You are on page 1of 20

Fallo: 9.863-2010. Doce de octubre de dos mil once.

Primera Sala

TEXTOS COMPLETOS:
SENTENCIA DE LA CORTE DE APELACIONES: Chillán, quince de noviembre de dos mil diez.Visto: Se reproduce la sentencia en alzada, de diez (10) de diciembre de dos mil siete (2007), escrita de fojas 257 a 261 vuelta.Y se tiene además, presente: 1.- Que, el demandado, don Arturo Klagges Hofmann, en lo principal de la presentación de fojas 61 y siguientes, fundado en las alegaciones y excepciones allí contenidas, contestó la demanda interpuesta en su contra, solicitando su completo rechazo, con costas, pidiendo además al juez a quo disponer "en su oportunidad la cancelación de la inscripción de dominio de la demandante y la de su antecesor, con costas". En el primer otrosí del mismo escrito y en forma subsidiaria, solicitó por vía reconvencional se declarara que su representado adquirió el dominio del predio sublite por prescripción, incluído el retazo que se pretende reivindicar por la Sociedad Agrícola Paula limitada, ordenando efectuar las inscripciones, anotaciones y cancelaciones que en derecho procedan, con costas.2.- Que, en virtud del resuelvo II de la sentencia que corre escrita a fojas 257 a 261, se rechazó en todas sus partes la demanda reivindicatoria interpuesta por Sociedad Agrícola Paula Ltda., a fojas 1, y en el IV se omitió pronunciamiento respecto de la demanda reconvencional, atendido el carácter subsidiario en que se dedujo.3.- Que, en el escrito de contestación de la demanda, y atendido el objeto procesal del mismo, el demandado sólo puede pedir el rechazo de la demanda sea total o parcial, formulando al efecto las excepciones y alegaciones que estime atingentes, pero está impedido de haber peticiones de orden declarativo o que constituyan una nueva pretensión, por cuanto las cuestiones de ese orden necesariamente deben ser materia de un nuevo libelo, que es la demanda reconvencional.4.- Que, en la especie, el demandado, vía recurso de aclaración obtuvo que el señor juez a quo dictara la sentencia complementaria de 20 de junio de 2008, escrita a fojas 265, en la
1

que se acogió la petición formulada al contestar la demanda en la forma señalada en el motivo primero, lo que claramente resulta improcedente, atendido lo razonado en el fundamento anterior.5.- Que, en nada obsta a la decisión contenida en la sentencia de 10 de diciembre de 2007, la circunstancia que el expediente tramitada por el antecesor del actor en Bienes Nacionales haya sido acompañado con fecha veinticuatro (24) de octubre de dos mil seis (2006), por cuanto las partes no sólo no discutieron la existencia de dicho procedimiento, sino porque de fojas 4 a 7 rolan las inscripciones conservatorias derivadas de él.Y teniendo, además, presente lo dispuesto en los artículos 186 y 227 del Código de Procedimiento Civil, se resuelve: 1.- Que, SE REVOCA la sentencia de veinte (20) de junio de dos mil ocho (2008), escrita a fojas 265, complementaria de la de veinte (20) de diciembre de dos mil siete (2007), escrita de fojas 257 a 261 vuelta, en cuanto por ella se acogió la petición del demandado respecto a la cancelación de las inscripciones de dominio de fojas 1.977 número 2.022 del año 1993 y la de fojas 2.447 número 2.369 de 2004, ambas practicadas en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Chillán, a nombre de José Luis Herrera Rioseco y la Sociedad Agrícola Paula Limitada, respectivamente, y en su lugar se resuelve que se deniega dicha petición, por improcedente.2.- Que, SE CONFIRMA el fallo complementado, en todo lo demás.Regístrese y Devuélvase con sus agregados y custodias.Redacción del Fiscal Judicial, Solón Vigueras Seguel. Rol 289-2008.SENTENCIA DE LA CORTE SUPREMA: Santiago, doce de octubre de dos mil once. VISTOS: En estos autos rol Nro. 63.373-1995, seguidos ante el Segundo Juzgado Civil de Chillán, en juicio ordinario de acción reivindicatoria, caratulado "Sociedad Agrícola Paula Ltda. con Klagges Hohmann, Rolando", el juez interino por sentencia escrita a fojas 241, de diez de diciembre de dos mil siete, rechazó íntegramente la demanda, y ordenó cancelar la inscripción de dominio a nombre de la sociedad demandante y sus antecesores. Apelada dicha determinación por la parte perdidosa, una Sala de la Corte de Apelaciones de Chillán, por resolución de fecha quince de noviembre de dos mil diez, rolante a fojas 306
2

derivada de una posesión material. de la omisión del estatuto de excepción referido y. afirma el recurrente. tal como lo ordenan los artículos 4º y 13º del Código Civil. cuya aplicación debe prevalecer para la resolución de este caso particular. que por otro lado.L. aunque existieren a favor de otras personas inscripciones que no hubieren sido materialmente canceladas.. debe darse aplicación a lo dispuesto en el artículo 15 del decreto citado. disposiciones que prevalecen sobre las normas generales. que resulta errónea la aseveración contenida en el fallo recurrido. que estatuye que la resolución del Servicio que acoje la solicitud se considerará como justo título una vez practicada la inscripción en de Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces respectivo. real y efectiva del inmueble muy anterior a la del antecesor de la actora. En contra de la decisión que antecede la parte demandante interpuso recurso de casación en el fondo. más concretamente. que estatuye una modalidad especial de adquirir el dominio mediante el modo de adquirir prescripción respecto de determinados bienes raíces. que el sentenciador no da aplicación al principio de especialidad que impone el decreto ley aludido. en cuanto razona que en el caso sub lite se está en presencia de poseedores inscritos. expresados en infracciones a lo dispuesto en los artículos 15 y 16 del Decreto Ley Nº 2695. Es en este contexto -dice el arbitrio-. adquiriendo el interesado la calidad de poseedor regular para todos los efectos legales. de los artículos 15 y 16 del citado cuerpo legal. Sostiene en términos generales. desestimó tal pretensión. la confirmó en aquella parte que desestimó la acción reivindicatoria y la revocó en cuanto acogió la petición de la demandada y ordenó cancelar la inscripción de dominio a nombre de la sociedad demandante y. Transcurrido un año 3 . en su lugar. fundamentando su recurso. Así entonces. la sentencia cuestionada desconoce el cuerpo legal citado. el demandado detentaría una posesión que data del año 1986. en atención a que el antecedente del título de la sociedad demandante es la inscripción del predio reivindicado mediante Resolución Definitiva del Ministerio de Bienes Nacionales al amparo del D. justamente. en que su parte sólo tendría la posesión teórica que da su inscripción y. atribuye diversos errores de derecho a la sentencia cuya invalidación persigue. debiendo por ello prevalecer la inscripción de dominio de aquél. CONSIDERANDO: PRIMERO: Que el recurrente.vta. 2695. Expone que lo yerros que denuncia derivan. Se ordenó traer los autos en relación. Sin embargo.

que ha sido desposeído materialmente. una vez transcurrido el citado plazo de un año. tal como lo estatuye el inciso 2º de este precepto. Sociedad Agrícola Paula Limitada. aduce el arbitrio. cuya reivindicación se pretende. servidumbres activas y de hipoteca relativos el inmueble inscrito de acuerdo a la normativa en estudio. Continua señalando que. usufructo. Ahora bien. sin que por ello recobren su vigencia las inscripciones que antecedían a las que se cancelan. puede impetrar a su respecto los presupuestos que configuran la acción de dominio consagrada en el artículo 889 del Código Civil. uso o habitación. el interesado se hará dueño del inmueble por prescripción. a su vez. Entonces -sostiene el recurrente-. en virtud de lo dispuesto en la Resolución de fecha 11 de junio de 1993. dispone que una vez expirado el plazo de un año. en relación a las inscripciones de dominio anteriores -para el caso que no se tenga conocimiento de la inscripción que afecta el saneamiento-. el demandante dueño del predio. De este modo. sin necesidad de resolución judicial u otro acto administrativo. Como corolario de lo expuesto. 4 . una vez que don José Luis Herrera adquirió el dominio del inmueble denominado Flores de 465 hectáreas por prescripción especial de un año. el propio inciso segundo del artículo 16 prescribe. y como consecuencia de lo estatuido en el artículo 15 ya citado. el referido artículo 16. y para el caso de autos. en los mismos términos que reconoce la sentencia de primer grado y que forma parte del fallo de alzada. en virtud del modo de adquirir derivativo tradición. cosa singular. Asimismo. los gravámenes y prohibiciones que los afectan. toda vez que la única que da cuenta del dominio exclusivo y excluyente del inmueble. el demandado dejó de ser dueño del mismo. añade el inciso segundo de la disposición aludida: las inscripciones de dominio sobre el inmueble.completo de posesión inscrita no interrumpida. derecho que a su vez fue adquirido por su sucesora. contado desde la fecha en que ésta se practique. permitió a esta persona adquirir el dominio del inmueble por prescripción. deben entenderse canceladas por el solo ministerio de la ley. que resulta evidente que la duplicidad de inscripciones es sólo material. se entenderán canceladas por el solo ministerio de la ley. así como la de los otros derechos reales mencionados. Dicho de otro modo. en el caso de autos la inscripción del predio a nombre de José Luis Herrera Riesco. prescribirán las acciones emanadas de los derechos reales de dominio. la que no se suspenderá en caso alguno. en su inciso primero. que una vez transcurrido que sea el término de un año. sin derecho alguno por el demandado. es aquella que detenta el beneficiario del proceso de saneamiento.

ha ejercido estos actos que importan desconocer el derecho de dominio de la sociedad demandante. 3. interponiendo acción reivindicatoria y solicita se declare que: 1. debiendo ordenarse la cancelación de cualquier inscripción que éste pudiera detentar en relación al predio objeto de la litis..El demandado debe indemnizar todos los deterioros que. al Oeste. separado por cerco. quien pretendiéndose dueño y poseedor del inmueble. y que según sus títulos tienen los siguientes deslindes: Lote "a" de 71.El demandado debe restituir el inmueble dentro de tercero día desde que quede ejecutoriada la sentencia definitiva. compuesto por dos lotes de una superficie total aproximada de 465. Lote "b" de 393. desde aproximadamente nueve meses. con camino público de Niblinco a San Fabián. que detenta título originario. constan en el expediente administrativo.86 hectáreas. el demandado no tiene derecho alguno de dominio sobre él. haya sufrido el inmueble. que éste ni siquiera ejerció dentro del plazo las acciones que dicho decreto le concedía. al Sur.El predio sobre lo cual recae la acción reivindicatoria es de dominio exclusivo de Agrícola Paula Limitada y. con Fundo Las Tablas separado por cerco. con costas. bajo apercibimiento de lanzamiento. con Estero Flores que lo separa del Fundo La Piedra. así como aquellos que hubiere podido obtener con mediana inteligencia y actividad. al Sur. mediante el cual se otorgó el título de dominio al amparo del Decreto Ley 2695. de la provincia de Ñuble. separado por estero sin nombre.. es menester reseñar algunos de los antecedentes de mayor relevancia que surgen del proceso en el cual se pronunció la sentencia que se impugna: a) Comparece don José Herrera Amenabar. con Forestal Andina. Asevera que tomó conocimiento que el demandado. tanto es así.46 hectáreas. 4. con camino público de Niblinco a San Fabián. con camino vecinal que lo separa del Fundo Las Tablas y. al Este. y. se encuentra realizando en el lugar labores de explotación de tres hectáreas de pino insigne de 20 años.60 hectáreas: al Norte. por hecho o culpa suya. desde que se encuentra en posesión de la propiedad. con fundo Las Tablas.. excluyendo actos posesorio del demandado. al Oeste.. SEGUNDO: Que. reservándose el derecho para determinar los frutos y deterioros en la etapa de cumplimiento de la sentencia. con Forestal Andina separado con camino vecinal y estero sin nombre.. al Este. por consiguiente. Esta propiedad se encuentre inscrito a nombre de la actora a fojas 2447 Nº 2369 del Registro de Propiedad del año 1994 del Conservador de Bienes Raíces de Chillán. al Norte. 5 . en representación de Sociedad Agrícola Paula Ltda. para los efectos de una debida inteligencia de las cuestiones planteadas en el recurso.Añade que los actos posesorios del demandante y de su antecesor en el dominio. ubicado en la comuna de Coihueco. Explica que la sociedad que representa es dueña del predio denominado "Flores". 2.El demandado debe restituir todos los frutos naturales y civiles de la cosa.

Indican que el demandado es dueño de un fundo de mayor extensión denominado "Flores" de aproximadamente 2064. con Río Cato que lo separa de Los Queñes de doña Rosa Méndez U. Inscripción que tiene como fundamento y se encuentra amparada en las disposiciones contenidas en el D. referido a los efectos de la inscripción. 2695. Por su parte. solicitaron el rechazo de la demanda. emanada del departamento de títulos del Ministerio de Bienes Nacionales. Transcurrido un año completo de posesión inscrita. mediante escritura pública de 21 de agosto de 1986.50 hectáreas. contado desde la fecha de la inscripción. una vez transcurrido el citado plazo de un año. En consecuencia.L. c) Tanto el demandado -en virtud de lo dispuesto en el artículo 1844 del Código Civilcomo el Banco de Chile. la que no se suspenderá por caso alguno. sin que por ello recobren su vigencia las inscripciones que antecedían a las que se cancelan. el interesado será dueño del inmueble por prescripción. b) El demandado citó de evicción al Banco de Chile. indica que las anteriores inscripciones de dominio sobre el inmueble. del Conservador de Bienes Raíces de Chillán. el inmueble que reclama el demandante es de exclusivo dominio 6 . cuyos deslindes según sus títulos son: al Norte. al Oriente con las tierras Casa Tabla y del Valle pertenecientes a doña Gertrudis y a los herederos de don Ignacio Zañartu. agregando que una vez practicada la inscripción en el registro pertinente. después Marcelino Gana y otros. se entenderán canceladas por el solo ministerio de la ley.Sostiene que su representada adquirió el predio en cuestión por compra que hizo a don José Luis Herrera Riesco. mediante escritura pública de fecha 28 de junio de 1994. no interrumpida. así como la de otros derechos reales.. gravámenes y prohibiciones que lo afecten. inscribiéndose el dominio a su nombre en el registro de propiedad a fojas 1977 Nº 2022 del año 1993 del Conservador de Bienes Raíces de Chillán. de los herederos de don Ignacio Zañartu. después Urrutia y Ortega. el artículo 15 estatuye que la Resolución del Servicio que acoja la solicitud. el artículo 16 inciso 2º del referido cuerpo de normas. Añade que de conformidad a lo dispuesto en el título III del decreto ley aludido. quien a su vez adquirió esta propiedad por resolución definitiva de fecha 11 de junio de 1993. aunque existieran inscripciones a favor de otras personas que hubieren sido materialmente canceladas.. con las tierras de Santa Clara. al Sur. y al Oeste. el interesado adquirirá la calidad de poseedor regular del inmueble para todos los efectos legales. inscrito a su nombre a fojas 1256 vuelta Nº 2274 del registro respectivo del año 1986. se considerará como justo título. con Estero Flores que lo separa del Fundo Piedra Parada de doña Isabel Méndez U. Dicho inmueble fue adquirido por el demandado por compra que hizo al Banco de Chile.

843 Nº 11. del Registro de Propiedad del año 1985. don Juan Carlos Herrera Méndez. adquirió el 50% de los derechos del fundo. según escritura pública de 24 de mayo de 1977. don Juan Carlos Herrera Méndez. don Salvador Arrau Urzueta. Refieren que el fundo Flores. El dominio se inscribió a nombre de ambos a fojas 31 vuelta Nº 69 del Registro de Propiedad del año 1911. procedieron a liquidar la comunidad existente entre ellos. cuyo dominio se inscribió a fojas 1035 Nº 1820. del Segundo Juzgado Civil de Santiago en expediente rol Nº 16. La inscripción especial de herencia respecto del fundo Flores se practicó a fojas 614 Nº 328. de conformidad a lo dispuesto en los artículos 2492. al fallecimiento del señor Herrera. por adjudicación en la liquidación de la sociedad conyugal habida con doña Clemencia Riesco Salas.438 del Registro de Propiedad del año 1975 del Conservador de Bienes Raíces de Santiago y a fojas 612 vuelta Nº 327 del Registro de Propiedad del año 1976 del Conservador de Bienes Raíces de Chillán. igualmente adquirió por prescripción ordinaria. según consta de la escritura pública de 17 de julio de 1985. la sucesión de don Juan Carlos Herrera Méndez. siendo su título en muchos años anterior a aquél que invoca la contraria. fue adquirido por el Banco de Chile por compraventa y adjudicación en pública subasta. Antecedió en el dominio del señor Arrau.del demandado. y se han encontrado siempre bajo su posesión legal y material. Dicho 50% correspondía a los derechos de la sociedad conyugal en el predio. según consta de la escritura pública de 12 de enero de 1911. Antes. escrita a fojas 163 Nº 340 del año 1953. éste era dueño exclusivo del fundo materia de autos. inscribiéndose la cesión a nombre del último de los mencionados a fojas 109 Nº 210 del Registro de Propiedad del año 1933. De la manera antes dicha. y sin perjuicio de encontrarse acreditado el dominio del demandado sobre el inmueble en cuestión. Precedió en el dominio al Banco. La posesión efectiva se inscribió fojas 9. A su vez. en conjunto con doña Adela Herrera Méndez. según consta en escritura pública de 7 de abril de 1953. adquirieron el total del predio por adjudicación en remate público en la liquidación de la sociedad conyugal habida entre don Juan Méndez Urrejola y doña Laura Eguiguren de Méndez y de la herencia quedada al fallecimiento del primero. En consecuencia. El dominio se inscribió su nombre a fojas 1917 Nº 726 del año 1977. quien lo adquirió en pública subasta derivado de la partición de la herencia de don Juan Herrera Méndez. según auto de fecha 8 de abril de 1975 y 22 de mayo de 1975. cediendo la primera al segundo todos sus derechos en el predio Flores. 7 . Por escritura pública de 18 de mayo de 1933 doña Adela y don Juan Carlos Herrera Méndez. la que en subsidio alegan en calidad de extraordinaria. 2498 y 2510 y siguientes del Código Civil.094-1975.

puesto que el demandado tomó posesión material de la totalidad del predio en cuestión el 21 de agosto de 1986. que les habilita para adquirir el dominio por prescripción. En el informe aparejado se señaló que el solicitante se encontraba materialmente en posesión del terreno. lo que comprueba que la declaración efectuada por el señor Herrera en el sentido anotado. el solicitante Sr.L. se apartó de la realidad. Herrera no obstante la declaración jurada de 23 de marzo de 1992. se faltó a las formalidades que en esta materia exige la ley.Sin perjuicio de lo expuesto. implica que ningún derecho pudo éste transferir a la actora. toda vez que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 3º del D. la concurrencia de los requisitos exigidos en el artículo 2º. no detentaba la posesión material que invocó respecto del retazo del predio Flores. en forma continua y exclusiva. exclusiva e ininterrumpida por más de cinco años. Por lo tanto. ello no es procedente cuando el inmueble forma parte de uno de mayor extensión. derivado del D. en cuestión. toda vez que dicha disposición prescribe que para ejercitar el derecho a que se reconozca a los poseedores materiales. el solicitante debe encontrarse en posesión del inmueble. la que ha ejercido en forma ininterrumpida. en forma legal la posesión invocada. durante cinco años a lo menos.L. argumentan que la autoridad administrativa no dio cumplimiento a lo preceptuado en el artículo 10 del D. recalcan que el certificado de avalúo agregado en la instancia administrativa señala que el rol del predio aparece a nombre del demandado y el propio informe técnico indica que dicho rol ampara un predio de mayor cabida al que es materia de la solicitud. como ocurre en la especie.409. ingresado al Ministerio de Bienes Nacionales el 6 de febrero de 1989. sostienen la nulidad del supuesto título de la sociedad demandante. lo que no es efectivo. a nombre de José Herrera Riesco. En esta dirección añaden que ninguna invocación de posesiones anteriores pudo hacer la sociedad demandante. no se acreditó. por ende. Todo ello aprobado por el plan de manejo de la Corporación Nacional Forestal.695 efectuó en el expediente rol Nº 13. Asimismo. que señala el artículo 1º. desde que aquél que antecede al del demandante. omisiones que conllevan la nulidad de la resolución definitiva a favor del señor Herrera de fecha 11 de junio de 1993 y. se obtuvo con infracción a lo dispuesto en el artículo 2º del referido decreto. 2695. Prueba de ello es que en el terreno que se pretende reivindicar plantó en el año 1990 aproximadamente 60 hectáreas de pino insigne. la calidad de poseedores regulares. En consecuencia.L. 8 . que según los artículos 5º y 6º del Decreto Ley 2. 2695. que obliga a acreditar la posesión material sobre el inmueble de acuerdo al artículo 925 del Código Civil. efectuando labores de replante el año 1991. En este punto. En el caso de autos. siendo el título del demandante derivativo de aquél obtenido por el señor Herrera Riesco. que ordena al Servicio comprobar en terreno. sin violencia ni clandestinidad.

que se encuentra inscrito a nombre de la actora a fojas 2447 Nº 2369 del Registro de Propiedad del año 1994 del Conservador de Bienes Raíces de Chillán.. en aquello que importa al presente recurso... evento en el cual ha de prevalecer la inscripción del demandado por 9 .En subsidio. determinados en el fallo que se impugna.El demandado es poseedor inscrito del predio agrícola denominado Fundo Flores. la que si es detentada por el demandado quien ha sido el único ocupante del predio desde el año 1986.El retazo al que se alude posee un rol a nombre de Agrícola La Pirámide Limitada por compra efectuada en el año 1996 a la actora. de la comuna de Coihueco.. un predio ubicado en el lugar denominado Flores. rechazó la demanda principal. d) La sentencia censurada que reproduce y confirma el fallo de primer grado. y que se encuentre inscrito su nombre a fojas 1256 vuelta Nº 2274 del registro respectivo del año 1986.Mediante escritura pública de compraventa de fecha 28 de junio de 1994.La sociedad demandante no se encuentra en posesión material del terreno cuya reivindicación reclama. y que resultan inamovibles por no haberse denunciado la transgresión de normas reguladoras de la prueba que pudieren permitir su alteración. compuesto de 2 lotes con una superficie total aproximada de 465. los siguientes: 1.El terreno litigioso se encuentra emplazado dentro del inmueble llamado Fundo Flores de una superficie aproximada de 2059. extraordinaria. 2. que adquirió por compra que hizo al Banco de Chile. 4..46 hectáreas. Luis Herrera Riesco vendió.775 hectáreas. ubicado en Niblinco.Sobre la porción del inmueble objeto de la controversia existe una superposición de inscripciones. omitiendo decisión sobre la demanda reconvencional. CUARTO: Que los jueces del mérito sobre los supuestos fácticos antedichos han reflexionado que en el caso sub lite se está en presencia de inscripciones paralelas respecto de un mismo bien raíz. provincia de Ñuble. sobre la base de los antecedentes descritos precedentemente. cedió y transfirió a Agrícola Paula Limitada.. 5. el demandado Rolando Klagges interpone demanda reconvencional. alegando haber adquirido el inmueble que se pretende reivindicar por prescripción adquisitiva ordinaria y. en subsidio. 6. comuna de Coihueco. TERCERO: Que son hechos de la causa. 3.

los planteamientos del impugnante revela la conveniencia de recordar algunas ideas generales que inciden en el asunto planteado. reivindicatio" (Explicaciones de Derecho Civil Chileno y Comparado. QUINTO: Que la cita de las disposiciones legales denunciada por el recurrente. reclamar la posesión de la cosa. página 384). quien solo detenta la posesión teórica que entrega la inscripción. para que el poseedor de ella sea condenado a restituirla". real y efectiva. "Esta acción sigue directamente la cosa. entre ellas. desde que su parte exhibe un título inscrito conseguido de acuerdo a dicho ordenamiento. expuestas en el motivo primero y los argumentos esgrimidos en apoyo de sus afirmaciones en tal sentido. o más propiamente. según sea esto. es una acción real. SÉPTIMO: Que no obstante lo anterior. una acción in rem. muy anterior a la del antecesor de la actora. por lo que tras un año desde entonces. deben entenderse canceladas por el solo ministerio de la ley. ya que con relación a ella ejerce los actos el poseedor. tomo IV. "Esta reclamación judicial del derecho es la acción destinada a sancionarlo y a mantener al titular del derecho en el ejercicio de los poderes o facultades que sobre la cosa le corresponden en virtud de su naturaleza propia. SEXTO: Que los antecedentes reseñados en los considerandos que preceden. Que según lo sostiene el insigne jurista don Luis Claro Solar: "Todo derecho que es desconocido. es aquella que tiene el dueño de la cosa singular. tienen por objeto sustentar. registrado con fecha 11 de junio de 1993. la cosa misma. de la que no está en posesión. 10 .L. Editorial jurídica de Chile. en lo fundamental. a que se da el nombre de reivindicación. La acción reivindicatoria conforme lo dispone el artículo 889 del Código Civil. Nº 2695. que data del año 1986. la del demandado. entenderse cancelada la inscripción del demandado. perturbado o violado da lugar a un recurso a la autoridad del juez para que lo haga reconocer y lo ampare en su ejercicio". extinguiéndose a su respecto las acciones emanadas del dominio y demás derechos reales sobre el inmueble en cuestión. las anteriores inscripciones. quienquiera que sea la persona en cuyo poder se encuentre y aunque esta persona no se halle ligada por ningún vínculo de derecho con aquél a quien la acción competa. que la decisión de alzada desatiende los dictados del Decreto Ley Nº 2695. debiendo en tanto.sobre la del demandante por ser la que rola a nombre del primero reflejo de una posesión material. ponen de manifiesto que la cuestión en que la recurrente centra la crítica de ilegalidad dirigida contra la sentencia que impugna radica en el silencio que observa en el fallo acerca de los efectos que en su beneficio habrían operado en conformidad con lo dispuesto en los artículos 15 y 16 del D. "El objeto de la acción reivindicatoria es.

desde que se asentó derechamente. de que no está en posesión. pero más propiamente quien detenta la posesión. páginas 198. siempre y cuando concurran cuatro requisitos. En efecto. Derecho Civil. según reza el artículo 889º del Código Civil. el primer aspecto a resolver está constituido por la determinación de la posesión. porque si fuera el dominio lo que se ha perdido. para lo cual han de tenerse presente los hechos fijados por los jueces de la instancia y ya aludidos con anterioridad. la debida particularización del retazo de terreno no fue objetado por los sentenciadores. lo que ha quedado desvirtuado para los sentenciadores de segunda instancia y que planteó la divergencia sobre la cual se centró la litis. cosa corporal singular. b) El actor reivindicante sea dueño de ella. OCTAVO: Que así las cosas. la ley autoriza al propietario para reclamar la cosa de quien la tenga. que admite ser reivindicada y sobre el que ambas partes han invocado la calidad de propietarias. Entonces. y d) El demandado esté en posesión de la especie que se reclama. como vulgarmente se cree. cuál de las inscripciones en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces tiene la virtud de otorgar la posesión al titular de la misma. a saber. y en estas circunstancias. De lo anterior se desprende que la acción podrá prosperar. lo controvertido ciertamente es el dominio del actor. Los Bienes. el objeto de la reivindicación no es. Editorial Lex. "se requiere que el dueño de la cosa no esté en posesión de ella. no podrían ejercitarse estas acciones que competen al dueño de la cosa" (Arturo Alessandri Rodríguez. Se ha roto en este caso el estado normal y corriente de las cosas. esto es. según los linderos indicados por la sociedad demandante. precisamente para que nazca. no es ese derecho lo que se reclama. c) El reivindicante esté privado de su posesión. precisamente. La ausencia de cualquiera de ellos impide que la acción pueda ser acogida.Dijimos que lo normal era que la posesión y el dominio se encontraran reunidos en una sola mano pero que podía darse el caso de que una persona perdiera la posesión de una cosa. puesto que en este juicio se interpuso una acción reivindicatoria y. el derecho de dominio. para que el poseedor de ella sea condenado a restituírsela. Es. La acción reivindicatoria es aquella que tiene el dueño de una cosa singular. que: a) La cosa que se reclama sea susceptible de reivindicar. Primer Año Tomo II. Acerca del primer presupuesto de la acción. conservando el dominio de ella. 199). que el terreno en controversia corresponde a aquel que da cuenta la escritura pública de compraventa de 28 de junio de 1994. por haber perdido la 11 . la concurrencia del segundo requisito. el dominio de la sociedad demandante.

no pide se le declare dueño. 12 . quedando siempre a salvo la aplicación de la normativa general. a pesar de haber adquirido el dominio. DÉCIMO: Que ya en su Mensaje. la jurisprudencia de esta Corte Suprema ha desarrollado el concepto de la máxima protección al dominio. 13 y 24 del Código Civil. La expresión. se decía que esta acción es la que tiene el dueño de una cosa singular cuya posesión ha perdido. sin ella. El reivindicador no demanda el dominio. destacando la teoría de la posesión inscrita. pero ella corresponde también al propietario que no ha adquirido aún la posesión y no puede por eso gozar de la cosa de que es dueño. garantía y prueba" de la posesión. publiciana y posesorias. se le asignan distintas acciones. es más amplia y contempla todos los casos en que procede la acción de dominio por falta de posesión de la cosa por su dueño. la tutela y garantía del derecho de propiedad. no necesita entablar acción reivindicatoria contra el tenedor de ese inmueble que le desconoce su dominio. NOVENO: Que sobre la base de la exclusividad en la gestión. sino por la adquisitiva que obtenga otra persona. De este modo. entonces. En la definición dada en el Proyecto de 1853. siguiendo a Pothier.posesión que tuvo en virtud de un acto de otra persona que desconoce su dominio. determinación que obedece a una interpretación sistemática de la normativa de la materia y atendiendo a lo preceptuado en los artículos 4º. sin perjuicio que se ha reconocido esta acción en contra de los tenedores materiales cuando afirman tener un título distinto al de precario o comodato precario para permanecer en la propiedad. sino que establecido su dominio. se constituye en la solemnidad que permite adquirir entre vivos el dominio de los inmuebles y. cuando se invoca un título traslaticio de dominio y. entre las que se cuentan la reivindicatoria. la inscripción es el acto que da inicio a la posesión de bienes raíces. el que no ha inscrito su título es un mero tenedor". con ello. porque el propietario inscrito no habría dejado de ser poseedor" (Claro Solar. pero que no tiene título inscrito a su nombre. Bajo esos lineamientos. el Código Civil dice: "la inscripción es la que da la posesión real. efectiva. de que no está en posesión. la que se entendía como la base de la riqueza. nuestro legislador civil consagró diversos principios relacionados a la propiedad raíz. pide se le restituya la posesión que tiene el poseedor que se pretende dueño de la cosa". "En consecuencia el propietario inscrito de un inmueble cuya inscripción no ha sido cancelada. obra citada. Tal acción no procedería en su contra. o por no haber adquirido aún la posesión. y mientras ella no se ha cancelado. conforme a la cual la propiedad no se pierde por prescripción extintiva. páginas 386 y 387). Al mismo tiempo. conforme al cual toda restricción particular de las garantías generales se aplica a casos específicos y delimitados. la que se entiende por la doctrina como "requisito. nadie podrá adquirirla.

La inscripción es la que da la posesión real efectiva. ni se adquiere por otra. Bajo el prisma del análisis que antecede. Puede concluirse que la posesión. un contrato puede ser perfecto. garantía y pérdida de la posesión inscrita"."(Arturo Alessandri R. sino por este medio". nadie podrá adquirir la posesión de ella. el que no ha inscrito su título. enajenándola. Como el Registro Conservatorio está abierto a todos. no puede haber posesión más pública. pág. asociado a la tradición. sin que medie la competente inscripción. más solemne. Bienes. más indiscutible. y mientras ella no se ha cancelado. Manuel Somarriva y Antonio Vodanovic. en tanto subsista la inscripción. sea por voluntad de las partes o por una nueva inscripción en que el poseedor inscrito transfiere su derecho a otro o por decreto judicial y. ni tiene respecto de terceros existencia alguna. disposición que sirve de corolario a lo prevenido en los artículos 686 y 696 del mismo ordenamiento. todo lo cual gráfica el Mensaje del Código Civil: "La transferencia y la transmisión de dominio" exige una tradición.. pero no transfiere el dominio. 413). tanto regular como irregular.De ahí que el artículo 724 de la referida Codificación prescriba que "si la cosa es de aquéllas cuya tradición debe hacerse por la inscripción en el Registro del Conservador. que solamente podrá extinguirse por la prescripción competente. Mientras ésta no se verifica." "No dando a la inscripción conservatoria otro carácter que el de una simple tradición. y la única forma de tradición que para esos actos corresponde es la inscripción en el Registro Conservatorio. Tratado de los Derechos Reales. Editorial Jurídica de Chile. "Todo el sistema del Código tiende a que los inmuebles se incorporen al régimen del Registro Conservatorio. resulta lógico lo dispuesto en el artículo 728 del Código Civil. la posesión conferida por ella deja subsistentes los derechos del verdadero propietario. Bajo tales premisas y considerando el legislador que es poseedor de un inmueble quien exhibe un título inscrito respecto de él." 13 . norma con la que armoniza plenamente aquélla contenida en el inciso segundo del artículo 730 del Código en mención. no posee: es un mero tenedor. se extienden los autores en diferentes teorías en el tema clásicamente denominado "requisito. caso en el que no se pierde por una parte la posesión. puede producir obligaciones y derechos entre las partes. después que un inmueble ha entrado a este régimen. que la inscripción. y sería absurdo pensar que el legislador dejara abiertas las puertas para que. en cuanto a que la posesión inscrita cesa por cancelación de la inscripción. que regla la hipótesis del que tiene la cosa en lugar y a nombre del poseedor inscrito y se da por dueño de ella. T.I. de un inmueble inscrito no se puede adquirir. pudiera salir de él mediante la adquisición de la posesión de un bien raíz sin inscripción. el que se apodera de la cosa a que se refiere el título inscrito. cuando se invoca un título traslaticio de dominio. sino mediante la inscripción de éste. no transfiere ningún derecho real. no adquiere posesión de ella ni pone fin a la posesión existente.

la concepción del corpus sustentada por Savigny". y que "el Código Civil chileno señala como elemento de la posesión la tenencia. A fin de verificar la concurrencia o falta del presupuesto de la posesión del demandante respecto de la acción reivindicatoria-. en forma directa e inmediata. Editorial Jurídica de Chile. sino también cuando hay la posibilidad de disponer de ella. esta pérdida de posesión puede producirse por la privación de la posesión inscrita solamente. números 907 y siguientes. Tomo IV. sostienen los autores. o por carencia tanto de la posesión inscrita como de la material. conservándose la posesión material. reiterada por el artículo 724 citado. consiste en un poder de dominación. Manual de Derecho Civil. con exclusión de toda intromisión de extraños". pues. UNDÉCIMO: Que mirando ahora la posesión como uno de los puntales de la acción reivindicatoria y como una extensión natural a ese tema y al papel que cumple la posesión material ante una controversia sobre aquella. añadiendo que "Savigny afirma que el corpus no supone necesariamente el contacto inmediato del hombre con la cosa poseída.nos encontramos que tanto la actora como el demandado tienen posesiones inscritas sobre el mismo inmueble. a saber. que "el corpus es un poder físico o potestad de hecho sobre la cosa". en forma directa e inmediata.Esta claridad. refrendada por la norma del inciso segundo del artículo 730 del referido Código. tener una cosa en nuestro poder. que desencadenó las clásicas teorías de la Inscripción-Garantía e Inscripción-Ficción (ver Vitorio Pescio. como señor o dueño o en la intención de tener la cosa para sí. páginas 359 y 360). En referencia al elemento "animus". cabe señalar que los profesores Alessandri. que aquél es de carácter psicológico o intelectual y consiste en la intención de obrar como propietario. produciéndose lo que se denomina en doctrina "inscripciones paralelas de dominio". se ve relativizada por lo que autorizará el artículo 58 del Reglamento del Conservador de Bienes Raíces. por la pérdida de la posesión material. en la posibilidad física de disponer materialmente de la cosa. la ocupación material y actual de la cosa. (Tomo I. y se tiene no sólo cuando existe aprehensión física. en cuanto expresa que sólo mediante la competente inscripción se pierde la posesión por el poseedor inscrito y se adquiere por otra persona a cuyo nombre se efectúa la nueva inscripción. de tal manera que una se superpone a la otra. y ocupación significa apoderamiento. que postula que aquella consta de dos elementos. Nuestro Código Civil sigue. Somarriva y Vodanovic en su libro "Tratado de los Derechos Reales" en referencia a la teoría clásica de la posesión. DUODÉCIMO: Que en el caso sublite -según los hechos asentados por los jueces del mérito. determinado justamente como el requisito que la sentencia recurrida echa de menos. conservándose la posesión inscrita. es decir. sin injerencia extraña alguna. debe tenerse en consideración que tratándose de bienes inmuebles. el corpus y el animus -conjetura que sigue el Código Civil chileno-. en que resume con brillo el tema). Esta situación se origina 14 . exponen en relación con el primero de ellos. como sus notas y referencias.

la que por lo mismo. 136). en definitiva. no es admisible ninguna prueba de posesión con que se pretenda impugnarla". El precepto transcrito no tiene otro alcance que consagrar que la inscripción ampara los derechos que el pretenso poseedor efectivamente tiene. es indispensable establecer y decidir cuál de los dos presuntos poseedores es el legítimo para otorgarle la protección o amparo que las leyes prescriben. para poder establecer. resulta inevitable entrar al análisis de los derechos de cada uno de ellos. como es en el caso sub judice. t. DECIMOTERCERO: Que ante esta situación de doble inscripción de un mismo y determinado inmueble. Es más. como quiera que. (Revista de Derecho y Jurisprudencia. real y material muy anterior a la antecesora del dominio del demandante respecto del inmueble que se pretende reivindicar. p. 78. "razón por la cual ante la concurrencia de dos inscripciones vigentes y simultáneas respecto de un mismo predio. en razón de que ello se opone a la naturaleza misma de la posesión que es singular. En la especie dichas características sólo concurren a favor del demandado. Sección 1. DECIMOCUARTO: Que a fin de resolver la controversia. los hechos asentados por los jueces de la instancia dan cuenta de una posesión efectiva. expresan los jueces. se debe recurrir a la prueba de la posesión integral del inmueble. mas no de los que carece. por cuanto amén de la inscripción conservatoria del predio sub lite. manifestada por actos positivos de aquellos a que sólo da derecho el dominio. referidas a un mismo y determinado predio vulnera el sistema de la posesión inscrita vigente. p. Ha sido el demandado quien ha explotado el inmueble. hasta dónde cada una de dichas inscripciones es significativa de verdadera posesión". (RDJ. exclusiva y no puede permanecer con otra posesión". Arraigada la posesión de un bien raíz en una persona. tales magistrados sostienen que no ha perdido la demandada esa condición. contando ambas partes con inscripción. Tomo 66. y con tal que haya durado un año completo. tratándose del mismo bien no puede ser poseída por dos o más personas. por lo tanto. esto es.cuando en el registro aparecen dos inscripciones con apariencias de estar vigentes (sin nota de cancelación al margen) respecto de un mismo inmueble. al deducir la acción de dominio. 15 . reconoce en el demandado la posesión material sobre el predio indicado. "La coexistencia de inscripciones paralelas y simultáneas. debe ser preferido aquel título que representa una realidad posesoria material efectiva. ella descarta la posibilidad de otra posesión contradictoria. A mayor abundamiento la demandante. 219). Sobre el particular conviene indicar que el artículo 924 del Código Civil dispone: "La posesión de los derechos inscritos se prueba por la inscripción y mientras ésta subsista. nunca la ha tenido el actor. la posesión material e inscripción registral vigente. sección 2ª.

es lo que en doctrina se denomina "inscripción de papel" porque se refiere a un bien que nunca ha poseído y que conforma una simple anotación en el registro del Conservador de Bienes Raíces. no ha sido el análisis de los fundamentos de la defensa que pudiesen haber servido para apoyar el arbitrio de nulidad de la inscripción nacida a propósito del saneamiento de la pequeña propiedad raíz a favor del antecesor en el dominio del demandante. en último término. DECIMOSÉPTIMO: Que. al consecuencial rechazo de la demanda. que la inscripción vaya acompañada de la tenencia real del inmueble para que confiera posesión. en consecuencia. desde que la controversia se planteó en torno a los presupuestos que regulan la acción reivindicatoria. lo cierto es que ella no puede liberarse por entero de este criterio. Ello se colige de la definición del artículo 700 del Código Civil que preceptúa que la posesión es la tenencia de una cosa determinada con ánimo de señor y dueño. Nº 2695 citadas en el recurso. 16 . 138). el poseedor inscrito anterior que primero pierde la tenencia del inmueble. esto es. del dominio del peticionario de regularización. cayó uno de los pilares básicos de la acción reivindicatoria ejercida: el dominio que debía comprobarse con respecto a la actora. no exhibe pertinencia abocarse al análisis de las pretendidas inobservancias a lo dispuesto en las normas del D. DECIMOSEXTO: Que del modo en que se ha venido razonando y en los términos propuestos en la controversia. Y si bien la posesión inscrita constituye una modalidad peculiar de la posesión. De esta forma. 1936. 78.L. p. como tampoco la desatención a los mandatos de los artículos 15 y 16 del ordenamiento del D. pues se encuentra principalmente incardinada en aquello que se venía describiendo en los motivos que anteceden. Nº 2695 sobre la consolidación de la posesión inscrita y. la médula de las consideraciones que condujeron a los sentenciadores de la Corte de Apelaciones a la confirmatoria de la decisión del a quo y. "Nuestro sistema posesorio inscrito". "La inscripción conservatoria es un símbolo de posesión. En efecto. no respondiendo a una realidad posesoria.DECIMOQUINTO: Que de lo expuesto precedentemente se concluye. pierde la posesión desde que se verifica la inscripción a nombre de la persona que ejerce el poder de hecho sobre la cosa. "El concepto de posesión denota un estado de hecho que se apoya en la realidad de la tenencia de una cosa" (RDJ. sección 2ª. la institución de la posesión en su integridad. toda vez que los sentenciadores no llegaron a encaminar sus razonamientos en lo prescrito en ellas.L. p. en términos tales que correspondía determinar la concurrencia de los mismos y con ello. t. 167). que la inscripción efectuada a favor de la sociedad demandante. en los presupuestos de la esencia de la acción de dominio y así. como tampoco hizo falta que lo hicieran. de este modo. la fundamentación del fallo impugnado es diversa. Es necesario. al determinar la carencia de uno de ellos -el reivindicante sea dueño del predio cuya restitución se pretende y que el demandado sea poseedor no dueño-. pero no puede tenerse en pie si le falta el cuerpo que debe sostenerla. Editorial Nacimiento. y ese cuerpo es el hecho de la posesión" (Jorge Herrera Silva.

De tal naturaleza son aquellos. e) El demandante ha interpuesto una acción que ampara al propietario no poseedor en contra del poseedor no dueño. es que atendida la nulidad alegada como excepción. por el modo de adquirir prescripción adquisitiva.Lo antedicho lleva a concluir. b) La regularización de la posesión por medio de la resolución de la autoridad administrativa se sustenta en un antecedente que no corresponde con la realidad. DECIMONOVENO: Que han efectuado las siguientes determinaciones: a) El demandante nunca ha detentado la tenencia material del predio denominado "Flores". que los preceptos legales que en el libelo de casación se denuncian infringidos no han podido serlo. esto es la tenencia material del bien cuya regularización de esa posesión se le otorga amparo por el derecho. que la posesión regular otorgada por la resolución administrativa no ha tenido la virtud de cancelar la anterior inscripción por radicar en un antecedente que no es efectivo. en particular. desde que los sentenciadores construyeron su fallo sobre los elementos de la esencia de la acción dominical. la posesión material real del actor. de una superficie total aproximada de 485.L. 17 . no han declarado formalmente que carece de efectos legales mediante una determinación jurisdiccional. 2. sino que han procedido -en este caso en particular.695. ineludiblemente. d) La demandada se hizo propietaria del bien raíz amparado por la inscripción antes citada. cual es la posesión material del bien respectivo. como es la base misma del sistema del D. c) El demandado adquirió la posesión regular por la inscripción de su título en el Conservador de Bienes Raíces de Chillán a fojas 1256 vuelta Nº 2274 del registro respectivo del año 1986. que impide reconocerle pleno valor a la declaración así dispuesta. circunstancia que no concurre en la especie. en atención a que los supuesto en que descansa son inefectivos. y por ello. esto es.46 hectáreas. pues se está ante un poseedor no propietario que interpone la acción reivindicatoria respecto de un dueño que es poseedor material y a quien lo ampara un título de posesión regular. DECIMOCTAVO: Que los jueces de la instancia han tenido en consideración que el demandante nunca ha poseído materialmente el predio o la parte que se reclama.a negarle o no reconocerle todos sus efectos. la ausencia de uno de ellos.

no se ha producido la infracción de ley denunciada en el recurso. o sea la identidad de la persona del actor con la persona favorecida por la ley. determinará el rechazo de la demanda en la sentencia. para que el actor triunfe en su demanda. es un derecho subjetivo autónomo dirigido a obtener una determinada resolución jurisdiccional. está amparada por una norma legal. Siendo más antigua la del demandado. sin costas. Pero no basta la presencia de los elementos de la acción para que sea favorablemente acogida por la sentencia. o sea una norma de la ley que garantice al actor el bien que pretende. teniendo únicamente presente para ello: 1º. que la pretensión del actor esté amparada por una norma legal. favorable a la petición del reclamante. privándole de valor. se llegó a precisar que existen dos cadenas posesorias: una del demandante y otra del demandado. no se ha efectuado la declaración consiguiente. Y visto. desde luego que ellos son indispensables. entretanto. sea en forma 18 . en representación de la parte demandante. no otorga la calidad de propietario. de conseguir el bien mediante la intervención del órgano público: Es al juez a quien corresponde determinar en la sentencia si la situación concreta que la demanda o la intervención de un tercero plantea.f) Por el antecedente que el demandado solicitó la nulidad de la regularización de la posesión por vía de excepción. Con esta mira. el recurso de casación en el fondo interpuesto por don Pablo Utreras Marín. Por lo tanto. en el orden de los principios. h) La regularización administrativa derivada del procedimiento consiguiente. Se previene que el abogado integrante señor Hernández concurre a desestimar el recurso de casación en el fondo. pero la sentencia parte del supuesto de una relación procesal válida. La ausencia de alguna de las condiciones de fondo. por la tenencia material que profesa este último. sino que en el mejor de los casos. 3) Interés. por lo cual no se ha privado del dominio al demandado. se rechaza. VIGÉSIMO: Que en los términos expresados.Que la acción. solamente concede la calidad de poseedor regular.. y. lo dispuesto en los artículos 764 y 767 del Código de Procedimiento Civil. en lo principal de fojas 311. la acción se habrá ejercitado y producido sus efectos dentro del proceso. además. pero. 2) calidad. además. g) Conforme a tales decisiones y los fundamentos que las sustentan. se requieren las siguientes condiciones: 1) derecho. además. de quince de noviembre de dos mil diez. que se lee a fojas 306 vta. conforme a los razonamientos expresados con anterioridad. lo que está amparado. cabe distinguir las condiciones para el ejercicio de la acción y aquellas requeridas para obtener una sentencia favorable. quien mantiene dicha titularidad en ese derecho real. en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones de Chillán.

a la revisión de los presupuestos procesales de forma. sino porque la acción no corresponde al actor o contra el demandado. La calidad de la acción dice relación con que ésta debe ser intentada por el titular del derecho y contra la persona obligada. y si la existencia del hecho está justificada. tal como lo asentaron los jueces del mérito. y luego ya con el mérito del proceso. Dicho imperativo obliga en consecuencia al tribunal en un primer momento. la demostración de la existencia de la calidad invocada. con el devenir del juicio perdió la calidad que lo habilita para obtener la protección judicial que reclama. entre otros. De la forma antedicha. Desde el prisma del derecho.Que en este orden de ideas. Si de la prueba no resulta la legitimación activa o pasiva. cuyos presupuestos son el interés para obrar. sin que ello importe extender sus consideraciones a cuestiones no debatidas. que es activa cuando se refiere al actor y pasiva cuando al demandado. Correspondiendo al actor la prueba de las condiciones de su acción. no porque ésta haya sido mal deducida. si bien en un primer momento fue ejercida por quien se pretendía dueño no poseedor de la propiedad de que se trata. es una cuestión de fondo que afecta el propio ejercicio de la acción y que por lo tanto debe ser objeto de análisis al momento de la decisión. de manera tal que al tenor de la definición contenida en el artículo 889 del Código Civil. la legitimación para obrar y la posibilidad jurídica. 2º. las partes en la relación jurídica sustancial. Será entonces obligación del tribunal determinar si concurre o no la legitimación activa para el éxito de la pretensión y la pasiva para soportar la acción ejercida en la demanda. si el hecho que el actor invoca corresponde a la categoría de los que esa norma considera. el inmueble cuya reivindicación se persigue fue transferido por la actora en el año 1996 a la sociedad Agrícola La Pirámide. es decir. Ello supone una operación lógica en la que se establecerá: si existe una norma abstracta que contemple la situación jurídica.con arreglo al cual ha de decidirse el conflicto jurídico sometido a su decisión. cuestión que por lo demás constituye un presupuesto procesal de fondo destinado a obtener una sentencia favorable. corresponderá al juzgador comprobar si la acción resulta jurídicamente procedente del modo que se la planteó. los de fondo o materiales. la sentencia rechazará la demanda.expresa o implícita. expresada en la facultad y el deber que privativamente les compete en orden a interpretar y aplicar el derecho -decir el derecho. que equivalen a la condición de la acción. a él incumbe demostrar su calidad de titular del derecho.Que en este la atribución subjetiva de los derechos y obligaciones deducidos en juicio. la acción cuyo conocimiento suscita el pronunciamiento judicial. desde que transfirió el inmueble de que se trata. la competencia del tribunal.. Llámese legitimatio ad causam. como lo son la forma de la demanda. 19 . iuris dictio. 3º. reflejan la opinión que a los sentenciadores les merece la controversia generada en torno a un punto del debate y que responde a la esencia de su actividad jurisdiccional.. la capacidad procesal de las partes. y que lo legitimaba para la interposición de la demanda.

perdió la titularidad de la acción deducida en juicio. y Guillermo Silva G. como explícitamente lo ilustra el artículo 771 del código del ramo. En su sentido técnico jurídico. Domingo Hernández E. únicamente están legitimados para deducir los recursos para tratar de corregir el agravio producido las partes afectadas o los terceros que integran la relación procesal. Adalis Oyarzún M. y Abogado Integrante Sr. Regístrese y devuélvase con sus agregados. Sólo el que haya sufrido el perjuicio está habilitado para denunciar la afectación al debido proceso: esta es la regla básica de legitimación para que el efecto de la contravención sea la sanción de nulidad. Esta actitud procesal significa que su derecho de impugnación orientado a modificar esa decisión se extinguió por carecer de titularidad activa para los fines de interponer contra la decisión de segundo grado un recurso extraordinario que sólo cabe intentar a quienes tengan la calidad de agraviados. Pronunciado por la Primera Sala de la Corte Suprema por los Ministros Sres. Como lógica secuela. la génesis del agravio está en el vicio o error traducido en el quebrantamiento de las normas sustantivas "vicio in judicando" o procesales "vicio in procedendo".. 5º. Redacción a cargo del Ministro señor Sergio Muñoz G. al que no escapa el de casación en el fondo. que ella manifiestamente no ostenta. en cuanto exige que éste "debe interponerse por la parte agraviada"..4º. 20 . En su significado natural y obvio. "agravio" "es la ofensa o perjuicio que se hace a alguien en sus derechos o intereses" (3ª acepción de la voz en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua)..Que la constatación previa tiene repercusión en aquel requisito común de todos los recursos procesales. Sergio Muñoz G. desde que transfirió durante la secuela del juicio el inmueble inscrito a su nombre a un tercero que no compareció en juicio.863-2010. la recurrente según se adelantó en el fundamento cuarto de esta prevención.Que en el caso de la especie. Rol Nº 9. cual es la existencia de agravio o perjuicio. Juan Araya E..