estudien que se convertirán en hijos devotos y ciudadanos leales. No hay posibilidad que esto pueda suceder, sino que por el contrario ellos dirán, “a pesar de que nuestros padres sufrieron en la Iglesia de la Unificación nosotros no repetiremos ese camino.” Tienen que enseñarles el camino del amor que hace posible asimilar esto. De esta manera los padres deberían sacar a sus hijos a dar una vuelta, amando a su villa, orando y derramando lágrimas por la nación aunque tenga que dejar de comer una comida. Los hijos verán esto como algo malo mientras sean pequeños pero una vez que maduren dirán, “Nuestros padres son los mejores.” Ellos comprenderán que sus padres no derraman lágrimas por ellos. A medida que maduren notarán que sus padres trataron de amar a la nación, servir la voluntad de Dios y salvar a la humanidad aunque tuvieran que abandonarles. No deberían vivir como les guste. Sus hijos no serán exitosos si sólo se preocupan por ellos. Críenlos dándole el alimento del amor. Denle un sentido de la dirección que ellos pueden tomar con amor. A medida que ellos crecen en edad y sabiduría y descubran una mina de oro, pensarán que es solo una montaña con una pequeña pepita de oro, pero mientras mas profundo caven se darán cuenta que la montaña en si está hecha de oro. (139-77, 26.1.1986). Sección 3. Los padres primero tienen que establecer un ejemplo Los padres tienen que poner sus palabras en la práctica antes de educar a sus hijos. Deberían instaurar el ejemplo de serle leal a la voluntad de Dios. De esta manera, debería crear un ambiente en medio del cual, sin importar lo que ellos digan, sus hijos les respetarán sin decir nada a cambio, de otra manera no les seguirán. (31-268, 4.6.1970). Para que esto se haga realidad, los padres deberían darles una educación celestial a sus hijos.

Los padres primero deberían ser ejemplares antes de instruir a sus hijos. Antes de enseñarles como ser hijos e hijas devotos ustedes tienen que serlo. Ustedes tienen que ser hijos e hijas de devoción filial de acuerdo con la ley celestial para que a partir de allí sea establecida la conexión tradicional del Cielo. Enséñenle como ejercer devoción filial de la misma manera que sus padres la ejercen en la familia y a ser patriotas en la misma forma que sus padres han luchado por la nación incluso mientras eran dirigidos a circunstancias desesperantes. (30-112, 17.3.1970). Los padres no logran que sus hijos practiquen piedad filial sólo diciéndoles que lo hagan. El padre y la madre tienen que poseer la habilidad de estimular un corazón que brote desde dentro de sus hijos y que desee practicar la devoción filial. Estas cosas no suceden en una mañana sino a través de un largo período de influencia. ¿Qué quiero decir con ejercer influencia? En sus vidas diarias los padres deberían implantar un ejemplo para que sus hijos sigan su camino. Deberían ser expertos al poner tales cosas en práctica. (29-97, 25.2.1970). Cuando eduquen a sus hijos, no sólo digan, “Sean grandes personas” sino más bien, “Vayan por tal y tal camino para que lleguen a ser grandes personas” Los padres deberían cumplir su responsabilidad como padres mientras que los hermanos y hermanas mayores deberían cumplir con sus responsabilidades como tales. En otras palabras, llegando a ser gente que sabe cómo percibir la conexión para caminar el sendero de hombres y mujeres verdaderos y quienes no se desvían de la ley celestial ¿no creen ustedes que emergerá el camino por el cual puedan ir a través de un curso según el Principio Divino y llegar a ser ciudadanos leales de una nación? (Familia bendecida y el reino ideal, 1039). ¿Qué deberían hacer los padres? Ellos deberían educar a sus hijos de tal manera que los hermanos y las hermanas puedan quererse así como lo hacen su madre y su padre. Al mismo tiempo deberían enseñarles diciéndole, “deberían amar a la nación de la misma manera que nosotros lo hacemos.” Entonces para qué necesitarían cualquier otra educación. Cuando oren, pídanle a Dios que haga que sus hijos vayan por este camino porque ya ustedes están yendo por el mismo. Ustedes pueden levantar a sus hijos a tal posición sólo después de haber establecido el estándar. Si han estado en tal posición automáticamente Dios dirigirá a sus hijos en la misma dirección. Por lo tanto, si fallan en revertir la tendencia serán llamados a rendir cuentas cuando pasen al mundo espiritual. (13-103, 1.11.1936). En sus familias, deberían hacer que sus hijos les vean como más grandiosos que cualquier rey o reina en el mundo, también deberían mostrarles que su madre y padre están cercanos el uno al otro de una manera sin precedentes en el mundo. Ustedes deberían establecer tal tradición como padres. Más aun, deberían plantar la tradición más profundamente en sus hijos para que ellos puedan decir, “nuestra madre y nuestro padre son padres de los que nos sentimos orgullosos, más que cualquier otra persona en el mundo.” Si miran a los padres del mundo secular notarán que ellos se pelean y forman un gran alboroto cuando sus hijos protestan llorando, “¡Mamá! ¡Papá! ¿Por qué están peleando?” Si sus hijos, quienes han crecido sin lágrimas en su familia presencian tales cosas del mundo secular sentirán, “ciertamente, nuestros padres son los mejores del mundo.” Para que esto suceda, ustedes tienen que ser ejemplares. Tienen que establecer un lazo paternal y maternal a través del cual puedan recibir una adoración que emana espontáneamente y así establecer preceptos y tradiciones familiares implícitas. Haciendo esto, sus hijos en las próximas generaciones dirán, “¡Nosotros nos pararemos en la misma posición de nuestros padres!” (23-184, 18.5.1969). Sección 4. Los padres son los mejores amigos y los mejores maestros

¿De dónde viene el amor? Este nunca comienza en el mismo ser sino más bien de su pareja. El amor no puede surgir sin una pareja. En la humanidad la mujer complementa al hombre y viceversa, y los hijos complementan a la pareja. El amor no se puede realizar sin una pareja, a esto es lo que llamamos el “ideal del amor de los tres objetos recíprocos”. Los que no han experimentado el amor de los tres objetos recíprocos (en la base de cuatro posiciones) no pueden experimentar sustancialmente el perfecto amor de Dios. “Tengamos muchos hijos e hijas y regocijémonos en el mismo grado que Dios se regocijo cuando tuvo a Adán y a Eva.” Esto se enseña en el Principio Divino de la Iglesia de la Unificación. Después de crear a Adán y a Eva Dios dijo, “De ahora en adelante ustedes gobernarán el mundo. Nuestra familia será la familia central del mundo, por favor crezcan rápido.” El sintió alegría y satisfacción mientras les protegió y les cuidó con esperanza, esperando ver el día de su matrimonio después de la llegada de su madurez. Igualmente los padres quieren educar a sus hijos correctamente y encontrarle buena compañía para que formen buenas parejas. La familia prospera cuando esto ocurre. (57-119, 29.5.1972). ¿Quiénes son los mejores amigos de sus hijos? Estos no son los solteros de la villa vecina. Los mejores amigos de sus hijos no son otros más que sus padres. Así es como debería ser, incluso los padres deberían ser queridos por sus hijos más de lo que ellos quieren a sus amigos. Así es como deberían pensar. Por lo tanto, los padres tienen que ser los mejores amigos y maestros de sus hijos. Cuando educan a sus hijos, los padres no deberían decirles, “¡oye, no lo hagas!” Y los maestros tampoco deberían decirles, “oye mocoso, te voy a golpear en la pantorrilla si no haces lo que te digo, no hagas eso.” Por el contrario ellos deberían educarles con amor y paciencia. Los Padres deberían educar a sus hijos preguntando: “oye, ¿te parece correcto lo que haces?” Ellos responderían: “tienes razón, esto no es lo correcto porque de hacerlo mis padres se sentirían tristes.” Por lo tanto, los padres tienen que ser los mejores amigos y maestros para sus hijos. ¿Creen ustedes que Adán y Eva tenían amigos en el Jardín del Edén? Si Adán tuvo una amiga, esta fue solo Eva y después sólo estaba Dios. Dios no quiso que ellos hicieran mucha amistad con el arcángel quien era un sirviente. Sin embargo ellos lo arruinaron todo porque hicieron amistad con la persona equivocada. Por lo tanto los padres deberían ser los mejores de todos los amigos y manifestar la más grande de todas las formas de amor. El amor comienza a partir de Dios, siendo este el caso, el amor conyugal al fin y al cabo surge de los padres. Entonces, si los padres dicen, “hey, ustedes no se quieren mutuamente por ustedes sino por virtud de sus padres.” Sus hijos responderían, “hubiese sido desastroso si nuestros padres no nos hubieran educado de esta manera y no nos hubieran ayudado a encontrar estas parejas.” Consecuentemente, muchos matrimonios basados en la escogencia personal (mente individualista) fallan en alcanzar el estándar. ¿Por quién deberían ser educados los hijos en el amor? Por sus padres. Ellos deberían ver a su padre y a su madre amándose como pichones y aprender de esto. Ellos deberían decir, “caramba, cuando vemos a nuestros padres de esa manera, nos sentimos tristes de estar solos, nosotros también necesitamos una pareja con quien podamos amar como pichones igual que nuestros padres.” Sus padres también deberían enseñarles a ser así. Entonces los hijos repetirán lo que ellos han estado viendo hacer a los padres y el mundo será un mundo de bondad. La Iglesia de la Unificación persigue el cumplimiento de esto. (57-121, 29.5.1972). Sección 5. Un castigo de amor

De acuerdo al Apocalipsis de Juan, uno debería ser frío o caliente pero nunca tibio. En el mundo de amor una actitud tibia no funcionaría. Si tienen un corazón de amor pueden hasta hacer uso de una nalgada. Cuando educan a sus hijos y ellos pierden el estándar aun cuando los amaron, deberían tratarlos fríamente algunas veces. Si no los reprenden cuando comenten algún error, ellos perderán la capacidad de distinguir entre lo correcto y lo incorrecto. Ellos tienen que entender que aunque sus maestros parezcan amigables, algunas veces estos también pueden ser estrictos. Ellos pueden ser despiadados contra el mal, pero pueden arder como un horno de miles de grados hacia el bien. (103-32, 28.1.1979). Cuando escuché que recientemente un maestro de una escuela estadounidense fue a prisión por darle una nalgada a un estudiante, me dije, “Ahora si que Estados Unidos perecerá” a los estudiantes no les debería importar si sus profesores les guían en la dirección de la bondad así sea con rudeza. En Corea tenemos un dicho que dice, “Dale una torta de arroz más a quien te disgusta y recibe un palo de quien te gusta.” No existe otra manera de asegurar que la tradición correcta continuará. Los hijos deberían ser capaces de derramar lágrimas frente al amor de sus padres olvidándose así del dolor de una nalgada. (La familia bendecida y el reino ideal, 1027). Mientras más cerca de ustedes este alguien, más tienen que disciplinarle, “tú, sinvergüenza ¿qué ganas con hacer eso?” en vez de premiarlo. Si este fuera un jovencito del vecindario, ustedes se harían la vista gorda a sus fechorías, pero si fuera su propio hijo le dieran en la pantorrilla y lo regañarían diciéndole, “¿qué hiciste? ¿Actuaste correcta o incorrectamente?” Esto es debido a que la intensidad de su preocupación excede la severidad de la disciplina. Lo contrario sería un pecado. Si es una paliza que sobrepasa su preocupación por ellos, él se convertirá en su enemigo y entre sus enemigos será el mayor. Aunque lo reprendan con amor, si el grado de su amor es sobrepasado la severidad de las nalgadas, todo se hará pedazos. No obstante, si ocurre lo contrario todo estará bien. En otras palabras, en la escala del uno al diez si su amor por él es de diez y las nalgadas están por debajo de cinco, quedará agradecido esas nalgadas. (2632, 18.10.1969). Aunque su hijo no lo acepte del todo, para hacer que ellos se arrepientan deberían amarles con un corazón superior al que le han mostrado en el pasado; de esa manera, hasta un hijo delincuente puede arrepentirse y girar. Sin embargo, si ustedes los reprenden muy seguidamente, jactándose de sus méritos por haberles educado y comenzarán a empacar sus valijas, no funcionará. Pero, si los aman con un corazón inmenso, derramando lágrimas como si su corazón se fuera a derretir por ellos, sus hijos cambiarán. El amor más elevado tiende a avanzar al asimilar e integrar todas las demás formas inferiores de amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1027). Incluso en la sociedad secular, los padres que le dicen a sus hijos que no estudien, cuando estos se ven cansados, en el fondo no los aman realmente. Ellos deberían decirles que estén despiertos y estudien, aunque tengan que presionarlos. ¿Por qué? Porque los padres están más preocupados por su futuro bienestar que por el presente. Los padres hacen esto porque ellos tienen grandes sueños para el bienestar de sus hijos. (La familia bendecida y el reino ideal, 1027). Al amar y criar a sus hijos, háganlo con amor verdadero. A través de esto si los miembros de sus familias alcanzan unidad y aprenden a amar a la nación, ellos serán llamados patriotas. Por lo tanto, los padres cuidan el proceso de crecimiento de sus hijos y los educan levantando una nalgada de amor de vez en cuando para que ellos puedan crecer en la dirección correcta.

Los hijos no deberían quejarse o protestar cuando son regañados o reciben nalgadas de sus padres a causa de sus errores. Siendo disciplinados como lección, ellos deberían arrepentirse seriamente y esforzarse por rectificar sus errores. Este tipo de personas podrá crecer correctamente y se acercará al centro que es donde Dios habita. (Familia bendecida y el reino ideal, 1027). Sección 6. ¿Por qué hay que decirle a los hijos que estudien? ¿Acaso los estudiantes van a la escuela porque les gusta estudiar? Ellos primero van a la escuela porque se les hace ir. En particular, los estudiantes de la escuela primaria van porque tienen miedo de sus padres y no porque quieran estudiar. Todos son así al comienzo. Sin embargo a medida que lo van haciendo así sea a regaña dientes, ellos vienen a sentirlo y comienzan a ir para aprender, sorprendiendo así a sus padres. A medida que se aferran a las materias de las clases ellos las encuentran estimulantes y el estudio se hace divertido. La diversión era considerada como algo malo, pero, como resultado de lo que ellos descubren a través de los estudios, amplían el rango de alcance dentro del cual ellos pueden hacerlo libremente y esto es lo que se hace estimulante. No hay persona que guste de los estudios sólo por ser estudios sino porque estos amplían su rango de acción. (36-120, 22.11.1970). Los padres le aconsejan a los estudiantes que van a la escuela, “estudien con empeño” este no es un camino difícil sino uno que duele. Sin embargo, esto es una advertencia para que ellos se preparen para el futuro. El hecho de que un profesor se pare detrás de un podium y eduque diligentemente a sus estudiantes también es una preparación para el futuro. Al igual que lo es cuando los granjeros van al campo de cultivo para trabajar con tesón. Esta es una preparación para la construcción del Reino de los Cielos. (147-203, 21.9.1986). ¿Para qué van a la escuela? ¿En dónde quieren usar lo que han aprendido en la escuela? Esto tiene que ser para la felicidad. No habrían medios para que la felicidad pueda existir si nos deshiciéramos del amor. Así, podemos decir que vamos a la escuela para acortar el sendero del amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 372). Para la gente, las puertas del amor se abren cuando se casa, por eso es correcto estudiar para abrir las puertas de la felicidad, pero es incorrecto cuando estudian sólo para hacer dinero u obtener poder político, por lo tanto su aprendizaje tiene que permitirles practicar el amor verdadero. (La familia bendecida y el reino ideal, 372). ¿Para qué las mujeres obtienen un título de bachiller y van a la universidad? Porque están tratando de recibir buenos esposos. Ninguna otra cosa superar esa meta. También, por muy miserable que pueda ser una persona, ella será realmente miserable si sus familiares están desunidos. (Familia bendecida y el reino ideal, 372). Ustedes deberían decir que sus estudios son también por el bien de encontrar a un hombre verdadero y llegar a ser una madre verdadera. Para ser madres verdaderas, deberían estudiar primero por el bien de la nación y para llegar a ser esposas verdaderas que atienden bien a los esposos verdaderos. Si fracasan en esto, no serán capaces de tener un esposo ni hijos verdaderos. Las mujeres deben ser esposas verdaderas y como dueñas de un hogar vivir con sus esposos eternamente. Si las mujeres estudian para casarse con un buen hombre, las que se graduaron de la universidad, ¿no deberían vivir con sus esposos para siempre? Sin embargo, ¿son más las que lo hacen o las que se divorcian? No necesitan ni chequear. Los analfabetos viven juntos más tiempo y mejor. (25-79, 30.9.1969).

Hombres y mujeres nacen para ir por un largo período de educación y llegar a ser personas de buen carácter para encontrar a su pareja ideal de amor y vivir vidas felices. En la sociedad secular actual, la gente dice que no estudia para encontrar una pareja para el matrimonio, cuando en el fondo lo hacen con este propósito de conseguir una buena pareja. Si tienen un bello amor con su pareja y viven felizmente, las cosas materiales y el honor les seguirán. (Familia bendecida y el reino ideal, 372). Sección 7. Las enseñanzas de padres verdaderos y de maestros verdaderos Los padres trabajan por el bien de sus hijos. No hay padres que trabajen sólo para alimentarse a sí mismos. Cuando los padres pobres con muchos hijos trabajan arduamente en los campos o en construcciones, conduciendo un montacargas o limpiando la maleza con una azada, lo hacen para que la felicidad de sus hijos dure indefinidamente. El sudor del afán que gotea de sus frentes no es sólo por su propio bienestar. Cuando el fruto de este sudor se entremezcla con el corazón de amor hacia sus hijos, una nueva historia de la Creación se desarrollará allí. A pesar de que ellos tengan que sembrar un campo o llevar un montacargas en una construcción, cada huella de sus pasos está labrando una nueva historia. (25-97, 30.9.1969). Entre los cuarenta millones de ciudadanos de nuestro país, hay muchos padres que no aman a sus hijos. Entre ellos, si hubiesen padres con sentimientos de amor hacia sus hijos que pudieran durar por más de diez o veinte años, aparecerían hijos de piedad filial en sus familias. Los hijos se darán cuenta del arduo trabajo que sus padres hacen por ellos sólo mirando sus caras y sus manos. Cuando llegan a sentir el amor de sus padres emanando desde la fibra más profunda de ellos, las profundas anécdotas del pasado fluirán allí. A través de eso, los padres ayudan a sus hijos a contribuir con la nación, así llegando a ser padres nacionales y globales. Incluso, cuando ustedes estudian con un corazón ardiente para cumplir los deseos de sus padres, llegan a ser nuevos pilares para la nación. Aquellos entre ustedes que carecen de tal emoción o sentimiento no están estudiando apropiadamente. Si los padres educan a sus hijos con corazones patrióticos diciendo, “Les amamos, nos ocupamos arduamente por ustedes, trabajamos con tesón y sudamos por ustedes y queremos que piensen en este país más que en ustedes mismos,” aquellos hijos que han sido educados en amor por tales padres se esforzarán para ser los patriotas que sus padres desean. Siempre que recuerdan el amor de sus padres, pensarán en sus cuarenta millones de compatriotas. También, estudiarán para servir a su pueblo y si ese pueblo fuera a ser miserable, él se sentirá más miserable que sus padres acerca de esto. Sin embargo ellos no se convierten en patriotas sólo teniendo tal corazón. También tienen que poseer un fundamento substancial que hayan establecido mientras tenían semejante corazón. Sólo entonces esto será algo que la gente de la nación puede admirar por siempre. De otra manera, todo esto pasará. Es serio cuando pensamos en todas estas cosas. Si en su escuela hubieran maestros que luchan por trasmitir las ideas correctamente por todos los medios a sus estudiantes, y al mismo tiempo preocupándose por el destino de su nación, en este caso la República de Corea, tomarán sus manos llorando y les amonestarán de esta manera: “No nos sigan a nosotros sino a la nación. Nosotros queremos que ustedes hagan cosas buenas por la nación en vez de hacerlas por nosotros.” Estudiantes educados de tal manera completarán el propósito que sus maestros no pudieron cumplir. De esta manera, si los maestros se esfuerzan y dedican toda su vida por sus estudiantes, y si los padres se esfuerzan a sí mismos por sus hijos, apreciando el valor de la nación y el mundo más alto que el suyo, los estudiantes de estos maestros y los hijos de esos padres se convertirán en los pilares del mundo. (25-97, 30.9.1969).

Sección 8. Una educación para vivir juntos con el mundo La palabra Jong gyo (en coreano se refiere a religión) significa ‘enseñanza principal’. La enseñanza principal de Dios es conocer la Verdad y amar a la humanidad. No hay nada más, por eso es que los Padres Verdaderos les enseñan a sus hijos qué es lo que al mundo y a Dios les gusta. (La familia bendecida y el reino ideal, 1048). La ética humana enseña que los hijos deben amar a sus padres, y esposos y esposas deberían amarse el uno al otro y a sus hijos. ¿Han pensado alguna vez acerca de por quién los hijos deben amar a sus padres? ¿Han pensado alguna vez acerca de por quién deben amarse mutuamente esposos y esposas, y por quién deben ellos amar a sus hijos? Los seres humanos han perdido a su Señor quien es responsable del amor. Dios ha hablado sobre el amor infinito. Él dijo que lo que permanecerá al final es el amor. Este amor es el amor de Dios. Ustedes deben conocer cual es el propósito de añorar. Ustedes deben tener un propósito al amar. ¿Por quién aman? Esto es por el bien de Dios. Nosotros deberíamos amar por su bien. Aquellos quienes aman centrados en su propio bien, vean lo que pasa después de morir, a dónde irán. Ustedes dan a luz hijos, les amamantan y les llenan de afecto, pero ¿por quién ustedes hacen todo esto? Esto debería ser en el nombre del Cielo y la Tierra, por esta nación y el mundo, por Dios. La fortuna celestial que sigue el amor de Dios se está moviendo más allá del mundo para abrazar al Cielo y la Tierra. Sin embargo, si ustedes aman a sus hijos quienes nacen a través de la conexión hecha sólo por ustedes, esto es inaceptable. Aquellas mujeres quienes abrazan y amamantan a sus hijos deberían hacerlo con el corazón ardiente de que ellas están abrazando a los amados hijos e hijas de Dios en el nombre del Cielo y la Tierra. (8-105, 22.11.1959). ¿Quieren ser bendecidos? ¿Quieren vivir eternamente? Entonces deberían ser personas de mentalidad pública. Al educar a sus hijos, no les amen sólo como suyos. Sino que deben hacerlo como aquellos quienes pueden servir como ofrenda por la gente del mundo. Incluso, cuando abrazan y amamantan a sus bebés, debería hacerlo con una actitud de que en posición de madres representando a la humanidad están amamantando bebés que representan a la humanidad. Más aun, en vez de sólo amar y amamantar a sus bebés, traten de llegar a ser madres quienes piensan en los hijos de la gente del mundo como suyos. Bebés que crecen de la leche de tales madres seguramente llegarán a ser grandes personas. Esto no sucederá inmediatamente, pero como tales familias continúan descendiendo a la primera, segunda y demás generaciones, los líderes del mundo nacerán de entre sus descendientes. Esta es la fórmula. Esto sucederá de esta manera. (31-167, 24.5.1970) Grandes madres abrazan a sus hijos para que sean capaces de sobrellevar cualquier dificultad, para que lleguen a ser seres de bondad en el futuro y puedan conmover al mundo. Esto se debe a que ellas han realizado el principio celestial de que la bondad nunca perece. (13-238, 24.3.1964). ¿Por qué creen ustedes que se mueve la bondad? No por el propio bien de uno. Cuando coman, háganlo por el bien del cosmos en vez de por ustedes mismos. Incluso, cuando contraigan matrimonio, háganlo por el bien de la voluntad de Dios en vez de por ustedes mismos. Nosotros deberíamos avanzar apuntando al mundo. Cuando experimentamos cosas, eso debería estar centrado en el mundo. Aquellos quienes lo hacen no aparentarán ser personas encantadoras pero en la actualidad lo son. Después de que van mas allá de su tiempo de vida, la

cual pasa en un abrir y cerrar de ojos en setenta u ochenta años, hay un camino para vivir eternamente, pero la gente no lo sabe. Si conocen un camino para entrar en el reino temporal del mundo de la vida eterna y hacen una conexión con este mundo, esa eternidad se hará suya. (36-185, 29.11.1970). Aun si ustedes tienen que comer arroz con mijo y estar vestidos de andrajos, si viven centrados en el mundo, llegando a ser la fuente de interminables y amplios tópicos de conversación, diciendo a sus hijos, por ejemplo, “cuando su casa era como una choza, aquellas personas vivieron en tan miserables circunstancias, pero luego ellos llegaron a ser tan exitosos.” Esos hijos viviendo en tal lugar serán excelentes personas. (28-188, 11.1.1970). Capítulo Diez - La Familia Verdadera de la humanidad será restaurada Sección 1. El propósito de la providencia de Dios para la salvación La cuestión es: ¿qué es eso que Dios más necesita? ¿Cómo llaman Dios? Dios es el Rey y el Dueño soberano del amor verdadero. Si El es el rey y el Novio de amor verdadero, es un principio absoluto que El necesite una reina para que llegue a ser Su pareja. ¿Quienes pueden ser compañeros del amor verdadero para el Dios absoluto? Los seres humanos verdaderos. Adán y Eva eran quienes tenían que alcanzar unidad con el amor de Dios. Ustedes necesitan dinero, conocimiento y poder, pero si carecen de una esposa, todo lo demás es en vano. Los esposos necesitan su esposa e hijos, y las esposas necesitan su esposo e hijos. El lugar en donde tales objetos recíprocos de amor viven es la familia. De hecho, estas son las familias que atienden a Dios y deben ser la base del comienzo del Reino de los Cielos en la Tierra centrado en el amor verdadero de Dios, el Sujeto recíproco del amor y quien completamente cumple el deseo de su conciencia, comprendida de hombre y mujer, unidos como los objetos recíprocos de Su amor, y teniendo hijos e hijas viviendo felizmente dentro de tal amor. Así como los seres humanos desean la aparición de una amada pareja que sea decenas de millones de veces o infinitamente más valiosa que ellos mismos, Dios también desea a Su amada pareja llegar a ser de infinito valor. Tal pareja son hombres y mujeres verdaderos. Ustedes aun no se han dado cuenta que tal hombre y tal mujer no son otros más que Adán y Eva, quienes estaban supuestos a alcanzar la perfección sin caer. (270-238, 7.6.1995). A través de la Caída, Dios perdió a la madre y los hijos de la familia de Adán. Allí no han existido hijos e hijas verdaderos que Dios pudiera tener, ni una familia de Dios que pudiera heredar el linaje centrado en Su amor. Nuestra mente y cuerpo entran en conflicto por haber heredado el amor falso, la vida falsa y el linaje falso a través de los padres caídos. Adán y Eva se convirtieron en los enemigos. Guerras sangrientas han comenzado entre los hijos e hijas de Adán. Por lo tanto, como la providencia de la salvación a través de la cual Dios restaura todo es la providencia de la restauración, hijos e hijas con mente y cuerpo unificados deberían alcanzar una unidad absoluta como parejas centradas en el amor de Dios, realizar familias verdaderas y heredar el linaje de Dios, conectándose con el cristianismo, la religión en la posición de la Novia. De esta manera el amor verdadero de Dios se puede reorganizar en familias, familias extendidas, pueblos, naciones y un mundo unificado, perfeccionando así la providencia de Dios de la salvación. (270-243, 7.6.1995). ¿Cuál es el propósito de Dios al establecer las religiones? Claramente deberían saber que la voluntad de Dios tiene que ser la de formar amadas familias, familias extendidas, pueblos y

naciones centrados en Sus más amados hijos e hijas, en quienes Sus huesos y carne pueden integrarse. Entonces, deberían conocer que tipo de persona es el Mesías. El es quien al final llegará a la Tierra con el eterno amor verdadero de Dios como la raíz y perfeccionará el ideal deseado por todas las religiones. Así, el propósito de la providencia de Dios de la salvación ha sido que El llegue a ser el Padre-Madre Verdadero, retomando al amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero que fueron perdidos y estableciendo familias ideales por toda la Tierra. (270243, 7.6.1995)Sección 2. La familia de Adán cayó dentro del dominio de Satanás Por causa de la Caída de Adán y Eva, Dios no pudo considerarlos como los antepasados humanos verdaderos, padres de la humanidad o como sus hijos e hijas. A pesar que Adán y Eva fueron el único hijo y la única hija de Dios, ellos llegaron a estar donde Dios no pudo relacionarse con ellos. Sin embargo, después de que ellos maduren, Él quisiera bendecir su matrimonio y disipar su soledad. Lamentablemente, ellos fallaron siendo novio y novia, sin mencionar su fracaso como sus hijos. Dios al contemplarlos los valoró infinitamente en proporción a la magnitud de su deseo por ellos; sin embargo, ellos pecaron y así Él no pudo experimentar ni el corazón filial ni el corazón conyugal para disipar su pesadumbre. Dios esperó que Adán y Eva en el futuro instauraran el camino de la lealtad y la devoción filial ante El como los antepasados de esperanza y soberanos de toda la humanidad. No obstante ellos fallaron en llegar a ser los compañeros quienes pudieran disipar su aislamiento. (20-80, 28.4.1968) ¿Dónde comenzó la Caída? ¿Cuál fue el pecado que ocurrió en la familia? ¿Fue el acto de comer del fruto del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal? La Caída que puede ocurrir en la familia no es otra más que esa que involucra el acto de amor. ¿Creen ustedes que ellos cayeron comiendo de un fruto? ¿El pecado original resulta de comer el fruto? Se dice que el hecho que los padres comieran del fruto fue el pecado, pero ¿Cuál es ese fruto que hizo que los descendientes de miles de generaciones llegarán a ser pecadores? Esto tiene que ver con los vínculos de sangre. Si la raíz del pecado es plantada a través del linaje, esta perdura por siempre en virtud de la ley de la herencia espiritual. La única cosa que puede hacer que esto ocurra es un problema del amor. (23-167, 18.5.1969) El uso equivocado del amor es la causa de la Caída. Adán se unió con Eva en una relación sexual ilícita cuando ella ya se había unido con el arcángel, y a través esta relación ellos fueron esposo y esposa y formaron una familia no centrada en Dios sino en Satanás. De esta manera toda la humanidad, llega a heredar el linaje de “sangre” de Satanás en la posición de su descendencia. Consecuentemente, a pesar de que los hijos de Adán y Eva tenían que ser originalmente el primer y el segundo hijo, debido a la relación ilícita de amor entre Eva y el Arcángel, sus hijos cayeron dentro del dominio de Satanás. De acuerdo con el ideal de la Creación, el amor determina el derecho de propiedad. Cuando una relación de amor es creada, el sujeto recíproco y el objeto recíproco involucrados en ese amor llegan a poseer necesariamente el derecho de propiedad del otro. Este es el Principio Divino. Por lo tanto visto desde el estándar del Principio Divino, como Eva cayó a través del amor ilícito con Satanás, el derecho de propiedad sobre los seres humanos que nacieron como descendientes de ella, pasan a Satanás, el arcángel, quien llegó a ser capaz de ostentar con orgullo esos derechos de propiedad. (La familia bendecida y el reino ideal - 325)

Como Adán y Eva cayeron y no cumplieron el ideal de Dios, llegaron a ser padres caídos y consecuentemente multiplicaron hijos con pecado original. Más aun, la historia humana llegó a consistir del desarrollo de familias extendidas, pueblos, naciones y un mundo a través de la familia de Adán y Eva caídos. Por lo tanto, el ideal de los Padres Verdaderos, quienes están en la posición de perfeccionar el ideal original de la voluntad de Dios, ha permanecido sin realizar desde el tiempo de la Caída hasta la fecha presente. La familia, la familia extendida, la raza, la nación y el mundo verdaderos centrados en los Padres Verdaderos aun permanecen como un ideal. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 325) Sección 3. La esperanza de la gente caída A través de la Caída de los antepasados de la humanidad se creó el linaje caído. Ellos fallaron en convertirse en los Padres Verdaderos, que hubieran alcanzado la comunión plena con Dios y tenido hijos e hijas del linaje directo de Dios, en el mundo original ideal que El deseó; por el contrario, forjaron un lazo con Satanás y llegaron a ser padres del egoísmo y dieron a luz a los hijos de muerte. De esta manera, la humanidad tiene hoy padres falsos. Por esto es que deben negar el linaje de sangre de esos padres falsos y encontrar a los Padres Verdaderos. (14-279, 3.1.1965). La esperanza de la gente caída es encontrar al hijo de Dios. Lamentando la injusticia de haber nacido como los hijos de Caín están deambulando en búsqueda del hijo verdadero de Dios. Nosotros debemos encontrarlo. Sin embargo ¿Cuánto tendrá que sufrir la humanidad mientras lo busca en el nivel individual y en el nivel familiar? Por eso es que Dios envió el Mesías quien representa el reino del hijo en el nivel nacional. (La Familia Bendecida y el reino ideal - 480). Para entonces, si la gente hubiera recibido al Mesías habría encontrado al hijo de Dios en los niveles individual, familiar, familiar extendido, racial y nacional. El advenimiento del Mesías fue para convenir la buena noticia que ellos encontrarían al hijo de Dios en el nivel nacional. Nosotros quienes nacimos con el linaje caído, tenemos que encontrar al hijo de Dios, quien puede trascender las bases de las acusaciones de Satanás. Habiendo hecho eso, debemos continuar para encontrarle como nuestro padre. Ustedes han tenido padres caídos, pero no Padres Verdaderos. De esa manera, necesitan buscar a los Padres Verdaderos, a quienes Dios pueda amar. Luego, debemos buscar a la familia de esos padres. Después de eso, debemos buscar el amor de Dios, y al encontrarlo encontramos a Dios y así la gente caída debe encontrar a sus hermanos y hermanas, a los padres, el hogar y la tierra natal que están centrados en Dios. Ustedes tienen que estar conscientes que la humanidad está supuesta a caminar por este sendero. Así, si los padres y los hijos quienes son dignos del amor de Dios forman familias a través del amor de Dios, ellos pueden prosperar automáticamente, cantando canciones de amor en un ambiente que puede realizar cualquier éxito a través de las familias armonizadas. Cuando esto pasa, la raza centrada en el amor de Dios se formará automáticamente. Pero como Adán perdió tal familia, este estándar debe ser encontrado a través de la religión. Hasta que esta familia no sea establecida, no pueden ser determinados una familia extendida, un clan familiar, una nación y un mundo. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 480). ¿Cuál debería ser nuestro ideal, deseo y esperanza? La conclusión debería ser como sigue: primeramente el servir a Dios como nuestro Padre-Madre es nuestra mayor esperanza; segundo, tenemos que llegar a ser sus amados hijos e hijas y tercero tenemos que heredar todo lo que Él posee. No puede existir una esperanza humana mayor que esta. (Familia Bendecida y el Reino

Ideal, 480). Sección 4. La meta de la restauración es la familia de Adán La familia de Adán es la meta de la providencia de la restauración. Dios comenzó su providencia de la salvación inmediatamente después de la Caída de Adán y Eva, pero después de esto Caín asesinó a Abel. Así la providencia se delegó de la familia de Adán a la de Noé. A través de la familia de Noé Dios buscó construir el fundamento para su providencia en la Tierra aniquilando a toda la humanidad a través del juicio del diluvio y estableciendo una familia que trascendiera la base de la acusación de Satanás. Esta tarea se fue delegando a través de las familias de Abraham, Isaac, Jacob, Moisés y Jesús descendiendo hasta la era presente. Así la providencia de la restauración busca establecer a la familia de Adán perdida debido a la Caída. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 482). ¿Qué es lo que Dios ha estado buscando hasta ahora? No un sujeto recíproco, sino mas bien un a objeto recíproco ideal de Dios. Dios ha estado buscando algo que se parezca a Él, que posea las cualidades internas y externas del mundo creado por Él. ¿Cuál es ese punto de partida resultante? Este es la familia. Nada puede representar el universo mejor que la familia. (30-80, 17.3.1970). ¿Dónde concluye toda la historia? Con materiales de la Creación, con hijos y padres; en otras palabras, éste concluye en el nivel de la familia. Estos son los principios del universo. Sin padres, los hijos no pueden nacer. Ellos deberían tener dominio sobre Todas las Cosas centrados en sus padres, los cuales les dieron nacimiento. Adán y Eva también debieron gobernar sobre todas las cosas. Esto se aplica a todo de una sola vez. (35-276, 25.10.1970). Ultimadamente, ¿qué fue eso que Dios buscó establecer por medio de Su providencia de la restauración por seis mil años? ¿Qué tuvo Él que establecer antes de poder crear una nación, una raza o una iglesia? Esto fue la familia. Es decir, fue para encontrar a Su objeto recíproco acompañante y a la familia. La familia es imprescindible en la creación de una nación. Por consiguiente, la base de todo es la familia. (22-302, 4.5.1969). Como la familia de Adán, el antepasado de la humanidad, fue destruida, nosotros tenemos que restaurarla. Jesús había venido como el Adán no caído. Como tal, él fue el segundo Adán. Como Adán, el primer antepasado humano, se convirtió en el antepasado caído, Dios envió a Jesús como un antepasado verdadero sin pecado a fin de establecer Su voluntad original. Nosotros tenemos que establecer la familia de Adán centrada en tales antepasados verdaderos. (20-334, 14.7.1968). La Biblia da testimonio la Caída de los antepasados de la humanidad. Pregunto, ¿la Caída involucró a una o a dos personas? Ambos cayeron. Este es el problema. Sin en la Caída se hubiese involucrando sólo Eva el problema habría sido sencillo. En tal caso, Dios como Creador la hubiera recreado. (23-33, 11.5.1969). ¿Por qué tuvo Dios que comenzar con la familia? Porque todo salió mal allí, es decir, en la familia de Adán y Eva. La pérdida de Dios, la expulsión del mundo angélico, la pérdida del mundo de la creación y del valor y el amor de la humanidad, todo ocurrió debido a la unión fuera del principio del hombre y mujer de la familia de Adán. (100.275, 22.10.1978). La salvación individual buscada hasta ahora por algunas instituciones religiosas, especialmente

por el cristianismo, no representa la perfección, sino al contrario es una forma rudimentaria de salvación, no es más comenzar con el primer paso. La meta de la salvación contiene la salvación familiar como su pieza primordial, y eso que es llamado la fundación para la salvación familiar se refiere a las familias que pueden dirigir al mundo y tomar responsabilidad incluso por la salvación global. Realizar familias en donde este reino del corazón es firmemente establecido debería ser el mas alto ideal de nuestra vida de fe. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 482). Sección 5. La familia restaurada que debe ser realizada por Jesús ¿Qué vino hacer Jesús? A establecer una familia. La historia de la salvación es la historia de la restauración. Los que están enfermos necesitan ser sanados. Jesús vino con el fin de salvar a la gente caída. Entonces, ¿qué es la salvación? Como la familia fue destruida, esta tiene que ser restaurada. ¿Qué tiene que ser hecho para lograr esto? Esto no es posible sino se regresa a la posición original que fue perdida. Entonces, ¿por qué tienen los seres humanos que restaurar la familia? ¿Por qué tenía Jesús que venir a establecer su familia? Porque la familia original fue destruida. La humanidad, estando enferma, está en la necesidad de ser sanada, por esto es que se dice que como la gente es caída, ella tiene que ser restaurada. (23-18, 11.5.1969). Ustedes deben saber que Dios es un Ser que se comporta de acuerdo a principios y leyes. Como Adán se perdió, él tiene que ser recuperado desde el mundo satánico. Dado que Adán se desvió y falló en cumplir el papel de un esposo, aun cuando estaba en la posición de dominar y poseer a Eva, ella fue tomada por Satanás. Por lo tanto, ella debe ser recuperada del mundo satánico. ¿Puede esto hacerse sin luchar? Dios preparó las bases en los niveles nacional, religioso, tribal y familiar. Así, Él estableció a las familias de José y Zacarías. Entonces, si Jesús en la familia de José y Juan el Bautista en la de Zacarías se hubiese unido, la voluntad de Dios habría sido cumplida en un lapso breve. ¿Qué habría pasado si Juan el Bautista hubiese creído completamente en Jesús? También, ¿qué hubiese sucedido si Jesús hubiera recibido a la hermana menor de Juan el Bautista como su esposa? La Voluntad de Dios hubiera sido cumplida. Cuando digo cosas como estas, ¿no se me oponen los cristianos inmediatamente? Ellos hacen un gran alboroto y gritan por esto. Sin embargo, por mucho que se me opongan, eso no traerá ningún beneficio. Aquellos que ahora se me oponen se darán cuenta que yo no estoy mintiendo cuando ellos vayan al mundo espiritual. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 488). Originalmente, Adán y Eva estaban supuestos a alcanzar la unidad como el padre y la madre substanciales y completar la perfección de una familia de amor, la cual es el ideal de Dios de la Creación. Aun como esto no ha sido realizado, Jesús tuvo que venir con el fin de realizarlo. Jesús tenía que venir y recibir una novia, con él en la posición del Novio. Si ellos se hubiesen unido con el amor de Dios, restaurando la posición del Adán inmaculado y original del Jardín del Edén, y unidos en ese amor, nadie podría hacer que ellos repitieran la Caída humana. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 488). ¿Cuál fue la voluntad de Dios? Que Adán y Eva establecieran el estándar de la perfección del hombre y la mujer y lo hicieran basados en su amor la familia de Dios. Pero ¿fue esto realizado? La familia de Dios no fue instituida. Jesús entendió y creyó también en este aspecto de la voluntad de Dios, pero debido a la falta de fe del pueblo judío, los cuatro mil años de historia de preparación de Israel, como la base para recibir a al Mesías, colapsaron, y Jesús murió tristemente en la cruz. Hasta ahora, ¿quién ha entendido la situación desgarrante de su corazón? Ni uno. Ustedes hoy llegan a entender esto a través de mí. Siendo este el caso, ¡cuán agradecido debe estar Jesús! Como el Novio, Jesús no pudo perfeccionar la familia de Dios sin

antes establecer a su Novia como la madre verdadera. Si la familia de Jesús no es establecida, la Voluntad de Dios permanecerá sin cumplir. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 488). Sin primero establecer una familia centrada en Dios ni la nación ni el mundo pueden ser restaurados. Por esto Jesús buscó establecer la amada familia de Dios después su llegada a la Tierra. Como el Novio él tenía que buscar a su Novia. Como es centrado sólo en un hombre que los padres verdaderos, las parejas verdaderas y los hermanos y las hermanas verdaderos pueden emerger, este definitivamente será realizado por el Novio y la Novia en el profetizado Banquete de las Bodas del Cordero. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 482). Sección 6. La familia restaurada del Señor de la segunda venida ¿Qué clase de familia es una familia restaurada? Es la substancialización de la esperaza histórica. Hasta ahora, Dios ha estado guiando su providencia durante seis mil años a fin de restaurar esta familia. ¿Dónde debería ser realizada la substancialización de la esperanza histórica? No debería suceder en ningún otro lugar más que en esta sociedad del presente. Esta no debería ser realizada en el futuro. Este es el estándar de la esperanza histórica y el estándar de las esperanzas de toda la gente que esta viviendo en el presente. Es el estándar de las pasadas, presentes y futuras esperanzas de la humanidad. Numerosos santos y sabios que han venido y dejado este mundo añoraron por esta familia. (21-51, 1.9.1968). La familia restaurada aparece finalmente como el Señor del retorno y recibe a su Novia. Esta familia que tiene que ser recuperada es la familia deseada por la humanidad. A lo largo de los pasados seis mil años de historia, incontables líderes religiosos creyentes, quienes han sido sacrificados por numerosos gobernantes y soberanos, ardientemente desearon que el Señor pudiera venir y vengara su angustia sobre sus enemigos. Sin embargo, el Señor no puede hacer eso solo; si pudiera ya lo hubiese hecho. Así, la familia de Dios tiene que aparecer y ser instituida y una nueva fundación puesta en la Tierra. Entonces, esta debería ser capaz de hacer volar el mundo satánico con la dinamita del corazón. (21-25, 1.9.1968). Con relación a la familia restaurada, ¿quién constituirá su centro? Como una familia constituida por hijos e hijas verdaderos buscados por Dios es el propósito de la Creación, el centro de esa familia tiene que ser el hijo y la hija verdaderos de Dios. ¿Quién creen que es él? El es quien viene investido con el poder completo para heredar este universo. El es el Señor del segundo advenimiento. Este Señor debe venir y formar una familia. (21-46, 1.9.1968). ¿Cuál es hoy nuestro amargo dolor? Es un hecho que Adán y Eva fallaron en comenzar la historia formando una familia verdadera, como un padre y una madre verdaderos en el Jardín del Edén. Esta es la pena amarga de Dios antes de que sea de la humanidad. El propósito de Dios al crear a los seres humanos fue para establecer a tal familia y construir el reino de paz sobre la Tierra. No obstante, esta familia fue hecha pedazos y como resultado Dios ha estado abrigando un pesar amargo, guiando la historia de la restauración repetidamente durante un largo período de seis mil años. Todos ustedes deberían conocer que en este proceso, Dios ha recorrido y cruzado incontables veces tremendos caminos de pena para cumplir ese destino hasta hoy. El que viene a tomar la responsabilidad de resolver todo esto es el Señor del retorno. ¿Qué debe hacer el Señor del retorno? El debería formar una familia; el debería llevarlo a cabo no en el aire sino en la Tierra. Sólo entonces la familia extendida, el clan étnico, la nación y el mundo emergerán de esta. (21-51, 1.9.1968). El “Jesús” que viene tiene sin falta que establecer la familia deseada por Dios y esta familia tiene

que ser una familia verdadera. Hasta ahora la humanidad ha estado buscando el amor verdadero. De ninguna forma el amor falso debería existir en la familia o la sociedad. Así, tiene que aparecer una familia verdadera que esté centrada en el más grande amor de Dios, el cual es anhelado y puede ser compartido por toda la humanidad. Sin tal familia, la familia extendida de Dios no puede ser instituida, y sin tal pueblo la nación o el mundo de Dios no pueden ser realizados. Así, Dios ha presentado el modelo más alto con el cual los seres humanos pueden relacionarse en la providencia de la salvación, y el más enaltecido estándar deseado por Dios yace en la familia. (32-197, 15.7.1970). Sección 7. La Iglesia de la Unificación: el lugar donde la familia verdadera original es establecida ¿Qué han hecho hasta ahora las religiones en la historia? Ellas han estado buscando a un hombre. Han mantenido el celibato y no han permitido nuevas ideas. De continuar así, perecerán. Todavía cuando ellos alcancen el nivel en el que puedan decir que han encontrado a ese hombre en su búsqueda histórica, también tendrán que buscar a la mujer después de eso. ¿Qué tipo de lugar es la Iglesia de la Unificación? Es una iglesia que busca recuperar la familia. (30-218, 23.3.1970). Hasta el momento, las religiones han estado buscando la salvación individual, pero la Iglesia de la Unificación va más allá y busca la salvación familiar. Lo que salvamos es a la familia y yendo al Cielo, no vamos solos. El punto de vista de la Iglesia de la Unificación con respecto a la salvación no es que el esposo va al Cielo mientras que la esposa va al infierno, más bien es que los dos vayan juntos al Cielo. Incluso, esta no aboga por enviar a los padres al infierno sino más bien llevar a ambos padres junto con sus hijos al Cielo. Nuestra iglesia está en una dimensión diferente a las otras religiones, esta nos enseña el camino para que juntos, con nuestras amadas familias, y aun nuestras amadas familias extendidas, vayamos al Cielo. Por lo tanto, esta hace énfasis a la importancia de la familia; mientras que al contrario las religiones establecidas enfatizan el celibato. La familia es lo central en nuestro camino. Esta existe por el bien y el beneficio del mundo y Dios. Ustedes deberían saber claramente que este es el camino para ser recorrido por los miembros de la Iglesia de la Unificación y es el curso de su vida diaria de ahora en adelante. (34-358, 20.9.1970). Es el amor de padres, el amor conyugal y el amor de hijos filiales que nos motiva a querer crear lazos de amor, con los que deseemos estar eternamente juntos trascendiendo leyes, sistemas y todos los antecedentes y circunstancias e incluso a nosotros mismos. No puede haber ningún sistema social que ignore esto, y ninguna nación que ignore esto puede ser formada. Como tal, la Iglesia de la Unificación busca la salvación familiar en vez de sólo la salvación individual. El propósito de nuestra Iglesia no es cumplir la salvación individual sino más bien la salvación familiar. Es en este punto en donde somos únicos. (34-328, 20.9.1970). ¿Cuál es el propósito común que debe ser compartido absolutamente por toda la gente y la puerta común por la que ellos tienen que pasar? Este no es ni la nación ni el mundo; ni lo es el mundo comunista o el democrático. El mundo comunista y el democrático son remplazados por la familia original que puede construir el mundo unificado. Entonces, hasta ahora, ¿dónde está el orden, la educación y el plan de metas para esto? Tan decisivo estándar no ha aparecido aun en la Tierra. Antes de su aparición allí no puede haber un reino de paz, una nación ideal de paz o un país de paz. En consecuencia, deseamos ver el día, darle la bienvenida y vivir en tal ideal original de la

familia, el cual que debemos conseguir cuando aparezca en la Tierra y consuma el destino de la historia. Sólo entonces la voluntad de la providencia de Dios para la Tierra será cumplida, y la Tierra Prometida del Sabbath, el nido del Sabbath, puede ser fundado. (23-31, 11.5.1969). ¿Cuál es el deseo de nuestros miembros de la Iglesia de la Unificación? Es ser una familia restaurada. En esto es donde yace nuestro deseo, la fuente de la paz de todas las naciones, de la felicidad del Cielo y la Tierra, y de la nueva dispensación, del comienzo del nuevo Cielo y la nueva Tierra. También significa la transición al primer Cielo y la primera Tierra, la raíz de todos los valores de la vida humana y el punto de partida de la esperanza. Entonces, ¿quién es el centro de la familia restaurada? Son ancestros verdaderos. Los ancestros verdaderos son los Padres Verdaderos. (21-46, 1.9.1968). Sección 8. El familiarismo verdadero y la religión del paternalismo celestial El mundo se ha hecho de esta manera a través de haber recibido una tradición desviada de la tradición de Dios como un resultado de su descendencia de los padres caídos. De este modo, los Padres Verdaderos deben venir y establecer una nueva ideología. ¿Qué clase de ideología debería ser esta? ¿Debería estar basada en el mundo o en el cosmos? Esto es el Familiarismo Verdadero, la filosofía de la familia verdadera. Sin su aparición, una ideología verdadera global no puede surgir. Su representante tiene que ser el hijo verdadero de Dios. El debe ser el heredero que hereda internamente todo lo referido al corazón de Dios, Su heredero externo y el heredero de la soberanía sobre Todas las Cosas. En otras palabras, él tiene que ser alguien que pueda heredar el corazón de Dios, el cuerpo de Dios y Todas las Cosas. Sólo tal hijo puede estar en el lugar de Dios. El reino será finalmente realizado sólo cuando venga él. ¿Qué tipo de ideología es el “Familiarismo verdadero”? Es una filosofía del amor de Dios. ¿No es simple? Sin amor, no importa cuanto la gente alardee de ser el número uno en el mundo, ellos son dignos de lástima. ¿Estoy en lo correcto o no? El “Familiarismo” es una ideología en la que los hijos siguen eternamente a sus padres, los hermanos menores siguen eternamente a los hermanos mayores y viceversa y si hay una nación en la posición del hermano mayor, la nación en la posición del hermano menor le seguirá. (21-49, 1.9.1968). ¿Qué tipo de ideología es esa del amor de Dios? Esta es una ideología transnacional y transmundial de gente buscando dar primero en vez de recibir según sus intereses personales. El mundo de tal ideología es el mundo ideal que está por venir en el futuro. Ese mundo ideal no es uno de proyectar poder y ordenar a la gente, sino uno de la ideología que afirma la hermandad entre todas las personas, en la cual todos los corazones pueden moverse a su propio ritmo para armonizar con el amor de Dios. El futuro del mundo será como este. En tiempos por venir, la religión de salvadores familiares tiene que surgir. Esta es la ideología de Padres Verdaderos. Esta es la religión de padres verdaderos, la cual es esa de vivir diariamente como padres verdaderos al realizar la base de cuatro posiciones. Cuando esto pase, los padres llegarán a ser los salvadores de sus hijos dentro de sus familias. (21-49, 1.9.1968) Si ustedes leen al final del libro del Apocalipsis escrito por Juan, encontrarán la historia de la restauración. Por esto es que la Biblia es grandiosa. El contenido de la restauración fue insertado en el último capítulo de la Biblia porque allí hubo tal principio de la restauración. En el Apocalipsis 22:17 declara, El Espíritu y la esposa dicen: “¡Ven!” El que oye diga: “¡Ven!” El que tiene sed, venga. El que quiere, tome del agua de vida gratuitamente. ¿Saben que significa “el espíritu y novia”? La novia es la esposa del Señor, y el Espíritu es un ser espiritual, y de aquí la Madre quien manifiesta tanto el espíritu como la carne debe aparecer. Desde que Jesús es un hombre y el padre de la humanidad, él tiene que encontrar a la Madre entre las mujeres del

mundo y salvar a este de nuevo. Los cristianos no saben esto. Estoy simplemente asombrado porque aunque trato de iluminarles, ellos me rechazan y me llaman un hereje. (21-49, 1.9.1968). ¿Qué es el Paternalismo Celestial? En términos de familias, este se relaciona con la familia que, aun teniendo oro y tesoros más que suficientes para llenar el universo, no vivirá intoxicada por ellos, sino más bien se olvidará de ellos y vivirá siempre intoxicada con el amor de Dios. Lo que le pertenece a los hijos también le pertenece a sus padres, y lo que le pertenece a los padres debería estar conectado intacto como pertenencias de Dios. (35-280, 25.10.1970). ¿Qué tipo de ideología es la ideología Celestial? Esta es Paternalismo Verdadero. En conclusión, ambas son ideologías paternales celestiales. Ellas son filosofías de nuestro hogar, nuestra nación y de todos ustedes como individuos. (26-201, 25.10.1969). Capítulo ONCE - La Familia, la base eterna para la felicidad Sección 1. ¿Por qué nos gusta la familia? ¿Por qué nos gusta la familia? Porque tiene la base sobre la cual pueden intercambiar amor y felicidad libremente. Por eso la gente añora su pueblo natal, el lugar donde están sus padres, hermanos y hermanas. (38-328, 81.1971). La familia es un buen lugar. ¿Por qué es bueno? Por que allí están todos sus padres, hermanos y familiares. Por lo tanto, todos se sienten nostálgicos por su tierra originaria, su pueblo natal. Ellos piensan en su pueblo natal más que en su nación. Aun mientras viven en la República de Corea, el lugar por el cual ellos añoran es su pueblo natal. (23-151, 18.5.1969). ¿Por qué quieren a sus familias? Porque ellas nos sirven de bases para la libre actividad centrada en el amor de padres. De la misma manera Dios actúa libremente. Cuando la sociedad llegue a componerse de seres humanos que internamente tienen un corazón radiante de amor, sin importar cuán harapientos se vean, Dios será libre. ¿No es así? Cuando ustedes visitan la casa de un desconocido como invitados, ¿no se sienten incómodos? ¿Por qué? Porque allí aun no existen lazos de amor para ustedes. Se sienten avergonzados porque ese amor no emana en todas las direcciones. Así, la senda que tenemos que recorrer es la del carácter de bondad universal. (99-305, 1.10.1978). ¿Qué es lo mejor que hay en la familia? Eso no lo deciden ustedes. Entonces, ¿qué es lo más valioso en la familia? Los padres. Aun para ustedes en la posición de individuos, el poder, el conocimiento, el honor o el dinero podrían ser valiosos; sin embargo, ninguno de ellos podría ser superior a sus padres. Luego sigue su cónyuge y sus hijos. De hecho ¿Existe en su familia algo que sea más importante y valioso que sus padres, su cónyuge y sus hijos? No existe. Entonces, ¿por qué quieren a sus padres, a su cónyuge y a sus hijos? Porque el amor está allí. El amor de padres es algo absolutamente necesitado por los hijos. También, el amor fraternal y el amor filial son absolutamente vitales en la familia. (112-289, 25.4.1981). ¿Quiénes son las personas más queridas en sus familias? ¿No son sus padres? ¿Por qué son sus favoritos? Porque son los más cercanos a ustedes, se han relacionado con amor a lo largo de su vida. Luego viene su amado cónyuge. Si el esposo y la esposa se aman incondicionalmente, en vez de hacerlo condicionalmente, y llegaran a desarrollar un amor recíproco en la relación conyugal, aunque no necesariamente íntimamente vinculado al amor eterno y absoluto dado por el Cielo, ese amor será la cosa más grandiosa para generar felicidad y armonía en su familia. Así es como yo lo veo.

Luego viene el amor filiar: el amor que los hijos manifiestan hacia sus padres. Si los hijos pueden sacrificarse por sus padres y amarles con una viva y positiva actitud, mientras añoran las circunstancias ideales en las que su amor pueda brotar como la esperanza del mañana, en vez de la desesperanza, ese será un amor de un puro y verdadero valor para la felicidad de esa familia. De esta manera, si hay una familia que está dotada con el amor paternal verdadero, el amor conyugal verdadero y el amor filial verdadero tendremos que concluir que esta es la familia más ideal en el mundo. (Familia bendecida y el reino ideal, 913). Sección 2. La familia: la base de la felicidad eterna En nuestra vida cotidiana, ¿basados en cuál estándar diríamos que alguien es feliz? ¿Puede la gente ser catalogada como feliz porque posea alguna destreza, poder o autoridad? No puede. Además, ¿La gente es feliz al tener suficiente dinero como para no envidiar a otros? No. Igualmente, ¿puede la gente ser feliz adquiriendo algún conocimiento general o alcanzando alguna posición donde pueda controlar el mundo a voluntad? Absolutamente no es cierto que la gente llegue a ser realmente feliz sólo con estas cosas. (23-11, 11.5.1969). Aunque algunas personas pudieran pensar que ahora poseen suficiente como para no envidiar nada en el Cielo y la Tierra y cantar canciones de alegría, esas cosas externas no pueden ser la fuente de la felicidad. Las posesiones podrían ser medios para encontrar la felicidad pero no pueden ser la felicidad en sí. Entonces, ¿Qué es lo que tiene que ser determinado para poder sentir felicidad? Ustedes deben tener amados padres, cónyuge e hijos. Nadie puede negar esto. Si carecen de uno de ellos sentirán tristeza en el grado de la carencia, así como también el descontento proporcional inevitablemente permanecerá en sus corazones. (21-140, 17.11.1968). Toda la gente en la Tierra por lo general siente que la familia es la base de felicidad. La familia tiene que poseer padres. En el mundo los hijos sin padres son llamados huérfanos, quienes son tratados como gente digna de lástima. La familia tiene padres y al mismo tiempo un lazo conyugal. Es lamentable quedar sin padres así como también lo es estar sin cónyuge. Sin importar cuanto se han amado las parejas mutuamente, allí existe una desdicha pronunciada y el abatimiento cuando uno de ellos pierde a la otra. No solo eso; cuando una pareja no puede tener hijos, esto también es de seguro una desgracia. (23-11, 11.5.1969). La familia debe tener padres, cónyuges e hijos. Sólo así esta se convertirá en la base de la felicidad. El propósito de Dios que procura la restauración de la humanidad también busca Su propia felicidad. El establecimiento del ideal de la base de la felicidad de Dios no puede ocurrir aparte de los seres humanos. Este punto de convergencia sólo puede surgir por medio de Su relación con ellos. De la misma manera que nos sentimos felices cuando todos los ingredientes necesarios para el bienestar emocional están presentes en nuestra familia, Dios también quiere sentir felicidad en tal escenario. (32-197, 15.7.1970). ¿De dónde surge la felicidad? ¿Cuál es el escenario en el cual podemos cantar coros de alegría? La familia. La felicidad familiar no puede conseguirse si hay problemas emocionales o si no hay un corazón de amor en la familia. (23-120, 18.5.1969). Si la pareja no tiene hijos allí no puede haber felicidad completa. Incluso, si los hijos no tienen padres, no hay alegría para ellos. Donde hay un hombre tendrá que haber una mujer como su compañera. Lo mismo se aplica a la mujer. En el caso del esposo y la esposa, su deseo es mantener el amor en una dimensión más elevada dentro de relación de sujeto y objeto recíproco y acompañantes. Además, ellos deben tener hijos. Una pareja unificada se realiza sólo cuando

tiene padres arriba e hijos abajo. Una familia debería estar unida vertical y horizontalmente de esta manera. Entonces, ¿centrados en quién tienen que unificarse? Es imposible que sea sólo entre los seres humanos. Como ellos solos no pueden alcanzar el valor más elevado, si allí hubiese un Sujeto recíproco absoluto de amor, los padres querrán unirse a ese Sujeto recíproco, manteniéndolo como el centro. El lugar donde los padres e hijos han alcanzado la unidad en amor centrado en ese Sujeto recíproco será un espacio de felicidad y esperanza. Todo debe volverse uno y ser unificado a través de algo más valioso y estimulante, lo cual es imposible sólo con nuestro amor humano pero posible sólo desde la posición absoluta de sujeto reciproco. (Familia bendecida y el reino ideal, 913). Sección 3. La familia: La unidad básica para edificar el Reino de Dios Nuestra familia y el reino de Dios tienen la misma forma. Nuestra familia está compuesta de padres, cónyuges, hijos y hermanos; esta puede ser unificada sólo a través del amor. Aquí, la unidad puede ser alcanzada, la vida puede ser transmitida y el ideal puede ser substancializado. De este modo, ustedes tienen que honrar al amor conyugal y el amor de padres con el fin de calificar para ir al Cielo. Los abuelos legan su amor a los padres. El Reino de Dios no será realizado aquí si alguna de esas formas de amor es negada. La conclusión es que ustedes tienen que amar a su padre y a su madre más de lo que se aman como esposo y esposa, y a sus abuelos más de lo que ustedes aman a sus padres. Este se convierte en el lema central e ideal de todo el Reino de Dios. (Familia bendecida y el reino ideal, 942) El punto de partida del Reino de Dios no es un individuo o una nación sino la familia. Por esto Jesús vino a la Tierra buscando establecer el lazo del novio y la novia. La familia es la unidad básica para realizar esto. (30-82, 17.3.1970). El Reino de Dios es el tipo de lugar que una vez que estén allí no querrán dejarlo; este es el lugar en donde vive el Ser que ustedes querrán ver una y otra vez aun después de haberle visto decenas de cientos de veces. Si toda la gente comúnmente deseara ir allí, verle y vivir con El, el mundo sería unificado; pero esto no es algo que sucede todo simultáneamente. Primero, debe existir una base individual, luego una base familiar y entonces esta debería expandirse en una raza, una nación y un mundo. (Familia bendecida y el reino ideal, 942). ¿Dónde está el Reino de Dios? Este no cae del cielo repentinamente, sino que es el lugar en donde desarrollamos la esfera de la vida cotidiana para la interacción entre padres e hijos, disfrutando completamente el uso de toda la Creación como base de nuestro ideal. (78-35, 1.5.1975). Deberían saber que sus familias están en la posición de representar la soberanía de la nación celestial. Como los padres representan al soberano, los hijos representan a los ciudadanos y sus posesiones representan el territorio de esa nación, ser un hijo o hija de devoción filial hacia sus padres es ser leal a la nación, y esto nos dirige por sendero del cumplimiento de la santidad. En estos días las familia se han convertido en una fuente de toda clase de situaciones vergonzosas, pero Dios esta avanzando deseando que la familia se convierta en un fundamento sagrado. (35305, 30.10.1970). Necesariamente la gente tiene que poseer familia. En la familia hay padres, hijos y posesiones. Entonces, ¿quiénes son los seres substanciales que pueden representar y desarrollar horizontalmente toda la historia vertical de las eras del Antiguo, del Nuevo y el Completo Testamento?

Ellos son todas las cosas, los hijos y los padres, es decir, los padres, sus hijos y sus posesiones. Estas son necesarias dentro de los límites de la familia. (29-156, 27.2.1970). El reino conyugal del Cielo se realiza sólo a través de una pareja que alcance la unidad en el amor de Dios. Nadie puede romper su integridad y no hay peligro que esta sea dividida o se quiebre. ¿Qué tipo de amor han buscado? Si han estado buscado el amor de Dios, su mente y su cuerpo deberían alcanzar completa unidad para Su este amor venga y habite en ellos. De esta manera, el reino conyugal de los Cielos deben surgir y el reino familiar de los Cielos debe ser realizado. El reino familiar de los Cielos será cumplido cuando madres y padres se unan completamente en amor y los hijos e hijas también encuentren cónyuges que sean como sus padres. Cuando los padres sean el “más” y los hijos el “menos,” el reino familiar de los Cielos llegará a existir. (Familia bendecida y el reino ideal, 942). Sección 4. La realización del ideal del amor comienza en la familia ¿Dónde debería comenzar a realizarse el ideal del amor? ¿En la Iglesia de la Unificación? ¿La nación? ¿El mundo? Aunque alguien haya unificado al mundo, él será una persona miserable si fallara en unificar su propia familia. El ideal del amor debería primero ser realizado en la familia. La familia es el nido de la felicidad. Por lo tanto, el Reino de Dios comienza allí. Cuando Jesús, quien vino a la Tierra para realizar el Reino de Dios, dijo, “yo soy el Novio y los cristianos las novias,” él se estaba refiriendo al nivel familiar. ¿Quiénes conforman la familia? Primero, los padres, segundo, los hijos, tercero, el esposo y la esposa y luego los hermanos y hermanas. Entonces, ¿a través de qué están enlazados los miembros de la familia? A través del amor. Por lo tanto, ¿Qué puede unificar a la familia? El amor puede unificarla. Como el amor es incambiable, el amor del abuelo puede volverse uno, el amor de los padres puede volverse uno y el amor del esposo y la esposa puede volverse uno. Como el amor posee la cualidad de unificar ellos pueden volverse uno. También, como el amor contiene la motivación de la vida humana las vidas del abuelo y la abuela pueden estar conectadas e incluso el ideal puede conectarse a la relación. Los abuelos legan su amor a los padres, en otras palabras, ellos le dan amor a sus hijos. Los hijos de nuestros abuelos son nuestros padres y nosotros somos los hijos de nuestros padres. El lugar que está centrado en tal amor es el Reino de Dios, el cual no será realizado si alguna de esas formas de amor es negada. Como Dios es el Sujeto recíproco del amor y es el que puede integrar el pasado, presente y futuro, ustedes tienen que amar a sus padres más de lo que se aman entre esposo y esposa y amar a sus abuelos más de lo que ustedes aman a sus padres. El hombre simboliza el Cielo y la mujer simboliza la Tierra. Como el hombre es el sujeto recíproco iniciador, a él no le gusta ser interferido. A las mujeres les gusta ser amadas más de lo que les gusta amar (objeto recíproco receptor). Ya que el hombre simboliza el Cielo y la mujer simboliza la Tierra, su unión es idéntica a la del universo volviéndose uno. Como el universo puede ser gobernado sólo por amor, ustedes pueden ser el sujeto recíproco del universo sólo por medio del amor y deberían pensar en su pareja como el ser que es más grande que el universo. El amor incambiable es con lo que pueden conectar a los mundos del Cielo y de la Tierra. Los que han dejado vidas cruzadas por el amor entrarán en el Cielo. El mundo centrado en el amor es el mundo espiritual. Cuando Dios y los individuos se unan completamente, el hombre y la mujer casados obtendrán la unidad automáticamente, y cuando estos cónyuges perfectos aparezcan, el Cielo y la Tierra serán unificados. ¿En dónde desea morar Dios? Como el amor surge entre un hombre y una mujer, El querrá morar donde un hombre verdadero y una mujer verdadera hacen el amor. Como Dios está allí, ese amor puede ser eterno, puede alcanzar la unificación eterna y poseer la vida eterna e ideal. Por lo tanto, el que ha agarrado ese amor puede ocuparlo todo. El propósito de la familia

formada de amor verdadero no es ella misma sino la realización del Reino de Dios en el Cielo. Basado en el estándar que busca converger con el propósito de unificar el universo, la familia debería ser expandida a una raza, una nación, un mundo y al universo físico y espiritual, pero una vez que esta haya alcanzado el mundo, debería regresar. (48-10, 31.8.1971). Sección 5. El Cielo es donde entramos como una unidad familiar ¿Qué es el Cielo? Ustedes hablan de ir al Paraíso o al Cielo, sin embargo este no es un lugar al que van solos. El Cielo es un lugar en el que tienen entrar con sus padres y hermanos. (15-278, 30.10.1965). ¿Cuál es el secreto para entrar en el Cielo? Este no es un lugar para los individuos, sino más bien para las unidades de familias. No sólo eso, sino que su familia extendida también tienen que estar allí con ustedes. Ustedes son bendecidos si tienen una gran familia extendida para Dios en la Tierra. Si una familia tiene muchos hijos e hijas y muchos bienes, ¿No decimos que es bendecida? Si ustedes quieren ser bendecidos así y entrar en el Cielo, tienen hacerlo como una unidad familiar, no solos como individuos. (22-166, 2.2.1969). Nunca podrán entrar en el Cielo individualmente. Tal como yo lo descubrí, el Cielo no es un lugar quimérico así como lo creyeron los cristianos. Originalmente, el Cielo es un lugar al que ustedes están supuestos a entrar como unidades familiares. Las familias están supuestas a ir allí. Las familias van allá. El lugar a donde los padres y los hijos entran y viven juntos con Dios como su centro es el mundo ideal. Sin embargo ¿Estarían felices de ir al Cielo con su madre y hermano menor cuando su padre y hermana mayor se van al infierno? Ustedes entran al Cielo en familia. Ir allá es para las familias. (22-271, 4.5.1969). El Cielo es el lugar en donde entran juntos como familias quienes que no han caído, quienes tienen un matrimonio sagrado en la Tierra en el seno del amor de Dios, quienes han tenido hijos que Dios ama y disfruta como sus nietos y reciben Su cariño. ¿Sería el Cielo un lugar donde ustedes entran mientras que su hijo falla en hacerlo? Sin embargo el Paraíso es el lugar en donde padres, esposos e hijos entran separadamente, no importa cuan cercanos o afectuosos hayan sido. Este no tiene nada que ver con la familia. ¿Podría ser tal lugar el Cielo? El Cielo es el mundo en donde familias enteras siguen a sus padres para interactuar con Dios como el centro. ¿Se vería bien que un hijo esté desesperadamente gimiendo en el infierno mientras que sus padres están viviendo felizmente en el Cielo? (19-104, 31.12.1967). El Cielo así como lo expone la Iglesia de la Unificación no es un lugar donde entran solos sino juntos con sus familias. Según la visión del ideal de Dios de la creación, ¿podríamos llamar Cielo al lugar en donde el hombre y la mujer entran separadamente? No. El lugar en donde ellos entran en pares es el Cielo, siendo este un lugar tal que si el padre entra también lo hará la madre y si los padres entran también lo harán los hijos. Como papás y mamás deberían estar juntos, ¿Sería realmente un Cielo si papá fuera al Cielo mientras mamá va al infierno? (34-208, 6.9.1970). Originalmente, según los Principios de la, el Cielo es un lugar al que se entra en familias. Ustedes serán felices sólo si sus padres, sus hijos y todo su clan familiar entran en el Cielo; Qué tipo de Cielo sería este si los padres fueran al infierno mientras que sólo los hijos fueran al Cielo. Por lo tanto, mientras la Iglesia de la Unificación pavimenta el camino para ir al Cielo en el futuro, nosotros tenemos que alcanzar el nivel familiar. De otra manera, no seremos capaces de entrar en el Cielo. A través de la familia, debemos escaparnos del nivel en el que Satanás nos pueda

acusar. Nosotros tenemos que escapar del nivel histórico de la acusación y el nivel contemporáneo de acusación. (21-62, 1.9.1968). Originalmente, Dios no nos creó de manera que los esposos fueran al Cielo mientras que las esposas fueran al infierno. En el tiempo de la Creación, Dios deseó que los héroes del ideal, y en particularmente padres, madres, hijos e hijas formaran una tribu familiar, una raza y una nación. ¿No debería ser de esta manera? Sin embargo, debido a la Caída humana, el infierno llegó a existir. (16-33, 26.12.1965). Sección 6. El principio universal de la base de cuatro posiciones ¿Por qué la gente se siente triste cuando un ser amado fallece? Cuando esto sucede, lo sienten de inmediato por la forma de operar de las fuerzas que equilibran el vasto universo. Mientras estas fuerzas del universo entren más en la gente, más se sentirá la fuerza universal centrada en la relación vertical con Dios. Sin embargo, cuando su ser amado muere, esta fuerza les deja y seguidamente sienten el resultado de su partida. Este es un hecho trágico. Las personas tienen que ser frutos perfectos que pasan la prueba de calidad a través de realizar la base de cuatro posiciones centrados en Dios, y esto les determinará éxitos o fracasos. La vida humana busca la perfección, pero cuando la gente llega a tener un elemento de fracaso que es opuesto a la perfección, la fuerza universal generará las condiciones que se manifestarán con dolor. Todos ustedes necesitarán entender esto claramente. (30-85, 17.3.1970). Los hijos de devoción filial sienten un dolor indescriptible cuando pierden a sus amados padres. Los padres también sienten dolor cuando pierden a sus hijos, al igual que con los cónyuges. Esto también se aplica a nuestros descendientes. Esto es eternamente inmutable. (30-82, 17.3.1970). Ustedes se lamentarán cuando su esposo fallezca. Esto es según los principios universales, los tres niveles de padres, esposos e hijos tienen que formar una base de cuatro posiciones centrados en Dios. Aquellos quienes se desviaron de esos principios universales serán expulsados del dominio del éxito y por eso es que experimentan dolor y tristeza. (96-28, 1.1.1978). ¿Por qué la muerte de la esposa hace que el esposo derrame lágrimas? Porque el camino de tener hijos e hijas, quienes serían el tercer propósito ha sido destruido. Si él fracasa en cumplir eso, no puede más que colapsar, él no puede sino morir. Por eso él no puede hacer nada más que llorar. La electricidad tiene cargas positivas y negativas. Si una de ellas se pierde, la otra no puede operar. El camino para la gente es el mismo. (27-345, 1.1.1970). El no tener hijos causa infelicidad. Algunos pensarán que la felicidad conyugal les saciará a pesar de no tener hijos, pero esto no es así. Como la base de cuatro posiciones es un principio universal, cuando el esposo y la esposa son dos que se hacen uno, ellos tienen que tener hijos y formar esta base. Esta es una ley universal. Si fallan en realizar una base de cuatro posiciones, no serán considerados como exitosos. Además, no sólo deberían tener hijos varones. De haberlo hecho así, sólo habrán saboreado el amor de un hijo pero no el de una hija. ¿Pueden conocer el sabor de la miel a través de la explicación de alguien? Sólo una definición no sirve de nada. Antes de describirlo tendrían que abrir su boca y darles de comer la miel, para luego decirles que ese es el sabor de la miel. Entonces, ¿por qué decimos que la carencia de hijos varones trae desilusión e infelicidad? La gente que sólo tiene hijas dice que aquellos que tienen hijos varones no tienen nada más que pedir. La gente occidental es un poco tonta al respecto. Enfatizando el individualismo han perdido todos estos sentimientos; por lo tanto, tienen que recuperarlos. Por eso muchos están

retornando al pensamiento oriental para hacerlo. Así, sus familias tienen que poseer esposo y esposa, hijos e hijas. Por eso es que ellos deben alcanzar completa unidad y avanzar en sincronía con la fortuna celestial de principio a fin, yendo a vivir eternamente, lo cual no es posible permaneciendo solos. Aunque pudieran vivir solos eternamente, estarán cargando una bolsa de sufrimiento con ustedes en el mundo eterno. No serán capaces de recibir los elementos necesarios para la felicidad. (24-223, 17.8.1969). Sección 7. El camino celestial por el que la gente debería ir a través de la familia La gente debería amar a los padres, abuelos e hijos de sus vecinos así como aman a los suyos. Sólo entonces surgirá en la gente las relaciones de arriba y abajo, izquierda y derecha y frente y atrás. Sólo cuando estas interacciones se originen es que el estándar vertical del corazón será establecido y el camino celestial emergerá. La gente debería practicar esto. Como los miembros de la Iglesia de la Unificación practican esto pueden construir familias ideales. La iglesia es un lugar que facilita la expansión del fundamento vertical de manera horizontal y en todas las direcciones. Mientras más se expanda mejor. ¿Por qué es así? Por que estamos pasando de la familia al ámbito tribal al nivel nacional. De este modo, mientras más y más testifiquen a la gente, la fundación celestial se elevará a través de ustedes y el estándar del valor del carácter de bondad universal avanzará hacia Dios. Por lo tanto, ¿qué es lo que tenemos que hacer con este estándar vertical? Yo estoy diciendo que deberíamos manifestarlo horizontalmente. (70-152, 9.2.1974). El día de la unión entre la madre y el padre la familia progresará, y en el día de la unión entre los hijos y los padres esta progresará a una dimensión más elevada. Entonces, ¿qué pasará en el día de la unión entre la familia y la familia extendida? Emergerá un nuevo espíritu para el pueblo. No deberíamos olvidarnos que cuando somos impulsados para avanzar a una dimensión más elevada, todo será integrado en el nivel nacional y seremos una familia de ciudadanos de la realeza (Familia bendecida y el reino ideal, 913). Hasta yo llegaré a ser abuelo dentro de poco. Igualmente para ustedes: Cuando se hagan viejos serán abuelos y abuelas. Nosotros nacemos como hijos e hijas, contraemos matrimonio para llegar a ser un padre o una y luego para ser abuelo o abuela; este es el curso de nuestra vida. Así como sus abuelos, padres, cónyuge e hijos constituyen la fórmula del curso de la vida, no amarles correspondientemente sería opuesto al Principio. Si no están fundamentalmente unidos, no podrán organizar el mundo. Si ustedes van al Occidente, verán lo desafortunados que son las abuelas y los abuelos. Ustedes no saben que tanto añoran ellos las costumbres Orientales. Están diciendo, “¡oh!, los pensamientos orientales reverencian a los abuelos como a Dios y los hijos consultan con sus ancianos aun cuando están en sus setentas y ochentas. ¡Qué maravilloso debe ser!” Por lo tanto, aquellos que no saben cómo amar a sus abuelos no pueden amar a Dios. ¿Quién es el mayor de los abuelos? Es Dios. Como Dios es el más anciano de todos los abuelos y el más joven de todos los bebés, sin amar a la gente como un todo, ustedes no pueden amar a Dios. Así, si ustedes dicen que Dios es anciano, es el Ser más anciano y si dicen que es un joven del futuro, El es el más joven de todos. Así como queremos amar a Dios tenemos que querer a toda la gente en nuestro alrededor, y como la gente del pasado en el mundo espiritual también quiere encontrar esperanza y vivir dentro de esta esfera, debemos amarles por igual. Es lógico que podamos ir por el camino de continuar amando a Dios. (70-152, 9.2.1974). Sección 8. La Iglesia de la Unificación busca edificar el Reino de los Cielos familiar

Hay una razón por la que yo no he estado construyendo iglesias hasta ahora. Es porque no necesitamos tanta gente en la iglesia. El Reino de Dios no se realiza desde la iglesia sino desde la familia, es decir, este comienza desde el novio y la novia. La mujer nace para ver al hombre y viceversa. El primer grito que el bebé da cuando se despierta y abre sus ojos es “¡mami!” Los esposos deberían llamar a sus esposas más de lo que los bebés lo hacen con su madre; que miserables son quienes no lo hacen. Además, las esposas también deberían llamar a sus esposos más que los bebés. Ellos deberían relacionarse mutuamente como una pareja que puede llamarse frecuentemente. Deberían vivir de esta manera como una pareja de la alegría y armonía conyugal. Si ellos viven así eternamente, no envidiarán a los jóvenes aunque estos se desborden con oro. (23-54, 11.5.1969). El día de encontrar al Mesías vendrá sólo después que hayamos pasado por las eras de la Palabra y la Sustancia. Sólo después de la llegada de ese día es que comenzaremos nuestras vidas en el Reino de los Cielos. En el día del encuentro con el Mesías, ustedes tendrán que alcanzar un estado en el que la mente del Mesías se vuelve su mente, su corazón se haga el suyo, su forma, sus dificultades, sus heridas todos se hagan parte de ustedes. Sólo cuando alcanzan tal nivel y sienten que la mente del Mesías es la de ustedes al igual que su corazón, se podrán convertir en familias del Reino de los Cielos. Sólo cuando puedan lograr esto aquí en la Tierra las familias del Reino de los Cielos serán establecidas. (19-250, 15.1.1968). ¿Qué es el amor verdadero? Este es el amor de padres, el amor conyugal y el amor filial centrados en Dios. El amor está destinado a ser hecho pedazos en poco tiempo si no tuviera una tradición de sacrificarse uno por los otros. El lazo de amor paternal no se rompe porque los padres se sacrifican por sus hijos. Incluso, los hijos que han crecido recibiendo el amor genuino de sus padres nunca pueden violar la devoción filial hacia ellos. Más aún, mientras se expande el ámbito en el cual los cónyuges se sirven y sacrifican el uno por el otro, más y más en la posición de decirse mutuamente, “tú has vivido para mí,” la bendición vendrá a tal familia. Esa familia constituye el consagrado lugar en donde Dios puede descender. (43-308, 2.5.1971). ¿Dónde comienza la vida del Reino de los Cielos? En la familia. Este no surge en cualquier otro lugar. El Reino de los Cielos es sólo una expansión tridimensional de la familia y no algo que trascienda esa forma. Por eso, cuando se abrazan como cónyuges, deberían pensar que de esta manera están uniendo a todos los hombres y mujeres del mundo. El lugar en donde pueden establecer la base de haber amado a toda la humanidad de esa manera es su familia. (30-82, 17.3.1970). Ahora siento que debo enseñarles la norma de la familia, una norma sobre la vida diaria que una familia del Reino de los Cielos debería tener. La Iglesia de la Unificación es una estructura familiar. Esta coloca a la familia de primero. (22-333, 11.5.1969). De ahora en adelante, nuestros servicios de culto deberían ser realizados no en la forma de sermón sino de reporte. Ese reporte debería contener algo para que las familias puedan estar orgullosas. Así, familias enteras deberían realizar el servicio religioso, y a través de las familias que lo hacen correctamente sirven como ejemplo para guiar a aquellas que no lo están haciendo. Construyamos un Reino de los Cielos familiar. Deberíamos saber esto claramente hasta que lo hayamos realizado, sino el Reino de Dios en la Tierra no será edificado. (23-62, 11.5.1969). Capítulo Doce - La búsqueda de familias verdaderas Sección 1. Nada fue creado para su propio beneficio

¿Cuál es la base del individualismo? No podemos pretender nada como “mío.” Cuando un hijo, a través del amor de sus padres, crece desde un óvulo en el vientre de su madre, y nace, 99,99 por ciento de su existencia proviene de la sangre, huesos y carne de su madre, que fue combinada con el 0,001 por ciento provisto por el semen de su padre. No existe el concepto de “sólo yo” en la naturaleza. Nadie tiene un concepto de “sólo yo” cuando nace. Ninguno de nosotros, por muy grandiosos que seamos, podríamos decir que hemos llegado a ser sobresalientes por nuestra cuenta. Huesos, sangre y carne son todos heredados en el vientre de la madre. Deberíamos reconocer que las partes importantes de nuestro cuerpo son extensiones del cuerpo de nuestra madre. Todos los elementos esenciales de nuestro cuerpo estaban incluidos en el óvulo y el espermatozoide, sin excepción. Por lo tanto, no existe base para el egocentrismo individualista. (287-25, 10.8.1997). Cuando decimos “arriba”, automáticamente reconocemos “abajo.” ¿Puede el individualismo levantarse sólo con el concepto de “arriba”? Allí no puede existir concepto de “individuo.” Hablando de la “derecha” se presupone la existencia de la “izquierda”. En la relación de frente y atrás, el “frente” presupone un “atrás.” La palabra “hombre” tampoco puede existir sola ya que presupone a la “mujer”. Esto no es una afirmación realizada por cualquiera sino un hecho universal. ¿Por qué fue creado el hombre? Por lo general, muchos hombres dicen que pueden vivir solos sin que les importe por qué fueron creados. Sin embargo el hombre nace por el bien de la mujer. Sin la mujer, absolutamente no se necesita el hombre. En realidad, nada fue creado para su propio bienestar. Considerando nuestros cinco sentidos, ¿fueron creados los ojos para uno verse así mismo? Incluso, nuestra nariz, oídos, boca y manos fueron creados por el bien de nuestra pareja. La fuerza que puede movilizar y enfocar a todos los cinco sentidos es el amor verdadero. Ojos, nariz, oídos, boca y manos son herramientas del amor verdadero que fueron creadas por el bien del amor verdadero. Nada fue creado para su propio beneficio. ¿No son ladrones los individuos que toman las cosas de los demás y las usan para su beneficio? Por lo tanto cualquier hombre que use caprichosamente sus cinco sentidos y su cuerpo, originalmente creados por el bien de su mujer, es un ladrón. ¿Cuál es la diferencia entre hombre y mujer? La diferencia está en los cuerpos, sobre todo en sus órganos sexuales. Entonces, ¿Quién necesita absolutamente el órgano sexual masculino? Este existe por y para la mujer. Uno de los órganos sexuales es cóncavo y el otro es convexo, ¿por qué fueron creados de esa manera? Ambos pudieron haber sido puntas salientes o ambos pudieron ser planos; pero ¿por qué fueron hechos diferentes? Porque cada uno existe por el beneficio del otro. La mujer quiere absolutamente lo del hombre, y viceversa. Ustedes conocen el hecho que el órgano femenino le pertenece definitivamente al hombre y que el órgano masculino le pertenece totalmente a la mujer. Usando el órgano sexual de su cónyuge, el hombre y la mujer llegan a conocer el amor. Sólo a través de la experiencia de los dos, alcanzando perfecta unidad, es que podemos conocer el nivel más exaltado del amor. Nadie puede negar esos hechos. Todos deben reconocerlos. Una pareja ideal existirá en donde los dos alcanzan completa unidad. El amor absoluto existe en tal lugar. Dios vendrá y habitará en ese lugar de amor que es absolutamente incambiable. (28727, 10.8.1997). Sección 2. Dios puede morar en el “santísimo” ¿Cuáles son los atributos de Dios? El es absoluto, único, eterno e incambiable. Entonces, ¿quién es el dueño del amor? No es ni el hombre ni la mujer, es solamente Dios. Centrados en el amor y a través del amor, Dios y la humanidad son dos que se hacen uno, porque ambos necesitan

amor absolutamente. ¿Qué tipo de amor necesita Dios? El desea amor absoluto. ¿Qué quieren ustedes? Es lo mismo, al igual que Dios nosotros también necesitamos amor absoluto, único, incambiable y eterno; todos tenemos que asemejarnos a Dios. (279-246, 15.9.1996). ¿Dónde está el “santísimo” en el templo de Dios? En los originales órganos sexuales masculinos y femeninos, allí es donde el amor ha vivido. Este es el “santísimo” del templo de Dios. ¿Qué es amor? Es el “santísimo,” el lugar más sagrado del templo de Dios donde puede venir a morar. Nosotros debemos limpiar el mundo caído a través del amor. (134-185, 7.4.1985). Ya he aclarado que Adán y Eva, quienes tenían que pasar a través del período de la adolescencia sin ninguna dificultad, fallaron en hacerlo y se descarrilaron, originando así la Caída. Eva, antepasado de la humanidad pecó primero al tener una relación (sexual) espiritual de amor ilícita con el arcángel, y luego también pecó con una relación (sexual) física de amor ilícito con Adán. Por lo tanto, su linaje pecador ha sido transmitido a sus descendientes. Ustedes deben entender que Dios no puede venir a morar en el lugar donde quedan vestigios de Satán. Para que la gente reciba el amor de Dios, primero tiene que morir y después renacer. Aun en la sociedad humana, ¿tendría un segundo esposo motivo para querer a su esposa que aun no puede olvidarse de su antiguo amante? Por consiguiente, Dios también ha estado guiando la providencia de la salvación haciendo que la gente expíe sus pecados por vías de la restauración por indemnización. (La Familia bendecida y el reino ideal, 344). ¿Cuál creen ustedes que sería el color del amor? ¿Creen que sería negro de noche, blanco de día y amarillo en la tarde? En el color central del amor, hay una fuerza que puede traer paz y unidad y que puede crear el concepto de igualdad de la humanidad. Aquellos quienes entran desconsideradamente en el lugar más sagrado del amor deberían ser quemados. ¿No es hermoso el concepto de belleza en la Iglesia de la Unificación? El color del amor en la sociedad norteamericana actual, es, en pocas palabras, un color desagradable, de muerte. En vez de realizar el mundo del eterno ideal de la Creación a través del amor conyugal, ellos se están hundiendo en el pozo de la muerte. Hasta que reciban la Bendición, hombre y mujer deben mantener inmaculado su lugar más sagrado de amor, y una vez que hayan hecho el amor deben mantener su relación de pareja inmaculada. Mientras que muchos hombres norteamericanos son unos sinvergüenzas y hay mujerzuelas que violan el santuario del amor. Los norteamericanos que no aceptan el matrimonio a través de la Bendición son sólo pacientes enfermos invidentes por el amor caído. Si la sociedad estadounidense continúa así, no tendrá esperanza para el mañana y estará llena de desesperanza. Esta claro como el agua que todo esto será destruido con el tiempo, no por el juicio de Dios sino por la conducta de la gente que ha perdido su humanidad originaria. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 344). Como en la Iglesia de la Unificación llegamos a conocer la providencia del amor que ha estado escondida por seis mil años, hemos buscado ensanchar la base de la Bendición para perfeccionar el ideal de la Creación centrado en el amor de Dios. A través de la Bendición del matrimonio, el lugar más sagrado del amor es re-creado. Ustedes necesitan entender que aquí es donde resurge la vida. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 344). Sección 3. El hombre pertenece a la mujer y la mujer pertenece al hombre ¿Centrados en qué se unen el sujeto y el objeto recíprocos o el yang y el yin? ¿Besándose? El amor es algo abstracto y no concreto. ¿Cuál es el cuerpo substancial sobre el cual el amor se manifiesta? Ustedes no saben que hace que un hombre sea hombre y a una mujer que sea mujer. No es otra cosa más que los órganos sexuales. ¿Existe alguien que no le guste el órgano

sexual? Si les gusta, ¿qué tanto les gusta? En el pasado habrán pensado que es inmoral valorar el órgano sexual pero de ahora en adelante deberían apreciarlos mucho. ¿Cómo será el mundo en el futuro? Si este es un mundo que absolutamente valora los órganos sexuales, ¿sería un mundo bueno o malo? ¿Prosperaría o decaería? Esto no es broma. ¿En qué parte invirtió Dios la parte más creativa de Sus esfuerzos cuando creó a los seres humanos? ¿En los ojos? ¿La nariz? ¿El corazón? ¿El cerebro? Todos esos órganos eventualmente mueren, ¿No es cierto? ¿Cuál es el propósito de la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial? ¿Qué tipo de mundo sería este? Si la humanidad trascendiera completamente las esferas tradicionales de la moralidad y la religión, entrando en armonía con los órganos sexuales y obteniendo la ovación de bienvenida de Dios, ¿quién poseería los órganos masculino y femenino? La dueña del órgano sexual del esposo es su esposa y el dueño del órgano sexual de la esposa es el esposo. No sabíamos que el órgano sexual es propiedad de su cónyuge. Esta es una verdad simple e innegable. Aunque la historia progrese por miles de años. Esta verdad no cambiará. Todo hombre y mujer piensa que su órgano sexual le pertenece. Por eso es que el mundo está declinando. Todos están confundidos con relación a la propiedad privada del órgano sexual. Todos piensan que el amor es absoluto y eterno como un sueño, pero si ellos hubieran conocido que el propietario de ese amor eterno es el sexo opuesto el mundo no hubiera llegado a ser así. Existen numerosos doctores y eruditos pero ninguno de ellos ha pensado en esto. ¿Puede alguno de ustedes negarlo? Si le preguntaran a sus padres, abuelos, bisabuelos, los antepasados originales y hasta a Dios, quien es el origen del universo, todos estarían de acuerdo con esto. Esta es la regla de acero, que permanecerá como un principio universal aun después de miles de millones de años. La conclusión natural es que cuando ustedes están en frente de Dios, El les juzgará como justos o injustos de acuerdo con esta ley inmutable. De hecho, el pecado de Adán y Eva se originó por la violación de esta ley. Ellos pensaron erradamente que su órgano sexual les pertenecía. Por este problema, fueron expulsados y no pudieron ser reconocidos en ningún lugar del universo. En los reinos mineral, vegetal y animal, masculinidad y feminidad, al igual que los órganos sexuales, están reservados para el bien de su pareja de amor. Adán y Eva no supieron esto. Entonces, ¿Por qué existen los órganos sexuales? Por y para el amor. Masculinos y femeninos existen para encontrar amor. (279-244, 15.9.1996). Si todos los hombres y las mujeres admiten que su órgano sexual le pertenece a su cónyuge, todos bajaríamos nuestras cabezas humildemente cuando recibimos el amor de nuestro cónyuge. El amor sólo viene a través de su pareja. El único amor que existe es por el bien de los demás. Tenemos que recordar que encontramos el amor en donde vivimos absolutamente por el bien de los demás. (279-259, 15.9.1996). Sección 4. El amor no tiene evolución ni revolución El amor no puede evolucionar ni revolucionarse. La forma original del amor es perfecta, incambiable, eterna y absoluta. (La Familia bendecida y el reino ideal, 351). El amor no evoluciona ni revoluciona. El amor es eterno y perfecto, una verdad que no cambia por la eternidad. Sin embargo, si ustedes creen que el amor evoluciona y comienzan a experimentar con él, eso será una falacia. Si la sociedad norteamericana piensa en el amor como un medio de vida, estará inevitablemente condenada a perecer. No habrá razón para que Dios bendiga su futuro. Si esta no se autodestruye, yo haré que lo haga así sea explotando una bomba de amor. Lo que está claro es que el amor nunca debería ser usado por conveniencia o como un medio para ganarse la vida. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 351). El esposo no desea ninguna revolución o evolución del amor de su esposa desde el tiempo en

que hicieron el amor por primera vez. La esposa también desea lo mismo de su esposo. El esposo y la esposa tienen la esperanza de mantener la pureza del primer amor. Ellos no quieren que se añada ningún color a su amor puro; tampoco necesitan ninguna revolución, ellos desean que el amor puro sea preservado por la eternidad. ¿Por qué surge el problema de divorcio entre esposos amorosos? Cuando pensamos que los divorciados, o los que están en vías del divorcio, en un principio estaban intensamente enamorados de su cónyuge, pero algo salió mal. Podrán existir muchas razones para divorciarse, sin embargo, esto significa que algo ha cambiado y que la relación ha cambiado. A fin de cuentas, ellos han llegado a ese punto por que han fallado en proteger y nutrir su amor. El amor no cambió, pero sus mentes lo hicieron. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 351). Cuando un hombre y una mujer han llegado a ser esposo y esposa, lo importante es cómo alcanzar una unidad incambiable. Cuando ellos cantan eternamente felices en esa unidad, eso es felicidad eterna. El estándar de un corazón ideal de amor sólo puede ser establecido con un sujeto recíproco incambiable. (La Familia bendecida y el reino ideal, 351). Si ustedes desposan a un hombre por ser apuesto y le quieren, si él llegara a quedar inválido en un accidente una semana después del matrimonio, y ahora quieren divorciarse de él, eso no puede ser llamado amor verdadero. Eso es amor falso. (La Familia bendecida y el reino ideal, 351). Hoy, en las naciones desarrolladas, la gente blanca esta en la posición de dirigir y mover el mundo, mientras que la gente negra esta por lo general en posiciones bajas y dominados por los blancos. Sin embargo cuando los padres aman a sus hijos, la intensidad de tal amor no conoce diferencias entre blanco y negro. Nadie domina a nadie. Esto también es eternamente incambiable. El corazón de los padres que aman a sus hijos, el corazón de los esposos que se aman mutuamente, el corazón de las personas que verdaderamente se quieren, no puede cambiar sin importar cuánto cambie la historia, se desarrolle o pase por un proceso revolucionario humanista. (32-243, 19.7.1970). Sección 5. La “castidad para la mujer la determinación del hombre” ¿Están autorizados para amar a quien quieran? Cuando un hombre les hace señas en la calle, ¿deberían seguirle o no? No deberían. Las damas no están supuestas a seguirle, ¿cierto? No deberían tener este tipo de tendencia. Deberían proteger sus cuerpos hasta el momento apropiado. No deberían dar su corazón puro a un hombre maligno. Los hombres que van presuntuosamente y andan sin rumbo fijo por las calles son todos demonios. ¿Pondrían su destino en manos de tal hombre? Esto no es un asunto simple. Dado que ustedes sólo tienen una vida, si dan el paso equivocado, el resto de su vida será perturbada, ¿cierto? Esto también se aplica al hombre. Hasta ahora se les ha impuesto a las mujeres que mantengan su castidad, pero de ahora en adelante los hombres también deberían hacer lo mismo. Sólo entonces ellos serán restaurados, ¿no es cierto? No importa cuán malvado y despiadado sea el mundo, ustedes no deberían hacer cosas que les desvíen del sendero del Principio. (37-107, 22.12.1970). No deberían profanar su pureza durante la adolescencia, el valioso tiempo en el que pueden sobreponerse e indemnizar el penoso fracaso de Adán y Eva, quienes perdieron su pureza durante su juventud. Preservando esa pureza, original y valiosa. Ustedes deberían tener la mentalidad y la determinación que aunque tengan que vivir solos por mil o diez mil años, su amor nunca será mal empleado. (37-107, 22.12.1970).

Hay hombres que cuando ven una mujer hermosa, desearían que ella fuera su esposa aun teniendo la suya. Nosotros decimos que hombres así, con dos mentes, tienen la actitud de un ladrón. Como Satanás comenzó con dos mentes no sería incorrecto llamar al hombre con dos mentes Satanás. Tales personas no son diferentes de Satán. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 348). El tiempo ha llegado en que los hombres también deben mantener su pureza sexual hasta el matrimonio. Si un hombre fracasa al respecto, es como si su familia extendida cometiera un crimen en contra de la voluntad de Dios. Sólo porque alguien es un caballero respetable no significa que él pueda engañar a su esposa. Si él lo hizo, su clan familiar perecerá. Esta era está llegando; pero no pueden pecar si entienden las enseñanzas unificacionistas. (38-280, 8.1.1971). De ahora en adelante, esta es la era cuando el hombre también debe permanecer casto para legar una tradición histórica de pureza. La santa comunión cristiana es para establecer la tradición de la sangre y el cuerpo pura de Jesús. (13-67, 17.10.1963). Hay un dicho que dice “castidad para la mujer y determinación para el hombre.” Lo que esto quiere decir es que la castidad es para el cumplimiento de la voluntad de Dios y la determinación para cumplir Su propósito. Como se dice que la castidad es para la mujer, ellas deberían conocer sólo un amor y como se dice que la determinación es para el hombre ellos deberían avanzar firmemente con un solo propósito. Adán y Eva, debieron haber conocido su camino y mantenido su determinación y castidad; pero no lo hicieron y pecaron. (Familia Bendecida y el Reino Ideal, 348). Cuando un hombre ama a una mujer, con el amor de Dios, debería decir, “yo la amo totalmente con un eterno e incambiable amor, de principio a fin.” También, para que una mujer pueda estar en esa posición debería sellar su cuerpo herméticamente. Así como la flor de la peonía florece formada por muchos pétalos, ella debería esconderse sumergida profundamente. Entonces, cuando el tiempo primaveral de la armonía del Cielo y la Tierra venga, ella debería armonizar con este y comenzar una nueva vida. Nosotros deberíamos saber bien esto. (12-156, 25.10.1969). Sección 6. La Caída: la raíz del libertinaje sexual y el origen del individualismo ¿Por qué Dios les otorgó los órganos sexuales a Adán y a Eva en el tiempo de su creación? ¿Les habría casado cuando alcanzaran la madurez, o no? El problema está en que la Caída cambió su linaje. Por lo tanto, Dios les echó del Jardín del Edén. Originalmente, Adán y Eva tenían que convertirse en el cuerpo y la esposa de Dios respectivamente. La Caída en cierto sentido introdujo una enfermedad en el cuerpo e ideal de Dios, porque Adán y Eva actuaron como Sus enemigos. ¿Pueden imaginarse cuán miserable debió haber estado el corazón de Dios mientras observaba esto? La Caída es la tumba donde Adán y Eva se enterraron a sí mismos. Este fue un acto de expropiación. En otras palabras, llegó a ser la raíz del libertinaje sexual y el origen del individualismo. ¿Qué tipo de nación son los Estados Unidos en la actualidad? Esta nación se está desbordando con el individualismo extremo, la excesiva búsqueda de la privacidad y el libertinaje sexual. ¿Favorecen a Dios esas cosas? ¿Cuál es la meta del egoísmo extremo? ¿No están diciendo que abandonarán el Cielo y la Tierra, el mundo, la nación, la sociedad, la familia y aun sus abuelos, que olvidarán a sus padres, hermanos, vagarán sin rumbo como gitanos y hippie, y en una tormenta o nevada no tendrán donde ir y así terminan sus vidas en suicidio? Sin embargo nuestra mente original no desea el individualismo extremo o ridículas garantías de

privacidad. Más bien, esta quiere vivir recibiendo amor del universo, la nación, nuestro vecindario, la aldea y de nuestros padres. No obstante, la gente tiene su conciencia marchita y siente una contradicción con su mente original por transitar el sendero opuesto. De esa manera, en vez de vivir, mucho más gente morirá y se suicidará virtualmente consumiendo drogas. Estamos siendo testigos de la realidad de la enseñanza: “cosecharán lo que siembren,” como algo verídico. ¿Qué tipo de semilla sembraron Adán y Eva en el Jardín del Edén? Plantaron la semilla del libertinaje sexual, es decir, la semilla de una relación sexual prematura y adúltera. ¿Podemos negar esto? Por eso es que ellos cubrieron sus partes bajas. No es obra de la naturaleza original que los niños cuando son descubiertos comiendo alguna galleta deseada, escondida previamente por sus padres, oculten sus manos o su boca. Si el fruto del Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal fuera un fruto literal, entonces Adán y Eva debieron cubrir sus bocas o manos. Entonces, ¿por qué cubrieron ellos sus partes bajas? Es innegable que la Caída fue causada por la fornicación. Ahora, descubramos la línea divisoria entre el Cielo y el infierno. ¿Estará en el aire? ¿Dónde está? Está en sus órganos sexuales. Este es un asunto bien serio. Esto ha puesto de cabeza al Cielo y la Tierra. ¿Quién puede negar esto? Esto está explicado en el capítulo de “La Caída Humana,” en el Principio Divino. Pregúntenle a Dios si es que dudan de esto. Ustedes no pueden negar el Principio Divino revelado por el Reverendo Moon, con contenidos que no imaginarían ni en sus sueños, presentados a través de una explicación lógica y en una estructura sistemática. Aquellos que usan sus órganos sexuales a la deriva, como ciegos, estarán destinados al infierno; y por el contrario, quienes lo usan de acuerdo al estándar absoluto del amor de Dios, serán dirigidos a lo alto en el Cielo. Esta es una conclusión clara. (279-254, 15.9.1996). El sexo absoluto está centrado en Dios y el sexo “libre” está centrado en sí mismo y en Satanás. Históricamente, la literatura del mundo y los medios de comunicación han estimulado el sexo frecuentemente. Por lo tanto, de ahora en adelante, Todos nosotros, políticos, economistas, escritores y periodistas, debemos unirnos y tomar la delantera para prevenir el desenfreno sexual. El libertinaje sexual debería desaparecer completamente. (287-29, 10.8.1997) Sección 7. La realización de la paz mundial a través de la pureza sexual absoluta y el movimiento de familias verdaderas Hoy en día, nos enfrentamos con serios problemas juveniles. Como Adán y Eva plantaron la semilla del sexo libre fornicando en las sombras en el Jardín del Edén durante su juventud, de igual manera en los Ultimos Días, que representa la época de la cosecha, necesariamente se levantará el fenómeno global del libertinaje sexual descontrolado entre los jóvenes. Dios sabe qué es lo que Satán quiere en los Ultimos Días. A través del sexo indisciplinado, Satanás quiere bloquear hasta la última persona para impedir que regrese a Dios; en otras palabras, él quiere destruir a toda la humanidad y crear el infierno en la Tierra. ¿No se está convirtiendo en infierno el mundo en el que vivimos hoy? Consecuentemente, encontraremos la escalera al Cielo yendo en la dirección diametralmente opuesta a la orientación de este infierno en la Tierra. Cuando el Señor que retorna venga a salvar este mundo, el nos enseñará esto de una manera completamente opuesta y nos guiará al Cielo. Entonces, ¿cuál es el camino completamente opuesto al camino del libertinaje sexual? Como los padres falsos crearon el camino del sexo “libre,” los Padres Verdaderos tienen que aparecer y rectificarlo. Dios no puede intervenir en esto. Ninguna soberanía o poder militar, económico o político puede hacerlo. Como esto fue provocado por los padres falsos, si los Padres Verdaderos no usaran su escalpelo para operarlo, no habría manera que la humanidad pudiera ser salvada. El pecador tiene que indemnizarlo. El matrimonio falso ocurrió en la familia, el cual distorsionó el

linaje en un rumbo de 180 grados. Por lo tanto, para abrir el camino del Cielo los Padres Verdaderos tienen que venir y Bendecir un matrimonio en una dirección de 180 grados opuestos a la Caída. ¿Qué esperó Dios de Adán y Eva? El esperó pureza sexual y amor absolutos, incambiables. (279-256, 15.9.1996). Como la Caída humana ocurrió a través del amor, la humanidad perdió el amor verdadero. Por lo tanto, el problema surge en cómo puede ser recuperado este amor verdadero. Perder el amor verdadero significa caer por fornicación o adulterio. Como esto fue perdido a través de los órganos sexuales, sólo puede ser recuperado a través de la reversión de la Caída humana. Como el amor falso fue plantado de esta manera en el Jardín del Edén, el fenómeno que aparece como su resultado en el tiempo de la cosecha de los Ultimos Días, es el problema de la juventud desenfrenada. Por esto estamos viniendo la era del caos sexual. Sólo la pureza sexual absoluta lo puede superar. Sólo este concepto de sexo absoluto (centrado en el Dios absoluto) puede prevenir la decadencia de la familia y prevenir la delincuencia juvenil. Donde hay sexo absoluto, las parejas de absoluta pureza emergerán y palabras como libertinaje sexual, homosexualismo y lesbianismo desaparecerán automáticamente. Yo he dedicado toda mi vida para recorrer el sendero de sobreponer tribulaciones e iniciar un movimiento que promueva la pureza sexual y el amor absoluto globalmente. Ahora estoy agradecido a Dios porque ha llegado el momento cuando puedo comandar el mundo sonando una fanfarria de victoria. La familia es la que establece la piedra angular para el camino hacia el mundo de paz y también es la familia la que puede destruir esa vía. La familia de Adán fue el lugar en donde fue despedazado el fundamento de la esperanza y la felicidad de la humanidad. Así, no puedo más que agradecerle a Dios que hoy hayamos establecido de esta manera la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial, la cual ha abierto el camino para que sus familias vayan en una dirección diametralmente opuesta a la del mundo satánico. Sin este sendero, no puede haber libertad, felicidad o ideal. De ahora en adelante, por favor hagan absolutamente que el órgano sexual sea un órgano sexual puro, un órgano sexual único, un órgano sexual incambiable y un órgano sexual eterno, y que sea la plataforma en su búsqueda de Dios. Esos órganos tienen que ser la base del amor, la vida, el linaje y la conciencia, y desde aquí la familia verdadera será conectada a la nación verdadera y al mundo verdadero, formando un mundo pacífico e ideal. Donde quiera que vayan, traten de expandir el mensaje del Reverendo Moon por televisión u otros medios de comunicación. Ustedes nunca perecerán. ¿Qué fuerza puede darle la vuelta a este mundo infernal? Esto es imposible de alcanzar sin vivir en el amor de Dios, es decir, en el estándar absoluto, único, incambiable y eterno. El dueño original de nuestros órganos sexuales es Dios. (279-257, 15.9.1996).