You are on page 1of 19

Nómades a través del tiempo. Jorge Silva Castillo.

1 UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO FACULTAD DE HUMANIDADES Y ARTES ESCUELA DE HISTORIA HISTORIA DE ASIA Y ÁFRICA I PROFESORA TITULAR: CRISTINA I. DI BENNARDIS

SILVA CASTILLO, Jorge “Nomadism Through the Ages” en: SNELL, Daniel (Ed.) A companion to the ancient Near East, Blackwell, Oxford, 2005, pp. 126-140 Traducción: María Soledad Eschoyez García y Melisa Gómez, 2008 Revisión: Leticia Rovira

[126] Los nomadismos contemporáneos en el Cercano Oriente. El nomadismo toma varias formas en diferentes partes del mundo, dependiendo del ambiente natural, pero también dependiendo del ambiente económico, social y político de los grupos sociales que lo practican como una respuesta a circunstancias geográficas y humanas particulares. En el Cercano Oriente, una región que fue el escenario del surgimiento de las primeras culturas neolíticas y de la civilización urbana, los nómades han arriado animales por un largo tiempo. Hay ejemplos de nomadismo de camellos y de diferentes formas de seminomadismo practicado por comunidades que incluyen tanto pastores con ovejas y cabras como campesinos.

Nomadismo Camellero En la mayor parte de la península arábica el promedio anual de precipitaciones no es superior a 100 mm o cuatro pulgadas. Los beduinos, guerreros aristocráticos y propietarios de rebaños de camellos, dominaron el área hasta la Primera Guerra Mundial. Forzaban al pago de tributos para proteger a las caravanas y también a las tribus de pastores seminómades. Los beduinos sometían tribus compuestas por artesanos, grupos de parias y esclavos en los oasis (Coon 1951_ 198 – 210). Gracias a los camellos, que desde el tercer milenio AC les suministraron leche y carne para su subsistencia y les sirvieron como montura y bestias de carga, desafiaron las condiciones adversas de su hábitat. Los dromedarios pueden marchar sin beber agua durante varios días en verano y varias semanas en invierno, lo que permitía a sus amos, y aún les permite, hacer largos viajes.

el establecimiento de la comunidad puede ser temporal o permanente. todo el grupo armaba tiendas en la terraza intermedia. En otoño. Toda la comunidad se mudaba en un eje entre tres niveles: una terraza baja en la orilla del río. Las ovejas y cabras se alimentaban de las pasturas a lo largo de las orillas de los ríos o de los rastrojos en los campos fértiles. y fertilizaban los campos con su abono. o más. todos los grupos se movían juntos a la tierra de pasturas de la meseta superior. Los rebaños que pastaban en las estepas de las tierras altas durante la estación lluviosa en el invierno eran guiados al final de la primavera a las orillas de los ríos o a los wadis. sólo un promedio anual de precipitaciones de 300 mm o 12 pulgadas permite una productividad agrícola realmente confiable (Sanlaville 2000: 8 – 13). y allí los seminómades cultivaban grano y vegetales. sólo muchos siglos después su control monopólico de las caravanas les permitió obtener caballos y armas. la comunidad se dispersaba en varios grupos pequeños sobre las estepas vecinas. Las combinaciones son muy variadas: el movimiento del grupo puede ser parcial o total. Es difícil de clasificar las diversas formas de nomadismo en categorías como seminomadismo. semisedentarismo. en dos lugares. Sin embargo. El pueblo presente en [127] la región desde el amanecer de su historia y al cual algunos se refieren como nómades en realidad corresponde a lo que los antropólogos prefieren designar seminómades. Dos ejemplos de patrones de movimiento son ilustrativos.Nómades a través del tiempo. una terraza más alta intermedia. aunque debido a los recurrentes períodos de sequía. La tribu de Ogueidat estaba establecida al comienzo del siglo XX de nuestra era en la confluencia del río Habur con el Eufrates en Siria. lechos de ríos secos. A comienzos de los años ‘20 los grupos . Jorge Silva Castillo. y así incrementar su poder militar (Bulhet 1990: 87 – 110). pero si la lluvia no era suficiente. en un lugar fijo. 2 Pero este tipo de nomadismo no corresponde a lo que está documentado en los textos de historia antigua. y las colinas sobre el río que disfrutaban más de 250 mm o 10 pulgadas de lluvia y ofrecían buenas pasturas de invierno. Los árabes aparecieron tarde en la historia del Cercano Oriente. Entre mayo y junio. Formas de Seminomadismo En las regiones que reciben 200 mm u ocho pulgadas de lluvia al año la labranza en seco es posible. al comienzo del primer milenio antes de nuestra era. comenzando mediados de junio se trasladaban a la terraza baja donde los rebaños se alimentaban de las pasturas a orillas del río. trashumancia y nomadismo ocasional. Las poblaciones agropastoriles sabían cómo explotar esta zona de transición entre el desierto y las zonas que tenían suficiente lluvia que podían ser irrigadas artificialmente.

sino entre aquellos que se identifican como pertenecientes a una tribu y aquellos que no afirman una lealtad tribal. Hay muchos factores que han contribuido a su decadencia. se asentaban [128] en tierras comunales pertenecientes a otras tribus. y crearon pequeñas aldeas. 3 se transformaron en agricultores. Ahora el nomadismo se está adaptando a la modernización tecnológica y a la globalización de los mercados mundiales. que ha sido el centro de abastecimiento de varias tribus. el permiso para apacentar los rebaños y dejarlos comer el rastrojo. algunas familias de grupos seminómades pasar un largo tiempo en la aldea.Nómades a través del tiempo. regresando de la estepa. tanto como la de los estados postcoloniales. aunque los aldeanos y los agricultores que tienen ovejas usan pastores de origen nómade (Al-Dbiyat 1980: 180 – 2). Los pastores volvían a las aldeas al final de la primavera. Jorge Silva Castillo. una aldea situada sobre los tributarios orientales del macizo Palmira en Siria central. Los sistemas legales tradicionales basados en la costumbre han sido abolidos. algunos de los miembros que habían emigrado a los Emiratos Árabes volvieron a la región y una vez más adoptaron el pastoralismo semisedentario (D’Hont 1991: 205 –6). En Sukhna. los automóviles han sustituido . En el segundo ejemplo. donde cultivaban en años de buenas lluvias. Los habitantes de las ciudades y los pueblos rurales integrados en el estado urbano no miran favorablemente a los grupos de pastores que se establecen en los campos en torno a las aldeas o cerca de tierras de cultivo. En invierno parte de la comunidad se dispersaba con los pequeños rebaños hacia las estepas al este. debía ser negociado. el patrón de movimiento es más complicado. vieron en el nomadismo una reliquia de un pasado obsoleto y en el tribalismo un obstáculo para la construcción del estado moderno y el desarrollo económico (Fabietti 2000). Varios grupos de los Mawali y de los Haddidini establecieron aldeas permanentes en el distrito de Salamiyeh. Pero si los pastores. pero en pleno verano la comunidad completa se trasladaba al oeste en busca de pasturas a orillas del Orontes (Al-Dbiyat 1980: 172 – 9). La autonomía tribal siempre ha sido percibida como un problema de seguridad para el estado. La sedentarización no necesariamente implica destribalización. alrededor de Hama en Siria. la estrategia política y económica de los gobiernos coloniales. Pero a partir de los ’80. la explotación de los depósitos de aceite y la industrialización en torno a zonas urbanas han actuado como polos de atracción para el trabajo excedente entre nómades y seminómades. No existe una línea social divisoria de hecho entre nómades y sedentarios. pero los miembros siguen identificándose como beduinos como tales y como tribu sin importar si son sedentarios (Metral 2000: 126 – 7). El intercambio de productos y servicios entre los grupos de pastores y los agricultores era fluido debido a que la administración comunal de los recursos naturales apoya la solidaridad grupal.

Jorge Silva Castillo. Se le dará aquí mayor consideración a los amorreos de los primeros siglos del segundo milenio porque están mejor documentados. Los rebaños no necesitan ser guiados a las pasturas y al agua. en tanto puede llevarse forraje a lugares áridos y se puede transportar agua en camiones cisterna. ha hecho que el nomadismo de camellos dé lugar a un nuevo tipo de pastoralismo que prevalece tanto entre los beduinos del desierto como entre los seminómades. Uno podría preguntarse si el modo de explotación tradicional de las zonas áridas al final es más racional que los programas desarrollados por los expertos gubernamentales. pero se acepta que. Según el punto de vista de los historiadores del siglo XIX y principios del XX era imprescindible asumir que los pueblos semitas venían originalmente del desierto árabe. [129] el historiador puede deducir que algunas poblaciones que ocupaban territorios en las regiones áridas pueden haber practicado algún tipo de nomadismo. La cría de ovejas. en sumerio y en acadio no hay equivalentes en los textos a conceptos como nomadismo o seminomadismo.C. los rebaños fijos destruyen la flora natural del área en la que se encuentran porque usan siempre la vegetación disponible. A mitad del tercer milenio Ebla en Siria era un poderoso estado . por supuesto. no eran escritos por o para antropólogos. Algunos grupos de nómades que criaban camellos los han reemplazados con ovejas. Sin embargo. Los textos cuneiformes. La alarmante degradación de la biomasa de las estepas ha ocasionado una reconsideración de las políticas adoptadas para promover la agricultura sin tener en cuenta las consecuencias y a fomentar la sedentarización de los seminómades. que son más demandadas en el mercado urbano. no necesariamente tenían un origen común. considerada despreciable por los beduinos aristocráticos. pero hasta la fecha no hay estudios de los resultados (Bocco 2000: 213 – 17). El nomadismo en el antiguo Cercano Oriente. 4 a los camellos en el transporte y flete. aunque comparten la misma familia de lenguajes. No es imposible que algunos de ellos estuvieran presentes en la región sirio-mesopotámica desde tiempos muy remotos. y que todos eran nómades que en olas sucesivas habían invadido el Cercano Oriente (Kupper 1957: XIV). ni términos que puedan ser traducidos estrictamente como clan o tribu. ni eran todos nómades. No obstante. Todavía hay un debate sobre el origen de cada población que usaba lenguajes semitas. Los amorreos: tercer milenio a.Nómades a través del tiempo.

El logro de Sargón no fue una invasión sino la toma de poder por parte de un grupo étnico no sumerio que ya estaba completamente establecido en la Baja Mesopotamia urbanizada. Los acadios habían alcanzado Mesopotamia al final del siglo XXIV. en otras palabras. a tal punto que bajo el reinado de Šu-Sin. sin que esto implicara que habían roto sus vínculos étnicos (Edzard 1981: 43). la estepa o la montaña. monarca de la tercer dinastía de Ur. Los gobernadores acadios rápidamente se comportaron como gobernantes independientes y fundaron una dinastía que duró . Justo después de la caída de la III Dinastía de Ur en el año 2004 a.Nómades a través del tiempo. los amorreoss (“los occidentales”. Se podría deducir que su organización sociopolítica era tribal porque los nombres que se les atribuían designaban entidades políticas basadas en ascendencia. viniendo muy probablemente desde el final del tercer milenio del noreste de Siria. En el último cuarto del siglo XXIV la ciudad fue conquistada por Sargón de Acad. como Babilonia. Jorge Silva Castillo. En muchos textos las personas llamadas amorreas no eran consideradas sumerias o acadias. pero no siempre como invasores. lo que nosotros llamamos clanes o tribus: los Yahmadum. En contraste. habitaban tiendas y eran considerados enemigos extranjeros.C la penetración de los Amorreos en zonas urbanas de toda la región sirio-mesopotámica se intensificó a tal punto que se constituyó en el grupo étnico predominante. se construyó una “pared de los amorreos que detiene a Didnum” (Buccellati 1966: 243). sino un grupo étnico culturalmente distinto (Edzard 1981:39). fue un importante punto de control para el comercio fluvial de la Baja Mesopotamia en el Eufrates medio (Jacobsen 1939: 102). los Yamutum y los Didanum (Buccellati 1966: 242-5). Está menos claro que se decía que no doblaban la rodilla y no enterraban sus muertos (Edzard 1981: 40-1). Sin embargo algunos soldados amorreos y sirvientes civiles sí vivían en ciudades de Sumeria y Acad. Amurru en acadio) se habían infiltrado en la tierra de Sumer y Acad. Los Amorreos aparecían más frecuentemente en los textos sumerios desde el tercer milenio como grupos que saqueaban territorios sedentarios. que aparecía en la lista real sumeria como el asiento de la X dinastía post-diluviana. Contemporáneamente se decía que vivían en el desierto. A través de los primeros tres siglos del segundo milenio muchos de sus jefes tomaron el poder en muchas de las antiguas ciudades-estado de la Baja Mesopotamia y en otras ciudades que no habían sido importantes hasta entonces. Martu en Sumerio. 5 semítico completamente urbanizado. [130] Los haneos de Mari Desde la primera mitad del tercer milenio. la ciudad de Mari.

los haneos vivían en el lugar de origen de los grupos étnicos Amorreos.Nómades a través del tiempo. así se atribuyeron el título de Rey de Mari y de las tierras de los Haneos con el que trataron de reclamar al [131] mismo tiempo la soberanía sobre los estados urbanos de Mari al igual que sobre todos los grupos tribales. en la primera mitad del primer milenio antes de Cristo. Pero los grupos pastoriles en la Baja Mesopotamia no constituían entidades políticas autónomas entre los estados. En Mari. y desplazaron a algunos grupos de los Benjaminitas. que originariamente ocupaban la región del triángulo de los tributarios del Habur superior. Sólo podemos afirmar que hacia fines del siglo XIX el trono de Mari fue ocupado sucesivamente por dos líneas dinásticas de origen amorrea. incluyendo . los inmigrantes Amorreos adoptaron el modo de vida de los estados urbanos. algunos grupos étnicos de inmigrantes que venían de afuera de la región. y los Benjaminitas “Los hijos del Sur”. Yahdun-lim y Zimri-lim.81/2). río arriba entre el Éufrates y el río Balih (Anbar 1985: 24). en las estepas del noreste de Siria. Jorge Silva Castillo. otros vivían en áreas agrícolas. Dos grandes confederaciones estaban activas en la región noreste de Siria de hoy en día: los Bensimalitas “Los hijos del Norte”. Pero había una diferencia fundamental: en la Baja Mesopotamia. en contraste. Algunos vivían en barrios donde estaban agrupados de acuerdo a sus filiaciones tribales. entre estos había algunos que eran pastores (Postgate 1992:76. La tensión entre las estrategias de centralización del estado y las tendencias autónomas de los grupos tribales dieron origen a una serie de compromisos y conflictos a los cuales debemos mucha de nuestra información sobre estos grupos. Benjaminitas y Bensimalitas. Los Bensimalitas en algún momento llegaron a ocupar el Éufrates Medio y entonces fueron llamados Yaradu. “aquellos que descendieron”. (Postgate 1992: 86) Hacia el final del siglo XVIII los reyes y sus oficiales con afiliaciones tribales adoptaron formas de gobierno apropiadas para el estado urbano y trataron de someter a los grupos tribales. No sabemos bajo qué circunstancias perdieron su poder. Los gobernantes de Mari. 6 más de tres siglos. donde muchos de ellos mantenían sus vínculos tribales. Sólo mucho después. Haneos. como el resto de toda la vasta región de Siria y Mesopotamia. de la zona alrededor de Mari. que ocupaban la estepa siria a lo largo del Éufrates. Pero las comunidades subordinadas frecuentemente se resistieron e incluso se rebelaron. Este hecho fue el origen de la hostilidad Benjaminita hacia los Bensimalitas. subyugando a aquellos que se quedaron. de ascendencia Bensimalita. conocida como las Orillas del Éufrates. que estaba densamente urbanizada y donde la economía estaba basada en la explotación intensa de la agricultura en las planicies del río. los caldeos. pudieron constituir entidades políticas autónomas en los territorios de los estados urbanos.

Haneos llegó a designar grupos que. (montando) mulas. La oposición entre Haneos y acadios aparece claramente en un texto muy llamativo. Jorge Silva Castillo. sin importar sus lealtades tribales políticas. En este documento se indica que el rey debía ofrecer el banquete a los reyes acadios muertos. quienes fueron integrados en el marco económico y social de los estados urbanos. La misma oposición cultural entre los acadios y las poblaciones tribales apareció en un banquete de un ritual funerario de comunión con los difuntos que databa del periodo en que ŠamšiAdad era soberano de Mari (Birot 1980: 142). Sargon y Naram-Sin. lo cual probablemente significa los ancestros tribales del Tigris medio. Mari había sido conquistada por Sargón. (Así que). mi Rey no debería andar a caballo sino (el debería entrar en la ciudad) sólo en litera o sino. ambos bajo la común denominación de Haneos (Charpin y Durand 1985: 337).Nómades a través del tiempo. todavía raros en el Cercano Oriente antiguo. y también a Numha. un hombre duro y políticamente insensible. no se identificaban culturalmente con los sujetos de Mari. eran considerados animales salvajes por los acadios. Zimri-lim. Haneos y Acadios. se convirtió en un estado acadianizado y desde ahí su gente se identificó como acadios. al principio de su reinado aparentemente solía desfilar por la ciudad montando a caballo como un jefe tribal. Un ingenioso oficial de alto rango con más gusto político se tomó la libertad de darle al rey un sabio consejo: Si (es cierto que) usted es el rey de los Haneos (también es verdad) que usted es en segundo lugar el rey de los acadios. lo cual probablemente significa los ancestros tribales del Éufrates medio. ¡Podría mi Señor darle peso a la dignidad de su realeza! (Durand 1998: 2: 484-8 texto 732). y a Hana. Reyes de Mari. 7 Bensimalitas y Benjaminitas. Los caballos. Bensimalitas Yahdun-Lim 1815-1799 Sumu-Yaman 1798 Zimri-Lim Asirios Šamši-Addu 1812-1780 Yasmah-Addu 1798-1780 .

La institución colegial de los ancianos aparece en numerosos documentos de otras 1 El término que aquí traducimos como campo se refería en Mesopotamia Sur a la zona entre las ciudades. campo abierto”. Declararon que no tenían una sección del campo ni ningún campo de pastoreo2. entonces. con seminómades. a pesar de no ser parte de los Yaradu que habían descendido a conquistar Mari. pero es único para este texto. sugagum y me’ru En otros textos de Mari los ancianos realizaban funciones muy diversas e importantes. Los Bensimalitas no tenían subgrupos grandes. Rabbeanos (Charpin y Durand 1985: 337). Jorge Silva Castillo. 20-1). que podemos llamar clanes. así que no debe ser estrictamente equivalente a clan o tribu (Talon 1985). Yahrurianos. Los Benjaminitas más autónomos incluían grandes subgrupos. y a sacrificar un burro como signo de su nueva alianza (Durand 1992:117). y Ubrabeanos. que significa “lo que está afuera. quizá porque estaban fuertemente integrados en la estructura estatal de Mari. Está claro que no eran seminómades. 2 El término ka-di lo traducimos como “campos de pastoreo”.Nómades a través del tiempo. estaban representados en este texto por los jefes de las familias extendidas (Bardet 1984: 361). donde acampaban durante la estación lluviosa1i. que eran subdivisiones de una confederación mayor. un término también usado para los grandes grupos de los Benjaminitas. Amnaneanos. una comunidad tribal que incluía un grupo de familias que vivían en un pueblo y otro grupo que se especializaba en pastoralismo. Yariheanos. Un documento legal sobre la transferencia de algunas propiedades comunales registraba los nombres de jefes de familias extendidas que habían participado. Leemos en una carta que los jefes de Dabish. Deseamos relacionarlo a kidu. . pero en Mari era un sustantivo colectivo que designaba el campo incluyendo pastores y rebaños. Pero tenían alguna docena de subgrupos menores llamados ga´um. 8 1780-1758 La organización política de los Haneos Benjaminitas y Bensimalitas. incluyendo “cinco hijos [132] de Awin que vivió en Apan… ocho hijos de Awin de la sección del campo” (Boyer 1958: 8-10. estaban dispuestos a unirse a los Bensimalitas. parte de la confederación Benjaminita. Así podían ser llamados Tribus. Esto muestra que la comunidad estaba dividida en dos secciones. aunque se veían a sí mismos como un grupo tribal. los Yahrureanos. Pero no todos los grupos tribales eran seminómades. En uno de ellos iban tan lejos como a ejercer el poder cuando un gobernador murió (Durand 1998: 2: 271-3 texto 607). Aquí estamos lidiando. el grupo de pastores que se fue con los rebaños de ovejas a la estepa. aquellos que vivían en una pequeña aldea y aquellos miembros de “la sección del campo”. de la tribu Yahrureana. El gobierno de las comunidades de aldea: ancianos. mientras que los grupos más chicos.

Cuando estuve en Terqa para ver a mi Señor. [133] Cuando los grupos de pastores partían para las estepas. Los hombres de Ya’il dijeron: “Pon uno de nuestros parientes como nuestro gobernante. la espada del estado y la pared de la resistencia de la gente. el oficio de los me’ru.Nómades a través del tiempo. Era un intermediario entre las comunidades y la administración del estado (Durand 1998: 2: 494-7). de la sección (del campo) vinieron a verme. a menudo se encontraban entre la espada y la pared. El sugagu servía como jefe de las comunidades tribales de seminómades y de aldeas más pequeñas. En este documento se revela muy claramente la tensión entre los intereses de la administración y los de las tribus. Él entregará X minas de plata y X cientos de ovejas y yo recibiré de él X minas de plata y X cientos de ovejas como pago parcial adeudado por Yatarum (el sugagu que había muerto) (Durand 1997: 1: 209-10 texto 81). Yo les dije: “Los me’ru ya han partido. mantenía ocupados a los aldeanos probablemente por el retraso de las primeras lluvias. Otra carta decía: Los Haneos no salen de sus aldeas porque fueron retenidos por el trabajo de los bueyes. tras el pago de un impuesto calculado normalmente en cabezas de ovejas o el equivalente en plata. aparecen únicamente en Mari. el puesto tenía que ser confirmado por el rey mismo. Los aldeanos tenían que combinar el trabajo de los cultivos y el pastoreo. llamados sugagu y me’ru.” Eso fue lo que dijeron. intermediarios entre las comunidades aldeanas y la administración. [Así que] yo puse a Yarkab’Addu como reemplazo de Yatarum para llenar el oficio de sugagum. 9 ciudades y períodos. La necesidad de arar los campos. pero murió. ¿por qué ustedes se quedan?” ¡El mismo día todos los Haneos partieron! (Durand 1998: 2: 504 texto 742). El trabajo en los campos estaba sujeto a un ritmo impredecible. una actividad a la que los textos se refieren como el trabajo de los bueyes. En contraste. . Una carta explicaba: Antes Yatarum había ejecutado la función de sugagum de Ya’il. los oficiales de gobierno de los grupos tribales y las comunidades aldeanas. Originalmente los sugagus eran elegidos por los miembros de su comunidad. Los me’ru tenían su propio plan de trabajo y tenían que partir para las zonas pastoriles en un momento determinado por decisiones burocráticas. En el caso de los sugagu de clanes que vivían bajo el reinado de Mari. pero con menos responsabilidades que en Mari. Jorge Silva Castillo. Los sugagus. comisioné a dos hombres para hacer salir a los Haneos a los campos. su gobierno requería otro tipo de control más específico. Los me’ru eran una clase de gobernadores que eran nombrados directamente por el rey mismo para los grupos migratorios. Hoy cinco hombres de entre los principales personajes de Ya’il.

La’um y el sugagus de las Orillas del Eufrates deberían viajar por todos los campos y los sugagus de los campos deberían hacer el juramento por la vida del dios (Durand 1998: 2: 502-3 texto 740). el [134] preferible traducir tebibtum como “cuenta” más que como “censo”. Jorge Silva Castillo. Tales documentos no se ocupan de determinar el tamaño y la composición de la población completa. Cuídate del centro de la estepa. moviéndose del país bajo al país alto. sino que simplemente registran el número de hombres que podían ser reclutados para las campañas militares inminentes. que son alimentadas en Lasqum.Nómades a través del tiempo. en camino hacia las tierras altas. Šamši-Addu ordenó que las tierras que habían sido concedidas a algunos Haneos (probablemente Bensimalitas). en tiempos de la anterior dinastía rival. “Que los Haneos de los campos que tenían tierras antes en las Orillas del Eufrates las conserven” (Durand 1998: 2: 342-4 texto 641). A cambio de su servicio militar. Ellos ponen a sus ovejas. la dispersión de los pastores levantaba la sospecha de que podrían unirse a la insurrección. en parte porque eran considerados valientes y en parte porque tenían un exceso de mano de obra. Algunos documentos de Mari proveen información sobre las muchas maneras en las cuales se organizaba la leva por medio de un tebibtum. él será aprehendido. Pero si había rebeliones preparándose. no fueran redistribuidas. Cuando se les pregunta (por qué). . ellos responden: “Aquí no hay pasturas y (entonces) nos vamos a los campos altos”. un término que ha sido traducido como “censo” (Durand 1998: 2: 332-9). (Durand 1998: 2: 423-4 texto 680). (Si) sorprenden a uno de los Benjaminitas. 10 Los pastores seminómadas En tiempos de paz la administración quería que los pastores se fueran al país alto. La misma persona que enviaba la última carta intentó en otra ocasión detener a los pastores de partir a las tierras altas bajo el pretexto de que los rebeldes podían atacar las aldeas. Šamši-Addu escribía a su hijo Yamah – Addu: Ve al corazón de la estepa y hazte acompañar por los empleados de La’um y los sugagus de las Orillas del Eufrates (un cuarto del reino de Mari). él escribía: Los hombres que están en las aldeas están listos para partir a las tierras altas. La leva de los pastores Los nómades eran requeridos para apoyar las filas de los ejércitos. los Haneos recibían tierras del palacio. por lo tanto. Mis policías son fuertes. En los campos hay mil hombres que no han dado el juramento.

una industria que debe haber sido de importancia. Jorge Silva Castillo. Una vez. de Himmaran. Teniendo en mente que la carne no constituía la base de la dieta. en tanto había un considerable número de textos administrativos que se refieren a esta actividad económica (Silva Castillo 1981). de Hishamta. De este modo la gente tendrá miedo y se reunirá rápidamente. uno puede inferir que el deseo de ovejas del palacio se puede explicar por su necesidad de tener provisiones de lana para sus talleres para hacer textiles y ropa. que deben haber tenido un gran número de animales en tanto que en cualquier momento dado se necesitaban más de 500 hombres para esta tarea durante varios días (Durand 1998: 2: 671-5 textos 852. En otro documento la resistencia de los aldeanos chocó contra el fuerte brazo del estado.” ¡Eso respondieron! Así. algunos textos hablan de su resistencia. Un oficial escribía: [135] Durante cinco día he estado esperando a los Haneos en el lugar acordado y esas personas no han venido. 853). . si está de acuerdo mi Señor. Las comunidades tribales también contribuían a la economía del reino con la entrega de ovejas. que un criminal sea ejecutado en la prisión y que su cabeza sea cortada y se la haga circular a través de las aldeas de Hutnim a Appan. Los Haneos (ya) vinieron de los campos y están en sus aldeas. Resistencia y rebeliones Estos requerimientos de la administración eran mal recibidos por los grupos tribales. Envié un mensaje a las aldeas de los Benjaminitas y los sugagu de Dumtan me respondieron así: “Que el enemigo venga y tome nuestras aldeas.Nómades a través del tiempo. Así que entonces. dos veces. 2: 428-9 texto 686). ¡Yo los he convocado! Y ellos no se reunieron. ¡Y al menos tres veces! Y no se reunieron. (Durand 1998. en la cosecha de las aldeas benjaminitas no he podido obtener nada. y de Hanna. 11 Los grupos tribales en la economía del estado de Mari Los miembros de las comunidades de aldea también eran requeridos para suministrar fuerza de trabajo para cosechar los campos del palacio y para el esquilado de sus rebaños. Pero el chantaje no tuvo el efecto deseado: Envié personal de Terqa a reunir la gente de Zurubban. envié mensajes a las aldeas. (Durand 1998: 2: 176-7 texto 559). otros de la represión que sufrían. En una carta queda claro que el gobernador de la ciudad de Terqa había intentado reunir gente para cosechar as tierras en el territorio benjaminita bajo del pretexto de la amenaza de un ataque enemigo.

un macizo montañoso entre Mari y Palmira (Kupper 1957: 90). el grupo en los Suteos fue un tercer actor tribal en la historia de Mari. Ellos dijeron. . No es imposible pensar que estas poblaciones representaban un modo de vida más precario que el de los Haneos. estuvieron en el papel central en la historia de las tribus pastoriles en los siglos posteriores al colapso de Mari hacia el 1758 antes de nuestra era. otros a las derrotas que sufrieron (Durand 1998: 2: 505-11). no de la misma rama de los Haneos. Los Suteos estaban activos en torno a las estepas del desierto sirio y el Jebel Brishir. De acuerdo con el jefe de los Benjaminitas Ubrabeanos. Las metáforas de los Ubrabeanos son muy elocuentes: ¡Que tu dios Dagan. Los Suteos. ¿no se diferenciarían por casualidad como las hormigas que son blancas de un lado del río (mientras) del otro lado son negras? Es cierto que se dice: “Tal ciudad es bensimalita y tal otra es benjaminita. quiebre las armas de los Elamitas! Si ellos llegaran a venir a las Orillas del Eufrates. aparentemente. Jorge Silva Castillo. las dos ramas de los Haneos se unirían para hacer un frente común contra el enemigo. La unidad cultural de los grupos haneos Otros documentos parecen ofrecer un panorama en el cual el sentimiento de unidad prevalecía sobre la división. Los Suteos eran una población de lengua y cultura semítica pero. Los Suteos Además de los Benjaminitas y Bensimalitas. La afirmación de que antes de la introducción de los camellos los seminómadas sólo pueden haber sobrevivido en estrecha relación con los agricultores no implica que algunos de ellos no podrían haber subsistido viviendo en tiendas. “Vayamos a las Orillas del Eufrates a atacar (a las poblaciones bensimalitas)” (Durand 1998: 2: 444-6 texto 700). no son sus choques como aquellos de la inundación del río cuando las (impetuosas) aguas río arriba chocan con las (gentiles aguas) río abajo? (Durand 1998: 2: 488-92 texto 733). La tradición dada en la Lista Real Asiria que los primeros 17 ancestros “vivían en tiendas” sugiere que los editores antiguos sabían de grupos contemporáneos que vivían en tales condiciones. como patrón del país. Algunos textos de Mari se refieren a saqueos cometidos por ellos. si la amenaza venía de un enemigo totalmente extranjero. 12 Los Benjaminitas opusieron mayor resistencia al estado y claramente identificaron a los Bensimalitas con la monarquía en el poder en sus dos rebeliones abiertas contra Zimri-lim. que durante el Paleobabilónico aparecían como actores secundarios.” A pesar de todo.Nómades a través del tiempo.

A mediados del siglo XIV los Suteos fueron mencionados en los textos de Amarna interceptando a algunos mensajeros entre Egipto y Babilonia. sucumbió al ataque de los Hititas en 1595 antes de nuestra era. no conocían la agricultura. O quizás los seminómadas habían sido identificados como Suteos en Siria pero como Ahlamu en la Alta Mesopotamia (Liverani 1988a: 716). y por lo tanto cesó la información sobre las tribus que habían mantenido relaciones a veces pacíficas. Otro grupo tribal. pero no lo sabemos. Jorge Silva Castillo. a su turno. Idrimi. En el siglo XV un documento de Alalah. ofrece información interesante. algunos Suteos aparecían entre los grupos que pagaban tributo a Shalmanesar I de Asiria hacia el final del siglo XIII. Terqa se convirtió en el centro de un aparentemente menor Reino de Hana. Las fuentes históricas fueron escasas hasta el siglo XIV. una ciudad sobre el río Orontes. lo que abrió el camino a los Casitas. Este fue muy probablemente una jefatura tribal. a veces hostiles con los gobernantes del período Peleobabilónico. vivían en tiendas. pueblo montañoso que luego se convirtió en amo de Mesopotamia. su refugio era la montaña. no recuperó su importancia. 13 Los Suteos y los Ahlamu en la segunda mitad del segundo milenio [136] Mari. Además de una campaña del rey asirio Arik-den-ili contra los Suteos. . que debe haber sido el desierto de Siria. aunque para ese momento el rey asirio Shalmanesar I los mencionaba entre los aliados de los hititas. Una vez reinstalado en su trono. atravesó la tierra de los Suteos. No es imposible que esta clasificación se deba simplemente a una confusión de los burócratas y escribas que editaron los documentos. A mediados del siglo XIII el rey hitita Hatushili III se excusó de no poder ir a Babilonia porque el camino era inseguro debido a los Ahlamu. un rey fugitivo. ocupada por las tropas de Hammurabi alrededor de 1760 y quemada dos años después. afirmó que apoyaría a los Suteos “que no tienen un lugar de residencia” (Kupper 1957: 97-8). Conocemos apenas algunos nombres de subgrupos de Suteos (Postgate 1981: 53). los Ahlamu y los Yauru. los Ahlameos. La estructura tribal de estas dos grandes formaciones se verifica por el modo en el que los grupos se identifican como la casa de X y los individuos como el hijo de X. eran llamados Suteos en algunos textos. no tenían casas. en tanto para ellos las tribus del desierto habían sido Suteos durante siglos. pero luego con el tiempo predominaron políticamente hasta el punto de ensombrecer a otros grupos Suteos. Quizás los Ahlamu eran subgrupos de los Suteos que al principio eran de poca importancia.Nómades a través del tiempo. Acerca de su modo de vida los documentos del período que emanan tanto de las administraciones urbanas como de textos literarios nos ofrecen sólo los clichés estereotípicos: vivían en la estepa como los onagros y las gacelas. Babilonia.

Jorge Silva Castillo. desde Damasco a Aqaba y desde Palmira al Eufrates (Fales 1989: 122). Los Árabes En los documentos mesopotámicos los Árabes. ni razón humana. los Arameos también fueron llamados Ahlamu en la primera mención de ellos (Postgate 1981: 49). un subgrupo arameo. Los Arameos en el primer milenio Como la confusión que sucedía entre los Suteos y los Ahlamu. y su idioma era el de los animales (Malbran-Labat 1981: 74).Nómades a través del tiempo.Labat 1981: 63). otros se establecieron en áreas cultivables hasta el punto de volverse agricultores sedentarios e incluso habitantes de las ciudades sin perder una fuerte cohesión social y una identidad cultural étnica basadas en un supuesto origen común. nunca eran confundidos con las poblaciones semitas occidentales. donde los pájaros del cielo no construyen su nido” (Malbrand. se convirtieron en la elite que logró hacer de Babilonia la capital del poderoso imperio Neobabilónico. pero se reconocía la aspereza de su hábitat. al comienzo. Eran distinguidos de otras tribus por sus grandes rebaños de camellos que les permitían mayor movilidad. Pero como resultado de su contacto con tribus árabes lentamente adoptaron también la cría de camellos. justo antes del ciclón del siglo XII [137] provocado por la invasión de los Pueblos del Mar. Eran descritos como “habitantes del desierto donde no hay ni siquiera animales salvajes. En el Levante Mediterráneo. Los caldeos. Aparecieron al comienzo del primero milenio en los textos Neo Asirios. Los estados mesopotámicos de Asiria y Babilonia eran más sólidos y así. De los textos sobre el tributo que pagaban los árabes a los asirios se puede . completando así la arameización de todo el Antiguo Oriente Próximo. Las tribus que vivían en Arabia tenían reyes que enfrentaban a los ejércitos mesopotámicos o negociaban con ellos. y la población políticamente dominante se identificaba sobre bases de afinidad étnica (Liverani 1988a: 654-60). En el curso de los seis primeros siglos del primer milenio antes de nuestra era la lengua aramea llegó a prevalecer entre las poblaciones tribales y urbanas desde el Noreste del Mediterráneo hasta el Golfo Pérsico. las grandes formaciones tribales arameas en y alrededor de la Baja Mesopotamia sólo pudieron llenar los espacios de las zonas áridas entre las zonas urbanas y agrícolas. a pesar de hablar una lengua semita. Mientras algunos grupos arameos continuaban practicando el seminomadismo pastoril. Muchos de los arameos de las zonas áridas inicialmente estaban dedicados al pastoreo seminómade con ovejas y cabras. Los clichés sobre su modo de vida eran similares a los atribuidos a otras tribus. algunas de las tribus arameas constituyeron pequeños estados. 14 no reconocían acuerdos.

pero agregan aspectos antropológicos. Más aún. Kupper presenta a los nómades como siempre a la espera de arrojarse sobre los sedentarios. pero que se desbordaría si era débil (Kupper 1957: xiv-xvi y 1959: 124). la desproporción de la información cualitativa que tenemos se hace evidente. Los pastores para él no eran recién llegados o invasores hostiles sino que eran parte de las . pasando de la batalla a la alianza. especialmente camellos. la información de algunas cartas neo-asirias recientemente publicadas ofrece una descripción más matizada. A modo de conclusión De lo que ha sido escrito aquí sobre los grupos tribales antes y después de la Edad de Mari. Si tuviéramos más información sobre los Suteos. lo poco que sabemos es que asaltaban mercaderes y mensajeros. La visión de los semitas como siendo a la vez nómades e invasores fue modificada en la primera gran monografía dedicada a Mari. Esta posición fue mordazmente criticada por Luke. Tenemos más información sustantiva sobre los arameos. [138] Sobre los Amorreos. se enfrentaban a los ejércitos de estados grandes y pequeños y terminaban por someterse a ellos. que insistió en la unidad social y económica de los agricultores y pastores en una cultura aldeana (1965: 277-80). Los asirios mostraban una tolerancia prudente y al mismo tiempo cautelosa hacia los grupos en el territorio de su imperio. los Ahlamu. pero también los ve siempre en un proceso evolutivo hacia la sedentarización (Kupper 1957: xiii). los Arameos y los Árabes. a juzgar por el hecho de que pagaban tributo o impuestos. La naturaleza fortuita de los hallazgos arqueológicos frecuentemente puede distorsionar nuestra perspectiva. si no idénticos. a algunos de los revelados por los documentos de Mari. pero aquí predominaban en gran medida los asuntos militares y políticos. del pillaje a las relaciones económicas (Fales 1989: 126-9). Contrariamente a la imagen tradicional de Árabes agresivos. además de las imágenes estereotípicas de sus modos de vida. y en su participación en el comercio caravanero de especias provenientes de Yemen. 15 deducir que la economía de los árabes nómades estaba basada entonces en la cría de ganado en pie. Los textos de Mari también ofrecen esa clase de información. los Suteos.Nómades a través del tiempo. Su autor interpreta la inmigración de los nómades no como una serie de olas sino como el fluir continuo de un río que podría ser contenido por medio de diques si el estado urbano era fuerte. sociales y económicos invaluables. Parece que las relaciones políticas con los Árabes recién se estaban estableciendo. Ahlamu y Arameos. Jorge Silva Castillo. atacaban a los sedentarios. probablemente encontraríamos algunos procesos que eran al menos similares.

de acuerdo con los intereses de sus líderes. ovejas y lana como pago de impuestos. encontramos algunos individuos tribales interesados en ponerse a ancianos corruptos de su lado. encontramos a ancianos planeando la adhesión de su pueblo a los Bensimalitas y la lealtad al estado. Aún en otras ocasiones a los pastores se les prohibía partir a las tierras altas a pesar de la falta de pasturas para sus rebaños.” (Rowton 1973a: 201). esperaban protección militar del estado y ventajas . realmente estaban compuestas tanto de campesinos como de pastores seminómades cuyos propios intereses no siempre coincidían con los del estado. como las presentadas por Luke. Más aún..Nómades a través del tiempo. Hana se convirtió en una entidad política tribal que duró varios siglos pero que probablemente nunca fue un verdadero estado urbano. ofrecen elementos útiles para acercarse a la comprensión de los fenómenos revelados por los documentos de Mari. aunque el movimiento no era unidireccional o irreversible. El reino de Hana consiste en un buen ejemplo de esto. aunque a veces lo hicieran. Las comunidades de aldea. encontramos oficiales estatales tratando de reunir aldeanos para cosechar los campos o esquilar las ovejas del palacio. y encontramos a otros Haneos dotados de tierras del palacio. Sin ir tan lejos como para concebir una simbiosis idealista entre los seminómades y el estado. se aplica bastante bien a la Baja Mesopotamia. donde lentamente tendían a volverse sedentarios.. propuso en una serie de artículos (1965-81) que el caso de Mari podía ser explicado como un nomadismo circunscripto. Las comunidades tribales. pero en otros casos intentaban que los pastores partieran a las tierras altas y designaban un oficial para encargarse de ellos. después del colapso de Mari. tanto como a una autonomía urbana en un entorno nómade como el imaginado por Rowton. Rowton. El estado necesitaba las contribuciones provistas por las comunidades tribales. y la mano de obra de aldeanos y pastores para la explotación de las propiedades rurales del palacio. aunque probablemente no completamente adecuado para el caso de Mari en tanto allí estaban implicados pueblos tribales. basado en el estudio del nomadismo más reciente bien documentado. Los pastores eran vistos como eventuales reclutas y como virtuales enemigos. reclutamientos para sus tropas. podemos ver que su interrelación apunta a una autonomía tribal en los territorios bajo jurisdicción estatal. 16 comunidades que incluían tanto agricultores como pastores. En algunos casos. entre tribu y estado. No se puede negar que gente de zonas áridas fluía continuamente hacia las urbanizadas e irrigadas. si no son tomados como posiciones exclusivas. una clase de seminomadismo típico de las regiones en las que los grupos tribales conducen sus asuntos en el territorio bajo la jurisdicción de un estado urbano (Rowton 1974) lo que implica una “interacción cercana entre nómades y sedentarios. Jorge Silva Castillo. [139] Lo que vislumbramos en los documentos de Mari es una especie de ambigua interacción entre el estado y los grupos tribales. El modelo propuesto por Kupper. Cada uno de estos autores ha apuntado factores que.

una visión antropológica del modo de vida de los nómades. Postgate para el segundo milenio y Malbran-Labat para el primer milenio. ver bibliografía – N. sino por una simple y comprensible estrategia de supervivencia.Nómades a través del tiempo. ofrece una síntesis útil sobre la historia de Mari centrada en los problemas del nomadismo. Los artículos de Edzard sobre los nómades del tercer milenio. sobre los Arameos. probablemente no sea demasiado riesgoso comparar las migraciones de las estepas a las zonas urbanas del pasado con las migraciones de las zonas rurales a las industrializadas actuales. se rebelaban. los grupos tribales Haneos. provee a los lectores no especialistas de una herramienta excelente para abordar la rica documentación de la edad de Mari. Mundi y Musallam 2000. Lecturas recomendadas Sobre el reciente nomadismo ver Coon 1951. Cuando eso sucedía. ¿las actitudes de los administradores del reino de Mari no nos recordarían las actitudes de los expertos tecnocráticos de hoy? Las peculiaridades de la historia antigua. aún muestran valorables síntesis en Silva Castillo 1981 [Hay traducción al castellano. por supuesto. difieren ampliamente de lo que sucede hoy en día entre las comunidades pastoriles tribales de la región. 17 económicas derivadas de la estructura estatal.] Bibliografía . 1998. Durand 1997. Sin embargo. Heltzer y Arbeli-Raveh 1981. Jorge Silva Castillo. antiguos o modernos. Lipinski 2000. actúan de acuerdo con su propia lógica. ver Buccellati 1966. Colaboraban con él cuando parecía conveniente para ellos. complementado con Fales 1989. sobre los Árabes Ephal 1982. Si no observamos las circunstancias superficiales y nos enfocamos en el significado profundo del fenómeno. Las actitudes aparentemente contradictores de los oficiales de Maria muestran cómo los gobernantes de un estado urbano. se suscribían a dicha lógica. 2000. sobre los Tuteos. ya fueran Benjaminitas o Bensimalitas. y entonces el estado respondía con represión. Sobre el antiguo nomadismo fuera de Mari. Todos los estados urbanos. Matthews 1978. pero resistían cuando no era así. sus artículos escritos por especialistas sobre la evolución y presente situación del pastoralismo nómade y seminómade en el Cercano Oriente [140] Sobre el pastoralismo tribal en la edad de Mari los recientes publicados Documents épistolaires du palais de Mari. sin importar su origen tribal. Ellas son motivadas no por ninguna clase de agresividad de los inmigrantes hacia la gente de las ciudades. de R. En ingles ver Heimpel 2003.

U. Beirut: CERMOC. La circulation des biens. J. Pisa: Giardini. (Comp. Copenhagen: Akademisk. 1951: Caravan: The Story of the Middle East. “Nómades mesopotámicos en el tercer milenio a.I. 1991: Sédentarisation et passage récent au nomadisme en Mésopotamie syrienne.). 1950–1990.Nómades a través del tiempo. G. M. 1980: Salamieh et sa Région. Mario 1989: Pastorizia e politica: nuovi dati sugli Arabi nelle fonti di età Neo-Assira. y J.-M. En Mutations rurales au Moyen Orient. Naples: Istituto Universitario Orientale. Paris: Recherche sur les Civilisations. D. Naples: Seminario di Semitistica.] Fabietti. 2003: Letters to the King of Mari.) 1981. Jorge Silva Castillo. Paris: Recherche sur les Civilisations. D. d’après les archives royales de Mari. G. Alster (ed. G. and S. 197–208. Heimpel. Charpin and F. En Mundy. M. Heltzer. C.-R. 1997. C. Fales. Mexico City: El Colegio de México. Paris: Recherche sur les Civilisations. Cambridge: University of Cambridge Oriental Publications. Avanzini (ed. Edzard. D’Hont. Birot. M. 4. en: Silva Castillo. 1966: The Amorites of the Ur III Period. En Durand. Bardet. Arbeli-Raveh 1981: The Suteans.-M. y B. M. Problemi di onomastica semitica meridionale. Boyer. J. R. O. Durand 1985: La prise du pouvoir par Zimri-lim. 1992: Unité et diversités au Proche Orient à l’époque Amorrite. 18 Al-Dbiyat.. New York: Holt. R. En A. Musallam (eds) 2000: The Transformation of the Nomadic Society in the Arab East. M. Kupper (eds) 1985: Miscellanea Babylonica: mélanges offerts à Maurice Birot. J. Buccellati. Anbar. 1990: The Camel and the Wheel. En B. Jacobsen.-M.-M. 1980: Un rituel de Mari relatif au kispum. Amman. 1985: La distribution géographique des Bini-Yamina. y J. (ed.”. D. 1900–1980. pp. Charpin. W. Chicago. Bocco. M. IN: Eisenbrauns. New York: Columbia University Press. Joannès (eds). Three vols.). [En castellano: Edgard. de R. Paris: Geuthner. y B. En Mundy. 1984: Archives administratives de Mari 1. Coon. 2000: State Policies and Bedouin Adaptations in Saudi Arabia. J. Paris: Cerf. IL: University of Chicago Press. 1958: Textes juridiques.) 1981: Nomads and Sedentary Peoples. Musallam (eds) 2000.A. des personnes et des idées dans le Proche-Orient ancien. 2000: International Organizations and the Settlement of Nomadism in the Arab Middle East. 3444 – N.R. M. Death in Mesopotamia. Durand. 1981: Mesopotamian Nomads in the Third Millennium BC. 1998. T. En D. En Silva Castillo. 2000: Documents épistolaires du Palais de Mari. J. . Bulliet. Durand. Tours: Université François Rabelais. 1939: The Sumerian King List. Winona Lake.

1988. M. 19 Kupper.) 1981. J. E. 2000: Environment and Development. M. dissertation. en: Silva Castillo. “El nomadismo en la época Neo-asiria”. F. 277–84. J. (Comp. N.] Postgate. Rome: Laterza. società . (ed. Luke. Cambridge: University of Cambridge Oriental Publications. P. Musallam (eds) 2000: The Transformation of the Nomadic Society in the Arab East.) 1981. economia. . pp. 109–21. M. Musallam (eds) 2000. 1957: Les nomades en Mésopotamie au temps des rois de Mari. Lipinski. and B.-R. En Mundy. 47–56. Rowton.D. Sterling. J. University of Michigan. Journal of the Economic and Social History of the Orient. (Comp.Nómades a través del tiempo. de R. P. New York: Routledge.) 1981: Nomads and Sedentary Peoples.-R. 1992. Kupper (ed. 57–76. Paris: Belles Lettres. 2000: The Aramaeans.] Métral. J. (Comp.). 45-55 – N. J.[ En castellano: Malbran-Labat. pp. J. Postgate. Rowton. Rowton. En Mundy. 123–44. [En castellano: Postgate. 17. En J. Musallam (eds) 2000. M.] Talon. M. N. 1991: Antico Oriente: Storia. 1981: Le nomadisme à l’époque Néo-Assyrienne. Jorge Silva Castillo. London. J. En Silva Castillo. En Silva Castillo. Va. El Colegio de México. M.-R. Orientalia. y B.: Peeters. 1981 – N. En Durand. Ph. 1965: Pastoralism and Politics in the Mari Period. y B. Silva Castillo. 1985: Quelques réflexions sur les clans Hanéens. Malbran-Labat. N. de R. F. Mexico City: El Colegio de México. Mundy.[ Silva Castillo. 1974: Enclosed Nomadism. y J. J. Liverani. 42. 2000: Managing Risk: Sheep-Rearing and Agriculture in the Syrian Steppe. 6–16. “Nomades y sedentarios en las fuentes asirias medias”.) Nomades y pueblos sedentarios.) 1981. Sanlaville.-M. (ed.) 1981. Paris: Belles Lettres. en: Silva Castillo. J. (ed. 1973: Autonomy and Nomadism in Western Asia. J. M. Kupper (eds) 1985. J. F. de R. 56-76 – N. 1981: Nomads and Sedentaries in the Middle Assyrian Sources. 1965: The Physical Environment and the Problem of the Nomads. La Civilisation de Mari. J. México. 1994: Early Mesopotamia. Leuven.