You are on page 1of 2

Características

:
Estos son los principios básicos que comparten los modelos humanístico-existenciales en donde destacan los aspectos fundamentales de la concepción del ser humano: • Autonomía personal y responsabilidad social. • Autorrealización. • Orientación hacia metas y búsqueda de sentido. • Concepción global del ser humano. (holística) • La conducta humana es intencional. La búsqueda de sentido y las motivaciones son aspectos fundamentales del ser humano. • El comportamiento de una persona está determinado principalmente por la percepción que tiene de sí misma y del mundo. Las personas crean la realidad a partir de sus percepciones idiosincrásicas. • Se concede poca importancia a la historia del cliente. Se hace hincapié en la experiencia inmediata y las emociones. El foco de la terapia es principalmente lo que está sucediendo durante la sesión. Se considera fundamental el presente que vive la persona. • Se rechaza el concepto de enfermedad mental y las etiquetas diagnósticas, asumiendo que todo comportamiento humano es normal si se mira desde el punto de vista de la persona afectada. • La relación entre cliente y terapeuta se considera el medio único o fundamental a través del cual se consigue la autorrealización. • Cada persona posee de forma innata un potencial de crecimiento o una tendencia a desarrollarse y convertirse en un individuo maduro. Es decir, se define a la persona como un organismo básicamente bueno y orientado hacia metas positivas. Carl Rogers El punto de vista de Rogers sobre los humanos se lo conoce normalmente como una"teoría del yo", Su enfoque está tan cerca del enfoque de Maslow que se podría considerar que ambos enfoques son complementarios. Rogers pensaba que cada persona vive y construye su personalidad

a partir de ciertos objetivos; y el objetivo más alto sería ser feliz, autorrealizarse. Para Rogers el único modo de autorrealizarse y ser feliz es aceptarse a sí mismo y llegar a ser quien se es sin ataduras. A si mismo, Rogers señala que toda la infelicidad de las personas proviene del no aceptarse como son y no dejar que su personalidad se vaya construyendo sin trabas. Sólo cuando una persona se acepta a sí misma, pierde todos los complejos de mostrarse tal y como es frente a los demás y frente a sí mismo, es si como puede realmente realizarse. El concepto central de esta orientación es el del “self' o concepto de “sí mismo”, las ideas y percepciones propias del individuo respecto a sus experiencias personales y aspiraciones. De acuerdo con esta posición humanista de la fenomenología, Rogers cree que el individuo percibe el mundo que le rodea de un modo singular y único; estas percepciones constituyen su realidad o mundo privado, su campo fenoménico. En este sentido, la conducta de la persona no responde a la realidad, responde a su propia experiencia y a su interpretación subjetiva de la realidad externa, en tanto la única realidad que cuenta para la persona es la suya propia. Por tanto, si el psicólogo quiere explicar la conducta deberá tratar de comprender los fenómenos de la experiencia subjetiva. Esto plantea el siguiente problema: si cada persona vive en su propia burbuja o realidad subjetiva, ¿es posible acceder al mundo privado de otra persona? Rogers considera que sí, que la Psicología puede aceptar este reto, utilizando los datos que le proporciona la relación terapéutica o interpersonal, donde es más plausible obtener información sobre los fenómenos privado.

podemos crear un clima empático entre terapeuta y cliente. y sobre todo. Resumiendo todo lo anterior: Dos rasgos principales de la terapia centrada en el cliente: La confianza radical en la persona del cliente (paciente). la autenticidad y la congruencia. y. podemos seguir varios caminos: preguntar al otro por su experiencia. Cambia igualmente su modo de relacionarse con los demás: desde la evitación a la búsqueda de relaciones íntimas y de una disposición abierta.Así. y su objetividad es en realidad una “subjetividad compartida” por una comunidad amplia.. Pues gracias a él tenemos acceso al mundo subjetivo de otra persona. permitiendo que se revele la interioridad del otro. y al terminar el proceso el paciente se siente libre y guiado por sus vivencias. Se pasa de la incoherencia a la coherencia: desde la ignorancia de sus contradicciones hasta la comprensión de las mismas y su evitación. es decir objetividad no es mas que un caso particular de la subjetividad. Rogers insiste en la importancia que tienen las actitudes y cualidades del terapeuta para el buen resultado de la terapia: las tres principales son la empatía. . pasando por su aceptación. Hay un cambio en el modo de experimentar: de la lejanía con que primero experimenta su vivencia se pasa a aceptarla como algo que tiene un significado. etc. Este último es el conocimiento idóneo para el psicólogo. Este método es el sugerido por Rogers para hacer una ciencia psicológica significativa. Deja de centrarse en el pasado y pasa a centrarse en el presente. Para validar este tipo de conocimiento. observar sus gestos. es un conocimiento falible: el conocimiento objetivo: Este método transforma todo lo que estudia en “objeto”. El rechazo al papel directivo del terapeuta. Y por último. en donde los dos mundos se conecten y se fundan en un solo mundo. finalmente. Rogers distingue tres tipos de conocimiento que difieren fundamentalmente en el modo de verificar hipótesis: el conocimiento subjetivo: basado en hipótesis a partir de la experiencia interior. Se produce también un cambio en su relación con los problemas: desde su negación hasta la conciencia de ser él mismo su responsable. el conocimiento interpersonal o fenomenológico.