You are on page 1of 4

RA S GO Rasgo puede ser una acción digna de elogio: “Los soldados mostraron sus rasgos heroicos al resistir la invasión

enemiga en inferioridad de condiciones”, “El actor volvió a hacer gala de su rasgo de caballerosidad y sedujo a las mujeres presentes”. Otro uso del concepto hace mención a una expresión oportuna: “La obra sorprende con un rasgo de comicidad en medio de una trama que no escatima en escenas violentas”, “El protagonista introdujo un rasgo de suspenso que conmovió a los espectadores”. Los trazos y líneas que se realizan al escribir las letras también se conocen como rasgos: “No entiendo los rasgos del médico en esta receta”, “Voy a tener que pedirte que reescribas el artículo ya que los rasgos son confusos”. Los rasgos lingüísticos son aquellas características que permiten diferenciar una unidad lingüística de otras de la misma lengua. Por lo general, los rasgos lingüísticos más notorios son aquellos vinculados a los fonemas. El seseo es un ejemplo de rasgo lingüístico que distingue a ciertas variantes del español. La expresión “a grandes rasgos”, por último, hace referencia las líneas principales de algo, sin entrar en detalles: “La explicación del acusado, a grandes rasgos, conformó a los investigadores”. Sonido y fonema Fonema Si en la palabra casa cambiamos la primera -a- por una -o- (cosa) se produce un cambio de significado. Esta diferencia fonética es distintiva. Decimos entonces que el sonido -a- es un fonema del espaool. Sus distintas realizaciones fonéticas no nos impedirán asociar ese sonido con el fonema -a-. Fonema: la unidad fonológica más pequeoa en que puede dividirse un conjunto fónico. En el ejemplo visto, constituyen fonemas de la palabra -casa/k/, /a/ y /s/. Alófono Veamos el siguiente ejemplo: un [b]eso - mi [β]eso. Los hablantes perciben estas dos realizaciones fonéticas de la palabra besocomo si fueran la misma, ”oyen la misma palabra”, y no se percatan de que se pronuncia de manera distinta. La diferencia entre los dos sonidos no permite distinguir palabras en espaool y por eso los hablantes tienen dificultades para reconocer las realizaciones como diferentes. Decimos, entonces, que las distintas realizaciones fonéticas corresponden al fonema /b/ y que esas realizaciones son alófonos del fonema /b/. Alófonos o variantes combinatorias: diferentes realizaciones fonéticas de un fonema de acuerdo con el contexto en que esté situado. Un solo fonema, según las modificaciones que sufre por la acción de los sonidos que lo rodean, puede variar su lugar e incluso su modo de articulación sin que por ello cambie el valor significativo de la palabra.

2.2.3. Par mínimo La oposición de significado que se da en casa / cosa nos dice que tanto /a/ como /o/ son fonemas del espaool y que las palabras forman un par mínimo. Un par mínimo también lo constituyen /p/ y /k/ en la oposición paso / caso. ¿Constituyen ['beso] y ['βeso] un par mínimo? ¿Son los dos sonidos fonemas del espaool? La respuesta es negativa, ya que la distinción no comporta un cambio de significado. En este caso, decimos que [b] y [β] son alófonos del fonema /b/. Distribución de la fonema Los alófonos de un determinado fonema aparecen en unas posiciones concretas y no en otras. En el ejemplo anterior, [b] y [β] son alófonos que se encuentran en distribución complementaria porque donde aparece [β] (p.ej., entre vocales) no puede aparecer [b]. La distribución libre, en cambio, no implica que en una posición determinada se encuentre normalmente un solo alófono, sino que pueden concurrir en ese mismo contorno todos los alófonos que posea un determinado fonema. 2.2.5. Oposición La relación que existe entre dos fonemas conmutables. Así decimos que /t/ y /d/ se oponen porque el primero es [-sonoro] y el segundo [+sonoro] y su conmutación puede producir cambios de significado (p.ej., tanto y dando). 2.2.6. Neutralización La pérdida en ciertas posiciones de la función distintiva de dos fonemas. Como se verá en el párrafo 2.6.4.3. de este capítulo, los tres fonemas nasales del espaool se neutralizan en posición silábica postnuclear (implosiva), es decir que en una determinada posición puede aparecer cualquiera de los tres sin que cambie por ello el significado de la palabra. 2.2.7. Archifonema El fonema resultante de la neutralización de dos fonemas que tiene como característica principal el rasgo común a ambos (véase2.6.4.3). 2.3. Los fonemas del espaool: las vocales Las vocales son fonemas sonoros y abiertos que se distinguen entre sí por su timbre (onda sonora) característico. El aire vibrante que sale por la glotis encuentra en la faringe, las fosas nasales y la cavidad bucal una caja de resonancia de dimensiones y forma variables para cada vocal. Mientras que las consonantes establecen un obstáculo al paso del aire, las vocales se caracterizan por la ausencia de cualquier obstáculo. Sin embargo, resulta difícil establecer una división rigurosa entre consonantes y vocales dada la naturaleza

vocálica de las líquidas en varias lenguas indoeuropeas, p. ej. el serbio [srdze]. Además, en fonética histórica son bastante frecuentes los casos de vocalización de las consonantes (latín vulgar multu > esp. muy) y de consonantización de las vocales (latín vulgar maiu > esp. mayo, latín jocare > esp. jugar). • Desde el punto de vista fonético, las vocales, a diferencia de las consonantes, son los sonidos que presentan el mayor grado de abertura de los órganos articulatorios. • Desde el punto de vista fonológico, las vocales, a diferencia de las consonantes, tienen la capacidad de formar núcleo silábico: me-sa, al- can-ce, e-ru-di-ción (margen silábico = consonante + ) núcleo silábico = vocal ( + margen silábico = consonante) El timbre constituye la característica más relevante y distintiva del sonido y depende no sólo de la frecuencia de la onda acústica sino también de la naturaleza y forma del cuerpo que lo produce. En el caso de los sonidos articulados, el cuerpo que los produce es la boca o el aparato fonador en su conjunto. Suponiendo que pronunciamos las vocales [i], [e], [a], [o], [u] con la misma intensidad, éstas se diferencian por frecuencias diferentes que son el resultado de los cambios producidos en el aparato fonador. Por ejemplo, a. si la frecuencia de la onda acústica es alta, el timbre es agudo [i]. Esto se debe a que la lengua presenta una posición anterior y próxima al paladar duro y entonces la cavidad bucal resonadora anterior es bastante pequeoa; b. si, en cambio, la frecuencia de la onda acústica es muy baja, el timbre es grave [u]. El timbre grave es el resultado de la posición posterior y próxima al velo del paladar que toma la lengua, lo que hace que la cavidad bucal resonadora anterior sea bastante grande; c. en el caso de la vocal [a], el timbre es intermedio o neutro y se debe a la posición plana, o sea media y baja de la lengua (la posición normal que tiene la lengua cuando se respira). Debido a tal posición se crean dos cavidades de resonancia (anterior y posterior) prácticamente iguales y, por consiguiente, el sonido vocálico producido presenta un timbre intermedio entre el timbre alto de la vocal [i] y el grave de la vocal [u]. El sistema vocálico espaool conoce cinco fonemas: /i/, /e/, /a/, /o/, /u/. • Los fonemas /e/ y /o/ presentan unos alófonos algo abiertos en las siguientes situaciones: i) en contacto con [r]: cerro , reto, corre, robo; ii) cuando preceden al sonido [h]: ceja, ojo; iii) cuando forman parte de un diptongo decreciente: seis, sois; iv) el alófono abierto de /o/ se produce, además, en toda sílaba trabada por consonante: corte, bolso, mientras que el alófono abierto de /e/ aparece cuando se halla trabado por cualquier consonante que no sea [d], [m], [n], [s], [θ]: belga, vez. • El fonema /a/ presenta tres alófonos:

i) un alófono palatal, cuando precede a una consonante palatal [g], [ ], [i], [j]: calle, cańa, macho; ii) otro velarizado que se produce cuando precede a las vocales [o], [u] o a las consonantes [l], [h]:ahogo, causa, alma, caja; iii) un alófono medio que aparece en todos los contornos fónicos no mencionados anteriormente: casa,contad.