You are on page 1of 25

“La Familia Verdadera - Puerta al Cielo”

Capítulo uno - La existencia de los seres humanos en el mundo físico y en el mundo espiritual
Sección 1. El curso de la vida 1.1. Oraciones relacionadas con el curso de la vida “Querido padre celestial; le agradezco su gracia por haberme protegido en mis luchas desde la infancia hasta ahora, durante las cuales yo he estado atemorizado de cualquier humillación o vergüenza que de el cielo pueda sufrir. Para cualquier asunto bueno que haya en esta Tierra, no hay nada más precioso que conectarse con su corazón original. Conscientes de esto, debemos añorar infinitamente esta relación. Mantener en mente que aquellos que experimentan su amor no tendrán remordimientos si se olvidan de todos los elementos de este mundo. Ahora debemos buscar el ideal, la tierra natal original, donde podamos vivir por su amor. Por ahora tenemos que prepararnos en esta Tierra para el día de nuestro nacimiento como hijos liberados, dotados con la autoridad de la libertad de nuestra tercera vida. Debemos saber que así como necesitamos ser sanos en el vientre para nacer y llevar una vida correcta en la Tierra, también necesitamos una correcta vida obtener una vida saludable en el cielo. Dado que el mundo de hoy está en conflicto, bajo la soberanía y el dominio del mal, tenemos que estar seguros a combatir hasta la muerte, para ser bendecidos con la cooperación del cielo y la tierra, mantenernos a ritmo con las fortunas dinámicas del universo. Debemos asumir la consciencia de que nuestros descendientes nunca deberán ser puestos en la misma posición que la nuestra.” (49-308, 17.10.1971). “Amado padre, cuando pensamos en el hecho de que existe y se ha afanado incesantemente para entrar en una nueva primavera, nosotros tenemos que convertirnos y ser infinitamente agradecidos; joviales hijos e hijas, quienes lamentamos el hecho que aún nos falta ofrecerle toda nuestra vida y amor. Debemos saber que a través de nuestra relación predestinada, nuestras vidas están armonizadas, y siendo absorbidos nos permite saludar la nueva primavera. Es necesario conocer que sólo cuando saludemos a la primavera es que las flores se abrirán. No tenemos que llegar a ser almas tan miserables que nunca han hecho esto. Así como una flor pasa a través del verano y el otoño antes que florezca y produzca frutos, nosotros también tenemos que pasar por un proceso similar para retoñar. Se nos recuerda el hecho de que para que un árbol produzca frutos, este primero absorbe en verano, los elementos de vida a través de sus raíces, troncos y ramas, para albergar una perfecta fuerza de vida que trae la segunda. Similarmente, nosotros debemos llegar a ser hijos e hijas introspectivos, al determinar si tenemos una fuerza de vida que mana y se levanta en nuestro corazón, capaz de renacer en un nuevo mundo aun si fallecen nuestros cuerpos. Sin importar qué tan rápido pase el tiempo y a pesar de cuán fuerte sea la furia de las tormentas, nuestra fuerza interna de la vida no debe ser afectada por las intrusiones del ambiente, sino que persevere incansablemente en el sendero del crecimiento. Sólo así podemos darle la bienvenida a la nueva primavera y llegará a ser una semilla, la matriz para producir una segunda vida, para ser plantados otra vez. De igual manera, sin importar qué tan patéticos nos veamos externamente, si tenemos la valoración de ser la matriz que pueda realzar la fuerza de la vida espiritual y llegar a ser la semilla que pueda ser plantada en el mundo infinito, no seremos gente miserable. Por favor, permítenos darnos cuenta que mientras más miseria padezcamos externamente, nuestro valor interno será completo y garantizado.” (32-37, 14.6.1970). “Padre, nos hemos dado cuenta que sin el deseo de servir y reverenciarle humildemente, no podremos 1

tener ninguna relación con usted en el otro mundo de la eternidad. Abra las puertas de nuestros corazones para sentirlo y escuchar su voz manando desde lo más profundo de nuestros corazones, y guíenos para recuperar los cuerpos perdidos. Ayúdenos a realizar su curso histórico de afán y luchas para encontrarnos, y que humildemente inclinemos nuestras cabezas ante usted.” (4-280, 14.9.1958). 1.2. El propósito que la gente desea Dios no tiene un cuerpo, por lo tanto, con el fin de manifestarse, uso a Adán y Eva, mostrando su rostro a través de ellos. Este es el ideal de la creación. Dios es el foco espiritual original; Adán y Eva son el foco físico. Estos dos puntos focales generan un ángulo de 90 grados. Este es el propósito de él para la creación y lo que todas las personas desean. Si Adán y Eva no hubieran pecado, ocuparían la posición de padre y madre eternamente en el mundo de los espíritus; sin embargo, debido a la caída, esto no fue posible. Si no hubiesen pecado, todos podríamos haber ido al cielo simplemente atendiendo a sus padres como si fuera a Dios. (119-109, 4.7.1982). 1.3. La razón de nacer Este mundo es redondo por doquier: el sol, la tierra, las estrellas, todo es así. Aun nuestra boca, si nosotros la analizamos, tiene esa forma. Todo fue creado de esta manera, entonces, el universo forma relaciones dando vueltas y vueltas, haciendo movimientos circulares y cíclicos. Aun si un elemento individual tiene una forma redonda, esta no existe por sí misma, sino que está interconectada con el todo, a través de relaciones. ¿Entonces para qué nacemos? Nacemos para estar en consonancia con el vasto universo. Olas oceánicas que rompen en la playa también rompen en nuestros corazones; la brisa gentil que suspira serenamente y nos calma llenándonos de serenidad; las flores que se abren liberan su rica fragancia y agitan la en nuestros corazones. (104-122, 22.4.1979). Si cuando nacemos, somos educados, vivimos y morimos en amor, podemos estar agradecidos por nuestro ello. Todos ustedes nacen y comparten el lugar donde su padre y su madre se amaron desmesuradamente, exageradamente. Ustedes son participantes de Él. Como nacieron a través del amor de sus padres se consideran a sí mismos nacidos como la bandera plantada a través de ellos. Esas banderas se agitan para expresarlo. Todos nosotros queremos vivir por el bien del amor a lo largo de nuestras vidas. Así deberían agitar la bandera, ya sea por su madre, su padre, y sus hermanos y hermanas. (103-258, 25.2.1979). 1.4. La relación entre un instante (día) y toda la vida Su cuerpo vivo no puede ser perfeccionado a menos que toda su existencia llegue a ser un punto de apoyo para absorber nutrientes. Este fenómeno ocurre en el mundo natural. Las encrucijadas de la vida no aparecen sobre un largo período de tiempo, sino en un solo momento. La gente que ignora un instante deja de obtener algo precioso. Estas personas no pueden llegar a ser grandes, ni heredar el trono y la corona de Dios. Así, por el bien de un instante brillante, deben tener cuidado con cada palabra que pronuncien, cada acción que tomen, e incluso cada pensamiento que entretengan. Enfrenten la vida y resuelvan los problemas, creen que el contenido de su vida cotidiana permanecerá como un fenómeno en la relación con el mundo, dado que este es el único camino en el que el ámbito de la victoria es determinado. De esta manera, ese ámbito es determinado en un momento; así también el histórico y el ámbito universal. Aquellos que conocen el infinito valor de un instante brillante y viven en concordancia a este, pueden llegar a ser grandes personas, aun santos e hijos e hijas de Dios. De esta manera, el enlace de la vida y la muerte es cruzado en un solo momento. (31-218, 31.5.1970).

2

El problema hoy es nuestra actitud. Por supuesto, es necesario, primero desear la venida del reino y que la voluntad de Dios sea realizada. Todavía lo más importa es cómo nosotros podemos, llegar a unirnos con su voluntad. Si nos tomamos una hora, vemos que la manera en que la usamos para llegar a unirnos a Él es más importante que desear que venga el Reino de Dios. Por lo tanto, debemos primero crear los ambientes individuales, familiares, de las familias extendidas y los clanes étnicos, que nos permitirán heredar la voluntad de Dios, con el cual podremos proceder a establecer la relación con su Reino. Entonces, centrado en él, ¿Cómo hacemos una relación con la Voluntad en esta hora —si se les da una hora— en la esfera de su vida diaria? Este es un asunto muy importante. Mirando la historia de la providencia de la restauración, allí hubo cuatro milenios bíblicos desde la familia de Adán a lo largo de las familias de Noé, Abraham y Moisés hasta la de Jesús. Aquí, sin embargo, lo que los condujo al fracaso no ocurrió en un intervalo breve, digamos un año. En la familia de Adán, la Caída de ellos no fue planeada y puesta en práctica durante un periodo de un año o una década o aun muchas décadas. El error ocurrió en lo que dura un destello de luz, y cuando pensamos acerca del fallo en un instante que ha sido perpetuado por eones, comenzamos a entender lo temible y horrible de ello. Debido al fracaso en ese momento, mucha gente que recorrió el sendero de la justicia en el curso de la historia humana tuvo que pasar por sufrimientos inenarrables, y muchas razas que no pudieron seguir a la voluntad de Dios cayeron en el abismo de la destrucción. Todos llegaron a originar tremendas ofrendas de indemnización. Cuando entendemos esto, una sola hora que ordinariamente vivimos tan casuales en nuestra vida cotidiana podría llegar a ser temible. También tenemos que sentir que tan terrible instante puede ser un segundo de una hora que se da mientras el reloj hace tictac. Aun el eterno Reino de los Cielos no existe sin tener una relación integral en un solo segundo. La eternidad no comienza cuando uno muere, sino en el momento en que nosotros conocemos la voluntad de Dios. Incluso por un instante hay un salto en la relación del tiempo o una brecha es creada, la eternidad será interrumpida. Por lo tanto, mientras caminan en el sendero de la fe del curso de sus vidas, no posterguen o aplacen sus responsabilidades providenciales de este año al próximo, y el año que viene para después; o de su juventud para la edad adulta y finalmente hasta su vejez. No podemos vivir así. La gente con tal estilo de vida morirá sin haber pasado ni un día estando con la voluntad de Dios sobre el curso de toda su vida. Ellos no pueden ir al Reino de los Cielos. No importa qué tan bueno es su país de residencia, no pueden ir al Reino de los Cielos si fueron incapaces de vivir un día o un año en un estándar victorioso. Por ende si es importante para los creyentes ir al frente soñando con la eternidad, es más importante erradicar el mal y convertirse en abanderados de la bondad, esto es crucial. Desde esta perspectiva, el desliz momentáneo de Adán y Eva condujo a eras de angustias; pero Caín y Abel debieron disolver la angustia de sus padres, demoler las barreras que existieron entre hermanos y crear el origen de una familia nueva. Sin embargo, el homicidio de Abel, quien fue establecido en este entonces como el representante de la providencia de la restauración, fue también un incidente instantáneo. Aun en el curso de los 120 años durante los cuales Noé laboró para construir el arca, no le tomó más que un breve momento a Dios para ordenar, “El día de cumplir mi deseo ha llegado; ¡todos a bordo!” aquellos quienes siguieron esta orden recibieron la bendición eterna de Dios, pero aquellos que no lo hicieron fueron enterrados en el dominio del juicio eterno. Fue lo mismo con Abraham, con la bendición de Dios, que su simiente sería numerosa como las estrellas del firmamento y como la arena que está en la orilla del mar, fue otorgada en un abrir y cerrar de ojos. La ofrenda de sacrificio hecha por Abraham no requirió décadas, sino más bien un solo día de trabajo. El tiempo que a él le tomó cortar la ofrenda y colocarla en el altar no fue más que una hora; aún así, esta simple hora histórica lleva las semillas de toda la vida, la muerte, maldición y bendición. Los creyentes de ahora a lo que deberían de temer, no es la visita del juicio de los últimos días, sino más bien el problema de como van a armonizar sus actividades diarias y enfrentar la encrucijada de la vida según la voluntad Divina. (37-219, 27.1.1970). 3

1.5. La infancia y las tres etapas ordenadas del período de crecimiento Cuando Dios creó a Adán y a Eva, ¿Cómo los creó? si Él usó alguna arcilla, ¿qué tipo habría sido? ¿Por dónde comenzó? ¿Desde qué punto inicio la vida de Adán y Eva? Nosotros no podemos pensar que Dios los creó como adultos, sino más bien como bebés, pero sin la noción de que Él se comportó como una madre embarazada quien subsecuentemente dio a luz, alimentó y crió a un bebé, no podemos explicar lógicamente la formación de todas las existencias a través de las tres etapas ordenadas de crecimiento. Consecuentemente, Adán y Eva también pasaron por la infancia, siguiendo lo que fue el nivel de crecimiento. Esta es la ley celestial, por ello allí tuvo que estar el nivel de perfeccionamiento. ¿Cómo fue la infancia de Adán y Eva? Debemos proceder de la teoría que Dios nutrió y crió aun bebé quien pudo pasar por el proceso de ir desde el mundo invisible al mundo visible. (225-198, 20.1.1992). 1.6. El sendero de nuestra vida Como la sociedad, la nación y el mundo en el cual vivimos aun están lejos del ideal, allí ocurren todo tipo de sufrimientos, y la bondad y la maldad tienen propósitos cruzados. Si tomamos al azar una muestra de cien hombres, tenemos el caso en que cada uno lucharía a empujones entre los cien, para hacerle frente a las circunstancias de sus asuntos mundanos. Por lo tanto, ya sentimos con claridad que en la vida cotidiana ninguno tiene la confianza de terminar el trabajo del día que había planificado desde la mañana. Pero mientras más amplio sea el alcance de nuestras actividades, más empuje y determinación deberíamos invertir proporcionalmente, para traer resultados victoriosos en nuestra vida diaria. Careciendo de estos impulsos, ese día no será un día victorioso. Tales días se tornan en meses y los meses en años. Nosotros también carecemos de un ambiente adecuado para alcanzar nuestras metas. Para terminar nuestro mes en victoria, también necesitamos empuje y determinación, mientras afrontamos todos los pequeños detalles y complejidades que nos rodean en ese momento, y sin ello no podemos concluir victoriosamente actividades mensuales. Pasar por un año exitosamente requiere que estemos equipados con el espíritu de lucha o la fuerza de empuje que pueda echar a un lado todas las vicisitudes de cada día, solo así podemos celebrar ese año victoriosamente. Si vivimos un año de esta manera, y continúan así, este eventualmente se sumará a diez, luego a veinte y después a treinta años, y eventualmente se convertirá en el sendero de nuestra vida. (31-30, 12.4.1970). La gente que vive hoy en la Tierra no puede escapar de las restricciones del tiempo. Lo mismo ha sucedido a través de la historia. Individuos, familias, tribus, clanes étnicos, naciones y el mundo, todos se mueven dentro del dominio del tiempo. Dondequiera que exista la gente, siempre hay una meta a ser cumplida. Nosotros nos enfocamos en tales objetivos por diez, veinte, treinta, setenta años, y de hecho por toda nuestra vida. Mientras más grande sea nuestra meta, más fuertes tienen que ser nuestros compromisos internos. De otra manera, seremos incapaces de lograrlo. A menos que mantengamos una determinación interna que pueda sobrepasar la meta a través del proceso llamado tiempo, nunca lo cumpliremos. (31-149, 24.5.1970). 1.7. El pueblo natal original que debemos buscar Ustedes talvez no conozcan la realidad del mundo espiritual, pero yo disfruto de un talento especial concedido por Dios, de tener un claro entendimiento del mundo desconocido. Cavando en la raíz de este mundo, yo encontré que sus principios son muy simples: este es el lugar al cual van sólo aquellos que viven de manera altruista en consonancia con los principios universales de Dios. El mundo estructurado a lo largo de esas directrices es el reino de los cielos o sea es “el pueblo natal original” que la humanidad debe buscar. Hoy, todos estamos exiliados de nuestra tierra natal 4

original y vivimos una vida caída, pecaminosa, pero estamos destinados a regresar allí. No obstante, como no pudimos hacerlo por nuestro propio esfuerzo, Dios tuvo que crear un camino para esto en el curso de la historia. Por eso, Dios levanta a tantas y diferentes religiones como campos de entrenamiento, para que Él pueda dirigir a la humanidad a lo largo de este sendero, sin distingo de raza, cultura, costumbres y tradiciones. Las religiones son las escuelas para entrenar a la gente para que puedan calificar y retornar al pueblo natal original. Tomando en cuenta los diversos antecedentes culturales ubicados en las cuatro esquinas de la Tierra, Dios esta dirigiendo a la humanidad hacia un mundo unificado de religión que puede progresar ascendentemente hacia un terreno más elevado. ¿Qué enseña la religión que guiará a la gente hacia la tierra natal original? Enseña a vivir por ellos y para el beneficio de los demás. Dado que las religiones altamente desarrolladas tienden a enfatizar este principio, ellas nos enseñan a ser gentiles y mansos, para estar en una posición de elevar a otros a vivir por su bien, y servirles sacrificadamente. Todo esto vale para inculcar la disciplina de acatar la ley del reino de los cielos. (78-117, 6.5.1975). 1.8. Nuestro camino más elevado en la vida ¿Cuál debería ser el sendero de nuestra vida? El sendero de poseer el amor de Dios, esta es la vida más elevada y el destino final. Cada uno, hombres y mujeres, deben recorrer esta ruta. El sendero de nuestra vida debe guiarnos al infinito amor de Dios. El paso más grandioso consiste en encontrar su amor, cruzando los riscos de la muerte, decenas, cientos de veces, y continuando la búsqueda aun después de la muerte. ¿Dónde terminan nuestros deseos? Al poseer el amor de Dios. Con respecto a esto, a menos que a través de Él poseamos el amor que es más precioso que el nuestro, Dios no puede ser nuestro. Por lo tanto, necesitamos tener su amor. Lo que quiero decir es que si poseemos el amor de Dios, entonces estará bien todo aunque Él no se encuentre alrededor. Cuando su amor se hace mío y el mío se hace el de Él, lo interno y lo externo llega a unirse por primera vez; una nación basada en tal en esto llega a ser el pueblo natal e ideal, sin clases superiores o inferiores. Cuando nosotros yacemos en tal lugar de amor, sentimos que no hay nada bajo el sol que no parezca bueno y que no exista para nuestro bienestar; así es el mundo de los espíritus, el destino de la humanidad, llamado el reino de los cielos (39-210, 10.1.1971). -------------------------

Capítulo DOS - La familia es el modelo central del Reino de los Cielos
Sección 1. La familia es el modelo central de todos los seres Cuando ustedes están en el mundo del espacio, necesitan las posiciones de arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás. Solo así su posición como ser existente queda clara y determinada. Sus formas variarán de acuerdo con la correcta posición en la que se encuentren: arriba y abajo, derecha e izquierda, frente y atrás. Cuando hablamos sobre las relaciones de arriba y abajo, derecha e izquierda, y frente y atrás; y sobre los asuntos familiares, nacionales y los problemas mundiales, solamente hay una fórmula. Al mismo tiempo que tienen que existir las relaciones de arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás, centrados en el individuo, tienen que existir padres, hijos, hijas, esposo y esposa, hermanos y hermanas. De la misma manera en la nación, centrado en el líder, todas las familias admiten las civilizaciones del Este y el Oeste y las civilizaciones del Norte y el Sur, y abrazan a todas las personas del mundo como sus hermanos y hermanas, estableciendo finalmente una familia ejemplar, como un modelo. Este modelo es el mismo para todos, y ustedes mismos son el centro del mismo. Es el principio que reza: si tú existes debe existir tú familia, la cual se expande a la nación, el mundo, el Cielo y la Tierra hasta llegar a Dios. Ustedes no solo tienen el deseo de ser el centro del universo, sino que pueden serlo. De la misma 5

manera, la familia es el corazón, el centro del universo. Si piensan del cielo como en la posición de padres, entonces la tierra está en la posición de hijos. Cuando miran al Oriente y al Occidente, el Oriente simboliza al hombre y el Occidente simboliza a la mujer; por lo tanto, después del matrimonio la esposa sigue al esposo dondequiera que se encuentre. Esto es similar a que el poniente refleja la luz del sol, la cual resplandece desde el oriente. Es lo mismo con la relación de hermanos y hermanas. Cuando el hermano mayor está realizando una tarea, los hermanos y hermanas menores cooperarán. Así cada persona debe estar en una relación padre-hijo, una relación conyugal y una relación fraternal. En otras palabras, estas tres relaciones deben confluir en un punto. El punto central es uno. Los centros de arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás, no deben ser diferentes; si difieren estas correlaciones estarían fuera de balance, y por lo tanto, desarmonizadas. Estando todas estas relaciones en su justa ubicación, arriba y abajo, izquierda y derecha, y frente y atrás, junto con el único punto central, se formaría el número siete. Al formarse así el número siete, significa que es una familia que está unida en amor verdadero centrado en Dios, y donde todos los elementos forman una completa esfera, trayendo armonía y unificación al conjunto. Con frecuencia hablamos del número “siete de la fortuna.” Por lo tanto, cuando escuchamos esto sobre el número siete, nos parece razonable y lo comprendemos. Mientras que el amor verdadero nunca cambie, este punto central continuará existiendo por siempre, sin cambio alguno, realizando el ideal de la familia verdadera. También podemos afirmar que todo está conectado desde el centro, por lo tanto, cada posición: primera, segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta y séptima, desde este núcleo central son iguales. Si el abuelo quiere algo y el nieto no se opone a ello, y los hijos e hijas también lo quieren, entonces, las tres generaciones querrán lo mismo. El abuelo y la abuela, el esposo y la esposa y los hijos y las hijas, todos siguen el centro. Partiendo de este amor, decimos que la relación padre-hijo es una, la relación conyugal es una y la relación entre hermanos es una. Todos son un solo cuerpo. ¿En qué están centradas estas relaciones? Están centradas en el amor verdadero de Dios, quien es el centro del amor. Centrados en el amor verdadero, los padres y los hijos son uno, el esposo y la esposa son uno, así como también los hermanos y las hermanas son uno. De esta manera, el valor de todos y cada uno, en sus relaciones mutuas, es el mismo valor. (299-114, 7.2.1999). Sección 2. La familia es un texto instructivo del amor, por el cual nos podemos vincular con el amor universal ¿Qué es el universo? Todas las Cosas existentes en el mundo creado están en la posición de ser como un tipo de ayuda o para entrenar a los amados hijos e hijas de Dios para encontrar el ideal del amor; por lo tanto, todo existe en relaciones recíprocas. Los minerales funcionan a través de las relaciones recíprocas de sujeto y objeto recíprocos acompañantes. Igualmente los átomos, los protones y los electrones funcionan a través de relaciones recíprocas de sujeto y objeto complementarios. Sin esa relación recíproca no pueden existir y no podrían tener movimiento. Sin la acción de dar y recibir no pueden existir eternamente. Por lo tanto, el universo es un mundo creado de semejante manera, cuyo centro solamente puede ser alcanzado a través de los seres humanos. (137-59, 18.12.1985). ¿Qué es el universo? Es una expansión de la familia. Si ustedes observan a una familia que ha realizado completamente el ideal del amor, tiene las posiciones de arriba, medio y abajo (padres, cónyuges e hijos), izquierda y derecha, frente y atrás; este es el principio. Por lo tanto, cuando hablamos de arriba y abajo, nos referimos a los padres e hijos; cuando hablamos de izquierda y derecha, nos referimos al esposo y la esposa; y cuando hablamos de frente y atrás, estamos hablando de hermanos y hermanas. ¿A través de qué, todos estos elementos, posiciones y relaciones son uno, una sola entidad? No es a través de la fuerza, el conocimiento o el dinero; entonces, ¿por qué es una sola entidad? Es a través del amor. Esta es una verdad absoluta. De otra manera, el ámbito esférico no podría ser formado. Entonces, en una familia, ¿qué forman los elementos y posiciones de arriba, medio y abajo?, forman un texto instructivo de amor. Ellos son como un libro escolar del amor, a través del cual podemos llegar a estar en contacto con el amor universal. Vuelvan a la sociedad, a su entorno, y 6

practiquen ese modo de vida. ¿Cómo debemos amar? Jesús dijo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” ¿Cómo debemos seguir esta enseñanza? Somos inconstantes e indecisos. Cuando salgan a las calles, a la sociedad, al mundo, y hablen con un abuelo, trátenlo como a su propio abuelo. Traten a la gente como a sus propias madres, sus propios padres o como a sus propios hijos. Ustedes deben vivir así en la sociedad, en el mundo. La gente en esa posición de arriba, en medio y abajo, frente y atrás, izquierda y derecha están ahí, como en un escaparate mundial, como ejemplo para que desarrollemos el amor al prójimo. Ustedes deben saber que el mundo es una exhibición de gente. Si ustedes pueden amar a toda la gente y a Todas la Cosas con semejante amor, Dios morará en medio de ese amor. (128-22, 29.5.1983). ¿Qué es el reino celestial? Es un lugar donde ustedes aman a la gente del mundo tal como aman a su propia familia. La gente que ama así, es la gente del reino celestial. Su abuelo y su abuela, su madre y su padre, su esposo y su esposa, sus hermanos y sus hermanas y sus hijos y sus hijas, ¿qué son estas cuatro generaciones? Ellas son el manual instructivo a través del cual pueden experimentar profundamente el amor verdadero del universo, como gente del Reino de Dios. La familia es la roca, es un tipo texto educativo que les enseña el amor. (129-96, 1.10.1983). Nosotros no podemos vivir sin aprender el amor del universo. Dios ha preparado todos los elementos de la Creación como un libro demostrativo o las Escrituras donde promete declarar públicamente: “Ama a tu abuelo y a tu abuela. Tus abuelos en la Tierra son enviados como representantes de los abuelos y las abuelas en el mundo espiritual. Si ustedes los aman, yo lo consideraré como si estuvieran amando a todos los abuelos y las abuelas.” Luego Dios continúa: “Ya que su madre y su padre están en la posición de representantes de incontables madres y padres del mundo entero, como un libro educativo y un modelo de amor, si ustedes los aman completamente, al máximo, yo lo tomaré como una condición de haber amado a todas las madres y padres. Más aún, si ustedes como hombres, representando a todos los hombres, aman a una mujer, quien representa a todas las mujeres, será una condición de haber a amado a todas las mujeres.” Luego, Él dice: “Consideraré vuestro amor por sus hijos e hijas como si amaran a todos los hijos e hijas del mundo.” Por lo tanto, la familia es el centro de entrenamiento para recibir tal educación y practicar y desarrollar ese amor verdadero. Es un proceso de entrenamiento para expandir el amor por el mundo, de acuerdo con las Escrituras. Nosotros podríamos preguntar a quienes están siendo entrenados si están dispuestos a avanzar ahora a la sociedad, al mundo y amar a las abuelas y abuelos del mundo, como si fueran sus propias abuelas y abuelos, y si dicen “si,” esto salvará al mundo. (130-273, 5.2.1984). Sección 3. Un campo de entrenamiento de amor para entrar al reino del amor La voluntad de Dios es realizar el reino del amor. Si la voluntad de Dios es desarrollar y globalizar el ideal del amor, la familia es el campo experimental donde ustedes ganan créditos, donde aumentan sus calificaciones, desde la escuela primaria, la universidad y hasta su doctorado. La familia se expande hacia el mundo. Si observan cuidadosamente el mundo, hay un mundo donde viven abuelos y abuelas, donde viven personas adultas como los tíos y las tías, un mundo donde viven personas como sus hermanos y hermanas mayores, donde viven los jóvenes y donde viven los hijos. Así, estos lugares habitados por gente adulta, por gente de mediana edad, por gente joven y donde viven los hijos, son de hecho extensiones en grados más grandes y amplios de la familia. (147-281, 1.10.1986). La familia es la unidad más pequeña dentro del centro de entrenamiento, y es también un libro educativo para entrar al Reino de los Cielos. Tiene todos los niveles: el nivel de abuelos, de madres, de esposo y esposa y el nivel de hermanos. Cuando estos niveles se expanden a grupos más grandes de abuelos y abuelas, padres y madres, a sus propios esposo y esposa, y a sus hijos e hijas, todos juntos forman la humanidad. Solamente familias que pueden amar a la humanidad entera como a sus propios cónyuges, como a sus propios padres y la sirven como sirven a sus propios hijos e hijas, pueden heredar el Reino de Dios. Este es un hecho asombroso. El derecho para heredar todo poder y 7

autoridad del Cielo y de la Tierra creados por Dios, radica aquí. (143-285, 20.3.1986). La familia es un libro de texto de amor, a través de la cual ustedes reciben, a la hora de la muerte, el derecho de ser registrados en el palacio de paz y el reino celestial. La familia es el campo de entrenamiento de amor y la expansión del mundo. El mundo está formado por mundos pequeños: el mundo de los abuelos, el mundo de las abuelas, existe el mundo que se asemeja a los padres y madres, hay un mundo de esposos y esposas e igualmente vemos el mundo de los hijos e hijas. Cuando estos mundos se expanden, tenemos lo que conocemos como el mundo entero. Así, si ustedes aman a la gente de todo el mundo, del mundo entero, como aman a su familia y como aman a Dios a través de la familia, esto será un camino recto hacia el Reino de los Cielos. Así, el primer mandamiento establece: “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente,” el segundo mandamiento: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Si ustedes aman a Dios y aman a la humanidad, todo habrá sido completado. Si no pueden hacerlo, su entrenamiento espiritual habrá sido en vano. No importa qué tan grande y formidable sea la disciplina religiosa y espiritual, si no saben cómo amar a Dios, a la humanidad y al universo entero, fracasarán en la prueba. En la familia, ustedes deben experimentar profundamente el amor a través de recorrer el curso oficial de este centro de entrenamiento, el cual es una encapsulación y síntesis del universo entero. Por lo tanto, deben expandirlo y amar al mundo. Ustedes han heredado esto de su familia, que es su campo de entrenamiento, donde fueron criados, nutridos, educados y donde crecieron al amparo de su madre y su padre. Por lo tanto, si ustedes aman a sus padres más que a su esposa; aman a sus hijos y sus hijas más que a su esposa; y aman a la humanidad más que a su esposa, y aman a Dios más que a su esposa, todo será completado, todo será consumado. Esto no significa que deben abandonar a su esposa. Si aman de esta manera, todos los que reciben ese amor de ustedes, vendrán a amar a su esposa también con ese amor verdadero; ¿hay alguna situación o lugar más glorioso y hermoso que este? Si quieren amar verdaderamente a su esposa, sigan este camino, practiquen este estilo de vida.
(143-285, 20.3.1986).

Sección 4. La familia es un modelo y un libro educativo para el Reino de Dios ¿Qué clase de fortuna recibe alguien en la posición de hijo? Debe recibir la fortuna de los abuelos y de los padres. ¿Por qué uno necesita de los abuelos? Porque ellos representan el pasado. Los abuelos representan la historia viviente del pasado. Los padres representan el presente, y los hijos simbolizan el futuro. Los hijos contienen el Este y el Oeste, y también el Norte y el Sur. También, ellos son el centro de la totalidad, del todo. El centro de los abuelos, el centro de los padres, el centro de los hijos, el centro de Dios, es el amor verdadero; todos están centrados en el amor verdadero. Así, amar y respetar a los abuelos significa aprender y heredar todo lo del pasado. Ustedes aprenden el presente de su padre, y amando a los hijos aprenden sobre el futuro. ¿Qué heredan ustedes a través de su abuelo y su abuela, y de su madre y padre? Heredan el amor verdadero. Aunque su abuelo y su abuela son ancianos, ellos están unidos en amor verdadero, y su padre y su madre están unidos; así, ustedes deben seguir el ejemplo y heredar el futuro. Nosotros, absolutamente no podemos heredar el futuro sin convertirnos en una familia verdadera. Cuando observamos a estas tres generaciones, es como observar el universo. El amor del universo reside en la familia verdadera, la cual representa el presente y el futuro. Cuando miramos al mundo animal, los animales macho y hembra se aman, y este es un libro de texto del cual aprendemos el amor del universo. Sin un abuelo y una abuela nos sentimos inestables. Solamente teniéndolos podemos movernos hacia adelante, hacia el reino celestial. Los abuelos, la madre y el padre, y los hijos, irán al Reino de los Cielos. Quienes han amado a sus abuelos verdaderos, verdaderos padres, verdaderos hijos, verdadera familia, verdadera nación y verdadero universo, irán al Reino de los Cielos. El modelo y libro educativo para lograrlo es la familia. (162-140, 5.4.1987). La familia es un tipo de material educativo que nos enseña cómo establecer el Reino de los Cielos. La familia viene del Cielo. Si aman a toda la gente del mundo que es de la edad de su abuelo como a su

8

propio abuelo, irán al Reino de los Cielos. Si aman a la gente de la edad de sus padres como sus propios padres, podrán viajar libremente por todas las naciones. Estas personas no tendrán fronteras, incluso cuando vaya al mundo espiritual. Si piensan en la gente joven de todo el mundo como si fuera su propio hijo e hija, podrán viajar libremente dentro del Reino de los Cielos, aunque haya doce esplendorosas puertas y doce direcciones. Así, esa institución llamada familia es un libro educativo que nos muestra cómo establecer una conexión con el Reino de los Cielos. Cuando ustedes aplican esto a la nación serán patriotas, cuando lo aplican al mundo serán santos, y cuando lo practican en el Cielo y en la Tierra, serán hijos de Dios, o hijos divinos y sagrados. La gente tiene estos deseos. (137-77, 18.2.1985). Ustedes deben ser capaces de abrazar a los hijos y las hijas de todas las razas así como a sus nietos y nietas. De este modo, deben estar en la posición de transformarse en los dueños de la familia, quienes como padres verdaderos aman a la gente de todo el mundo con amor verdadero. Así, estando en la posición de representar a la familia que practica amor verdadero, y es conectada a los padres originales, centrada en el amor de Dios, ustedes pueden finalmente entrar al Reino de los Cielos. (176-209,
9.5.1988).

Sección 5. La familia es el corazón que une el amor de tres generaciones La familia incluye y comprende la historia, el presente y el futuro. Así, ¿cuál es la meta final que Dios ha buscado por seis mil años? Es la familia. Esta es una entidad en la cual el amor está interconectado y unido. Todo lo que existe llega a estar bajo su dominio. No podemos dejar de lado la relación con esta fuente absoluta de amor. El crear este tipo de familia fue la misión original que Dios les dio a Adán y a Eva en el tiempo de la creación. Dios no quería que ellos simplemente terminaran sus vidas, él como un hombre y ella como una mujer separados. Por el contrario, anheló y soñó tener -a través de ellos- una familia donde pudieran estar unidos. Este el punto inicial hacia el establecimiento de los hombres y las mujeres. Así, para ser capaces de entrar sin peligro al Reino de los Cielos, tienen que formar una familia, y dentro del ámbito de esa familia en este mundo, ubicarse y vivir en un lugar donde puedan sentir satisfacción en el amor de Dios. Solo así, pueden trascender este mundo. (30-85, 17.3.1970). Para formar la esfera familiar de amor, ustedes tienen que ser incondicionales. Los padres representan el pasado, el esposo y la esposa representan el presente y los hijos representan el futuro. Su amoroso esposo o esposa, su compañero o compañera de amor en la vida, es el equivalente a Dios amando al mundo. Es un lugar y situación donde los padres, un matrimonio y los hijos en unidad ofrecen su amor como un ejemplo representando el Cielo y la Tierra e instruyen a sus descendientes a seguirlos. El hogar original del corazón, el lugar donde el afecto celestial es sentido, será recordado en el Cielo y la Tierra. (30-78, 17.3.1970). ¿Qué ha estado buscando Dios hasta ahora? Él no ha estado buscando al sujeto recíproco, sino su objeto recíproco ideal (contraparte, socio, pareja), que se asemeje y posea los aspectos internos y externos del mundo que Él creó. ¿Cuál es el punto inicial que conduce a este resultado? La familia. No hay nada mejor que pueda representar al universo que la familia. Tener unidad y ser uno con los padres es para que el pasado y el presente se encuentren. Aquí, “yo” puedo amar al pasado amando a los padres, amar al presente amando a mi cónyuge y amar al futuro amando a mis hijos. Por lo tanto, puedo experimentar profundamente el amor de tres generaciones. El núcleo y el corazón donde están concentradas estas tres clases de amor, es en la familia. (30-80, 17.3.1970). Entonces, ¿dónde empieza la vida en el Reino de los Cielos? En la familia. No es en ningún otro lugar donde se desarrolla esa vida. El reino celestial es nada más y nada menos que una expansión tridimensional de la familia, y no algo que esté fuera de la esfera familiar. Por lo tanto, cuando ustedes abrazan a su esposo o esposa, deben pensar que este es un hombre representante del mundo uniéndose con una mujer, también representante del mundo. El lugar donde ustedes pueden hacer la condición de haber amado a la humanidad, no es otro que la familia. Deben vivir de esta manera. Amar

9

a sus padres es conectar la historia y el presente, y pavimentar el camino para que Dios venga con ustedes. Por lo tanto, tienen que amar a sus padres. Al hacerlo, están conectando a los seres humanos históricos con ustedes mismos como habitantes del presente; es decir, se unen el pasado y el presente. Además, amar a sus hijos centrados en ustedes mismos es conectar el presente con el futuro. Y la filosofía que practica, canta y glorifica las bondades de tal amor, por miles y decenas de miles de años, es la manera de pensar de la Iglesia de la Unificación. (30-83, 82.3.1970). Sección 6. La familia es el campo de entrenamiento del corazón No podemos vivir separados del corazón. Incluso si ustedes son el presidente de un país o detentan autoridad mundial, no podrán vivir si no han tenido oportunidad de expresar su alegría genuina, de corazón; no podrán ser capaces de sentir la profunda satisfacción proveniente de los ciudadanos de su nación, de la gente bajo su mando, sus funcionarios o de la gente que los sigue. Ustedes deben sentirlo en su familia. Deben ser capaces de regresar a casa y sentir alegría a través de su cónyuge e hijos. De esta manera, estarán orgullosos de esta alegría frente a los demás. Esta es la primigenia y original alegría, no secundaria o accesoria; es lo mismo con Dios, incluso si Él fuera a restaurar el mundo entero no sentiría alegría sin una familia; por lo tanto, después de todo, necesitamos a nuestras familias. (25-85, 30.9.1969). Las familias deben estar centradas en los padres y las instituciones educativas que representen a la sociedad, deben estar centradas en los maestros. Los padres crían a sus hijos dándoles leche, esto es, los asisten en su desarrollo físico, así como les ayudan emocionalmente. Entonces ¿qué es la escuela? La escuela los entrena para su futura vida en la sociedad. Si la familia es el campo de entrenamiento de las emociones y la escuela es el campo experimental de la sociedad. Pero no es la sociedad en donde termina el entrenamiento; ¿dónde termina?, termina en la nación. La nación tiene al presidente. ¿Por qué será que la gente quiere ver al presidente y quiere estar cerca de él? Cuando la gente ha experimentado todo desde la familia a la sociedad, quiere ir al siguiente nivel. El presidente es un fruto de la tercera etapa, después de los períodos de formación y crecimiento. Antes que la semilla se divida, echa raíces y a través de la acción de circulación de la sabia comienza el crecimiento. Después de la división viene la síntesis y se producen las flores y los frutos. Así, la escuela debe también ayudar al crecimiento de la gente necesitada por la nación, educando a los valiosos elementos de elite, para servir a la nación. ¿Qué se estudia en la escuela?, es un entrenamiento; por tanto, la escuela es un campo de entrenamiento y un sitio de experimentación. El entrenamiento no es la vida de verdad sino un período de preparación; no deben hacer una preparación equivocada. ¿Qué es la familia? Es el campo de entrenamiento para el corazón. Es un lugar donde ustedes se entrenan de corazón en el amor. Esto es para que vivan con afecto y cariño como hermanos y hermanas en la escuela y vivan con afecto y cariño como hermanos y hermanas en la nación. La educación de los padres se necesita en la escuela, en la sociedad y se requiere para la nación. Los padres deben legar todos los elementos de su corazón a sus hijos. Los padres deben crear un ambiente de corazón para sus hijos, enseñándoles que deben vivir de tal manera en familia, luego en la sociedad, y vivir de esa manera en la nación, así como sus padres lo han hecho. (180-130, 22.8.1988). Cuando observan a una familia, no es necesariamente una buena familia porque tiene una buena casa o vive bien. Por el contrario, no importa qué mal pueda vivir una familia o qué tan pobre pueda ser su casa, si les ofrece paz y son capaces de conectarse ahí, con todas las circunstancias de su vida, entonces, es una buena familia. Tiene un fundamento de corazón sobre el cual los padres e hijos viven por el bien de todos y cada uno de sus miembros. Este es el hogar original de nuestros recuerdos y la fuente de motivación de todos los que ahí viven. Por lo tanto, se convierte en la base que determina nuestra felicidad en la vida. (29-16, 15.2.1970). Sección 7. La ciudad natal original y eterna de los seres humanos es la familia

10

La familia… la familia es una buena palabra, un buen lugar. ¿Por qué es algo bueno? Es un lugar bueno porque mi madre y mi padre están allí. Es un buen lugar porque mi hermana mayor y mi hermano mayor viven allí. Es un buen lugar porque mi hermano menor se encuentra allí, y es un buen lugar porque mis parientes están ahí. Por lo tanto, todos los seres humanos sienten nostalgia de su hogar natal, de la ciudad de su hogar natal. La gente siente más profundamente a su ciudad natal que a su nación. El lugar que añoran, incluso mientras están viviendo en la República de Corea, es su pueblo natal. ¿Qué lugar añoran, aun cuando les guste Corea, aun cuando quieren vivir en Corea, o incluso cuando están de hecho viviendo en Corea? Su ciudad natal. El hogar natal… ¿qué clase de lugar es su hogar natal? Es el lugar donde su corazón es elevado en las cuatro direcciones cardinales y en tres dimensiones. ¿Qué es el corazón?, es un lugar donde se entrelazan por amor. Hacia arriba tienen lazos con su padre y su madre; a la izquierda y la derecha los ata el lazo entre esposo y esposa; hacia abajo sus hijos e hijas y parientes los enlazan fuertemente con las tres dimensiones de amor. Este es el hogar natal original. La gente no puede menos que añorar su hogar natal original, porque ve que es el mejor punto inicial de la felicidad centrada del amor. Entonces, ¿qué clase de lugar piensan que es el hogar natal original de Dios?, ¿cuál creen que es el territorio del hogar natal original de Dios, en la Tierra? Debemos pensar en estas cuestiones. Si Dios es un Dios de amor, Él seguramente debe haber preparado un punto de inicio para vivir en esta Tierra, y ¿dónde estaría ese punto de inicio? Para saberlo, debemos entender cómo preparó Dios ese punto de inicio. ¿Qué clase de lugar puede llegar a ser el punto de inicio del hogar natal original, donde la familia de Dios puede ser creada? No es otro más que un lugar donde vive un hijo que comprende que Dios es su padre verdadero. En otras palabras, es un lugar donde existe el hijo unigénito que tiene todo el amor de Dios. También es un lugar donde una hija unigénita vive. Es un lugar donde un hijo y una hija unigénitos se casan y forman una familia completa. (23-151,
18.5.1969).

Entonces, ¿quién debe estar en el hogar natal original? Aquellos a quienes ustedes añoran deben estar ahí. Sus padres, hermanos y hermanas deben estar ahí. Igualmente aquellas personas a quienes ustedes anhelan encontrar están ahí. Cuando ustedes quieren vivir con ellos en ese lugar, ¿estarían contentos y satisfechos con solo verlos por unos momentos? ¿Estarían contentos por encontrarse con ellos y verlos por solo un breve momento? El encontrarlos y vivir con todas esas personas amadas no debe cansarlos, y mucho menos si viven juntos por la eternidad. Ustedes deben escudriñar y encontrar un lugar así. Este es el Reino de los Cielos buscado por las religiones de hoy. (23-80, 11.5.1969). Hoy, la razón por la que anhelamos la región de nuestro hogar natal original es que ahí están nuestros padres, hermanos y hermanas, nuestros parientes; ahí están las personas más cercanas a nuestro corazón, más que nadie en el mundo. Ellos siempre nos guían, nos dan la bienvenida como en el pasado cuando los visitábamos, simpatizan con nosotros, nos consuelan, nos reciben con alegría cuando tenemos dificultades. Sin esta bienvenida, aunque anhelen su hogar natal original y retornen ahí, el desesperado anhelo del corazón se desvanece, y regresarían con sentimientos de profundo lamento. Ustedes deben saber esto. En el hogar natal original debe haber gente que les de la bienvenida. (23-80,
11.5.1969).

Sección 8. La familia es el estándar final para completar el “Cosmos-ismo” celestial Todo se divide de una a muchas partes, las cuales finalmente se funden en una entidad más grande. En otras palabras, una entidad se divide en muchas y luego se re-une de nuevo en una sola entidad. De aquí se divide de nuevo y se une a algo más grande. Dentro de esta entidad más grande, existe la familia. Todas estas familias tienen las mismas formas y estructuras. La familia es el lugar donde la relación de esposo y esposa se establece y donde se unen finalmente. La familia extendida es un lugar que une a las familias y el pueblo es un lugar que une a los clanes familiares. Los pueblos se combinan para formar una nación. Aquí las familias desempeñan un papel central. (26-189, 25.10.1969). 11

Cuando esta familia se expande se convierte en el mundo horizontal. Por esto ninguna sociedad puede funcionar sin familias. Si las familias no pueden ser restauradas, el mundo tampoco lo será. Después, debemos realizar el “Cosmos-ismo” celestial a través de estas familias, incluyendo el universo compuesto del mundo terrenal (Tierra) y el mundo espiritual (Cielo). La Tierra y el Cielo son como el cuerpo y la mente para los seres humanos. Los deseos del cuerpo y la mente deben ser uno, deben estar unidos. Así como un sujeto recíproco necesita una contraparte o pareja complementaria, un hombre necesita de una mujer. La unión en amor de un hombre y una mujer conduce a la formación de una familia. El fundamento de Dios del amor, no será establecido sin que se realice en una familia. (26189, 25.10.1969).

El “Cosmos-ismo” celestial es una filosofía sobre la unidad del cuerpo y la mente, forma una familia como el principal cuerpo de amor y conecta esa idea al mundo espiritual y al mundo físico. El caracter yu ( 宙 ) de chon yu (cosmos) representa una casa. Por eso decimos la ideología del "Cosmosismo" celestial. El cosmos combina el mundo espiritual y el mundo físico. ¿Qué relación tiene con nosotros? Necesitamos una familia. Si ustedes fracasan en unirse en su familia, no tendrán nada que ver con la ideología del cosmosismo celestial. La familia sirve como el estándar final para completar la ideología del cosmosismo celestial. Aquellos que no cantan canciones de paz y de gloria a la felicidad aquí, serán personas miserables tanto en la Tierra como en el mundo espiritual. (26-189, 25.10.1969). ¿A partir de dónde se realiza el Reino de los Cielos? A partir de nuestras familias. Entonces, ¿qué clase de filosofía tenemos? Tenemos una ideología de la familia. La chon yu yui (ideología del "Cosmosismo" celestial) que incluye el símbolo chon que significa cielo y yu que significa casa; así, todo quiere decir la casa celestial; solo así, el significado de chon yu queda claro. Por lo tanto, los sesenta y seis libros de la Biblia, son palabras que desean una familia ideal. Aún así, ¿qué es lo que todas las personas desean? Es tener un esposo o una esposa ideal. También, el más grande deseo para una mujer es encontrar un esposo ideal. No importa qué tan famosa y orgullosa sea una mujer con su título de doctorado, su deseo es encontrar un hombre ideal. Su deseo más grande es encontrar un hombre ideal a quien ella pueda amar y con quien pueda tener hijos e hijas adorables. Esta es la raíz de la felicidad. El ideal de la Iglesia de Unificación no está en ninguna otra parte. El inicio es la familia y la conclusión es la familia. (26-102, 18.10.1969). Entonces, ¿qué clase de ideología es el "Cosmos-ismo"? Es el “paternismo” verdadero, que se refiere a la calidad de padres verdaderos. Después de todo, estas dos filosofías son una sola ideología de padres. Esta es una ideología de nuestro hogar, una ideología de nuestra nación y una ideología de nuestro ser individual. Si los seres humanos no hubieran caído, ¿cuál ideología regiría el mundo? Sería la ideología de Adán. Esta ideología no es otra que el verdadero “paternismo.” Es una ideología de madre y padre. No puede haber una ideología que sea más grande que esta. De aquí que, la Iglesia de Unificación debe enlazar las cuestiones del corazón con el "Cosmos-ismo" celestial a través del “paternismo” verdadero, dentro de las fronteras de la familia ideal, la familia original. En la medida que perduren las familias que han sistematizado tal ideología, la Iglesia de Unificación no perecerá. (26-201,
25.10.1969).

Capítulo TRES - El curso de nuestra vida centrada en el amor Sección 1. ¿Por qué nacen los seres humanos?
Al preguntarnos qué surgió primero, la vida o el amor; podríamos decir que cualquiera de los dos. Pero, ¿cuál creen que realmente apareció primero? El amor vino primero. Al asociar esto con el núcleo del universo, es necesario que exista una fuente original de amor para que algo adquiera valor. (143-277,
20.3.1986).

12

Cuando examinamos el origen de nuestras vidas, la pregunta que surge es ¿qué apareció primero, la vida o el amor? Hasta el momento no hemos sido capaces de verlo claramente. El amor viene primero, luego la vida. Debido a que lo que aparece en segundo lugar debe someterse a lo que surge primero, es natural que ofrezcamos nuestras vidas por el bien del amor. Así son las cosas. Esto nos da una respuesta al verdadero curso de nuestra vida. Ya que nuestra vida surge en medio del amor, la conclusión es que debemos transitar el camino del amor, vivir y morir por él. El propósito de la vida humana es encontrar el amor que el gran universo –no el pequeño universo- le da la bienvenida. Luego, el propósito es nacer y morir en medio del gran amor universal, el cual es reconocido por Dios, la Creación, los Padres Verdaderos y el mundo angelical. Así es como lo veo. (La
familia bendecida y el reino Ideal, 1062).

Los seres humanos no nacen por decisión propia. Entonces, ¿nacen por voluntad de sus padres? No. Ellos nacen por el deseo de Dios. Nacen por medio del amor de sus padres, que representa el amor de Dios. Aquel que comienza una nueva vida a través del amor de los padres, el cual representa el amor de Dios es el “yo.” El amor tiene el poder de crearlo todo. Aquel que nace como el centro del universo entero y recibe todo el amor del universo es el “yo.” El más elevado propósito de la vida es nacer por medio del amor, ser criado con amor, vivir por amor y dejar como herencia el amor. Lo más valioso que se debe hacer en la familia es cumplir con las reglas del amor, el cual es el centro del universo. (La familia bendecida y el reino Ideal,
1062).

Deben comprender por qué motivo nacen los seres humanos. No nacen para el beneficio del poder político. Nacen del amor y para el amor. Entonces, ¿qué es lo que hace al amor tan grandioso? El hecho de que el amor es la fuente original de la vida. Ustedes nacen en medio del amor de sus padres. No nacemos del deseo de nuestros padres por el dinero o el conocimiento. Debido a que se nace rodeado de amor, hay que cargar los frutos del amor. Por eso es que se necesitan los hijos. Un esposo y una esposa se hacen completos cuando se funden en uno solo ser y procrean a sus hijos como objetos recíprocos acompañantes. (La familia bendecida y el reino Ideal, 1062). Los seres humanos no pueden existir separados del amor. Por lo tanto, puede decirse que el “yo” vive sobre la base del amor. Todas las cosas tienen su origen de existencia en el amor de Dios. La existencia de todas las cosas empieza en la base del amor, entonces no puede negarse que todos los seres humanos, como centro del universo creado, también deben tener su origen en el amor. Debido a que los seres humanos nacen en amor y maduran a través de él, no pueden vivir separados del estándar original del amor. (La familia bendecida y el reino Ideal, 1062). Sección 2. La vida original centrada en el amor ¿Cuál creen es la causa de la existencia humana? La causa de la existencia humana es el amor. ¿Dónde creen que reside el propósito de la existencia humana? El propósito de la existencia humana yace en alcanzar el ideal del amor. Los seres humanos empiezan su existencia a través del amor, por eso su propósito es perfeccionar el amor formando una base común, expandiéndola y conectándola. En otras palabras, ya que el principio es el amor, el propósito debe cumplirse por medio de este también. Por lo anterior, un hombre y una mujer que permanecen en compañía deben fusionarse en un solo amor y conectar el frente y el reverso, la izquierda y la derecha, arriba y abajo. (La Familia Bendecida y el
reino ideal, 1062).

No importa cuán firme sea nuestra determinación de convertirnos en un ser absoluto y de establecer un propósito absoluto, esto será inútil a menos que seamos felices. Nuestra vida diaria debe ser feliz. Vivimos en función de un propósito. Cuando hemos alcanzado ese propósito, existirá algo nuevo que será mucho más grande que la existencia en misma. ¿Qué es esto? ¿Qué es lo más valioso para un hombre y una mujer? Es el amor. El amor es el elemento clave, necesario para experimentar la felicidad. No importa cuán sublime sea el propósito de una persona, si falla en su intento de establecer 13

el amor que abraza dicho propósito, su plan no se cumplirá y deberá perseguir uno nuevo. El propósito no puede estar por encima del amor. (29-130, 26.2.1970). ¿Para qué viven ustedes? Algunos dirán que viven para comer; otros para trabajar y otros viven sin propósito alguno. ¿Por qué viven los seres humanos? Si responden que viven por el bien del amor, ¡qué respuesta tan grandiosa! Los seres humanos nacen como fruto del amor, viven en amor y regresan al amor eterno en el seno de Dios. Esta es la vida original de la Creación. (La familia bendecida y el
reino ideal, 1064).

Uno nace por medio del amor y crece en el amor. Luego de abandonar el amor de los padres, uno encuentra y se conecta al amor de una pareja, el cual es otra dimensión del amor. Podemos llamar al amor de los padres amor en etapa de formación y al amor conyugal, amor en etapa de crecimiento o maduración. No importa cuánto amor existe en una pareja, este amor no puede ser completo hasta que tengan hijos. Por eso es que desean tener hijos. Esta es la etapa de culminación del amor. Por lo tanto, el proceso durante el que se experimentan las distintas etapas del amor: el de los Padres, el conyugal y el de los hijos es el núcleo fundamental de la vida humana y la ruta básica del amor ideal de Dios hacia la Creación. (48-11, 31.8.1971) La vida nace del amor. Uno nace del amor, crece en medio del amor de los padres, conoce a una esposa y le ama y muere en ese amor; eso es lo que se conoce como vida humana. Por lo tanto, en principio no debe existir tristeza ni dolor en la vida humana. (La Familia bendecida y el reino ideal, 1062). El punto focal del universo es aquel lugar en el que se integran todas las combinaciones verticales y horizontales del amor de modo que pueden unirse el amor de los padres, el conyugal y el de los hijos. Este es el punto en el que el universo entero y todas sus células se enfocan. Todos los seres del mundo espiritual se enfocan en esto. Además, protegerán este lugar para que nadie pueda invadirlo. Si este lugar se destruye será terrible. Por eso es necesario buscar una forma para mantener este lugar intacto y esa forma se conoce como la “base de cuatro posiciones” en la Iglesia de la Unificación. (La
familia bendecida y el reino ideal, 1062).

Sección 3. El elemento eterno de la vida de los seres humanos es el amor No deben olvidar que durante un tiempo vivieron como embriones; no sólo recibieron alimentación de su madre, sino también amor. Igualmente, las personas que habitan la Tierra no sólo obtienen nutrición física de la Naturaleza, sino además del amor de Dios, quien es el elemento esencial de la vida. (La familia
bendecida y el reino ideal, 1062).

Así como las plantas absorben la luz del Sol como un elemento de la vida, el amor es un elemento de vida para las personas. Nuestra esperanza es que el Reino de los Cielos en la Tierra y el Reino de los Cielos en el Cielo que construyamos puedan existir eternamente en amor y adoración. (La familia bendecida y
el reino ideal, 1062).

Los seres humanos nacen por medio del amor y luego del nacimiento crecen rodeados del amor. Cuando los seres humanos alcanzan cierta etapa durante su crecimiento el amor de los padres no es suficiente, entonces comienzan a expandir su amor horizontalmente hacia los hermanos y hermanas y hacia la familia extendida. En otras palabras, mientras crecen hasta la madurez reciben todo los tipos de amor. Especialmente durante la pubertad, cuando sienten sed de amor por el sexo opuesto. El compromiso con este amor los conduce hacia una esfera de influencia en la que experimentan la integración del amor y finalmente encuentran el centro del amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Los caminos que el hombre y la mujer transitan existen por el bien del amor. Mi camino es el camino del amor. Me desplazo a lo largo de él para obtener amor, para mantenerlo y crear un ambiente de amor. Es también por el bien del amor que las mujeres usan cosméticos y reciben masajes. Querer 14

algo y trabajar por ello también son actos motivados por el amor. Superamos las dificultades y nos movilizamos con el fin de alcanzar ese preciado amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1064). Desde el momento en que nacemos recibimos el amor de nuestros padres. Y mientras estén vivos nos amarán durante cualquier etapa de la vida, ya sea la infancia, la adolescencia o la mediana edad. Cuando crecemos rodeados del amor de los padres, el amor horizontal de esposo y esposa está destinado a ocurrir en cada uno de nosotros. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). ¿Qué creen que es el matrimonio? Es una escuela, un lugar donde los hombres aprenden algo que no saben de las mujeres y ellas aprenden algo que desconocen de los hombres. Todas las calificaciones del curso de la vida conyugal deben ser altas con el fin de que tanto el esposo como la esposa estén satisfechos. Ustedes tienen hijos e hijas para aprender a amar al mundo. Sin ellos no podrán conectarse al futuro. Sus hijos e hijas son otorgados como un material educacional a través del cual ustedes pueden conectarse al mundo futuro. Cumplir con sus obligaciones filiales hacia sus ancestros, abuelo y abuela, es como recibir educación del mundo espiritual. Todas estas cosas están conectadas por el amor. El abuelo y la abuela, el esposo y la esposa, los hijos e hijas están todos conectados por el amor. Así como la sangre fluye de arriba abajo por las venas en el cuerpo humano, ustedes pueden recorrer todo el camino de arriba abajo en el mundo espiritual hasta sus ancestros de hace 10 millones de generaciones, y además contactar a sus descendientes lejanos. Deben saber que así es como el mundo espiritual y el universo está organizado. Todas las cosas serán gobernadas de este modo. Podemos decir que convertirse en un siervo y esclavo del amor es la felicidad más grandiosa. (La familia
bendecida y el reino ideal, 1062).

Sección 4. ¿Qué es el amor de Dios? Traten de investigar sobre el amor de Dios. ¿Cómo podemos expresar el amor de Dios? Puede compararse con un cálido día de primavera en el que nubes blancas flotan suavemente en el Cielo; el calor emerge desde el suelo; los insectos vuelan, las hormigas se asoman a ver el mundo; los sauces brotan de la corriente; las ranas cantan nuevas canciones primaverales; las abejas salen de la colmena y las mariposas revolotean. Se sienten como intoxicados y somnolientos en ese ambiente, pero en realidad se sienten tan bien que desearían permanecer así para siempre. Cuando Dios encuentra Su objeto recíproco acompañante ideal El se siente como en un hermoso jardín lleno de flores en el que las abejas y las mariposas revolotean. Cuando piensan en esto, ¿se sienten bien o mal? Hay hombres torpes que no se dan cuenta de esto. Se siente bien. Cuando ustedes conocen a alguien que les agrada conocer, estrechan su mano firmemente. Cuando alguien exclama alegremente: “¡Tanto tiempo sin verte!” y toma su mano firmemente, ¿se sienten bien o mal? Si alguien dice que se siente mal, patéenlo y díganle “¿Hey eres tonto?” Cuando se alegran de ver a alguien, ¿le estrechan las manos fuertemente o no? ¿Les gusta cuando alguien les hace esto? “Nos gusta”. Quisieran que les gustara, pero quizá no les agrada realmente ¿verdad? Ustedes deben conocer algo verdaderamente para poder quererlo. Si no lo conocen, ¿cómo van a quererlo? Cuando alguien estrecha sus manos fuertemente con regocijo, no serán capaces de liberarse de tal apretón. Damas presentes, piensen en esto. Cuando ustedes se casan y sus esposos las aman, ¿cómo se sienten? ¿Bien o mal? Sean sinceras. Si sus esposos las aman, no necesitan nada más. Ustedes viven fuertemente vinculadas a su esposo. Es bueno para un hombre estrechar fuertemente la mano de su mujer con manos que se asemejan a los cascos delanteros de una vaca. Además, cuando ustedes ven una película, quisieran ver una escena como esta. Cuando una mujer le dice a un hombre: “Tienes bonitas manos”, se sentirá ofendido. Así son las cosas. El amor es eterno. El amor no está dividido, está unido. Ustedes se convierten en un solo ser. Cuando un hombre y una mujer forman una pareja y se aman el uno al otro, están como pegados con goma. Por supuesto esto no ocurre literalmente, pero ellos alcanzarán un corazón que será mucho más elevado que esto.

15

Eso es el amor de Dios. Si ustedes viven con ese amor, ¿permanecerán unidos o no? Piénsenlo. Todo está destinado a convertirse en un solo ser. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Cuando un hombre y una mujer se enamoran pueden suceder todo tipo de cosas, ¿verdad? Pero si encuentran la forma de conocer el amor de Dios y probarlo verdaderamente... descubrirán que el amor de Dios no puede compararse con nada en este mundo. Si hay alguien que haya saboreado este amor, no habrá dificultades ni tristezas que puedan vencerle. Semejante ámbito de influencia para la liberación debe existir ¿o no? La pregunta es cómo encontrarlo. (39-240, 15.1.1971) El amor de Dios puede dividirse en tres grandes formas de amor: el amor de los Padres, el amor conyugal y el amor de los hijos. El centro en el que convergen estas tres grandes formas es el amor de Dios. (173-278, 1975.11.23). Sección 5. La Bendición de Dios les permite heredar amor y gozo El tiempo durante el cual Dios habite un cuerpo físico será la madrugada de un glorioso nuevo amanecer. Luego de este momento El tendrá su cuerpo (esposo y esposa). El puede amar y después vendrá el momento en el que pueda amar a sus nietos. ¿Cómo creen que Dios le expresó a Adán su gozo luego de haberlo creado? Dios tuvo que enseñarle lo feliz que era Dios. Solo es posible aprender eso cuando los hijos tienen sus propios hijos e hijas. Cuando ustedes son pequeños, no saben cómo es el amor de los padres, pero cuando forman una familia y tienen bebés, llegan entender cómo es el amor de padres. Comprenderán cómo sus padres los aman mientras los crían. Por lo tanto, cuando sus hijos tengan un esposo o esposa será un día glorioso. (La familia bendecida y el reino ideal, 934). Deben conocer el amor de Dios. Deben conocer el amor de sus padres y saber cómo servirles, deben conocer el amor de su cónyuge y saber cómo servirle. Deben conocer el amor de sus hijos y saber cómo servirles. No deben simplemente dar órdenes a sus hijos, sino también servirles. Deben saber entenderlos además. Sólo así podrán entender el amor de Dios. Sin hijos, permanecerán en un estado incompleto. No podrán comprender el amor de Dios. No podrán entender cuánto ama Dios a los seres humanos, Sus hijos. Además, sin ser un esposo, no pueden conocer a la esposa y sin ser esposa no pueden conocer al esposo. Los hijos no saben lo que es el amor de los padres hasta que ellos se convierten en padres. Entonces sin hijos ni hijas no pueden ser padres verdaderos. (133-138, 10.7.1984). Los padres quieren que sus hijos contraigan nupcias porque desean traspasarles y enseñarles completamente el amor de padres. Al momento de morir, los padres dejan atrás su propio ser con sus descendientes. Por eso la descendencia es necesaria. El amor es algo que continúa para siempre. Debido a que el amor es el deseo humano más elevado, todas las personas quieren heredarlo con los brazos abiertos. Al dejar este amor como herencia, pueden presentarse ante Dios con orgullo en el mundo espiritual. El lugar donde ese amor puede estar completo es la familia. Ir al Reino de los Cielos por medio de la familia significa que el ambiente propicio para la unificación se ha alcanzado. (La familia
bendecida y el reino ideal, 934).

Las personas deben obedecer este principio y esta regla. En la primavera ustedes esparcen semillas; en el verano las plantas se desarrollan completamente; en otoño dan sus frutos y en el invierno hay que poner las cosas en orden y transportar la esencia de esta nueva semilla de la vida hacia lo más profundo de sus corazones. Sólo así obtendrán semillas para plantar de nuevo cuando la primavera regrese. Esto significa que en el futuro deben convertirse en padres y tener hijos e hijas como ustedes mismos. Deben criar a sus hijos e hijas como a ustedes mismos. (26-158, 25.10.1969).

¿Por qué se sienten afligidos cuando no tienen hijos e hijas? Es porque no pueden formar un círculo. Cuando vean a los pájaros alimentar a sus crías, entenderán el profundo amor de la mamá pájaro. 16

Los occidentales quizá no lo sepan, pero en Oriente los niños son más gustados que los adultos. Ellos muestran el debido respeto hacia los adultos, pero manifiestan el amor más supremo por los niños. Ustedes pueden comprender el amor de sus padres cuando tienen sus propios hijos e hijas y los crían.
(La familia bendecida y el reino ideal, 934).

Todo el mundo debe casarse y tener y criar a sus propios hijos. Sólo así podrán conocer el amor de los Padres y el amor de los hijos. Pero parece que los occidentales no son así. Muchos evitan tener y criar hijos e hijas. Dudan sobre tener hijos porque creen que se atraviesan en su camino para casarse y divorciarse. Pero cuando una persona nacida en la tierra fracasa al establecer la “base de cuatro posiciones” no puede ir al Reino de los Cielos porque no conocen el corazón de Dios para amar a las personas. (La familia bendecida y el reino ideal, 934). Sección 6. Los seres humanos buscan el centro del amor Los seres humanos nacen por medio del amor, crecen rodeados del amor de los padres y maduran expandiendo el amor horizontalmente. El amor horizontal alcanza la conclusión de la primera etapa cuando uno conoce a una pareja del sexo opuesto y juntos alcanzan el momento en el que pueden representar el amor del Cielo y la Tierra, al procrear hijos como el fruto de ese amor. Desde el núcleo del corazón, los hijos nacen como el resultado de ese amor. El hijo o hija que nace mientras un hombre y una mujer comparten un amor fundamentado en el corazón, crea un camino hacia el centro del amor. Este centro los conduce directamente a Dios. Al tener hijos como el producto del amor, los seres humanos experimentan intensamente el amor con el que Dios creó Todas las Cosas y a todos los seres humanos. Además, al amar a sus hijos, sentirán el amor que recibieron de sus Padres y el corazón de padres. El amor que los padres vierten sobre sus hijos no es materialista, sino más bien interior, espiritual. El amor que los padres dan a sus hijos no cambia aunque cambien el Cielo, la Tierra o los períodos históricos. Al convertirse en Padres y amar a sus hijos comprenderán y experimentarán profundamente cómo Dios ha amado a los seres humanos. Al convertirse en padres y amar a sus hijos sentirán y tendrán una idea de cuánto los han amado sus padres. Por esa razón honramos a nuestros padres aún más y cumplimos con las obligaciones de piedad filial con amor. De otro modo, no estarán calificados para ser padres y el amor hacia sus hijos será hipócrita. Los seres humanos deben sentir y darse cuenta de cuánto Dios los ha amado al convertirse en padres y amar a sus hijos. Además deberán amar a Dios de un modo más sincero. Deben amar a sus padres más que a sus hijos y amar a Dios más que a sus padres. Deben saber que este es el orden y la ley del amor. Los seres humanos nacen a través del amor y luego de su nacimiento crecen durante su infancia recibiendo amor. Pero luego de alcanzar cierta etapa durante su crecimiento, el amor de los Padres no es suficiente, entonces comienzan a expandir su amor horizontalmente hacia los hermanos y hermanas y hacia la familia extendida. En otras palabras, ellos crecen hasta la madurez mientras reciben todos los tipos de amor en el Cielo y la Tierra. Especialmente cuando llegan a la pubertad, pues experimentan sed de amor por el sexo opuesto. El compromiso con este amor los conduce hacia un ambiente propicio para un amor de mayor alcance, a través del cual finalmente encuentran el centro del amor. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). Debido a que el Cielo y la Tierra tienen forma de esfera, ellos comparten el amor horizontal y se voltean para formar un círculo en el primer nivel. Especialmente cuando toman un compañero del sexo opuesto y comparten su amor, tienen hijos como fruto de ese amor y se convierten en Padres. Cuando se aman el uno al otro el amor vertical se realiza siguiendo al amor horizontal. Esto forma el mundo esférico y al mismo tiempo les permite encontrar el centro del amor. El centro del amor que emerge a través del movimiento producido por estas relaciones amorosas es

17

también el núcleo de la existencia del mundo entero de la Creación. La razón por la que la Tierra existe es también para moverse continuamente alrededor de este centro de amor. El centro del amor es donde se reúne esa fuerza infinita que permite el movimiento continuo. El centro que aparece a través de la esfera del amor es también el lugar que Dios habita. Por lo tanto, toda la Creación existente en el mundo nace y existe a través del amor de Dios se mueve en busca del centro del amor de Dios. Dios es el horno del amor. (126-245, 24.4.1983). Sección 7. El curso de la vida humana comprende tres etapas Los seres humanos nacen luego de permanecer en el útero materno; viven en la tierra por un cierto tiempo y mueren. Antes del nacimiento permanecen nueve meses en el útero de la madre, el feto tiene una libertad limitada. Crece al recibir los nutrientes de su madre por medio del cordón umbilical. El abre y cierra sus manos, su boca y agita sus dos pies. Esto es todo lo que puede hacer. No obstante, para él el útero materno es un mundo de libertad, su único mundo. Después de diez meses el feto nace y se integra al mundo. Ese mundo es el mundo terrenal ordinario o la sociedad humana que hoy conocemos. (Familias bendecidas y el reino ideal de los cielos, 1062) ¿Por qué nacen los seres humanos? Nacen por la gracia del amor. Por esta razón tienen su origen en el amor verdadero de los padres y crecen en el útero de la madre que es el seno de la protección y el amor paterno y materno. Después de pasar por el período de inmadurez hasta llegar a la edad de unos veinte años en medio del amor de los Padres, que asimila con alegría todas las dificultades sin queja alguna, ellos deben conocer un compañero y atarse firmemente al amor celestial y vivir por el bienestar del otro. Al seguir este curso de vida, ellos tendrán hijos e hijas y los amarán. Solamente cuando experimenten profundamente cuán grande es el amor de Dios, podrá completarse el verdadero ámbito de influencia del amor de Dios en Su objeto recíproco acompañante del amor. (143-283, 30.2.1986). Los seres humanos nacidos en el mundo viven en el universo el cual puede compararse con su vida en el útero materno. Para resumir, ellos viven cientos de años de vida en el seno de la Madre universal. Así como el feto desconoce el mundo humano fuera del útero materno, las personas que viven en el mundo terrenal ignoran la realidad del mundo espiritual que se desenvuelve después de la muerte. Los seres humanos sólo podrían intentar adivinar. Sólo tienen ideas imprecisas de que si bien ellos no sabían del mundo exterior mientras estuvieron en el útero materno, el mundo después de la muerte debe existir de igual modo. Entonces, a pesar de que tengan estas impresiones sobre la existencia del mundo después de la muerte, esto no importa porque la muerte realmente existe. Debido a que el mundo después de la muerte existe más allá de nuestros cinco sentidos físicos, deben superar lo incomprensible por medio de la fe religiosa. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062) Los seres humanos pasan por tres edades o etapas. El mundo animal también tiene la era del agua, la era terrestre y la era del aire. Todo debe pasar por esas tres etapas. Para que los seres humanos puedan convertirse en los señores de la Creación y tener la suficiente calificación para gobernar con amor Todas las Cosas, deben pasar también por la era del agua y llevar una vida completa ahí; aun más completa que la de cualquier otra criatura. Luego, deben pasar por la era terrestre y actuar como ser supremo entre todas las criaturas. Después deben pasar a la era del aire. Pero los seres humanos no tienen alas. ¿Cómo pueden volar sin alas? Deben ser capaces de volar aun más alto y más lejos que cualquier ave o insecto. Entonces, ¿qué deben hacer? Esto no puede ocurrir mientras habiten un cuerpo físico. No pueden ir muy lejos no importa cuánto salten. Pero debido a que los seres humanos son los señores de la Creación y Dios es un ser espiritual, si ellos aspiran a tener dominio y permanecer en posición recíproca con Dios, su etapa de operatividad espiritual debe ser igual a la de Dios. La luz viaja a una velocidad de 300 mil kilómetros por segundo. Pero los seres humanos no pueden moverse tan rápido. Eso sólo puede hacerlo el espíritu. (112-201, 12.4.1981) Vivimos en este mundo, pero este mundo no lo es todo y existe un mundo espiritual. Entonces, ¿cuál 18

es el lugar al que debemos ir y vivir? Es el mundo espiritual. El mundo espiritual es el mundo eterno colmado del aire del amor. Por esta razón, la vida humana es un período durante el cual nos preparamos para ingresar al mundo eterno. (140-121, 9.2.1986). Sección 8. La vida terrenal es un campo de entrenamiento para estar en armonía con el mundo espiritual Yo tengo mucha experiencia en lo espiritual. El mundo espiritual es un lugar cubierto con elementos del amor. La Tierra está cubierta de aire, pero el mundo espiritual está envuelto con amor. En la Tierra, las personas inhalan aire y exhalan gas, pero en el mundo espiritual se vive inhalando amor. El mundo espiritual no es un lugar donde se intercambia amor humano secular. El amor que se comparte en el mundo espiritual es verdadero. (145-267, 15.5.1986). Cuando ustedes vayan al mundo espiritual verán que este funciona de la siguiente manera. Aquellos que tienen suficiente amor hacia sus Padres, hermanos y hermanas, esposo, esposa e hijos; aquellos que han experimentado un amor profundo en su vida familiar serán capaces de disfrutar de una gran libertad. Pueden desplazarse en cualquier dirección sin restricciones. De modo inverso, aquellos que no tienen experiencias de amor, que tienen una mente estrecha y en el mundo espiritual permanecen aislados, solos y no disfrutan de libertad en lo absoluto. El amor entre los padres e hijos es una relación vertical, el amor entre el esposo y la esposa es una relación horizontal y el amor entre los hermanos y hermanas es una relación horizontal con círculos y contornos. Estas tres relaciones son diferentes entres sí. Por lo tanto, solamente cuando ustedes experimentan amor profundo a través de estos tres métodos recíprocos de amor en la Tierra, pueden darse vuelta verticalmente, horizontalmente o en círculos sin restricciones. Por ejemplo, aquellos que no han saboreado el amor de los Padres porque ellos murieron muy pronto son personas particularmente trágicas ya que les hace falta una importante experiencia de amor. De igual modo, quienes no han experimentado la relación conyugal y la vida familiar son personas de una gran pobreza espiritual y carecen de una parte importante de la vida. Asimismo, aquellos que no tienen hermanos ni hermanas ocuparán una posición muy pobre en el mundo espiritual, porque no podrán llevar una vida completa debido a sus deficiencias en todas las áreas afectivas. (La familia bendecida y el reino ideal, 1062). ¿Por qué deben contraer matrimonio? Deben casarse con el fin de experimentar profundamente el amor de los Padres, el amor conyugal y el amor de los hijos. Entonces, ¿por qué son necesarias todas estas experiencias? El mundo espiritual es un mundo colmado del aire de ese amor. Deben saber que necesitan tener una familia para entrenarse a sí mismos para vibrar al ritmo del mundo espiritual. Aquellos que pasan al otro mundo sin ser capaces de sentir esto, no podrán aguantar el ritmo ahí. Será como si no tuvieran nariz para inhalar ese aire lleno de amor. (La familia bendecida y el reino ideal-1062) Lo que es fundamental es el hecho que ustedes nacieron de Dios después de tomar prestado el útero materno. Ustedes encuentran a los Padres Verdaderos a través de los padres espirituales y de los padres físicos. Sus padres físicos son temporales. De este modo, el momento de la muerte es de júbilo, pues es hora de conocer a los Padres Verdaderos. El amor verdadero de los padres está allá. Es llamado el Reino de los Cielos en el Cielo. El elemento que lo compone es el amor, y está lleno con amor de padres. Ese amor no es para mí; es un amor que se ajusta a la ley unilateral del el principio de servicio voluntario y el sacrificio por el prójimo. Al obedecer este principio, deben amar al universo y a la humanidad. La vida terrenal es un campo de entrenamiento por el bien de ese amor. (105-108, 30.9.1979). ¿Cuán importante son sus vidas en la Tierra? Sólo se vive una vez. Es un instante breve, pero sólo ocurre una vez. Al compararla con la vida espiritual, la vida terrenal es tan solo un punto. En este momento, debemos ir más allá de la vida física y prepararnos para el mundo espiritual. (207-99, 1.11.1990).

19

Capítulo CUATRO - El amor original de un hombre y una mujer
Sección 1. El amor original de un hombre y una mujer Cuando un hombre y una mujer están enamorados, la pregunta es si su amor está de acuerdo a la voluntad de Dios, y con el estándar que Dios ha requerido de los seres humanos. Cuando un hombre y una mujer están enamorados la pregunta es en si su amor esta de acuerdo con el modelo de amor en la mente de Dios. Nosotros llegamos a la conclusión, que si el primer hombre y la primera mujer, hubieran llegado a unirse en amor centrados en Dios, entonces, este se habría convertido en un modelo universal del amor. Dios también tiene que haber deseado tal amor para los seres humanos. El hombre y la mujer, de igual manera, han querido tal amor para ellos. Tal amor verdadero tiene que ser el centro del universo. Este llega a ser un estándar de medición. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 335) El amor de Dios y el amor de la humanidad son lo mismo en esencia. El amor es un esfuerzo de dos para llegar a ser uno. ¿Por qué un hombre y una mujer se desean mutuamente? Esto es debido a que el hombre puede poseer a Dios sólo a través de la mujer, y la mujer puede poseer a Dios sólo a través del hombre. En otras palabras, ellos se desean recíprocamente debido a que Dios viene y habita en donde un hombre y una mujer son dos que han llegado a ser uno en amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal
de Dios, 336)

Considerando que la fuente de las características duales es Dios, nosotros deberíamos ser la gente que puede cantar alabanzas por el noble valor de Dios y al mismo cantar alabanzas por el valor dignificado del hombre y la mujer. Cuando una mujer amada por Dios vive en el corazón de un hombre, y el hombre amado por Dios vive en el corazón de una mujer, estos llegan a ser sus objetos recíprocos de amor, y cuando ellos se aman mutuamente, Dios estará deleitado de ver esto y Todas las Cosas también se regocijarán. Cuando el hombre y la mujer se abrazan en un cariño correspondiente, esto llega a ser un punto donde el universo llega a ser uno. El Cielo y la Tierra se gozarán al ver el valor de tal abrazo. Así es como la imagen original se desenvuelve en el ideal de Dios. Originalmente, un hombre debería encontrar a una mujer con quien él pueda ser feliz, y una mujer también debería encontrar un hombre con quien ella también pueda regocijarse. Más que esto, este debería ser un encuentro en el cual Dios pueda gozarse al igual que Todas las Cosas. Entonces, la existencia entera en este mundo será movilizada por esta pareja y querrá ser gobernada por ellos. Las aves cantarán para ellos, las mariposas revolotearán y bailarán con alegría. Dios se regocijará, la gente se alegrará y Todas las Cosas se llenarán de júbilo. Si los seres humanos hubieran comenzado la historia realizando tal posición, el mundo habría sido un mundo ideal y original. (Las Familias
Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 336).

Sección 2. La razón por la que nacen el hombre y la mujer ¿Cual es el propósito original del nacimiento del hombre? No podemos negar que él nació por el bien de la mujer. De igual manera, la mujer no nace por su propio beneficio. Nosotros deberíamos saber que allí se levantará un problema si ella no puede creer que nació por el bien del hombre. Ya que Dios, el gran Señor, Dueño Soberano, del Cielo y de la Tierra, ha establecido esto como un principio de la Creación, nosotros no podemos entrar en el mundo de bondad, verdad, felicidad y paz o el mundo ideal y del amor, a menos que sigamos este principio. Una mujer nace con el fin de encontrar a un hombre, y el hombre nace con el fin de encontrar a una mujer, ¿no es así? Esta es la verdad más elevada. Por lo tanto, nosotros deberíamos encontrar el ámbito de la Bendición de acuerdo con tal principio. Desviarse del ámbito de la verdad más elevada, es la maldad más elevada. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 338) El hombre y la mujer son físicamente opuestos. Mientras que la mujer es unidireccional, los hombres son tri-direccionales y tetra-direccionales. También, las mujeres tienden a permanecer en casa,

20

mientras el hombre va alrededor del mundo. Sus caracteres son completamente opuestos así. ¿A través de qué se convierten en uno estos hombres (sujetos recíprocos) y mujeres (objetos recíprocos)? Ellos son dos que llegan a ser uno a través del amor. ¿Para qué nace un hombre? Esto no es con el propósito de logros académicos, dinero, o poder político. Es para la felicidad de una mujer. Un hombre nació por el bien de una mujer. Los hombres tienen una contextura más grande, no es sólo para mantenerse a sí mismos, sino también para que pueda costear y mantener la subsistencia de sus hijos y de su esposa. Los órganos del hombre y la mujer son diferentes. ¿Para quien son sus órganos? Los órganos sexuales no llegaron a existir para su propio beneficio. El órgano del hombre fue creado por la felicidad de una mujer, así que le pertenece a ella. De igual manera, el órgano de la mujer es por supuesto del hombre. ¿Han pensado alguna vez en eso? (risas) Esto no es algo de que reírse. ¿Cuál es el símbolo del amor de un hombre y una mujer? ¿Dónde está el destino final del amor? Este es el órgano sexual, el cual hace de ellos un cuerpo. Este se convierte en un canal a través del cual la mente y el cuerpo pueden completamente fusionarse a través del amor. Lo que el hombre tiene no es suyo y lo que la mujer tiene no es de ella. Los hombres tienen lo que le pertenece a la mujer y las mujeres tienen lo que le pertenece al hombre. Ellos no nacieron por su propio beneficio. Ellos deberían conocer claramente que nacieron por el bien de su pareja. ¿Por qué nacen el hombre y la mujer en la Tierra? Ellos nacen con el propósito de amarse mutuamente. Como Dios es el gran rey de la sabiduría, El les intercambió el derecho de propiedad de sus órganos de amor. Solamente porque el órgano esté adherido al hombre, no significa que él sea el dueño. Es igual en el caso de la mujer. Aquellos quienes han actuado descuidadamente sin consideración con este derecho de propiedad, serán juzgados. Si ustedes los hombres saben que serán castigados bajo la más temible ley, ¿se atreverían ustedes en pensar en otras mujeres en lugar de sus esposas? Por el contrarío, ¿pueden ustedes esposas, pensar en otros hombres en lugar de su esposo? (Las familias bendecidas y el reino
ideal de Dios, 340)

Sección 3. El hombre y la mujer se necesitan absolutamente el uno al otro El amor es algo que ustedes absolutamente necesitan, ¿no es así? Eso es correcto. El elemento que es absolutamente necesario para el amor es el ser humano, un hombre y una mujer. Un hombre necesita a una mujer y una mujer necesita a un hombre. ¿Qué tanto se necesitan? Ellos se necesitan el uno al otro más que Corea, más que el mundo y aun más que Dios. También, si allí no hubiese mujeres, toda la raza humana desaparecería en un lapso de 100 años. Por lo tanto, no importa qué tanto se jacte un hombre de unificar el mundo, todo se habría perdido en cien años si no hubiesen mujeres. Por lo tanto, la mujer es absolutamente necesaria. (Las familias bendecidas y
el reino ideal de Dios, 340)

Cuando nosotros decimos “seres humanos,” queremos decir hombre y mujer. Cuando nosotros miramos al hombre, el tiene que estar con una mujer, y cuando miramos a la mujer, ella tiene que estar con un hombre. Un hombre no nace por su propio deseo, y la mujer tampoco nace por su propio deseo. Después de nacer, ellos se encuentran como hombre o mujer. Cuando ustedes nacieron como hombres, ¿nacieron con o sin el conocimiento que existen las mujeres? Si un hombre fuera a nacer y encontrase que allí hay sólo hombres, él se sentiría mal, ¿verdad? Además, si una mujer fuese a nacer y se encontrara que allí hay sólo mujeres, ella también se sentiría mal, ¿verdad? Así, cuando la mujer nace, ¿nace ella con o sin el conocimiento de que hay hombres? A pesar que nace sin saberlo, quien le dio a luz lo sabía. La razón por la que ella nace como mujer es que allí hay un hombre que la necesita. De igual manera, la razón por la que nací como hombre es por que aquí hay una mujer que me necesita. ¿No es eso correcto? Todos nosotros nacemos así, con el conocimiento de Dios. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 340).

21

Lo que el hombre absolutamente necesita es una mujer. Los hombres absolutamente necesitan a Dios, pero antes que esto, él necesita una compañera llamada mujer. La razón por la que la historia humana ha sido miserable, es que los hombres fracasaron en reconocer correctamente la necesidad absoluta por una mujer. Ellos no sabían que las mujeres, también, absolutamente necesitan a los hombres. Experimentar el amor verdadero requiere tener un domino del ideal, y para esto, un hombre necesita una mujer y una mujer necesita un hombre. Ustedes deberían saber que un hombre absoluto y una mujer absoluta que buscan el amor verdadero se unen a través de los esfuerzos de nuestro corazón, y cuando un hombre absoluto y una mujer absoluta se unen, Dios viene y habita entre ellos. Ya que a Dios no le gusta ver separadas a las parejas unidas en amor verdadero, el amor de un hombre y una mujer absolutos son eternos. Aun cuando Dios es omnisciente y omnipotente, la existencia absoluta de Dios no tiene ningún significado cuando El está solo. Similarmente, no importa cuan bien parecido o saludable pueda ser un hombre, esto no significa nada cuando él está sin una mujer. Un hombre que vive en fascinación con su bien parecido y salud, es una existencia horrible y buena para nada. El problema es que hay muchos hombres en el mundo quienes están viviendo sumergidos en el narcisismo de dicha manera, y esta también es una razón por la que la historia se ha movido en dirección a la tragedia. Ustedes deberían saber que esta ha sido la providencia de Dios para mejorar y cambiar el mundo inmerso en el egocentrismo. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 341) Sección 4. El amor viene de la pareja El amor no es realizado cuando ustedes están solos. ¿De dónde viene el amor? Este no viene de mí sino de mi pareja. Debido a que viene de mi cónyuge yo debo agachar mi cabeza y servirle. Aquí es donde el Principio celestial de vivir por el bien de los demás surge. Cuando algo noble viene a mí, yo tengo que rendirle honores y servirle si lo voy a recibir. Nosotros tenemos que tomar en cuenta esta filosofía de vivir por el bien de los demás. Nosotros tenemos amor, pero el amor no aparece cuando estamos solos. El amor no viene cuando un hombre está solo, sino solamente cuando una mujer cuando su pareja aparece en frente de él. Sólo cuando el cónyuge aparece, brota finalmente el amor. Cuando decimos que el amor de padres y el amor conyugal son buenos, entonces el amor genuino es algo que no es centrado en sí mismo. El amor no es algo que comienza a partir de mí sino a través de mi pareja. Ustedes deberían saber esto. El amor proviene de su pareja y desde su esposa, y desde sus hijos y desde sus hermanos y hermanas. El amor no se inicia de ustedes sino de su pareja. Por lo tanto, ¿quién es el dueño del amor? Su pareja es el dueño del amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 342) ¿De dónde viene el amor? Proviene de su pareja. Si su pareja es mal aspecto y desagradable, el amor se retrae, y si su pareja es bien parecida y adorable, el amor opera mucho más rápido. La manera en que el amor funciona, está determinada de acuerdo a los atributos de su compañero, tal como su hablar, su armonía, su olor, y su sabor. ¿Dónde está la base del amor? La base del amor no soy yo. El sustantivo “amor” es mencionado en términos recíprocos. Sin importar cuan apuesto sea un hombre, si el no tiene pareja, el se encuentra atascado, ya que él no puede experimentar el amor solo. “Yo no soy la base del amor.” “El amor viene de mi.” Estas son palabras que Satanás ha estado usando hasta ahora. La base del amor no soy yo. Ustedes piensan que la base del amor son ustedes, pero allí no habrá progreso en la historia futura a menos que tal mentalidad sea totalmente desmantelada y transformada. Hasta ahora, la esposa se ha tenido a sí misma como el centro, y el esposo se ha tenido a sí mismo como el centro, los dos pidiendo ser servidos, y es por eso que han terminado destruidos. Ya que la base del amor no yace en mí sino en mi pareja, si yo voy a poseer tal amor, tengo que sacrificarme por ese amor. El amor absolutamente demanda sacrificio. Además, el amor requiere de paciencia. Desde este punto 22

de vista, hoy no existe lugar en el cosmos (universo físico y espiritual), sino en la Tierra donde podemos vencer a Satanás. Dios se esta aferrado fuertemente del amor ya que este puede ser encontrado sólo en concordancia con el principio del amor centrado en Dios. La palabra jabi (compasión) no está expresada en un mundo sin amor. La palabra in (benevolencia) no emerge sola, tampoco. Las palabras jabi e in siempre son mencionadas en términos de reciprocidad. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 343) Sección 5. Cuando los hombres y las mujeres hacen la armonía del amor El hombre simboliza el Cielo y la mujer la Tierra. Los dos tienen que unirse y lograr la armonía. El hombre y la mujer son diferentes. La musculatura de los hombres es fuerte y robusta, mientras que la musculatura de las mujeres es suave y delicada. Los hombres tienen barba y las mujeres no. La voz también difiere. Cuando los hombres y las mujeres son comparados, sus facciones contrastantes encajan muy bien. Allí se despliega la armonía. Cuando miramos a la estructura física de los seres humanos, su lado izquierdo y derecho forman un par correlativo. Estas dos mitades están juntas y pegadas firmemente. Damas y caballeros, ¿a ustedes les gusta algo que sea solamente alto o algo que sea solo bajo? A ustedes les gustaría algo que forme armonía. Usando el horizonte como referencia, los peces viven por abajo y los mamíferos, aves y otros viven por arriba. La mujer menstrua una vez al mes. Esto es como las mareas que cambian con relación a la luna. Es como la respiración. Un hombre y una mujer forman armonía y crean una línea equilibrada. La razón por la que a la gente le gusta Disneylandia, la cual tiene todo tipo de atracciones que suben y bajan, es que el universo es así. ¿Qué creen que se sentirá más agradable, un hombre armonizando con otro hombre, o una hombre armonizando con otra mujer? Un hombre y una mujer armonizando mutuamente serán mejor. Esto es debido a que el universo es así. Nosotros deberíamos estar en sincronización con el universo, el cual crea armonía a través del equilibrio del yin y yang. (Las familias
bendecidas y el reino ideal de Dios, 344).

Cuando sexos opuestos forman armonía, ellos inician un movimiento circular. Cuando sexos opuestos llegan a ser un solo cuerpo a través del amor, y produce frutos de amor, Dios desciende y ellos se elevan, encontrándose en el centro. Dios llega a ser el centro de esta esfera, y un movimiento esférico comienza. El centro de la esfera es el lugar donde la armonía del amor es realizada, un lugar donde la vida se mueve y emerge, y un punto de partida de la igualdad humana y la filosofía de la comunidad universal. Esto es debido a que el poder del amor esta allí. Por lo tanto, la fuerza que abraza a todas las interacciones del universo es el amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 345) Para los seres humanos, el amor es algo eterno; este es uno y no dos. Cuando un hombre y una mujer están unidos a través del amor, ellos viven juntos por cientos de años hasta que envejezcan en la Tierra y luego juntos eternamente después de la muerte. Ellos son dos cuerpos que llegan a ser uno, uniéndose y girando. Cuando los dos cuerpos se hacen uno, ellos se tornan como Dios lo hace y forman un fundamento de cuatro posiciones de amor, y nada excepto esto, es el mundo ideal del amor. El amor falso no puede invadir esto, y sólo el amor verdadero habita allí. Cuando un hombre y una mujer llegan a ser bendecidos por Dios y alcanzan la perfección, Dios viene libremente hacia ellos. Cuando ellos forman un fundamento de cuatro posiciones de amor, llegarán a amar la mente del otro a través de sus cuerpos, y cuando ellos amen la mente del otro, el cuerpo seguirá. (Las familias bendecidas y el
reino ideal de Dios, 346)

Sección 6. Los seres humanos originales están intoxicados con el amor verdadero ¿Qué es lo más sagrado en este mundo? Lo más sagrado en este mundo es el amor verdadero. El amor verdadero comienza con Dios. Si Dios existe, no hay otro camino más que este. Lo que Dios

23

realmente desea es el camino del amor verdadero, y sin ir a través de este, no podemos ir ante Dios. Nosotros deberíamos conocer esto. Dios quiere ver, oír, comer, y tocar a través del amor. En el caso de los seres humanos, si ellos reciben un beso de amor de Dios, ellos sentirán alegría que les hace sentir como si fueran a explotar desde su interior. Allí es donde Dios desea estar; El no se regocija sólo por tener un diamante u otro tipo de joya.
(Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 381)

Cuando nosotros miramos a los seres humanos, el cuerpo humano tiene cinco sentidos. Todo ser humano siente y confirma el amor verdadero a través de la estimulación de los cinco sentidos. Si los ojos son dirigidos al amor verdadero, ellos serán coloreados e intoxicados con amor verdadero. ¡Qué hermoso brillan los colores de los ojos intoxicados con amor verdadero! Piensen en cuán encantadores serán los labios sonrientes de una persona inmersa en amor verdadero. Traten de imaginar cuan hermoso será el panorama de los cinco sentidos del ser humano moviéndose extasiados con el amor verdadero, y la armonía de los cinco sentidos moviéndose en dirección a Dios. Dios solo no puede experimentar el gozo de tal belleza. Uno llega a experimentar tal belleza cuando tiene una pareja, y esta también es la razón por la cual Dios creó a los seres humanos. Si existiera un hombre buen mozo y una mujer hermosa, quienes quieren tocarse esos ojos intoxicados con amor verdadero, besarse en tales labios, y jugar con la melodía de tal corazón, ¿como se sentiría Dios? Si hay una Eva de amor verdadero, El tendría el deseo de viajar por el mundo de su corazón. Dios tendría un deseo impulsivo de explorar cuán amplio y cuán profundo es el mundo del corazón de Eva, el ámbito de su corazón. Dios habría querido viajar en el mundo del corazón de Adán y Eva, el cual tiene algo más hermoso que el creado Cielo y Tierra. Es seguro que con una persona de amor verdadero, Dios querría viajar en su mundo del corazón más que por el universo, y El pensaría que eternamente no quiere dejar el mundo emotivo y de corazón de Adán y Eva de amor verdadero. Si después que Dios creó los seres humanos, El se hubiese postrado dentro del amor verdadero experimentado por los humanos, y hubiese llegado a ser como un niño extraviado en el amor, ¿cómo habría llegado a ser el mundo? Dado que Dios hubiera habitado en el corazón de ellos, el mundo creado a través de Dios y los seres humanos unificados, tiene que ser un mundo lleno de alegría y belleza. (Las Familias Bendecidas y el Reino Ideal de Dios, 382) Si el amor verdadero hubiese sido perfeccionado, el Dios de la sensibilidad no se arrepentiría si fuera a enamorarse totalmente en tal amor verdadero. Dios es una persona tal, que será feliz sin barreras, sin importar lo que pase, si esto esta dentro el amor verdadero. Si la humanidad se hallara en el mundo del amor verdadero, viviría una vida feliz sin arrepentimiento en toda su vida. Además, allí no habrían historias de guerras en el mundo y el mundo sería libre de quejas e infortunios. (Las familias bendecidas y el reino
ideal de Dios, 383)

Sección 7. El amor es realizado en un escenario completamente natural Esta es una historia de algo que paso cuando yo era pequeño. Un día, yo atrapé un par de aves y trate de hacer que ellas se besaran el pico. Para ver como se besaban, los puse en una jaula, los alimente y les observe. Yo lo hice con el deseo espontáneo e inocente de un niño para verlos amarse mutuamente y cantar de felicidad. Esto fue algo como un experimento curioso, para claramente entender el principio de la naturaleza. Yo continué haciendo este tipo de cosas, que ahora pienso fueron un poco traviesas. Fue solo después de un tiempo cuando me di cuenta que el amor es realizado en un ambiente natural. Eso que es realizado naturalmente, en una atmósfera natural, en su más alta expresión, es amor sincero. Esto me llevó un largo período de experimentos para alcanzar un entendimiento correcto del amor. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 353). Si alguien ha perdido el valor del amor, ¿qué diferencia habría sólo por recibir educación universitaria?

24

El solamente acumularía conocimientos, llegaría a ser individualista y vendría a adorar el materialismo. Así como la sopa de fríjol soya que preparan en Corea, sabe bien sólo cuando es servida en un plato grueso coreano, la formación del carácter de bondad universal puede alcanzar su propósito sólo cuando esté basado en el amor verdadero. La flor de la civilización del mundo debe abrir sobre la base que tenga armonía artística. Esto es como las costillas asadas, que deberían ser servidas en un plato, y la sopa de pasta de soya coreana que debe servirse en un plato grueso coreano, para producir sus apropiados sabores. Una vez que se acostumbren al raspante, intenso y relajante sabor de la sopa de soya coreana, no serán capaces de olvidarla donde quiera que vayan. De la misma manera, una vez que la gente se haya acostumbrado al raspante, intenso y relajante sabor del amor, ellos no cambiarán. Así como ustedes se cansan fácilmente de la comida instantánea, que por lo general es dulce, si ustedes pueden obtener el amor fácilmente en cualquier lugar como la comida rápida, no serían capaces de llamar a esto amor verdadero. Estos días hay gente en todos lados quienes les gustan comer comida instantánea, y esto es un problema. El amor no llega a ser más profundo debido a que ustedes se bañan en una tina de fragancias. Yo diría que el amor de una pareja viviendo en las afueras de la ciudad quienes se bañan con agua fría antes de irse a la cama, es más pura, más duradera y aun más profunda. Si una pareja se cepilla los dientes con el fin de besar, este no es amor natural; el olor de la pasta de dientes les impide paladear el sabor único que cada uno de ellos posee. Cuando yo miro a la gente que se cepilla los dientes antes de besar, yo no se si están tratando de saborear el amor o relamerse la pasta de dientes. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 354). Cuando se encuentran con alguien que les gusta y aman, ustedes quieren abrazarle y amarle y besarle, y este es un instinto natural entre sexos opuestos. Yo estoy encontrando a mi pareja con el fin de amar el entorno con los que estoy en contacto, el universo. Es un comportamiento natural del ser humano, encontrar y crear un compañero. Cuando con todos los seres humanos, un hombre se relaciona con una mujer y una mujer se relaciona con un hombre, en una relación ideal de pareja, no habrán actos o incidentes que violen el orden del amor. El orden verdadero del amor emerge sólo cuando un hombre y una mujer se encuentran en la base ideal de la relación de pareja. (Las familias bendecidas y el reino ideal de Dios, 355).

25