You are on page 1of 197

3.

- PRINCIPIOS JURÍDICOS FUNDAMENTALES DEL JUICIO DE AMPARO

PRINCIPIO DE INICIATIVA O INSTANCIA DE PARTE AGRAVIADA Se encuentra contenido en la fracción 1, del artículo 107, constitucional, que significa que la autoridad de amparo no puede actuar de forma oficiosa, sino que requiere que una persona acuda ante ella y solicite la declaración de inconstitucionalidad de una ley o acto de autoridad que estime ha violado sus garantías individuales, de tal manera, que si no existe una persona que promueva la acción constitucional de amparo, éste no podrá iniciarse. PRINCIPIO DE LA EXISTENCIA DEL AGRAVIO PERSONAL DIRECTO Se complementa con lo previsto en el artículo 4º de la Ley de Amparo reglamentario de la fracción 1, del artículo 107, de la Constitución federal al establecer que el amparo únicamente puede promoverse por la parte a quien perjudique la ley, el tratado internacional, el reglamento o cualquier otro acto que se reclame; de ahí que, resulte indispensable la existencia de la persona que se considere agraviada por una ley o acto de autoridad que viole sus garantías individuales en las hipótesis previstas por el arto 103 constitucional. Esta base constitucional señala para que proceda el juicio de amparo debe existir necesariamente un agravio. Ahora bien, para que se produzca el agravio se requiere forzosamente cuatro elementos: a) Elemento material u objetivo. Consiste en el daño o perjuicio inferido a cualquier gobernado en relación con las garantías constitucionales de que es titular; Elemento subjetivo pasivo. Se integra por la persona a quien la autoridad infiere agravio;

b)

c) d)

Elemento subjetivo activo. Lo constituye la autoridad que al realizar un hecho positivo o negativo infiere el agravio, y

Elemento formal. Es el precepto constitucional que ha sido violado por la autoridad que infiere el agravio al gobernado, y que se encuentra tutelado por el juicio de garantías. El concepto de daño o perjuicio en el amparo es la existencia de una violación a las garantías individuales de una persona porque se vean mermadas, disminuidas o restringidas. El agravio tiene que ser personal, directo y objetivo. El que sea personal significa que la persona que intente la acción de amparo debe ser precisamente el titular de los derechos subjetivos públicos que la Constitución otorgue en su favor. El que deba ser directo implica el quebranto de esos derechos subjetivos públicos que el gobernado tiene, y que mediante la ley o acto de autoridad le deben afectar necesariamente a su titular, y a ninguna otra persona. El hecho de que el agravio tenga que ser objetivo significa que por medio de un análisis que realice la autoridad de amparo, encuentre que efectivamente se ha violado en perjuicio del promoverte del juicio esas garantías individuales de las que es titular. PRINCIPIO DE PROSECUCIÓN JUDICIAL Se encuentra contenido en el primer párrafo del artículo 107, constitucional, al disponer: Artículo 107.- Todas las controversias de que habla el art. 103 se sujetarán a los procedimientos y formas del orden jurídico que determine la ley... Por consiguiente, el juicio de amparo debe presentarse, tramitarse y resolverse de conformidad con lo previsto en la Ley Reglamentaria de los Artículos 103 y 107 Constitucionales.

PRINCIPIO DE RELATIVIDAD DE LOS EFECTOS DE LA SENTENCIA DE AMPARO Conocido también como Fórmula de Otero, constituye una base constitucional, establecida en la fracción II, del artículo 107, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que rige en las sentencias que se dicten en el juicio de amparo. La sentencia que dicte un tribunal de la Federación que anule una ley o acto violatorio de garantías es relativa si sólo lo anula en particular, esto es, si solamente protege a quien obtuvo una sentencia a su favor, o sea, lo extrae del común de los casos colocando en una situación particular, privilegiada, por lo que en nada beneficiará a las personas ajenas a la queja. A contrario sensu, si la sentencia no fuera relativa, o sea, general o absoluta, anularía la ley o el acto violatorio de garantías en su generalidad, lo que implicaría que lo dejara sin efecto respecto a todos aquellos cuya situación jurídica encuadrara dentro de lo previsto en esa ley o acto inconstitucional, quedando invalidado totalmente, de tal suerte que, beneficiaría tanto al que impugnó la ley o el acto violatorio de garantías, como a aquel que no lo hizo, pero que se encuentra afectado por dicha ley o acto. La fórmula de Otero está prevista parte de los artículos 107, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 y 76, de la Ley de Amparo, los que a continuación se reproducen: Artículo 107.- Todas las controversias de que habló el art. 103 se sujetarán a los procedimientos y formas del orden jurídico que determine la ley, de acue10do con las bases siguientes: [...] II. La sentencia será siempre tal, que sólo se ocupe de individuos particulares, limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre el que verse la queja, sin hacer una declaración general respecto de la ley o acto que la motivare.

que son las siguientes: . POSTULADOS DE LA FÓRMULA DE OTERO Son los siguientes: a) La sentencia que se dicte en el juicio de amparo ha de abstenerse de formular declaraciones generales limitándose. única y exclusivamente por lo que atañe a su relación con el acto reclamado y sólo con él. a conceder el amparo y protección de la justicia federal a la persona que promovió la demanda de amparo.Las sentencias que se pronuncien en los juicios de amparo sólo se ocuparán de los individuos particulares o de las personas morales y oficiales que lo hubiesen solicitado. limitándose a ampararlos y protegerlos. el principio de relatividad de los efectos de la sentencias de amparo o fórmula de Otero. si procediere. si procediere. respecto a la ley o acto de autoridad que constituyó la materia de amparo.Artículo 76. Burgoa. sin hacer una declaración general respecto de la ley o acto que la motivare. significa que en la sentencia de amparo no afecta más que a aquellos que fueron partes en el juicio de amparo. b) c) No obstante. en el caso especial sobre el que verse la queja.a tal principio. La cosa juzgada sólo tiene carácter de verdad legal para quienes fueron partes en el juicio y no para terceros ajenos. no puede aprovechar ni perjudicar a otros (res inter allios acta neque nocerq prodess potest). existen modalidades -como las llama el Dr. sin abarcar otras autoridades que no fueron parte. Por tanto. ni otros actos que no fueron reclamados en el amparo.. Se rige dentro del principio general de derecho que establece que lo hecho entre unos.

localizada bajo el rubro: EJECUCIÓN DE SENTENCIAS DE AMPARO. Materia Común al Pleno y Salas. de conformidad con la tesis jurisprudencial 237. El cumplimiento de la sentencia de amparo afecta a terceras personas que no fueron parte en el juicio de amparo. página 350. Criterio que sostiene la tesis de jurisprudencia por contradicción de tesis número 9/96. 3. compilación 1917-2000. El cumplimiento de una ejecutoria de amparo obliga a autoridades que no hayan sido partes en el juicio de amparo. Los efectos de la sentencia de amparo se hacen extensivos a los codemandados en materia mercantil cuando el quejoso reclame falta de emplazamiento cuando en el juicio natural integren la litisconsorcio pasivo necesario. que las instituciones del derecho patrio. Tomo VI. SIEMPRE QUE ENTRE ESTOS EXISTA LITISCONSORCIO PASIVO NECESARIO. (AMPARO IMPROCEDENTE). que aparece en el Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. AUN CUANDO NO HAYAN INTERVENIDO EN EL AMPARO. y en atención a los factores reales han cambiado ostensiblemente y la nación ha experimentado una evolución en todos los órdenes. En las relatadas condiciones. la fórmula de Otero debe adecuarse a los requerimientos de la . visible a fojas 159. Primera Parte. que se encuentra bajo el epígrafe es: SENTENCIAS DE AMPARO. registrada bajo el número 406. 2. Novena Época. de la parte y Apéndice en cita. Pleno. CUANDO ORDENEN REPONER EL PROCEDIMIENTO. Tomo VI. que también están sujetas a transformaciones sustanciales. A ELLA ESTÁN OBLIGADAS TODAS LAS AUTORIDADES. por su misma naturaleza son cambiantes. del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. Materia Común. SUS EFECTOS DEBEN HACERSE EXTENSIVOS A LOS CODEMANDADOS DEL QUEJOSO. según se desprende del criterio sustentado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la tesis jurisprudencial 236. publicada en la página 160.1. cuyo rubro es: EJECUCIÓN DE SENTENCIAS DE AMPARO. compilación 1917-1995.

ese principio general tiene excepciones en que no es necesario agotar ningún recurso o medio de defensa legal antes de promover el amparo. Tal principio se encuentra contenido en el artículo 107. o sea. siempre que no se hayan declarado inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. los actos reclamados deben ser definitivos. Sin embargo. fracción III. debe prevalecer el principio de que se habla cuando se conceda el amparo y protección de la justicia federal en que se reclamen actos de autoridad en sentido estricto y contra leyes. PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD DEL ACTO RECLAMADO Quiere decir que para promover el juicio de amparo. siendo necesario que siempre promueva el juicio de amparo cuando no debiera ser así. razón por la cual. constitucional.realidad social y de la técnica en beneficio de los gobernados y en aras de los fines que persigue la institución de amparo. por ende. y. incisos a) y b). aun cuando la ley que rige al acto así lo establezca. no puede ser posible que. Tales casos de excepción son los siguientes: I. EN CUALQUIER MATERIA . es obligación del afectado antes de acudir al juicio constitucional el agotar el recurso o medio de defensa legal que establezca la ley ordinaria en contra del acto que reclamen en el amparo. obligándolos a promover el juicio de amparo para evitar su cumplimiento aún en el evento de que esté afectada de inconstitucionalidad. pues a este respecto es necesario que el legislador reforme la ley fundamental para evitar que una ley que se ha declarado inconstitucional por el Poder Judicial Federal siga aplicándose en forma indiscriminada a cualquier gobernado. En consecuencia. no obstante haber sido declarada inconstitucional una ley por medio de jurisprudencia definida del más alto Tribunal de la Federación. las autoridades que tienen competencia continúen aplicándola en perjuicio de los gobernados.

tercer párrafo. Febrero de 1998. promueva en contra de la resolución final que se dicte en ese juicio. de la Ley de Amparo. y no podrá decirse que la consintió por el hecho de que no haya promovido el amparo en su contra. podrá impugnar la inconstitucionalidad de los preceptos aplicados en el juicio que estime inconstitucionales. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. fracción XII. Tesis: P. de la Ley de Amparo. como lo establece el artículo 73.a) Cuando el acto reclamado consiste en una ley que se estime inconstitucional. 17/98. Página: 6. de conformidad con la tesis de jurisprudencia que aparece en la Novena Época. Instancia: Pleno. debe tenerse en consideración que no procede el amparo indirecto si no le causa al presunto afectado un perjuicio de imposible reparación. deportación o destierro o cualquiera de los actos prohibidos por el artículo 22 constitucional. EN MATERIA PENAL . tercer párrafo. b) Cuando se trate de los actos que importen peligro de privación de la vida. de conformidad con el artículo 158. pues cuando una ley o sus preceptos que se estimen inconstitucionales se apliquen a una de las partes en un juicio. por lo que. PROCEDE EL AMPARO EN CONTRA DEL AUTO QUE APERCIBE CON SU IMPOSICIÓN. c) Cuando la demanda de amparo sea promovida por un tercero extraño al juicio o procedimiento seguido en forma de juicio origen del amparo. cuyo rótulo reza: ARRESTO COMO MEDIDA DE APREMIO. Mas la aplicación del numeral que se cita no es indiscriminada. SIN NECESIDAD DE AGOTAR LOS MEDIOS ORDINARIOS DE DEFENSA. vía conceptos de violación en la demanda de amparo directo que en su caso. Tomo: VII./J. d) En caso de que se reclame un arresto que como medida de apremio se haya decretado en contra del quejoso.

que se localiza bajo el rubro: AUTO DE FORMAL PRISIÓN. el amparo es improcedente. ANTES DE LA AUDIENCIA CONSTITUCIONAL. según lo previsto en la tesis de jurisprudencia número 62. SI NO SE INTERPUSO RECURSO ORDINARIO. * Cuando se reclame en el amparo un auto de sujeción a proceso. contenida en la página 57. desaparecerá la causal de improcedencia. si el quejoso promueve simultáneamente el amparo indirecto y el recurso de apelación en contra del auto de formal prisión. en términos del artículo 73. compilación 1917-2000. Enero de 1993. en el sentido de que se ha admitido el desistimiento formulado por el apelante. siempre que desista del recurso de apelación. * Cuando se reclame en el amparo una orden de reaprehensión y su ejecución. IV/93 que corresponde a la Octava Época. Número 61. de la Ley de Amparo. de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. página 31. de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Pero puede hacerla procedente. pero siempre antes de la celebración de la audiencia constitucional. página 45. Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. compilación 1917-1995. colocada bajo el título: AUTO DE SUJECIÓN A PROCESO. PROCEDENCIA DEL AMPARO CONTRA ÉL. visible en el Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. acorde con lo previsto en la tesis de jurisprudencia número 56. NO ES NECESARIO AGOTAR EL RECURSO DE APELACIÓN PARA LA PROCEDENCIA DEL AMPARO QUE SE INTERPONE EN SU CONTRA . por lo cual. HACE DESAPARECER LA CAUSA DE IMPROCEDENCIA. de conformidad con lo que previene la tesis de jurisprudencia . Parte SCJN. Instancia: Pleno. que se le ha tenido por desistido y ha quedado sin materia ese medio de impugnación. Parte SCJN.* Cuando se reclame en el amparo un auto de formal prisión. Tomo II. Materia Penal. Empero. siendo necesario que en el amparo exhiba constancia certificada expedida por la autoridad que conozca del recurso de apelación. tal como lo indica la tesis ejecutoria número P. que se intitula: DESISTIMIENTO DEL RECURSO ORDINARIO. fracción XlV. Tomo II. visible en el Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. que corresponde a la Octava Época.

Segunda Sala del Apéndice citado de 1917 a 1995. Tomo II. Quinta Época.número 266./J. acorde al criterio sustentado en la tesis de jurisprudencia que se encuentra en la Novena Época. Página 195. Tesis: 1ª. EN MATERIA CIVIL Y DEL TRABAJO En materia civil cuando el quejoso reclame en el amparo la falta de emplazamiento. * Cuando se reclame la resolución dictada en un incidente de libertad por desvanecimiento de datos. Tesis: 1ª. 119/2005. bajo el título: AMPARO INDIRECTO. que corresponde a la Novena Época. cuyo título es LIBERTAD PROVISIONAL. no será necesario el que agote recurso alguno. Primera Parte. Tomo: X. * Si se reclama un auto que fija el monto y forma de la garantía para gozar del beneficio de la libertad caucional. Instancia: Primera Sala. Diciembre de 1999. solicitada con fundamento en la fracción 1 del artículo 20 constitucional. Instancia: Primera Sala. Tomo: XXII. Fuente: Semanario judicial de la Federación y su Gaceta. visible en el Apéndice al Semanario judicial de la Federación. Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. como lo previene la tesis de jurisprudencia núm. SIN NECESIDAD DE AGOTAR PREVIAMENTE LOS RECURSOS ORDINARIOS PREVISTOS EN LA LEY Y PUEDE PROMOVERSE EN CUALQUIER TIEMPO./J. SCJN. a fajas 166. Compilación 19172000. 248. Página: 67. que aparece con el rubro: PROCEDENCIA DEL AMPARO INDIRECTO CONTRA LA ORDEN DE REAPREHENSIÓN y SU EJECUCIÓN. 82/99. Página: 92. Octubre de 2005. PROCEDE EN CONTRA DE LA RESOLUCIÓN DICTADA EN UN INCIDENTE DE LIBERTAD POR DESVANECIMIENTO DE DATOS. que . Tomo VI. de anuncia con la tesis de jurisprudencia que se encuentra en la Novena Época. Materia Penal. Parte SCJN. Fuente: Semanario judicial de la Federación y su Gaceta. EL AUTO QUE FIJA EL MONTO Y FORMA DE LA GARANTÍA PARA DISFRUTARLA CONSTITUYE UNA EXCEPCIÓN AL PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD Y PROCEDE EL JUICIO DE AMPARO.

Esto siempre que el quejoso sea parte en el juicio y se haya dictado sentencia en primera instancia y tenga conocimiento del proceso posteriormente a ese fallo. Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. CASOS EN LOS QUE ÚNICAMENTE ES PROCEDENTE EL AMPARO INDIRECTO. FALTA DE. En materia de trabajo opera de igual forma. de la extinta Tercera Sala. en el caso concreto el patrón. aduce que no fue oído ni vencido en el juicio laboral respectivo no tiene obligación ninguna de agotar ese recurso y podrá acudir al amparo alegando violación a su garantía de audiencia.se denomina: EMPLAZAMIENTO. de la Ley de Amparo. tal y como lo establece el artículo 73. de la Ley de Amparo. octubre de 1992. como se desprende de la tesis número 3ª /J. EN MATERIA ADMINISTRATIVA: a) Cuando el acto reclamado carece de fundamentación. FALTA O ILEGALIDAD DEL. toda vez que la ejecución del laudo es competencia del presidente de la junta respectiva y de conformidad con el artículo 849. del artículo 73. b) Cuando la ley de donde emana el acto reclamado exija mayores requisitos que los que la Ley de Amparo consigna para conceder la suspensión. deberá agotar el medio de defensa legal ordinario que la ley señale. de la Ley Federal del Trabajo los actos dictados en ejecución del laudo por dicha autoridad admiten recurso de revisión. como es el incidente de nulidad de actuaciones antes de interponer el amparo. 17/92. si el afectado. sin embargo. que se intitula: EMPLAZAMIENTO. que corresponde a la Octava Época. número 58. EN MATERIA CIVIL. primer párrafo. fracción XV. . página 15. independientemente de que el acto en sí mismo considerado sea o no susceptible de ser suspendido de acuerdo con la ley citada en primer término. conforme a lo previsto en el segundo párrafo de la fracción XV. porque si no se ha pronunciado éste.

c) Cuando se reclame la aplicación de reglamentos en un procedimiento seguido en forma de juicio que constituya el primer acto de aplicación. Junio de 2004. CONSTITUYE UNA EXCEPCIÓN AL PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD PREVISTO EN EL ARTÍCULO 73. fracción IV. Compilación 1917-2000. FRACCIÓN XIII. EN MATERIA MERCANTIL: En caso de renuncia de recursos legales prevista en el artículo 1053. e) Cuando contra el acto reclamado procede recurso ordinario o medio de defensa legal. ES PROCEDENTE SI SE PROMUEVE CON MOTIVO DE UNA RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA DICTADA DENTRO DE UN PROCEDIMIENTO SEGUIDO EN FORMA DE JUICIO Y ÉSTA CONSTITUYE SU PRIMER ACTO DE APLICACIÓN. DE LA LEY DE AMPARO. Segunda Sala. FRACCIÓN IV. por virtud de los cuales se puede modificado. tesis de jurisprudencia número 94. Instancia: Primera Sala./J. Tomo: XIX. del Semanario Judicial de la Federación. Página: 182. página 125. 23/2004. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. revocado o nulificado y se encuentran previstos en un reglamento. DEL CÓDIGO DE COMERCIO. y en la ley que éste regula no se contempla su existencia. localizada bajo el rubro: RENUNCIA DE RECURSOS LEGALES PREVISTA EN EL ARTÍCULO 1053. Tesis: P. De conformidad con la tesis jurisprudencial que aparece en la Novena Época. localizada bajo el epígrafe: AMPARO CONTRA REGLAMENTOS. como lo sostiene la. del Código de Comercio. Tomo I. PRINCIPIO DE LA SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LA QUEJA . que corresponde a la Novena Época. d) Cuando se reclame la inconstitucionalidad de una ley.

En materia laboral. En materia agraria. conforme a lo siguiente: I. conforme a lo dispuesto por el artículo 227 de esta ley. En cualquier materia. Las autoridades que conozcan del juicio de amparo deberán suplir la deficiencia de los conceptos de violación de la demanda. En materia penal. . y En otras materias. sino todas aquellas violaciones que no hayan sido alegadas. así como de los agravios formulados en los recursos que esta ley establece. II. la suplencia sólo se aplicará en favor del trabajador. V. la suplencia operará aun ante la ausencia de conceptos de violación o de agravios del reo. de la Ley de Amparo que son las siguientes: Artículo 76 bis. constitucional consiste que en la sentencia que se dicte en el juicio de amparo. del artículo 107.Consagrado en el segundo párrafo de la fracción II. En favor de los menores de edad o incapaces. III. cuando el acto reclamado se funde en leyes declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte de justicia. IV. debiendo corregir los defectos o imperfecciones en que haya incurrido el quejoso o recurrente siempre que se encuentre dentro de las hipótesis que enmarca el artículo 76 bis. cuando se advierta que ha habido en contra del quejoso o del particular recurrente una violación manifiesta de la ley que lo haya dejado sin defensa. la autoridad judicial federal deberá tener en consideración no sólo los conceptos de violación aducidos por el quejoso en su demanda o los agravios expresados por el recurrente en los medios de impugnación que permita la ley de la materia. VI.

En el caso de la fracción I del artículo trascrito. . SUS ALCANCES A TODA CLASE DE JUICIOS DE AMPARO Y NO SOLAMENTE CON RESPECTO A DERECHOS DE FAMILIA. Página 496. opera en cualquier materia. del Semanario judicial de la Federación. y lo reclame en forma deficiente. Materia de Trabajo. Compilación 1917-2000. cuyo título es: SUPLENCIA DE LA QUEJA EN MATERIA LABORAL A FAVOR DEL TRABAJADOR. existe la suplencia de la queja en materia agraria cuando el quejoso es un núcleo de población ejidal o comunal. del Semanario judicial de la Federación. Con relación a la fracción III del mismo artículo. o un ejidatario o comunero en lo individual. Volumen l. que está colocada bajo el rótulo: MENORES E INCAPACES. Tomo V. se encuentran los casos en que debe suplirse la queja deficiente en materia penal (sólo el reo) y del trabajo (sólo el trabajador) tenga el carácter de quejoso o de recurrente. Por cuanto se refiere a las fracciones II y IV. Volumen 1. Compilación 1917-1995. e igualmente cuando todos los mencionados tienen el carácter de terceros perjudicados en el amparo son recurrentes en él. a favor de los menores e incapaces. opera en cualquier materia. Primera Parte SCJN. OPERA AUN ANTE LA AUSENCIA TOTAL DE CONCEPTOS DE VIOLACIÓN O AGRAVIOS. Respecto de la fracción V. Primera Parte SCJN. cuando el quejoso impugne un acto que esté fundado en una ley declarada inconstitucional por la jurisprudencia de la Corte. Tomo VI. como lo indica la tesis de jurisprudencia número 336 de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que corresponde a la Séptima Época. del dispositivo invocado. se hizo extensiva al trabajador de acuerdo a la tesis de jurisprudencia número 610 de la Suprema Corte de justicia de la Nación que corresponde a la Novena Época. La aplicación de la citada fracción II inherente al reo. SUPLENCIA DE LA QUEJA TRATÁNDOSE DE. Página 496. aún en el evento de que omita expresar los conceptos de violación en la demanda de amparo o los agravios en los recursos.

En lo concerniente a la fracción VI. la expresión "otras materias". Primera Parte. del Apéndice al 50 Semanario Judicial de la Federación. que se denomina: SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LA QUEJA. se refiere a la civil y administrativa. EXCEPCIÓN AL PRINCIPIO El principio de la suplencia de la deficiencia de la queja tiene una excepción que es el que en su origen se conoció como principio de estricto derecho que significa que el tribunal de amparo en la sentencia que dicte debe ceñirse estrictamente a lo alegado por el quejoso en su demanda o por el recurrente en el medio de impugnación. como lo sostuvo la Suprema Corte de justicia de la Nación en la tesis número Tesis: LIV/89. La aplicación del estricto derecho opera en:  Materia civil y administrativa cuando no exista en contra del quejoso o recurrente una violación manifiesta de la ley que lo haya dejado sin defensa. Instancia: Pleno.   Materia penal cuando el quejoso o recurrente sea el ofendido o quien tenga derecho a la reparación del daño. la consecuencia jurídica será -ya sea amparo indirecto en primera instancia o . EN LAS MATERIAS CIVIL Y ADMINISTRATIVA PROCEDENTE. Página 122.  Materia del trabajo cuando el quejoso o recurrente sea el patrón. que corresponde a la Octava Época. EFECTOS DE LA APLICACIÓN DEL PRINCIPIO DE LA SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LA QUEJA En caso de que el Tribunal de la Federación aplique este principio. Tomo IV. sin poder abarcar aspectos o hechos no comprendidos en los escritos respectivos. Julio a Diciembre de 1989.

sino sólo en el hecho de precisar exactamente cuál es el precepto constitucional o legal que resulta violentado. así como los demás razonamientos de las partes. ya que la corrección no influye en la resolución del juzgador al resolver el fondo del asunto.conceder el amparo y protección de la justicia de la Unión a la parte quejosa. DIFERENCIA ENTRE SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LA QUEJA Y SUPLENCIA DEL ERROR O LA IGNORANCIA DE LA PARTE AGRAVIADA . pues mientras que aquella está contenida en el numeral antes citado. procediendo a revocar la resolución combatida. no altera la litis reclamada. será el declarar fundados los agravios expresados por el recurrente. La suplencia del error numérico. EFECTOS DE LA APLICACIÓN SUPLENCIA DEL ERROR O LA IGNORANCIA DE LA PARTE AGRAVIADA Si se aplica la suplencia del error o la ignorancia de la parte agraviada también se concederá el amparo y protección de la Justicia de la Unión. y en caso de que se aplique en el recurso. a fin de resolver la cuestión efectivamente planteada. porque la violación queda demostrada mediante los hechos expuestos y los conceptos de violación formulados.amparo directo. pero sin cambiar los hechos expuestos en la demanda. ésta se encuentra prevista en el artículo 79. SUPLENCIA DEL ERROR O LA IGNORANCIA DE LA PARTE AGRAVIADA No debe confundirse la suplencia de la deficiencia de la queja con la facultad de suplir el error o la ignorancia de la parte agraviada. teniendo facultad para examinaren su conjunto los conceptos de violación y los agravios. del mismo ordenamiento legal y consiste en que el tribunal de amparo tiene la obligación de corregir los errores que advierta en la cita de los preceptos constitucionales y legales que se estimen violados.

la autoridad de amparo deberá suplir esa deficiencia. pero se equivoca en la cita de los preceptos constitucionales o legales que invoca en la demanda. b) c) . mientras que en la segunda.La diferencia entre la suplencia de la deficiencia de la queja y la facultad de suplir el error o la ignorancia de la parte agraviada. Resoluciones que pongan fin al juicio dictadas por tribunales judiciales. El principio constitucional en estudio prevé que el juicio de amparo directo procede contra: a) Sentencias definitivas dictadas por tribunales judiciales o administrativos respecto de las cuales las leyes comunes no conceden ningún recurso o medio de defensa legal. Se encuentra contenido en la fracción V del artículo 107. es que en la primera. y. aún más la ley le prohíbe que cambie los hechos expuestos en la demanda porque entonces ya no sería esta figura. de la Constitución Federal y reglamentado en el artículo 158. de la ley de la materia. el quejoso no incurre en deficiencia en los conceptos de violación. si está dentro de las hipótesis que señala el artículo 76 bis. más no la de los conceptos de violación. de ahí que la: autoridad de amparo solamente suple esa irregularidad. sino suplencia de la deficiencia de la queja. de la Ley de Amparo. Laudos que son dictados por los tribunales del trabajo. por virtud del cual puedan ser modificadas o reformadas. PRINCIPIO DE PROCEDENCIA DEL JUICIO DE AMPARO DIRECTO Establece cuándo procede el juicio de amparo directo ante los Tribunales Colegiados de Circuito. porque alega debidamente la violación que se ha cometido en su perjuicio. administrativos o del trabajo. aunque el quejoso o recurrente no alega la violación que se ha cometido en su perjuicio.

El amparo contra actos en juicio.. el juicio de amparo directo será procedente sólo contra sentencias definitivas o laudos y resoluciones que pongan fin al juicio. y su tramitación se limitará al informe de la autoridad. a su interpretación jurídica o a los principios generales de derecho a falta de ley aplicable. que expresa: Artículo 107 [. si comprenden acciones. ya que de otra manera. e impugnar como agravio dicha violación en la segunda instancia si se cometió en la primera cuando no hay recurso o es declarado improcedente. PRINCIPIO DE PROCEDENCIA DEL JUICIO DE AMPARO INDIRECTO Se encuentra inserto en la fracción VII del artículo 107. cuando sean contrarios a la letra de la ley aplicable al caso. administrativa o del trabajo. laudos o resoluciones que pongan fin al juicio. no se tendrán en consideración para su estudio. dictados por tribunales civiles! administrativos o del trabajo. pero que necesariamente deben afectar las defensas del quejoso y trascender al resultado del fallo.. se interpondrá ante el juez de distrito bajo cuya jurisdicción se encuentre el lugar en que el acto reclamado se ejecute o trate de ejecutarse.La base constitucional de que se trata. En las materias civil. salvo que la controversia haya versado sobre acciones del estado civil. Lo anterior. excepciones o cosas que no fueron objeto del juicio o si no comprenden todas por omisión o negación expresa. sino también es factible que se puedan impugnar violaciones cometidas durante su procedimiento. o que afecten a personas extrañas al juicio. sin perjuicio de que en materia civil el quejoso deberá impugnar esa violación procedimental mediante el recurso ordinario que la ley que rige el acto establezca. contra leyes o contra actos de autoridad administrativa. fuera de juicio o después de concluido.] VII. a una . o que afecten derechos de menores o incapaces o el orden y estabilidad de la familia. previene que en la demanda de amparo no sólo se pueden reclamar violaciones cometidas en las propias sentencias. constitucional.

de tal manera que si no se presentan en el juicio de amparo no sucede nada. presenta el . por carecer de la trascendencia de las principales. en razón de que se identifican con alguna figura del juicio de amparo. pronunciándose en la misma audiencia la sentencia. considerado como un medio de recurso (lato sensu) jurídico procesal público de control de constitucionalidad. b) c) d) e) f) g) h) PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL JUICIO DE AMPARO El juicio de amparo. ya que no dan como consecuencia ni la improcedencia del proceso constitucional o que no exista como ocurre en el supuesto de las principales y son las siguientes: a) Recurso de revisión contra sentencias dictadas por los jueces de Distrito (Fracción VIII) Recurso de revisión contra sentencias que dicten en amparo directo los Tribunales Colegiados de Circuito (Fracción IX) Suspensión del acto reclamado (Fracciones X y XII) Jurisdicción concurrente y competencia auxiliar (Fracción XII) Jurisprudencia por contradicción de tesis (Fracción XIII) Sobreseimiento del amparo o caducidad de la instancia por inactividad del quejoso o recurrente (Fracción XIV) Intervención del Procurador General de la República en el juicio de amparo (Fracción XV) Responsabilidad de las autoridades (Fracciones XVI y XVII). y se recibirán las pruebas que las partes interesadas ofrezcan y oirán los alegatos. OTRAS BASES CONSTITUCIONALES Por otra parte. la doctrina estima como secundarias diversas bases constitucionales. que las denomina así.audiencia para la que se citará en el mismo auto en el que mande pedir el informe.

de lo contrario. consistente en preservar armónica y . cual es la trabajadora. y se funda y vive en un conjunto de principios esenciales que constituyen no sólo su característica distintiva de los demás sistemas de preservación constitucional. Es. concluir que si la Constitución de 1917 en su artículo 123 consagró diversas garantías sociales para la clase económicamente débil. por conducto de la cual afianzó y reafirmó el juicio de amparo al establecer constitucionalmente no sólo su procedencia general. sino sus excelsitudes y ventajas respecto de éstos. intangibles por las autoridades ordinarias creadas. para mayor seguridad de nuestra institución controladora. que omitió incluir dentro de su articulado los postulados substancial es y peculiares del juicio de amparo. pues. Podemos. patentizándose en ello la tendencia político-social de nuestra Ley Suprema. federales o locales. toda vez que quedan por ese hecho. cuyos principios y postulados. que propiamente es el precepto constitucional reglamentario del artículo 103. como ya dijimos. de la misma manera consolidó el juicio de amparo. como ya se dijo.aspecto de una acción. la cual. se vería en la posibilidad de ser constantemente alterada como acaecía durante la vigencia de la Constitución de 57. cuyo titular es el agraviado. permanecen también al margen de la actividad legislativa ordinaria. instituidos por el artículo 107. lo cual implica una enorme ventaja y una gran conveniencia. ya que sólo se concretó a enunciar dos de sus principios en el artículo 102. sino sus principios fundamentales. que consigna los casos generales de procedencia. fuera de la actividad legislativa del poder ordinario respectivo. a todas luces plausible la innovación practicada por el Constituyente de 17. Esos principios o postulados básicos del juicio o acción de amparo se encuentran contenidos en el artículo 107 de la Constitución vigente. La consagración de los principios generales y fundamentales del juicio de amparo en las disposiciones constitucionales involucradas en el artículo 107 es una novedad introducida en nuestro régimen jurídico por la Constitución de 17. por ende. reglamentados y pormenorizados por la Ley Orgánica correspondiente.

esto es. excepcionalmente. sino que siempre se requería la instancia de parte.compatiblemente por medio de dicha seguridad jurídica. este principio. que es el de la iniciativa o instancia de la parte afectada. ya que no son éstos los que impugnan la actuación de los demás. como sucede generalmente en los regímenes de control por órgano político. "El juicio de amparo -establece dicha fracción. pues dada la manera cómo funciona. contenido expresamente en la disposición constitucional que comentamos. a los organismos descentralizados y empresas de participación estatal y.2 comprendiéndose dentro de esta idea a las personas físicas (individuos). sino una de las ventajas y conveniencias del sistema. sino todo sujeto que se encuentre en la situación de gobernado. es decir. siempre y cuando exista la iniciativa del afectado por un acto autoritario en los casos especificados por el artículo 103 de la Constitución. PRINCIPIO DE LA INICIATIVA O INSTANCIA DE PARTE En la fracción 1 del artículo 107 constitucional. al tratar de delimitar la diferencia específica del juicio de amparo. los derechos de los grupos mayoritarios de la sociedad y las garantías de los gobernados. en relación con el artículo 49 de la Ley de Amparo. sin que haya un interesado legítimo en provocar su actividad tuteladora.se seguirá siempre "instancia" de la parte agraviada." Este principio fundamental es no sólo una de las piedras angulares sobre las que descansa nuestra institución de control. a las entidades morales de . nunca se provoca el desequilibrio entre los diversos poderes del Estado. En efecto. expusimos que una de las peculiaridades del régimen de control por órgano jurisdiccional consistía precisamente en la circunstancia de que éste nunca procede oficiosamente.1 I. comunidades agrarias). descubrimos un principio básico de nuestro juicio de garantías. Pues bien. a las personas morales de derecho privado y social (sindicatos. es de una gran utilidad para la vida y el éxito de nuestra institución.

derecho público u oficiales (en este último caso, cuando el agravio que produce el acto de autoridad afecta sus intereses patrimoniales, según lo dispone el artículo 9º de la Ley de Amparo).

--------------------1

Sin embargo, no ha faltado la tendencia de reformar el artículo 107 constitucional, principalmente a efecto de otorgar al Poder Legislativo ordinario facultades para distribuir competencias entre los órganos que integran el Poder Judicial de la Federación mediante las leyes secundarias respectivas, lo cual implica la eliminación, como principios constitucionales, de las normas que se refieren a la materia competencial en el juicio de amparo. En el capítulo correspondiente de esta obra, abordamos el estudio de la tendencia reformativa, que se contiene en la iniciativa presidencial de 21 de diciembre de 1944, y que fue aprobada por el Congreso de la Unión sin haberse sometido a la consideración de las Legislaturas de los Estados.
2

El concepto de "gobernado" lo estudiamos en nuestra citada obra "Las Garantías Individuales". Capítulo Segundo. Si no existiera este principio de la iniciativa de parte para suscitar el control constitucional ejercido por órganos jurisdiccionales federales, si fuera

legalmente permitido a los diversos poderes o autoridades del Estado, en su carácter de tales, entablar el juicio de amparo, evidentemente éste sería visto con recelo, al considerado como arma de que una entidad política pudiera disponer para atacar a otra y viceversa. Siendo el afectado o agraviado el único a quien incumbe el ejercicio de la acción de amparo, cuando ve lesionados sus derechos en los casos previstos por el artículo 103 constitucional, se descarta evidentemente la posibilidad de que una autoridad pueda menoscabar el respeto y el prestigio de otra, solicitando que su actuación pública sea declarada inconstitucional. Gracias a este principio, nuestro juicio de amparo ha podido abrirse paso y consolidarse a través de la turbulenta vida política de México, y salvarse de un fracaso, como el que sobrevino a los regímenes diversos de control de constitucionalidad que imperaron, principalmente en la Constitución de 36 y en el Acta de Reformas de 47, en los cuales la preservación constitucional era ejercida por órganos políticos y a instancia de cualquier autoridad estatal, circunstancias que fincaron su propia desaparición, por las razones ya dadas. Este principio aparece por primera vez en la vida constitucional de México, en su auténtica pureza, en la Constitución de 57, cuyo artículo 102 lo consagraba en términos semejantes a los empleados por la Ley Fundamental vigente, habiendo sido corroborado por las diversas leyes orgánicas de amparo que rigieron durante la vigencia de aquélla. El Acta de Reformas de 47, que instituyó un sistema de control constitucional híbrido, mixto, por todos motivos inconveniente, como ya advertimos en otra ocasión, también lo consignó, más considerablemente restringido y combinado con el postulado contrario según se desprende de los artículos 25 y 22 respectivos, que oportunamente transcribimos. El principio de que tratamos está corroborado por la jurisprudencia de la Suprema Corte en la tesis número 92 que aparece en la página 208 del Apéndice al Tomo XCVII del Semanario Judicial de la Federación, estando concebida en los siguientes términos: El juicio de amparo "se iniciará siempre a petición de la parte agraviada, y no puede reconocerse tal carácter a aquel a quien en nada perjudique el acto que se reclama".3

II. PRINCIPIOS DE LA EXISTENCIA DEL AGRAVIO PERSONAL Y DIRECTO

Implicación de "agravio" El juicio de amparo, de acuerdo con el principio anterior, se promueve a instancia de la parte agraviada. Ahora bien, ¿qué se entiende por parte agraviada? Desde luego, y pecando de tautológicos, podemos aseverar que parte agraviada es aquel gobernado que recibe o a quien se infiere un agravio. Ahora bien, ¿cuál es la connotación y el alcance jurídicos de este concepto? Evidentemente éste implica la causación de un daño, es decir, de un menoscabo patrimonial o no patrimonial, o de un perjuicio, no considerado como la privación de una garantía lícita (que es el significado que le atribuye el Código Civil en su artículo 2109), sino como cualquier afectación cometida a la persona o a su esfera jurídica. A este respecto ha establecido la Suprema Corte que,4 "las palabras 'parte agraviada' se contraen a las personas que han sufrido un agravio y se refieren, en general, a la ofensa o perjuicio que se hace a alguno en sus derechos o intereses; la palabra perjuicio debe entenderse no en los términos de la Ley Civil, como la privación de cualquier ganancia lícita que pudiera haberse obtenido, sino como sinónimo de ofensa que se hace a los derechos o intereses de una persona, y es seguramente en ese sentido en el que está tomada dicha palabra, en el artículo 3' de la Ley de Amparo". Elementos del concepto de "agravio" --------------------3

Dicha tesis jurisprudencial inexplicablemente fue omitida en el Apéndice al Tomo CXVIII del Semanario Judicial de la: Federación, en la Compilación 1917-1965 y en los Apéndices 1975 y 1985, circunstancia que de

pág. del Apéndice al Tomo CXVIII.Quinta Época. atendiendo a la imposibilidad de que se hubiere interrumpido por ejecutorias en contrario y. Tesis 358 del Apéndice 1995. la tesis N° 92 que aparece en el citado Apéndice al Tomo XCVII. no pudo ser en modo alguno desconocido por las ejecutorias dictadas con posterioridad a la fecha en que se editó el Apéndice al Tomo XCVII (agosto de 1949)..Tomo XLVI.Tomo LXXII. según ya advertimos.Tomo XXXV. pág. pág. . sobre todo. 4 Semanario Judicial de la Federación. a que tanto las adiciones y reformas introducidas a la Ley de Amparo según Decretos de 30 de diciembre de 1950 y 26 de diciembre de 1967. 2276. pág. Materia Común.Tomo LXX. 306 y tesis jurisprudencial núm.Tomo LIX. Por tanto. correspondiente a las tesis 132 de la Compilación 1917-1965 y 131 del Apéndice 1975. 753. (Tesis 196 del Apéndice 1985). ya que el principio de la iniciativa o instancia de la parte agraviada. reafirman el principio que dicha tesis corrobora. por ser un elemento sobre el que descansa la procedencia constitucional del juicio de amparo.. máxime que.. 1579. como el artículo 107 constitucional. Materia General.ninguna manera llene razón de ser. página 974.. el artículo 107 de la Constitución lo consagra expresamente en su fracción l. debe considerarse del todo subsistente. 4686.

pero no basta que exista dicho elemento para que haya un agravio desde el punto de vista jurídico. consiste en la forma. en sus correspondientes casos. sino que es menester que sea causado o producido en determinada forma. respectivamente). ocasión o manera bajo las cuales la autoridad estatal causa el daño o el perjuicio. desde el punto de vista del juicio de amparo. o sea. el concepto de agravio empleado en Ia fracción I del artículo 107 constitucional. Quinta Época. por así decido.La presencia del daño o del perjuicio constituye. pues. o al invadir las esferas de competencia federal o local. que "los agravios que en la demanda de amparo se alegan contra los actos reclamados. mediante la violación a las garantías individuales (fracción I del artículo 103) o por conducto de la extralimitación. Ahora bien. pues. En efecto. 1230. --------------------5 Semanario Judicial de la Federación. esto es. y al que denominaremos elemento jurídico. o mejor dicho. es necesario que el daño o el perjuicio sean ocasionados por una autoridad al violar una garantía individual. el otro factor que concurre en la integración del concepto de "agravio". en relación con el primer supuesto del elemento jurídico del concepto de agravio. que se realice alguna de las hipótesis previstas en las tres fracciones del artículo 103 constitucional. pág. Así. Así. . en las hipótesis previstas por el artículo 103 de la Constitución. tienden a comprobar la violación directa de garantías individuales"5 Consiguientemente. de la interferencia de competencias federales y locales (fracciones II y III del artículo 103. equivale a la causación de un daño o un perjuicio realizado por cualquier autoridad estatal. Tomo XLII. el elemento material del agravio. nuestro máximo tribunal federal ha establecido.

bien sea física o moral. no . no pueden reputarse como agravios desde el punto de vista constitucional. sino a la titularidad que el quejoso corresponde. por tanto. transcribiremos una.-Tomo LXIII. en la que se participa de nuestro punto de vista anteriormente expuesto. y Tomo LXXVIII. aquellas posibilidades o eventualidades en el sentido de que cualquier autoridad estatal cause a una persona determinada un daño o un perjuicio. sin que la producción de éste sea inminente o pronta a suceder. Por ende. pág. es decir. que no afecten a una persona concretamente especificada. éste debe ser directo. por lo que. 3770. de realización presente. En consecuencia. todos aquellos daños o perjuicios en que puede manifestarse el agravio. que recaiga precisamente en una persona determinada. en relación con los derechos o posesiones conculcados. el agravio. pág. lleva a la conclusión de que este debe ser solicitado precisamente por la persona que estime que se le causa molestia por la privación de algún derecho." (Semanario Judicial de la Federación. para no ser demasiado prolijos en su referencia.Naturaleza del agravio Ahora bien. y aunque la lesión de tales derechos es natural que traiga repercusiones mediatas o inmediatas en el patrimonio de otras personas. pasada o inminentemente futura. para que pueda ser causa generadora del JUICIO de amparo. la procedencia del amparo. es decir. 110) Además de la personal determinación del agravio. ha sido proclamado en varias tesis de la Suprema Corte. necesita ser personal. El carácter de personalidad en el agravio para los efectos del amparo. posesión o propiedad porque el interés jurídico de que habla dicha fracción no puede referirse a otra cosa. no originando. no son éstas quienes tienen el interés jurídico para promover amparo. "Una correcta interpretación de la fracción VI (hoy fracción V) del artículo 73 de la Ley de Amparo.

Tesis 25 del Apéndice 1995. la directamente afectada por la violación de garantías. tal como lo hemos expuesto. no el tercero a quien indirectamente afecte la misma violación. para los efectos del amparo. y que "Parte agraviada lo es. .Tesis 59. Materia Común. El criterio sustentado por la Suprema Corte sobre esta cuestión de la naturaleza del agravio. para hacer procedente el juicio de amparo. dicho alto tribunal en otras tesis ha tratado en forma más explícita los caracteres del agravio como base de la procedencia del juicio constitucional."7 --------------------6 Semanario Judicial de la Federación. Correspondiente a las tesis 26 de la Compilación 1917-1065 y 26 del Apéndice 1975. porque ese derecho es personalísimo. los llamados "derechos reflejos".. Por esta razón. Materia General (Tesis 29 y 177 del Apéndice 1985). o sean aquellos que no engendran para el hombre ningún provecho inmediato. no pueden ser objeto o materia de afectación por un acto autoritario generador del amparo. Por otra parte. coincide con las consideraciones que hemos formulado..pueden reputarse como integrantes del concepto de agravio.Apéndice al Tomo CXVIII. afirmando que "Tan sólo tiene derecho de invocar el amparo la persona directamente agraviada por el acto violatorio de garantías. toda vez que el acto violatorio afecta solamente al agraviado". existiendo jurisprudencia6 en la que se asienta que "el agravio indirecto no da ningún derecho al que lo sufre para recurrir al juicio de amparo".

Quinta Época. pág. otro de los principios distintivos y característicos de nuestra institución controladora. Segunda Sala En conclusión. El mismo criterio se contiene en la tesis 117 del Informe de 1979. 2276.7 Semanario Judicial de la Federación. en una tesis posterior a las ejecutorias que constituyen dicha jurisprudencia. es cuestión de mera apreciación personal del quejoso y no es motivo para que se sobresea en el juicio de garantías. por la sola estimación del juez del distrito. contenido en el artículo 107 de la Constitución vigente y 102 de la de 57. estriba en la existencia de un agravio personal y directo en los términos esbozados con antelación. Esto no limita la capacidad de la autoridad para juzgar sobre la real existencia del interés directo e inmediato que hace posible el juicio constitucional. no puede quedar a sola estimación jurídica de quien se dice agraviado. Sin embargo.”9 ------------------------ . 127. la cuestión que consiste en determinar si la existencia de los daños o perjuicios constitutivos del agravio queda a la apreciación del quejoso. Tomo LXX. al aseverar que "Aunque el que promueve amparo es el que juzga de su propio interés. pág. de manera que el requisito señalado por el artículo 73 de la Ley Orgánica de los artículos 103 y 107 constitucionales respecto a que para la procedencia del amparo es necesario que los actos reclamados afecten los intereses jurídicos del quejoso.Tomo IV. La jurisprudencia de la Suprema Corte8 ha establecido al respecto que "la circunstancia de que el acto reclamado cause o no perjuicio.. Estimación del agravio No deja de tener importancia práctica principalmente. la propia Suprema Corte ha sustentado el criterio contrario. de que el acto que se reclama no causa perjuicio".. o si el juzgador constitucional pueda sustituirse a éste en la estimación correspondiente.

revela que la posible afectación debe ser real u objetiva y. 81. la mencionada causa legal de improcedencia nunca tendría lugar en la práctica. ya que está fundamentado en la propia naturaleza jurídica del agravio. El espíritu del legislador al consignar en el artículo 73 de la Ley de Amparo como causa de improcedencia del juicio constitucional la circunstancia de que los actos impugnados no afecten los intereses jurídicos del quejoso.8 9 Apéndice al Tomo CXVIII. Tomo LXV. por ende. Informe de 1977. pág. Los bienes jurídicos de un sujeto son algo real.. Segunda Sala. a fin de que sea susceptible de reparación por el Derecho. no puede decirse que exista un agravio en el sentido jurídico del concepto. toda afectación a los bienes u objetos jurídicamente protegidos debe participar de la naturaleza real u objetiva de éstos. por lo que. considerados como meras suposiciones del individuo producto de una elaboración meramente subjetiva. ya que si la existencia de los daños y perjuicios fuese materia de la sola estimación del agraviado. Si. atendiendo a la falta del elemento material de que hablamos en ocasión precedente. según afirmamos anteriormente. en relación con el Tomo LXXXVI. pues. pues bastaría la afirmación del promoverte del juicio de garantías de que la actividad autoritaria atacada le . Por ello. En consecuencia. es evidente que su causación o existencia es susceptible de apreciación objetiva. objetivo. cuando efectivamente exista un daño o un perjuicio en los bienes jurídicos del quejoso. de existencia ontológica.. pág. el punto de vista acertado es el contenido en la tesis que acabamos de transcribir. pág.Tesis 751. 6012.Quinta Época. éste. tal circunstancia debe ser estimada por el juez de amparo. se traduce en los daños o perjuicios (ofensas. son indiferentes al Derecho. susceptible de ser apreciada por el juez del amparo. ya que los entes ideales. cuando los daños o perjuicios que una persona pueda sufrir en sus diversos bienes jurídicos no afectan real u objetivamente a estos. En efecto. 1583. En nuestra opinión. las afectaciones que constituyen un agravio deben ser reales. perturbaciones o molestias en general) que experimente una persona en los diversos bienes u objetos tutelados constitucionalmente a través de las garantías individuales en especial.

por no desarrollarse aún los actos gravables? Evidentemente que el juicio de amparo que se quisiera promover contra dichos actos sería improcedente y. pues la negación del amparo al quejoso implica la consecuencia de que el acto reclamado no es inconstitucional. puesto que en algunas ejecutorias sostiene que cuando no existe parte agraviada.11 Esta última tesis nos parece insostenible. Sanción jurídica por ausencia del agravio Si el elemento agravio es una condición sine qua non para la procedencia jurídica del juicio de amparo. una legislatura decretara un impuesto para gravar una determinada actividad que por su naturaleza fuese considerada de carácter federal. para que nunca se sobreseyese el proceso constitucional por falta de agravio. cuando no hay agravio personal.irroga molestias o perturbaciones en sus derechos. en contravención al artículo 91 constitucional. sin que tal ley afecte a nadie. fracción V de la Ley de Amparo). no obstante que se encuentren satisfechos los extremos del artículo 103 constitucional. o si. en caso de que ya se hubiera iniciado e! procedimiento en cuestión por la presentación de la demanda respectiva. o sea. se debería dictar una resolución de sobreseimiento por el juez u órgano encargado de conocer de él (artículo 74. fracción III. se promulgase una ley que coartara la libertad de manifestar públicamente las ideas contenidas en el artículo 7º de la Ley Fundamental. o sea. en la hipótesis del artículo 103 de la Constitución. o si se prohibiera para lo futuro la formación de asociaciones o sociedades de determinada índole. el criterio adoptado sobre este particular por la Suprema Corte no ha sido uniforme. verbigracia. es decir. por último. que . sin que tal impuesto se exija a nadie. si. Sin embargo. ¿qué sucede si no existe aquél. en relación con el 73. se debe sobreseer el juicio de amparo promovido por ser éste improcedente10 y en otras ha asentado que debe pronunciarse una sentencia negando el amparo.

es decir. en el fondo. por implicar esta circunstancia la declaración de constitucionalidad del poder de la autoridad responsable. proveniente de una autoridad.a pesar de que se llenen todas las condiciones extrínsecas del juicio de amparo. directo. no debe abrirse el juicio de amparo". por ese acto. directo. en los casos en que aquél no existe. se debe éste sobreseer. comprobadas las cuales. en sus garantías. lo cual presupone un examen de fondo del negocio de que se trate. una de las condiciones de procedencia del juicio de amparo. por reunir todas las condiciones propias de su naturaleza. pues éste es provocado por la aparición de causas de improcedencia del amparo preexistentes o supervenientes. el órgano jurisdiccional del conocimiento nunca aborda el examen de la constitucionalidad o inconstitucionalidad del acto reclamado. Sin embargo. y no negarse la protección solicitada. -------------------- . la protección de la Justicia Federal no es otorgable porque. Por consiguiente. la presencia de una parte agraviada. provoca la negación de la protección federal. siendo la existencia del agravio personal. constatada previamente la no improcedencia del amparo. el acto reclamado no viola ninguna garantía individual o no significa ninguna vulneración a la esfera de competencia de los Estados por la Federación o viceversa. en el sentido de que la carencia de agravio personal. son indispensables estos elementos: un acto violatorio de garantías individuales. y una persona agraviada. al asentar que "para que pueda abrirse el juicio de amparo. En caso de faltar cualquiera de esos elementos. contradiciéndose la Suprema Corte acerca de la conclusión a que llega en algunas tesis. a diferencia de lo que ocurre tratándose del sobreseimiento. constituye uno de los elementos de procedencia del juicio de amparo. en una ejecutoria12 expresa que la existencia de tal agravio inferido a un individuo.

audiencia de pruebas. III. en los que su ejercicio no origina una controversia generalmente. 3643. en la que cada quien propugna sus pretensiones. sino que provoca sólo un análisis o estudio acerca de la ley o acto reclamados realizado por la entidad controladora.Quinta Época. como partes principales del juicio. 11 12 Idem. 831. ¿qué significa esta expresión? Desde luego implica que el juicio de amparo se revela. 991. en cuanto a su substanciación.Quinta Época. esto es. la contienda. pág.Tomo III. La circunstancia de que el desarrollo del juicio de amparo ante y por las autoridades jurisdiccionales federales adopte un procedimiento judicial. PRINCIPIO DE LA PROSECUCIÓN JUDICIAL DEL AMPARO Otro principio del juicio de amparo que encontramos en la parte enunciativa del artículo 107 constitucional.Tomo LXXI. contenido asimismo en la Constitución de 57 en su artículo 102.Quinta Época. de tal suerte que sus resultados. demanda. de acuerdo con las formas básicas procesales. tiene un carácter velado. en el cual se observan las "formas jurídicas" procesales. Ahora bien. es una ventaja de nuestra institución respecto de aquellos medios de control por órgano político. LXVIII..Tomos LXII. 559 y 1817. pág. contestación. En efecto.. alegatos y sentencia. no tienen la resonancia ni repercusión . Al establecer el artículo 107 constitucional que el juicio de amparo se seguirá conforme a un procedimiento que se ajuste a las formas de Derecho Procesal... consiste en que aquél se tramita por medio de "procedimientos y formas de orden jurídico". subrepticio. en un verdadero proceso judicial. implícitamente presupone que en su tramitación se suscita un verdadero debate o controversia entablados entre el promotor del amparo y la autoridad responsable. pág.. traduciéndose el ejercicio del amparo en una controversia surgida entre el agraviado y la autoridad responsable. pág. Semanario Judicial de la Federación.10 Semanario Judicial de la Federación.. 4428. principalmente en caso de que prospere la acción. págs. en el que cada cual defiende sus respectivas pretensiones. LXVII.

sino sólo a aquel acto que produce el agravio. consignada en el artículo 25 del Acta de Reformas de 47. es el que concierne a la relatividad de las sentencias que en él se pronuncian. ya no entre un particular y un órgano estatal. no se provocan inquinas públicas. como acontece en los sistemas contrarios. está concebido de la siguiente manera: "La sentencia será siempre tal. que sólo se ocupe de individuos particulares. PRINCIPIO DE LA RELATIVIDAD DE LAS SENTENCIAS DE AMPARO Exposición del principio Uno de los principios más importantes y característicos del juicio de amparo y cuya aplicación práctica también ha contribuido a que dicha institución sobreviva en medio de las turbulencias de nuestro ambiente político y social. con la consiguiente desventaja para la estabilidad del orden jurídico. no implica un ataque o impugnación a su actividad integral. en caso de que el órgano de control la declare probada y ordene la reparación consecuente. por así decido. dicha autoridad no sufre menoscabo alguno en su prestigio y reputación y. sin hacer una declaración general respecto de 'la ley o acto que la . que en muchas ocasiones acaban por destruir el sistema de control respectivo. in capite). Ese principio. limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre el que verse la queja. al juzgado no como un medio de preservar el orden constitucional. sino como un arma blandida por el órgano controlador contra las demás entidades autoritarias del Estado. sino entre diferentes entidades públicas. en los que se suscita una verdadera pugna extrajurídica. consiguientemente. IV. como debiera ser.políticas que implicarían evidentemente una afrenta a la autoridad perdidosa. por lo que. que reproduce ideológica y gramaticalmente la fórmula creada por don Mariano Otero acerca de los efectos relativos de las resoluciones dictadas en los juicios de amparo. La acción de amparo que endereza el quejoso en contra de la autoridad responsable. consagrado por el artículo 107 constitucional (fracción II.

de su conceptuación pública como un insigne jurista mexicano. El principio aludido. pues su labor se contrajo ha expresado en términos y conceptos precisos y justos. si es que existía." Esta disposición constitucional está corroborada por el artículo 76 de la Ley de Amparo vigente. labor que ha sido la causa. En efecto. con antelación hemos observado que la causa y motivo del fracaso de muchos regímenes de preservación del orden constitucional. mas ese hecho no nos autoriza para hacer extensiva su obra hasta tal punto de reputarlo como el implantador del juicio de amparo. circunstancia que le ha valido a dicho jurista el ser conceptuado como el creador de nuestra institución de control. Tanto los constituyentes de 17 como los de 57 y los Decretos de reformas constitucionales en materia de amparo. merecidamente. en términos parecidos. apreciación que es indebida. de tal manera que no se referían exclusivamente al agraviado en particular. quien creó la fórmula a que nos referimos. respetaron la fórmula de Otero.motivare. es una de las bases sobre las que descansa el éxito y la vida misma de nuestra institución controlad ora. pues la paternidad respectiva corresponde en realidad al insigne yucateco Manuel Crescencio Rejón. ha sido precisamente la circunstancia de que sus resoluciones o consideraciones respecto de la inconstitucionalidad de los actos autoritarios. esto es. como ya advertimos en otra oportunidad. entre otras. así como en las instituciones jurídicas en las que nuestro juicio de amparo encuentra sus precedentes históricos. no por el hecho de haber sido él. Es más. Tal vez por haberles parecido perfecta para connotar y delimitar el principio de relatividad de la cosa juzgada en el juicio de garantías. principalmente de aquellos en los que la tutela se impartía por órgano político. sino que implicaban una mera impugnación o ataque a la autoridad . Otero. contra todos absolutamente. han tenido efectos "erga omnes". contenido ya en la Constitución yucateca de 1840. Bien es cierto que Otero fue el forjador de la proposición que involucra el mencionado principio. contenida textualmente en las Constituciones de 17 y de 57. se debe inferir que realmente instituyó el principio de la relatividad de las sentencias de amparo. de 30 de diciembre de 1950 y de 25 de octubre de 1967.

por las repetidas fricciones que provocaba entre las entidades públicas. tuviesen los órganos jurisdiccionales de control. lo cual. la inconstitucionalidad de las leyes. Tratándose de la impugnación de leyes secundarias por su inconstitucionalidad. si la declaración de inconstitucionalidad de una ley tuviese alcance absoluto. tal declaración implicaría la derogación o la abrogación de ésta. excluyendo del régimen jurídico del Estado el ordenamiento que haya estimado contrario a la Constitución. significaba una afrenta para aquélla. Radicando. hayan no sólo eliminado dicha eficacia general. y según lo hemos aseverado. repetimos. erga omnes. cuya sucesión. ha sido el escudo protector de la potestad que tienen los tribunales federales para declarar. el citado principio responde a una necesidad jurídicopolítica. pues. El órgano jurisdiccional de control asumiría. como nuestro juicio de amparo. de la decadencia y desaparición de los sistemas de control constitucional cuyas resoluciones tenían efectos absolutos. en puntual congruencia con el de iniciativa del agraviado. es plausible que los regímenes de preservación de la Constitución por órgano jurisdiccional. dentro de la vía de amparo. Esta situación no podría subsistir por mucho tiempo.13 Alcance del principio frente a las leyes declaradas inconstitucionales. sino la supeditación del legislativo al judicial. la causa del fracaso. En efecto. el principio de relatividad. precisamente en el alcance de éstas. el papel de legislador. sino proclamado como principio característico de su naturaleza al de la relatividad de la cosa juzgada.que desarrollaba la actividad inconstitucional. Por ende. provocándose de esta manera no sólo el desequilibrio entre los poderes estatales. ya que los órganos legislativos se aprestarían a remediarla mediante la supresión de la facultad que para declarar la inconstitucionalidad de las leyes. relevándose únicamente a éste del . las sentencias respectivas contraen su eficacia al caso concreto que hubiese suscitado el ejercicio de la acción por parte del quejoso. social y político. muchas veces reiterada y constante. entonces. puesto que a virtud de él. originaba el desquiciamiento jurídico.

en donde el control constitucional se ejerce por órgano judicial. basta que en un caso se haya declarado que una ley es anticonstitucional para que se desprestigie generalmente no vuelva a aplicarse. la práctica del medio respectivo ha establecido el contrario. como ya dijimos. la cual conserva su fuerza normativa frente a los que no la hayan impugnado. . y a pesar de que teóricamente existe el mencionado principio.cumplimiento de la ley reclamada. pues dada la fuerza que el precedente y la jurisprudencia de la Corte tienen en el ánimo del pueblo. toda vez que tales --------------------13 Sin embargo en Estados Unidos. viéndose entonces el poder legislativo constreñido a abrogarla.

En términos análogos discurre Mariano Azuela al afirmar que "El principio de autoridad relativa de la cosa juzgada en materia de amparo. Cuando el poder controlador dispone de capacidad para derogar las leyes degenera fácilmente en un poder político que. vinculada íntimamente a la invocación de un agravio para los 'intereses de un particular. tiene una importancia política extraordinaria. en realidad existen hombres que desarrollan las funciones inherentes al órgano. capaces de todas las susceptibilidades y de todos los rencores. pero si la sentencia constituyera una derogación de la ley. la autoridad contra quien se otorga la protección constitucional se siente deprimida. En este punto. debe cuidarse extraordinariamente el evitar que el poder controlador se enfrente abiertamente con los poderes controlados en una situación de rivalidad. La posesión del poder lleva en sí la tentación al abuso. En efecto. por más que se atenúen los efectos de la sentencia de amparo.sentencias no entrañan su derogación o abrogación. una teoría pura del derecho es incapaz de explicar la institución. "Cuando se organiza un sistema de defensa de la Constitución ha de preverse un grave peligro: el de que el poder controlador de la constitucionalidad no degenere a su vez en un poder incontrolado. al organizar una institución de defensa de la supremacía constitucional de la naturaleza del amparo. y proporciona el medio técnico para que la declaración de nulidad del acto inconstitucional se emita en forma indirecta. En la teoría del derecho existen órganos del Estado. La declaración de inconstitucionalidad de una ley echa por tierra toda una política. rompiendo todo equilibrio con los . el Poder Judicial habría abandonado sus funciones propias para constituirse en un agresor de los otros poderes. que ha de actuar en relación con autoridades. La fórmula Otero evita esa pugna abierta. y contenida en una sentencia que pone fin a un procedimiento de orden netamente judicial. adoptando aire de soberano. Conocida es la tendencia psicológica del que detenta un poder a abusar del mismo. y estos emprenderían una política encaminada a privarlo de esa función. una anulación erga omnes. y la consideraci6n política es fundamental. individuos dotados de pasiones.

que las mismas se desapliquen en beneficio de las personas que tuvieron la suerte de solicitar oportuna y correctamente el amparo. De la mencionada corriente de opinión participa tímidamente Héctor Fix Zamudio. se impongan coactivamente a otras que por diversas razones no pudieron obtener la protección. no obstante la existencia de una jurisprudencia obligatoria de la Suprema Corte de Justicia que ha considerado determinadas disposiciones como contrarias a la Ley Suprema. Para apoyar este parecer se esgrime como primordial argumento el de que sería contrario a la supremacía de la Constitución que el ordenamiento legal viciado de inconstitucionalidad se siguiese aplicando por las autoridades administrativas y judiciales del Estado en todos aquellos casos diferentes de los que hubiesen provocado la declaración jurisdiccional respectiva. jueces de carrera. por la jurisprudencia de la Suprema Corte. a mayor abundamiento. de la desigualdad ante la ley. existe una corriente de opinión que proclama la inoperatividad del consabido principio de relatividad en el supuesto de que cualquier ley secundaria haya sido declarada inconstitucional por una sentencia de amparo y.1968. Ese peligro no existe. 98 y 99. por lo menos con caracteres serios. págs. la jurisdiccional"14 En oposición a las anteriores consideraciones. a quienes no se encomienda propiamente una función distinta de la que siempre han ejercitado. cuando la defensa de la Constitución se encomienda a hombres de derecho. que significa. no disminuye sino en mínima parte. y en cambio. . Publicación de la Universidad de Nuevo León.poderes controlados. quien sostiene que: "Al respecto baste señalar la consecuencia que se produce actualmente en la práctica.."15 14 Introducción al Estudio del Amparo. inconveniente que el principio de la suplencia de la queja establecida por el párrafo cuarto del propio artículo 76 de la Ley de Amparo. se erige en poder soberano y puede sustituir la norma constitucional por su libre arbitrio.

15 “Veinticinco años de Evolución de la Justicia Constitucional. En tal estudio Arroyo llega a la conclusión de que las sentencias que declaren inconstitucional una ley y que . el único órgano que puede interpretar y definir las disposiciones constitucionales declare que una ley del Congreso o de las Legislaturas locales se aparta de la Constitución. provoca la situación de que se sigan observando ordenamientos legales opuestos a la Constitución de la República. y no lo judicial. no parece catastrófico que precisamente para hacer prevalecer la Ley Suprema. pág. 16 16 “Lecciones de Garantías y Amparo”. es la vigilancia y vivencia de las normas constitucionales. El mismo parecer lo expone Juventino V. 1940-1965”. el mes de marzo de 1990. está por sobre los tres poderes que aquélla crea y regula."16 y 16bis En el fondo de las anteriores opiniones se advierte la idea de que una ley declarada jurisdiccionalmente inconstitucional no debe seguirse aplicando por ninguna autoridad en ningún caso concreto similar al que haya provocado la referida declaración. y en defensa de ésta anule la expedición de esa ley inconstitucional. 156. Castro. esté por encima de los otros dos. sino que una norma fundamental -la Constitución-.. cuyo autor presentó como ponencia en el Primer Congreso Nacional de Amparo celebrado en la ciudad de Guadalajara. No es que un poder -el judicial. Jal. 343. argumentándose que el principio de relatividad de las sentencias de amparo en relación con las leyes. Lo prevalente es lo constitucional. al aseverar que: "Si la función del Poder Judicial Federal -primordialmente-. pág. bis Respecto del tema que tratamos es imprescindible consultar el estudio intitulado "La Fórmula de Otero y el Amparo Contra Leyes" elaborado por Jesús Ángel Arroyo Moreno.

formen jurisprudencia, deben tener efecto “erga omnes” (Consúltese en la Memoria respectiva publicada en junio del mismo año por Editorial Porrúa, S. A.) Teóricamente, la idea de que una ley declarada inconstitucional en vía de amparo no debe seguirse aplicando por modo absoluto, es correcta; pero precisamente en aras de esa misma idea y obsequiando las reglas de congruencia lógica, deberían también suprimirse el principio de iniciativa o instancia de la parte agraviada, la preclusión de la acción de amparo, el libre desistimiento de esta acción y otras figuras procesales tratándose del amparo contra leyes. En efecto, sería también contrario a la supremacía constitucional el hecho de que; por no impugnarse en vía de amparo una ley opuesta a los mandamientos de la Constitución por el sujeto que resulte agraviado, tal ley se siguiese aplicando en la realidad. Asimismo, si se considera que una ley es inconstitucional, este vicio no debería purgarse por la sola circunstancia de que el agraviado no ejercitase la acción de garantías contra ella dentro del término correspondiente. Igualmente, podría estimarse que, en beneficio de la supremacía de la Constitución, los juicios de amparo promovidos contra leyes inconstitucionales no deberían ser materia de desistimiento. Pueden aducirse otras razones que desplazarían al amparo contra leyes hacia una situación en que éstas en todo tiempo y por cualquier sujeto que no resulte agraviado por ellas, pudiesen ser impugnadas en amparo, si se pretende hacer prevalecer de manera absoluta y en todo caso el principio de supremacía del Código Fundamental. En otras palabras, la tendencia que auspician los autores que se acaban de citar, a impulso de su mismo logicismo y en acatamiento de los dictados de la congruencia, podría conducir a la abolición del término para impugnar una ley por su inconstitucionalidad, pues su razón fundatoria también auspiciaría la conclusión de que implicaría el quebrantamiento de la supremacía de la Constitución la circunstancia de que precluyera la acción de amparo contra un ordenamiento legal si éste no se hubiese reclamado dentro de un plazo determinado, dejándolo intocado a pesar de sus posibles vicios

inconstitucionales. La posibilidad de que una ley en cualquier tiempo fuese reclamable en amparo y de que la sentencia que la declare contraria a la constitución tuviese efectos erga omnes, colocaría a los tribunales federales, según dijimos, en la situación permanente de derogarla o abrogarla, es decir, de suprimir total o parcialmente cualquier ordenamiento legal cuyos resultados aplicativos en la realidad económica, social, política o cultural de México puedan ser benéficos o convenientes para la colectividad. Esta situación, como ya aseveramos, entrañaría un ingente riesgo para la teleología del juicio de amparo al propiciar su improcedencia contra leyes por los motivos que con toda claridad y atingencia aduce Azuela. Modalidades del principio 1. De acuerdo, pues, con el multicitado principio de relatividad, el acto o la ley reputados inconstitucionales por el agraviado no se anulan por el órgano de control mediante una declaración general que propiamente engendra su invalidez, sino que se invalidan en cada caso concreto, sin que por ello la tutela del orden constitucional tenga menor eficacia, pues la actividad autoritaria que lo contraviene perece "merced a los golpes redoblados de la jurisprudencia", según expresión muy atinada que se atribuye al ilustre Rejón y que emplea Tocqueville en su "Democracia en América". Por otra parte, lo que viene a corroborar el principio de la relatividad de las sentencias en materia de amparo, es la circunstancia de que sus efectos sólo se refieren a la autoridad o autoridades que hayan figurado como responsables o demandadas en el juicio respectivo, y que por lo que respecta a las demás, que en éste no hayan tenido injerencia alguna, aun cuando pretendan ejecutar o ejecuten el mismo acto (lato sensu) tildado de inconstitucional en las hipótesis del artículo 103 de la Ley Suprema, no son afectadas en cuanto a su actuación. En este sentido se ha sustentado una tesis por la Suprema Corte, que en lo conducente dice: "Las sentencias dictadas en los juicios de amparo, no obligan a las autoridades que no hayan sido parte en ellos, porque no se les ha oído ni han rendido informes, ni interpuesto recurso alguno."17

----------------------17

Semanario Judicial de la Federación.- Tomo XXVII, pág. 2184.- Quinta Época. El anterior criterio, que acoge en su sentido estricto el principio de la relatividad de las sentencias y demás resoluciones en materia de amparo, presenta en la actualidad una notoria variación, que aparentemente lo transforma en la idea contraria, y que se con-tiene en la siguiente tesis jurisprudencial. "Las ejecutorias de amparo deben su inmediatamente cumplidas por toda autoridad que tenga conocimiento de ellas y que por razón de sus funciones deba intervenir en su ejecución, puesto que atenta la parte final del primer párrafo del artículo 107 de la Ley Orgánica de los artículos 103 y 107 constitucionales, no solamente la autoridad que haya figurado con el carácter de responsable en el juicio de garantías está obligada a cumplir la sentencia de amparo, sino cualquiera otra autoridad que por sus funciones tenga que intervenir en la ejecución de este fallo.18 La Segunda Sala de la Suprema Corte ha hecho extensiva la tesis anterior a las resoluciones en materia de suspensión del acto reclamado, concluyendo que éstas deben ser observadas por todas las autoridades que tengan conocimiento de las mismas y que colaboren en su ejecución, aun cuando no hayan sido dichas autoridades parte en el juicio de amparo respectivo o en el incidente de suspensión correspondiente.19

Segunda Sala. y contrariamente a lo que podría suponerse. no hace nugatorio el principio de la relatividad de las sentencias en materia de amparo. Interpretando debidamente la tesis que precede. si bien es verdad que conforme al artículo 107 constitucional. 19 Informe correspondiente al año de 1945. sin extenderse a otros y sin afectar la validez general del acto (lato sensu) autoritario analizado. las anteriores apreciaciones tienen su cabal aplicación. correspondiente a las tesis 101 de la Compilaci6n 1917-1965 y 99 del Apéndice 1975. esto es. el punto de vista de la Suprema Corte contenido en la tesis apuntada. el citado principio opera en la actualidad tal como lo formuló Otero. Tesis 406. sino únicamente aquella que por razón de sus funciones. por lo que. (Tesis 137 del Apéndice 1985). Por imperativos lógicos ineludibles. pues el alcance de tal disposición constitucional sólo se refiere a que los puntos de resolución de un caso únicamente abarquen a éste. el órgano de .18 Apéndice al Tomo CXVIII. Por otra parte. sino que simplemente extiende el alcance de éstas a las autoridades que deban cumplir las resoluciones judiciales de que se trate mediante el desempeño de diversos actos de su respectiva incumbencia. no puedan consignar apreciaciones generales acerca del acto o ley reclamados. En lo concerniente al amparo contra leyes. Tesis 236 del Apéndice 1995 Materia Común. no por ello se debe inferir que los considerandos de las mismas. aquellas partes que establecen la fundamentación de sus proposiciones resolutivas y la relación lógica y jurídica entre la situación abstracta de derecho objetivo y las situaciones concretas. Por este motivo. las sentencias recaídas en los juicios de amparo "no deben hacer una declaración general respecto a la ley o acto que las motivare". se llega a la conclusión de que no toda autoridad está obligada a acatar una resolución constitucional o suspensiva dictada en un juicio de amparo en el que no haya sido parte. deba intervenir en la ejecución de la decisión judicial correspondiente. 177 y 178. págs. con la referida extensión. Materia General.

como inferencia lógica de la estimación de inconstitucionalidad de una ley. sino la formulación. La sentencia de amparo termina con una frase tradicional: "La Justicia de la Unión ampara y protege a X contra actos de tal o cual autoridad. Los argumentos en que ese análisis se contiene y que conduzcan a la conclusión de que dicha leyes inconstitucionales se implican en los "considerandos" de la sentencia respectiva. sólo se proteja al agraviado contra ella y contra su aplicación y esta protección únicamente se imparte en los puntos resolutivos del fallo. es restrictivo de sus efectos. pág. Estas ideas las comparte Azuela al sostener que: "El que no conozca los antecedentes y la interpretación exacta de la fórmula Otero puede incurrir en error considerando que el Juez de Amparo no puede emitir ninguna opinión acerca de la inconstitucionalidad de la ley.control tiene que analizar la ley reclamada desde el punto de vista de la Constitución. los efectos de la sentencia protectora deben hacerse extensivos a los codemandados del quejoso.20bis 20 Op. más que limitativo del contenido del fallo. entraña una ponderación general de la ley en tal sentido. en tal parte resolutiva.. Ahora bien. tratándose del amparo que se otorgue para reponer el procedimiento del que hayan emanado los actos reclamados. cit. siempre que exista entre ellos litisconsorcio pasivo. Lo que se prohíbe no es una declaración de inconstitucionalidad que necesariamente tiene que figurar en los considerandos como justificativa de la parte resolutiva del fallo." El tantas veces repetido principio. 98. ." 20 2. lo que exige el principio de relatividad estriba en que. por consiguiente. Por otra parte. de una declaración directa de nulidad de la ley con efectos absolutos. Esta.

por lo que sí .20bis Este criterio se estableció en jurisprudencia de la Suprema Corte al resolver la contradicción de tesis entre el Tercer Tribunal Colegiado del Cuarto Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Situación de los litisconsortes sea idéntica. (Contradicción de tesis 28193). deben extenderse a los codemandados del quejoso. revistiéndolo. es el llamado de la definitividad del juicio de amparo. cuando se encuentre acreditado en autos que entre dichos codemandados existe litisconsorcio pasivo necesario o que la V. principalmente. cuales son. La Constitución de 1917 lo consagra en las fracciones III y IV del artículo 107. propio de nuestro medio de control. PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD DEL JUICIO DE AMPARO Significación del principio Otro principio fundamental. la supremacía respecto de las leyes secundarias y la rigidez frente a la actuación del Poder Ejecutivo ordinario. El criterio jurisprudencial sustenta lo siguiente: "los efectos de la sentencia de amparo que concede la protección federal solicitada. de todas aquellas modalidades jurídicas inherentes a la naturaleza de un precepto de la Ley Fundamental. afín o común a la de quien sí promovió el juicio de garantías. pues los efectos del citado litisconsorcio pasivo sólo se producen dentro del proceso correspondiente. por ende. quienes no ejercitaron la acción constitucional correspondiente.

circunstancia que implica una mayor estabilidad y solidez jurídicas para nuestra institución controladora. que: "No se reputará consentido un acto por el solo hecho de no interponerse contra él un recurso . ya que en el caso contrario. sí se otorgó el amparo y protección de la Justicia Federal." De esta suerte. fracción V. no sólo no instituyó el principio de que tratamos. la de 57 no contenía tal postulado. y por ende. en vista de lo cual su establecimiento fue objeto de algunas leyes orgánicas de amparo. pues no todas las que rigieron en México lo consagraron. previene en el artículo 779. en tanto que constituye un acto necesario para el debido cumplimiento de la sentencia de amparo. última parte. En efecto. tornándose intangible e inafectable por la legislación secundaria. habida cuenta de que no se está en la hipótesis de que una sentencia de amparo se hubiese ocupado de individuos particulares o de personas morales diversas a quienes hubieren solicitado la Protección Federal. sino que propiamente implantó la idea contraria. La ley orgánica o reglamentaria de los artículos 101 y 102 de la Constitución de 57. sin que esto implique infracción al principio de relatividad de las sentencias de amparo previsto en los artículos 107. Por lo tanto.pueden trasladarse al procedimiento constitucional. el principio de definitividad del juicio de amparo se incorporó al texto constitucional como parte integrante del articulado de la Ley Suprema. se haría nugatoria la concesión de la protección constitucional. para el efecto de que se deje insubsistente todo lo actuado en un juicio ejecutivo mercantil. A diferencia de la Constitución vigente. la cual por tal motivo. fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 76 de la Ley de Amparo. integrantes de la legislación secundaria en general. a partir de su ilegal emplazamiento. no puede vulnerado. al señalar dicho ordenamiento cuáles actos se estiman como consentidos. como por ejemplo la de 1861 y 1869. inserta en el Código de Procedimientos Federales de 1897. las consecuencias de dicha resolución sí deben alcanzar o beneficiar a lo comendados del quejoso en el juicio natural. respecto de los cuales no procede el amparo.

pues lo único que previene es la exclusión entre éste y cualquier recurso ordinario. para su procedencia. Sin embargo. en primer lugar. en la fracción IX del artículo mencionado." Esta disposición. que se agoten todos los medios comunes tendientes a atacado. mientras el recurso esté pendiente. en segundo término." Esta declaración legal propiamente considera al juicio de amparo como un recurso ordinario en sentido estricto para impugnar cualquier acto de autoridad. fracción VIII. En efecto. como podría deducirse de su simple lectura. no obstante. la misma ley de 97. en este último caso cuando se dicte la resolución . dispone que "Cuando en los tribunales ordinarios se haya interpuesto un recurso que tenga por objeto confirmar. pero sólo referido. tal prevención legal sólo indica que el juicio de amparo no puede promoverse mientras esté pendiente un recurso ordinario entablado contra el acto reclamado. al establecer el artículo 702. ya consagra expresamente el principio de definitividad de que tratamos. que "el interesado podrá intentar el juicio de amparo únicamente contra la resolución que se dicte en el recurso que esté pendiente". contrario y opuesto al de definitividad. desvirtuando así su naturaleza. a los asuntos ventilados en los tribunales ordinarios. no instituye el principio de la definitividad del amparo. esto es. estableciendo tácitamente un principio de opción entre ambos. y. según se desprende del artículo 662. únicamente considera que el ejercicio de uno excluye al otro. revocar o enmendar el acto reclamado. Sin embargo. a la materia civil. mas no la obligación del quejoso de agotar todos los medios comunes de impugnación del acto reclamado (lato sensu) antes de solicitar el control constitucional. ya que no exige. El Código Federal de Procedimientos Civiles de 1908. pues se contrae a la materia civil y judicial en general.procedente. podemos decir que el principio de definitividad no opera íntegramente en el juicio de amparo bajo el sistema del Código Federal de Procedimientos Civiles de 1908. que contenía una reglamentación especial del juicio de amparo. el juicio de amparo es improcedente.

al considerarlo como un medio común de defensa. La Ley de Amparo de 1919 ya consagra el principio que estudiamos. en la primera hipótesis todavía se encuentra considerablemente restringido. En efecto. a virtud del ejercicio de los recursos ordinarios. si existiera la posibilidad de entablar simultánea o potestativamente un recurso ordinario y el juicio de amparo para impugnar un acto de autoridad. como advertimos en otra oportunidad. de invalidar los actos de las autoridades. antes de intentarlo. por lo que. el amparo podría promoverse antes de interponer lo que tenían un objeto distinto del de la revocación. lo cual significa que sólo prospera en casos excepcionales. sui generis. de tal suerte que. como ya lo ha hecho notar la Suprema Corte. sin que lo interponga el quejoso. en las distintas hipótesis de su procedencia. inciso "c" y VII de los artículos 43 y 93. aunque no en forma tan clara y precisa como lo hace la vigente. sin aludir a la materia administrativa. el amparo es improcedente. el consistente en modificar el proveído judicial correspondiente. confirmándolo o revocándolo. puesto que propiamente lo refiere sólo al amparo en materia judicial. se deduzcan por el . El principio mencionado se fundamenta en la naturaleza misma del amparo. o sea verbigracia. bien sea modificándolo. con evidencia se desnaturalizaría la índole jurídica del segundo. pues el ejercicio previo y necesario de los recursos civiles ordinarios sólo se refiere a aquellos que tienden a "revocar" el acto impugnado. El principio de la definitividad del juicio de amparo supone el agotamiento o ejercicio previo y necesario de todos los recursos que la ley que rige el acto reclamado establece para atacarlo. Por consiguiente. existiendo dicho medio ordinario de impugnación. es lógico que. Además. cuando ya se hayan recorrido todas las jurisdicciones y competencias. como se desprende de las disposiciones contenidas en las fracciones V.respectiva en el recurso ordinario que esté pendiente. a contrario sensu. Si el amparo es el arma jurídica suprema de que dispone la persona para proteger sus derechos fundamentales contra la actuación inconstitucional e ilegal de las autoridades del Estado. éste es un medio ordinario. si su ejercicio provoca la realización de las más altas funciones jurisdiccionales desplegadas por los tribunales federales.

según las Reformas de 1967) y del trabajo. deben estar previstos en la ley normativa del acto o de los actos que se impugnen. el principio de definitividad del juicio de amparo implica la obligación de agraviado consistente en agotar.interesado todos aquellos medios comunes u ordinarios de invalidación del acto reclamado que sólo se ataca directamente. dicho precepto. cuya no promoción hace improcedente el juicio de garantías. " En lo que atañe a la materia administrativa. fracción XV. De acuerdo con lo anteriormente expresado. la fracción IV del artículo 107 constitucional establece que "el amparo procede contra resoluciones que causen agravio no reparable mediante algún recurso. disposición que está corroborada por el artículo 73. tales recursos. es decir. de la Ley de Amparo y que ya tendremos oportunidad de comentar.. penal (y administrativa. en su origen. no es óbice para que ejercite la acción constitucional contra la conductora autoritaria lesiva. de impugnar un acto por algún medio no establecido legalmente. dispone que en la materia judicial civil. Así. Por ende. el principio de definitividad se consagra en el artículo 107 constitucional. el amparo sólo procederá "Contra sentencias definitivas o laudos respecto de los cuales no proceda ningún recurso ordinario por virtud del que puedan ser modificados o reformados. por nuestra institución controladora. previamente a la interposición de la acción constitucional. los recursos ordinarios (lato sensu) tendientes a revocar o modificar los actos lesivos. en sí mismo.. tanto en materia judicial genérica como en materia administrativa. Ahora bien. para que tenga obligación el quejoso de agotar previamente al ejercicio de la acción constitucional un recurso ordinario legalmente . el hecho de que el agraviado no intente éste. Según afirmamos anteriormente. aun cuando haya costumbre. cuando la legislación que lo norma no brinda al afectado ningún medio legal de reparación. Por otra parte. juicio o medio de defensa legal”. como en muchos casos. deben tener una existencia legal. en el inciso a) de su fracción III.

al afirmar que "si como agravio se alega que el inferior dejó indebidamente de aplicar la fracción XIII del artículo 73 de la Ley de Amparo. Segunda Sala. de la F. es decir. y no únicamente para combatir actos que tienen con éstos ciertas semejanzas o que provienen de la misma autoridad.21 21 Informe correspondiente al año 1947. por lo que. de la Quinta Época del S. debe existir entre éste y aquél una relación directa de idoneidad. el recurso ordinario. pág. ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Además. J. pág. págs. Sobre este particular. 159 y 160. porque no sobreseyó en el juicio. de los términos de la ley que esos recursos se establecieron para combatir actos de idéntica naturaleza que los reclamados. que el medio común de defensa esté previsto por la ley rectora del acto en forma expresa para combatir a éste y no que por analogía se considere a dicho recurso como procedente para tal efecto. el juicio de amparo sólo puede declararse improcedente si resulta indudable. 1943. cuyo ejercicio previo al amparo deba ser un requisito que el agraviado satisfaga antes de acudir a la Justicia Federal. a pesar de que la parte . 115.existente con el objeto de impugnar el acto que lo agravie. el juicio constitucional procede aunque no se hubiere esgrimido con antelación tal defensa. en relación con las ejecutorias visibles en el Tomo XCVI. la Suprema Corte ha sentado una tesis en que se sustenta la misma consideración. cuando los daños y perjuicios que se causen a una persona puedan ser reparados por algún otro medio jurídico que importe una acción diversa de la que dio motivo a dicho procedimiento. debe tener lugar legalmente dentro del procedimiento judicial del cual emane el acto impugnado. Así lo ha sostenido la Suprema Corte en una tesis que establece: "Por no haberse agotado recursos. Segunda Sala. y en el Informe de 1968.

comprendiendo dentro de éstas a las notificaciones. así como de las notificaciones practicadas sin que se hayan ajustado a las normas que las rigen (Idern. pudiendo el incidente respectivo constituir artículo de previo y especial pronunciamiento o fallarse al pronunciarse la sentencia definitiva (artículo 78 del citado Código). J. ¿es un recurso o medio defensa legal que deba agotarse antes de promover el amparo? La nulidad de actuaciones judiciales es un medio de invalidación de los actos que se suceden dentro de un procedimiento. de la F. pág.22 El incidente de nulidad de actuaciones judiciales. por regla general. dicho agravio debe considerarse infundado. cuando.quejosa pudo ejercitar el derecho de evicción que indudablemente constituye un medio de defensa establecido por la ley. ya que no es un recurso o medio de defensa que tenga por objeto modificar la resolución que se reclama".). se ejercita mediante una acción incidental dentro del juicio en que existan las actuaciones o notificaciones cuya invalidez se pretenda. para reparar en la vía común los actos reclamados. Quinta Época. Tomo LXIX. 4063. "les falte alguna de las formalidades esenciales. la acción incidental de nulidad de actuaciones judiciales. F. pues suponer lo contrario. 22 S. artículo 76).. equivaldría a restar firmeza a la autoridad de la cosa juzgada y quebrantar el principio de . por ende. nunca es procedente después de dictada dicha sentencia. ni la invalidación de aquéllas puede dar origen a un juicio autónomo. -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Dicha nulidad. porque la evicción no queda comprendida en la citada fracción XIII. Como se ve. de manera que quede sin defensa cualquiera de las partes" (artículo 74 del Código de Procedimientos Civiles del D.

tesis 237. y 236. habiéndolo estimado así la Jurisprudencia de la Suprema Corte. 194 y 191 del Apéndice 1985). 24 Compilación 1917-1965. Tercera Sa1a y tesis 249. teniendo este carácter aquellas contra las que no se promueve el incidente de nulidad por la parte afectada en intervención subsecuente dentro del juicio respectivo. de que sí procede un juicio de nulidad contra las actuaciones habidas en otro ya concluido por sentencia ejecutoria. (Tesis 196 del Apéndice 1985. la procedencia del amparo contra los actos dentro de un juicio que se consideran nulos. Dentro de un procedimiento judicial pueden existir actuaciones nulas convalidables. también establecida en jurisprudencia de la Corte. 24 23 Apéndice al Tomo CXVIII. cuando este último haya sido fraudulento. 235 y 232 de la Compilación 1917-1965.) Atendiendo a la naturaleza jurídico-procesal de la nulidad de actuaciones. y . se registra en las diferentes hipótesis que a continuación planteamos: 1. dichas actuaciones quedan firmes. tesis 713.23 Este criterio jurisprudencial adolece de la salvedad. Por virtud de su convalidación. 248 y 245 del Apéndice 1975. Tercera Sala. 712 y 711. Tercera Sala (Tesis 195.seguridad jurídica que debe alimentar a todo procedimiento judicial ya concluido. pudiendo también excepcionarse el tercero contra la sentencia firme dictada en él. Tercera Sala y tesis 250 del Apéndice 1975.

Este criterio ha sido 3.26 Por el contrario. Si el incidente de nulidad se resuelve en el sentido de declarar nula la actuación judicial impugnada y las subsecuentes que con ella se relacionen. ha sido variable. dicho Alto Tribunal también ha sostenido la idea contraria. Así. sino que su ilegalidad debe impugnarse al ejercitarse la acción constitucional contra la sentencia definitiva que en el juicio correspondiente se pronuncie y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 159. fracción V. de este ordenamiento. en el sentido de que la consabida resolución. sin decretarse la nulidad de lo actuado. 2. fracción V. En caso de que se promueva el referido incidente. el criterio sustentado por la Suprema Corte respecto de la procedencia del amparo indirecto o del directo en sus respectivos casos. máxime cuando impida la continuación del procedimiento. si se resuelve en el sentido de declarado improcedente. el órgano de control competente deberá estimadas consentidas para sobreseer respecto de ellas el juicio de amparo. en relación con lo dispuesto por el artículo 159. es decir.si las violaciones legales que éstas hayan producido se hacen valer por la parte afectada en su demanda de amparo directo que establece contra la sentencia definitiva que se pronuncie en el juicio correspondiente. .25 sólo puede impugnarse en amparo directo una vez que se dicte la sentencia definitiva y previa la preparación de la acción constitucional en los términos del artículo 161 de la Ley de Amparo. según lo ha considerado la Suprema Corte. de la Ley de Amparo. no siendo un acto de imposible reparación dentro de juicio. no es un acto procesal irreparable. se ha estimado que el juicio biinstancial de garantías es procedente contra la resolución que declare la nulidad de actuaciones dentro de un juicio considerándola como acto de imposible reparación. la resolución respectiva.

2753. pág.27 25 Semanario Judicial de la Federación. 4. pág. Tratándose de la falta o ilegalidad del emplazamiento que. Quinta Época. 6162. 447. 283. CV. pág. LXXXIX. 640. pág. CII. 678. pág. 896. LXXXI. LXXV. pág. 3684. 132 y 157). la procedencia del juicio de amparo directo o indirecto se presenta en las siguientes situaciones o supuestos: a) Si el sujeto que no fue emplazado o que haya sido emplazado ilegalmente. 831. deduciendo el incidente de nulidad . 27 Tomos XC. 2600. pág. pág. pág. 1599 del Semanario Judicial de la Federación. 691. pág. LXXXVI. Tomos CIII. págs. LXXVII. 2939 y 2597. pág. 1879. 131. págs. pág. aduciendo análogas razones (Cfr. Sección “tribunales Colegiados”. 4128. 2939. Este mismo criterio lo sustenta el Tribunal Colegiado del Primer Circuito en Materia de Trabajo. 2371.reiteradamente expuesto en especial tratándose de nulidad de actuaciones en juicios laborales. CIV.Tomos XC. A su vez el Tribunal Colegiado del Tercer Circuito ha considerado que tampoco procede al amparo indirecto o biinstancial contra el auto que desecha un incidente de nulidad. 4296. comparece en el juicio respectivo. 6247. pág. pág. pág. LXXIV. CIV. 26 Así lo ha estimado la Suprema Corte en las siguientes ejecutorias. pág. 2945. XCII. pág. CVI. CII. LXXIII. 6477. CVIII. 3176. pág. pág. y tesis jurisprudencial 715. pág. CVII. visible en el Apéndice al Tomo CXVIII. pág. LXXX.. Informe de 1971. generalmente importa una nulidad procesal no convalidable. LXXIX.

correspondiente. procede e! amparo indirecto. falsedad o inexistencia del emplazamiento. sin que el . su ejecución y contra todos los actos procesales anteriores. contra ésta. deberá interponer el amparo directo contra la sentencia definitiva que se dicte en el juicio de que se trate. en caso de que se deseche o se estime improcedente el referido incidente haciendo valer en la demanda constitucional la violación procesal relativa (arto 159.28 c) 28 Apéndice al Tomo CXVIII. Si el sujeto que resiente la falta de emplazamiento o el emplazamiento ilegal no comparece al juicio respectivo y en éste ya se dictó la sentencia definitiva. fracción 1. previa la preparación del amparo conforme al artículo 161 de este ordenamiento. según los criterios contrarios a que se ha aludido en el apartado 3 precedente. b) Si en dicho incidente de nulidad se declara nulo todo lo actuado desde el emplazamiento ilegal inexistente. debe necesaria-mente agotarse como medio ordinario de impugnación legal. habiéndolo considerado así la jurisprudencia de la Suprema Corte. si se trata de ilegalidad. si el agraviado ha comparecido a juicio. Tesis 427 y en relación con la tesis 428 del mismo Apéndice del Semanario Judicial de la Federación De las hipótesis que se acaban de apuntar se infiere que el incidente o la promoción en que se solicite la nulidad de actuaciones en un juicio civil o laboral. En cambio. de la Ley de Amparo). la parte afectada por tal declaración puede promover el juicio de amparo indirecto o el directo.

materia General de la Compilación 1917-1965.29 29 Apéndice al Tomo CXVIII. según lo expresan las fracciones XIII y XV del artículo 73 de la Ley de Amparo. dicho incidente o la mencionada promoción de nulidad no deben entablarse antes del ejercicio de la acción constitucional en vía de amparo indirecto o biinstancial. y que "el amparo es improcedente si el acto que se reclama pudo tener un remedio ante las autoridades del orden común". sin que el órgano jurisdiccional del control entre al estudio de la constitucionalidad o inconstitucionalidad del acto reclamado. en el sentido de afectar a éste de improcedencia. Ahora bien. (Tesis 241 del Apéndice de 1985. fundándose en que aquélla es manifiesta e indudable? (Art. La jurisprudencia de la Suprema Corte ha llegado a semejante conclusión al afirmar que "El hecho de no hacer valer los recursos ordinarios procedentes es causa de improcedencia del amparo que Se enderece contra un fallo". 145 de la Ley de Amparo). mando existe la causa de improcedencia indicada. Tercera Sala 159. Materia General) Tesis 447 del Apéndice de 1995. tesis 883 y 905. Materia Común. Sanción jurídica por la inobservancia del principio de definitividad ¿Cuál es la sanción jurídica para aquellos juicios de amparo que se hubieren promovido sin que antes se hayan agotado los medios de invalidación ordinarios? Constituyendo tal omisión un vicio de interposición del amparo. ¿el órgano del conocimiento del amparo respectivo debe desechar la demanda correspondiente. aquél se debe sobreseer de acuerdo con lo establecido por el artículo 74. . correspondientes a las tesis 293.agraviado haya intervenido por modo alguno en el juicio civil o del trabajo correspondiente. Tesis 309. y habiéndose dictado en éste la sentencia definitiva o el laudo respectivo. fracción III. Tercera Sala del Apéndice 1975.

es conveniente hacerla. sino que. motivo de un juicio de garantías. Solamente cuando los motivos de improcedencia no ostentan dichos caracteres de notoriedad e 30 Apéndice al Tomo CXVIII. por otra parte. si existiendo tal recurso."30 Nosotros no estamos de acuerdo con la mencionada tesis jurisprudencial. con fundamento en el artículo 145 de la Ley de Amparo. Materia General de la Compilación 1917-1965. son circunstancias que se constatan mediante la simple consulta de la ley normativa correspondiente y la mera lectura de la demanda de amparo. por el contrario. la existencia y el agotamiento previo de un recurso legal ordinario contra el acto reclamado. por lo que. tesis 332. sin impugnar la resolución que hubiere recaído al medio común de impugnación. no es óbice para admitir y tramitar la demanda de amparo. Tesis 85 del Apéndice 1975. debe desechar el aludido ocurso. Indubitabilidad u ocurren ya iniciado el juicio de amparo. es una cuestión determinada legalmente en forma preestablecida. correspondiente a la 87. sin perjuicio de que después se dicte el sobreseimiento que corresponda. es evidente que el órgano de conocimiento del amparo se encuentra frente a una causa manifiesta e indudable de improcedencia de la acción constitucional. si del resultado del estudio respectivo aparece realmente la existencia de alguna causa de improcedencia. a fin de estudiar debidamente la cuestión. la . Materia General (Tesis 125 del Apéndice 1985) Tesis 209 del Apéndice 1995. Si el acto reclamado es o fue susceptible de ser impugnado por un recurso ante cualquiera autoridad. la demanda de amparo se dirige contra el acto recurrible por los conductos ordinarios.La jurisprudencia de la Suprema Corte ha llegado a la conclusión de que "la existencia de un posible recurso contra los actos reclamados. el juez del conocimiento respectivo debe dictar una resolución de sobreseimiento. Materia Común. en la generalidad de los casos. En efecto.

pues su aplicación y eficacia tienen excepciones importantes consignadas tanto legal como jurisprudencialmente. o importen peligro de privación de la vida. no opera en todos los casos ni en todas las materias. Primera Sala. Materia Penal. . y la cual no se reprodujo inexplicablemente. a) Conforme al sentido de afectación de los actos reclamados Si los actos reclamados consisten en la deportación o destierro.cual tiene lugar en la audiencia constitucional. según ya demostramos. Por ende. la tesis jurisprudencial a que nos referimos obliga al juzgador del amparo a agotar la secuela procesal del juicio constitucional en casos en que la improcedencia de la acción respectiva es indudable y manifiesta. sino que dicho proveído puede impugnarse directamente en la vía constitucional. el agraviado no está obligado a agotar previamente al amparo ningún recurso o medio de la defensa legal ordinario. b) En materia judicial penal 1. sobrecargando inútilmente las labores de los tribunales federales en detrimento de la pronta administración de justicia. una vez que se han realizado todos los trámites procesales. Tratándose del auto de formal prisión. Excepciones al principio de definitividad Dicho principio no es absoluto. antes de acudir al amparo. Tesis 43 del Apéndice 1975. o sea. no hay necesidad de agotar ningún recurso legal ordinario contra él. Materia Penal. en el Apéndice al tomo CXVIII de dicho Semanario ni en la Compilación 1917-1965. (Tesis 64 del Apéndice 1985) Tesis 54 del Apéndice 1995. o en cualquiera de los prohibidos por el artículo 22 constitucional.31 31 Así lo ha establecido la Jurisprudencia de la Suprema Corte en la tesis 162 del Apéndice al Tomo XCVII del Semanario Judicial de la Federación. aunque su sentido se reitera en la tesis 162 de dicho Apéndice y 40 de la mencionada Compilación.

si el quejo ha interpuesto contra el auto de formal prisión el recurso ordinario de apelación que establezca la ley adjetiva penal correspondiente. tesis 158. el amparo que hubiere promovido contra el citado proveído. (Tesis 60 del Apéndice 1985) Tesis 49 del Apéndice 1995. 32 Apéndice al Tomo CXVIII. Materia Penal. Tesis 43 del Apéndice 1975. Materia Penal. Primera Sala. Tesis 39 del citado Apéndice y la misma materia. 31 Así lo ha establecido la Jurisprudencia de la Suprema Corte en la tesis 162 del Apéndice al Tomo XCVII del Semanario Judicial de la Federación. si el quejoso apeló del auto de formal prisión y posteriormente se desiste de este recurso ordinario. Materia Penal. según lo ha sostenido la Suprema Corte en su jurisprudencia. y la cual no se reprodujo inexplicablemente. en el Apéndice al tomo CXVIII de dicho Semanario ni en la Compilación 1917-1965.Sin embargo. correspondiente a la tesis 36 de la Compilación 1917-1965. Primera Sala. aunque su sentido se reitera en la tesis 162 de dicho Apéndice y 40 de la mencionada Compilación. la acción de amparo es improcedente.32 Ahora bien. . (Tesis 64 del Apéndice 1985) Tesis 54 del Apéndice 1995.

Tesis 314 del Apéndice 1975. 34 Apéndice al Tomo CXVIII. 34 sin estar comprendidas dentro de dicha salvedad las sentencias penales recurribles. Tampoco opera el principio de definitividad del juicio de amparo cuando el acto reclamado viole las garantías que otorgan los artículos 16. Materia Penal (Tesis 58 del Apéndice 1985) Tesis 47 del Apéndice 1995. cual es la pendencia en la resolución del citado recurso. Tesis 40 de la Compilación 1917-1965. 19 y 20 constitucionales como sucede. ya que dicho desistimiento sólo importa la remoción del obstáculo legal que haría improcedente el juicio de garantías. tratándose de órdenes de aprehensión. tesis 1007. consiste en estimar que dicho proveído puede ser directamente violatorio del artículo 19 constitucional. Tesis 37 del Apéndice 1975. en cuyo caso es aplicable el citado principio. 35 Apéndice al Tomo CXVIII. Materia Penal (Tesis 58 del Apéndice 1985) Tesis 54 del Apéndice 1995. Materia . independientemente de que también pueda contravenir normas legales secundarias. verbigracia.recobra su procedencia. Primera Sala. Materia Penal. Materia Penal.33 El fundamento jurídico para estimar que contra un auto de formal prisión no existe la necesidad de agotar previamente al amparo ningún recurso legal ordinario. 2. de resoluciones que niegan la libertad bajo fianza o de cualquier contravención procesal en un juicio de carácter penal. correspondiente a la tesis 275 de la Compilación 1917-1965.35 33 Así lo ha considerado la jurisprudencia de la Suprema Corte en la tesis 157 del Apéndice al Tomo CXVIII. tesis 162. correspondiente a la tesis 35 de la Compilación 1917-1965. Primera Sala. Primera Sala Tesis 43 del Apéndice 1975.

según hemos dicho. no tiene obligación de interponer los recursos ordinarios que la ley del acto consigna. conforme a la tesis jurisprudencial transcrita y de acuerdo con las ejecutorias que la informan. que por el desconocimiento de éste no haya podido tener ninguna intervención en el procedimiento. c) En materia judicial civil y procesal laboral Una cuarta excepción al principio de que tratamos. cuya acción. cuando el quejoso haya quedado en un completo estado de indefensión dentro del juicio en que no haya sido legalmente emplazado. La jurisprudencia de la Suprema Corte ha sustentado dicha excepción en los siguientes términos: "Cuando el amparo se pide precisamente porque el quejoso no ha sido oído en juicio. Por consiguiente. consisten en que. (Tesis 274 del Apéndice 1985) Tesis 345 del Apéndice 1995. el hecho de que no se hayan interpuesto los recursos pertinentes."36 Esta salvedad al principio de que tratamos opera. pues precisamente el hecho de que el quejoso manifieste que no ha sido oído en juicio. ante el Juez de Distrito.Penal. no es procedente sobreseer por la razón de que existan recursos ordinarios que no se hicieron valer. o sea. para impugnar éste en la vía de amparo. hace patente que no estaba en posibilidad de intentar los recursos ordinarios contra el fallo dictado en su contra. sería ejercitable en la vía biinstancial. no procede el amparo. por falta de emplazamiento legal. si se apersona en dicho juicio de tal modo que se encuentre en posibilidad legal de interponer algún recurso o medio de defensa en que pueda impugnar la ilegalidad del emplazamiento. y de ahí que no pueda tomarse como base para el sobreseimiento. Materia Penal. . es decir. cuando el quejo-so no ha sido emplazado legalmente en un determinado procedimiento.

correspondiente a las tesis 106. Tesis 104. ya que. sin haberse declarado ejecutoriado un fallo de primera instancia por no haber transcurrido el término de. Tercera Sala de la Compilación 1917-1965. en el momento de entablar el juicio de amparo. el agraviado ejercita la acción de amparo contra dicho acto y todo el procedimiento anterior y subsecuente al emplazamiento ilegal. o antes de que ésta se declare ejecutoria conforme a las leyes adjetivas aplicables. Materia Común. (Tesis 147 y 139 del Apéndice 1985. Materia General y 178. Materia General y 188. debe promoverlo. En materia administrativa.36 Apéndice al Tomo CXVIII. no se presenta la hipótesis que brevemente hemos reseñado. Tal acontece. pudiendo haber interpuesto tal recurso ordinario sin haberlo promovido. en el estado de indefensión a que alude la invocada tesis jurisprudencia!. cuando. d) En materia administrativa 1. la jurisprudencia de la Suprema Corte ha introducido una excepción al consabido principio. no se encontraba. Huelga decir. no puede tener por efecto interrumpir el término para pedir amparo y puede desecharse de plano. La intervención procesal del agraviado en el caso a que nos referimos puede registrarse antes de que se dicte la sentencia recurrible en la vía ordinaria.) Tesis 248 de Apéndice 1995. que si el fallo no es impugnable por ningún recurso ordinario. pues si no lo entabla. al establecer que: "Cuando la reconsideraci6n administrativa no está expresamente establecida por la ley del acto. verbigracia. como sucede tratándose de laudos arbitrales y de sentencias civiles en los términos que establezca la legislación adjetiva aplicable. por exclusión. En esta última hip6tesis si el agraviado tiene la posibilidad de interponer el recurso ordinario que proceda. el am-paro resulta improcedente por aplicación del principio de definitividad. tesis 428. por no haber precluido éste. apelación. Materia Civil del Apéndice 1975."37 .

toda vez que hubo posibilidad de revocado o reformarlo". en la propia tesis se establece. Conforme a esta tesis.38 38 La excepción al principio de definitividad del juicio de amparo aludida es inoperante cuando se trata de actos de autoridad inherente a funciones jurisdiccionales. posibilidad que se establece al atacar la resolución que a dicho medio recaiga. correspondiente a la tesis 222 de la Compilación 1917-19658. pues según lo ha establecido la Suprema Corte. Segunda Sala.37 Apéndice al Tomo CXVIII. tesis 880. pues hasta entonces tiene el acto el carácter de definitivo para los efectos de la fracción IX del artículo 101 de la Constitución Federal (que corresponde a la fracción IV del arto 107 constitucional vigente). el amparo es procedente contra el acto materia de la reconsideración. cuando dicho medio de defensa no está consignado legalmente sino de hecho suela interponerse. tesis 507 del Apéndice 1975. Materia Administrativa (Tesis 398 del Apéndice 1985). que cuando dicha reconsideración "es interpuesta dentro de los quince días siguientes a la notificación del acuerdo y es admitida y substanciada. debe conceptuarse que el término para interponer el amparo ha de contarse desde la fecha de la notificación de la resolución que recaiga a tal reconsideración. "La . sin entablar previamente ésta. como es la reconsideración. Sin embargo. Como se ve. este último punto de vista de la Suprema Corte otorga a los gobernados la posibilidad de impugnar cualquier acto de las autoridades administrativas no obstante que contra él hayan interpuesto un medio de defensa que no consigne la ley.

Jurisprudencia relativa a que el recurso de reconsideración interrumpe el término para promover el juicio de garantías, cuando sea admitido, tramitado y resuelto por la autoridad responsable, no comprende los actos de las autoridades que tienen funciones jurisdiccionales, como lo es el Jurado de Revisión, sino exclusivamente los actos de naturaleza administrativa." (Semanario Judicial de la Federación, Tomo LXVII, pág. 3154, Compañía de Terrenos de Peralvillo, S. A., Quinta Época.) 2. Otra salvedad que en materia administrativa consagra la jurisprudencia de la Suprema Corte respecto del principio de definitividad del juicio de amparo, consiste en que, cuando el acto autoritario sea susceptible de impugnarse por dos o más recursos cuyo ejercicio se seleccione por el agraviado, no es necesario que se agoten ambos antes de entablar la acción constitucional. Dice al respecto la tesis jurisprudencial de referencia: "Aunque la Suprema Corte de Justicia ha sentado jurisprudencia en el sentido de que el juicio de amparo no procede contra actos que no sean definitivos, también ha resuelto en numerosas ocasiones, que dicha jurisprudencia no tiene aplicación cuando la ley señala dos vías para reclamar contra un acto administrativo, la administrativa y la judicial, y que ya se ha hecho uso de la primera, porque aun cuando procediera también la segunda, habiéndose ya estudiado y discutido el acto que se reputa atentatorio y oído al quejoso en defensa, sería innecesario exigirle la prosecución de un segundo procedimiento, sin beneficio para parte alguna de las interesadas, y sí con notable perjuicio para las mismas, por la demora para obtener otra resolución definitiva en otro procedimiento, pero sobre la misma cuestión ya resuelta en un procedimiento optativo."39 3. Hemos afirmado reiteradamente, que la obligación del agraviado para promover los recursos o medios de defensa legales contra el acto de autoridad que lo afecte, antes de interponer el amparo, sólo es operante cuando aquéllos se instituyan en el ordenamiento que debe regir dicho acto. Ahora bien, si en el mandamiento escrito en que se contenga el acto

reclamado no se citan los fundamentos legales o reglamentarios en que se base, el agraviado no está obligado a interponer, previamente al amparo, ningún recurso o medio de defensa, aunque en realidad esté previsto legalmente.

39

Apéndice al Tomo CXVIII, tesis 881, que corresponde a las tesis 223 de la Compilación 1917-1965 y 508 del Apéndice, Segunda Sala (tesis 399 del Apéndice 1985). Esta salvedad, al principio de definitividad del juicio de amparo se justifica plenamente, ya que, ante la ausencia de todo fundamento legal reglamentario, el agraviado no está en condiciones de saber qué ordenamiento norma el acto de autoridad, ni por ende, qué recursos o medios de defensa legales tiene a su disposición para combatido. La citada excepción al principio de definitividad deriva lógicamente de la obligación que tienen todas las autoridades del país, incluyendo a las administrativas, de fundar y motivar legalmente sus actos en observancia a la garantía de legalidad consagrada en el artículo 16 de la Constitución, invocando en el mandamiento escrito los preceptos normativos que les sirvan de apoyo y exponiendo las razones de aplicabilidad de éstos al caso concreto donde tales actos vayan a operar. La desobediencia a ese imperativo constitucional, como reiteradamente lo ha sostenido la Suprema Corte, coloca al gobernado en un estado de indefensión, en el sentido de no saber en qué ley se funda la autoridad para afectado ni qué recurso o medio de defensa jurídica pueda hacer valer contra el acto de afectación correspondiente, por lo que la preservación respectiva sólo puede lograrla mediante el amparo.40 En algunas ejecutorias la Suprema Corte ha sustentado dicho criterio, corroborando el apoyo jurídico sobre el que descansa la excepción de que tratamos.41

El estudio de dicha garantía lo formulamos en nuestro libo “Las Garantías Individuales”, a cuyas consideraciones nos remitimos.
40

Toca a la Revisión núm. 3992/46, relativa al juicio de amparo promovido por Emilio Sauri Peniche, contra actos del Director de Marina Mercante y otras autoridades, fallado el 26 de agosto de 1946. En la ejecutoria publicada en el Tomo LXXXVI, pág. 2066, se afirma que "Cuando la autoridad responsable no acredita haber iniciado algún procedimiento
41

administrativo en contra del quejoso, es evidente que el mismo no está obligado a agotar los recursos ordinarios concedidos por la ley del acto, sino que está en posibilidad de acudir directamente al juicio de amparo, ya que carece de elementos para preparar su defensa ante la potestad común, toda vez que, por hipótesis, no se le han dado a conocer con la necesaria amplitud, ni los datos de hecho ni los fundamentos jurídicos en que se apoya el acto que lesiona sus intereses." Además, nuestro Alto Tribunal ha sostenido que "Cuando no se ataca un acto de autoridad administrativa por inexacta aplicación de la ley que lo rige, sino por ser contrario a una garantía constitucional diversa de la exacta aplicación de las leyes, tal cuestión no puede plantearse ante la autoridad común, porque las controversias sobre violaciones de garantías están reservadas a los tribunales federales por el artículo 103 constitucional y, en consecuencia, no existe la obligación de agotar recursos ordinarios antes de acudir al amparo." (Revisión número 3937/49, fallada el 25 de julio de 1949.) La excepción consignada en dicha ejecutoria no es sino la manifestación de la idea sustentada por la Corte, en el sentido de que las cuestiones

son del conocimiento exclusivo y excluyente del Poder Judicial Federal. Corroborando el criterio sobre el que descansa la salvedad de que tratamos.constitucionales "per se". págs. incumba a las autoridades ajenas a éste su resolución. las que atañen directamente a la Constitución sin importar ningún problema de legalidad previo. (Tomo XLIX. Segunda Sala.) "Si no existió algún procedimiento en que se diera al interesado la oportunidad de defenderse. no puede alegarse que éste debió agotar una defensa ordinaria contra una resolución cuya existencia desconoce. Segunda Sala. o cuando no se dio ." (Tomo XXI. 74 y 75 de la Sexta Época. por tanto.) "Los ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------recursos administrativos establecidos por la Ley del acto. sin que. págs. es decir. 9 y 10 de la Sexta Época del Semanario Judicial de la Federación. no pueden ser agotados cuando el propio acto no fue fundado en la ley o cuando no se dio al interesado la audiencia requerida por la misma ley. no pueden ser agotados cuando el propio acto no fue fundado en la ley. la Suprema Corte ha establecido que "Los recursos administrativos consignados por la ley del acto.

Fallado el 9 de abril de 1958. Segunda Sala. cuando el acto reclamado no menciona disposición legal en que se apoye. Pág. débase recordar que la excepción o salvedad de que tratamos ya la establece la fracción XV del artículo 73 de la Ley de Amparo (párrafo segundo). Félix Pineda Sánchez. Unanimidad de 4 votos. y por su parte. o. 103 del Semanario Judicial de la Federación." (Tomo IX. sustentada por la Segunda Sala y publicada en el Informe 1978. Ponente: Felipe Tena Ramírez). en la fracción XV de su artículo 73 corrobora la citada salvedad al principio de que tratamos. por mayoría de razón. la Suprema Corte. la ley que lo rija exige mayores requisitos que los previstos en la Ley de Amparo para otorgar la suspensión. Este mismo criterio se reitera en la tesis 89. 66 de la Sexta Época del Semanario Judicial de la Federación) "El quejoso no está obligado a agotar el recurso de reconsideración administrativa. pág. La Ley de Amparo. no procede el sobreseimiento del juicio de garantías" (Amparo en revisión 5 J. Sexta Época.04/56. Otra excepción al principio de definitividad respecto de los juicios de amparo que versen sobre materia administrativa. por no invocar el acto reclamado ningún precepto legal. la instituye el propio artículo 107 constitucional en su fracción IV. al través de las reformas que a este ordenamiento se introdujeron en diciembre de 1917. juicio o medio de defensa legal no suspende los efectos del acto impugnable. en el sentido de que cuando en la demanda de amparo únicamente se aducen violaciones a las garantías de audiencia. y por lo mismo.) "No debe agotarse Previamente al amparo el recurso establecido en un ordenamiento que el promovente ignora se le está aplicando. si dicho recurso. juicio o medio de defensa legalmente establecido contra el acto de autoridad agraviante." Tomo XIX. no hay obligación de agotar medio ordinario de defensa. Segunda Sala.al interesado la audiencia requerida por la misma ley. pues en tales condiciones a lo único que se puede recurrir es al juicio de garantías. si con motivo de su interposición. 4. Por último. y consiste en que el agraviado no está obligado a entablar ningún recurso. en .

pág. pág. CI. al referirse a que no existe la obligación de agotar el recurso de reconsideración que prevé la Ley Sobre Atribuciones del Ejecutivo Federal en Materia Económica para impugnar la imposición de sanciones por infracciones a dicho ordenamiento. ni. fundando esta consideración en que la promoción de tal recurso no suspende los efectos de las resoluciones en que dicha sanción se decrete (Tesis 26 de la Compilación 1917-1965 y 333 del Apéndice 1975. pago 3855. 10.42 Debemos enfatizar que la salvedad aludida sólo operaba cuando los actos administrativos impugnados eran susceptibles de suspenderse. De esta consideración se infiere que los recursos legales ordinarios o medios de defensa legal contra actos de carácter negativo. ampliaron la excepción al principio de definitividad en amparos sobre materia administrativa "independientemente de que el acto en sí mismo considerado sea o no susceptible de ser suspendido de acuerdo con la propia ley”. lar reformar de diciembre de 1987 que se practicaron a la fracción XV del artículo 73 de la ley. es decir.) Sin embargo. que no hayan sido negativos. en el sentido de que contra las resoluciones que impongan alguna multa por violación a la expresada ley. Tomos LXXXIX. Quinta Época.43 Sin embargo. 5. sí debían promoverse antes del ejercicio de la acción de amparo en obsequio al principio de definitividad. 1793. ejecutables. esta tesis jurisprudencial ha quedado interrumpida por el criterio contrario sustentado por la misma Segunda Sala. éstos no 42 Semanario Judicial de la Federación. la reafirma. Además existe jurisprudencia en que la Suprema Corte reafirmó la excepción mencionada. 768. CVII. Segunda Sala. sí debe agotarse previamente . pág. También en amparo sobre materia administrativa existe la salvedad de que cuando los actos emanados de algún procedimiento afectan a terceros extraños a él. pues únicamente en este supuesto se daba la condición sobre la que tal salvedad se sustenta. (Tesis 343 del Apéndice 1985. C. permitiéndonos citar sólo algunas de ellas.múltiples ejecutorias. por ende.

del Semanario Judicial de la Federación. El criterio interruptor se ha sustentado en las ejecutorias publicadas en los Tomos CXV. por lo que contra ellas es improcedente el juicio anulatorio de conformidad con lo dispuesto por el artículo 190. fracción III. Sexta Época. anterior al vigente. 59. pág. a que la citada tesis jurisprudencial se estableció con anterioridad a la reforma del artículo 160. publicada el 31 de diciembre de 1965. en opinión de dicha Sala.al ejercicio de la acción de amparo el recurso de reconsideración previsto en el artículo 16 del mismo Ordenamiento y en el artículo 28 de su Reglamento. pág. . en virtud de que las resoluciones que imponen multas por violación a la expresada Ley de Atribuciones no son definitivas por ser impugnables mediante el citado recurso administrativo de reconsideración. 80 y en el amparo en revisión 7659/67 fallado el 7 de marzo de 1968. y según la cual contra las referidas resoluciones procede el juicio anulatorio ante el Tribunal Fiscal correspondiente. No compartimos el mencionado criterio. La interrupción a que nos referimos obedeció. fracción IV. CXVIII. cuando impongan multas por infracciones a las leyes administrativas federales. del Código Fiscal de la Federación.

140 y 141. éstas.Del Código Fiscal de la Federación actual. el agraviado no tiene la obligación de agotar ningún recurso o medio de defensa legal contra tales actos. Al obligarse al afectado a promover el multicitado recurso administrativo según las ejecutorias invocadas. es decir. al haber interrumpido la tesis jurisprudencial a que ya aludimos. El Primer Tribunal Colegiado del Primer Circuito en Materia Administrativa ha establecido jurisprudencia en el sentido de que cuando se impugnen actos de autoridad por las violaciones directas e inmediatas que cometan contra las garantías constitucionales del gobernado. Tienen la obligación de interponer ningún recurso ordinario. sin que su inconstitucionalidad dependa de la infracción a leyes o normas jurídicas secundarias. debiéndose interponer el propio juicio. se desentienden de lo que ordena la fracción IV del artículo 107 constitucional y la fracci6n XV del 73 de la Ley de Amparo. o sea. págs. por ende.42bis 6. sino que puede atacar éstos mediante la acción de amparo. 43 Así lo ha sostenido la Segunda Sala de la Suprema Corte en la ejecutoria que aparece publicada en el Informe de 1968. de la contravención de la garantía de legalidad por aplicación indebida de éstas. sino que pueden impugnados directamente en amparo. contra la decisión que se dicte en el recurso indicado. .

en todo caso. la exacta aplicación de leyes secundarias.El anterior criterio se contiene en las tesis de dicho Tribunal Colegiado que a continuación transcribimos: "Como la impugnación substancialmente hecha en la demanda de amparo. y no mera violación de las leyes secundarias que afecte s6lo mediatamente la garantía de legalidad contenida en los artículos 14 y 16 constitucionales." . la legalidad de los actos de la Administración. e! afectado puede optar por acudir directamente al juicio de amparo para buscar el remedio legal a la situación que lo afecta. la parte afectada deba agotar recursos administrativos destinados a proteger. sino en la violación directa a preceptos constitucionales que consagran garantías individuales y como el juicio de amparo es el que el legislador constituyente destinó precisamente a la defensa de tales garantías. Luego tampoco por este motivo resulta aplicable la causal de improcedencia prevista en la fracci6n XV del artículo 73 de la Ley de Amparo." 42bis Así lo ha sostenido la jurisprudencia de la Segunda Sala de la Suprema Corte en la tesis 509 publicada en el Apéndice 1975. no puede decirse que en condiciones como las apuntadas. se funda. (Tesis 400 del Apéndice 1985). pues es este juicio el destinado específica y directamente a la protección de las garantías constitucionales. no en la violación a leyes secundarias. o sea. las que no pueden ser defendidas con plena eficacia en recursos o medios de defensa ante tribunales o autoridades administrativas. "Cuando en el juicio de amparo se alega substancialmente la violaci6n directa de una garantía constitucional.

en primer lugar.En otras palabras. convirtiendo el camino procesal de su defensa en un laberinto o en un campo minado. en que no se ve que las autoridades responsables administrativas pueden tener un interés legalmente protegido en entorpecer la defensa de los derechos constitucionales de los gobernados. entorpezca la defensa de los derechos constitucionales. en segundo lugar. el citado Tribunal Colegiado ha establecido el criterio consistente en sostener que cuando en la demanda de amparo se alegan como conceptos de violación infracciones que directamente produzcan los actos reclamados a la Constitución federal. por estimar que así logra una protección más eficiente (por la reducción del tiempo y de los gastos del litigio. en tercer lugar. que involucra una acerba crítica al comportamiento de algunas autoridades administrativas. mientras que los recursos ordinarios tienen como objeto principal el examen de cuestiones de legalidad. el quejoso no está obligado a promover ningún recurso ordinario o medio ordinario de defensa legal antes de ejercitar la acción de garantías. en vez de facilitar. en que la protección de las garantías constitucionales es un valor jurídico tan alto. en que el juicio de amparo tiene como objeto directo la protección de los derechos constitucionales de los gobernados. transcribiremos las básicas consideraciones en que se sustenta: "La tesis de este Tribunal que sostiene que los particulares no están obligados a agotar recursos ordinarios cuando aleguen en su demanda de amparo violaciones directas de sus garantías y derechos constitucionales. ni en obtener éxitos procesales por rigorismos jurídicos y no por la correcta fundamentación y motivación de sus actos. siendo de notarse que . y no violaciones de legalidad que sólo indirectamente violan la Constitución federal. Dada la trascendencia del aludido criterio. que si el quejoso opta por no agotar los recursos. con la consecuente reducción del daño o perjuicio que puede resentir con la demora implícita en el agotar recursos o por razones semejantes). y. se basa. donde las autoridades puedan con relativa frecuencia hacer saltar la defensa de los derechos de los ciudadanos. no se debe hacer de la creación de recursos ordinarios un sistema procesal que. buscando hacerla engorrosa en vez de expedita.

sea inconstitucional. Antecedente: Informe de 1971. Además Informe de 1975. independientemente de que infrinja o no alguna ley secundaria o algún reglamento. por lo que puede matizarse al aplicarla a situaciones muy específicas y concretas no previstas expresamente en esa jurisprudencia. no viola la jurisprudencia de la Suprema Corte sobre la necesidad de agotar recursos ordinarios antes de acudir al amparo porque esta jurisprudencia es de carácter general y abstracto.en el juicio de amparo tienen oportunidad amplia para defender esos actos. Y esa tesis. 62 y 63. págs. 50 y 51. misma Sección. Informe de 1972. Sección “Tribunales Colegiado”. misma Sección. págs. sino de la circunstancia de que tal acto. El error en que incurre el Primer Tribunal . No estamos conformes con lo que se sostiene en estas tesis jurisprudenciales. no resulta violada al matizar su aplicación en estos casos. Y como la misma no se refiere en forma concreta y específica al caso de violaciones directas a preceptos constitucionales."44 44 Cfr... en sí mismo. 29 y 30. pues la violación directa de la Constitución que comete un acto de autoridad no depende de lo que alegue el quejoso en su demanda de amparo aduciendo dicho vicio. págs. en opinión de este Tribunal.

pues éstos. consiste en tomar en cuenta. pero no cuando en los conceptos de violación se reclaman también infracciones a las leyes ordinarias. porque entonces la materia litigiosa se contrae a una cuestión de legalidad y por tal razón debe acudirse al medio ordinario de defensa. ello ocurre cuando se reclama exclusivamente esa violación. ya que de otro modo bastaría involucrar en la demanda de amparo la violación de un precepto constitucional para eludir el agotamiento de los recursos ordinarios. El anterior criterio. desvirtuándose así el requisito de definitividad que debe tener el acto reclamado en el juicio constitucional. y no la implicación esencial o substancial de los actos que reclame. para obviar los recursos ordinarios o los medios ordinarios de defensa legal. entre otros. independientemente de lo que arguya el agraviado. se expresa al través de las consideraciones que a continuación transcribimos: "No hace procedente el juicio de garantías el hecho de que la quejosa en su demanda invoque. pueden ser o no inconstitucionales en sí mismos. A su vez. que ya consta en más de cinco ejecutorias dictadas por dicho Tribunal Colegiado. el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito ha establecido un importante temperamento a la anterior salvedad al principio de definitividad.Colegiado del Primer Circuito en Materia Administrativa al sustentar el criterio involucrado en las tesis transcritas."44bis e) En amparo contra leyes . el concepto de violación de carácter formal relativo a la carencia de fundamento y motivación de los actos reclamados. las consideraciones del mismo quejoso formuladas en su demanda de amparo. en el sentido de que la elusión de los recursos o medios de defensa legal ordinarios sólo es operante cuando en la demanda de amparo se reclaman exclusivamente violaciones directas a preceptos constitucionales y no cuando en los conceptos respectivos se aleguen también infracciones a las leyes secundarias. porque aun cuando es indiscutible que la violación directa de un precepto constitucional motiva el juicio de amparo por ser la vía constitucionalmente idónea para reclamarla.

pudiendo ocurrir directamente al amparo. no rige por modo absoluto el principio de definitividad. págs. de tal manera que dichos terceros pueden entablar la . tesis 89.En relación con el amparo contra leyes. Pleno. Segunda Sala. 45 Apéndice al Tomo CXVIII. 126 y 127. El fundamento jurídico de esta excepción al principio de definitividad. lo abordamos en el Capítulo Quinto de esta obra.45 44bis Informe de 1975. sea que éstas se impugnen como auto-aplicativas o a través de un acto concreto y específico de aplicación. f) Tratándose de terceros extraños a un juicio o procedimiento Otra excepción al principio de definitividad del amparo estriba en la hipótesis de que el acto reclamado afecte a terceros extraños al juicio o procedimiento del que éste emana. del Informe de 1980. correspondiente a las tesis 1 de la Compilación 1917-1965. si el acto reclamado lo constituye una ley o un reglamento en sí mismos considerados. sino ningún otro conducto ordinario de impugnación. En otras palabras. tesis 96. a cuyas consideraciones nos remitimos. no sin antes reiterar que la jurisprudencia de la Suprema Corte la ha establecido constantemente. Sección “Tribunales Colegiados”. el agraviado no sólo no está constreñido a agotar ningún recurso. del Informe de 1978 y tesis 147. Idem. juicio o medio de defensa legal que se establezca para atacar cualquier acto de autoridad en que se apliquen. Segunda Sala.

No obstante. al establecer la competencia de los Jueces de Distrito por razón de la naturaleza del acto reclamado. pues dispone que para que proceda el amparo contra actos ejecutados dentro o fuera de juicio que afecten a personas extrañas a él. al disponer: "El juicio de amparo es improcedente: XIII: Contra las resoluciones judiciales respecto de las cuales conceda la ley algún recurso o medio de defensa. según lo establece la fracción XIII del artículo 73 de la Ley de Amparo. dentro del procedimiento. por virtud del cual puedan ser modificadas. que éstos pueden ocurrir directamente al Juez de Distrito ejercitando la acción de amparo contra actos en el juicio que los afecten)46 Sin embargo. parece que el artículo 114 de la Ley de Amparo en su fracción V.acción constitucional sin agotar previamente los medios ordinarios de impugnación. cuando . salvo lo que la fracción IX del artículo 107 constitucional dispone para los terceros extraños” (es decir. correspondiente otorgue expresamente a las personas ajenas al negocio procesal un recurso o medio de defensa ordinario. aun cuando la parte agraviada no lo hubiere hecho valer oportunamente. antes de promover el amparo respectivo. tiene eficacia en todos aquellos casos en que la ley 46 Dicha fracción IX corresponde a la fracción III. la obligación para los terceros extraños a un juicio o procedimiento. se requiere la no existencia de "un medio o recurso ordinario de defensa que pueda tener por efecto modificados o revocarlos". consistente en atacar por los conductos ordinarios el acto judicial o post-judicial que los afecta. de tal suerte que. revocadas o nulificadas. inciso c) y fracción VII del artículo 107 constitucional vigente. contradice el artículo 73 en su fracción aludida.

por lo que no tiene obligación de interponerlos antes de acudir a la vía constitucional. en un procedimiento judicial o administrativo. En consecuencia.no existe dicho otorgamiento legal. únicamente tienen injerencia las partes. . o bien personas a las cuales la ley normativa correspondiente otorga la facultad de desplegar determinados actos. la acción constitucional es perfectamente procedente contra tales actos. el alcance debido que debe darse a la disposición contenida en la fracción V del artículo 114 de la Ley de Amparo. Por ende. está impedido para entablar los recursos ordinarios contra los actos que lo afectan. un sujeto físico o moral a quien la ley reguladora de la secuela procesal no reputa como parte ni le concede ninguna injerencia en el procedimiento. los sujetos entre quienes se entabla la controversia o cuestión debatida. La procedencia del amparo en este último caso se basa en la naturaleza misma de la relación jurídicoprocesal por lo que respecta al principio de exclusividad de los sujetos de la misma. En efecto. es decir. es en el sentido de que la obligación para los terceros extraños de entablar antes que la acción de amparo el recurso o medio de defensa ordinarios contra los actos judiciales o post-judiciales que los afecte únicamente tiene lugar cuando tales conductos de impugnación estén previstos legalmente en favor de las personas ajenas al procedimiento.

antes de ocurrir al amparo. Materia Común. tesis 248. Materia Civil. consistente en declarar. Tercera Sala de la Compilación 1917-1965. pero para ello es necesario que esos procedimientos pueda utilizarlos el afectado. es un tercero extraño al procedimiento. se desvirtuaría la intención de dicho alto tribunal. Tesis 363 del Apéndice 1995.La jurisprudencia47 de la Suprema Corte ha establecido que "la persona extraña al juicio puede interponer amparo contra actos en el juicio que le perjudiquen sin estar obligada a el1tablar otras acciones distintas". de manera que cuando el que solicita el amparo.48 Entendemos que el término "acciones" está empleado en esta tesis jurisprudencial como sinónimo de "medios de impugnación" en general. 47 Apéndice al Tomo CXVIII. Tesis 261 del Apéndice 1975. (Apéndice al Tomo CXVIII. el juicio de garantías es desde luego procedente”. Tesis 756. inciso c) del artículo 107 constitucional. es decir. que las personas extrañas a un juicio no están obligadas a interponer ningún recurso ordinario contra los actos judiciales que las afecten. ya que si al citado vocablo se le diese una connotación diversa. conforme a la fracción III. Tesis 93. la que tiene en Derecho Procesal Civil. Tesis 19 de la . que no tiene a su disposición aquellos medios o recursos. que es la jurídicamente correcta. 48 En materia administrativa se ha consagrado el mismo principio por la Jurisprudencia de la Suprema Corte en los siguientes términos: “El amparo en materia administrativa no procede en los casos en que las leyes ordinarias establezcan contra el acto reclamado recursos o medios ordinarios para reparar los agravios que se estimen cometidos.

además. Como se ve. se ha sostenido de manera más explícita por la jurisprudencia de la Suprema Corte. 382 considerándose. Segunda Sala y tesis 509 del Apéndice 1975.Compilación 1917-1965.). que tampoco dichos terceros deben promover. sólo debe analizar los conceptos de violación expuestos en la demanda respectiva. el juzgador de amparo no tiene libertad para apreciar todos los posibles aspectos inconstitucionales del acto reclamado. sino que está constreñido a ponderar únicamente aquellos que se traten en la demanda de garantías a título de conceptos de violación. mismos que implican limitaciones insuperables a la voluntad judicial decisoria. sin formular consideraciones de inconstitucionalidad de los actos reclamados que no se relacionen con dichos conceptos. el juicio de tercería. EL PRINCIPIO DE ESTRICTO DERECHO Y LA FACULTAD DE SUPLIR LA QUEJA DEFICIENTE El principio de estricto derecho a) Su implicación Este principio no rige la procedencia del amparo. en el sentido de que los terceros extraños a un procedimiento judicial no están obligados a agotar los recursos ordinarios o medios legales de defensa antes de acudir al amparo. sino que impone una norma de conducta al órgano de control. La excepción al principio de definitividad de que tratamos. (Tesis 400 del Apéndice 1985). a diferencia de los anteriores que hemos estudiado. Segunda Sala. . consistente en que. a virtud del principio de estricto derecho.49 VI. en los fallos que aborden la cuestión constitucional planteada en un juicio de garantías. previamente al ejercicio de la acción constitucional.

colme las omisiones en que haya incurrido el quejoso en la parte impugnativa de los actos reclamados. Segunda Sala y 249 Tercera Sala de la Compilación 1917-1965. censure acremente dicho principio. no ha faltado quien. estriban en que la decisión judicial depende de la perspicacia jurídica de los abogados del quejoso o de la torpeza de sus patrocinadores. o de que lo sustituya en la estimación jurídica de dichos actos desde el punto de vista constitucional. 248. En su faceta opuesta. impidiéndole la visión de la justicia intrínseca y obligándolo a posar su mirada únicamente en los silogismos rígidos y fríos que entrañan los conceptos de violación. a pesar de que en muchos casos el principio de que tratamos se antoja como un velo que se extiende sobre los ojos del juzgador de amparo. el citado principio equivale a la imposibilidad de que el juzgador de amparo supla las deficiencias de la demanda respectiva. Respectivamente las tesis 389 y 262 Tercera Sala del Apéndice 1975.50 Sin embargo. Tercera Sala.49 Apéndice al Tomo CXVIII. victimario de la justicia". tesis 1071. Las consecuencias prácticas que suelen derivarse de la observancia del principio de estricto derecho. que. merced a él. considerándolo como "un formulismo inhumano y anacrónico. sustituyéndolo por una facultad irrestricta de suplir toda demanda de amparo deficiente. que lo ha puesto a salvo del inestable subjetivismo judicial.en un verdadero estado de indefensión frente a las muchas veces imprevisibles apreciaciones oficiosas del órgano de control que habrán de determinar el otorgamiento de la protección federal. Es verdad que uno de los efectos inherentes al principio de estricto derecho consiste en la restricción del arbitrio judicial. Cfr. sólo se vierte . que corresponda a las tesis 368. 1072 y 758. como el ministro Felipe Tena Ramírez. ha sido un factor de importancia innegable para conservar la seguridad jurídica en nuestro juicio constitucional. se colocaría a la contraparte del quejoso -autoridad responsable o tercero perjudicado. Si se aboliese absolutamente el principio de estricto derecho. Por ello.

para valorar jurídicamente los conceptos de violación expuestos en la demanda de amparo con el fin de declararlos operantes o inoperantes;
50

Prólogo al opúsculo de Juventino V. Castro, "La Suplencia de la Queja Deficiente en el Juicio de Amparo" (1953), pág. 17. pero también es cierto que si el juzgador, después de haberlos considerado infundados, oficiosamente y de manera ilimitada formula apreciaciones de inconstitucionalidad de los actos reclamados para conceder el amparo, asume indebidamente el papel del quejoso, convirtiéndose en la contraparte de las autoridades responsables y del tercero perjudicado, rompiendo así el principio de igualdad procesal y alterando la litis en el juicio constitucional. Además de estas consecuencias que produciría la supresión total del principio de estricto derecho, el efecto práctico que este fenómeno originaría, se traduciría indudablemente en la indolencia o apatía del quejoso o de sus abogados al plantear la cuestión constitucional en la demanda de amparo, bajo la esperanza de encontrar un juzgador diligente, acucioso o movido de buena voluntad o simpatía, que en la sentencia tome a su cargo el trabajo de formular, a guisa de considerandos, los conceptos de violación omitidos o torpe o deficientemente desarrollados. Por otra parte, estamos conformes en que la observancia a dicho principio encubre, en muchos casos, verdaderas injusticias o notorias aberraciones que puedan entrañar los actos reclamados, al obligar al órgano de control a ceñirse estrictamente a una pobre, ineficaz o equivocada defensa de los derechos o intereses jurídicos del agraviado; mas tales inconvenientes no deben preconizar la facultad ilimitada de suplir toda demanda de amparo deficiente, pues es obvio que los extremos opuestos nunca brindan ninguna solución correcta, precisamente por las desventajas que representa su radicalidad. No debe, pues, suprimirse el principio de estricto derecho como norma rectora de los fallos constitucionales, así como tampoco debe adoptarse en forma absoluta, es decir, para todos los casos genéricos de amparo. En otras palabras, dicho principio y la facultad de suplir la queja o (demanda) deficiente, deben coexistir separadamente, esto es, operar en

supuestos diferentes. Sólo así puede atemperarse el rigorismo, muchas veces injusto, del consabido principio o de la técnica jurídica sutil y embrollada que generalmente importa toda cuestión constitucional que se plantea en una demanda de amparo, sin que, por otra parte, deba incidirse en un peligroso subjetivismo judicial, lo cual se logra armónicamente, al autorizarse la facultad de suplencia en casos genéricos que realmente la justifiquen y siempre conforme a supuestos objetivos previstos en la norma jurídica, circunstancias estas últimas según las cuales la mencionada facultad se instituye en la Constitución y en la Ley de Amparo. El principio de estricto derecho no se establece directamente en la Constitución. Sin embargo, interpretando a contrario sensu los párrafos segundo y tercero de la fracción II de su artículo 107, que prevén la facultad de suplir la deficiencia de la queja, se infiere que, fuera de los casos en que dicha facultad es ejercitable, opera el citado principio, el cual, por otra parte, se consigna en el artículo 79, párrafo segundo, de la Ley de Amparo, respecto de los juicios de garantías en materia civil contra actos de las autoridades judiciales "por inexacta aplicación de la ley" La Suprema Corte, a su vez, ha reiterado el principio de estricto derecho, tratándose de amparos civiles51y administrativos, 52 y respecto a los que versen en materia de trabajo, como consecuencia del Decreto Reformativo de la Ley de Amparo de 30 de diciembre de 1950 y conforme al artículo 107 constitucional vigente, ha modificado la jurisprudencia anterior, considerando actualmente que dicho principio sólo rige cuando el quejoso no es el trabajador.53

51

Semanario Judicial de la Federación, Tomos LXXVI, págs. 2397 y 6737; LXXV, pág. 4456; CIII, pág. 1439; CI, pág. 417;CXVIII, pág. 91; CXVII, pág. 358; CVI, pág. 2070; Quinta Época; y tesis jurisprudencial núm.94, visible en el

Apéndice al Tomo CXVIII. Así como el amparo directo 5425/58, Gregoria Pérez Vda. de Covarrubias, fallado el 22 de junio de 1959. Tercera Sala.
52

Idem. Tomos LXXIX, pág. 3685; LXXXVIII, pág. 1628; LXXXVIII, pág. 3088; XCIII, pág. 1269; CXI, pág. 2658. Quinta Época.
53

Idem. Tomo CXI, pág. 375. b) Su alcance 1. El principio de estricto derecho opera en amparos sobre materia civil, en los que se prohíbe a los órganos de control -Jueces de Distrito, Tribunales Colegiados de Circuito y Suprema Corte- suplir la deficiencia de la queja, salvo los casos de suplencia a que después aludiremos;54 Tratándose de juicios de amparo administrativos y laborales, el citado principio rige parcialmente, pues en relación con los primeros, el juzgador carece de la facultad de suplencia en el caso en que los actos reclamados no se funden en leyes declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema. Corte o los quejosos no sean menores de edad o incapacitados; y en cuanto a los segundos, debe apreciar únicamente los conceptos de violación expresados en la demanda de garantía, si el quejoso es el los conceptos de violación expresados en la demanda de garantías, si el quejoso es el patrono. Respecto de los amparos en materia penal, el principio de estricto derecho no es observable por los órganos de control, quienes discrecionalmente pueden suplir la deficiencia de la queja (demanda).

2.

3.

por lo que en dicha materia y en beneficio de los citados sujetos procesales. si los fundamentos en que descansan sus proposiciones resolutivas no fueron materia de ningún agravio formulado por el recurrente. 4. en los que la parte quejosa sea un núcleo de población.56 55 Sobre esta cuestión véase el Capítulo XXVI. las sentencias constitucionales que dictan los Jueces de Distrito deben confirmarse por los órganos judiciales de alzada. en cambio. respectivamente). 56 La eficacia de dicho principio en lo que atañe a las sentencias de amparo que se pronuncian en grado de revisión. sino también actúa respecto a las sentencias constitucionales de segunda instancia. en los casos generales en que opera. en el sentido de obligar a los órganos de control que las pronuncian (Suprema Corte y Tribunales Colegiados de Circuito en sus correspondientes casos) a analizar únicamente los agravios que se hayan hecho valer en el recurso de revisión contra el fallo de primera instancia. un comunero o ejidatario. ha sido sostenido por la .55 El consabido principio. un ejido. En los juicios de amparo que versen sobre materia agraria. sí es observable en materia agraria cuando los promotores del amparo no sean los sujetos aludidos. no sólo rige para las sentencias de amparo que en primera o única instancia se dictan (amparos indirectos o biinstanciales y directos o uniinstanciales. los órganos de control tienen la obligación de suplir la queja deficiente. no rige el principio de estricto derecho.54 Véase la nota 385. Este. conforme al principio de estricto derecho en la revisión. Por tanto. de la presente obra. “El Amparo en Materia Agraria”.

Según hemos afirmado.56bis El concepto "queja". La suplencia de la demanda y del recurso deficiente a) Su implicación 1. . 64. 927 y 1025 del Apéndice al Tomo CXVIII del Semanario Judicial de la Federación. legal o jurisprudencial. que importa la materia sobre la que se ejerce la mencionada facultad. Tesis 27. Por otra parte. a las tesis números 28. Estas tesis corresponden respectivamente. remediar una carencia o subsanar una imperfección. 30. es decir. 65. 34. completar o perfeccionar lo que está incompleto o imperfecto. 35. 32. suplir la deficiencia de la queja implica no ceñirse a los conceptos de violación expuestos en la demanda de amparo. 32. 30. de donde se colige obviamente que "suplir la deficiencia de la queja" entraña "suplir la deficiencia de la demanda de garantías". Por tanto. Materia Común. 66. 37. 165 y 182 de la Compilación 1917-1965 y tesis 28. 37.jurisprudencia de la Suprema Corte en las siguientes tesis: 62. equivale al de "demanda de amparo". 31. Por ende. 29. 33. suplir una deficiencia es integrar lo que falta. Respecto de la demanda. 63. el órgano de control puede hacer valer oficiosamente cualquier aspecto inconstitucional de los actos reclamados. conforme a la cual el juzgador de amparo tiene la potestad jurídica de no acatar tal principio en las sentencias constitucionales que pronuncia. 36. La idea de "deficiencia" tiene dos acepciones: la de falta o carencia de algo y la de imperfección. 34. sino que. 38 y 39 del Apéndice 1995. 36. 28. 29. 30. 31. 29. 258 y 271 del Apéndice 1985). (Tesis 35. ya que no tiene el alcance de sustituir o de obviar tal improcedencia. dicha facultad propiamente constituye una salvedad al principio de estricto derecho. la suplencia de la queja no opera mando el amparo es improcedente por cualquier causa constitucional. Materia General. 163 y 180 del Apéndice 1975. para conceder al quejoso la protección federal. 31.

tanto en su denominación. como son los de revisión. de donde se infiere que suplir su deficiencia significa formar las omisiones en que haya incurrido o perfeccionarla. El error. en la sentencia respectiva. puede corregir dicha equivocada citación o invocación. conforme al artículo 79 de la Ley de Amparo. que puede suplirse. La suplencia se ha extendido a los recursos procedentes dentro del juicio de amparo. ni una modificación de los conceptos de violación" ni equivale a suplir la deficiencia de la queja en los términos que se acaban de exponer. la suplencia del error sólo significa que el juzgador de amparo. la suplencia del error no entraña "ni la alteración de los hechos. En otras palabras. Dicha suplencia debe versar sobre los agravios en tales recursos y tiene como finalidad. pero sin cambiar los Hechos expuestos en la demanda" (art. 56bis Tesis 140 del Informe 1984. examinando tren su conjunto los agravios y conceptos de violación y los agravios.56c 2. esto es. revocar la resolución impugnada y que haya sido desfavorable a los intereses del recurrente. a fin de resolver la cuestión efectivamente planteada. Tribunales Colegiados de Circuito y Suprema Corte. No hay que confundir la suplencia de la demanda deficiente con la suplencia del error en que incurra el quejoso al citar la garantía que estime violada. Segunda Sala. Respecto de los recursos.Una demanda de amparo puede ser deficiente. por omisión (falta o carencia) o por imperfección. como en el precepto constitucional que la contenga. Tal extensión se . En esta virtud. completarla. así como los demás razonamientos de las partes. 79). queja y reclamación. evidentemente. se traduce simplemente en una equivocada citación o invocación de la garantía individual que el agraviado considera contravenida. por los Jueces de Distrito. en consecuencia.

c) Su extensión y casos en que procede La suplencia. mismas que agregaron el artículo 76 bis al mencionado ordenamiento. b) Su naturaleza Con anterioridad a las reformas que se acaban de indicar la suplencia podía ser facultativa u obligatoria. Así lo determinan claramente el artículo 107 constitucional. en su fracción II modificada por Decreto Congresional publicado el 7 de abril de 1986 y en amparos sobre materia agraria y 76 bis de la ley de la Materia. del Informe de 1984. conforme a las mismas los tribunales federales ya tienen la obligación de suplir la deficiencia de la demanda de amparo o de los agravios en cuales quiera de los recursos aludidos. Tesis 101 y tesis 140. Sin embargo.estableció por las Reformas a la Ley publicadas el 20 de mayo de 1986. respectivamente. Cfr. bajo sus dos aspectos apuntados (de la demanda y de los recursos)-opera obligatoriamente en los siguientes casos: . 56c Así lo han sostenido a Segunda y Tercera Salas de la Suprema Corte.

es decir cuando el juicio de amparo haya sido promovido por ejidos o comunidades agrarias o comuneros o ejidatarios en lo individual. o en el caso de que dichos sujetos procesales sean recurrentes. en una interesante monografía intitulada "La Suplencia de la Queja Deficiente en el Juicio de Amparo" (1953). II). el principio de supremacía de la Constitución consagrado en su artículo 133. 57 Juventino V. En cualquier materia. aduce como fundamento de la obligación supletiva tratándose de este último supuesto.58 2. 76 bis. fracc. Castro. cuando los actos reclamados se funden en leyes que hayan sido declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte (Art. fracción 1). sino ante la ausencia total de unos y otros. En materia agraria. .1.57 En materia penal. 3. pero siempre en beneficio del procesado (idem. no sólo por deficiencia de los conceptos de violación o de los agravios.

VI) la Suprema Corte ha restringido la suplencia a que se refiere dicha fracción VI en los siguientes términos: 1. cuya solución implica todo el apoyo de su tesis: "¿Cómo puede sostenerse que si una disposición constitucional obliga en todo momento a respetar la Constitución y las leyes y tratados que emanen de ella. la "violación manifiesta" debe ser clara y patente. dejando al quejoso o al recurrente en un estado de indefen-sión. 72 a 76. En materia laboral únicamente en beneficio del trabajador quejoso o recurrente (idem. los tribunales federales. innegable e indiscutible.) 58 En relación con la suplencia de la queja en juicios de amparo sobre materia. V). concluyendo con el planteamiento de este dilema. discrecionalmente. sin poderse inferir mediante razonamientos ni planteamientos cuestionables. fracc. o ser facultativamente pueden optar porque se cumpla con la Constitución o porque se desobedezca?)" Opc. fracc. En otras materias cuando el tribunal de amparo advierta que hubo en contra del quejoso o del particular recurrente una violación manifiesta de la ley que lo haya dejad o sin defensa (idem. cuando la ley secundaria sea manifiestamente violatoria de algún precepto constitucional. mediante ella no se debe introducir ninguna cuestión no controvertida en el juicio ordinario del que emane el acto reclamado.58bis Débese 5. fracc. págs.así como la obligación que dicho principio impone a los jueces de cada Estado para normar sus actos conforme a las disposiciones constitucionales frente a leyes secundarias que a ellas se opongan. 2. IV). es decir. 4. véase el Capítulo XXVI. . 6. cit. 3. al encontrar que el mandato constitucional no se ha cumplido. En favor de los menores de edad o incapaces en los dos supuestos apuntados (idem.

la suplencia no debe llegar al extremo de "violar las normas que la rigen". pues sólo es susceptible de desempeñarse en cuanto a la cuestión constitucional planteada. en un amparo improcedente no se puede cumplir la obligación de suplencia por el órgano de control. Pleno. ya que su finalidad estriba en conceder al quejoso la protección de la Justicia Federal en cualquiera de los casos anotados. manifiesta o notoria de la ley. la suplencia obligatoria no autoriza al juzgador de amparo para salvar ninguna causa de improcedencia. a los recursos. Tratándose de la personalidad de quien promueve a nombre o en representación del quejoso. 87. Dicho de otra manera.advertir que el caso de suplencia a que nos referimos sólo debe de registrarse cuando por modo absoluto el quejoso o el particular recurrente no haya tenido ninguna oportunidad para defenderse o para preservar sus derechos y siempre que la falta de tal oportunidad obedezca a una violación indudable. 58bis Informe de 1989. Por otra parte. 88. según lo ha establecido la Jurisprudencia de la Suprema Corte. tesis 86. consideración que nos parece atingente por las razones que ya hemos expresado59 Por lo que concierne. la suplencia obligatoria no es operante cuando medio de impugnación de que se trate sea improcedente o . para que opere la suplencia de la deficiencia de la demanda de amparo se requiere que el juicio respectivo no esté afectado por ninguna causa de improcedencia. 89 y 90. En conclusión.

d) Antecedentes de la suplencia 1. en atención a su diversidad formal estimamos que. en la inteligencia.60 Esta conclusión. establecida de acuerdo con la interpretación formal del concepto "ley".extemporáneo. sino el tercero perjudicado o el quejoso en sus respectivos casos. Ya se ha dicho que en este caso la suplencia opera cuando la jurisprudencia de la Corte haya declarado inconstitucional una ley y los actos reclamados sean aplicativos de la misma. además de que el recurrente no debe ser la autoridad responsable o el Ministerio Público Federal. Por tanto. puede el juzgador de amparo ejercitar la consabida facultad? Aunque desde el punto de vista material un reglamento es un acto legislativo. no deja de presentar serios inconvenientes desde el punto de vista de la finalidad que se persigue mediante la suplencia de la queja deficiente en el caso que abordamos. En efecto. formalmente es distinto de la ley. sino gran importancia práctica. la suplencia se estableció en las reformas del año de 1950 que entraron en vigor en mayo de 1951. en el fondo. 59 Tesis del Apéndice 1975. en los casos en que los actos reclamados se basen en un reglamento considerado inconstitucional por la jurisprudencia de la Suprema Corte. Ahora bien. Tratándose del amparo contra leyes. las razones que determinan la consagración constitucional y legal de dicha . en relación a él se presenta un problema que reviste no s6lo interés teórico. no puede suplirse la deficiencia de la queja. y que se plantea en la siguiente cuestión: ¿si los actos reclamados se fundan en un reglamento que la jurisprudencia de la Suprema Corte haya declarado inconstitucional. Segunda Sala.

. del escrito en que se entable el recurso de revisión) se afecte al agraviado en cumplimiento de una ley que ha sido expedida con violación a la Constitución". 68/49 y 3197/49) Así. tales razones deben operar. a través de su desempeño. 60 Así lo ha sostenido la Sala Administrativa de la Suprema Corte. si mediante la suplencia de la queja deficiente en los casos en que los actos reclamados se funden en leyes declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte. Lucio Hernández González. lo que es peor. Como se ve. 8979/48. cuando se trata de un ordenamiento reglamentario considerado jurisprudencialmente inconstitucional. pues a través de él. por extensión. análogas razones existen para que dicha tutela se imparta . el citado principio ya no se quebrantaría por el Poder Legislativo ordinario. por la autoridad administrativa a la que compete la expedición de reglamentos. En otras palabras. en relación con las Tocas núm.facultad. se aduce que "si ya el Alto Tribunal (Suprema Corte) declaró que una ley es inconstitucional. el juzgador de amparo reafirme el principio de supremacía de la Ley Fundamental frente a leyes que la jurisprudencia haya declarado opuestas a ella. sino. al considerar que un reglamento gubernativo no puede equipararse a una ley por no emanar del Poder Legislativo (Amparo en Revisión 3076/1995. en la exposición de motivos del artículo 107 constitucional. se pretende tutelar la supremacía de la Constitución. 2569/51. evitando que la aplicación de ordenamientos legales secundarios en los actos reclamados lo quebrante y que su eficacia pueda ser nugatoria por una deficiente técnica jurídica de la demanda de amparo. diríamos. 2503/49. sería impropio que por una mala técnica en la formulación de la demanda de amparo (y. Resuelto el 12 de septiembre de 1955. a mayor abundamiento. consisten en que.

A nuestro entender. no sólo habilita al juzgador de amparo para ampliar los conceptos de violación expuestos en la demanda de garantías o para formular consideraciones oficiosas sobre inconstitucionalidad de los actos reclamados. antiguo profesor de "Garantías y Amparo" en la Facultad de Derecho de la U. en ejercicio de la facultad supletiva tantas veces mencionada. la suplencia de la deficiencia de la queja en el caso que tratamos.A.61 61 Esta conclusión la sostiene Arturo Serrano Robles. sino para conceder la protección federal contra ellas.M.frente a reglamentos contrarios a nuestra Ley Fundamental.. aun en el supuesto de que no se hubiere impugnado la ley fundatoria declarada contraria a la Constitución por la jurisprudencia de la Suprema Corte ni señalado como autoridad responsable al órgano estatal que la haya expedido. expresándose en los siguientes términos: .N. por los órganos de control.

bastando. para otorgar el amparo. y que puede no ser llamada a juicio en alguno de los supuestos en que se supla la deficiencia de la queja. por parte de la Suprema Corte. cuando no se señala como autoridad responsable aquella de quien dicha ley emana". establecía que tal suplencia operaba en el caso de que se hubiese encontrado alguna violación manifiesta de la ley que hubiese dejado al quejoso sin defensa. la sentencia puede establecer la vinculación que exista entre dichos actos y la citada ley. ya que. Pero es más. el artículo 107 constitucional. 48). esto significa (la suplencia de la queja deficiente cuando los actos reclamados se funden en leyes declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte) que el juzgador habrá de tener por combatida la ley en que se funda el acto reclamado. artículo publicado en la revista "Problemas Jurídicos de México". afirmando más adelante: "El motivo. el quejoso ni siquiera tiene la obligación de indicar. Por tanto. que los actos que combate se fundan en alguna ley declarada jurisprudencialmente opuesta a la Constitución. 2. para conceder al agraviado la protección federal. en su fracción II. en su demanda de amparo. en tal caso. ya que fue oída en defensa en los cinco casos que dieron como resultado la declaración. párrafo tercero. de que la ley es inconstitucional" ("La Suplencia de la Deficiencia de la Queja cuando el Acto Reclamado se Funda en Leyes Declaradas Inconstitucionales". la facultad supletiva se extendía a todas las . lo que es más sorprendente. la idea que impulsa a las normas que rigen el juicio de amparo para prescribir que en el mismo será parte la autoridad responsable. pág. 1952. en función de dicha suplencia. la mencionada facultad legitima la invocación oficiosa de dicha jurisprudencia. editada por la Asociación Nacional de Funcionarios Judiciales."Ahora bien. queda a salvo con el hecho de que la autoridad que emitió la ley de que se trata. En esta virtud. Respecto de la suplencia en amparos laborales y en beneficio sólo del trabajador quejoso. que en el juicio respectivo quede patentizado que los actos reclamados se basan en la ley declarada inconstitucional o entrañan su aplicación al caso concreto de que se trate. tanto cuando se la combate deficientemente como cuando no se la objeta y.

era de índole discrecional. quien. no se encuentra generalmente en situaciones de expensar los honorarios de un abogado especializado en materia de amparo. cit. toda vez que ésta. por circunstancias económicas fáciles de suponer. Con toda razón Juventino V.violaciones legales que se hubieren cometido durante el procedimiento laboral del cual haya emanado el acto combatido en amparo y que hubiesen colocado al trabajador en un estado de indefensión. los órganos de control las podían remediar. ni éste las hubiese combatido oportunamente dentro del procedimiento del que haya derivado el acto reclamado. Estos requisitos quedaban a la prudente apreciación del juzgador de amparo. pág. Ahora bien.62 ya que si en la demanda de garantías no se señalaban ni se hacían valer las violaciones legales en que hubiese incurrido la autoridad responsable en detrimento del trabajador.. el estatuto constitucional y legal dentro del que operaba la facultad de suplencia en el caso mencionado. en cada caso concreto. requería que la violación legal cometida en perjuicio del trabajador quejoso hubiese sido manifiesta y hubiese producido un estado de indefensión. para que con habilidad y competencia . 62 Op. 71. La suplencia de la queja deficiente en amparos laborales y en beneficio del trabajador quejoso. sobre el ejercicio de la suplencia o sobre la abstención de desempeñar la facultad correspondiente. se inspira en un espíritu proteccionista del obrero. para decidir. Castro afirmó que en este caso tal facultad se traducía en una "suplencia de la defensa deficiente".

por ignorancia de rigorismos técnicos". se arguyó que dicha clase "no está en posibilidad de defenderse adecuadamente. por la preparación y habilidad profesionales de un letrado. y para remediar la inexacta aplicación de la ley que hubiere originado una condena en su perjuicio. limitaron la facultad de suplir la deficiencia de la queja en amparos penales a los casos en que el acto reclamado estuviese implicado en una sentencia definitiva. a saber: para reparar las violaciones legales manifiestas que hubiesen dejado sin defensa al quejoso. nulla poena sine lege”. en esta última hipótesis. fracc.le redacte su demanda de garantías. Tribunal Colegiado de Circuito o Suprema Corte. diríamos. 3.63 El artículo 107 de la Constitución hasta antes de las reformas de 1950 y el criterio de la Suprema Corte que bajo su vigencia prevaleció. se invocan las normas tutelares de la clase trabajadora contenidas en el artículo 123 del Código Fundamental para justificar que. respecto de amparos en materia penal la facultad de suplir la deficiencia de la demanda podía desempeñarse en dos sentidos distintos. 107 constitucional. . el principio de “nullum delictum. en la exposición de motivos del Decreto congresional que reformó en diciembre de 1950 el artículo 107 de la Constitución Federal y del que introdujo las reformas respectivas a la Ley de Amparo. Así. debería imponerse con base en un criterio de congruencia lógica. la implantaci6n de la facultad de suplencia en el caso de que tratamos. que sólo pueden satisfacerse. II. en los casos en que hubiese habido contra el agraviado una violación manifiesta de la ley que lo hubiese dejado sin defensa o cuando se le hubiese juzgado por una ley que no era exactamente aplicable al caso (Art. Al efecto. la suplencia de la deficiencia de la queja era una facultad que podía ejercitarse por el Juez de Distrito. en concordancia con el espíritu que las anima. que como garantía individual se consagra en el párrafo tercero del artículo 14 constitucional. cuyos servicios difícilmente pueden retribuirse con equidad por el trabajador. en su texto anterior al vigente). En cuanto a los amparos en materia penal. Como se ve. protegiéndose.

se ha estimado por la Constitución. Conforme a este desideratum. como son la vida y la libertad del individuo. primera y segunda instancia. los patrocine con éxito viable. valores e intereses humanos de la más alta jerarquía. 107 vigente. 63 Esta garantía la estudiamos en nuestra obra “Las Garantías Individuales”. Capítulo Octavo. y que. sino en relación con el órgano encargado de ejercitada. en el supuesto de no haberlos expresado. y que. de la manera más amplia posible y apartándose del formalismo que muchas veces desplaza la justicia intrínseca del negocio jurídico de que se trate. por la Ley de Amparo y por la jurisprudencia de la Suprema Corte.habiendo sido dicho Alto Tribunal el único órgano de suplencia en el amparo directo solamente. tanto por la Suprema Corte. . que en el amparo penal debe existir mayor liberalidad en la apreciación de los conceptos de violación o de los agravios alegados por el quejoso. como por los Tribunales Colegiados de Circuito y Jueces de Distrito en sus correspondientes casos competenciales. considerándola desplegable en cualquier juicio de amparo penal y en única. los autores de un delito carecen del numerario suficiente para remunerar los servicios profesionales de un abogado que. así lo considera.64 El motivo que justifica la suplencia de la queja deficiente en amparos penales. El posterior artículo 107 constitucional y el precepto correlativo de Ley de Amparo. 64 La exposición de motivos del Decreto de 1950 que incorporó a la Constitución el art. no sólo respecto del acto reclamado. ampliaron la mencionada facultad. es decir. el órgano jurisdiccional de control debe tener facultad para suplir su deficiente formulación o su total ausencia toda vez que. y en el que se registra generalmente la delincuencia. atendiendo al ambiente económico en que vive la mayoría de la población de México. habilidad técnica o influencia política o amistosa. mediante sólidos conocimientos jurídicos. si no es de pobreza es de extrema miseria. ha consistido siempre en proteger.

podría llegarse a la conclusión de que los órganos de control nunca analizarían las violaciones procesales habidas en un juicio penal. Por tanto. y 76 de la Ley de Amparo. sino los errores in procedendo. sino también por los Jueces de Distrito y por los expresados órganos judiciales en amparos indirectos o biinstanciales. Tratándose de juicios de amparo sobre materia penal la facultad supletiva no únicamente era ejercitable para corregir o remediar. De esta manera la citada facultad no sólo suplía la demanda de amparo deficiente. los errores in judicando en que hubiese incurrido la sentencia definitiva reclamada. y por la otra los artículos 160 y 161 de ésta. por una parte. el artículo 161 del mismo ordenamiento (antes de su reforma en 1967) preveía los medios preparatorios del amparo directo cuando se cometiesen las violaciones procesales a que alude el anterior precepto. sino también la defensa deficiente del agraviado. la suplencia de la demanda de garantías deficiente no sólo podía realizarse por la Suprema Corte o por los Tribunales Colegiados de Circuito al fallar un amparo uniinstancial. Ello originaría que. Por su parte. si el quejoso no preparó la acción de amparo en los términos del citado artículo 161 (antes de dicha reforma). El artículo 160 de la Ley de Amparo establece los supuestos en que se consideran violadas las leyes del procedimiento y afectada la defensa del quejoso en los juicios del orden penal. los vicios de ilegalidad habidos en el procedimiento penal respectivo. o sea. los artículos 107 constitucional.Atendiendo a los términos en que estaban concebidas las normas jurídicas que consagraban la facultad de suplir la queja deficiente en amparo sobre materia penal y al espíritu proteccionista en que dichas normas están inspiradas. fracción 1. sino en cualquier otro acto de autoridad que hubiese implicado peligro de privación de la vida o afectación de la libertad persona/ del quejoso. Esta conclusión la fundamos en las consideraciones que a continuación exponemos. debe concluirse que la mencionada facultad no sólo podía desplegarse por el órgano de control cuando el acto reclamado consistía en una sentencia definitiva. Confrontando. los . en ausencia de tales medios preparatorios.

Esta disposición se encontraba corroborada por el anterior artículo 163 de la Ley de Amparo. el criterio jurisprudencial de la Suprema Corte se sustentó en el sentido de que la suplencia de la queja en un amparo penal directo por . el que en su fracción II. se deduce que la suplencia de la queja en juicios de amparo sobre materia penal no sólo operaba tratándose de violaciones cometidas en la misma sentencia definitiva reclamada. externado en la exposición de motivos respectiva. El artículo 107 constitucional posterior. que habilitaba a la Suprema Corte para suplir la deficiencia de la queja ante la existencia de alguna violación manifiesta del procedimiento en perjuicio del quejoso. párrafo segundo. sino realizadas durante el procedimiento correspondiente.citados órganos jamás podrían suplir la deficiencia de la queja en los términos de la disposición constitucional citada y del artículo 76 de la Ley de Amparo. en su fracción II. hablaba simplemente de la deficiencia de la queja en materia penal cuando existía una violación manifiesta de la ley que haya dejado sin defensa al quejoso. se desprendía que ésta era ejercitable en los casos en que el quejoso hubiese quedado sin defensa. concibiéndose en términos parecidos el anterior artículo 76 de la Ley de Amparo. Interpretando dicha disposición constitucional conforme al espíritu que la animó. Por otra parte. facultaba a la Suprema Corte para suplir la deficiencia de la queja en un juicio penal cuando encontrare que hubo en contra del quejoso una violación manifiesta de la ley que lo hubiese dejado sin defensa o que se le hubiese juzgado por una ley no exactamente aplicable al caso. pues de los términos normativos en que estaba concebida dicha facultad. fenómeno que sólo puede registrarse durante la substanciación del procedimiento. y que sólo por torpeza no se hubiere combatido debida mente la violación. Para dilucidar esta cuestión hay que remontarse a lo que establecía el anterior artículo 107 de la Ley Fundamental (hasta 1950).

J. Primera Sala. CV. págs.65 En resumen. julio de 1956. facultaban a todos los órganos del Poder Judicial Federal para suplir la deficiencia de la queja en amparos sobre materia penal. pág. Y además tesis jurisprudencial 240 de la Compilación 1917-1965. 2132. 2191. pág. pág. al través de las disposiciones normativas invocadas. pág. 1644. . Sería contrario a los motivos de carácter social y humanitario que inspiraron la consagración de la multicitada facultad. CXXIII.violaciones procesales es operante. si promovía los medios preparatorios respectivos. 400. 65 S. que por una "torpeza" (palabra que empleaba el anterior artículo 107 constitucional). no se pudiese conceder el amparo al quejoso. Además. pág. Quinta Época. que por una omisión o descuido en la preparación del amparo directo en materia penal. CIX. CIII. y tesis 256 del Apéndice 1975. de la F. cuando encontraran que en contra del agraviado se hubiese cometido una violación manifiesta de la ley que lo haya dejado sin defensa. 1803. es decir. sino dentro del procedimiento. la facultad supletiva era ejercitable aun en el caso de que el quejoso no hubiese preparado la acción de amparo directo conforme al artículo 161 de la Ley (antes de las reformas de 1967). es evidente que no quedaba sin defensa. Directo 773/55. 265 p. 644. Boletín de Información Judicial. pues precisamente. según se infiere de las ejecutorias que se citan en la nota al calce. según dijimos. CVI. lo que no podía ocurrir. pues ello significaría dejado en un estado de indefensión. tanto la Constitución como la Ley de Amparo. según se deduce del criterio que se contiene en las ejecutorias ya citadas. Tomos CIV. 894. 3053. El examen de las violaciones procesales por parte del órgano de control era factible dentro de la facultad de suplir la deficiencia de la queja. y CVIII. pág.

según hemos reiteradamente afirmado. La misma tendencia que ha determinado las excepciones al principio de estricto derecho en amparos penales y en los de índole laboral cuando el quejoso sea el trabajador. la suplencia de la queja en amparos penales no sólo operaba cuando los conceptos de violación expuestos en la demanda respectiva eran deficientes. "sino también cuando no se expresa ninguno". . Primera Sala). Esta hipótesis se consagró en la adición practicada a la fracción 11 del artículo 107 constitucional por Decreto Congresional de 30 de octubre de 1962. La suplencia de la queja deficiente también opera en los juicios de amparo que versan sobre materia agraria como una obligación del órgano de control. 4.Por otra parte.66 66 El estudio de la suplencia de la queja en el caso señalado lo formulamos en el Capítulo XXVI de esta misma obra. en un impulso por humanizar a nuestra institución de control constitucional. en el caso de que los quejosos sean núcleos de población en estado comunal o ejidal o ejidatarios o comuneros en lo particular. y a iniciativa del Presidente de la República ante el Senado el 26 de diciembre de 1959. inspiró a dicha iniciativa presidencial. según lo ha sostenido la jurisprudencia de la Suprema Corte (Tesis 276 del Apéndice 1985.

inclusión respecto de la que expusimos nuestra absoluta adhesión en el aludido Congreso. La citada ponencia.constriñendo al juzgador para cumplir la consabida obligación en los juicios de garantías que versen sobre materia agraria. proveniente de la Secretaría de la Presidencia y cuyo autor es el licenciado Julio Patiño Rodríguez. por otro lado. por actos diversos de autoridad. Ha existido la tendencia a establecer también la suplencia de la queja en los juicios de amparo en que los menores de edad e incapaces figuren como agraviados. Este propósito se contiene en una ponencia que fue unánimemente aprobada en el Primer Congreso Nacional sobre el Régimen Jurídico del Menor que se celebró en la ciudad de México los días 15 al 18 de agosto de 1973. al considerado. en su carácter de director jurídico de la misma. pata evitar que las deficiencias o imperfecciones de la demanda respectiva impliquen el motivo para denegar la protección de la justicia federal en aquellos casos en que. el que hemos mencionado. conforme a su naturaleza. 5. en cuyo bienestar y progreso radica la prosperidad de la nación primordialmente. Es muy satisfactorio advertir. Siguiendo dicha tendencia. dentro de su teleología unitaria e indisoluble. se lesionen las garantías sociales consagradas en el artículo 27 de la Constitución y en la legislación de él emanada. uno de los caracteres que hemos procurado descubrir en el amparo. tanto los derechos del gobernado en particular como de las entidades sociales. que al través de las consideraciones que sustentan a la mencionada iniciativa se proyecta a nuestro juicio de amparo hacia un ámbito en que inciden las aspiraciones políticas por resolver radicalmente el ancestral problema de la inequitativa distribución de la riqueza rural por el sendero que traza dicho precepto de la Ley Suprema. Esa proyección corrobora. como una institución procesal que preserva. la fracción II del artículo 107 constitucional se reformó para consignar la suplencia de la deficiencia de la queja en los juicios de amparo pro-movidos “contra actos que afecten derechos de menores o . propuso las adiciones conducentes a la fracción II del artículo 107 constitucional y al artículo 76 de la Ley de Amparo para incluir. dentro del cuadro de hipótesis en que opera la mencionada suplencia. además.

El artículo 76 de la Ley de Amparo. Ese carácter potestativo se proclamó claramente en la exposición de motivos formulada por la Comisión respectiva de la Cámara de Senadores que dictaminó la citada iniciativa presidencial. mediante Decreto Congresional de 28 de mayo de 1976 la suplencia a que nos referimos se convirtió en obligatoria. Posteriormente. se convirtió en los preceptos que comentamos brevemente." En lo que concierne al artículo 78 de la invocada ley. para su operatividad. La mencionada reforma constitucional exigió." También en este supuesto la consideración oficiosa de actos no impugnados por los menores o incapaces quejosos era potestativa. se agregó un párrafo concedido en los siguientes términos: "En los amparos en que se controviertan derechos de menores o incapaces. En esta virtud. Esta hipótesis fue suprimida por el Decreto Congresional anteriormente señalado. el tribunal que conozca del juicio tendrá como reclamados los actos que aparezcan demostrativos aunque no se hayan señalado expresamente en la demanda de garantías. o sea. tales como los artículos 76. no era imperativa ni obligatoria como en los amparos sobre materia agraria entablados por núcleos de población o ejidatarios o comuneros en particular. la cual. En este caso la suplencia era potestativa para los tribunales federales. 79 y 91. habiéndose sustituido la potestad judicial a que se refería por la facultad en favor de los tribunales de amparo para aportar de . 78. las modificaciones conducentes a diversos preceptos de la Ley de Amparo. al reformarse el último párrafo del precepto invocado. en el sentido de que "Deberá suplirse la deficiencia de la queja en los juicios de amparo en que los menores de edad o los incapaces figuren como quejosos. estudiada por el Congreso de la Unión.incapaces” de acuerdo con lo que dispusiese la ley reglamentaria respectiva. se formuló por el Ejecutivo Federal la iniciativa correspondiente. ya reformado. establecía que "Podrá suplirse la deficiencia de la queja en los juicios de amparo en que los menores de edad o los incapaces figuren como quejosos".

es el siguiente: "Tratándose de amparos en que los recurrentes sean menores de edad o incapaces." Esta suplencia también es potestativa.oficio las pruebas que estimen pertinentes. se modificó la fracción VI del artículo 91 de la Ley de Amparo. habiendo sido tenidas ante la responsable. . pfo. según lo indica la exposición de motivos del dictamen de la Comisión senatorial que estudió la iniciativa presidencial correspondiente: Es muy importante hacer algunas reflexiones sobre los diferentes casos de suplencia en los juicios de amparo en que menores de edad o incapaces figuren como quejosos o recurrentes. (Art. examinarán (la Suprema Corte o los Tribunales Colegiados de Circuito) sus agravios y podrán suplir sus deficiencias y apreciar los actos reclamados y su inconstitucionalidad conforme a lo dispuesto en el cuarto párrafo del artículo 76 y en el tercer párrafo del artículo 78. Tercero). ya modificado.66bis Por último. en aras del principio que enseña que "donde la ley no distingue no se debe distinguir”. pues la motivación de las mismas revela el propósito de preservar. no obren en autos y estime necesarios para la resolución del asunto”. de dicho artículo 78. 78. Prima facie se ocurre pensar. en lo que concierne al recurso de revisión. según el párrafo tercero. en todo caso. cuyo texto. Tal ocurrencia se adecua al espíritu que anima las reformas legales a que hemos hecho referencia. que dichos tipos de suplencia son operantes en cualquier juicio de amparo en que los mencionados sujetos sean quejosos o recurrentes. cualesquiera derechos de los menores de edad y de los incapaces. en cuanto que el juzgador podrá recabar oficiosamente pruebas que. ya modificado. independientemente de la materia sobre la que verse dicho juicio y de la índole de los actos de autoridad impugnados. 66bis Las Reformas de 1983 extendieron la suplencia de la deficiencia probatoria a todo tipo de material de amparo.

cualquiera que sea la naturaleza de los derechos que se cuestionen. Este dispositivo no puede ser tomado literal-mente. 66c Tal conclusión se sostiene por la Segunda Sala (Informe de 1977. inherentes al estado de minoridad. sino también para ser aplicada en todos los amparos en los que sean parte los menores de edad. su contendio se volvería nugatorio habida cuenta que contra los actos de autoridad arbitrarios e ilegales. cuando se advierta que ha habido en contra del quejoso o del particular recurrente una violación manifiesta de la ley que lo haya dejado sin defensa. es la que se deduce no sólo del texto de las disposiciones legales reformadas.Le extensión de los casos de suplencia aludidos podría parecer exagerada. mientras la jurisprudencia de la Suprema Corte no demarque correctamente su alcance.-El artículo 76 bis. pues si así se hiciera. Materia Común. y se . la conclusión de que tal suplencia funciona en todos los juicios de amparo en que los mencionados sujetos sean quejosos o recurrentes. sino de la tendencia proteccionista que las determinó. págs. Sin embargo. establece que las autoridades que conozcan del juicio de garantías deberán suplir la deficiencia de los conceptos de violación de la demanda. Materia General. fracción VI. En la tesis jurisprudencial 190 del Apéndice 1985. o los incapaces. Se afirma que "la suplencia instituida en favor de los menores no solamente fue estructurada por el legislador con ánimo de tutelar los derechos de familia. 82 a 84).66c Esta tendencia ya se observa en la tesis 519 del Apéndice 1995. de la Ley de Amparo. IMPLICA UN EXAMEN CUIDADOSO DEL ACTO RECLAMADO. que asienta: "SUPLENCIA EN LA DEFICIENCIA DE LA QUEJA. así como la de los agravios formulados en los recursos previstos en la propia ley.

si se cometió en la primera. Estos requisitos no serán exigibles en el amparo contra sentencias dictadas en controversias sobre acciones del estado civil o que afecten al orden y a la estabilidad de la familia. Cuando se reclamen actos de tribunales judiciales. cometida durante el procedimiento. el agraviado siempre podrá defenderse a través del juicio constitucional. quedó colocado en una situación de seria afectación a sus derechos que de no ser corregida equivaldría a dejarlo sin defensa. afecte a las defensas del quejoso. de manera que la indefensión prevista nunca se presentaría. ha lugar cuando el examen cuidadoso del problema que se plantea hace patente que la responsable infringió determinadas normas en perjuicio del quejoso. una saludable interpretación del citado numeral permite sostener que la suplencia en la deficiencia de la demanda.previó también la necesidad de que la autoridad que conozca del juicio recabe oficiosamente las pruebas que los beneficien". siempre que en materia civil haya sido impugnada la violación en el curso del procedimiento mediante el recurso ordinario establecido por la ley e invocada como agravio en la segunda instancia. respecto de las cuales no proceda ningún recurso ordinario por el que puedan ser modificados o reformados. quien como consecuencia de ello. administrativos o del trabajo. el amparo sólo procederá en los casos siguientes: a) contra sentencias definitivas o laudos y resoluciones que pongan fin al juicio. en cambio. . ya sea que la violación se cometa en ellos o que. el inciso a) de la fracción III del artículo 107. PRINCIPIO DE PROCEDENCIA DEL AMPARO CONTRA SENTENCIAS DEFINITIVAS O LAUDOS A este respecto." VII. trascendiendo al resultado del fallo. establece: "III.

67 Según la norma actual se conserva la procedencia del juicio de amparo directo o uniinstancial para atacar los tipos de violaciones que se registren en los procedimientos judiciales propiamente dichos o del trabajo. 67bis Estas resoluciones diversas de las sentencias definitivas.La disposición constitucional transcrita sustituyó a la correlativa del artículo 107 de la Ley Suprema que comentamos en la Quinta Edición de esta obra. es decir. 67 Páginas 266 a 268. las violaciones in procedendo y las violaciones in judicando. debe establecerse que las violaciones que se realicen durante la secuela del procedimiento. a saber. Conforme a la disposición sustituida. . la “materia judicial” no comprendía a lo contencioso administrativo. se requiere que "afecte las defensas al quejoso. pueden consistir en autos de desistimiento de la instancia o de la acción o de sobreseimiento cuando la ley adjetiva que corresponda establezca esta figura procesal. penal y laboral. Ahora bien.67bis Para que una violación que se cometa durante la secuela procesal del juicio en que hubiere recaído el fallo que se impugne haga procedente el amparo directo contra éste. sino sólo a lo civil. trascendiendo al resultado del fallo". cuándo se ocasiona por una violación procesal dicha afectación con la mencionada trascendencia? Pese a la amplitud de los términos en que estos fenómenos procesales se conciben por la disposición constitucional que comentamos. las que se realicen durante la secuela procesal y las que cometan en la misma sentencia definitiva o en el mismo laudo arbitral o en resoluciones que pongan fin al juicio.

administrativos o del trabajo el amparo sólo procederá en los casos siguientes: . VIII. establecen: "III. La preparación del amparo directo en materia civil se realiza conforme a las reglas contenidas en el artículo 161 de la Ley de Amparo y que en su oportunidad examinaremos.68 Por tanto. ya que en este último caso el amparo procedente es el biinstancial conforme a lo preceptuado por el inciso b) de la fracción III del artículo 107 constitucional. Por tanto. Por otra parte. dentro de la idea de "violaciones procesales que afecten las defensas del quejoso trascendiendo al resultado del fallo". administrativas. sólo es exigible tratándose de sentencias dictadas en materia civil cuando las violaciones que se aleguen en la demanda de garantías respetiva se hayan cometido durante la secuela del procedimiento. laborales o administrativos. penales o del trabajo. Cuando se reclamen actos de tribunales judiciales. en relación con la fracción VII del mismo precepto y con el artículo 114. requiere preparación alguna. no. y siempre que dichas sentencias no se pronuncien en controversias sobre acciones del estado civil o no afecten al orden y a la estabilidad de la familia. los incisos b) y c) de la fracción III del artículo 107 constitucional. de la Ley de Amparo. deben comprenderse las infracciones procesales que. se enmarquen en alguno de los casos específicos de contravenciones a leyes del procedimiento civiles. PRINCIPIOS DE PROCEDENCIA DEL AMPARO INDIRECTO A este respecto. señalados en los artículos 159 y 160 de la Ley de Amparo. fracción IV. sin ser originadas por actos de imposible reparación dentro del juicio de que se trate. no deben traducirse en contravenciones legales que sean ocasionadas por actos en juicio cuya ejecución sea de imposible reparación.para que den origen al amparo directo. el amparo directo por contravenciones procesales habidos en juicios penales. la obligación a cargo del quejoso en el sentido de preparar el ejercicio de la acción de amparo directo.

que corresponden a la fracción IX del artículo 107 anterior a 1950. son. Podemos afirmar que los incisos b) y c) transcritos involucran sendas normas constitucionales fundatorias de los casos de procedencia del juicio de amparo biinstancial previstos en el artículo 114 de la Ley respectiva. Contra actos que afecten a personas extrañas al juicio. Como se ve. en ambas disposiciones constitucionales. se consigna la procedencia del amparo biinstancial. por exclusión. Todos los actos reclamables en amparo indirecto que participen de alguno de los caracteres mencionados. es decir contra aquellos que provengan de cualquiera autoridad judicial o que se realicen en ocasión o con motivo de algún procedimiento jurisdiccional en el sentido material del concepto. una vez agotados los recursos que en su caso procedan. contra actos formal-mente judiciales.Contra actos en juicio cuya ejecución sea de imposible reparación. por lo que los conceptos e ideas básicos que emplean las aludidas disposiciones de la Constitución encuentran su explicación en las consideraciones que al respecto formulamos en el capítulo XVI de esta obra. siendo dichos conceptos o ideas los siguientes: de "actos en juicio de imposible reparación". donde analizamos el citado precepto secundario. diversos de las sentencias definitivas o laudos a que se refiere el inciso a) de la fracción que comentamos y respecto de cuyas resoluciones procede el juicio uniinstancial de garantías. que afecten a terceros extraños". Dice sobre el particular dicha disposición constitucional: . del que se inicia ante los Jueces de Distrito. ante el Tribunal Colegiado de Circuito que corresponda. b) En la fracción IV del actual artículo 107 de la Ley Suprema descubrimos otra regla de procedencia del amparo biinstancial que se refiere a la hipótesis en que el acto reclamado concierna a la materia administrativa. o sea. fuera de juicio o después de concluido. de "actos realizados fuera de juicio o después de concluido" y de "actos en el juicio o fuera de él.

juicio o medio de defensa legal. que no sean culminatorios de ningún procedimiento. esto es. además. Tesis 263. Además.69 69 Apéndice del Tomo CXVIII. juicio o medio de defensa legal. corroborando la disposición constitucional que estamos comentando. en este punto. Ahora bien. correspondiente a la tesis 263." Desde luego. En materia administrativa el amparo procede. cuando el acto administrativo reclamado en amparo sea una resolución culminatoria de un procedimiento que se hubiere seguido en forma de juicio ante alguna autoridad no judicial o diversa de las Juntas de Conciliación y Arbitraje y.“IV. por extensión jurisprudencial. No será necesario agotar éstos. se requiere que no ser impugnable por ningún recurso. del Tribunal de Arbitraje. por razones obvias) pueda ser reclamable en amparo indirecto bajo cualquiera de las dos formas apuntadas. para que una "resolución" en materia administrativa (que con mejor terminología jurídica debiera sustituirse por el vocablo de "acto". correspondiente a las tesis 101 de la compilación 1917-1965 y 142 del . puede referirse tanto a los actos decisorios u órdenes aisladas provenientes de autoridades administrativas. el concepto de "resoluciones" que emplea la prevención que se acaba de transcribir. el principio de definitividad del juicio de garantías que estudiamos anteriormente. como a las decisiones con que se termine cualquier secuela procedimental que se desarrolle ante tales autoridades. contra resoluciones que causen agravio no reparable mediante algún recurso. cuando la ley que los establezca exija para otorgar la suspensión del acto reclamado mayores requisitos que los que la Ley Reglamentaria del juicio de amparo requiera como condición para decretar esa suspensión.

adolece de la excepción consistente en que el agraviado no está obligado a agotar el recurso o medio de defensa legal contra dichos actos de autoridad. por lo que los actos aislados pre-resolutivos que formen parte de ésta y que hubieren causado dichas contravenciones no son. REFERENCIA GENERAL A LAS DEMÁS FRACCIONES DEL ARTÍCULO 107 CONSTITUCIONAL . a no ser que tengan una naturaleza irreparable dentro del procedimiento en el que se hayan realizado. en la fracción XV del artículo 73 del ordenamiento mencionado y cuyo estudio lo realizamos en el capítulo XIII del presente libro. que analizamos en el capítulo XVI de esta obra. además. se consigna en la fracción 11 del mencionado artículo 114. acerca de la cual tratamos en el citado capítulo y que propiamente viene a reglamentar la disposición establecida en la fracción IV del artículo 107 de la Constitución. en cuyo caso se aplica por analogía la regla contenida en la fracción IV del artículo 114 de la Ley de Amparo. se establece. Por último. Idem. en sí mismos. cuando la ley que los establezca exija para otorgar la suspensión contra los mismos mayores requisitos que los que fija la Ley de Amparo para conceder tal beneficio. La imposibilidad jurídica de que los actos aislados de una secuela procedimental seguida ante autoridades administrativas sean impugnables por la vía constitucional en sí mismos considerados.Apéndice 1975. atacables por vía de amparo. el principio de definitividad que confirma la norma constitucional a que nos acabamos de referir en lo tocante al amparo contra resoluciones en materia administrativa. IX.. Tesis 285 del Apéndice 1995. consignada constitucionalmente. Materia Laboral. en la demanda de garantías correspondiente deberán hacerse valer las violaciones que se hubieren cometido durante la secuela procesal. Dicha excepción. Cuarta Sala.

Los principios constitucionales rectores del amparo han sido producto de la amplia. de la validez lógica de sus postulados y del genio de los creadores del amparo. consagra diferentes normas relativas al juicio de garantías. PRINCIPIO DE LA DIVISIÓN DE PODERES. en disposiciones diversas de las estudiadas. contenidos tanto en el artículo 107 de la Ley Suprema. Las reglas de mayor trascendencia. Procederemos a su estudio particular. Es verdad que el supradicho artículo 107. 1. se han ubicado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para resguardarlas de mayor posibilidad de reforma por el legislador ordinario. Tal es el objetivo de este capítulo: exponer los principios constitucionales rectores del amparo.Hemos expuesto los principios generales que constituyen la base de la estructura jurídica de nuestro juicio de amparo. como en la Ley de Amparo y en la jurisprudencia. mas tales disposiciones propiamente conciernen a instituciones específicas que integran el sistema total en que funciona el amparo. así como a sus elementos y presupuestos procesales. El conocimiento del juicio de amparo adquirirá más solidez con el estudio específico de esos principios. . PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES RECTORES DEL AMPARO CONSIDERACIONES GENERALES. experiencia cotidiana que se ha obtenido en la larga vivencia de la institución. que norman la estructura del amparo mexicano. cuestiones todas ellas que implican la materia de investigación de la presente obra.

y asevera: "En cada Estado hay tres clases de poderes: el poder legislativo. y al otro poder ejecutivo del Estado". El primero de estos tres elementos es la asamblea general. Más adelante. Montesquieu. hace la paz o la guerra. el segundo. . Se le llama a este último poder judicial. atribuciones y modo de nombramiento es preciso fijar. 191192. el Estado todo resultará bien organizado. 70 al establecer: 70 La Política. establece la seguridad pública y precave las invasiones. que delibera sobre los negocios públicos. y el tercero. el príncipe o jefe de Estado hace leyes transitorias definitivas. si es entendido. el cuerpo judicial".La teoría de división de poderes. castiga los delitos y juzga las diferencias entre los particulares. el cuerpo de magistrados. Por el tercero. atribuida a Montesquieu. Poder Ejecutivo y Poder Judicial. y los Estados no pueden realmente diferenciarse sino en raz6n de la organización diferente de estos tres elementos. el propio Aristóteles les llama Poder Legislativo. Una Vez bien organizadas estas tres partes. 1962. desde la época de los griegos. en el pensamiento de Aristóteles. aparece expuesta. pp. "En todo Estado hay tres partes de cuyos intereses debe el legislador. 71 sin mencionar al autor griego de la divisi6n de poderes. ocuparse ante todo. arreglándolos debidamente. Espasa Calpe. el poder ejecutivo de las cosas relativas al derecho de gentes y el poder ejecutivo de las cosas que dependen del derecho civil. Colección Austral. o deroga las existentes. envía o recibe embajadas. cuya naturaleza. A esos tres poderes. Madrid. "En virtud del primero. S.A. actualiza para la época moderna la división de poderes. Por el segundo..

Espasa Calpe. Colección Austral. En la Constitución vigente. op. la separación o división de poderes. 104. al Poder Judicial le fija Aristóteles como función de "juzgar en los atentados contra la Constitución". S. salvo el caso de facultades extraordinarias al Ejecutivo de la Unión. S. Editorial Porrúa.A. 1962. se fija. México. salvo lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 131.. La Política. p. En ningún otro caso. se consagró. en el primer párrafo del artículo 94: . 71 72 Del Espíritu de las Leyes. a nivel constitucional. de agosto de 1979. para su ejercicio. 199. p. pp. desde la Constitución de 1824 se ha establecido la división de poderes. artículo 16.72 70 La Política. Ejecutivo y Judicial. en Legislativo. 191192. Madrid. se otorgarán facultades extraordinarias para legislar".. 1973. Al Poder Judicial de la Federación se le confiere la tarea de decir el derecho en materia de amparo y se señalan los órganos que lo integran. conforme a lo dispuesto en el artículo 29.El pensamiento de Aristóteles era considerablemente más grandioso que el de Montesquieu en cuanto a que. Desde la Declaración francesa de los Derechos del Hombre. en el artículo 49 la división de poderes: "El Supremo Poder de la Federación se divide.. ni depositarse el Legislativo en un individuo.73 En México. cit. de manera expresa y clara. "No podrán reunirse dos o más de estos Poderes en una sola persona o corporación.A.

54-55. 74 le da al Poder Judicial una cualidad de independencia indiscutible. los artículos 103 y 107 constitucionales regulan la competencia del Poder Judicial de la Federación. en materia de amparo. y legalidad. y en Juzgados de Distrito". que es el correctivo puesto por la . Colegiados en materia de amparo unitarios en materia de apelación. 73 Cfr. en México. España. al otorgarse al Poder Judicial de la Federación la atribución de control de la constitucionalidad y de la legalidad de los actos de autoridad. del principio de división de poderes obtenemos una diversificación de atribuciones y. el control de la constitucionalidad. Silvestre Moreno Cora. Barcelona. 1965. en ella. cuando afirma: "la autoridad judicial debe ser enteramente libre en el ejercicio de sus funciones. única y exclusivamente al Poder Judicial de la Federación. se otorga. Traducción de Alfredo Gallego. y fijan los principios más importantes que rigen en esa institución."Se deposita el ejercicio del Poder Judicial de la Federación en una Suprema Corte de Justicia. Karl Lowenstein. y sin que deba tener motivos de temor o esperanza sino de la ley únicamente. Se ha pretendido por la doctrina mexicana de amparo que. Por tanto. Teoría de la Constitución. el jurista mexicano de principios de siglo. pp. Complementariamente. De los preceptos constitucionales que hemos mencionado se desprende que. Ediciones Ariel. se le ha conferido un carácter de supremacía. sin que pueda ser perturbada en el uso de sus facultades por ningún otro Poder. y la responsabilidad. Inicialmente. a través del amparo. el control de la constitucionalidad y legalidad de los actos de autoridad es una atribución que se otorga al Poder Judicial y no a los otros Poderes. en Tribunales de Circuito.

sin embargo. sino que estriba en protegerla contra los actos de los otros dos que la contraríen.misma ley para evitar los abusos que los jueces y magistrados armados de tan grandes poderes pudieran cometer".. México.. a pesar de que tanto el Poder Legislativo. 75 distinguido amparista. Decimacuarta Edición. 1902. se ha referido a la supremacía del Poder Judicial. "Ahora bien. frente a los otros Poderes. en los siguientes términos: 74 75 Tratado del Juicio de Amparo. p. en este último descubrimos una facultad que propiamente no es de lisa y llana supeditación a la misma.. Secunda la idea de supremacía del Poder Judicial de la Federaci6n el finado amparista Alejandro Ríos Espinoza. S. El Juicio de Amparo. 1979. de la supremacía jurisdiccional". pp.A. dicha superioridad no puede rebasar en ningún . "sine qua non".la Suprema Corte de Justicia se encuentra en una situación de superioridad respecto de los demás poderes. 244-245. Editorial Porrúa. 42. cuya procedencia y extensión constituyen el fundamento lógico-jurídico. superioridad que se basa en su propia situación jurídica y que deriva de nuestro propio régimen constitucional. atribución que no es otra que la de ejercer el control constitucional mediante el conocimiento de los juicios de amparo. como el Ejecutivo y el Judicial deben respetar y subordinarse a la Ley Fundamental. 76 en los siguientes términos: ". México. El Maestro Ignacio Burgoa.

. con los autores antes examinados. ". coopera con el órgano citado al mandamiento del régimen constitucional y del orden jurídico". "Esta tesis de la supremacía del Poder Judicial ha sido ampliamente comentada y aun puesta en duda. Convenimos. ya que sea que pertenezcan a los Poderes Legislativo o Ejecutivo. El único órgano que no puede ser autoridad 2) . A través del juicio de amparo. México. sean federales. se ha conferido con exclusividad. o al mismo Poder Judicial. pero basta para los fines de nuestro estudio.caso. p. al Poder Judicial de la Federación el control de la legalidad y constitucionalidad de todos los órganos de autoridad en nuestro país. y puntualizamos: 1) En México se preconiza la división de poderes como una forma de equilibrar y moderar a los órganos representativos del poder público. 57. considerar que la supremacía radica en el ejercicio del control constitucional que en nuestro país se ejerce a través de la demanda de amparo que al efecto promueva el agraviado por un acto o ley y que al procurar obtener una reparación del perjuicio causado por la violación. locales o municipales. la obediencia y sumisión que los tres poderes deben guardar a los postulados y principios de la propia constitución". en lo esencial. 76 Amparo y Casación.Insistimos en que la superioridad se basa en la posibilidad jurídica de invalidar la actuación violatoria desplegada por las autoridades en el caso que se le presente y constituirse en un revisor supremo confrontando el acto o ley reclamado con la constitución"..

entre los que enunciamos los siguientes: A) Para que opere el control de la constitucionalidad y legalidad de los actos de los Poderes Legislativo y Ejecutivo se requiere que un gobernado. A su vez. en su carácter de presunto agraviado. el Poder Judicial de la Federación se controla a sí mismo. Se puede hablar de una supremacía aunque el único órgano contra el que no procede al amparo es la Suprema Corte de Justicia de la Unión. solicite el amparo. 4) 5) La supremacía a que aludimos del Poder Judicial de la Federación no rompe el equilibrio de poderes y no convierte al Poder Judicial de la Federación en un super poder dado que existen ciertos elementos moderadores. a través de los artículos 14 y 16 constitucionales se controla toda la constitucionalidad y la legalidad de los actos de autoridad estatal. tal y como lo determina el artículo 73. Este control es directamente ejercido. fracción 1 de la Ley de Amparo. a través de una demanda de amparo. indirectamente. .responsable en amparo es la Suprema Corte de Justicia de la Nación. respecto de las garantías individuales y en relación con la distribución de competencias entre Federación y Estados. en los términos del artículo 103 constitucional. 3) Se puede hablar de una supremacía del Poder Judicial de la Federación dado que todo o acto de ley de los otros Poderes puede ser controlado por el multicitado Poder Judicial de la Federación.

ejercida por jueces. a su vez. en el juicio de amparo. No se ha conferido una facultad política. ello significa que se trata de un procedimiento jurisdiccional desde el punto de vista formal y desde el punto de vista material. . limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre el que verse la queja.77 C) D) 77 Cfr. establecido desde la época de Mariano Otero. preconizado. con apego al planteamiento de conceptos de violación que haya hecho el quejoso.B) Salvo los casos de excepción. con toda la objetividad que aparece en los litigios. la autoridad judicial acata el principio de congruencia o de estricto derecho en cuanto a que dicta el fallo correspondiente. El amparo se ejerce por órgano jurisdiccional y por vía de acción. a través de la Fórmula Otero. sin hacer declaración general respecto de la ley o acto que la motivare. en los que la autoridad estatal es una autoridad que funge como demandada. Las sentencias que se dictan en el amparo se sujetan al principio de relatividad. sino de una atribución jurisdiccional. Historia del Juicio de Amparo. por la fracción II del artículo 107 constitucional y que se expresa en el sentido de que la sentencia se ocupará solamente de individuos particulares. Carlos Arellano García. consignados por la Constitución y por la Ley de Amparo.

a través de actos del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo que son los órganos que intervienen en la elaboración de las leyes.E) El Poder Judicial carece de fuerza pública. F) La supremacía del Poder Judicial no es absoluta desde ángulo diverso en atención a que el Poder Judicial de la Federación está sometido a las disposiciones constitucionales que. G) 2.. Por tanto. vivimos bajo un régimen constitucional en el que sólo es suprema la Constitución". estudioso destacado del juicio de amparo. conforme a nuestro sistema constitucional. puede modificar el Congreso de la Unión y las Legislaturas de los Estados. Para hacer uso de presión material en el cumplimiento de sus fallos requiere del auxilio del Poder Ejecutivo. Sobre la supremacía de la Constitución ha sostenido Alejandro Ríos Espinoza: 79 "Desde luego. Manuel Rangel y Vázquez. PRINCIPIO DE SUPREMACÍA CONSTITUCIONAL. Sólo está dotado de fuerza moral. De manera expresa. en los términos del artículo 135 de la propia Constitución. la supremacía que se le atribuye requiere de la colaboración del Poder Ejecutivo. Ya hemos dicho que el artículo 107 constitucional contiene disposiciones que fincan la estructura de nuestro juicio de amparo.. 78 considera: ". Además el Poder Judicial de la Federación también está sujeto a la Ley de Amparo que es factible reformar o derogar. siendo el respeto y cumplimiento de las normas .

. está preconizada por el artículo 133 constitucional. p. el artículo 6º. serán la ley suprema de la tierra. se le ha dotado para mantener esa responsabilidad y observancia. 79 80 Amparo y Casación. de la Constitución de los Estados Unidos de América dispone: "Esta Constitución. El Juicio de Amparo. . op.80 A su vez. cit. 165. op. 78 El Control de la Constitucionalidad de las Leyes y el Juicio de Amparo de Garantías en el Estado Federal. México. con aprobación del Senado. 358. las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma. Cfr. serán la Ley Suprema de toda la Unión. de la Constitución de los Estados Unidos de América en el artículo 126 con un texto idéntico al del artículo 133 constitucional vigente. En efecto. la mayor garantía de los derechos de los miembros de la colectividad. a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados". p. 55. leyes y tratados. Los jueces de cada Estado estarán sujetos a ella sin que obsten las constituciones o leyes de los Estados". la Constitución de 1857 recogió el artículo 6 º. Ignacio Burgoa.. Determina textualmente el artículo 133 constitucional: "Esta Constitución. llegó del sistema norteamericano. El precepto Citado de la Constitución de los Estados Unidos de América. celebrados y que se celebren por el Presidente de la República. cit.A. S. En el Derecho mexicano la supremacía constitucional.. del concepto de Suprema". 1952. Editorial Cultura. las leyes de la Federación que en virtud de ella se sancionaren y todos los tratados celebrados o que se celebraren por la autoridad de los Estados Unidos. p. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución.constitucionales.

respecto del artículo 133 producido. complementariamente. se establece en el artículo 133 constitucional al fijarse: "todos los tratados que estén de acuerdo con la misma". en el anterior artículo transcrito. deriva de la indicación de que "las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella". antes de tomar posesión de su encargo. prestará la protesta de guardar la Constitución y las leyes que de ella emanen". Esto significa que los tratados internacionales no deben contravenir lo dispuesto en la Constitución. Siendo superior la Constitución. una supremacía constitucional indiscutible. y también significa que el amparo puede solicitarse por un gobernado contra un B) C) D) . La supremacía de la Constitución. se establece. se establece una institución de resguardo de la misma que es el juicio de amparo y un órgano que vela por ella y que es el Poder Judicial de la Federación. Es pertinente puntualizar. respecto de las leyes federales. hay una supremacía de la Constitución por encima de leyes federales y tratados y una supremacía de la Constitución y leyes de los Estados de la República. respecto de los tratados internacionales. La supremacía de la Constitución. lo siguiente: A) Dada la redacción terminante y clara del artículo 133 constitucional. En la cúspide de la escala de valores que corresponde a los ordenamientos citados aparece la Constitución.En el orden jerárquico normativo del Derecho mexicano. con claridad. Emanar de ella significa que se apeguen al texto constitucional y no lo contravengan. rinden la protesta a que se refiere el artículo 128 de la Constitución: "Todo funcionario público. Los diputados y senadores que intervienen en la elaboración de las leyes federales han de cumplir la Constitución y para ello. sin excepción alguna. en el sistema jurídico mexicano.

Como corolario de lo anterior. F) G) 3.el juicio se sigue a petición de parte agraviada y por medio de procedimientos y formas que determina la ley. dada la última parte del artículo 133. en alguna de sus disposiciones. dado lo dispuesto por los artículos 103 y 107 constitucionales pero. el tratadista de Derecho Constitución.. en el año de 1876.. tiene prevalencia la Constitución sobre tratados internacionales. vulnera garantías individuales o afecta la distribución competencial entre Federación y Estados.tratado internacional que. la máxima que se obtiene es que. de preferir las disposiciones federales frente a las disposiciones constitucionales y legales de las entidades federativas. el gran tratadista de amparo. leyes federales. PRINCIPIO DE INSTANCIA DE PARTE. los jueces de los Estados pueden coadyuvar al control de la supremacía constitucional mediante la facultad que les otorga el artículo 133. constituciones y leyes de los Estados. Silvestre Moreno Cora82 también exponía el principio de que el amparo se promueve a instancia de parte: . Don José María Lozano81 enfatizaba como principio regulador del amparo que: ". E) La supremacía constitucional también se produce respecto de las constituciones o leyes de los Estados por así disponerlo la parte final del propio artículo 133 constitucional. en el amparo.. " A principios del presente siglo.. La supremacía constitucional se hace efectiva a través del amparo. Hace más de un siglo.

cit. 202. tercera edición. p. 1876.. que no puede obrar sino a instancia de parte. pp. "Los juicios de amparo deben seguirse precisamente a petición de la parte agraviada. no pueden. el constitucionalista Mariano Coronado83 afirmaba rotundamente el principio que nos ocupa. La primera edición fue de 1887. México. incorporarse de oficio. ". sin determinar en qué forma deben conocer de ellas. defensor o representante legítimo. 1906. sólo ordena que los Tribunales Federales resuelvan estos tres géneros de controversias. en su art. 257. dice un jurisconsulto mexicano (Dublán. En el año de 1906. a quien seguiremos en esta parte de nuestro estudio. esto es. " Más adelante agrega Silvestre Moreno Cora: "Es de notarse que la Constitución (de 1857). y aunque en el artículo que sigue manda igualmente que en los casos previstos en el anterior. 81 José María Lozano. el procedimiento se siga siempre a petición de parte.. 42 y 510. 82 83 Año de 1902. Estudio del Derecho Constitucional Patrio en lo relativo a los Derechos del Hombre. El Derecho.." El principio de que el amparo se inicia a petición de parte agraviada tenía consignación constitucional en el artículo 102 de la Constitución de 1857. tomo I. Juicio de Amparo."El primero de los caracteres propios del Poder Judicial es ser esencialmente pasivo. .. pues.. ni continuar cuando la parte se desista. número 4). México. guardándose las formas del orden jurídico.. p. 101. . ya sea que promueva por sí o por medio de apoderado. Tratado del Juicio de Amparo. Elementos de Derecho Constitucional Mexicano. op..

92 Juventino V.Los amparistas contemporáneos Ignacio Burgoa84 Romeo León Orantes.85 Manuel Rangel y Vázquez. 266-267. Tomo I. 51. 87 Comentarios a la Ley de Amparo. p. pp. Acerca del principio de instancia de parte agraviada. 41.89 Octavio A.87 Héctor Fix Zamudio. p.86 Luis Muñoz. 273274. 75-76. 1965. El Juicio de Amparo. 88 “Síntesis del Derecho de Amparo”. op.A. Instituto de Derecho Comparado. México. México. Curso de Amparo. México.. p.90 Humberto Briseño Sierra. 1966. El Amparo Colonial y el Juicio de Amparo. 1966. Castro. 422. p. México. 92 Andrés Lira. Fondo de Cultura Económica. Ediciones Lex. 1972. Editorial Constancia. Editorial Cajica.94 y Luis Bazdresch.91 Andrés Lira. op. 84 85 86 El Juicio de Amparo. S. Editorial Porrúa. 1975.. consideramos pertinente puntualizar sus elementos característicos: .. 1952. Hernández. México. 89 90 91 Lecciones de Amparo. p.A. Tomo I. UNAM. México. S. pp. México. 110. Teoría y Técnica del Amparo. cit. Ediciones Botas.95 han emitido sus respectivos puntos de vista para corroborar la consagración del principio de instancia de parte como uno de los que caracterizan al juicio de amparo mexicano.88 Alfonso Noriega. cit. El Control de la Constitucionalidad de las Leyes y el Juicio de Amparo. Padilla.93 José R. 90. en Panorama del Derecho México. pp.. Puebla.

A) Se consagró en la Constitución de 1857. 330-332. B) C) D) 93 Lecciones de Garantías y Amparo. México. 95 Curso Elemental del Juicio de Amparo. Editorial Jus. sin ejercicio de la acción de amparo correspondiente. Editorial Porrúa. p.. Cárdenas Editor y Distribuidor. por su defensor si se trata de un acto que corresponda a una causa criminal. Poder Judicial de la Federación. Tercera Edición. pp. pp. En la Constitución vigente de 1917 está expresamente establecido en la fracción I del artículo 107 Constitucional: "I. por el titular de la misma. sin petición precedente. El juicio de amparo se seguirá siempre a instancia de parte agraviada". México. encargado del control de la constitucionalidad y legalidad de los actos de autoridad estatal. y sólo seguirse por el agraviado. o por medio de algún pariente o persona extraña en los casos en que esta ley lo permita expresamente. el órgano. El principio de instancia de parte agraviada en el amparo significa que. 2324. en el artículo 102 y se conservó en la Constitución de 1917. 50. por su representante. S. 1977. 1974. pudiendo hacerlo por sí. por su representante legal o por su defensor". E) Es característica del sistema de control por órgano jurisdiccional y por vía de acción que la tutela constitucional se ejerza . 94 Sinopsis de Amparo. "El juicio de amparo únicamente puede promoverse por la parte a quien perjudique el acto o la ley que se reclama. El precepto de la Constitución que hemos transcrito está complementado por el artículo 40 de la Ley de Amparo. no puede actuar de oficio.A.

. G) H) 4. México. 1968. op. Lecciones de Garantías y Amparo. tal y como sucedía cuando existía en México el Supremo Poder Conservador. pp. UNAM. F) La fijación del requisito indispensable de instancia de parte agraviada evita que surja un antagonismo entre órganos del Estado pues. del principio de analizamos pues. El Juicio de Amparo. pp. como uno de los principios rectores del amparo. así como su consolidación. La doctrina mexicana ha generalizado la aceptación del principio de agravio personal y directo. 43-44. PRINCIPIO DE AGRAVIO PERSONAL Y DIRECTO. son consecuencia. La subsistencia del amparo.mediante el ejercicio de la acción por el gobernado afectado en sus garantías individuales.96 96 Cfr. cit. 7781. 7. Ignacio Burgoa. Juventino Castro. el Poder Judicial de la Federación adquiera caracteres de supremacía que llevaran al rompimiento del respectivo equilibrio que debe existir con los Poderes Legislativo y Ejecutivo. o en sus derechos derivados de la distribución competencial entre Federación y Estados. Mariano Azuela. este sólo se inicia a instancia de parte y no oficiosamente por el otro Poder. p. Legislativo y Ejecutivo no se ofenden por la existencia del amparo ya que. Octavio Hernández. Héctor Fix Zamudio. Se evita mediante el principio en estudio que. 268-272. pp.. los otros dos Poderes. Monterrey. Introducción al Estudio del Amparo. "Mandato de Seguridad y Juicio de Amparo". Nuevo León. 1963. entre otros. Curso de Amparo. el control se ejercerá cuando lo solicite el gobernado y no cuando tal iniciativa pudiera partir del órgano de control. en Tres Estudios sobre el Mandato de Seguridad Brasileño. op.. México. op. cit.

Editorial Porrúa. cit.. por su sola vigencia.. Eduardo Pallares. "Artículo 73. Diccionario Teórico Práctico del Juicio de Amparo. 2. ha de sobreseerse según dispone el artículo 74 fracción III de la Ley de Amparo. se trata de un principio que tiene una base constitucional y su respectiva confirmación en la Ley de Amparo. Quien promueve el amparo lo hace porque le perjudica la ley o el acto que reclama.. Edición. confirma el dispositivo constitucional. la. VI del artículo 73 de 1". El artículo 107 constitucional exige. . Al emplear la expresión "agraviada" hace referencia a que.Bajo el punto de vista propio es acertado tal criterio dado que. "VI. en la fracción 1. p.El juicio de amparo es improcedente: "V. Contra las leyes. Por su parte la Ley de Amparo." Si el amparo es improcedente. sino que se necesite un acto posterior de aplicación para que se origine tal perjuicio. pp. al determinar que el juicio de amparo únicamente puede promoverse por la parte a quien perjudique el acto o la ley que se reclama. tratados y reglamentos que. en el artículo 4º. México. José R. Ley de Amparo. De no haber ese agravio o perjuicio que requiere el artículo 107 fracción 1 de la Constitución y que confirma el artículo 4. no causen perjuicio al quejoso. el amparo se juzga improcedente según lo dispuesto por las fracciones V.. que el juicio de amparo se siga siempre a instancia de parte agraviada. 333-334. quien promueve un amparo lo hace porque ha resentido un agravio. Contra actos que no afecten los intereses jurídicos del quejoso. 1967. Padilla.

En una de sus acepciones gramaticales. op. Luis Bazdresch. o sea. dentro de las hipótesis previstas por el artículo 103 constitucional. el agravio es la presunta afectación a los derechos de una persona física o moral. Por tanto. Por supuesto que este concepto es para los efectos del juicio de amparo. por violarse alguna de sus garantías individuales o por invadirse en su perjuicio presunto la distribución competencial establecida entre Federación y Estados. 24-25. Curso Elemental del Juicio de Amparo. Expliquemos los elementos de este concepto: A) El sujeto que promueve el amparo imputa a una autoridad estatal una afectación en sus derechos tutelados en los términos del artículo 103 constitucional. Decimos presunta afectación porque será materia de prueba demostrar que efectivamente hubo esa afectación.Sinopsis de Amparo.. p. D) Al estarse dentro de las hipótesis del artículo 103 constitucional. el sujeto activo del agravio. cit. el amparo ha de promoverlo la parte agraviada. ello significa que el juicio de amparo lo instaura una persona física o moral que considera que se le ha afectado por una autoridad estatal alguno de sus derechos. Estimamos idónea esta acepción para utilizada respecto del agravio que se produce en materia de amparo. pp. En opinión nuestra. el vocablo "agravio"97 es la ofensa perjuicio que se hace a uno en sus derechos e intereses. C) El agravio para los fines del amparo sólo puede ser considerado como tal dentro de los supuestos que comprende el artículo 103 constitucional. B) Mencionamos una autoridad estatal ya que. op. dentro de las hipótesis del artículo 103 constitucional. quien presuntamente agravia. 50. ha de . las garantías individuales tienen como sujeto obligado a las autoridades y la distribución competencial está fijada entre autoridades federales y locales. cit.. es decir.

dentro de las hipótesis del artículo 103 constitucional. que. o por medio de un pariente o persona extraña en los casos de excepción que la ley permite: el amparo sólo podrá seguirse por el agraviado. b) c) La singularización del agravio en el amparo requiere que. a nombre de ella. considera que se le ha afectado en sus derechos. por su representante legal o por su defensor. Directo. expresemos que el agravio ha de ser personal y directo. Personal significa que la persona que instaura la demanda de amparo ha de ser titular de los derechos presuntamente afectados por el acto o ley de autoridad. puede interponer. de la Ley de Amparo. en su carácter de gobernada. Objeto del agravio son los derechos presuntamente violados. En defecto de ella. y también es la autoridad estatal a quien se le fijan los límites competenciales entre Federación y Estados. desde el punto de vista del tiempo en que el acto se realiza. su defensor si es un acto penal. el amparo respectivo. es conveniente precisar cuáles son los elementos integrantes del agravio: 1) Existen dos elementos personales y subjetivos: a) Sujeto activo del agravio que es la autoridad estatal que presuntamente ha violado garantías individuales o que presuntamente ha invadido una esfera competencial ajena. según el artículo 4º. su representante. el agravio puede ser pasado cuando ya sus efectos han concluido. ya que ésta es la destinataria de las garantías individuales como sujeto pasivo. Para mayor claridad de ideas sobre el agravio. dentro de los supuestos previstos por el artículo 103 constitucional.ser una autoridad estatal. presente .. adicionalmente. Sujeto pasivo del agravio es la persona física o moral.

cuando los efectos del agravio se están realizando al promoverse el amparo y futuro cuando los efectos aún no se inician pero. sino como sinónimo de ofensa que se hace a los derechos o intereses de una persona". Nos permitimos transcribir las tesis jurisprudencia les relativas: A) "AGRAVIO INDIRECTO "No da ningún derecho al que lo sufre para recurrir al juicio de amparo". . para los efectos del amparo. Tesis J/25. por su claridad resulta muy ilustrativa: 100 98 Tesis número 26. La jurisprudencia. Jurisprudencia Común al Pleno y a las Salas. 223. no da lugar a que se pueda interponer el amparo. 17. 8ª Parte. no una tesis jurisprudencial.99 C) Una simple ejecutoria.98 B) PERJUICIO PARA LOS EFECTOS DEL AMPARO "El concepto perjuicio. p. Tesis número 131. o sea. que ya hemos citado. p. sin proximidad temporal. Apéndice 19171995. México. y si se interpone se produce la improcedencia prevista por el artículo 73 fracción V. no debe tomarse en los términos de la ley civil. que pudiera haberse obtenido. como la privación de cualquiera ganancia lícita. Apéndice 1917-1995. p. Tomo VI. p. Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. El agravio futuro remoto. cuya obligatoriedad está prevista en el artículo 94 de la Constitución. ha delineado las características del agravio personal y directo. ha establecido otros elementos que conviene reproducir con el texto de la ejecutoria que. o como el menoscabo en el Patrimonio. Tesis J/358. Tesis de Ejecutorias 1917-1975. existen datos que hacen presumir una proximidad temporal en la producción de efectos del acto reclamado. 47. 99 Idem. 241. Tomo VI. 1975..

determina: 101 "INTERÉS JURÍDICO EN EL AMPARO. y puede. se le cause agravio por acto de autoridad o ley. en donde se expresa que: "El concepto perjuicio. prescribe que el juicio constitucional únicamente puede promoverse por la parte a quien perjudique el acto o la ley que se reclaman. pp. por tanto. todo aquel que sufre una lesión directa en sus intereses jurídicos. 4º. en un juicio de garantías. como podrá apreciarse si se consulta el Apéndice de jurisprudencia de 1917 a 1965. a definir cuál es el alcance del concepto perjuicio. del Semanario Judicial de la Federación. cause un perjuicio al quejoso o agraviado.100 Ibidem. Sexta Parte. BASE AMPARO. que el acto o ley reclamados. en su persona o en su patrimonio por cualquier ley o acto de autoridad. tesis relacionada. D) Otra tesis jurisprudencial. Tomo VI. de la ley Reglamentaria del juicio de garantías. p. toda persona a quien perjudique el acto o ley de que se trate. para los . "Es agraviado. Es presupuesto. 225-226. página 239. sin que la ley haga distinción alguna entre actos accidentales o habituales. Apéndice 1917-1995. pues basta que alguna entidad jurídica. "PERJUICIO. promover su acción constitucional. de acuerdo con el ámbito conceptual de esa norma legal. es decir. para los efectos de amparo. para que nazca el correlativo derecho o acción anulatoria de la violación". precisamente. moral o privada. sea afectada en sus intereses. para la procedencia de la acción de amparo. obsoleta. con arreglo a los artículos 107 constitucional. en juicio o fuera de él. Así lo ha estimado la Suprema Corte de la Nación.. Reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Tesis J/1138. en sus diversas tesis jurisprudenciales. la que ha llegado incluso. 783. y 5º.. en su caso. tesis número 131. de consiguiente. muy clara y directamente interpretativa del artículo 4º. QUE DEBE ENTENDERSE POR PERJUICIO PARA LOS EFECTOS DEL "El artículo 4 de la Ley de Amparo.

la acción constitucional o anulatoria de la violación reclamada en un juicio de garantías. ha llegado a estimar que el interés jurídico de que habla la fracción XI. un acto reclamado en -amparo. Y es que la procedencia de la acción constitucional de amparo requiere. página 3770 del Semanario Judicial) de la Federación). conforme al criterio que sustenta la Suprema Corte de justicia de la Nación. sino a la titularidad que al quejoso corresponde. del tomo LXIII del Semanario Judicial de la Federación. que pudiera haberse obtenido. no debe tomarse en los términos de la ley civil. como se sostiene. cuando lesiona. en su persona o en su patrimonio. en otras ejecutorias que desenvuelven y precisan el mismo concepto. de los derechos que se invocan. en la ejecutoria publicada en la página 227 del Tomo LXX del mismo Semanario judicial". como la privación de cualquiera ganancia lícita. en la ejecutoria visible en la página 320. "no puede referirse. y es entonces cuando nace. en relación con los derecho o posesiones conculcados" (Tomo LXIII. Sin duda. Quinta Época.efectos del amparo. ya sean estos posesorios o de cualquiera otra clase. lo que debe entenderse por perjuicio. acertadamente. a otra cosa. sus intereses jurídicos. es decir. que se acredite la afectación por el acto reclamado. ahora V. directamente. del artículo 73 de la Ley de Amparo. o sea. sino como el sinónimo de ofensa que se hace a los derechos o intereses de una persona". . causa perjuicio a una persona física o moral. o como el menoscabo en el patrimonio. Este Alto Tribunal le la República. como presupuesto necesario. precisamente.

op. Tesis 1032. 1666. cit.. Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. Octavio Hernández. 102 Cfr. Volumen II.. con base en la legislación constitucional y ordinaria y conforme a lo dispuesto en la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Los autores mexicanos han sido acuciosos en la fracción del principio de definitividad. cit. Moreno. Mariano Azuela. antes de promoverse el juicio de amparo. 51-52. Apéndice 1917-1988. pp. resuelve o concluye. p. op. Sala Auxiliar. después de agotar el recurso. pp.102 La expresión "definitividad" está consagrada por la doctrina y jurisprudencia para referirse al principio que rige el amparo y en cuya virtud. En el Diccionario de la Lengua Española. p. 133-135.. Séptima Parte. 5.101 Jurisprudencia 1917-1975. tesis 10. 26. p. PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD. recurso o medio de defensa legal. op. 103 la palabra "definitivo" alude a aquello que se decide. pp. cit. Conforme al principio de definitividad. S. Ignacio Burgoa. la impugnación del acto de autoridad mediante el amparo es concluyente porque en el amparo se dice la última palabra. mediante el cual pueda impugnarse el acto de autoridad estatal que se reclama en el amparo. pp. 87-93. 232 p. . 278-293. Cit.. juicio o medio de defensa que pudiera proceder. debe agotarse el juicio.

pp. ya sea que la violación se cometa en ellos. b) c) "IV. Madrid. o que. Juventino Castro. contra resoluciones que causen agravio no reparable mediante algún recurso. si se cometió en la primera. cit. p. op.. op. No será necesario agotar éstos cuando la ley que . y Contra actos que afecten a personas extrañas al juicio. El principio de definitividad tiene una consignación constitucional en las fracciones III y IV del artículo 107 de nuestra Ley Fundamental: "lII. op. pp. cometida durante el procedimiento afecte a las defensas del quejoso. trascendiendo al resultado del fallo.. 186. El Juicio de Amparo. Contra actos en juicio cuya ejecución sea de imposible reparación. 427. Humberto Briseño Sierra. cit. José R. p. p.. Héctor Fix-Zamudio. op. cit. 103 Real Academia Española.Eduardo Pallares. fuera de juicio o después de concluido. además. 219-22. cit.. Antonio Carrillo Flores.. y 244-246. 132. 25-28. Estos requisitos no serán exigibles en el amparo contra sentencias dictadas en controversias sobre acciones del estado civil o que afecten al orden y a la estabilidad de la familia. op. cit. juicio o medio de defensa legal. op. el amparo sólo procederá en los casos siguientes: a) Respecto de los cuales no proceda ningún recurso ordinario por el que puedan ser modificados o reformados. administrativos o del trabajo. una vez agotados los recursos que en su caso procedan.. En materia administrativa el amparo procede. p. Cuando se reclamen actos de tribunales judiciales. 1970. 310. 334-338. siempre que en materia civil haya sido impugnada la violación en el curso del procedimiento mediante el recurso ordinario establecido por la ley e invocada como agravio en la segunda instancia. pp. Padilla. tomo I. cit.

el amparo no procede si no se agotan previamente los recursos. AqUÍ no cabe más que el recurso. se requiere la interposición previa del recurso.los establezca exija. ha de agotarse. podemos sistematizar su contenido en los siguientes puntos: A) Si se trata de laudos o sentencias definitivas y resoluciones que pongan fin al juicio de tribunales judiciales. Si se trata de actos en juicio. Respecto de actos que afecten a personas extrañas a juicio. mayores requisitos que los que la Ley Reglamentaria del Juicio de Amparo requiera como condición para decretar esa suspensión". antes de promoverse el amparo. En cuanto a la materia administrativa. no se requiere el agotamiento previo de los recursos que procedieron. cualquier recurso ordinario por el que pueda modificarse o reformarse la sentencia o laudo. cuya ejecución sea de imposible reparación. con afectación de las defensas del quejoso. Del texto literal transcrito de las fracciones III y IV del artículo 107 constitucional. deben agotarse previamente los recursos procedentes. No habrá exigencia de los requisitos anteriores si se trata de sentencias dictadas en controversias sobre acciones del estado civil o que afecten al orden y a la estabilidad de la familia. Si la violación se cometió durante el procedimiento. para otorgar la suspensión del acto reclamado. fuera de juicio o después de concluido. hay mayor amplitud pues. con trascendencia al resultado del fallo. no tiene cabida el juicio o el medio de defensa legal. administrativos o del trabajo. juicios o medios de defensa legal que puedan interponerse contra resoluciones que causen agravio. B) C) D) E) F) . en la materia civil.

G) No será necesario agotar el recurso. XIV y XV del artículo 73. se ha convertido en la fracción VII del mismo artículo). o proceda contra ellos algún recurso. cuando la ley que los establezca exija. Por su parte. "XIV. Contra actos de autoridades distintas de los tribunales judiciales. dentro del procedimiento. . que deban ser revisados de oficio. en virtud de diversas reformas. aun cuando la parte agraviada no lo hubiese hecho valer oportunamente. plasma el principio de definitividad conforme al siguiente texto literal: "Artículo 73. revocados o nulificados. juicio o medio de defensa legal por virtud del cual puedan ser modificados. Se exceptúan de la disposición anterior los casos en que el acto reclamado importe peligro de privación de la vida. siempre que conforme a las mismas leyes se suspendan los efectos de dichos actos mediante la interposición del recurso o medio de defensa legal que haga valer el agraviado. juicio o medio de defensa procedente con anterioridad al amparo. revocadas o nulificadas. El juicio de amparo es improcedente: "XIII. por virtud del cual puedan ser modificadas. la Ley de Amparo. deportación o destierro. Cuando se esté tramitando ante los tribunales ordinarios algún recurso o defensa legal propuesta por el quejoso. en la materia administrativa. mayores requisitos que la Ley de Amparo. sin exigir mayores requisitos que los que la presente ley consigna para conceder la suspensión definitiva. "XV. administrativos o del trabajo. que pueda tener por efecto modificar revocar o nulificar el acto reclamado. en las fracciones XIII. salvo lo que la fracción IX del artículo 107 constitucional dispone para los terceros extraños (esta fracción IX. o cualquiera de los actos prohibidos por el artículo 22 de la Constitución. conforme a las leyes que los rijan. como condición para decretar esa suspensión. Contra las resoluciones judiciales o de tribunales administrativos o del trabajo respecto de las cuales conceda la ley algún recurso o medio de defensa. para otorgar la suspensión del acto reclamado.

conforme a la ley que los rija. 2) 3) 4) 5) . juicio o medio de defensa legal. La fracción XIV del artículo 73. es necesario agotar no sólo los recursos sino los medios de defensa. Respecto de terceros extraños a juicio. antes de interponer el juicio de amparo. no es necesario agotar recursos ni medios de defensa.independientemente de que el acto en sí mismo considerado sea o no susceptible de ser suspendido de acuerdo con esta ley. en cuanto a que si se tramita un recurso o medio de defensa. antes de acudir al amparo. Desde cierto ángulo. El segundo párrafo de la fracción XIII del artículo 73 establece una clara y justificada excepción al principio de definitividad. éste debe concluirse antes de irse al amparo." Los preceptos transcritos sugieren las siguientes reflexiones: 1) En materia de resoluciones judiciales. si el acto reclamado carece de fundamentación. Respecto de actos de autoridades distintas de las judiciales. sino que plasma el principio de no simultaneidad del amparo y el medio de defensa o recurso propuesto. si la hay. Igualmente debe interponerse previamente. cuando el acto reclamado importe peligro de privación de la vida. o cualquiera de los actos prohibidos por el artículo 22 de la Constitución. en concepto nuestro. deportación o destierro. no preconiza el principio de definitividad. debe esperarse el resultado de la revisión de oficio. a diferencia de lo que establece el artículo 107 constitucional. pudiera deducirse el principio de definitividad. en cuanto a que no hay que agotar el recurso o medio de defensa. el recurso. antes de promoverse el amparo. "No existe obligación de agotar tales recursos o medios de defensa.

El texto reza: "Cuando contra el primer acto de aplicación proceda algún recurso o medio de defensa legal por virtud del cual pueda ser modificado. En el primer caso.104 . "AUTO DE FORMAL PRISIÓN. PROCEDENCIA DEL AMPARO CONTRA EL. no es necesario que previamente al amparo se acuda al recurso de apelación". transcribiremos las tesis jurisprudenciales relativas: A) En materia de formal prisión." Respecto al principio de definitividad es abundante la jurisprudencia aplicable. juicio o medio de defensa legal. la fracción XII. aun cuando para fundarlo se hayan aducido exclusivamente motivos de ilegalidad. si conforme a la ley no se suspenden los efectos de los actos de autoridad distintas a las judiciales o si se requieren mayores requisitos que los establecidos por la Ley de Amparo para conceder la suspensión definitiva. SI NO SE INTERPUSO RECURSO ORDINARIO "Cuando se trata de las garantías que otorgan los artículos 16. sólo se entenderá consentida la ley si no se promueve contra ella el amparo dentro del plazo legal contado a partir de la fecha en que se haya notificado la resolución recaiga al recurso o medio de defensa. Por su importancia. del artículo 73 de la Ley de Amparo. será optativo para el interesado hacerla valer o impugnar desde luego la ley en juicio de amparo.6) Como excepción a lo establecido en el punto quinto que antecede. establece una excepción más en amparo contra leyes. la fracción XV del artículo 73 de la Ley de Amparo determina que no será necesario agotar el recurso. párrafo tercero. con la obligatoriedad que le corresponde. Además de las excepciones legales antes anotadas respecto del principio de definitividad. revocado o nulificado. no es necesario agotar el recurso ordinario previamente al amparo. 19 y 20 constitucionales.

1917-1975. CUANDO EL QUEJOSO SE DESISTA DEL RECURSO DE APELACIÓN. p. 30. Tesis. 105 C) En materia de formal prisión. Primera Sala. 1975. si se interpuso recurso de apelación y no se ha resuelto. por este concepto. Apéndice 1917-1995. México. sino sólo quitar el obstáculo legal que haría improcedente el juicio de amparo. "Si aparece que el acusado apeló del auto de formal prisión y posteriormente desistió del recurso. esto no puede significar conformidad con dicha resolución. 54. Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. 98. Tomo II. Es improcedente el amparo que se endereza contra el auto de formal prisión. si está pendiente de resolverse el recurso de apelación que contra él se hizo valer". p. CUANDO ES IMPROCEDENTE EL AMPARO CONTRA EL. el amparo es improcedente: "AUTO DE FORMAL PRISIÓN. B) En materia de formal prisión.104 Tesis número 43. ni menos para. tesis de Ejecutorías. el quejoso se desiste de la apelación para hacer procedente el amparo. AMPARO CONTRA EL. no para consentir el acto reclamado: "AUTO DE FORMAL PRISIÓN.106 . Segunda Parte. no hay razón alguna para considerar consentida la resolución reclamada. Jurisprudencia. sobreseer en el juicio de garantías". y por lo mismo.

por jurisprudencia obligatoria de la Suprema Corte de Justicia. negativa de libertad bajo fianza o cualquiera otros comprendidos en los preceptos constitucionales citados. 28.105 106 Idem. D) En materia penal. Por tanto.. FALTA DE "Cuando el amparo se pide precisamente porque el quejoso no ha sido oído en juicio. p. Tesis 49. Tomo II. 27. Tesis 47. Apéndice 1917-1995. 19 y 20 de la Constitución.. Apéndice 1917-1995.107 E) En la materia penal. es preciso agotar el recurso de apelación antes de pedir amparo contra una sentencia definitiva: "SENTENCIAS PENALES RECURRIBLES "Es improcedente el amparo que se endereza contra una sentencia penal de primera instancia. tesis 39. no es menester agotar previamente el recurso de apelación. p. Ibidem. tesis 37. pues precisamente el hecho de que el quejoso manifieste que no ha sido oído en juicio. Tomo II. mercantil y laboral. p. hace patente que no estaba en posibilidad de intentar los recursos . Damos por reproducida la tesis jurisprudencial que transcribimos en el anterior inciso A). no es necesario agotar el recurso correspondiente. 89. la falta de emplazamiento libera de la obligación de agotar los recursos ordinarios: "EMPLAZAMIENTO. p. por falta de emplazamiento legal. previamente al amparo. si se trata de las garantías previstas por los artículos 16. no es procedente sobreseer por la razón de que existan recursos ordinarios. respecto de la cual la ley concede algún recurso"108 E) En la materia jurisdiccional civil. que no se hicieron valer. los actos reclamados consistentes en orden de aprehensión. 92.

el amparo es de sobreseerse pues está en la posibilidad de interponer el recurso de apelación. los terceros extraño tampoco están obligados a entablar acciones distintas. Primera Sala.111 En congruencia con la anterior tesis jurisprudencial. La misma tesis jurisprudencial transcrita.110 Si el quejoso compareciese. p. Tesis 314. Apéndice 1975. los terceros extraños no están obligados a agotar los recursos ordinarios o medios de defensa antes de ocurrir el amparo: "PERSONA EXTRAÑA AL JUICIO. no están obligados a agotar los recursos ordinarios o medios legales de defensa antes de ocurrir al amparo". Tomo II. aparece publicada en el Apéndice de 1975. y de ahí que no pueda tomarse como base para el sobreseimiento. "Los terceros extraños afectados por determinaciones judiciales dictadas el procedimiento a que son ajenos.109 107 108 Tesis 43. con texto idéntico. Por otra parte. no obstante que falta el emplazamiento. 1917-1995. Apéndice. Primera Sala. F) En la materia jurisdiccional civil o mercantil. 668. según reza otra tesis jurisprudencial: . el hecho de que se hayan interpuesto los recursos pertinente". el amparo se sobreseiría pues. en tal situación está en la posibilidad de interponer el recurso pertinente. al juicio respectivo. p. Tesis 345. p. si el quejoso interpone el amparo antes que precluya el término para interponer el recurso de apelación. 191. con el número 188.ordinarios contra el fallo dictado en su contra. Apéndice 1975. 98.

por perseguir objetivos distintos: . 190. si estar obligada a entablar otras acciones distintas". los terceros extraños no están obligados a interponer tercería antes de promover el amparo. Apéndice 1917-1995. tesis 263. pp. Tesis 248. según señala otra tesis jurisprudencial: "PERSONA EXTRAÑA AL JUICIO. Apéndice 1975. la jurisprudencia de la Suprema Corte de justicia de la Nación ha confirmado el principio de definitividad en la siguiente tesis jurisprudencial: “RECURSOS ORDINARIOS” "El hecho de no hacer valer los procedentes contra un fallo ante los tribunales ordinarios. pueden ocurrir al de garantía cuando se trata de privarles de su posesión. "Puede interponer amparo contra actos en el juicio que la perjudique. p. "PERSONA EXTRAÑA AL JUICIO. "Tratándose de terceros extraños al juicio. Apéndice 1975. sin haber sido oídos ni vencido sin que previamente deban hacer uso de la tercería". pueden coexistir la tercería interpuesta y el amparo. Pleno y Salas.109 Tesis 104. Apéndice. 581-582.112 Además. Tercera Sala. 110 111 Tercera Sala. 803. 166. es causa de improcedencia del amparo que se enderece contra ese fallo". p.113 G) En la materia jurisprudencial civil o mercantil. p. Tomo VI.114 H) En la materia jurisprudencial civil o mercantil. 1975.

Apéndice 1917-1995. previamente al amparo. p. 113 Apéndice 1975. p. Tesis 447. tesis 309. DEL AMPARO "La resolución que desecha la apelación extraordinaria es un auto que debe combatirse mediante el recurso de reposición. antes de promover el amparo. "Como en las tercerías excluyentes de dominio y de preferencia. no son incompatibles la coexistencia del juicio de garantías y de una tercería de las ya mencionadas". 244. Tercera Sala. 801-802. 861. p. el punto que se debate en las reclamaciones hechas por un tercero. y en el amparo. 934.115 I) En la materia jurisdiccional civil. debe interponer el recurso de reposición contra el auto que desecha una apelación extraordinaria: "APELACIÓN EXTRAORDINARIA. Tercera Sala. 114 Apéndice 1975. tesis 262. es la posesión. IMPROCEDENCIA CONTRA LA RESOLUCIÓN QUE LA DESECHA.116 J) En la materia jurisdiccional civil. los herederos pueden pedir amparo contra la declaración de herederos. sin tener que ejercitar previamente el juicio de petición de herencia: . 297.112 Apéndice 1975. la controversia no se refiere a la posesión sino a la propiedad y a los derechos provenientes de un embargo. tesis 261. p. Tomo VI. Apéndice 1917-1995. "TERCERÍAS. Tomo VI. Tesis 363. pp. Tercera Sala.

y está muy distante de ser un recurso o medio legal de defensa. de vida propia e independiente. Tomo VI. p. 116 Apéndice 1975. Tomo IV. no sea improcedente". L) Respecto a trabajadores al servicio del Estado. ese juicio ordinario constituye. tesis 389. indudablemente. éstos deben agotar el medio de defensa ante el Tribunal de Arbitraje antes de promover el amparo: ."HEREDEROS. pp. Tercera Sala. p. lo cual hace que la demanda de amparo que se instaure contra la mencionada declaración de heredero. AMPARO CONTRA LA "Las leyes del orden común no conceden recurso o medio legal de defensa dentro del procedimiento sui generis que corresponde al juicio sucesorio. herederos pueden instaurar juicio ordinario con el propósito de alcanzar al fin una declaración judicial favorable para los derechos hereditarios que alegan. tesis 52. SU DERECHO A PEDIR DECLARACIÓN QUE NO SE LES RECONOCE. por tanto. invocar o nulificar la declaración de 115 Apéndice 1975. Tesis 529. 347. 38. modificar.117 K) En el tomo correspondiente a Pleno y Salas del Apéndice de 1975. Apéndice 1917-1995. 1155 y 1156. "El amparo es improcedente si el acto que se reclama pudo tener un remedio ante las autoridades del orden común". un procedimiento destacado. p. 162. Apéndice 1917-1995. propiamente hablando. Tercera Sala. de la respectiva in testamentaria. SOBRESEIMIENTO POR NO AGOTARSE PREVIAMENTE AL AMPARO.118 se contiene tesis jurisprudencial en la que se confirma el principio de definitividad: "RECURSO. por los cuales se pueda.

"TRABAJADORES AL SERVICIO DEL ESTADO. p. tomo VI.117 Apéndice 1975. Tesis 56. DEBEN HACERLO ANTE EL TRIBUNAL DE ARBITRAJE. si desean reclamar tales actos deben ocurrir al Tribunal de Arbitraje a proponer sus correspondientes quejas. QUE HACEN IMPROCEDENTE EL AMPARO. p. Tercera Sala. ANTES DE RECURRIR AL AMPARO. p. p. 300. el recurso o medio de defensa legal.119 M) La jurisprudencia del Tribunal Colegiado del Octavo Circuito ha confirmado el principio de definitividad: "RECURSOS ORDINARIOS. Apéndice 1917-1995. por virtud del cual . antes de promover el juicio de garantías pues si en lugar de agotar dicho medio de defensa legal ocurren directamente al juicio de amparo. 275. tesis 52. Tesis 451. Apéndice 1917-1995. éste debe sobreseerse". Tomo IV. "Cuando los trabajadores del Estado se vean afectados por actos de los titulares de las dependencias en que presten sus servicios. 38. 162. Apéndice 1975. "Si el quejoso estuvo en aptitud de hacer valer en el juicio de donde emanan los actos reclamados. Tercera Sala. 118 Tesis 157.

fracción XIII. de la Ley de Amparo. Tomo VI. de conformidad con lo dispuesto por el artículo 73. 208-209. tesis 148. N) En la materia administrativa. cuarta Sala. el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.120 119 Apéndice 1975. revocados o nulificados dichos actos. reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos". tesis 267.puedan ser modificados. p. ha establecido como excepción al principio de definitividad que no es necesario agotar los recursos administrativos si en el amparo se invoca la violación directa a preceptos constitucionales que violan garantías individuales: "GARANTÍAS INDIVIDUALES. Tomo V. Apéndice 1917-1995. no en la violación a leyes secundarias. y como el juicio de amparo es el que el legislador constituyente destinó precisamente a . y no agotó ese recurso o medio de defensa antes de ocurrir al juicio de garantías. VIOLACIÓN DE. NO HAY QUE AGOTAR RECURSOS ADMINISTRATIVOS PREVIAMENTE AL AMPARO. 120 Apéndice 1975. 369. pp. sino en la violación directa a preceptos constitucionales que consagran garantías individuales. "Si la impugnación substancialmente hecha en la demanda de amparo se funda. p. Tribunales Colegiados de Circuito. p. 678. el acto reclamado carece de definitividad es improcedente el amparo. Tesis 986. 252. Tesis 561. Apéndice 1917-1995.

establece la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia. 54. para elegir la interposición del amparo o el agotamiento de los recursos ordinarios. 121 Idem. que. el término para interponer amparo cuenta a partir de la resolución de tal reconsideración: . se establece opción a favor del quejoso. Apéndice 1917-1995. o sea. Luego por este motivo no resulta aplicable la causal improcedencia prevista en la fracción XV del artículo 73 de la Ley de Amparo". tesis 28. las que no pueden ser defendidas con plena eficiencia en recursos o medios de defensa ante tribunales o autoridades administrativas". pues es este juicio el destinado específica y directamente a la protección de las garantías constitucionales. la exacta aplicación de leyes secundarias.122 P) En la materia administrativa. no puede decirse que en condiciones como las apuntadas la parte afectada debe agotar recursos administrativos destinados a proteger. el afectado puede optar por acudir directamente al juicio de amparo para buscar el remedio legal a la situación que lo afecta. Tomo III. Tesis 675. si se interpuso reconsideración y se sustanció.la defensa de tales garantías. 493. p. si se trata de violación directa a una garantía constitucional: "RECURSOS ORDINARIOS. "Cuando en el juicio de amparo se alega substancialmente la violación de las leyes secundarias que afecte solo inmediatamente la garantía de legalidad contenida en los artículo 14 y 16 constitucionales.121 O) En la materia administrativa. la legalidad de los actos de la administración. antes del amparo no es preciso agotar los recursos de hecho que se acostumbren pero.. como excepción al principio de definitividad. p. NO ES INDISPENSABLE AGOTARLOS CUANDO SE RECLAMAN VIOLACIONES DIRECTAS DE LA CONSTITUCIÓN. en todo caso.

833. 19171995 123 Apéndice 1975. Tesis 985. Q) En la materia administrativa. pero cuando es interpuesta dentro de los 15 días siguientes a la notificación del acuerdo y es admitida y substanciada.. que dicha jurisprudencia no tiene aplicación cuando la ley señala dos vías para reclamar contra un acto administrativo. toda vez que hubo posibilidad de revocarlo o reformarlo". "Aunque la Suprema Corte de Justicia ha sentado jurisprudencia en el sentido de que el juicio de amparo no procede contra actos que no sean definitivos. ha de contarse desde la fecha de la notificación de la resolución que recaiga a tal reconsideración."RECONSIDERACIÓN. si el acto reclamado en amparo es previamente impugnable por varios recursos administrativos no es necesario agotar más de un recurso administrativo.123 122 ibidem. p. no puede tener por efecto interrumpir el término para pedir amparo y puede desecharse de plano. porque aun cuando procediera también la segunda. PLURALIDAD DE. 102. la administrativa y la judicial. Segunda Sala. también ha resultado en numerosas ocasiones. Apéndice 1917-1995. debe conceptuarse que el término para interponer el amparo. Tomo III. Tomo VI. p. habiéndose ya estudiado y discutido el acto que se repunta atentatorio y . Apéndice. 76-77. Tesis 150. 677. pp. y ya se ha hecho uso de la primera. "Cuando la reconsideración no está expresamente establecida por la ley del acto. tesis 43. tal y como lo ha establecido la Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia: "RECURSOS ADMINISTRATIVOS. tesis 507. pues hasta entonces tiene el acto de carácter de definitivo para los efectos de la fracción IX del artículo 107 de la Constitución Federal. p.

Cuando se combate por su inconstitucionalidad un reglamento administrativo expedido por el Presidente de la República con fundamento en la fracción I del artículo 89 de la Constitución Federal.oído al quejoso en defensa. 835. el que constituye. p. 508. sería innecesario exigirle la prosecución de un segundo procedimiento. Apéndice 1917-1995. Tesis 152. NO ES NECESARIO AGOTAR LOS RECURSOS ORDINARIOS QUE ESTABLECEN CONTRA LOS ACTOS DE APLICACIÓN.. p. por la demora para obtener otra resolución definitiva en otro procedimiento optativo. pero para ello es necesario que esos procedimientos pueden utilizarlos el afectado. no es necesario agotar los recursos ordinarios que establecen los reglamentos impugnados en amparo: REGLAMENTO ADMINISTRATIVO. que no tienen a su disposición aquellos medios o recursos. el tercero extraño no debe agotar los recursos ordinarios antes de promover el juicio de amparo. sin beneficio para parte alguna de las interesadas. S) En la materia administrativa. Tomo III. y al mismo tiempo se impugnan los actos de aplicación del . recursos o medios ordinarios para reparar los agravios que se estimen cometidos. 509. Ibidem. de manera que cuando el que solicita el amparo es un tercero extraño al procedimiento. 103. AMPARO. 840-841. tesis.”124 R) En la materia administrativa. y si con notable perjuicio para las mismas. el juicio de garantías es desde luego procedente”:125 124 125 Idem. dados los caracteres de generalidad y abstracción. una ley desde el punto de vista material. “RECURSOS ORDINARIOS ADMINISTRATIVOS QUE NO HAY OBLIGACIÓN DE AGOTAR ANTES DE PROMOVER EL AMPARO” “El amparo en materia administrativa no procede en los casos en que las leyes ordinarias establezcan contra el acto reclamado. pp. tesis.

obsoleta. p. 108. 511. Ibidem. lo que es cuestión de la incumbencia exclusiva de la justicia federal”. para acudir al juicio de amparo. no es necesario agotar previamente los recursos ordinarios procedentes. tomo III. tesis 308.mismo. Apéndice 1917127 1995. RECURSO QUE DEBE AGOTARSE. Apéndice 1917-1995.. 843-844. porque las autoridades comunes carecen de competencia para resolver si una ley o no contraria a la Constitución General de la República. CONTRA EL RECHAZAMIENTO DE LAS DEMANDAS POR LOS MAGISTRADOS SEMANEROS” Contra la decisión de un magistrado semanero de una de las Salas del Tribunal Fiscal de la Federación que rehace una demanda no es procedente el juicio de garantías. antes de acudirse al amparo contra el desecamiento de una demanda. . en los supuestos a que se refieren las dos tesis jurisprudenciales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. debe agotarse el recurso de reclamación ante la Sala fiscal: TRIBUNAL FISCAL. tesis.127 126 Ibidem. 954. PREVIAMENTE AL AMPARO. Tesis 1216. 519. que a continuación se transcriben: "ATRIBUCIONES DEL EJECUTIVO FEDERAL EN MATERIA ECONÓMICA. NO ES NECESARIO AGOTAR EL RECURSO DE RECONSIDERACIÓN PREVISTO EN LA LEY SOBRE. p.126 T) En la materia fiscal. establecido por el caso en el artículo 164 del Código Fiscal". Tesis158. Tomo III. si previamente a su promoción no se hace valer en contra de aquel fallo el recurso de reclamación ante la Sala respectiva. p. pp. EL CASO DE SANCIONES POR INFRACCIONES A LA MISMA. U) En materia administrativa no es necesario agotar previamente al amparo los recursos establecidos en la Ley sobre Atribuciones del Ejecutivo Federal en Materia Económica.

Por consiguiente los afectados con los actos que dimanan de aquella ley. Tesis 1021. Tomo III. En la doctrina de los amparistas mexicanos130 se ha enunciado el principio constitucional que rige el amparo. del artículo 73 de la Ley de Amparo. 562. juicio o medio de defensa legal que proporcione la ley del acto. 6. p. p. en el que se enfatiza que esta institución se tramita como un juicio. o revocado o nulificado. idem. porque la interposición de ese medio de defensa no suspende los efectos de los actos reclamados. no están obligados a agotar el recurso de reconsideración previsto en los Artículos 16 de la Ley y 28 de su reglamento".128 "ATRIBUCIONES DEL EJECUTIVO FEDERAL EN MATERIA ECONÓMICA.. consistente en que el recurso. obsoleta. y por ello es suficiente para estimar que no se dan extremos por la fracción XV del artículo 73 de la Ley de Amparo. en los términos que previene la fracción XV. por los que pueda ser modificado. Suelen denominarle principio de prosecución judicial. suspenda los efectos de dichos actos mediante la interposición del recurso o medio de defensa legal. p. no suspende los efectos de la resolución que establezca sanciones por infracciones a dicha ley. No existe obligación de agotar previamente al amparo el recurso de reconsideración que estatuye el artículo 16 de la Ley sobre Atribuciones del Ejecutivo Federal en Materia Económica. obsoleta. 810. Ibidem. 562. tesis 333."129 128 Ibidem. ."El recurso de reconsideración previsto en la Ley sobre Atribuciones del Ejecutivo Federal en Materia Económica. Apéndice 129 1917-1995. PARA LA INTERPOSICIÓN DE AMPARO NO ES PRECISO AGOTAR PREVIAMENTE EL RECURSO QUE ESTABLECE AL ARTICULO 16 DE LA LEY SOBRE. tesis 334. PRINCIPIO DE TRAMITACIÓN JURISDICCIONAL. Tesis 1020.

como le llamamos nosotros. pp. 130 Cfr.. Para efectos fundamentalmente didácticos. op. cit. consiste en determinar que el amparo es una institución que se tramita ante órgano jurisdiccional y adopta la forma de un juicio. la fracción VI del mismo precepto fija la procedencia del amparo ante los Tribunales Colegiados de Circuito. 60... pp. o de tramitación jurisdiccional. Moreno.. la fracción VII del dispositivo de referencia apunta la competencia del amparo que corresponde a los jueces de Distrito. Andrés Lira. La fracción V del artículo 107 constitucional señala las bases generales de procedencia del juicio de amparo ante la Suprema Corte de justicia de la Nación. pp. Juventino Castro. op.. cit. tanto desde el punto de vista formal como material: A) El amparo es judicial desde el punto de vista formal.. cit.. op. precisaremos las principales reflexiones que apoyan la aseveración de que el amparo tiene carácter de juicio. Eduardo Pal1ares. 272-273. 338-339. José R. cit. 245. op. p. o sea. op. 21 y ss. op. En efecto. es judicial porque está encomendado al Poder judicial Federal. op. como se desprende del artículo 103 constitucional que indica que los tribunales de la Federación resolverán las controversias que se susciten en los casos de violación de garantías individuales y de vulneración o restricción de soberanía estatal o federal. Ignacio Burgoa. Mandato de Seguridad y Juicio de Amparo. 265-267. cit. 49.El principio de prosecución judicial. op. pp. cit. p. Hernández. Padilla. pp. cit. 97.. . op. p. Octavio A. desde el punto de vista del órgano del Estado que tiene a su cargo la concesión o denegación del amparo. cit. S. pp. 524 y 583. Héctor Fix Zamudio. Luis Muñoz. 29-32.. cit..

el amparo es un verdadero juicio pues.B) Desde el punto de vista material. El artículo 107. se realizan otros actos y figuras jurídicas procesales como notificaciones. Por otra parte.. presuntamente. Se concluye el amparo con una sentencia. términos. de acuerdo con las bases siguientes: . C) En el primer párrafo del artículo 107 constitucional se encuentra la consagración del principio de tramitación del amparo en forma de juicio. . Además. según lo ha observado de manera unánime la doctrina mexicana. Esas controversias del artículo 103 constitucional son las que se suscitan cuando el órgano del Estado. en el párrafo inicial. según las bases establecidas en el propio artículo 107 constitucional.. incidentes y recursos. ha violado una garantía individual o ha infringido el régimen de distribución competencial entre Federación y Estados. Se produce a través de la demanda y el informe justificado un planteamiento de litis. Existe una aplicación del derecho frente a dos situaciones concretas en posición de antagonismo. El texto del citado párrafo es el siguiente: "Todas las controversias de que habla el artículo 103 se sujetarán a los procedimientos y formas del orden jurídico que determine la ley. dentro de la tramitación que le corresponde se producen los elementos propios de la función jurisdiccional. denominado "autoridad responsable". según imputación de quien pide el amparo. el párrafo del artículo constitucional transcrito. puede haber pruebas y alegatos. " El juicio se caracteriza porque dentro de él se da solución a un problema controvertido. alude a controversias del artículo 103 constitucional. sujeta tales controversias a los procedimientos y formas del orden jurídico que determine la ley. "quejoso".

en el párrafo quinto reitera la mención de los Juicios de amparo". Por ello consideramos que. todas las promociones se hagan por escrito: el artículo 4º.. Sólo a guisa de ejemplo podemos citar el artículo 1º. el artículo 3º. En la fracción VII del artículo 107 se mencionan los elementos típicos que corresponden a un juicio: "su tramitación se limitará al informe de la autoridad. La fracción XlII del artículo 107 menciona expresamente los Juicios de amparo. Efectivamente. Conforme a lo anterior. que establece que el juicio de amparo únicamente puede promoverse por la parte a quien perjudique el acto o la ley que se reclama. La misma fracción II.. al igual que los artículos 13. En la fracción IV se menciona la ley reglamentaria del juicio de amparo. no hay duda de que la tramitación que corresponde al amparo es la de un juicio. La fracción II alude a la sentencia dictada en el juicio de amparo. D) En la Ley de Amparo. en los juicios de amparo.Esas formas y procedimientos del orden jurídico son las que corresponden a un juicio. el artículo 10. que determina quienes son partes en el juicio de amparo. de los artículos 103 y 107 constitucionales se desprende el principio de tramitación jurisdiccional o de prosecución judicial del amparo. el artículo 12. la fracción 1 del artículo 107 constitucional se refiere literalmente al Juicio de amparo". el artículo 5º. pronunciándose en la misma audiencia la sentencia". que se refiere a la personalidad en el juicio de amparo. múltiples preceptos corroboran el carácter de juicio que le corresponde al amparo. En su acepción propia denominamos sentencia al fallo que se dicta en el ejercicio de la función jurisdiccional para resolver una controversia llevada a un órgano jurisdiccional. el artículo 2º. que alude a las formas y procedimientos que rigen el juicio de amparo. que establece la obligación de que. Lo mismo ocurre con la fracción XV. a una audiencia para la que se citará en el mismo auto en que se mande pedir el informe y se recibirán las pruebas que las partes interesadas ofrezcan y oirán los alegatos.. 14 y 15: . que limita la procedencia del juicio de amparo promovido por el ofendido en el delito..que señala el objeto del juicio de amparo.

PRINCIPIO DE PROCEDENCIA CONSTITUCIONAL DEL AMPARO. supongamos que en una sentencia dictada en un juicio mercantil se ha violado una norma procesal que regula la apreciación de la prueba testimonial. Dentro de los márgenes del artículo 103 constitucional. 7. debe recordar que puede hacerlo pero. En efecto. dentro del supuesto de la fracción 1 del artículo 10 constitucional. Se pedirá el amparo por violación a los artículos 14 y 16 constitucionales.Los artículos del 16 al 20 de la Ley de Amparo mencionan expresamente al juicio de amparo. por ser afectativo de la Constitución o de la ley secundaria. Si el gobernado pretende combatir un acto de autoridad estatal fuera de los supuestos del artículo 103 constitucional. el amparo está limitado a combatir las leyes o actos de la autoridad que violen las garantías individuales. las leyes o actos de la autoridad federal que vulneren o restrinjan la soberanía de los Estados o del Distrito Federal y las leyes o actos de las autoridades de éstos que invadan la esfera de la autoridad federal. refrendados por el artículo 10. Debe estar fijo en la mente de todo gobernado que promueve el juicio de amparo que. ya que tales preceptos consagran la garantía de legalidad. siempre y cuando. de la Ley de Amparo.. misma que será vulnerada al haber una inadecuada aplicación o una falta de aplicación de una norma que da lineamientos determinados para apreciar la . Ello significa que el amparo no prospera contra cualquier violación constitucional ni contra cualquier violación a la ley secundaria. los cauces a que está sujeto el amparo están señalados en el artículo 103 constitucional. en forma directa invoque uno de los supuestos del artículo 103 constitucional y en forma indirecta haga valer la violación al precepto constitucional o legal vulnerado.

p. 1. 32. En cuanto al primero. a saber. Tesis número 11. op. Las limitaciones del amparo a los márgenes del artículo 103 constitucionales han sido afirmados doctrinalmente por el distinguido procesa lista y amparista Eduardo Pallares131 al exponer: "El fin mediato y general de la acción de amparo consiste en mantener el orden constitucional y el principio de legalidad. tutela el resto de los preceptos constitucionales y el resto del orden jurídico secundario pues.. Así se infiere sin género de dudas del artículo 103 de dicha ley. el amparo tutela directamente las garantías individuales y el sistema de distribución competencial. Indirectamente. tales artículos 14 y 16 constitucionales establecen el principio de legalidad. Apéndice 1975. ". lo hace en dos capítulos muy importantes. En opinión nuestra.. se mencionará el dispositivo secundario que se ha violado. a través de los artículos 14 y 16 constitucionales. también como medio para mantener incólume el sistema federal establecido por nuestra Constitución. Esto no debe ser tratado con indiferencia por el gobernado pues. y 10 de la Ley de Amparo. p.. . Pleno. siempre que plantee el amparo ha de hacer referencia a alguna de las fracciones del artículo 103 constitucional que determinan la procedencia constitucional del amparo. en lo concerniente a las garantías individuales que otorgan los primeros veintiocho artículos de la Constitución. cit. La jurisprudencia definida de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ratifica tal procedencia constitucional del amparo. dentro de los supuestos previstos en las tres fracciones del artículo 103 constitucional: 132 131 132 Diccionario Teórico del Juicio de Amparo.prueba testimonia!' Indirectamente.

deben entenderse en el sentido de que sólo puede reclamarse en el juicio de garantías una ley federal. pero no fue así. y de los proyectos constitucionales y actas de reforma que las precedieron. Tal principio exige que el juzgador de amparo limite la función jurisdiccional a resolver sobre los actos reclamados y conceptos de violación hechos valer en la demanda. tan sólo para la protección y goce de las garantías individuales". si invade la esfera de la autoridad federal. se advierte que los legisladores. sino que quisieron establecer éste. pues al través de las constituciones de 1857 y 1917. Los amparistas mexicanos133 suelen denominar al principio procesal de congruencia. sin hacer . conociendo ya los diversos sistemas de control que pueden ponerse en juego para remediar las violaciones a la Constitución. PRINCIPIO DE ESTRICTO DERECHO Y SUPLENCIA DE LA QUEJA DEFICIENTE. aunque no se tradujese en una lesión al interés particular. lo hubiese establecido de una manera cierta. 8. en el caso concreto de ejecución o con motivo de tales invasiones o restricciones de soberanía. cuando invada o restrinja la soberanía de los Estados. Si el legislador constituyente hubiese querido conceder la facultad de pedir amparo para proteger cualquiera violación a la Constitución. o de éstos. "El juicio de amparo fue establecido por el artículo 103 constitucional. y las fracciones II y III del precepto mencionado. sino para proteger las garantías individuales. para oponerse a todas las providencias inconstitucionales. por medio del juicio de amparo. no quisieron dotar al Poder Judicial de facultades omnímodas."AMPARO POR INVASIÓN DE LA FEDERACIÓN EN LOS ESTADOS Y VICEVERSA. no para resguardar todo el cuerpo de la propia Constitución. que reclame violación de garantías individuales. cuando existe un particular quejoso. principio de "estricto derecho".

en el sentido de que deberá esmerarse al formular la demanda pues. Suprema Corte de Justicia. el juzgador de amparo no podrá suplir las deficiencias de la demanda. fuera de esos supuestos no cabe la suplencia de la queja. en el amparo mexicano. sirve de advertencia al quejoso y al abogado de éste. tercero y cuarto.consideraciones de inconstitucionalidad o ilegalidad que no haya planteado el quejoso. presenta las siguientes características: A) Se trata de un principio que ha de observar el tribunal decisor del amparo. El principio de estricto derecho. Tales párrafos de la citada fracción II del artículo 107 constitucional no establecen expresamente la vigencia del principio de estricto derecho pero ese principio se deriva de tales dispositivos. que se deriva de lo regulado por el artículo 107 constitucional. no lo plantea idóneamente. Tribunal Colegiado de Circuito o Juez de Distrito. con una interpretación "a contrario sensu" ya que. Este principio regula la sentencia de amparo pero. párrafos segundo. fracción II. B) C) . por lo que allí regirá el principio de estricto derecho. si el acto es inconstitucional o ilegal pero. El principio de estricto derecho tiene una consagración constitucional. se puede suplir la deficiencia de la queja en las hipótesis de esos párrafos y a contrario sensu.

Expresado esto en tenor diverso. cit. p.. la excepción es que tenga cabida la suplencia de la queja. cit. pp. pp. pp. Luis Muñoz. 185-186.. op. 91. Alfonso Noriega. 294-306. pero sin cambiar los hechos expuestos en la demanda. D) En la Ley de Amparo se hace mención expresa." También ha de tomarse en cuenta que la Ley de Amparo reitera el principio de estricto derecho en el artículo 76. pp. op. pp. Tales excepciones están constituidas por los supuestos en que la Constitución y la Ley de Amparo permiten que opere la suplencia de la queja deficiente. Eduardo Pallares..133 Burgoa. op. cit. 97 y ss. y podrán examinar en su conjunto los conceptos de violación y los agravios. cit.. destacan: a) Los errores en la demanda de amparo. entre ellas. 697-701. ya que admite excepciones. Juventino Castro.. así como los demás razonamientos de las partes.. cit. a fin de resolver la cuestión efectivamente planteada. op. no es absoluto. ya que interpretado a contrario sensu este dispositivo. en el segundo párrafo del artículo 79. en los casos en que no se autoriza la suplencia de la queja. frecuentes en las demandas formuladas por personas de E) F) G) .. cit. 219-220. Arturo González Cosío. op. cit. cit. 345-356.. pp. op. los tribunales colegiados de circuito y los jueces de distrito. opera el principio de estricto derecho. pp. cit. op. José R. del principio de estricto derecho: "Artículo 79. Padilla. op. Andrés Lira. deberán corregir los errores que adviertan en la cita de los preceptos constitucionales y legales que se estimen violados.-La Suprema Corte de Justicia de la Nación. la regla es el principio de estricto derecho. 58-59.. pp. 39-44.. El principio de estricto derecho es general pero. En contra del principio de estricto derecho se han formulado varias críticas. Octavio Hernández.

escasos recursos. con afectación a derechos fundamentales. trae a colación un argumento de inconstitucionalidad no invocado por el quejoso. dejando firme un acto o ley inconstitucional. deficientemente representadas. b) La demanda de amparo está sujeta a formulismos rigoristas que concluyen con la producción de una injusticia en el fallo. en casos de excepción de la suplencia de la queja deficiente. en el momento de la sentencia. . si el juzgador. Es verdad que hay exigencias de fondo y de forma en la demanda pero. ellas son necesarias en debida coordinación con el principio ya estudiado de instancia de parte agraviada. Esta crítica se ha superado mediante la admisión. En efecto. Es el particular agraviado el que manifiesta que existe un agravio en su perjuicio y así debe ser para evitar que el órgano controlador de amparo se convierta en un censor o revisor de los actos de las demás autoridades estatales. trascienden al fallo que no puede superar esos errores. priva a esa autoridad responsable y a ese tercero perjudicado de la oportunidad de argumentar en contra del argumento de inconstitucionalidad. H) A favor del principio de estricto derecho se han emitido puntos de vista defensivos: a) Se elimina mediante tal principio el peligro de colocar en estado de indefensión a la autoridad responsable y al tercero perjudicado.

Cuando no está establecido un caso de suplencia de la queja deficiente. J) Otro precepto de la Ley de Amparo que contiene el principio de estricto derecho es el artículo 190 de la Ley de Amparo que dispone: "Las sentencias de la Suprema Corte de Justicia o de los Tribunales Colegiados de Circuito.b) El juzgador debe tener como cualidad indispensable la imparcialidad. no comprenderán más cuestiones que las legales propuestas en la demanda de amparo. un menor esfuerzo del quejoso y su abogado. Si coadyuva en el descubrimiento de conceptos de violación adopta la actitud que corresponde al quejoso. en la tesis que a continuación se transcribe:134 "Como el amparo en materia civil es de estricto derecho. quienes no se esmerarían en la mejor presentación de su demanda. en espera de la suplencia de la queja. debiendo apoyarse en el texto constitucional de cuya aplicación se trate y expresar en sus proposiciones resolutivas el acto o actos contra los cuales se conceda el amparo". atemperado por la suplencia de la queja deficiente en los casos de excepción previstos por el legislador constitucional y ordinario. en el . K) Hay una relación directa entre el principio de estricto derecho y la excepcional aplicación de la suplencia de la queja deficiente. Quebrantaría el juzgador el principio de igualdad procesal de las partes. Se fomentaría. sin la vigencia del principio de estricto derecho. tal y como se deriva de nuestra legislación constitucional y ordinaria: rige el principio de estricto derecho pero. opera el principio de estricto derecho. L) La jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha reiterado el principio de estricto derecho. se ha considerado que lo más atingente es adoptar una regla ecléctica. c) I) Dada la plausibilidad de los argumentos en contra y en pro del principio de estricto derecho.

357. N) El principio de estricto derecho también funciona en la segunda instancia. Tomo IV. los agravios de dicha autoridad deben combatir expresa y directamente todas y cada una de las violaciones a las leyes de fondo y de forma en que se hubiese incurrido en el fallo impugnado. "El recurso de revisión interpuesto por la autoridad responsable. ya sea porque siendo aplicable determinada disposición legal no se aplicó o porque se aplicó sin ser aplicable. Tesis número 121. finalmente porque la sentencia no se apoyó en principios generales de derecho. o. en el . 134 Apéndice 1975.. permiten la deficiencia de la queja. por no estarse dentro de ninguno de los supuestos. párrafo tercero. sin que el Tribunal Colegiado pueda subsanar ninguna irregularidad deficiencia de esos agravios". en consecuencia. Tercera Sala. cit. en el juicio de amparo. aun cuando derive de un juicio de garantías de naturaleza penal. en el recurso de revisión. Apéndice 1917-1995. O bien porque no se hizo una correcta interpretación jurídica de la ley. Tesis 492. contra los fundamentos de la sentencia reclamada. cuando no hay ley aplicable al caso". el concepto de violación debe consistir en la expresión de un razonamiento jurídico concreto. es de estricto derecho. p. ES DE ESTRICTO DERECHO SI LA AUTORIDAD RESPONSABLE LA HACE VALER. de la Ley de Amparo. p. 345.que no puede suplirse la deficiencia de la queja. M) La jurisprudencia del Tribunal Colegiado del Sexto Circuito ha establecido que opera el principio de estricto derecho respecto de la revisión penal interpuesta por la autoridad responsable: 135 "REVISIÓN PENAL. para poner de manifiesto ante la potestad federal que los mismos son contrarios a la ley o a la interpretación jurídica de la misma. que de conformidad con el artículo 76. op.

135 Apéndice 1975. Apéndice 1917-1995. La facultad de suplir la queja deficiente es una excepción al principio general de estricto derecho. p. op.. Tribunales Colegiados de Circuito. Para facilitar la comprensión de los alumnos sobre la suplencia de la queja deficiente. cuya demanda o cuyos agravios en revisión adolecían de omisiones. La doctrina mexicana de amparo se ha ocupado en detalle de la suplencia de la queja deficiente. errores o imperfecciones. El principio de estricto derecho respecto de recursos no es absoluto pues. cit. sólo puede apoyarse en un precepto constitucional o legal que la autorice. Tomo II. por tanto. B) . Tesis 707. tesis 150. no se modificará o revocará la sentencia de primera instancia si la parte recurrente no ha hecho valer el agravio que sirve de fundamento a esa modificación o revocación. 452. p. 210.136 Ahora nos ocuparemos de la suplencia de la queja deficiente. en él también cabe la suplencia de la queja deficiente. nos permitimos puntualizar sus rasgos específicos: A) La suplencia de la queja deficiente es una institución jurídica en virtud de la cual se faculta al juzgador de amparo para otorgar la protección de la Justicia Federal a un quejoso.sentido de que. juzgamos que.

solicite que se supla la deficiencia de la queja. Alfonso Noriega. en Curso de Actualización de Amparo. op. pp. solicite la suplencia de la queja sobre la deficiencia descubierta. p.. Tampoco hay inconveniente legal para que el quejoso que ha descubierto. cit. cit. op. Estamos de acuerdo con el distinguido amparista Octavio Hernández en que. pp.. 101 y ss. en Cursos de Actualización de Amparo. o después de su escrito de revisión de agravios. op. 59-60. 296 y ss. para llegar a ese objetivo.. op. p. Sólo agregaríamos que la suplencia de la queja también opera tratándose del recurso de revisión. “El Amparo en Materia Agraria”. cit. cit. 292 y ss.. no es idóneo el vocablo "queja" para hacer referencia a la demanda por haber un recurso de amparo denominado de "queja". Eduardo Pallares. UNAM. cit. La suplencia de la queja deficiente se justifica plenamente si atendemos a que permite el logro del valor jurídico justicia. 157. 225-229. La Suplencia de la Queja Deficiente en el Juicio de Amparo. haya obstáculos de excesivo D) E) .. Héctor Fix Zamudio. Jesús Ortega Calderón.. por lo que en ese caso. la deficiencia de la queja se encontrará en la expresión de agravios.99. 153. sin señalar específicamente algún punto en el que pudiera operar la suplencia de la queja. pp. Editorial Jus. 1975. cit. 1975. El Juicio de Amparo. op. 91. 1953. después de su demanda de amparo. sin que. No hay impedimento legal para que el quejoso en el amparo.136 Ignacio Burgoa. 701-725. “El Amparo en Materia Administrativa”. Octavio Hernández. 43-53. UNAM. 56. México. Ángel Suárez Torres. Juventino Castro. México. op. 188 y ss.. Andrés Lira.. 1. p. pp. alguna deficiencia. en el que proceda la suplencia de la queja. C) La suplencia de la queja deficiente opera a iniciativa del propio juzgador. El Juicio de Amparo. pp.

bien que debe ser tutelado por su gran relevancia. el artículo 76 bis establece. tienen justificación adicional. primer párrafo) es suplencia de la queja pues hay una imperfección y una autorización legal para que el juzgador. Independientemente del empleo de las expresiones “podrá” o "deberá" suplir la deficiencia de la queja.formalismo.-Las autoridades que conozcan del juicio de amparo deberán suplir la deficiencia de los conceptos de violación de la demanda. principalmente. al fallar. perfeccione la queja con eliminación de la falla. el error consistente en la cita equivocada de un precepto que contiene una garantía individual (Artículo 79 de la Ley de Amparo. de la fracción II. que ha de fallar un amparo. en el párrafo segundo. Por otra parte." En la Ley de Amparo. los casos en que es operante la suplencia de la queja deficiente. se trata del don de la libertad de las personas físicas. se limita a remitir a la legislación secundaria: "En el juicio de amparo deberá suplirse la deficiencia de la queja de acuerdo con lo que disponga la Ley Reglamentaria de los artículos 103 y 107 de esta Constitución. Los casos en los que hay suplencia de la queja son los siguientes: G) H) El artículo 107 constitucional dejó de exponer la casuística en la que operaba la suplencia de la queja y. F) En concepto nuestro. en la materia penal. la suplencia de la queja está establecida a favor de los desvalidos y respecto de valores superiores coma son la justicia y la libertad. tiene el deber jurídico y deber moral de proceder a la suplencia pues. estimamos que todo órgano jurisdiccional. los casos en los que procede la suplencia de la queja: "Artículo 76 bis. en diversas fracciones. así como la . por ejemplo.

o cuando se advierta que ha habido en contra del quejoso o del particular recurrente una violación manifiesta de la ley que lo haya dejado sin defensa. desea que se haga extensiva la suplencia de la queja a los reglamentos declarados inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte. "V. En materia agraria. derivamos que no se suple. representada por los distinguidos juristas Ignacio Burgoa y Octavio A. aunque la doctrina mexicana. respecto de la demanda. Del primer párrafo del transcrito artículo 76 bis. "II. la suplencia sólo se aplicará en favor del trabajador. En favor de los menores de edad o incapaces.de los agravios formulados en los recursos que esta ley establece. cualquier deficiencia en ésta. se requeriría la modificación legislativa correspondiente. lo que. "III. "IV. Sólo se suplen deficiencias en lo que atañe a los conceptos de violación. Igualmente. por lo que. conforme a lo dispuesto por el artículo 227 de esta ley. cuando el acto reclamado se funde en leyes declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia. En materia penal." La fracción I transcrita. En cualquier materia. consideramos que no está comprendida la suplencia de la queja respecto a reglamentos por. El precepto se refiere a leyes y no a reglamentos. En materia laboral. lo . en todo caso. conforme a lo siguiente: "I. su procedencia alcanza cualquier juicio de amparo. En otras materias. si se trata del escrito de impugnación en el recurso que se haya interpuesto. Hernández. autoriza la suplencia de la queja. en cualquier materia. "VI. la suplencia operará aun ante la ausencia de conceptos de violación o de agravios del reo. expresamente. por tanto.

debe concluirse que opera en cualquier materia. la materia de amparo es federal y ese código tiene aplicabilidad en toda la República en materia federal. no establece más requisitos y la única limitación es que sólo opera en beneficio de los trabajadores."137 "SUPLENCIA DE LA QUEJA. es decir. "La suplencia de la queja no debe llevarse al extremo de violar las normas que en materia de personalidad establece la ley. Se han emitido tesis jurisprudenciales que corroboran la suplencia de la queja deficiente y que aclaran su significado: "SUPLENCIA DE LA QUEJA EN AMPARO. no se indica que los menores o los incapaces deben ser quejosos por lo que. según la fracción II transcrita. NO PROCEDE CUANDO SE TRATA DE PEQUEÑOS PROPIETARIOS. deberán sujetarse a lo que previene el Código Civil del Distrito Federal pues. que no haya expresión de conceptos de violación. se considere que la expresión "queja" equivale a demanda de amparo. Respecto de la suplencia de la queja concedida a menores de edad o incapaces. Por otra parte. el Derecho del trabajo es tutelar de los trabajadores y no de los patrones. NO APOYA QUE SE VIOLEN LAS REGLAS DE LA PERSONALIDAD. es más amplia la tutela de la suplencia de la queja. dado que ésta opera aun en los casos en que la deficiencia en conceptos de violación o de agravios sea total. Esto es muy explicable pues. Es muy amplia la suplencia de la queja en la materia laboral pues. operará una suplencia de la queja a favor de un menor que pudiera ser tercero perjudicado. En materia penal. La minoría de edad y la incapacidad. es de explorado derecho que. o expresión de agravios. a menos que. advertimos que no hay limitación a materia determinada por lo que.único que se suple es la deficiencia en los agravios. .

tesis 381. o a los ejidatarios o comuneros. así como para determinar la existencia de los actos reclamados. de la fracción II del artículo 107 en el que se limita expresamente la suplencia aludida a los juicios de amparo en que se reclamen actos que tengan o puedan tener como consecuencia privar de la posesión y disfrute de sus tierras. tesis 531. tesis 103. llegaran a comprobarse en vista de las pruebas y datos obtenidos y que pudieran ser manifiestamente violatorios de los derechos agrarios del núcleo reclamante. u otros que. 206. en la demanda de garantías. de conformidad con la fracción IV del artículo 91 de la Ley de Amparo. REPOSICIÓN DEL PROCEDIMIENTO. 138 Apéndice 1975. a saber."La fracción V del artículo 91 de la Ley de Amparo. pastos y montes a los ejidos y a los núcleos de población que de hecho o por derecho guarden el estado comunal.. revocar la sentencia recurrida y ordenar la . debe interpretarse en relación con el texto constitucional que reglamenta. Tomo III. el párrafo 4º. Cuando el juez no obra en tales términos a pesar de ser indispensable el desahogo de la prueba pericial para la determinación de la existencia de actos que pudieran causar agravio al poblado quejoso.138 137 Apéndice 1975. aguas. "Los jueces dc Distrito están obligados a suplir la deficiencia de la queja. "SUPLENCIA DE LA QUEJA EN EL AMPARO EN MATERIA AGRARIA Y DILIGENCIACIÓN DE PRUEBAS DE OFICIO. aun cuando no señalados. 884. Segunda Sala. en cuanto establece que tratándose de amparos en materia agraria. p. no se debe hacer dicha suplencia". ya que así lo determinan los artículos 76 y 78 de la Ley de Amparo. lo que significa que tratándose de actos que afecten a la pequeña propiedad. Segunda Sala. Apéndice 1917. e inclusive a recabar de oficio la prueba pericial si ésta es pertinente para precisar la verdadera situación del poblado agrario quejoso. p. procede. se examinarán los agravios del quejoso supliendo las deficiencias de la queja. 278. p.

SOLO PROCEDE EN BENEFICIO DE LOS NÚCLEOS DE POBLACIÓN EJIDAL O COMUNAL. cumpliendo con lo dispuesto en los preceptos legales antes invocados y en los demás relativas de la Ley de la materia. de cualquier otra parte diversa de las ya mencionadas". Por tanto. párrafo último. pp.reposición del procedimiento. párrafo final. y 78. aguas.139 "SUPLENCIA DE LA QUEJA EN EL JUICIO DE AMPARO.. "Al tratarse de un juicio de garantías en que el quejoso alega violación de sus derechos sobre una parcela. el juez debe suplir la deficiencia de la queja de . así como el examen de la exposición de motivos de 139 Apéndice 1975. adicionados por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 4 de febrero de 1963. pastos y montes. de la Constitución Federal. hacen llegar a la conclusión de que la suplencia de la queja deficiente en materia agraria sólo procede en favor de los núcleos de población ejidal o comunal. y 2º. último párrafo. Apéndice 1917-1995. y. Segunda Sala. la suplencia de la queja es improcedente en beneficio. fracción II. EJIDATARIOS O COMUNEROS. 76. último párrafo. de ejidatarios o comuneros. tesis 104. para el efecto de que se mande diligenciar de oficio la prueba pericial. posesión o disfrute de sus tierras. de la Ley de Amparo. SUPLIENDO LA QUEJA. la iniciativa presidencial que propuso la referida adición a la Constitución. p. PROCEDE DECRETAR QUE SE REPONGA EL PROCEDIMIENTO PARA ESE EFECTO.140 "AUTORIDAD ORDENADORA QUE NO FUE LLAMADA AL JUICIO. cuando en el juicio de amparo reclaman actos que tengan o puedan tener como consecuencia privar a dichos sujetos de la propiedad. "La interpretación sistemática de los artículos 107. 279. tesis. 207-208. se dicte nueva sentencia en los términos que correspondan". tomo II. adicionado por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 2 de noviembre de 1962.

4. en la revisión. Tesis 193. y por ello resulta legalmente imposible analizar en el fallo la constitucionalidad de la orden de la autoridad de referencia. tesis 3. 210-211. p. Ibidem. "SUPLENCIA DE LA QUEJA. "La suplencia de la queja. autorizada en materia penal por la fracción II del artículo 107 de la Constitución Federal y por el artículo 76 de la Ley de Amparo. dicte nueva sentencia como proceda en derecho".conformidad con lo dispuesto en los últimos párrafos de los artículos 2º y 76 de la Ley de Amparo. fracción IV de la Ley invocado. SUPLENCIA DE LA. con fundamento en el artículo 91. tesis 105. ni llamada al procedimiento por el Juez de Distrito en suplencia de la queja. es de decretarse la reposición del procedimiento para el efecto de que el Juez de Distrito solicite los informes correspondientes de la mencionada autoridad responsable y... por lo que apareciendo de autos datos suficientes para suponer que el acto reclamado emana de una autoridad que no fue señalada como responsable en la demanda de amparo origen del negocio. procede no sólo cuando son deficientes los conceptos de violación.142 "QUEJA.141 140 141 Idem. 138. p. seguida la tramitación que corresponde. sino también cuando no se expresa ninguno. AUSENCIA DE CONCEPTOS DE VIOLACIÓN. . pp. lo cual se considera como la deficiencia máxima". Apéndice 1917-1995. Tomo III.

615. Tesis 346. 71-72. pp. 555. tesis 316. Primera Sala. 143 Idem. Tomo II. pp. tesis 256. Tomo II. Tesis 977. SUPLENCIA DE LA QUEJA EN EL AMPARO SOCIAL AGRARIO. en vías de determinación del espíritu que . "El Decreto del Poder Legislativo de los Estados Unidos Mexicanos publicado en el Diario Oficial de la Federación del cuatro de febrero del año de mil novecientos sesenta y tres. "AGRARIO. justifica conocer sus alcances doctrinales. La estrecha relación que existe entre la reforma constitucional en cita. p. p. creadora de la suplencia de la queja en el amparo social agrario y la realizada. no es necesario."De las violaciones al procedimiento penal debe conocer y resolver la Primera Sala de la Suprema Corte si el recurrente no las planteó en la demanda de amparo y son descubiertas o advertidas por la Sala al hacer el estudio constitucional del negocio sujeto a su jurisdicción". pues basta con que señale el hecho de referencia. para la procedencia del amparo. obsoleto. tesis 61. "Cuando el agravio se hace consistir en que la Junta responsable ha dejado de tomar en consideración algunas pruebas. 143 "DEFICIENCIA EN LA QUEJA EN MATERIA DE TRABAJO. está motivado en la adición que sufrió la fracción II del artículo 107 de la Constitución General de la República. p. a la Ley Reglamentaria del juicio de garantías. Apéndice 1917-1995. 88. EVOLUCIÓN LEGISLATIVA. en consecuencia. que el quejoso señale el precepto de la Ley Federal del Trabajo que estime violado. Cuarta Sala. Apéndice 1917-1995.. 368-369. Tesis 129.144 142 Apéndice 1975. para que se pueda entrar al estudio de la constitucionalidad del acto reclamado". p. 144 Apéndice 1975. Tomo V. Apéndice 1917-1995. 191.

provoca la reforma a la fracción II del artículo 107 de la Constitución General de la República.145 "AGRARIO. de oficio y para mejor proveer. que el juez. que no sólo tendió a estatuir la "suplencia de la queja" en materia agraria. procedimiento que encuentra procedente en el Código Agrario. La aseveración precedente adquiere su verdadera realidad histórica. en consonancia con las cláusulas supremas integrantes de esta materia y cristalizadas en el artículo 27 de la Carta Magna de la República. deficiencias de la demanda. recabe pruebas. en general. con objeto de crear un procedimiento al alcance del campesino que constituya una eficaz defensa de la garantía social agraria. cuando se consulta a la Exposición de Motivos de la Iniciativa en cuestión y se aprecia que está inspirada y encuentra apoyo en estos diáfanos principios: "De adoptarse por el texto constitucional la adición que adelante se consigna. establece los cimientos para la creación del amparo social agraria en busca de la eficaz vigencia de las garantías a implantar en el régimen constitucional rector de los derechos sociales instituidos para la restricción y dotación de tierras a los núcleos de población. SUPLENCIA DE LA QUEJA EN EL AMPARO SOCIAL AGRARIO EN RELACIÓN CON LAS OBLIGACIONES DE LOS JUECES DE DISTRITO EN MATERIA DE PRUEBAS. y al efecto pueda establecerse.. la sustentación del juicio.campea en las nuevas disposiciones sobre esta materia. El estudio de esta iniciativa y de los dictámenes concebidos por la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión. pruebas y. que daría para la ley secundaria la estructuración. tratándose de conflictos por linderos de terrenos comunales". descubre los justos alcances de esa reforma a la Constitución. ". . del nuevo amparo agrario previendo las reglas adecuadas sobre la personalidad. con rasgos y normas peculiares. La iniciativa del veintiséis de diciembre de mil novecientos cincuenta y nueve. la cual queda adicionada con el siguiente párrafo: "En los juicios . entre otras previsiones. en tanto a la suplencia de la queja en materia agraria.. términos. sino que dando una nueva dimensión a lo que tradicionalmente se había entendido por ella.

"Es norma fundamental del amparo social agrario. tesis 5. expresando agravios que no comprendan las cuestiones relativas a la comprobación del cuerpo del Delito y de la responsabilidad penal. han vulnerado los principios reguladores de la prueba. EN MATERIA PENAL. copias de las resoluciones. en suplencia de la queja. planos. La sola enunciación de esta regla fundamental obliga a su coordinación con lo que dispone el último párrafo del artículo 157 de la nombrada Ley Reglamentaria. SUPLENCIA DE LA. p. 146 "QUEJA. Sala Auxiliar. Idem. para estar en condiciones de decidir si se ha aplicado o no correctamente la ley o si se. tesis 6. a cargo del juez de Distrito. 145 146 Apéndice 1975. censos. de modo preferente. en general. para precisar los derechos agrarios de los núcleos de población beneficiados con restituciones o dotaciones de tierras". EL TRIBUNAL DE APELACIÓN DEBE ESTUDIAR SI ESTÁN ACREDITADOS EL CUERPO DEL DELITO Y LA RESPONSABILIDAD "Cuando el acusado o su defensor interpongan el recurso de apelación contra la sentencia de primera instancia. el tribunal de alzada. las pruebas directamente relacionadas con las cuestiones constitucionales o legales debatidas en un juicio de garantías. sin que deba limitar su estudio únicamente a los motives de inconformidad planteados. todas las pruebas necesarias". 38-30. pues tal conducta resulta violatoria de garantías individuales". debe analizar dichas cuestiones.. pp. de las autoridades responsables y de las agrarias.147 . en el sentido de que los jueces de Distrito "deberán solicitar. con arreglo al tercer párrafo del artículo 78 de la Ley Reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Federal. la obligación. certificados. de recabar de oficio. 20. títulos y.

cit. cit. El Juicio de Amparo. 93-95. 33-37. cit. pp. op. Anuro González Cosío.. op. 105. 8287. 423. Padilla. en sus respectivas obras. . p. respecto del acto o ley de la autoridad estatal responsable que constituyó la materia del amparo. la sentencia de amparo que se dicte.. 71. op. pp. 24.. op. José R. pp.. op. p. Juventino Castro.. op. 273-278. Tesis 674. 225-228. p. 71-77. cit. para detallar los rasgos sobresalientes del citado principio: 148 A) En virtud del principio de relatividad. 52 y 22.. tesis 147. pp. pp. Andrés Lira. Octavio A. p. 400.. pp. op. op. cit.. pp. op. cit. Alfonso Noriega. Antonio Carrillo Flores. Mariano Azuela. cit.. Manuel Rangel y Vázquez. pp. 96-98. op. El principio de relatividad ha sido abundantemente analizado por los tratadistas de amparo. Apéndice 1917-1995. 207-208. en sus puntos resolutivos. op. Héctor Fix Zamudio. Tomo II. 285 y ss. 342. pp. ni otros actos reclamados que no fueron ventilados en el amparo. cit. y los hemos consultado previamente. 257. cit. 148 147 Cfr. Ignacio Burgoa. Tribunales Colegiados. Eduardo Pallares.. 186-187. cit. Silvestre Moreno Cora.. Hernández. cit. José María Lozano. PRINCIPIO DE RELATIVIDAD DE LAS SENTENCIAS DE AMPARO.. cit. Federal al quejoso que instauró la demanda de amparo.. ha de abstenerse de hacer declaraciones generales y ha de limitarse a conceder el amparo y protección de la Justicia Apéndice 1975. 695-697 y 752. op. sin abarcar otras autoridades que no fueron parte. op.. cit. pp. p. cit. teóricamente. cit. op. pp. op.. 318. Romeo León Orantes. 510.9.

En materia jurisdiccional. inter partes". ha sido un principio procesal generalizado que. el Maestro Mariano Azuela149 cita la máxima: "Res judicata proveritate habetur. el fallo no trascienda a sujetos que no participaron en el litigio y no afecte situaciones que no se llevaron a la controversia. los tratadistas citados.. cit. con suficiente atingencia aclaran que. se mantiene la tradición jurídica en el sentido de que. la limitación de efectos de la cosa juzgada a quienes fueron partes y respecto de los actos que fueron materia del juicio.B) El principio de relatividad de las sentencias de amparo se desarrolla dentro del principio general de derecho denominado "res inter alias acta" que limita los efectos jurídicos de los actos jurídicos a los sujetos que participaron en el correspondiente negocio jurídico. en atención a que Mariano Otero consignó tal principio en el artículo 25 del Acta de Reformas de 1847 pero. incluso ha sido consignado en su original idioma latín. Es acertado determinar que la cosa juzgada sólo tiene el carácter de verdad legal para quienes fueron partes en la controversia y no para terceros ajenos. por tanto. se ha conocido el principio de relatividad de las sentencias de amparo con el nombre de "Fórmula Otero". pp. 96-98. D) En el medio mexicano de amparo. De esa manera. La sentencia es un acto jurídico. C) 149 Op. años .

se trasladó al artículo 102 de la Constitución de 1857 y posteriormente se recogió en el artículo 107 de la Constitución vigente. en 1840. que sólo se ocupe de individuos particulares. ya se establecía el principio de relatividad de las sentencias de amparo. con un texto muy similar. con inclusión de la vigente.antes. Historia del Juicio de Amparo. no sin que se refrendara por las diversas leyes de amparo. se plasma en la fracción 11 del artículo 107: "La sentencia será siempre tal. que sólo se ocupe de individuos particulares. E) En el artículo 25 del Acta de Reformas de 1847. H) Corrobora la Ley de Amparo vigente ese principio de relatividad de las sentencias de amparo. no . limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre el que verse de la ley o acto que la motivare". la relatividad de las sentencias de amparo se enunciaba de la siguiente manera: 150 "La sentencia será siempre tal. En la Constitución vigente de 1917. F) G) 150 Cfr. el principio de relatividad de las sentencias de amparo. Así concebido el principio de relatividad en el amparo. Carlos Arellano García. limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre el que verse la queja sin hacer una declaración general respecto de la ley o acto que la motivare". que. Manuel Crescencio Rejón en el artículo 53 del Proyecto de Constitución para el Estado de Yucatán.

si procediere. privadas u oficiales. tal y como ocurría en los medios de control político. podemos destacar: a) Se trata de un principio que rige a las sentencias de amparo. verbigracia. en el correspondiente punto resolutivo sólo se priva de efectos al acto o ley reclamados respecto a la afectación al quejoso. primer párrafo). tiene algunas variantes: "Las sentencias que se pronuncien en los juicios de amparo sólo se ocuparán de los individuos particulares o de las personas morales. sin hacer una declaración general al respecto de la ley o acto que la motivare". (Artículo 76. en el caso especial sobre el que verse la demanda. La sentencia favorable beneficia sólo a las personas que solicitaron el amparo y de ninguna manera a quienes no hicieron la reclamación. La ley o acto reclamados conserva su validez respecto a los sujetos que no solicitaron amparo. La sentencia sólo se limitará a ampararlos y protegerlos contra la ley o actos de autoridad. enfatizan límites a la sentencia para evitar que haya pugna entre el órgano de control y la autoridad responsable. I) Exegéticamente. limitándose a amparados y protegerlos. el legislador constitucional y el legislador ordinario. que lo hubiesen solicitado. b) c) d) . el Supremo Poder Conservador que había existido en las Leyes Constitucionales de 1836. Al prohibirse que se haga una declaración general respecto de la ley o acto que la motivare. si atendemos a la redacción del principio de relatividad en el Derecho vigente. Esto quiere decir que.obstante. sin hacer declaraciones de carácter general sobre la ley o acto que ha motivado el juicio de amparo.

ya en los puntos decisorios. en virtud de sus funciones deberán intervenir en el cumplimiento de esa sentencia. "Las ejecutorias de amparo deben ser inmediatamente cumplidas por toda autoridad que tenga conocimiento de ellas y que por razón de sus funciones. sino sólo efectos concretos. no le pueden atribuir a la sentencia efectos generales. También significa que la protección y amparo se conceden respecto del acto o ley que fueron materia del juicio de amparo y no respecto de actos o leyes que no fueron impugnados en el amparo. no solamente la autoridad que haya figurado con el carácter de responsable . Ello significa que el amparo sólo abarcará a las autoridades marcadas como autoridad responsable en la demanda de amparo. Transcribimos la tesis jurisprudencial relativa: "EJECUCIÓN DE SENTENCIAS DE AMPARO. deba intervenir en su ejecución. A ELLA ESTÁN OBLIGADAS TODAS LAS AUTORIDADES AUN CUANDO NO HAYAN INTERVENIDO. limitados a lo siguiente: I. III. Sólo se protege y ampara a quien pidió el amparo: La protección sólo abarca el caso especial sobre el que versa la demanda. pues atenta la parte final del primer párrafo del artículo 10 de la Ley Orgánica de los 103 y 107 de la Constitución Federal. J) La jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sustentado el criterio de que la sentencia de amparo puede hacerse extensiva a las autoridades que. se ha considerado que los considerandos de la sentencia pueden hacerse estimaciones de carácter general pero. II.e) En la doctrina moderna de amparo.

está obligada a cumplir la sentencia de amparo. se evita pugna entre diversos órganos del Estado. Tomo VI. formula sugerencia en el sentido de que se notificaran al Congreso los fallos que concedan el amparo contra leyes para darle oportunidad de corregir las irregularidades de las leyes. 318.en el juicio de garantías. L) 151 Apéndice 1975. Tesis 236. por otra parte. tenga que intervenir en la ejecución de este fallo". que por sus funciones. los legisladores pueden consultar el Semanario Judicial de la Federación que contiene los fallos del Poder judicial respecto de los amparos contra leyes. tesis 99. sino cualquiera otra autoridad..152 sin pretender atentar contra el principio de relatividad que se estudia. pp. El Maestro Antonio Carrillo Flores. que no es necesaria esa notificación pues. 179-180.151 K) La adopción en el amparo del principio de relatividad de las sentencias ha permitido la subsistencia de la institución tutelar de la constitucionalidad y legalidad de los actos de autoridad estatal pues. Por otra parte. p. Una simple sugerencia no afecta el principio de relatividad pues no está obligado al Congreso de la Unión a la derogación o a la modificación. Pleno y Salas. 152 Op. en los amparos contra leyes se señala como autoridad responsable al Congreso de la Unión. cit. 159. . p. Creemos. Apéndice 1917-1995.

OTROS PRINCIPIOS. que no tuviera en su contra el sobreseimiento y caducidad de la instancia por inactividad de la parte interesada. quisiéramos que fuera un principio absoluto. Este principio tiene inclusive vida legislativa en el amparo indirecto. proveyendo lo que corresponda hasta dictar sentencia. "Los jueces de Distrito cuidarán de que los juicios de amparo no queden paralizados. y cuando el acto reclamado importe peligro de privación de la vida. "El Ministerio Público cuidará del exacto cumplimiento de esta disposición. salvo los casos en que esta ley disponga expresamente lo contrario. o entrañe deportación. la lógica y la experiencia han proyectado otros principios que no se oponen a los anteriores. Por el interés que pueden suscitar los estudiaremos en este apartado: A) PRINCIPIO DE PROSECUCIÓN OFICIOSA DEL AMPARO. especialmente cuando se alegue por los quejosos la aplicación por las autoridades de leyes declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de la Suprema Corte de justicia. destierro o alguno de los prohibidos por el artículo 22 de la Constitución Federal". Sin una consagración directa y expresa en la Constitución. de la libertad. SI atendemos a lo dispuesto por el artículo 157 de la Ley de Amparo. principalmente en los casos de aplicación de leyes declaradas jurisprudencialmente inconstitucionales. ni a las disposiciones constitucionales. tal y como ocurre con lo dispuesto en los artículos 73 y 74 de la Ley de Amparo. Por otra parte. Juzgamos acertado el precepto y sólo lamentamos que no se establezca como una medida de tipo general. incluso a nivel constitucional con alcance expreso también para el amparo directo. .10.

153 B) PRINCIPIO DE NO SIMULTANEIDAD ENTRE EL AMPARO Y OTRO MEDIO DE IMPUGNACIÓN. se encarga al representante de la sociedad. op. 244-245. Eduardo Pallares. pp. la colectividad está interesada en que restaure el orden jurídico. La doctrina mexicana ya perfila este principio. máxime si ya se solicitó el amparo. cit. Editorial Cajica. destierro o alguno de los actos prohibidos por el artículo 22 de la Constitución. revocar o nulificar el acto reclamado".Se justifica el principio en atención a que. Puebla. previamente se agote el recurso de apelación contra dicho auto. cuando hay una violación a la Ley Fundamental. Mandato de . cit. Ramón Palacios.-Cuando se esté tramitando ante los tribunales ordinarios algún recurso o defensa legal propuesta por el quejoso. 39. Héctor Fix-Zamudio. México. que pueda tener por efecto modificar. se trata de acto reclamado que importa privación de la vida. de la libertad.. Pue. Ignacio Burgoa. 70 y 398. J. 153 Cfr. op. Ministerio Público cuide del exacto cumplimiento del primer párrafo del artículo 157 de la Ley de Amparo.. en ese supuesto. o entraña deportación. pp.. Si bien se permite que el auto de formal prisión se impugne directamente en amparo. p. Este principio de no simultaneidad está consagrado en la fracción XIV del artículo 73 de la Ley de Amparo: "El juicio de amparo es improcedente: "XIV. 671. sin que. Instituciones de Amparo. Más justificado aún resulta el dinamismo oficioso que se le atribuye al amparo en el segundo párrafo del transcrito artículo 157 de la Ley de Amparo pues. el amparo será improcedente si no ha habido desistimiento de tal recurso de apelación. Atingentemente. 1963.

o en revisión. 1887. dispone la fracción III del artículo 73 de la Ley de Amparo: "El juicio de amparo es improcedente: "III. ya sea en primera o única instancia. Por tanto. Hay una limitada referencia doctrinal a este principio. p. UNAM. también rige la no simultaneidad respecto de algún otro juicio de amparo promovido por el propio quejoso contra el mismo acto de autoridad.-Contra leyes o actos que sean materia de otro juicio de amparo que se encuentre pendiente de resolución. revocar o nulificar el acto reclamado. cit. pp. cit. 1906. 1977. 51. 339-340.155 154 Cfr. Al respecto. op. edición. Elementos de Derecho Constitucional Mexicano. Mariano Coronado. p. 60. cit. op. aunque las violaciones constitucionales sean diversas"... México. Luis Bazdresch.Seguridad y Juicio de Amparo. 3a. Edición facsimilar. CUANDO ES IMPROCEDENTE EL AMPARO CONTRA EL. Por supuesto que. . promovido por el mismo quejoso.. contra las mismas autoridades y por el propio acto reclamado. en forma genérica el principio de no simultaneidad significa que el amparo será improcedente (Artículo 73) y se sobreseerá (Artículo 74) por tramitarse al mismo tiempo que el amparo algún recurso o defensa legal propuesta por el quejoso. la edición. "Es improcedente el amparo que se endereza contra el auto de formal prisión. op. Juventino Castro.154 Conviene recordar tesis jurisprudenciales que confirman el principio de no simultaneidad: "AUTO DE FORMAL PRISIÓN. si está pendiente de resolverse el recurso de apelación que contra él se hizo valer". que pueda tener por efecto modificar.

Editores Unidos. pp. 140-144. sobreseer en el juicio de garantías". la tramitación del amparo "es bastante sencilla" pero. el principio de tramitación escrita del amparo. S. de la Ley de Amparo: . Dicha facilidad o sencillez no riñe con la exigencia de la formalidad escrita como lo anotaba el tratadista de principios del presente siglo. AMPARO CONTRA EL. 199. no hay razón alguna para considerar consentida la resolu6ón reclamada. op. Eduardo Pallares. José Maria Lozano157 mencionaba que el amparo es fácil y expedito. Primera Sala. y por lo mismo. 1973. Ley de Amparo Reformada. se pronunciaba en contra de la corruptela que había en su tiempo de tramitar amparos mediante el sistema de actas. Tesis 49. El gran constitucionalista del juicio de amparo.159 En la ley vigente. y posteriormente desistió del recurso. ni menos para.156 C) PRINCIPIO DE TRAMITACIÓN ESCRITA DEL JUICIO DE AMPARO.p. Tomo II.. tesis 39. p. está consignado expresamente en el artículo 3º. esto no puede significar conformidad con dicha resolución sino sólo quitar el obstáculo legal que haría improcedente el juicio de amparo. añadía: "el procedimiento en el juicio de amparo debe ser escrito". por este concepto. 36-37.158 En concepto de este último autor. "Si aparece que el acusado apeló del auto de formal prisión. México. CUANDO EL QUEJOSO SE DESISTE DEL RECURSO DE APELACIÓN. Silvestre Moreno Cora. Apéndice 1917-1995. cit. A. 155 Apéndice 1975. "AUTO DE FORMAL PRISIÓN. lo que juzgaba indebido. Fernando Aúlla Bas.. De manera expresa. 28. pp. del siglo pasado.

El artículo 117 de la Ley de Amparo contiene las excepciones que confirman la regla: "Cuando se trate de actos que importen peligro de privación de la vida. cit... 383. así como en las comparecencias a que se refiere el artículo 117 de esta ley". Op. si fuere posible al promovente. 89. p. bastará. se mantiene el procedimiento escrito pues. cit. p. en cuya virtud el acto reclamado ha de apreciarse probatoriamente en amparo. salvo las que se hagan en las audiencias y notificaciones. el lugar en que se encuentre el agraviado. 524. Idem. levantándose al efecto acta ante el juez". Primera Sala. La doctrina mexicana de amparo ha registrado este principio de limitación de pruebas. destierro o alguno de los prohibidos por el artículo 22 de la Constitución Federal. para la admisión de la demanda. p. se levanta acta ante el juez. En estos casos la demanda podrá formularse por comparecencia. Aunque se permite la formulación de la demanda en comparecencia. la autoridad que lo hubiere ordenado. tesis 37. ataques a la libertad personal fuera de procedimiento judicial. 356. p. que se exprese en ella el acto reclamado. deportación.. "En los juicios de amparo todas las promociones deberán hacerse por escrito. Op. tal y como fue acreditado ante la autoridad . y la autoridad o agente que ejecute o trate de ejecutar el acto.156 157 158 159 Apéndice 1975. D) PRINCIPIO DE LIMITACIÓN DE PRUEBAS.

. pp. op. 340-342 Y 350. cit. cit. pp. p. "El Amparo en Materia Agraria". Alfonso Noriega. y no se admitirán ni se tomarán en consideración las pruebas que no se hubiesen rendido ante dicha autoridad para comprobar los hechos que motivaron o fueron objeto de la resolución reclamada. op. el juzgador de amparo. es preciso que el quejoso haya tenido oportunidad de aportar pruebas ante la autoridad responsable. 527-530. analiza la conducta de la autoridad responsable con base en los elementos de que ella disponía cuando emitió el acto reclamado. Ángel Suárez Torres. Es muy probable que si la autoridad responsable hubiera contado con diversos elementos de prueba hubiera emitido determinación diferente. Eduardo Pallares. Lógicamente para que opere el principio a que se refiere el artículo 78 de la Ley de Amparo. 164-167. pues. op. cit. quien controlará los actos de la autoridad responsable en cuanto a su constitucionalidad y legalidad. Luis Bazdresch. op. 725-730. Juventino Castro. cit.160 Orientados por la revisión doctrinal realizada. no puede b) c) . pp. 187... El principio lo estimamos justificado pues. cit. de no ser así. op.responsable. 51-52. op.. el acto reclamado se apreciará tal como aparezca probado ante la autoridad responsable. a) Este principio está consignado expresamente en el artículo 78 de la Ley de Amparo: "En las sentencias que se dicten en los juicios de amparo. pp. cit. p. En las propias sentencias sólo se tomarán en consideración las pruebas que justifiquen la existencia del acto reclamado y su constitucionalidad o inconstitucionalidad. puntualizamos los elementos que caracterizan este principio: 160 Ignacio Burgoa.

no las haya tenido a la vista la autoridad responsable. "Sólo deben tomarse en consideración al fallar. aquéllas que tiendan a probar la constitucionalidad o inconstitucionalidad del acto que se reclama". el quejoso puede presentar. . el quejoso estaría a la regla general prevista por el artículo 150 de la Ley de Amparo: "En el juicio de amparo es admisible toda clase de pruebas. las pruebas que estime pertinentes para demostrar la inconstitucionalidad del acto reclamado. PRUEBAS EN EL AMPARO RESPECTO DE LA "Cuando el amparo se promueve contra una orden de aprehensión.161 "PRUEBAS EN EL AMPARO. toda vez que no teniendo conocimiento el inculpado.operar el principio de limitación de pruebas y. en esa virtud. aun cuando. en la generalidad de los casos. excepto la de posiciones y las que fueren contra la moral o contra derecho". "Debe apreciarse en el juicio de amparo tal como aparezca probado ante la autoridad responsable. en el momento de ejecutarse". d) La interposición del principio que estudiamos ha requerido del pronunciamiento de criterios jurisprudenciales. a dicha autoridad toca demostrar la legalidad de tales actos". que.163 "ORDEN DE APREHENSIÓN. ante el juez constitucional. "Si el quejoso impugna la legalidad de los actos de la autoridad responsable y demuestra la existencia de ellos. por su importancia transcribimos: "ACTO RECLAMADO.162 PRUEBAS EN EL AMPARO.

165 "ACTO RECLAMADO NEGATIVO. p. no tiene oportunidad ni medios de defensa. Tesis 1088. Tesis 1510. III. CARGA DE LA PRUEBA PARA LA AUTORIDAD RESPONSABLE. LA AUTORIDAD RESPONSABLE DEBE COMPROBAR QUE CUMPLIÓ LOS REQUISITOS QUE SE LE RECLAMAN. Advirtiéndose que los actos reclamados consisten en omisiones o hechos negativos de las autoridades responsables. 247. Apéndice 1917-1995. no corresponde a la parte quejosa. Tesis 414. 1. Pleno y Salas. 163 Apéndice 1975. 162 Apéndice 1975. p. p.161 Apéndice 1975. Pleno y Salas.164 "AUDIENCIA. p. sino que es a las responsables a las que toca demostrar que no ocurrieron en ellos". Apéndice 1917-1995. Pleno y Salas. Tomo VI. p. tesis 142. Apéndice 1917-1988. debe entenderse que la carga de la prueba de esas omisiones o de los hechos negativos. 277.166 . Vol. 755. tesis 1. 2398. que integra una negativa. p. para desvirtuar la violación del artículo 14 constitucional que se reclama". Tomo VI. 250. obliga a las responsables a demostrar lo contrario. GARANTÍA DE. sino al ser detenido. tesis 144. "La afirmación del quejoso en el sentido de que no se citó ni se oyó en defensa. si no es ante el juez que conozca del juicio de garantías". del procedimiento que se sigue en su contra. obsoleta.

promulgada el 30 de octubre de 1962. "El párrafo tercero del artículo 78 de la Ley de Amparo. debiéndose entender que la expresión reiterada en las adiciones aludidas. 130. 165 Apéndice 1975. p. Primera Sala. Se funda esta interpretación en el análisis de la reforma a la fracción II del artículo 107 constitucional. de los que se sigue que las modificaciones llevadas a cabo se realizaron con el único propósito de beneficiar a los núcleos de población ejidal o comunal y a los ejidatarios o comuneros en particular. Tesis 16. EN EL QUE SE SEÑALA LA OBLIGACIÓN DE RECABARLAS DE OFICIO. 542. Tesis 338. Apéndice 1917-1995. Tesis 8. Tomo VI. 441. Tomo II. p. "PRUEBAS. solamente debe aplicarse cuando la deficiencia de ellas afecta los intereses de los núcleos de población ejidal o comunal o de los ejidatarios o comuneros en particular. y publicada en el Diario Oficial de 2 de noviembre del propio año. 15. tesis 250. tesis 210. p. en cuanto sostiene que la autoridad judicial debe recabar pruebas de oficio. Segunda Sala. INTERPRETACIÓN CORRECTA DEL PÁRRAFO TERCERO DEL ARTÍCULO 78 DE LA LEY DE AMPARO. p. 'materia agraria'. Apéndice 1917-1995.164 Apéndice 1975. Tesis 229. Tomo III. 8. Apéndice 1917-1995. así como de las reformas y adiciones a la Ley de Amparo de 3 de enero de 1963. debe . 166 Apéndice 1975. 568. p. y en los antecedentes legislativos relativos. publicadas en el Diario Oficial de 4 de febrero de 1963. Primera Sala. p. pero cuando esa deficiencia afecta al propietario.

"La suplencia oficiosa de pruebas a que se refieren los artículos 78. APRECIACIÓN DEL. 157.169 . en el juicio de donde proviene el acto que se reclama. pero no a los promovidos por personas extrañas al juicio". aún conserva puntos obscuros que conviene elucidar. que cuentan con los elementos técnicos adecuados y cuyo interés puede ser opuesto al de aquéllos. y no para suplir deficiencias de las autoridades responsables. último párrafo. sólo es aplicable en personas que tienen el carácter de partes litigantes. párrafo tercero. únicamente debe hacerse para beneficiar a los núcleos de población ejidal o comunal. por lo que nos permitimos señalar lo dispuesto en ejecutorias de amparo: Las personas extrañas a juicio pueden promover pruebas que no rindieron ante las autoridades responsables: "ACTO RECLAMADO. o a ejidatarios o comuneros en lo individual. NO SON APLICABLES PARA LAS AUTORIDADES. INTERPRETACIÓN CORRECTA DE LOS ARTÍCULOS 78 Y 157 DE LA LEY DE AMPARO. de la Ley de Amparo.167 "PRUEBAS DE OFICIO.referirse exclusivamente a las situaciones que impliquen el beneficio señalado". tal y como aparezca probado ante la autoridad responsable. "La disposición legal que previene que el acto reclamado se aprecie en la sentencia de amparo.168 e) El principio de limitación de pruebas en amparo.

Tomo VI. es jurídico tener como pruebas. Tomo VI. Pleno y Salas. Apéndice 1917-1995. 171 Por otra parte."PERSONA EXTRAÑA AL JUICIO. 2. para demostrar la inconstitucionalidad de la misma". Tomo XXVIII. Cfr. PRUEBAS RELATIVAS AL. Apéndice 1975. Apéndice 1917-1995. Tesis 546.170 167 168 169 Apéndice 1975. 170 Quinta Época. aun las que no tuvo a la vista la autoridad responsable. p. el principio del artículo 78 rige para los casos en que el quejoso estuvo en aptitud de rendir pruebas pero no para las hipótesis en que no tuvo tal posibilidad: "ACTO RECLAMADO. ANTE EL JUEZ DE DISTRITO. "El principio relativo a que el acto reclamado debe apreciarse en la sentencia de amparo. a los juicios que promueven las personas que tuvieron el carácter de partes litigantes en el juicio. Apéndice 1975. "ACTO RECLAMADO. 1. CUANDO EL RECLAMANTE ES EXTRAÑO AL JUICIO. tesis relacionada. APRECIACIÓN DEL. Segunda Sala. p. sólo es aplicable en los amparos civiles. Apéndice 1975. p. "Es cierto que el artículo 78 de la Ley de Amparo previene que el acto reclamado se apreciará tal como aparezca probado ante la autoridad . tal como aparece probado ante la autoridad responsable. Tesis 360. "Cuando el que demanda la protección federal sea un extraño al juicio. 363. p. Cfr. Tesis 312. tesis 79. p. p. 769. 327. Idem. Apéndice 1917-1995. Quinta Época. de donde proviene el acto reclamado. al dictar la resolución que se ataca en el amparo. o. tesis relacionadas. Segunda Sala. Tomo VI. p. pero no a los promovidos por personas extrañas a ese juicio". Pleno y Salas. 242. 170. 381.

tesis relacionad. Apéndice 1975 Pleno y Salas.172 171 Quinta Época. Cfr. pruebas para acreditar hechos. para comprobar los hechos que motivaron o fueron objeto de la resolución reclamada. ya que sería injusto privar al quejoso de rendir en el juicio constitucional. 4.173 E) PRINCIPIO DE LIMITACIÓN DE RECURSOS. . Apéndice 1917-1988. pero sería injusto privar al agraviado. pero esta limitación en la defensa debe entenderse que opera siempre y cuando el afectado haya tenido oportunidad de rendir ante la autoridad responsable las probanzas que a su derecho convenga. las pruebas que a su derecho convinieron.responsable y que no se admitirán ni se tomarán en consideración las pruebas que no se hubiesen rendido ante dicha autoridad. 83. tesis relacionada. 83. "PRUEBAS EN EL AMPARO. Pleno y Salas. debe entenderse que opera siempre que el afectado haya tenido oportunidad de rendir ante la autoridad responsable. Apéndice 1917-1988. dispone que el acto reclamado se apreciará tal y como aparezca probado ante la autoridad responsable. p. Cfr. p. 1453. de rendir en el juicio constitucional. p. p. Vol. Apéndice 1975. la limitación en la defensa que pudiera implicar dicho artículo.. sin embargo. I. por no otorgarle este derecho la ley respectiva". Vol. Tomo LXVIII. p. p. 4. 1800. Tomo LXVIII. 172 Quinta Época. pruebas que no tuvo oportunidad de presentar ante la autoridad citada por no otorgarle ese derecho la ley respectiva". cuando ante la autoridad responsable no tuvo oportunidad de rendirlos. "Si bien el artículo 78 de la Ley Reglamentaria. I.

Tomo LXXIII. cuando dispone: "En los juicios de amparo no se admitirán más recursos que los de revisión. Vol. favorable. 175 hace alusión al principio de restitución por virtud del cual se establece que. 174 Quinta Época.Doctrinalmente. Apéndice 1975. así como de la jurisprudencia obligatoria de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 5. 173 Quinta Época. 7. Eduardo PalIares y Juventino Castro174 aluden al principio legal de limitación de recursos. en el artículo 80 precisa los efectos de la sentencia concesoria del amparo. p. p. F) PRINCIPIO DE RESTITUCIÓN. p. Cfr. El principio podría expresarse en el sentido de que en la tramitación del juicio de amparo únicamente operan los recursos previstos en la Ley de Amparo. lo haremos en el capítulo relativo a los recursos. Complementariamente podríamos señalar que. La Ley de Amparo. el tratadista de los inicios del presente siglo. Pleno y Salas. 86. En la fracción II del artículo 107 constitucional se establece que la sentencia se limitará a amparar y proteger a los quejosos pero. p. El mencionado principio está recogido por el artículo 82 de la Ley de Amparo. I. que son típicamente restitutorios: . Cfr. Tomo LXIX. Apéndice 1975. El estudio correspondiente a los recursos en lo particular. Pleno y Salas. tesis relacionada. p. de la Ley Orgánica del Poder Judicial Federal. no determina cuáles son los efectos de la concesión del amparo. queja y reclamación". una sentencia de amparo. Apéndice 1917-1988.. 2518. las reglas de procedencia son las que se derivan de la Ley de Amparo. ha de restituir las cosas al estado que guardaban antes de la violación constitucional. 3489. En el terreno doctrinal. Silvestre Moreno Cora.

se obtiene la efectividad en el goce de las garantías individuales que hayan sido conculcadas."La sentencia que conceda el amparo tendrá por objeto restituir al agraviado en el pleno goce de la garantía individual violada. Juventino Castro. De esa manera. 187. Los actos de carácter negativo son las abstenciones del órgano de autoridad estatal. b) Sugerimos la reforma del precepto para que el efecto restitutorio del amparo no se limite a los casos de infracción de garantías individuales. 175 Eduardo Pallares. el efecto del amparo será obligar a la autoridad responsable a que obre en el sentido de respetar la garantía de que se trate y a cumplir. y cuando el acto reclamado sea de carácter negativo. pp.. sino que abarque las restituciones de derechos en casos de afectación de ellos por invasión competencial. de la Ley de Amparo. cit. cuando el acto reclamado sea de carácter positivo. El amparo produce efectos restitutorios respecto de las abstenciones ya que el órgano de autoridad deberá obrar c) . es conveniente formular los siguientes comentarios: a) Mediante el amparo.. según se desprende de este dispositivo ordinario transcrito. op. 350 y ss. p. en cuya virtud se afectan garantías individuales. Sobre el precepto transcrito. lo que la misma garantía exija". por su parte. op. el artículo 8º reproducido quedaría debidamente coordinado con el texto del artículo 103 constitucional y con el artículo 1º. restableciendo las cosas al estado que guardaban antes de la violación. cit..

d) Es importante establecer el principio restitutorio que le corresponde al amparo pues. Sobre el particular apunta Héctor Fix Zamudio:176 ". así nunca pueden realizarse las actuaciones en los plazos perentorios establecidos por la ley.de tal manera que realice la conducta exigida por la garantía individual. a más tardar. la Ley de Amparo fija esos términos mediante la orientación constitucional. tiene aplicabilidad el artículo 17 constitucional. el cúmulo de negocios de amparo ha impedido cumplir con términos sel1alados en la Ley de Amparo. completa e imparcial. Dado que el control de la constitucionalidad y legalidad de los actos de autoridad estatal se ejerce por órgano jurisdiccional y por vía de acción. dentro del término de treinta días." Por su parte. a través del juicio de amparo. Así se le fija a la autoridad responsable. emitiendo sus resoluciones de manera pronta.la concentración procesal constituye una aspiración desvirtuada por la realidad. G) PRINCIPIO DE CELERIDAD.. el amparo cumplirá su cometido cuando sea materialmente posible volver al quejoso y a las cosas en el sentido determinado por la garantía individual vulnerada.. El artículo 147 determina que la audiencia constitucional ha de celebrarse. No obstante. de esta forma.177 . en procuración de que haya celeridad en el juicio de amparo. en cuanto a la administración de justicia expedita en materia de amparo: "Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes. pues debido al enorme rezago de labores de los tribunales federales. que son tan breves que en la actualidad resultan anacrónicos". en el artículo 149 de la Ley de Amparo un término de cinco días para producir su informe justificado.

Tomo VI. 222. Tercera Sala. MATERIA DE LA. ya que ello sería contrario a la técnica del amparo.178 176 177 178 Tratado del Juicio de Amparo. cit. op. La tesis jurisprudencial dispone: "LITIS CONSTITUCIONAL. Mandato de Seguridad y Juicio de Amparo. Apéndice 1975. 59. sólo tomará en consideración las cuestiones planteadas en el debate ante la potestad común". cit. 728. p. "Si una cuestión no ha sido materia del debate ante las autoridades de instancia no puede serio de la litis constitucional.. obligatoria conforme a lo dispuesto por el artículo 94 de la Constitución. p.. Apéndice 1917-1995. tesis 232. p. Tesis 332. De la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. en relación con los artículos 192 y 193 de la Ley de Amparo. hemos obtenido el principio de que la litis constitucional no podrá abarcar planteamientos diferentes a los que se originaron ante la autoridad responsable.H) PRINCIPIO DE LITIS CONSTITUCIONAL. conforme a la cual la sentencia que en éste se pronuncie. p. 28. op. . salvo el planteamiento de la inconstitucionalidad o ilegalidad del acto realizado por la autoridad responsable.