You are on page 1of 11

TEMA 1-2. El liberalismo económico, el sistema capitalista y el movimiento obrero. A) El liberalismo económico.

Es una doctrina económica, es decir, un conjunto de ideas económicas, las cuales fueron propuestas por Adam Smith en la 2ª m. s. XVIII. La obra más conocida de Adam Smith y que se considera como la fundadora del liberalismo económico es “La riqueza de las naciones” de 1776. Ideas y principios y fundamentos Contexto con respecto a la producción de productos manufacturados … gremios  ordenanzas gremiales. Fue testigo de las primeras industrias (Inglaterra), la industria producía al margen de las ordenanzas gremiales, producía en mayor cantidad y a precios mucho más bajos. La idea del liberalismo económico es que el afán de enriquecimiento es legítimo, que el egoísmo es una fuerza positiva para la sociedad. Si todos los individuos de una

sociedad luchan por su particular, entre todos enriquecimiento general.

enriquecimiento lograrán el

Todo individuo que acude al mercado, siempre que actúe dentro de la ley, tiene el derecho a enriquecerse. Que la intervención del Estado en el mercado debe ser mínima. No reglamentación para el mercado. El Estado se haría cargo de ciertas funciones que la iniciativa particular no puede cubrir: mantener unas fuerzas de seguridad y un ejército; un sistema judicial (jueces, tribunales…); unos servicios públicos que la iniciativa particular no puede cubrir sino parcialmente. La no intervención del Estado en el mercado recibe el nombre de laissez faire (dejar hacer), es el sistema de libre mercado. Leyes naturales del mercado (mano invisible) corregirían los desequilibrios del mercado. De estas leyes naturales la más importante sería la ley de la oferta y la demanda. La oferta es todos aquellos bienes y servicios que se llevan al mercado para ser vendidos. La demanda está compuesta por

todos bienes y servicios que se quieren comprar y se van a comprar. Las ideas del liberalismo económico aplicadas al mercado de trabajo suponen: Concurren los empresarios (necesitan trabajadores) y trabajadores (van en busca de un puesto de trabajo). El empresario ofertará el salario más bajo posible dentro de las condiciones concretas del mercado. El trabajador irá con la idea de obtener el mejor salario posible, dentro de las condiciones del mercado. Salario y condiciones de trabajo: duración de la jornada laboral; días libres, etc, etc. El liberalismo económico sostendría que el Estado no interviniese en el mercado laboral. Si éste genera desequilibrios (por ej. salarios tan bajos que no cubran la subsistencia), el Estado no intervendría, las leyes naturales del mercado corregirían estos desequilibrios. El mercado laboral durante el siglo XIX El proceso de industrialización se hizo siguiendo las ideas del liberalismo económico. Se estaba produciendo paralelamente a la industrialización una explosión demográfica (crecimiento cada vez más acelerado de la población). Antes de la revolución industrial la

población mundial no alcanzaba los 1.000 millones de habitantes. Abundancia estructural de mano de obra  crecimiento demográfico. Industria incapaz de absorber. Crisis … Cómo afectaba todo esto a las condiciones laborales - En salarios: tendían a ser muy bajos, por debajo del nivel de subsistencia (nivel de supervivencia) – el salario de un trabajador industrial no cubría el nivel de subsistencia de una familia. Trabajaba ella por salarios más bajos aún y trabajaban los niños por salarios aún más míseros. Mecanismo de reproducción de la desigualdad social.  Situación sin regulación del mercado laboral. - Jornada laboral (duración de la jornada): A principios del s XIX estaba sobre las 14 horas diarias de media. En algunos casos se respetaba el descanso dominical. A finales del s XIX la jornada diaria estaba sobre las 12 horas como media. La JORNADA DE 8 HORAS fue una reivindicación fundamental del movimiento obrero durante el s XIX. No se consiguió hasta aproximadamente los años 30 del s XX.

 En los países desarrollados, a partir de la II Guerra Mudial (1945), se implantó la jornada de 40 horas semanales. - Enfermedad, jubilación (seguridad social): No hubo seguridad social hasta el s XX. Si te enfermabas no cobrabas y cuando ya eras lo suficientemente viejo como para no poder trabajar, nadie te pagaba a una pensión. Las condiciones de vida de la clase trabajadora industrial a lo largo del s XIX La población procedente del campo se establecía en barrios obreros que carecían de los más mínimos servicios. Alcantarillado. Luz eléctrica con mucho retraso. Hacinamiento. Conclusión La idea de Adam Smith de que la búsqueda del enriquecimiento particular generaría el enriquecimiento social (general) era una idea optimista, muy en la línea de los ilustrados. La primera y la segunda revolución industrial, la historia del siglo XIX y parte del XX parece mostrar que el libre mercado, lejos de provocar el enriquecimiento general, tiene entre otras consecuencias el enriquecimiento de una minoría (la burguesía) y el empobrecimiento de la gran mayoría de los

trabajadores industriales. Es decir, una sociedad muy desigual en el reparto de la riqueza. B) El sistema capitalista. Definición de capital Medios de producción: Capital privado (propiedad particular) o capital público (el Estado). Definición de sistema capitalista: es un sistema basado en la propiedad privada de los medios de producción (capital) y en el que los propietarios del capital buscan el máximo beneficio (maximizar los beneficios, minimizar los costes). No es incompatible con la existencia de capital público, pero hay un predominio del capital privado frente al capital público.

C) El movimiento obrero. El movimiento obrero es la movilización, la lucha y la organización de los trabajadores por mejorar sus condiciones de trabajo y de vida.

Comenzó alrededor de los años 20 del s XIX, con la primera revolución industrial. Ludismo: fase primitiva del movimiento obrero (romper máquinas). Las Trade Unions. Gran Bretaña a partir de 1824. Primeros sindicatos. Organizaciones para promover la mejora de las condiciones laborales y vitales. No son partidos políticos  no existen para tomar el poder o parte  no se presentan a las elecciones. Nacieron como organizaciones de ayuda a los trabajadores en caso de baja. Posteriormente ayudar en caso de huelga. Fueron legalizadas en Gran Bretaña a partir de 1824. En otro países los sindicatos fueron legalizados mucho más tarde. El argumento que se esgrimía para prohibir los sindicatos – que iban contra el libre mercado (laboral en este caso). El cartismo fue un movimiento cuyo nombre proviene de una “Carta del Pueblo” en la que los firmantes hacían una serie de peticiones en 1838. Planteaba reivindicaciones de tipo político favorables a la clase trabajadora: sufragio universal (masculino), eliminar el requisito de ser propietario para ser diputado, salario para los diputados (para que la clase trabajadora pudiese tener representantes en el

parlamento  en el poder legislativo, el voto secreto, etc. La Asociación Internacional de Trabajadores (A.I.T.) o I Internacional. Londres, 1864. Coordinaba distintas organizaciones obreras de distintos países europeos.  por eso se llamó “internacional”, también porque se extendió la idea internacionalista entre las organizaciones de trabajadores: “la clase trabajadora tiene los mismos propósitos en todos los países, la clase trabajadora no tiene banderas nacionales”. La internacional se disolvió en 1876. El principal motivo por el que terminó sólo 12 años después de ser fundada fue la discrepancia entre dos corrientes ideológicas que se desarrollaron en su seno: el marxismo (Karl Marx) y el anarquismo (Mijail Bakunin). Las coincidencias Estas dos corrientes ideológicas tenían en común su crítica al sistema capitalista por la desigualdad que generaba y las duras condiciones para los trabajadores. Tanto el marxismo como el anarquismo son anticapitalistas.

Son corrientes ideológicas que propugnan la igualdad social. No sólo la igualdad ante la ley, que propusieron los ilustrados (liberalismo, a partir del s XIX), sino la igualdad social e incluso la desaparición de las clases sociales. Las diferencias entre el marxismo y el anarquismo La diferencia fundamental estaba en el papel que daban al Estado. Para los anarquistas el origen de la desigualdad, de la injusticia, de la violencia… se encontraba en el Estado y se planteaban la destrucción del Estado para lograr una sociedad igualitaria. Esta sociedad igualitaria, llamada comunismo libertario, estaría organizada en pequeñas comunidades en las que la propiedad estaría colectivizada, no existiría la propiedad privada, y estas comunidades se unirían a otras libremente. El anarquismo parte de la idea (ilustrada por lo demás) de que el hombre es bueno por naturaleza. Como decía Buenaventura Durruti (anarquista español): llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Para el marxismo el origen de la injusticia, la desigualdad, la opresión… se encontraba en la sociedad de clases. Para lograr una sociedad justa e igualitaria habría que suprimir

las clases sociales y esto lo haría un Estado proletario (de los trabajadores): un Estado en el que el poder lo tendría la clase trabajadora. Ese Estado sería la dictadura del proletariado y llevaría a cabo la supresión de las clases sociales y por tanto de las desigualdades sociales. Hacer que el capital pase de ser privado a ser colectivo. Los marxistas llamaban a esta sociedad la sociedad socialista (los medios de producción serían propiedad social). Tras un tiempo en esta sociedad el Estado devendría innecesario. Diferencia en estrategia a seguir. En promover la formación de sindicatos en los países europeos los anarquistas y los marxistas estaban de acuerdo. Estaban en desacuerdo en promover la formación de partidos políticos obreros (partidos con un programa político favorable a la clase trabajadora). La II Internacional En 1889 se creó. Se disolvió en 1916. Tuvo una orientación marxista. En 1875 se había formado el SPD (Partido Social Demócrata Alemán): un partido con ideología marxista y con un programa político favorable a la clase trabajadora. La II Internacional impulsó la formación de partidos obreros. En Gran Bretaña el LP

(Partido Laborista), en Italia el PSI (Partido Socialista Italiano), en Rusia el POSDR… En España se fundó el PSOE en 1879 y la UGT (Unión General de Trabajadores) en 1888. La reivindicación más importante de la II internacional fue la jornada de 8 horas. Lo planteaban como 8 horas de trabajo, 8 horas de descanso y 8 horas de cultura. También el 1º de mayo como fiesta de los trabajadores. Se disolvió en 1916 debido a la I Guerra Mundial. Corriente cristiana en el movimiento obrero Se desarrolló a lo largo del siglo XIX. En 1891 el Papa León XIII promulgó la encíclica rerum novarum centrada en la situación de la clase trabajadora.