You are on page 1of 2

HIJOS DE LA FE

Homilia del Padre Efraín Sueldo Luque 16-05-01 Miércoles de la 5a. Semana de Pascua. Lecturas: Hech 15,1-6; Sal 121,1-5; Jn 15,9-11. Tema: En nuestras comunidades, ser hijos de la Fe: ni esclavos ni libertinos. Queridos hermanos: llama la atención que en los mismos albores del Cristianismo ya se dieran desencuentros como éste que relatan los Hechos del los Apóstoles en el capítulo 15. Los judaizantes, que eran judíos convertidos al Cristianismo de la secta de los fariseos, en su mayoría postulaban el que tenía que surgir circuncidar a los paganos, después vivir “la ley de Moisés” para poder abrazar la Fe Cristiana. De alguna manera, los apoyaba bastante Santiago. Y esto revela el drama que en general se da en las comunidades que quieren vivir en serio el Evangelio. A las que no se preocupan en vivir demasiado en serio, tampoco Satanás se ocupa en molestarlas demasiado: total, ya no sirven para nada. Pero en quienes se empeñan en vivir en serio, va a aparecer siempre esta contradiccion, este desencuentro histórico. Y por eso tenemos que educarnos para estar siempre alertas: saber dicernir entre los hijos de la ley y los hijos del Espíritu. Acá tenemos a los hijos de la ley, que postulaban la circuncisión de los gentiles, de los paganos, y someterse a la ley de Moisés. Y a los hijos del Espiritu los vamos a ver en lo que dictaminó el primer Concilio de la Iglesia, el de Jerusalén , cuando los apóstoles reunidos para tratar esta situación le escriben a la Iglesia de Antiquía: “Nos ha parecido al Espíritu y a nosotros que no debemos imponer más cargas...”. ¿Entre nosotros cómo se manifestaría? Por una parte, el interpretar lo que son las normas, las formas, los estilos -siempre necesarios, porque es propio de toda comunidad humana tenerlos para que no sea una anarquía- rígidamente, dándoles un valor que no tienen. Ya Cristo lo hablaba claro: “No está el hombre hecho para el sábado, sino el sábado para el hombre”. Entonces normas, formas, estilos y tradiciones están para ayudar a la vida, no para ahogarla. Y por eso, deben regir y se deben poner en práctica en tanto y en cuanto sirvan a la vida -sean circunstancias, tiempos o lo que se sea-. Porque si no, incurrimos en una de las formas de matar la vida, que es por la asfixia de formas, normas y leyes. Pero hay otra forma de matar la vida, que es la anarquía, el querer vivir sin normas, formas, estilos ni tradiciones; entonces, la vida se desparrama. Pasa como con el agua: o yo la retengo tanto, le pongo diques, ya no corre más, el agua se embalsa -nadie dice que sea malo, pero lo uso de ejemplo- y si queda estancada mucho tiempo, se pudre; o no ponerle ningún cauce al agua: sale, inunda y no sirve para nada lo que riega porque hace pantanos. Hay que encauzarla, hacer canales para que riegue lo que tiene que regar. Entonces, o la ausencia o el exceso de formas son las dos maneras de matar la vida. ¿Cuál sería el exceso de formas?: la rigidez, que entiendo es esa falta de frescura, de soltura, de necesaria libertad para no estar atado eternamente. La vez pasada aquí, en casa, había un alguien -tiene nombre y apellido pero no lo voy a nombrar- que paga una cosa equis, y en vez de ir y guardar la boleta o el papel que sea, sale a buscar por toda la casa al que está encargado de eso. ¡Qué burocracia! ¿Para qué dar tantas vueltas, si ahí, a cuatro pasos, tenés el lugar donde se ponen; y de ninguna manera es imprescindible llevárselo al encargado del asunto: se pone ahí y ya está! Aquí, por lo menos, hay siempre esa tentación satánica de dogmatizar todo . Es cierto que esa norma es necesaria; pero no es tan imperescindible que si no la cumples, si no lo haces... Es una forma que se usa cuando ayuda a la vida. Cuando joroba la vida, cuando significa perderse media hora en buscar a Fulano para darle el papel que no guardó él, siendo que yo estaba a un metro, se daña la vida: te hace perder tiempo. Pero acá, por pereza o no sé qué, todavía en quince, veinte años, no logro descubrir por qué se cae siempre en eso: en hacer de una cosa conveniente -una forma, un estilo- un dogma, o sea, algo que si no lo cumplís, sos anatema y te vas al infierno. No sé si estoy siendo claro... Hay que detener esto de una vez; hay que tener esa libertad: no hace falta que cumplas con esa forma porque no es necesario, te esclavizás; y entonces, en vez de ayudar a la vida, la mata porque te torna esclavo. Entonces, ajenos a ese espíritu rigorista. Ver: ¿es una cosa excesivamente rigurosa, rígida? Las formas no tienen que ser rígidas: están para servir a la vida, que es fluctuante, cambiante, presenta situaciones diferentes. No obstante, la norma sigue en pie para preservar la vida en su momento, pero no para asfixiarla. Supongamos que ese mantel se lava los miércoles; pero si el lunes se le cayó una botella de vino encima, no esperes al miércoles: sacalo el lunes; y los miércoles se seguirá haciendo, cuando no hay ninguna razón salvo la de que se usa lavar los miércoles. (No me vayan a decir mañana que el miércoles hay que sacar el mantel, estoy dando un ejemplo; seguro que alguno...: “Sí, el padre lo dijo..., ¿no te acordás que lo dijo?”.). Entonces, no nos atemos a las formas, tengamos en cuenta las que son necesarias; pero la esclavitud de las formas mata la vida. O la anarquía mata la vida, que es el otro peligro: los que siempre creen en la espontaneidad. Es otro dogma: lo espontáneo es lo santo y lo sagrado... No: puede ser muy espontánea la cachetada que alguien le encaje a alguno; pero no es santo ni sagrado, sino una falta de

. pero pueden caer los libertinos. no puede haber sol!. Si permanecemos en Cristo. de lo que sea. Como vamos a ver. otro modo de ver..y de los libertinos -de los hijos del espíritu-: se meten en las filas de los Hijos de la Fe. la eterna lucha. en esa libertad con que cada uno presenta su visión. que va a salir en estos días ese pasaje de los Hechos de los Apóstoles. Pero como hay un mismo Espíritu. la lucha de los esclavos -de los hijos de la ley. que es el Camino. ahí está presente Cristo. cuidado de no caer en el libertinaje. Sigue formas. vamos a dar frutos: frutos de verdad. o éstos quedan atados a la esclavitud de la ley. o que haya una luz solar a media noche?. No hay nada que ver uno con otro.? Nace de tal manera y se desarolla de tal manera. su postura.HIJOS DE LA FE caridad. la madre de Ismael?: la eterna lucha de la libre y de la esclava. nos ha parecido al Espíritu Santo y a nosotros tal cosa”. no como esclavo. no podés caer dos horas después a prender luces. en ambos casos Satanás sopla gente para que acá armen el desparramo y acá maten por asfixia. Dios no puede negarse a iluminar. Porque hay gente que es alérgica a las formas y no se da cuenta de que la vida las necesita.. porque son otros. Entonces. sea por asfixia de normas. ¿Se acuerdan de las peleas de la mujer de Abraham.. de tal manera. estemos siempre atentos porque no tenemos nosotros por qué estar exentos de tener que vivir esto. Éstos quieren vivir en la santa libertad de los hijos de Dios. de Sara... sino como persona disciplinada que comprende que tiene que haber formas.. algo que haga más a una vida consagrada.. para iluminar. ¡Cuidado con los rígidos y cuidado con los libertinos! Cuidado nosotros de no caer en la rigidez. que son tiempos. en última instancia. ¿Cuándo han visto ustedes una planta florecer o dar fruto fuera de época. Por razón de eso hay un horario que es habitual. sea por anarquía. entonces es comprensible que si los otros son otros. de amor. No me importa: estamos en una comunidad y tres hermanos de la pieza duermen. de su querer. . En nuestras comunidades. así también la libertad... la pureza de corazón. En el nombre del Padre. a mí me encanta quedarme a escuchar música. por la pureza de corazón... como Él dice. ¿Y cuál es la garantía para eso?: la rectitud de intención.. pero tampoco con una libertad tal que una persona humana ya pueda nacer de veinte años: ¿para qué perder tanto tiempo en crecer. Así como la ley o la forma es importante.. Y cuando se busca la Voluntad de Dios. pero vimos en comunidad que no es bueno que nuestro último pensamiento sea la música. del Hijo y del Espíritu Santo. porque nadie está esclavo de su criterio. ¡Si el sol ya cayó hace rato. ¡Están descansando!. ahí se hace la luz. temperamentos.. lo único que tenemos igual es que somos Hijos de Dios. Nadie te dice que es pecado mortal acostarte escuchando música. Amén. tendrían que terminar nuestras búsquedas en un concilio donde podamos decir honestamente: “Mirá. la espontaneidad es importante. que es histórico. porque las comunidades somos diferentes: diferentes edades..”. sino que se busca el querer de Dios. Y la vida del hombre no tiene por qué ser la única excepcion. pero hay quienes caen en el pecado de la rigidez de formas. y no habrá diferencia que prevalezca. la Verdad y la Luz. sus gustos ni sus ganas. viene del tiempo de Abraham. más religioso si se quiere. lo importante es trabar la vida. ¡Sometete!. el cuarto. historias de vida. Tanto peleó Sara con Abraham por la madre de Ismael. no se rige por instintos. no hay riesgos de que se impongan los esclavos de la ley ni los libertinos que se metieron en el camino de los libres. su parecer-. por eso se guian más por el Espíritu. Pero en ambos casos hay riesgos. -pero libremente. ________________________________________________________________________________ Impreso como manuscrito para uso privado de los miembros de la Fundación Apostólica Mariana. con la esclava. Espero haber sido claro. porque hay un orden en el Universo. Que así sea. Entonces. sino que lo presenta porque le parece que es eso. Cuando nadie está atado a lo que piensa. presumo. que ya no son los que buscan la libertad sino el libertinaje. experiencias. y vos. sino algo más espiritual. ¿Y por qué?: “Y. que no es rígido tampoco: “¡Mirá que son las diez ! ¡Dijimos media noche!”. acomodar la cama.. lo que ve o lo que le parece... Entonces creen que lo que no surge así ya no vale. tengan un modo de pensar distinto. Entonces.. Por supuesto: es distinta a la vida del animal. tendrán ganas de ir o tres horas antes o dos horas después. que es el de hacer la Voluntad del Padre. ¿Y cómo?: por la rectitud de intención. que la tuvo que echar Abraham a la pobre mujer con hijo y todo porque Sara no la aguantaba. el creer que no tengo mala intención: “¿Qué hice de malo?”. de bien. Si hay como forma el acostarse a equis hora más o menos.