Reino de Araucanía y Patagonia

LA COSPIRACIÓN MAPUCHE

Fundación del Reino El 17 de noviembre de 1860 más de 3000 representantes mapuches se reunieron en asamblea al pie del cerro Andencul en la comunidad del Lonko (Jefe) Kilapán. En esta asamblea constituyente, conocida como Futa Kollog*, participaron las más importantes autoridades políticas, militares y espirituales de la nación. Se reunieron con la intención de establecer una monarquía constitucional y hereditaria en los territorios mapuches de Araucanía y Patagonia, actualmente conocidos como Wallmapu. Esta aspiración de crear un reino fue realizada, conforme a la ley, cuando el rey Orélie Antoine de Tounens fue proclamado primer monarca del Reino de Araucanía y Patagonia. La constitución que esta asamblea constituyente promulgó aún está vigente en la actualidad. Esta constitución habilita la creación de ministerios, un Consejo del Reino, un Consejo de Estado, una Corte Suprema de Justicia y un cuerpo legislativo basado en el sufragio universal. La lucha por el reconocimiento y la supervivencia Después de que la monarquía constitucional hubo sido formalmente establecida, la nación Mapuche buscó reconocimiento y apoyo internacional. Según varios investigadores, parece ser que Gran Bretaña, Italia, Francia, Perú, Bolivia y Paraguay reconocieron formalmente la independencia del Reino. (Brasil y Persia hicieron un reconocimiento de facto). El mismo Reino de España reconoció la integridad territorial del pueblo mapuche cuando firmó el Tratado de Quilín, el 6 de enero de 1641. Este tratado, que estableció el río Bío-Bío como la frontera norte del territorio Mapuche, fue posteriormente ratificado por España en 28 tratados bilaterales, y más tarde las dos nuevas repúblicas de Chile y Argentina también la ratificaron. La frontera norte fue respetada en los años siguientes, de hecho, los territorios al sur de los ríos Bío-Bío y Colorado nunca fueron conquistados por la Corona de España. En un primer momento, las declaraciones de independencia de las repúblicas de Argentina y Chile no alteró los términos de este acuerdo; por el contrario, ambos estados también firmaron tratados con la nación Mapuche y construyeron fortificaciones a lo largo de la frontera, la cual delimitaba el territorio del pueblo mapuche. No obstante, la agresividad de los dos nuevos estados fue incrementándose progresivamente en los siguientes años. A pesar de los compromisos formales que habían firmado, en 1862 ambos estados emprendieron una invasión militar conjunta sobre el territorio Mapuche. Este brutal asalto del territorio mapuche sólo cesó, formalmente, en 1885. Durante el transcurso de esta campaña de terror, los mapuches fueron objeto de un genocidio brutal en el que decenas de miles fueron asesinados y otros miles fueron hechos prisioneros de guerra y enviados a campos de exterminio. Otros fueron enviados como prisioneros de guerra a Martín García, una apartada isla situada entre Argentina y Uruguay. El destino de estos prisioneros es desconocido.

Aquellos que sobrevivieron a la masacre inicial fueron perseguidos de forma implacable; sus casas fueron destruidas, mataron a los animales y sus cultivos fueron incendiados para, de este modo, acabar con su forma de subsistencia. Las tierras fértiles y los recursos naturales de los mapuches fueron confiscados y distribuidos entre colonos extranjeros, mientras los “afortunados” que sobrevivieron fueron dispersados, esclavizados o condenados al hambre y a la humillación de vivir en pequeñas reservas. Cada pequeño detalle de esta persecución fue fruto de una política calculada dentro de una estrategia más amplia de asimilación y limpieza étnica. El rey Aurelio Antonio I simbolizó la resistencia que vino después de la campaña de terror que sufrieron los mapuches. Como respuesta a su nuevo estatus como soberano, el 5 de enero de 1862, fue secuestrado por las autoridades chilenas cerca de la frontera, detenido durante nueve meses en penosas condiciones para posteriormente ser enjuiciado y encerrado en un manicomio. Finalmente fue deportado a Francia. Aunque el rey Aurelio Antonio I fue desterrado, volvió al reino en tres ocasiones para tomar parte activa en la resistencia nacional contra la ocupación militar chilena. Después de la consolidación de la ocupación militar del territorio mapuche, el gobierno del Reino de Araucanía y Patagonia se vio obligado a exiliarse en Francia, donde ha continuado residiendo hasta la fecha. Soberanos del Reino de Araucanía y Patagonia Desde que fue fundado, seis soberanos han reinado en el Reino de Araucanía y Patagonia. Son los siguientes: Orélie-Antoine de Tounens (Aurelio Antonio I), reinó desde el 17 de noviembre de 1860 hasta el 17 de septiembre de 1878. Gustave-Achille Laviarde, (Aquiles I), reinó desde el 17 de septiembre de 1878 hasta el 6 de marzo de 1902. Antoine-Hippolyte Cros (Antonio II), reinó desde el 6 de marzo de 1902 hasta el 1 de noviembre de 1903. Laura-Therese Cros-Bernard (Laura Teresa I), reinó desde el 1 de noviembre de 1903 hasta el 12 de febrero de 1916. Jacques-Antoine Bernard (Antonio III), reinó desde el 12 de febrero de 1916 hasta el 12 de mayo de 1951. Philippe Paul Alexandre Henry Boiry (Príncipe Felipe I) es el presente monarca. Ascendió al trono el 12 de mayo de 1951. La Casa Real del Reino de Araucanía y Patagonia está compuesta en la actualidad por los siguientes miembros: El príncipe Felipe I está al frente de la Casa Real de Araucanía y Patagonia, es el responsable del mantenimiento de las instituciones. Su Alteza Real asume el rol principal de la monarquía en el

exilio participando en entrevistas, en foros internacionales y en compromisos públicos. Al mismo tiempo, supervisa las ceremonias conmemorativas y autoriza los asuntos concernientes con la emisión de sellos, medallas y monedas. En algunas ocasiones concede títulos, órdenes reales, condecoraciones y honores a aquellos que se han distinguido en el servicio del reino y del pueblo mapuche. Los siguientes son otros integrantes del reino: El Presidente del Consejo del Reino – Su Excelencia el Sr. Jean-Michel Parasiliti di Para, Duque de San Pedro de Hueyusco. Canciller del Reino y Presidente de la Asociación ‘Auspice Stella’ – Su Excelencia el Baron Raoul de Lavalette de Saint Genies, Duque de Boroa. Vice-Canciller y miembro del Consejo de Estado, Su Excelencia Klaus P. Pohland, Conde de Coronel. Miembros del Consejo de Estado – Su ExcelenciaPhilippe de Lavalette y, Su Excelencia Daniel Werba, Count of Mataquito. Encargado de los Asuntos Exteriores del Reino – Su Excelencia Reynaldo Mariqueo, Conde de Lullul Mawidha y Caballero de la Orden Real de la Corona de Acero,werken* ante la Union Europea. Encargado de las relaciones con las comunidades mapuches – Caballero Gaston Lion, Consejero del Reino,Werken ante el Parlamento Europeo. El Contexto Contemporáneo El pueblo mapuche continúa luchando contra la injusticia de un “acuerdo” que les fue impuesto por la fuerza. Tanto en Chile como en Argentina los mapuches son ciudadanos de segunda, supeditados a la discriminación cultural, económica y social. La reivindicación de derechos fundamentales como justicia, libertad, derechos sobre la tierra y autodeterminación es frecuentemente contestada con represión y violencia. Los derechos políticos a protestar pacíficamente contra las políticas de asimilación y genocidio cultural son también sistemáticamente negados por las autoridades argentinas y chilenas. En Chile, en particular, la ley antiterrorista ha sido utilizada para criminalizar las acciones de los activistas mapuches y silenciar su derecho a disentir. Durante los últimos 30 años, el Reino ha defendido con fuerza los derechos culturales, sociales y políticos del pueblo mapuche. Esto ha sido posible gracias a la propia riqueza de conocimientos y experiencia, levantada por las propias organizaciones y comunidades mapuches. Del mismo modo, para dar más relieve a la lucha, el Príncipe Felipe ha fortalecido los lazos que unen a la Casa Real con aquellos que continúan trabajando al servicio de la nación Mapuche. *La Nación Mapuche se encuentra dentro del Wallmapu (territorio ancestral), un territorio que actualmente está ilegalmente ocupado por Chile y Argentina. En un censo poblacional chileno de 1992, bajo la dirección del Instituto Nacional de Estadísticas, aproximadamente un millón de

adultos (sin contar menores de 14 años) declararon ser mapuches; en Argentina se estima que hay unos 300,000 mapuches del total de la población global. * Futa Kollog = Gran Asamblea Nacional * Werken = Emisario, enviado especial Documento actualizado: 20 de Junio, 2011 ________________ Para más información, por favor, visitad la página web oficial del Reino: Reino de Araucanía y de Patagonia FUENTE: http://www.mapuche-nation.org/espanol/html/reino/inicio.html

Reseña Histórica Jurídica de la Nación Mapuche
Por Reynaldo Mariqueo – 6 de noviembre, 2012 Breve Introducción Uno de los asuntos raramente mencionado por los historiadores de ayer y hoy sobre el pueblo mapuche o araucano es la importancia de los diversos instrumentos jurídicos que la nación mapuche fue adquiriendo con el correr de los siglos. Esta historiografía jurídica se manifiesta a través de diversos eventos que tienen relevancia en el derecho internacional porque incluye la celebración de parlamentos, tratados y acuerdos constructivos con España, Chile, Argentina y otros estados nacionales. Uno de los acuerdos jurídicos más importante es, sin duda, el tratado de Quilín del 6 de enero de 1641, que reconoció la independencia de la Nación Mapuche. La importancia de este tratado recae sobre el hecho de que se pactó de igual a igual con la Corona de España un tratado para establecer la frontera en el rio Bío-Bío, la cual se mantuvo vigente durante todo el período colonial español en el continente americano y por medio siglo después de las independencias de los estados de Argentina y Chile en la década de 1810. Otro ejemplo, además del mencionado tratado y que refleja las relaciones amistosas entre las dos naciones es el Parlamento de Santiago del 25

de abril de 1774 que acordó asignar cuatro embajadores en Santiago, logrando de este modo mantener relaciones diplomáticas al más alto nivel con España. En cuanto al ordenamiento jurídico interno, la nación Mapuche resolvió en 1860 crear un gobierno monárquico constitucional que, además de adoptar una constitución y pasar decretos leyes, creó toda una serie de símbolos que constituyen la identidad nacional. Entre estos símbolos podemos destacar el mapa geográfico, la moneda nacional, sellos, la bandera, escudos, órdenes, títulos nobiliarios, etc. Todo lo cual legitima de forma clara ante el derecho internacional a la independencia de la Nación Mapuche. Frente a esta realidad histórica, las nuevas generaciones mapuches se preguntan: ¿qué fue lo que realmente pasó durante aquel período histórico?, ¿por qué le fue arrebatada al pueblo mapuche su independencia?, ¿en base a qué ordenamiento jurídico se permitió tal arbitrariedad? En este artículo trataremos de proveer algunos elementos de juicio que por extensión cuestiona la legitimidad que los estados de Argentina y Chile dijeron y continúan afirmando tener, para ocupar la Araucanía y Patagonia o Wallmapu. No cabe duda que los interrogantes que surgen de los mapuches son genuinos y razonables porque en nuestra opinión aquí hay un problema pendiente, un asunto no esclarecido suficientemente ni mucho menos resuelto. Trasfondo histórico de la nación Mapuche La nación Mapuche tradicionalmente estaba integrada por un conglomerado de comunidades denominadas lof, organizadas políticamente en una condición semiautónoma porque formaban parte de los Rewe que a su vez formaban parte de los Ayllarewe y estos a los Wixanmapu o Butalmapu. El conjunto de los Butalmapu formaban los Meli Wixan Mapu, que representan las 4 entidades territoriales geográficas y políticas de país. La totalidad del territorio es lo que hoy conocemos como Wallmapu que en el pasado era conocido como Araucanía y Patagonia. La existencia del mapuche y de otros pueblos indígenas en esa región del Cono Sur de América se remonta a tiempos inmemoriales. Estaban hermanados por la geografía, una historia y un idioma común (mapuzugun), la misma espiritualidad, los mismos modos de vida y la misma organización social. Se encontraban regidos por normas de convivencia de carácter ético que incluían principios como la libertad, la solidaridad y el respeto a la singularidad cultural de las diversas identidades territoriales que la componían. Esta filosofía de vida fue forjando un sentimiento nacional de afinidad y unidad en la diversidad que permitió defenderse exitosamente de las invasiones extranjeras. Cada lof o comunidad que integra la nación Mapuche estaba tradicionalmente dirigido por sus propias autoridades, representadas por el lonko (jefe) que encabezaba la comunidad y era la piedra angular de la organización social de la nación. Bajo la administración y promoción de las autoridades de la comunidad (Lonko, Machi Werken, Weupife, etc.) sus miembros eran instruidos en el respeto a las normas, las costumbres y las tradiciones conocidas comúnmente como Admapu e ixofilmogen o (derecho consuetudinario).

El respeto a las normas de convivencia establecidas fue forjando en dichas comunidades, con el correr del tiempo, un sentimiento de pertenencia a su entorno natural, a su territorio o ñukemapu (madre tierra) y, a la vez, estableció la necesidad de aunar esfuerzos para defenderla. Esta defensa contra la esclavitud y la opresión de potencias extranjeras significó que debían hacer un esfuerzo conjunto de carácter nacional, lo cual fue sellando un destino común y plasmando una clara conciencia o espíritu nacional hasta ahora inextinguible e inquebrantable. Este sentimiento de unidad nacional se hizo patente durante las invasiones colonialistas, primero por el Imperio Inca, luego por el español y por último por las repúblicas de Argentina y Chile. Para hacer frente a las agresiones militares externas los mapuches llamaban a un Futha Kollog (gran asamblea nacional) para organizarse en un gobierno cívico-militar, elegían a un Toki (jefe militar), a quien se le otorgaba amplios poderes para organizar su equipo de defensa nacional que obligatoriamente debía incluir a un Inan-toki (vice-toki) proveniente del Puelmapu (lado Argentino). La Guerra de Arauco. Los españoles llegaron al norte del territorio mapuche para asentarse en 1541 al mando de Pedro de Valdivia. Las incursiones militares en su territorio y el secuestro de hombres y jóvenes para hacerlos trabajar como esclavos en las minas de oro y plata o en el servicio domestico generó una guerra que se prolongó casi 100 años y en la que España sufrió continuas y humillantes derrotas. Existe abundante documentación de ese período, incluyendo las bajas que sufrió el ejército Español, o el ajusticiamiento el 1º de enero de 1554 del propio Gobernador de la Capitanía General de Chile, Pedro de Valdivia, después de ser capturado el 25 de diciembre de 1553, en la batalla de Tucapel, de manos del ejército mapuche que comandaba el célebre héroe Mapuche Leftraru (Lautaro). El colonialismo español, al aceptar lo estéril de su guerra contra un pueblo que oponía una resistencia tan feroz e inquebrantable determinación, que con el correr de los años no disminuía, fue obligado a acordar, el 6 de enero de 1641, un tratado de paz que se conoce como el “Parlamento de Quilín”. Reunidos en una gran asamblea, los representantes de la Corona de España y las autoridades mapuches de los cuatro Butalmapu acordaron establecer una línea fronteriza entre ambas naciones. El rio Bío-Bío pasó a constituir la frontera norte del territorio mapuche en el Gulumapu (hoy ocupado por Chile). El territorio mapuche o araucano y de otros pueblos aliados se extendía en el Puelmapu (hoy ocupado por Argentina) hacia el norte desde el territorio de la Pampa, y casi la totalidad de la provincia de Buenos Aires, hasta el extremo sur del continente (Ver Mapa). Esa era la realidad geográfica del pueblo Mapuche cuando se produjo, en la década de 1810, la guerra de independencia de España de los nacientes estados de Argentina y Chile. Dicha realidad geográfica fue modificada en el Puelmapu, en la década de 1830, tras la anexión de la Pampa por el estado argentino mediante una guerra de exterminio y de “limpieza étnica” que trasladó la frontera hasta los ríos Colorado y Salado. Mientras que en Chile la línea fronteriza continuaba siendo el rio Bío-Bío, aunque el 2 de julio de 1852 el gobierno chileno había creado, por decreto

ley, la provincia de Arauco en los “territorios indígenas” al “sur del río Bío-Bío”. Esta “ley” quedó en el papel, no pudiéndose implementar o llevarse a la práctica hasta más tarde por la fuerte resistencia del pueblo mapuche. En los albores de la invasión chilena del territorio Mapuche, las máximas autoridades y el abogado Aurelio-Antonio de Tounens, naturalizado mapuche, fundaron el 17 de noviembre de 1860, un gobierno monárquico constitucional y hereditario. Sus bases surgen después de casi un año de deliberaciones a lo largo y ancho de la Araucanía y Patagonia. Su objetivo fue obtener el reconocimiento internacional de su independencia y gestionar apoyo o compra de armamento militar para defender la frontera amenazada por los estados vecinos. Los estados invasores pusieron en marcha una guerra no declarada, que en Chile comenzara en 1862-83 con la mal llamada “Pacificación de la Araucanía” y en Argentina entre 1878-85 con la “Campaña del Desierto”. Esta embestida militar estaba inicialmente orientada a trasladar la frontera al sur de la línea divisoria: en Chile al río Malleco y en Argentina al río Negro, pero al extinguirse la resistencia mapuche, al no poder combatir en pie de igualdad contra dos ejércitos pertrechados con armamentos moderno, los estados vecinos decidieron avanzar hacia el sur y ocupar la totalidad del territorio mapuche. La resistencia de los pueblos indígenas concluyó en enero de 1885 con la ocupación del estado monárquico Mapuche. El Monarca Aurelio-Antonio I, después de ser secuestrado y posteriomente liberado por las autoridades chilenas, estableció un gobierno en el exilio en Francia que ha venido operando de manera ininterrumpida desde entonces. Es importante destacar que el Gobierno Monárquico ha mantenido los derechos soberanos emanados de la Constitución Nacional. Así mismo ha venido reivindicado para el pueblo mapuche y sus aliados el territorio que en 1860 dichos pueblos habitaban y sobre el que ejercían jurisdicción (ver mapa del rap). También es importante resaltar que tanto Chile como Argentina nunca negociaron la paz con la nación Mapuche, ni su rendición formal con el Gobierno Monárquico. Por ello, técnicamente hablando, el estado de guerra no ha finalizado y esta situación se expone en el contenido de la carta recientemente enviada al Secretario General de la ONU por autoridades mapuches, que señalan: “solicitamos a Usted tomar todas las medidas necesaria para interceder en esta guerra de baja intensidad y/o guerra sucia que el estado chileno utiliza en contra de nuestro indefenso pueblo Mapuche.”1 A pesar de la política genocida de ambos estados contra el pueblo Mapuche, las instituciones tanto tradicionales como jurídicas todavía siguen en vigor; los lof y sus autoridades tradicionales aún existen y el Reino de Araucanía y Patagonia goza de buena salud. En relación a su identidad nacional, el proceso de asimilación cultural también fracasó rotundamente porque hoy más que nunca los mapuches practican sus costumbres y tradiciones, su cultura y espiritualidad. El sentido de cooperación, la solidaridad, el respeto por la naturaleza y las particularidades culturales de las identidades territoriales no han disminuido. A todo ello hay que sumar la celebración de sus fiestas nacionales que incluyen la conmemoración de sus héroes y heroínas del pasado y del

presente. Si existe un pueblo con una clara identidad nacional, con vigor, entusiasmo y pujanza, en la actualidad ese pueblo es el Mapuche. Parlamentos y Tratados entre España y la Nación Mapuche. La aspiración obstinada de España de expandir sus dominios territoriales al extremo sur del continente hizo que la guerra colonialista se reanudara en diversos períodos, culminando siempre con un tratado de paz en el que se intercambiaban prisioneros. A través de estos tratados, España, además de ratificar la frontera establecida en 1641, retiraba sus tropas fuera de la frontera y los mapuches se comprometían a no destruir Santiago o los villorrios al otro lado de la mencionada frontera. Hay que hacer notar que la independencia del pueblo Mapuche y la de sus aliados precisaron de más de dos siglos de guerras esporádicas e inconstantes, además de la pérdida de vidas de decenas de miles de guerreros. El costo para España fue aún mayor debido al alto número de bajas entre sus soldados. Es importante destacar el papel de mediador que ejercía la Iglesia Católica en la consecución de los diversos acuerdos y tratados entre la nación Mapuche y España “los primeros franciscanos llegaron a Penco el 9 de noviembre de 1553, siendo superior el P. Martin de Robleda. Dos días después fue fundado el primer Convento bajo el patrocinio de la Inmaculada Concepción”.2 Obviamente sus buenos oficios estaban marcados por el interés de someter por medios pacíficos al pueblo mapuche mediante la evangelización. Tras la celebración previa de tratados con España, los evangelizadores instalaban el convento o iglesia bajo la supervisión del Lonko local a quien se le encargaba la seguridad del enclave cristiano. Según las investigaciones del abogado mapuche José Lincoqueo, existieron por lo menos 28 tratados bilaterales de diversas características entre España y la Nación Mapuche. Para tal efecto, España debió atenerse a las normas establecidas en el Tratado de Tordesillas, del 7 de junio de 1494, por el cual se obligaba a “ascender” a los mapuches, que hasta entonces eran aludidos de “infieles”, “barbaros” y “salvajes”, al rango de cristianos y súbditos del Rey de España. Este cambio de actitud, que para el mapuche le era totalmente indiferente ya que nunca se habían sentido inferior al español, dependía mucho a que España le respetase su frontera. Sin embargo la decisión de España de “ascender” de rango al mapuche al mismo nivel que al español común tenía ramificaciones legales importantes ya que significaba que los mapuches no podían ser esclavizados y su territorio no podía ser ocupado o enajenado por otras potencias. El tratado de Quilín, anteriormente mencionado y que fijó la frontera entre ambos pueblos, significó literalmente para el pueblo Mapuche el reconocimiento de su independencia. Este reconocimiento se ve sistemáticamente ratificado en los diversos acuerdos que vinieron después, tales como el “Parlamento de Santiago”, celebrado el 25 de abril de 1774, en el que se acordó el establecimiento de una legación diplomática mapuche en Santiago. El Consejo de Lonkos invistió para tal efecto a 4 representantes con rango de embajador, los cuales actuaban en representación de losmeli wixan mapu o cuatro entidades territoriales geográficas y políticas que componían la Araucanía y Patagonia o Wallmapu.

Otro de los tratados importantes con la Corona de España fue el convenido en el Parlamento Choke-choke (cerca de Temuco) en 1693, que acordó crear los “Reales Colegios de Nobles Araucanos”*. El primero de tales colegios se estableció en la ciudad de San Bartolomé de Chillan el 23 de Septiembre de 1700 bajo la responsabilidad de los padres Jesuitas. Esta iniciativa estaba enfocada a educar en diversas asignaturas a los hijos de los lonkos, con el objeto de “tratar de dominar y civilizar por medios pacíficos y por la formación de las nuevas generaciones a la altiva raza aborigen”.3 La existencia de dos concepciones en ambas sociedades no podían ser más antagónica; los unos motivados por el sistema imperialista de dominación, el servilismo y la explotación del hombre, mientras los otros por principios de libertad, independencia y libre determinación. Para los lonkos e hijos de la elite política mapuche, la iniciativa de establecer colegios les era, en términos generales, atractiva, ya que además de aprender el español y diversas asignaturas ayudaba a comprender la cultura del adversario que se empeñaba en controlar su nación, sus vidas y su futuro. El último colegio cerró sus puertas en 1811 tras la guerra de independencia entre España y los republicanos chileno y argentino. Entre los numerosos tratados convenidos en diversas épocas se puede destacar también el Parlamento de Negrete celebrado entre el 3 al 5 de marzo de 1803, en la cual se acordó un tratado comercial y de defensa reciproca que convirtió a la nación Mapuche en aliada de España. En dicho tratado España nuevamente ratificaba la frontera y reafirmaba el estatus de cristianos y súbditos del Rey de España de los mapuches. Al producirse la guerra de independencia de los criollos, el pueblo mapuche honró los acuerdos contraídos con España y dispuso parte de su ejército al mando de las tropas españolas y posteriormente dio asistencia al ejército español derrotado en los campos de batallas. Algunos escuadrones españoles permanecieron hasta 1832 en el territorio mapuche presumiblemente como parte del tratado de defensa reciproca anteriormente mencionado, para dar asistencia al ejército mapuche en su lucha contra las incursiones militares de los estados nacientes. Ese era el estatus-quo que existía con la Corona de España, en los momentos que Argentina y Chile declaraban su independencia de España en 1810. Sin embargo esta situación, como se sabe, cambió drásticamente con el triunfo de los republicanos a fines de esa misma década (1810). El sistema de negociación basado en el diálogo con España para la solución de los conflictos, que hasta entonces venía operando, fue remplazado por el de la mentira y la traición, como quedó demostrado en el primer parlamento convocado por el Capitán Luis de los Ríos, en representación del gobierno chileno, en noviembre de 1823. He aquí lo que señaló Vicuña Mackenna: “en un parlamento famoso todavía que atrajo en una ocasión un centenar de indios, los hizo matar a sable y a traición, reservando solo la vida de un cacique ciego que llevó a Concepción como trofeo de castigo tan horrendo si bien no desusado”.4 En dicho suceso más de cien lonkos, sus werken y acompañantes acudieron al parlamento de buena fe en representación de los meli wixan-mapu, donde fueron todos brutalmente asesinados a traición.

El investigador Carlos Contreras Painemal, señala que “con la emancipación de las repúblicas, se rompe con el equilibrio establecido entre la corona y la sociedad mapuche. Desde aquí y en adelante, la ideología dominante de-construirá el pasado hispano y construirá la nueva imagen de un pasado de esclavitud y miseria que operó como verdad para las élites de las nacientes repúblicas.”5 Además de la visión negativa sobre la realidad existente en el período colonial, los criollos omiten mencionar en la historia oficial los largos períodos de paz que vivieron ambos pueblos producto directo de los tratados, los que a su vez son deslegitimados y trivializados en la nueva versión criolla de la ‘historia mapuche’. Tratados Mapuche de carácter Vinculante en el Derechos Internacional Con el establecimiento de una monarquía constitucional la nación Mapuche actualizó su organización social de gobierno y se convirtió en un estado nacional moderno, situándola en el mismo nivel del resto de las naciones soberanas del mundo occidental. Esta nueva situación la clasifica para ser acreedora del reconocimiento de los estados nacionales con igualdad de derechos. Hay que hacer notar que la noción de estado nacional y los principios por el cual se amparaba en 1860 fueron posteriormente adoptados como norma internacional por los países del continente americano en la Convención de Montevideo o Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados que en su Artículo 1º, señala: “El Estado como persona de Derecho Internacional debe reunir los siguientes requisitos: I) Población permanente; II Territorio determinado; III Gobierno; IV Capacidad de entrar en relaciones con los demás Estados.”6 Como podemos comprobar, con la fundación del Gobierno Monárquico, el pueblo mapuche reunió todos y cada uno de los preceptos atribuidos a los estados nacionales contenidos en dicha Convención. Para corroborar lo anterior concernientes con la capacidad de entrar en relaciones con otros estados valga la redundancia mencionar el establecimiento de relaciones diplomáticas con España en 1774 que esta intrínsecamente vinculado con el reconocimiento reciproco entre dos estados soberanos “estableciendo relaciones diplomáticas significa simplemente que un estado acepta que entrará en comunicaciones o transacciones de carácter ínter-estatal con el otro estado sobre los asuntos que (ellos) surjan”.7 Es importante señalar que la diplomacia mapuche no sólo estuvo presente durante el imperio español, también a través de estos 127 años de opresión criolla. Dentro de la actividad diplomática mapuche, es importante destacar las diversas gestiones realizadas por el gobierno monárquico, el propio Rey Aurelio-Antonio I efectúo diversos trámites en busca de reconocimiento internacional a la independencia Mapuche y otras gestiones como la compra de armamento. Durante el reinado de Aquiles I (1878-1902) en plena ocupación de la Araucanía y Patagonia llegó a tener 270 cónsules apostados en diversas partes del mundo. Según algunas investigaciones académicas, además de España, Chile y Argentina, otras 5 naciones habrían reconocido la independencia de la nación Mapuche. El acto de reconocimiento de un país por otro, está establecido en el artículo 6 de la Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados, que señala: “El reconocimiento de un Estado meramente significa que el que lo reconoce acepta la personalidad del otro con todos los derecho y deberes determinados por el Derecho Internacional. El reconocimiento es incondicional e

irrevocable.”8 Esta tradición diplomática mapuche no se ha extinguido, hoy sigue vigente con el departamento de asuntos exteriores del Reino de Araucania y Patagonia y la Misión Permanente Mapuche ante las Naciones Unidas. La otra medida importante tomada por el Rey Aurelio-Antonio fue la delimitación formal del territorio Mapuche (ver mapa), decisión tomada en los momentos de la fundación del Reino Mapuche y en base a la realidad geográfica de entonces (1860) del pueblo Mapuche y de otros pueblos indígenas que no estaban sujetos a la administración de ningún otro estado. Algunos críticos del mapa del gobierno monárquico sostienen que los mapuches no habitaban Tierra de Fuego, es cierto, pero tampoco los winkas (blancos); los habitantes de aquella remota región eran conocidos por los mapuches como los Reche o Rekeche (son todos gente o gente pura). Para los mapuches estas comunidades indígenas que habitaba las tierras del extremo sur eran sus peñi (hermanos) que tenían mucho más en común con los mapuches que con los winkas (extranjeros) que los iban a esclavizar, arrebatar su territorio, cazarlos como animales y finalmente exterminarlos como efectivamente sucedió. Los argumentos de las Repúblicas para anexar el territorio del estado Mapuche Los estados de Argentina y Chile utilizaron la doctrina de descubrimiento y su sistema juridico interno como instrumentos de derecho para justificar la conquista y colonizacion del territorio mapuche. Sin embargo, existen una serie de principios y derechos juridicos conquistado por el pueblo mapuche vinculante con el derecho internacional, entonces en vigencia, que cuestionan la aplicabilidad de dicha teoria por ambos estados. Para justificar el expansionismo ambos gobiernos criollos se embarcaron en una campaña destinada a demonizar tanto a la sociedad mapuche como a los habitantes y a sus autoridades, presentándolos como bárbaros, paganos y salvajes que había que cristianizar y civilizar. Esta era el mismo pretexto que los españoles habían utilizado varios siglos antes con similares propósitos, a pesar que dicha visión había sido superada con el correr de los siglos y la evidencia está en los contenidos de los tratados pactados entre la Corona de España y la Nación Mapuche, que hemos mencionado anteriormente, que los hizo cristianos y súbditos del Rey de España con estatus análogo al del español común. Uno de los argumentos más invocado por ambos estados es el concepto jurídico “utis possiditis juris” (como poseéis podéis seguir poseyendo) que según ellos, el territorio mapuche era español y por lo tanto ellos son sus legítimos herederos, pero como sabemos este principio, que se remonta al Derecho Romano, no podía ser aplicado al territorio Mapuche por la simple razón de que dicho territorio no pertenecía a los territorios de ultramar de la Corona de España ya que tenían soberanía propia. La prueba de ello radica en la celebración de por lo menos 28 tratados que España se vio obligada a respetar y ratificar de facto y de juri repetidas veces durante todo el período colonial en el continente americano. Terra nullius (tierras de nadie), es otro de los conceptos jurídicos utilizado por algunos historiadores para explicar la colonización del territorio mapuche, especialmente del Puelmapu.

Este es un intento de querer demostrar que dicho territorio estaba desierto, que eran tierras de nadie y por lo tanto aptas para ser ocupadas y pobladas. Esta afirmación no puede estar más lejos de la realidad, especialmente si se toma en cuenta que desde el momento en que existen pueblos defendiendo dicho territorio de invasiones extranjeras, es razón de más para suponer que esas tierras forman parte del espacio territorial de dichos pueblos. Existe abundante documentación que relata que los araucanos y sus aliados atacaron repetidamente Buenos Aires en represalia por las diversas incursiones militares en el territorio mapuche. En tales incursiones el ejército argentino cometía toda clase de atrocidades. Es decir, los malones araucanos era la respuesta contra las acciones militares y los “ilegales” que construían poblados o estancias en el territorio mapuche sin el consentimiento de las autoridades mapuches nacionales o locales. Por lo tanto, invocar el concepto terra nullius en esta parte del continente no tiene sentido y su afirmación como pretexto de la ocupación se desmorona frente a la realidad de los hechos. Hay otro asunto que también es importante considerar en relación a la anexión del territorio mapuche por Argentina y Chile y que respalda la posición de los mapuches. Tiene que ver con los tratados firmados con España que además de reconocerles a los mapuches su independencia y fijar la frontera, determinó que fuesen consideradoscristianos y súbditos del Rey de España. Esta decisión de España estaba perfectamente fundamentada. Como hemos mencionado anteriormente, los primeros franciscanos que llegaron al territorio mapuche en 1553 fueron enviados para que“entiendan en la defensión y protección de los indios infieles”.9 Pero en realidad tenían como misión no sólo evangelizar sino también indagar el escenario que se presentaba ante ellos y la posible hostilidad de la población indígena que se vivía, además de cumplir con sus obligaciones emanadas de la doctrina de descubrimiento. Es decir, la evangelización de los mapuches había comenzado casi un siglo antes del Tratado de Quilín. El estatus de cristiano del mapuche es relevante porque los situaba bajo el amparo de un “monarca cristiano” que, de acuerdo con el tratado de Tordecillas mencionado anteriormente, impedía que el territorio mapuche fuese ocupado o enajenado por otras potencias (como Chile o Argentina) bajo el pretexto de “cristianizar” y “civilizar” a la población indígena. En efecto, esta fue justamente una de las estrategias utilizada por los criollos, que se basa en la doctrina de descubrimiento para justificar la colonización del territorio mapuche. El Presidente chileno José Joaquín Prieto pasó el 11 de enero de 1832 un decreto ley cuyo objetivo era “preparar misioneros que vayan a actuar entre los indios bárbaros para iniciarlos en los principios de nuestra sagrada religión y procurar su civilización”.10 Chile y Argentina estaban impedidos de utilizar tal excusa porque contraviene la mencionada Doctrina de Descubrimiento, en particular la Bula Inter Caetera entonces adoptada como concepto de derecho internacional público que otorgaba a los monarcas y príncipes cristianos el derecho de confiscar el territorio y la propiedad de los infieles, pero no así de los cristianos.

Esta misma lógica vinculante de los tratados con la Corona de España es aplicable a los mapuches al convertirlos en súbditos del Rey de España. Esto técnicamente representaba que la Nación Mapuche se sitúo bajo el protectorado español, los cual significa a la vez que el territorio mapuche no podía ser transferido, donado o heredado (Uti Possidetis Juris), porque al hacerlo España violaría los tratados celebrados con la Nación Mapuche. Además estaría traicionado a sus súbditos e infringido la propia Bula Papal Inter Caetera anteriormente mencionada, doctrina por la cual España y Portugal fundamentaron la conquista y colonización de casi todo el continente americano. Para aquellos incrédulos que encuentran inconcebible aceptar la noción que se pueda ser súbditos y al mismo tiempo independientes, observemos a los países miembros de la Commonwealth, tales como Canadá, Australia, Barbados, Tuvalu, Fiji, etc. todos países independientes, pero que tienen como jefe de estado a la Reina Isabel de Inglaterra que cumple un rol meramente simbólico. También es importante señalar que ser católico o súbditos del Rey de España ante el Derecho, no significaba que los mapuches debían desprenderse de su propia espiritualidad o no cumplir sus deberes con lealtad a sus autoridades de su lof, si así hubiese sido el Nguillatun (ceremonia religiosa) y los lof habrían desaparecido. El Derecho a Conquista que ambos estados (Chile y Argentina) también invocan para justificar la ocupación, está seriamente cuestionado por la simple razón de que no hubo declaración de guerra ni conclusión de la misma. Ni Chile ni Argentina observaron los procedimientos de cese de hostilidades ni hubo negociación de pazcon las autoridades representativas del estado Mapuche porque sus líderes fueron asesinados, chantajeados o enviados a los campos de concentración en la Patagonia, islas Martin García y Dawson donde se los dejó morir de hambre. Los lonkos que sobrevivieron y negociaron la paz, lo hicieron a título personal, bajo chantaje o amenaza de muerte de toda su familia y/o su lof; en cualquier caso carecían de mandato para negociar en representación de los cuatro Butalmapu que componían la casi totalidad de los pueblos indígenas del Cono Sur ni menos aún en nombre del estado Mapuche. La única entidad legítima llamada a negociar la paz era el Gobierno Monárquico, las razones son simples; el Gobierno Monárquico fue legítimamente instituido por las más prominentes autoridades mapuche, en un Futa Kolloj (Gran Asamblea Nacional). Fue un gobierno representativo porque fue establecido democráticamente por todas las entidades territoriales, sin presiones de ninguna índole y fue una decisión tomada cuando el pueblo Mapuche era independiente, libre y soberano, por lo tanto tenian el derecho de decidir libremente su futuro como nacion. Como sabemos, el gobierno monárquico, tras la ocupación del territorio mapuche y el secuestro y encarcelamiento del Rey Aurelio-Antonio por las autoridades chilenas, debió establecerse en el exilio en Francia, desde donde ha venido operando ininterrumpidamente. Pero ambos gobierno criollos, valiéndose del control y el monopolio absoluto que tenían de los medios de información y de su diseminación promovieron una versión distorsionada de los hechos y optaron por demonizar

al pueblo mapuche y difamar al Rey Aurelio Antonio y su gobierno con el objeto de desacreditar su fundación, impedir su reconocimiento y valor jurídico. Los tratados de la nación Mapuche están vigentes Los tratados internacionales firmados entre la nación Mapuche y la Corona de España están intrínsecamente vinculados con el principio pacta sunt servanda (los pactos se cumplen), universalmente reconocido en el derecho civil y público. Este principio, que también tiene su origen en el derecho romano, ha sido articulado como la norma fundamental de los derechos de la gente o de las naciones. Hoy es la base del artículo 26 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados; en él se establece que las partes contratantes de un tratado están llamadas a cumplir sus obligaciones de buena fe. El artículo 27 de la misma Convención sobre el “derecho interno y la observancia de los tratados” señala que: “una parte no podrá invocar las disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de un tratado.”11 Dicho lo cual, se podría concluir que pese a que los 28 tratados fueron celebrados en un periodo histórico diferente están actualizado por la mencionada Convención de Viena. Este razonamiento jurídico se basa en la lógica de que si los tratados no tienen fecha de caducidad, como lo fue el tratado de Quilín y los subsiguientes, se sobrentiende que son a perpetuidad. La conclusión o la caducidad dependen del consentimiento mutuo de las partes contratantes. En caso contrario éstos siguen vigentes a pesar de que los estados de Chile y Argentina hayan violado unilateralmente dichos tratados y hoy invoquen sus leyes domesticas como medio de determinar su caducidad. Desde el momento en que el pueblo Mapuche no ha sido el responsable de violar los mencionados tratados, es de suponer que son ellos los únicos que tienen el derecho de darlos por finiquitado. Por otra parte, el hecho de que los mapuches jamás hayan renunciado a sus derechos soberanos, voluntad que se expresa desde la anexión misma de su territorio en una lucha continua, pública y ascendente, es una indicación clara de que no tienen ninguna intención de ponerle fin hasta reconquistar lo que en justo derecho les pertenece. Sobre este tema, el ex Relator Especial de la ONU Miguel Alfonso Martínez en su informe sobre “Tratados, Convenios y otros Acuerdos Constructivos entre los Estados y las Poblaciones Indígenas”, señalaba: “en efecto, esos instrumentos mantienen su valor original y siguen siendo plenamente vigentes y, por consiguiente, son fuente de derechos y obligaciones para todas sus partes originales (o sus sucesores), que deberán respetar sus disposiciones de buena fe”.12 Esto reafirma que la violación unilateral por Chile y Argentina de los tratados celebrados por nuestra nación con la Corona de España no invalida su vigencia. Además es importante destacar que las nacientes repúblicas de Chile y Argentina incorporaron en sus respectivas constituciones las leyes de España, como país colonizador, y con ellas los tratados celebrados con la nación Mapuche. En consecuencia, al violar los tratados internacionales ambos estados están violando su propia legislación. Conclusión

“Un Estado existe exclusivamente a través de su reconocimiento por otro Estado” afirman algunos expertos en derecho internacional y otros aseguran que los estados nacionales jamás desaparecen y que su caída es solo temporal dentro del sistema internacional. Estos conceptos parecieran ser irrebatiblemente evidente en el caso mapuche, porque al firmar tratados bilaterales con España, Chile y Argentina estos países estaban admitiendo de jure la soberanía de los mapuches en su territorio y reconociendo explícitamente la existencia de la frontera así como los límites de su propia jurisdicción. La firma de tratados por el pueblo Mapuche con los países mencionados fueron concertados en su calidad de sujetos situándolos en una posición vinculante con el orden jurídico internacional, obligando a todas las partes involucradas asumir compromisos internacionales de conformidad con las normas del derecho internacional de entonces y que hoy forman parte de las disposiciones formuladas en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados. En la Parte I señala que dicha convención “se aplica a los tratados entre Estados”: a) se entiende por "tratado" un acuerdo internacional celebrado por escrito entre Estados y regido por el derecho internacional, ya conste en un instrumento único o en dos o más instrumentos conexos y cualquiera que sea su denominación particular”.13 Existen numerosos ejemplos para demostrar el vínculo del pueblo Mapuche con principios internacionales que valida su estatus de estado nacional, tales como la capacidad de establecer relaciones diplomáticas. Esto denota su calidad de estado soberano, porque demuestra que el estado Mapuche tiene suprema potestas (poder supremo), principio del derecho internacional que establece que el estado tiene soberanía interna y externa. En otras palabras están capacitados para conducir sus asuntos domésticos e internacionales y por lo tanto están sujetos a las leyes del sistema jurídico internacional del que inherentemente forman parte. Lo anterior implica que las legislaciones de los estados chileno y argentino, que tanto hoy como en el pasado invocan y las que promulguen en el futuro en sus parlamentos serán siempre de rango privado o domestico, por lo tanto su aplicabilidad al pueblo Mapuche cuestionada porque son inválida ante las normas del derecho internacional. Es por ello que el actual Monarca del Reino de Araucanía y Patagonia Príncipe Felipe decretó que “Están sin validez la aplicación .., de todas las leyes de factoimplementadas por el gobierno de Chile en el territorio Mapuche”.14 Se entiende por leyes de facto aquellas legislaciones aplicadas de hecho, pero que carecen de fundamento jurídico para ser implementadas en el territorio Mapuche. En consecuencia, el quebrantamiento de la integridad territorial del estado Mapuche por parte de Argentina y Chile, no es solo un problema de las partes directamente involucradas, sino un problema de la comunidad internacional. En las últimas décadas miles de mapuches han sido encarcelados como resultado de la lucha por la recuperación de sus tierras ancestrales, lo cual es una prueba palpable de las consecuencias de la colonización de su territorio y una muestra fehaciente de que la solucion del conflicto o disputa territorial sigue pendiente porque los mapuches no han renunciado ni renunciaran a sus derechos ancestrales. Esta anomalía ya se venía debatiendo antes y durante el transcurso del Acta General del Congreso de Viena (9 junio, 1815) y

en el Tratado de Paris (20 de noviembre, 1815). En ese periodo los países de Europa discutían las consecuencias del uso de la fuerza como medio para implantar la doctrina de descubrimiento, conquista y colonización y los efectos adversos para la paz y la convivencia pacífica entre los pueblos. El Jurista y diplomático Henry Wheaton resumía el pensamiento de la época en su obra “Elementos de las leyes internacionales”, publicada en 1836, donde se explicaba la existencia de un consenso en el principio internacional que “independientemente del origen de los títulos, el consentimiento general de la humanidad ha establecido el principio de que la posesión larga e ininterrumpida por una nación excluye la pretensión de las otras”.15 La existencia de la Nación Mapuche en esa parte del mundo data de milenios y el período de independencia vivido por la nación Mapuche (1641 – 1885) supera hoy al de ambas repúblicas que recientemente cumplieron dos siglos desde su fundación. Este es un claro ejemplo de la violación de otro principio internacional por parte de Argentina y Chile. También existía en tiempos de la ocupación del territorio Mapuche otra norma aceptada en el derecho internacional sobre la distinción que debía hacerse entre la “creación de derechos y la existencia de derechos”. Naturalmente que los derechos del estado mapuche sobre su territorio, que como sabemos están respaldados por tratados internacionales, son anteriores a la creación de las repúblicas; por lo tanto los derechos de posesión de la Araucanía y Patagonia por los mapuche son anteriores a la utilización de cualquier instrumento jurídico doméstico que las repúblicas hoy invocan como pretexto para justificar la ocupación y colonización del territorio Mapuche. Considerando los diversos instrumentos internacionales a nuestro favor, es hora que se exija la aplicación del Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas a nuestra situación. Este articulo insta a los gobiernos que tienen la responsabilidad de administrar territorios no autónomos a reconocer “el principio de que los intereses de los habitantes de esos territorios están por encima de todo, aceptan como un encargo sagrado la obligación de promover en todo lo posible, dentro del sistema de paz y de seguridad internacionales establecido por esta Carta, el bienestar de los habitantes de esos territorios”.16 El inciso b del mismo artículo (73) obliga a los estados “a desarrollar el gobierno propio, a tener debidamente en cuenta las aspiraciones políticas de los pueblos, y a ayudarlos en el desenvolvimiento progresivo de sus libres instituciones políticas, de acuerdo con las circunstancias especiales de cada territorio, de sus pueblos y de sus distintos grados de adelanto”.17 estos derechos son también establecidos en la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Sin embargo, sin un equipo Mapuche que cuente con el aval y el apoyo del pueblo Mapuche para reclamar sus derechos de forma persistente y a largo plazo ante los organismos internacionales, esta situación seguirá dilatándose y las comunidades mapuche seguirán siendo avasalladas diariamente, como hoy lo vemos en aquellas que reclaman la restitución de sus territorios.

Frente a esta realidad y para terminar con el sufrimiento de un pueblo que por casi 130 años ha debido de hacer frente a los actos más horrendos de violación de sus derechos humanos y de pueblo, incluyendo el genocidio, la división y el reparto de su territorio, el racismo y la discriminación, no nos queda otra alternativa que luchar por la descolonización de los estados que hoy nos oprimen. Estamos seguros de que esto no llegará del cielo, sino que hay que prepararse para poner en práctica sus derechos al mismo tiempo que organizarse para apelar a las Naciones Unidas para que interceda en la aplicación de las normas internacionales pertinentes, relacionadas con el derecho a la autonomía y libre determinación de los pueblos. En resumen, los estados de Argentina y Chile rompieron el status quo existente con España y la ocupación del territorio mapuche y de otros pueblos hermanos se realizó exclusivamente en base al uso de la fuerza militar. Sus objetivos eran exterminarnos como pueblo, pero como hemos demostrado su estrategia fracasó porque la anexión ilícita por medio de la fuerza no hace desaparecer los derechos del pueblo mapuche ni extingue su estatus de estado nacional. Los estados criollos quisieron quebrantar la unidad nacional y la integridad territorial del estado Mapuche, pero sólo lo lograron de facto y de manera transitoria, nunca de acuerdo a las normas establecidas por el derecho. Y lo que es más, ambos gobiernos, al no poder justificar la ocupación, no sólo no jugaron limpio, sino que manipularon las reglas del juego preestablecidas y las rompieron descaradamente. Someter a un pueblo independiente y soberano por medios violentos en ningún país ha tenido buenos resultados, en particular cuando se cometió crímenes de lesa humanidad e injusticias de enormes proporciones contra el pueblo subyugado. A la falta de la consecución de un acuerdo justo y digno con la participación de todas las partes se optó por la solución unilateral excluyendo al pueblo militarmente vencido. Esto explica la lucha continua del pueblo mapuche sostenida desde la anexión misma de su territorio en 1885, período en el que finalizó su resistencia armada para dar paso a la protesta pacífica y de acción directa, que continúa inalterablemente hasta nuestros días. Como hemos demostrado, la anexión del territorio mapuche no sólo se efectúo en contravención de las normas internacionales establecidas, sino también contra la razón y el sentido común. El proceso de integración o de asimilación fracasó visiblemente, del mismo modo que la táctica de empobrecimiento, el despojo, la humillación y exclusión, estos fueron los ingredientes para mantener vivo el espíritu de lucha del pueblo mapuche, es por ello que hoy los mapuches no se sienten ni argentino ni chileno ni menos aún se identifican con su historia, héroes o símbolos nacionales. La lucha por la reconquista de nuestro territorio, autonomía y libre determinación la seguimos reivindicando con la determinación y el vigor heredado de nuestros ancestros. ¡Marhichiweu! Bibliografía: Carta de Autoridades mapuche al Secretario General de las Naciones Unidas. Wallmapu, 24 de octubre, 2012. http://mapuche-nation.org/espanol/html/noticias/cmdo-542.htm

Albert Noggler (Capuchino). Cuatrocientos Años de Misión entre Los Araucanos. Pág. 56. Imp. Wesaldi1340, Temuco, Chile. Archivo Ibero – Americano. Revista Trimestral de Estudios Históricos, Publicada por los PP. Franciscanos. Año XXX Núm. 118 Vicuña Mackenna, Benjamín: “La Guerra a Muerte”. Editorial Francisco de Aguirre S.A. Buenos Aires. 1972. Pág. 381 Carlos Contreras Painemal. Los Tratados Mapuche Carlos Contreras Painemal Estudios Latinoamericanos, Año 1, Nº2, segundo semestre 2009 pp.50-79. ISSN 0718-8609 versión en línea Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados. Oficina de Derecho Internacional – Organización de los Estados Americanos. Washington D.C. Ibid., 76 Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados. Oficina de Derecho Internacional – Organización de los Estados Americanos. Washington D.C. Misioneros en la Araucania, 1600 – 1900. Pág. 140, Ediciones Universidad de La Frontera, Serie Quinto Centenario. Ricardo Ferrando Keun. Y Así Nació La Frontera… Conquista, Guerra, Pacificación. 1550 – 1900. Pág. 319. Segunda edición 2000. Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados U.N. Doc A/CONF.39/27 (1969), 1155 U.N.T.S. 331, entered into force January 27, 1980. Ibid. Estudio sobre tratados, convenios y otros acuerdos constructivos entre los Estados y las poblaciones indígenas. Informe final presentado por el ex Relator Especial de la ONU Sr. Miguel Alfonso Martínez. Consejo Económico y Social. E/CN.4/sub.2/1999. 22 de junio de 1999. Declaración Solemne del Príncipe de Araucanía y Patagonia. Felipe Príncipe de Araucanía y Patagonia - Dado en Paris, el 8 de abril de 2009. Henry Wheaton, Elements of International Law (Reproduction of 1866 Dana edition Ed. by G.G. Wilson, Oxford, 1936), 201-2. Carta de la ONU, Capitulo XI – Declaración Relativa a Territorios no Autónomos, Articulo 73. Ibid. FUENTE: http://www.mapuche-nation.org/espanol/html/reino/noticias/art-21.html

Notícias
Los artículos y opiniones publicados en esta Página, son de responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente los puntos de vista de nuestra organización.

_______________________________________________

Las críticas contra el Príncipe de la Araucanía y Patagonia carecen de sustento .Es decir, si uno siente que tiene razón, no necesita atacar a la persona contraria, sino simplemente describir los hechos - Por Pablo Edronkin - Publicado 22 febrero, 2013.

“Príncipe” de La Araucanía se apresta a festejar su cumpleaños 86 en Francia . “La formación del Reino de Araucania y Patagonia tiene la misma validez y trascendencia simbólica, legal e histórica que la formación de (…) Chile y Argentina (…). El Mercurio (Chile) - 17/02/2013

Reseña Histórica Jurídica de la Nación Mapuche . Esta historiografía jurídica se manifiesta a través de diversos eventos que tienen relevancia en el derecho internacional porque incluye la celebración de parlamentos, tratados y acuerdos constructivos con España, Chile, Argentina y otros estados nacionales. Por Reynaldo Mariqueo – 6 de noviembre, 2012

Otorgan „Medalla Combatiente Mapuche‟ al Indio Araucano . El Indio Araucano, recibe hoy la Medalla Weychafe pu Mapuche (medalla al combatiente Mapuche) por su valiosa contribución en la lucha y el reconocimiento de los derechos del pueblo mapuche. Comunicado – 14 de Septiembre de 2012

Auspice Stella lanzó Hoy Comisión Mapuche de Derechos Humanos . “esta nueva entidad intenta reorganizar un trabajo de derechos human os que el RAP ya ha venido desarrollando desde hace más de un siglo”. Comunicado de Prensa - 20 Junio de 2012

Base conceptual de los movimientos monárquicos: La idea monárquica. Uno de los argumentos más fuertes en favor de la Monarquía es que garantiza la estabilidad política de su país y evita enfrentamientos sociales al actuar como poder moderador - Por Ransy Ramón Rafael Felix Cesar-Abreu - 7 de mayo, 2012

En Busca de la Autonomía y Libre Determinación . Los Mapuches son un pueblo indígena de Latinoamérica que logró su independencia de España. “Eso se logró tras cien años de guerra entre españoles y Mapuches o Araucanos como se nos conocía en ese periodo - Escrito por Silvia Rothlisberger on Martes, 21 de Febrero de 2012

Condecoración para la valerosa Nina durante la ceremonia de su boda. Nina, recibió la Real Orden de Dama Noble durante la mencionada ceremonia y señaló: “Es un gran honor para mí recibir esta Orden y seguiré luchando por los derechos del pueblo mapuche hasta donde me sea posible." añadiendo el famoso grito de combate mapuche… "¡marrichiweu!”. Nota de prensa, 6 de noviembre del 2011

Carta de Lonko Juana Calfunao al Principe Felipe de Araucania y Patagonia .Considero que ha sido altamente importante el rol que históricamente la Casa Real ha desempeñado en la defensa y promoción de nuestros derechos de pueblo ante el derecho internacional - Comunidad Juan Paillalef, 27 de septiembre, 2011

Enlace Mapuche Internacional: Lonko Juana Calfunao recibe medalla al Combatiente Mapuche. La labor de Lonko Calfunao ha destacado por su valentía y determinación en la lucha por los legítimos objetivos políticos del pueblo nación mapuche. Comunicado de Prensa – 5 de Septiembre, 2011

El Reino de Araucania y Patagonia (1860-1862) Su impronta histórico-jurídica. La existencia jurídica del Reino de Araucania y Patagonia – Nueva Francia, dentro del contexto decimonónico enunciado, no puede ser negada como una manifestación real del derecho de autodeterminación de los pueblos según la concepción vigente en aquella época - Por: Félix Alberto Montilla Zavalía - 18 de Agosto, 2011

Reino de Araucanía y Patagonia: Una Institución al Servicio de la Causa Mapuche.En este sentido la continuidad del R.A.P. durante el último siglo y medio pone de manifiesto que es una de las vías más eficaces para la visibilidad de la problemática política mapuche - Por Pedro Arenas - 23 agosto, 2011

Reino de Araucania y Patagonia - Preguntas más frecuentes. La fundación del RAP para los mapuches tiene la misma importancia histórica y la misma validez jurídica y simbólica que los chilenos o argentinos le atribuyen a su declaración de independencia y a la adopción de su sistema de gobierno republicano - Bristol (Reino Unido) 18 de julio, 2011

El hombre que se convirtio en Rey. Muchos no lo saben, pero la realidad es que a principios de la segunda mitad del siglo XIX, existió en la región de la Araucanía, en lo que hoy en día es Chile, y en la Patagonia Argentina, un verdadero y auténtico reino - Por Pablo Edronkin - Publicado 27 de mayo, 2011

Soberanía y Autodeterminación indígena Mapuche . La fundación del Reino de Araucanía y Patagonia en 1860 por las máximas autoridades Mapuches de la época, los Lonkos Kilapan, Kalfukura y Aurelio Antonio de Tounens, representó un medio pacífico y no violento de defensa interna - Por Nina Dean – 1 de noviembre de 2010

El Espíritu de un Rey se Eleva una vez más en el Périgueux Francés. Durante la conmemoración del 150 aniversario de la creación del Reino, el sábado 20 de Noviembre de 2010, tuvo lugar una ilustre ceremonia real en el lugar de descanso del Rey Orélie, convocada por el actual soberano el Príncipe Felipe de Araucania y Patagonia. Por Louise Redmayne – 30 de Noviembre de 2010

La Gota Mapuche Que No Cesa. Es en estos días se cumple precisamente el 150 aniversario de la declaración del Reino Constitucional de Araucanía y Patagonia, iniciativa tomada por los jefes mapuches como medio de reconocimiento internacional y como método para proteger su independencia. Por Pedro Arenas Rincón - Bristol, 28 de noviembre de 2010

A los 150 años de la Proclamación del Reino de Araucania y Patagonia: Declaración de Independencia Continua . A raíz de la invasión del Wallmapu por Chile y Argentina, que finalizó hace 125 años, la Nación Mapuche se convirtió en esclava del aparato jurídico y político de ambos estados - Tourtoirac el 17 de Noviembre de 2010

Forum Internacional sobre Descolonización: 150 aniversario de la ratificación de independencia de la Nación Mapuche . La conferencia consistirá en una presentación de la historia y de las actividades que en la actualidad tienen lugar en el reino - 11 de noviembre, 2010

El Reino Mapuche en el siglo XXI. Se construyó un estado legítimo y soberano para así ser reconocido internacionalmente, el cual desde su propia naturaleza fue creado para ajustarse a la legalidad y a la coyuntura de la comunidad internacional - Por Nina Dean - 10 de Nov. 2010

En el 150 Aniversario: Reseña histórica del Reino de Araucanía y Patagonia. El sistema de gobierno monárquico adoptado por los mapuches se autodefinió como constitucional y parlamentario, similar a los sistemas de gobiernos que hoy rigen en un importante número de democracias europeas - Por Reynaldo Mariqueo – 1º de Noviembre, 2010.

150º Aniversario de la Fundación del Reino de Araucanía y Patagonia. Con motivo de la conmemoración de este importante evento, SAR el Príncipe Felipe ordenó la creación de una serie de objetos recordatorios.

Himno del Reino de Araucanía Patagonia. Himno oficial del Reino de Araucanía Patagonia, composición de Guillermo Frick en Valdivia en 1864. Por Georges Barboteu, maestro del conservatorio, compositor y solista de la Orquesta de París.

Mensaje de solidaridad del Príncipe Felipe con los presos políticos mapuche en huelga de hambre . También me gustaría hacer una mención especial a sus familiares, al ser ellos los que soportan el sufrimiento añadido de ver como la vida de sus seres queridos se consume lentamente. Paris, 1º de septiembre de 2010

Respuesta del Príncipe de Araucanía y Patagonia al “Mercurio” de Valparaíso . Ni Chile ni Argentina pueden pretenderse herederos, ya qué toda la historia de la Araucanía posteriormente a la emancipación se caracteriza por su oposición a las jóvenes republicas de Chile y Argentina - Paris 9 de abril 1957

La causa mayor del abogado Lincoqueo: ¿Un juez Garzón mapuche? . El mismo Orelie Antoine de Tounens, ese rey francés de Araucanía y Patagonia de la segunda mitad del siglo XIX, que nos presentaron como “loco”. Por Fernando Ulloa Valenzuela* - 19 de mayo de 2010

Restaurando los vínculos históricos con el Reino de Araucanía y Patagonia . Hoy Lanzan Portal Mapuche. El nuevo grupo está encauzado a restablecer los vínculos históricos que unen a la nación mapuche con la Casa Real del Reino de Araucanía y Patagonia. Comunicado de Prensa – 15 de abril, 2010

Casa Real de Araucanía y Patagonia: Mapuche es Nombrado Encargado de Asuntos Exteriores . Destacados miembros de Enlace Mapuche Internacional (MIL), fueron galardonados por su contribución en la lucha del pueblo mapuche (1) durante una ceremonia real, la semana pasada. Comunicado de Prensa - 30 de marzo, 2010

Declaración del Príncipe Felipe con motivo del terremoto que afecta al país Mapuche . Quiero manifestar mi más profundo dolor en este momento difícil por lo que atravieza Chile y en particular nuestro Wallmapu, especialmente a las víctimas del terremoto y maremoto. Paris 1 de Marzo de 2010

Chile: los Indigenas Mapuches, un pueblo, un destino. El Principe Philippe de Araucania y Patagonia: “Los Indios Mapuches no son terroristas son autonomistas“. (Entrevista TV).

Frente al levantamiento Mapuche en Gulumapu: Mensaje de solidaridad del Príncipe Felipe de Araucanía y Patagonia . Chile no tiene derecho alguno al sur del Bío-Bío, solo la fuerza bruta le ha permitido ocupar nuestro territorio por más de 126 años. La Chèze ( Dordoña - Francia ) el 5 de Agosto de 2009

¿Visiones, divisiones y fortalezas del Movimiento Mapuche? . Por otro lado, se recuerda un Reino de la Araucanía y la Patagonia como forma para exigir autonomía. Por Alfredo Seguel* - Temuko - 11 / 03 / 2009

El Reino de la Araucania y Patagonia . "Existió un auténtico reino de características similares a los europeos, de cuya ocurrencia no hay señales en los textos escolares y del cual las autoridades
gubernamentales han sido muy cuidadosas de minimizar". Por Enrique Puentes - 28 de enero, 2009

Líneas del Conflicto I. Orelie Antoine, abogado francés, fue declarado Rey de la Araucanía y la Patagonia. Insisto, fue declarado, ni se autoproclamó, ni engaño a nadie, ni mintió, ni estaba loco.
Publicado por Munhti - miércoles, enero 09, 2008

Orélie Antoine I, Rey de Araucanía y Patagonia: La Corona de Acero resplandece en el Cono Sur de América Por Reynaldo Mariqueo - 17 de noviembre, 2007

Pueblo Mapuche y comunidad internacional: Diplomacia y diplomáticos mapuche.Por Jorge Calbucura - Miércoles 18 de Julio de 2007

Imagines de la celebración del 80 Aniversario del Príncipe Felipe de Araucanía y Patagonia . El Principe Felipe se dirige a los asistentes durante la cena en su honor, organizada por la Casa
Real el 23 de febrero de 2007

En el 80 Aniversario de su nacimiento: La Casa Real del Reino de Araucanía y Patagonia celebra Cumpleaños del Príncipe Felipe . Por Reynaldo Mariqueo - 28 de marzo, 2007

El Príncipe Felipe de Araucanía y Patagonia, otorga Medalla de Honor a la Lonko Juana Calfunao . Reino de Araucania y Patagonia - Comunicado de Prensa - Paris, 19 de Agosto de 2006

Mensaje del Príncipe Felipe de Araucanía y Patagonia a la Nación Mapuche. Hoy conmemoramos el "Día de Los Héroes y Mártires Mapuches". Cuatro „guardianes de la tierra', valientes
dentro de los valientes luchadores de nuestro pueblo, cumple 47 días en huelga de hambre... (Paris, 29 de abril de 2006)

Mensaje de condolencias al Príncipe Felipe de Araucania y Patagonia . Estimado Hermano, Fuxa Peñi, Principe Felipe de Araucania y Patagonia - Miércoles 25 de Enero del año 2006

Fallecimiento de S.A.R. la Princesa Elisabeth de Araucania y Patagonia . Enlace Mapuche Internacional: Comunicado Público - Bristol, 24 enero, 2006

Principe Felipe de Araucania y Patagonia solidariza con Aucán Huilcamán . Declaración publica del Principe Felipe de Araucania y Patagonia ante el rechazo a la candidatura presidencial de
Aucán Huilcamán. (Paris, 19 de septiembre de 2005)

Estudios Constitucionales. Revista Semestral del Centro de Estudios Constitucionales. Universidad de Talca. Chile - "resulta en diciembre de 1902 en el Palacio de San James, la misma Gran
Bretaña, Francia, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay e Italia, insistieron acerca de los derechos de los reyes de Araucania y Patagonia." - Por Hernán Alejandro Olano García, Talca, Chile 2005.

Reino de Araucania y Patagonia: Comunicado de Prensa . El Príncipe Felipe de Araucania y Patagonia, otorga Medalla de Honor a José Lincoqueo y Pedro Cayuqueo. (Paris 28 de Enero de
2004)

Reino de Araucania y Patagonia: Comunicado de Prensa . En un contexto diferente al actual, las propuestas y recomendaciones que hace la Comisión Verdad Histórica y Nuevo Trato, podrían
constituir las bases para establecer un dialogo, pero tengo mis dudas que exista una real voluntad política detrás. (Tourtoirac -Francia-, 17 de Noviembre de 2003)

Carta de condolencias del Príncipe Felipe a los familiares de Alex Lemun . Expreso en esta carta mí mas sentido pésame y acompaño en el sentimiento por la muerte de nuestro peñi Alex
Lemun, que dio su vida reivindicando los derechos de nuestro pueblo, por un territorio donde vivir en paz y libertad. (Paris, 13 de Noviembre de 2002)

Carta de Adhesión de la Casa Real de Araucania y Patagonia al Manifiesto. Mapuche. En el transcurso de estos 142 años, contra viento y marea, hemos Mantenido vigente a la faz del mundo, los principios de la soberanía de la Nación Mapuche, sus tratados internacionales y sus derechos inherentes como Pueblo. Paris, 19 de Noviembre de 2002

“Príncipe de la Araucanía” califica al gobierno de represor . Las represivas políticas del Gobierno Chileno a los mapuches, la edificación de la represa Ralco, la injusticia chilena y los problemas
ambientales de la etnia, son algunos de los tópicos que aborda en su saludo real el llamado Príncipe de Araucanía y Patagonia, Felipe I, hijo del Rey de la Araucanía Antoine I. (24 de junio, 2002)

Reino de Araucania y Patagonia: Comunicado de Prensa . "El Principe Felipe señalo que ENDESA-España y el Gobierno Chileno ejercieron presiones inaceptable contra vulnerables
comunidades Mapuche-Pewenche del Alto Bio-Bio, apesar que la construccion de dicho proyecto, en las actuales circunstancias, contraviene la Ley Indigena." Reino de Araucania y Patagonia. (Paris, 6 de enero, 2002)

Mapuche Real. La Voz del Príncipe de La Araucanía. Chile ocupa un territorio, que fue reconocido como independiente por todos los tratados firmados con la corona española, (...). La
"pacificación de la Araucanía" no transformará jamás en derecho internacional una conquista colonial en derecho nacional, sin el consentimiento explícito de la nación mapuche. El Mercurio Electronico. (Santiago, 11 de Febrero, 2001)

Brotes de Monarquía Mapuche: Del Dolor y la Esperanza de un parto . "El ensayo de una monarquía mapuche fue el primer intento significativo por darse una estructura política que pudiera
proyectarse dentro de la orquestación de repúblicas que se dieron después del debilitamiento de las naciones imperialistas europeas." CONACIN. (Santiago Warria, marzo de 2001)

Comunicado de Prensa: Futha rume Mapuche Trapemn. "La fundación de la Monarquía Mapuche se enmarcaba en la necesidad de obtener el reconocimiento y apoyo internacional requerido, y
prevenir la invasión de los paises vecinos..." (3 de enero, 2001)

Independencia Mapuche Suspendida. En 1860, nuestras autoridades reunidos en un solemne Futa koyan-kewan (Gran Consejo Nacional) en los albores de la invasion chileno-argentina, nos
dieron, el Reino del Mapu una monarquia constitucional y hereditaria, que se conoce como el Reino de Araucania y Patagonia. (Bristol, 8 de Octubre, 2000)

Mapuches: Primera Nación Independiente en América
"... don Oriele Antoine de Tounens, quien habiéndose informado en Europa de este país libre y soberano [nación Mapuche], vino a promover entre los mapuches la legitimidad de este Estado, con el fin de estructurarlo a la manera de una Monarquía..." Por Sergio Liempi Marín. (Temuco, 28 de junio, 1997)

Encuentro Histórico: Principe Felipe de Araucania y Patagonia con Lideres Mapuches. El Principe Felipe refiriendose al lamentable estado de postración en que se encuentra la nación
Mapuche nos dijo: "Despues de haber visto y haber constatado, uno siente la necesidad de una gran urgencia de acción". Boletin Aukiñ, Nº 15. (Primer Semestre 1989)

Hechos Históricos: Orelie-Antoine I Rey de la Araucania y la Patagonia . Por Huichacurha Marhikewun. "Considerando que la Araucania no depende de ningun otro estado -que un gobierno
central es reclamado- Una monarquía constitucional y hereditaria se funda en la Araucania..."Boletin Aukiñ, Nº 13. (Febrero de 1988)

Hechos Historicos: El Reino de Araucanía y Patagonia. Orelie Antoine queria conocer... "esa raza noble, de héroes". La aceptación, integración y posteriormente confianza, que las autoridades
mapuche depositaron en él, fue el producto de sus propios méritos. Por R. Marhikewun. Boletin Aukiñ Nº 15. (Primer Semestre de 1988)

Carta replica al diario Clarín por ataques infundados contra los mapuches . La formación del Reino de Araucania y Patagonia, no fue (como su diario insinúa) el resultado de: “cuatro días de
borracheras, sacrificios de caballos y bailes rituales…”, (Bristol, 23 de mayo, 1989)

Autoproclamado "Príncipe de La Araucanía". El personero francés realizó poco antes del mediodía de ayer una visita al hospital de Maquehue, (...) y luego a comunidades mapuches del sector
surponiente de la comuna de Temuco. En todas partes fue recibido con interés, no registrandose notas discordantes". La Tercera. (Miércoles 12 de abril de 1989)

Viajo hacia Chile el "Principe de la Patagonia". "Terminó su visita a nuestro país el francés Philippe Boirie, quien en su corta y primera visita a la Argentina fue reconocido en el Cenko Centro
Kolla, como "príncipe de Araucania y Patagonia" por diversas organizaciones indígenas". Clarin. (Buenos Aires, domingo 9 de abril de 1989)

Anuncian la visita de un curioso príncipe . Mañana muy temprano, en un vuelo proveniente de Paris, tiene previsto arribar a la Argentina el príncipe Philippe de Araucania, sucesor de OrelieAntoine de Tounens I, que en el siglo pasado fue proclamado rey de Araucania y Patagonia por los mapuches. (Clarín 28 de marzo, 1989)

FUENTE: http://www.mapuche-nation.org/espanol/html/reino/noticias.html

1860 Mapa del Reino de Araucania y Patagonia

1860 Mapa del Reino de Araucania y Patagonia

Este mapa refleja la realidad geográfica de la nación Mapuche en los momentos de la fundación del Reino de Araucanía y Patagonia (RAP). El Reino de Araucanía y Patagonia fue fundado el 17 de noviembre de 1860 por las máximas autoridades mapuches y el ciudadano francés –naturalizado mapuche- Orélie-Antoine de Tounens. En ese período histórico, los mapuches y otros pueblos indígenas mantenían una heroica resistencia contra las sistemáticas embestidas militares de los nacientes estados de Argentina y Chile, que conspiraban expandir sus territorios mediante el uso de la fuerza. La desigualdad armamentista, causada por la introducción de armamentos moderno por parte de ambos estados, motivó al pueblo mapuche buscar una solución pacifica del conflicto mediante la negociación. El arte de la diplomacia, que a los mapuches no les era ajeno y en cuya destreza estaban bien versados, fue percibido como uno de los recursos para prevenir el uso de la fuerza. Fue entonces cuando se decidió la adopción de un sistema de gobierno de acuerdo a los estándares internacionales, para así conseguir el reconocimiento internacional de su independencia, que sin lugar a dudas era primordial para salvaguardar la integridad territorial, su independencia y libertad. Previo a la adopción de la Constitución nacional que diera origen al gobierno monárquico y proclamara a Orélie-Antoine de Tounens como su Soberano, la independencia de la nación mapuche le había sido reconocida por la Corona de España en el Tratado de Quillin, el 6 de enero de 1641. Dicho tratado delimitó la frontera entre ambos pueblos, siendo posteriormente ratificada en una treintena de tratados bilaterales. Ello permitió que tanto el tratado como la frontera permanecieran vigentes durante todo el periodo colonial de España en el continente Sudamericano. Los nacientes estados de Argentina y Chile también reconocieron inicialmente la frontera establecida con España. La decisión de ambos estados de celebrar tratados con la Nación Mapuche y la fortificación de la frontera es un claro indicativo de la actitud asumida en relación con la realidad geográfica entonces existente. En 1860, el territorio de la nación Mapuche, y otros pueblos indígenas, se extendía desde los ríos Bío-Bío en el Gulumapu (Chile) y Colorado en elPuelmapu (Argentina) al extremo sur del continente sudamericano. La soberanía territorial de la Nación Mapuche incluía todas las islas adyacentes situadas en los océanos Pacífico y Atlántico, incluyendo las islas Malvinas. ______________________ Nota: "Algunos críticos del mapa del gobierno monárquico sostienen que los mapuches no habitaban Tierra de Fuego, es cierto, pero tampoco los winkas (blancos); los habitantes de aquella remota región eran conocidos por los mapuches como los Reche o Rekeche (son todos gente o

gente pura). Para los mapuches estas comunidades indígenas que habitaba las tierras del extremo sur eran sus peñi (hermanos) que tenían mucho más en común con los mapuches que con los winkas (extranjeros) que los iban a esclavizar, arrebatar su territorio, cazarlos como animales y finalmente exterminarlos como efectivamente sucedió". Extracto del artículo: Reseña Histórica Jurídica de la Nación Mapuche FUENTE: http://www.mapuche-nation.org/espanol/html/reino/rap-mapa.html

EL REINO DE ARAUCANIA Y PATAGONIA
El Reino de Araucanía y de Patagonia El Reino de Araucanía y de Patagonia fue fundado en 1860 por los indios Mapuche en el territorio que ocupan actualmente las Repúblicas de Argentina y Chile. Orélie-Antoine de Tounens, un procurador francés que vivía en Araucanía, fue elegido por los Mapuche para ser el primer Rey de Araucanía y Patagonia. En 1862, el Rey Orélie-Antoine fue hecho prisionero por soldados chilenos y expulsado a Francia después de un largo cautiverio. Organizó tres expediciones para reclamar su trono y agrupó a los Mapuche contra la República de Chile que había invadido y colonizado los territorios Mapuche. El Rey OrélieAntoine murió en 1878 en Tourtoirac, Francia. Aunque la Casa Real ha estado en el exilio en Francia durante más de un siglo, nunca ha renunciado a sus derechos desde el punto de vista internacional. Actualmente el Príncipe Felipe de Araucanía está a la cabeza de la Casa Real de Araucanía y Patagonia, en estrecho contacto con los grupos Mapuche tanto en

América del Sur como en Europa. Ha intervenido en la ONU ante el grupo de trabajo sobre las poblaciones indígenas como representante de los Mapuche que viven en Argentina. última actualizacion: 17. 07. 2013 Es importante hacer la diferencia entre estado, que es una institución política, y nación, que representa a un grupo de personas unidas por una lengua, una cultura y una historia común. Mientras que el Reino de Araucanía y Patagonia dejó de existir y ya sólo es un recuerdo histórico, la Nación Mapuche ha preservado su identidad cultural a pesar de los esfuerzos en común de los gobiernos coloniales y republicanos tanto para exterminarlos – como sucedió en Argentina – como para incorporarlos a la fuerza a una cultura occidental, la europea – como sigue siendo el caso de Chile, a través de leyes que destruyen la cultura, las tradiciones, la lengua y la posesión de tierras de los Mapuche. Para más información sobre la Nación Mapuche, puede visitar la página: La Nación Mapuche.

NOTICIAS
_________ Con motivo del 200 aniversario de Guillermo Frick, que se lleva a cabo 15 de julio 2013, una moneda de 500 Pesos fue creada.
Esta pieza encaja en la serie de monedas commemorativas publicado periódicamente por el Reino. Guillermo Frick, compositor chileno de origen alemán, compuso el himno nacional del Reino de Araucanía y Patagonia.

Bajo el título "Un Arithmetic de Sonido", una velada de música clásica y el jazz era organizado el 9 de diciembre de 2012 en el hermoso santuario de la Iglesia Presbiteriana en Huntingdon Valley, Pensilvania. Una impresionante lista de músicos se reunieron para presentar un programa ecléctico entre las que se presentó el norteamericano Première de Guillermo Frick "Himno a Antonio Orelie I, Rei i de la Araucanía Patagonia". Un arreglo instrumental de esta pieza, que es de hecho el himno de la Casa Real de Araucanía y Patagonia, fue la primera vez interpretada y grabada en 1984 por Georges Barboteu y su quinteto de metales Ars Nova. Pero la actuación organizada por la North American Araucanian Royal Society y su secretario general Dan Morrison fue la primera vez que esta pieza se pueden escuchar con sus partes vocales incluidos. En ese sentido, este ha sido un estreno mundial.
Es interesante que la letra de esta canción se escriben en mapudungun. El arreglo musical fue escrito por Micah Clark, graduado de la Universidad Goldsmiths de Londres. Barítono cantante fue el reverendo Ian Clark, graduado de Westminster Choir College, y acompañando en el piano era Susan Clark, también es un graduada de la universidad de Westminster Choir. Usted puede ver el rendimiento aquí o en Youtube

El 14 de septiembre de 2012, el príncipe Felipe, en reconocimiento a su contribución a la difusión de la cultura de la Nación Mapuche, decorado

Oswaldo Gómez "El Indio Araucano" con la Medalla de combatiente Mapuche "Weychafe Pu Mapuche".

Finales de junio de 2012, el alcalde de Tourtoirac inauguró el nuevo museo dedicado a Reino de la Araucanía y la Patagonia.
Este museo está ubicado en un anexo de la Abadía de Tourtoirac a pocos metros de la casa en la que Orélie Antoine murió en 1878. Este museo contiene exposiciones y documentos que estaban previamente en el lugar de nacimiento de La Chèze y fueron disponible por el príncipe Felipe.

Príncipe Felipe en reconocimiento a su lucha por los derechos de la nación Mapuche,
decorado la Chefe Juana Calfunao de la comunidad Juan Paillalef con la Medalla del combatiente Mapuche"Weychafe Pu Mapuche".

12de mayo 2011 celebramos el 60 º Aniversario del Regno del Principe Philippe de Araucanía y Patagonia
Para celebrar el Jubileo de Diamante, se celebró una cena 07 de mayo 2011 en París. Damos las gracias a todos los participantes por el gran éxito de este evento.

2010

150 º Aniversario
de la Fundación del Reino de Araucanía y Patagonia

Mensaje del Principe Philippe a la Nación Mapuche

índice
_____

     

Mensaje de Reynaldo Mariqueo - 17 de noviembre, 2007 La Corona de Acero resplandece en el Cono Sur de América La historia del Rey Orelie-Antoine is a es un punto de vista Mapuche sobre el primer Rey de Araucanía y de Patagonia por Huichacurha Marhique. La Independencia del Pueblo Mapuche is a es un punto de vista Mapuche sobre la independenzia del pueblo Mapuche por Huichacurha Marhique. El Reino de Orélie-Antoine es una introducción al reino de Araucanía y de Patagonia por Martha Gil-Montero. El manifiesto de Orélie-Antoine de 1863 fue publicado por el primer Rey de Araucanía y Patagonia durante su exilio en París. La galería real muestra imágenes de los diferentes reyes del Reino de Araucanía y Patagonia.

       

La galería de los caciques muestra imágenes del siglo XIX de jefes Mapuche que participaron en la creación del Reino de Araucanía y Patagonia. La Corona del Reino de Araucanía está fabricada en acero y posee piedras del río Bío-Bío, frontera natural entre Chile y Araucanía.. Las banderas del Reino de Araucanía y Patagonia y de la nación Mapuche. Dos planos del siglo XIX del Reino de Araucanía y Patagonia que se encuentran en los archivos nacionales de Francia. El Museo de los Reyes de Araucanía se encuentra en la casa donde pasó su infancia OrélieAntoine de Tounens. Escenas de Perquenco la capital de Orélie-Antoine del Reino de Araucanía y de Patagonia. El Príncipe Felipe y la Princesa Elisabeth son actualmente los jefes de la Casa Real en el exilio. Vistas de Tourtoirac la ciudad donde encuentra la tumba de Orélie-Antoine

Sección reservada
accesible para los miembros registrados del sitio Web del Reino de Araucanía y Patagonia para acceder o para registrarse haga clic " AQUÍ " encontrará las siguientes rúbricas:

             

Mensajes de Principe Felipe de Araucania y Patagonia Constitución del Reino de Araucanía<span</span Himno del Reino de Araucanía<span</span La galería de los araucanianos contiene imágenes del siglo XIX de diferentes araucanianos tal y como los conoció Orélie-Antoine Tarjetas postales araucanianos de la collecion de Alberto Trivero y otros Condecoraciones y medallas otorgadas desde el siglo XIX por el Reino de Araucanía y Patagonia Monedas del siglo XIX' del Reino de Araucanía y Patagonia convertidas hoy en día en rarezas numismáticas. Monedas del siglo XX'y XXI' del Reino de Araucanía y Patagonia. El Mercado Araucaniano ofrece objetos del Reino de Araucanía y Patagonia Libros y Publicaciones recientes y antiguos sobre el Reino de Araucanía y de Patagonia Archivo del Príncipe Felipe de Araucanía contener documentos originales del época Santa Rosa de Lima Patróna del Reino de Araucania y Patagonia. 80º cumpleaños del Príncipe Felipe de Araucanía y Patagonia Foro de Discusión que permite publicar comentarios sobre el Reino de Araucanía y Patagonia

Reino de Araucania y Patagonia

FUENTE: http://www.araucanie.com/araucaniaesp/index.html

The Mapuche Nation - El Pueblo Mapuche
Much information on this page was provided by Luis Llanquilef Rerequeo of the Association Mapuche Relmu France and by Alberto Trivero of Mondovi, Italy. My thanks to them.

Mapuche Language

Mapudungun-Spanish dictionary compiled by Alberto Trivero.

Mapuche Music

Sofia Painequeo is the dazzling leader of the Mapuche musical group, Aflaial.

Mapuche Saint

Venerable Ceferino Namuncura may someday be the first Mapuche recognized as a saint by the Roman Catholic Church.

The Alberto Trivero Collection of Mapuche Postcards -- 1890-1920

Alberto Trivero of Mondovi, Italy has assembled a remarkable collection of late 19th and and early 20th century postcards showing Mapuches.

Mapuche Documents
      

1998 testimony before the United Nations Commission on Human Rights, by Reynaldo Mariqueo and Luis Llanquilef. In English 1998 Carta de Resolucion de las Comunidades en Conflicto de la Provincia de Arauco. In Spanish. 1997 Carta a Senor Martin Zilic, Intendente de la VIII Region del Bio-Bio. In Spanish. 1997 Carta al Monsenor Antonio Moreno, Obispo de Concepcion. In Spanish. 1997 testimony before the United Nations Working Group on Indigenous Peoples, by the Organization Mapuche Folilche Aflaial. In Spanish. 1997 testimony before the United Nations Working Group on Indigenous Peoples, by the Organization Mapuche Pegun-Dugun. In Spanish. 1984 testimony before the United Nations Working Group on Indigenous Peoples, by the Institute for Policy Studies Human Rights Project and Survival International. In English. Other Mapuche Resources

Reino del Mapu: Investigacion Historico-Juridica sobre los Derechos de Tratados Indios en el Cono Sur. Website hosted in Belgium. Text in Spanish.

Information about the Consejo Inter-regional Mapuche from the Mapuche International Link in Bristol, England. In English and Spanish.

The Ñuke Mapu page for Mapuche information from Dr. Jorge

Calbucura, a sociologist at the Univeristy of Uppsala, Sweden. In English and Spanish.

Information about Mapuche culture and politics from the Rehue Foundation in Amstelveen, Netherlands. In English, Spanish and Dutch.

Mapuche people

Mapuche International Links

Information on Mapuche linguistics from Jennifer Arnold, a doctoral candidate at Stanford University. In English. Reino de Araucania y Patagonia. This website gives informations concerning the Kingdom founded by the Mapuche people in 1860

last update: 26.10.2008
FUENTE: http://www.araucanie.com/araucaniaesp/mapuche.htm

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful