You are on page 1of 4

EL ASEDIO AL ÁLCAZAR DE TOLEDO ( 18 de julio y el 28 de septiembre de 1936) http://www.momentosespañoles.es/subseccion.p hp?

categoria=11
http://toledoolvidado.blogspot.com.es/2008/11/el-asedio-al-alczar-detoledo-en.html

PROTAGONISTAS José Moscardó ( de Filipinas a Toledo): Nació en Madrid en 1878. Fue degradado tras la entrada en vigor de la Ley de Reforma Militar de Azaña en 1931, permaneció en el Ejercito como director de la Escuela Central de Gimnasia de Toledo y comandante militar de la ciudad. Fue la cabeza del alzamiento en Toledo y dirigió la defensa del Alcázar. Tras la liberación del Alcázar se hizo cargo de una de las columnas que intentaba tomar Madrid desde el norte. En 1938 se encargó de romper las líneas republicanas en Aragón, tomó Barcelona y llegó hasta la frontera francesa. Tras la guerra fue jefe de la Casa Militar del Jefe del Estado, jefe de las milicias de Falange y capitán general de varias regiones. Murió en Madrid en 1956. José Riquelme ( el africanista republicano): Nació en Tarragona en 1880. Se mantuvo al lado de la República durante el estallido de la Guerra Civil y se le encomendó la dirección de las tropas que fracasaron en el intento de tomar el Alcázar de Toledo. Tras sufrir dos derrotas, en Talavera de la Reina y en Oropesa, fue acusado de traición. Después de ser absuelto fue nombrado comandante militar de Barcelona. Y, al producirse la caída de Cataluña en manos de los sublevados, se exilió a París. Allí residió hasta su muerte en enero de 1972.Su exilio lo dedicó a ayudar a refugiados españoles. El 18 de julio de 1936 la radio había difundido la noticia del alzamiento de las tropas de Melilla contra la deriva revolucionaria del Gobierno. Toledo, ciudad militar por la existencia de la academia y las escuelas centrales de equitación y gimnasia, tenía como comandante a José Moscardo. Éste no había conspirado en la preparación del golpe, pero no lo dudo e intentó hacerse con la ciudad para la causa de los alzados. Fracasó en su intento y no le quedó otra opción que hacerse fuerte con los más fieles dentro del Alcázar, que presidía la cota más alta de la ciudad. LAS FUERZAS REPUBLICANAS 5.000 milicianos de la CNT- FAI y la UGT, además de Guardias de

Asalto. Tenían varias piezas de artillería, unos pocos vehículos blindados y 2 o 3 tanquetas. La mayoría de los milicianos carecía de instrucción militar y desperdiciaban municiones disparando contra los muros del Alcázar ( El Alcázar recibió más de 13.000 impactos directos de artillería) LOS DEFENSORES DEL ALCÁZAR Eran 800 guardias civiles, 58 cadetes de la Academia de Infantería, 1 de la Artillería y 110 civiles, muchos de ellos acompañados de sus esposas e hijos( en el edificio se sabe que había 520 mujeres y 50 niños), se fortificaron a la espera de que las columnas de África tomasen la ciudad. En total, vivieron durante el asedio 670 civiles. Las armas de las que disponían eran fusiles Mauser y mosquetones, 1 mortero , 13 ametralladoras y granadas. El 21 de julio todos los defensores estaban ya en el interior. Ese mismo día, al mediodía, se producen bombardeos diarios. (Un avión Fokker FVII comenzó un bombardeo intensivo arrojando una docena de bombas, sobre las zonas habitadas del edificio. Tres horas después, otras tres aviones se sumaron a los bombardeos y al día siguiente recibieron la primera de las amenazas para que procedieran a su rendición. Después de 18 días de bombardeos diarios, el 8 de agosto, los republicanos comienzan a bombardear con bombas de gases lacrimógenos. Algunas cayeron en el patio del Alcázar; otras, por error sobre las propias posiciones republicanas. El 23 de julio amenazaron al líder de los defensores , José Moscardó, con fusilar a su hijo si no liberaba el Alcázar. Se negó y el joven fue fusilado, un mes más tarde- 23 de agosto-. Durante las primeras semanas, los atacantes lanzaron artillería ,disparos de fusiles contra el edificio y bombardeos diarios. Las Fuerzas Aéreas de la República bombardearon en 35 ocasiones lanzando 500 bombas y 235 latas de gasolina. Del 15 al 30 de agosto, la artillería republicana fue reforzada con nueve baterías ( Obús Schneider de 155 mm.). Consiguieron abrir una brecha en la defensa pero no lograron entrar en el recinto. Los escombros sirvieron como parapeto a los sitiados.

Del 1 al 8 de septiembre, emplearon en batir el edificio con 20 piezas de artillería. El 9 de septiembre se entrevistaron los comandantes Vicente Rojo y José Moscardó. Eran viejos amigos y compañeros de armas. Vicente Rojo, en representación del Gobierno republicano, propuso la rendición de los sublevados. Moscardó rechazó la rendición y se endurecieron los combates y aumentaron hasta casi 6.000 combatientes, de los 3.000 iniciales. Moscardó en el encuentro hizo dos peticiones a su amigo y compañero, Rojo: las dos peticiones las cumplió. 1ª petición: que permitiera entrar a un sacerdote para bautizar a los dos niños nacidos en el interior del Alcázar y confesarse a los sitiados. 2ª petición: proteger a su esposa y a su hija que se encontraban en Madrid. El 18 de septiembre, tras el fracaso de las tropas sitiadoras, los republicanos colocaron varias minas para dinamitar el edificio( 2 bombas de 2.500 Kg de trilita) Destruyeron sus torres, pero no consiguieron ocuparlo a pesar , de los 4.200 soldados republicanos empleados en el asalto. La seguridad en el triunfo era tal que la mayoría del Gobierno republicano acudió como testigo de los hechos. Tras una lucha encarnizada, que llegó al cuerpo a cuerpo, los atacantes fueron rechazados. Nueve días después era liberado( 27 de septiembre): Una sección de regulares mandada por el teniente Lahuerta consiguió contactar con los sitiados logrando la liberación. Las tropas nacionales entran en Toledo, con el general Varela al frente. Un día después Franco entraba en la ciudad y visitaba las ruinas. Las tropas de Franco se desviaron de su ruta hacia Madrid para socorrer el Alcázar. Y eso tal vez prolongó la Guerra, pero fue un golpe de efecto que elevó la moral del bando sublevado. RACIONAMIENTO: El asedio duró 70 días. Los sitiados comían potaje de trigo con un poco de carne de mulo y un panecillo de 150 gr.. El agua provenía de 4 aljibes subterráneos. Los familiares de uno de los fusilados ,el 23 de agosto , advirtió a los refugiados del Alcázar de la existencia de un deposito de trigo en una sucursal bancaria cercana al Alcázar. Eso les permitió a los refugiados del Alcázar convertir el trigo en pan. ¿ Cómo? Haciendo un túnel y con

los motores de unas motocicletas moler el trigo. Esto fue la salvación para los defensores del Alcázar de Toledo, durante los 70 días de asedio.