You are on page 1of 3

Guerra de Irak Artículo principal: Guerra de Irak Poco después de los ataques del 11 de septiembre, la administración Bush promovió

una acción urgente en Irak, señalando que dicho país contaba conarmas de destrucción masiva, que Saddam Hussein era una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, desestabilizaba Oriente próximo, incendiaba el conflicto árabe-israelí y financiaba terroristas. Sus críticos dijeron que los intereses económicos en los recursos petrolíferos iraquíes eran el motivo real. Asegurando que Hussein podría pretender proveer a los terroristas con armas de destrucción masiva y presentando documentos de una supuestas compras de material nuclear en Níger, basándose en informes que posteriormente se demostrarían falsos, Bush urgió a la ONU a que obligase a Irak a cumplir los resoluciones sobre desarme, precipitando una crisis diplomática. Hay que señalar que ningún servicio secreto de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU consideraba que tales informes fueran falsos, ya que coincidían con los que ellos tenían. La diferencia entre estos países era la vía a seguir al respecto. El 13 de noviembre de 2002 bajo la resolución 1441, Hans Blix y Mohamed El Baradei dirigieron a los inspectores de armamento de la ONU en Irak quienes no fueron capaces de encontrar armas 15 de destrucción masiva. La administración Bush trató de desacreditar la eficacia de las inspecciones aduciendo falta de cooperación por parte de las autoridades iraquíes. Los inspectores, por su parte, pedían más tiempo para poder demostrar sin lugar a dudas la ausencia de tales armas. No se tuvieron en cuenta sus demandas y los equipos de inspección de la ONU abandonaron Irak tras el aviso dado por Estados Unidos dando cuatro días antes de empezar las 16 hostilidades a escala total. El Secretario de Estado Colin Powell había recomendado a sus colegas en la Administración Bush evitar una guerra sin la aprobación clara de la ONU. Entre las causas aducidas en favor de la guerra se incluía el genocidio kurdo realizado con armas químicas, el entorpecimiento de Hussein a las inspecciones de armamento, la violación de las condiciones del alto al fuego de 1991 y numerosas violaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad. La administración trató de conseguir una resolución favorable del Consejo de Seguridad de la ONU autorizando la fuerza militar según el capítulo VII de laCarta de las Naciones Unidas pero, vista la vigorosa oposición de naciones clave como Alemania, Rusia y Francia, incluida la amenaza de un embarazoso veto por parte de estas dos últimas así como probablemente de China, se descartó esa opción y, con un pequeño grupo de países, se preparó para la guerra. Las hostilidades militares empezaron el 20 de marzo de 2003 sobre el argumento de evitar el despliegue de armas de destrucción masiva iraquíes y derrocar del poder a Saddam Hussein (Véase Invasión de Iraq de 2003). El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y otros líderes mundiales cuestionaron la legalidad de la guerra. Bush declaró la victoria el 1 de mayo de 2003 pero el despliegue estadounidense continuó hasta el presente, siendo sometidos los 17 soldados al constante hostigamiento de la resistencia iraquí. En 2005 fue encontrado Saddam Hussein, cuya captura no hizo disminuir las hostilidades contra la coalición ocupante. En la actualidad, la violencia entre kurdos, chiíes y suníes ha descendido considerablemente, en parte debido al refuerzo de tropas que ordenó en 2007 la Administración Bush, medida respaldada y promovida abiertamente por el senador John McCain.

aunque el informe concluye que el gobierno de Hussein estuvo tratando activamente de adquirir la tecnología que permitiría a Irak producirlas tan pronto como se 19 levantaran las sanciones de las Naciones Unidas. 1 de mayo de 2003. no surgió "ninguna relación de 20 colaboración". El presidente Bush con Ryan Philips. Además. la comisión del 11-S concluyó que a pesar de los contactos entre Irak y Al-Qaeda en 1996. El 30 de septiembre de 2004 el informe final del Grupo de investigación de Irak concluyó que "El Grupo de investigación de Irak no ha encontrado evidencias de que Saddam Hussein haya poseído una reserva de armas de destrucción masiva en 2003. California.Discurso del presidente George W. para volar al USS Abraham Lincoln y pronunciar un discurso. . 1 de mayo de 2003. en la Estación naval aérea de North Island en San Diego. pero la evidencia disponible de esta investigación -incluyendo entrevistas a presos y documentación. El informe de la comisión del 11-S no encontró evidencias creíbles de que Saddam Hussein poseyera armas de destrucción masiva.nos deja abierta la posibilidad de 18 que algunas armas existieran en Iraq aunque no con una capacidad militar significativa" . Bush a los marinos y a la nación desde la cubierta del USS Abraham Lincoln en la costa de San Diego.

no niega los eventos contextualmente opuestos que le precedieron. El 14 de diciembre de 2008 durante una visita sorpresa a Irak un reportero de televisión. pedazo de perro!». Líbano y Turquía. Todavía ahora Bush defiende su decisión argumentando que "El mundo es más seguro hoy". sino que simplemente significa que la administración estaba preparando la inteligencia para presentarla. Sir Richard Dearlove. el debate sobre la reconstrucción de países y el impacto sobre naciones cercanas como Irán. Hubo una pequeña discusión en Washington sobre las secuelas tras una acción militar. Muntadar al-Zeidi. como sinónimo de prueba concluyente. el jefe del Servicio Secreto de Inteligencia Británico (MI5 y MI6). justificándola con el terrorismo y las armas de destrucción masiva. Pero los datos de los servicios de inteligencia y los hechos están siendo tergiversados. que fue hecho público en mayo de 2005. Siria. La existencia de este debate. Bush quiere derrocar a Saddam a través de una acción militar. sin embargo. El proceso de toma de decisión en la administración Bush fue el tema principal de un documento británico clasificado de 22 de julio de 2002. cuenta su visita a Washington D. conocido como "Downing Street Memo". Algunos críticos dijeron que el memorándum de Downing Street era una "pistola humeante" (smoking gun). en verano de 2002: "La acción militar es vista como inevitable. la relación con la Guerra contra el terrorismo. el efecto en la relación de los Estados Unidos con las potencias europeas y sobre el rol y función en las Naciones Unidas. Bush niega este aspecto del memorándum de Downing Street y vuelve a asegurar que no se le había pasado por la cabeza ir a la guerra en ese momento. la democratización de Oriente próximo. En él. Bush más tarde bromeó «Era una talla 43»." El Consejo de Seguridad Nacional no tuvo paciencia con el camino de la ONU ni entusiasmo para publicar los documentos del régimen iraquí. .Otros temas debatidos han incluido cuestiones acerca de una selección parcial o distorsión de los informes de inteligencia previos a la guerra. En la cultura árabe arrojar los zapatos está considerado como una 21 de las mayores ofensas. C. reivindicando que eso probaba que Bush ya se comprometió a atacar Irak en el momento en que públicamente decía que todavía no se le había pasado por la cabeza. le lanzó dos zapatos y lo insultó con las siguientes palabras: «¡Toma tu beso de despedida. Varios expertos en política han dicho que algunas frases del memorándum son ambiguas y que no insinúan que la administración estuviera manipulando las pruebas.