You are on page 1of 2

“Nadie está en posesión de la verdad… sencillamente porque no la hay ”.

Fernando Savater

Fe o Razón?

Por naturaleza el hombre es curioso, lo ha sido desde el inicio de su existencia, independientemente de que se hable de un origen religioso o científico del ser humano es notable su necesidad de entender cómo funciona todo lo que le rodea, sin embargo llega un punto en que las cosas no pueden ser explicadas de una manera racional como lo hace la ciencia, no hay método, ni fundamento que logre estructurar y sistematizar ese algo que aun no se entiende, es allí donde según Savater nace la religión, y al mismo tiempo inicia un debate entre filósofos y teólogos, los primeros en defensa de la supremacía de la razón argumentando que “… deponer a la razón de su trono desde que rige el mundo… es imposible”1 y los segundos defienden la existencia de un ser supremo, perfecto y todopoderoso entre otras muchas cualidades divinas.

Dios, omnipotente, omnipresente, inmortal, sabio, se requiere fe para creer en su existencia ya que no hay manera de explicar su sobrenaturalidad, es este el más importante argumento para creer que existe, sin embargo que pasa cuando surgen cuestionamientos al poder absoluto de Dios, cuando el ser humano no puede entender que esta divinidad todopoderosa permita tantas injusticias para sus seguidores y creyentes fieles, ¿acaso Dios no tiene potestad sobre la naturaleza para evitar catástrofes?, ¿Por qué permite que algunos mueran de hambre y otros derrochen?, ¿Por qué a las buenas personas les pasan cosas malas? (cabe resaltar la subjetividad del bien y el mal), pues bien cito textualmente una frase de la película “Life of Pi”: “la duda es útil, mantiene viva tu fe. Después de todo, no puedes conocer la fuerza de tu fe hasta que esta se ponga a prueba”.

1

Savater Fernando. La vida Eterna. Editorial Ariel. Primera Edición. Argentina: 2007. Pág. 65.

Adriana Cristina Larotta Silva 20112377064 Ing. Producción Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas

Adriana Cristina Larotta Silva 20112377064 Ing. una razón para ser conformista con nuestras vidas terrenales esperando la recompensa en el paraíso. y aunque sus argumentos tienen mucho sentido no significa que sean actitudes reprochables ya que no se puede culpar al ser humano por buscar de alguna manera su felicidad basándola en una espiritualidad que solo logra con la inclusión de un componente religioso en su vida. Si la ciencia no ha logrado satisfacer los interrogantes humanos no es errado que este busque sus propias respuestas a sus miedos dejando de lado la razón.Es interesante como Savater pone en el papel la razón de toda creencia en lo supremo y es precisamente la necesidad del hombre de creer en que hay vida después de la muerte. Producción Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas . que hay una compensación para todo cuanto padecemos en este mundo.