You are on page 1of 4

PERSONA Y SENTIDO/ FILOSOFÍA TOMISTA DEL HOMBRE COORDINACIÓN DE FORMACIÓN PERSONAL

La Inteligencia Humana. Elementos constitutivos
El entendimiento humano y el conocimiento de la verdad; demostración de la existencia de la verdad. Decía Aristóteles que “todo hombre por naturaleza desea conocer” (Metafísica I, I). Esta necesidad de conocimiento nos lleva a preguntarnos sobre el sentido de esta inclinación. Pues, ¿por qué tengo esta natural tendencia al conocimiento? O más aún, ¿qué implica el que tenga esta necesidad? Contestando estas preguntas, sabremos en gran medida dónde está el sentido de nuestra existencia, ya que lo propio del hombre es el conocimiento y el obrar conforme al mismo una vez interiorizado en su espíritu. Esta natural tendencia al conocimiento es evidente, y así lo destaca Tomás de Aquino, siguiendo a Aristóteles. Pero ¿qué es lo que trata la persona cuando desea conocer algo? Santo Tomás señala que al querer conocer algo, lo que queremos es poseerlo. Y ese poseer se opera de una forma intelectual por el entendimiento que hace de lo poseído una idea o concepto. El hombre, por medio de su entendimiento, nombra lo que tiene frente a sí diciendo lo que es. Y si el concepto interior que designa la cosa, realmente nombra la identidad (esencia) de lo conocido, entonces se habla de conocimiento verdadero. Se llama verdad entonces a esa unidad que se logra en la idea al nombrar la identidad de lo conocido. Así, puedo decir con verdad: “eso es un caballo” cuando veo un caballo en un potrero, significando por tal a un animal equino que tiene vida sensitiva, que es doméstico, que corre a cuatro patas a gran velocidad y que muchas veces se utiliza en juegos para divertir a la gente, sea en el hipódromo, circo, paseos, etc. La existencia de la verdad la exige por tanto, la realidad misma y nuestra naturaleza que nos obliga a nombrar las cosas según lo que son, es decir, a que descubramos la verdad, esto es, la identidad de las cosas. El entendimiento es una facultad que tiene su raíz en el alma humana que, según se estudió, es de carácter intelectivo o espiritual. Por lo tanto, nos referimos a una facultad inorgánica que, al realizar su operación cognitiva específica: la del conocimiento intelectual, trasciende el conocimiento sensible, aunque no lo suplanta. Esto es así porque son nuestros sentidos orgánicos los que nos abren la puerta a la realidad y hacen posible el conocimiento, tanto sensible como intelectual. El conocimiento intelectual debe ser entendido, pues, como una presencia inmaterial y manifestativa de la esencia de lo conocido. Desde esta perspectiva del conocimiento y de la tendencia natural a conocer la realidad, la verdad será definida como la adecuación entre el entendimiento y la cosa. Esto equivale a señalar que el ser humano es capaz de acceder a la esencia de la cosa y aprehenderla (captarla) como esencia conocida por él mismo. La realidad es fuente de conocimiento verdadero para el entendimiento humano. Sin embargo, esto no implica que se dé un acceso inmediato y perfecto a toda la verdad. Más bien, y porque nuestro entendimiento es una “inteligencia racional”, existe un proceso por el cual se accede a ella. Proviniendo de la realidad, decimos que hay conocimiento verdadero cuando el entendimiento asiente con certeza sobre lo conocido, y cuando ha verificado en la propia realidad la validez de dicho conocimiento. Puede sonar extraño hablar de la verdad, de su existencia y de que podemos acceder a ella. Por eso tiene sentido considerar algunas posturas contrarias a la verdad. Si negásemos que el ser humano es capaz de conocer la realidad en sí misma (escepticismo), perderíamos todo referente objetivo respecto de la operación del conocer, tanto intelectual como sensitivo, y caeríamos en un relativismo y en un subjetivismo con graves consecuencias teóricas y prácticas. Si negáramos nuestra capacidad de conocer, deberíamos dudar de todas nuestras experiencias, pues no serían experiencias de la realidad sino que se reducirían a una elaboración personal, encerradas en la propia subjetividad. Es cierto, sin embargo, que hay una cierta subjetividad en el proceso del conocimiento, ya que nadie puede experimentar mis vivencias en mi lugar, pero, si negásemos toda referencia objetiva a la realidad, nuestras

1

no hay un interés por ella. De lo anterior se sigue una serie dificultades lingüísticas. ni siquiera podríamos saber si al conversar con otra persona del clima. Metodología: Clase expositiva e intercambio de ideas y debate. la negación de la posibilidad de alcanzar una verdad. sin quejas. Certeza: es aquel asentimiento del entendimiento tras haber alcanzado una determinada verdad. 2 . absolutamente todo. Se podría enunciar así esta postura: “ya que no hay nada malo o bueno en sí mismo con independencia de mi propia conciencia. incluso verbalmente. por ejemplo. a. Relativismo ético: es la negación de la existencia de parámetros objetivos de bien y mal que guíen la conducta humana. siendo todo interpretable. Las consecuencias reales de este relativismo ético son tremendas. será bueno lo que yo crea bueno y malo lo que yo crea malo”. y que es posible de verificar en la realidad. se niega la existencia de absolutos o de bienes universalmente conocibles. no habría nada bueno o malo. pues sin referentes objetivos en el ámbito de la moral se llega a un relativismo ético en el que no es posible hablar de bien y de mal. En definitiva este conocimiento exclusivamente subjetivo es. estamos hablando de lo mismo.1. en última instancia. Lo que para uno es bueno puede ser malo para otro.PERSONA Y SENTIDO/ FILOSOFÍA TOMISTA DEL HOMBRE COORDINACIÓN DE FORMACIÓN PERSONAL experiencias serían absolutamente intransferibles. sino que dependería de la consideración de cada sujeto. y eso hace que la moral se reduzca a convicciones subjetivas. dicho de otro modo. Glosario: Verdad: Es la adecuación entre el entendimiento y la realidad. Lectura post sesión: -Santo Tomás de Aquino. en última instancia.1. pues al negar toda verdad objetiva (única verdad lógica). El relativismo moral tiene su fundamento en el primero. pues es una contradicción afirmar que existen dos verdades válidas en el mismo sentido y respecto de la misma cosa. pero en última instancia implican vivir en una guerra de todos contra todos por la imposición de los propios intereses. Subjetivismo: es la negación de la realidad como fuente objetiva de conocimiento. En este sentido debemos distinguir entre un relativismo epistemológico y un relativismo moral. El relativista debería aceptarlo todo. que negando la verdad no cree en ella porque. Y como consecuencia la existencia de la realidad y del mundo mismo no sería más que una suposición imposible de corroborar. Esta radical negación de la verdad repercute necesariamente en nuestra vida práctica. pues el conocimiento de las cosas mismas estaría vacío de un contenido o una substancia. todo relativo. En el primero nos encontramos con la imposibilidad de acceder a cualquier certeza. De Veritate q. Ésta es la clave hermenéutica de gran parte de la filosofía de nuestro tiempo. Escepticismo: negación absoluta de la capacidad del hombre para conocer la realidad. pues si sólo hay conocimientos subjetivos.

Tomando la experiencia sensible como punto de partida. es decir. las piedras no son vivientes). Nuestros conceptos sobre las cosas pueden ser vagos o claros y delimitados. Una vez que sale a la luz lo esencial.PERSONA Y SENTIDO/ FILOSOFÍA TOMISTA DEL HOMBRE COORDINACIÓN DE FORMACIÓN PERSONAL Inmaterialidad del entendimiento y formación del concepto El entendimiento. Éste último ha conocido 3 . el concepto es manifestación de la intimidad intelectual entre sujeto cognoscente y objeto conocido. se elabora progresivamente un producto que. formando en su interior y manifestando dicha aprehensión en una palabra interior que denominamos concepto. en su resultado final. es más perfecto poseer la esencia de lo conocido que sus particularidades sensibles. El concepto (entendido como concepto simple) nos manifiesta la esencia de lo que conocemos. lo hacemos por medio de una definición. primero. pero de una manera unitaria y global. el entendimiento abstrae lo esencial latente bajo dicha imagen. es decir. el entendimiento aprehende dicha esencia. que están sujetas a cambios y subsisten por sí mismas. Debemos ir elaborando nuestros conceptos. Tal perfección se manifiesta en que bajo el concepto de árbol. poco delimitados. esencia que. El concepto es la expresión interior de la esencia de la realidad que el ser humano ha entendido. doméstico. por ejemplo. es de carácter universal. Pero todo concepto (simple). De este modo. b) Percepción: Unificación de las distintas sensaciones y referencia a un único objeto (realizada por el sentido común. la hace propia. dejando de lado las contingencias y particularidades concretas. realiza su operación propia en el conocimiento intelectual. el perro es animal. sirve de base para la expresión de juicios (X es P. Normalmente los primeros conceptos que formamos son vagos. imágenes de las cosas mediante el conocimiento sensitivo. que son procesos mediante los cuales llegamos a verdades nuevas a partir de verdades ya conocidas. pues si comprendemos (como se vio en la sesión anterior) que conocer intelectualmente una cosa significa poseer su esencia inteligible en tanto que conocida. ya sea claro. mediante el entendimiento. Hasta la elaboración de la imagen nos encontramos con una actividad de los sentidos internos del ser humano. a medida que vamos realizando juicios y razonamientos verdaderos respecto de nuestros conceptos. N no es F: el perro es un animal. el hombre es capaz. c) Representación sensible: Imagen interna elaborada por la imaginación. De acuerdo con lo explicado en el punto anterior. tal como hemos visto. sino a la inteligencia: d) Elaboración del concepto: A partir de la representación sensible (imagen). Y sobre la base de los juicios construimos nuestros razonamientos. Cuando queremos dar a entender explícitamente lo que contiene nuestro concepto. Esta dimensión universal e inmaterial del concepto implica un conocimiento más perfecto de la realidad por parte del hombre. Por ejemplo: no es lo mismo decir ‘perro’ para un niño de dos años que para un cuidador de perros o para un médico veterinario. por tanto. Esto implica que el concepto presenta lo esencial de la cosa conocida. en cuanto se presenta de manera inmaterial. según hayamos captado la esencia de lo conocido con mayor o menor claridad. el perro es mortal). Por eso. La formación de la imagen supone un proceso: a) Simple sensación: Captación de la realidad por los sentidos externos. ya confuso. éstos se van haciendo más claros y más ricos. el universo de árboles. Por ejemplo: el concepto de ‘perro’ nos expresa de manera ‘unitaria’ la realidad de un viviente sensitivo. se incluyen todos los árboles. se llama concepto. Santo Tomás dice que el concepto es palabra mental. sin explicitarnos directamente las características propias de la cosa conocida. Podemos describir el proceso de la formación del concepto en el ser humano de la siguiente manera. el concepto resulta de un proceso de abstracción en el que dejamos de lado las particularidades concretas y singulares que tienen su raíz en la materia. Pero la última parte del ‘proceso’ ya no corresponde a los sentidos. (Por ejemplo: Todos los animales son mortales. es la idea que formamos de las cosas al entenderlas. pero para eso es preciso formarnos. de “iluminar” esa imagen para sacar a la luz lo inteligible que hay en ella. Los seres humanos nacemos sin conceptos. confusos. como tabula rasa. Por otra parte. Esto es.

Esencia: es aquello que hace que la cosa sea lo que es. Imagen: Es la representación interior sensible de la cosa conocida formada por el sentido interno de la imaginación. Metodología: Clase expositiva e intercambio de ideas y debate. Esta manifestación interior. inmaterial e intencional de la realidad conocida. Aquello que le entrega su identidad. accediendo a lo más esencial. Id a Tomás. Universal: que se aplica a todos los individuos que tienen la misma naturaleza. Abstracción: proceso por el que vamos dejando de lado las particularidades sensibles de los objetos. 4 . Glosario: Concepto: posesión universal. tiene una radical relación con el verbo hablado. también el cuidador de perros. Edición gratis date. Lectura post sesión: -Eudaldo Forment. Sacamos lo inmaterial (esencia) de lo material.PERSONA Y SENTIDO/ FILOSOFÍA TOMISTA DEL HOMBRE COORDINACIÓN DE FORMACIÓN PERSONAL mucho más acerca de los perros y ha pensado mucho más sobre ellos que el niño. aunque éste ha conocido a esos animales de una manera distinta que el veterinario. que podemos denominar “verbo mental”. Capítulo 20.