You are on page 1of 3

Clonación.

Técnicas. La clonación hoy en día es una de las técnicas reproductivas avanzadas, utilizadas para la producción ganadera (propagación de animales transgénicos), industria farmacéutica (organismos transgénicos que aportan beneficios en salud mediante la creación de medicamentos o suplementos), permite la generación de nuevos conocimientos y, lo que se ve más lejano, la reproducción asistida en humano. En los últimos años, también se ha sugerido su posible uso en la conservación biológica de organismos en peligro de extinción y la “resurrección” de especies ya extintas. Se trataría en estos casos de una clonación interespecífica, pues el interés está centrado en revivir o conservar a una especie en particular. Técnicas de clonación:  Gemelación. Esta técnica se trata, básicamente, en la producción experimental y artificial de gemelos; en la cual, a partir de un óvulo previamente fecundado, se producen dos o más embriones, mediante la división del óvulo con implementos de laboratorio. Los embriones producidos son idénticos entre sí, pero pueden tener diferencias con sus progenitores, propia de la reproducción sexual. Es considerada una clonación, debido a que se producen organismos genéticamente idénticos. Transferencia Nuclear. Esta técnica es la más usada para la clonación de animales. Consiste en la transferencia de un núcleo celular del organismo a clonar en un óvulo enucleado previamente, principalmente de un organismo emparentado del que se desea clonar, y la posterior implantación del embrión en el útero de una madre portadora, con el fin de crear descendencia genéticamente idéntica al donante nuclear. Esta transferencia es de células somáticas. Para llevar a cabo una clonación por transferencia nuclear de células somáticas son necesarios tres elementos que resultan indispensables: 1. Un núcleo con información genética completa 2. El citoplasma de un óvulo, de la misma especie o de una que este cercanamente emparentada. 3. Una madre receptora.

Primero, se deben obtener células somáticas del organismo que se desea clonar. Comúnmente se ocupan células epiteliales, debido a su gran presencia en los animales. Mediante una biopsia, es posible obtener miles de fibroblastos, los cuales pueden ser amplificados en laboratorio a través de la técnica denominada PCR. La secuencia de ADN, presente en el núcleo de la célula, debe estar lo suficientemente bien mantenida para ser ocupada y para que la clonación llegue a buen término. Paralelamente, se debe extraer un ovocito de la misma especie o una emparentada, al cual se le extrae el núcleo con una micropipeta. El ovocito enucleado y el núcleo son fusionados mediante una descarga eléctrica. En este sentido, el citoplasma del ovocito enucleado es indispensable y esencial, debido a que su composición característica permite que el núcleo de la célula somática con la cual es fusionada, y que ya está diferenciada, se reprograme y se vuelva a ser una célula totipotencial. Este proceso, ocurrido una vez que se funden el núcleo y el ovocito, se denomina

el óvulo y posterior embrión siguen en un cultivo en laboratorio. La clonación por transferencia nuclear provee una posibilidad para preservar especies en peligro de extinción o ya extintas. A los cuatro o cinco días. Esto es difícil ya que son organismos extintos hace miles de años. es decir. el cual es implantado en una madre portadora. a pesar de esto es posible que algunos aspectos del material genético permanezcan intacto en las células del cuerpo de un animal ya extinto. Este blastocito va a ser implantado en el útero de una madre receptora. La clonación de animales extintos es más complicada. donde las células han estado congeladas por menos de 20 años. Para la clonación de una especie como el mamut son necesarias células con el material genético en buen estado. El problema viene al manipular estas células. que es la clonación ya descrita. Luego. del donante nuclear. aunque se sabe de su existencia hace bastante tiempo. para producir copias idénticas del organismo que se desea clonar. Esta última aplicación ha causado gran revuelo en la sociedad. y la clonación terapéutica. como toros y ratones. es preciso transferir el núcleo de la célula de la especie . el cual será una copia idéntica del organismo que se deseaba clonar. ya que no existen en ellas células vivas disponibles y a que el material genético del animal es degradado inevitablemente. debido a que es necesario que la experimentación se de en embriones humanos. donde se produce un embrión clonado. como es el caso del mamut. de la receptora y del donante nuclear. La clonación por transferencia nuclear tiene dos aplicaciones: para clonación reproductiva. las cuales se diferencian in vitro para producir las células específicas necesarias para la terapia. Son necesarios también óvulos de alguna especie emparentada con el mamut. como para cualquier otra clonación. Una explicación para esto es que posiblemente los genes no se expresan de la manera apropiada para el buen desarrollo embrionario. Existe otro problema con la clonación por transferencia: la descendencia originada por ésta va a poseer ADN mitocondrial de ambas especies. Un donante en este caso sería el elefante asiático actual. Una vez que se tiene el óvulo enucleado. pero esto ha ocurrido con animales no extintos. pero no imposible porque la mayoría de los cuerpos hallados se encuentran congelados. Se ha comprobado que células animales criopreservadas sin crioprotectores mantienen su ADN completo. Los factores que provocan esta reprogramación nuclear son desconocidos. La mayoría de las células mamíferas pierden su integridad funcional si son congeladas sin crioprotectores. el embrión ya posee unas 200 células que forman una bola llamada blastocito. mueren durante sus primeros días de vida. en este caso se detiene el desarrollo embrionario antes de que sus células se diferencien. Si el embarazo llega a término. para que allí comience el embarazo. prácticamente todos los embriones producidos por esta técnica no llegan al termino del embarazo y la mayoría de los que lo hacen y nacen vivos. Esto trae ciertos riesgos. para que comience a dividirse el óvulo y se dé inicio al desarrollo embrionario. se ha planteado que la resurrección de especies extintas congeladas no es posible. debido a que se puede producir una incompatibilidad entre ambos ADN mitocondriales. donde se produce un embrión clonado. es decir. Sin embargo.reprogramación nuclear. se habrá completado la clonación y se habrá producido un nuevo organismo. así se obtienen células madre embrionarias. la eficiencia de la clonación por transferencia nuclear es muy baja. Pero. esto se puede deber a señales epigenéticas erróneas. En este momento. de la fusión del núcleo con el ovocito. se lo estimula física o químicamente. especialmente la de aquellos extintos hace largos años.

vendría otro desafío: insertarlo en un ecosistema adecuado y producir más descendencia.extinta al óvulo de la especie viva. todo esto con grandes riesgos de no llegar a término. para esto habría que manipular el genoma de los mamuts para que exista diversidad. Luego viene la implantación del embrión en el útero de la madre portadora y el desarrollo de la gestación hasta el nacimiento. lo que es de por sí poco probable. Si los embarazos terminaran y se dieran a luz a mamuts sanos. . generando descendencia apta. para que sean capaces de adaptarse a las condiciones del ecosistema y sobrevivir. nula en casos de clonación.