You are on page 1of 3

La Huella Ecológica

Para entender mejor el significado de huella ecológica, primero debemos de hacernos un par de preguntas a nosotros mismos: ¿Cuánto necesitamos para poder vivir y cuánto es lo que usamos? Como sabemos, todo ser vivo necesita de energía para vivir; en nuestro caso, la cantidad de recursos que utilizamos depende de nuestro estilo de vida. Las personas que viven en la ciudad, en su mayoría, desperdician mucha agua, utilizan bastantes aparatos eléctricos, consumen alimentos exportados, viajan en auto y en avión, producen demasiada basura, etc. Todo lo contrario ocurre con las personas que viven en zonas rurales, las cuales usan poca agua y pocos aparatos eléctricos, se alimentan de sus siembras, viajan a pie o a caballo, producen muy poca basura, etc. Mientras más recursos utilizes, como es el caso de los habitantes en la ciudad, estás reduciendo la superficie de los bosques, praderas, desiertos, manglares, y la calidad de los mares del mundo. Teniendo claro esta introducción, podemos afirmar que la huella ecológica viene a ser el impacto individual (una persona) o colectivo (una ciudad o un país) que se efectúa sobre la Tierra, para satisfacer lo que se consume y para absorber sus residuos. Es por eso que los habitantes en zonas rurales tienen una huella ecológica muy pequeña. Desde un punto de vista global, 1.8 hectáreas es la cantidad de terreno que tendría que tener cada habitante de la Tierra repartido equitativamente para satisfacer todas sus necesidades durante un año; esto es, que la biocapacidad del planeta por cada habitante es de 1.8 hectáreas. Lamentablemente, esta cifra no se da en la actualidad, sino que fluctúa entre 2.5 y 3.0 hectáreas; es decir, estamos consumiendo más recursos y generando más residuos de los que el planeta podría generar y admitir.

Radiaciones ionizantes y no ionizantes
Las radiaciones ionizantes son energías liberadas por los átomos en forma de ondas electromagnéticas (rayos gamma o rayos X) o partículas (partículas alfa y beta o neutrones). Las personas están expuestas a diario a fuentes naturales de

esto es porque se trata de energías bajas. la industria y la agricultura. ultravioleta). presenta una serie de riesgos. y la externa se produce cuando el material radiactivo presente en el aire se deposita sobre la piel o la ropa. ondas o partículas que no son capaces de arrancar electrones de la materia. visible. Las radiaciones no ionizantes son menos peligrosas que las radiaciones ionizantes.Empleo de agentes quelantes en el tratamiento de la intoxicación por metales pesados: Los agentes quelantes evitan los efectos tóxicos de los metales pesados por la capacidad que tienen de reaccionar con estos cationes para . La principal fuente de radiación natural es el radón. la exposición a ella. como los más de 60 materiales radioactivos naturales provenientes del suelo. Aunque por sus características este tipo de radiación no es capaz de alterar químicamente la materia. La exposición a la radiación puede ser interna o externa: La exposición interna se produce cuando un radionúclido es inhalado o ingerido. El daño que causan las radiaciones ionizantes depende de la dosis recibida o absorbida. pero también depende del tipo de radiación y de la sensibilidad de nuestros diferentes órganos y tejidos. el aire y la vegetación. Algunos ejemplos para el mejor entendimiento de esta interacción: . Pero también estamos expuestos a las radiaciones provenientes de fuentes artificiales. A pesar de que estas radiaciones tienen muchas aplicaciones beneficiosas en la medicina. el agua. gas natural que emana de las rocas y la tierra. fundamentalmente para la visión. Ejemplos de Antagonismo: El antagonismo es la interferencia (disminución o anulación) de la acción de una sustancia química mediante la acción de otra. a medida que aumenta su uso también los hacen los posibles peligros para la salud si no se utilizan adecuadamente. fundamentalmente frecuencias ópticas (infrarrojo.radiación ionizante. como es el caso de los rayos X y otros dispositivos médicos.

soluble y de fácil excreción renal. se utiliza el antagonista deferoxamina.formar complejos cíclicos más estables que los correspondientes a la combinación del metal con ligandos del organismo. que posee la propiedad de combinarse con el hierro trivalente de los depósitos orgánicos. ya que este metal a menudo puede ser causa de envenenamiento en niños de corta edad que ingieren. .Empleo de antiácidos para neutralizar la acidez de la secreción gástrica. . En estos casos. por accidente. . dosis masivas de sales ferrosas utilizadas para combatir la anemia ferropénica. con la finalidad de eliminar el metal del organismo.Empleo de protamina en el tratamiento de las hemorragias por sobredosificación de heparina: La hemorragia leve causada por la heparina por lo general puede controlarse sin la administración de su antagonista específico. Entre las intoxicaciones por metales pesados resulta particularmente importante la producida por el hierro. para formar un quelato de bajo peso molecular. esenciales para los procesos metabólicos celulares.